Archivo

Entradas Etiquetadas ‘iglesias ortodoxas’

La justicia griega condena a un obispo ortodoxo por incitación al odio homófobo

Sábado, 2 de febrero de 2019

Obispo_Ambrosio-300x211Un juzgado de la ciudad griega de Egio ha condenado al obispo metropolitano de Kalávrita y Egialea a una pena de siete meses de cárcel por incitación al odio homófobo. Ambrosio, perteneciente a la iglesia ortodoxa griega, publicó una virulenta diatriba en la que entre otras cosas animaba a «escupir» a las personas LGTB por ser «monstruos» que están «mental y espiritualmente enfermos». Los hechos tuvieron lugar en diciembre de 2015, mientras se discutía y aprobaba la apertura de las uniones civiles a las parejas del mismo sexo. La sentencia, que no es firme, no supondrá la entrada en prisión del obispo por carecer de antecedentes.

Ya en su momento informábamos de la furibunda reacción de la Iglesia ortodoxa a la apertura de la ley griega de uniones civiles para las parejas del mismo sexo. Fue en diciembre de 2015, once meses después de la formación del Gobierno de Syriza y ANEL con Alexis Tsipras como primer ministro. La ley salió adelante en el Parlamento griego con un apoyo transversal de 194 votos a favor frente a 55 en contra.

Entre los que lamentaron esta reforma se encuentra el obispo metropolitano de Pireo, Serafín, que acusó a judíos y estadounidenses de promover la «agenda homosexual» en su país. Pero peor fue la reacción de Ambrosio, obispo metropolitano de Kalávrita y Egialea, que directamente hizo un llamamiento a la violencia contra los homosexuales: «Donde y cuando sea que se encuentren con esa gente: ¡Escúpanles! ¡Condénenlos! ¡Voten contra ellos!». Para el dirigente ortodoxo, las personas LGTB no son «humanos», sino «monstruos» que están «mental y espiritualmente enfermos». «No se acerquen a ellos. No los escuchen. No se fíen de ellos. Son unos parias de la sociedad», recomendaba en una entrada de su blog personal, que aún se puede leer.

El obispo fue absuelto en primera instancia, lo que provocó una oleada de indignación en la prensa y las redes sociales. La fiscalía recurrió la sentencia y un tribunal de tres jueces ha declarado a Ambrosio culpable de un delito de incitación al odio y de abuso de su posición. La sentencia, siete meses de prisión que serán conmutados por tres años de libertad condicional al carecer el delincuente de antecedentes. El fallo no es firme y los abogados del obispo han anunciado que lo recurrirán ante el Tribunal Supremo.

Ambrosio declaró a los medios a la puerta del juzgado que la ley que abrió las uniones civiles a las parejas del mismo sexo «legalizó la sodomía, va contra la palabra de Dios» y se mostró satisfecho de «ser perseguido por el amor a Cristo». El obispo es simpatizante del partido neonazi Amanecer Dorado, al que ha calificado de «esperanza para el pueblo». Además de su homofobia, ha hecho gala de su xenofobia: por ejemplo, cuando advirtió de la «desaparición» de Grecia a causa de la inmigración o la «esclavización» de los griegos a manos de los musulmanes. El arzobispo de Atenas y primado de la Iglesia ortodoxa griega, Jerónimo II, se ha intentado distanciar de Ambrosio asegurando que solo expresa «sus opiniones personales».

Fuente Dosmanzanas

Etiquetas:

Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , ,

Un sacerdote ortodoxo de Odesa (Ucrania) «limpia» la ciudad con agua bendita por la celebración del Orgullo LGTB

Sábado, 25 de agosto de 2018

orthodox-priest-odessa-700x438@cityod, Twitter / Odessa Media

El jefe del Departamento Misionero de la Diócesis Ortodoxa Oriental de Odesa, el padre Oleg Mokryak, ha querido «liberar» a la ciudad ucraniana del «desfile de desviación sexual que profana las calles», como ha calificado al Orgullo LGTB, celebrado el pasado fin de semana y al que acudieron un centenar de valientes activistas. La «misión» protagonizada por Mokryak ha consistido en esparcir agua bendita por las aceras, por el mobiliario urbano y hasta por las estatuas de todo el trayecto recorrido por el activismo igualitario. El sacerdote ortodoxo ha contado con varios colaboradores, entre los cuales uno sostenía el cubo de plástico con el agua bendita y otro portaba el retrato de un santo. Mientras se celebraba el Orgullo, en las ventanas de algunos domicilios se colgaron banderas con la imagen de Cristo y un pequeño grupo se manifestó con carteles con lemas como «todos juntos por la familia».

El sábado se celebró el Orgullo LGTB de Odesa, en el que participaron unos 100 activistas, custodiados por cerca de 800 agentes de policía. Si bien el pasado mes de junio tuvo lugar en Kiev el Orgullo más multitudinario de la historia del país, en el que más de 5.000 personas se manifestaron pese a las amenazas de los ultras, el activismo de Odesa no ha querido renunciar a visibilizarse también en su propia ciudad. Los manifestantes recorrieron el bulevar Primorsky, desde el Palacio Vorontsov hasta el Ayuntamiento.

dk8-bmzw0aayq0qOrgullo LGTB de Odesa (Ucrania), celebrado el 18 de agosto de 2018.

El primer Orgullo LGTB de Odesa se celebró en 2016 y, tras el del año pasado, esta se ha convertido en la tercera edición (en 2015 no consiguió la autorización para poderse llevar a cabo). Grupos de radicales también intentaron boicotear en esta ocasión la marcha igualitaria, aunque fueron bloqueados por la policía. En los momentos previos al arranque de la manifestación, dos jóvenes neonazis fueron detenidos por tratar de atacar a los activistas. El otro conato de conflicto se produjo entre los agentes y el capellán ortodoxo militar, al no permitírsele la entrada al recorrido.

Y si las afrentas a las personas que reivindican la igualdad y luchan por ella en Odesa no fueran suficientes, hay que añadir la kafkiana imitación del recorrido del Orgullo LGTB que ha protagonizado el jefe del Departamento Misionero de la Diócesis Ortodoxa Oriental de Odesa, Oleg Mokryak. Acompañado por varios acólitos, uno de los cuales sostenía el retrato de un santo y otro un cubo de plástico rojo lleno de agua bendita, el padre Mokryak ha bañado todo lo que encontraba a su paso. El objetivo, como ha manifestado el propio religioso, era «liberar» a la ciudad ucraniana del «desfile de desviación sexual que profana las calles».

En el siguiente vídeo, aunque es muy breve, se puede contemplar durante unos segundos la particular «misión» del sacerdote:


Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Agresión a un activista LGTB de Georgia que pronunciaba un discurso ante un pequeño grupo en la calle

Jueves, 24 de mayo de 2018

390agresion_homofoba_georgia_2018-300x150Momento de la agresión y detención agresor

Un joven radical agredía a un activista LGTB que se encontraba pronunciando un discurso para un pequeño grupo en una vía pública de Tiflis (capital de Georgia). En cuestión de segundos, tras un intento de rápida huida, el agresor era finalmente reducido por la policía. A pesar de la cancelación de la manifestación del Día Internacional contra la LGTBfobia, por las amenazas de la ultraderecha y las consignas de la iglesia ortodoxa (como recogía dosmanzanas hace solo unos días), algunos activistas realizaron acciones contra la intolerancia; sacando banderas arcoíris, improvisando pequeñas reuniones en lugares públicos, etc. Según publican distintos medios nacionales e internacionales, la citada agresión contra este activista no fue la única que se produjo, sumándose a otros incidentes violentos.

El pasado lunes nos hacíamos eco de que las amenazas de la extrema derecha de Georgia obligaban al activismo a desconvocar la manifestación por el día contra la LGTBfobia. Los activistas igualitarios no pudieron celebrar la marcha reivindicativa de Tiflis, por miedo a ser objeto, concretamente, de la violencia de los extremistas de la Georgian March, que habían anunciado que se manifestarían al mismo tiempo. Los ultranacionalistas de extrema derecha no ocultaron el hecho de que cancelaban su manifestación porque los activistas LGTB habían desconvocado la suya.

Sin embargo, tras la publicación de la anterior noticia, hemos sabido que algunos activistas (a pesar de la desmovilización oficial) sí salieron a las calles con banderas arcoíris e incluso se organizaron en pequeños grupos, exponiéndose a las agresiones de extremistas LGTBfóbicos. En este sentido, se han reportado varios episodios con violencia contra personas LGTB, en varios puntos del país, en el Día Internacional contra la LGTBfobia. El siguiente vídeo recoge uno de eses tristes sucesos, que acabó con la detención del agresor:

La extrema derecha ataca al colectivo LGTB en Georgia

Cabe recordar que, en los últimos años, tanto la iglesia como los ultraderechistas han impedido la normal celebración de actos y reivindicaciones en el Día Internacional contra la LGTBfobia (en 2013, por ejemplo, dosmanzanas recogía que contramanifestantes homófobos provocaron varios heridos en Tiflis). Los activistas LGTB, por su parte, dicen que el fortalecimiento de los grupos de derecha en Georgia es atribuible a la pasividad de las autoridades hacia las cuestiones de política social y les han pedido que asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo.

El colectivo, además, denuncia que organizaciones como la Georgian March «en lugar de trabajar para abordar los problemas más importantes de Georgia (el desempleo, la pobreza, la contaminación, un mal sistema educativo, etc.) simplemente permiten una división entre las diferentes capas de la sociedad para expandirse aún más».

Sandro Bregadze, líder de Georgian March y candidato para las presidenciales de octubre por esa formación extremista,, renunció a su alto cargo en el gobierno en 2016, entre otras cosas, por no querer apoyar ningún reconocimiento de derechos al colectivo LGTB. En el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa, que incluye la clasificación de los distintos países según el grado de adecuación de sus normativas jurídicas al reconocimiento y promoción de los derechos de las personas LGTBI, Georgia ocupa el puesto 33 de 40.

El Parlamento de Georgia aprobó en 2014 una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se levantaron algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que supuso un avance, desafortunadamente más sobre el papel que en hechos, teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Las amenazas de la extrema derecha de Georgia obligan al activismo a desconvocar la manifestación por el día contra la LGTBfobia

Lunes, 21 de mayo de 2018

_68407012_anti-gayafpEl auge de los partidos políticos y agrupaciones xenófobas, nacionalistas y LGTBfóbicas de ultraderecha es una realidad preocupante en buena parte de Europa en los últimos años. En Georgia, sin ir más lejos, los activistas igualitarios no han podido salir a las calles de Tiblisi (capital del país) para reivindicar el cese de la discriminación en el Día Internacional contra la LGTBfobia, por miedo a ser objeto de la violencia de los extremistas de la Georgian March, que habían anunciado que se manifestarían al mismo tiempo. Los ultranacionalistas de extrema derecha no han ocultado el hecho de que cancelaban su manifestación porque los activistas LGTB habían desconvocado la suya. Su líder, Sandro Bregadze, que fue viceministro hasta que dimitió en 2016 por negarse a apoyar ningún derecho LGTB, entre otras cosas, decía hace unas semanas que el 17 de mayo solo debería ser «el día de la pureza familiar». La iglesia ortodoxa georgiana, usando términos similares, sí ha convocado y protagonizado una gran manifestación, en la que se han exhibido simbología y pancartas LGTBfóbicas.

