Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Dictadura’

“Nayib Bukele, rehén del fundamentalismo evangélico”, por Juan José Tamayo

Martes, 20 de febrero de 2024

IMG_2876


Leído en su blog:

De nuevo presidente de El Salvador tras unas elecciones fraudulentas

El artículo 154 de la Constitución salvadoreña establece que “el período presidencial será de cinco años y comenzará y terminará el día primero de junio, sin que la persona que haya ejercido la Presidencia pueda continuar en sus funciones ni un día más”

En dicho encuentro, Bukele expuso su testimonio sobre el apoyo que recibió de Dios en su acceso a la presidencia del país. Contó cómo el Espíritu Santo anunció a unos pastores evangélicos antes de las elecciones que él sería presidente de El Salvador

Bukele tomó la Asamblea rodeado de militares y policías, violando el dispositivo de seguridad legislativa. Se sentó en la silla del presidente del Poder Legislativo, hizo sonar el gong para abrir la sesión, se quedó en silencio, se cubrió el rostro con las manos, se puso a orar y, haciendo apelación a una legitimidad divina, dijo que Dios le había hablado y le había dicho que “tuviera paciencia

Nayib Bukele acaba de conseguir la presidencia de la República de  por segunda vez. Y lo ha hecho en unas elecciones fraudulentas ya que la Constitución salvadoreña prohíbe la reelección. El artículo 154 establece que “el período presidencial será de cinco años y comenzará y terminará el día primero de junio, sin que la persona que haya ejercido la Presidencia pueda continuar en sus funciones ni un día más”. El artículo 248 es contundente al afirmar que “no podrán reformarse en ningún caso los artículos de esta Constitución que se refieren a la forma y sistema de Gobierno, al territorio de la República y a la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República”. Por si hubiera alguna duda sobre la no continuidad del Presidente, según el artículo 75, “pierden los derechos de ciudadano los que suscriban actas, proclamas o adhesiones para promover o apoyar la reelección o la continuación del Presidente de la República, o empleen medios directos encaminados a ese fin”. Según este artículo, promoviendo su reelección y presentándose a ella, es el propio Bukele el que pierde sus derechos de ciudadanía.

En esta artículo voy a centrarme en la alianza del Bukele con los sectores evangélicos fundamentalistas, de los que es rehén. Son ellos quienes legitiman religiosamente su política represiva, autoritaria y, a la postre, antidemocrática, desde que asumió la presidencia por primera vez en 2019. En diciembre de 2018, en vísperas del cierre de la campaña electoral a la presidencia de la República salvadoreña, el candidato Bukele se comprometió ante un grupo de pastores evangélicos a crear una Secretaría de Valores en sintonía con la educación moral que ellos impartían en sus iglesias. En su toma de posesión como presidente de la República, el 1 de junio de 2019, invitó a dirigir una oración al pastor evangélico argentino Dante Gebel, ministro de las Asambleas de Dios, pastor de River Church de Anaheim (California) y cantante en estadios abiertos donde ha conseguido reunir a 100.000 personas

Años antes de ser presidente, Bukele recibió la visita de Franklin Cerrato, pastor evangélico para la diáspora salvadoreña en Estados Unidos, con quien desde entonces mantiene una estrecha relación.  El 23 de julio de 2019, Cerrato organizó un encuentro de líderes evangélicos de la diáspora, del Movimiento Pastores por El Salvador y de la Latino Coalition for Israel con Bukele, ya como presidente de la República, en el hotel Crowne Plaza de San Salvador, donde presentó una propuesta de Iglesia para la nación y un plan de trabajo conjunto para “recuperar los valores y principios para la familia”. En dicho encuentro, Bukele expuso su testimonio sobre el apoyo que recibió de Dios en su acceso a la presidencia del país. Contó cómo el Espíritu Santo anunció a unos pastores evangélicos antes de las elecciones que él sería presidente de El Salvador.

El ‘anuncio’ de Dios

En 2012 había ganado las elecciones a la alcaldía de San Salvador. Su intención era volver a sus empresas una vez terminada su gestión en la alcaldía. Pero sus planes cambiaron cuando un grupo de pastores de distintos países se presentó en su despacho para informarle de lo que Dios les había comunicado: que sería presidente de la República y después tendría otro cargo que no le revelarían.

En citado encuentro del 23 de julio estuvo presente Mario Bramnick, pastor asesor de Donald Trump, cuya misión era defender a Israel y convencer a los líderes latinoamericanos para que trasladaran sus embajadas en Israel a Jerusalén. El pastor anunció allí el final del cautiverio de El Salvador y de toda América Latina y declaró a Bukele libertador de su país: “Estamos en una etapa de cumplimiento de la profecía de los 70 -dijo-. El tiempo del cautiverio se acabó, el Señor está levantando Ciros no solo en Estados Unidos, sino en Latinoamérica. Bolsonaro es un Ciro, su presidente Bukele es un Ciro para este tiempo. Dios está sobre él” [1].

Bramnick reconoció estar en un tiempo “muy sobrenatural” y presumió de que, gracias a la intervención divina y al lobby de la Oficina de la Fe de la Casa Blanca, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ya había trasladado a Jerusalén su embajada en Israel. La vinculación de Bukele con pastores ultraconservadores no se limita a encuentros puntuales, son relaciones sostenidas por redes cercanas a Bramnick, con fuertes lazos políticos con gobiernos de derecha y una expresa oposición al matrimonio homosexual y al aborto, propuestas fundamentales de la agenda moral de los pastores evangélicos, que coinciden con las de la Iglesia católica.

Otros personajes políticos de la derecha salvadoreña han reforzado la tendencia presidencial hacia el fundamentalismo. La diputada del Partido Conciliación Nacional, Eileen Romero, presentó en noviembre de 2019 en la Asamblea Legislativa una moción para decretar la lectura obligatoria de la Biblia en las escuelas. También en noviembre de 2019, la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa otorgó un espacio en la agenda oficial para que un grupo de diez pastores evangélicos entrara a orar por los diputados y las diputadas para que “Dios los ilumine” a la hora de legislar sobre los grandes temas del país.

Oraciones para legitimar el autogolpe

IMG_2877Desde su elección como presidente de la República de El Salvador, en junio de 2019, Nayib Bukele viene dando numerosas muestras de autoritarismo y autocracia, que llegaron a su zenit con el autogolpe de Estado en febrero de 2020. El 9 de febrero de ese año convocó por vía de urgencia a la Asamblea Legislativa para aprobar un crédito de 109 millones de dólares para su plan de seguridad pública, denominado Control Territorial, que había sido impugnado anteriormente por fallos de tipo constitucional. Esta situación llevó a la parte opositora de la Legislatura a rechazar la convocatoria. Ante la negativa, Bukele hizo un llamamiento a la insurrección popular pidiendo a la gente que acudiera al exterior de la Asamblea para presionarla por la aprobación del crédito extraordinario. El Ejército le prestó públicamente lealtad y le mostró su disposición a cumplir sus órdenes. Las Fuerzas Armadas ocuparon las calles adyacentes a la Asamblea y finalmente todo el recinto legislativo. Se trataba de una violación del Estado laico y de un retroceso democrático.

Ese mismo día, con la sola asistencia de 28 de los 84 diputados, Bukele tomó la Asamblea rodeado de militares y policías, violando el dispositivo de seguridad legislativa. Se sentó en la silla del presidente del Poder Legislativo, hizo sonar el gong para abrir la sesión, se quedó en silencio, se cubrió el rostro con las manos, se puso a orar y, haciendo apelación a una legitimidad divina, dijo que Dios le había hablado y le había dicho que “tuviera paciencia”.

Lo que hizo Bukele en realidad fue un intento de golpe contra la Asamblea Legislativa al entrar en ella rodeado de militares y policías y, a la postre, contra la democracia, así como una usurpación de la función del presidente del Legislativo. La toma militar de la Asamblea fue un atentado contra la regla democrática de separación de poderes, que pretendió legitimar religiosamente a través de la oración que hizo sentado en la sede del presidente del Poder Legislativo. Los únicos apoyos con los que contó fueron su partido aliado, el ejército y la policía. Con la toma militar del Parlamento demostró su negativa al diálogo y su incapacidad para llegar a acuerdos con las diferentes fuerzas políticas representadas en la Asamblea Legislativa.

Numerosos colectivos sociales condenaron la militarización, la toma violenta y la profanación del espacio legislativo nacional. La oposición reclamó la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA) para frenar lo que calificó de “autogolpe de Estado”. La OEA no se pronunció al principio de manera concluyente, pero días después respaldó a Bukele.

Gestión autoritaria de covid-19 en El Salvador

Volvió a demostrar su perfil autoritario, antidemocrático y religiosamente fundamentalista durante la pandemia de la covid-19. Declaró “Estado de Excepción” sin que se hubiera producido un solo caso de contagio. Cuando los casos de contagio aumentaron, anunció en la cadena nacional de radio y televisión que la presidencia, en vista de la difícil situación, decretaría el domingo 24 de mayo de 2020 como Día Nacional de la Oración “para que Dios sane nuestra tierra y nos permita vencer la pandemia que está golpeando al mundo entero”.

Nuevamente, el 9 de agosto del mismo año, cuando la pandemia estaba en su mayor escalada en El Salvador, decretó otro Día Nacional de la Oración “para pedir a Dios que nos proteja de esta enfermedad y nos libre de sufrimiento”. Cuando los casos comenzaron a bajar, atribuyó el descenso, entre otras causas, a los días nacionales de la oración decretados por él.

Recuperar la figura profética de monseñor Romero

En el clima de integrismo político-religioso reinante hoy en El Salvador, creo necesario recuperar la figura profética y de gran talla moral de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, arzobispo de El Salvador, asesinado por orden del Mayor Roberto D’Aubuisson y canonizado por el papa Francisco el 14 de octubre de 2018. Cuarenta y cuatro años después de su asesinato sigue siendo faro que ilumina la oscuridad del presente. Él es hoy un símbolo del cristianismo liberador que asumió la opción ética y evangélica por las personas y los colectivos empobrecidos de su país. Ejerció una ciudadanía crítica y activa y defendió que fueran los propios salvadores “los forjadores de nuestra historia” y no permitieran que poderes exteriores les impusieran el destino a seguir.

IMG_2878

 Romero fue un excelente pedagogo popular que, a través del método jocista del ver-juzgar-actuar y de la pedagogía del oprimido de Paulo Freire, contribuyó a que el pueblo pasara de la conciencia ingenua e intransitiva a la conciencia transitiva y crítica, de la conciencia mítica a la conciencia histórica y de esta a la praxis transformadora. Constituye un referente en la lucha por la justicia para creyentes de las diferentes religiones y para no creyentes de distintas ideología, así como para los políticos por su manera de entender y practicar la relación crítica y dialéctica entre poder y ciudadanía, y para los dirigentes religiosos por su correcta articulación entre fe y política, sin caer en el fundamentalismo.

Monseñor Romero es piedra angular en la construcción de la cultura de paz en El Salvador, en América Latina y en todo el mundo; cultura de paz que no es la ausencia de conflictos ni se limita a la ausencia de guerra, sino que ha de ir acompañada del trabajo por la igualdad en todos los ámbitos, siempre que no desemboquen en uniformidad, y del respeto a las diferencias de todo tipo, siempre que no desemboquen en desigualdad.

Romero no se instaló cómodamente en el (des)orden establecido, ni consintió con el pecado estructural, ni hizo las paces con el gobierno, como le pedía Juan Pablo II. Encarnó la utopía en su vida, su mensaje y su práctica liberadora, no como ideal irrealizable y fantasmagórico, sino conforme a los dos momentos que la caracterizan: la denuncia de los poderes que oprimían a las mayorías populares y la propuesta de alternativas.

La mejor expresión del compromiso de monseñor Romero con la utopía fue la respuesta que dio a la pregunta de un periodista sobre si tenía miedo a que lo mataran: “Si me matan, resucitaré en el pueblo”

La mejor expresión del compromiso de monseñor Romero con la utopía fue la respuesta que dio a la pregunta de un periodista sobre si tenía miedo a que lo mataran: Si me matan, resucitaré en el pueblo”. No estaba hablando de la resurrección de los muertos, ni de la vida eterna. Se refería a la nueva vida del pueblo salvadoreño, liberado de la violencia estructural, la guerra, la injusticia y la pobreza.

Otra lección que nos enseña monseñor Romero y que nos invita a practicar en tiempos de supremacismo como los que estamos viviendo es su actitud anti-imperialista. Él se enfrentó al Imperio estadounidense en una carta dirigida a su presidente, Jimmy Carter, en la que se oponía a la ayuda económica y militar de Estados Unidos al Gobierno de El Salvador, porque, a su juicio, constituía una injerencia inaceptable en los destinos de su país y reforzaba la injusticia y la represión contra el pueblo.

La espiritualidad es una dimensión constitutiva del ser humano, como lo es la sociabilidad. Monseñor Romero es hoy un ejemplo de espiritualidad liberadora. Él fue una persona espiritual, sin caer en el espiritualismo; un místico sin caer en el misticismo evasivo de la realidad; una persona profundamente religiosa, pero no con una piedad ajena a los conflictos sociales, sino inmersa en ellos.

[1] Ciro fue el rey persa que liberó a Israel de la dominación de Babilonia.

Fuente Religión Digital

General, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , ,

Dictadura de Pinochet: el 45% de las personas LGBTIQ+ afirma que hubo una política estatal especial para vulnerar derechos solo en razón de la orientación sexual o identidad de género

Lunes, 11 de septiembre de 2023

IMG_0491
El 55% piensa lo contrario, mientras solo el 9% conoció de manera directa a víctimas de la homo/transfobia estatal. El 94,3 % sostiene que la recuperación de la democracia no significó por sí sola avances para los derechos LGBTIQ+ y el 43,9% ha sabido de casos de homo/transfobia estatal bajo el Gobierno de Allende. En paralelo, el Movilh dio a conocer antecedentes del único crimen homofóbico perpetrados por agentes de la Dictadura del cual se tiene registro.


En el marco del 50 aniversario del Golpe de Estado, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) publicó hoy los resultados de la primera encuesta sobre las informaciones, percepciones y opiniones de las personas LGBTIQ+ sobre la Dictadura de Augusto Pinochet, el Gobierno de Salvador Allende y la recuperación de la democracia, al tiempo que dio a conocer antecedentes del único crimen homofóbico perpetrados por agentes del Régimen Militar del cual se tiene registro.

En términos generales los resultados de la encuesta arrojaron que “para buena parte de la población LGBTIQ+ la violaciones a los derechos humanos bajo la Dictadura afectaron principalmente a opositores al régimen antes que a personas exclusivamente en razón de su orientación sexual o identidad de género. Es más, la mayoría estima que la recuperación de la democracia por sí sola no significó avances para los derechos LGBTIQ+ y que la homo-transfobia estatal y social era generalizada durante y antes de la Dictadura”, señaló el Movilh.

El organismo precisó que “estos resultados se basan principalmente en percepciones o informaciones escuchadas o leídas y no necesariamente en experiencias vividas por los/as encuestados/as, en tanto solo el 9% dijo conocer directamente una víctima de la homo/transfobia estatal bajo la Dictadura. Esto demuestra la escasa y nula información o testimonios sobre la realidad LGBTIQ+ en los períodos previos a la Democracia, cuando indudablemente la homo/transfobia era casi total y generalizada en todos los niveles sociales y estatales”.

Resultados del sondeo

Denominada “Personas LGBTIQ+ y el Golpe de Estado en Chile”, la encuesta online y presencial aplicada a 279 personas arrojó que para el 45% bajo la Dictadura de Pinochet hubo una política de Estado especializada contra las personas exclusivamente en razón de su orientación sexual o identidad de género, mientras el 55% descarta ello, por considerar que “solo hubo una política de Estado para violar derechos humanos de cualquier persona opositora al régimen, sin importar su orientación sexual o identidad de género”.

Con todo, solo el 9% dice que conoce o conoció de manera directa a una o más víctimas de la homo/transfobia estatal bajo la dictadura de Pinochet; mientras el 49% señala que no las conoce, ni nunca ha escuchado o leído algo al respecto. El 42% sostiene que solo ha escuchado o leído información sobre el tema, pero jamás ha conocido de manera directa a una víctima de la homo/transfobia estatal.

