Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Sue Bird’

Al menos 185 deportistas abiertamente LGTB participaron en los Juegos de Tokio, cifra que supera la de todos los juegos anteriores juntos

Miércoles, 1 de septiembre de 2021

Tokyo-2020-logoAl menos 185 deportistas abiertamente LGTB compitieron en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, según el recuento de Outsports, medio dedicado al deporte LGTB. La cifra supera el total de deportistas abiertamente LGTB que habían participado en todos los anteriores juegos olímpicos. Un dato que demuestra el enorme salto en visibilidad que el mundo del deporte ha dado en los últimos años. 

En los juegos de Río, en 2016, participaron 55 deportistas abiertamente LGTB (de los cuales el 47% volvieron a casa con una medalla). En 2012, en Londres, fueron 20. Ahora, 185, una cifra muy superior. A ella contribuyen muy especialmente las 42 futbolistas que participaron en la competición de fútbol femenino, las 17 que lo hicieron en rugby y las 13 que lo hicieron en baloncesto. Y es que la visibilidad en el deporte olímpico sigue siendo cosa de mujeres, en una proporción de 9 a 1. Por equipos olímpicos nacionales, el de Estados Unidos fue el que más atletas abiertamente LGTB envió a Tokio (36), seguido de Brasil (18), Canadá (18), Países Bajos (17) y Reino Unido (16).

Por lo que se refiere a las medallas conseguidas, el «equipo LGTB» logró acumular, según el recuento de Outsports, 33 medallas. Las enumeramos:

Medallas de oro (11)

  • Alexandra Lacrabère y Amandine Leynaud, integrantes de la selección francesa de balonmano femenino, que se alzó con el oro.
  • Kellie Harrington (Irlanda), campeona olímpica de boxeo femenino, en la categoría de peso ligero.
  • Sue Bird, Chelsea Gray, Brittney Griner, Breanna Stewart y Dianna Taurasi, integrantes todas ellas de la selección estadounidense de baloncesto femenino que ganó el oro.
  • Quinn, Kadeisha Buchanan, Erin McLeod, Kailen Sheridan y Stephanie Labbe, jugadoras de la selección canadiense de fútbol femenino, ganadora de la competición.
  • Ana Marcela Cunha (Brasil), campeona olímpica de natación en la prueba de los 10 kilómetros en aguas abiertas.
  • Yulimar Rojas (Venezuela), campeona olímpica en triple salto (logró, además, batir el récord mundial).
  • Amandine Buchard (Francia), campeona olímpica de judo en la modalidad de equipo mixto.
  • Kelly Brazier, Gayle Broughton, Ruby Tui y Portia Woodman, integrantes de la selección neozelandesa de rugby femenino.
  • Emma Twigg (Nueva Zelanda), campeona olímpica de remo, en la modalidad de scull individual.
  • Stefanie Dolson, integrante de la selección estadounidense de baloncesto 3×3, que ganó el oro.
  • Tom Daley (Reino Unido), todo un icono de visibilidad, que se hizo con el oro olímpico en la modalidad de salto sincronizado desde plataforma de 10 metros.

Medallas de plata (13)

  • Sofía Maccari (Argentina), jugadora de la selección argentina de hockey sobre hierba.
  • Ana Carolina y Carol Gattaz (Brasil), jugadoras del equipo brasileño de voleibol femenino.
  • Ramsey Angela (Países Bajos), uno de los atletas integrantes del equipo holandés de 4×400.
  • Magdalena Eriksson, Lina Hurtig, Hedvig Lindahl y Caroline Seger, integrantes de la selección sueca de fútbol femenino.
  • Jolanta Ogar (Polonia), plata en vela clase 470.
  • Nesthy Petecio (Filipinas), plata en boxeo femenino, en la categoría de peso pluma.
  • Hannah Roberts (Estados Unidos), plata en ciclismo BMX estilo libre, prueba de parque.
  • Raven Saunders (Estados Unidos), plata en lanzamiento de peso femenino.
  • Astrid Guyart (Francia), plata en florete por equipos (esgrima).
  • Erica Sullivan (Estados Unidos), plata en natación, 1500 estilo libre femenino.
  • Katarzyna Zillmann (Polonia), plata en remo, modalidad de cuatro scull.
  • Amandine Buchard (Francia), que además de su oro en judo mixto sumó una plata en judo femenino, categoría 52 kg.
  • Ally Carda, Amanda Chidester y Haylie McCleney, integrantes de la selección estadounidense de sóftbol femenino.

