Archivo

Entradas Etiquetadas ‘UCLA’

La administración Trump da a las agencias de adopción libertad para rechazar a las parejas homosexuales por razones religiosas

Jueves, 7 de noviembre de 2019

President Trump Holds Signing Ceremony For Taxpayer First ActEl Presidente Donald Trump con el Vicepresidente Mike Pence y el Secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS) Alex Azar

Una regla propuesta por la administración de Trump permitiría a las agencias de adopción y cuidado de crianza negar sus servicios a L.G.B.T. familias basadas en la fe.

La administración Trump busca revertir una regla de la era Obama que clasificaba la orientación sexual y la identidad de género como clases protegidas de la discriminación. Los activistas LGBT+ han condenado la medida de la administración Trump de proporcionar fondos federales para las agencias de adopción que discriminan a las parejas homosexuales.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) publicó el pasado viernes una nueva guía que busca eliminar que anularía una política de diciembre de 2016 que incluía la orientación sexual bajo su definición de discriminación. En concreto, el requisito de que los beneficiarios de subvenciones federales, incluyendo las agencias de adopción y de cuidado de crianza, “deben tratar como válidos los matrimonios de parejas del mismo sexo”.

Al mismo tiempo, los cambios propuestos eliminarían las reglas de no discriminación de la era de Obama, que establecen que no se debe negar a las personas los servicios del HHS “por motivos de edad, discapacidad, sexo, raza, color, origen nacional, religión, identidad de género u orientación sexual”.

El anuncio ha provocado la ira de grupos y aliados de igualdad de derechos, que acusaron a la administración Trump de tratar de desentrañar silenciosamente las protecciones para las personas LGBT+.

La regla propuesta podría publicarse en el Registro Federal tan pronto como el lunes, seguido de un período de comentarios de 30 días. Después de eso, los comentarios se cerrarán y se convertirá en la regla final.

La propuesta tendría efectos “enormes” y afectaría la vida de una gran cantidad de personas, dijo el sábado Denise Brogan-Kator, directora de políticas de Family Equality, una organización de defensa de familias lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.

A los niños se les ‘negarán hogares y familias amorosas’ bajo la regla de la adopción. Tom Pérez y Earl Fowlkes, del Comité Nacional Demócrata, dijeron: “Las reglas propuestas por la administración Trump reducirían el progreso logrado bajo el presidente Obama y allanarían el camino para que a los niños se les nieguen hogares y familias amorosas. Más de 100.000 niños están a la espera de ser adoptados, y esta medida sólo reduce el número de familias capaces de adoptarlos.”

Los críticos, como la Sra. Brogan-Kator, dijeron que la regla permitiría a las organizaciones colocar sus creencias religiosas personales por encima de las necesidades de los niños bajo su cuidado, pero la administración respondió que no estaba evitando que L.G.B.T. personas de adoptar. “La administración está revocando una regla de la era de Obama que se propuso a las 12 en punto de la última administración que pone en peligro la capacidad de los proveedores basados en la fe para continuar sirviendo a sus comunidades”, dijo la Casa Blanca en un comunicado el sábado. “El gobierno federal no debería estar en el negocio de obligar a los proveedores de bienestar infantil a elegir entre ayudar a los niños y su fe”.

Según la Red de Adopción, hay más de 400,000 niños en el sistema de cuidado de crianza en los Estados Unidos. Más de 114,000 no pueden ser devueltos a sus familias y están esperando ser adoptados.

El Instituto Williams de la Facultad de Derecho de la UCLA estimó en un informe que 114,000 parejas del mismo sexo en 2016 estaban criando niños en los Estados Unidos. Las parejas del mismo sexo con hijos tenían muchas más probabilidades de tener un hijo adoptivo que las parejas de diferentes sexos con hijos, 21.4 por ciento versus 3 por ciento, según el informe.

Alphonso David, presidente de la Human Rights Campaign (Campaña de Derechos Humanos), en una declaración calificó la propuesta de “horrible” y dijo que “permitiría la discriminación en todo el espectro de los programas del HHS que reciben fondos federales. La Casa Blanca de Trump-Pence se basa en el mismo razonamiento legal defectuoso que usaron en el pasado para justificar la discriminación contra L.G.B.T.Q. personas y otras comunidades “, dijo.

