Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Nueva Democracia’

Nicholas Yatromanolakis se convierte en el primer viceministro abiertamente gay de Grecia.

Viernes, 8 de enero de 2021

234546Nicholas Yatromanolakis  (Instagram)

Milita en Nueva Democracia, un partido que se opone a las uniones civiles y al matrimonio igualitario

Nicholas Yatromanolakis se ha convertido en el primer viceministro del gabinete abiertamente homosexual en Grecia después de ser nombrado el pasado lunes 4 de enero como parte de la reorganización del gabinete del primer ministro Kyriakos Mitsotakis.

Nicholas Yatromanolakis, de 44 años, ha sido nombrado viceministro de Cultura integrado en la cartera de Cultura presidida por Lina Mendoni. y se convierte en el primer hombre abiertamente gay en ostentar este cargo en el país. El político hizo ya historia en agosto de 2019 al ocupar el puesto de Secretario General de Cultura Contemporánea, siendo el primer homosexual en una posición gubernamental senior en un momento revolucionario para la visibilidad LGBT + en Grecia. 

El primer ministro dejó a la mayoría de los funcionarios clave del gabinete en su lugar, y los ministros de salud y finanzas permanecieron en sus cargos, informa  Associated Press. Yatromanolakis y otros ministros del gobierno de centro-derecha tomarán posesión el martes, según informes de los medios locales.

El nuevo viceministro de cultura ha sido un firme defensor de los derechos LGBT + a lo largo de su carrera, según el sitio web griego Ta Nea y, además, ha querido estar implicado desde que comenzó su trayectoria profesional en diferentes causas sociales para luchar por la inclusión de la población más vulnerable así como en temas relacionados con la salud mental y física de la infancia. También ha expresado su opinión al instar a los griegos a usar máscaras faciales en público en un esfuerzo por detener el aumento de casos de coronavirus.

Nicholas-Yatromanolakis-1024x640

Nació en Atenas en 1975, y  estudió en el colegio Moriatis, una escuela privada en la capital griega ubicada en Psychico, al norte de la ciudad y considerada una de las mayores escuelas privadas de Atenas. Este centro fue el primero de Grecia en introducir la política antibullying en 1994. Por sus aulas han pasado personajes muy reconocidos del mundo de la política y la cultura griegas como el novelista y matemático Apostolos Doxiadis, el cineasta Yorgos Lanthimos o Yanis Varoufakis, economista, catedrático universitario y que fuera ministro de Finanzas griego desde enero de 2015 hasta julio de ese mismo año en el gobierno de Alexis Tsipras.

Se licenció en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en la Panteion University de Atenas,  por la que han pasado primeros ministros y presidentes de la República Helénica. Completó su formación con un máster en Política Pública en la Escuela Harvard Kennedy, conocida también como Escuela de Gobierno John F. Kennedy, una de las 12 escuelas de la Universidad de Harvard en Cambridge, en Estados Unidos, donde además participó como voluntario en el centro de lectura de Boston para ayudar a niños con problemas de visión y dislexia.

Tras finalizar el postgrado en el año 2000, se quedó dos años más en Estados Unidos trabajando como director asociado del Programa Kokkalis para el sureste y este de Europa donde ayudó a definir diferentes estrategias de investigación y grupos de trabajo. Tras regresar a Grecia fichó por la oficina de comunicación de S&B Industrial Minerals, compañía líder en el sector de los minerales. En 2004 comenzaba nueva aventura en Microsoft Grecia como PR Manager y tres años más tarde se convertía en director de asuntos corporativos y desarrollo de negocio en la agencia V+O Communication, donde estuvo hasta 2011, momento en el que fichó como director de marketing y comunicación de Alpha Satellite Television mientras colaboraba además como asesor de varias empresas y fundaba su propia empresa, Xombli, una start up dedicada al mundo del diseño.

Apasionado del mundo del arte desde niño, en enero de 2017 se convertía en Jefe de Marketing y Comunicación del Stavros Niarchos Foundation Cultural Center (SNFCC), un imponente complejo construido en 2016 sobre la bahía de Faliro en Atenas que incluye nuevas instalaciones para la Biblioteca Nacional de Grecia y la Ópera Nacional Griega, así como el Parque Stavros Niarchos. Gracias al plan de negocios de Yatromanolakis consiguieron llevar a más de 11 millones de visitantes en poco más de dos años cuando la previsión inicial era de unos 700.000.

Poco antes, el político griego había fundado el partido de centro To Potami y hasta fue el jefe de campaña en 2014. En enero de 2015 fue elegido como el segundo candidato favorito para el distrito de la Ciudad de Atenas. En 2016 se unía a Nueva Democracia, el principal partido de centroderecha y uno de los partidos mayoritarios de Grecia. En agosto de 2019 fue elegido Secretario General de Cultura Contemporánea y en estos últimos meses ha sido uno de los grandes defensores del uso de la mascarilla para prevenir los efectos del coronavirus.

Yatromanolakis, que publica regularmente instantáneas de su perro de rescate Vrasidas y su gato Patrick en Instagram, estudió ciencias políticas y relaciones internacionales en la Universidad de Panteion en Grecia, antes de dirigirse a los Estados Unidos para una maestría en políticas públicas de Harvard. Aunque es discreto con su vida privada, mantuvo una relación hace cuatro años con Alex Kassandrinos, abogado y socio de uno de los bufetes más prestigiosos de la capital griega.

A lo largo de su tiempo en el gobierno, Yatromanolakis ha abogado por los derechos de los niños y ha abogado por el avance de los derechos LGBT +. La labor social de Yatromanolakis ha sido importante desde antes de estar en el mundo de la política. Ha participado como voluntario en diferentes organizaciones no gubernamentales y hasta fundó su propia ONG en 2016 llamada Refergon, una plataforma para ayudar a los refugiados en los trámites necesarios para poder introducirse en el mercado laboral. Forma parte desde 2013 del Marshal Memorial, un programa creado en 1982 y que introduce una nueva generación de líderes europeos en Estados Unidos preparándolos a ambos lados del Atlántico.

Las personas LGBT + han celebrado la promoción de Nicholas Yatromanolakis

Su nombramiento ha sido anunciado como una victoria para la visibilidad LGBT +, y muchos elogiaron al viceministro de cultura por representar a las personas queer en los niveles más altos de la política griega.

 

Avances en la aceptación de los derechos LGTB

Tras quedarse a la cola de Europa en materia de derechos LGTB+, Grecia lleva varios años dando pequeños pasos hacia la igualdad.  El nombramiento de Yatromanolakis se produce después de varios años de avances en los derechos LGBT + en Grecia.

La sociedad griega va avanzando poco a poco en cuanto a la aceptación de los derechos de las personas LGTB. Según una encuesta realizada en 2020 por la Fundación Friedrich Naumann en cooperación con KAPA Research, el 71 % de los griegos cree que la homosexualidad debe ser aceptada y el 90 % cree que los homosexuales deben tener los mismos derechos que el resto de los ciudadanos. El matrimonio entre personas del mismo sexo es apoyado por el 56 % de los griegos, mientras que la adopción por parejas del mismo sexo es apoyada por el 40 % de la población. Estos resultados suponen un gran avance respecto a las respuestas obtenidas en años anteriores.

Grecia despenalizó las relaciones homosexuales masculinas en 1951 y prohibió la discriminación en el trabajo de las personas LGTB en 2005. Desde entonces, no se produjeron avances significativos en los derechos de las minorías sexuales hasta la aprobación de las uniones entre personas del mismo sexo en 2015; sin embargo, la plena igualdad matrimonial aún no es una realidad. Las parejas del mismo sexo no pueden acceder al matrimonio (y ello a pesar de que encuestas otorgaban mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar) ni a la adopción conjunta. La reforma, recibió el apoyo de varias fuerzas de la oposición pero seopusoo buena parte de los diputados de Nueva Democracia, el partido de Yatromanolakis, siendo recibida con abierta hostilidad por la influyente Iglesia ortodoxa griega.

También hubo un avance significativo en los derechos trans en 2017, cuando a las personas transgénero finalmente se les otorgó el derecho a que se reconozca legalmente su género sin someterse a una cirugía de afirmación de género.

