Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Yuri Gavrikov’

Detenidos 30 activistas LGTBI en San Petersburgo por protestar contra la prohibición de la celebración del Orgullo

Lunes, 13 de agosto de 2018

detencion-activistas-san-petersburgo-2018La periodista Yevgenia Litvinova ha denunciado la detención de 30 activistas LGTBI en San Petersburgo por protestar contra la prohibición de la celebración del Orgullo. Entre los detenidos se encuentra incluso alguna persona menor de edad. Un año más, los valientes activistas LGTBI rusos se han enfrentado a la represión y a las leyes que impiden su derecho a la libertad de expresión, reunión y manifestación, propios de cualquier estado democrático.

Como ocurrió el pasado año y en ocasiones anteriores, y pesar de los repetidos dictámenes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, las autoridades de San Petersburgo denegaron el permiso para celebrar en las calles de la ciudad la Marcha del Orgullo LGTBI, que trataba de reivindicar los derechos de un colectivo que vive la amenaza constante de las leyes que castigan la supuesta difusión de «propaganda homosexual», pero que en realidad tratan de invisibilizar socialmente a gais, lesbianas, bisexuales y personas trans.

Según el relato de la periodista Yevgenia Litvinova, una profesional fuertemente comprometida con la defensa de los derechos humanos en Rusia que publica en The Russian Reader, los activistas LGTBI habían decidido utilizar los mecanismos legales para poder expresar su protesta contra la prohibición. Así, en vez de celebrar una manifestación conjunta, lo harían cada uno individualmente, pues las leyes rusas permiten que sus ciudadanos puedan protestar de esta manera sin necesidad de ningún permiso o autorización administrativa. Son remarcables las palabras con que Alexei Sergeyev convenció a Yevgenia Litvinova para que se uniera a la protesta por los derechos LGTBI y diera testimonio:

Espero que la solidaridad no sea una frase vacía para ti. Probablemente hemos estado juntos en manifestaciones a favor de la preservación arquitectónica y en marchas por la paz. O hemos salido para apoyar a los camioneros en huelga y los derechos reproductivos de las mujeres, hemos protestado contra la destrucción de productos confiscados, contra la corrupción, contra la tortura del FSB, y hemos llorado la muerte del asesinado Boris Nemtsov. Tal vez esta será tu primera manifestación indivual con una bandera o una pancarta. O ven tan solo para apoyarnos, para estar con nosotros. Todo es importante. Cada persona cuenta.

Así, decenas de activistas se dirigieron a la Plaza del Palacio el pasado 4 de agosto, con la intención de desplegar individualmente pancartas reivindicativas. Sin embargo, se encontraron que la plaza estaba acordonada por un fuerte contingente policial y que también se hallaban militantes de ultraderecha nacionalista, conocidos por su LGTBIfobia en traje de camuflaje. En cuanto llegaron y se dispersaron para iniciar la protesta individual, la periodista constató la detención inmediata de Alexei Sergeyev y de Alexei Nazarov, que simplemente ondeaba una bandera arcoíris. Después, fueron detenidos otros 28 activistas, quienes, arrastrados a la fuerza, fueron conducidos a los furgones policiales y posteriormente a diversas comisarías.

Litvinova puedo averiguar que entre los detenidos también se encontraban Yuri Gavrikov y Tanya Sichkaryova, así como una menor de edad. Todos ellos se habían negado a que les tomaran las huellas y las fotografías policiales. Se enfrentan a fuertes sanciones económicas y a penas de hasta quince días de prisión por intentar el simple ejercicio de sus libertades y derechos civiles.

