Archivo

Archivo para la categoría ‘Iglesia Católica’

El arzobispo de Singapur pide que se mantenga la criminalización de la homosexualidad

Viernes, 21 de septiembre de 2018

cs-ordain01Se reaviva el debate sobre la posible despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo en Singapur. El detonante ha sido la histórica sentencia de la Corte Suprema de la India, que hace dos semanas declaró inconstitucional la sección del Código Penal heredada de la época colonial británica que criminaliza la homosexualidad. Mientras que el diplomático Tommy Koh animaba a la comunidad LGTB a presentar demandas contra la norma homófoba, una campaña recogía más de 65.000 firmas por su mantenimiento. Una posición que también defiende el arzobispo católico de la metrópoli asiática, William Goh, que teme que tras el fin de la criminalización, las personas LGTB reclamen igualdad de trato.

La influencia del histórico fallo de la Corte Suprema de la India se extiende más allá de las fronteras del país. En Singapur, potencia económica y financiera del sudeste asiático con un 9 % de la población de origen indio, se ha instalado el debate sobre la sección 377A. El artículo del Código Penal, como en el caso indio, es una herencia de la época colonial británica y castiga con hasta dos años de cárcel los actos de «gross indecency» (conducta obscena o inmoral) cometidos entre hombres en público o en privado. Aunque en la práctica apenas se aplica, la persecución legal es el principal signo de la estigmatización de las personas LGTB.

Uno de los primeros personajes públicos en posicionarse fue el diplomático Tommy Koh, que animó a la comunidad LGTB, en una entrada en Facebook, a presentar un nuevo recurso de inconstitucionalidad contra la sección 377A, después de que otros intentos hayan fracasado en el pasado. Su post fue ampliamente compartido, contribuyendo a difundir el debate. Campañas de recogidas de firmas por Internet a favor y en contra de la derogación de la norma homófoba han recogido miles de adhesiones en pocos días.

Al movimiento contra la despenalización se ha sumado el arzobispo católico de Singapur, William Goh. El prelado publicó una carta pastoral en la que previene contra la posibilidad de que a la reforma siguieran nuevas reivindicaciones de la comunidad LGTB, como el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo. Un argumento manido, el de la «pendiente resbaladiza», que Goh estira hasta el punto de alertar sobre una futura criminalización de las opiniones contrarias a la igualdad LGTB. El arzobispo, eso sí, siente «compasión» cuando los católicos LGTB «son excluidos o marginados por la sociedad».

No se trata, en cualquier caso, de la primera vez que representantes de la Iglesia católica se manifiestan en contra de la despenalización de la homosexualidad en el ámbito asiático. Ya sucedió, por ejemplo, en la India, donde en su momento el presidente de la Conferencia Episcopal local consideró que dicha medida confundiría a la población sobre la moralidad de las relaciones homosexuales. «Aunque despenalizar la homosexualidad no la hace moral, la gente sí puede pensar que es moralmente permisible. El Gobierno no debería dar la impresión de que la homosexualidad está permitida», manifestó en 2009 el cardenal Varkey Vithayathil, hoy fallecido.

Una sociedad muy conservadora

Singapur es una ciudad-estado del sudeste asiático, con una economía capitalista fuertemente desarrollada. Poblada por diferentes grupos étnicos y religiosos, la mayor parte de su población es de origen chino, aunque hay una elevada proporción de malayos e indios. La religión más practicada es el budismo, si bien existen importantes minorías musulmana y cristiana. Es, en cualquier caso, una sociedad globalmente muy conservadora.

Singapur no despenalizó hasta 2007 tanto el sexo oral como el sexo anal, pero sólo para heterosexuales. Las relaciones homosexuales masculinas siguen penalizadas como “conductas obscenas” de acuerdo a la ya mencionada sección 377A del Código Penal, aunque en la práctica no se persiguen, siempre y cuando se practiquen en privado. En 2015, el Gobierno seguía defendiendo el mantenimiento de este statu quo, mientras que en la actualidad se limita a constatar que, si bien la mayoría es contraria a la despenalización, la sociedad está «fuertemente dividida» sobre el asunto. Por otra parte, la comunidad LGTB es cada vez más visible y el Orgullo de Singapur crece año tras año. En 2013 salía del armario el primer político abiertamente gay del país.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

¡PERDÓN! El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor

Viernes, 21 de septiembre de 2018

abusosReflexión de instituciones católicas sobre los escándalos de pederastia

Sentimos vergüenza cuando constatamos que nuestro estilo de vida ha desmentido y desmiente lo que recitamos con nuestra voz

Mea culpa’ de Blázquez: “Ha habido abusos sexuales, autoridad prepotente, encubrimiento”

Víctimas demandan a la Iglesia de Pensilvania para que publique los nombres de curas abusadores

Un cura guatemalteco, penado con 16 años de cárcel por violar a una menor

Cardenal Barreto: “Figari es un pervertido sexual, económico y manipulador de conciencias”

El Papa destituye “de forma inapelable” al cura chileno Cristián Precht por abusos

El obispo de Jalandar, acusado de violar a una monja, ofrece al Papa su renuncia temporal

Un grupo de instituciones católicas quiere pedir perdón a la sociedad por los escándalos de pederastia, denunciar algunos defectos de la Iglesia que han podido contribuir a ella y pedirle que estudie todas sus causas (psicológicas, sociales y estructurales), lamentando que todo el servicio humano que la Iglesia intenta aportar quede ofuscado y contaminado por esta peste de nuestra época. Ojalá que la comisión vaticana que acaba de ser convocada encuentre caminos para solucionar este drama.

Eso intenta decir el siguiente texto. Si la prisa, el verano y las inevitables dificultades de este tipo de acciones, han impedido a algunos firmar, queda siempre la posibilidad de adherirse a él (dirigiéndose a Religión Digital).

Nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y reparar el daño causado… El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor… Sentimos vergüenza cuando constatamos que nuestro estilo de vida ha desmentido y desmiente lo que recitamos con nuestra voz…, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando… Es necesario que cada uno de los bautizados se sienta involucrado en la transformación eclesial y social que tanto necesitamos. (Francisco, obispo de Roma, Carta al pueblo de Dios, 20.08.2018)

I.- EL ESCÁNDALO

Quien recibe a un niño a Mí me recibe. Y quien escandalice a uno de esos pequeños, más le valdría que le colgasen en el cuello una muela de tahona y lo arrojasen en alta mar (Mt 18, 5.6).
Jesús fue de Galilea al Jordán y se presentó a Juan Bautista para ser bautizado por él (Mt 3,13)

Las líneas que siguen quieren ser una sincera y pública petición de perdón que, como cristianos, presentamos a la sociedad por el monstruoso escándalo de la pederastia clerical. Si hemos proclamado otras veces que “la iglesia somos todos” eso no puede valer solamente a la hora de participar en decisiones sino también a la hora de asumir responsabilidades por humillantes que éstas sean.

Por otro lado, como cristianos sabemos que nuestra solidaridad llega hasta el extremo de hacer nuestras de alguna manera las culpas de nuestros hermanos, como también (por ese misterio de la “comunión de Lo Santo” que confesamos en el Credo) participamos de la bondad y la fe de nuestros hermanos. Jesús de Nazaret, “el santo de Dios”, se alineó con todos los pecadores en la fila de los que buscaban ser bautizados por Juan y, a pesar de la extrañeza de éste, le obligó a bautizarle. Algo así es el sentido que quisiéramos dar a esta petición de perdón. Porque, en verdad, nos sentimos sinceramente abrumados y sucios por esos escándalos increíbles.

Pero toda petición de perdón es inane si no va acompañada, además de por el dolor, por un decidido propósito de enmienda. Eso es lo que quisiéramos ir poniendo en práctica a lo largo de estas reflexiones: ir buscando las causas y analizar los hechos para ver si es posible que estos no se repitan nunca más. Lo hacemos aun sabiendo que nos falta información, que hay muchos puntos oscuros y que quizá no conocemos todos los contextos. Por eso iremos sugiriendo también las informaciones de que disponemos y que ojalá algún día puedan ir completándose.

Un auténtico sacrilegio.

La pederastia es monstruosa por la minoría de edad de la víctima. En nuestra sociedad hipócrita, tan amiga de cacarear los derechos humanos, solo parecen tener derechos aquellos que tienen fuerza y voz para reclamarlos. Y eso es, precisamente, lo que no tienen los niños.

En un mundo que se suele caracterizar por el desprecio de los niños dado que “no son rentables”, y que ha dado lugar a aberraciones como los niños soldado o los niños esclavos (unos 180 millones hoy en día), nuestra iglesia ha contribuido a esas páginas tan negras, añadiendo la epidemia de los niños abusados. Es como para echarse a llorar y no cesar en ese llanto hasta que desaparezca el dolor de los maltratados.

Paradójicamente, es conocido que la hija pequeña de Karl Marx (Eleanor, 1855-1898), dejó escrito que su padre (“el moro” como le llamaban los hijos, tan hostil por otro lado al cristianismo) “me contó la historia del carpintero de Nazaret que fue crucificado por los poderosos. Mi padre decía que podemos perdonarle mucho al cristianismo porque nos enseñó a amar a los niños”1. El contraste entre ese testimonio y los escándalos actuales no puede sernos más desgarrador.

El crimen mayor: la ocultación.

Cuesta creer que un ser humano pueda experimentar una atracción casi irresistible por el sexo con niños. La pederastia es una enfermedad además de un pecado. No es una simple variante de la sexualidad como pretenden a veces sus defensores. En el orgasmo pleno sexual, al placer material le acompaña siempre una especie de éxtasis psicológico o espiritual que es el que le da su plenitud tan asombrosa. Cuando ese éxtasis espiritual lo constituye el amor pleno, limpio y total hacia la otra persona, la sexualidad funciona.

Cuando falta ese amor, la dimensión “espiritual” del sexo es sustituida por otros factores psicológicos como el poder, la posesividad, el desprecio y hasta el odio, los cuales degradan la relación y cumplen aquella tesis de que lo pésimo no es más que la corrupción de lo óptimo2. Cuando la sexualidad discurre por esos cauces antinaturales nunca encuentra la plena satisfacción anhelada y acaba buscándola en formas insólitas y degradadas de relación. Se cumple aquí el famoso diagnóstico del Buda: “tratar de aplacar las pasiones cediendo a ellas es como querer calmar la sed bebiendo agua salada”.

No obstante, lo más monstruoso de estos casos no está en la fragilidad y debilidad humanas que siempre son comprensibles: pues esa fragilidad justificaría una caída particular, pero nunca una hipócrita doble vida, mantenida durante años. Los autores de esas monstruosidades ¿iban a confesarse? Y si era así: ¿qué consejos recibían y qué propósito de enmienda aportaban a esa confesión? ¿Habían llegado a entenebrecer su conciencia hasta el punto de considerar normales esas aberraciones y seguir viviendo con absoluta tranquilidad?

Nuestro mundo ya conoció la tranquilidad con que los nazis juzgaban normales los campos de concentración. Eso era lo más sorprendente y eso es, también ahora, lo que más nos escandaliza de todas estas historias: el intento de haberlas mantenido ocultas durante tanto tiempo. Es increíble el episodio de aquella niña que fue a contar a un cura lo que le había ocurrido y recibió como única respuesta: “confiésate y no lo digas a nadie”.

Por eso, casi más incomprensible que la actuación de esos depravados ha sido la insensibilidad de tantos obispos y responsables a la hora de escuchar a las víctimas, la imposición de silencio y el procedimiento casi sacrílego de limitarse a trasladar al delincuente a otra parroquia. ¿Qué formación moral habían recibido todos aquellos eclesiásticos? ¿No se preguntaron nunca qué apostolado podrían ejercer ni qué bondad podrían transmitir quienes vivían en esa hipócrita doble vida?

Por tanto, parece necesario analizar y buscar las causas no ya personales sino estructurales de toda esta tragedia. Porque el propósito de enmienda personal es inútil en sujetos ya envejecidos o desaparecidos. Y el horror podría seguir repitiéndose en sus sucesores si no han desaparecido las causas que lo propiciaron. Hay que buscar, por así decir, los “pecados” o las complicidades de la institución, que posibilitaban o favorecían conductas tan monstruosas.

II.- PROPÓSITO DE ENMIENDA

Lamentar que en todo nuestro mundo occidental haya una banalización o degradación generalizada de la sexualidad, como han hecho algunas altas jerarquías para justificar escándalos tan horribles, es insuficiente. No basta con echar mano del clásico recurso de culpar a los otros, al que tan propensos somos los humanos. Independientemente de la verdad que pueda tener ese lamento, no es lo que toca ahora. La enmienda ha de afectar a los defectos propios, lo cual supone primero reconocerlos abiertamente.

Sin pretensiones de exhaustividad intentaremos analizar algunos vicios estructurales, arraigados en nuestra Iglesia y que pueden acabar generando disfunciones o “células neoplásicas“, primero quizás leves pero, a la larga, tan terribles como la que estamos intentando comprender aquí.

Este análisis es tanto más necesario cuanto que la Iglesia tenía antes fama de ser extremadamente severa frente a determinados delitos sexuales del clero. Cuando una mujer era solicitada por el cura en el confesonario, el antiguo derecho canónico la obligaba presentar al obispo una denuncia contra el solicitante; la castigaba con excomunión si no hacía esa denuncia, y la excomunión no podía ser levantada mientras no se llevara a cabo la denuncia. Juan XXIII publicó una instrucción titulada “Crimen sollicitationis”, encargando de estos problema no a la congregación del clero sino a la congregación “de la fe” (entonces “santo oficio”), el organismo más importante del entramado curial.

¿Qué ha ocurrido para que se haya podido pasar de aquella severidad al increíble laxismo actual? Sin pretender ser exhaustivos vamos a sugerir algunos puntos para ese análisis. Aunque, de entrada, ya se sospecha intuitivamente que el factor publicidad ha podido ser decisivo en ese cambio.

Clericalismo

No parece tan claro que estos actos espantosos sean solo una consecuencia del celibato obligatorio, pues en bastantes casos parece tratarse de individuos homosexuales que, no sabiendo cómo afrontar su situación, optaron por hacerse curas: tengamos en cuenta que algunos caso son de hace bastantes años, cuando la sociedad no ofrecía a los homosexuales una manera sana y digna de vivir su condición (y ojalá que esto sea también un aviso para la Iglesia).

Estamos en contra del celibato obligatorio, pero no por esta razón sino porque el derecho de las comunidades cristianas a la eucaristía pasa por delante del derecho que pueda tener la autoridad eclesiástica para poner determinadas condiciones a quienes piden ordenarse de presbíteros. Por otro lado, hoy en día el presbítero tiene muchas más facilidades “normales” si quiere ser infiel a su compromiso: lo escandaloso e incompresible no es ahora que un cura intente seducir a una mujer, sino que intente abusar de un niño. Y finalmente (y aunque ha interesado menos a los medios de comunicación informar sobre eso), la plaga de la pederastia se ha dado también en profesionales casados o no vinculados a ninguna ley celibataria. Parece pues que hay que intentar buscar un poco más allá.

Hace ya más de diez años, el obispo australiano Geoffrey Robinson recibió de la Conferencia episcopal de su país el encargo de investigar todos los escándalos de pederastia. Conforme iba adentrándose en su estudio fue viendo que los casos de pederastia no eran solamente un problema de sexualidad, sino sobre todo un problema de poder: y de poder clerical. Y la sorpresa le llegó cuando comenzó a recibir avisos de la curia romana indicándole que orientara sus investigaciones en otra dirección. Como Robinson no hizo caso recibió una reprimenda más clara advirtiéndole de que el papa estaba muy preocupado con su trabajo. Prescindamos ahora de la gran probabilidad de que ese disgusto del papa era una simple invención de la curia, que tantas veces suele actuar de esa manera. Lo decisivo es que el obispo renunció a su trabajo y publicó un libro contando su historia3. Vale la pena citar algún párrafo de esa obra:

“Llegué a la firme convicción de que en la Iglesia católica es imperativo que haya un cambio profundo y duradero” (p. 9). “Todo abuso sexual es ante todo un abuso de poder…, el poder espiritual es el más peligroso de todos (14). “Una ‘mística’ del sacerdocio, un estado de elevación permanente… significaba que el sacerdote no podía ser simplemente expulsado por un delito como cualquier otro trabajador” (p. 15).

