Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Partido Progresista (Serbia)’

La primera ministra serbia Ana Brnabić, abiertamente lesbiana, reivindica la igualdad frente a la homofobia de uno de sus ministros

Miércoles, 9 de mayo de 2018

06-brnabic-alexa-2_620x0La LGTBfobia social sigue profundamente arraigada en Serbia, a pesar del indudable avance que supuso el nombramiento de una primera ministra abiertamente lesbiana. Es lo que se deduce del episodio que se vivió hace unos días, en el que Ana Brnabić ha tenido que desautorizar en público a uno de los ministros de su Gobierno. Nenad Popović había reaccionado airado en Twitter pidiendo la prohibición de unos libros infantiles sobre familias homoparentales. La jefa del Gobierno lo ha emplazado a «hacer su trabajo».

Todo comenzó cuando Popović, que ejerce como ministro sin cartera las competencias en innovación y desarrollo tecnológico, compartió en Twitter una noticia sobre la próxima traducción al serbio de dos libros infantiles sobre la realidad homoparental. Las obras, con el título Mi familia, muestran con naturalidad las vidas de sendas familias con dos madres y dos padres, respectivamente, y sus hijos. Según el diario Blicya se distribuye con normalidad en Croacia y pronto estará disponible su versión en serbio.

Para el ministro, sin embargo, la noticia era inaceptable. «¡Estamos luchando como Estado para incrementar la tasa de natalidad, pero al mismo tiempo importamos libros de cuentos gais de Croacia! ¡Esto tiene que parar inmediatamente! Tenemos que resistirnos a los que quieren convencernos de que es normal decir ‘ROKO TIENE DOS MAMÁS Y ANA, DOS PAPÁS’», tuiteaba con el enlace a la noticia. En declaraciones posteriores, Popović afirmaba que se había expresado «como un padre y un ciudadano de Serbia, que es la patria de los valores tradicionales» y negó haber hecho un llamamiento a la violencia con su incendiaria publicación.

Pero la polémica llegó hasta la primera ministra Brnabić, que tuvo que salir a desautorizar a su ministro, al que instó a «hacer su trabajo». «Su misión es asegurarse de que Roko, Stefan, Milos y cualquier otro niño se quede en Serbia, en lugar de tener que lidiar con quiénes son sus padres». «Esa afirmación», proseguía, «no se corresponde completamente con el espíritu de tolerancia que quiere promover este Gobierno de Serbia». La jefa del Ejecutivo anunció que hablaría en privado con Popović. «Creó que ha mezclado todos los temas en esa afirmación. No hay una correlación entre la tasa de natalidad y que alguien sea homosexual. Las personas homosexuales también tienen órganos reproductivos y nadie, ningún Gobierno del mundo, puede decidir si tendrán o no hijos», remachó.

Ana Brnabić, de 42 años y nacida en Belgrado, no pertenece formalmente a ningún partido político. Estudió Administración de Empresas en los Estados Unidos, completó su formación postgraduada en marketing en el Reino Unido y habla inglés y ruso. Su designación como primera ministra por Aleksandar Vučić, el nuevo presidente de Serbia, generó fuertes críticas de los partidos más ultraconservadores, críticos con su condición de mujer abiertamente lesbiana. Pese a todo, el Parlamento serbio, controlado por mayoría absoluta por el Partido Progresista de Vučić (que pese a su nombre es una formación conservadora, miembro desde 2016 del Partido Popular Europeo) la confirmó sin mayores problemas.

Brnabić se convirtió de este modo en la quinta persona abiertamente homosexual en ocupar la jefatura de un gobierno: antes de ella dirigieron o dirigen sus países la islandesa Jóhanna Sigurðardóttir (entre 2009 y 2013), el belga Elio Di Rupo (entre 2011 y 2014), el luxemburgués Xavier Bettel (desde 2013) y el irlandés Leo Varadkar (desde este mismo año). Ya en el cargo, nos dejó una imagen que se puede calificar de histórica con su participación el año pasado en la manifestación del Orgullo LGTB de Belgrado. Era la primera vez que un jefe del Gobierno acudía a la marcha. Su contundente reacción al exabrupto homófobo de uno de sus ministros confirma una trayectoria que esperamos que suponga una mejora de la situación de las personas LGTB y en un avance de sus derechos en los Balcanes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La primera ministra serbia, Ana Brnabić, acude a la manifestación del Orgullo LGTB de Belgrado

Martes, 19 de septiembre de 2017

gay_serbiaEn la concentración de este año, la cuarta que se celebra sin incidentes desde 2014, participaron unas 1.000 personas.