Medallas de bronce (9)

  • Tom Daley, que además del oro antes mencionado consiguió un bronce en el salto desde plataforma de 10 metros individual masculino.
  • Susannah Townsend, Leah Wilkinson y Sarah Jones, integrantes de la selección británica de hockey sobre hierba femenino.
  • Megan Rapinoe, Tierna Davidson, Adrianna Franch Kelley O’Hara, integrantes de la selección estadounidense de fútbol femenino. Una nueva medalla para Rapinoe, otro icono global de visibilidad LGTB.
  • Jasmin Grabowski (Alemania), bronce en judo, modalidad de equipo mixto.
  • Raz Hershko (Israel), bronce en judo, modalidad de equipo mixto.
  • Lucilla Boari (Italia), bronce en tiro con arco femenino.
  • Sanne van Dijke (Países Bajos), bronce en judo femenino, categoría 70 kg.
  • Carl Hester (Reino Unido), bronce en hípica, modalidad de doma por equipos.
  • Larissa Franklin Joey Lye, integrantes de la selección canadiense de softbol femenino.

Quinn, primera persona trans no binaria en colgarse un oro olímpico

CE9CD929-6A59-4838-B327-B58075E898AEEntre las medallas de plata arriba mencionadas, se encuentra la de Quinn, integrante de la selección canadiense de fútbol femenino, que hizo historia al convertirse en la primera persona trans no binaria en colgarse una medalla de oro olímpica: Canadá derrotó a Suecia en la tanda de penaltis de la final.

Conviene precisar que en este caso Quinn participaba en la competición femenina en función del sexo que le fue asignado al nacimiento. De hecho, Quinn debutó con la selección canadiense de fútbol femenino en 2014, bajo el nombre de Rebecca Quinn, y ya ganó la medalla de bronce en los Juegos de Río, en 2016. Sin embargo, no fue hasta el pasado otoño cuando dio el paso de salir del armario y visibilizarse como persona trans no binaria, momento en el que comenzó a emplear pronombres neutrales en género. «Recibo mensajes de jóvenes que dicen que nunca antes habían visto a una persona trans en los deportes. El deporte es la parcela más emocionante de mi vida. Si consigo que los niños practiquen los deportes que aman, ese será mi legado, para eso estoy aquí», declaró Quinn tras batir a la selección estadounidense en la semifinal olímpica.

Asimismo, tras el partido que le dio el oro, Quinn afirmó sentir orgullo al ver su nombre en la alineación de Canadá, pero al mismo tiempo tristeza al pensar en todas aquellas personas que antes participaron en unos Juegos Olímpicos «que no fueron capaces de vivir su verdad». Quinn aseguró también ser consciente de la discriminación a la que aún hacen frente las personas trans.

Laurel Hubbard, primera mujer abiertamente trans en competir en unos Juegos

0C7B6989-10F6-450B-A223-908FBC1F3D08Por otra parte, si de personas trans hablamos, no podemos olvidar la gesta de Laurel Hubbard, primera mujer abiertamente trans en participar en unos Juegos Olímpicos en una categoría distinta a la del sexo que le fue asignado al nacimiento. Hubbard, que transicionó en 2012, comenzó a competir internacionalmente en 2017. Fue ese año cuando logró el que posiblemente es su mayor éxito deportivo hasta la fecha, una medalla de plata en los campeonatos mundiales. En Tokio, Hubbard debutó en halterofilia femenina, categoría +87 kg.