El 94,3% estima que la recuperación de la democracia no bastó para mejorar la calidad de vida de las personas LGBTQ+, pues la “homo/transfobia siguió igual y solo cambió  o mejoró tras años de lucha” de los movimientos de la diversidad. Solo el 6% cree que hubo “cambios inmediatos”.

Para el 26% “el Estado nada ha hecho para investigar y/o sancionar los atropellos a los derechos humanos cometidos por la Dictadura de Pinochet contra  las personas exclusivamente en razón de su orientación sexual o identidad de género”, mientras el 19,4% cree que “algo ha hecho”. Con todo, para el 54,6% “el Estado nada puede hacer, pues en Dictadura no se violaron los derechos humanos de las personas exclusivamente por su orientación sexual o identidad de género. Solo se violaron derechos humanos de personas opositoras al régimen, fueran o no LGBTQ+”.

Según el 46,9% antes del año 1973 los derechos humanos de las personas LGBTIQ+ fueron “igualmente vulnerados que en Dictadura”, para el 40,1% fueron “más vulnerados que en Dictadura” y solo para el 13% fueron “menos vulnerados que en Dictadura”.

El 7,3% dice que conoció de manera directa “uno o más casos de violación a los derechos humanos perpetrados por el Estado bajo el Gobierno de Salvador Allende solo en razón de la orientación sexual o identidad de género de las personas”, el 43,9% señala que solo ha leído o escuchado información al respecto y el  48,8% indica que no conoce, ni ha escuchado o leído nada sobre la materia.

Finalmente el 66,8% identifica como principales responsables del Golpe de Estado a las Fuerzas Armadas y de Orden, a la Derecha Política (66.8%), al centro político (23,9%),  a la Izquierda política (15,3%) a la sociedad en general (15,3%),  a todos los sectores sociopolíticos (14,8%) y a ningún grupo en especial (0,6%).

Datos generales  del sondeo

Del total de 279 encuestados/as, el 41% tiene entre 15 a 29 años, seguidos por quienes tienen entre 30 a 39 años (32,6%), 40 a 49 años (11,8%), 50 a 59 años (9%), menos de 14 años (2,8%) y más de 60 años (2,8%)

El 55,7% vive en la Región Metropolitana, seguido por Valparaíso (12,9%), Biobío (4.7%), Los Lagos (4,7%), La Araucanía (3,5%), Coquimbo (2,3%), O`Higgins (2,3%), Maule (2,3%), Antofagasta (1,6%) Los Ríos (1.6%), Arica y Parinacota (1,6%), Atacama (1,6%), Ñuble (1,6%), Magallanes (1,2%), Tarapacá (1,2%),  Aysén (1,2%).

El 49,5% se declara gay; el 22,9%, lesbiana; el 14,4% bisexual; el 9,2%, pansexual,  el 2,3%, asexual y el 1,7%, heterosexual. Además, el el 14% es trans, el 86%, cisgénero, mientras el  83,3% se identifica como una persona binaria y el 16,7% como no binaria.

El único caso documentado de crimen estatal homofóbico bajo la Dictadura

 A continuación el Movilh reproduce los antecedentes del caso que son parte del Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género:

“Los abusos, torturas o crímenes cometidos por agentes de la dictadura militar contra personas en razón de su orientación sexual o identidad de género se encuentran en la nebulosa, existiendo sólo un caso del cual se tiene conocimiento.

La ausencia de denuncias no implica, bajo ningún punto de vista, que las personas LGBTIQ+ no sufrieran abusos generalizados por ser diferentes a la mayoría, menos al considerar que hasta 1999 las relaciones sexuales entre adultos del mismo sexo eran sancionadas con cárcel en virtud del homofóbico artículo 365 del Código Penal.

La homofobia y la transfobia imperantes en los planos sociales, culturales, estatales y familiares era una característica más del país y de la época, que se expresaba sin conflictos o discursos disidentes. Más aún, hasta buena parte de la década de los 90 la casi totalidad de las personas LGBTIQ+ tenían internalizada la discriminación, la legitimaban y no apreciaban sus negativos efectos, considerándola un dato más de la realidad al cual todos, incluido uno mismo, debía someterse.

La denuncia por un abuso homofóbico o transfóbico requiere primero que la víctima pueda reconocer a tales fenómenos como repudiables y merecedores de sanción. Implica además tener la valentía para reportar los atropellos, así como contar con la mínima posibilidad de ayuda. Nada de ello existió  bajo la Dictadura, ni antes de ese trágico período.

Siendo las violaciones  a los derechos humanos por razones políticas o ideológicas una práctica estatal periódica bajo el atroz régimen de Augusto Pinochet y siendo la homofobia y la transfobia realidades instaladas culturalmente, es claro que tras la recuperación de la democracia  la preocupación se centró en resolver el primer punto, mientras el segundo, por falta de denuncias, era inexistente.  Y aunque hubiesen existido denuncias, lo más probable es que las víctimas no encontraran jamás justicia, ayuda o, más básico, compañía y protección.

De ahí que un caso ocurrido en Arica en 1975, y confesado 35 años más tarde por uno de los criminales, sea de especial relevancia para conocer una parte de la historia sobre las prácticas represivas de la Dictadura contra las personas en razón de su orientación y/o identidad de género.

El caso

En 2010 el entonces funcionario en retiro de la Armada, Bernabé Vega, confesó a la Policía de Investigaciones que junto a un compañero,  Héctor Morales, había asesinado en 1975 a una persona en razón de su orientación sexual,  saltando así a la luz el primer registro de un crimen homofóbico propinado por agentes de la Dictadura Militar.

Los uniformados habían actuado por orden del jefe de Inteligencia Regional, el capitán Ricardo Padilla, para quien la presencia de “un homosexual” civil en las cercanías de las zonas militares de Arica estaba provocando disturbios.

La víctima fatal, cuya identidad se sigue investigando,  fue asesinada luego de mantener un contacto erótico con un soldado que podría ser Jesús Teovaldo Ponce Peña, quien estuvo  varias veces detenido por el delito de sodomía  (artículo 365 del Código Penal) y falleció de neumonía en Arica a los 57 años, sin alcanzar a dar su testimonio sobre el caso.

Vega confesó  estos hechos por error, pues la PDI estaba buscando que declarara en el marco por otro caso de violación a los derechos humanos.

Según consta en el expediente, titulado como el “Episodio homosexual”, Vega confesó que «un día durante 1975 Padilla me dijo que el destacamento que estaba en el Morro de Arica estaba teniendo problemas con un homosexual civil que estaba pervirtiendo a los soldados conscriptos, siendo sorprendido en un acto de esa naturaleza con un conscripto en los faldeos del Morro”.

Explicó que por estos hechos, el  civil “debe haber estado unos tres días detenido en el cuartel, tiempo en el que se le pidió que escribiera una carta a su familia, reconociendo su condición de homosexual y anunciándoles que se iría al Perú, ya que estaba siendo amenazado por agentes del gobierno militar. Entiendo que la carta se le hizo llegar a su familia posteriormente”.

“Mientras este tipo estaba recluido en el cuartel, el capitán Padilla me llamó para indicarme que debía ir con Morales a horas de la noche y ejecutar al homosexual, ya que era un peligro para los soldados y no merecía vivir. A eso de las 23.30 fuimos en un vehículo color gris, que contaba con tres corridas de asientos. Iban Padilla, Morales, Mercado, Castro, Catalán, Cisternas, el detenido y yo”, sostuvo.

“Cuando salimos del Cuartel nos dirigimos a la salida sur de Arica, debimos habernos demorado unos 15 minutos. Dejamos el vehículo a un costado de la carretera, subimos el cerro a pie hacia el oriente, encontrando un soldado de guardia. El capitán Padilla le dijo que no se preocupara si escuchaba disparos, que realizarían una práctica de tiros. Tras avanzar unos 60 metros, nos encontramos con dos grandes orificios en la tierra, de unos 15 a 20 metros de profundidad. Alguien tiró una piedra, la que demoró en llegar al final”, relató.

“Al detenido tras eso le dijeron: hasta aquí nomás llegaste. En ese momento este hombre quedó frente a los dos hoyos, Morales y yo detrás de él y a unos dos metros el resto. Mis acompañantes hicieron un semicírculo, se le colocó una venda de esponja en la cabeza. Padilla nos dijo que viéramos la forma en qué lo íbamos a hacer. Contamos hasta tres y disparamos al unísono, dos veces, cayendo el tipo en la arena. Usamos una Smith and Wesson 38 corto, la que era de cargo de la Armada. Disparamos a 50 centímetros de la cabeza. Morales era más alto que yo, por lo que tuve que levantar el brazo. No podría precisarlo, pero los que acompañaban el grupo deben haber empujado el cuerpo dentro de la orilla de los hoyos. Una vez terminado esto, nos retiramos del lugar. Durante el camino de vuelta al Cuartel, los funcionarios que iban conmigo me decían que estaba bien hecho, como alentándome y reconociendo que ya era parte del grupo», finalizó.

Morales fue más reacio a confesar, aunque terminó reconociendo algún tipo de participación en los hechos.

“Yo iba de conductor. Me ordenaron primero ir a dar una vuelta al norte, para hacer hora y que oscureciese. Ellos conocían unos hoyos profundos. Me detuve en un lugar perfecto para estacionar. Paré el motor, ellos se bajaron rápido. Me puse a orinar, no quería ver. Escuché varios proyectiles. Di vuelta el jeep. Esperé. Como no los vi venir, me bajé. Me dijeron que fuera donde ellos. Me dijeron: yapo, maricón, dispara. Dije: cómo si ya estaba muerto. Me dijeron que lo hiciera igual, que si caga uno, cagan todos. Sentí susto por lo que había pasado en el asado y, le disparé al cadáver. Ignoro si le dio al muerto. Nunca más se habló de eso», indicó Morales

Fue Padilla quien dio más detalle al señalar en el expediente que «el hombre fue desnudado y atendida su condición de homosexual decía que lo íbamos a violar, lo que no era nuestra intención, por supuesto. Por lo mismo, el hombre, se mantuvo tranquilo».

Tras las confesiones y diligencias ordenadas por  el Primer Juzgado del Crimen de Arica, los peritos dieron con  el cuerpo de la víctima en una fosa ubicadas en las afueras de dicha ciudad,  a media hora caminando desde el kilómetro 2058 de la ruta 5 Norte.

Se trataba de un hombre de entre 30 y 45 años, con un estatura que oscilaba entre los 1.63 y 1.69 metros y cuya muerte la provocó un disparo calibre 38 en la cabeza, según arrojó la autopsia.

Vega y Morales fueron procesados en 2014 por secuestro y homicidio. A esa fecha Padilla ya había fallecido, mientras que Sergio Mercado presentaba demencia senil desde hacía años, por lo que en otra causa ya lo habían declarado inimputable.

Tras pagar una fianza de 400 mil pesos, los homicidas esperaron condena en libertad condicional hasta el 2016 cuando se dictó sentencia por homicidio simple y siendo sancionado cada uno sólo con cuatro años de presidio menor en su grado máximo debido a la irreprochable conducta anterior y a la colaboración con el caso.

Con todo, en octubre del 2015 los tribunales ya habían calificado al crimen como de lesa humanidad por el hecho de haber dañado a una persona en razón de su orientación sexual, lo cual implica que el asesinato no proscribirá, aún cuando en diciembre del 2016 ya habían concluido todas las diligencias posibles.

El cuerpo de la víctima permanece a la espera de ser identificado”.


Resultados Encuesta:

Descargar encuesta

Fuente MOVILH

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Chile: Lanzan encuesta para conocer opiniones, percepciones y saberes de las personas LGBTIQ+ sobre el Golpe de Estado

Viernes, 25 de agosto de 2023

IMG_0288

Con motivo del 50 aniversario del ataque a La Moneda, el Movilh lanzó hoy la encuesta

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) lanzó hoy una inédita encuesta para conocer las opiniones, percepciones y conocimientos de las personas LGBTIQ+ de Chile en torno al Golpe de Estado y la Dictadura de Augusto Pinochet.

En concreto, la encuesta busca indagar sí a juicio de las personas LGBTIQ+ hubo o no violaciones a los derechos perpetradas por agentes de la Dictadura exclusivamente en razón de su orientación sexual o identidad de género. De la misma manera, el sondeo consulta las percepciones sobre los derechos LGBTIQ+ bajo el Gobierno de Salvador Allende y tras la recuperación de la democracia.

“Con la investigación esperamos ampliar el conocimiento sobre la realidad LGBTIQ+ en Dictadura, basados esta vez en las percepciones, opiniones o saberes de las propias personas de la diversidad sexual y de género, un esfuerzo necesario al cumplirse 50 años del Golpe. Los datos o antecedentes sobre la existencia o no de una política estatal homo/transfóbica son tan escasos, que es muy necesario indagar por todas las vías posible”, finalizó el Movilh.

Encuesta puede responderse en este enlace:

Fuente MOVILH

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El colectivo LGTBIQ+ y su lucha interminable contra un armario llamado dictadura

Jueves, 13 de julio de 2023

IMG_9880IMG_9878Primera edición (izda) y la segunda (dcha)

El escritor Fernando Olmeda reedita ‘El látigo y la pluma. Homosexuales en la España de Franco’, un ensayo sobre cómo se vivió la homosexualidad en la España franquista.

El colectivo LGTBIQ+ era con quien la Policía gozaba de hacer uso de su poder

“La igualdad legal ya la hemos conseguido, pero no la igualdad social”

María Mora

11/06/2023 06:45

Juan Soto era conocido como el “delincuente por necesidad”. No sufrió desengaños amorosos. Lo suyo era practicar sexo como método para robar a la gente. Lorena Capelli, nacida como Humberto Lacerda, falleció sometiéndose a una vaginoplastia y es una huella más en la larga lista de guerreras y guerreros que el franquismo no logró doblegar.

Alberto Alonso Blanco, también conocido como Rambal, fue asesinado en 1976 en Gijón por ser un homosexual libre. Anastasia Rampova fue una artista transgénero e icónica en València por ser un símbolo de la cultura underground y LGTBIQ+.

Estas son solo algunas de las múltiples historias que recoge la segunda edición de El látigo y la pluma. Homosexuales en la España de Franco, del periodista y escritor Fernando Olmeda, que fue publicado recientemente por la editorial Dos Bigotes.

La primera edición vio la luz en 2004 con la editorial Oberon y ahora vuelve a las librerías con el mismo objetivo: dar a conocer cómo se vivió la homosexualidad durante la dictadura de Francisco Franco, las interminables persecuciones sufridas y cómo el colectivo LGTBIQ+ consiguió no dejarse dominar.

Estas personas son conocidas por haber vivido un estrepitoso calvario durante el régimen. Época donde la homosexualidad no tenía nombre en la sociedad española.

“La igualdad legal ya la hemos conseguido, pero no la igualdad social. Efectivamente, se siguen produciendo muchísimos episodios de discriminación, homofobia, transfobia“, señala Fernando Olmeda a Público.

“No solamente son los discursos de odio los que han calado en buena parte de la sociedad, sino que llegan al extremo del asesinato, como el de Samuel Luiz en A Coruña o la paliza de hace unos días a dos mujeres lesbianas en el Parque Warner. Y así todos los días, en determinados discursos de determinados medios o partidos se está intentando que cale el mensaje discriminatorio que al final nos retrotrae a aquella España en blanco y negro”, agrega.

Juan Soto es el ejemplo de sobrevivir y cuidar de uno mismo, cueste lo que cueste. Se le conocía no solo por ser homosexual, sino también por ser un “delincuente por necesidad”, según describe Olmeda en el libro. Desde bien joven aprendió a delinquir para sobrevivir y en muchas ocasiones a utilizar el sexo como herramienta de trueque.

Pasó gran parte de su vida robando, manteniendo relaciones sexuales a cambio de favores, arrastrando detenciones por todos los antecedentes que reúne, fugas de cárceles y clínicas -una de ellas eludida gracias a una estratagema en la que simuló tener un problema mental-, una paliza que casi le cuesta la vida, etc.