En 2018 el Parlamento aprobó la acogida de menores por parte de parejas homosexuales.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La justicia griega anula un matrimonio entre dos hombres celebrado hace nueve años en la isla de Tilos

Miércoles, 6 de diciembre de 2017

Greek_Gay_WeddingEl Tribunal Supremo de Grecia sentenció el pasado jueves en contra de Themis Katsagiannis y Dimitris Tsambrounis, una pareja del mismo sexo a la que casó el alcalde de la isla de Tilos en junio de 2008. Tasos Aliferis defendió entonces su decisión de celebrar el enlace por un vacío en la ley, que no especificaba que los contrayentes tuvieran que ser de diferente sexo. El matrimonio ya fue anulado en primera instancia, pero la pareja recurrió ante el Tribunal Supremo, que les ha dado un nuevo varapalo. Pero Katsagiannis y Tsambrounis no se rinden y ya han anunciado que están estudiando recurrir a la justicia europea.

Lo recogíamos entonces: en junio de 2008 tenían lugar las dos primeras bodas entre personas del mismo sexo en Grecia. Tassos Aliferis, alcalde de la isla de Tilos en el mar Egeo, celebró las uniones con el argumento de que la ley sobre el matrimonio civil adoptada en 1982 no precisa que las bodas tengan que ser necesariamente entre personas de sexos opuestos. Se trataba de Katsagiannis y Tsambrounis y de una pareja de mujeres.

Varias horas después de la ceremonia, el fiscal de Rodas, que también tiene jurisdicción sobre Tilos, señalaba la nulidad de las bodas y pedía al alcalde que no las inscribiera en el registro civil. El fiscal también abrió una investigación preliminar por una presunta “falta de responsabilidad” del alcalde. “No hay marco legal que autorice matrimonios homosexuales en Grecia (…) la ley concierne clara y exclusivamente a las parejas heterosexuales”, reaccionaba también Sotirios Hatzigakis, el entonces ministro de Justicia del Gobierno conservador de Nueva Democracia, al calificar los enlaces de “ilegales e infundados”.

En 2012, Katsagiannis anunciaba su intención de llevar al Tribunal Supremo la anulación de su matrimonio con Tsambrounis. En caso de ser rechazada su petición, como ha ocurrido, ya avanzaban también la opción de acudir a la justicia europea. Su motivación principal, la de incrementar la concienciación de la sociedad griega sobre la igualdad LGTB: “Hasta que nos casamos, las relaciones entre personas del mismo sexo no eran realmente un asunto en las mentes de la gente”, mientras que a partir de entonces, se abrió el debate que culminó, por ahora, en la apertura de las uniones civiles a todas las parejas bajo el Gobierno de Alexis Tsipras en diciembre de 2015.

Ahora, el Supremo griego ha confirmado la anulación del matrimonio por considerarlo contrario a la legislación del país, que según los jueces “refleja la moral y los valores sociales y las tradiciones del pueblo griego, que no apoya la legalización del matrimonio para las parejas homosexuales”. El alto tribunal recomienda a la pareja contraer una unión civil, figura en la que no hay distinciones entre las parejas del mismo o de distinto sexo, aunque confiere un reconocimiento inferior al del matrimonio. Los demandantes no se dan por satisfechos con el fallo y ya han expresado su disposición a recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, del que ya han salido varias sentencias favorables a la igualdad LGTB. Estaremos pendientes del desarrollo de los acontecimientos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Candidato diputado desacredita a contrincante por su orientación sexual

Viernes, 3 de noviembre de 2017

indiceindice2En el marco de una discusión política,  Claudio Eguiluz (RN) incurrió en una conducta homofóbica contra Cristián Cuevas.

El candidato a diputado Claudio Eguiluz (RN, en la fotografía) desacreditó a uno de sus contrincantes, el aspirante al parlamento Cristián Cuevas (Nueva Democracia), en razón de su orientación sexual, siendo su postura repudiada por Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Biobío).

Luego que Cuevas increpara por redes sociales a Eguiluz por sus vínculos con el caso Soquimich, el candidato de RN no encontró nada mejor que responderle a través de twitter señalando que “Con usted prefiero callar. No quiero ser acusado por la Ley Zamudio”, en clara referencia a la orientación sexual homosexual de su contrincante.

El presidente regional del Movilh, Esteban Guzmán, sostuvo que “hacer referencia de manera directa o indirecta a la orientación sexual de una persona con el objetivo de desacreditarla, ridiculizarla u obtener cualquier tipo de beneficio político atenta contra su dignidad, además de ser una cobardía tremenda”.

“Cuando un candidato carece de argumentos para debatir en política, recurre a las malas prácticas como son las descalificaciones o los intentos por hacer creer que una orientación sexual es un problema. El ataque de Eguiluz hacia Cuevas es patético y vergonzoso. En nada aporta al ejercicio democrático” subrayo Guzmán.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Grecia mejora los derechos trans aprobando una ley de identidad de género que despatologiza la transexualidad pero no reconoce la autodeterminación del género

Viernes, 13 de octubre de 2017

ley-trans-greciaGrecia aprueba una Ley Trans que mejora sustancialmente el proceso legal para cambiar el nombre y el género en documentos oficiales pero no se rige por el principio de auto-determinación.

A pesar de no ser una ley perfecta los colectivos trans celebran su aprobación y lo consideran un paso adelante en una lucha que aún no ha terminado.

El Parlamento griego aprobó el martes una avanzada ley de identidad de género, la primera del país que despatologiza la realidad trans. El texto elimina la necesidad de tutela médica y de cualquier intervención quirúrgica, incluida la esterilización, para que los mayores de 17 años puedan obtener el reconocimiento legal de su identidad. Los jóvenes de entre 15 y 17 años sí necesitarán un informe psiquiátrico además del consentimiento paterno. Aunque no satisface la totalidad de sus reivindicaciones, los colectivos trans han saludado la nueva norma como un gran avance.

Durante décadas, numerosos países han obligado a las personas transexuales a someterse a procedimientos que conllevan directa o indirectamente la pérdida de la capacidad reproductiva como requisito previo a ver reconocida legalmente su identidad de género. De hecho, según un informe de Transgender Europe de noviembre de 2016, 21 estados europeos seguían haciéndolo a fecha de noviembre de 2016. La mayoría, del Este de Europa, pero también había algunos occidentales. Otros han eliminado ese requisito hace poco (Suecia, por ejemplo, no lo hizo hasta 2013, Noruega actualizó su ley en 2016 y Bélgica, en mayo de este año). Y no fue hasta 2014 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) condenó esta práctica y pidió que todas aquellas legislaciones que obligan a este tipo de procedimientos sean revisadas. En la misma línea, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenaba hace unos meses a Francia por haber obligado a hacerlo (el país vecino, de hecho, modificó su legislación en 2016, eliminando dicho requisito, aunque sigue manteniendo el proceso en manos de los jueces).

Grecia se suma ahora a la lista de países que no solo eliminan ese requisito, sino que tampoco exigen ya la necesidad de un diagnóstico médico o psicológico de “disforia de género” o similar. La ley integra, en este sentido, el principio de autodeterminación de género, aunque solo para los mayores de 17 años. Para los jóvenes entre 15 y 17 años será necesario un informe psiquiátrico, además del consentimiento paterno. El texto ha recibido el apoyo de 171 diputados del Parlamento griego: de Syriza (impulsora del proyecto), sus socios de Anel y los centristas de To Potami. En contra han votado 128: la derecha de Nueva Democracia, los neonazis de Amanecer Dorado, los comunistas de KKE y la Unión de Centristas.

Pese a reconocer el indudable avance sobre la situación anterior, los colectivos LGTB consideran mejorable la nueva ley. Por ejemplo, en lo referente a la tutela médica y paterna en menores de edad. El asunto, de hecho, fue uno de los motivos esgrimidos por Nueva Democracia para oponerse en lugar de abstenerse, como habían anunciado en primer lugar. El principal partido de la oposición pretendía que el cambio del sexo legal no fuera posible bajo ninguna circunstancia antes de los 18 años.