Tony Perkins, presidente del Consejo de Investigación Familiar, un grupo que apoya causas socialmente conservadoras y cristianas, dijo el viernes que la noticia fue “tremenda” para los niños, las madres biológicas y las familias adoptivas. “Gracias al presidente Trump, las organizaciones benéficas serán libres de cuidar a los niños necesitados y operar de acuerdo con sus creencias religiosas y la realidad de que a los niños les va mejor en un hogar con una madre y un padre casados”, dijo Perkins en un comunicado.

 Fuente New York Times

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Homofobia/ Transfobia., Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hijos adultos de lesbianas se identifican menos como “heterosexuales”

Martes, 9 de abril de 2019

320ADBC7-A206-493E-9D53-ED6E894ECB42Según un estudio realizado por un equipo especializado en género y orientación sexual del Instituto Williams en la Escuela de Derecho de la UCLA, en Estados Unidos 6 millones de niños y adultos tienen padres pertenecientes a nuestro colectivo, padres gays, madres lesbianas o bisexuales, o trans.

Los hijos de madres lesbianas tendrían, según esta investigación, más posibilidades de tener una sexualidad fluida, de experimentar con el mismo género y en comparación con hijos de heterosexuales, identificarse menos con a sí mismos como heteros.

“Quizás deberíamos celebrar que la cultura ha evolucionado lo suficiente como para que estos jóvenes se sientan libres de explorar quiénes son”, declaró la doctora Nannette Gartrell. “Estos hallazgos sugieren que los hijos adultos de familias lesbianas planificadas pueden ser más propensos que sus compañeros a demostrar diversidad en atracción sexual, identidad y expresión”, dice el informe.

Esta investigación se basa en una de los estudios más largos que se han hecho hasta ahora sobre maternidad lésbica, comenzó en 1986, con hijos de madres lesbianas, se trata del Estudio Nacional Longitudinal de la Familia lésbica, NLLFS.
Para esta última investigación que os contamos aquí, se preguntó a 76 adultos que han participado en este estudio sobre su atracción sexual, comportamiento y su identificación. Estos datos se compararon con participantes de otros estudios de crecimiento familiar.

De los 76 hijos de madres lesbianos, el 70 por ciento de las mujeres y el 90 por ciento de los hombres se identificaron como “heterosexuales”en comparación con el 88% de las mujeres y el 98% en el grupo de hijos de padres heterosexuales.

Además, el 54% de mujeres y el 33% de los hombres con madres lesbianas informaron haber tenido una experiencia sexual con personas del mismo sexo entre los 17 y los 25 años, en comparación con el 38% de las mujeres y el 9% de los hombres del otro grupo.

La Dra. Nanette Gartrell, autora principal del informe dijo en una entrevista a a NBC News que existen múltiples teorías para explicar la orientación sexual, incluidas las hormonas, la genética y el medio ambiente, pero hasta el momento, agregó, “la evidencia sugiere que que no hay un solo factor que sea determinante”.

Fuente Oveja Rosa

General , , , , , , , , , ,

Dos políticos de Massachusets promueven la prohibición de la defensa del «gay panic» a nivel nacional

Viernes, 20 de julio de 2018

640x0-youtube-wzhm5hjdkg0-dos-politicos-de-massachusets-promueven-el-fin-de-la-defensa-del-gay-panic-a-nivel-nacionalUn senador y un congresista de Massachusetts, ambos demócratas, promueven una ley mediante la que se prohíbe el uso de las denominadas defensas del «gay panic» y «trans panic» en cualquier tribunal federal de los Estados Unidos.

La denominada defensa de «gay panic» es utilizada habitualmente por un acusado en casos de agresiones y asesinato, quien alega haberse sentido amenazado por una insinuación sexual por otra persona de su mismo sexo, justificando de esta manera el uso de la violencia en defensa propia. Prohibida en California, Illinois y Rhode Island, sigue siendo una defensa legal en el resto de los Estados Unidos, como también lo está la denominada defensa «t rans panic», que se utiliza cuando el agresor alega desconocer que iba a mantener relaciones sexuales con una persona de su mismo género hasta el momento del coito. Un senador, Edward Markey, y un congresista, Joe Kennedy, ambos demócratas de Massachusetts, promueven desde este mes un proyecto de ley denominado Ley de Prohibición de la Defensa del Pánico Gay y Trans con el objetivo de anular estas estrategias de defensa a nivel nacional.

