Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Danijel Kalezić’

El Orgullo de Montenegro clama “contra la violencia” hacia el colectivo LGTB y pide al Gobierno compromiso con las políticas igualitarias

Miércoles, 27 de septiembre de 2017

orgullo_montenegro_17-300x150Varios centenares de personas han participado en el quinto Orgullo LGTB de Montenegro. El activismo montenegrino ha exigido en las calles de Podgorica (capital de este pequeño país balcánico) el cese de la violencia motivada por el odio LGTBfóbico. Danijel Kalezić, presidente de Queer Montenegro (entidad organizadora del Orgullo), ha expresado que el colectivo exige castigos más estrictos por los ataques contra personas LGTB. “La violencia está completamente normalizada en Montenegro y nosotros, lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, mujeres o personas con discapacidades, estamos en peligro”, denuncia Kalezić. Cabe señalar que este año tampoco se ha registrado ningún incidente de relevancia durante la manifestación del Orgullo de Montenegro, como sí ocuerriera en pasadas ediciones.

Aunque en el año 2010, a instancias de la Unión Europea (como país candidato a la adhesión), el parlamento de Montenegro aprobó una normativa que prohibe la discriminación por la orientación sexual o por la identidad de género, el activismo de este país denuncia que es insufienciente, ya que no cesa la violencia basada en el odio LGTBfóbico. “Para cambiar esto, lo más importante es que todos trabajemos juntos para transformar a los individuos y a la sociedad en la vida cotidiana”, alega el activista Danijel Kalezić.

“Más del 67% de la población montenegrina considera que la homosexualidad es una enfermedad que pone en peligro a la sociedad, y apoya que Estado e Iglesia intervengan contra ella”, ha expresado Miguel Rodríguez en declaraciones a dosmanzanas. Este experto en los Balcanes y en la situación de la comunidad LGTB en sus distintos territorios ha añadido que “si se puede sacar alguna conclusión positiva, es que año a año, pese a las fuertes medidas de seguridad, el número de participantes aumenta, sobre todo de población más joven, y las demandas ya no solo parecen centrarse, principalmente, en reivindicar el Orgullo, sino que, con más determinación, se lucha contra la violencia y por el cumplimiento de las leyes”.

A diferencia del apoyo expreso que el Orgullo de la vecina Serbia recibía este año con la participación de la primera ministra Ana Brnabić, abiertamente lesbiana, el Gobierno de Montenegro prefiere no comprometerse en exceso con los derechos y la visibilidad del colectivo LGTB. Y eso que Queer Montenegro ha instado en distintas ocasiones “a los partidos políticos, las instituciones, el Gobierno y la oposición” a apoyar sus reivindicaciones y el desarrollo de políticas igualitarias, que no acaban de materializarse.

En este sentido, Miguel Rodríguez considera que las ONG locales “recibieron con frialdad” el nombramiento de Ana Brnabić como primera ministra. “Aunque su nombramiento sea una excelente noticia, como también lo sea su apoyo al LGTB, el punto de inflexión llegó cuando los Estados de la región se impusieron a los hooligans. El riesgo ahora es pensar que las sociedades locales han dejado de ser homófobas de un día para otro”, dice el autor de Homofobia en los Balcanes.

Rodríguez, por cierto, se prepara para impartir, junto con la profesora Ruth Ferrero-Turrión, el curso online “Nuevos escenarios en los Balcanes” en la Universidad Complutense de Madrid, que tendrá lugar entre el 9 de octubre y el 15 de diciembre de este año. “El curso quiere poner en valor a los movimientos sociales y el LGTB tendrá sin ningún género de dudas especial importancia por su trayectoria y protagonismo”, adelanta este experto.

“No se trata de analizar exclusivamente al movimiento LGTB, sino que la militancia LGTB nos ayudan a entender muchos procesos sociales de la era pos-yugoslava” tales como “la identidad como ideología, el papel de las autoridades religiosas, la crisis de valores, la intervención exterior, la integración europea…”, concluye Miguel Rodríguez.

 Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

El Montenegro Pride se enfrenta al odio marchando por Podgorica

Miércoles, 21 de diciembre de 2016

34916_montenegro-pride-cartelCelebrado el Orgullo de Montenegro con el apoyo de miembros del Gobierno

La cuarta edición del evento ha reclamado el matrimonio igualitario

Este 17 de diciembre se celebró el Orgullo de Montenegro, en el que docenas de personas, arropadas por un fuerte dispositivo policial, exhibieron pancartas que reclamaban la igualdad. A diferencia de otros años, en los que se tuvieron que lamentar incidentes violentos, en este Orgullo se unieron a la manifestación los ministros de Cultura y de Derechos Humanos. El Gobierno montenegrino, alentado por el deseo de integrarse en la Unión Europea, ha prometido avances en los derechos LGTB, como la regulación de las uniones civiles.

La asociación Queer Montenegro ha sido la principal organizadora de la cuarta edición del Montenegro Pride. Una edición que se ha celebrado sin disturbios y en la que la marcha principal del sábado 17 de diciembre reunió a cientos de personas por las calles de Podgorica reclamando una mayor cuota de derechos para el colectivo LGTB. Lxs montenegrinxs que participaron en la cuarta edición del Montenegro Pride salieron a las calles de Podgorica armados con un escudo indestructible: el que está construido a base de valentía.

Por las calles de Podgorica, la capital de Montenegro, desfilaron el pasado sábado 17 decenas de personas para celebrar el Orgullo LGTB. En previsión de posibles ataques de sectores LGTBfobos, la manifestación se acompañó de un fuerte dispositivo policial, compuesto por centenares de agentes. A la marcha se unieron representantes del Gobierno montenegrino, como el ministro de Cultura, Janko Ljumović, y el ministro de Derechos Humanos, Mehmet Zenka. También se recibió el apoyo del representante de la Unión Europea en Montenegro, Aivo Orav, o de la embajada británica.

Los manifestantes portaban pancartas con lemas como “Born this way” o “Igualdad para todos”. Una de las reclamaciones de los convocantes, Queer Montenegro, era la legislación del matrimonio igualitario por parte del Gobierno —algo que necesitaría una reforma constitucional—, así como buscar el apoyo de las familias de las personas LGTB. En palabras de Danijel Kalezić, miembro del comité organizador, “con este Orgullo, buscamos el apoyo de aquellos que más nos importan, nuestros padres, madres, hermanos, hermanas y demás parientes. Su apoyo se echa en falta cuando descubren que eres gay”.

Efectivamente, la sociedad montenegrina es fuertemente LGTBfoba, como señalaba una encuesta en la que el 71 % de los participantes creía que la homosexualidad es una enfermedad, y el 58 % consideraba que es “muy peligrosa” para la sociedad.

Indudablemente, la promoción de iniciativas legislativas favorables a los derechos LGTB puede servir para combatir tantos prejuicios. Alentado por su deseo de integrarse en la Unión Europea, el Gobierno de Montenegro ha prometido algunos avances más de los ya realizados, entre ellos el reconocimiento de las parejas del mismo sexo, con un proyecto de ley de uniones civiles.

Es de esperar que el desarrollo pacífico de este Orgullo de 2016 sea señal de una definitiva normalización. La celebración del primer Orgullo terminó como una película de Tarantino. Más de 500 manifestantes, en su mayor parte hooligangs de fútbol, lanzaron piedras y botellas contra los manifestantes y más de 60 personas resultaron detenidas. Desde entonces, cada Orgullo se ha celebrado bajo un ambiente enrarecido, con fuertes medidas policiales y con el activismo LGTB realizando un encomiable ejercicio de coraje, solidaridad y arrojo.

Lamentablemente, en el primer Orgullo de Podgorica, que se celebró en 2013, los manifestantes tuvieron que sufrir los ataques de los miembros de una contramanifestación LGTBfoba, que se enfrentaron directamente a las fuerzas del orden que protegían la marcha haciendo uso de piedras y artefactos incendiarios y cometiendo actos vandálicos en el centro de la ciudad. En 2014, finalmente pudo celebrarse sin incidentes, aunque tuvo que ser aplazado durante meses por motivos de seguridad y el dispositivo policial que se dispuso fue extraordinario.

Este año no ha sido una excepción y las cientos de personas que han marchado sobre la capital montenegrina han enarbolado la bandera de todxs aquellxs que no tienen voz en un país que prohibió cualquier posibilidad de legalizar el matrimonio igualitario en el año 2007.

