Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Tony Perkins’

Líderes evangélicos critican a por “querer” despenalizar la Homosexualidad en todo el mundo.

Miércoles, 6 de marzo de 2019

Tony-PerkinsUna campaña de la administración de Trump para despenalizar la homosexualidad en todo el mundo no le sienta bien a los consejeros evangélicos del líder.

Tony Perkins, quien sirve como asesor de fe para Trump y forma parte de su comisión de libertad religiosa, cuestionó si “el presidente Trump -o cualquier otro miembro de la administración- autorizó esta campaña”, la cual, según se informa, está siendo puesta en marcha por el embajador de Trump en Alemania, Richard Grenell.

Perkins es el presidente del Consejo de Investigación Familiar anti-LGBT, que “proporciona investigación y apoyo en temas relacionados con la libertad religiosa”, según el sitio web de la Comisión de Libertad Religiosa de Estados Unidos.

En un artículo de blog, Perkins escribió: “Nuestras propias leyes penales contra la conducta homosexual fueron derogadas por la Corte Suprema de Estados Unidos en 2003. A pesar de lo que algunos en la izquierda afirman, no estamos abogando por su regreso. Pero eso no significa que debamos participar en el’imperialismo cultural’ imponiendo políticas que nos fueron impuestas por nuestra Corte a otros países con culturas, tradiciones y valores diferentes“.

NBC News informó a principios de esta semana que el embajador de EE.UU. en Alemania, Richard Grenell, lanzaría una campaña global de la administración Trump “para poner fin a la criminalización de la homosexualidad”.

Los planes fueron recibidos con una tibia acogida por parte de los grupos de derechos LGBT+, quienes expresaron su temor de que los funcionarios estuvieran tratando de utilizar el tema para restarle valor a los malos antecedentes de la administración en el país.

En su artículo en el blog, Perkins exhortó a la administración a “abstenerse de imponer los valores de la revolución sexual en el resto del mundo”, acusando a los funcionarios de seguir los pasos de las políticas de la era de Obama que “apaleaban a las capitales extranjeras con’diplomacia’ diseñada para promover una agenda LGBT en todo el mundo“.

En 2018, Perkins escribió una columna que describía la derogación de las leyes de sodomía de los Estados Unidos para despenalizar la homosexualidad como un “error”.

El portavoz adjunto del Departamento de Estado Robert Palladino trató de restarle importancia a la campaña durante una rueda de prensa el martes 19 de febrero. Confirmó que Grenell tuvo una “reunión estratégica… con 11 activistas de diferentes países de Europa” sobre el tema.

Sin embargo, Palladino añadió: “Esta no es realmente una gran salida política. Esto es de larga data y es bipartidista. Yo diría que esta es una buena oportunidad para escuchar y discutir ideas sobre cómo Estados Unidos puede avanzar en la despenalización de la homosexualidad en todo el mundo, y esa ha sido nuestra política“.

Sin embargo, el propio Trump no parecía ser consciente de los esfuerzos que se estaban realizando en este sentido. Cuando el tema se planteó en una rueda de prensa, el líder dijo: “No sé de qué informe estás hablando. Tenemos muchos informes”.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , ,

Obligada por la justicia a mantener la integración de las personas trans en el Ejército, la administración Trump busca su exclusión con nuevas medidas

Jueves, 5 de abril de 2018

175206-01_12_2012_13_10_55_289716084Aunque la administración de Donald Trump no ceja en su empeño de excluir a cualquier coste a las personas transexuales del Ejército estadounidense, las decisiones de los tribunales están impidiendo que pueda llevarlo a cabo. Aun así, la presidencia ha emitido un nuevo memorándum auspiciado por el Departamento de Defensa, que amenaza con convertir en orden ejecutiva en cuanto se despeje la vía judicial, en el que se establecen todo tipo de cortapisas a las personas transexuales que quieran vivir de acuerdo con su identidad de género. Si bien por el momento, según comunicaba la portavoz del Pentágono, Dana White, los hombres y mujeres trans podrán seguir sirviendo o alistándose en las Fuerzas Armadas mientras resuelven los tribunales, la espada de Damocles de la exclusión sigue cerniéndose sobre sus cabezas.

El pasado 23 de marzo, la Casa Blanca anunciaba la emisión de un memorándum dirigido al secretario de Defensa, James Mattis, y a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen. El memorándum ratificaba un informe firmado por el propio Mattis, en el que se estipulaban las nuevas condiciones para que las personas transexuales puedan alistarse o permanecer en las filas del ejército estadounidense. El documento, que consta de 48 páginas, detalla la propia recomendación del secretario de Defensa y las conclusiones de un supuesto «comité de expertos» que se habría establecido para que estudiase el efecto de la inclusión de personas transexuales en las fuerzas armadas.

mike-penceSegún numerosas fuentes, el informe fue diseñado especialmente a instancias de vicepresidente Mike Pence (un político marcadamente anti-LGTB), que habría contado con la colaboración de Ryan T. Anderson, perteneciente a la organización LGTBfoba Heritage Foundation, y Tony Perkins, presidente de la no menos intolerante Family Research Council (ambas organizaciones se apresuraron a felicitarse por la publicación del memorándum en cuanto se hizo público). Según dichas fuentes, James Mattis habría abogado por la integración de las personas transexuales en el ejército, pero el propio vicepresidente Pence le habría «invalidado» y obligado a firmar el documento. Las conclusiones firmadas por el secretario y respaldadas por el presidente Trump se resumen en los siguientes puntos:

  • Las personas transgénero con un historial o diagnóstico de disforia de género quedarán excluidas del servicio militar, excepto bajo las siguientes estrictas circunstancias: (1) si se han mantenido estables en su sexo biológico durante 36 meses consecutivos previos a su acceso; (2) los miembros en diagnosticados con disforia de género después de su entrada en servicio pueden permanecer si no requieren un cambio de género y cumplen con el resto de los requisitos para su permanencia; y (3) los miembros actualmente en servicio que han sido diagnosticados con disforia de género previamente a que la normativa de la administración tome efectos, podrán continuar en servicio con su género deseado y recibir el tratamiento necesario para su disforia de género.
  • Las personas transgénero que requieran o hayan pasado por una transición de género quedarán excluidas del servicio militar.
  • Las personas transgénero sin un historial o diagnóstico de disforia de género, que hayan sido cualificadas para el servicio, pueden servir, como el resto de los miembros, identificados por su sexo biológico.