Evelyne Paradis, directora ejecutiva de la ILGA afirma que : “Es progreso, pero no es perfecta. Hoy se ha dado un gran paso adelante, pero es una pena que ese paso no fuera uno hacia la total auto-determinación de todas las personas trans en Grecia.”  Y es que la nueva ley griega para las personas trans ha mejorado sustancialmente la realidad del colectivo, pero se ha quedado corta en varios aspectos (y en otros ha pasado a ser bastante estrambótica). Hasta la aprobación de esta nueva ley las personas trans que querían cambiar su género en los documentos oficiales tenían que pasar una evaluación psiquiátrica para acreditar un diagnóstico de disforia de género, tenían que someterse a una operación de reasignacion de sexo y se les exigía la esterilización.

Con esta nueva ley esas tres necesidades para que se reconozca su género percibido en los documentos oficiales de todos aquellos mayores de 17 años. Las personas trans entre los 17 y los 17 podrán acceder al proceso para cambiar el género en su documentación pero en esos casos sí hará falta la decisión de un grupo de doctores.

Pero hay dos cosas bastante absurdas en esta ley. Por un lado una persona trans que quiera cambiar su género oficialmente tendrá que estar soltera, lo que puede hacer que las personas trans que estén casadas tengan que divorciarse. Además la última palabra en el proceso la tendrá un juez, que decidirá si la expresión o presentación de género de la persona coincide con lo que quieren que ponga en sus documentos.

Esta reforma es una victoria duramente conseguida por los y las activistas por los derechos trans en Grecia que han luchado por la igualdad de las personas trans durante años. Envía un mensaje claro de que nadie ha de verse obligado a pasar por procedimientos médicos para que se reconozca oficialmente quiénes son. Pero aunque se trata de una reforma histórica en la dirección correcta, la lucha aún no está del todo ganada“, han declarado desde Amnistía Internacional.

Otra de las insuficiencias es la exclusión de las personas migrantes en situación irregular y de los refugiados en la nueva ley. La nueva ley no reconoce el acceso al proceso de reconocimiento de género para personas trans refugiadas o inmigrantes y además deja muchas mejoras pendientes con respecto a los menores trans.

Por último, una enmienda para introducir una tercera opción de género junto a la de “masculino” y “femenino” en los documentos oficiales fue rechazada. Se trata de una medida que han adoptado países como Australia en 2011 o Canadá hace solo unas semanas. La posibilidad de registrarse bajo un tercer género o de no definir el género también ha sido regulada de diferentes formas en países como Alemania, la India o Nepal.

La comunidad trans del país ha celebrado la aprobación de la ley, aunque no ocultan su decepción pues se esperaba que se aprobara una primera versión del texto que reconocía el derecho de cualquier persona trans mayor de 15 años a cambiar su nombre y su género en los documentos oficiales con sólo una declaración y un proceso administrativo; pero finalmente se ha optado por un enfoque mucho más conservador y que sigue estigmatizando a las personas trans.

A pesar de eso el Primer Ministro griego, Alexis Tsipras, ha celebrado que la ley reconoce los derechos humanos básicos de “un segmento de la sociedad que ha sido marginado durante demasiado tiempo. Estamos con aquellos que no tienen voz o cuya voz está siendo acallada. Con los estigmatizados, con las minorías oprimidas, con las personas que viven cualquier tipo de desigualdad o aislamiento. Es a esas personas a las que queremos defender.

Por delante de España

La nueva normativa coloca a Grecia por delante de España, cuya ley 3/2007 ha envejecido de forma prematura. De hecho, cada vez es más numeroso el grupo de países que ya han incorporado el principio de autodeterminación de género a su legislación. Es el caso, además de los ya mencionados, de Irlanda y Dinamarca, en Europa. Y tanto Escocia como Portugal tienen previsto sumarse al grupo próximamente.

En el continente americano destaca el antecedente de Argentina, cuya ley fue de hecho una de las pioneras en el proceso de desmedicalización del reconocimiento legal de la identidad de género. Nepal, por su parte, ha introducido en su nueva Constitución el derecho a decidir libremente el sexo que figura en los documentos oficiales, aunque desconocemos cómo se está implementando.

En España seguimos a la espera de que el Parlamento decida dar el paso (el grupo socialista del Congreso registró en febrero una propuesta de actualización de la ley). Mientras tanto, sigue vigente la necesidad de un diagnóstico de “disforia de género” y la exigencia (con algunas excepciones) de dos años de tratamiento hormonal. Y aunque leyes posteriores de ámbito autonómico hayan incorporado ya el principio de la despatologización, no dejan de ser normas de alcance limitado por lo que a este aspecto se refiere, que no permiten modificar algunos de los documentos oficiales más importantes. Y en el caso de los menores, todo queda por el momento a criterio del juez de turno.

 Fuente | Gay Star News, vía Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El alcalde de Atenas, Yorgos Kaminis, oficia la primera unión civil gay de Grecia

Viernes, 29 de enero de 2016

noticias_file_foto_1026953_1453819714El Parlamento Griego hizo historia este pasado 22 de diciembre aprobando por aplastante mayoría una nueva Ley de Unión Civil para parejas del mismo sexo. Una nueva legislación que entraba en vigor este pasado lunes, 25 de enero, lo que le ha permitido al alcalde de Atenas, Yorgos Kaminis, realizar su deseo de ser el primero en oficiar una ceremonia de una pareja gay. Y lo festejó colgando una foto en su perfil oficial de Twitter.

Ayer Kaminis casó en su despacho oficial del ayuntamiento a una pareja formada por un médico y un profesor (cuyos nombres no han trascendido). “Hoy es el primer día que la ley se está aplicando. Muy importante para los derechos civiles en Grecia y el cumplimiento del país con la realidad internacional”, dijo el primer edil durante la ceremonia. Kaminis felicitó a la pareja y les deseo lo mejor. Grecia fue multada hace dos años por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por no permitir que a las parejas del mismo sexo se les reconozca las uniones de hecho.

Posteriormente, tuiteó una fotografía de sí mismo en el momento de la firma del certificado de unión civil. Kaminis aparece en la instantánea con otro hombre que podría ser uno de los contrayentes.


“Hoy firmé el primer documento de unión civil entre dos personas del mismo sexo. Este es un gran día para los derechos civiles en Grecia” twitteó Kaminis.

Kaminis había expresado su deseo de realizar la primera unión civil en Grecia durante Atenas Pride en julio del año pasado, explicando que sería un gran honor.

Esta ley salió adelante envuelta en una gran controversia dada la posición en contra de la Iglesia Ortodoxa, con gran influencia en la sociedad y en el funcionamiento del Estado en Grecia.

La presión para que el país heleno avanzara en materia de derechos civiles aumentó en 2013 cuando la Corte Europea de Derechos Humanos tachó de discriminatoria la exclusión de las parejas homosexuales de una legislación que sí otorgaba derechos fiscales y de decisión sobre sus compañeros a las parejas heterosexuales.

Con una votación de 194 a favor y 55 en contra, Grecia se convierte en el mes de diciembre en el país europeo número 26 en reconocer estas uniones con derechos similares a los de los matrimonios, aunque sin esa denominación. La votación prosperó gracias al apoyo de partidos de la oposición, ya que el socio de la coalición gubernamental, los nacionalistas Griegos Independientes votaron en contra.

Este tipo de uniones civiles goza de derechos similares a los del matrimonio, como el de heredar las posesiones del cónyuge o tener acceso a la Seguridad Social amparada, pero no permite la adopción, algo que el ministro de Justicia, Nikos Paraskevópulos, ha querido excluir para más adelante.

A favor de la normativa votaron los diputados del gubernamental Syriza, así como de los partidos de oposición Pasok (socialdemócrata), To Potami (liberales), y Unión de Centristas (centro). La conservadora Nueva Democracia había levantado la disciplina de voto para dar a los diputados la posibilidad de actuar según su conciencia.

El socio menor de la coalición, los Griegos Independientes (Anel), muy cercanos a la Iglesia, habían rechazado de antemano el proyecto, por considerar que choca con las creencias religiosas de los griegos. La nueva ley equipara las parejas de hecho homosexuales a las heterosexuales, con la condición de que estén registradas en Grecia.

