Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Minsk’

El estreno de «And Then We Danced», una película que narra una historia de amor gay, provoca protestas en Georgia

Martes, 19 de noviembre de 2019

and-then-we-danced-300x200El odio homófobo vuelve a hacer acto de presencia en las calles de Georgia. El motivo esta vez ha sido el estreno de And Then We Danced, una coproducción sueco-georgiana que narra el romance entre dos bailarines en el difícil contexto social y religioso del país caucásico.

Grupos cristianos y ultraderechistas se manifestaron el pasado viernes para intentar impedir la exhibición de la película, que opta al Óscar al mejor filme internacional. Aunque no lo consiguieron, quemaron banderas arco iris y lanzaron cohetes que hirieron a varias personas.

And Then We DancedY entonces bailamos») es una película sueco-georgiana que narra el romance entre dos bailarines de la danza tradicional del país caucásico. Aclamada en el festival de Cannes, el filme refleja las dificultades que sufren los ciudadanos LGTB en Georgia, una sociedad muy tradicional y religiosa que reacciona con hostilidad a las relaciones entre personas del mismo sexo.

Film/ And Then We Danced

Horas antes del estreno de la película, que acaparó titulares en los medios de comunicación, varios cientos de personas se fueron congregando en los alrededores del cine Amirani de Tiflis, entonando consignas homófobas y quemando banderas arco iris. Los manifestantes, una amalgama de nacionalistas, prorrusos y ortodoxos, bloquearon la entrada al local y arrojaron cohetes a la policía, que intentaba proteger el acceso de los espectadores a la sala. El ministerio del Interior se había comprometido a garantizar la seguridad del evento.

Georgia Protest Gay FilmAP Photo/Zurab Tsertsvadze

Las escenas se repitieron en la ciudad costera de Batumi, donde también se exhibió el filme, y en otros cuatro pases en Tiflis durante el fin de semana. Las protestas se saldaron con cuatro heridos que requirieron asistencia médica y cerca de treinta manifestantes detenidos. A pesar de ello, el director de And Then We Danced, Levan Akin, expresó su satisfacción por que los cines no hubieran cancelado la première. El mismo viernes pasado, el protagonista de la película Levan Gelbakhiani ganaba el premio a mejor actor principal en el festival internacional de cine de Minsk (Bielorrusia), en otro país con una acusada LGTBfobia social y de Estado.

La extrema derecha ataca al colectivo LGTB en Georgia

_68407012_anti-gayafpEn los últimos años, tanto la iglesia como los ultraderechistas han impedido la normal celebración de actos y reivindicaciones en el Día Internacional contra la LGTBfobia (en 2013, por ejemplo, dosmanzanas recogía que contramanifestantes homófobos provocaron varios heridos en Tiflis). El año pasado, un joven radical agredía a un activista LGTB que se encontraba pronunciando un discurso para un pequeño grupo en una vía pública de Tiflis, solo unos días después de que las amenazas de la extrema derecha obligaran al activismo a desconvocar la manifestación por el día contra la LGTBfobia. Los activistas LGTB atribuyen el fortalecimiento de los grupos extremistas a la pasividad de las autoridades hacia las cuestiones de política social y les han pedido que asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo.

El Parlamento de Georgia aprobó en 2014 una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se levantaron algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que supuso un avance, desafortunadamente más sobre el papel que en hechos, teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB. En el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa, que incluye la clasificación de los distintos países según el grado de adecuación de sus normativas jurídicas al reconocimiento y promoción de los derechos de las personas LGTBI, Georgia ocupa el puesto 24 de 49.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , ,

Una redada contra varios locales de ambiente en Minsk hace temer una nueva ola de homofobia de Estado en Bielorrusia

Sábado, 28 de octubre de 2017

22687887_10155011162517644_512987583263936830_nSegún ha denunciado en redes sociales Russian LGTB Network, el pasado fin de semana tuvo lugar una redada contra clubes de ambiente LGTB en Minsk, la capital de Bielorrusia. Un número indeterminado de personas fueron detenidas. Según la misma denuncia, el acceso a una popular web de citas gais ha sido también interrumpido en el país. Todo apunta a que las autoridades bielorrusas habrían decidido impulsar una nueva ola de homofobia de Estado, en la línea de lo que otras repúblicas del ámbito ruso o exsoviéticas vienen haciendo en las últimas semanas.

