Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Charalambos Athanasiou’

Grecia abre su ley de uniones civiles a las parejas del mismo sexo sin derecho a la adopción.

Jueves, 24 de diciembre de 2015

grecia_gayImportante paso adelante el que ha dado Grecia, cuyo Parlamento aprobaba a última hora de este martes la ley que permite las uniones civiles entre personas del mismo sexo. La reforma, que ha recibido el apoyo de varias fuerzas de la oposición pero a la que la se ha opuesto buena parte de los diputados de Nueva Democracia, ha sido recibida con abierta hostilidad por la influyente Iglesia ortodoxa griega.

La aprobación de la reforma pone fin a un largo proceso que se remonta a 2013, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles violaba la Convención Europea de Derechos Humanos. Grecia, recordemos, no otorgaba a las parejas del mismo sexo derecho alguno (dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados). El entonces gobierno de coalición entre Nueva Democracia y PASOK anunció que modificaría la ley para dar cumplimiento al fallo, pero el cambio nunca llegó a producirse.

Tras la victoria de Syriza en las elecciones de enero se abrieron nuevas esperanzas, y de hecho en junio pasado el Ministerio griego de Justicia presentaba por fin un proyecto de actualización de la ley de uniones civiles. La convocatoria adelantada de elecciones paralizó sin embargo el proceso, que tras revalidar Syriza su victoria el propio ministro Nikos Paraskevopoulos prometió retomar en un acto organizado por ILGA Europe, que celebró del 28 al 31 de octubre su conferencia anual en Atenas. Un par de semanas más tarde presentaba efectivamente el proyecto, ahora aprobado con los votos de Syriza, PASOK, To Potami y Unión de Centristas. Por lo que se refiere a Nueva Democracia, y pese a la promesa de su representante en el mencionado acto de ILGA Europe, solo 29 de sus 75 diputados han apoyado la ley. Mención especial merece el partido de derecha nacionalista Griegos Independientes, aliados de Syriza en el gobierno, 3 de cuyos 9 diputados han votado a favor. En total, la reforma ha sido apoyada por 194 votos a favor frente a 55 contrarios.

Botella medio llena, botella medio vacía

Sin duda la aprobación de la nueva ley, que además de ampliar las uniones civiles a las parejas del mismo sexo mejora los derechos de las parejas unidas civilmente en materia patrimonial y de herencia y los acerca a los del matrimonio, dará mucho que hablar. Los que ven la botella medio llena considerarán que se trata de un hito histórico en un país como Grecia, donde la Iglesia ortodoxa, fuertemente homófoba, conserva una gran influencia social, pese a lo cual ha sido capaz de adelantar a países como Italia, en el que aún no hay una ley que reconozca jurídicamente las parejas del mismo sexo. Los que ven la botella medio vacía se sentirán defraudados por Syriza, un partido que en su congreso de 2013 (primero que celebró como partido unitario) se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, una igualdad que obviamente no aporta esta ley. Las parejas del mismo sexo seguirán sin poder acceder al matrimonio (y ello a pesar de que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar) ni a la adopción conjunta.

Muchos recordarán la polémica vivida poco antes de las elecciones de enero (las primeras que ganó Syriza), cuando el partido izquierdista optó por obviar el tema en su campaña. Alexis Tsipras no pudo sin embargo evitar ser preguntado sobre la adopción homoparental. Su respuesta supuso un jarro de agua fría, al responder que por el momento esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él había “contradicciones en la comunidad científica”. La discusión sobre la adopción homoparental había sido introducida en el debate político griego por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar.

Este asunto, el de la adopción conjunta, queda por el momento aparcado. Bien es cierto que la nueva ley nada dice sobre ello (de hecho una de las quejas de Nueva Democracia ha sido el hecho de que la ley no la prohíba expresamente a las parejas del mismo sexo) pero sería necesaria una reforma de la legislación específica sobre adopción que por el momento el Gobierno griego no parece dispuesto a acometer.