Laurel Hubbard falló sus tres intentos en la modalidad de arrancada, por lo que quedó fuera de la competición. En cualquier caso, ya había hecho historia.

España: Marc Tur sale del armario

Por lo que se refiere a la participación LGTB española en los Juegos de Tokio, dos son los nombres que aparecen en el listado de Outsports: la tenista Carla Suárez (que volvió a la competición tras su reciente recuperación de un linfoma de Hodgkin) y el marchador Marc Tur.

Marc Tur, que por cierto se quedó a las puertas de la medalla (fue cuarto en la competición de 50 km. marcha), se visibilizaba públicamente como gay coincidiendo con su participación en los Juegos Olímpicos. «Soy abiertamente gay, ni soy de los primeros Olímpicos homosexuales en reconocerlo, ni espero ser de los últimos por el hecho de darle más visibilidad al colectivo. Ellos me ayudaron a romper con mis inseguridades, mis miedos y me enseñaron a luchar por lo que quiero sin importar el resto. Aunque parezca mentira, esos sentimientos negativos que pude llegar a tener en su día los he transformado en algo por lo que luchar y me ayuda a sacar todas mis fuerzas cuando estoy compitiendo. En un mundo en el que todavía queda mucho por hacer, cada granito cuenta». tuiteaba el 13 de agosto, días después de concluir los Juegos.

2C63BE8B-4C3D-4649-A059-976DEDD951AD

Sin embargo, ya el pasado 28 de junio, Día del Orgullo LGTBI, Marc Tur se visibilizaba a través de su cuenta en Instagram con un mensaje realmente comprometido, que reproducimos:

Un día al año para recordarlo, 365 para aplicarlo. El 28 de junio de 1969 un grupo de jóvenes valientes hicieron historia sobre lo que en aquel momento era ilegal. Inciaron unas protestas en el Stonewall de Nueva York, marcarían un antes y un después en los derechos básicos del colectivo LGTBI. Menos mal que 50 años más tarde las cosas han cambiado: se ha despenalizado ser homosexual, no hay barreras para las personas trans, hay igualdad en todos los aspectos de la vida… ¿Pero, realmente es así? Si hablamos de aquellos países más desarrollados, así es (o por lo menos legalmente) pero en buena parte del mundo todavía está penalizado.

En nuestro país presumimos de ser pioneros en este tema, puedes ser quien quieras ser. Sin embargo, todavía quedan muchos «peros»:

  • Rara es la semana que no haya agresiones homófobas y tránsfobas.
  • El bullying entre los adolescentes puede llegar a acabar en suicidio por ser diferente al resto.
  • 8 de cada 10 personas trans no encuentran trabajo o la búsqueda se convierte en una auténtica pesadilla.

El simple hecho de que te insulten por la calle por besar o ir cogido de la de la mano de una persona del mismo sexo, como me ha ocurrido a mi, o como le ha ocurrido a gran parte del colectivo.Estas y muchísimas más razones son por las que tenemos que seguir celebrando y visualizando el orgullo LGTBIQ. Hemos avanzado mucho en estos 50 años, pero todavía ser homosexual sigue siendo ilegal en 70 países, en 9 de los cuales se castiga con pena de muerte. Se ha luchado mucho, pero aún queda mucho por conseguir.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La futbolista Megan Rapinoe, Balón de Oro 2019 y deportista del año por la revista «Sports Illustrated»

Viernes, 13 de diciembre de 2019

Screen-Shot-2019-07-14-at-2.59.43-PM-copyEl fútbol femenino también existe (aunque a veces no lo parezca, dada la escasa repercusión mediática de sus logros y hazañas). De hecho, la futbolista Megan Rapinoe, abiertamente lesbiana, activista por los derechos LGTBI y de las mujeres y capitana de la selección estadounidense de fútbol, acaba de añadir un nuevo e importante galardón a su ya más que abultada vitrina. Así, hace solo unos días la estadounidense era premiada con el Balón de Oro de la revista francesa France Football, que la distingue como la mejor futbolista del planeta. No en vano, su equipo se proclamó el pasado verano campeón del mundo por cuarta vez y ella se ha erigido en los últimos años en una especie de ídolo de masas por su compromiso tanto dentro como fuera del campo.