Por el momento no hay demasiado información de lo que está sucediendo en Bielorrusia, más allá de lo denunciado por Russian LGTB Network: una redada en los clubes Burlesque y Casta Diva de Minsk en la noche del 20 al 21 de octubre, con un número indeterminado de detenciones, así como la interrupción del acceso a una web de citas gais. Russian LGTB Network ha llamado a la calma a la comunidad LGTB bielorrusa y ha expresado su deseo de que los detenidos sean liberados cuanto antes.

A nivel internacional, la organización estadounidense Human Rights First se ha hecho eco de lo sucedido, asegurando que “es alarmante que la policía hostigue a negocios legales, viole la privacidad de sus clientes, les pidan información personal y detenga a algunos de ellos”. “Todo eso parece ser el último ejemplo del incremento de la persecución a las comunidades LGTB de la región, después de lo graves episodios de Chechenia, Azerbaiyán y Tayikistán”, añaden desde esta organización de defensa de los derechos humanos. Human Rights First ha hecho también un llamamiento al Gobierno de los Estados Unidos a que pida explicaciones a Bielorrusia sobre lo sucedido, algo que a día de hoy parece poco probable.

Bielorrusia, territorio hostil a los derechos LGTB

Human Rights First se refiere en su comunicado a los recientes episodios de homofobia de Estado en Chechenia (república integrante de la Federación Rusa) y en Azerbaiyán y Tayikistán, dos repúblicas exsoviéticas. De todos ellos nos hemos hecho eco en dosmanzanas (ver los correspondientes enlaces). Bielorrusia, en cualquier caso, ya era un territorio difícil para las personas LGTB antes de que se activase esta ola de odio. Ya en 2010 recogíamos los datos de una encuesta según la cual el 63% de los ciudadanos de ese país se mostraba a favor de recuperar la antigua legislación soviética que criminalizaba la homosexualidad (despenalizada en Bielorrusia en 1994). Las autoridades de Minsk, de hecho, se han empecinado en reiteradas convocatorias en obstaculizar la organización del Orgullo y buena parte de sus actividades.

Las detenciones injustificadas de activistas LGTB tampoco son extrañas. Uno de los casos más flagrantes se remonta a 2009, cuando el joven Svyatoslav Sementsov fue detenido por organizar actividades en el nombre de organizaciones “no registradas” y de difundir a “gobiernos y organizaciones extranjeras información falsa con la intención de desacreditar a Bielorrusia”. Los funcionarios de la KGB le ofrecieron poner punto final a su proceso si se convertía en delator. También han sido frecuentes las redadas en los lugares de ambiente homosexual, así como la negativa a legalizar la organización LGTB GayBelarus, cuyos activistas, además, fueron investigados en varias ocasiones.

Asimismo, la intransigencia del presidente Alexander Lukashenko hacia el colectivo LGTB también es notoria y manifiesta. Lukashenko ejerce la presidencia ininterrumpidamente desde 1994, con serias dudas sobre la transparencia democrática de su gobierno y de las sucesivas citas electorales. En 2012, Lukashenko espetó públicamente, en referencia al entonces ministro de Exteriores alemán Guido Westerwelle (abiertamente homosexual), que era “mejor ser un dictador que ser gay” al tiempo que manifestó no entender “cómo un hombre puede vivir con otro hombre”.

Bielorrusa también ha discutido la aprobación de una legislación contra la “propaganda homosexual”, al estilo de la de su vecina Rusia. Finalmente la ley aprobada quedó un escalón por detrás, prohibiendo la difusión a los niños de “hábitos contrarios a un estilo de vida saludable” o que “desacrediten la institución de la familia y el matrimonio” aunque sin llegar a mencionar expresamente la homosexualidad o  las “orientación sexuales no tradicionales”. En cualquier caso es evidente que en un entorno tan fuertemente LGTBfóbico ese texto es más que suficiente para ser utilizado en contra del colectivo LGTB.

Esperemos que lo sucedido este fin de semana no sea el preludio de algo aún más terrible y que no se produzca una escalada de la violencia de Estado contra la población LGTB en Bielorrusia. Estaremos atentos a las noticias que nos lleguen.

