Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Voleibol’

Al menos 36 deportistas abiertamente LGTB participaron en los Juegos Paralímpicos de Tokio, logrando 25 medallas

Lunes, 20 de septiembre de 2021

2834E356-55AA-4D79-939A-D8CFD40DEE71-768x428Al menos 36 deportistas abiertamente LGTB han competido en los pasados Juegos Paralímpicos de Tokio, según el recuento de Outsports. Una cifra que triplica la de los Juegos de Río, en 2016. Y con gran éxito, por cierto: 19 de ellos (un 53%) han logrado una o más medallas. En total,  lo que podríamos llamar «equipo LGTB paralímpico» se ha hecho con 25 medallas.

En los Juegos Paralímpicos de Río, en 2016, participaron 12 deportistas abiertamente LGTB (de los cuales el 83% volvieron a casa con una medalla). La cifra se ha triplicado en Tokio. A ella contribuyen muy especialmente las once atletas que participaron en la competición de baloncesto en silla de ruedas femenino. Y es que, al igual que sucedió en los Juegos Olímpicos, la visibilidad LGTB en el deporte paralímpico es básicamente cosa de mujeres: solo hay 1 hombre en la lista, y 3 personas que se identifican como no binarias. Por equipos olímpicos nacionales, Estados Unidos y Reino Unido fueron los que más atletas abiertamente LGTB enviaron a Tokio (9 cada uno), seguido de Brasil (6), Canadá (3), Alemania, Australia y Países Bajos (2 cada uno) e Irlanda, Israel y México (1 cada uno).

Es importante precisar que esta lista no tiene por qué ser exhaustiva, y es muy posible que hay otros deportistas paralímpicos abiertamente LGTB que Outsports no haya conseguido localizar. De hecho, este medio dedicado al deporte LGTB invita a quien tenga conocimiento de que así es a ponerlo en conocimiento de su redacción para incorporar su nombre a la lista.

Por lo que se refiere a las medallas conseguidas, el «equipo LGTB» logró acumular, según Outsports, 25 medallas. Las enumeramos:

Medallas de oro (10)

  • Monique Matthews (Estados Unidos), medalla de oro en voleibol sentado femenino.
  • Bo Kramer (Paises Bajos), medalla de oro en baloncesto en silla de ruedas femenino.
  • Emma Wiggs (Reino Unido), medalla de oro en piragüismo femenino, categoría VL2.
  • Katie Dunlevy (Irlanda), ganadora de dos medallas de oro en ciclismo femenino, categoría B (en modalidad contrarreloj en ruta y en modalidad ruta).
  • Lee Pearson (Reino Unido), ganador de tres medallas de oro en hípica adaptada masculina (en dos de las modalidades individuales y una por equipos)
  • Alana Maldonado (Brasil), medalla de oro en judo femenino, categoría 70 kg.
  • Lauren Rowles (Reino Unido), medalla de oro en remo, modalidad PR2 mixta.

Medallas de plata (11)

  • Lucy Shuker (Reino Unido), medalla de plata en tenis en silla de ruedas, modalidad dobles femenino.
  • Débora Menezes (Brasil), medalla de plata en taekwondo femenino, categoría +58kg.
  • Emma Wiggs (Reino Unido), que además de su oro logró la plata en piragüismo femenino, categoría  KL2.
  • Asya Miller (Estados Unidos), medalla de plata en golbol femenino.
  • Crystal Lane-Wright (Reino Unido), ganadora de tres medallas de plata en ciclismo femenino, categorías C5 (contrarreloj en ruta y persecución en pista) y C4-C5 (ruta).
  • Moran Samuel (Israel), medalla de plata en remo femenino, categoría PR1.
  • Katie Dunlevy (Irlanda), que además de sus medallas de oro ganó la plata en ciclismo en categoría B (modalidad persecución en pista).
  • Hailey Danz (Estados Unidos), medalla de plata en triathlon femenino categoría PTS2.
  • Kate O’Brien (Canadá), medalla de plata en ciclismo femenino categoría C4-5 (modalidad 500 metros contrarreloj en pista).

Medallas de bronce (4)

  • Courtney Ryan y Kaitlyn Eaton, integrantes de la selección estadounidense de baloncesto en silla de ruedas femenino, que se hizo con el bronce.
  • Maz Strong (Australia), que aunque se identifica como persona no binaria compitió y logró la medalla de bronce en lanzamiento de peso femenino, categoría F33.
  • Mariana Gesteira (Brasil), medalla de bronce en natación femenina (modalidad 100 metros libres).
  • Robyn Lambird (Australia), medalla de bronce en 100 metros femeninos, categoría T34. Lambird ha sido, de hecho, la primera persona abiertamente no binaria en lograr una medalla en unos juegos paralímpicos.

 Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Al menos 185 deportistas abiertamente LGTB participaron en los Juegos de Tokio, cifra que supera la de todos los juegos anteriores juntos

Miércoles, 1 de septiembre de 2021

Tokyo-2020-logoAl menos 185 deportistas abiertamente LGTB compitieron en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, según el recuento de Outsports, medio dedicado al deporte LGTB. La cifra supera el total de deportistas abiertamente LGTB que habían participado en todos los anteriores juegos olímpicos. Un dato que demuestra el enorme salto en visibilidad que el mundo del deporte ha dado en los últimos años. 

En los juegos de Río, en 2016, participaron 55 deportistas abiertamente LGTB (de los cuales el 47% volvieron a casa con una medalla). En 2012, en Londres, fueron 20. Ahora, 185, una cifra muy superior. A ella contribuyen muy especialmente las 42 futbolistas que participaron en la competición de fútbol femenino, las 17 que lo hicieron en rugby y las 13 que lo hicieron en baloncesto. Y es que la visibilidad en el deporte olímpico sigue siendo cosa de mujeres, en una proporción de 9 a 1. Por equipos olímpicos nacionales, el de Estados Unidos fue el que más atletas abiertamente LGTB envió a Tokio (36), seguido de Brasil (18), Canadá (18), Países Bajos (17) y Reino Unido (16).

Por lo que se refiere a las medallas conseguidas, el «equipo LGTB» logró acumular, según el recuento de Outsports, 33 medallas. Las enumeramos:

Medallas de oro (11)

  • Alexandra Lacrabère y Amandine Leynaud, integrantes de la selección francesa de balonmano femenino, que se alzó con el oro.
  • Kellie Harrington (Irlanda), campeona olímpica de boxeo femenino, en la categoría de peso ligero.
  • Sue Bird, Chelsea Gray, Brittney Griner, Breanna Stewart y Dianna Taurasi, integrantes todas ellas de la selección estadounidense de baloncesto femenino que ganó el oro.
  • Quinn, Kadeisha Buchanan, Erin McLeod, Kailen Sheridan y Stephanie Labbe, jugadoras de la selección canadiense de fútbol femenino, ganadora de la competición.
  • Ana Marcela Cunha (Brasil), campeona olímpica de natación en la prueba de los 10 kilómetros en aguas abiertas.
  • Yulimar Rojas (Venezuela), campeona olímpica en triple salto (logró, además, batir el récord mundial).
  • Amandine Buchard (Francia), campeona olímpica de judo en la modalidad de equipo mixto.
  • Kelly Brazier, Gayle Broughton, Ruby Tui y Portia Woodman, integrantes de la selección neozelandesa de rugby femenino.
  • Emma Twigg (Nueva Zelanda), campeona olímpica de remo, en la modalidad de scull individual.
  • Stefanie Dolson, integrante de la selección estadounidense de baloncesto 3×3, que ganó el oro.
  • Tom Daley (Reino Unido), todo un icono de visibilidad, que se hizo con el oro olímpico en la modalidad de salto sincronizado desde plataforma de 10 metros.

Medallas de plata (13)

  • Sofía Maccari (Argentina), jugadora de la selección argentina de hockey sobre hierba.
  • Ana Carolina y Carol Gattaz (Brasil), jugadoras del equipo brasileño de voleibol femenino.
  • Ramsey Angela (Países Bajos), uno de los atletas integrantes del equipo holandés de 4×400.
  • Magdalena Eriksson, Lina Hurtig, Hedvig Lindahl y Caroline Seger, integrantes de la selección sueca de fútbol femenino.
  • Jolanta Ogar (Polonia), plata en vela clase 470.
  • Nesthy Petecio (Filipinas), plata en boxeo femenino, en la categoría de peso pluma.
  • Hannah Roberts (Estados Unidos), plata en ciclismo BMX estilo libre, prueba de parque.
  • Raven Saunders (Estados Unidos), plata en lanzamiento de peso femenino.
  • Astrid Guyart (Francia), plata en florete por equipos (esgrima).
  • Erica Sullivan (Estados Unidos), plata en natación, 1500 estilo libre femenino.
  • Katarzyna Zillmann (Polonia), plata en remo, modalidad de cuatro scull.
  • Amandine Buchard (Francia), que además de su oro en judo mixto sumó una plata en judo femenino, categoría 52 kg.
  • Ally Carda, Amanda Chidester y Haylie McCleney, integrantes de la selección estadounidense de sóftbol femenino.