Obispo Robinson

Esto por un lado. Por el otro:

“Una carta oficial (7 de agosto de 1996) expresaba ‘la constante preocupación de la Congregación para los Obispos, por haber expresado en los últimos meses opiniones seriamente críticas para con la doctrina magisterial y la disciplina de la Iglesia’. Me decían que ‘en una reciente audiencia el santo padre ha sido plenamente informado de su postura pública en estos temas y ha mostrado seria preocupación respecto de usted’. Dos meses después (16 de octubre de 1966), recibí una nueva carta informándome de que ‘la documentación pertinente será reenviada para información y examen a la Congregación para la Doctrina de la fe’, lo que implicaba que yo era sospechoso de alguna forma de herejía” (p. 23).

“De aquellos polvos estos lodos” dice el refrán castellano. La obsesión por reivindicar el ministerio presbiteral como poder y no como servicio, latente ya en el mismo nombre de “sacerdote” (que el Nuevo Testamento solo aplica a Cristo y nunca a los ministros de la Iglesia), y tan opuesta al espíritu de Jesús que ordenaba rechazar los títulos de “padre” o “maestro” y prohibía aprovecharse del ministerio para obtener ventajas personales (cf. Mt 23,) ha sido con casi seguridad una de las causas estructurales de la peste que hoy lamentamos.

Francisco ha denunciado repetidas veces al clericalismo: ya antes de ser obispo de Roma como “hipocresía” y “mundanidad” contrarias al espíritu de Jesús; y más tarde como forma de impedir la eclesialidad de los laicos y “como uno de los peligros más graves de la Iglesia” (en 2017). Parece también innegable que la obsesión de la congregación romana por frenar las investigaciones del obispo Robinson era, en realidad, una defensa de su propio clericalismo.

Ahora bien: como ya hemos dicho, cuando la dimensión espiritual que acompaña al ejercicio de la sexualidad no es el amor, suele ser muchas veces la del poder: la experiencia de un señorío absoluto al que nada se resiste y que engrandece al que lo posee.

Y lo que es ese clericalismo a niveles individuales, es el eclesiocentrismo a niveles colectivos.

Eclesiolatría

Junto al clericalismo, como hermano gemelo suyo, debemos hablar de un falso amor a la Iglesia, un pecado habitual y estructural de eclesiolatría: de amar a la Iglesia más que a Dios, con la excusa de que es la representante de Dios. De esta manera se pone el “buen nombre” de la Iglesia por encima del buen nombre de Dios, único que merece toda gloria. Y se olvida culpablemente que, según los evangelios, el verdadero objeto del amor de Dios no es la Iglesia sino “el mundo”4. Y la Iglesia no es más que una servidora y manifestadora de ese amor de Dios al mundo.

Desgraciadamente, ambos pecados vienen de lejos. En paralelo con todos los casos de pederastia hemos asistido a la monstruosidad de Marcial Maciel, un episodio verdaderamente patológico que no es hora de contar aquí, pero sobre el que estuvieron llegando quejas a la curia romana durante casi cincuenta años y cuyo protagonista, “por su gran amor a la Iglesia” (a parte de la gran capacidad de engaño y seducción que él poseía), logró sortear todas esas acusaciones como meras calumnias, manchando así el pontificado de Juan Pablo II que lo propuso públicamente como modelo para la juventud.

Hoy consta que el cardenal Ratzinger, cuando dirigía la Congregación de la fe, recibió por valija diplomática un dossier secreto, elaborado entre otros por antiguas víctimas de Maciel y, cuando un año más tarde, los redactores pudieron entrevistarse con él, Ratzinger les declaró que él no podía hacer nada pues Maciel era intocable para el papa, por ser un gran defensor de la Iglesia.

De hecho, una de las primeras medidas de Ratzinger nada más llegar a papa fue ordenar a Maciel, ya anciano, que abandonara toda actividad en la congregación por él fundada y se retirara a orar en silencio5. Por eso, quizá convenga citar aún otros ejemplos más antiguos de esa eclesiolatría que tanto daño ha hecho a la misma Iglesia. Porque muestran que los casos comentados no son del todo excepcionales y que ese falso amor necesita una radical reforma.

Es sabido que el ateo Ch. Maurras, fundador de la llamada “Action Française”, y predecesor en cierto sentido de la extrema derecha de Le Pen, decía que, pese a su ateísmo, admiraba a la iglesia porque “ha sabido desactivar el veneno del Magníficat que llevaba en su seno”. Pues bien, Pío X se negó siempre a condenar la Action Française porque Maurras era “un gran defensor de la Iglesia“. Y hubo que esperar a que su sucesor Benedicto XV diera ese paso. Resulta irónico (y patético) que luego, este sector de la Iglesia tan engañado en estos casos, tachara de “tontos útiles” a los cristianos de orientación socialista… Pero aún nos queda otro ejemplo.

La tragedia más dolorosa e increíble es del arzobispo Carranza en el siglo XVI: cuando tras varios años en la cárcel de la inquisición, se declaró su inocencia, los inquisidores reaccionaron diciendo: “vale más que sufra un solo hombre que el que padezca desdoro tan santo tribunal”, por lo que Carranza siguió en la cárcel donde murió poco después6.

Esto es lo que algunos han llamado “el principio Caifás”, muy poco cristiano pero demasiadas veces presente en la Iglesia católica. A ese supuesto “desdoro” de tan santa institución le había respondido san Bernardo muchos siglos antes: “yo solo he leído que Dios es Amor. En ningún lugar he leído que sea honor o Dignidad”7.

¡Qué contraste entre esos horrores y las lúcidas palabras del Nazareno: “quien pretenda salvar su vida la perderá. Quien entregue su vida por Mí y el Evangelio, la salvará”! (Mc 8,35). Eso es lo que ha ocurrido con la eclesiolatría. Y esa eclesiolatría tiene una matriz muy concreta.

La curia romana

Sin ánimo de herir, pero desde la necesidad de ser honestos que impone nuestro tema, y con el deseo de que la Iglesia sea la que Dios se merece y no la que más favorece a sus dirigentes, debemos añadir que la curia romana, con su enorme poder frente a toda la iglesia y frente al mismo papa, ha sido la institución donde más han cuajado y desde donde más se han propagado los pecados anteriores. Por algo Francisco ha hablado también del “carrerismo” como otro de los grandes males que nuestra iglesia debe evitar.

Sin caer en el lenguaje panfletario de Lutero (que calificaba a la curia como “la gran prostituta”), sí debemos reconocer que su negativa a la reforma contribuyó a la ruptura de la Iglesia europea del s. XVI, que esa reforma fue reclamada insistentemente en el Vaticano II por cardenales como König y Lercaro (ante las protestas del cardenal Ottaviani), que el intento de reforma de Pablo VI fue aguado por la misma curia, y que tanto los discursos de Francisco a la curia como el nombramiento de una comisión para su reforma, van en la línea de lo que intentamos decir. No tratamos de acusar a nadie sino de poner de relieve cómo unas determinadas condiciones y estructuras pueden cambiar la mentalidad de quienes viven totalmente insertos en ellas y para ellas.

La hipocresía de nombrar a los dirigentes de congregaciones obispos de diócesis inexistentes (contraviniendo así un Canon del Concilio de Calcedonia -¡en el s. V!- que prohibía nombrar obispo a nadie sin una iglesia real a la que servir) ha podido facilitar una mentalidad más propia de lo que la sociología califica como “organisations’man” que de un seguidor de Jesús.

Se ha llegado a decir que la curia romana ha producido más increyentes que Marx, Freud y Nietzsche juntos. Nadie podrá negar, al menos, que en vez de parecerse al grupo de seguidores que caminaban junto a Jesús, se parece más a los otros pequeños grupos de ex sumo-sacerdotes y saduceos que el sanedrín enviaba a espiar a Jesús para ver qué delito podrían encontrarle. Y que fomenta la mentalidad de esos futbolistas que aspiran a jugar en el mejor equipo y ser en él de los mejores: no hace falta ponderar más cuán contrario es eso a la misión de la Iglesia.

Una vez más, no decimos esto con ánimo de inculpar a personas que, seguramente, serán ante Dios mucho mejores que nosotros. Pero es necesario poner de relieve que la Iglesia no está exenta de la ley que amenaza a todas las instituciones sociales: medidas que aportan grandes beneficios a corto plazo pueden acabar siendo nefastas a largo plazo.

Suele ponerse como ejemplo paradigmático el caso de la monarquía de Israel que, de momento, pareció convertir a aquel pequeño pueblo en casi un imperio, pero a medio y largo plazo provocó la división del pueblo de Dios y la corrupción de casi todos los monarcas, favoreciendo así la calamidad posterior del destierro. Puede valer aquí la sabia máxima de Tony de Mello: “una sociedad que domestica a los rebeldes, ha ganado su paz pero ha pedido su futuro”8.

Pero es que, además, la curia romana ha tenido una seria responsabilidad en nuestro siguiente apartado.

Nombramiento de obispos

Una de las cosas que más extrañan en la peste de la pederastia clerical es la presencia de tantos nombres de obispos y hasta cardenales, entre los encubridores pero a veces incluso entre los violadores. Ello suscita la pregunta de cómo y con qué criterios se habían hecho esos nombramientos.

No disponemos de información precisa sobre quién era el papa y el nuncio y el prefecto de la congregación romana de obispos, cuando fueron nombrados los ahora inculpados.

En el caso dramático de Chile habría que investigar hasta qué punto, obispos nombrados durante la dictadura de Pinochet, por un Nuncio totalmente cómplice del dictador, han sido piezas fundamentales en este escándalo. En cualquier caso, parece innegable que existe una vaga tendencia a nombrar los obispos atendiendo mucho menos al pastor que cada iglesia local necesita y mucho más a que no resulten personas conflictivas para la curia romana.

Esa inercia puede ser humanamente comprensible porque toda institución tiende a protegerse (y basta con recordar cómo, en tiempos de Msr. Romero, el Vaticano recibía casi cada domingo, una queja del departamento de estado norteamericano por la homilía de monseñor). Pero, por comprensible que resulte, ese modo de proceder contradice advertencias muy serias de la misma autoridad eclesiástica: “los papas, en el juicio final, han de dar cuenta a Dios de los que ellos promovieron a obispos o abades” declaró el V Concilio de Letrán hacia 1517. Y el concilio de Trento añadió que “pecarán mortalmente, haciéndose cómplices de los pecados ajenos, si no elijen a quienes creen ser más dignos y útiles para cada iglesia”9.

Pero es que, además de todo eso, el sistema actual de nombramiento de obispos es una medida excepcional que se ha convertido en regla, y contradice la práctica eclesial del primer milenio (atribuida a los mismos Apóstoles, por los Padres de la Iglesia), según la cual cada iglesia local elegía sus propios pastores casi por completo. Cuando surgían problemas, se apelaba a Roma y, si la apelación prosperaba, Roma nunca elegía ella al obispo sino que ordenaba repetir las elecciones.

El reiterado eslogan “clerus populusque” (“clero y pueblo”) designaba al sujeto de los nombramientos. Y la norma de san Celestino papa: “no se dé a nadie un obispo que no sea querido” (“nullus invitis detur episcopus”) fue repetida por otros muchos papas del s. V y ha servido incluso como título de un estudio sobre los nombramientos episcopales10. De este modo, en una sociedad no democrática, la Iglesia se convertía en lo que llaman “comunidad de contraste” por su práctica democrática.

Aunque no podamos medir la proporción exacta, parece innegable que el sistema actual de nombramientos ha tenido su parte en la catástrofe de los curas pederastas y de los encubridores. Porque además, ese sistema engendra luego mecánicamente unas formas autoritarias de proceder. A raíz del drama que estamos comentando, un antiguo miembro de la curia romana ha contado que él fue testigo hace años del nombramiento de un cardenal del que la curia sabía que había cometido algún abuso a menores. Pero nadie avisó de eso al papa porque “la creación de cardenales es algo absolutamente personal del papa sin ningún consejo o trámite curial”11.

Parece increíble que esas aberraciones puedan ocurrir en una institución que pretende ser “maestra en humanidad” por su larga historia. Pero la historia sirve para muy poco si nos negamos a aprender de ella.

El cambio de sistema no será fácil. Pero precisamente por eso, nos parece urgente ir poniéndolo en práctica poco a poco, para evitar que luego se haga precipitadamente y con costes mayores.

Como contraste.

Todos esos propósitos no buscan más que poner en práctica lo que la misma Iglesia se ha dictado a sí misma en los tiempos actuales. Permítase mostrarlo con una rápida selección de textos del Vaticano II en su Constitución sobre la Iglesia en el mundo:

“La Iglesia sabe que es mucha la distancia que se da entre el mensaje que ella anuncia y la fragilidad humana de los mensajeros a quienes está confiado el Evangelio… Comprende cuánto le queda por madurar en la relación que debe mantener con el mundo… Necesita de modo muy peculiar la ayuda de quienes por vivir en el mundo, sean o no creyentes, conocen a fondo las diversas instituciones y disciplinas… Reconoce agradecida que recibe ayuda de parte de los hombres de toda clase o condición… Más aún: confiesa que le han sido de mucho provecho y le pueden ser todavía, la oposición y aún la persecución de sus contrarios” (43.44)… Aprecia con el mayor respeto cuanto de verdadero, bueno y justo se encuentra en las variadísimas instituciones fundadas ya o que incesantemente se fundan en la humanidad… No pone su esperanza en privilegios dados por el poder civil; más aún, renunciará al ejercicio de ciertos derechos legítimamente adquiridos, tan pronto como conste que su uso puede empañar la pureza de su testimonio, o las nuevas condiciones de vida exijan otra disposición” (42.76).

Ya sabemos que del dicho al hecho siempre hay un gran trecho. Pero parece claro que en esas palabras no asoman para nada ni el clericalismo ni el eclesiocentrismo que hemos señalado como causas originarias del drama de la pederastia que quisiéramos contribuir a enmendar radicalmente. Aunque, dicho ahora irónicamente, esos textos puedan evocar la lúcida profecía atribuida entonces a uno de los peritos conciliares: lo que encontrará más resistencia en los sectores conservadores de la Iglesia, no es la LG (constitución sobre la Iglesia en sí misma) sino la GS (relación de la Iglesia con el mundo)…

Sería interesante haber podido estudiar la procedencia de los casos de pederastia: si de iglesias ricas o de iglesias pobres. África tiene fama de no guardar demasiado bien el celibato, pero se trata más bien de convivencia con mujer que de pederastia. Nombres como Estados Unidos y Australia (y quizás hasta Chile) también pueden despertar algunas sospechas pero, desgraciadamente, no sabemos si lo que hay en esos países ricos es más corrupción o simplemente más información.

III.- PUBLICIDAD COMPLETA Y LIMPIA

Le presentaron a Jesús una mujer diciéndole: “ha sido sorprendida en flagrante delito de adulterio; la Ley manda apedrear a las tales. Tú ¿qué dices?”. Jesús se inclinó y escribía silencioso sobre la arena. Ante la insistencia de los acusadores, levantó la cabeza y dijo: “el que de vosotros esté sin pecado, que le tire la primera piedra”. Al oír esto, todos se fueron marchando poco a poco, comenzando por los más ancianos. Entonces Jesús se acercó a la mujer: “¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te ha condenado?”. Y ella respondió: “ninguno Señor”. Y Jesús: “pues yo tampoco te condeno; vete en paz, pero no peques más” (Juan 8, 1ss.).

Por molesta y dolorosa que haya sido la publicidad de esos escándalos, hay que agradecerla con toda el alma porque será la única manera de que puedan tener remedio. Pero esa información tiene también su ética que no siempre ha sido respetada. El pasaje del evangelio que encabeza esta tercera parte ofrece un contraste llamativo: por un lado Jesús reconoce claramente la razón de los acusadores al decir a la mujer que no vuelva a pecar. Sin embargo, a pesar de eso, niega a los acusadores capacidad para condenarla: porque cuando la condena es impura, mancha también al acusador. Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

El presidente de Cuba asegura estar de acuerdo con la inclusión del matrimonio igualitario en la reforma constitucional

Jueves, 20 de septiembre de 2018

220px-miguel_diaz_canelEl presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se ha mostrado partidario de reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo en la nueva Constitución que se debate en el país caribeño. Este posicionamiento era recogido en la entrevista que el jefe de Estado cubano concedía este domingo a TeleSUR. Díaz-Canel, en relación al matrimonio igualitario, alegaba que este y otros temas que antes se asumían desde otra posición, y podían ser tabús, hoy están siendo tratados con otro enfoque. «Por lo tanto es necesaria la reforma constitucional», decía. «Yo defiendo de que no haya ningún tipo de discriminación». Sin embargo, el mandatario dejó claro que esta es su postura personal ya que, según explicó «la última palabra la dará el mandato popular y la soberanía del pueblo».