Esta nueva normativa sustituiría a la anterior orden ejecutiva del presidente Trump, que recuperaba la prohibición de ingreso y permanencia en el ejército para las personas trans, revirtiendo las disposiciones de la administración de Barack Obama. Dicha orden está suspendida por varios tribunales federales y, por lo tanto, no puede ser ejecutada. Aunque trata de evitar el término «prohibición» en previsión de una futura vía judicial, la nueva propuesta dispone requisitos imposibles de cumplir para la personas transexuales que decidan vivir de acuerdo a su identidad de género.

dana-white-portavoz-del-pentagono-300x155Una vez dado a conocer el memorándum, se han pedido explicaciones sobre su alcance a los responsables de Defensa y Seguridad Nacional. La portavoz del Pentágono, Dana White, explicó el pasado jueves que el organismo continuaría con la decisión comunicada el pasado 1 de enero de seguir permitiendo el acceso y permanencia de las personas transexuales: «El Departamento de Defensa continuará cumpliendo con las decisiones de los tribunales, aceptando a los solicitantes transgénero en el servicio militar y manteniendo a los actuales miembros transgénero en servicio». White, sin embargo, rehusó hacer declaraciones sobre nuevas normativas, dado que «existen litigios en curso y se debe salvaguardar la integridad del proceso judicial», remitiendo a los interesados al Departamento de Justicia y explicando que toda la documentación es pública, de acceso libre y «habla por sí misma». Interrogado por los periodistas, el secretario de Defensa también los remitió a los responsables de Justicia, escudándose en el respeto a la integridad judicial.

kerri-kupec-portavoz-del-departamento-de-justicia-eeuu-300x155La portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, emitió por su parte el siguiente comunicado: «Tras un estudio y análisis exhaustivos, el secretario de Defensa llegó a la conclusión de que se deben adoptar nuevas políticas con respecto a las personas con disforia de género que sean coherentes con la eficacia militar, las limitaciones presupuestarias y las leyes en vigor. El Departamento de Justicia continuará defendiendo la autoridad legal del Departamento de Defensa para crear e implementar las políticas de personal que determine como necesarias para defender mejor a nuestra nación. En consonancia con esta nueva política, pedimos a los tribunales que levanten todas las medidas cautelares preliminares para garantizar la seguridad del pueblo estadounidense y de la mejor fuerza de combate del mundo».

Con esta declaración, se hace evidente que la pretensión de la presidencia (o vicepresidencia en este caso) es influir en la decisión de los tribunales, tratando de disfrazar la evidente discriminación de las personas transexuales con torpes subterfugios técnicos. Esperemos que sea sin éxito.

El empeño en la discriminación de las personas transexuales

Recordemos, de nuevo, los antecedentes de las normativas tránsfobas: a diferencia de la derogación del «Don’t ask, don’t tell», que precisaba un cambio legislativo, el final de la prohibición de servir en el Ejército a las personas trans (teóricamente una causa de exclusión “médica”) fue una decisión administrativa, que Barack Obama pudo impulsar sin necesidad de someterla al Congreso. En 2015, el entonces secretario de Defensa de Obama anunciaba la puesta en marcha del proceso para acabar con la discriminación tránsfoba en el Ejército, mediante la creación de un grupo de trabajo encargado de revisar las regulaciones militares y de evaluar las implicaciones jurídicas, sanitarias y administrativas del cambio. Un año después, en junio de 2016, se anunciaba el fin de la prohibición, si bien el despliegue efectivo de la nueva normativa se fue retrasando hasta ya comenzada la era Trump y oficialmente nunca se llegó a implementar. Sin embargo, la prohibición se dio por derogada de facto y numerosos militares trans comenzaron a salir del armario. Se desconoce con exactitud a cuántas personas afectaba el cambio, aunque algunas estimaciones han situado la cifra de personas trans en el Ejército en unas 15.000 (entre militares en activo y reservistas).

Ya conquistada la Casa Blanca, los republicanos se lanzaron sin disimulos a implementar su agenda anti-LGTB, de la que las personas trans son en este momento su objetivo principal. El pasado julio Trump anunciaba en Twitter la reinstauración de la prohibición de servir en el Ejército, que pocas semanas después hacía efectiva mediante una orden transmitida a los departamentos de Defensa e Interior (ya que la Guardia Costera, aunque forma parte de las Fuerzas Armadas estadounidenses, depende de este departamento). El documento, al que puedes acceder aquí, ordenaba poner fin al proceso de despliegue de la normativa antidiscriminatoria, que debía culminar el mes de enero de 2018, y retomar la situación previa a junio de 2016. Se vetaba la incorporación de nuevas personas trans al Ejército y se interrumpía la financiación de sus tratamientos de reasignación, salvo aquellos casos que se encontrasen en pleno proceso.

trumpEl documento, no obstante, no despejaba todos los interrogantes. No aclaraba, por ejemplo, qué sucedería con los militares trans que ya servían en el Ejército. Fuentes de la Casa Blanca aseguraron entonces que serían los departamentos de Defensa e Interior los que deberían evaluar cada caso, en función de cómo afectase al servicio, de la «cohesión» de las unidades, de las limitaciones presupuestarias y de «todos aquellos factores que puedan ser relevantes». Inseguridad e incertidumbre, en definitiva, a la espera del despliegue de todas las órdenes contenidas en el documento de Trump.

La decisión de Trump, a todas luces discriminatoria, pilló por sorpresa a colectivos LGTB y grupos de defensa de los derechos civiles, que en realidad se estaban preparando para otra batalla: días antes del primer anuncio de Trump habían trascendido los esfuerzos del vicepresidente Mike Pence por evitar que el Congreso destinara una asignación presupuestaria a los gastos sanitarios derivados del proceso de reasignación de los militares transexuales. El sentimiento más extendido era que la batalla política se limitaría a la financiación de estos gastos, pero nadie imaginaba que la mera existencia de personas trans en el Ejército estaba en la cuerda floja. De hecho, no faltaron los políticos republicanos moderados, como John McCain (precisamente el presidente del comité militar del Senado), que se manifestaron en contra.

La respuesta de los jueces: primero, paralización parcial de la orden de Trump

Como era de esperar, rápidamente comenzaron a interponerse demandas judiciales. La primera de ellas, Doe v. Trump, fue interpuesta en representación de ocho personas trans que sirven en el Ejército y que ya se han visibilizado como tales. Su argumentación jurídica es que la prohibición viola la 5ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que garantiza el derecho a un trato igualitario por la ley y al «debido proceso».

Argumento que la jueza federal Colleen Kollar-Kotelly, del distrito de Columbia, no solo estimó pertinente, sino que consideró que es muy probable que otorgue la victoria a los demandantes. Es por ello que a principios de noviembre emitió un fallo en el que suspendía cautelarmente la aplicación de la orden de Trump hasta que la justicia se pronunciara de forma definitiva (ver documento). Kollar-Kotelly, no obstante, no paralizó la aplicación de todas las disposiciones. En concreto, la suspensión de la financiación de los tratamientos de reasignación seguía vigente. La jueza no se consideró competente para paralizarla a la vista de los argumentos de la demanda.

Un segundo juez amplia los términos de la paralización

justicia-300x203-1-300x203-1-300x203Sí lo hizo, tres semanas después, el juez federal Marvin J. Garbis, en el estado de Maryland, en respuesta a otra demanda (Stone v. Trump) que había sido presentada en agosto en representación de seis personas trans que están en activo en el Ejército.