El próximo mes de octubre se celebrarán elecciones presidenciales en Georgia y uno de los candidatos confirmados, Sandro Bregadze, es un declarado LGTBfóbico, xenófobo e instigador de manifestaciones de ideología totalitaria y de cariz violento. El pasado mes de noviembre, sin ir más lejos, la Georgian March que lidera protagonizaba una concentración radical frente a la sede de Federación Georgiana de Fútbol para corear consignas discriminatorias y expresar su malestar por el apoyo al colectivo LGTB brindado por Guram Kashia, vicecapitán de la selección nacional, que juega en la liga neerlandesa con el club Vitesse Arnhem. Se saldó con al menos ocho detenidos.

Esos mismos sujetos habían organizado una contramanifestación para la convocatoria activista del Día Internacional contra la LGTBfobia, que se ha conmemorado este 17 de mayo. Una reivindicación que no solo no comparten, sino que rechazan de plano. Bregadze lo expresa muy claramente: esta fecha señalada solo debería ser «el día de la pureza familiar». Los antecedentes del proceder violento de la Georgian March han llevado finalmente a suspender la marcha igualitaria: «hemos decidido no utilizar nuestro derecho constitucional a la autoexpresión y no celebrar una reunión pacífica el 17 de mayo para evitar que los grupos que pretenden entrar en altercados realicen sus planes», expresan los activistas.

Tras este anuncio, los ultraderechistas, ya satisfechos, también se han desmovilizado. Aunque algunos radicales, en todo caso, se han sumado a la manifestación convocada por la iglesia ortodoxa georgiana, en la que se han podido ver consignas y pancartas LGTBfóbicas. En el siguiente vídeo se muestran algunos momentos de dicha manifestación:

El auge de la extrema derecha frena avances LGTB en Georgia

Cabe recordar que, en los últimos años, tanto la iglesia como los ultraderechistas han impedido la normal celebración de actos y reivindicaciones en el Día Internacional contra la LGTBfobia (en 2013, por ejemplo, dosmanzanas recogía que contramanifestantes homófobos provocaron varios heridos en Tiflis). Los activistas LGTB, por su parte, dicen que el fortalecimiento de los grupos de derecha en Georgia es atribuible a la pasividad de las autoridades hacia las cuestiones de política social y les han pedido que asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo.

El colectivo, además, denuncia que organizaciones como la Georgian March «en lugar de trabajar para abordar los problemas más importantes de Georgia (el desempleo, la pobreza, la contaminación, un mal sistema educativo, etc.) simplemente permiten una división entre las diferentes capas de la sociedad para expandirse aún más».

El ya mencionado Sandro Bregadze, líder de Georgian March, renunció a su alto cargo en el gobierno en 2016, entre otras cosas, por no querer apoyar ningún reconocimiento de derechos al colectivo LGTB. En el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa, que incluye la clasificación de los distintos países según el grado de adecuación de sus normativas jurídicas al reconocimiento y promoción de los derechos de las personas LGTBI, Georgia ocupa el puesto 33 de 40.

El Parlamento de Georgia aprobó en 2014 una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se levantaron algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que supuso un avance, desafortunadamente más sobre el papel que en hechos, teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , ,

Los ciudadanos estadounidenses apoyan mayoritariamente el matrimonio igualitario y las leyes contra la discriminación de las personas LGTB

Miércoles, 9 de mayo de 2018

prri-300x155Un reciente estudio llevado a cabo en los Estados Unidos revela un aumento significativo en quienes apoyan los derechos LGTB en cuestiones como el matrimonio igualitario o las leyes de protección de las minorías sexuales. Según la filiación política, solo los republicanos conservadores se oponen al matrimonio igualitario y apoyan que los proveedores de servicios discriminen a los ciudadanos LGTB. Si se tiene en cuenta la confesión religiosa, lo hacen los evangelistas y mormones, mientras que, por ejemplo, los protestantes no evangélicos, los católicos, los judíos o los musulmanes aceptan mayoritariamente tanto el matrimonio entre personas del mismo sexo como las leyes contra discriminación de las minorías sexuales.

Public Religion Research Institute es una organización estadounidense sin ánimo de lucro que se dedica a la investigación de las relaciones entre religión, cultura y política. Recientemente ha dado a conocer una encuesta, realizada a lo largo del año 2017, a la que han dado el nombre de «Atlas de los valores americanos», en la que se detallan las opiniones de la población estadounidense sobre diversos asuntos. Particularmente interesante es el resultado del sondeo sobre temas relacionados con la población LGTB, como la aceptación del matrimonio entre personas del mismo sexo, la posibilidad de que los proveedores de servicios puedan denegar su atención a los ciudadanos LGTB en razón de sus creencias religiosas, o la necesidad de que haya leyes especiales que protejan contra la discriminación en el trabajo, los servicios públicos o el acceso a la vivienda.

El matrimonio igualitario

En el conjunto de la población estadounidense, el 61 % se muestra partidaria de que las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio, mientras que el 30 % se declara contraria (el resto no expresa su opinión). Esto supone un incremento en la aceptación considerable desde la aprobación del matrimonio igualitario por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en junio de 2015. En fechas tan recientes como el año 2013, tan solo se mostraba partidaria una exigua mayoría del 52 %, mientras que se oponía el 42 % de la población. El matrimonio entre personas del mismo sexo es más aceptado por las mujeres, entre las que hay un 65 % de partidarias, que entre los hombres, cuyo apoyo es del 58 %.

Pero lo interesante es ver cuáles son las actitudes ante la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo según filiación política, confesión religiosa o grupo étnico.

En cuanto a la filiación política, los republicanos son el único grupo en el que es mayoritaria la oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque sobre todo es debido a la intransigencia de los más conservadores, quienes, lamentablemente, son quienes mayor influencia política tienen dentro del partido.

  • Ciudadanos favorables al matrimonio igualitario por filiación política:
    • Republicanos: 42 %.
      • Republicanos liberales: 58 %.
      • Republicanos moderados: 59 %.
      • Republicanos conservadores: 36 %.
    • Demócratas: 73 %.
      • Demócratas liberales: 87 %.
      • Demócratas moderados: 67 %.
      • Demócratas conservadores: 52 %.
    • Independientes: 66 %.
      • Independientes liberales: 82 %.
      • Independientes moderados: 72 %.
      • Independientes conservadores: 49 %.

Por confesión religiosa, cada vez es mayor la aceptación entre quienes profesan distintas creencias, oponiéndose mayoritariamente a los derechos LGTB los ciudadanos que pertenecen a las iglesias protestantes evangélicas, la iglesia mormona y a los testigos de Jehová. Los protestantes pertenecientes a las etnias negra o hispana se encuentran muy divididos, con una exigua mayoría también contraria a la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo. En el caso de los musulmanes, una también reducida mayoría (el 51 %) es favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo, pero quienes se oponen suman tan solo el 34 % de los entrevistados, con un 15 % que no tiene opinión al respecto.

  • Ciudadanos favorables al matrimonio igualitario por confesión religiosa:
    • Unitarios: 97 %.
    • Budistas: 80 %.
    • No afiliados: 80 %.
    • Judíos: 77 %.
    • Hindúes: 75 %.
    • Protestantes de etnia blanca no evangélicos: 67 %.
    • Católicos de etnia blanca: 66 %.
    • Ortodoxos: 66 %.
    • Católicos de etnia hispana: 65 %.
    • Musulmanes: 51 %.
    • Protestantes de etnia negra: 48 %.
    • Protestantes de etnia hispana: 43 %.
    • Mormones: 40 %.
    • Protestantes evangélicos: 34 %.
    • Testigos de Jehová: 13 %.

No hay ningún grupo étnico cuyos componentes se opongan mayoritariamente al matrimonio entre personas del mismo sexo, a diferencia de lo que ocurría en 2013, cuando la oposición entre los ciudadanos de etnia negra era mayoritaria (solo lo apoyaba el 41 %).

  • Ciudadanos favorables al matrimonio igualitario según grupo étnico:
    • Etnia blanca: 63 %.
    • Etnia negra: 52 %.
    • Etnia hispana: 61 %.
    • Etnias de origen asiático y de las islas del Pacífico: 72 %.
    • Nativos americanos: 56 %.
    • Otros grupos étnicos: 66 %.

Existe una gran brecha generacional entre los mayores de 65 años y quienes tienen entre 18 y 29 años, que se refleja en todos los grupos, tanto políticos como étnicos o religiosos. Solo el 47 % de los ciudadanos mayores de 65 años apoyan el matrimonio igualitario, mientras que entre los más jóvenes el porcentaje alcanza el 77 %.

Como dato curioso, el matrimonio entre personas del mismo sexo es apoyado mayoritariamente en todos los estados a excepción de Luisiana, Misuri, Alabama, Tennessee, Virginia Occidental y Carolina del Norte.

Oposición a la denegación de servicios a las personas LGTB por cuestiones religiosas

mapa-de-leyes-discriminatorias-en-los-estados-unidos-300x240La población estadounidense se muestra mayoritariamente contraria a que los proveedores de servicios pueden denegar sus prestaciones a las personas LGTB o a las parejas del mismo sexo arguyendo sus creencias religiosas. El 60 % de los encuestados se opone a que los dueños de los distintos negocios puedan negarse a ofrecer sus servicios a la población LGTB, mientras que un 33 % cree que debería permitirse. A pesar de ello, proliferan las leyes que lo permiten, en algunos o en todos los servicios, y cada vez son más las proposiciones de ley al respecto.

Por filiación política, solo los republicanos se muestran partidarios de la discriminación de las personas LGTB por cuestiones religiosas, aunque los republicanos liberales y moderados se declaran contrarios. Una vez más, las políticas de las corrientes más conservadoras son las que priman en la mayoría republicana.