A finales de agosto en dosmanzanas nos hacíamos eco de que la Asamblea Nacional de Cuba tramitaba una reforma constitucional que podría abrir las puertas al matrimonio igualitario. Como publicábamos entonces, a falta de que culmine el proceso, de aprobarse la reforma en su estado actual, Cuba daría un paso de gigante en el reconocimiento de los derechos LGTB, que en los últimos años han experimentado una evolución positiva de la mano de Mariela Castro, hija del expresidente Raúl Castro y presidenta del CENESEX (Centro Nacional de Educación Sexual).

En este sentido, aunque las recientes declaraciones del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, son un espaldarazo de cara la aprobación efectiva del matrimonio igualitario (en el contexto del paquete de reformas constitucionales), asegura que la suya no es «la última palabra». Esta previsto que el proyecto se debata hasta el 15 de noviembre y, posteriormente, se se elevará a la Asamblea Nacional un compendio de las distintas sugerencias y aportaciones. El proyecto final se someterá a referéndum el próximo 24 de febrero.

La actual Constitución de Cuba define en su artículo 36 el matrimonio como «la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común. Descansa en la igualdad absoluta de derechos y deberes de los cónyuges, los que deben atender al mantenimiento del hogar y a la formación integral de los hijos mediante el esfuerzo común, de modo que este resulte compatible con el desarrollo de las actividades sociales de ambos». En la propuesta de reforma de la Constitución aprobado por la Asamblea, la definición se actualiza y el matrimonio pasa a ser la unión concertada «entre dos personas», sin mención expresa al sexo de los contrayentes.

Los activistas LGTB cubanos temen que durante este proceso la fuerza de los grupos de presión homófobos se haga valer y acabe con la retirada de la reforma del artículo referido al matrimonio. De hecho, los obispos católicos cubanos ya han apelado a la ideología para oponerse al matrimonio igualitario, asegurando que es «colonialismo ideológico» por parte de países ricos. Por su parte, la Liga Evangélica de Cuba, la Convención Bautista de Occidente, la Convención Bautista de Oriente, la Iglesia Metodista en Cuba y la Iglesia Evangélica Asamblea de Dios acordaron una declaración conjunta contra el matrimonio igualitario en la que argumentan que la «ideología de género» no tiene relación alguna con la cultura cubana, «ni con los líderes históricos de la Revolución», ni con otros países comunistas como «la antigua Unión Soviética, China, Vietnam y menos aún Corea del Norte».

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Iglesia Bautista, Iglesia Católica, Iglesia Metodista, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Son unos miserables, matan a la gente en vida”

Jueves, 20 de septiembre de 2018

78340_1José Manuel Ramos Gordon

La víctima de La Bañeza responde al obispo de Astorga: “No me van a callar, seguiré luchando”

“El Vaticano debería decretar la expulsión de todos los responsables, también de los encubridores”

Una víctima del cura de Zamora: “Cuando lo contamos, las represalias fueron terroríficas”

“¿Qué tiene que hacer un cura para que la iglesia lo excomulgue?”

(Jesús Bastante).- Francisco Javier está “muy cansado”. Harto de todo lo que tiene que ver con Astorga, La Bañeza, los abusos… y absolutamente decepcionado con la actuación de la Iglesia. La última sanción contra Ramos Gordon, ‘desterrado’ durante diez años, pero sin ser expulsado, y la nueva negativa de la diócesis a indemnizar económicamente a las víctimas ha sido la gota que colmó el vaso.

La rueda de prensa ha sido una vergüenza. Estoy harto. Quieren echarle a él todas las culpas. Él cometió los crímenes, pero otros le dejaron cometerlos. Otros que no van a ser juzgados”, lamenta, en conversación con RD, la primera de las víctimas de José Manuel Ramos Gordon. “Cada vez que hablan me ofenden”, lamenta.

En su rueda de prensa de ayer, el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, volvió a negar cualquier compensación económica para Francisco Javier, o para el resto de víctimas. En el caso de Puebla de Sanabria, al ser hechos que no se han juzgado. En el de La Bañeza, porque el caso “ya había sido juzgado”, y caería en “prevaricación” si abonara la cantidad que, por otro lado, se le llegó a ofrecer: 300.000 euros. “Si no hay sentencia canónica, pues que la hagan. Ellos son los que pueden hacerlo, no yo”.

“Destruyeron nuestras vidas y no les importa en absoluto”, denuncia Francisco Javier. ¿Quién se atreve a afirmar que en las sentencias hay algo de justicia?“. “El Vaticano debería decretar la expulsión de todos los responsables, también de los encubridores, y la reparación a todas las víctimas. Pero así, el perdón no cabe en ninguna parte”.

“Sólo les importa su institución y su dinero, todo es muy injusto”, lamenta la víctima. “Son unos cobardes. Para mí, hoy es un día muy triste, otro más de los muchos que me han hecho sentir una mierda.

¿Comprende la Iglesia su dolor? “Son incapaces de entender nada”, apunta. “Nadie. El Papa no responde a mis cartas. ¿Qué quieren que piense, que nos apoyan y nos comprenden? Son unos miserables, matan a la gente en vida, afirma, rotundo, Francisco Javier.

“Que respondan a los escritos de mi abogado, que no sean tan sinvergüenzas”, clama la víctima. “Con estas actuaciones y estas medidas leves, los niños siguen estando en serio riesgo”. Francisco Javier no quiere hablar más, le puede la rabia. “Es lo que siento: desesperanza y abandono absoluto. Estoy desolado”. Pero, también, tiene una cosa clara: “No me van a callar, seguiré luchando“.

“¿Qué tiene que hacer un cura para que la iglesia lo excomulgue?”

Los ex alumnos de los seminarios de La Bañeza y Astorga, “decepcionados” tras la sentencia a Ramos Gordon

“Uno cometió los abusos y que otros, responsables también de velar por nuestra seguridad, lo permitieron”

(Colectivo de ex-alumnos Seminario Menor La Bañeza/Seminario Mayor Diocesano de Astorga).- Nunca es suficiente pena para las víctimas, las que sí saben lo que es vivir en el infierno; pero que la sanción canónica que ha recaído sobre José Manuel Ramos Gordón ante este nuevo caso, se considere por el Obispado como ejemplar, es seguir provocando dolor al sufrimiento. Nos sentimos decepcionados.

Se le condena a 10 años de vida contemplativa, a un religioso. Y a esto lo llaman castigo. ¿Y se le puede llamar también condena a que un cura jubilado no pueda ejercer el sacerdocio? Este fue el compromiso con este colectivo de ex seminaristas con el primer caso en el que se le declaró culpable, el de la jubilación.

Agradecemos el valor del Obispo de Astorga, movido, no nos olvidemos, por la Santa Sede, que haya hecho esta convocatoria PÚBLICA. Y que pida perdón, una y mil veces, a las víctimas. Y nosotros seguiremos diciendo, una y mil veces, que uno cometió los abusos y que otros, responsables también de velar por nuestra seguridad, lo permitieron.

Y mientras, las víctimas siguen cumpliendo su condena, la que le dejaron. Hay que recordar que después de las atrocidades que Ramos Gordón cometió en el Juan XXIII de Puebla de Sanabria, el “castigo” en ese momento fue trasladarlo al Seminario de La Bañeza y convertirlo en educador, el nuestro.

El colectivo de ex seminaristas de La Bañeza-Astorga de los años 1988-1993, seguimos reclamando justicia. Pedimos que Ramos Gordón sea excomulgado y que haya penas también para los que, teniendo del deber de mediar, no lo hicieron. Y ante la imposibilidad de que a las víctimas se le pueda devolver su infancia robada, pedimos que se le repare el daño ateniendo a sus reivindicaciones.

Colectivo de ex-alumnos
Seminario Menor La Bañeza
Seminario Mayor Diocesano de Astorga

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Se suicida en su iglesia un cura acusado de abuso sexual

Jueves, 20 de septiembre de 2018

pere-sebeJean-Baptiste Sèbe, de 38 años, acusado de agresión sexual a una joven

La madre de la supuesta víctima había acusado al sacerdote ante el arzobispo de Ruán 

“El presbítero no había sido denunciado formalmente ante la policía”

El sacerdote Jean-Baptiste Sèbe, acusado de haber agredido sexualmente a una joven, se suicidó este martes en el interior de la iglesia Saint-Romain, en Ruán, en el norte de Francia, informaron hoy los medios franceses.

Sèbe, de 38 años y cura desde 2005, no había sido denunciado formalmente ante la policía.

Sin embargo, de acuerdo con la prensa, la madre de la supuesta víctima sí había transmitido al arzobispo de Ruán, Dominique Lebrun, que Sèbe había tenido “comportamientos indecentes y de agresión sexual” contra su hija, cuya edad no se precisa.

“No comprendemos para nada este gesto, aunque yo sé que pasaba un mal momento”, escribió ayer en una carta abierta Lebrun, quien no mencionó en su misiva la supuesta denuncia contra el párroco.

Según el diario católico La Croix, el cura fallecido enseñaba teología en el Instituto Católico de París y era capellán en varios colegios e institutos públicos en Ruán, donde era muy apreciado.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , ,

Otro modo de ser Iglesia.

Martes, 18 de septiembre de 2018

iglesia-transparenteQuien haya leído mi último artículo –Dónde está la verdadera crisis de la Iglesia– puede haber quedado desesperanzado. Analizaba ahí la estructura de poder de la Iglesia, centralizada, piramidal, absolutista y monárquica. Este tipo de poder no favorece el ideal evangélico de igualdad, de fraternidad ni la participación de los fieles. Más bien cierra las puertas a la participación y al amor.

Es que tal tipo de poder, por su naturaleza, necesita ser fuerte y frío. Este modelo de Iglesia-poder se presenta como la Iglesia sin más, peor todavía, como querida por Cristo, cuando, como he mostrado, surgió históricamente y es solamente su instancia de animación y dirección, siendo menos del 0,1% de todos los fieles. Por lo tanto, no es toda la Iglesia sino solamente una mínima parte de ella.

Pero la Iglesia-comunidad como fenómeno religioso y movimiento de Jesús es mucho más que la institución. Aquella encuentra otras formas de organización mucho más próximas al sueño de su Fundador y de sus primeros seguidores. Sabiamente, los obispos brasileros en su reunión anual, celebrada en Brasilia del 4 al 13 de enero del presente año, confesaron: «sólo una Iglesia con diferentes modos de vivir la misma fe será capaz de dialogar significativamente con la sociedad contemporánea». Con esto  destruyeron la pretensión de una única manera de ser: la de la Tradición del poder. Sin negarla, hay muchas otras maneras: la de la Iglesia de la liberación, la de los carismáticos, la de los religiosos y religiosas, la de la acción católica, hasta la del Opus Dei, la de Comunión y Liberación y la de la Nueva Canción, para nombrar sólo las más conocidas.

Pero hay una forma toda especial y muy promisoria, nacida en los años 50 del siglo pasado en Brasil y que ha adquirido relevancia mundial, pues ha sido asimilada en muchos países: las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs). Los obispos les dedicaron un animador «Mensaje al Pueblo de Dios sobre las CEBs». Curiosamente, ellas surgieron en el momento en que brotó en Brasil una nueva conciencia histórica. En la sociedad: el sujeto popular ansiando más participación política, y en la Iglesia: el sujeto eclesial, ansiando también más participación y corresponsabilidad eclesial. Las CEBs son otro modo de ser Iglesia, cuyo sujeto principal, aunque no exclusivo, son los pobres. Su estilo es comunitario, participativo e insertado en la cultura local. Los servicios son rotativos y la elección, democrática. Articulan continuamente fe y vida, son activas en el campo religioso, creando nuevos servicios y ritos, y activas en el campo social o político, en los sindicatos, en los movimientos sociales como en el MST (Movimiento de los Trabajadores sin Tierra) o en los partidos populares.

No sabemos exactamente cuántas son, pero se calcula unas cien mil comunidades de base en Brasil, involucrando a varios millones de cristianos. Los obispos constatan su alto valor innovador y anti-sistémico. El mercado eliminó las relaciones de cooperación y solidaridad mientras que en las CEBs se viven relaciones fundadas en la gratuidad, en la lógica del ofrecer-recibir-retribuir. Ellas han asumido la causa ecológica, por eso, se entienden también como CEBs = comunidades ecológicas de base. Han desarrollado una fuerte espiritualidad del cuidado de la vida y de la Madre Tierra. El resultado de todo ello ha sido más respeto, veneración y cooperación con todo lo que existe y vive.

Las CEBs muestran cómo la memoria sagrada de Jesús puede recibir otra configuración social, centrada en la comunión, en el amor fraterno y en la alegría de testimoniar la victoria de la vida contra las opresiones. Ese es el significado existencial de la resurrección de Jesús como insurrección contra el tipo de mundo vigente.

Humildemente los obispos declaran que ellas ayudan a la Iglesia a estar más comprometida con la vida y con el sufrimiento de los pobres. Más aún, interpelan a toda la Iglesia llamándola a la conversión, al compromiso para la transformación del mundo en un mundo de hermanos y hermanas.

Este modo de ser Iglesia puede servir de modelo para la inserción en la cultura contemporánea, urbana y globalizada. Si fuese asumido como inspiración para el proyecto del Papa Benedicto XVI de «reconquistar» Europa, seguramente tendría algún éxito. Podrían verse comunidades de cristianos, intelectuales, obreros, mujeres, jóvenes, viviendo su fe en articulación con los desafíos de sus situaciones existenciales. No pretenderían tener el monopolio de la verdad y del camino cierto, pero se asociarían a todos los que buscan seriamente un nuevo lenguaje religioso y un nuevo horizonte de esperanza para la humanidad.

Leonardo Boff

es autor de Eclesiogénesis: la reinvención de la Iglesia, Record, 2008, Sal Terrae.

Fuente Koinonia

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica , ,

Las acusaciones por venir contra la Iglesia en EEUU… y el hombre que defendería al Vaticano

Martes, 18 de septiembre de 2018

crisis-en-la-iglesia-de-eeuuEl Departamento de Justicia podría investigarla por crimen organizado a nivel nacional o internacional

Dicen de Jeffrey Lena que no es tan mala persona… a pesar de que intente de todo para exculpar a Roma

“Lena consiguió frenar la litigación utilizando tácticas como la defensa de la soberanía de la Santa Sede o la necesidad de traducir todos los documentos legales a latín, el idioma oficial de la Iglesia”

(Cameron Doody).- Nueva York, Nueva Jersey, Nebraska, Nuevo Mexico, Florida, Missouri, Illinois, Kentucky… son cada vez más los estados nortamericanos que han anunciado su intención de investigar a la Iglesia católica por los abusos sexuales. Pero… ¿y si el Departamento de Justicia investigara a la Iglesia a nivel nacional o internacional? ¿Y no “solo” por abusos o encubrimientos puntuales, sino como si se tratara de una organización diseñada para delinquir… incluso hasta en la Santa Sede? Ya hay quien especula con la posibilidad, pero hay dificultades. Sobre todo, las que pondría Jeffrey Lena, el abogado del Vaticano en los EEUU.

En este último escandalo de abusos que ha emanado del informe de horrores de Pensilvania, el fiscal general de este estado, Josh Shapiro, dio las primeras pistas de que una investigación a nivel nacional de la Iglesia podría materializarse pronto. “He hablado con un representante del Departamento de Justicia”, reconoció Shapiro en una entrevista con el New York Times. Aunque el letrado no quiso hacer más precisiones en aquel momento, es de suponer que compartió con el representante del ministerio la misma convicción que compartió con los medios nada más publicarse el informe del gran jurado. Que para encubrir los abusos cometidos por sacerdotes, los obispos “le mentían a los feligreses, le mentían a las fuerzas de la ley, le mentían al público, pero luego documentaban todo en archivos secretos que compartían frecuentemente con el Vaticano.