Medallas de bronce (9)

  • Tom Daley, que además del oro antes mencionado consiguió un bronce en el salto desde plataforma de 10 metros individual masculino.
  • Susannah Townsend, Leah Wilkinson y Sarah Jones, integrantes de la selección británica de hockey sobre hierba femenino.
  • Megan Rapinoe, Tierna Davidson, Adrianna Franch Kelley O’Hara, integrantes de la selección estadounidense de fútbol femenino. Una nueva medalla para Rapinoe, otro icono global de visibilidad LGTB.
  • Jasmin Grabowski (Alemania), bronce en judo, modalidad de equipo mixto.
  • Raz Hershko (Israel), bronce en judo, modalidad de equipo mixto.
  • Lucilla Boari (Italia), bronce en tiro con arco femenino.
  • Sanne van Dijke (Países Bajos), bronce en judo femenino, categoría 70 kg.
  • Carl Hester (Reino Unido), bronce en hípica, modalidad de doma por equipos.
  • Larissa Franklin Joey Lye, integrantes de la selección canadiense de softbol femenino.

Quinn, primera persona trans no binaria en colgarse un oro olímpico

CE9CD929-6A59-4838-B327-B58075E898AEEntre las medallas de plata arriba mencionadas, se encuentra la de Quinn, integrante de la selección canadiense de fútbol femenino, que hizo historia al convertirse en la primera persona trans no binaria en colgarse una medalla de oro olímpica: Canadá derrotó a Suecia en la tanda de penaltis de la final.

Conviene precisar que en este caso Quinn participaba en la competición femenina en función del sexo que le fue asignado al nacimiento. De hecho, Quinn debutó con la selección canadiense de fútbol femenino en 2014, bajo el nombre de Rebecca Quinn, y ya ganó la medalla de bronce en los Juegos de Río, en 2016. Sin embargo, no fue hasta el pasado otoño cuando dio el paso de salir del armario y visibilizarse como persona trans no binaria, momento en el que comenzó a emplear pronombres neutrales en género. «Recibo mensajes de jóvenes que dicen que nunca antes habían visto a una persona trans en los deportes. El deporte es la parcela más emocionante de mi vida. Si consigo que los niños practiquen los deportes que aman, ese será mi legado, para eso estoy aquí», declaró Quinn tras batir a la selección estadounidense en la semifinal olímpica.

Asimismo, tras el partido que le dio el oro, Quinn afirmó sentir orgullo al ver su nombre en la alineación de Canadá, pero al mismo tiempo tristeza al pensar en todas aquellas personas que antes participaron en unos Juegos Olímpicos «que no fueron capaces de vivir su verdad». Quinn aseguró también ser consciente de la discriminación a la que aún hacen frente las personas trans.

Laurel Hubbard, primera mujer abiertamente trans en competir en unos Juegos

0C7B6989-10F6-450B-A223-908FBC1F3D08Por otra parte, si de personas trans hablamos, no podemos olvidar la gesta de Laurel Hubbard, primera mujer abiertamente trans en participar en unos Juegos Olímpicos en una categoría distinta a la del sexo que le fue asignado al nacimiento. Hubbard, que transicionó en 2012, comenzó a competir internacionalmente en 2017. Fue ese año cuando logró el que posiblemente es su mayor éxito deportivo hasta la fecha, una medalla de plata en los campeonatos mundiales. En Tokio, Hubbard debutó en halterofilia femenina, categoría +87 kg.

Laurel Hubbard falló sus tres intentos en la modalidad de arrancada, por lo que quedó fuera de la competición. En cualquier caso, ya había hecho historia.

España: Marc Tur sale del armario

Por lo que se refiere a la participación LGTB española en los Juegos de Tokio, dos son los nombres que aparecen en el listado de Outsports: la tenista Carla Suárez (que volvió a la competición tras su reciente recuperación de un linfoma de Hodgkin) y el marchador Marc Tur.