Entre una de sus más recordadas andadas, Soto solía practicar ciertas técnicas fuera y dentro de las cárceles, como ‘el plante‘ o ‘timo de la pasma ful’. Esta última, por ejemplo, consistía en “enseñar el pene como cebo para atraer a la víctima”, según explica Olmeda, en el parque de la Ciudadela o en los urinarios de las plazas de la Universidad de Catalunya.

En sus últimas hazañas, en la Central de Observación de Carabanchel, le preguntaron por un tatuaje característico que decía ‘Katyman‘, a lo que Soto respondió que significaba los dos géneros, masculino y femenino.

La reeducación

La Policía armada en aquella época estaba acostumbrada a difundir el terror y el miedo entre quienes eran detenidos para sacarles información, especialmente a los homosexuales.

El colectivo LGTBIQ+ era con quien la Policía gozaba de hacer uso de su poder para realizar todo tipo de torturas y humillaciones con el objetivo de obtener información o simplemente para castigarles por su orientación sexual.

En El látigo y la pluma se nombra un término interesante: la reeducación. Según el autor, “en la reforma de la Ley de Vagos y Maleantes del año 1954, la ejecución de actos de ayuntamiento carnal queda amparado en el delito de escándalo público, por lo que los homosexuales merecían la reinserción”.

Por ello, algunas normas estaban relacionadas con medidas de internamiento en un centro específico y el destierro, es decir, una vez que cumplías el periodo de encierro no podías volver al lugar de residencia, trabajo, etc.

No obstante, en lo que respecta a reeducación de la homosexualidad, Olmeda explica a este periódico que cuando una persona homosexual entraba en un centro penitenciario “había un grupo de psicólogos forenses, donde la legislación obliga a educarles de nuevo”.

“Sin embargo, no había reeducación posible porque, en primer lugar, no había personal especializado, psicólogos, psiquiatras forenses especializados; pero en el caso de las cárceles específicas”, -una en Huelva y la otra en Badajoz, ambas específicamente para homosexuales-, “obligaban a los presos a coser y fabricar balones, cajas de pescado, sogas, etc.”.

Memoria de Lorena Capelli

Además de la homosexualidad, las personas transexuales también fueron perseguidas bajo las órdenes de Franco. La medicina tuvo un amplio papel durante esta época donde los sanitarios se aprovecharon “de la ansiedad, y del bolsillo, de los angustiados pacientes que aspiraban a una reasignación de sexo”, señala el autor en el texto.

La sociedad actual no es consciente realmente de la vida que tuvieron todas aquellas personas del colectivo LGTBI+ durante el régimen

A lo que se sumaron también, por otro lado, los farmacéuticos para lucrarse del sufrimiento de estas personas. Incluso hubo momentos en los que el uso de hormonas provocó desequilibrios emocionales en los pacientes hasta producirles pensamientos suicidas.

En 1945 nació Humberto Lacerda en una familia que esperaba la llegada de una niña y no la de un niño, y cuyo padre le sometía a múltiples humillaciones, burlas y palizas porque notaba algo ‘raro‘ en su comportamiento.

Lacerda recordaba su pubertad como uno de los peores momentos de su vida, despreciaba la homosexualidad ligada al comercio del sexo, pero lo que más anhelaba era convertirse en mujer. Él se sentía mujer, era su deseo más fuerte, por lo que comenzó a hormonarse justo después de fugarse de casa, cansado por las inaguantables palizas que le daba su padre.

En 1971 cumplió su sueño de convertirse en mujer y pasó a llamarse Lorena Capelli. No obstante, la intervención no salió como debería y tuvo que volver a operarse porque la vagina era excesivamente estrecha y le producía fuertes dolores. Sin embargo, pierde la vida en esta segunda intervención debido a un shock posoperatorio, tratando su cuerpo, además, como un objeto más al enviarlo a Río de Janeiro.

Olmeda revela entre las páginas del libro que a Capelli “no le gustaba la sociedad en la que vivía, que juzgaba y condenaba a quien se atrevía a ser diferente, apartándole como si se tratara de un enfermo contagioso”. Lorena Capelli es recordada por quien fue y por lo que vivió.

La periodista Valeria Vegas, quien estuvo presente en la presentación de El látigo y la pluma, señala que la sociedad actual no es consciente realmente de la vida que tuvieron todas aquellas personas del colectivo LGTBI+ durante el régimen: “Si la gente hubiera nacido en 1930, su vida habría sido muy distinta”.

Como estas historias hay muchísimas más, como la de Alberto Alonso Blanco, más comúnmente conocido como Rambal, y quien fue asesinado en Gijón en 1976 por vivir su homosexualidad con libertad. La artista de cabaret Anastasia Rampova, un símbolo transgénero y considerada un personaje mítico en València, falleció en 2021 y su historia perdurará mientras estén los que la quieren recordar.

Por otro lado, Jordi Petit, escritor y activista del movimiento LGTBIQ+, estuvo presente como representante de los homosexuales damnificados en el homenaje de octubre de 2022 que celebró el Estado para reconocer a todas las víctimas del franquismo.

Fuente Público

Biblioteca, General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nicaragua: Comités Óscar Romero en Europa claman por la liberación del obispo Rolando Álvarez

Viernes, 16 de junio de 2023

5B2FFD48-FE3E-448B-84A2-C2F64B0D6C10BLGoj1gR_400x400Condenan la persecución religiosa emprendida por el régimen de la familia Ortega-Murillo

El Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina “Óscar Romero” (SICSAL) expresó mediante un comunicado su reprobación a las violaciones a los derechos humanos cometidas desde 2018 por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en contra de la población nicaragüense

Los miembros de SICSAL demandan la liberación del obispo Álvarez y de todas las personas detenidas por motivos politicos en el país y abogan por el cese del acoso en contra de los católicos de Nicaragua y de los defensores de derechos humanos

El Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina “Óscar Romero” (SICSAL) expresó mediante un comunicado su reprobación a las violaciones a los derechos humanos cometidas desde 2018 por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en contra de la población nicaragüense.

rolando-alvarez-casa-carcel-regimen-nicaragua

“Las informaciones que continuamente nos llegan de Nicaragua, las noticias y los testimonios de personas que han tenido que exiliarse o migrar para defender su vida y protegerse de las constantes violaciones a derechos humanos que impulsa el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo con procesos de encarcelamientos y criminalización hacia defensores de derechos humanos, sacerdotes, religiosos, religiosas, periodistas, activistas políticos y organizaciones de base son un desacierto de que nos asombra”, señalan SICSAL en un mensaje de solidaridad con Nicaragua publicado en su página web.

Manipulación de la imagen de Dios

Los miembros de SICSAL, que tuvieron una vinculación solidaria con católicos de base de Nicaragua durante la época de la revolución sandinista (1979-1990), también expresaron su preocupación por la manipulación de la figura de Dios que está realizando el régimen orteguista, en particular, la vicepresidenta Rosario Murillo.

ortega-u-murilloDaniel Ortega y Rosario Murillo

“Igualmente nos preocupa el uso abusivo del lenguaje religioso orientado a manipular la conciencia de la gente más empobrecida. Para nosotros creer en Dios es practicar la justicia. Usar la religión con la finalidad de legitimar proyectos contrarios a la dignidad humana y a los derechos fundamentales del pueblo es una blasfemia, si leemos adecuadamente el mensaje de la Biblia”, dicen los católicos de base de diversas partes de España, Bélgica y Milán (Italia) aglutinandos en SICSAL.

Condenan ataques contra la Iglesia

El SICSAL condenó la persecución religiosa emprendida por el régimen de la familia Ortega-Murillo en contra de la Iglesia nicaragüense y exaltaron las “valientes acciones” del obispo Rolando Álvarez, condenado a 27 años de prisión y despojado de su nacionalidad por supuesta “traición a la patria” y “difusión de noticias falsas” en contra del orteguismo.

“Nos sorprenden las acciones represivas y violatorias de los más elementales derechos humanos emprendidas contra el pueblo y en estos momentos contra la Iglesia católica y los sectores de la sociedad que se manifiestan críticos a las políticas neoliberales y capitalistas promovidas por el régimen. En este sentido expresamos nuestra solidaridad con los agentes de pastoral asediados, reprimidos e injustamente encarcelados, sobre todo con monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, por sus valientes acciones proféticas al lado de los más vulnerables de la sociedad”, se lee en la parte medular del comunicado.

Según el informe Nicaragua, ¿Una Iglesia perseguida? elaborado por la abogada y activista de derechos humanos Martha Patricia Molina, desde 2018 se registran 529 ataques contra la Iglesia nicaragüense realizados por el Estado y simpatizantes afines al partido de la familia Ortega-Murillo, que han consistido en asedio y espionaje en parroquias, profanaciones, judicialización arbitraria y tortura psicológica de sacerdotes, expulsión de congregaciones religiosas, confiscaciones de entidades y edificios católicos, el exilio de monseñor Silvio José Báez, el destierro de 80 religiosos, la ruptura de facto de las relaciones diplomáticas con la Santa Sede y el congelamiento de las cuentas bancarias de todas las instituciones eclesiales del país.

 Martha-Patricia-Molina-monsenor-Rolando_2560853911_16550304_667x375Martha Patricia Molina y monseñor Rolando

Los miembros de SICSAL demandaron la liberación del obispo Álvarez y de todas las personas detenidas por motivos politicos en el país y abogaron por el cese del acoso en contra de los católicos de Nicaragua y de los defensores de derechos humanos.

“Que la paz, que tanto anhela ese pueblo sea conquistada como fruto de la justicia. Demandamos al régimen de Ortega y Murillo que cese la persecución y criminalización hacia personas defensoras de derechos humanos, movimiento de mujeres, la Iglesia católica y que libere a las personas presas políticas, incluyendo al obispo de Matagalpa Monseñor Rolando Álvarez”, finaliza el comunicado.

Condena internacional

El obispo Rolando Álvarez fue condenado por el orteguismo a 26 años de prisión por “traición a la patria” y “difusión de noticias falsas” en contra de la pareja gobernante en Nicaragua. Así mismo se le despojó de su nacionalidad nicaragüense. La condena contra el religioso desató una ola de fuerte condena internacional al gobierno de Managua.

Según los últimos reportes de la prensa nicaragüense independiente en el exilio, monseñor Álvarez está recluido en el centro penitenciario Jorge Navarro de Tipitapa, en la galería denominada “El infiernillo”. Dicho sitio es un lugar de castigo destinado para presos por causas políticos.

Comites-Oscar-Romero_2569253052_16595665_667x375

Comités Óscar Romero

El comunicado de solidaridad de SICSAL está respaldado por los católicos de base de SICSAL de Barcelona, Cantabria, Linares, Murcia, Tarragona, Terrasa, Torrejón de Ardoz (Comunidad de Madrid), Valladolid, Vigo (Galicia), Bélgica y Milán (Italia).

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

El grito agónico de Nicaragua: “Me duele respirar”, el poemario que recuerda a las víctimas de Nicaragua.

Jueves, 25 de agosto de 2022

FA5CD230-6BA1-40F0-A264-BB59D875AB23

La Santa Sede muestra su “preocupación” por la situación de la Iglesia en Nicaragua

La policía sandinista se lleva detenido al obispo Rolando Álvarez tras asaltar el Obispado de Matagalpa

Silvio Báez insta a “pedir la libertad” del obispo Álvarez y “no negociar” con el régimen sandinista

El grito indignado de los curas de Nicaragua al régimen de Ortega: “Dejen de fastidiarnos la vida, liberen al obispo”


La reciente detención del presbítero Óscar Benavidez el pasado 14 de agosto se puede contextualizar mejor con este artículo escrito en abril de este año.

Me duele respirar“, un poemario testimonial del escritor nicaragüense Carlos Alemán Rivas, inspirado en la revuelta popular que estalló hace cuatro años en Nicaragua contra el Gobierno de Daniel Ortega, narra en sus 52 poemas “una poesía que duele”, según su autor, y que quedará marcada por el recuerdo de las cientos de víctimas que dejó la crisis.

Alemán (Diriá, Granada, 1988) aseguró en entrevista con Efe que “nunca” quiso escribir “este poemario, porque es una poesía que duele”. Pero que, desde su hipersensibilidad y sin ser un escritor político, no podía quedarse “con esas palabras, tenía que escribirlas, porque alguien tenía que hablar por los que ya no hablan”.

“Fue escrito con mucho dolor, en medio de llantos, porque era recordar las muertes, a las madres llorando, a los jóvenes, a los universitarios, a los campesinos siendo flagelados, hablándolo en términos propiamente cristianos“, explicó el poeta.

El grito agónico de Nicaragua

ortega-u-murilloDaniel Ortega y Rosario Murillo, crueles  dictadores

Me duele respirar“, el título del poemario —publicado por primera vez en enero de 2020— fue escogido como un tributo al grito agónico de Álvaro Conrado Dávila, un adolescente de 15 años que fue abatido de un disparo el 20 de abril de 2018 mientras corría llevando agua a los estudiantes que ocupaban una barricada en las inmediaciones de la Universidad Nacional de Ingeniería, en Managua.

“Tomé posiblemente la última frase o las últimas palabras de Alvarito Conrado que, en su momento de agonía, reflejó en sus palabras lo que Nicaragua entera sintió en ese momento y continúa sintiendo“, comparó.

El adolescente, estudiante de secundaria y que recién había cumplido sus 15 años, recibió un impacto de bala desde un sector donde estaba la Policía Nacional y fue asistido por miembros de la Cruz Roja y por manifestantes que se encontraban en lugar.

Me duele respirar” les dijo, según el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que investigó los hechos de violencia acaecidos en el periodo del 18 de abril al 30 de mayo de 2018, en Nicaragua.

“En ese momento a Álvaro Conrado le dolía respirar, porque una bala había atravesado su garganta. En este momento los nicaragüenses continuamos siendo atravesados por el dolor, por el llanto, por las lágrimas, por el sufrimiento. Hay personas que todavía no han podido sanar ese dolor“, reflexionó.

Álvaro Conrado gritó lo que todavía Nicaragua sigue gritando: nos duele respirar”, ilustró Alemán.

3A4B8F00-7FF6-4F8B-8D8C-A4C16AA7063E

En Nicaragua “Vivimos bajo el miedo”

Consultado si ha recibido amenazas a raíz de la publicación de su poemario, el escritor afirmó que “todo nicaragüense opositor a este Gobierno ha recibido de una u otra manera amenazas”.

“De manera especial, la presentación de este libro estuvo rodeada por parapolicías, policías antidisturbios y fuerzas del Estado, y siempre continuamos viviendo bajo el miedo y el temor de que en cualquier momento te pueden apresar, llegar a traer a tu casa. Todavía no se circula con libertad en Nicaragua“, apuntó.

En ese sentido, comentó la reciente detención de al menos tres artistas y productores musicales, relacionados con la banda rock alternativo Monroy & Surmenage, así como personal de las empresas Saxo Producciones y La Antesala, ocurridas en el contexto del cuarto aniversario de la revuelta popular contra Ortega, que consideró aquellas manifestaciones un intento de golpe de Estado.

“El Gobierno está tratando de silenciar las voces críticas. Es decir, no podés hablar absolutamente nada a través de la música, de la escritura, menos desde una posición política“, anotó.

“Los últimos prisioneros políticos son artistas, (que) escribieron canciones inspiradas en lo que ocurrió en abril (de 2018) y eso es lo que hace el Gobierno de Nicaragua: tratar de silenciar todas las voces críticas”, agregó.

5B2FFD48-FE3E-448B-84A2-C2F64B0D6C10En su caso, dijo, la gente le pregunta por qué no se ha ido de Nicaragua tras escribir un poemario testimonial que recoge en sus 52 poemas uno titulado “Maldito sea el dictador”.

“Ni me voy ni me callo. Aquí me quedo. Soy nicaragüense. No me voy. No me voy a callar. Creo que los nicaragüenses no tenemos que desistir de esta lucha, porque estoy seguro de que, aunque sea difícil, tiene que cambiar y aquí estamos hasta las últimas consecuencias”, sostuvo.