Suponiendo, así pues, que los obispos mentían, y las autoridades vaticanas estaban al tanto de semejantes mentiras, tal y como alega Shapiro… ¿esta forma de actuar se puede considerar como crimen organizado, según la ley estadounidense? Difícilmente, según recuerda el periódico York Daily Record, principalmente porque la ley contiene una definición específica de qué constituye una “organización” exactamente que los jueces han interpretado como no pertinente a la Iglesia, además de una cláusula que especifica los delitos típicos de las mafias, entre los cuales no figura el de abuso sexual de menores.

Hay otras pegas también a una posible investigación federal de la Iglesia por actividad mafiosa, y las más importantes son las que ha puesto el abogado del Vaticano en los EEUU, Jeffrey Lena, cada vez que víctimas de abusos han intentado sostener en los tribunales que la Santa Sede es la última responsable de lo que han sufrido. Como cuando un hombre intentó demandar al Vaticano por haber transferido un cura que abusó de él desde Irlanda a Oregon, y Lena consiguió frenar la litigación utilizando tácticas como la defensa de la soberanía de la Santa Sede o la necesidad de traducir todos los documentos legales a latín, el idioma oficial de la Iglesia.

¿Quién es Jeffrey Lena?

bru5zol6_4yppb-bhqxp8tw8t-s6xn45gnfkhnsvadjwyim5htudwtvwizs7cm-3thw7ochisux-i7vj_zgymy3x05xe-jpg-w1200Pero, ¿quién es este hombre que recurre a cualquier artimaña legal, o eso parece, para evitar que la cúpula eclesiástica reconozca su parte de la culpa por los abusos sexuales? A pesar de que Lena -californiano de nacimiento que ronda ahora los 60 años de edad- haya conseguido enfadar a muchas víctimas por sus astucias en los tribunales, los que mejor le conocen aseguran que no es tan mala persona.

En una entrevista con AP en 2010, por ejemplo, declaró que solo empezó a trabajar para la Santa Sede -en un caso en el que el ‘banco del Vaticano’ fue acusado de haber guardado tesoros confiscados por los nazis- cuando otros abogados se negaron a aceptar el trabajo, citando temores a que la publicidad de un caso relacionado con el Holocausto afectara a su reputación. En esa misma entrevista, Lena también explicó la razón de su defensa de la inmunidad de las autoridades vaticanas de ser procesados en otras jurisdicciones. Porque “el Papa no es un general de cinco estrellas que manda a sus tropas”. Porque “los obispos diocesanos no son agentes ni vicarios del Papa, para nada. La autoridad de un obispo deriva de su oficio. Es el obispo quien controla a su diócesis y a lo que pasa”.

En otra entrevista con el Washington Post, también en 2010, Lena explicó cómo había conseguido el trabajo con Roma, diciendo que se debió a sus “asociaciones académicas y profesionales” en Italia, país -concretamente, en Milán- donde estudió en los años 90. Aunque el letrado se negó a revelar quién fue exactamente el que le contrató, hay indicios de que fue el abogado del ya fallecido presidente de Fiat Gianni AgnelliFranzo Grande Stevens– quien consiguió su contratación con el Vaticano.

Sea como fuere su llegada a las riendas de la defensa legal de la Santa Sede en Norteamérica -y a pesar de todo el poder del que ha disfrutado, llegando a actuar en ocasiones como un portavoz de Roma en los EEUU– Lena desprende una sencillez que recuerda a la del Papa Francisco, hombre con el que se aloja cada vez que viaja al Vaticano, en la Casa Santa Marta.

Dicen de él que no es el típico abogado agresivo y prepotente, tal como puede haber en los bufetes más exclusivos y poderosos. De hecho, trabaja desde una pequeña oficina con dos o tres compañeros como mucho. Y eso desde un lugar que prefiere no revelar, ya que ha llegado a recibir amenazas por su trabajo defendiendo a una organización que ha caído en los últimos años a mínimos históricos de credibilidad. Pero esta humildad tal vez sea una baza a la hora de intentar llegar a la verdad de lo que pasó en la Iglesia para que permitiera tantos abusos y encubrimientos. Aunque esta verdad no nos guste a ninguno.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

‘Daniel’ y otras tres víctimas de los ‘Romanones’, al Papa: “La Iglesia defrauda a las víctimas para abrazar a los abusadores”

Martes, 18 de septiembre de 2018

daniel-durante-el-proceso_560x280“Sus declaraciones en el vuelo de vuelta de Irlanda son tremendamente ofensivas”

“Hacer por su parte esas declaraciones sin tener toda la información, es un daño muy grave e irreparable”

“¿Seguirán sin informar a ninguno de los cuatro denunciantes que sufrimos los abusos de ese grupo de sacerdotes a quienes abrazan y les invitan para celebrar Misa conjuntamente en el próximo mes de octubre en el Vaticano?”

Carta de J.S.E,  G.M.G, J.H.T y ‘Daniel‘, denunciantes del ‘caso Romanones, al Papa y los cardenales Ladaria y O’Malley).- Querido y respetado Santo Padre: Sus declaraciones a la prensa internacional acreditada ante la Santa Sede llevadas a cabo en el transcurso del viaje de vuelta de Irlanda el pasado 26 de agosto de 2018, son tremendamente ofensivas para todas las víctimas del caso de abuso sexuales de Granada.

Manifestar abiertamente delante de los medios de comunicación internacionales que la denuncia fue porque “Daniel -nombre ficticio-, era un chico inteligente, que trabaja en un colegio católico de gran prestigio en Granada; que tiene mucha fantasía, y, que todos los sacerdotes acabaron absueltos y él condenado a pagar las costas del proceso“( https://youtu.be/EOqUmBAvW4E ), es la muestra evidente de que ni Su Santidad, ni la Congregación para la Doctrina de la Fe, se han interesado realmente en este caso.

el-padre-roman-a-su-llegada-a-la-audienciaQueremos pensar que no por pocos motivos, sus asesores e informadores, están obviando, ocultando o mintiendo en mucha información objetiva y real que puede ser contrastada con los documentos judiciales que en reiteradas ocasiones hemos enviado a la Santa Sede y a la Congregación para la doctrina de la Fe.

La mayoría de los datos que dio como verdaderos o ciertos a la prensa internacional , son manifiestamente erróneos y falsos, porque:

1. “Daniel”, no denunció por ser un chico muy inteligente y fantasioso. No Santo Padre, no. Se equivoca usted y manifiesta gran menosprecio para las personas que suscribimos este escrito: Denunció por SER VÍCTIMA REAL de abusos y de violaciones cometidos por los sacerdotes a los que luego usted abraza y recibe privadamente y defiende en público, de los que solo uno, el sacerdote Román Martínez Velázquez de Castro, fue juzgado y absuelto por falta de pruebas, pero no los demás, que NO FUERON JUZGADOS por los Tribunales de España.

francisco-de-espaldas2. “Daniel”, no ha trabajado ni trabaja en un colegio católico, de gran prestigio, en Granada. Trabaja en una universidad católica, que no es un colegio ni está en Granada. Si se da a entender veladamente a los medios de comunicación que por trabajar en esa institución, puede haber algo oculto en cuanto a intereses políticos, económicos o espirituales, por los cuales formulara la denuncia a Su Santidad y a los Tribunales del Estado, o peor aún, si da a entender que por trabajar en una institución católica, solo por ello, se le creyó y se tomo inicialmente en serio su denuncia, es que desconoce la realidad del proceso jurídico y los diferentes autos que hacen ver de forma evidente que hay y habrá indicios racionales suficientes, como señalan tanto el juez instructor y el Tribunal Supremo de España, como el propio arzobispo de Granada, y los investigadores eclesiásticos, para CONFIRMAR que los abusos han existido.

¿Acaso fue “Daniel” quien habló de la dudosa moralidad del grupo de sacerdotes en carta al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe?. ¿Fue “Daniel” quien habló de un grupo hermético y virulento donde algunos de sus miembros han podido pasar de víctimas a agresores? No. Fue el arzobispo de Granada. Fue la policía judicial, la brigada de análisis de testimonio quien encontró en Daniel un testimonio “honesto, coherente y verosímil”, y en el sacerdote Román Martínez, un testimonio “deshonesto que trata de ocultar la verdad”. Fue la policía judicial quién encontró material sobre masturbación para uno mismo y menores en los ordenadores del grupo de sacerdotes. Esta información, ¿le ha llegado por algún medio? ¿se la llevaron los sacerdotes en su encuentro privado con ellos para hacerle conocedor de la realidad de sus comportamientos con los menores a los que abusaban?

3. Revise, Santo Padre, por favor, el auto de procesamiento de Román Martínez Velázquez de Castro, con fecha, 26 de noviembre de 2015, y entonces, continúe afirmando que esos sacerdotes son “inocentes” de los abusos cometidos:

” En primer lugar la declaración de la víctima, en el dimensión jurisprudencial exigida. La misma es coherente, aun cuando tardía en su determinación de exponerla por denuncia, lógica, incriminatoria y persistente. Asi se reconoce en el propio informe pericial psicológico practicado en IML de Pamplona con examen y estudio directo de la víctima, antes mencionado. Igualmente la declaración de la víctima se erige en claro indicio de inculpación al procesado , del informe acordado judicialmente, emitido por el S.A.C. (Servicio de Análisis de Conducta) dependiente de la Unidad Central de Inteligencia Criminal de la Comisaría General de Policía Judicial del C.N.P., donde de forma clara se llega a la conclusión, tras su presencia en declaraciones y entrevista directa con la víctima , en su amplio y motivado informe obrante a los folios 2004 a 2034 , que el testimonio prestado por D. a cargo de Román Martínez es altamente compatible con un testimonio honesto , existiendo un vínculo muy poderoso entre ambos , formado principalmente gracias al poder de influencia de este último ,mayor de edad, logrado a lo largo de varios años en los que la edad de D. le hacía especialmente vulnerable y en los que se fueron produciendo comportamiento progresivamente de mayor intensidad física y emocional entre ambos .

De igual forma en el amplio y argumentado material y científicamente , informe pericial con base a las declaraciones grabadas de Román , por parte del mismo S.A.C. , por esta Unidad Policial se llega a la clara conclusión de que el testimonio prestado por Román Martinez Velázquez de Castro, en lo relacionado con los presuntos hechos delictivos que se investigan, es altamente compatible con un testimonio deshonesto. Román Martínez, determina las conclusiones del informe, ” describe y explica con elocuencia todo tipo de situaciones e interacciones entre personas que para él y su situación actual no tienen por qué suponer una amenaza, elocuencia que desaparece cuando se le interroga sobre los aspectos relevantes relacionados con la investigación judicial, y es sustituida por un esfuerzo por controlar sus verbalizaciones y su expresión corporal asociada, logrando mostrar incongruencias entre su conducta verbal y no verbal.

La expresión emocional asociada a los diferentes momentos de la entrevista resulta en general incongruente con la situación concreta que está viviendo. Se aprecia ansiedad, compatible por supuesto con el hecho de haber sido acusado de la comisión de un presunto delito, pero se aprecia también hostilidad hacia el entrevistador, mientras que no se aprecia frustración o ira para enfrentarse a la situación que supone para él ser acusado de algo sobre lo que es absolutamente inocente.

” A partir de lo anterior se ha de decir que el resto de indicios sirven para afianzar lo anteriormente expuesto, pues lógicamente conductas que ocurren en el ámbito privado, oculto y necesariamente secreto por poder constituir infracciones penales, normalmente no se pueden apoyar en una prueba de presencia directa de lo ocurrido. Asi las declaraciones de J.H;, J.M.S (f. 1105 y ss) y especialmente G.M.G (f. 1076 y ss) al que en el año 1991 intentó tocar el pene Román Martínez según declaración del testigo, y por lo tanto incidiendo en vivencias de índole sexual con Román , desde luego ya prescritas , pero que son acordes con lo denunciado por D. .

Igualmente el examen de los aparatos informáticos y telefónicos intervenidos, en los que sin bien no constan archivos de contenido explícitamente pedófilo, no hay que dejar pasar de lado que , además de la negativa a facilitar contraseñas de archivos protegidos y de desaparición o borrado de archivos o memorias, se han encontrado múltiples archivos con documentos relativos a abusos sexuales sobre perfil de D. , menores, penas , eyaculación precoz, sexo para uno, prescripción … etc (libros, comentarios ,artículos…etc),. De especial interés es la conversación vía email intervenida en soporte informático de Román con D. de 7 de septiembre de 2011, obrante a los folios 3801 a 3805 , en la que Román le invita a “darse una vuelta” por la parroquia, le afirma haberle entregado todos sus efectos cuando D. le pregunta por sus calzoncillos azul eléctricos, o le dice frases como “me interesas tu más que Lieja”, “me gustaría revivir muchas cosas… pero ahora es presente”, “?quieres vivir con nosotros? … compartir todo como antes.”, … y varias más de índole similar que no se transcriben por el carácter que se dicho de la resolución que se dicta

En cuanto a las características fisiológicas de determinado miembro de Román descrito por D., si bien es cierto que no se aprecia la característica concreta dibujada por este, sin embargo la excesiva pigmentación del mismo podría haber llevado a confusión, que por ello no ha de invalidar el testimonio de la víctima. A ello hay que unir el expediente eclesiástico, obtenido después de muchos requerimiento personales, el ultimo con apercibimiento de delito de desobediencia al Arzobispo de Granada, y las conclusiones provisionales a las que llega el instructor, y que motivan la suspensión cautelar del procesado, y de los que no se hace más expresa mención por el carácter reservado que se ha declarado judicialmente de los mismos.

De todo ello, y del resto de actuaciones policiales , procesales, actitud procesal de las partes, documentales, testificales, periciales…etc, valoradas y apreciadas también en su conjunto, y como se ha dicho antes sin ánimo de exhaustividad, se consideran suficientes para dar por cumplida la exigencia de apreciación de indicios racionales de criminalidad para apoyar la relación de hechos expuesta. Así ya lo debió entender también el Ministerio Fiscal, y en relación a la declaración de la víctima, en informe sobre recurso interpuesto por la defensa solicitando una nueva declaración, de fecha 26 de junio de 2015 (folios 3337 y 3338).

4. Le rogamos Santo Padre que, por favor, revise la última sentencia del procedimiento, que no procede del Juzgado de instrucción ni de la Audiencia Provincial de Granada que, por cierto, afirmó en sentencia que no se podía condenar a Román Martínez, por no hallarse pruebas suficientes en la fase de juicio oral no porque la acusación fuera falsa y tampoco porque el testimonio de la víctima principal fuera falso, ni se encontraba motivo alguno para explicar la denuncia – es decir, ni es por dinero, ni por fantasía, ni por intereses-).

Tampoco D. ha tenido que pagar las costas del juicio, como erróneamente afirmo Su Santidad ante la prensa internacional el pasado domingo . No solo no ha tenido que pagarlas, sino que el Tribunal Supremo de España ha confirmado que los indicios que llevaron a imputar y a acusar tanto al Ministerio Fiscal como a D. al sacerdote único juzgado, Román Martínez Velázquez de Castro, son ciertos y no hay falsedad en el testimonio de D. Le adjuntamos aquí también copia de la Sentencia del Tribunal Supremo:

Le pedimos, Santo Padre, que analice y lea con pausa la sentencia de dicho Tribunal Supremo -que adjuntamos- de fecha 24 de abril de 2018; sentencia número 192/2018.

“El Tribunal de instancia – Audiencia de Granada, sección segunda- tilda de inverosímil la imputación hecha por la acusación. Inverosímil significa según la RAE es lo que parece mentira o es imposible o muy difícil de creer. Lo que no dice la sentencia es que la imputación sea falsa. Lo que es incoherente con tildar el comportamiento del acusador como fruto de mala fe. Incluso lo que tilda de mentiras en referencia a datos que suministra durante la causa le lleva a un reproche de deslealtad que no puede justificar la condena en costas. No solamente porque deslealtad y mala fe son conceptos bien diversos, sino porque en modo alguno explicita la trascendencia de esa supuesta falta a la verdad en datos más o menos circunstanciales incorporados al discurso del acusador.

Tampoco la recurrida (añadimos nosotros, Don Román Martínez Velázquez) llega a afirmar que las circunstancias permitan considerar que el acusador «no podía dejar de tener conocimiento de la injusticia y sinrazón de su acción», ya que, como advertimos, lo que se atribuye al mismo es el conocimiento de determinados datos concretos, pero no, inequívocamente, de aquella falta de verdad respecto del hecho esencial imputado al acusado, o, tampoco, de datos que demostrasen esa falsedad en lo esencial.