Kaminis fue elegido alcalde de Atenas después de la segunda vuelta de las elecciones locales griegas de 2010. Se presentó como independiente. Había sido nominado por el pequeño, recién formado partido Izquierda Democrática y también fue respaldado por el  Movimiento Panhelénico Socialista, el ecologista Los Verdes partido, y Portokali (Drasi y Alianza Liberal). En la segunda ronda de votación obtuvo 52% de los votos y derrotó a Nikitas Kaklamanis, el titular de centro-derecha apoyada por Nueva Democracia y la Concentración Popular Ortodoxa ganó en la capital, históricamente un bastión conservador, que eligió a un candidato de la izquierda de centro-por primera vez en más de dos décadas.  Fue reelegido en las elecciones de 2014 derrotando a SYRIZA -apoyado por Gabriel Sakellaridis en la segunda ronda. Su mandato termina en 2019.

Fuente Ragap/Cáscara Amarga

 

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , ,

Grecia abre su ley de uniones civiles a las parejas del mismo sexo sin derecho a la adopción.

Jueves, 24 de diciembre de 2015

grecia_gayImportante paso adelante el que ha dado Grecia, cuyo Parlamento aprobaba a última hora de este martes la ley que permite las uniones civiles entre personas del mismo sexo. La reforma, que ha recibido el apoyo de varias fuerzas de la oposición pero a la que la se ha opuesto buena parte de los diputados de Nueva Democracia, ha sido recibida con abierta hostilidad por la influyente Iglesia ortodoxa griega.

La aprobación de la reforma pone fin a un largo proceso que se remonta a 2013, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles violaba la Convención Europea de Derechos Humanos. Grecia, recordemos, no otorgaba a las parejas del mismo sexo derecho alguno (dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados). El entonces gobierno de coalición entre Nueva Democracia y PASOK anunció que modificaría la ley para dar cumplimiento al fallo, pero el cambio nunca llegó a producirse.

Tras la victoria de Syriza en las elecciones de enero se abrieron nuevas esperanzas, y de hecho en junio pasado el Ministerio griego de Justicia presentaba por fin un proyecto de actualización de la ley de uniones civiles. La convocatoria adelantada de elecciones paralizó sin embargo el proceso, que tras revalidar Syriza su victoria el propio ministro Nikos Paraskevopoulos prometió retomar en un acto organizado por ILGA Europe, que celebró del 28 al 31 de octubre su conferencia anual en Atenas. Un par de semanas más tarde presentaba efectivamente el proyecto, ahora aprobado con los votos de Syriza, PASOK, To Potami y Unión de Centristas. Por lo que se refiere a Nueva Democracia, y pese a la promesa de su representante en el mencionado acto de ILGA Europe, solo 29 de sus 75 diputados han apoyado la ley. Mención especial merece el partido de derecha nacionalista Griegos Independientes, aliados de Syriza en el gobierno, 3 de cuyos 9 diputados han votado a favor. En total, la reforma ha sido apoyada por 194 votos a favor frente a 55 contrarios.

Botella medio llena, botella medio vacía

Sin duda la aprobación de la nueva ley, que además de ampliar las uniones civiles a las parejas del mismo sexo mejora los derechos de las parejas unidas civilmente en materia patrimonial y de herencia y los acerca a los del matrimonio, dará mucho que hablar. Los que ven la botella medio llena considerarán que se trata de un hito histórico en un país como Grecia, donde la Iglesia ortodoxa, fuertemente homófoba, conserva una gran influencia social, pese a lo cual ha sido capaz de adelantar a países como Italia, en el que aún no hay una ley que reconozca jurídicamente las parejas del mismo sexo. Los que ven la botella medio vacía se sentirán defraudados por Syriza, un partido que en su congreso de 2013 (primero que celebró como partido unitario) se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, una igualdad que obviamente no aporta esta ley. Las parejas del mismo sexo seguirán sin poder acceder al matrimonio (y ello a pesar de que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar) ni a la adopción conjunta.

Muchos recordarán la polémica vivida poco antes de las elecciones de enero (las primeras que ganó Syriza), cuando el partido izquierdista optó por obviar el tema en su campaña. Alexis Tsipras no pudo sin embargo evitar ser preguntado sobre la adopción homoparental. Su respuesta supuso un jarro de agua fría, al responder que por el momento esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él había “contradicciones en la comunidad científica”. La discusión sobre la adopción homoparental había sido introducida en el debate político griego por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar.

Este asunto, el de la adopción conjunta, queda por el momento aparcado. Bien es cierto que la nueva ley nada dice sobre ello (de hecho una de las quejas de Nueva Democracia ha sido el hecho de que la ley no la prohíba expresamente a las parejas del mismo sexo) pero sería necesaria una reforma de la legislación específica sobre adopción que por el momento el Gobierno griego no parece dispuesto a acometer.

Furibunda reacción de la Iglesia ortodoxa

La aprobación ha tenido lugar pese a que en las últimas semanas la influyente Iglesia ortodoxa griega ha llevado a cabo toda una campaña desde los púlpitos oponiéndose con fiereza a la reforma. Un buen ejemplo es el de Serafín, obispo metropolitano del Pireo, que un día antes de la votación acusó a judíos y estadounidenses (incluyendo a George Soros, los Rothchild y los Rockefeller…) de promover “la agenda homosexual” en su país. Peor aún ha sido la reacción de Ambrosio, obispo metropolitano de Kalavrita y Aigialeia, que directamente hizo un llamamiento a la violencia contra los homosexuales por no considerarlos “humanos”

Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Gobierno griego presenta un proyecto de ley de uniones abiertas a parejas del mismo sexo

Lunes, 16 de noviembre de 2015

FA4AD6E31BABC55527BA0AF69543C7B2El ministro de Justicia de Grecia, Nikos Paraskevopoulos, ha hecho honor a la promesa que hizo hace dos semanas e inició el pasado lunes un proceso de consultas para ampliar a las parejas del mismo sexo la legislación sobre uniones civiles. La nueva regulación abrirá a estas parejas a la mayoría de los derechos y obligaciones de los matrimonios, pero excluirá el acceso a la adopción conjunta.

Paraskevopoulos asumió su compromiso en un acto organizado por ILGA Europe, que celebró del 28 al 31 de octubre su conferencia anual en Atenas. Representantes de los principales partidos políticos de Grecia coincidieron en la necesidad de consensuar un paquete de reformas en favor de la igualdad de las personas LGTB en ese país, que cuenta con muchas papeletas (con el permiso de Chipre, que tramita una ley similar) para convertirse en el primero del ámbito cultural ortodoxo en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo.

En junio pasado el Ministerio griego de Justicia presentó su proyecto de actualización de la ley de uniones civiles, pero la convocatoria adelantada de elecciones paralizó el proceso. El Gobierno griego buscaba, con aquel proyecto, dar cumplimiento a una sentencia de 2013 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. Grecia, recordemos, no otorga a las parejas del mismo sexo derecho alguno. Dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados.

La llegada de Syriza al poder, en enero pasado, abrió un nuevo escenario. En su congreso de 2013 Syriza se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, aunque antes de las elecciones de enero optó por silenciar el tema. Alexis Tsipras no pudo sin embargo evitar ser preguntado en campaña sobre la adopción homoparental, respondiendo entonces que esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él hay “contradicciones en la comunidad científica”. Una discusión que había sido introducida en el debate por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso de su gobierno en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar. Pese a todo, para algunos, la victoria de Syriza despertaba inevitablemente esperanzas de mejora en la situación de los derechos LGTB.

El proyecto presentado en junio daba cumplimiento a la sentencia de Estrasburgo y revisaba además los derechos de las parejas unidas civilmente, mejorándolos en materia patrimonial y de herencia y acercándolos a los del matrimonio. Dejaba fuera, eso sí, la adopción conjunta. La noticia fue recibida con moderada satisfacción por el colectivo LGTB griego, aunque muchos se preguntaron por qué un gobierno liderado por Syriza no tenía el arrojo de ir más allá y promover el reconocimiento del matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar (56% frente a un 35% de opuestos). La adopción conjunta, sin embargo, sigue contando con un rechazo mayoritario (56% frente a un 30%).