Según el proyecto de ley presentado por Marke y Kennedy, este tipo de defensas «pretenden disculpar parcial o completamente delitos como el asesinato y la agresión sobre la base de que la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas es una provocación suficiente para la reacción violenta del acusado». Según un informe de 2016 del Instituto Williams de la Ley de la UCLA, este tipo de estrategias de defensa homofóbicas se han utilizado en la mitad de los estados de la unión desde la década de los sesenta, siendo utilizadas siempre para reducir los cargos a los que se enfrentaban los acusados, a pesar de que «ningún estado reconoce las defensas del pánico gay y trans como defensas independientes bajo sus respectivos códigos penales».

«Las defensas legales del pánico gay y trans reflejan un miedo irracional y una intolerancia hacia la comunidad LGBTQ y corroen la legitimidad de los enjuiciamientos federales (…). Estas defensas deben estar prohibidas para garantizar que todos los estadounidenses sean tratados con dignidad y humanidad en nuestro sistema de justicia», defiende el senador Markey a través de un comunicado, mientras que el congresista Kennedy sostiene que «asesinar o agredir a alguien debido a su orientación sexual o su identidad de género no es una defensa, sino un delito de odio». Ambos han defendido en una declaración conjunta que «las lagunas legales escritas en nuestras leyes que buscan justificar los ataques violentos contra nuestros vecinos homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales nunca deberían haber existido en primer lugar».

La propuesta de Markey y Kennedy está apoyada por 10 congresistas de la Cámara de Representantes y 5 miembros del Senado. De aprobarse esta Ley de Prohibición de la Defensa del Pánico Gay y Trans, el Congreso estaría dando un paso que la comunidad legal ha estado solicitando durante años. En 2013, por ejemplo, la American Bar Association aprueba una resolución que insta a los legisladores a «tomar medidas legislativas para reducir la disponibilidad y efectividad de las defensas de ‘pánico gay’ y ‘pánico trans’».

«Históricamente hemos visto las defensas de pánico utilizadas como caballo de Troya para tratar de llevar a los tribunales los prejuicios sociales y el odio contra las personas LGBTQ, y especialmente las mujeres transgénero y los homosexuales, en un esfuerzo por justificar tipos de violencia que simplemente no son justificables (…). Prohibir explícitamente esta práctica contribuirá en gran medida a proteger a los sobrevivientes y a los amigos y familiares de las víctimas mientras se relacionan con el sistema legal penal en un período profundamente doloroso de sus vidas», declara Yacka-Bible, director de comunicaciones en GLAAD.

Asimismo, D’Arcy Kemnitz, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Abogados LGBT, declara en un comunicado que estas defensas «han sido durante mucho tiempo un símbolo de pensamiento peligroso y obsoleto (…). La orientación sexual de un individuo o la identidad/expresión de género nunca deberían justificar un ataque violento o asesinato. Decir lo contrario envía un mensaje a la comunidad LGBT de que sus vidas son intrínsecamente menos valoradas. La continua concesión de estas defensas es un fracaso del sistema de justicia».

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Presentan un proyecto de ley para prohibir las terapias de conversión a menores de edad en Idaho

Martes, 30 de enero de 2018

noticias_file_foto_761066_1396626239El representante de Boise, presenta un proyecto de ley que tiene como propósito prohibir a los terapeutas y asesores escolares recomendar las terapias de conversión a menores de edad en Idaho. Según un estudio, alrededor de 20.000 adolescentes y jóvenes estadounidenses menores de edad están en riesgo ser obligados a superar este tipo de tratamientos a manos de terapeutas licenciados, 57.000 si tenemos en cuenta a los asesores religiosos y consejeros espirituales que las aplican.

 «La práctica de las terapias de conversión, para intentar cambiar a los jóvenes que son homosexuales y no sean homosexuales, es una práctica muy perjudicial», asegura John McCrostie, representante de Boise y patrocinador de la Ley de Protección de la Salud Mental de los Jóvenes, conocida como Ley HB-389, tiene como principal propósito el de prohibir que terapeutas y asesores profesionales con licencia recomendar las terapias de conversión a persona menores de 18 años, así como aplicarlas ellos mismos, suspendiendo cualquier subvención estatal para aquellos grupos o asociaciones que las apoyen de cualquier forma.