Una vez más, a pesar de su fuerte determinación, los activistas LGTBI rusos han vuelto a ser víctimas de la represión policial y de las autoridades, que alientan la homofobia con leyes que prohíben el mero hecho de informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que, como hemos comprobado, permiten que quienes simplemente enarbolan la bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados o incluso encarcelados.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a Rusia por la prohibición de las marchas del Orgullo LGTB de San Petersburgo de 2010 y 2011

Miércoles, 15 de febrero de 2017

homofobia-rusiaEl Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Rusia por vulnerar el derecho de reunión al prohibir dos Marchas del Orgullo LGTB en San Petersburgo y otro acto en Moscú. El Tribunal ha considerado demostrado que la prohibición ilegal fue motivada por la orientación sexual de los convocantes. A pesar de estas condenas, las autoridades rusas persisten en la discriminación, pues este mismo año ya han sido prohibidas las Marchas del Orgullo LGTB en nueve ciudades, en aplicación de la ley contra la llamada “propaganda homosexual”.

En junio de 2010, los activistas LGTB de San Petersburgo comunicaron a las autoridades de la ciudad la convocatoria de la Marcha del Orgullo LGTB, que debía transcurrir por el emblemático Campo de Marte de la ciudad. La administración municipal decidió rechazar el recorrido elegido, alegando motivos de seguridad. Los convocantes plantearon una nueva ubicación, que también fue rechazada, anulándose definitivamente la convocatoria. Sin embargo, los miembros de la Joven Guardia, el grupo juvenil del partido de Vladimir Putin, convocaron con el mismo recorrido y las mismas fechas una manifestación “en defensa de los valores tradicionales de la familia”, que fue debidamente autorizada.

Al siguiente año se volvió a repetir la situación. Los activistas LGTB de San Petersburgo solicitaron el permiso para celebrar la Marcha del Orgullo, y este fue repetidamente rechazado por las autoridades, alegando siempre motivos de seguridad. En este caso, además, varios activistas decidieron hacer caso omiso de la prohibición, y se manifestaron el 25 de junio en conmemoración del Orgullo LGTB. Fueron detenidos y tuvieron que enfrentarse a una sanción administrativa por realización de actos públicos sin autorización.

En 2009, un grupo de activistas LGTB solicitaron a las prefecturas de los distritos Norte y Centro de Moscú la autorización para celebrar una reunión pública de protesta contra las posturas discriminatorias del prefecto el distrito Norte “en relación a sus esfuerzos por incitar al odio y la enemistad hacia diversos grupos sociales, y su incumplimiento de las leyes electorales”. Las solicitudes fueron denegadas en ambas ocasiones con todo tipo de irregularidades.

En todos los procesos, tanto los de San Petersburgo como el de Moscú, las decisiones administrativas fueron recurridas judicialmente, siendo rechazadas. También sufrieron el mismo rechazo las correspondientes apelaciones en instancias más altas, por lo que solo quedó la vía de recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Este 7 de febrero, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, órgano dependiente del Consejo de Europa, ha decidido sobre una larga lista de demandas contra las autoridades rusas por violación de derechos como el de reunión o manifestación. Entre ellas, ha dilucidado las demandas presentadas por los activistas LGTB de San Petersburgo y Moscú.

Los demandantes de San Petersburgo han sido los activictas Yuri Gavrikov, Alexander Sheremetyev, Dmitry Milkov y Maria Yefremenkova (solicitud 19700/11 Yefremenkova y otros contra Rusia). El Tribunal ha considerado que se violó el derecho de reunión en ambos casos, así como ha dado por probado que el motivo fue la orientación sexual de los solicitantes. Por ello, ha condenado al Gobierno ruso a indemnizar a los demandantes con 27.500 euros (29.260 dólares) por daños y perjuicios, más 7.500 euros (7.980 dólares) por gastos judiciales. La sanción debe hacerse efectiva en el plazo de tres meses.

En el mismo plazo, el Gobierno ruso deberá indemnizar con otros 7.500 euros a Kirill Nepomnyashchiy, el activista demandante en el caso de Moscú (solicitud 51169/10 Nepomnyashchiy contra Rusia), en el que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha enumerado con contundencia el cúmulo de irregularidades y arbitrariedades cometidas por la administración rusa, convalidadas por su estamento judicial. La sentencia da por probado que se vulneró el derecho de reunión de los activistas, y que la motivación fue el contenido de la protesta.