La convocatoria de nuevas elecciones en septiembre dejó en suspenso la aprobación del proyecto. Syriza revalidó su triunfo y Paraskevopoulos volvió a repetir como ministro de Justicia, por lo que ya se esperaba que el asunto fuera retomado. Más aún, en ese mismo acto representantes de Nueva Democracia (principal partido de la oposición), PASOK, Izquierda Democrática, To Potami y la Unión de Centristas, partidos que reúnen una gran mayoría parlamentaria, se comprometieron a mejorar la situación de los derechos LGTB en Grecia.

Igual que en el proyecto presentado en junio, la nueva legislación ampliará las atribuciones actuales de las uniones civiles para equipararlas en su mayoría a los de los matrimonios y, además, permitirá contraerlas a las parejas del mismo sexo. Los derechos que se verán equiparados incluyen ventajas fiscales, de herencia y beneficios para los funcionarios unidos civilmente iguales a los que disfrutan los casados. La adopción conjunta, eso sí, queda por el momento excluida. El texto también aborda la normativa antidiscriminatoria para castigar los delitos con agravantes racistas o motivados por el sexo o la religión de la víctima.

Como era de esperar, la iglesia ortodoxa griega ha mostrado su total oposición a lo que considera “una mala imitación” del matrimonio y “una recompensa neoliberal a la irresponsabilidad en las relaciones interpersonales que las relega a una simple transacción”.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , ,

El ministro griego de Justicia se compromete ante ILGA Europe a aprobar una ley de uniones abierta a parejas del mismo sexo

Martes, 3 de noviembre de 2015

FA4AD6E31BABC55527BA0AF69543C7B2¿Pero tendrá en cuenta la adopción conjunta?

El ministro de Justicia de Grecia, Nikos Paraskevopoulos, se ha comprometido a reanudar el proceso legislativo para ampliar a las parejas del mismo sexo la legislación griega de uniones civiles. Lo ha hecho, además, en un acto organizado por ILGA Europe, que celebra del 28 al 31 de octubre su conferencia anual en Atenas, en el que representantes de los principales partidos políticos de Grecia coincidieron en la necesidad de consensuar un paquete de reformas en favor de la igualdad de las personas LGTB en ese país, que cuenta con muchas papeletas (con el permiso de Chipre, que tramita una ley similar) para convertirse en el primero del ámbito cultural ortodoxo en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo.

En junio pasado el Ministerio griego de Justicia presentó su proyecto de actualización de la ley de uniones civiles que dejaba fuera la adopción conjunta, pero la convocatoria adelantada de elecciones paralizó el proceso. El Gobierno griego buscaba, con aquel proyecto, dar cumplimiento a una sentencia de 2013 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. Grecia, recordemos, no otorga a las parejas del mismo sexo derecho alguno. Dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados (ha habido luego tímidos intentos de reconocimiento, pero nunca llegaron a prosperar, ni siquiera cuando en noviembre de 2013 Estrasburgo emitió su sentencia).

La llegada de Syriza al poder, en enero pasado, abrió un nuevo escenario. En su congreso de 2013 Syriza se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, aunque antes de las elecciones de enero optó por silenciar el tema. Alexis Tsipras no pudo sin embargo evitar ser preguntado en campaña sobre la adopción homoparental, respondiendo entonces que esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él hay “contradicciones en la comunidad científica”. Una discusión que había sido introducida en el debate por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso de su gobierno en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar. Pese a todo, para algunos, la victoria de Syriza despertaba inevitablemente esperanzas de mejora en la situación de los derechos LGTB.

El proyecto presentado en junio daba cumplimiento a la sentencia de Estrasburgo y revisaba además los derechos de las parejas unidas civilmente, mejorandolos en materia patrimonial y de herencia y acercandolos a los del matrimonio. Dejaba fuera, eso sí, la adopción conjunta. La noticia fue recibida con moderada satisfacción por el colectivo LGTB griego, aunque muchos se preguntaron por qué un gobierno liderado por Syriza no tenía el arrojo de ir más allá y promover el reconocimiento del matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar (56% frente a un 35% de opuestos). La adopción conjunta, sin embargo, sigue contando con un rechazo mayoritario (56% frente a un 30%).

La situación económica y política de Grecia y su complicada relación con los poderes europeos llevó sin embargo a la convocatoria de nuevas elecciones en septiembre, dejando en suspenso la aprobación del proyecto. Syriza revalidó su triunfo y Nikolaos Paraskevopoulos volvió a repetir como ministro de Justicia, por lo que se esperaba que el asunto fuera retomado. Así será, según el propio ministro confirmó en un acto organizado por ILGA Europe, que celebra estos días su conferencia anual. Más aún, en ese mismo acto representantes de Nueva Democracia (el principal partido de la oposición), PASOK, Izquierda Democrática, To Potami y la Unión de Centristas, partidos que reúnen una gran mayoría parlamentaria, se comprometieron a mejorar la situación de los derechos LGTB en Grecia promoviendo mejoras no solo en el campo del reconocimiento de las parejas, también en materia de identidad de género, código de familia y lucha contra la discriminación y el acoso a las personas LGTB. La próxima semana se pondrá en marcha un proceso de consultas para avanzar en estas reformas.

Un compromiso que ha sido saludado por ILGA Europe, que espera que los partidos griegos, y muy singularmente el Gobierno de Alexis Tsipras, hagan efectivo a la mayor brevedad posible. “Estamos emocionados por el impacto que esta legislación tendrá en las vidas de tantas personas LGTBI de Grecia y deseando ya celebrar su aprobación con nuestros amigos y aliados de Europa”, ha declarado por su parte Panagiotis Damaskos, representante del colectivo griego OLKE.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

El gobierno griego presenta un proyecto para abrir las uniones civiles a las parejas del mismo sexo dejando fuera la adopción conjunta

Lunes, 15 de junio de 2015

Greek_Gay_WeddingThemis Katsagiannis y Dimitris Tsambrounis que se casaron en 2008 y cuya boda fue suspendida

Insuficiente medida y muy decepcionante viniendo de un partido de izquierdas que tantas expectativas ha levatado… Primero fue no poner a ninguna mujer en el Gobierno… ahora uniones civiles descafeinadas negando el derecho a la adopción… ¿esto es democracia?

El Ministerio griego de Justicia ha presentado un proyecto de actualización de la ley griega de uniones civiles que incluye su apertura a las parejas del mismo sexo. El gobierno de Syriza busca así dar cumplimiento a una sentencia de 2013 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que el anterior gobierno había ignorado. Grecia puede convertirse de este modo en el primer país del ámbito cultural ortodoxo en otorgar reconocimiento jurídico a las parejas del mismo sexo (con el permiso de Chipre, que tramita en estos momentos una ley similar). Queda fuera, eso sí, la adopción conjunta, tal como el primer ministro Alexis Tsipras adelantó ya antes de las elecciones. 

Como recogíamos hace un par de semanas, el Ministerio de Justicia griego había encargado a una comisión de cinco juristas elaborar una propuesta de actualización de la ley de uniones civiles con objeto de presentarla al Parlamento antes del 15 de junio, de forma que pueda ser discutida este verano. La apertura de la ley a las parejas del mismo sexo había sido anunciada semanas antes por el ministro Nikolaos Paraskevopoulos. Grecia, recordemos, no otorga a las parejas del mismo sexo derecho alguno en este momento. Dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados. Ha habido luego tímidos intentos de reconocimiento, pero nunca han prosperado, ni siquiera cuando en noviembre de 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. El entonces gobierno de coalición entre Nueva Democracia y PASOK anunció que modificaría la ley para dar cumplimiento al fallo, pero la reforma nunca llegó a producirse.

La victoria de Syriza en las elecciones de enero abrió un nuevo escenario. En el pasado (en concreto, en su congreso de 2013, primero que celebró como partido unitario) Syriza se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, aunque antes de las últimas elecciones optó por silenciar el tema. Su líder, Alexis Tsipras, no pudo sin embargo evitar ser preguntado en campaña sobre la adopción homoparental, respondiendo entonces que por el momento esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él hay “contradicciones en la comunidad científica”. La discusión había sido introducida en el debate político griego por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar.