Según el proyecto de ley, se entiende como terapia de conversión cualquier práctica o tratamiento que tenga como objetivo el de cambiar la orientación sexual o identidad de género de na persona, incluyendo los procedimientos para cambiar comportamientos o expresiones de género o para eliminar o reducir las atracciones o sentimientos sexuales o románticos hacia personas del mismo sexo. Los jóvenes sometidos a este tipo de terapias experimentan un mayor incremento de padecer depresiones, así como de tener tendencias suicidas, dado que son tratamientos que se basan en la idea de que la homosexualidad es un trastorno mental, según publica la American Psychological Association en su informe Just the facts about sexual orientation an youth. Una idea rechazada por todos los profesionales que forman parte de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA por sus siglas en inglés: American Pshichological Associaton), así como condenada por la Organización Mundial de Psiquiatría.

«Evitar cualquier tratamiento que afirme ser capaz de cambiar la orientación sexual o las ideas de tratamiento de una persona que ve la homosexualidad como una enfermedad» es la recomendación de la Academia Estadounidense de Pediatría para los menores de edad. De 13 estudios compilados por la Colombia Law School, sólo uno concluye que este tipo de terapias puede ser efectiva. Publicado en el año 2000 en Psychological Reports, se trata de un estudio en el que participaron 882 personas, de los que un 89,7 % se definieron así mismos con inclinaciones más cercanas a la homosexualidad que a la heterosexualidad, cuando no exclusivamente homosexuales, pero que tras pasar por una terapia de conversión se rebajó al 35,1 % que seguían sintiéndose de la misma manera. Los 12 estudios restantes concluyeron que las terapias de conversión no son efectivas, señalando algunos que podrán incluso llegar a ser perjudiciales.

Un estudio realizado en el Instituto Williams de la Facultad de Derecho de la UCLA, que trata de determinar los efectos de las terapias de conversión en los adolescentes y jóvenes LGBT, revela que alrededor de 20.000 menores de edad corren el riesgo de ser obligados a pasar alguna terapia de conversión homosexual con un terapeuta licenciado antes de cumplir los 18 años de edad. Una cifra que podría ascender hasta los 57.000 si se tienen en cuenta a los menores que podrían someterse a estas mismas terapias por parte de asesores religiosos o consejeros espirituales. Actualmente, los estados de California, Oregon, Illinois, Vermont y Nueva Jersey, Washington, Nevada, Connecticut, Rhode IslandNuevo México y Washington D.C. prohiben las terapias de conversión. La ciudad de Cincinatti, en Ohio, hizo lo propio a finales de 2015 .

«Al menos, lo que he podido hacer es sacar el tema para el consumo público, debate público (…). Desde el año pasado hasta hoy, a través de la reintroducción, he recibido mucho apoyo de mis electores (y) la comunidad LGBT. Veremos a dónde vamos desde allí, pero al menos el tema se está abordando», explica McCrostie, primer representante abiertamente gay de Idaho y el segundo legislador estatal abiertamente homosexual, quien ya presentaba su proyecto de ley el año pasado, no consiguiendo entonces que fuera aceptado, pero con esperanzas de conseguirlo en esta ocasión. De aprobarse finalmente la Ley HB-389 en Idaho, cualquier profesional que aplique o someta de cualquier manera a un menor de edad en una terapia de conversión se enfrenta a medidas disciplinarias por parte de la entidad que le haya otorgado su licencia. Iowa, Kansas, Texas, Maine, Hawai, Florida, Misuri, Arizona, Virginia, Minnesota, Pensilvania, Wisconsin, Massachusetts, Nueva York y Virginia Occidental consideran actualmente tomar medidas similares.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras. “Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Universogay/Cristianos Gays/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La religión está vinculada con un mayor riesgo de suicidios de gays, lesbianas y bisexuales

Domingo, 29 de junio de 2014

noticias_file_foto_814153_1403875053Desde luego, habrá experiencias de todo tipo… 