Adelantó que está escribiendo una novela, “inspirada en el exilio masivo que están viviendo muchísimos nicaragüenses” a raíz de las protestas de abril de 2018. Confiesa que espera que no se le “corte el hilo” que lleva de esta obra, “no por pensamiento, sino por caer preso o por la muerte”, para la cual asegura estar preparado.

Agencia EFE, Managua 16 abr. 2022

Fuente Fe Adulta

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Por fin: Adiós al Valle de los Caídos: ahora se llamará Valle de Cuelgamuros

Sábado, 23 de julio de 2022

85DB5A65-4B59-45F0-9DC1-5D656306768ELastima que  no se ha desacralice el templo, obra de una sangrientamente dictadura nacionalcatólica pero no cristiana…

El Congreso de los Diputados da luz verde a la nueva Ley de Memoria Democrática

La nueva Ley de Memoria Democrática la declara “incompatible con los valores democráticos”

Esta ley extinguirá también la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos “por resultar incompatibles sus fines con los principios y valores constitucionales”

Aunque se seguirá manteniendo el culto, “las criptas adyacentes a la Basílica y los enterramientos existentes en la misma tienen el carácter de cementerio civil”, según la norma que sustituye a la de Zapatero de 2007

Valle de Cuelgamuros. Así se llamará ­-en virtud de la Ley de Memoria Democrática que este 14 de julio pasó su trámite en el Congreso de los Diputados– el hasta ahora conocido como Valle de los Caídos, cuya resignificación -contemplada también en la norma que sustituye a la Ley de Memoria Histórica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de 2007- aún está por concretar.

22744244-6ABB-47B4-91A6-FB7F57563DC4A la espera de su trámite en el Senado, que se espera ya para septiembre, a la vuelta de las vacaciones parlamentarias, tal y como informaba RD, esta ley extinguirá también la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos (cuyo patronato está bajo control de Patrimonio Nacional, en tanto que recibe fondos públicos, pero cuya gestión efectiva corre a cargo de los monjes benedictinos al cuidado de la basílica y el monasterio enclavados en la sierra madrileña) “por resultar incompatibles sus fines con los principios y valores constitucionales”.

A la espera del nuevo marco jurídico

Así pues, a la espera de su paso por la Cámara baja, el nuevo texto normativo contempla aprobar de forma inmediata “el nuevo marco jurídico aplicable al Valle de los Caídos que determine la organización, funcionamiento y régimen patrimonial”.

En este sentido, las especificaciones sobre el ahora renombrado Valle de Cuelgamuros, “además de mantener las normas ya recogidas en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, que permitieron la salida de los restos del dictador Francisco Franco del mausoleo, se enfatiza su resignificación como lugar de memoria democrática con una finalidad pedagógica y se reconoce el derecho de los familiares a recuperar los restos de sus ascendientes”.

Cementerio civil

Asimismo, se declara que, aunque se mantendrá el culto religioso, “las criptas adyacentes a la Basílica y los enterramientos existentes en la misma tienen el carácter de cementerio civil y que en ella “solo podrán yacer los restos mortales de personas fallecidas a consecuencia de la Guerra, como lugar de reconocimiento, conmemoración, recuerdo y homenaje a las víctimas allí inhumadas”.

Sacar a José Antonio de la basílica

72DF5517-5CF3-4C0A-9EBE-63F58F34BCF5Al igual que sucedió con los restos de Franco, la nueva ley desalojará del lugar central de la basílica los restos de José Antonio Primo de Rivera, uno de los fundadores y Jefe Nacional de Falange Española de las JONS, fusilado en la cárcel de Alicante el 20 de noviembre de 1936, por lo que es considerado víctima de la  Guerra Civil Española y será trasladado a otro espacio de la basílica (si sus herederos no deciden lo contrario y llevan sus restos a otro lugar)  puesto que contempla “la reubicación de cualquier resto mortal que ocupe un lugar preeminente en el recinto”.

 Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Memoria LGBT: ¿Por qué se habla de 30.400 desaparecidxs en Argentina?

Lunes, 30 de marzo de 2020

00-12A 44 años del Golpe cívico-militar, con un modelo de Memoria, Verdad y Justicia que es ejemplo en el mundo y ha logrado condenar a 968 personas en Argentina por delitos de lesa humanidad, activistas de la diversidad sexual vienen denunciando que los crímenes contra personas LGBT+ no han sido aun visibilizados ni castigados. Desde el activismo de la diversidad sexual, muches reclaman esto con la cifra simbólica 30.400, aunque otros piensan que esos 400 ya están incluidos en los 30.000. No obstante, es una manera de pedir Memoria, Verdad y Justicia por las personas LGBT+ desparecidas.

La primera mención a este número apareció publicada en 1987, en el libro de Carlos JáureguiLa homosexualidad en Argentina”. Jáuregui escribió: “Nuestra comunidad, como toda minoría en tiempos dictatoriales, fue víctima privilegiada del régimen. El fallecido rabino Marshal Meyer, miembro integrante de la CONADEP (Comisión Nacional para la Desaparición de Personas), creada durante el gobierno radical, expresó en 1985 a quien esto firma, que la Comisión había detectado en su nómina de diez mil personas denunciadas como desaparecidas, a cuatrocientos homosexuales. No habían desaparecido por esa condición, pero el tratamiento recibido, afirmaba el rabino, había sido especialmente sádico y violento, como el de los detenidos judíos”.

La cifra estimaba a muy grandes rasgos “cuatrocientos homosexuales”. En aquellos tiempos, la palabra “homosexuales” era un modo de designar a todas las identidades que no eran estrictamente heterosexuales. Incluía a gays, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y más. El contexto de aquella cifra era un número que en 1985 y con muchas limitaciones, recién empezaba a perfilarse y con los años, las denuncias, se convirtió en 30.000 personas desaparecidas. Pero las detenciones y persecuciones a personas LGBT no habían empezado en terrorismo de Estado.

FOTO-IVANNA-1-480x240

Ivanna Aguilera es una sobreviviente trans. Tenía 13 años aquella tarde de mayo de 1976 en Rosario. Eran las siete y estaba junto a otras compañeras, frente al Automóvil Club en la Plaza de San Martín, a cinco cuadras de su casa, cuando vio venir un camión y dos jeeps del Ejército, según contó a Presentes. ”Nosotras recién estábamos descubriéndonos, saliendo a la calle. Íbamos a la plaza porque habíamos encontrado a una compañera trans, la Poropá, la primera que conocíamos. El camión paró y nos subieron a las trompadas. La compañera mayor nos protegió. Nos llevaron al Batallón 121 (ahí funcionó un centro clandestino de detención), donde fui apaleada, abusada sexualmente en grupo, picaneada en mi genitalidad y quebrada. Todo era acompañado con insultos sobre mi identidad: maricón, puto, degenerado, ustedes son una enfermedad, hay que matarlos de chiquitos”.

Ivanna cuenta que estuvo 72 horas secuestrada con sus compañeras. “Nos tiraron en un descampado a todas. Pero después una no sobrevivió”, dice. Más tarde, Ivanna sería detenida reiteradas veces. “Nos llevaban presas por nuestra sexualidad. Pero jamás nos ponían junto con lxs compañerxs presos politicxs, sino con la población común: violadores, delincuentes, ladrones. Y algunos volvían a abusar de nosotras. A las pocas que quedamos vivas nos pasó lo mismo. ¿Por qué nos llevaban y torturaban? Jamás nos lo dijeron. No estábamos en un gremio”, dice Ivanna.

Hoy vive en Córdoba y es presidenta de Devenir Diverse. “Las travas no tenemos justicia. Hace pocos años que empezamos a trabajar con ella. Y este genocidio para con nuestros cuerpos LGBTQ+ no se terminó cuando llegó la democracia. Hace siete años que tenemos ley de identidad de género. Antes íbamos a un hospital y nos llevaban detenidas, por edictos policiales que fueron creados por la dictadura”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Carta de un cura a Francisco Franco: “Fuiste un asesino, como lo fueron Hitler, Mussolini, Stalin y tantos otros”

Sábado, 9 de noviembre de 2019

PARROCO JOAQUIN SANCHEZ “La Iglesia jerárquica fue cómplice y te nombró ‘Caudillo, por la Gracia de Dios

En efecto, fue un golpe de Estado que fracasó y dio lugar a una guerra civil terrible. Se despertó lo peor del ser humano en muchos lugares de nuestra geografía: en pueblos, ciudades

¿No querrás pasar a la historia como un salvador y un liberador? ¡Pobre humanidad! Hasta los alemanes ensayaron bombardeos a poblaciones civiles en ciudades españolas

Hay grupos que te aclaman y te aplauden y cuando te aplauden y te aclaman están defiendo que haya una dictadura y caiga la democracia, que se pueda torturar, que se pueda detener a alguien y sacarles los dientes con unas alicates

Claro que necesitamos memoria, reparación y justicia para que los dictadores no tengan la última palabra, para que tú no tengas la última palabra

Los ultras se concentran este jueves ante la Nunciatura para protestar por el silencio de los obispos ante la exhumación de Franco. Entregarán una carta al Papa denunciando el “abandono” de la jerarquía

“Osoro, traidor”: los ultras atacan con pintadas el Arzobispado, la Nunciatura y varias parroquias de Madrid

(eldiario.es).- Puede resultar extraño escribir una carta a una persona ya fallecida, pero lo hago haciendo referencia a lo que representó y lo que representa. Además puedo definir a Franco como una persona llena de crueldad, que traicionó lo que prometió defender y estableció un régimen de terror que quien lo sufrió en sus carnes aún siente gritos de dolor, pánico y muerte.

Alguien puede decir que cómo digo estas cosas si él defendió el catolicismo y lo que hay que responder es que él no defendió el catolicismo, sino los poderes económicos, los poderes de los terratenientes y unos clérigos vendidos para legitimarlos en vez de estar al lado de la gente que sufría, padecía pobreza, analfabetismo, abusos, explotación y opresión. La Iglesia tendría que haber estado del lado de la gente, de los últimos y no de lado de ningún poder ni de ningún partido.

Alguien me puede decir que el bando republicano persiguió y ejerció la violencia cruel contra muchos religiosos y religiosas y tenemos que decir que hay que condenar cualquier tipo de violencia, venga de donde venga, sea quien sea el  asesinado no podemos legitimar ninguna violencia porque en cierto sentido estamos legitimando la violencia del otro. Además, desde la fe hay que decir que no podemos responder a la violencia desde el rencor, el odio y la venganza, sino desde el perdón, reconciliación y la no violencia. ¿Difícil, verdad?

Franco-obispos-cruzada_2174492536_14064404_660x371Diste un golpe de Estado que te salió mal, y tenías a muchos mandos militares afines que te aconsejaron no hacerlo porque pensaron que sería un fracaso, pero los poderes económicos, sociales y religiosos te convencieron y, en efecto, fue un golpe de Estado que fracasó y dio lugar a una guerra civil terrible. Se despertó lo peor del ser humano en muchos lugares de nuestra geografía: en pueblos, ciudades. Tal vez sabías que tendrías el apoyo incondicional de la Alemania de Hitler, un factor decisivo para ganar la guerra. Pero, también se dieron gestos de gente de ideologías diferentes que salvaron vidas de sus amigos y familiares que pensaban de otra manera y pertenecía al otro bando. Lo que cuentan nos horroriza, independientemente de la bandera, la trinchera o la zona en la que se encontraban.

Los problemas se resuelven con el diálogo, aunque sea hasta las extenuación y respetando los resultados electorales, buscando el bien común y la prosperidad de todos y todas, partiendo de la gente más desfavorecida y empobrecida. Los gobiernos ejercen su labor en función de sus proyectos políticos, pero los poderosos no aceptan las medidas que favorecen a la clase trabajadora, a los empobrecidos, a las poblaciones rurales, a la universalidad de la educación, de la enseñanza. Los poderosos quieren todo el poder y las riquezas y sólo aceptarían dejar alguna migajas. Lo estamos viendo en la actualidad.

Fuiste aliado de Hitler, defendiendo su política de exterminio de judíos, comunistas, gitanos, discapacitados y todos aquellos que se consideraban un estorbo. Fuiste de la mano en el terror y en la crueldad ilimitada. ¿No querrás pasar a la historia como un salvador y un liberador?

Fuiste un asesino, como lo fue Hitler, Mussolini, Stalin y tantos otros. ¡Pobre humanidad! Hasta los alemanes ensayaron bombardeos a poblaciones civiles en ciudades españolas.

Ganaste la guerra militarmente, pero se perdió la paz y no hay que olvidar que todos perdemos con la guerra, con la violencia nadie gana. Con tu triunfo militar se desató tu política de exterminio y aniquilamiento de todo lo que no fuera el nacionalcatolicismo. Miles de personas asesinadas, torturadas hasta la muerte lenta, violaciones, vejaciones, secuestros de bebés, corrupción, en definitiva, un estado donde cualquiera del régimen podía matar y torturar, todo estaba permitido. Y, una Iglesia jerárquica que fue cómplice y alentó todo esto y te nombró “Caudillo, por la Gracia de Dios”, una gran mentira y una profanación del Evangelio de Jesús de Nazaret.

Franco-palio_2055704484_12003768_667x375Franco, bajo palio

Fuiste caudillo por el poder de las armas, por el apoyo de Hitler, del poder del dinero y del poder religioso. También mataste a gente que no era republicana, esa gente que era amiga de los republicanos; también encerraste a algunos curas que pedía que acabara esa barbarie, esas atrocidades. Miles de españoles y españolas huyeron con sus hijos e hijas porque sabían el futuro que les esperaban. Se convirtieron en refugiados. Esta historia nos suena tristemente.

Hay grupos que te aclaman y te aplauden y cuando hacen eso están defendiendo que haya una dictadura y caiga la democracia, que se pueda torturar, que se pueda detener a alguien y sacarle los dientes con unas alicates o levantarles las uñas, que una mujer pueda ser violada con toda impunidad, que la clase trabajadora se convierta en una clase oprimida y explotada por “el amo”, que la gente pobre y humilde deje de estudiar, que se pueda colgar a un homosexual de sus partes con toda impunidad, que vuelvan las criadas y el señorito las pueda violar, dejarlas embarazada, después llamarlas puta y tirarlas a la calle.

Me da vergüenza cuando he visto al prior del Valle de los caídos, Santiago Cantera, y al sacerdote Antonio Tejero encumbrarte. ¡Qué vergüenza!

Claro que necesitamos memoria, reparación y justicia para que los dictadores no tengan la última palabra, para que tú no tengas la última palabra. Descansa en paz, ¿te extrañas después de lo dicho? Porque no se trata de rencor, ni nada parecido; se trata de que la gente pueda recuperar sus vidas, las vidas de sus familiares, esas vidas que tú arrebataste.

Vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

¿Qué va a pasar en el Valle de los Caídos tras la exhumación de Franco?

Jueves, 24 de octubre de 2019

franco-tumbaHoy se produce en España un hecho histórico, la exhumación del dictador Franco de su mausoleo… ¿Y ahora qué? ¿Seguirán estos monjes franquistas manchando la imagen de la Iglesia Católica?

Luis Argüello reconoce que el Estado “está en su derecho” de exhumar a Franco

Santiago Cantera y la comunidad benedictina podrían ser expulsados de la Abadía

Una entrevista de 1977 sobre la Iglesia “subida al carro” del Movimiento Nacional

Por Jesús Bastante

El prior Santiago Cantera se ha convertido, por mérito propio, en uno de los grandes protagonistas del casi año y medio que lleva el Gobierno de Pedro Sánchez intentando cumplir su anuncio de junio de 2018: sacar a Francisco Franco del Valle de los Caídos. Aliado incondicional de la familia del dictador, la máxima autoridad de la basílica en la que Franco ha descansado los últimos 44 años ha opuesto toda la resistencia posible a las intenciones del Ejecutivo socialista, dejando en evidencia las estrechas relaciones de una parte de la Iglesia católica con el régimen y sus simpatizantes.