Marc Tur, que por cierto se quedó a las puertas de la medalla (fue cuarto en la competición de 50 km. marcha), se visibilizaba públicamente como gay coincidiendo con su participación en los Juegos Olímpicos. «Soy abiertamente gay, ni soy de los primeros Olímpicos homosexuales en reconocerlo, ni espero ser de los últimos por el hecho de darle más visibilidad al colectivo. Ellos me ayudaron a romper con mis inseguridades, mis miedos y me enseñaron a luchar por lo que quiero sin importar el resto. Aunque parezca mentira, esos sentimientos negativos que pude llegar a tener en su día los he transformado en algo por lo que luchar y me ayuda a sacar todas mis fuerzas cuando estoy compitiendo. En un mundo en el que todavía queda mucho por hacer, cada granito cuenta». tuiteaba el 13 de agosto, días después de concluir los Juegos.

2C63BE8B-4C3D-4649-A059-976DEDD951AD

Sin embargo, ya el pasado 28 de junio, Día del Orgullo LGTBI, Marc Tur se visibilizaba a través de su cuenta en Instagram con un mensaje realmente comprometido, que reproducimos:

Un día al año para recordarlo, 365 para aplicarlo. El 28 de junio de 1969 un grupo de jóvenes valientes hicieron historia sobre lo que en aquel momento era ilegal. Inciaron unas protestas en el Stonewall de Nueva York, marcarían un antes y un después en los derechos básicos del colectivo LGTBI. Menos mal que 50 años más tarde las cosas han cambiado: se ha despenalizado ser homosexual, no hay barreras para las personas trans, hay igualdad en todos los aspectos de la vida… ¿Pero, realmente es así? Si hablamos de aquellos países más desarrollados, así es (o por lo menos legalmente) pero en buena parte del mundo todavía está penalizado.

En nuestro país presumimos de ser pioneros en este tema, puedes ser quien quieras ser. Sin embargo, todavía quedan muchos «peros»:

  • Rara es la semana que no haya agresiones homófobas y tránsfobas.
  • El bullying entre los adolescentes puede llegar a acabar en suicidio por ser diferente al resto.
  • 8 de cada 10 personas trans no encuentran trabajo o la búsqueda se convierte en una auténtica pesadilla.

El simple hecho de que te insulten por la calle por besar o ir cogido de la de la mano de una persona del mismo sexo, como me ha ocurrido a mi, o como le ha ocurrido a gran parte del colectivo.Estas y muchísimas más razones son por las que tenemos que seguir celebrando y visualizando el orgullo LGTBIQ. Hemos avanzado mucho en estos 50 años, pero todavía ser homosexual sigue siendo ilegal en 70 países, en 9 de los cuales se castiga con pena de muerte. Se ha luchado mucho, pero aún queda mucho por conseguir.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Chris Voth denuncia que hay equipos de voleibol que no contratan jugadores gays

Miércoles, 24 de agosto de 2016

780x580-noticias-chris-voth-twitterA pesar de haber jugado con éxito en las ligas de Holanda y Canadá, Chris Volth denuncia que los equipos de voleibol ya no le contratan, y tienen la cara de explicarle que no es por discriminación, sino por su propio bien.

Jugador profesional de voleibol, Chris Voth es miembro del equipo nacional canadiense de voleibol y nunca ha tenido problemas en competir a nivel de la élite, siendo acogido sin ningún problemas por sus compañeros siendo gay. En 2014 decide hacer pública su orientación sexual con la intención de servir de ejemplo y ahora le está costando encontrar un nuevo equipo en el que desarrollar su actividad profesional.

«Tenía una gran oferta en fila, estaba bastante emocionado, y tenía buenas referencias de este club», explica el propio Voth, de 25 años de edad, pero finalmente le dieron una excusa tan repentina e inesperada que su agente le pilló desprevenido cuando le dijo que el club le había rechazado porque estaban preocupados ante la posibilidad de que los hinchas de otros equipos fueran hostiles hacia él por su orientación sexual.

«Ser rechazado es parte del negocio. No es inusual presentar a un jugador a 20 o 30 equipos antes de encontrar uno que acepte. Pero con Chris, ha sido un poco extraño. Los equipos parecen estar realmente interesados un minuto, y al minuto siguiente no puedo conseguir que devuelvan mis llamadas», explica Steve Welch, agente de Voth, que no tiene problema en reconocer que «los equipos realizan una investigación sobre los jugadores, y Chris es muy abierto sobre su orientación sexual. Estoy seguro que algunos de esos equipos han decidido no cogerle por su orientación sexual, pero simplemente no quieren salir y decirlo».

Originario de Winnipeg, en Manitoba, a sus 25 años de edad, Voth nunca ha tenido problemas a la hora de relacionarse con sus compañeros de equipo, la última temporada jugó en un equipo de Holanda, lo que quiere decir que la homofobia no está en el banquillo, sino entre los ejecutivos de los equipos.