El juez Garbis sí que ordenó la paralización cautelar de la orden de Trump incluyendo la especificación referida a la suspensión de la financiación de los tratamientos de reasignación. Al igual que su homóloga Kollar-Kotelly, Garbis consideraba probable que los demandantes ganasen el caso basándose en la protección igualitaria recogida en la Constitución estadounidense (ver argumentos y orden cautelar).

Y una tercera jueza refuerza sus argumentos jurídicos

En diciembre, una tercera jueza federal, Marsha Pechman, del estado de Washington, se pronunciaba en el mismo sentido en el caso Karnoski v. Trump, una demanda interpuesta en nombre de dos personas trans que desean servir en el Ejército, de una tercera persona trans que ya forma parte del servicio activo y de las organizaciones Human Rights Campaign (HRC), Gender Justice League y  American Military Partner Association (AMPA).

En este caso, además, la jueza Pechman consideró que la prohibición de servir en el Ejército no solo violaría la 5ª enmienda, que garantiza el derecho a un trato igualitario, sino también la 1ª enmienda, que garantiza la libertad de expresión, al discriminar a las personas trans que sirven en el Ejército por hacer pública su identidad de género y obligarles a guardar el secreto para conservar sus puestos de trabajo (ver documento). Un argumento que hasta el momento no había sido considerado por los otros jueces. Pechman ordenó también la paralización cautelar de la prohibición y la vuelta al statu quo anterior a la orden de Trump.

Nueva denegación

militares-gays-pentagonoCasi al mismo tiempo que se conocía la decisión de la jueza Pechman en el estado de Washington, su colega del Distrito de Columbia Colleen Kollar-Kotelly (ver documento) denegaba la solicitud de la administración Trump de retrasar la suspensión cautelar de la orden del presidente que ella misma había ordenado. Una denegación que fue recurrida por la administración federal ante la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, el «escalón intermedio» entre los jueces federales de distrito y el Tribunal Supremo.

En definitiva, la batalla jurídica continuará (posiblemente el asunto acabe dilucidándose en el Tribunal Supremo), pero por el momento la justicia parece decantada claramente del lado de los derechos de las personas trans, hasta el punto de obligar a la administración Trump a dejar en suspenso sus intenciones discriminatorias. Sin embargo, como hemos podido comprobar, desde la propia presidencia y vicepresidencia, con la implicación de los altos cargos de Defensa, se sigue intentando proseguir con la discriminación, utilizando todos los subterfugios posibles.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Líderes evangélicos escriben manifiesto anti-LGBT

Sábado, 2 de septiembre de 2017

111215_2033_11-233x300Denny Burk

Más de 150 líderes evangélicos en Nashville, Estados Unidos, se juntaron para escribir un manifiesto en el que expresan su rechazo total ante cualquier muestra de amor entre personas del mismo sexo, o aquellas que rompan con los estereotipos convencionales de una pareja.

Estos son los tres puntos principales a los que se oponen:

  • Matrimonio igualitario
  • Relaciones homosexuales
  • Reconocimiento de la identidad de género de las personas trans

Por supuesto, su discurso es que cualquier muestra de amor que salga de los convencionalismos no es aceptada por Dios.

El manifiesto fue titulado “Declaración de Nashville” y contiene 14 afirmaciones que prácticamente son la ideología moral y religiosa de la iglesia en cuanto a la sexualidad humana. El texto señala lo que ya estamos todos hartos de escuchar: “Las relaciones sexuales sólo pueden suceder dentro del matrimonio, y cualquier otra cosa es pecado”.

Todo esto fue idea del “Concilio sobre Masculinidad y la Mujer” dentro de la Conferencia Anual de la Convención Bautista del Sur de la Comisión Ética y de Libertad Religiosa (¿?). De acuerdo a  sus creadores, este manifiesto busca informar a todos los fieles sobre sexualidad humana para mitigar cualquier confusión.

“Afirmamos que la autoconcepción como hombre y mujer debe ser definida por los santos propósitos de Dios en la creación y la redención, como se revela en las escrituras. Negamos que la adopción de una autoconcepción homosexual o transgénero es consistente con los santos propósitos de Dios en la creación y la redención”, señala el artículo 7 de la declaración.

El manifiesto fue firmado por influyentes líderes evangélicos como Tony Perkins, presidente del Consejo de Investigación Familiar, una organización dedicada a a generar datos que respalden el matrimonio convencional.

En una entrevista con Huffington Post el presidente del Consejo de la Masculinidad y Feminidad Biblíca, Denny Burk expresó lo siguiente: “El espíritu de nuestra época no se deleita en el buen diseño de Dios de varón y hembra. En consecuencia, la confusión reina sobre algunas de las preguntas más básicas de nuestra humanidad. El objetivo de la Declaración de Nashville es iluminar la oscuridad, declarar la bondad del diseño de Dios en nuestra sexualidad al crearnos como hombres y mujeres”.

Fuente Chueca.com

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Bautista , , , , , ,

Trump endurece su agenda anti-LGTB y reaviva el temor a una orden que permita la discriminación laboral argumentando razones religiosas

Martes, 1 de agosto de 2017

a2Ampliamos la noticia que yer mismo pubicábamos: Gran preocupación entre los colectivos LGTB y de defensa de los derechos civiles estadounidenses ante la posibilidad que Donald Trump dé por fin vía libre a una orden ejecutiva permitiendo la discriminación de los ciudadanos LGTB por razones de “libertad religiosa”. Dos recientes decisiones han despertado las alarmas, y no nos referimos al anuncio en Twitter de que a las personas transexuales se les prohibirá servir en el Ejército.

La primera de las señales, la más directa e inquientante, ha sido el hecho de que el Departamento de Justicia se haya personado en un proceso judicial para argumentar, a través de un amicus curiae (figura legal que permite a personas u organizaciones que no son parte en el proceso aportar de forma voluntaria argumentos a favor o en contra para colaborar en su resolución) que la legislación federal contra la discriminación laboral no debe aplicarse a la orientación sexual. La administración Trump ha decidido en este caso personarse en el caso Zarda v. Altitude Express, que dirime una denuncia por discriminación en el caso de Donald Zarda, un instructor de paracaidismo que fue despedido poco después de que su empresa supiese de su orientación sexual.