Con la salida de Francisco Franco de Cuelgamuros, este jueves, se abre un nuevo capítulo en el que la principal incógnita será qué hacer con el hasta ahora mausoleo franquista, y qué presencia deben tener allí quienes se han erigido públicamente en defensores de la memoria del dictador: los monjes benedictinos. La idea del Gobierno es clara: quiere sacar a los monjes del Valle.

franco-y-palioComo si fuera el Santísimo…

Por el momento, el Ejecutivo en funciones no tomará ninguna medida más allá de la salida del dictador. Pero confían en que un futuro Ejecutivo constituido tras las elecciones se centre en exhumar a víctimas enterradas contra su voluntad en Cuelgamuros y trabajar en la resignificación del monumento.

La Comisión encargada de definir el futuro del Valle apostó, en 2011, por convertirlo en un memorial de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista. El futuro de Cuelgamuros no se decidirá a corto plazo, pero entre las líneas que el Gobierno tiene definidas está, por ejemplo, la reubicación de los restos de Primo de Rivera. El fundador de la Falange sí fue un caído en la contienda, por lo que tiene derecho a permanecer en el Valle. Por eso se plantea la posibilidad de que sea reinhumado en una capilla lateral, o en todo caso en una zona no tan preeminente como la actual.

El decreto de fundación del Valle de los Caídos

No está sobre la mesa del actual Consejo de Ministros la desacralización de la basílica de Cuelgamuros, ni mucho menos el desmontaje de la inmensa cruz. Sí se planteará, y mucho más después de la actitud obstruccionista demostrada tanto por el prior Cantera como por el conjunto de la comunidad benedictina, el futuro de su presencia en la abadía. Para ello es preciso replantear a fondo el régimen jurídico de todo el conjunto del Valle, lo que comporta una negociación con la Iglesia.

Un acuerdo franquista de 1957

pEl prior contumaz y franquista

La existencia de una comunidad de benedictinos en Cuelgamuros se reguló en función de un Decreto-Ley, con fecha de 23 de agosto de 1957 por el que se establece la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. En uno de sus puntos, se confiaba la custodia de la misma a una congregación religiosa, los benedictinos, procedentes de Silos y de la Abadía francesa de Solesmes.

No hay datos exactos de cuántos monjes viven en Cuelgamuros, pero cifras extraoficiales hablan de una veintena. En el artículo quinto del decreto se establecía que la abadía benedictina tendría “carácter independiente” y debería contar “con un mínimo de 20 monjes profesos con el correspondiente Noviciado”, algo que en la actualidad, y pese a que en las dos últimas semanas han entrado dos nuevos postulantes, no está claro que esté cumpliéndose.

El acuerdo firmado por el franquismo deja sentadas, en cualquier caso, una serie de ventajas económicas que siguen tan vigentes como entonces. Los monjes reciben 340.000 euros anuales que les llegan por transferencia de Patrimonio Nacional. Cobran del Estado por dar misa, hacer ejercicios espirituales o “seguir el pensamiento social”. En concreto, utilizan el dinero para comprar comida, pagar el teléfono, contratar a la “limpiadora” y la “lavandera”, hacer excursiones con los niños de la escolanía, comprar velas para las misas o renovar los hábitos benedictinos cuando se desgastan.

Documental ‘A la sombra de la cruz’, de Alessandro Pugno.

Según los deseos del dictador, los benedictinos debían “mantener el culto en todo su esplendor”, “recopilar la doctrina de los pontífices” y “rogar a dios por las almas de los muertos en la Cruzada Nacional”. Una nueva era para el Valle de los Caídos se antoja implanteable sobre la base de este acuerdo.

Carlos García de Andoin, ex-secretario de la Comisión de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos, opina que ni Cantera ni los benedictinos “pueden ser pieza en el proceso de resignificación tras oponerse a la exhumación de Franco con tanto ardor, contra la decisión del Estado en sus tres poderes y contra la posición de la propia jerarquía católica de España y del Vaticano”.

Pero para quitarlos de la ecuación es necesario un replanteamiento del régimen jurídico del Valle, y para ello se barajan, al menos, dos vías. La primera, que Patrimonio Nacional sea el que se ocupe directamente del lugar. La segunda, modificar los estatutos de la Fundación del Valle, y que un nuevo patronato público asuma la gestión, de modo que la presencia de los benedictinos sería innecesaria.

En cuanto al templo, no está sobre la mesa su desacralización, sino que la opción más plausible pasa por mantener la basílica como lugar de culto, pero bajo la tutela de la Archidiócesis de Madrid, que es a la que pertenece territorialmente. El máximo responsable de la gestión del culto en Cuelgamuros sería, entonces, el cardenal Carlos Osoro, una persona con la que el Gobierno tiene un diálogo fluido y que ha sido objeto de ataques de grupos ultraderechistas en los últimos días.

Hasta ahora la Conferencia Episcopal se había mantenido al margen del conflicto entre la abadía y el Gobierno, porque en realidad no tiene autoridad alguna sobre el prior, que responde solo ante el abad de Solesmes (Francia) y el Vaticano.

De hecho, fuentes eclesiásticas deslizan que la intención del Gobierno no es instar directamente a la comunidad benedictina a abandonar el Valle, sino esperar a que sea Roma la que dé un paso en ese sentido, conscientes de la incomodidad vaticana con la actitud del prior falangista Cantera y su pléyade de monjes nostálgicos de la dictadura. Uno de ellos llegó a afirmar recientemente en una entrevista en la SER que “la Iglesia son los miles de españoles que quieren que las cosas estén como quiso Franco”.

El futuro del prior, en el aire

En cuanto a Cantera, –que ha provocado un serio conflicto en las relaciones Iglesia-Estado y entre el Gobierno y la Santa Sede– es probable que su cerrazón le pase factura. No se descarta que en breve abandone el Valle –entre bromas, él mismo habló de la posibilidad de ser enviado a Guinea– y no se descarta que el Vaticano, a través de la Congregación para la Vida Religiosa, le abra un expediente canónico.

El prior, que ha sido elegido por la familia Franco para bendecir el cuerpo cuando se abra la sepultura y para oficiar junto al hijo del golpista Tejero la misa de la reinhumación en Mingorrubio, ha denunciado este martes a la Guardia Civil por “coacciones” al impedirle el acceso a la basílica mientras se ultiman los detalles de la exhumación.

Sus declaraciones y su actitud beligerante podría llevar aparejadas penas canónicas, como la pérdida de sus ‘oficios’ eclesiásticos y, por lo tanto, la imposibilidad de que pueda volver a ser elegido prior o abad. En un caso extremo, incluso, la expulsión de la orden.

Más información en Religiondigital.org

Fuente El Diario.es

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

José María Castillo: “Es demasiado el miedo que le tenemos a la libertad”

Sábado, 25 de mayo de 2019

Llegaron-elecciones-generales_2116598337_13555152_660x371“Un buen dictador que manda es el gobernante que mucha gente anhela”

“Cuando la libertad reside en un valor supremo, que relativiza todo lo demás, los dictadores de pacotilla y discurso pierden toda su autoridad”

Una de las cosas que se ven con más claridad, cuando hay elecciones, es “el miedo a la libertad”. Todos decimos que queremos ser libres. Y por eso pedimos y exigimos que se nos respete la libertad. Pero no nos damos cuenta que pensamos y decimos esas cosas tan maravillosas, sobre la libertad, precisamente cuando, en lo más profundo de nuestro ser y de nuestra vida, más miedo nos da – y hasta más pánico nos causa – que nos propongan como proyecto y programa, para nuestra existencia entera, precisamente la libertad sin limitación alguna.

Hay demasiada gente en la vida a la que un buen dictador le quita de encima la carga insoportable de la libertad. Un buen dictador, que manda, impone y se impone, por eso mismo, es el gobernante que mucha gente anhela. Y si no, ¿por qué ahora en Europa hay tantos países en los que está creciendo la derecha más totalitaria? ¿No tuvimos bastante con Hitler, Mussolini, Stalin y sus compinches del siglo XX, para quedar satisfechos del “autoritarismo totalitario” que sembraron de muerte y exterminio hasta el último rincón de la Europa que, desde la Ilustración, venía soñando en la libertad?

Pero, ¡por favor!, que nadie se imagine que, al decir estas cosas, estoy haciendo una apología de la democracia, sea del color que sea. Quien se quede en eso, no ha tocado fondo. Ni se ha enterado de lo que quiero decir. Porque el problema de la libertad es mucho más profundo.

Por eso ahora hablo, no como “político”, ni como “religioso”, y menos aún como “clérigo” o como “hombre de Iglesia”. No. Nada de eso. Hablo desde el Evangelio, con sus páginas ardientes en mis manos y su ideal inalcanzable en lo más profundo de mis convicciones. Cuando el Evangelio relata el llamamiento que Jesús les hizo a sus primeros discípulos, lo que se pone en cuestión y se plantea, para que aquellos hombres lo afronten y lo resuelvan, es sólo una palabra: “Sígueme”. Jesús no les propone un programa de vida, ni un objetivo, ni un ideal, ni cosa alguna, fuere la que fuere. Lo que Jesús presenta es el problema de la “seguridad” en la vida. Como escribió genialmente Dietrich Bonhoeffer: “en realidad, se trata de la absoluta seguridad y la firmeza en la vida, siguiendo el proyecto de vida que vivió Jesús”.

La libertad no reside en las ideas y los discursos. La libertad está en los hechos. Cuando la libertad reside en un valor supremo, que relativiza todo lo demás, los dictadores de pacotilla y discurso pierden toda su autoridad, su poder y el valor de sus promesas. De forma que quienes les siguen son los ejemplares más perfectos del miedo a la libertad.

Tocamos así el centro de la política. Pero, sobre todo, el centro mismo, no de la Religión, sino del Evangelio. Es el centro que nunca tocamos. Porque es demasiado el miedo que le tenemos a la libertad. Tenía razón Erich Fromm. Y mucho antes que él, el “proyecto de vida” que es el Evangelio.

Espiritualidad , , , , , ,

Ya son beatos los mártires riojanos, “insignes testimonios del Reino de justicia y caridad”

Martes, 30 de abril de 2019

EA0B14B1-A68B-43DD-80D8-C93AA0192443 “Vivieron y murieron por amor“, afirma el cardenal Becciu en una ceremonia multitudinaria

El Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos destaca de Angelelli, Murias, Longueville y Pedernera su “fuerte compromiso religioso y social, anclado en el Evangelio, en favor de los más pobres y explotados”

“Fueron asesinados debido a su diligente actividad de promoción de la justicia cristiana“, recuerda el purpurado

González Faus: “Olvidar a un mártir es desoír una enseñanza. El mártir es generador de fe”

Quién era ‘El Pelado’ Angelelli, el obispo que supo que la dictadura lo buscaría: “Ahora me toca a mí”

La familia Angelelli celebra con alegría la beatificación

Viuda de Wenceslao Pedernera, nuevo beato riojano: “Nunca pensé que mi esposo iba a llegar tan alto”

Cardenal Becciu: “Todos nos sentimos pequeños ante el coraje de nuestros mártires riojanos”

Dante Braida: “Los mártires atendieron a las realidades concretas que padecía el pueblo”

Martín Bitzer: “Los mártires riojanos se entregaron libre y voluntariamente a la muerte”

Monseñor Enrique Angelelli, el padre Carlos De Dios Murias OFMConv, el presbítero Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera, fueron proclamados hoy beatos en una celebración eucarística multitudinaria en La Rioja, presidida por el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y enviado especial del papa Francisco.

Concedemos que los Siervos de Dios Enrique Ángel Angelelli Carletti, obispo de La Rioja; Gabriel José Rogelio Longueville, sacerdote diocesano; Carlos de Dios Murias, sacerdote profeso de la Orden de los Frailes Menores Conventuales y Wenceslao Pedernera, padre de familia, mártires y discípulos fieles de Cristo, insignes testimonios de Su Reino de justicia y de caridad, de ahora en adelante sean llamados beatos“, leyó el purpurado la carta apostólica firmada por Papa y luego el arzobispo de Mendoza y ex obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Daniel Colombo.

A las 10.46 una gigantografía con las imágenes de monseñor Angelelli y compañeros mártires fue desplegada en el altar, en medio de vítores, la entonación del Himno de los Mártires Riojanos y los aplausos de miles de fieles congregados en el Parque de la Ciudad, de la capital provincial.

En la carta apostólica también se indicó, además, que se estableció que la fiesta litúrgica en honor de los beatos monseñor Angelelli y compañeros mártires sea el 17 de julio, día de su nacimiento al Cielo.

Texto completo de la homilía del cardenal Becciu

“Este es el día que hizo el Señor: alegrémonos y regocijémonos”.

Queridos hermanos y hermanas,

La invitación que la Liturgia nos renueva constantemente en este tiempo de Pascua, encuentra hoy en nosotros, reunidos en el solemne rito de la beatificación de cuatro mártires, una respuesta particularmente pronta y alegre. Nos alegramos y nos regocijamos en el Señor por el don de los nuevos Beatos. Son hombres que han dado valientemente su testimonio de Cristo, mereciendo ser propuestos por la Iglesia a la admiración e imitación de todos los fieles. Cada uno de ellos puede repetir las palabras del libro de la Apocalipsis, proclamadas en la primera lectura: “Ya llegó la salvación, el poder y el Reino de nuestro Dios y la soberanía de su Mesías” (Ap 12,10): el poder de Cristo resucitado, que, a lo largo de los siglos, por medio de su Espíritu, continúa viviendo y actuando en los creyentes, para impulsarlos hacia la plena realización del mensaje evangélico.

Conscientes de esto, los nuevos Beatos siempre contaron con la ayuda de Dios, incluso cuando tuvieron que “sufrir por la justicia” (1Pe 3,14), de modo que siempre estaban dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pidiese razón de la esperanza que ellos tenían (cfr 1Pe 3,15). Se ofrecieron a Dios y al prójimo en un heroico testimonio cristiano, que tuvo su culmen en el martirio. Hoy a la Iglesia se complace en reconocer que Enrique Ángel Angelelli, Obispo de La Rioja, Carlos de Dios Murias, franciscano conventual, Gabriel Longueville, sacerdote misionero fidei donum, y el catequista Wenceslao Pedernera, padre de familia, fueron insultados y perseguidos a causa de Jesús y de la justicia evangélica (cfr Mt 5, 10-11), y han alcanzado una “gran recompensa en el cielo” (Mt 5,12).

“¡Felices ustedes!” (Mt 5,11; 1Pe 3,13). ¿Cómo podríamos no escuchar dirigida a nuestros cuatro Beatos esta sugestiva manifestación de alabanza? Ellos fueron testigos fieles del Evangelio y se mantuvieron firmes en su amor a Cristo y a su Iglesia a costa de sufrimientos y del sacrificio extremo de la vida. Fueron asesinados en 1976 [mil novecientos setenta y seis], durante el período de la dictadura militar, marcado por un clima político y social incandescente, que también tenía claros rasgos de persecución religiosa. El régimen dictatorial, vigente desde hacía pocos meses en Argentina, consideraba sospechosa cualquier forma de defensa de la justicia social. Los cuatro Beatos desarrollaban una acción pastoral abierta a los nuevos desafíos pastorales; atenta a la promoción de los estratos más débiles, a la defensa de su dignidad y a la formación de las conciencias, en el marco de la Doctrina Social de la Iglesia. Todo esto, para intentar ofrecer soluciones a los múltiples problemas sociales.

Se trataba de una obra de formación en la fe, de un fuerte compromiso religioso y social, anclado en el Evangelio, en favor de los más pobres y explotados, y realizado a la luz de la novedad del Concilio Ecuménico Vaticano II, en el fuerte deseo de implementar las enseñanzas conciliares. Podríamos definirlos, en cierto sentido, como “mártires de los decretos conciliares”.

Fueron asesinados debido a su diligente actividad de promoción de la justicia cristiana. De hecho, en aquella época, el compromiso en favor de una justicia social y de la promoción de la dignidad de la persona humana se vio obstaculizado con todas las fuerzas de las autoridades civiles. Oficialmente, el poder político se profesaba respetuoso, incluso defensor, de la religión cristiana, e intentaba instrumentalizarla, pretendiendo una actitud servil por parte del clero y pasiva por parte de los fieles, invitados por la fuerza a externalizar su fe solo en manifestaciones litúrgicas y de culto. Pero los nuevos Beatos se esforzaron por trabajar en favor de una fe que también incidiese en la vida; de modo que el Evangelio se convirtiese en fermento en la sociedad de una nueva humanidad fundada en la justicia, la solidaridad y la igualdad.