La victoria de Syriza despertaba inevitablemente esperanzas de mejora en la situación de los derechos LGTB. La primera prueba de fuego era conocer qué sucedía con la aplicación de la sentencia de Estrasburgo. El proyecto ahora presentado no solo daría cumplimiento a esta, sino que conllevaría además una mejora general en materia patrimonial y de herencia, acercando los derechos de las parejas unidas civilmente a los del matrimonio, aunque sin equipararlos totalmente. Queda también fuera de la reforma la adopción conjunta. El proyecto, tal y como ha sido presentado, tampoco contempla el reconocimiento de los matrimonios entre ciudadanos griegos del mismo sexo realizados en el extranjero.

La noticia ha sido recibida con moderada satisfacción por el colectivo LGTB griego, aunque muchos se preguntan por qué un gobierno liderado por Syriza no tiene el arrojo de ir más allá y promover el reconocimiento del matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar (56% frente a un 35% de opuestos). La adopción conjunta, sin embargo, sigue contando con un rechazo mayoritario (56% de contrarios frente a un 30% de partidarios).

Existe, en cualquier caso, la sensación de que se trata de un paso de gran importancia a nivel regional, más aún si se tiene en cuenta que Chipre camina en la misma dirección. Desde ILGA Europa, que el próximo octubre celebrará en Atenas su conferencia anual, también han expresado su alegría, aunque animan a mejorar el proyecto durante su tramitación parlamentaria.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Grecia inicia el proceso para abrir las uniones civiles a las parejas del mismo sexo

Sábado, 30 de mayo de 2015

noticias_file_foto_852934_1409995167Un comité de cinco juristas, constituido a finales de abril, ha recibido el encargo de elaborar una propuesta de actualización de la ley griega de uniones civiles, que incluirá su apertura a las parejas del mismo sexo y que debe ser presentada al Parlamento antes del 15 de junio. Una apertura que había sido anunciada semanas antes por el ministro griego de Justicia, Nikolaos Paraskevopoulos, para así dar cumplimiento a una sentencia de 2013 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que el anterior gobierno griego había ignorado. La misma comisión deberá proponer además un nuevo marco legislativo para el reconocimiento de la identidad de género.

En Grecia, un país de tradición ortodoxa cuya sociedad es fuertemente homófoba, las parejas del mismo sexo carecen de reconocimiento alguno. Dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados. Ha habido intentos de aprobar leyes de unión civil, pero nunca han prosperado, ni siquiera cuando en noviembre de 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. El entonces gobierno de coalición entre Nueva Democracia y PASOK anunció que modificaría la ley para dar cumplimiento al fallo, pero el cambio nunca llegó a producirse.

La victoria de Syriza en las elecciones de enero abrió un nuevo escenario. En el pasado (en concreto, en su congreso de 2013, primero que celebró como partido unitario) Syriza se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, aunque antes de estas últimas elecciones optó por obviar el tema. Alexis Tsipras, líder de Syriza y nuevo primer ministro, no pudo sin embargo evitar ser preguntado en campaña sobre la adopción homoparental. Su respuesta supuso un jarro de agua fría, al responder que por el momento esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él hay “contradicciones en la comunidad científica”. La discusión sobre la adopción homoparental había sido introducida en el debate político griego por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar.

No obstante, la victoria de Syriza despertaba inevitablemente esperanzas de mejora en la situación de los derechos LGTB. La primera prueba de fuego era conocer qué sucedía con la aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Pues bien, el nuevo comité tiene como fecha límite el 15 de junio para presentar una propuesta legislativa en ese sentido, así como abordar el tema del reconocimiento de la identidad de género.

Esperemos que el gobierno griego nodescuide esta promesa y podamos ver en pocas semanas como Grecia se sitúa, una vez aprobado los cambios legislativos, y a la espera de conocer su alcance, a la vanguardia del mundo ortodoxo en materia de derechos LGTB. Eso sí, el matrimonio igualitario -y muy posiblemente la adopción homoparental conjunta- quedan aún lejos del horizonte griego.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

‘La Europa de los maricas’ expone la homofobia en Grecia

Martes, 30 de septiembre de 2014

Homofobia-en-GreciaManifestantes ante el Parlamento griego durante las celebraciones del Orgullo Gay 2012 en la plaza Syntagma, Atenas. (Imagen: EFE).

Héctor Estepa. Atenas

¡¡De la Europa de los estados nación a la Europa de los maricas!! ¡¡El Primer Ministro de Luxemburgo se comprometió con su amado!!”. Fueron dos frases en Twitter, pero suficientes para crear un problema diplomático entre Grecia y Luxemburgo. El polémico mensaje fue emitido el pasado 27 de agosto por el diputado heleno Nikos Nikolopoulos, un independiente exintegrante del partido conservador de gobierno, la Nueva Democracia del primer ministro Antonis Samaras. Su destinatario fue Xavier Bettel, el primer ministro de Luxemburgo. El político centroeuropeo, abiertamente homosexual, había declarado en Twitter su intención de hacer valer la nueva ley de matrimonio entre personas del mismo sexo aprobada en su país para casarse con su pareja.

Hola, me enteré de que querías decirme algo, pero no hablo griego. Perdón”, respondió el líder luxemburgués al diputado griego. Nikopoulos volvió a manifestarse, esta vez por carta, negándose a aceptarla agenda gay que algunos están tratando de imponer y mostrando su temor ante la posibilidad de que Grecia pueda permitir la “pedofilia y la bestialidad, como ocurre en Alemania y Holanda”, según expuso en su escrito. También pidió a Samaras y al viceprimer ministro socialista, Evangelos Venizelos, que desvelasen sus puntos de vista sobre la homosexualidad.

Lo que inició como una disputa en la red social de mensajes cortos acabó volviendo a poner en boca de la opinión pública la intolerancia contra las diferentes opciones sexuales en Grecia, uno de los pocos países de la Unión Europea donde no está contemplada la unión civil o de hecho para la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales).

Petros se encontraba en un parque con unos amigos cuando cuatro radicales decidieron agredirles. ‘No recibimos ningún apoyo de la gente. Unos dijeron que era bueno que nos golpeasen, nos gritaban que éramos maricones, otros se rieron y a otros no les importó’, cuentaA la mayoría de sus integrantes en el país heleno no les ha sorprendido la actitud del diputado Nikopoulos. Para algunos la discriminación no es algo puntual, sino diario. “Nos gritan en la calle, nos discriminan en los servicios públicos, es posible que no nos atiendan en algún bar, que la policía nos trate mal, y posiblemente hemos sufrido acoso escolar, aunque la mayoría de homosexuales lo aceptamos y decimos que está todo normal”, lamenta Yorgos Jaronis, administrador de la asociación ‘Colour Youth’ contra la exclusión.

Actitudes más normalizadas en el resto de Europa parecen seguir siendo tabú en Grecia:No es común que vayamos de la mano de nuestro novio o novia si nos gustan las personas del mismo sexo. Tampoco en lugares públicos como los bares (excepto en bares de lesbianas y gays) la gente que se quiere expresa sus sentimientos y, si lo hace, puede esperar ser enfrentados con rabia por otros. Muchos integrantes de la comunidad LGBT no actúan abiertamente en su familia, barrio o en el lugar donde trabajan”, admite también Nikos Jatzitrifon, líder de la asociación ‘Sympraxi’.

Ataques violentos: “Sois los siguientes

Esa tensión ha desembocado, en ocasiones, en violencia. ‘Colour Youth’ registró hasta 22 ataques violentos a homosexuales en 2013. Este verano ha sido especialmente difícil para la comunidad LGBT. Se han registrado cinco incidentes graves. Uno de ellos ha sido protagonizado, aparentemente, por la policía. Un grupo de diez agentes habría atacado verbalmente a dos homosexuales cuando iban cogidos de la mano por las calles de Atenas. Cuando los hombres protestaron, según su relato, uno de los policías habría agarrado a uno de ellos de la mano y lo habría puesto contra un muro: “Esto es violencia real”, le habría dicho el oficial.