Se trata, de una larga discusión jurídica, que radica en si el Titulo VII de la Ley de Derechos Civiles, que prohibe la discriminación laboral por motivos de “raza, color, religión, sexo u origen nacional”, impide también la discriminación laboral por razones de orientación sexual. Tradicionalmente, la justicia estadounidense había adoptado en este punto una interpretación “literalista”, según la cual si “orientación sexual” no forma parte de la lista de circunstancias citadas en el texto de ley, no puede considerarse cubierta. Y no hablamos, precisamente, de sentencias antiguas: dos recientes pronunciamientos de las Cortes de Apelaciones del 2º y del 11º Circuito (con sedes en Nueva York y Atlanta) han ido precisamente, en ese sentido. Pero recientemente, por primera vez desde que en 1964 Estados Unidos aprobase su histórica Ley de Derechos Civiles, la Corte de Apelaciones del 7º Circuito (con sede en Chicago y jurisdicción sobre los estados de Illinois, Indiana y Wisconsin), ha considerado que la discriminación laboral por razones de orientación sexual sí queda cubierta por la misma.

Aunque la cuestión tiene altas probabilidades de acabar siendo revisada en el futuro por el Tribunal Supremo, la discusión está sobre la mesa, y el hecho de que el Departamento de Justicia haya decidido personarse en Zarda v. Altitude Express sin ser parte del proceso para apoyar la causa homófoba dice mucho de la dirección que la administración Trump ha escogido. Al frente del Departamento de Justicia, recordemos, está nada más y nada menos que Jeff Sessions, uno de los políticos estadounidenses con un historial más activamente anti-LGTB.

Un político abiertamente anti-LGTB, embajador para la libertad religiosa

Sam-Brownback-gobernador-de-Kansas-300x245Otro de los políticos más abiertamente LGTB de los Estados Unidos es el gobernador de Kansas, el republicano Sam Brownback, que durante sus años de congresista en Washington (primero en la Cámara de Representantes y luego en el Senado) votó siempre en contra de cualquier medida en favor de los derechos LGTBI. En 2003 fue uno de los impulsores de una propuesta de enmienda para prohibir el matrimonio igualitario en la Constitución de los Estados Unidos (que no llegó a materializarse), mientras que en 2015, siendo ya gobernador de Kansas, emitió una orden ejecutiva retirando la protección contra la discriminación a los trabajadores LGTB implementada ocho años antes por Kathleen Sebelius, entonces gobernadora demócrata.

Pues bien, Sam Brownback ha sido nominado por Donald Trump como nuevo embajador del Departamento de Estado para la libertad religiosa, un cargo creado en 1998 y cuya función es la de  velar por la “libertad religiosa” en el mundo (aún debe ser ratificado por el Senado, pero nadie espera que en este caso haya sorpresas). Por mucho que su nominación sea vista por muchos como una forma de dar continuidad a la carrera política de Brownback (uno de los gobernadores con menor popularidad del país), el hecho de que una persona con un perfil tan marcadamente LGTBfobo sea considerada la más idónea para este puesto muestra que para la administración Trump “libertad religiosa” y oposición a los derechos LGTB van de la mano.

Rumores de una próxima orden ejecutiva anti-LGTB

trumpSi a estas decisiones y al historial de Trump (que en el tiempo que lleva en el despacho oval ya ha aprobado unas cuantas como una Ley de Libertad Religiosa o la derogación de la protección de personas trans en los centros educativos públicos, entre otras muchas), unimos el reciente (y sorpresivo) anuncio en Twitter de que las personas transexuales tendrán vetado el acceso al Ejército estadounidense, no es de extrañar que de nuevo se hayan reavivado los rumores de que Donald Trump podría emitir en breve la tan temida orden ejecutiva para revertir, en nombre de la “libertad religiosa”, la prohibición decidida por Barack Obama en 2014 de que aquellas empresas y negocios que tengan o que aspiren a firmar contratos con la administración federal discriminen a sus empleados por razones de orientación sexual o identidad de género.

A finales de enero, de hecho, numerosos medios recogieron la existencia de un borrador en ese sentido, aunque finalmente la Casa Blanca emitió un comunicado desmintiendo que en ese momento estuviese en la agenda de Trump la anulación de la orden de Obama. Fuentes cercanas a la Casa Blanca aseguraron entonces que la hija y el yerno de Donald Trump fueron los responsables de que el presidente no firmara la orden ejecutiva contra el colectivo LGTB. Semanas después, Donald Trump sí que emitió una orden ejecutiva sobre “libertad religiosa”, pero menos polémica de los previsto. Su objetivo no era otro que facilitar a los grupos religiosos intervenir en política sin perder por ello sus ventajes fiscales, pero dejaba fuera los aspectos relacionados con los derechos LGTB. Sin embargo, los recientes acontecimientos y el anuncio por parte de Tony Perkins, presidente del ultraconservador y LGTBfobo Family Research Council, de que Trump podría haber decidido rescatar la orden y firmarla en próximos días ha disparado de nuevo las alarmas. Veremos qué sucede.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Pat McCrory se ríe del colectivo LGTB por no conseguir derogar la HB2

Viernes, 7 de abril de 2017

Pat-McCrory-gobernador-de-Carolina-del-Norte-300x239El ex-gobernador de Carolina del Norte se ríe de los demócratas, la HRC y el colectivo LGTB por no conseguir derogar la ley tránsfoba que él aprobó.

McCrory es el ex-gobernador republicano de Carolina del Norte. Este impresentable firmó una ley, la HB2, que prohibía a las personas trans utilizar el baño del género con el que se identifican. McCrory perdió las elecciones (en gran parte por el desastre económico y social que supuso esa ley) y su sustituto, el demócrata Roy Cooper, está haciendo todo lo posible por eliminar la HB2. Pero como los republicanos siguen controlando la cámara de representantes, le está costando lo suyo.

Así que McCrory, que hace poco se quejaba de que no consigue encontrar trabajo porque la izquierda le ha vendido como un “intolerante , ahora ha decidido reírse a costa del colectivo LGTB en una entrevista que le ha hecho el homófobo declarado del Family Research Council, Tony Perkins.

Resulta que Roy Cooper, el actual gobernador, por ahora sólo ha conseguido aprobar una nueva ley, la HB142. Esta ley elimina gran parte del contenido de la HB2 pero sigue manteniendo la prohibición de que los municipios instauren sus propias ordenanzas contra la discriminación (todo el lío de la HB2 empezó porque la ciudad de Charlotte aprobó esa ordenanza y a los republicanos no les hizo ninguna gracia). Así que ni demócratas, ni colectivos LGTB, ni la Human Rights Campaign están contentos… Pero al menos reconocen que es el primer paso.

 McCrory, en la citada entrevista, ha dicho lo siguiente al respecto: “La buena noticia es que la HRC ha perdido la batalla. Con todos sus recursos y su poder y su dinero, y sus intentos por sumar a su causa a otras corporaciones que les ayuden en la batalla… El hecho es que no han conseguido derogar por completo la HB2.” Y añadió: “Con suerte volveremos a centrarnos en las prioridades… Necesitamos trabajar en la seguridad ciudadana, tener buenas carreteras y una buena educación.

Curiosamente McCrory no se preocupó por ninguna de esas tres cosas cuando era gobernador. De hecho llegó a sacar dinero de un fondo de ayuda en caso de desastre natural para pagar a los abogados y defender su ley tránsfoba.