Furibunda reacción de la Iglesia ortodoxa

La aprobación ha tenido lugar pese a que en las últimas semanas la influyente Iglesia ortodoxa griega ha llevado a cabo toda una campaña desde los púlpitos oponiéndose con fiereza a la reforma. Un buen ejemplo es el de Serafín, obispo metropolitano del Pireo, que un día antes de la votación acusó a judíos y estadounidenses (incluyendo a George Soros, los Rothchild y los Rockefeller…) de promover “la agenda homosexual” en su país. Peor aún ha sido la reacción de Ambrosio, obispo metropolitano de Kalavrita y Aigialeia, que directamente hizo un llamamiento a la violencia contra los homosexuales por no considerarlos “humanos”

Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

El ministro griego de Justicia se compromete ante ILGA Europe a aprobar una ley de uniones abierta a parejas del mismo sexo

Martes, 3 de noviembre de 2015

FA4AD6E31BABC55527BA0AF69543C7B2¿Pero tendrá en cuenta la adopción conjunta?

El ministro de Justicia de Grecia, Nikos Paraskevopoulos, se ha comprometido a reanudar el proceso legislativo para ampliar a las parejas del mismo sexo la legislación griega de uniones civiles. Lo ha hecho, además, en un acto organizado por ILGA Europe, que celebra del 28 al 31 de octubre su conferencia anual en Atenas, en el que representantes de los principales partidos políticos de Grecia coincidieron en la necesidad de consensuar un paquete de reformas en favor de la igualdad de las personas LGTB en ese país, que cuenta con muchas papeletas (con el permiso de Chipre, que tramita una ley similar) para convertirse en el primero del ámbito cultural ortodoxo en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo.

En junio pasado el Ministerio griego de Justicia presentó su proyecto de actualización de la ley de uniones civiles que dejaba fuera la adopción conjunta, pero la convocatoria adelantada de elecciones paralizó el proceso. El Gobierno griego buscaba, con aquel proyecto, dar cumplimiento a una sentencia de 2013 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. Grecia, recordemos, no otorga a las parejas del mismo sexo derecho alguno. Dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados (ha habido luego tímidos intentos de reconocimiento, pero nunca llegaron a prosperar, ni siquiera cuando en noviembre de 2013 Estrasburgo emitió su sentencia).

La llegada de Syriza al poder, en enero pasado, abrió un nuevo escenario. En su congreso de 2013 Syriza se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, aunque antes de las elecciones de enero optó por silenciar el tema. Alexis Tsipras no pudo sin embargo evitar ser preguntado en campaña sobre la adopción homoparental, respondiendo entonces que esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él hay “contradicciones en la comunidad científica”. Una discusión que había sido introducida en el debate por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso de su gobierno en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar. Pese a todo, para algunos, la victoria de Syriza despertaba inevitablemente esperanzas de mejora en la situación de los derechos LGTB.

El proyecto presentado en junio daba cumplimiento a la sentencia de Estrasburgo y revisaba además los derechos de las parejas unidas civilmente, mejorandolos en materia patrimonial y de herencia y acercandolos a los del matrimonio. Dejaba fuera, eso sí, la adopción conjunta. La noticia fue recibida con moderada satisfacción por el colectivo LGTB griego, aunque muchos se preguntaron por qué un gobierno liderado por Syriza no tenía el arrojo de ir más allá y promover el reconocimiento del matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar (56% frente a un 35% de opuestos). La adopción conjunta, sin embargo, sigue contando con un rechazo mayoritario (56% frente a un 30%).

La situación económica y política de Grecia y su complicada relación con los poderes europeos llevó sin embargo a la convocatoria de nuevas elecciones en septiembre, dejando en suspenso la aprobación del proyecto. Syriza revalidó su triunfo y Nikolaos Paraskevopoulos volvió a repetir como ministro de Justicia, por lo que se esperaba que el asunto fuera retomado. Así será, según el propio ministro confirmó en un acto organizado por ILGA Europe, que celebra estos días su conferencia anual. Más aún, en ese mismo acto representantes de Nueva Democracia (el principal partido de la oposición), PASOK, Izquierda Democrática, To Potami y la Unión de Centristas, partidos que reúnen una gran mayoría parlamentaria, se comprometieron a mejorar la situación de los derechos LGTB en Grecia promoviendo mejoras no solo en el campo del reconocimiento de las parejas, también en materia de identidad de género, código de familia y lucha contra la discriminación y el acoso a las personas LGTB. La próxima semana se pondrá en marcha un proceso de consultas para avanzar en estas reformas.