La comunidad homosexual serbia espera que con la Primera Ministra lesbiana baje la homofobia.

Histórica imagen la que hemos podido disfrutar este domingo en Belgrado. Por primera vez en la historia de Serbia, la persona que ocupa la jefatura del gobierno ha estado presente en la manifestación del Orgullo LGTB de la capital. Ana Brnabić, abiertamente lesbiana y primera ministra del país balcánico desde junio de 2017, estuvo acompañada por varios ministros de su gabinete, así como del alcalde de Belgrado, Siniša Mali. Mucho camino es el que le quedan por recorrer a los derechos LGTB en Serbia, pero sería injusto negar que en términos de visibilidad este país ha dado un paso de gigante.

“Cada año mejora (la situación) en Serbia. No tenemos tensiones como en años anteriores durante las semanas que precedían a la Marcha y tampoco las tendremos en las semanas que siguen“, comentó Brnabic, en referencia a los episodios de violencia en el pasado, en particular entre 2011 y 2013 cuando la marcha del Orgullo Gay fue suspendida debido a los ataques y amenazas homófobos.

“Serbia respeta la diversidad, mi mensaje es que el Gobierno de Serbia está aquí para todos sus ciudadanos. Es bueno que podamos tener diferencias”, acentuó hoy Brnabic. Sobre la cuestión de cuándo podría legalizarse el matrimonio homosexual en Serbia, la primera ministra dijo que “todo va paso a paso” y destacó que la situación de los homosexuales en este país ha progresado mucho en los últimos años.

No obstante, los sondeos indican que el 25 % de los serbios no quieren tener a un compañero de trabajo homosexual y que el 44 % de casos de agresión verbal, psíquica o física contra miembros de este colectivo ocurren en el ámbito laboral, muchas veces por parte del empleador.

Además, grupos de defensa de los derechos de los homosexuales estiman que en los dos últimos años pueden haberse producido unas 700 agresiones contra miembros de este colectivo, aunque solo se denuncia un 10 por ciento de esos ataques.

Tras un lejano primer intento en 2001, que fue violentamente interrumpido, y que dio paso a años de ostracismo, la marcha del Orgullo LGTB de Belgrado resucitó en 2010. Ese año los contramanifestantes homófobos volvieron a protagonizar graves incidentes, que dejaron un saldo de más de cien heridos. Tanto el año anterior (2009), como los siguientes (20112012 y 2013) el Orgullo llegó a ser convocado pero fue finalmente prohibido por las autoridades debido, precisamente, a las amenazas de los homófobos. Volvió a celebrarse, por fin, en 2014, sin contratiempos graves, más allá de algún conato homófobo menor alejado de la zona de celebración. A partir de entonces, tanto en 2015 como en 2016, el Orgullo de la capital serbia se ha celebrado sin incidentes graves y con un presencia cada vez más destacada de personalidades políticas. En el de 2016, de hecho, estuvo de hecho presente la propia Ana Brnabić, siendo ya ministra de Administraciones Públicas.

Pero sin duda ha sido este año, con la presencia de Brnabić como primera ministra, cuando el Orgullo LGTB de Belgrado ha recibido el gran espaldarazo de las autoridades. Un Orgullo que ha contado con la asistencia de unos 1000 activistas y que ha discurrido por las calles de la capital serbia sin altercados, aunque sin duda el fuerte cinturón de seguridad establecido por la policía ha contribuido mucho a ello.