Por todo ello hemos de estimar el recurso con declaración de oficio de las costas originadas por éste.

F A L L O Por todo lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que le confiere la Constitución, esta sala ha decidido Estimar el recurso de casación formulado por D., contra la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada con fecha 11 de abril de 2017; la que dejamos sin efecto …”.

Ya se ve, Santo Padre, que esta sentencia, la última del procedimiento y proveniente del Tribunal Supremo español, tampoco la ha leído, tampoco se la han hecho llegar, y tampoco ha tenido interés en leerla antes de hablar y quedar en ridículo en los medios de comunicación españoles, que han tenido que corregir todos los datos falsos y erróneos de sus declaraciones públicas.

5. Su afirmación, Santo Padre, de que “todos los sacerdotes quedaron absueltos”, es tan errónea como las anteriores. Tan errónea como que pasaran siete días en prisión – el máximo en España son tres días de DETENCION, NO DE PRISION-, que son los que pasaron mientras se recababa por la Policía Judicial información tras registrar los domicilios-.

El único que ha podido resultar absuelto, es Román Martínez Velázquez de Castro, por los delitos de agresión sexual con introducción de miembro corporal, pues ES EL ÚNICO AL QUE SE HA JUZGADO. A Los demás sacerdotes y los dos laicos, Francisco José Campos Martínez ,Manuel Morales Morales, Sergio Quintana Muñoz, Manuel Francisco Fajardo Rodríguez, Manuel Jiménez Jiménez, Manuel Quintana Muñoz, Juan Carlos Moreno Muñoz, Ángel Moreno Muñoz, José Jorge Nieto García, José Gabriel Flores Flores y Vicente Rodríguez Rodríguez (9 sacerdotes y dos laicos – Su Santidad habló a la prensa de “6, 7 u 8 sacerdotes”), NO SE LES HA JUZGADO EN EL ÁMBITO PENAL del Estado español por estar prescritos sus delitos de abuso sexual con prevalimiento y encubrimiento, además del delito de exhibicionismo. Santo Padre, le recordamos los autos del Juez instructor y de la Audiencia Provincial de Granada:

Señala el Juez Instructor en auto de 14 de febrero de 2015 que adjuntamos:

“En el Auto judicial de 14 de Febrero se acuerda, por aplicación legal obligatoria y por supuesto, no es porque no existan indicios de responsabilidad suficientes como ya se explicó en aquel auto, declarar la prescripción de los delitos de abusos sexuales sin penetración, exhibicionismo y encubrimiento, todo ello con prevalimiento , y en sus distintas formas de participación, en cuanto a los hechos expuestos en el mismo y por los que se siguió inicialmente la causa en relación a Francisco J. Campos Martínez , Manuel Morales Morales , Sergio Quintana Muñoz, José Gabriel Flores Flores, Manuel Jiménez Jiménez, Manuel Fajardo Rodríguez, Manuel Quintana Muñoz, Angel Moreno Muñoz, Juan Carlos Moreno Muñoz, Vicente Rodríguez Rodríguez, y José Jorge Nieto García.

Y se acordó igualmente la continuación de la causa en relación a Román Martínez Velázquez de Castro, por los hechos presuntamente cometidos por el mismo sobre la persona de D.

Tal declaración de prescripción, por aplicación legal obligatoria del instituto legal de la prescripción, y de determinación de delitos y personas contra las que seguir el procedimiento, fue recurrida y desestimados los recursos formulados por las acusaciones por auto de la Audiencia Provincial de fecha 16 de Septiembre de 2015 que confirmó íntegramente el auto de 14 de Febrero antes citado.

Por providencia de fecha 7 de octubre de 2015 en cumplimiento de dicho auto se dejan sin efecto, por la prescripción declarada, y no por otro motivo, la imputación de todos a excepción de Román Martínez Velázquez de Castro.”.

Entendemos, Santo Padre, que hay muchos frentes abiertos, pero hacer por su parte esas declaraciones sin tener toda la información, es un daño muy grave e irreparable, por no hablar de unas manifestaciones inveraces y una desacreditación de unos hechos más que evidentes. Que no se hayan podido demostrar los hechos más graves imputados a Román Martínez Velázquez de Castro- el único que fue juzgado en juicio oral- , no quiere decir que los hechos de abuso sexual con prevalimiento, exihibicionismo y el daño causado por parte de los 9 sacerdotes y los dos laicos no sean ciertos ni se puedan probar, pues lo único que resulta es que esos delitos están prescritos por aplicación legal obligatoria de la ley de prescripción española, pero con indicios fácticos más que suficientes para ser juzgados por el derecho canónico – cosa que no han hecho ni desde el Vaticano, ni desde la Congregación para la Doctrina de la Fe – , no merece en ningún caso, hablar de que esta denuncia fue por fantasía, porque D. es un joven fantasioso como ha afirmado peyorativamente Su Santidad ante los medios de comunicación internacionales.

6. Las víctimas de esos sacerdotes y dos laicos son cuatro personas. No es solo D., a quien no han informado del proceso canónico, de su resultado, de las pruebas, de los recursos que se puedan interponer, pues ese proceso, de haberse celebrado, como ha afirmado Su Santidad, lo ha sido de espaldas al citado denunciante a quien, como hemos dicho, no se ha informado de su resultado.

Somos cuatro personas, CUATRO Santo Padre, las víctimas de esos sacerdotes y dos laicos, que hemos sufrido los abusos sexuales de algunos de ellos y el encubrimiento de tales conductas por parte de los otros: J.H.T, J.S.E y G.M.G. Aquí tienen la copia de nuestras declaraciones, que ahora por medio de esta carta, ratificamos y confirmamos. ¿Por qué nadie en la Iglesia se ha puesto en contacto con nosotros, salvo con D. en una única ocasión hasta hace casi cuatro años en que dejó de recibir comunicaciones del arzobispo de Granada? Si había una investigación canónica, creemos que el testimonio de los otras tres víctimas habría sido importante para CONFIRMAR todo lo denunciado por D. y sufrido por nosotros a título personal. Pero ya se ve que no interesaba, ¿verdad? Les dejamos aquí nuestras declaraciones, que aparecen en el auto con fecha 26 de enero de 2015.

declaraciones-1

declaraciones-3

¿Comparecerá Su Santidad ahora de nuevo ante los medios de comunicación internacionales para pedir disculpas por toda la información errónea e inveraz y demostrada aquí como falsa, que ha transmitido?.

¿Seguirán sin informar a ninguno de los cuatro denunciantes que sufrimos los abusos de ese grupo de sacerdotes a quienes abrazan y les invitan para celebrar Misa conjuntamente en el próximo mes de octubre en el Vaticano? ¿Seguirán archivando u ocultando un proceso canónico del que ninguno hemos tenido la más mínima notificación?

Ya basta Santo Padre. ¿Qué medidas reales está tomando contra la pederastia de sus sacerdotes? Además de los perdones públicos a las víctimas, ¿ha retirado a los sacerdotes para que no puedan volver a poner la mano encima a un menor? ¿Lo ha hecho? Parece que no. No solo no los ha retirado, sino que, aún habiendo una denuncia con un testimonio veraz, que nada ni nadie ha podido demostrar que sea falso -Tribunal Supremo español- usted ha colocado al principal imputado y juzgado, al frente de la capellanía de un centro de personas con discapacidad intelectual en Granada. Buena opción para que si sigue violando a jóvenes, nadie se entere.

Enhorabuena por desacreditar en medios públicos una denuncia contra la pederastia más que cierta. Acuda al juez instructor don Antonio Moreno Marín, del juzgado de Instrucción número 4 de Granada; acudan a la Fiscalía Provincial de Granada, al inspector de la Policía judicial adscrita a la fiscalía superior de Andalucía, D. Jesús Saéz, acuda a D. Jesús García Calderón, quien recibió la denuncia cuando usted lo mandó e impulso toda la investigación; a la brigada de análisis de credibilidad de testimonio, al inspector Jorge Andino Zamanillo; acudan a los magistrados del Tribunal Supremo Español, con el ponente de la última sentencia con fecha 24 de abril de2018, D. Luciano Varela Castro; revisen los autos de fecha 14 de febrero de 2015, 26 de noviembre de 2015, 26 de enero de 2015. Si de verdad quiere Santo Padre hacer gala de una Tolerancia Cero frente a la pederastia en el seno de la Iglesia, al menos infórmese bien.

Al menos investigue y proporcione datos reales y objetivos. Concreten con las víctimas, a las que nadie en este proceso – de 4 años Santo Padre, no de tres como también dijo erróneamente en sus declaraciones- les ha pedido información o testimonios. Con todo el dolor en nuestra alma y la decepción de ver como esta Iglesia de Cristo, defrauda a las víctimas para abrazar a los abusadores de menores de edad, víctimas inocentes.

J.H.T, J.S.E, G.M.G y Daniel

Granada y Pamplona, 28 de agosto de 2018

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Mary E. Hunt: “Todos los curas son cómplices de la crisis de abusos. Necesitamos un nuevo modelo de Iglesia”

Lunes, 17 de septiembre de 2018

pic-mary-huntLa teóloga pide “deshacernos de los obispos, del clero y tener una Iglesia dirigida por laicos”

No creo que dentro de un año nadie extrañe a un obispo, y no creo que la mayoría de las parroquias extrañaran a un sacerdote”

“Los hombres están solos, a menos que vayan a abrir esto a nuevos modelos serios de comunidades dirigidas por laicos, no simplemente abiertas a ellos. Se acabó el tiempo para ellos”

(Cameron Doody).- Puede que la referente estadounidense de la teología feminista Mary E. Hunt no crea en la Iglesia institucional de abusos y encubrimientos, pero eso no quiere decir que no crea en Dios. Simplemente reconoce, con una lucidez poco habitual, que “estamos madurando en la posmodernidad hacia un tipo diferente de fe”. Por eso -porque es fiel no solo al ejemplo evangélico de Jesucristo sino también a las personas– implora que, desde la jerarquía, se deje florecer a este nuevo modelo de catolicismo que ya ha empezado a brotar.

Sus impresiones, primero, sobre el Congreso de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII que acaba de finalizar.

Lo consideré muy interesante y coherente con el tipo de temas que el grupo ha venido tratando hasta aquí. Estuve aquí en el ’92, y por entonces también trabajamos en lo divino y este tipo de cosas. Creo que se puede ver el desarrollo, el pensamiento de las personas y las expectativas de las personas sobre lo que la religión puede proporcionar, viniendo de la tradición católica: las limitaciones de esa tradición y lo que podemos hacer creativamente para desarrollar otras opciones. Creo que todo esto fue evidente este fin de semana.

Creo que fue muy importante tener la presentación sobre la perspectiva sufí, que fue muy importante tener una persona más joven para la última ponencia… y que fue muy importante tratar tanto el contenido del misticismo como lo que podría significar para las personas. Hubo un hilo conductor, habitual en este grupo, de compromiso serio con la justicia social y también con la espiritualidad.

Yo probablemente nunca había enfocado en estos términos el misticismo o la contemplación o la meditación, se llame cómo se quiera llamar nuestra dimensión espiritual. Pensé que fue muy útil: lo encontré personalmente muy útil y conocí a mucha gente interesante. Las presentaciones me parecieron muy estimulantes.

¿Qué exactamente abordó usted en su presentación?

Le di un título bastante curioso: “El poder del silencio y el trabajo por la justicia”. Cosas que normalmente no se yuxtaponen: o estás comprometido con la espiritualidad o estás haciendo el trabajo de la justicia. Pero mi punto de vista, mi experiencia y mi práctica son que tienen que ser ambos, al mismo tiempo, y traté de explicar, dada la triste situación del catolicismo institucional -y, viniendo de los Estados Unidos, la triste situación de nuestro gobierno- que muchas personas están muy descorazonadas, y es un momento difícil para no tener los recursos habituales a los que la gente suele recurrir en su espiritualidad.

Pero, ¿qué vamos a crear que sea nuevo? También con la Iglesia Católica en los Estados Unidos en ruinas, muchos católicos están buscando algo más, y creo que usando algunas de las raíces de nuestra tradición -Hildegarda de Bingen o Nancy Sylvester, por ejemplo (del Institute for Communal Contemplation and Dialogue)- podemos traer la práctica contemplativa al trabajo de justicia social, e incluir la justicia social en la práctica de la contemplación.

Es contemplación comunitaria: no es simplemente lo que uno hace mirándose al ombligo, sino lo que uno hace acompañado por otras personas tanto físicamente como no físicamente, y traté de describir algunas de las formas en las que eso ocurre.

Volviendo a la idea de la “Iglesia en ruinas”. La crisis del abusos sexuales: ¿cómo llegamos aquí y cómo podemos salir de ella?

No tengo una forma mágica para que podamos salir de eso, pero entiendo cómo llegamos aquí. Creo que hay dos factores principales.

El primero, la duplicidad estudiada que ha sido rampante en la Iglesia Católica. Estoy hablando de la Iglesia en los Estados Unidos y la Iglesia Romana: no quiero decir nada sobre la Iglesia española, aunque considero que hay similitudes en esa situación.

La duplicidad ha crecido en torno a una falsa antropología, que es que de alguna manera hay una diferenciación, una diferenciación degradante, entre las personas.

Una vez que se comienza con una estructura con una división de clérigos-laicos, en la que los clérigos tienen todo el poder y los laicos tienen toda la responsabilidad de hacerla funcionar, y una vez que decidas que solo los hombres pueden ser parte del clero, que los homosexuales no pueden formar parte del clero… Lo que Rosemary Radford Ruether llamó “dualismos jerárquicos”. Que a Dios está por encima del mundo. Que las personas están por encima de los animales. Hombres sobre mujeres. Los blancos sobre las personas de color. Personas heterosexuales sobre personas homosexuales … Una vez que estableces ese hábito de pensar, arrasa.

Elisabeth Schüssler Fiorenza le dio un nombre: “kiriarcado”. Cuando tomas estructuras de racismo, sexismo, xenofobia, disparidades económicas, etc, las pones todo junto y se entrelazan -de modo  que una mujer pobre, negra y lesbiana se encuentre en una situación mucho peor que un hombre blanco heterosexual – una vez que se estructura eso, hay muy pocas salidas.

La relación entre ese “señorismo” y la crisis de abusos sexuales es doble: la ignorancia colosal y culpable de la mayoría de los clérigos sobre la sexualidad en general y los tipos de prohibiciones en la Iglesia. No a la anticoncepción, a la masturbación, a otras formas de sexualidad, a que los sacerdotes practiquen el sexo debido al voto de celibato… Se escenifica eso y los involucrados tendrán que buscar una salida, que en este caso ha sido sexo con niños. Pero es un vertiente solo.

Lo que estamos viendo ahora es el abuso de poder por parte de clérigos con quienes están a su cargo. Seminaristas y otros sacerdotes, como en el caso de Theodore McCarrick. Qué irónico y triste que lo peor que le pueda pasar a este es que se le “reduzca” al estado laical, al igual que el resto de nosotros.

Lo que salió del caso McCarrick fue que no solo estaba acostándose habitualmente con seminaristas, y que el trabajo y el futuro de estos seminaristas dependía de su cumplimiento, sino que todos lo sabían. ¿Cómo podía suceder que este tipo cometiera abusos y que, encima, se llegara a compensaciones extrajudiciales con algunas víctimas?

¿Por qué cree usted?

Es esa duplicidad de la Iglesia. Que la institución protege a los suyos y miente al respecto: hay una falta de transparencia. Y luego están los casos de pedofilia de McCarrick… Alguien tenía que saber algo.

Hay historias sobre McCarrick en Nueva York… Salía a cenar con hombres, los llevaba a un hospital católico donde tenía un piso…

O la casa de mar.

La casa de mar era otro lugar … ¿pero un hospital? Es extraordinario. Mucha gente debe haberlo ayudado a hacerlo, y mientras tanto él está subiendo puestos para convertirse no solo en arzobispo, sino en cardenal, y encima en Washington DC.

Se hizo muy cercano a los ricos y famosos y a la gente en política, y recaudó mucho dinero. Pero ahora, Viganò, el exnuncio papal, ha escrito su alegato… Es una situación complicada, porque hay factores en ambos lados: derecha e izquierda, pro-papa Francisco y anti-papa Francisco … Pero Francisco debe haber sabido algo… Está mintiendo o es estúpido, esas son las únicas dos opciones. Y ahora con la nueva carta de Sandriparece que todos mienten.