Fuente Dosmanzanas

Foto Russian LGBT Network

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Reclaman justicia para Mikhail, el joven bielorruso gay que ayer murió tras sufrir un salvaje ataque homofóbico

Jueves, 29 de octubre de 2015

10641075_338040819709552_311346886455827376_nnoticias_file_foto_1025912_1446052631Mikhail Pischevsky, de 33 años, le apalearon brutalmente y dejaron en coma después de salir de una fiesta gay en un club nocturno en Minsk, Bielorrusia, en mayo 2014. Su atacante, Dmitry Lukashevich, le gritó insultos homofóbicos primero pero, cuando Mikhail no le hizo caso, Dmitry empezó a pegarle salvajemente. Mikhail sufrió lesiones graves en la cabeza, y después de varias cirugías, los médicos se vieron obligados a retirarle el 20% de masa cerebral en un intento por salvarle la vida. Entró en coma y murió anteayer, 27 de octubre. ‘Mikhail ya no está con nosotros’, dijo el activista LGBTI, Sergei Androsjenko, en Twitter.

Dmitry fue condenado a una pena de prisión de dos años y ocho meses por causar ‘lesiones graves involuntariamente’. Además la sentencia incluye el pago de 7.500 euros a Mikhail y 3000 euros a su madre. Pero, por desgracia, el pasado 20 de agosto, Dmitry fue amnistiado tras cumplir sólo 11 meses de prisión.

En la ciudad de Nueva York se va a organizar una protesta para que el asesino de Mikhail sea acusado por un tribunal por ser el autor material de su muerte: “Exigimos justicia para Mikhail Pischevsky. ¿Por qué el asesino de Mikhail no ha sido acusado de asesinato? Exigimos la respuesta”, reclaman desde un grupo de activistas ruso-americano LGBTI.

“Únete a nosotros en una protesta y una vigilia cerca del Consulado General de Bielorrusia en Nueva York el jueves 29 de octubre a las 10 horas. Trae flores, mensajes de solidaridad y fotografías”, explican en la convocatoria.

Ser homosexual en Bielorrusia dejó de ser ilegal en 1994 pero ya está; hay algunos bares gays en Minsk, pero eso es todo. La discriminación se aprovecha del vacío legal: sigue presente en la vida pública, en los medios, a la hora de buscar casa o empleo. A diferencia de sus vecinos Rusia y Ucrania (donde la homosexualidad también padece trabas públicas), Bielorrusia no permite ninguna organización que reivindique los derechos de gays, lesbianas y transexuales (LGBTI). Esa es la triste realidad y casos como los de Mikhail se pueden repetir.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Bielorrusia planea su propia ley anti propaganda gay al estilo Putin

Miércoles, 30 de julio de 2014

noticias_file_foto_831673_1406548903La antigua república soviética de Bielorrusia podría sumarse a la penosa lista de países que oficializan la LGTBfobia y condenan al ostracismo a los activistas, entidades y asociaciones que trabajan por la igualdad sexual y de género. Las organizaciones Equal Rights Trust y el Comité Bielorruso de Helsinki han denunciado el proyecto de ley destinado a proteger a los niños, supuestamente, contra la mal llamada “propaganda homosexual”, y han revelado que su futura redacción se ha incluido en un decreto presidencial de la agenda legislativa del parlamento.

Crece el odio y la homofobia en la última dictadura estalinista de Europa. Bielorrusia estudia instaurar una ley antipropaganda gay al estilo Vladimir Putin, como la que rige desde junio de 2013 en Rusia, y por la que quedan prohibidas cualquier tipo de manifestación pública de la diversidad sexual.

La preocupación por la posible instauración de esta ley del odio traspasa las fronteras del país. La plataforma LGBT inglesa Equal Rights Trust (ERT), y el Comité Bielorruso de Helsinki (BHC, en sus siglas en inglés) se reunieron la semana pasada para tratar este asunto. Aunque aún no se ha publicado ningún borrador del proyecto de ley, pero existe un decreto presidencial que lo incluye en la agenda legislativa del parlamento.

La reunión, que tuvo lugar en Minsk el 22 de julio, reunió a destacados grupos de la sociedad civil del país para “discutir la reforma de la ley de igualdad y tratar de llegar a un acuerdo sobre los principios rectores para una ley de igualdad de modelo que traería Bielorrusia en consonancia con las normas internacionales”, señala ERT en un comunicado. En el citado encuentro se dio cuenta del aumento alarmante del lenguaje de odio en Bielorrusia en los últimos 12 meses. Entre otros datos, se subrayó que más de 200 publicaciones incluyen declaraciones homófobas, que van desde la incitación a la violencia y la discriminación hasta los persistentes intentos de equiparar la homosexualidad con la pedofilia, zoofilia y el crimen.