En el siguiente vídeo, de Radio Free Europe, pueden verse imágenes tanto de la primera ministra como del alcalde de Belgrado caminando junto a resto de manifestantes, así como del dispositivo policial y de algunos contramanifestantes homófobos que expresaban su rechazo, esta vez de forma más pacífica que en años anteriores:

Ana Brnabić, de 41 años y nacida en Belgrado, no pertenece formalmente a ningún partido político. Estudió Administración de Empresas en Estados Unidos, completó su formación postgraduada en marketing en Reino Unido y habla inglés y ruso. Su designación como primera ministra por Aleksandar Vučić, el nuevo presidente de Serbia, generó fuertes críticas de los partidos más ultraconservadores, crítivos con su condición de mujer abiertamente lesbiana. Pese a todo, el Parlamento serbio, controlado por mayoría absoluta por el Partido Progresista de Vučić (que pese a su nombre es una formación conservadora, miembro desde 2016 del Partido Popular Europeo) la confirmó sin mayores problemas. Brnabić se convertió de este modo en la quinta persona abiertamente homosexual en ocupar la jefatura de un gobierno. Antes de ella dirigieron o dirigen sus países la islandesa Jóhanna Sigurðardóttir (entre 2009 y 2013), el belga Elio Di Rupo (entre 2011 y 2014), el luxemburgués Xavier Bettel (desde 2013) y el irlandés Leo Varadkar (desde este mismo año).

Visibilidad LGTB en los Balcanes: un proceso lento y complicado

Dosmanzanas realizaba en abril de 2015 una extensa entrevista al escritor Miguel Rodríguez, residente en Belgrado y autor del libro Homofobia en los Balcanes. En ella, Rodríguez analizaba los problemas y los retos a los que se enfrenta el colectivo LGTB en los países de la región. “Las sociedades balcánicas son eminemente rurales, y la vida en el pueblo o en las pequeñas ciudades para las personas LGTB es opresiva sea en Croacia, Serbia o Macedonia”, explicaba.

Cuando Ana Brnabić fue propuesta como ministra de Administraciones Públicas, Miguel Rodríguez expresó a dosmanzanas que “en una cultura política fuertemente marcada por los liderazgos y con niveles de homofobia bastante elevados es una buena noticia para el LGTB que haya una ministra homosexual”. En opinión de este experto, “no se trata solo de visibilidad o normalización, en lo que ha ido avanzado el país los últimos años, sino también de referentes para la generación postyugoslava; personas con una carrera profesional solvente que acceden a puestos de responsabilidad pública. Diría que tiene tanto impacto social o más que la organización del Orgullo en las calles de Belgrado”. Una realidad que sin duda ahora se ve reforzada con la designación de Brnabić como primera ministra.

Lo cierto es que, en los últimos años, a pesar de todas las dificultades, se han ido produciendo avances en la región, como las sucesivas celebraciones del Orgullo LGTB de Belgrado, en Serbia, o la primera celebración pacífica del Orgullo LGTB de Montenegro. Aunque es en Croacia donde se han dado más pasos en materia legal, no sin traumas. En el año 2014 el Parlamento croata aprobaba una ley de uniones entre personas del mismo sexo después, eso sí, de que mediante la celebración de un referéndum se oficializase la discriminación de estas parejas en la Constitución en su acceso al matrimonio. Un referéndum al que en su momento se opuso tanto el entonces presidente del país, Ivo Josipović, un importante aliado del colectivo LGTB, como el Gobierno croata, entonces en manos socialdemócratas. Los cambios políticos ocurridos en los últimos años, con la llegada de los conservadores tanto a la presidencia de Croacia como al gobierno, han congelado sin embargo los avances y dado alas a un nuevo rebrote homófobo por parte de los grupos de extrema derecha.

Esperemos que en la vecina Serbia la mayor visibilidad que supone la presencia de Ana Brnabić al frente del gobierno se traduzca en una mejoría de la situación de las personas LGTB y en un avance de sus derechos. Por lo pronto, no podemos sino calificar su presencia en el Orgullo como una buena noticia.

Fuente Dosmanzanas/Cáscara Amarga

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Ana Brnabić, abiertamente lesbiana, será la nueva primera ministra de Serbia

Sábado, 17 de junio de 2017

06-brnabic-alexa-2_620x0Su nombre es Ana Brnabić, es abiertamente lesbiana, y desde agosto del año pasado (ya entonces lo recogimos) es ministra del Gobierno de Serbia. Un referente positivo para su país y del conjunto de los Balcanes, una región en la que existe una fuerte hostilidad por parte de determinados sectores ultraconservadores y líderes ortodoxos hacia los derechos de las personas LGTB. Ahora ha sido propuesta por el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić, como nueva primera ministra del país. Serbia se une así al pequeño grupo de países que tienen o han tenido un jefe de Gobierno abiertamente LGTB. Nadie hubiera apostado por ello hace solo un par de años. 