Yuri Gavrikov, uno de los demandantes en los dos casos de discriminación de San Petersburgo, declaraba que “después de 7 años hemos alcanzado este importante hito para el Orgullo de San Petersburgo, que confirma que las autoridades violaron nuestro derecho de reunión. Pero la situación en Rusia es mucho más restrictiva en términos de libertades. Las marchas y reuniones son prohibidas en su mayoría por el Ayuntamiento cada año, para muchos grupos de personas, no solo para el colectivo LGTB. Los únicos acontecimientos permitidos son los de los partidarios del partido Rusia Unida del presidente Putin”. El activista también afirmaba que donará el importe de la sanción a la organización del Orgullo de San Petersburgo.

Poca efectividad de las sanciones

No es la primera vez que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado al Gobierno ruso por sus prohibiciones a los activistas LGTB. En 2010 falló a favor de las demandas presentadas por la prohibición de la Marcha del Orgullo de Moscú en 2006, 2007 y 2008, estableciendo una sanción total de 29.510 euros (31.400 dólares) en concepto de indemnizaciones por daños y perjuicios, así como de satisfacción de los gastos judiciales. Como se puede comprobar, las sanciones de poco han servido, más allá de lo simbólico, pues en la práctica las celebraciones del Orgullo en las distintas ciudades rusas siguen siendo prohibidas año tras año.

Este mismo año ya se ha dado a conocer la prohibición de nueve Marchas del Orgullo en otras tantas ciudades rusas: Salejar (que hubiese celebrado el primer Orgullo Polar en territorio ruso, al estar ubicada en el Círculo Polar Ártico), San Petersburgo, Arcángel (o Arkhangelsk), Ekaterimburgo, Cheliábinsk, Sarank, Tula, Tver y Vladimir. El activista y abogado ruso Nikolai Alekseev se ha ofrecido a los distintos colectivos para impulsar las correspondientes demandas, asegurando que está dispuesto, una vez más, a recurrir hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El colectivo Gay se rebela contra la prohibición de la Marcha del Orgullo de San Petersburgo y detienen a varios activistas

Martes, 4 de agosto de 2015

bandera_gay_rusiaUn 37 % de los rusos cree que la homosexualidad es una enfermedad que se debe curar.

Varios homosexuales rusos han sido detenidos este domingo cuando intentaban manifestarse en el centro de San Petersburgo, coincidiendo con la festividad nacional de los paracaidistas rusos, conocidos por su animadversión hacia las minorías sexuales.

Según medios locales, la Policía ha detenido a los activistas en la céntrica Plaza del Palacio, cerca del museo del Hermitage, antes de que tuvieran tiempo de desplegar un arcoíris. Otro de los activistas ha visto como unos paracaidistas que paseaban por la plaza se han abalanzado sobre él y le han quitado de mala manera la bandera y la pancarta.

Además, un conocido defensor de los derechos homosexuales de la antigua capital zarista, Yuri Gavrikov, ha sido detenido nada más salir de su casa en bicicleta después de un encontronazo con unos desconocidos. Las autoridades rusas no permiten manifestaciones de minorías sexuales ni marchas de orgullo gay y, entre otros motivos, aducen que lo hacen por su propio bien, ya que, de lo contrario, los homosexuales serían objeto de agresiones por los ultranacionalistas y radicales ortodoxos.

Según una encuesta, un 37 % de los rusos cree que la homosexualidad es una enfermedad que se debe curar. El artículo 121 del Código Penal de Rusia, que sancionaba con penas de cárcel las prácticas homosexuales, no fue abolido hasta 1993, año en que también se dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad mental.

Como ya habíamos anunciado, las autoridades de San Petersburgo habían comunicado que no autorizarían ninguno de los actos solicitados por los colectivos LGTB de la ciudad, entre ellos la Marcha del Orgullo, que debería celebrarse el próximo 2 de agosto en el Campo de Marte. Según los responsables municipales, su celebración violaría la ley que prohíbe la propaganda de “relaciones sexuales no tradicionales” ante menores de edad. Los convocantes, sin embargo, insisten en que se manifestarán aunque no tengan autorización, arriesgándose con ello no solo a las represalias legales previstas por la citada ley, sino también a previsibles ataques violentos por parte de los grupos homófobos que campan a sus anchas por territorio ruso.