La población que se reunió en las calles de de Podgorica, ha exigido que las autoridades montenegrinas apliquen los derechos de las minorías sexuales, como los reglamentos contra la discriminación, y otros derechos para el colectivo LGTB que aún no se han consagrados en la ley.

Los activistas que lucieron pancartas reivindicativas durante la marcha han reclamado la legalización del matrimonio igualitario, la erradicación de la homofobia y la transfobia y la creación de las condiciones necesarias para desarrollar la comunidad LGBTIQ en Montenegro.

Daniel Kalezic, uno de los portavoces de Queer Montenegro, ha indicado que:

“Con este Orgullo, buscamos el apoyo de aquellos que más nos importan, de padres, madres, hermanos, hermanas, parientes. El apoyo falta cuando descubren que eres gay”.

Por su parte, el ministro de Derechos Humanos, Mehmet Zenka, también asistió a la marcha y dijo que se necesitaba apoyo, pero sobre todo de familias: “La sociedad en Montenegro se ha desarrollado y ahora las personas son más conscientes, tenemos un buen marco estratégico y políticas en esta área”.

Bajo la lupa de la Unión Europea en materia de discriminación

Montenegro cuenta con una población que no alcanza los 700.000 habitantes. Alrededor del 43 % son montenegrinos, mientras que un 32% son serbios. Hay además diversas minorías, sobre todo bosnios y albaneses. Tras la traumática desmembración de Yugoslavia, la República de Montenegro permaneció unos años federada con Serbia, hasta que en 2006 un referéndum decidió su independencia total, de forma pacífica.

Las relaciones homosexuales en Montenegro fueron despenalizadas en 1977, siendo la edad de consentimiento la misma que la de las relaciones heterosexuales. No hay reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, y de hecho su Constitución restringe el derecho a contraer matrimonio a las parejas heterosexuales. En julio de 2010, por exigencia de la Unión Europea (a la que Montenegro aspira a unirse) la Cámara del país aprobó una normativa antidiscriminatoria que incluye la orientación sexual y la identidad de género como condiciones cuya discriminación queda prohibida, pero en abril de 2012 el Parlamento Europeo reclamaba más esfuerzos a Montenegro en materia de derechos LGTB.

Fuernte Redacción Chueca/Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Montenegro celebra su primer Orgullo sin incidentes

Miércoles, 5 de noviembre de 2014

podgorica_gay_prideTras la accidentada y violenta experiencia del Orgullo de Montenegro en su edición de 2013, este domingo 2 de noviembre los activistas LGTB pudieron por fin celebrar con cierta normalidad la marcha y las actividades programadas en Podgorica (capital del país). Respondiendo a la convocatoria de Montenegro Pride y Queer Montenegro, unas doscientas personas salieron a la calle para reivindicar la igualdad de derechos y exigir el fin de la discriminación por orientación sexual o género. “Tradicionalmente orgullosos” ha sido el lema general escogido. Representantes de la diplomacia europea, así como políticos y rostros famosos locales se han sumado a la cita. Los participantes portaron banderas con los colores del arco iris y pancartas con inscripciones como “Con tradicional orgullo”, que fue el lema de la marcha, o “El progreso es la tolerancia”, “Es sólo el inicio” y “El silencio es la muerte”, entre otras.

Más de un centenar de personas celebró hoy su segundo Orgullo LGTB en Podgorica, la capital del pequeño país balcánico, que discurrió entre un gran despliegue policial y consiguió terminar sin incidentes. En realidad, el Orgullo de 2014 estaba programado para junio. Sin embargo, tuvo que ser suspendido “con el fin de evitar potenciales disturbios”, según declararon las entidades convocantes. Los organizadores estimaron que, al coincidir con el inicio de la temporada alta, el incremento de carga de trabajo de la policía (concentrada en las ciudades costeras del país ex yugoslavo) podría repercutir negativamente en la integridad de los participantes. Ante la posibilidad de que pudieran repetirse ataques de grupos de jóvenes homófobos como hace un año, cuando unos 20 policías resultaron heridos en enfrentamientos, se desplegó un dispositivo de seguridad de 1.800 agentes y se cortaron varias calles al tráfico desde horas antes del inicio de la cita.