Los demócratas han emitido un comunicado diciendo que “Pat McCrory no tiene ninguna credibilidad en este tema teniendo en cuenta que fue la persona que firmó la HB2. El gobernador Cooper ha firmado esta nueva ley para derogar la HB2, y ha dicho que es un paso adelante. Pero sólo un paso. Apoya la protección a nivel estatal de todas las personas LGTB de Carolina del Norte y seguirá trabajando para ellos.

Fuente: Queerty, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Donald Trump mantiene al Enviado Especial para los Derechos de las Personas LGBTI de Barack Obama

Lunes, 20 de febrero de 2017

780x580-noticias-randy-berry-y-pravesh-singhLa Administración de Donald Trump mantiene al diplomático abiertamente homosexual, Randy Berry, en el puesto de Enviado Especial para los Derechos de las Personas LGBTI, puesto creado especialmente por la Administración de Barack Obama.

Un portavoz del Departamento de Estado anuncia este lunes pasado, 12 de febrero, que Donald Trump ha decidido mantener en su puesto a Randy Berry, diplomático abiertamente homosexual, como Enviado Especial para los Derechos de las Personas LGBTI, cargo para el que fuera nombrado por su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama.

John Kerry, Secretario de Estado de la Administración Obama, declararía que se trataba de una «necesidad estratégica» cuando se anuncia la creación del puesto, en febrero de 2015, con la intención de coordinar las políticas internas del Departamento de Estado sobre los empleados LGBT y los programas y políticas del departamento sobre los derechos de las personas LGBTI en otros países. Su misión es trabajar con los gobiernos, la sociedad civil y la comunidad empresarial, con el claro objetivo de rebajar las tensiones contra el colectivo LGBT más allá de las fronteras estadounidenses, pensando principalmente en países de África y Oriente Medio.

Residente en Washington D.C., Randy Berry es abiertamente homosexual y está casado con Pravesh Singh, con quien tiene un hijo y una hija. Habla inglés, español y árabe y ha ocupado diversos puestos como diplomático en países tan complicados en lo que respecta a su relación con le colectivo LGTB como Nepal, Uganda, Egipto y Bangladesh, además de Sudáfrica, Holanda y Nueva Zelanda. También forma parte de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, lo que le pone en muy buen lugar para influir sobre la política de los Estados Unidos en la ONU. De ahí que algunos han hecho una lectura empresarial de esta decisión, y no exactamente en favor de la comunidad LGBT. Sea por las razones que sean y a pesar de que algunos lo interpretan como una estrategia para contener a los activistas que temen por el retroceso en sus derechos, grupos como GLAAD no han dudado en celebrar la decisión de Trump, de la misma manera que el activista religioso radical, Tony Perkins, exige su destitución.

Muchos pensaban que Donald Trump iba a olvidarse de las descabelladas propuestas que planteaba en su campaña para ser elegido presidente. No sólo no lo hizo, sino que las ha ido cumpliendo todas y cada una, hasta el pie de la letra. Otra cosa es que se lo hayan puesto fácil, como ha sucedido con su decreto contra la inmigración, paralizada por un juez, condenada por muchos y odiada por todo el mundo. Pero si durante su campaña presumía de ser el primer candidato republicano a favor del colectivo LGBT, arremetiendo en contra de la ley de los cuartos de baño y a favor del matrimonio igualitario, ¿por qué la comunidad LGBT tiene tanto miedo de lo que pueda hacer?

Cierto es que sus reiterados nombramientos de personas homofóbicas no tranquilizan mucho, como tampoco eliminar toda referencia al colectivo de la página de la Casa Blanca y que muchas de sus leyes afectan de una u otra manera a personas del colectivo LGBT, como le pasaba a Maysam Sodagari o a los iraníes homosexuales que quedaban en el limbo en Turquía pero, su Administración ha desmentido que tenga intención de revocar la Ley de Igualdad, ¿no cabría esperar que mantuviera también su palabra en lo que respecta al colectivo LGBT?

Fuente Universogay

General , , , , , ,

Fuentes cercanas a la Casa Blanca aseguran que la hija y el yerno de Donald Trump fueron los responsables de que el presidente no firmara la orden ejecutiva contra el colectivo LGTB.

Martes, 14 de febrero de 2017

ap13102056623-2-994x843Ivanka Trump y Jared Kushner.

El pasado 2 de febrero contábamos que los activistas LGTB y los demócratas estaban muy preocupados por los rumores que circulaban insistentemente por Washington que apuntaban a que Donald Trump estaba a punto de firmar una orden ejecutiva que tiraría por tierra todos los avances en derechos civiles conseguidos por el colectivo durante el mandato de Obama. La orden en cuestión permitiría a los organismos federales (y a otros que reciben dinero del estado) discriminar a las personas LGTB escudándose en la ya muy manida “libertad religiosa.

La Casa Blanca no tardó mucho en salir a decir que no, que esa ley no se iba a firmar; que era una propuesta que rondaba por los despachos junto a otras cientos de propuestas pero que firmarla no entraba en sus planes inmediatos. Es decir, que por ahora no pero que ya veremos en el futuro

Según parece, ha sido la hija de Donald Trump, Ivanka, junto a su marido Jared Kushner (al que Trump nombró asesor presidencial) los que han liderado una pequeña campaña interna para evitar que el presidente firmara la orden; según fuentes muy cercanas a Trump han confirmado a POLITICO.

De hecho ahora la Casa Blanca de Trump no sólo niega que esa ley hubiera estado a punto de firmarse (pero no niegan que se pueda firmar en un futuro), sino que además no tienen problema alguno en alardear de que Trump prometió durante la campaña que protegería a los ciudadanos LGTB, y que Trump fue el primer candidato republicano en hablar del colectivo en sus actos electorales, que hasta tuvo a un gay hablando en uno de sus mítins y cogió -al revés- una bandera… Que todo eso tendría más peso si su vicepresidente no fuera el homófobo reconocido Mike Pence que, por cierto, ha salido también a defender a Trump.

En una entrevista a la cadena ABC, el vicepresidente que firmó la ley de Libertad Religiosa de Indiana cuando era gobernador de ese estado y que quería retirar los fondos de campañas contra el VIH para dárselos a los que practican “terapias de conversión” ha dicho que “Creo que durante la campaña el Presidente Trump dejó claro que la discriminación no tendría sitio en nuestra administración. Fue el primer nominado Republicano en mencionar a la comunidad LGTBQ en la Convención Nacional Republicana y fue aplaudido por ello. Y yo estaba allí aplaudiendo con él.

Lo que sí parece que tendrá espacio en la Casa Blanca será el dinero de las congregaciones religiosas y organizaciones que no pagan impuestos, porque el nuevo gobierno está dispuesto a eliminar la Enmienda Johnson, que prohíbe que ese tipo de grupos donen dinero o apoyen a candidatos.