Un compromiso que ha sido saludado por ILGA Europe, que espera que los partidos griegos, y muy singularmente el Gobierno de Alexis Tsipras, hagan efectivo a la mayor brevedad posible. “Estamos emocionados por el impacto que esta legislación tendrá en las vidas de tantas personas LGTBI de Grecia y deseando ya celebrar su aprobación con nuestros amigos y aliados de Europa”, ha declarado por su parte Panagiotis Damaskos, representante del colectivo griego OLKE.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

El gobierno griego presenta un proyecto para abrir las uniones civiles a las parejas del mismo sexo dejando fuera la adopción conjunta

Lunes, 15 de junio de 2015

Greek_Gay_WeddingThemis Katsagiannis y Dimitris Tsambrounis que se casaron en 2008 y cuya boda fue suspendida

Insuficiente medida y muy decepcionante viniendo de un partido de izquierdas que tantas expectativas ha levatado… Primero fue no poner a ninguna mujer en el Gobierno… ahora uniones civiles descafeinadas negando el derecho a la adopción… ¿esto es democracia?

El Ministerio griego de Justicia ha presentado un proyecto de actualización de la ley griega de uniones civiles que incluye su apertura a las parejas del mismo sexo. El gobierno de Syriza busca así dar cumplimiento a una sentencia de 2013 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que el anterior gobierno había ignorado. Grecia puede convertirse de este modo en el primer país del ámbito cultural ortodoxo en otorgar reconocimiento jurídico a las parejas del mismo sexo (con el permiso de Chipre, que tramita en estos momentos una ley similar). Queda fuera, eso sí, la adopción conjunta, tal como el primer ministro Alexis Tsipras adelantó ya antes de las elecciones. 

Como recogíamos hace un par de semanas, el Ministerio de Justicia griego había encargado a una comisión de cinco juristas elaborar una propuesta de actualización de la ley de uniones civiles con objeto de presentarla al Parlamento antes del 15 de junio, de forma que pueda ser discutida este verano. La apertura de la ley a las parejas del mismo sexo había sido anunciada semanas antes por el ministro Nikolaos Paraskevopoulos. Grecia, recordemos, no otorga a las parejas del mismo sexo derecho alguno en este momento. Dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados. Ha habido luego tímidos intentos de reconocimiento, pero nunca han prosperado, ni siquiera cuando en noviembre de 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. El entonces gobierno de coalición entre Nueva Democracia y PASOK anunció que modificaría la ley para dar cumplimiento al fallo, pero la reforma nunca llegó a producirse.

La victoria de Syriza en las elecciones de enero abrió un nuevo escenario. En el pasado (en concreto, en su congreso de 2013, primero que celebró como partido unitario) Syriza se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, aunque antes de las últimas elecciones optó por silenciar el tema. Su líder, Alexis Tsipras, no pudo sin embargo evitar ser preguntado en campaña sobre la adopción homoparental, respondiendo entonces que por el momento esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él hay “contradicciones en la comunidad científica”. La discusión había sido introducida en el debate político griego por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar.

La victoria de Syriza despertaba inevitablemente esperanzas de mejora en la situación de los derechos LGTB. La primera prueba de fuego era conocer qué sucedía con la aplicación de la sentencia de Estrasburgo. El proyecto ahora presentado no solo daría cumplimiento a esta, sino que conllevaría además una mejora general en materia patrimonial y de herencia, acercando los derechos de las parejas unidas civilmente a los del matrimonio, aunque sin equipararlos totalmente. Queda también fuera de la reforma la adopción conjunta. El proyecto, tal y como ha sido presentado, tampoco contempla el reconocimiento de los matrimonios entre ciudadanos griegos del mismo sexo realizados en el extranjero.