Aleksandar Vučić, elegido presidente de Serbia en las elecciones del pasado 2 de abril y hasta entonces primer ministro, fue el que hace un poco menos de un año ofreció a Brnabić incorporarse al Gobierno como ministra de Administraciones Públicas. Vučić aseguró entonces que el pueblo serbio la tendría que juzgar por los “resultados del duro trabajo que tiene por delante” y no por su orientación sexual. Resulta evidente que ha satisfecho con creces sus expectativas, ya que ahora la ha elegido como nueva primera ministra. Una designación que el próximo día 23 de junio debe confirmar el Parlamento serbio, aunque no se esperan sorpresas: el Partido Progresista de Vučić (que pese a su nombre es una formación conservadora, miembro desde 2016 del Partido Popular Europeo) dispone de mayoría absoluta (131 diputados sobre 250).

Ana Brnabić, de 41 años y nacida en Belgrado, no pertenece formalmente a ningún partido político. Estudió Administración de Empresas en Estados Unidos, completó su formación postgraduada en marketing en Reino Unido y habla inglés y ruso. Su designación como primera ministra, como era de esperar, ha generado fuertes críticas de los partidos más ultraconservadores. En el caso de Dveri, una formación de extrema derecha cercana a la Iglesia ortodoxa serbia, y que en las elecciones parlamentarias de 2016 consiguió un 5% de los votos y 13 diputados, ha expresado su malestar por el hecho de que “el partido gobernante no haya sido capaz de encontrar un candidato que no sea la impuesta por Occidente, que dicta todos los movimientos de este gobierno”. También el líder de Serbia Unida, otro pequeño partido de derecha que cuenta con 6 diputados, ha mostrado su oposición al nombramiento.

Ana Brnabić se convertirá en la quinta persona abiertamente homosexual en ser jefe de Gobierno del mundo. Antes de ella dirigieron sus países la islandesa Jóhanna Sigurðardóttir (entre 2009 y 2013), el belga Elio Di Rupo (entre 2011 y 2014) y el luxemburgués Xavier Bettel, que sigue ostentando el cargo en la actualidad (desde 2013). Y precisamente este mismo miércoles asumía el cargo de primer ministro de Irlanda Leo Varadkar.

Visibilidad LGTB en los Balcanes: un avance lento pero progresivo

Dosmanzanas realizaba en abril de 2015 una extensa entrevista al escritor Miguel Rodríguez, residente en Belgrado y autor del libro Homofobia en los Balcanes. En ella, Rodríguez analizaba los problemas y los retos a los que se enfrenta el colectivo LGTB en los países de la región. “Las sociedades balcánicas son eminemente rurales, y la vida en el pueblo o en las pequeñas ciudades para las personas LGTB es opresiva sea en Croacia, Serbia o Macedonia”, explicaba.

Cuando Ana Brnabić fue propuesta como ministra de Administraciones Públicas, Miguel Rodríguez expresó a dosmanzanas que “en una cultura política fuertemente marcada por los liderazgos y con niveles de homofobia bastante elevados es una buena noticia para el LGTB que haya una ministra homosexual”. En opinión de este experto, “no se trata solo de visibilidad o normalización, en lo que ha ido avanzado el país los últimos años, sino también de referentes para la generación postyugoslava; personas con una carrera profesional solvente que acceden a puestos de responsabilidad pública. Diría que tiene tanto impacto social o más que la organización del Orgullo en las calles de Belgrado”. Una realidad que sin duda ahora se ve reforzada con la designación de Brnabić como primera ministra.

Lo cierto es que, en los últimos años, a pesar de todas las dificultades, se han ido produciendo avances en la región como la primera celebración pacífica del Orgullo LGTB de Montenegro o del propio Orgullo de Belgrado en 2014, tras años de incidentes, agresiones y disturbios. A partir de entonces, tanto en 2015 como en 2016, el Orgullo de la capital serbia se ha celebrado sin incidentes y con un presencia de numerosas personalidades políticas. En el de 2016, que se celebró en septiembre, estuvo de hecho presente la propia Ana Brnabić, próxima primera ministra.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.