Pues justamente parece que uno de los grandes problemas internos de Trump parece ser la enemistad entre Mike Pence y su yerno, Jared Kushner. Pence es el cristiano evangélico que firmó la ley de Libertad Religiosa de Indiana y Kushner es un empresario judío con mucha relación con los círculos socialmente progresistas de Nueva York. Como señala la fuente que han consultado en POLITICO: “Hay algunos en la familia de Trump que tienen opiniones sobre estas cosas. Ahí es dónde se tomará la decisión definitivamente.

El problema es que mientras el colectivo LGTB no está seguro de qué va a pasar, los ultraconservadores cada vez se sienten más poderosos. Cuando la Casa Blanca niega que la orden ejecutiva sea una prioridad pero no niega que se vaya a firmar, los de la derecha más religiosa se vienen arriba. Tony Perkins, el CEO del Family Research Council ha dicho que está convencido de que en algún momento se acabará legalizando la Libertad Religiosa: “Estoy convencido de que tienen en cuenta la libertad religiosa, y estoy seguro de que tomarán cartas en el asunto. Estoy hablando con gente de la administración Trump, y sé que entiende lo importante que es“.

Para esta gente es tan importante poder discriminarnos, porque el problema real es que con la normativa instaurada por Obama las organizaciones que promueven la discriminación a personas LGTB no pueden recibir fondos federales.

Fuente: POLITICO, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Los partidarios de Donald Trump dirigen feroces insultos homófobos hacia el periodista abiertamente gay Anderson Cooper

Martes, 18 de octubre de 2016

andersoncooper_360laterLos seguidores de Donald Trump, o al menos su sector más fanático, han vertido su homofobia contra el periodista abiertamente gay Anderson Cooper, por su labor como moderador durante el último debate entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos. La palabra que más han repetido en las redes sociales para descalificarle ha sido “maricón”, por haber cumplido con su deber de preguntar al candidato republicano acerca del último escándalo que ha protagonizado, al revelarse un vídeo en el que alardeaba de poder dominar a su antojo a las mujeres por ser rico y famoso.

El segundo debate televisivo entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y Hillary Clinton, fue moderado por los periodistas Martha Raddatz (de la cadena ABC) y Anderson Cooper (de la cadena CNN). La participación de este último suponía que por primera vez un periodista abiertamente gay moderase un debate presidencial. Y eso no parecen haberlo pasado por alto los seguidores de Donald Trump.

Desde los diferentes medios se ha considerado que este segundo debate presidencial ha sido más incómodo para ambos candidatos, con preguntas más comprometidas y reacciones más viscerales. Además de interrogarles sobre las cuestiones de interés social o político, también salieron a la luz aquellos temas que podían infundir mayor temor a los candidatos. Por ejemplo, a Clinton se le planteó el asunto del informe del inspector general del Departamento de Estado, en el que se le acusaba de violar las reglas de la Secretaría de Estado que presidió en su día, al utilizar un servidor de correo privado en lugar de uno oficial y comprometer la seguridad nacional.

BJC9anECEn el caso de Trump, el tema estrella era el vídeo que fue tomado en 2005, en el que el candidato republicano habla de manera extremadamente grosera acerca de sus privilegios sobre las mujeres. Frases como “me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar”, “me lancé a por ella como si fuera una perra, me la intenté follar, pero no lo conseguí. Ya estaba casada”, o la ya famosa “y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras. Agarrarlas por el coño. Puedes hacer de todo”, han causado una gran conmoción hasta en su propio partido, en el que relevantes miembros no solo han mostrado su malestar —incluido el candidato a la vicepresidencia Mike Pence— sino que han llegado a negarle su apoyo en la campaña.

Anderson Cooper le pidió explicaciones al respecto, sin que Donald Trump pareciera estar dispuesto a satisfacerle. Finalmente, ante la insistencia del moderador —que llegó a espetar al candidato: “Usted se ha jactado de haber asaltado sexualmente a mujeres. ¿Es consciente de eso?”—, Trump trató de dar por zanjado el asunto con la excusa de que era una simple “charla de vestuario”, como han argumentado repetidamente sus defensores.

Esa ha sido la pregunta que ha incendiado al sector más fanáticamente homófobo de los partidarios de Trump, que han vertido en las redes sociales todo un repertorio de insultos respecto a la orientación sexual de Anderson Cooper. Estos son algunos ejemplos:

Anderson Cooper interrumpiendo a Trump. ¡Eres un moderador, so maricón!

Claro que Anderson Cooper no sabe de charlas de vestuario. Quédate en tu sitio, maricón.

Que alguien le ponga una mordaza en la boca al maricón de Anderson Cooper.

El maricón celoso de Anderson Cooper, que no puede hacérselo con Trump, no ha oído en la cinta donde Trump dice que ellas le “dejaban” hacerlo. Eso no es asalto.

Tony-PerkinsNo es de extrañar la reacción, teniendo en cuenta el cariz de los seguidores más acérrimos del candidato republicano. Sirva de ejemplo de su bajeza moral la hipocresía de Tony Perkins, presidente de Family Research Council, una asociación profundamente LGTBfoba que ha luchado con todas sus fuerzas en contra del matrimonio igualitario en los Estados Unidos, alegando la defensa la “familia tradicional”. A pesar de que Trump en su famoso vídeo llega a hablar de cómo intentó seducir a una mujer casada, Perkins sigue dándole su apoyo…

¿Será porque Donald Trump ha donado 100.000$ a la Iglesia Bautista de Greenwell Springs, a la que pertenece el pastor homófobo Tony Perkins cuya casa fue destruida en las inundaciones de Louisiana? El dinero hace extraños compañeros de cama…

Fuente: Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Donald Trump ha donado 100.000$ a la Iglesia Bautista de Greenwell Springs, a la que pertenece el pastor homófobo Tony Perkins cuya casa fue destruida en las inundaciones de Louisiana.

Lunes, 29 de agosto de 2016

Tony-PerkinsBJC9anECEl otro día te contábamos la absurda historia de Tony Perkins. Este señor, por llamarlo de alguna manera, lleva años predicando la homofobia por todo Estados Unidos. La ironía de la vida es que una de las afirmación más polémicas de Perkins, la de que los desastres naturales son la forma que tiene Dios de castigarnos por la homosexualidad, se volvió en su contra cuando su casa quedó destruida en las inundaciones que este verano han afectado a Louisiana.

Resulta que hace un tiempo Perkins, que pertenece a la Iglesia Bautista de Greenwell Springs y que ahora dirige la organización homófoba Family Research Council, ayudó al equipo de Trump a redactar algunos de los discursos del candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

Ahora, tras saberse que tanto su casa como la sede de la Iglesia habían quedado muy afectadas por las inundaciones que Dios (según Perkins) envió para castigar a los homosexuales, Donald Trump ha donado 100.000$ a la Iglesia.