El Beato Enrique Ángel Angelelli fue un pastor valiente y celoso que, nada más llegar a La Rioja, empezó a trabajar con gran celo para socorrer a una población muy pobre y víctima de injusticias. La clave de su servicio episcopal reside en la acción social en favor de los más necesitados y explotados, así como en valorar la piedad popular como un antídoto contra la opresión. Icono del buen pastor, fue un enamorado de Cristo y del prójimo, dispuesto a dar su vida por los hermanos. Los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville fueron capaces de individuar y responder a los desafíos concretos de la evangelización siendo cercanos a las franjas más desfavorecidas de la población. El primero, religioso franciscano, se distinguió por su espíritu de oración y un auténtico desapego de los bienes materiales; el segundo, por ser hombre de la Eucaristía. Wenceslao Pedernera, catequista y miembro activo del movimiento católico rural, se dedicó apasionadamente a una generosa actividad social alimentada por la fe. Humilde y caritativo con todos.

Estos cuatro Beatos son modelos de vida cristiana. El ejemplo del Obispo enseña a los pastores de hoy a ejercer el ministerio con ardiente caridad, siendo fuertes en la fe ante las dificultades. Los dos sacerdotes exhortan a los presbíteros de hoy a ser asiduos en la oración y a hallar, en el encuentro con Jesús y en el amor por Él, la fuerza para no escatimar nunca en el ministerio sacerdotal: no entrar en componendas con la fe, permanecer fieles a toda costa a la misión, dispuestos a abrazar la cruz. El padre de familia enseña a los laicos a distinguirse por la transparencia de la fe, dejándose guiar por ella en las decisiones más importantes de la vida.

Vivieron y murieron por amor. El significado de los Mártires hoy reside en el hecho de que su testimonio anula la pretensión de vivir de forma egoísta o de construir un modelo de sociedad cerrada y sin referencia a los valores morales y espirituales. Los Mártires nos exhortan, tanto a nosotros como a las generaciones futuras, a abrir el corazón a Dios y a los hermanos, a ser heraldos de paz, a trabajar por la justicia, a ser testigos de solidaridad, a pesar de las incomprensiones, las pruebas y los cansancios. Los cuatro Mártires de esta diócesis, a quienes hoy contemplamos en su beatitud, nos recuerdan que “es preferible sufrir haciendo el bien, si esta es la voluntad de Dios, que haciendo el mal” (1 Pe 3,17), como nos ha recordado el apóstol Pedro en la segunda lectura.

Los admiramos por su valentía. Les agradecemos su fidelidad en circunstancias difíciles, una fidelidad que es más que un ejemplo: es un legado para esta diócesis y para todo el pueblo argentino y una responsabilidad que debe vivirse en todas las épocas. El ejemplo y la oración de estos cuatro Beatos nos ayuden a ser cada vez más hombres de fe, testigos del Evangelio, constructores de comunidad, promotores de una Iglesia comprometida en testimoniar el Evangelio en todos los ámbitos de la sociedad, levantando puentes y derribando los muros de la indiferencia. Confiamos a su intercesión esta ciudad y toda la nación: sus esperanzas y sus alegrías, sus necesidades y dificultades. Que todos puedan alegrarse del honor ofrecido a estos testigos de la fe. Dios los sostuvo en los sufrimientos, les ofreció el consuelo y la corona de la victoria. Que el Señor sostenga, con la fuerza del Espíritu Santo, a quienes hoy trabajan en favor del auténtico progreso y de la construcción de la civilización del amor.

Beato Enrique Ángel Angelelli y tres compañeros mártires, ¡rogad por nosotros!

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Las banderas de la Dictadura y de la Falange, en la puerta de la capilla del seminario de Murcia donde se celebró la misa por Franco, quien, por fin, saldrá del Valle de los Caídos

Lunes, 18 de marzo de 2019

1550675696_328428_1550675846_noticia_normalBanderas-Dictadura-Falange-seminario-Murcia_2103699626_9866176_660x633¡Qué ocasión perdida para la Iglesia española! … Nunca terminarán de desvincularse de la Dictadura Franquista…Y se exyrañaarán de los templos vacíos.

El obispo se ha convertido en cómplice de la mentira y de la actitud permisiva del rector del seminario y obispo auxiliar electo hacia la eucaristía por el Dictador

¿Tendrá monseñor Lorca las agallas necesarias para rectificar y pedir perdón a los medios de comunicación vilipendiados y a su santo pueblo de Dios engañado?

Lo más probable es que cierren filas, busquen a los supuestos ‘traidores‘ hasta debajo de las piedras, y pongan en marcha represalias contra ellos 

El obispo de Murcia coacciona a sus curas para que firmen un texto de apoyo al obispo electo, que permitió una misa a Franco en el seminario. Los sacerdotes, obligados a firmar el documento en presencia de los vicarios de zona

“Aseguramos que nunca se ha realizado en ninguno de los seminarios diocesanos (en nuestra Diócesis tenemos tres) un acto político durante la celebración de la Eucaristía, ni en ninguna otra actividad o celebración”. Así reza uno de los párrafos del comunicado con el que el obispo de Murcia, monseñor Lorca Planes, pretendía descalificar “una noticia publicada en un portal web”, sin atreverse siquiera a citar a Religion Digital.

Nuestro portal había denunciado dos días antes que el pasado 20 de noviembre se había celebrado una misa en sufragio de Franco en la capilla del seminario, con la bandera de la dictadura y con el consentimiento del todavía rector del seminario y obispo electo de Cartagena-Murcia, Sebastián Chico.

Pero la vieja técnica del encubrimiento y la igualmente añeja de ‘matar al mensajero’ para eludir responsabilidades se ve desmentida por los hechos. Obra en nuestro poder la prueba evidente de que el señor obispo, acompañado de toda su Curia, mentía a sabiendas.

Se trata de una foto, en la que aparecen la bandera de la Falange y la antigua bandera española de la época de la dictadura, colocadas a la puerta de la capilla del Seminario Mayor de San Fulgencio, precisamente el día 20 de noviembre, cuando se celebró la eucaristía por el alma de Franco, a petición de cuatro seminaristas que simpatizan abiertamente con Vox y con la ultraderecha.

Y, además, no ocultan su sensibilidad política, porque, como asegura el comunicado del obispo, “en ninguno de los seminarios de la Diócesis de Cartagena se condiciona el pensamiento político de los jóvenes que allí se forman”.

En la instantánea se ve claramente que las banderas están en la puerta de la capilla de “Mártires fulgentinos, los cuatro mártires de la guerra civil, que eran seminaristas en el seminario de San Fulgencio.

Las medias verdades del comunicado de monseñor Lorca Planes se vuelven, pues, contra él, que, con su actitud de cierre de filas ante una acusación verosímil y destapada por sus propios curas, se ha convertido en cómplice de la mentira y de la actitud permisiva del rector del seminario y obispo auxiliar electo hacia la eucaristía por el Dictador.

¿Qué hará, ahora, monseñor Lorca Planes? ¿Tendrá las agallas necesarias para rectificar y pedir perdón a los medios de comunicación vilipendiados y a su santo pueblo de Dios engañado? ¿O más bien, se seguirá escondiendo, encubriendo la verdad y llamando a un ‘prietas las filas’? ¿Moverá ficha el Nuncio, Renzo Fratini, y hará llegar esta información al Papa, para que no vuelva a ser engañado, a la hora de nombrar obispos?

Conociendo los mecanismos ‘mafiosos’ de la casta clerical, que tanto denosta Francisco, lo más probable es que cierren filas, busquen a los supuestos ‘traidores’ hasta debajo de las piedras, y pongan en marcha represalias contra ellos. Al más puro estilo de la camorra. La misma estrategia que la seguida en los casos de abusos sexuales. ¡Es que no aprenden ni se convierten!

banderas_2103699633_9866305_667x375

Franco saldrá del Valle el 10 de junio

La vicepresidenta anuncia que los restos serán traslados ese día al cementerio de Mingorrubio

Carmen Calvo precisa que no habrá ni comunicación ni imágenes de la salida del dictador de Cuelgamuros, ni de su llegada a Mingorrubio

La familia asegura que “son fuegos artificiales” y recuerda que el Gobierno no tiene “autorización eclesiástica” para llevar a cabo la exhumación

El Arzobispado no se pronunciará al respecto. La Abadía, por el momento, se remite a su comunicado del 12 de marzo

El Supremo permitirá la exhumación de Franco… después del 28-A

5b352f1dca7f510 de junio. Por la mañana. Esa será la fecha de la salida de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. ¿Destino? Como adelantó hace meses RD, el destino de la momia del dictador será el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, donde reposan los restos de su mujer, Carmen Polo.

Así lo ha anunciado este mediodía la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa posterior del Consejo de Ministros. En la misma, Calvo ha subrayado que no habrá comunicación ni imágenes, ni convocatoria pública de la exhumación de los restos del dictador.

“Esta decisión la tiene que cumplir cualquier Gobierno, salvo que cambie los procedimientos (antes del 10 de junio)”, ha admitido Calvo, quien ha añadido que la fecha se ha elegido para que quede “al margen” de los procesos electorales y para proteger el derecho a la tutela judicial efectiva de los familiares, que ha llevado el caso a los tribunales.

La fecha se ha fijado sin esperar a que el Tribunal Supremo decida sobre la suspensión cautelar del traslado de los restos, si bien deja claro que dicha fecha puede ser pospuesta si el tribunal anulara o suspendiera esa decisión del Ejecutivo en el marco del procedimiento contencioso administrativo abierto con la familia. Tal y como anunció RD, el Supremo fallará en contra de la suspensión después de las generales.

pEl prior del Valle de los Caídos

El Gobierno también ha contemplado la posibilidad de que la familia, “si quiere y decide”, celebre una “íntima” ceremonia en el lugar de la reinhumación y acorde a sus preferencias religiosas, resaltando que sólo será “para los familiares”.

En cuando al acceso a la basílica del Valle de los Caídos para proceder a la exhumación, Calvo ha reiterado que el Ejecutivo ya ha “dado cuenta públicamente del pronunciamiento formal de la propia Iglesia Católica” que manifestó “que no se opondrá a la exhumación” y “acatará la decisión de la autoridad competente”.

Preguntado sobre el particular, el Arzobispado de Madrid ha anunciado que no hará ningún tipo de manifestación por el momento, mientras que la Abadía tampoco ha dicho nada más, después de que el pasado 12 de marzo anunciara recurso ante el Tribunal Supremo.

Por su parte, fuentes de la familia Franco han subrayado que la decisión del Gobierno “son fuegos artificiales” y recuerda que el Ejecutivo no tiene “autorización eclesiástica” para llevar a cabo la exhumación.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las ambigüedades de la Iglesia con el Franquismo

Jueves, 24 de enero de 2019

franco-caudillo_560x280

Del cardenal Segura a la exhumación de Franco y su posible entierro en la catedral de La Almudena

¿Está perdiendo la jerarquía una ocasión de oro para desmarcarse de su vinculación histórica?

“El Gobierno tiene la llave en sus manos, porque los intereses particulares siempre están sometidos a un bien mayor: el común y público, el respeto a las víctimas, la dignidad de la ciudadanía y de la democracia”

(Evaristo Villar).- La exhumación de los restos de Franco ha tocado a la Iglesia católica. La Conferencia Episcopal Española oficialmente sigue guardando silencio y la diócesis de Madrid se ha puesto de perfil.

La pregunta que se hace mucha gente es si la jerarquía católica no está perdiendo una ocasión de oro para desmarcarse de su vinculación histórica con el franquismo y romper con los nostálgicos que pretenden mantenerla “atada y bien atada” a un pasado nada edificante.

I. La Iglesia católica en el franquismo. Sometimiento y utilización mutua

cardenal-gomaUn juicio que da qué pensar. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, refiriéndose al comportamiento de la jerarquía católica con referencia a su pasado franquista, se expresaba, meses atrás, en estos términos: “ha facilitado la beatificación de sus mártires en la Guerra Civil y ha mantenido un terrible silencio acerca de su colaboración con el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. Así como haber participado y formado parte de una terrible dictadura”. (La Vanguardia 18/03/2018). Esto da qué pensar.

Enfrentamiento con la República. La hostilidad de la jerarquía católica contra la II República es sobradamente conocida. Desde el 14 de abril de 1931, proclamación de la República y abandono del país del rey Alfonso XIII, hasta el 18 de julio de 1936, golpe militar, la jerarquía mantuvo un recio enfrentamiento con la nueva clase política integrada por socialistas y pequeño burgueses que sustituyeron al antiguo régimen.

Alineados al bloque opositor de derechas, -formado por Comunión Tradicionalista (Requetés), Renovación Española (nostálgicos de la monarquía) y Falange Española-, un grupo de obispos, liderados por el cardenal SEGURA, primado de España, e Isidro GOMÁ, -obispo de Tarazona y luego sustituto de Segura en la diócesis primada de Toledo-, mantuvo un duro enfrentamiento con el Gobierno de la República. Discrepando de la misma orientación de Roma, los jerarcas españoles vieron en el Gobierno republicano un decidido empeño por quebrar el vínculo, que ellos consideraban “natural”, entre el pueblo y la religión católica. Y, consiguientemente, se aliaron con el grupo opositor.

carta-colectiva-del-episcopado-espanolTestigo de esta alianza fue la Carta pastoral del 1 de mayo de 1931 del cardenal Segura llamando a la movilización masiva contra el Gobierno republicano. Motivo por el cual perdió la diócesis de Toledo y se ganó la expulsión del país.

Cabe señalar, por lo que supone para alimentación del conflicto, la aprobación por la Cortes Constituyentes, el 9 de diciembre de 1931, de la Constitución de la II República. En este importante documento se establece que “el Estado no tiene religión oficial” (art 3); que “no podrán ser fundamentos de privilegio jurídico: la naturaleza, la filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas ni las religiosas” (art. 25); que “una ley especial regulará la total extinción, en un plazo máximo de dos años, del presupuesto del clero” (art. 26); y que “la enseñanza será laica” (art.48).

Fusión con el franquismo. Apenas iniciada la guerra, el 30 de septiembre de 1936, Enrique PLA I DENIEL, obispo de Salamanca, publicó su famosa carta pastoral Las dos ciudades, donde define la guerra como “una cruzada por la religión, por la patria y por la civilización”. Pocos días después “entregó su pectoral, su anillo y un donativo a la suscripción nacional y su palacio episcopal a Franco que lo utilizó de Cuartel General durante su estancia en Salamanca” (José María García de Tuñón Aza, Pla y Deniel el obispo de la cruzada, en el Catoblepas 115:9 (2011).

Por su parte, el cardenal Gomá, con el beneplácito de Franco, organizó en este mismo año 1936, una colecta entre los católicos españoles con el fin de reconstruir los templos y lugares de culto destruidos o saqueados en las zonas liberadas por el ejército nacional. Además de la aportación económica, la colecta suponía para el bando golpista una buena propaganda hacia los católicos europeos que, desde los estragos causados por la Legión Cóndor en Durango y Guernica, no estaban viendo con buenos ojos que se pretendiera cubrir “con una máscara de Guerra santa lo que, en realidad, estaba siendo una guerra de exterminio”.

franco-y-crucifijoPreocupado por esta mala imagen en el exterior, Franco se reunió en Burgos el 10 de mayo de 1937 con el cardenal Gomá para reclamar del episcopado español que pusiera “la verdad en su punto” y se la diera a conocer al episcopado mundial. A los pocos días, el cardenal, junto con el borrador de una carta, pedía a los obispos “leerlo con toda detención” y responder “cuanto antes” para “dar autorizadamente nuestro criterio sobre el movimiento nacional y, especialmente, reprimir y contrarrestar las opiniones y propagandas adversas que, hasta en un gran sector de prensa católica, han contribuido a formar en el extranjero una atmósfera totalmente adversa al mismo”. La carta, apoyada por todo el episcopado español, no fue, sin embargo, firmada por el cardenal de Tarragona, VIDAL I BARRAQUER, ni por el obispo de Vitoria, Mateo MÚGICA. Ambos tuvieron que emprender luego el camino del exilio.