“Nos sentimos en un laberinto psicológico y totalmente indefensos. Estamos siendo acosados por aquellos que se supone que nos deben proteger, declaró el agredido a la revista helena Lifo. La comunidad LGBT dice llevar años reclamando programas educativos para los agentes.

Petros conoce bien la violencia contra los homosexuales. Fue víctima de una agresión a finales de 2012. Ocurrió en el barrio capitalino de Gazi, epicentro de la cultura gay de Atenas, donde confluyen bares de ambiente, saunas y también muchos locales donde la mayoría es heterosexual. No había sido un otoño fácil para los vecinos. Uno de los numerosos teatros de la zona decidió programar una obra llamada ‘Corpus Christi’, protagonizada por Jesucristo y sus apóstoles, aunque con una aproximación distinta: habían sido caracterizados como homosexuales modernos de Texas. El partido neonazi Amanecer Dorado, presente en el parlamento heleno con 18 diputados, decidió protestar contra el drama uniendo fuerzas con la Iglesia Ortodoxa. La obra fue finalmente cancelada debido a las presiones contra el teatro y el equipo.

Petros se encontraba en un parque cercano uno de esos días con unos amigos cuando cuatro radicales decidieron abrirse paso para agredirles: “La reacción de la gente no fue apropiada. Unos dijeron que era bueno que nos golpeasen, nos gritaban que éramos ‘maricones’, otros se rieron y a otros no les importó. No recibimos ningún apoyo, se queja el profesor. “A menudo se le echa la culpa a las víctimas y se llega a decir que somos nosotros quienes provocamos porque actuamos como chicas. Parte de la sociedad cree que debemos meternos en un armario y no salir”, critica.

petros-un-profesor-homosexual-en-la-plaza-de-kerameikos-donde-fue-agredido-por-radicales-h-ePetros, un profesor homosexual, en la plaza de Kerameikos, donde fue agredido por radicales (H.E.)

La existencia de grupos radicales como Amanecer Dorado preocupa a los integrantes de la comunidad LGBT. El pasado 23 de agosto, una pareja homosexual fue atacada en un parque por un grupo de entre diez y 15 cabezas rapadas ataviados con camisetas negras, según el diario Efimerida ton Syntakton. Esa es la indumentaria habitual de los ultraderechistas griegos y también la utilizada por los simpatizantes de Amanecer Dorado.

Los neonazis ya han amenazado a la comunidad homosexual en el pasado. Causó controversia mundial el lanzamiento de octavillas en las zonas donde se congrega la comunidad LGBT. En ellas podía leerse Sois los siguientes”. Tras los inmigrantes, se entiende. “Hay una falta de interés político en hacer algo contra la violencia. La mayoría de ataques, además, no se denuncian”, lamenta Jaronis, de ‘Colour Youth’.

Posición inmovilista de la Iglesia

Los radicales parecen compartir parte de sus ideales contra la comunidad LGBT con algunas personalidades del alto clero ortodoxo en Grecia. Los grandes cargos del patriarcado han alzado duramente su voz contra la homosexualidad en varias ocasiones. Una de las últimas polémicas tuvo lugar en Salónica, durante la celebración del festival del orgullo gay local, a inicios de verano. El arzobispo de la ciudad, conocido como Anthimos, calificó el evento como “una desgracia y un desafío” y la homosexualidad como “una perversión de la existencia humana.

En Grecia no existe reconocimiento para las parejas del mismo sexo, pero una ley de 1982 legalizó el matrimonio civil entre ‘personas’, sin más especificación. El alcalde de Tilos decidió utilizar ese agujero legal para casar a dos parejas, una gay y otra lesbiana. El ministro de Justicia declaró esas uniones como ‘inválidas’, “No le deis lo sagrado a los perros”, dijo Anthimos, parafraseando un versículo del Evangelio de San Mateo. Un grupo de fieles decidió, además, realizar una vigilia contra el festival, describiéndolo como “un carnaval abierto cuyo participantes son monstruos, es decir, gente que no son ni hombres ni mujeres”, según rezaba un folleto explicativo.

La Iglesia Ortodoxa ha llegado incluso a amenazar con excomulgar a los diputados que voten a favor de la unión civil de parejas del mismo sexo. Lo hizo Seraphim, el Arzobispo de Atenas, el pasado noviembre. También criticó los intentos de “hacer a este terrible pecado de la homosexualidad, sodomía, relación sexual antinatural, pederastia y pedofilia, aparecer como algo normal, como diversidad”, incluyendo matices adicionales en sus críticas.

“La Iglesia Ortodoxa griega, en público y en diversos comités estatales, ha detenido la información sexual en las escuelas. Ha estado contra el matrimonio civil y el emparejamiento entre personas del mismo sexo y contra los festivales del orgullo. Por otro lado, los griegos son muy religiosos y prefieren el matrimonio religioso al estatal”, comenta el activista Jatzitrifon. Sin embargo, para Janoris quienes critican a los homosexuales desde la religión “no representan a la mayoría de la gente religiosa, pero quienes no comparten esa idea en su comunidad se suelen silenciar.

Ningún político se atreve con el matrimonio homosexual  

La opinión de la Iglesia Ortodoxa tiene una gran influencia en una sociedad donde, según los expertos, existe un gran sentido de la masculinidad. Un concepto de virilidad que es también utilizado en clave política: “un nacionalista siempre te dice que si estuvieras en un país islámico estarías muerto”, desvela Janoris, el activista de ‘Colour youth’. “La mayoría de los homosexuales incluso temen ir a los festivales del orgullo y no se caracterizan como femeninos. Existe una gran homofobia interna, entre quienes actúan de manera femenina y quienes no”, lamenta.

La existencia de presión por parte de varios grupos sociales ha impedido a los políticos presentar una propuesta para la unión civil entre personas del mismo sexo en el parlamento, como se reclama desde Europa. El 84% de los griegos estaba en 2006 en contra del matrimonio homosexual, según el Eurobarómetro, el mayor porcentaje junto al lituano (84%) de la Unión Europea. Un 89% rechazaba la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Según otra encuesta de 2010, el 50% de los griegos creen que los homosexuales deben ser libres para vivir sus vidas como deseen, un porcentaje notablemente inferior al de la Europa occidental (92% en Holanda, 82% en Francia y 80% en España) y similar al de países como Bulgaria (47%) y Hungría (45%).

Europa, sin embargo, ha tirado a los griegos de las orejas. El Tribunal Europeo de Derechos humanos señaló en noviembre de 2013 que la exclusión de las parejas del mismo sexo en la legislación sobre uniones civiles en Grecia viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos y que las razones que dan las autoridades para no aprobarlas no son “convincentes”. Hasta 162 parejas de homosexuales habían denunciado al gobierno griego por su exclusión de las uniones civiles y fueron indemnizados. De acuerdo con el Tribunal, de los 19 países europeos que han integrado formas legales y civiles para la unión de parejas sólo dos, Grecia y Lituania, han excluido a quienes quieren compartir su vida con personas del mismo sexo de protección legal.

orgullo-gay-en-atenasManifestación en Atenas durante el Orgullo Gay de 2012, en una imagen de archivo (Efe).

En Grecia no existe reconocimiento para las parejas del mismo sexo, pero una ley de 1982 legalizó el matrimonio civil entre “personas”, sin más especificación. Anastasios Aliferis, alcalde de Tilos en 2008, decidió entonces utilizar ese agujero legal para casar a dos parejas, una gay y otra lesbiana. Fue muy criticado por la Iglesia y el ministro de Justicia Sotirios Jatzigakis declaró esas uniones como “inválidas”.

Cualquier intento de introducir una ley que favorezca el matrimonio homosexual podría resultar en la caída del partido de turno por su aparente impopularidad. Los partidos tradicionales, Nueva Democracia y el Partido Socialista (Pasok) llevan años retrasando la toma de decisiones sobre las uniones civiles para personas del mismo sexo y han estado durante varias etapas abiertamente en contra. Ni siquiera el Partido Comunista (KKE) lo ve necesario, a pesar de criticar los comportamientos “racistas” contra los homosexuales. “La familia es otra cosa, dijo a finales de agosto su secretario general, Dimitris Kutsubas.