La jugada la ha destapado la periodista Ashley Killogh, de la CNN, que lo explicaba así en su Twitter:

 Da la casualidad de que en junio la campaña de Trump (que se vanagloria de haber puesto su propio dinero en la misma y de haber devuelto al banco el préstamo de 50 millones de dólares que pidió para la misma) pidió a sus seguidores una donación urgente de 100.000 dólares para poder lanzar unos anuncios en televisión que contrarrestaran una supuesta nueva campaña de Hillary Clinton.

A pesar de que Trump y su equipo no paran de hablar del dinero que mueven en la campaña muchos tienen dudas de la procedencia del mismo y, sobre todo, del uso que se hace de las donaciones.

Pues aquí lo tienes: Trump financia a los movimientos homófobos de su país. Y luego aún hay gays que le votarán diciendo que es lo mejor para el colectivo.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , ,

Tony Perkins dijo: “Los desastres naturales son el castigo de Dios a los gays”, y una inundación destrozó su casa

Martes, 23 de agosto de 2016

Tony-PerkinsTony Perkins, amigo de la Fox

Dicho y hecho… Castigo divino: una inundación destroza su casa tras decir que Dios castiga a los gays con inundaciones. Paradójico, ¿verdad? Al que le ha pasado es a este señor homófobo de la foto, Tony Perkins, que curiosamente comparte nombre y apellido con el actor famoso por interpretar a Norman Bates en la mítica ‘Psicosis’.

Tony Perkins es el presidente de la organización Cristiana Family Research Council, que se pasan el día hablando del purgatorio, la debacle de la sociedad por culpa de la homosexualidad, los castigos divinos… Sus ataques al colectivo LGBT en los medios estadounidenses han sido constantes, comparando la homosexualidad con la pedofilia, acusando a Barack Obama de “exportar homosexualidad” y diciendo que las catástrofes naturales como los huracanes y las inundaciones son “una señal de la ira de Dios en castigo por los abortos y la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo”.

Pues no sabemos si es que el matrimonio igualitario se ha vuelto a aprobar o qué, pero como ya sabrás en el estado de Louisiana están viviendo terribles inundaciones que ya se han cobrado la vida de 13 personas y han dejado destrozadas 40.000 viviendas. Una de esas viviendas, por cierto, es la de Tony Perkins y su familia. Ahora ha sido él que ha tenido que salir de su casa en canoa con su familia, ya que su vivienda ha quedado destrozada por las inundaciones que está sufriendo el estado de Luisiana. Tanto Tony Perkins como su familia están sanos y salvos, pero a ver qué dice ahora de las catástrofes naturales. No le deseamos mal a nadie, pero a veces las paradojas del mundo nos sorprenden y es mejor estar calladitos porque, como dicen en Galicia: “¡ No creemos en las meigas, pero haberlas, hailas !

Y sí, ha dicho algo muy en su estilo: Perkins, ha dicho que tendrá que vivir durante seis meses en una roulotte hasta que reparen los daños, pero no ha sido capaz de explicar por qué Dios le ha castigado a él (y a los demás, claro) por culpa de los homosexuales. No había nada con lo que meternos por medio. Así que en un alarde de palabrería cristiana de la mejor calidad, ha declarado que este drama ha sido “un ejercicio increíble y alentador para llevarnos al siguiente nivel en nuestro camino hacia Dios todopoderoso que todo lo hace bien.

Fuente | Gay Times, vía Estoy Bailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Trump recurre a la islamofobia para atraer a los votantes LGTB

Jueves, 28 de julio de 2016

BJC9anEC“Como vuestro presidente, haré todo lo que esté en mi mano para proteger a nuestros ciudadanos LGBTQ de la violencia y la opresión de una ideología extranjera llena de odio, creedme”. Fue la única referencia al colectivo LGTB en el discurso de aceptación de la nominación republicana por parte de Donald Trump. Una frase que está sirviendo a algunos medios de comunicación generalistas (no especialmente preocupados por el detalle cuando de la realidad LGTB se trata) para presentar a Trump como un político sensible a los derechos de este colectivo. Activistas LGTB como Michelangelo Signorile ya han alertado de lo equivocado de esta percepción.

La frase de Trump se entiende perfectamente en el contexto de de la campaña del candidato republicano, uno de cuyos ejes es atizar la islamofobia y el miedo al terrorismo de raíz islamista, al que el gobierno de Barack Obama estaría supuestamente dando alas. Si a eso unimos que la corriente homocon de gais conservadores afines al Partido Republicano nunca ha ocultado sus preferencias por Trump como candidato y ha asumido como propio el argumentario que sitúa al islam (y no a la derecha religiosa estadounidense) como principal enemigo de la causa LGTB, tenemos el escenario perfecto.

No es casualidad, de hecho, que coincidiendo con la convención republicana que se desarrolló la pasada semana en Cleveland tuviera lugar un evento de apoyo a la candidatura de Donald Trump por parte de un grupo (ciertamente pequeño) de personas LGTB. Los dos principales oradores fueron Milo Yiannopoulos, un columnista conservador abiertamente gay, protagonista de varias polémicas en redes sociales (la última de ellas, la suspensión de su cuenta de Twitter debido a sus insultos a la actriz Leslie Jones) y la activista antimusulmana Pamela Geller. En el evento, por cierto, estuvo también presente el holandés Geert Wilders, líder del islamófobo Partido por la Libertad (PVV).

La intervención de Yiannopoulos, del que son bien conocidas sus opiniones contra el feminismo y el islam, resumió a la perfección el núcleo actual del ideario homocon: el Partido Demócrata no ha hecho nada por los gais, sino que por el contrario ha abierto el país a los musulmanes, enemigos de los derechos LGTB, y Trump es el candidato más pro-LGTB de la historia estadounidense.

Peter Thiel: “orgulloso de ser gay”, pero…

Peter_Thiel_(2014)El segundo elemento que ha contribuido a que los medios “dulcifiquen” el perfil de Trump a la hora de presentarlo como pro-LGTB fue la intervención como orador en la propia convención republicana del empresario abiertamente gay Peter Thiel. Thiel, conocido sobre todo por ser uno de los confundadores de PayPal y el primer gran inversor en Facebook (compañía de la que es uno de los principales directivos), se define como libertario, pero no ha dudado en apoyar a todos y cada uno de los últimos candidatos republicanos a la Casa Blanca pese a carecer de ese perfil. También lo ha hecho ahora con Donald Trump.