La noticia ha sido recibida con moderada satisfacción por el colectivo LGTB griego, aunque muchos se preguntan por qué un gobierno liderado por Syriza no tiene el arrojo de ir más allá y promover el reconocimiento del matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que encuestas recientes otorgan por primera vez mayoría a los partidarios de que las parejas del mismo sexo se puedan casar (56% frente a un 35% de opuestos). La adopción conjunta, sin embargo, sigue contando con un rechazo mayoritario (56% de contrarios frente a un 30% de partidarios).

Existe, en cualquier caso, la sensación de que se trata de un paso de gran importancia a nivel regional, más aún si se tiene en cuenta que Chipre camina en la misma dirección. Desde ILGA Europa, que el próximo octubre celebrará en Atenas su conferencia anual, también han expresado su alegría, aunque animan a mejorar el proyecto durante su tramitación parlamentaria.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Grecia inicia el proceso para abrir las uniones civiles a las parejas del mismo sexo

Sábado, 30 de mayo de 2015

noticias_file_foto_852934_1409995167Un comité de cinco juristas, constituido a finales de abril, ha recibido el encargo de elaborar una propuesta de actualización de la ley griega de uniones civiles, que incluirá su apertura a las parejas del mismo sexo y que debe ser presentada al Parlamento antes del 15 de junio. Una apertura que había sido anunciada semanas antes por el ministro griego de Justicia, Nikolaos Paraskevopoulos, para así dar cumplimiento a una sentencia de 2013 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que el anterior gobierno griego había ignorado. La misma comisión deberá proponer además un nuevo marco legislativo para el reconocimiento de la identidad de género.

En Grecia, un país de tradición ortodoxa cuya sociedad es fuertemente homófoba, las parejas del mismo sexo carecen de reconocimiento alguno. Dos de ellas se casaron en 2008 aprovechando un vacío legal, pero sus matrimonios fueron luego ilegalizados. Ha habido intentos de aprobar leyes de unión civil, pero nunca han prosperado, ni siquiera cuando en noviembre de 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa griega sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. El entonces gobierno de coalición entre Nueva Democracia y PASOK anunció que modificaría la ley para dar cumplimiento al fallo, pero el cambio nunca llegó a producirse.

La victoria de Syriza en las elecciones de enero abrió un nuevo escenario. En el pasado (en concreto, en su congreso de 2013, primero que celebró como partido unitario) Syriza se había posicionado a favor de la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo, aunque antes de estas últimas elecciones optó por obviar el tema. Alexis Tsipras, líder de Syriza y nuevo primer ministro, no pudo sin embargo evitar ser preguntado en campaña sobre la adopción homoparental. Su respuesta supuso un jarro de agua fría, al responder que por el momento esta quedaría fuera de su programa de gobierno por ser un tema “difícil, que requiere diálogo” y sobre el que según él hay “contradicciones en la comunidad científica”. La discusión sobre la adopción homoparental había sido introducida en el debate político griego por el anterior ministro de Justicia, Charalambos Athanasiou (Nueva Democracia), que precisamente justificaba el retraso en hacer caso al fallo del alto tribunal europeo argumentando que ello llevaría a discutir si las parejas del mismo sexo podían adoptar.

No obstante, la victoria de Syriza despertaba inevitablemente esperanzas de mejora en la situación de los derechos LGTB. La primera prueba de fuego era conocer qué sucedía con la aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Pues bien, el nuevo comité tiene como fecha límite el 15 de junio para presentar una propuesta legislativa en ese sentido, así como abordar el tema del reconocimiento de la identidad de género.

Esperemos que el gobierno griego nodescuide esta promesa y podamos ver en pocas semanas como Grecia se sitúa, una vez aprobado los cambios legislativos, y a la espera de conocer su alcance, a la vanguardia del mundo ortodoxo en materia de derechos LGTB. Eso sí, el matrimonio igualitario -y muy posiblemente la adopción homoparental conjunta- quedan aún lejos del horizonte griego.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Grecia excluye las parejas del mismo sexo de las uniones civiles

Miércoles, 10 de septiembre de 2014

noticias_file_foto_852934_1409995167Varios cientos de personas se congregaron el pasado viernes a las puertas del Parlamento griego en Atenas para protestar, de manera pacífica, contra el anuncio del Gobierno de retrasar la inclusión de las parejas del mismo sexo en la ley de uniones civiles del país, disponible únicamente para los heterosexuales.