  • Ciudadanos contrarios a la discriminación de las personas LGTB en la prestación de servicios. Por filiación política:
    • Republicanos: 40 %.
      • Republicanos liberales: 63 %.
      • Republicanos moderados: 55 %.
      • Republicanos conservadores: 41 %.
    • Demócratas: 76 %.
      • Demócratas liberales: 85 %.
      • Demócratas moderados: 72 %.
      • Demócratas conservadores: 63 %.
    • Independientes: 60 %.
      • Independientes liberales: 77 %.
      • Independientes moderados: 63 %.
      • Independientes conservadores: 44 %.

Por confesión religiosa, de nuevo son los miembros de las confesiones protestantes evangélicas y mormona quienes se declaran partidarios de la discriminación de los ciudadanos LGTB. Los estadounidenses pertenecientes al resto de confesiones religiosas se oponen a que las leyes permitan denegar servicios basándose en la orientación sexual de los clientes y con la excusa de la objeción de conciencia.

  • Ciudadanos contrarios a la discriminación de las personas LGTB en la prestación de servicios. Por confesión religiosa:
    • Unitarios: 86 %.
    • Budistas: 73 %.
    • No afiliados: 72 %.
    • Judíos: 70 %.
    • Protestantes de etnia negra: 65 %.
    • Protestantes de etnia blanca no evangélicos: 60 %.
    • Católicos de etnia hispana: 60 %.
    • Católicos de etnia blanca: 59 %.
    • Ortodoxos: 57 %.
    • Hindúes: 56 %.
    • Protestantes de etnia hispana: 55 %.
    • Musulmanes: 51 %.
    • Mormones: 40 %.
    • Protestantes evangélicos: 39 %.

Tampoco hay ningún grupo étnico cuyos componentes sean partidarios de la discriminación en el acceso a servicios de las personas LGTB, si bien son los ciudadanos de etnia negra quienes se manifiestan contrarios en mayor número.

  • Ciudadanos contrarios a la discriminación de las personas LGTB en la prestación de servicios. Por grupo étnico:
    • Etnia blanca: 58 %.
    • Etnia negra: 66 %.
    • Etnia hispana: 61 %.
    • Etnias de origen asiático y de las islas del Pacífico: 60 %.

Únicamente hay tres estados donde sus ciudadanos se muestran mayoritariamente a favor de esta discriminación: Utah, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

Apoyo a las leyes de protección contra la discriminación

El 70 % de los ciudadanos estadounidenses se declara a favor de la existencia de leyes que impidan que las personas LGTB puedan ser discriminadas por su orientación sexual o identidad de género en el trabajo, servicios públicos o el acceso a la vivienda. Tan solo un 23 % se muestra contrario a la existencia de esas leyes. Por género, el 73 % de las mujeres apoya las leyes antidiscriminatorias, mientras entre los hombres lo hace el 65 %. Los mayores de 65 años apoyan estas medidas en un 61 %, mientras que los jóvenes entre 18 y 29 años lo hace en un contundente 78 %.

Curiosamente, a pesar de este mayoritario apoyo, no existe una ley de ámbito nacional que impida ese tipo de discriminaciones. La aprobación de la ENDA (Employment Non-Discrimination Act) ha sido pospuesta reiteradamente, y su futuro es más que incierto. Por otra parte, tan solo 19 estados y el Distrito de Columbia prohíben explícitamente la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género en el empleo, los servicios públicos y el acceso a la vivienda. Dos estados más, New Hampshire y Wisconsin, tan solo penalizan la discriminación basada en la orientación sexual, pero no en la identidad de género, y el estado de Utah impide la discriminación en el empleo y la vivienda, pero no en los servicios públicos. Los otros 28 estados no tienen ninguna disposición legal que prohíba la discriminación de las personas LGTB.

Según la encuesta, el apoyo a las medidas antidiscriminatorias es mayoritario entre los ciudadanos de todas las filiaciones políticas, incluso entre quienes se declaran como republicanos conservadores. La falta de concordancia entre estas respuestas y las políticas efectivas (incluida la negativa republicana en las cámaras parlamentarias a aprobar leyes al respecto) quizás se deba a que, a pesar del apoyo, no se trata de un asunto que movilice a la población o pueda decidir su voto.

  • Ciudadanos favorables a las leyes contra la discriminación de las personas LGTB. Por filiación política:
    • Republicanos: 58 %.
      • Republicanos liberales: 65 %.
      • Republicanos moderados: 68 %.
      • Republicanos conservadores: 56 %.
    • Demócratas: 79 %.
      • Demócratas liberales: 87 %.
      • Demócratas moderados: 76 %.
      • Demócratas conservadores: 63 %.
    • Independientes: 72 %.
      • Independientes liberales: 82 %.
      • Independientes moderados: 77 %.
      • Independientes conservadores: 60 %.

Sorprendentemente, los ciudadanos de todas las confesiones religiosas se declaran partidarios de que las leyes impidan la discriminación de las personas LGTB en el trabajo, los servicios públicos y el acceso a la vivienda. Incluso los mormones, protestantes evangélicos y testigos de Jehová son mayoritariamente favorables a la existencia de estas leyes.

  • Ciudadanos favorables a las leyes contra la discriminación de las personas LGTB. Por confesión religiosa:
    • Unitarios: 95 %.
    • Judíos: 80 %.
    • No afiliados: 79 %.
    • Budistas: 78 %.
    • Hindúes: 75 %.
    • Católicos de etnia blanca: 74 %.
    • Protestantes de etnia blanca no evangélicos: 71 %.
    • Católicos de etnia hispana: 70 %.
    • Ortodoxos: 69 %.
    • Mormones: 69 %.
    • Musulmanes: 65 %.
    • Protestantes de etnia negra: 65 %.
    • Protestantes de etnia hispana: 59 %.
    • Protestantes evangélicos: 54 %.
    • Testigos de Jehová: 50 %.

Aunque los ciudadanos de todos los grupos étnicos se declaran a favor de las leyes antidiscriminatorias, son los de etnia blanca los que muestran un mayor apoyo a su existencia.

  • Ciudadanos favorables a las leyes contra la discriminación de las personas LGTB. Por grupo étnico:
    • Etnia blanca: 71 %.
    • Etnia negra: 66 %.
    • Etnia hispana: 69 %.
    • Etnias de origen asiático y de las islas del Pacífico: 75 %.

Ese apoyo es mayoritario en todos los estados que componen los Estados Unidos, aunque, como señalábamos, en la mayoría de ellos no existen legislaciones al respecto.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , ,

Ana Brnabić, abiertamente lesbiana, será la nueva primera ministra de Serbia

Sábado, 17 de junio de 2017

06-brnabic-alexa-2_620x0Su nombre es Ana Brnabić, es abiertamente lesbiana, y desde agosto del año pasado (ya entonces lo recogimos) es ministra del Gobierno de Serbia. Un referente positivo para su país y del conjunto de los Balcanes, una región en la que existe una fuerte hostilidad por parte de determinados sectores ultraconservadores y líderes ortodoxos hacia los derechos de las personas LGTB. Ahora ha sido propuesta por el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić, como nueva primera ministra del país. Serbia se une así al pequeño grupo de países que tienen o han tenido un jefe de Gobierno abiertamente LGTB. Nadie hubiera apostado por ello hace solo un par de años. 

Aleksandar Vučić, elegido presidente de Serbia en las elecciones del pasado 2 de abril y hasta entonces primer ministro, fue el que hace un poco menos de un año ofreció a Brnabić incorporarse al Gobierno como ministra de Administraciones Públicas. Vučić aseguró entonces que el pueblo serbio la tendría que juzgar por los “resultados del duro trabajo que tiene por delante” y no por su orientación sexual. Resulta evidente que ha satisfecho con creces sus expectativas, ya que ahora la ha elegido como nueva primera ministra. Una designación que el próximo día 23 de junio debe confirmar el Parlamento serbio, aunque no se esperan sorpresas: el Partido Progresista de Vučić (que pese a su nombre es una formación conservadora, miembro desde 2016 del Partido Popular Europeo) dispone de mayoría absoluta (131 diputados sobre 250).

Ana Brnabić, de 41 años y nacida en Belgrado, no pertenece formalmente a ningún partido político. Estudió Administración de Empresas en Estados Unidos, completó su formación postgraduada en marketing en Reino Unido y habla inglés y ruso. Su designación como primera ministra, como era de esperar, ha generado fuertes críticas de los partidos más ultraconservadores. En el caso de Dveri, una formación de extrema derecha cercana a la Iglesia ortodoxa serbia, y que en las elecciones parlamentarias de 2016 consiguió un 5% de los votos y 13 diputados, ha expresado su malestar por el hecho de que “el partido gobernante no haya sido capaz de encontrar un candidato que no sea la impuesta por Occidente, que dicta todos los movimientos de este gobierno”. También el líder de Serbia Unida, otro pequeño partido de derecha que cuenta con 6 diputados, ha mostrado su oposición al nombramiento.

Ana Brnabić se convertirá en la quinta persona abiertamente homosexual en ser jefe de Gobierno del mundo. Antes de ella dirigieron sus países la islandesa Jóhanna Sigurðardóttir (entre 2009 y 2013), el belga Elio Di Rupo (entre 2011 y 2014) y el luxemburgués Xavier Bettel, que sigue ostentando el cargo en la actualidad (desde 2013). Y precisamente este mismo miércoles asumía el cargo de primer ministro de Irlanda Leo Varadkar.

Visibilidad LGTB en los Balcanes: un avance lento pero progresivo

Dosmanzanas realizaba en abril de 2015 una extensa entrevista al escritor Miguel Rodríguez, residente en Belgrado y autor del libro Homofobia en los Balcanes. En ella, Rodríguez analizaba los problemas y los retos a los que se enfrenta el colectivo LGTB en los países de la región. “Las sociedades balcánicas son eminemente rurales, y la vida en el pueblo o en las pequeñas ciudades para las personas LGTB es opresiva sea en Croacia, Serbia o Macedonia”, explicaba.

Cuando Ana Brnabić fue propuesta como ministra de Administraciones Públicas, Miguel Rodríguez expresó a dosmanzanas que “en una cultura política fuertemente marcada por los liderazgos y con niveles de homofobia bastante elevados es una buena noticia para el LGTB que haya una ministra homosexual”. En opinión de este experto, “no se trata solo de visibilidad o normalización, en lo que ha ido avanzado el país los últimos años, sino también de referentes para la generación postyugoslava; personas con una carrera profesional solvente que acceden a puestos de responsabilidad pública. Diría que tiene tanto impacto social o más que la organización del Orgullo en las calles de Belgrado”. Una realidad que sin duda ahora se ve reforzada con la designación de Brnabić como primera ministra.