Los activistas LGTB de San Petersburgo ya habían solicitado permiso para manifestarse el pasado 25 de julio, permiso que fue denegado. Aún así, reiteraron ante las autoridades de la ciudad la solicitud para convocar diversos actos públicos que tendrían lugar en los primeros días de agosto, entre ellos la Marcha del Orgullo, que se celebraría el día 2. El hecho de que se hubiera permitido la participación de una columna de activistas LGTB en la tradicional manifestación del 1 de mayo de este año, con la correspondiente protección policial, hacía aventurar un cambio de criterio de las autoridades.

Sin embargo, el Comité de Derechos de San Petersburgo, organismo competente al respecto, comunicó este jueves 30 de julio que no autorizaría ninguna de las convocatorias comunicadas para los días 1, 2 y 8 de agosto, dado que todas ellas violarían la ley vigente que prohíbe la propaganda de “relaciones sexuales no tradicionales” ante menores de edad. Queda así prohibida la Marcha del Orgullo prevista para el día 2, que debería haber transcurrido por el emblemático Campo de Marte (Marsovo Pole) de la ciudad.

De esta manera, las autoridades de San Petersburgo se unen a las de Moscú, que han prohibido por décimo año consecutivo la celebración del Orgullo LGTB en la ciudad. Los activistas que persistieron en el empeño de manifestarse fueron agredidos y posteriormente detenidos, entre ellos el conocido Nicolai Alekseev, que permaneció encarcelado durante 10 días y finalmente fue condenado a una fuerte sanción económica.

Rebelión contra la prohibición

30954_manifestacion-columna-lgtb-san-petersburgo

Yuri Gavrikov, uno de los convocantes de la Marcha de San Petersburgo, había afirmado que los luchadores por los derechos de las personas LGTB de la ciudad tampoco se van a conformar con la prohibición, y que se manifestarán aun sin el permiso correspondiente. Como forma de protesta, Gavrikov había comunicado que se reunirían en la Plaza del Palacio el 2 de agosto, en la misma fecha que en ese lugar se celebra el Día del Paracaidista, una vieja tradición del ejército ruso.

Los activistas intentaban repetir así la actuación del activista Kirill Kalugin en el año 2013, que llevó a cabo una protesta en solitario en la misma fecha y lugar, siendo rodeado, acosado y agredido tanto por los miembros de las tropas paracaidistas presentes como por grupos de extremistas homófobos. Solo la intervención policial evitó que sufriera daños físicos, como se pudo comprobar en un vídeo que dio la vuelta al mundo, donde quedó patente tanto la valentía del joven activista como la vergonzosa cobardía del grupo de agresores. Esperemos que los participantes en el acto de este año no sufran daño alguno.

606x340_242060Meses después de esa estremecedora grabación, en el Día de Salir del Armario celebrado en octubre de 2013, Kirill Kalugin fue agredido y posteriormente detenido por manifestarse valientemente por las calles de San Petersburgo. Según hemos sabido ahora, Kalugin se ha visto obligado finalmente a abandonar el territorio ruso, donde su integridad física corría peligro, encontrándose actualmente en Alemania, donde ha solicitado asilo político.

Kalugin es otra víctima más del ambiente de intensa homofobia social reinante en Rusia, donde es temible la práctica impunidad con que actúan grupos como Occupy Pedofilyaj y similares, dedicados al acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB ante la pasividad muda de las autoridades. En vez de perseguir a quienes agreden y torturan, las autoridades alientan aún más la homofobia con leyes como la esgrimida por las autoridades de San Petersburgo, que fue aprobada en 2013, y prohíbe de hecho informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados o incluso encarcelados.

Fuente Dosmanzanas y Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.