Lo que recojo de esto son dos cosas: una, que aparentemente todo esto es “aquí no pasa nada”, todo normal. Si quieres subir de rango, lo haces acostándote con gente. Y dos, que este es un desastre que ha dejado a muchas personas -buenas personas, laicos- con enormes dificultades. Dificultades que se pueden achacar a personas concretas que no hicieron su trabajo correctamente, y que serían despedidos si se tratara de una organización secular. Despedidos y reemplazados, pero no con más obispos que fueron criados en el mismo sistema…

Considero cómplice a cada sacerdote: saben cómo funciona el sistema. Todos son espectadores cómplices en el mejor de los casos. ¡Necesitamos un nuevo sistema! Para deshacernos de los obispos, del clero y tener una Iglesia dirigida por laicos, donde las personas que tengan competencias en áreas particulares formen comités en cada región o diócesis. No creo que dentro de un año nadie extrañe a un obispo, y no creo que la mayoría de las parroquias extrañaran a un sacerdote.

Acabamos de salir de la liturgia final del Congreso, a cargo de la comunidad LGBTIQ … Muy, muy bien hecha, y el papel del sacerdote ordenado fue mínimo en el mejor de los casos. Toda la comunidad participó, y nadie echaba de menos a alguien que usaba túnicas similares a las de Halloween. Creo que estamos madurando en la posmodernidad hacia un tipo diferente de fe.

Pero, ¿por qué hay católicos que siguen resistiéndose a este nuevo modelo de Iglesia?

Creo que hay muchas personas que no piensan en estas cosas para ganarse la vida, como usted y yo, y lo toman como algo que aprendieron cuando eran niños, y para ellos la religión es lo que aprendieron en el colegio. Mucha gente lo deja allí. Y creo que muchas personas simplemente no tienen modelos…

Mi experiencia ha sido, especialmente a la luz de este escándalo -un escándalo de proporciones que no hemos visto antes- que aún no sabemos cuánto costará.

El informe de Filadelfia, un informe de trescientos sacerdotes abusadores y más de mil víctimas -y hecho por el Estado, y no por la Iglesia- dejó en claro que ni siquiera han salido la mitad de los crímenes. Y ahora tenemos 49 estados más que deben hacer sus informes.

Nueva York acaba de citar a todas las diócesis allí, y no creo que ninguna de ellas pueda resistir más. Es la ley que viene a por ellos. Es triste ver que una institución religiosa tenga que ser modificada por el sistema legal, pero vivimos en una sociedad donde la seguridad de los niños o de los trabajadores son ahora valores comunes. Así que mi sensación es que, aunque hay algunos que se resisten -como el Opus Dei y los grupos de extrema derecha que están instrumentalizando esto para sus propósitos, diciendo, por ejemplo, que los homosexuales tienen la culpa, lo cual no es cierto- muchas personas que están en contacto con los valores posmodernos están buscando algo más. Creo que la resistencia se erosionará, especialmente a medida que el panorama financiero se aclare.

No hay dinero en la Iglesia Católica de los Estados Unidos para pagar estos casos de abusos. Verdaderamente, cada diócesis deberá estar en bancarrota. No solo moralmente, sino también financialmente. Y la Iglesia es un negocio, al fin y al cabo. Cuando las personas se den cuenta de que cuando ponen dinero en el cepillo, un porcentaje de eso va a la diócesis, y eso es lo que paga los abogados, y las indemnizaciones a las víctimas… No querrán pagar los honorarios de esos abogados, y no querrán pagar para encubrir. Las personas no son estúpidas: están contentas de compartir, pero no quieren que se aprovechen de ellas.

Votarán con sus carteras.

Eso es.

Y esta Iglesia del futuro… ¿Será ecuménica? Interreligiosa?

Yo esperaría que sí.

Yo pertenezco a un grupo de mujeres-iglesia: “Iglesia de mujeres” (Women Church) es el nombre que se le da a los grupos feministas que se han estado reuniendo durante los últimos treinta años. Entendimos que la palabra ekklesia tiene que ver con la asamblea regular de ciudadanos masculinos libres, y dado que no éramos ciudadanos masculinos libres, solo cuando pones la palabra “mujer” junto a la de “Iglesia” puedes realmente tener algo inclusivo. Es una ironía.

Hemos tenido casas-iglesias pequeñas durante los últimos treinta años, y hay muchas comunidades eucarísticas intencionales … Nuestro grupo de Mujeres-Iglesia tiene mujeres judías, ministras protestantes … Comenzó como un grupo de monjas. Entonces creo que habrá muchas configuraciones nuevas y muchas nuevas formas de adoración.

En WATER, por ejemplo, donde yo trabajo – la Alianza de Mujeres para la Teología, la Ética y el Ritual – cuando tenemos rituales o meditaciones, no hay verificación de identificación en la puerta. Simplemente vienes. Así que esto ya está pasando, pero que la Iglesia Católica Romana como la conocemos vaya a transformarse en esto, nadie puede saberlo, y de todos modos probablemente no en mi vida. Pero la tendencia más general es en esta dirección.

Y su opinión acerca del Papa Francisco. ¿Ha traído aire fresco a la Iglesia? ¿O es más de lo mismo?

Bueno … Recientemente hice una presentación sobre el Papa Francisco desde la perspectiva feminista, en Brasil, en la conferencia de UNISINOS. Y yo era una voz minoritaria: la gente de la conferencia apoyó mucho al Papa, estando allí algunos de sus biógrafos y demás. Pero hice un caso muy fuerte, creo, por que al Papa Francisco se le deba considerar un regalo envenenado, en el mejor de los casos.

Creo que entró en una situación en la que el listón era muy, muy bajo, después de 37 años de Juan Pablo II y Ratzinger… Las personas progresistas, en particular, estaban tan desilusionadas que a Francisco se le veía como algo maravilloso.

Resulta que yo viví en Argentina durante dos años, viviendo y enseñando, en Buenos Aires, durante el tiempo en que él era el superior de la comunidad jesuita. Nunca me encontré con él, y tuvimos un grupo interreligioso, protestantes, judíos y católicos, que se reunieron regularmente para reflexionar sobre la Guerra Sucia: cómo apoyar a los jóvenes, especialmente, que eran parte de la resistencia a la Guerra Sucia… Pero yo nunca vi a un jesuita.

También le seguía [a Bergoglio] en Argentina con la cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo, y al final llegó a un equilibrio jesuítico al decir que tal vez estaría bien tener alianzas domésticas. Bueno, no, Bergoglio: queríamos el matrimonio. Y [Bergoglio] ha sido terrible con respecto a los problemas de las mujeres en todos los ámbitos; hace bromas sobre las suegras, y es en gran medida un producto de su entorno.

Su única fuente feminista es su abuelita Rosita, su abuela Rosa, que ha estado muerta desde hace mucho tiempo. Simplemente no tiene idea de cómo es la mitad de la Iglesia, o tal vez un poco más de la mitad.

Así que he estado decepcionada y frustrada con él desde esa perspectiva. Dicho esto, creo que su trabajo sobre el medio ambiente, sobre la lucha contra la pobreza, la pena de muerte…  en esas cosas estoy completamente de acuerdo con él. Pero en lo que respecta a las cuestiones de las mujeres, en particular – no solo la cuestión de la ordenación, sino también el control de la natalidad y el aborto – sobre cuestiones queer en general… Creo que su declaración “¿Quién soy yo para juzgar?” fue lamentable. A pesar de que la gente hizo lo imposible para elogiarlo.

“Quien soy yo para juzgar…?” Bueno, déjame decirte: tú eres el Papa, eres un católico, eres una persona, eres un pastor … Tu trabajo es juzgar: juzgar dónde está el amor. Así que estaba muy desilusionada con esa afirmación, a pesar de que la mayoría de la gente la veía como una apertura muy importante. Como persona, como católica, como feminista, como mujer, como lesbiana, no quiero la pregunta. Quiero la afirmación. No porque seamos nosotras -tengo una pareja y una hija- sino porque es el amor.

La otra cosa es que hacer esa declaración como jesuita es bastante hipócrita, porque en mi experiencia la Compañía es mayoritariamente gay. Por lo tanto, [Francisco] tiene muchos hermanos gay. Así que al menos podría ser honesto y decir: “Aquí tenemos un problema con la sexualidad, y tenemos que salir de eso”.

No es mi problema, y no voy a arreglarlo para ellos … y de hecho soy muy escéptica de que las mujeres lleguen y sean ordenadas: no quiero ordenar a nadie. Soy muy escéptica de recurrir a personas que no han creado el problema. He visto que esto ya ha pasado: por ejemplo, en una universidad católica, con una presidenta y abogada, intentando arreglar el caso McCarrick. Es una pesadilla que sean estas mujeres las que la tienen que arreglar.

No tengo una solución, y no estoy buscando una solución, más allá de la de amor y cuidado hacia las víctimas y los sobrevivientes [de abusos]. Cualquier cosa que podamos hacer en su nombre es una solución, pero las preguntas institucionales … los hombres están solos, a menos que vayan a abrir esto a nuevos modelos serios de comunidades dirigidas por laicos, no simplemente abiertas a ellos.

Se acabó el tiempo para ellos.

Fuente Religión Digital

 

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica , , , , , , ,

El denunciante del ‘caso Romanones’ expresa al Papa su “decepción” por la causa canónica

Sábado, 15 de septiembre de 2018

declaracion-de-danielManifiesta en una carta su “dolor” por la falta de investigación

“Hacer por su parte esas declaraciones sin tener toda la información, es un daño muy grave e irreparable”

El joven que con su denuncia provocó la apertura del caso Romanones, por el que el padre Román fue juzgado y absuelto de abusos sexuales a un menor, ha remitido una carta al papa Francisco para preguntarle por la investigación canónica y expresar además su “decepción” por el desconocimiento de la causa.

Con todo el dolor en nuestra alma y la decepción de ver cómo esta Iglesia de Cristo defrauda a las víctimas para abrazar a los abusadores de menores de edad, víctimas inocentes”, concluye la misiva de nueve páginas, a la que hoy ha tenido acceso Efe y que firma en Granada y Pamplona junto a otras tres personas que denuncian abusos.

 El joven señala en su escrito que unas declaraciones del papa Francisco, en las que aludió a que los sacerdotes investigados en su día habían sido absueltos, resultan “tremendamente ofensivas” para todas las víctimas del que define como “caso de abuso sexuales de Granada”.

“Es la muestra evidente de que ni Su Santidad, ni la Congregación para la Doctrina de la Fe, se han interesado realmente en este caso”, indica la carta, en la que hace un extenso repaso a distintas resoluciones judiciales para ratificar que los “abusos y violaciones” sí existieron.

En este sentido, subraya que el proceso jurídico y los diferentes autos hacen “ver de forma evidente que hay y habrá indicios racionales suficientes” para confirmar que los abusos existieron.

 El denunciante señala asimismo que el hecho de que no se hayan podido demostrar los hechos más graves imputados al único juzgado por esta causa, el padre Román, no quiere decir que los hechos de abuso sexual con prevalimiento, exihibicionismo y el daño causado por parte de nueve sacerdotes y dos laicos “no sean ciertos ni se puedan probar”.

Los cuatro denunciantes preguntan además al papa en la carta, que adelantaba el diario El País, si seguirán sin ser informados sobre el proceso canónico del que no han tenido “la más mínima notificación”.

La causa se inició cuando un joven que ahora tiene unos 28 años denunció unos abusos sexuales, que habrían ocurrido cuando contaba entre 14 y 17 años, ante la Fiscalía andaluza en octubre de 2014, hechos sobre los que llegó a pronunciarse el papa Francisco.

Esos delitos están prescritos por aplicación legal obligatoria de la ley de prescripción española, pero con indicios fácticos más que suficientes para ser juzgados por el derecho canónico, cosa que no han hecho ni desde el Vaticano, ni desde la Congregación para la Doctrina de la Fe”, añade la carta.

En el proceso judicial, independiente al seguido en la vía canónica, llegó a haber hasta doce investigados, diez curas y dos laicos, aunque la Audiencia decidió de manera definitiva declarar prescritos los delitos atribuidos a once de ellos.

La Fiscalía finalmente retiró, al considerar que no estaban acreditados los hechos, la acusación inicial contra el padre Román, único enjuiciado en la causa y para el que había pedido de forma provisional nueve años de cárcel.

La Audiencia de Granada absolvió en abril de 2017 al padre Román por la falta de persistencia de la acusación y la concurrencia de “graves contradicciones” en la declaración del denunciante.

Este último formalizó un recurso ante el Tribunal Supremo para pedir que se anulara el fallo de la Audiencia por obligarlo a pagar las costas de la defensa, y que las declarara de oficio.

El pasado abril, el Supremo dejó sin efecto esa condena al pago de las costas de la defensa y, para estimar el recurso presentado por el joven, argumentó que el denunciante no actuó con mala fe ni con temeridad.

 Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

“Aunque no lo creas me hice católica por el Orgullo gay”

Jueves, 13 de septiembre de 2018

caitlin-weaver-2-446x600Lo usual es que sea al contrario, que seas católico y que al final la Iglesia, con su homofobia, te eche para atrás. Pero nos ha hecho gracia encontrar un testimonio que es todo lo contrario, por eso la compartimos hoy contigo. Es la historia de Caitlin Weave, publicada por Huffington Post.

“Me hice católica por el orgullo gay.

Mi esposo y yo recién acabábamos de casarnos y hacíamos nuestra vida juntos en una nueva ciudad después de que la compañía donde él trabaja lo movió de Nueva York a Georgia. No buscaba que la iglesia fuera parte de esa nueva vida. Él fue criado como católico, y aunque no era particularmente devoto, estaba claro que si teníamos hijos serían criados como católicos. La idea no me gustaba. Asociaba a la iglesia católica con misas monótonas y aburridas, y con la opresión general de las mujeres y otros grupos marginados. Las cosas que menos puedo soportar son el aburrimiento y el patriarcado.

No es que no tuviera ningún tipo de Dios. Aunque no fui criada en ninguna denominación, llegué a conocer a Dios en el sótano de una iglesia a través de un programa de 12 pasos, después de que mi primer matrimonio se viniera abajo por el abuso de alcohol y drogas de mi entonces marido. Incluso empecé a ir a misa los domingos en el East Village con un amigo sobrio y su esposa. Era una iglesia progresista sin denominación que contaba con una congregación a la que lo mismo iban punks reformados, un crisol de familias jóvenes y lesbianas duras. Había un pastor muy tatuado, una muy buena banda y visuales llamativos como los que ves en una TED Talk o un concierto de Radiohead. Cuando empecé a salir en serio con mi futuro marido, a veces íbamos juntos a misa. Él iba a misa en una iglesia en medio de Broadway, el distrito teatral de Nueva York. Escuchar al coro era como ir a un concierto profesional, pero fuera de eso la misa me pareció fría e impersonal.

También me intranquilizaba la falta de diversidad a mi alrededor, un verdadero contraste con la multitud de neoyorquinos como lo que viajaba cada mañana en el metro. La experiencia no me conmovió, y si iba a la iglesia era porque quería llenarme de gracia, no para checar tarjeta con Dios.

Cuando nos mudamos a una nueva ciudad en el sur, el problema se resolvió a sí mismo temporalmente. No teníamos iglesia. Los fines de semana teníamos muchas cosas que hacer para instalarnos en nuestra nueva vida: ir a mercados de agricultores, comprar muebles, descubrir que restaurante hacía el mejor Bloody Mary. ¡No había tiempo para la iglesia!

Además, tenía el presentimiento de que si no había encontrado en Nueva York una iglesia católica lo suficientemente inclusiva para mí, mucho menos la encontraríamos en el sur. Le dije a mi esposo que no me veía adoptando un lugar donde no fueran bienvenidos mis amigos gays y mis amigas lesbianas.

Una amiga me contó de una nueva iglesia sin denominación, que sonaba como a la iglesia a la que iba en el East Village. Me habló de la banda y del joven pastor moderno que encendía un fuego en uno con sus palabras. Un día se lo conté a mi esposo mientras caminábamos al Festival del Orgullo Gay en un parque cerca de casa. Y vi una carpa con el nombre de esa misma iglesia.

“¡Ahí está!”, dije emocionada. “¡Y están regalando paletas orgánicas!”

Hablamos por unos minutos con las personas de la carpa y nos fuimos con una carpeta brillante de información y unas paletas increíbles.