Lo cierto es que, en los últimos años, a pesar de todas las dificultades, se han ido produciendo avances en la región como la primera celebración pacífica del Orgullo LGTB de Montenegro o del propio Orgullo de Belgrado en 2014, tras años de incidentes, agresiones y disturbios. A partir de entonces, tanto en 2015 como en 2016, el Orgullo de la capital serbia se ha celebrado sin incidentes y con un presencia de numerosas personalidades políticas. En el de 2016, que se celebró en septiembre, estuvo de hecho presente la propia Ana Brnabić, próxima primera ministra.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , ,

Una mujer trans muere en Georgia un mes después de ingresar en el hospital por una brutal agresión

Jueves, 1 de diciembre de 2016

15215811_10154601077231397_1659652344_oMalas noticias las que nos llegan desde Georgia. Zizi Shekeladze, una mujer transexual de 32 años, ha fallecido tras estar luchando por su vida en la UCI durante algo más de un mes. El pasado 14 de octubre, mientras esperaba el autobús, Shekeladze empezó a sufrir la agresión verbal de dos desconocidos, únicamente por su identidad de género. Los hombres, no contentos con su miserable acción, se armaron con una barra de hierro y empezaron a golpearla, al tiempo que le clavaron una navaja en el cuello. La extrema gravedad de las lesiones le han provocado la muerte a la víctima. Aunque policía ha detenido a un sospechoso, oficialmente se resiste a reconocer que se trata de un delito de odio LGTBfóbico.

“El caso de Zizi Shekeladze debe utilizarse como un mecanismo de castigo ejemplar con el fin de corregir los procedimientos y la administración de justicia en el país, de cara a la erradicación de los delitos contra las personas transexuales”, justifica el Centro para Mujeres Transexueles de Georgia en un comunicado. Shekeladze tuvo la desgracia de encontrarse con dos desconocidos tránsfobos que le propinaron tal paliza que, ni después de permanecer desde el 14 de octubre en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de Tiflis (capital de Georgia), no ha logrado sobrevivir.

Uno de los sospechosos ya ha pasado a disposición judicial y se someterá a la vista el próximo 8 de diciembre. No obstante, las autoridades todavía no han admitido públicamente que se trata de un crimen motivado por el odio LGTBfóbico. El abogado y activista georgiano Ucha Nanuasvili denuncia que “desafortunadamente, en la mayoría de los casos, los crímenes de odio no se toman en consideración durante las investigaciones… lo inquietante es lo ambiguos e incompetentes que son los métodos de investigación cuando se trata de un caso como este”.

A pesar de que esta nación de la Europa Oriental es la única del antiguo bloque soviético con una ley contra la LGTBfobia (eso sí, muy elemental y poco desarrollada), en los últimos años se sigue registrando un aumento de agresiones motivadas por el odio hacia la diversidad sexual y de identidad de género. No ayudan en absoluto las soflamas homófobas de representantes como Irma Inashvili, la secretaria general de la Alianza de Patriatotas de Georgia (un partido ultraderechista y populista). Inashvili, en una ocasión, llegó a aseverar que los matrimonios igualitarios son una “epidemia mundial de la humanidad”.

En un país en el que cerca del 84% de la población practica activamente el cristianismo ortodoxo, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB, la existencia de una ley contra la discriminación (desde 2014), que incluye la identidad de género y la orientación sexual entre las causas de protección, se vio como un paso importante, aunque claramente insuficiente. Sin embargo, esta legislación sigue siendo inédita en la mayoría de países de la vieja órbita soviética, como Rusia, Bielorrusia, Lituania (en este caso siendo incluso miembro de la Unión Europea), Azerbaiyán, Armenia o Kirguizistán, entre otros.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Grecia abre su ley de uniones civiles a las parejas del mismo sexo sin derecho a la adopción.

Jueves, 24 de diciembre de 2015

grecia_gayImportante paso adelante el que ha dado Grecia, cuyo Parlamento aprobaba a última hora de este martes la ley que permite las uniones civiles entre personas del mismo sexo. La reforma, que ha recibido el apoyo de varias fuerzas de la oposición pero a la que la se ha opuesto buena parte de los diputados de Nueva Democracia, ha sido recibida con abierta hostilidad por la influyente Iglesia ortodoxa griega.

La aprobación de la reforma pone fin a un largo proceso que se remonta a 2013, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles violaba la Convención Europea de Derechos Humanos. Grecia, recordemos, no otorgaba a las parejas del mismo sexo derecho alguno (dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados). El entonces gobierno de coalición entre Nueva Democracia y PASOK anunció que modificaría la ley para dar cumplimiento al fallo, pero el cambio nunca llegó a producirse.

Tras la victoria de Syriza en las elecciones de enero se abrieron nuevas esperanzas, y de hecho en junio pasado el Ministerio griego de Justicia presentaba por fin un proyecto de actualización de la ley de uniones civiles. La convocatoria adelantada de elecciones paralizó sin embargo el proceso, que tras revalidar Syriza su victoria el propio ministro Nikos Paraskevopoulos prometió retomar en un acto organizado por ILGA Europe, que celebró del 28 al 31 de octubre su conferencia anual en Atenas. Un par de semanas más tarde presentaba efectivamente el proyecto, ahora aprobado con los votos de Syriza, PASOK, To Potami y Unión de Centristas. Por lo que se refiere a Nueva Democracia, y pese a la promesa de su representante en el mencionado acto de ILGA Europe, solo 29 de sus 75 diputados han apoyado la ley. Mención especial merece el partido de derecha nacionalista Griegos Independientes, aliados de Syriza en el gobierno, 3 de cuyos 9 diputados han votado a favor. En total, la reforma ha sido apoyada por 194 votos a favor frente a 55 contrarios.

Botella medio llena, botella medio vacía

Sin duda la aprobación de la nueva ley, que además de ampliar las uniones civiles a las parejas del mismo sexo mejora los derechos de las parejas unidas civilmente en materia patrimonial y de herencia y los acerca a los del matrimonio, dará mucho que hablar. Los que ven la botella medio llena considerarán que se trata de un hito histórico en un país como Grecia, donde la Iglesia ortodoxa, fuertemente homófoba, conserva una gran influencia social, pese a lo cual ha sido capaz de adelantar a países como Italia, en el que aún no hay una ley que reconozca jurídicamente las parejas del mismo sexo. Los que ven la botella medio vacía se sentirán defraudados por Syriza, un partido que en su congreso de 2013 (primero que celebró como partido unitario) se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, una igualdad que obviamente no aporta esta ley. Las parejas del mismo sexo seguirán sin poder acceder al matrimonio (y ello a pesar de que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar) ni a la adopción conjunta.

Muchos recordarán la polémica vivida poco antes de las elecciones de enero (las primeras que ganó Syriza), cuando el partido izquierdista optó por obviar el tema en su campaña. Alexis Tsipras no pudo sin embargo evitar ser preguntado sobre la adopción homoparental. Su respuesta supuso un jarro de agua fría, al responder que por el momento esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él había “contradicciones en la comunidad científica”. La discusión sobre la adopción homoparental había sido introducida en el debate político griego por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar.

Este asunto, el de la adopción conjunta, queda por el momento aparcado. Bien es cierto que la nueva ley nada dice sobre ello (de hecho una de las quejas de Nueva Democracia ha sido el hecho de que la ley no la prohíba expresamente a las parejas del mismo sexo) pero sería necesaria una reforma de la legislación específica sobre adopción que por el momento el Gobierno griego no parece dispuesto a acometer.

Furibunda reacción de la Iglesia ortodoxa

La aprobación ha tenido lugar pese a que en las últimas semanas la influyente Iglesia ortodoxa griega ha llevado a cabo toda una campaña desde los púlpitos oponiéndose con fiereza a la reforma. Un buen ejemplo es el de Serafín, obispo metropolitano del Pireo, que un día antes de la votación acusó a judíos y estadounidenses (incluyendo a George Soros, los Rothchild y los Rockefeller…) de promover “la agenda homosexual” en su país. Peor aún ha sido la reacción de Ambrosio, obispo metropolitano de Kalavrita y Aigialeia, que directamente hizo un llamamiento a la violencia contra los homosexuales por no considerarlos “humanos”

Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , ,

Montenegro celebra su primer Orgullo sin incidentes

Miércoles, 5 de noviembre de 2014

podgorica_gay_prideTras la accidentada y violenta experiencia del Orgullo de Montenegro en su edición de 2013, este domingo 2 de noviembre los activistas LGTB pudieron por fin celebrar con cierta normalidad la marcha y las actividades programadas en Podgorica (capital del país). Respondiendo a la convocatoria de Montenegro Pride y Queer Montenegro, unas doscientas personas salieron a la calle para reivindicar la igualdad de derechos y exigir el fin de la discriminación por orientación sexual o género. “Tradicionalmente orgullosos” ha sido el lema general escogido. Representantes de la diplomacia europea, así como políticos y rostros famosos locales se han sumado a la cita. Los participantes portaron banderas con los colores del arco iris y pancartas con inscripciones como “Con tradicional orgullo”, que fue el lema de la marcha, o “El progreso es la tolerancia”, “Es sólo el inicio” y “El silencio es la muerte”, entre otras.

Más de un centenar de personas celebró hoy su segundo Orgullo LGTB en Podgorica, la capital del pequeño país balcánico, que discurrió entre un gran despliegue policial y consiguió terminar sin incidentes. En realidad, el Orgullo de 2014 estaba programado para junio. Sin embargo, tuvo que ser suspendido “con el fin de evitar potenciales disturbios”, según declararon las entidades convocantes. Los organizadores estimaron que, al coincidir con el inicio de la temporada alta, el incremento de carga de trabajo de la policía (concentrada en las ciudades costeras del país ex yugoslavo) podría repercutir negativamente en la integridad de los participantes. Ante la posibilidad de que pudieran repetirse ataques de grupos de jóvenes homófobos como hace un año, cuando unos 20 policías resultaron heridos en enfrentamientos, se desplegó un dispositivo de seguridad de 1.800 agentes y se cortaron varias calles al tráfico desde horas antes del inicio de la cita.

En señal de apoyo al colectivo y sus derechos, participaron en la marcha el alcalde de Podgorica, varios ministros, personalidades públicas, el jefe de la delegación de la Unión Europea y diplomáticos de varias embajadas de países occidentales. No obstante, los montenegrinos han podido llevar a cabo su Orgullo ahora, esgrimiendo que “esto es solo el principio”. A él se han sumado activistas de otras naciones balcánicas como la vecina Serbia, Albania, Macedonia y Bosnia-Herzegovina, así como el jefe de la delegación de la Unión Europea (UE), diplomáticos, varios ministros o el mismo alcalde de Podgorica. 1.800 agentes velaron por la seguridad del evento, desde las primeras horas del domingo. Desde las once de la mañana, los activistas tomaron el centro, realizando un recorrido cercano al kilómetro y medio.