Gays, lesbianas y bisexuales que fueron asesorados por un líder religioso o espiritual son más propensos a intentar suicidarse que aquellos que no buscan tratamiento para afrontar su sexualidad. Así se desprende de un nuevo estudio pionero realizado por el prestigioso Instituto Williams y que pone de manifiesto que las personas LGBT que recibieron tratamiento de un profesional médico no son menos propensos a intentar suicidarse que aquellos que no buscan ayuda. Sin embargo, la ayuda de consejeros de carácter religioso está asociada con un mayor riesgo de tendencia suicida. El estudio, titulado “El Papel de la búsqueda de ayuda en la prevención de intentos de suicidio entre las lesbianas, gays y bisexuales”, está co-escrito por Ilan H. Meyer, del Williams Institute y de la Escuela de Derecho de UCLA, Merilee Teylan, de la Facultad de Medicina y de la Universidad de Harvard, y Sharon Schwartz, del Departamento de Epidemiología de la Universidad de Columbia.

El estudio es el primero en examinar si la búsqueda de diversas formas de tratamiento de salud mental se asocian con una menor probabilidad de un intento de suicidio en un grupo diverso de adultos LGB. Se estima que sólo alrededor del 16 por ciento de las personas LGBT que hicieron un intento serio de suicidio buscó tratamiento de salud mental de un profesional de la salud antes del intento y alrededor del 13 por ciento buscó tratamiento religioso o espiritual antes.

“Los resultados son preocupantes porque la búsqueda de tratamiento es una estrategia de prevención recomendada contra el suicidio y los resultados de este estudio muestran efectos más positivos para las personas que solicitaron tratamiento de un especialista en salud. Más preocupante es la constatación de que las personas que solicitaron asesoramiento religioso o espiritual tenían mayores probabilidades de intentar suicidarse más tarde que aquellos que no buscan tratamiento en absoluto”, asegura el co-autor, Ilan H. Meyer, del Instituto Williams, un erudito de la política pública.

Y agregó: “Se necesitan más estudios para evaluar la eficacia del tratamiento para las personas LGBT con ideas suicida para la prevención de futuros intentos pero, incluso sin mayores estudios, los funcionarios de salud pública y profesionales de la sanidad deben garantizar que las personas LGBT que buscan tratamiento de salud mental, ya sea en los centros médicos o religiosos, reciben un asesoramiento competente que cubra sus necesidades‘.

Los datos analizados en el estudio fueron obtenidos como parte del Proyecto Stride, un gran estudio epidemiológico que investiga la relación entre el estrés, la identidad y la salud mental en la población LGB y heterosexual.

Como datos relevantes del estudio hay que destacar que el 17% de los encuestados informó de un intento de suicidio. El promedio de la edad de los intentos de suicidio coincidió con los principales hitos de la vida de una persona (por ejemplo, la edad en que reconocemos nuestra identidad sexual).

El primer intento de suicidio se produce a una edad media de 17 años. Las personas cuyo primer intento de suicidio fue a mayor edad (después de la adolescencia) también habían salido tarde del armario.

El estudio también hace comparativas entre las razas y las etnias. Según se desprende, una proporción significativamente mayor de caucásicos LGB, un 58%, buscó tratamiento de profesionales de la salud médica y mental antes de un intento de suicidio, frente al 12% de los adultos de color y el 17% de latinos, pero significativamente más negros (24%) que blancos (8%) y (7%) de latinos buscaron tratamiento de consejeros religiosos o espirituales antes de un intento de suicidio.

El estudio se realizó en la ciudad de Nueva York entre los años 2004 y 2005, con el apoyo del Instituto Nacional de Salud Mental.

El Instituto Williams, fundado en 2001, se dedica a realizar una investigación rigurosa e independiente de la orientación sexual, de la ley de identidad de género y de las políticas públicas en EE.UU. Lo conforman un grupo de expertos nacionales en Derecho de UCLA, la Universidad de California, en Los Ángeles.

El Instituto se creó gracias a la generosa donación del empresario, académico y filántropo, Charles R. “Chuck” Williams, que aportó 2,5 millones de dólares a la causa. La mayor contribución económica dada a cualquier institución en apoyo de un programa académico de estudio orientado a gays y lesbianas. Durante la última década, la institución ha recibido 13 millones de dólares para financiar sus trabajos.

El estudio completo, “El papel de la búsqueda de ayuda en la prevención de intentos de suicidio entre lesbianas, gays, y bisexuales” ya está disponible, si quieres leerlo pincha sobre este enlace.

Fuente Ragap

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.