Con el prestigioso Balón de Oro, que con esta cumple su segunda edición en categoría femenina, la futbolista Megan Rapinoe sucede en el trono a la noruega Ada Hegerberg. La jugadora, de 34 años, no pudo acudir a la gala de entrega celebrada en París, pero sí que envió un vídeo a los organizadores del evento explicando el motivo de su ausencia y agradeciendo el reconocimiento. «No puedo creer que sea yo quien lo gane en este campo», señaló emocionada.

Pero eso no es todo. La delantera californiana también acaba de recibir otro importante galardón, al haber sido designada deportista del año por la revista Sports Illustrated, por su gran papel en el último mundial de fútbol —donde fue la máxima goleadora— y por su compromiso en la lucha contra el sexismo y por la igualdad salarial entre hombres y mujeres. «Elegir a Megan como la deportista del año fue una decisión fácil. Ella es una fuerza de la naturaleza, dentro y fuera del campo, una jugadora de fútbol pionera que también demuestra todos los días la grande y fuerte voz que una atleta con conciencia social puede tener en 2019», aseguró en un comunicado el jefe de redacción de la revista, Steve Cannella.

Cabe recordar que la centrocampista estadounidense salió públicamente del armario en el verano de 2012, a los 27 años. Es pareja desde hace varios años de la jugadora de baloncesto Sue Bird, y lleva años comprometida con la visibilización del colectivo LGTBI en el deporte profesional. «No puedes ganar un mundial sin jugadores gais [‘You can’t win without gay players’, en el original. En inglés, recordemos, el uso de ‘gay’ es indistinto para chicos y chicas]. No se ha logrado hacer nunca antes. Es pura ciencia», aseguró Rapinoe después de que su equipo se clasificase para las semifinales de la Copa Mundial de Fútbol. Un torneo que se celebró en Francia y del que el equipo estadounidense se proclamó campeón el pasado mes de julio. Rapinoe tuvo un papel muy destacado en el torneo, del que fue máxima goleadora (junto a su compañera de equipo Alex Morgan y la inglesa Ellen White) y en el que fue considerada la mejor jugadora en su conjunto.

Rapinoe no fue, ni muchísimo menos, la única jugadora LGTBI del torneo: hubo 41 jugadoras abiertamente lesbianas o bisexuales. Pero sí fue la que acaparó los principales titulares, y no solo por su trayectoria deportiva. También por su abierto enfrentamiento con Donald Trump al asegurar que no visitaría la Casa Blanca en el caso de que su equipo ganase el torneo y el presidente decidiera invitarlo a su residencia oficial. «No voy a ir a la jodida Casa Blanca», respondió a un periodista que le preguntó sobre el tema, en señal de desaprobación a buena parte de las políticas de la administración Trump. De hecho, Rapinoe justificó unos días después su respuesta, asegurando que no quería que la lucha de décadas del equipo femenino estadounidense por la igualdad y la inclusión fuera «autoapropiada por una administración que no siente de la misma forma y no lucha por las mismas cosas».