Thiel, justo es reconocerlo, ha sido el primer orador de la historia de las convenciones republicanas que ha proclamado abiertamente su orgullo de ser gay y republicano. Tras esa primera frase, su intervención poco tuvo que ver sin embargo con la defensa de los derechos LGTB, a los que de hecho quitó importancia. “Cuando yo era un niño, el gran debate era sobre cómo derrotar a la Unión Soviética. Y ganamos. Ahora se nos dice que el gran debate es sobre quién usa cada cuarto de baño. Eso es una distracción de nuestros problemas reales. ¿A quién le importa?”, se preguntó, en referencia a la polémica sobre la ley anti-LGTB de Carolina del Norte. Curiosa pregunta, por cierto, teniendo en cuenta que es a su partido al que más parece importarle el tema, hasta el punto de legislar de forma expresa para prohibir a las personas trans usar los baños públicos que corresponden a su identidad de género…

Thiel, por otra parte, no tuvo problema en reconocer que apoya al Partido Republicano pese a que la plataforma política aprobada en la convención de Cleveland es abiertamente anti-LGTB. “No coincido con todos los puntos que recoge nuestra plataforma. Pero las falsas guerras culturales solo nos distraen de nuestro declive económico”, aseguró, volviendo a minimizar la importancia de los derechos LGTB en el debate político.

Michelangelo Signorile: los medios no reflejan bien a Trump

41Ji+60CnFL._UX250_Son diversos los medios LGTB, sobre todo del ámbito anglosajón, que no se dejan engañar por frases llamativas y analizan con profundidad las nefastas propuestas republicanas en esta materia (nosotros lo hacíamos hace pocos días). Pero si un artículo nos ha llamado la atención, en este sentido, es el publicado por el columnista y activista Michelangelo Signorile, editor de Queer Voices (antes Gay Voices, la “sección LGTB” de The Huffington Post). Signorile repasa la cobertura que de la convención republicana han hecho diversos medios (no necesariamente los más conservadores) y critica muy duramente la superficialidad con la que estos han tratado las referencias a la realidad LGTB, presentando a Donald Trump casi como un campeón en esta materia, que ha traído la renovación al Partido Republicano, en lugar de destacar cómo en realidad el candidato se ha plegado a las exigencias de su sector más conservador.

Signorile explica, por mencionar dos ejemplos, que ABC News destacó como “histórico” el uso de Trump del acrónimo “LGBTQ”, poniéndolo como ejemplo de la renovación que Trump suponía, mientras que CNN llegaba a asegurar que las opiniones de Trump en materia LGTB eran en realidad contrarias a las que expresa la plataforma republicana. Signorile explica a continuación que el uso del acrónimo “LGTBQ” no supone en realidad ningún problema para los conservadores, que lo aceptan como una concesión menor. Y pone como ejemplo a Tony Perkins, presidente del homófobo Family Researh Council, que tras el atentado de Orlando se alineó con las tesis de Trump y aseguró ya que ningún americano “LGBT, católico, protestante, e incluso ateo” debería “vivir con miedo” en su país. Perkins, por cierto, participó en la convención republicana y pidió abiertamente a los cristianos conservadores que votaran masivamente por Trump.

Por lo que se refiere a las opiniones de Trump, como bien explicábamos hace pocos días, si bien es cierto que no pueden equipararse en fiereza a las del que fue su principal oponente en las primarias, Ted Cruz, han ido evolucionando hacia una homofobia manifiesta. Trump ha llegado a asegurar que propondrá como candidatos al Tribunal Supremo a jueces dispuestos a revertir la sentencia que extendió el matrimonio igualitario a todo el país.

Signorile, que también explica sus controversias en este terreno con periodistas de The New York Times, acaba su artículo alertando a los medios sobre el peligro de caer en esta forma “irresponsable y superficial de informar” sobre Trump y pasar de largo sobre las políticas concretas que proponen los republicanos en materia LGTB. Solo el tiempo dirá si no es ya demasiado tarde…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El ex Senador de Pennsylvania Rick Santorum, acusa a los gays de silenciar a la Iglesia

Miércoles, 29 de octubre de 2014

Santorum And Gingrich Address Gulf Coast Energy SummitEl reconocido homófobo y anti-gay Rick Santorum, ex-senador de Pennsylvania, ha cargado contra el colectivo LGBT y los ciudadanos más jóvenes porque considera que  “han silenciado a la iglesia, los jóvenes aceptan por lo general mejor a los gays que los más ancianos, esta generación no es consciente de los argumentos en contra de la homosexualidad e igualdad. Van a usar todos los mecanismos posibles para silenciar a la iglesia y ganar el debate sobre la aceptación a los integrantes del colectivo LGBT. Parece que la tolerancia es cada vez mayor entre la sociedad y esto parece escuece y despierta el lado más llorón de este político homófobo.

Su discurso siguió esta línea en una entrevista concedida ante el Presidente del Consejo de Investigación familiar, Tony Perkins “los argumentos pro gay están floreciendo y ganando el debate entre los más jóvenes. No porque no podamos competir contra ellos, sino porque han silenciado efectivamente a la iglesia en muchas de estas cuestiones, y los más jóvenes ni siquiera conocen el punto de vista opuesto. Pienso que el punto de vista judeocristiano no sobrevivirá si dejamos que la aceptación a los gays siga aumentando“.
Además añadió  “Los activistas LGBT no quieren competencia que provenga de la Iglesia y van hacer todo lo posible para marginarlos, para silenciarlos”. Para el senador, el método para lograr este silencio por parte de los homosexuales es usar los servicios de impuestos internos y el código de impuestos contra las instituciones religiosas. Ve conspiraciones donde no las hay, así ataca el senador al colectivo LGBT, carente de otras armas.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , ,

El activista religioso Tony Perkins quiere que la iglesia “condene la inmoralidad sexual”.

Martes, 13 de mayo de 2014

Tony-PerkinsEl activista religioso Tony Perkins, perteneciente al homófobo Consejo de Investigación de la Familia, ha defendido que las iglesias continúen oponiéndose al matrimonio entre personas del mismo sexo, alegando que “la iglesia debe mantener su postura contra la inmoralidad sexual, tanto en el caso de las relaciones sexuales fuera del matrimonio como del comportamiento homosexual”.

El activista religioso Tony Perkins, perteneciente al Consejo de Investigación de la Familia, ha vuelto a condenar el avance del respeto hacia los derechos humanos de las minorías sexuales.

Perkins, mediante el programa de radio que retransmite la organización que preside, ha instado a las iglesias a continuar oponiéndose a las relaciones homosexuales, alegando que deben velar por la “moralidad sexual”.

Perkins hizo dicho llamamiento a las iglesias después de que un oyente llamara al programa para preguntar al activista religioso en torno a los esfuerzos que se están llevando a cabo en Carolina del Norte en contra de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo.

No se puede mirar la fe cristiana y decir que el matrimonio entre personas del mismo sexo es defendido por la iglesia, manifestó Perkins desde el programa de radio del Consejo de Investigación de la Familia.

El activista religioso recordó que la situación es “al contrario, la iglesia siempre ha mantenido, y debe mantener, su lucha contra la inmoralidad sexual, tanto en el caso de las relaciones sexuales fuera del matrimonio como del comportamiento homosexual.

Fuente Universogay

Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.