Ejército, medios de comunicación y escuelas

Otro punto complicado para los homosexuales helenos es su ingreso en el Ejército. El servicio militar sigue siendo obligatorio en Grecia. “Algunas personas que no quieren servir en el Ejército dicen que se sienten mal cuando viven junto a otros hombres en un campamento militar y son descargados de sus responsabilidades por sufrir una enfermedad mental”, explica Jatzitrifon. “Es también conocido el caso de un estudiante en una academia de oficiales que comenzó un tratamiento médico para cambiar su cuerpo masculino a uno femenino y también ha sido despedido, a pensar de la intervención positiva del Ministerio de Defensa”, añade.

Los radicales parecen compartir parte de sus ideales con algunas personalidades del alto clero ortodoxo. El arzobispo de Salónica calificó el festival del orgullo gay como ‘una desgracia y un desafío’ y la homosexualidad como ‘una perversión de la existencia humanaLos activistas también encuentran discriminación en la aproximación de los medios de comunicación a la homosexualidad. Grecia ha tenido varios episodios de censura en televisión por cuestiones de opción sexual. Uno de los más sonados fue el corte en 2012 de una escena del popular serial británico ‘Downton Abbey’ en la que aparecían dos hombres besándose.

Las escuelas son otro foco de preocupación para los especialistas. “Todos los días tenemos incidentes y aún no somos capaces de reaccionar, provocando situaciones dolorosas para los niños”, explica el profesor Petros. “Hay pequeños que no le dicen su condición a sus padres y padres que no quieren que los niños se lo digan a nadie por el qué dirán o porque los demás crean que no son buenos padres”, comenta el activista.

“Hace un año tuvimos una llamada de un amigo de una chica lesbiana de 17 años y nos comentó que la novia de esa chica había sido encerrada en casa, le habían pegado, le habían quitado el móvil y la paga”, lamenta Petros. Él dice luchar contra la intolerancia organizando seminarios para el entendimiento de la orientación sexual en su escuela. Pretende así cambiar la percepción social de la homosexualidad en Grecia desde su ámbito más personal de trabajo.

Fuente El Confidencial

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Grupos homófobos celebran un encuentro en Moscú y piden la extensión de las leyes homófobas rusas al resto del mundo

Miércoles, 17 de septiembre de 2014

393ff8544f04Organizaciones homófobas y políticos de varios países participaron la semana pasada en el “Foro Internacional por la Familia y el Futuro de la Humanidad”, evento organizado en Moscú a mayor gloria de la legislación homófoba rusa, que sus participantes han propuesto exportar al resto del mundo. El encuentro, al que el presidente ruso Vladimir Putin hizo llegar un saludo personal, sustituye al que el denominado “Congreso Mundial de las Familias” tenía previsto celebrar también en Moscú pero que fue cancelado tras el inicio de la crisis entre Rusia y Ucrania.

El Congreso Mundial de las Familias es una organización itinerante, con base en Estados Unidos, que en mayo de 2012 celebró por ejemplo una de sus cumbres en Madrid. Un encuentro en el que se defendieron valores como la vuelta de la mujer al hogar, la oposición frontal al aborto y la negación de derechos a las parejas del mismo sexo, y que contó entonces con el respaldo de miembros del PP y de representantes de los Gobiernos central, de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento. El Congreso Mundial de las Familias se ha significado también por sus elogios a la legislación homófoba rusa, que como alertábamos hace ahora un año ha articulado en torno a su defensa una auténtica “internacional homófoba”. Es por eso que tenía pendiente organizar una de sus cumbres en Moscú, pero el estallido de la crisis ucraniana y las sanciones contra Rusia por parte de los Estados Unidos daban al traste con el proyecto tal y como fue inicialmente concebido. Hace unos meses el Congreso Mundial de las Familias anunciaba su suspensión, sin que ello significara retirar su apoyo “a las iniciativas del pueblo ruso, a través de sus representantes electos, de proteger la vida, la familia y la inocencia de los niños”.

El forzado paso atrás del Congreso Mundial de las Familias no amilanó sin embargo a sus correligionarios rusos, que promovieron un evento alternativo que lo sustituyera, con la misma localización y en las mismas fechas. De hecho, dos dirigentes de la organización estadounidense han seguido formando parte del comité organizador. La nueva conferencia ha contado en cualquier caso con el patrocinio de varias organizaciones rusas “profamilia” y ortodoxas, aunque ni mucho menos ha estado limitada al ámbito de esa religión. Dos de sus participantes han sido por ejemplo Talgat Tajuddin, muftí supremo de Rusia, que destacó como “los valores familiares del islam tradicional” siempre han sido respetados en Rusia, o el gran rabino de ese mismo país, Berel Lazar, que destacó la necesidad de que el estado ruso otorgue apoyo no solo material sino “moral” a la familia tradicional.

En el encuentro han estado representadas organizaciones de Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido, Italia, Francia, Polonia, México, Venezuela, Nigeria o Filipinas, sin olvidar a países de la órbita exsoviética. Destacable fue por ejemplo la presencia, pese al boicot estadounidense a Rusia, de Brian Brown, presidente de National Organization for Marriage, una de las organizaciones homófobas más destacadas de los Estados Unidos.

Presencia de políticos europeos

e3c7f070ddc1Al evento también acudieron políticos de derecha de países de la Unión Europea, como el diputado griego por Nueva Democracia Anastasios Nerantzis -secretario general de la interparlamentaria ortodoxa- o el eurodiputado del Frente Nacional francés Aymeric Chauprade, que defendió que el mundo vive una guerra entre la “barbarie” representada según él por el aborto, la gestación subrogada o el matrimonio homosexual y la “espiritualidad”, representada por los valores tradicionales.

El eurodiputado francés se deshizo por cierto en alabanzas a Putin, del que dijo representaba “la esperanza” en esta supuesta guerra. No conviene olvidar en este punto que los grupos homófobos occidentales tienen grandes esperanzas puestas en la “vía rusa”. Y es que si legislaciones homófobas como las existentes en la mayoría de los países musulmanes o en territorios que en su momento formaron parte del imperio colonial británico (o incluso las que hoy se promueven en países africanos) resultan difíciles de defender ante la opinión pública occidental, la ley rusa sí proporciona elementos interesantes para este fin. Rusia es un país de enorme importancia económica y geoestratégica, de herencia cultural cristiana, y su legislación homófoba comulga con lo que algunos autores han dado en llamar “homofobia liberal”: la homosexualidad se tolera como conducta privada, pero no como una realidad afectiva, sexual y familiar visible, equiparable a la heterosexualidad y merecedora de su misma protección jurídica.

Conviene recordar que la ley rusa utiliza como argumento la “protección a la infancia”: prohíbe informar positivamente sobre homosexualidad en cualquier ámbito al que tengan acceso menores. Ello supone en la práctica que ni marchas del Orgullo, ni manifestaciones públicas, ni programas contra el acoso escolar, ni información sobre salud sexual, ni cualquier actividad que se considere susceptible de ser entendida como “propaganda homosexual” puede tener lugar en todo el estado ruso. La homosexualidad queda reducida a una conducta invisible a los ojos de la sociedad, y el activismo LGTB resulta estrangulado.

Manifiesto homófobo enviado a Naciones Unidas

El fruto más visible del encuentro ha sido sin embargo una resolución en la que se hace una llamada “a las naciones del mundo” a que adopten medidas para proteger la que llaman “familia natural”, como la extensión de las legislaciones que prohíben la “propaganda homosexual” o investigar los supuestos efectos nocivos de que parejas del mismo sexo puedan criar hijos.

El manifiesto ha sido enviado, entre otros, a la Asamblea General de Naciones Unidas, a su secretario general y a su Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, con objeto de que sus programas se reformulen en favor de sus postulados. Puede sonar disparatado, pero no está de más recordar por ejemplo que hace unas semanas el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas adoptaba una resolución de protección a la familia de la que, precisamente tras la intervención de Rusia, quedaba excluida toda mención a la diversidad de realidades familiares.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.