“¿Qué pensaste?”, le pregunté a mi esposo.

Se encogió de hombros. “Se ven bien. Pero no son católicos”.

“Entonces, dónde están los católicos?” Molesta, me acerqué a las carpas de metodistas, luteranos, episcopalianos y sinagogas.

Estaba callado cuando dimos a vuelta a la cuadra.

“¡Eeeeey, chica!”

Y ahí estaban, vestidos con camisetas de arcoíris, los miembros del Santuario de la Inmaculada Concepción, una iglesia católica de Atlanta. Nos saludaron y sonrieron. Tuvimos una plática poderosa, y nos despidieron con unos deslumbrantes magnetos para el refri, camisetas y la promesa de ir a misa al día siguiente. La iglesia estaba a solo 3 kilómetros de casa.

caitlin-weaver

Caitlin Weaver en el Santuario de la Inmaculada Concepción en Atlanta, Georgia

A la mañana siguiente nos estacionamos en una calle vacía de un vecindario del centro conocido por sus albergues para indigentes y decrépitos edificios de gobierno. La iglesia compartía con orgullo el espacio en medio de la decadencia. Dentro encontramos la iglesia llena y el murmullo de las bromas y conversaciones mientras la gente se saludaba y abrazaba en las bancas. Casi la mitad de la congregación llevaba camisetas de arcoíris con el nombre de la iglesia. En el sur todavía informalmente segregado, era el grupo más mixto que había visto: personas de todas las razas, jóvenes, viejos, gay y heteros. Nuestra banca se sentía como un vagón del metro de Nueva York (sin el olor).

El sacerdote, un tipo genial parecido a Santa Claus, habló apasionadamente del amor de Jesús por toda la gente. Terminó recordando a quienes planeaban ir a la Marcha del Orgullo después de misa que usaran las camisetas, y que la próxima comida con la comunidad LGBTQ era el próximo viernes. El coro casi voló el techo con una canción entusiasta que hizo que todos aplaudiéramos y bailáramos en las bancas. Cuando terminó la misa, el padre y los diáconos se quitaron las sotanas para mostrar sus camisetas de arcoíris, y marcharon con orgullo por el pasillo central en medio de los aplausos.

Mi esposo me vio con los ojos muy abiertos. “Nunca en mi vida había visto una iglesia católica como esta”, dijo.

Perfecto”, respondí. “Entonces esta es nuestra iglesia católica”.

Nuestra iglesia es única, pero no debería serlo. Como otras, sufrió cuando la gente se fue de las ciudades a los suburbios. Pero en lugar de cerrar sus puertas, las abrió por completo para ayudar a la comunidad que se quedó. Fue una de las primeras de la zona en ofrecer misas para las personas afectadas por la epidemia del SIDA. Había cenas semanales para los enfermos, donde la comunidad LGBTQ, desproporcionadamente impactada, era bienvenida por los padres y miembros de la iglesia. Estas cenas semanales continuaron hasta la mitad de los noventa, y para entonces se había corrido la voz en la comunidad LGBTQ que había un lugar en el que eran bienvenidos para recibir el amor de Dios con las demás personas.

Si realmente queremos dejar atrás a la iglesia insular y corrupta, necesitamos una marca de apertura y hospitalidad radical para el futuro.

Con este (el último) horrible escándalo de la iglesia católica, no hay duda por qué la gente deja de ir a las iglesias. Si realmente queremos dejar atrás a la iglesia insular y corrupta necesitamos una marca de apertura y hospitalidad radical para el futuro. Muchos católicos comparten esta convicción. No solo están horrorizados por las acusaciones de abuso sexual que golpean a la iglesia, sino que ahora dos terceras partes apoyan el matrimonio igualitario. Pero lo que solemos escuchar del púlpito y ver en las bancas no concuerda con estos valores. Esta disonancia cognitiva es lo que aferra a la iglesia católica a su pasado de desprestigio.

Pero cuando miro alrededor de mi iglesia veo un futuro del que quiero ser parte. Así que aunque nunca haya querido pertenecer a la iglesia católica, ahí es donde me encontrarán cada domingo. Ahí bauticé a mi hijo. Ahí hago servicio. Hasta llevo una mentada calcomanía de la iglesia en mi carro. Digo, me he casado dos veces pero solo he pegado una calcomanía al carro, así que va en serio.

Creo que podrían decir que me he convertido en una señora de la iglesia.

Este año, cuando vaya a la Marcha de Orgullo con mi iglesia, volteará a todos lados, triste de que no haya más iglesias católicas. También me llenará de gratitud que, por ahora, encontré el lugar para mí, donde abunda la gracia y todos son bienvenidos”.

Fuente Oveja Rosa

General, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , , ,

El Tribunal de la UE prohíbe a la Iglesia despedir a empleados por cuestiones religiosas

Jueves, 13 de septiembre de 2018

justice-europeSanciona a un hospital alemán por echar a un médico que se casó tras divorciarse

La Justicia considera que las convicciones no son “condición esencial” para la actividad profesional

(J. Bastante).- La Iglesia no tiene potestad para despedir a una persona por criterios exclusivamente ‘morales‘. Así ha sucedido en España con el caso de Resurrección Galera, y ahora ocurre lo propio en el Tribunal de la UE de Luxemburgo, que ha sancionado a un hospital alemán por despedir a un médcio tras casarse por segunda vez.

La sentencia, tal y como recoge El País, ha rechazado que un hospital de Düsseldorf dependiente de la Iglesia Católica alemana despidiera a su jefe de Medicina Interna por haberse divorciado y posteriormente haber contraído matrimonio al considerar que sus convicciones no sonuna condición esencial” para su actividad profesional.

La sentencia, que ve el despido “discriminatorio, no es el primer revés que reciben en el marco de sus relaciones laborales las instituciones eclesiásticas alemanas, que emplean a más de 1,3 millones de personas.

En concreto, J. Q., creyente católico se separó de su mujer, y al cabo de un año rehízo su vida sentimental. La dirección del hospital no dijo nada, pero sí despidió al médico cuando contrajo matrimonio por segunda vez. Entonces, alegaron “causas sociales”, que se aplican desde 1993 en la Iglesia alemana.

Estas directrices afirman que todos los trabajadores católicos deben reconocer y respetar los principios de la doctrina religiosa y moral católica en materia de fe y buenas costumbres” y recuerda que “la vida personal” de la plantilla debe dar “testimonio” de ello.

Así, las autoridades justificaron el despido de J. Q. al considerar que había infringido de forma grave los deberes que tenía con su empresa al casarse por lo civil sin que su anterior matrimonio fuese declarado nulo por la Iglesia.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Un grupo de radicales ultracatólicos boicotea el desfile de un festival LGBT en Corea del Sur

Jueves, 13 de septiembre de 2018

640x0-noticias-violent-protesters-disrupt-lgbti-festival-in-south-koreaViolent protesters disrupt LGBTI festival in South Korea (Facebook) | Foto: Uso permitido

Un grupo de radicales ultracatólicos violentos boicotea el desfile y otras actividades de un festival de LGBT en Corea del Sur. Además de agresiones físicas y daños materiales, la organización del festival se ha visto obligada a cancelar algunas de las actividades previstas.

La ciudad portuaria de Incheon acoge este sábado, 8 de septiembre, la celebración de un festival LGBT que incluye un desfile y diferentes actuaciones musicales. Algo más de cien mil personas asisten al evento, un récord de participación según la organización, que no pudo ser celebrado tal y como estaba previsto ante la irrupción de un grupo de violentos ultracatólicos que boicotearon el evento, causando daños materiales e impidiendo que se celebrara el desfile y otras actividades programadas. «El desfile, que se suponía que duraría 20 minutos, terminó tardando cinco horas en terminar (…). [No importa lo que suceda], nuestra existencia y nuestro amor no pueden ser negados», publicaron en Twitter los miembros de la organización del festival.

Según la policía, alrededor de 300 miembros del colectivo LGBT fueron aislados al quedar rodeados por un grupo de 1.000 personas que, tirándose al suelo, bloquearon las salidas de la Plaza Dongincheon North Plaza, en una tensa situación que se prolongó durante al menos cinco horas. Durante todo este tiempo, los manifestantes ultracatólicos increparon a los asistentes al festival exigiéndoles que «abandonaran Incheon para siempre» y «dejaran de malgastar el dinero de los impuestos en el tratamiento del sida». También llevaban pancartas con consignas en las que aseguraban protestar «contra la homosexualidad porque amamos (a la humanidad)». Algunas de las personas que quedaron atrapadas aseguran haber sufrido también agresiones físicas.

Un total de tres camiones y otros vehículos no pudieron acceder al recinto, terminando con los neumáticos destrozados, además de ocasionar otros destrozos materiales. Estos vehículos transportaban instrumentos musicales y vestuario para los artistas cuyas actuaciones tuvieron que ser finalmente canceladas al no poderse preparar los escenarios. Asimismo, tampoco se pudieron establecer los puestos de comida y de venta de otro tipo de productos.

«Nuestras banderas y pancartas fueron dañadas por manifestantes anti-homosexuales, y no pudimos comer ni usar el baño durante todo el día (…). Expresamos nuestra gratitud a aquellos que se quedaron con nosotros a pesar de tanta violencia, especialmente los organizadores del festival que hicieron sus mayores esfuerzos para garantizar nuestra seguridad. Siempre estaremos con la comunidad LGBT en el futuro», declara en un comunicado Rainbow Mama Papa, un grupo de padres con hijos LGBT.

A pesar de la homosexualidad es legal en Corea del Sur, las actitudes conservadoras, especialmente entre los cristianos, y el hecho de que no exista ninguna ley que proteja contra la discriminación, lleva a muchos coreanos a seguir viviendo en el armario. Un mes antes de la celebración del festival, funcionarios de la ciudad de Incheon se habían negado a cursar su solicitud alegando falta de estacionamiento, que fue apelada por la organización del festival.

Fuente Universogay

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Furgón de Cola

Miércoles, 12 de septiembre de 2018

tranvias-de-vigo-coche-no-50-en-la-linea-de-florida-c-1950Del blog de Tomás Muro La Verdad es libre:

EL FURGÓN DE COLA Y LA IGLESIA.

En los trenes, en los aviones, incluso en los autobuses suele haber distinción de clases: los que pueden, viajan en primera, en premium, en bussines classe. La gente de a pie viajamos en segunda, en clase turista, cuando no en el “furgón de cola”.

En la Iglesia ocurre algo por el estilo. Los “cristianos de élite”, la jerarquía viaja y exige viajar por la vida en primera y en una perfección plena, en una santidad que toca el monte Tabor. Pero los que somos de la “peña” cristiana de San Felipe de Neri, que decía a los suyos: sed buenos si podéis, pues vamos como podemos en el “furgón de cola”

Y es que esto de la Iglesia, más bien de la jerarquía eclesiástica, es como las Olimpiadas. Citius, altius, fortius: más rápido, más alto, más fuerte. Para ir a la olimpiada de Moscú -o de donde fuere- hay que saltar 7 metros en pértiga y 2,5 metros en altura, hay que correr los 100 metros en 10 segundos. Pero claro, la gente saltamos y andamos lo que podemos y como podemos; por eso, todos caminamos por debajo de los listones establecidos y a la velocidad de nuestras posibilidades. Ahí vamos la “peña cristiana”.

Vamos como quienes iban los que seguían a Jesús: enfermos, cojos, pecadores, prostitutas, hambrientos, epilépticos, etc.

Sed buenos si podéis, aunque sea en el furgón de cola

Espiritualidad, Iglesia Católica , , ,

Georg Gaënswein: “Los abusos a menores son el 11-S de la Iglesia”

Miércoles, 12 de septiembre de 2018

7c076f2bb9625abc73779ed75ab4162f-papa-francisco-catholicSin comentarios… podrían ser muy duros acerca del papel del papa Benedicto XVI en este tema.

“Nuestra catástrofe fue de muchos años e innumerables víctimas”

El secretario de Ratziner define la pederastia como “un ataque a la misma Iglesia desde su interior”

Los abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra menores durante años son el 11 de septiembre” de la Iglesia Católica, aseguró hoy arzobispo Georg Gaënswein, secretario del papa emérito Benedicto XVI.

“Hoy es el 11 de septiembre, fecha de un desastre apocalíptico, y también la Iglesia, en el torbellino de las noticias las últimas semanas (…) observa llena de desconcierto su propio 11 septiembre, nuestra catástrofe”, afirmó el arzobispo, en referencia a los abusos sexuales.

“Sin embargo (nuestra catástrofe) no está asociada a una sola fecha, sino a muchos días y muchos años e innumerables víctimas, añadió el que fuera “hombre fuerte” del Vaticano durante el pontificado del papa Ratzinger.

Gaenswein utilizaba el símil entre los atentados del 11S en Estados Unidos y el terremoto creado en la Iglesia Católica por las revelaciones sobre décadas de abusos sexuales al presentar hoy el libro “The Benedict option” del periodista estadounidense Rod Dreher, en el Parlamento italiano.

“Nadie ha atacado a la Iglesia de Cristo con aviones de línea llenos de pasajeros. La Basílica de San Pedro sigue en pie, señaló, pero -continuó con el paralelismo- “las noticias provenientes de EEUU últimamente nos han informado de cuántas personas han quedado heridas irremediable y mortalmente por sacerdotes de la Iglesia Católica”.

Se refería a las escandalosas y terribles conclusiones del informe de la Corte Suprema del estado de Pensilvania (EEUU) que documenta 300 casos de “sacerdotes depredadores” sexuales en seis diócesis e identifica a unos 1.000 menores que han sido víctimas.

Gaenswein defendió el papel del papa Benedicto XVI y dijo que denunció muchas veces en el curso de su pontificado la pedofilia, calificando los abusos del clero como un ataque a la misma Iglesia desde su interior.

Entre otros, recordó un viaje a EEUU en 2008, cuando el papa “trató de sacudir” a los obispos reunidos hablando de la “profunda vergüenza” que le causaban las noticias sobre abusos a menores. “Pero fue en vano, los lamentos del Santo Padre no lograron contener el mal”, añadió.

Fuente Agencias, vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Argentina: Colegio religioso obligó a estudiantes a abandonar una charla

Miércoles, 12 de septiembre de 2018

odio-a-las-lesbianasA los 10, 15 minutos alguien se acerca a la organizadora, le susurra algo y entonces avisa que se tienen que retirar. Eran dos colegios. Uno se llama AMEN (Asociación Mutualista Evangélica de Neuquén) y el Sagrado Corazón. Los que se retiraron fueron los de AMEN. Entonces los chicos protestaron. ’¿En serio?’, decían. ’¿En serio? ¿En serio?’. Tardaron cinco minutos en salir. Nos organizamos y seguimos”, contó la autora a Infobae.

“Después los chicos, que tenían unos buzos celestes, se acercaron a disculparse como si fuera su culpa. Incluso varios con el libro en la mano para que se los firmara. De hecho, un padre se acercó y me mostró un audio de su hija pidiéndole que le comprara el libro”, agregó.

Desde la escuela marcharon reclamando la intervención del gobierno y rechazando lo que dieron por llamar “ideología de género”.

Fuente Oveja Rosa

Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , ,

Fray Mychal F. Judge: cristiano, franciscano y gay “in memoriam”

Martes, 11 de septiembre de 2018

MychalJudgeEs parte de nuestra memoria histórica, por eso traemos de nuevo la entrada que publicábamos el año pasado:

Hace 17 años éramos testigos, en directo, de uno de los atentados más terribles que causaba 1102 víctimas.

Nuestra web, nuestra Comunidad, conmemora a estos inocentes que perdieron la vida recordando a uno en especial: fray Mychal F. Judge; cristiano gay.

Como cada año cientos de personas marcharan por las calles de la ciudad de Nueva York para honrar la memoria del padre Mychal Judge, franciscano, la primera víctima registrada del 11 de septiembre de 2001 en los atentados contra el World Trade Center. Judge, capellán de los Bomberos de Nueva York, tenía 68 años de edad cuando murió mientras le daba la extremaunción en ese lugar a un bombero.

Cuando los comandantes dieron órdenes de evacuar el edificio, se negó a abandonar a los cientos de bomberos que seguia atrapados en el interior diciendo: “Mi trabajo aquí no ha terminado.