El desfile partió desde un parque del centro de la ciudad por una ruta de 1,4 kilómetros y se prolongó durante una hora, tras lo que siguió un programa cultural y discursos de participantes y de representantes de las organizaciones LGTB de países vecinos.

Los medios locales informaron de que una decena de personas fueron detenidas durante la marcha como medida de prevención, por posesión de objetos “peligrosos” como barras de metal y también capuchas.

Esta ha sido la tercera marcha del Orgullo celebrada en Montenegro, donde además de las dos en Podgorica hubo una el año pasado en plena temporada turística en la ciudad costera adriática de Budva, donde se registraron graves ataques a los participantes y agentes de la policía. En años anteriores, la marcha del Orgullo se tuvo que suspender en varias ocasiones.

Días antes de la marcha de en Podgorica, grupos homófobos dirigieron amenazas a los participantes a través de las redes sociales, y hoy mismo algunos medios advirtieron de que se preparaban concentraciones de protesta contra los homosexuales, que finalmente no se produjeron.

En una velada referencia a la mentalidad conservadora, predominante en la sociedad montenegrina, “Tradicionalmente orgullosos” se ha escogido como leiv motiv de esta edición del Orgullo. La imagen que acompaña al texto recuerda a la figura de la típica mujer balcánica de cierta edad, pero con un espeso bigote. El activista Danijel Kalezic, sin embargo, negó que la elección suponga “un insulto”. En su opinión,  en Montenegro el bigote es un símbolo de la valentía, el respeto, el orgullo… Nos pertenece a nosotros, a toda la comunidad LGBT, no solo al otro Montenegro”.

Cabe destacar el nombramiento del obispo Amfilohije como “homófobo del año”. Pertenece a la Iglesia Ortodoxa de Montenegro, la confesión mayoritaria del país. El “premiado” patriarca declaró públicamente que el Orgullo era “la marcha de la muerte y la autodestrucción”.

Bajo la lupa de la Unión Europea en materia de discriminación

La protección de los derechos de las minorías es una de las condiciones que Montenegro debe cumplir como país que aspira a ingresar en la Unión Europea, y que desde hace dos años lleva a cabo negociaciones al respecto.

Montenegro cuenta con una población que no alcanza los 700.000 habitantes. Alrededor del 43 % son montenegrinos, mientras que un 32% son serbios (no existen diferencias étnicas entre ellos). Hay además diversas minorías, sobre todo bosnios y albaneses. Tras la traumática desmembración de Yugoslavia, la República de Montenegro permaneció unos años federada con Serbia, hasta que en 2006 un referéndum decidió su independencia total, de forma pacífica.

Las relaciones homosexuales en Montenegro fueron despenalizadas en 1977, siendo la edad de consentimiento la misma que la de las relaciones heterosexuales. No hay reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, y de hecho su Constitución restringe el derecho a contraer matrimonio a las parejas heterosexuales. En julio de 2010, por exigencia de la Unión Europea (a la que Montenegro aspira a unirse) la Cámara del país aprobó una normativa antidiscriminatoria que incluye la orientación sexual y la identidad de género como condiciones cuya discriminación queda prohibida, pero en abril del pasado año el Parlamento Europeo reclamaba más esfuerzos a Montenegro en materia de derechos LGTB. En cualquier caso, según una encuesta realizada por Ipsos dos tercios de los montenegrinos consideran a la homosexualidad una enfermedad, y un 80 % piensa que debería mantenerse en la esfera privada.

El colectivo LGTB en Montenegro es poco aceptado, aunque la situación va mejorando en los últimos años.

Fuente Cáscara Amarga y Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Grupos homófobos celebran un encuentro en Moscú y piden la extensión de las leyes homófobas rusas al resto del mundo

Miércoles, 17 de septiembre de 2014

393ff8544f04Organizaciones homófobas y políticos de varios países participaron la semana pasada en el “Foro Internacional por la Familia y el Futuro de la Humanidad”, evento organizado en Moscú a mayor gloria de la legislación homófoba rusa, que sus participantes han propuesto exportar al resto del mundo. El encuentro, al que el presidente ruso Vladimir Putin hizo llegar un saludo personal, sustituye al que el denominado “Congreso Mundial de las Familias” tenía previsto celebrar también en Moscú pero que fue cancelado tras el inicio de la crisis entre Rusia y Ucrania.

El Congreso Mundial de las Familias es una organización itinerante, con base en Estados Unidos, que en mayo de 2012 celebró por ejemplo una de sus cumbres en Madrid. Un encuentro en el que se defendieron valores como la vuelta de la mujer al hogar, la oposición frontal al aborto y la negación de derechos a las parejas del mismo sexo, y que contó entonces con el respaldo de miembros del PP y de representantes de los Gobiernos central, de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento. El Congreso Mundial de las Familias se ha significado también por sus elogios a la legislación homófoba rusa, que como alertábamos hace ahora un año ha articulado en torno a su defensa una auténtica “internacional homófoba”. Es por eso que tenía pendiente organizar una de sus cumbres en Moscú, pero el estallido de la crisis ucraniana y las sanciones contra Rusia por parte de los Estados Unidos daban al traste con el proyecto tal y como fue inicialmente concebido. Hace unos meses el Congreso Mundial de las Familias anunciaba su suspensión, sin que ello significara retirar su apoyo “a las iniciativas del pueblo ruso, a través de sus representantes electos, de proteger la vida, la familia y la inocencia de los niños”.

El forzado paso atrás del Congreso Mundial de las Familias no amilanó sin embargo a sus correligionarios rusos, que promovieron un evento alternativo que lo sustituyera, con la misma localización y en las mismas fechas. De hecho, dos dirigentes de la organización estadounidense han seguido formando parte del comité organizador. La nueva conferencia ha contado en cualquier caso con el patrocinio de varias organizaciones rusas “profamilia” y ortodoxas, aunque ni mucho menos ha estado limitada al ámbito de esa religión. Dos de sus participantes han sido por ejemplo Talgat Tajuddin, muftí supremo de Rusia, que destacó como “los valores familiares del islam tradicional” siempre han sido respetados en Rusia, o el gran rabino de ese mismo país, Berel Lazar, que destacó la necesidad de que el estado ruso otorgue apoyo no solo material sino “moral” a la familia tradicional.

En el encuentro han estado representadas organizaciones de Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido, Italia, Francia, Polonia, México, Venezuela, Nigeria o Filipinas, sin olvidar a países de la órbita exsoviética. Destacable fue por ejemplo la presencia, pese al boicot estadounidense a Rusia, de Brian Brown, presidente de National Organization for Marriage, una de las organizaciones homófobas más destacadas de los Estados Unidos.

Presencia de políticos europeos

e3c7f070ddc1Al evento también acudieron políticos de derecha de países de la Unión Europea, como el diputado griego por Nueva Democracia Anastasios Nerantzis -secretario general de la interparlamentaria ortodoxa- o el eurodiputado del Frente Nacional francés Aymeric Chauprade, que defendió que el mundo vive una guerra entre la “barbarie” representada según él por el aborto, la gestación subrogada o el matrimonio homosexual y la “espiritualidad”, representada por los valores tradicionales.

El eurodiputado francés se deshizo por cierto en alabanzas a Putin, del que dijo representaba “la esperanza” en esta supuesta guerra. No conviene olvidar en este punto que los grupos homófobos occidentales tienen grandes esperanzas puestas en la “vía rusa”. Y es que si legislaciones homófobas como las existentes en la mayoría de los países musulmanes o en territorios que en su momento formaron parte del imperio colonial británico (o incluso las que hoy se promueven en países africanos) resultan difíciles de defender ante la opinión pública occidental, la ley rusa sí proporciona elementos interesantes para este fin. Rusia es un país de enorme importancia económica y geoestratégica, de herencia cultural cristiana, y su legislación homófoba comulga con lo que algunos autores han dado en llamar “homofobia liberal”: la homosexualidad se tolera como conducta privada, pero no como una realidad afectiva, sexual y familiar visible, equiparable a la heterosexualidad y merecedora de su misma protección jurídica.

Conviene recordar que la ley rusa utiliza como argumento la “protección a la infancia”: prohíbe informar positivamente sobre homosexualidad en cualquier ámbito al que tengan acceso menores. Ello supone en la práctica que ni marchas del Orgullo, ni manifestaciones públicas, ni programas contra el acoso escolar, ni información sobre salud sexual, ni cualquier actividad que se considere susceptible de ser entendida como “propaganda homosexual” puede tener lugar en todo el estado ruso. La homosexualidad queda reducida a una conducta invisible a los ojos de la sociedad, y el activismo LGTB resulta estrangulado.

Manifiesto homófobo enviado a Naciones Unidas

El fruto más visible del encuentro ha sido sin embargo una resolución en la que se hace una llamada “a las naciones del mundo” a que adopten medidas para proteger la que llaman “familia natural”, como la extensión de las legislaciones que prohíben la “propaganda homosexual” o investigar los supuestos efectos nocivos de que parejas del mismo sexo puedan criar hijos.

El manifiesto ha sido enviado, entre otros, a la Asamblea General de Naciones Unidas, a su secretario general y a su Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, con objeto de que sus programas se reformulen en favor de sus postulados. Puede sonar disparatado, pero no está de más recordar por ejemplo que hace unas semanas el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas adoptaba una resolución de protección a la familia de la que, precisamente tras la intervención de Rusia, quedaba excluida toda mención a la diversidad de realidades familiares.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un grupo de ultras ataca a una pareja gay en pleno centro de Atenas

Jueves, 28 de agosto de 2014

CACHE_620X620_1_1093228Nuevo episodio de violencia homófoba en Grecia, donde una pareja gay ha sido víctima del ataque de entre 10 y 15 matones con la cabeza rapada y ataviados con camisas negras. En los últimos años está aumentando de forma alarmante este tipo de acciones en el país heleno. Solo en el último mes, según denuncia la Asociación de Apoyo Transgénero, este es el cuarto caso registrado. El auge de la formación política filonazi Amanecer Dorado y sus constantes mensajes homófobos y xenófobos contribuye a fomentar este clima violento en Grecia y da alas a sus acólitos radicales para el “control” de las calles, mediante la coacción, el miedo y la fuerza. Como recogió dosmanzanas, esta formación extremista llegó a repartir folletos, tras las elecciones legislativas de 2012, en los que amenazaba al colectivo LGTB diciendo que “después de los inmigrantes, sois los siguientes”.

Al parecer, una pareja gay se encontraba el pasado sábado departiendo en un banco de la plaza Bernabé Pagrati de la ciudad de Atenas (capital del país), sobre las 12:30 de la madrugada, cuando empezó a recibir insultos hómofobos y burlas por parte de dos o tres personas que se encontraban en las inmediaciones. Poco después, apareció un grupo extremista de entre 10 y 15 hombres con las cabezas rapadas y camisas negras que les propinaron una brutal paliza. Las víctimas tuvieron que ser atendidas en el hospital. Uno de ellos, incluso, ha precisado una cirugía en el tobillo. La policía asegura estar investigando los hechos.