La causa de la guerra, para esta Carta Colectiva, no fue el golpe de Estado. El motivo hay que buscarlo en los legisladores de 1931 y en el poder ejecutivo que “se empeñaron en torcer bruscamente la ruta de nuestra historia en un sentido totalmente contrario a la naturaleza y exigencias del espíritu nacional, y especialmente opuesto al sentido religioso predominante en el país”.

Alfonso ÁLVAREZ BOLADO, reconocido investigador del nacionalcatolicismo, destaca las tres limitaciones mayores que, a su juicio, afloran en este texto del episcopado: su trivialización del conflicto social latente, dada la tradicional vinculación de la jerarquía católica con las derechas políticas; su simplificación del problema vasco y su disimulo de la represión franquista, debido a su complicidad con el bando golpista (Jesús López Sáez, Memoria histórica. ¿Cruzada o locura, p 34).

Desde estos breves datos, resulta difícil no advertir complicidad entre la jerarquía católica y el bando militar franquista. Complicidad que se irá profundizando posteriormente en la gestión de la paz, impuesta con violencia, durante 40 años.
De la fusión a la utilización mutua. La tragedia no acabó con el final de la guerra. Decenas de miles de “rojos”, en virtud de la Causa General, fueron fusilados, presos, desaparecidos o exiliados. Durante casi 30 años -entre el Decreto del 26 de abril de 1940, que persigue “los hechos delictivos cometidos en todo el territorio nacional durante la dominación roja” y el Decreto-Ley 10/1969, que considera ya prescritos los delitos anteriores al 1 de abril de 1939- se sometió a la población vencida al silencio y a trabajos forzados, a la cárcel y la muerte.

franco-y-palioTampoco faltó la comedia, como en la introducción del general bajo palio en la Iglesia. El 20 de mayo de 1939, un día después del desfile de la victoria y en un acto cargado de simbolismo, Franco se acercó a la Iglesia de Santa Bárbara en Madrid para entregar su espada vencedora al Cristo de Lepanto. A la puerta lo recibe el obispo de la capital, Leopoldo EIJO Y GARAY, y le ofrece agua bendita en hisopo de plata. Luego, al son del himno nacional, es introducido en el templo y llevado bajo palio por miembros de su gobierno hasta el presbiterio, donde desenfunda su espada victoriosa y la ofrece al Santo Cristo. Inmediatamente después, cae de rodillas ante el cardenal Gomá, que lo bendice y ambos se funden en un abrazo. ¡Glorioso final para un sainete, si no fuera tan escandalosamente irreverente! La unión del trono y el altar en pocas ocasiones ha brillado con tanta magnificencia.

El abrazo final, con el que se cierra la estrecha colaboración durante la guerra civil, abre la puerta a la restauración típica de la confesionalidad del Estado durante el nacionalcatolicismo.

Así se declara oficialmente en dos documentos, de indudable valor, emanados durante la dictadura. El Foro de los Españoles del 17 de julio de 1945 donde se proclama que “La profesión y práctica de la Religión Católica, que es la del Estado Español, gozará de la protección oficial. Nadie será molestado por sus creencias ni el ejercicio privado de su culto. No se permitirán otras ceremonias ni manifestaciones externas que las de la Religión Católica” (art. 6º). Y esto mismo es ratificado posteriormente y de forma más solemne en el apartado II de la Ley de Principios Fundamentales del Movimiento del 17 de mayo de 1958: “La Nación española considera timbre de honor el acatamiento de la Ley de Dios, según la doctrina de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, única verdadera y fe inseparable de la conciencia nacional, que inspirará su legislación”. Esto por parte del Estado.

franco-tumbaPor parte de la Iglesia católica desde la clave meramente sociológica se puede concluir, siguiendo a Rafael DÍAZ-SALAZAR, que la fusión entre la cultura política del franquismo y la cultura religiosa del nacionalcatolicismo se apoyaron mutuamente y ambas salieron beneficiadas en sus propósitos. Las relaciones institucionales entre la iglesia y la dictadura, a pesar de los conflictos religiosos deslegitimadores en la década de los setenta, se legitimaron mutuamente; la percepción que un colectivo tenía del otro posibilitó que el régimen se sirviera políticamente de la religión como de “un factor básico” para construir y preservar su orden social, y la iglesia jerárquica para que religiosamente se sirviera de la política franquista como “soporte” de su proyecto de recatolización de España, roto por el proyecto laico de la II República; y estratégicamente, si el régimen franquista utilizó a la institución religiosa “para socializar y someter políticamente al pueblo”, la religión utilizó al poder político para la socialización religiosa del nacionalcatolicismo. (Rafael Díaz-Salazar, Nuevo socialismo y cristianos de izquierda, p.17 y ss.).

II. Desde los datos que iluminan el pasado al problema que oscurece el presente

El conflicto surgido en estos días a propósito de la exhumación de los restos de Franco de Cualgamuros y su inhumación en una sepultura privada en la cripta de la Almudena ha puesto en jaque al Gobierno y a la misma Iglesia. Se ha dicho que es una jugada maestra de la familia del dictador -a la que la sociedad española nada tiene que agradecer-. El Gobierno tiene la llave en sus manos, porque los intereses particulares siempre están sometidos a un bien mayor: el común y público, el respeto a las víctimas, la dignidad de la ciudadanía y de la democracia.

Y la Iglesia católica, ¿nada tiene que ver en este asunto? El cardenal arzobispo de Madrid -máximo responsable de la diócesis y de la catedral de la Almudena donde “hay una propiedad de Franco” y la familia quiere inhumar sus restos- se ha desentendido públicamente como si nada tuviera que ver en este asunto. Ante la reiterada pregunta de los medios, se ha limitado a repetir con pequeñas variantes los mismos argumentos: que “la Iglesia acoge a todas las personas”; que, “como cualquier cristiano (Franco) tiene derecho a enterrarse donde ellos (sus familiares) crean conveniente”; y que, en consecuencia, “no es un problema de la Iglesia, sino del Gobierno y de la familia”.

Con este tipo de evasiones, a mi juicio, se trivializa el problema, se absolutiza la propiedad privada, y se acaba normalizando cristianamente al dictador.

1ª Se trivializa el problema cuando se afirma que en la inhumación del dictador en la Almudena nada tiene que ver la Iglesia. Yo más bien creo que, como propietaria, la iglesia tiene mucho que decir. Y no solo contra la supuesta identidad cristiana de Franco, ni por la división que este asunto está causando ya entre los fieles católicos. De mayor peso es el “escándalo público” que dará al mundo la Iglesia católica al estar custodiando en su recinto los huesos de un sujeto que, además de los crímenes de lesa humanidad de los que es responsable, representa justamente valores contrarios a la democracia y a la reconciliación que ella misma predica. No se puede trivializar de este modo un tema tan grave que cae bajo la fortísima denuncia del escándalo que hacen todas las versiones del Evangelio (Mc 9). Desentenderse de él supone pérdida de memoria, sacrilegio y hasta el desprecio por las víctimas -muchas de ellas católicas: seglares, sacerdotes, religiosos y religiosas-. La jerarquía católica haría bien en aprovechar este momento para hacer justicia y reconciliarse con la verdad de la historia.

almudena

2ª En segundo lugar, se está absolutizando la propiedad privada contra la Doctrina Social que la Iglesia oficialmente profesa. Una línea bien importante de la argumentación del arzobispo Osoro se apoya tácitamente sobre el carácter absoluto de la propiedad privada. ¿Qué puede decir la Doctrina Social de la Iglesia al respecto?

La respuesta es contundente y clara. Desde los Santos Padres, pasando por Santo Tomás y la escolástica hasta llegar al siglo XX -con la Gaudium et Spes del Vaticano II-, mayoritariamente diría que se trata de una postura desafortunada y en nada acorde con la tradición mantenido durante siglos. Cuando hay litigio entre el interés común y el particular la suerte cae sobre el primero; cuando se trata de la alternativa entre el destino común de los bienes y la propiedad privada la opción es siempre en favor de la primera alternativa.

Una tumba en propiedad en la Almudena es evidente que tiene unos derechos. Pero, por estar enclavada en un espacio público (iglesia con culto público), estos derechos están supeditados a otros de mayor rango, los comunes y universales. Los clásicos, refiriéndose a los derechos que acompañan a la propiedad privada, afirman rotundamente que no son “exigidos por la naturaleza ni por la ley de Dios”, sino que nacen del derecho positivo o “ad gentes” (como los llama Santo Tomás). Y, en consecuencia, serán legítimos siempre que respeten y respondan al destino originario de los bienes “que es común a todos”.

Por si no fuera suficiente, la doctrina Social de la Iglesia, siguiendo a los clásicos, todavía pone en manos del cardenal Osoro otra herramienta importante. Se trata de la “epikeia” o la capacidad hermenéutica que el legislador deja al buen criterio del intérprete para liberarse del dominio de la letra -cuando la gravedad del caso o el interés público lo requieren- y ser más fiel al espíritu de la ley.

3ª Normalización cristiana del dictador. Visto objetivamente, “por sus frutos los conoceréis” (Mt 7,16), Franco no puede ser tratado “como cualquier cristiano”. No se puede normalizar cristianamente la conducta de un general golpista; que desencadenó un guerra fratricida contra la legalidad establecida en la que murieron violentamente cientos de miles de personas; que, finalizada la guerra, siguió con las ejecuciones de los vencidos, las desapariciones y expulsiones; que, fruto del odio, sembró el terror y el genocidio durante 40 años de dictadura. Quien así actuó no fue un cristiano normal, por más que estuviera bautizado, entrara bajo palio en las iglesias, y convirtieran su guerra en un “cruzada”.

La conducta de una figura así es justamente la contraria de la moral cristiana. Los primeros seguidores de Jesús de Nazaret entendieron perfectamente que el mandato que de él habían recibido no era la imposición por la práctica sistemática de la violencia. Muchos de ellos perdieron la vida por negarse a integrar las legiones del Emperador. Entendieron perfectamente que lo de Jesús era justamente lo contrario, el amor convivencial del que son testigos los evangelios: “Os doy un mandato nuevo: que os améis unos a otros; igual que yo os he amado, también vosotros amaos unos a otros” (Jn 13, 34). Un amor que llega hasta los mismos enemigos: “A vosotros los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian” (Lc 6,27).

General, Iglesia Católica , , ,

Ernesto Cardenal: “Daniel Ortega y su mujer son dueños absolutos de todo el país”

Viernes, 14 de septiembre de 2018

Ernesto-Cardenal-300x326Denuncia del poeta y ex ministro sandinista: “El mundo debe saber lo que pasa en Nicaragua”

“Los policías y militares y para-policías y paramilitares están disparando a matar a los manifestantes”

Personalmente apoyo a Ernesto, el gran poeta, escultor y místico, contemplativo y revolucionario,  a quien conocí en su casa de Nicaragua tras visitar Solentiname, cuna de la Misa Campesina Nicaragüense, de la pintura primitivista y del que conservo una escultura que preside un lugar central en nuestra casa…

Hace casi dos años escribía en esta página que una de mis más felices experiencias fue poder orar en la iglesia de Nuestra Señora de Solentiname, en el lago Nicaragua/Cocibolca donde se cantó por primera vez esta misa, respirar el aire del archipiélago, hablar con Ernesto Cardenal… y ver cómo un colibrí aleteaba… Gracias Ernesto por la poesía que tanto me ha acompañado y por tu testimonio cristiano, místico y revolucionario

(Ernesto Cardenal).- El mundo debe saber lo que pasa en Nicaragua. Daniel Ortega y su mujer son dueños absolutos de todo el país.

Daniel no solo es dueño del Ejecutivo sino también del Poder Legislativo, el Judicial, el Electoral, la Policía, el Ejército. Es dueño de los Medios de Comunicación.

Hay un silencio total del Gobierno y un absoluto secretismo de todo lo que hacen.

La juventud se había mantenido sumisa y atemorizada, pero por fin se rebeló en todo el país. Con marchas y manifestaciones multitudinarias y desarmadas, marchas cívicas y gritando todos la consigna: “Que la pareja Ortega y Murillo se vayan del Poder”.

ortega-u-murillo

Rosario Murillo y Daniel Ortega… los “mandarines” de Nicaragua

Estamos en manos de una mujer con un poder sin límite, y un presidente sometido a ella.

Los policías y militares y para-policías y paramilitares están disparando a matar a los manifestantes y son ya como doscientos los que han matado a sangre fría y hay una gran cantidad de heridos y desaparecidos. Se necesita que esto se sepa y se intervenga, para que no siga sucediendo.

Fraternalmente,

Fuente Religión Digital

General , , , ,

“Hoy necesitamos estos modelos de personas que saben darlo todo por los más desprotegidos”

Sábado, 25 de agosto de 2018

martires-riojanosLos obispos argentinos expresan su “alegría” por la inminente beatificación de los mártires riojanos

Invitan a tomar cuenta de su testimonio “para seguir a Jesucristo con todas las consecuencias”

Con motivo de la próxima beatificación de monseñor Enrique Angelelli, los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera, los obispos argentinos enviaron una carta al administrador diocesano de La Rioja, presbítero Roberto Enrique Queirolo.

La carta se dio a conocer en el marco de la 180° reunión de la comisión permanente de la Conferencia Episcopal Argentina, que comenzó en la mañana del 21 de agosto y se desarrolla hasta el jueves 23 en la ciudad de Buenos Aires.

En el mensaje, los prelados expresan “alegría” por la inminente beatificación de los mártires riojanos, y adhieren “plenamente a los frutos del proceso canónico que concluyó con la declaración del martirio de estos hermanos nuestros”, destacando especialmente la seriedad y el rigor con el que trabaja la Congregación para las Causas de los Santos.

“Hoy necesitamos estos modelos de personas que saben darlo todo en la lucha por los derechos de los más desprotegidos y al mismo tiempo son capaces de promover la comunión y la paz”, consideran los obispos.

martiresriojanos_560x280

Texto del comunicado

Los miembros de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina queremos expresarte nuestra alegría por la inminente beatificación de Mons. Enrique Angelelli, los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera.

Eran un obispo, un religioso, un sacerdote diocesano y un padre de familia. A todos ellos les cabe lo que un antiguo cristiano escribía sobre los primeros mártires: “Hacen el bien y se los castiga como malhechores, castigados de muerte se alegran como si se les diera la vida” (Carta a Diogneto).

Conocemos el rigor y la seriedad con que trabaja la Congregación para la Causa de los Santos y adherimos plenamente a los frutos del proceso canónico que concluyó con la declaración del martirio de estos hermanos nuestros.

El 4 de agosto de 1976, la muerte de Mons. Angelelli coronó una vida de generosa entrega a la causa del Evangelio. Sabemos por sus últimos escritos que él preveía este final y estaba generosamente dispuesto a entregar la vida.

Hoy necesitamos estos modelos de personas que saben darlo todo en la lucha por los derechos de los más desprotegidos y al mismo tiempo son capaces de promover la comunión y la paz.

La corrupción pasada y presente, los crecientes sufrimientos de los más pobres y el recuerdo de nuestros propios errores y pecados, nos impulsan a mirar el testimonio de estos hermanos para seguir a Jesucristo con todas las consecuencias.

Recibí este saludo afectuoso, que te pedimos hagas extensivo a toda la Iglesia que peregrina en La Rioja.

Buenos Aires, 21 de agosto de 2018

Fuente AICA/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

‘Desnudo’: Un poético canto contra la dictadura de los cuerpos perfectos

Sábado, 21 de mayo de 2016

33889_galeria-desnudos-fotografia-adam-moco

Un proyecto del fotógrafo Adam Moco

‘Desnudo’ es el nuevo proyecto de Adam Moco en el que reivindica la múltiple belleza de los cuerpos masculinos. El fotógrafo ha creado una serie de fotos en los que participan hombres que muestran con orgullo unos desnudos que se salen del patrón de los cuerpos de diseño.