Fray Mychal subió al altillo intentando llegar hasta algunos bomberos lesionados. Al ver el desastre, clamó fervientemente y en repetidas ocasiones, “¡Jesús, por favor terminar con esto ahora! ¡Dios, por favor pon fin a esto!”

El médico forense declaro en su certificado de defunción, que fray Mychal Judge murió de un fuerte traumatismo en la cabeza. La herida era visible en la parte posterior de la cabeza. Fue designado como Víctima 0001 porque el suyo era el primer cuerpo recuperado de la escena. .

Su cuerpo fue llevado inicialmente a la iglesia de San Pedro en la calle de la WTC, a continuación, fue llevado a la estación de bomberos West 31st Street, y luego a su casa a la Iglesia de San Francisco de Asís para el velatorio y el funeral. Está enterrado en el cementerio de Santo Sepulcro en Totowa, Nueva Jersey. Allí sigue siendo visitado, 15 años después, por devotos de todo el mundo.

La chaqueta de fuego y casco que el P. Mychal llevaba cuando murió – quizás el más sagrado de sus reliquias físicas – están ahora expuestos en el Museo de Bomberos de Nueva York.

Sorprendentemente, fueron encontrados intactos en los escombros del World Trade Center en la que todo lo demás se pulverizó.

En la vida de fray Mychal Judge se constata la extraordinaria imitación con Cristo, “Como un pastor que apacienta el rebaño, su brazo lo reúne, toma en brazos los corderos y hace recostar a las madres.” (Isaías 40, 11).

amigo de los rechazados (Mychal con el matrimonio Tom Moulton y Bendan Fay)

Mychal con el matrimonio Tom Moulton y Bendan Fay

Miles ahora rezamos por su intercesión por muchas causas. Aquellos que ayudo en vida, y que sigue ayudándoles:

bomberos y policías,
niños y personas mayores,
homosexuales y lesbianas,
familias y personas individuales,
alcohólicos en recuperación,
los niños con autismo,
prenatales y enfermedades del corazón,
inmigrantes y refugiados,
las personas sin hogar y los hambrientos,
los enfermos, heridos, y asustados,
las personas con VIH,
los dolientes que han perdido a sus seres queridos,
el acusado falsamente y rehenes;
traicionados por los funcionarios de la Iglesia,
los que se sienten abandonados por Dios,
los que dudan de su fe,
los que dudan de su autoestima,
los que despiertan a Dios,
los que regresan a Cristo,
los que viven su renovación espiritual,
y los que sirven…

“Éstos son los más pequeños de mis hermanos…”

Era un titán; tenía admiradores y amigos de todos los sectores políticos y sociales; su vida se conmemora en el aclamado documental “El santo de 11/S.” En la película destaca el intento de mostrar un secreto a medias del sacerdote, su homosexualidad. En su diario privado, el venerado sacerdote católico escribió: “pensé en mi condición homosexual y cómo la gente que conozco nunca llega a conocerme por completo.” Esto le llevo a vivir abiertamente su condición y llevar adelante un audaz apostolado en los lugares de ambiente de Nueva York.

Fray Michal, intercede por nosotros….

***

Espiritualidad, General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Marie Collins vuelve a reivindicar un tribunal central para obispos encubridores

Viernes, 7 de septiembre de 2018

one-in-four-10th-anniversary-reports-310x415Responde a las palabras del Papa, que apuntó que estaba “obsesionada” con el tema

La Iglesia católica debería tener un estándar universal para todos sus líderes

(Marie Collins*).- Junto con otros siete supervivientes, me reuní con el Papa Francisco el 25 de agosto, momento en el que le pregunté por qué el Tribunal central de rendición de cuentas del Vaticano anunciado en 2015 no se estaba implementando.

En su respuesta, habló de su creencia de que, por razones culturales, ese tribunal “no era viable”. En aquel momento, en lugar del tribunal, hizo referencia a su motu proprio de 2016 Como una madre amorosa, tal y como hizo más tarde en su rueda de prensa el 26 de agosto en el avión a Roma.

En el avión expresó la creencia de que yo estaba “un poco obsesionada” y no “entendí” el proceso que se está utilizando ahora. No tengo ningún problema en admitir que estoy decidida a ver que aquellos que protejan alos perpetradores sean culpabilizados (¡aunque no me describiría a mí misma como “obsesionada”!).

El sacerdote que abusó de mí fue denunciado como a su obispo poco después, pero su éste no hizo nada, y el clérigo continuó abusando sexualmente de niñas en sus parroquias durante los siguientes 30 años. De ahí mi determinación de que los perpetradores no estén protegidos.

En verdad entiendo la opción alternativa que Francisco ha elegido, en lugar del tribunal centralizado. La declaración sobre mi falta de comprensión me recuerda al cardenal Gerhard Müller, quien después de mi renuncia a la Pontificia Comisión para la Protección de Menores en 2017 también dijo que no “entendí”. Entendí en este caso también.

Es obvio que ahora Francisco está a favor de los tribunales locales o separados para que los obispos rindan cuentas, pero me pregunto: ¿qué le ha hecho cambiar de opinión desde 2015? En ese momento, su Comisión para la Protección de Menores le recomendó un tribunal de responsabilidad central en el Vaticano. Esta recomendación para un tribunal central fue aprobada por todos los miembros de la Comisión, expertos que [el Papa] había elegido de diferentes orígenes culturales para asesorarlo.

El 10 de junio de 2015, el Consejo de Cardenales anunció que el Papa estaba de acuerdo con esta recomendación y que proporcionaría los fondos o el personal necesarios para implementarla. Más tarde, un miembro cercano a la Congregación para la Doctrina de la Fe informó a la Comisión que había sido bloqueado por ellos y, como sabemos, nunca fue implementado.

El Papa Francisco no ha explicado por qué aceptó un tribunal central en 2015, pero ahora siente que “no es posible”. ¿Quién o qué lo ha llevado a cambiar de opinión?

La razón principal del Papa al querer diferentes jueces para diferentes obispos, tal como se expresó durante la rueda de prensa, obedece a las “diferentes culturas de los obispos que deben ser juzgados”. Debo admitir abiertamente que no entiendo. La Iglesia católica debería tener un estándar universal para todos sus líderes.

Si en algunas culturas hay prácticas aceptables que no están aprobadas en el derecho internacional o en la propia ley canónica de la Iglesia, uno pensaría que, en lugar de bajar sus estándares para adecuarse a la cultura, la Iglesia debería asegurarse de hacer lo opuesto y convertirse en un líder para cambiar esa cultura y para proteger a los vulnerables. Todos los niños deben ser queridos por igual.

Hablando en la rueda de prensa, en el contexto de una pregunta de responsabilidad, Francisco se refirió al veredicto contra el arzobispo de Guam, Anthony Apuron, como la última vez que se usó este sistema. Creo que este caso fue uno de perpetración de abusos, por lo que este no es un problema de responsabilidad. ¿Por qué la confusión?

El Papa cita como parte de la razón para no tener un tribunal central el hecho de que para algunos obispos “dejar sus diócesis … no es posible”. Si es una verdadera imposibilidad, ¿no podría haber una excepción para que un tribunal del Vaticano tuviera una audiencia local en ese caso particular?

Al hablar de su proceso al usar “Como una madre amorosa”, el Papa dijo que “muchos obispos han sido juzgados de esta manera”. ¿Han sido todos declarados inocentes? O si ha habido veredictos de culpabilidad, ¿por qué no se han hecho públicos?

Si todo está en orden y los obispos están rindiendo cuentas detrás de los bastidores, ¿por qué, en su reciente carta al Pueblo de Dios, se refiere Francisco a los esfuerzos “para llegar a” y las demoras en “aplicar” las “acciones y sanciones que son tan necesarias”?

En su rueda de prensa, el Papa expresó su intención de reunirse conmigo cuando esté en Roma y explicar cómo funciona el nuevo proceso de rendición de cuentas bajo su motu proprio. Debido a la presión del tiempo el 25 de agosto, no pudimos debatir los temas extensamente, por lo que agradecería esa oportunidad. Creo que sería importante hacerle algunas de las preguntas anteriores para luego explicarlas, a fin de aclarar el tema de la rendición de cuentas.

Estaré en Roma del 9 al 14 de septiembre en una visita privada y me gustaría mucho reunirme con Francisco para entender mejor las respuestas a estas preguntas. Si esto no es posible, espero que haga una declaración a los fieles que cubra estos temas y establezca claramente lo que se está haciendo, ya que muchos están sufriendo por lo que está sucediendo hoy en su Iglesia.

*Marie Collins es defensora de las víctimas de abusos sacerdotales.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Una supuesta lista del ‘lobby gay’ amenaza al Vaticano

Viernes, 7 de septiembre de 2018

35035082-91e3-4ab5-963c-603e08972956Están desesperados ante la que está cayendo así que a buscar un chivo expiatorio. ¡Sinvergüenzas!

Se filtra el informe secreto de Tomko, Herranz y De Giorgi que motivó la renuncia de Ratzinger

Algunos de los nombres podrían seguir en la Curia, especialmente en Propaganda Fide y Secretaría de Estado

(Hernán Reyes Alcaide, corresponsal de RD en el Vaticano).- En medio de la conmoción mundial iniciada el pasado 26 de agosto con la carta abierta del ex nuncio en Washington Carlo Maria Viganò, que pidió la renuncia del papa Francisco basado en acusaciones aún sin respaldo de un encubrimiento pontificio al cardenal Theodore McCarrick, el Vaticano volvió a ponerse en estado de alerta en las últimas horas ante la aparición de una supuesta lista de miembros de un “lobby gay” aún en actividad en puestos claves de la jerarquía de la Santa Sede.

 Según publicó el diario “Il fatto quotidiano”, hay un dossier en circulación que detalla supuestos miembros, con nombres, apellidos y documentación, del denominado “lobby gay” desde la época del primer “Vatileaks”, el escándalo de filtración de documentos que activó el dominó que precipitó, en 2013, la renuncia del entonces pontífice Benedicto XVI.

Si bien los nombres que aparecerían la lista permanecen por ahora en secreto, en el elenco “hay personas que han sido removidas por el Papa, otras fueron trasladadas de oficinas y otras, sin embargo, siguen desempeñando importantes cargos en el interior de órganos estratégicos del Vaticano, como por ejemplo Propaganda Fide y hasta la Secretaría de Estado

De acuerdo al periódico italiano, que reprodujo la información preservando los nombres de los involucrados, la lista en circulación se trata de “documentos contenidos en la investigación que los cardenalesJulián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi entregaron a Benedicto XVI antes de su dimisión”. Ese informe fue mantenido como reservado más de cinco años años y ésta, de confirmarse, sería la primera filtración sobre el contenido de una investigación de una dureza tal que terminó de quitar las fuerzas al ahora papa emérito.

La investigación de los tres cardenales habría sido realizada en base a interrogatorios de decenas de sacerdotes y otros religiosos, acompañadas de acuerdo al periódico por muchos documentos que corroboran los nombres y las situaciones descritas. “Il fatto” agregó, tras ver una parte del contenido, que contiene “un cuadro detallado e inquietante de la corrupción moral y material del clero, con nombres, apellidos y circunstancias”.

“Si la opinión pública llegara a conocer el contenido del informe final sería un desastre para la imagen de la Iglesia, ya devastada en todo el mundo por los escándalos sexuales. Pero es lo que podría ocurrir en esta fase, visto que el revolotear de cuervos es una praxis secular en el Vaticano, que reflota cuando la guerra entre bandas se hace más dura”, planteó el periódico.

 Cuando el Vaticano aún batalla contra las derivaciones de la carta abierta con la que Viganò y su entorno iniciaron la nueva escalada contra Francisco, la aparición de la supuesta lista de los miembros del lobby gay se da después de que el propio ex nuncio en Washington reconociera en una entrevista reciente que aportó datos y documentos a los tres cardenales investigadores del Vatileaks.

En esa entrevista publicada el 27 de agosto, Viganò se preguntó por qué nunca había sido hecho público el informe de los tres cardenales ordenado por el ahora papa emérito.

 “Me dirijo a los periodistas: ¿por qué no preguntan cómo ha terminado la caja de documentos que todos vimos que Benedicto le entregó a Francisco en Castelgandolfo? ¿Ha sido todo inútil?”, planteó, en una frase que a la luz de la nueva filtración puede ser interpretada como un reconocimiento de su participación.

La noticia de la supuesta existencia de una lista del “lobby gay” dentro del Vaticano se conoce cuando continúa el silencio del papa Francisco y de la Santa Sede frente a las acusaciones de Viganò, quien después de la publicación de su primera carta el 26 de agosto agregó material crítico con Jorge Bergoglio y acusó al pontífice y a sus colaboradores de haber mentido en torno al encuentro de 2015 con la activista contra el matrimonio gay Kim Davis en Estados Unidos.

Tras la carta de Viganò, frente a la que Bergoglio se limitó a pedir a la prensa “discernimiento” para su análisis, sectores conservadores de Estados Unidos han ido subiendo la presión contra el pontífice, al punto que tanto el Wall Street Journal como la edición en español de la CNN han publicado artículos de opinión en los que hablan del “fin del papado” si las denuncias del ex nuncio se comprueban ciertas.

Pero sí se han mostrado activas con contundentes comunicados en apoyo al pontífice varias conferencias episcopales, especialmente latinoamericanas como Argentina, Chile y Perú, y otras como la española. Hasta el presidente estadounidense Donald Trump planteó su posición en las últimas horas y aseguró que “el papa lo está afrontando imagino que lo mejor que alguien puede afrontarlo”.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

Declaraciones del Grupo de Fe y Espiritualidad de FELGTB acerca de las últimas declaraciones del Papa

Miércoles, 5 de septiembre de 2018
abusosDesde el Grupo de Trabajo de Fe y Espiritualidad constatamos que muchas iglesias cristianas tienen aún trabajo por delante para incluir nuestra realidad y cesar de discriminarnos e invisibilizarnos. En concreto, la Iglesia Católica debe hacer realidad el Evangelio e incluir nuestra realidad como haría Jesús. Él nunca nos rechazaría ni nos dejaría de lado. Todo lo contrario: nos acogería y nos dignificaría como hizo con las mujeres, las/los/les pobres y todas las personas estigmatizadas por las clases poderosas.
Recientemente el Papa ha hecho unas declaraciones recomendando recurrir a la psiquiatría cuando se detecte en los niños “tendencias homosexuales”. Dichas palabras han sido recibidas con dolor y mucha tristeza. No obstante, a la luz de sus declaraciones, no deja claro si la mención que hace sobre recurrir a la psiquiatría para atender “a las personas con tendencias homosexuales” se puede interpretar como ayuda para aceptar y normalizar la vivencia de la homosexualidad o, por el contrario, para “curarla”. Creemos que mencionar “Psiquiatría” e indicar que serviría para “ayudar” a los/las homosexuales ha creado un malestar innecesario y ha causado un dolor difícil de curar.
El desafío actual del Papa es convivir, por un lado, con la plena inclusión de las personas LGTBI y, por otro lado, con posturas más ultraconservadoras y radicales hacia nuestro colectivo. No obstante, la Iglesia Católica tiene que pedir perdón a las personas LGTBI por todas las declaraciones y palabras faltas de caridad y que incitan al odio. En concreto, tiene que pedir perdón por condenar la homosexualidad, negar la identidad de las personas trans e invisibilizar a las personas intersexuales y bisexuales. Y, por supuesto, ceñirse al Evangelio y dejar de lanzar mensajes discriminatorios, culpabilizantes e invisibilizantes y hacer realidad el AMOR incondicional De Dios hacia todas/todos/ todes. Además, tiene que incluir a las familias diversas, los matrimonios entre personas del mismo sexo, a las familias constituidas por personas divorciadas que se unen en un nuevo proyecto en común. Tiene que incluir plenamente a la mujer y concederles el acceso a los ministerios y al pontificado. Debe dejar de mencionar que los niños/as/es LGTBI tienen que acudir a especialistas para “tratarse”. La orientación sexual y la identidad de género son realidades que pertenecen a la naturaleza humana y no son en absoluto desviaciones.
Fuimos soñados por Dios Madre y Padre para añadir riqueza y diversidad a su Creación.
Aunque en el día de hoy el Vaticano ha modificado la declaración y ha aclarado que en lugar de Psiquiatría quería decir atención psicológica, seguimos reiterando que las declaraciones son bastante ambiguas y que pueden seguir siendo entendidas como discriminatorias.

Fuente FELGTB

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.