Sin embargo, hasta las fuerzas de seguridad griegas están en el ojo del huracán homófobo. El pasado 31 de julio, 12 organizaciones LGTB firmaron un comunicado de prensa conjunto en el que denunciaban una agresión a otra pareja gay que caminaba cogida de la mano por el casco histórico de Atenas, perpetrado en este caso por agentes de policía. “Encontramos este incidente particularmente preocupante, ya que proviene de la policía, cuya misión es la protección de todos los ciudadanos y no asustar o atemorizar, aplicando violencia verbal y física racista”, argumentaban las entidades en su escrito.

Escalada de violencia homófoba

Desgraciadamente, estos sucesos no son casos aislados sino que se suman a una creciente ola de agresiones en todo el país. Asimismo, la fuerza pujante de la extrema derecha, así como el discurso intolerante e intimidatorio de la Iglesia ortodoxa griega, no contribuyen a frenar estos ataques físicos y verbales motivados por el odio. Antes al contrario, los azuzan.

El año pasado, Tasso Stafilidis, hijo de inmigrantes helenos en Suecia y primer miembro del parlamento nórdico abiertamente gay, fue víctima de una agresión homófoba, mientras se encontraba con un acompañante de vacaciones en Grecia. Tres encapuchados los asaltaron, primero con insultos homófobos y luego a golpes. Stafilidis, que diputado en Suecia por el Partido de la Izquierda entre 1998 y 2006, manifestó entonces su preocupación ante el auge de sentimientos hostiles hacia las minorías, debido a la crisis económica.

Lejos de predicar con el buen ejemplo, destacados miembros de la jerarquía ortodoxa griega han instigado la repulsa social hacia el colectivo LGTB, fomentando con ello algunas manifestaciones violentas. En 2012, por ejemplo, alrededor de cincuenta personas atacaron a los participantes de la primera marcha del Orgullo LGTB de Salónica, tras la enérgica condena a la marcha multicolor por parte de un obispo local.

Ante la impotencia de estos y otros sucesos, especialmente las agresiones en la calle a parejas gais, las agrupaciones LGTB griegas han solicitado ayuda internacional en varias ocasiones. OLKE (Comunidad Lésbica y Gay de Grecia) llegó a dirigir una carta a otras organizaciones LGTB europeas en la que manifestaba su preocupación por el incremento de las agresiones homófobas y tránsfobas acaecidas en el país.

14 entidades urgen la aprobación de la ley anti racista

Organizaciones LGTB y pro derechos humanos de toda Grecia han suscrito la petición al Gobierno de “la aprobación inmediata de la llamada ley ‘anti racista’, con la inclusión de la orientación sexual e identidad de género”, con la consiguiente “integración y adopción de enmiendas a la protección de las víctimas de crímenes de odio racistas”. Además, consideran que es imprescindible la integración y la adopción de la enmienda en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre la unión civil “para todas las parejas, independientemente de su orientación sexual e identidad o expresión de género y la protección de los derechos sociales fundamentales”.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , ,

Georgia se adelanta al resto de ex repúblicas soviéticas en el reconocimiento de las personas LGTB

Sábado, 23 de agosto de 2014

Georgia-300x300La pasada primavera, el Parlamento de Georgia aprobó una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se han levantado algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que supone un gran avance teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana. Además, echando un vistazo a la situación LGTB del resto de repúblicas que conformaban la antigua URSS, la realidad de Georgia arroja mucho más optimismo y esperanza en estos momentos.

En un país en el que cerca del 84 % de la población practica activamente el cristianismo ortodoxo, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB, la entrada en vigor de una ley contra la discriminación, que incluye la identidad de género y la orientación sexual entre las causas de protección, es un paso de notable importancia. Aún más teniendo en cuenta la homofobia de estado de otros países de la vieja órbita soviética, como Rusia, Bielorrusia, Lituania (en este caso siendo incluso miembro de la Unión Europea), Azerbaiyán, Armenia o Kirguizistán, entre otros.

Según ha manifestado Vano Chkhikvadze, de la Open Society Georgia Foundation, la aprobación de esta ley “es una victoria para el Gobierno de Georgia sobre la iglesia georgiana, la institución en la que más confía la gente del país”. Y de hecho, la homofobia social es un problema frecuente. Dosmanzanas ha recogido en los últimos años el relato de varios incidentes que lo confirman. Entre ellos, el ataque a los asistentes a la concentración para celebrar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia en Tiflis, la capital del país, que se saldó con al menos 17 heridos en mayo de 2013.

La nueva ley, por otra parte, ha sido diseñada para cumplir con los requisitos de la Unión Europea, de tal forma que se permita a los georgianos viajar a los países comunitarios, sin _68407012_anti-gayafpnecesidad de visado, a corto plazo. No obstante, Irakli Vacharadze, responsable de la organización Identoba, junto a otros activistas y entidades LGTB, ha criticado al gobierno por aprobar la legislación sin una oficina de aplicación específica.

Un paso en la buena dirección, pero claramente insuficiente

Con los recursos e instituciones vigentes, las denuncias le llegarán al Defensor del Pueblo para los Derechos Humanos, que en la actualidad carece de la capacidad de abordar estos casos. La Open Society Georgia Foundation, por su parte, apuesta por que se destinen fondos públicos (europeos y nacionales) que conduzcan a la aplicación efectiva de la ley. Proponen que se destine el dinero a actividades como cursos de concienciación y formación en las escuelas, hospitales, empresas privadas y en el sistema judicial. Mientras tanto, en los próximos meses, Vacharadze y el resto de activistas esperan preparar una serie de quejas que serán enviadas al Defensor del Pueblo para poner a prueba la nueva ley y, si es necesario, tomar medidas al respecto.

Las ONG y las entidades LGTB esgrimen además que la medida está lejos de ser eficiente en la práctica, ya que en la mayoría de los casos los agresores pueden salirse de rositas sin sanción económica alguna. Un castigo en el que han insistido estas organizaciones, aunque la propuesta fue rechazada por el gobierno y por los partidos mayoritarios de la cámara georgiana.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , ,

Chipre celebra el primer Orgullo LGTB de su historia con un éxito rotundo de participación.

Martes, 3 de junio de 2014

PrideLogoLa comunidad LGTB de Chipre se ha volcado en la celebración del primer Orgullo de la isla mediterránea. La asistencia ha sido multitudinaria: varios miles de personas han tomado las calles de la capital Nicosia para reivindicar la igualdad, en una marcha que algunos grupos homófobos, ligados a la iglesia ortodoxa, han intentado boicotear sin éxito.

Frente a la multitud que se iba congregando en la plaza Eleftheria, el líder de la organización LGTB Accept, Costas Gavrielides, dio el pistoletazo de salida a las cinco de la tarde del sábado, agradeciendo a todos su colaboración. Muy especialmente, a los asistentes del norte de la isla (bajo ocupación turca), desde donde la asociación Kuir se unió a la manifestación. Gavrielides hizo un llamamiento a que se respeten las normativas europeas antidiscriminación porque “el derecho a la diversidad no es negociable”. La manifestación se dirigió al Parlamento y concluyó con una gran fiesta en un parque de Nicosia.

El éxito de la marcha seguro que no ha sido del agrado de la iglesia ortodoxa, que había arremetido contra la convocatoria tachando la homosexualidad de “caída en desgracia del ser humano”, “enfermedad” y “una manera no natural de vivir”. El sábado, 200 personas, incluyendo varios sacerdotes ortodoxos, se concentraron para intentar impedir la “vergonzosa” manifestación del Orgullo, pero la policía impidió que perturbaran el transcurso de la misma. Otro incidente, afortunadamente sin consecuencias graves, se produjo cuando un individuo atacó a varias hombres que acudían a la plaza Eleftheria portando banderas arco iris.

A la marcha asistieron representantes de varios partidos políticos, entre ellos el expresidente chipriota Georgios Vasiliou, de 83 años de edad. Vasiliou, que dirigió el país entre 1988 y 1993, es miembro del Consejo Europeo para la Tolerancia y la Reconciliación, una organización de lucha contra la discriminación, principalmente la xenófoba y antisemita. También estuvo presente ILGA Europa, cuya directora Evelyn Paradis calificó la jornada de “histórica” y atribuyó el éxito de convocatoria a los activistas locales. Entre ellos, el histórico Alecos Modinos, de 81 años, que luchó durante años por la despenalización de la homosexualidad en la excolonia británica, hasta conseguirlo por fin en 1998.

Este primer Orgullo ha contado además con el apoyo del alcalde de Nicosia, el independiente Constantinos Yiorkadjis, y de la embajada estadounidense, que el sábado ondeó la bandera arco iris, tal y como hiciera su homóloga española con motivo de la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. La manifestación culmina dos semanas de eventos culturales como proyecciones de películas, lecturas de libros y representaciones teatrales.

Una isla dividida

Chipre permanece dividido en dos entidades: la grecochipriota al sur y la turcochipriota al norte. En 2004 Naciones Unidas propuso un acuerdo de reunificación que permitiera la convivencia de las dos comunidades, pero los grecochipriotas lo rechazaron. A día de hoy coexisten dos estados de facto independientes y enfrentados: la República de Chipre (internacionalmente reconocida y miembro de la Unión Europea) y la República Turca del Norte de Chipre (reconocida solo por Turquía).

En el sur, y desde la época colonial británica, las relaciones entre varones fueron ilegales hasta que el deseo de incorporarse a la Unión Europea forzó su despenalización en 1998. La parte turcochipriota, sin embargo, mantenía su ilegalidad (a diferencia, curiosamente, de la propia Turquía) hasta enero de este año, con penas que podían llegar hasta los cinco años de prisión. Se trataba del último territorio de Europa en el que la homosexualidad estaba penada.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , ,

El patriarca ortodoxo de Serbia llama a “arrancar” a las personas LGTB de la sociedad.

Martes, 20 de mayo de 2014

220px-Patriarch_Irinej_of_Serbia_(portrait)La homofobia inunda de nuevo el discurso de los líderes religiosos de Europa oriental. El patriarca de la iglesia ortodoxa de Serbia, Miroslav Gavrilović (conocido como Ireneo), ha lanzado una dura diatriba de clara incitación al odio contra la población LGTB y la celebración del Orgullo.