En señal de apoyo al colectivo y sus derechos, participaron en la marcha el alcalde de Podgorica, varios ministros, personalidades públicas, el jefe de la delegación de la Unión Europea y diplomáticos de varias embajadas de países occidentales. No obstante, los montenegrinos han podido llevar a cabo su Orgullo ahora, esgrimiendo que “esto es solo el principio”. A él se han sumado activistas de otras naciones balcánicas como la vecina Serbia, Albania, Macedonia y Bosnia-Herzegovina, así como el jefe de la delegación de la Unión Europea (UE), diplomáticos, varios ministros o el mismo alcalde de Podgorica. 1.800 agentes velaron por la seguridad del evento, desde las primeras horas del domingo. Desde las once de la mañana, los activistas tomaron el centro, realizando un recorrido cercano al kilómetro y medio.

El desfile partió desde un parque del centro de la ciudad por una ruta de 1,4 kilómetros y se prolongó durante una hora, tras lo que siguió un programa cultural y discursos de participantes y de representantes de las organizaciones LGTB de países vecinos.

Los medios locales informaron de que una decena de personas fueron detenidas durante la marcha como medida de prevención, por posesión de objetos “peligrosos” como barras de metal y también capuchas.

Esta ha sido la tercera marcha del Orgullo celebrada en Montenegro, donde además de las dos en Podgorica hubo una el año pasado en plena temporada turística en la ciudad costera adriática de Budva, donde se registraron graves ataques a los participantes y agentes de la policía. En años anteriores, la marcha del Orgullo se tuvo que suspender en varias ocasiones.

Días antes de la marcha de en Podgorica, grupos homófobos dirigieron amenazas a los participantes a través de las redes sociales, y hoy mismo algunos medios advirtieron de que se preparaban concentraciones de protesta contra los homosexuales, que finalmente no se produjeron.

En una velada referencia a la mentalidad conservadora, predominante en la sociedad montenegrina, “Tradicionalmente orgullosos” se ha escogido como leiv motiv de esta edición del Orgullo. La imagen que acompaña al texto recuerda a la figura de la típica mujer balcánica de cierta edad, pero con un espeso bigote. El activista Danijel Kalezic, sin embargo, negó que la elección suponga “un insulto”. En su opinión,  en Montenegro el bigote es un símbolo de la valentía, el respeto, el orgullo… Nos pertenece a nosotros, a toda la comunidad LGBT, no solo al otro Montenegro”.

Cabe destacar el nombramiento del obispo Amfilohije como “homófobo del año”. Pertenece a la Iglesia Ortodoxa de Montenegro, la confesión mayoritaria del país. El “premiado” patriarca declaró públicamente que el Orgullo era “la marcha de la muerte y la autodestrucción”.

Bajo la lupa de la Unión Europea en materia de discriminación

La protección de los derechos de las minorías es una de las condiciones que Montenegro debe cumplir como país que aspira a ingresar en la Unión Europea, y que desde hace dos años lleva a cabo negociaciones al respecto.

Montenegro cuenta con una población que no alcanza los 700.000 habitantes. Alrededor del 43 % son montenegrinos, mientras que un 32% son serbios (no existen diferencias étnicas entre ellos). Hay además diversas minorías, sobre todo bosnios y albaneses. Tras la traumática desmembración de Yugoslavia, la República de Montenegro permaneció unos años federada con Serbia, hasta que en 2006 un referéndum decidió su independencia total, de forma pacífica.

Las relaciones homosexuales en Montenegro fueron despenalizadas en 1977, siendo la edad de consentimiento la misma que la de las relaciones heterosexuales. No hay reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, y de hecho su Constitución restringe el derecho a contraer matrimonio a las parejas heterosexuales. En julio de 2010, por exigencia de la Unión Europea (a la que Montenegro aspira a unirse) la Cámara del país aprobó una normativa antidiscriminatoria que incluye la orientación sexual y la identidad de género como condiciones cuya discriminación queda prohibida, pero en abril del pasado año el Parlamento Europeo reclamaba más esfuerzos a Montenegro en materia de derechos LGTB. En cualquier caso, según una encuesta realizada por Ipsos dos tercios de los montenegrinos consideran a la homosexualidad una enfermedad, y un 80 % piensa que debería mantenerse en la esfera privada.

El colectivo LGTB en Montenegro es poco aceptado, aunque la situación va mejorando en los últimos años.

Fuente Cáscara Amarga y Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.