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Megan Rapinoe, la jugadora abiertamente lesbiana que desafió a Trump, lidera la lucha por la igualdad salarial en el fútbol entre hombres y mujeres

Lunes, 9 de septiembre de 2019

Screen-Shot-2019-07-14-at-2.59.43-PM-copyHa sido uno de los nombres del verano. La futbolista Megan Rapinoe, abiertamente lesbiana, activista por los derechos LGTBI y de las mujeres y capitana de la selección estadounidense de fútbol. Su equipo se proclamó campeón del mundo por cuarta vez, se enfrentó abiertamente al presidente Trump y ahora lidera una campaña en favor de la igualdad salarial entre futbolistas hombres y mujeres.

La centrocampista estadounidense salió públicamente del armario en el verano de 2012, a los 27 años. Es pareja desde hace varios años de la jugadora de baloncesto Sue Bird, y lleva años comprometida con la visibilización del colectivo LGTBI en el deporte profesional. «No puedes ganar un mundial sin jugadores gais [‘You can’t win without gay players’, en el original. En inglés, recordemos, el uso de ‘gay’ es indistinto para chicos y chicas]. No se ha logrado hacer nunca antes. Es pura ciencia», aseguró Rapinoe después de que su equipo se clasificase para las semifinales de la Copa Mundial de Fútbol. Un torneo que se celebró en Francia y del que el equipo estadounidense se proclamó campeón el pasado 7 de julio. Rapinoe tuvo un papel muy destacado en el torneo, del que fue máxima goleadora (junto a su compañera de equipo Alex Morgan y la inglesa Ellen White) y en el que fue considerada la mejor jugadora en su conjunto.

Cabe destacar que Rapinoe no fue, ni muchísimo menos, la única jugadora LGTBI del torneo: hubo 41 jugadoras abiertamente lesbianas o bisexuales. Pero si fue la que acaparó los principales titulares, y no solo por su trayectoria deportiva. También por su abierto enfrentamiento con Donald Trump al asegurar que no visitaría la Casa Blanca en el caso de que su equipo ganase el torneo y el presidente decidiera invitarlo a su residencia oficial.

Todo empezó cuando Rapinoe atendió a los medios después de que su equipo derrotara a España en los octavos de final. Un periodista le preguntó sobre la posibilidad de ser recibida por el presidente. «No voy a ir a la jodida Casa Blanca», respondió ella sin titubeos, en señal de desaprobación a buena parte de las políticas de la administración Trump. De hecho, Rapinoe justificó unos días después su respuesta, asegurando que no quería que la lucha de décadas del equipo femenino estadounidense por la igualdad y la inclusión fuera «autoapropiada por una administración que no siente de la misma forma y no lucha por las mismas cosas».

Más tarde, eso sí, la futbolista aceptó visitar el Congreso. «Puede que no sea la Casa Blanca, pero estaríamos felices de recibir a Megan y a toda la selección para un tour por la Cámara de Representantes en cualquier momento que quisieran», le proponía la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez a través de Twitter. «Dalo por hecho», contestaba la futbolista, de 34 años, al hilo del mensaje. Ocasio-Cortez es una de las figuras más destacadas del sector izquierdista del Partido Demócrata, siendo también una de las más que más animadversión despierta entre los seguidores de Trump.

Sea como fuere, las palabras de Rapinoe irritaron bastante a Trump, que no dudó en responder a la jugadora —como es habitual en él— a través de su cuenta de Twitter: «[…] A las ligas y los equipos les encanta venir a la Casa Blanca. Soy un gran fan del equipo americano y del fútbol femenino, pero Megan debería ganar primero antes de hablar. ¡Termina el trabajo!». «Aún no hemos invitado a Megan o al equipo, pero ahora estoy invitando al EQUIPO, ganen o pierdan. Megan no debería faltarle nunca el respeto a nuestro país, la Casa Blanca o nuestra bandera, especialmente porque se ha hecho mucho por ella y su equipo-. ¡Siéntete orgullosa de la bandera que vistes! Estados Unidos lo está haciendo genial», añadió, haciendo alarde de su habitual demagogia. Cuando la selección estadounidense se proclamó finalmente campeona del mundo, Trump la felicitó por Twitter sin hacer mención ni a Rapinoe ni a la polémica previa.