Entrevistado por la publicación serbia Nedeljnik, Miroslav Gavrilović ha calificado la homosexualidad de “quebrantamiento o desviación de la naturaleza humana”, ya que “el primer mandamiento de Dios dice: ‘creced y multiplicaos’”. El líder ortodoxo añadió que “cuando un peral o un manzano no dan frutos, se arrancan y se plantan nuevos que sí den frutos”. Gavrilović se despacha también contra las manifestaciones del Orgullo LGTB, a las que sitúa “en la cumbre de la inmoralidad, una colección de todos los errores y vicios”. El patriarca afirma, eso sí, sentir “pena por esas personas que pertenecen a la denominada población gay. Es un desorden de desviación de la naturaleza humana”, argumento que recuerda a la de otras confesiones cristianas. Gavrilović dice poder “entenderlos y entender su problema, pero no por qué nos imponen el problema y lo muestran públicamente”.

Lo cierto es que la situación de las personas LGTB en Serbia es todavía difícil, debido principalmente a la homofobia social instigada por grupos nacionalistas y por la iglesia ortodoxa. En el plano legal, el país balcánico ha introducido durante la última década legislación antidiscriminatoria y contra los crímenes de odio homófobos, para cumplir con las condiciones de ingreso en la Unión Europea. Probablemente también con este objetivo, el Gobierno serbio emitió un comunicado con motivo del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia en el que calificaba la lucha contra “todas las formas de discriminación y protección de la diversidad” como “uno de los principales objetivos del desarrollo de una sociedad democrática”. El año pasado incluso se barajó la posibilidad de discutir una ley de uniones civiles con derechos limitados para las parejas del mismo sexo, del la que por el momento no tenemos más noticia.

En dosmanzanas hemos informado además de los intentos frustrados de celebrar una marcha del Orgullo LGTB en Belgrado, la capital del país, en 20092011, 2012 y 2013. Hace dos años, el veto del Gobierno (que adujo motivos de seguridad) fue condenado por las Naciones Unidas y la Unión Europea. En 2010 sí que se pudo celebrar la marcha, que terminó no obstante con graves incidentes protagonizados por los contramanifestantes. La iglesia ortodoxa actuó entonces, al igual que ahora, añadiendo leña al fuego de la homofobia.

Fuente Dosmanzanas

Y estos hombres  barbudos y con vestidos… critican a hombres barbudos con vestidos… que cantan y ganan festivales… En fin…

Bnw1U9NIQAAOaKf

***

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , ,

Etiopía: el Gobierno rectifica y no incluirá la homosexualidad entre los delitos sin posibilidad de indulto.

Lunes, 21 de abril de 2014

Rainbow-EthiopiaEl ministro de Información de Etiopía, Redwan Hussein, ha comunicado que finalmente su Gobierno no incluirá los actos homosexuales entre los delitos no sujetos a indulto, contrariamente a lo previsto en un principio durante la tramitación de la Ley de Indultos y Amnistía. También ha declarado que se ha retirado la autorización para la manifestación homófoba convocada para el próximo 26 de abril por grupos religiosos.

Hace unas semanas, la página web estadounidense LGBTQNation, citando fuentes locales, informaba de que el Consejo de Ministros etíope había aprobado y enviado al Parlamento para su tramitación la Ley de Indultos y Amnistía, que incluía a la homosexualidad como infracción sin posibilidad de indulto, junto a delitos como la corrupción, el tráfico de seres humanos, la violación o el terrorismo. Sin embargo, el ministro de Información, Redwan Hussein, ha declarado que finalmente la reforma no incluirá los delitos relacionados con la homosexualidad.

gays-200x224Las razones esgrimidas por el ministro para este cambio de postura del gobierno etíope son que la homosexualidad “no es un delito grave. Además, no está tan extendida como algunos sugieren. Ya es un crimen y está prescrita una determinada pena. El gobierno estima que la pena de prisión actual es suficiente”. Recordemos que las penas por mantener relaciones con personas del mismo sexo en Etiopía pueden llegar a los 15 años de cárcel, ampliables hasta los 25 años si se produce una infección por VIH.

Hussein también informaba de que la gran manifestación homófoba prevista para el sábado 26 de abril en la capital, Adís Abeba, ha sido desautorizada. La movilización había sido organizada por el Foro de la Juventud de Adís Abeba y la Asociación Weyiniye Abune Tekelehaimanot, vinculada a la iglesia ortodoxa etíope. El ministro de Información quería distanciarse de estos grupos, asegurando que el gobierno no apoyaba la convocatoria ni tenía previsto en su agenda el incrementar las sanciones contra la homosexualidad, tal como exigían los convocantes.

ethiopiaDereje Negash, presidente de Weyiniye Abune Tekelehaimanot, declaraba que habían sido miembros de su misma confesión quienes habían solicitado al gobierno la retirada de la autorización para las movilizaciones. Sin ocultar su contrariedad y su fanatismo, Negash añadía que “actualmente estoy siendo amenazado por la comunidad gay por organizar de la manifestación. A pesar de las amenazas, voy a proseguir con mi lucha contra la comunidad gay. Creo que he recibido una llamada de Dios para realizar esta tarea. Y la haré incluso si es cuestión de vida o muerte”.

Una situación que ya es grave para las personas LGTB

La situación de las personas LGTB en Etiopía, el segundo país más poblado de África, ya es muy complicada en la actualidad. Según una encuesta de 2007, el 97% de los etíopes rechaza la homosexualidad. Como indicábamos anteriormente, las penas por mantener relaciones con personas del mismo sexo pueden llegar a los 15 años de cárcel, ampliables a 25 si se produce una infección por VIH. Además, el activismo es una actividad de alto riesgo en el país africano, donde las organizaciones que reciban más de un 10% de su financiación desde el extranjero tienen prohibida la promoción de la igualdad y los derechos humanos.

Como en los otros países que están recrudeciendo la persecución homófoba, también en Etiopía los grupos religiosos homófobos juegan un papel central. Dos tercios de la población profesan el cristianismo (principalmente ortodoxos etíopes), frente a un tercio de musulmanes. En dos ocasiones hemos informado en dosmanzanas de sendos encuentros celebrados en Adís Abeba, con el objetivo de instilar el miedo a las “desastrosas consecuencias” de la homosexualidad: en mayo del pasado 2013 y en junio de 2012. En ambos participaron líderes políticos y religiosos, algunos de los cuales instaron a los legisladores a endurecer los castigos por mantener relaciones con personas del mismo sexo incluso hasta llegar a la pena de muerte.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa, Iglesias Evangélicas, Islam , , , , , , , , , , , ,

Se prepara una gran manifestación homófoba en Etiopía.

Lunes, 14 de abril de 2014

DeadHomoTras Uganda y Nigeria, la ola de LGTB-fobia rampante se extiende por el continente africano. Ahora hacia Etiopía, donde grupos religiosos preparan una gran manifestación homófoba para el próximo 26 de abril. Alegan la necesidad de advertir contra el “peligro” de la homosexualidad y acusan a los gays de violar niños.

La movilización homófoba prevista para el sábado 26 de abril consistirá en una gran manifestación en la capital, Adís Abeba, y estará organizada por el Foro de la Juventud de Adís Abeba y la Asociación Weyiniye Abune Tekelehaimanot, vinculada a la iglesia ortodoxa etíope. Su objetivo es “mantener lejos las culturas extrañas y las prácticas homosexuales“. Como era de esperar, los organizadores recurren a las habituales acusaciones de violación y abuso de niños. En palabras del portavoz del grupo ligado a la iglesia ortodoxa, “hay niños violados por gays en este país. Justo ayer nos encontramos con una mujer cuyo hijo fue violado por otros dos hombres. En general, los actos gays van contra la salud, la ley, la religión y nuestra cultura. Por ello, debíamos romper el silencio y concienciar sobre el problema“.

Ante esta tesitura, el gobierno etíope se ha limitado a no intervenir en el nombre de una supuesta libertad de expresión, según ha indicado el ministro de Información, Redwan Hussein. Se da la circunstancia de que el propio Gobierno etíope, como adelantábamos hace pocas semanas, habría dado su visto bueno su visto bueno a un proyecto de ley para hacer de los actos homosexuales un delito no sujeto a indulto en ningún caso.

Una situación que ya es grave para las personas LGTB

La situación de las personas LGTB en Etiopía, el segundo país más poblado de África, ya es muy complicada en la actualidad. Según una encuesta de 2007, el 97% de los etíopes rechaza la homosexualidad. Las penas por mantener relaciones con personas del mismo sexo pueden llegar a los 15 años de cárcel, ampliables si se produce una infección por VIH. Además, el activismo es una actividad de alto riesgo en el país africano, donde las organizaciones que reciban más de un 10% de su financiación desde el extranjero tienen prohibida la promoción de la igualdad y los derechos humanos.

Como en los otros países que están recrudeciendo la persecución homófoba, también en Etiopía los grupos religiosos homófobos juegan un papel central. Dos tercios de la población profesan el cristianismo (principalmente ortodoxos etíopes), frente a un tercio de musulmanes. En dos ocasiones hemos informado en dosmanzanas de sendos encuentros celebrados en Adís Abeba, con el objetivo de instilar el miedo a las “desastrosas consecuencias” de la homosexualidad: en mayo del año pasado y en junio de 2012. En ambos participaron líderes políticos y religiosos, algunos de los cuales instaron a los legisladores a endurecer los castigos por mantener relaciones con personas del mismo sexo incluso hasta llegar a la pena de muerte.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa, Islam , , , , , , , , , , , ,

Ucrania: con independencia del bando, las personas LGTB pierden

Miércoles, 19 de marzo de 2014

ucrania-ley-homosexualMucho se está hablando de Ucrania estos días, y más se hablará en próximas semanas. El reciente triunfo de la revuelta que llevó a la salida del poder del presidente prorruso Víktor Yanukóvich y el aún más reciente referéndum de Crimea han provocado una convulsión internacional de difícil pronóstico. Se suceden en prensa los análisis, a veces con un enfoque demasiado simplista y maniqueo. Nosotros hemos querido asomarnos hoy a un conflicto en el que nos resulta difícil dirimir qué bando tiene la razón, pero en el que hay algo seguro: las personas LGTB pierden, en cualquier caso.