En la actualidad, el marco jurídico bielorruso “no contiene una protección eficaz para hacer frente a esta forma de discriminación por motivos de orientación sexual”, aseguran desde Equal Rights Trust. En este sentido, los colectivos sociales y LGTB se muestran alarmados por la posible redacción y aprobación de una ley que prohíba cualquier tipo de ‘propaganda homosexual’, con la burda excusa de proteger a los menores, siguiendo la estela homófoba de la Rusia de Vladimir Putin.

“Mientras en Minsk apreciamos señales de que Bielorrusia podría estar distanciándose de Moscú por su anexión de Crimea, al mismo tiempo vemos que el país planea copiar la ley homófoba de Rusia, apoyándose en reclamos populistas como defender a los niños de la propaganda homosexual”, dice Dimitrina Petrova, directora ejecutiva de Equal Rights Trust. “Bielorrusia, a pesar de su estatus de paria, tiene un buen historial en la promoción de la igualdad de mujeres, los discapacitados y otros. Instamos al gobierno a que resista a la ola de homofobia precedente de Rusia, y defienda su trayectoria en temas de igualdad”, añade, razón por la que instan al gobierno a combatir “la ola de homofobia procedente de Rusia y mantener y reforzar su marco jurídico en relación con la igualdad”.

De particular interés para los participantes de la reunión fue el aumento alarmante de todo lenguaje de odio en los medios de comunicación bielorrusos. En los últimos 12 meses, más de 200 publicaciones han utilizado lenguaje o terminología homófobas, incitación a la violencia y discriminación, y hasta la equiparación de la homosexualidad con la pedofilia, zoofilia y el crimen. Algunos medios de comunicación llegaron a pedir “cuarentena” para la comunidad LGBT, y otros aseguraron que los homosexuales “amenazan la integridad territorial de Bielorrusia”.

Antecedentes homófobos

A pesar de este nuevo golpe de timón en contra de los derechos de las personas LGTB, la homofobia está enraizada en sociedad y en la política bielorrusa desde hace mucho tiempo, tal y como dosmanzanas viene dando cuenta. En 2010 recogíamos los datos de una encuesta según la cual el 63 % de los bielorrusos se muestra a favor de recuperar la antigua legislación soviética que criminalizaba la homosexualidad.

No obstante, aunque la homosexualidad fue despenalizada en Bielorrusia en 1994, las autoridades de Minsk, por ejemplo, se han empecinado en reiteradas convocatorias en obstaculizar la organización del Orgullo y buena parte de sus actividades. En 2013, sin ir más lejos, uno de los pocos actos del Orgullo que pudo celebrarse fue interrumpido por miembros policiales, que se presentaron en el ‘Teatro Libre’ durante una función. Alegaban haber sido avisados de que en la sala se organizaba un “evento gay”. Los presentes fueron identificados y uno de los organizadores detenido, aunque fue puesto en libertad poco tiempo después.

Las detenciones injustificadas de activistas LGTB, en todo caso, se han convertido en una constante en los últimos años. Uno de los casos más flagrantes se remonta a 2009, cuando el joven Svyatoslav Sementsov fue detenido por organizar actividades en el nombre de organizaciones “no registradas” y de difundir a “gobiernos y organizaciones extranjeras información falsa con la intención de desacreditar a Bielorrusia”. Los funcionarios de la KGB le ofrecieron poner punto final a su proceso si se convertía en delator. También han sido frecuentes las redadas en los lugares de ambiente homosexual, así como la negativa a legalizar la organización LGTB GayBelarus, cuyos activistas, además, han sido investigados en varias ocasiones.

Asimismo, la intransigencia del presidente Alexander Lukashenko hacia el colectivo LGTB también es notoria y manifiesta. Lukashenko ejerce la presidencia ininterrumpidamente desde 1994, con serias dudas de diversos líderes internacionales y organizaciones opositoras de su propio país sobre la transparencia democrática de su gobierno y de las sucesivas citas electorales. En 2012, Lukashenko espetó públicamente, en referencia al entonces ministro de Exteriores alemán Guido Westerwelle (abiertamente homosexual), que era “mejor ser un dictador que ser gay” al tiempo que manifestó no entender “cómo un hombre puede vivir con otro hombre”.

Fuente Dosmanzanas y Ragap

Foto: Vladimir Putin y Alexander Lukashenko, presidentes de Rusia y Bielorrusia respectivamente (2012).

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.