Ya de vuelta en Estados Unidos y con la tormenta ya pasada, Megan Rapinoe concedió una entrevista a The Guardian en la consideró la polémica con Trump una estupidez más del presidente. «Ha sido ridículo y absurdo», asegura. «Sinceramente, es un jodido chiste», añadía, en referencia directa a Trump. En la misma entrevista, Rapinoe habla sobre la contradicción que supone para ella haber crecido en un entorno conservador y defender ideas progresistas. «Creo que mi padre votó a Trump. Y yo le digo: ‘No lo entiendo. ¿Cómo puedes estar al mismo tiempo tan orgullosa de mí y al mismo tiempo estar viendo siempre Fox News, que no deja de atacarme», asegura. Una familia que aunque conservadora siempre la ha apoyado en su proceso de visibilización.

Mientras tanto, Rapinoe sigue embarcada en otra lucha: la de la igualdad salarial entre hombres y mujeres en el fútbol profesional. Hace varios meses, junto a varias de sus compañeras, interpuso una demanda ante la justicia federal contra la mismísima Federación Estadounidense de Fútbol por discriminación. Durante este tiempo ha habido conversaciones para intentar llegar a un acuerdo, pero este mes de agosto se dieron por rotas. «No aceptaremos nada que no sea la igualdad salarial», justificó Rapinoe. La Federación Estadounidense de Fútbol, por su parte, ha calificado de «agresiva» la actitud de las jugadoras. Veremos qué sucede finalmente.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

La estrella de baloncesto Sue Bird sale del armario

Sábado, 29 de julio de 2017

Basketball player Sue Bird poses for a portrait at the 2016 Team USA Media Summit, March 9, 2016 in Beverly Hills, California. The 2016 Summer Olympics will be held in Rio de Janeiro, Brazil August 5-21. / AFP / VALERIE MACON / RESTRICTED TO EDITORIAL USE (Photo credit should read VALERIE MACON/AFP/Getty Images) Sue Bird es una de las mejores jugadoras de baloncesto del mundo. Figura reconocida de la WNBA, ha sido hasta cuatro veces campeona olímpica con la selección de Estados Unidos. Con 36 años tiene la vida profesional que siempre soñó y una brillante carrera deportiva que sigue adelante. Ahora además, la de Nueva York ha querido sincerarse con la prensa y todos sus seguidores.

El carácter reservado de Sue no es ningún secreto. Desde que se le conociese como deportista su vida privada siempre estaba en un segundo plano. Una entrevista en ESPN ha servido para tantear a la estrella un poco más de cerca dónde, entre muchas otras cosas, habla sobre su homosexualidad y la relación que mantiene con la futbolista Megan Rapinoe.

La jugadora sabe de su lesbianismo desde la universidad. Como estrella del deporte pensó en dar el paso hace unos años pero tampoco vió el momento. La relación que mantiene con Megan Rapinoe, jugadora de fútbol profesional, le ha servido para comunicarlo a los medios: “Sucede cuando sucede y cuando uno se siente bien. Algunas personas creen que debería haberlo hecho antes, pero no era lo correcto para mi” relató en la entrevista.

Soy gay. Megan es mi novia. No es ningún secreto para la gente que me conoce y no siento como que no estuviera viviendo mi vida. Creo que la gente asume que si no hablo de ello me estoy escondiendo como si tuviese algo que ocultar. Nunca fue mi caso” añadió Sue.

Rapinoe es abiertamente lesbiana y no ha ocultado su sexualidad para la prensa desde el principio. Muchas fuentes aseguran que Sue, de alguna forma, se ha visto influenciada por la libertad de su pareja. En cualquier caso, con la sexualidad de la estrella vemos como poco a poco la visibilidad es mucho más grande.

Fuente Actualidad LGTBI

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.