La situación de la minoría LGTB en Ucrania ya era muy complicada antes del estallido del presente conflicto. La homosexualidad fue legalizada en 1991, pero más allá de eso no existe reconocido ningún derecho. La homofobia, amparada desde ámbitos como el religioso o el policial, es generalizada. Un sondeo hecho público en noviembre de 2011 mostraba que el 78,1 % de los ucranianos condena las relaciones entre personas del mismo sexo.

article-2147385-1331EACB000005DC-270_634x512Todavía permanece en nuestra retina la imagen de la brutal agresión que sufría en mayo de 2012 el activista LGTB Svyatoslav Sheremet con ocasión de la que iba a ser primera marcha del Orgullo LGTB de Kiev, la capital ucraniana, suspendida en el último momento ante la presión de cientos de contramanifestantes. Cuando Sheremet explicaba a un grupo de periodistas el porqué de la anulación, fue brutalmente atacado por una decena de jóvenes que se ensañaron con él, pateándole con fuerza incluso cuando ya estaba en el suelo. Los extremistas atacaron también a otras personas presentes con gases lacrimógenos, puñetazos y patadas. Un año después, en mayo de 2013, el Orgullo era prohibido por los tribunales a petición de un grupo de parlamentarios ucranianos, argumentando posibles disturbios. Aún así, la marcha se acabó celebrando, y 50 activistas se manifestaron durante algo menos de una hora.

No han sido ni mucho menos los únicos incidentes de tipo homófobo que hemos recogido ocurridos en Ucrania. También en mayo de 2012 una exposición de la fotógrafa Yevgenia Belorusets sobre la vida de las familias LGTB era atacada y varias obras eran destrozadas. El copresidente del consejo de organizaciones LGTB ucranianas, Andriy Maimulakhin, denunciaba por entonces como una atípica alianza de ultranacionalistas radicales, prorrusos y organizaciones religiosas había lanzado una auténtica campaña homófoba sin precedentes. Amnistía Internacional llegó a desaconsejar a gays y minorías étnicas viajar al país con motivo de la Eurocopa 2012.

En dosmanzanas también nos hemos hecho eco del intento de la Rada Suprema (Parlamento ucraniano) de aprobar una ley contra la “propaganda homosexual” al estilo de la ahora vigente en Rusia. Un proyecto cuya tramitación fue suspendida en el verano de 2012 tras las fuertes presiones internacionales, pero que luego se intentó resucitar. El proyecto, por cierto, era mucho más duro que el que finalmente se aprobó en Rusia: contemplaba penas de hasta cinco años de cárcel para aquellos que divulguen información positiva sobre la homosexualidad.

¿Se puede esperar algo mejor del nuevo Gobierno?

himnoLa situación descrita, por desgracia, es transversal a las dos comunidades que coexisten en Ucrania. Un país que desde su independencia en 1991 ha vivido en permanente tensión interna entre la población de habla rusa, concentrada al este y sur del país, y la de habla ucraniana, concentrada al norte y al oeste. Por lo que se refiere a la religión, la mayoritaria es la ortodoxa, aunque también aquí hay divisiones: unos obedecen al patriarca de Moscú, otros al de Kiev. Existe también una significativa proporción de fieles greco-católicos, concentrados al oeste del país. Y más allá de esta realidad interna, ya compleja de por sí, Ucrania es además pieza clave en el tablero geopolítico internacional, en el que la vecina Rusia es un jugador especialmente interesado. Tras la independencia ucraniana, no lo olvidemos, Rusia ha mantenido en Crimea a una buena parte de su flota naval (anteriormente rusa, Crimea fue “regalada” a Ucrania por Nikita Kruschev en 1954, cuando ambos países eran parte de la Unión Soviética). Ucrania está además atravesada por diversos gasoductos que conducen el gas ruso a Europa.

Seguros de que bien poco puede esperarse de un Gobierno prorruso por lo que a los derechos de la minoría LGTB se refiere, los hay que pueden pensar que el nuevo Gobierno, supuestamente proeuropeo y apoyado por el bloque occidental, debe ser distinto. Desgraciadamente, nada apunta a que esto vaya a ser así, especialmente si se tiene en cuenta que en la ”nueva Ucrania” las fuerzas políticas de extrema derecha, cuando no abiertamente neonazis, se han situado como un agente político de primer orden y de importancia creciente. Una de las formaciones determinantes en la génesis de las protestas contra el Gobierno prorruso de Yanukóvich fue Svoboda (“Libertad”), un partido de extrema derecha, antisemita y homófobo, que en las elecciones de 2012 se alzó con más del 10% del voto en en total del país, pero que en agunos de sus distritos occidentales obtuvo más del 30% del voto.

El líder de Svoboda, Oleg Tiagnibok, no ha dudado por ejemplo en calificar de “héroe” al criminal de guerra nazi (y ucraniano) John Demianiuk (“Iván el Terrible”), uno de los responsables del exterminio judío durante la Segunda Guerra Mundial. El clima de antisemitismo que se vive en las calles es tal que el rabino de Kiev ha pedido a sus fieles que abandonen la capital (e incluso el país) tras los últimos acontecimientos. Este partido de extrema derecha, algunos de cuyos miembros han atacado en el pasado a activistas LGTB, es uno de los grandes triunfadores de la “revolución ucraniana”, hasta el punto de que ha colocado en el nuevo gobierno al viceprimer ministro, a tres ministros y al fiscal general, además de a varios gobernadores de provincias.

Pero si Sbovoda era ya un importante actor político en Ucrania, la formación que ha crecido al calor de las revueltas es el denominado Pravy Sektor (“Sector de Derechas”), una organización neonazi de carácter paramilitar cuyo líder es Dmitri Yarosh, que hace pocos días concedía una entrevista al diario El País en la que al ser preguntado por los derechos de los homosexuales se mostraba de acuerdo con las leyes “antigays” de su odiada Rusia. “Soy cristiano y mi actitud es negativa hacia ellos. Entiendo que la gente con una sexualidad diferente tenga derecho a vivir como quiera, pero no acepto la propaganda de todo eso ni los matrimonios gays. Estamos a favor de la familia tradicional”, afirmaba.

¿Conseguirán los sectores moderados del nuevo Gobierno ucraniano suavizar la situación y desplazar a los radicales de extrema derecha del centro de la escena política? No lo parece, a tenor de los últimos acontecimientos. “Les quemará el suelo bajo sus pies”, clamaba este fin de semana el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, en alusión a los separatistas crimeos en un discurso televisado. No parece, desde luego, el mejor escenario para la moderación. Confiemos en que la situación se destense, y que las personas LGTB de Ucrania puedan respirar algo más tranquilos. el panorama no es sin emabrgo alentador.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Me odian en vano”, un documental sobre la difícil situación de los cristianos LGTB en Rusia.

Martes, 11 de febrero de 2014

article-2535114-1a77354700000578-789_964x1148La Iglesia ortodoxa rusa es una de las grandes impulsoras de la homofobia y transfobia en su país, y la mayor parte de sus fieles secundan este odio. De ahí el interés de un documental que recoge las experiencias de los cristianos LGTB en Rusia, que viven una situación especialmente difícil. Rechazados y excomulgados en sus iglesias, y vistos con incomprensión por parte de los LGTB laicos, insisten sin embargo en compatibilizar su fe y su orientación sexual o su identidad de género.

A estas alturas nadie medianamente informado debería sorprenderse de las durísimas circunstancias de las personas LGTB en Rusia. Lo que quizá no es tan conocido es la situación particularmente difícil de los cristianos LGTB. Para dar voz a estas personas nació la película documental Me odian en vano (Invano mi odiano), un título que recoge la traducción oficial del Sínodo de obispos de la Iglesia ortodoxa rusa del versículo 25 del capítulo 15 del Evangelio de Juan, traducido al español como “Me han odiado sin ningún motivo”. Se proyectó por primera vez en Milán el pasado 25 de enero.

La película, rodada en 2013, surgió como una iniciativa de Yulia Matssiy, cineasta independiente de nacionalidad rusa que vive en Milán. Como cuenta la realizadora, desde hace cuatro años asiste a la Iglesia Valdense en Italia, una iglesia separada de Roma desde finales de la Edad Media y que acoge a las personas LGTB. Una inclusión que le llamó la atención y de la cual surgió la idea de contar la situación de los cristianos LGTB en su país de origen.

croix-orthodoxeEl documental nos traslada a la Rusia actual, marcada por la ley que prohíbe la propaganda de “relaciones sexuales no tradicionales” a menores. Una norma que no solo sirve para discriminar directamente a las personas LGTB sino que ha alimentado el odio en la ya de por sí homófoba sociedad rusa. En el apoyo a esta ley y en la promoción de la homofobia juegan además un papel clave las iglesias rusas, y muy especialmente la mayoritaria iglesia ortodoxa. La película incluye entrevistas a conocidos activistas LGTB, como Andrey Obolensky o Nikolai Alekseev, y a activistas LGTB cristianos como Valery Sozaev y Yury Maximov, presidente del colectivo Luz del mundo. Aparecen también representantes de iglesias inclusivas, como Jim Mulcahy, pastor de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (fundada como lugar abierto a las personas LGTB) o el obispo Volodymyr Wilde, de la Iglesia ortodoxa griega autocéfala (separada de los principales patriarcados).

La narración va alternando entrevistas con los activistas e imágenes de las reuniones y celebraciones de los colectivos, además de testimonios de diversas personas LGTB cristianas. Se incluyen también imágenes de las protestas en Moscú y una filmación del VI encuentro del Foro de Cristianos LGTB de Europa oriental y Asia central.

Me odian en vano muestra, pues, una cara menos conocida del odio en Rusia contra las personas LGTB, en este caso contra un grupo que sufre el rechazo frontal de las comunidades cuyas creencias religiosas comparte y la incomprensión de una parte del colectivo LGTB laico. Para los primeros son pecadores, mientras que los segundos no entienden por qué ellos se aferran a tradiciones y creencias que les hacen daño y los discriminan. Una aparente contradicción que no amedrenta a los protagonistas de este documental. En palabras de Yury Maximov, “no habrá ley homofóbica, ni en Rusia ni en ninguna parte, que pueda quitarnos la voluntad de amar y estar juntos”.

Os dejamos con el tráiler:

Cine/TV/Videos, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Patriarca Kiril: Las leyes sobre la unión homosexual desafían las leyes divinas.

Martes, 11 de febrero de 2014

147744336Podría explicarnos entoncs qué leyes divinas le hacían vivir bajo el régimen soviético sin que le tocaran un pelo mientras miles de ciudadanos eran encarcelados en los gulag… Podría explicarnos qué leyes divinas le permiten vivir impasible ante los ataques, agresiones y asesinatos que sufren las personas LGTB en “Todas las Rusias”… Leemos en La Voz de Rusia.

El Patriarca de Moscú y Toda Rusia, Kiril, declaró que las leyes sobre los matrimonios homosexuales son una amenaza para la civilización humana. Según sus palabras, nos proponen un pecado para justificar las leyes.

“Nunca en la historia de la humanidad se usaron las leyes estatales para justificar el pecado. Incluso entre los paganos no existían estas normas y eso que ellos tenían una comprensión del pecado bastante débil”, declaró el Primado.

También subrayó que Dios dio a la gente un tipo de leyes que de ser violadas implicarían la destrucción de la civilización humana.

+++

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.