Grupos de activistas LGBT se concentraron en la tarde de ayer del 5 de septiembre frente al Parlamento de Grecia tras el anuncio del Gobierno sobre que retrasaría la legislación que permitiría la unión civil a parejas del mismo sexo. La decisión del gobierno se produjo pese al fallo de un tribunal europeo que determinó que Grecia discriminaba a gays y lesbianas.

Unas 500 personas se unieron en una protesta pacífica en el centro de Atenas, según informa AP. En el Parlamento griego los legisladores votaban una propuesta de ley contra el racismo.

La semana pasada, el ministro de Justicia Charalambos Athanasiou reveló que la apertura de las uniones civiles a las parejas del mismo sexo, cuya discusión debería haber comenzado ya, quedaba pospuesta.El ministro de Justicia Haralambos Athanasiou intenta justificar la decisión del retraso con el argumento de que necesitan estudiar cómo las uniones civiles afectarían al sistema de impuestos y seguros sociales, así como a las leyes de la familia. “Creo que es un asunto que nos obliga a respetar los detalles y las sensibilidades que supone… y no debe ser incorporada a la legislación que estamos discutiendo ahora”, expresó el ministro en el Parlamento.

La iniciativa iba a formar parte de un paquete de medidas que castigará la incitación al odio racial y homófobo y la prohibición de negar el Holocausto, entre otras, y se empezó a discutir el viernes pasado en el Parlamento mientras tenía lugar la protesta en el exterior del edificio. Los activistas LGTB se habían sumado a la petición al Gobierno de que tramitara una ley contra los ataques racistas y homófobos, que presentan una preocupante tendencia al alza en los últimos años.En la sesión de ayer, los parlamentarios aprobaron la proposición de facilitar la persecución de personas que inciten a la violencia en función de la raza u orientación sexual. Los activistas LGBT consideran que esta medida no les protege legalmente lo suficiente.

Pero los manifestantes exigían que el cambio legislativo también sirviera para dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de noviembre del año pasado, que decretó que la exclusión de las parejas del mismo sexo de la normativa sobre uniones civiles viola la Convención Europea de Derechos Humanos. El Gobierno griego anunció pocos días después que modificarían la legislación para dar cumplimiento al fallo de la corte europea, cambio que ahora ha sido pospuesto sin que se sepa cuándo será finalmente debatido.

En noviembre de 2013, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Europa dictaminó que la legislación griega era discriminatoria, y ordenó al país a pagar daños y perjuicios a cuatro parejas homosexuales que llevaron el caso al Tribunal de Estrasburgo. Otras 162 parejas del mismo sexo, algunas de las cuales estuvieron presentes en la concentración de ayer frente al parlamento, han presentado una demanda similar con el objetivo de presionar al gobierno para que modifique la ley.

De la concentración de ayer, hay una instantánea que está dando la vuelta al mundo. Es el beso entre Tom Koukoulis y Aristidis Paraskakis, una pareja griega que espera que su país avance en igualdad como lo han hecho otras naciones europeas.

“Creo que los cambios van a suceder, paso a paso, como lo hicieron en otros países como Gran Bretaña, donde primero había unión civiles, a continuación, matrimonio igualitario, y más tarde, adopción”, dice Koukoulis. “(Con esta ley conseguiríamos) el derecho a visitar a nuestra pareja en el hospital o poder presentar una declaración de la renta conjunta, entre otras cosas. “Creemos que va a suceder porque estamos en el lado correcto de la historia”.

La cuestión es que tienen una férrea oposición homófoba en el país. El asunto es políticamente sensible en Grecia, donde varios miembros prominentes de la Iglesia ortodoxa griega, así como miembros del partido conservador gobernante se oponen a las uniones civiles homosexuales, argumentando que “socavaría la institución de la familia”.

La próxima semana está previsto que continúe el debate detallado en artículos separados sobre este proyecto de ley.

Foto: AP

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.