Asimismo, Voth no se arrepiente de haber salido del armario, en lo que le parece la decisión más justa para con la afición y para consigo mismo. Ni el jugador ni su agente han querido hacer públicos los nombres ni la nacionalidad de los clubes en los que han sido rechazados. Ambos están convencidos de que, tarde o temprano, encontrarán algún club que no tenga tanto celo a la hora de proteger a sus jugadores porque sean gays.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Antía Fernández, primera deportista trans en debutar con su identidad en una competición oficial de un deporte olímpico en España

Martes, 26 de enero de 2016

Antía-FernándezLa jugadora de voleibol Antía Fernández ha hecho historia este domingo al convertirse en la primera persona transexual en debutar con su verdadera identidad en una competición oficial de un deporte olímpico en España. Lo ha hecho con su nuevo equipo, el Voleibol Calasancias Coruña B, de la Segunda División sénior femenina. Lucho por ser la primera transexual operada quirúrgicamente en Galicia, ahora que la Xunta asume los tratamientos de reasignación”, contaba a La Voz de Galicia.

Tras mucho batallar, Antía ha logrado que el voleibol le concediera la ficha federativa que le permitirá competir. Asegura que el encuentro con el director del Calasancias, Luis Fernández, transcurrió de forma natural y positiva. “Nunca hubo dudas en ningún momento. Pero como nos enteramos que en otros deportes no habían tramitado la ficha, consultamos a la Federación Española de Voleibol y me dijeron que solo se requería el DNI”, señala.

Ya desde el año pasado, Antía, natural de Mos (Pontevedra), ha visto reconocida su identidad fenemina en su carné de identidad. Sin embargo, durante años ha tenido que lidiar con las piedras que la reglamentación deportiva le ponía en su camino. Ahora, podrá al fin “cumplir un sueño”, algo que perseguía desde la adolescencia. “Voy a conseguir sentirme una más del equipo, algo que casi había sentido con diecisiete años en el instituto y que, sin embargo, no se podía haber materializado en participar en los partidos de la competición, porque me quedaba en las gradas”, confesaba la jugadora en una reciente entrevista.

Antes de jugar voleibol, Antía practicó otros deportes: desde hockey hasta halterofilia, pasando por ciclismo o patinaje de velocidad. “En halterofilia, un detalle que recuerdo era ir a las escuelas municipales ya con la ropa deportiva desde casa y, al terminar, irme sin pasar por el vestuario. No era capaz de compartirlo con el resto de chicos. Me sentía fuera de lugar. Era un momento incómodo. Me ocurrió con otras disciplinas deportivas que practiqué. Si eran en equipo, tenía que ser en un equipo masculino y yo no me veía. Entonces, optaba por deportes más individuales, en los que podía estar yo sola, por mi cuenta”, recuerda. Según cuenta la jugadora a Marca, solo hubo una etapa, comprendida entre los dieciséis y los dieciocho años, en la que pudo compartir entrenamientos con el equipo femenino de voleibol de su instituto. “Dentro del equipo me trataban como una más. Usaba la misma indumentaria y todo. Era fuera donde se veía raro“, apostilla.

Antía se encuentra ahora en proceso de reasignación, un proceso que califica de “tardío” ya que en 1986, “cuando debía haberse llevado a cabo, nada en España estaba preparado para ello“. Tampoco ayudó en nada la falta de apoyo familiar. Su familia, a la que califica de “conservadora, retrógrada, con una mentalidad muy cerrada”, insistía en que “he de hacerme un hombre hecho y derecho y que soy incorregible en muchos aspectos”. Por eso, cuando la situación se volvió insostenible, Antía decidió dar un golpe en la mesa e iniciar el procedimiento de tránsito social. “Empiezo a presentarme a la gente que me conoce y a gente que conozco de nuevas como Antía, y en femenino”. Como consecuencia de ello, su familia le dio de lado por completo, argumentando “que en casa de una familia decente no puede haber lugar a esa nueva manía que me ha entrado de vestirme así y que mejor coja mis cosas antes de seguir incomodando a vecinos y a hermanos”.

Para ella, es necesario normalizar la situación y espera que su caso contribuya a la visibilización del colectivo trans y pueda ayudar a aquellas mujeres transexuales que están pasando por una situación similar. “Me duele que todavía sea noticia. A mí me habría gustado que fuese la cosa más normal del mundo que yo me apunte a un equipo, que vaya a mis entrenamientos, que juegue con mi equipo, que me haga amiga de mis compañeras y ya está”, dice.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.