Las fotografías nos ofrecen una amplia panorámica cargada de sensibilidad y diversidad para mostrarnos la amplia gama que hay en el mundo gay. No todos los gais tienen cuerpos esculturales, una barba perfecta o una sonrisa maravillosa, pero lo cierto es que la belleza radica en esa misma cuestión: ante la imposición de cuerpos perfectos se encuentra la belleza única de los cuerpos originales.

Gordos, femeninos, asiáticos, negros, con barbas, sin barbas, sin estrías, con estrías. Los retratos de Adam Moco amplifican el espectro corporal y se convierten en pura disidencia ante la discriminación y la imposición de una belleza oficial.

Fuente fotográfica: Adam Moco

Fuente Redacción Chueca

Biblioteca, General , , , , ,

Alertan del peligro que corre un activista gay en una cárcel venezolana

Jueves, 28 de enero de 2016

Rosmit_Mantilla

Rosmit Mantilla

Las prisiones en Venezuela son famosas por su dureza y los abogados de Rosmit Mantilla temen que su integridad física pudiera estar en gran peligro, especialmente debido a que él es un reconocido activista a favor de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

La vida del apresado activista opositor venezolano Rosmit Mantilla, elegido diputado suplente en las parlamentarias del pasado diciembre, correrá peligro si es trasladado a un penal de presos comunes, advirtió la oficina en Caracas de Amnistía Internacional (AI).

“El miembro de la oposición, activista por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y trans, y prisionero de conciencia Rosmit Mantilla está en riesgo de ser transferido a una cárcel de delincuentes comunes donde su integridad física podría estar comprometida”, dijo AI en un comunicado.

El traslado fue pedido por la Fiscalía tras una protesta esta semana de Mantilla y otros tres “presos de conciencia” en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas, donde habrían dañado cámaras internas de seguridad.

“Un juez debe ahora aceptar o denegar el traslado” solicitado por la Fiscalía tras “un incidente ocurrido en el Sebin donde actualmente Mantilla se encuentra privado de libertad”, relató AI.

Mantilla, miembro del partido de oposición Voluntad Popular, se encuentra detenido desde el dos de mayo de 2014 por cargos relacionados con las protestas antigubernamentales que tuvieron lugar ese mismo año. “Él es un prisionero de conciencia que no ha formulado ningún llamado a la violencia ni ha hecho uso de la misma, y los cargos de los que se le acusan carecen de evidencia sólida”, denuncian desde la ONG, que, añaden, “debe ser liberado inmediata e incondicionalmente”.

Fuente Agencias/Cáscara amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

24 pasos y 78 años para buscar a Lorca. Las tareas por encontrar el cadáver de García Lorca se han complicado

Miércoles, 26 de noviembre de 2014

1416689210_359312_1416691178_portadilla_normalEl equipo de arqueólogos trabaja en la zona donde podría estar enterrado Lorca. / m. zarza

24 pasos y 78 años para buscar a Lorca

¿Quién oculta a Lorca?

¿Y ahora dónde estás, Federico?

Está ahí. Hay que seguir buscando

 Un equipo de expertos intenta encontrar al poeta en una fosa señalada por falangistas

La sobrina del autor rechaza la exhumación: “No la autorizaremos”

El pasado viernes concluyeron los trabajos de la pala excavadora iniciados el martes, que permitieron localizar una zona de “tierra oscura y húmeda”. Esa anomalía en el terreno podría corresponderse con el pozo que los investigadores tratan de localizar como posible enterramiento común. Los especialistas prevén continuar con sus tareas manuales al menos hasta este domingo y no descartan volver el lunes con la pala excavadora.

Una decena de especialistas, coordinados por el arqueólogo Javier Navarro, ha comenzado este sábado en el entorno del Peñón del Colorado, en el término municipal de Alfacar (Granada), la excavación manual de los terrenos donde el investigador Miguel Caballero sitúa la posible fosa de Federico García Lorca.

Desde primera hora de la mañana de este sábado, los arqueólogos han iniciado los trabajos manuales en este paraje situado cerca de la carretera que une Víznar y Alfacar, a unos 500 metros de la zona en la que la Junta de Andalucía ya intervino en 2009 sin éxito. La intervención se enmarca en las labores de localización y delimitación de fosas de víctimas de la Guerra Civil impulsadas por la dirección general de Memoria Democrática de la administración autonómica.

fosa_federico_garcia_lorcaEl inicio de las excavaciones a mano ha podido comenzar este sábado después de que este viernes concluyera su tarea la pala excavadora, perteneciente a la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, que desde el martes retiraba tierra. Esa tarea con maquinaria permitió localizar una zona de “tierra oscura y húmeda” que coincidiría con las señales detectadas previamente por el georradar, según Navarro. Esa anomalía en el terreno podría corresponderse con el pozo que los investigadores tratan de localizar como posible enterramiento común, si bien será el trabajo manual el que determine los resultados definitivos. Navarro ha explicado este sábado que, hasta el mediodía, no habían llegado a la zona señalada por el georradar y que al menos inicialmente las tareas se han complicado ante el endurecimiento que presenta la superficie.

El equipo de especialistas prevé continuar con sus tareas manuales al menos hasta este domingo y no descarta que el lunes tenga que volver la pala excavadora para rebajar aun más el terreno. El proyecto parte de las investigaciones científicas y documentales de Miguel Caballero, quien también se basa en testimonios del periodista y escritor granadino Eduardo Molina Fajardo (1914-1979) para situar en ese entorno el posible enterramiento de García Lorca, junto a al menos otras tres personas.

Aunque desde la dirección general de Memoria Democrática han aclarado que la iniciativa, promovida de oficio por la administración autonómica, no está centrada en Federico García Lorca, han reconocido que en el proyecto inicial Caballero sí hace referencia expresa al poeta de Fuente Vaqueros. En cualquier caso, si en los sondeos arqueológicos se encontraran finalmente restos óseos, esos hallazgos serán denunciados ante los tribunales de justicia para que puedan decidir al respecto.

Y seguimos leyendo en El País:

Natalia Junquera

Federico_Garcia_Lorca_joven“Llamé a Manolo Martínez Bueso para que los vigilara y presenciara la ejecución… Después, Manolo me dijo que Federico [García Lorca] iba en pijama y que los habían matado en el campo de instrucción de las tropas, a la derecha de la carretera… Me dijo que de los que se enterraron, Federico era el segundo por la izquierda”. Esto fue lo que respondió José María Nestares, mando militar del frente de Víznar (Granada), cuando en 1969, el investigador y falangista Eduardo Molina Fajardo le preguntó dónde habían enterrado al poeta, fusilado la madrugada del 17 de agosto de 1936.

Este y otros 48 testimonios recogidos en el libro Los últimos días de García Lorca han llevado a una docena de expertos a volver a buscar la fosa del poeta español más universal, ahora, en un paraje conocido como Peñón Colorado. A menos de un kilómetro del anterior intento, en 2009, y con mucho menos presupuesto: 15.000 euros frente a los 70.000 que aportó entonces la Junta de Andalucía.

“Todo va cuadrando”, dice a pie de excavación el investigador Miguel Caballero, que ha contrastado con la documentación histórica, uno a uno, los 48 testimonios recogidos por Molina Fajardo de falangistas que participaron en la detención, traslado o ejecución del poeta. “De esos 48 hay 10 que valen mucho la pena y son coincidentes. Y hay que tener en cuenta que Molina Fajardo era falangista y las personas que participaron en la ejecución de Lorca estarían mucho más dispuestas a contar la verdad a un colega antes que a un historiador”. Nestares entregó a Molina Fajardo un croquis del lugar de enterramiento. Uno de los hijos del militar, Fernando, llegó a acudir con dos guardias de asalto que dijeron haber sido testigos y ejecutores del fusilamiento del poeta al sitio donde había sido enterrado junto al maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Argollas: un pozo en el Peñón Colorado, a 24 pasos de la carretera que une las localidades de Víznar y Alfacar. Y años más tarde, Fernando Nestares logró que otro falangista, Pedro Cuesta, le indicara el lugar. Cuesta no quiso bajarse del coche, pero volvió a señalarle el mismo sitio y aventuró que sería fácil identificarlo, porque había sido fusilado junto a Dióscoro Galindo, que era cojo. “Sí, allí tenía la muleta. encima de ellos, estará ya podrida…”, dijo.

La primera meta de esta nueva búsqueda es encontrar el pozo donde, según los testimonios, fueron arrojados. Si aparecen los restos, la identificación no sería difícil, explica la antropóloga Belén Jimeno: “Una de las víctimas tenía una pierna amputada, un rasgo inequívoco, y Lorca tenía un cráneo muy globuloso, muy característico, además de un defecto en los pies”. La identificación antropológica podría ser la única que se llevara a cabo en caso de encontrar huesos ya que la familia del poeta se opone a la exhumación. “No tienen legitimidad alguna porque nuestra postura no ha cambiado. No hemos dado ni vamos a dar autorización para buscar sus restos”, asegura a EL PAÍS Laura García Lorca

El Gobierno andaluz se ha cuidado mucho de no presentar esta nueva búsqueda como la exhumación del poeta. “Buscamos a víctimas, no a Lorca”, aseguró Luis Naranjo, director del departamento Memoria Democrática de la Junta. A pie de excavación, el director de los trabajos, el arqueólogo Javier Navarro, explica: “Es verdad que no estamos solo buscando a Lorca, sino a víctimas de la Guerra Civil. Yo a mis muertos quiero tenerlos en lugares dignos, y no entiendo que haya gente que no lo vea así. En cualquier caso, me parece que esto sobrepasa lo familiar. Federico García Lorca es de todos y es impresentable que España tenga a su poeta más universal tirado en un sitio como este”.

Acompañan al equipo de expertos seis alumnos de la Universidad de Nottingham que trabajan en un proyecto sobre reconciliación y conflictos. Jessica Heath, de 25 años, y Freya Macknight, de 26, han viajado desde Londres con dos de sus profesores, Gareth Stockey y Stephen G.H. Roberts, para seguir de cerca esta búsqueda, hablar con los especialistas y con la gente del pueblo. “Es muy emocionante pero también muy triste estar en este sitio y oír lo que le sucedió”, dice Freya. “Es importante que este debate siga abierto porque sigue dividiendo a España”, añade Jessica. Ayer, las dos cogieron una pala y ayudaron a sacar tierra de la que puede ser la fosa de Lorca.

En caso de localizar los restos, el equipo de expertos no los exhumaría. Presentaría una denuncia en el juzgado. Si, como es habitual en estos casos, el juez archiva alegando que los presuntos delitos fueron amnistiados o han prescrito, “la Junta de Andalucía actuaría de oficio y enviaría los huesos al laboratorio de la Universidad de Granada”, explica un portavoz. Quedarían en manos de expertos como el catedrático de Medicina Legal José Antonio Lorente, que identificó los restos de Cristóbal Colón; y Francisco Etxeberria, que ha tocado los huesos de Pablo Neruda y Salvador Allende y ahora busca los de Cervantes.

Desde Madrid, el hispanista Ian Gibson sigue inquieto esta nueva búsqueda tras la frustración de 2009, cuando los arqueólogos solo encontraron en el lugar que él había señalado como fosa de Lorca una enorme roca. “Si ahora lo encuentran ahí no sentiré envidia, ni resentimiento. Me alegraría muchísimo que apareciesen los restos de Lorca, aunque no fuera en el sitio que a mí me señaló Manuel Castilla [el supuesto enterrador]. Pero si no están ahí, hay que seguir. Creo que el sitio con más posibilidades está a 150 metros de dónde excavaron en 2009”.

Historia de un misterio

1955. Manuel Castilla, ‘El Comunista’, que dice haber enterrado a Lorca junto al maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros Francsisco Galadí y Joaquín Argollas, señala al investigador estadounidense Agustín Penón el lugar del enterramiento: un paraje en Alfacar.

1966. Castilla indica el mismo lugar a Ian Gibson, biógrafo de Lorca.

2008. El juez Baltasar Garzón ordena la exhumación de 19 fosas, entre otras aquella en la que se suponía que estaba Lorca. La Audiencia Nacional lo paraliza.

2009. En septiembre, comienza la excavación en Alfacar financiada por la Junta de Andalucía. Tras mes y medio de trabajo y 70.000 euros de inversión solo aparece una roca.

2014. Un nuevo equipo excava en otra posible ubicación de la fosa de Lorca, en el Peñón colorado. Con una financiación de 15.000 euros de la Junta de Andalucía.

Fuente El País, Público y Cáscara Amarga

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“La cara y la cruz del Papa Francisco”, por Emilio Marín

Domingo, 13 de julio de 2014

1396214004_1393258840_frankieLeído en ArgenPress:

Emilio Marín (LA ARENA)

Próximo a cumplir un año y cuatro meses de papado, la gestión del argentino Papa Francisco tiene luces y algunas sombras. En las últimas semanas hubo más material para ese balance contradictorio.

Aunque aún es pronto para emitir una opinión definitiva, Francisco mantiene la ilusión de muchos creyentes en que su etapa en el Vaticano puede ser más que buena.

Lo ayuda en esa sensación el contraste con Benedicto XVI, criticado dentro y fuera de la Iglesia y que renunció en vida, alterando la rutina de siglos.

Hay un estilo de vida de Bergoglio, que ya traía de Buenos Aires y ha impactado favorablemente. Vive con modestia, no se mueve en vehículos de alta gama, tiene roce con la feligresía -a veces algo marketinero- y hasta es un Papa futbolero, que por casualidad coincide con el interés masivo por el mundial de Brasil.

En política internacional lo suyo sin ser brillante ha tenido una buena orientación, como cuando se opuso a las amenazas de guerra e invasión contra Siria. Tal era el plan de Barack Obama, cuando le salió al cruce la oposición rusa y china; el Papa coincidió con esta última postura. Allí se salvaron muchas vidas y la soberanía de Siria.

Por supuesto, como buen jesuita, tiempo después recibió a pura sonrisa al presidente norteamericano, quien le manifestó que era un admirador suyo. Lo bueno es que el halagado no le respondió el cumplido diciendo lo mismo.

También en la columna del Haber debe computarse su gira por Medio Oriente entre el 24 y el 26 de mayo pasado. En Jordania, Palestina e Israel su mensaje reiterado fue a favor de la paz de las dos partes enfrentadas. Aunque no lo dijo expresamente, pareció que también para el jefe del Vaticano la palestina era la parte oprimida del conflicto. Su parada y rezo ante el Muro del Apartheid, cerca de Belén, fue memorable.

Luego ese gesto trató de ser equilibrado con un poco digno homenaje suyo ante la tumba del fundador del sionismo, Theodor Herzl, pero aún computándolo como negativo no tuvo la misma significación que aquél rezo frente al grafitti “Palestine free”.

Invitó a los presidentes de Israel y Palestina para orar juntos por la paz en el Vaticano, que se concretó el 6 de junio. Lamentablemente un triple crimen de adolescentes judíos, cuya autoría no está esclarecida, generó ataques sionistas en Cisjordania y bombardeos en Gaza, con 7 palestinos muertos, decenas de heridos, 500 presos y mucha destrucción material.

Una canción setentista de Violeta Parra se preguntaba: “¿qué dirá el Santo Padre, que vive en Roma, que le están degollando, a sus palomas?“.

Papa peronista

0000986137Después de que salió humo blanco y se anunció que había sido elegido Papa por los obispos de un solo sexo, sin ninguna mujer entre ellos, se abrió una discusión en Argentina porque el kirchnerismo salió a decir que era un “Papa peronista”.

Esa calificación pareció errónea dadas las serias diferencias que el obispo de Buenos Aires tuvo con el kirchnerismo, en torno a la política, los derechos humanos, el matrimonio igualitario, la implementación de los abortos no punibles, la educación sexual en las escuelas, etc.

Por lo visto hasta aquí, parece que tenían razón las dos partes. Francisco no era kirchnerista, pero sí puede ser catalogado de peronista. En sus misas y declaraciones, ha reflotado la doctrina social de la Iglesia, de la que el peronismo dijo ser abanderado. Su núcleo sería la justicia social, en un capitalismo “fifty-fifty” (mitad y mitad entre empresarios y trabajadores) como suele plantear Cristina Fernández de Kirchner.

Francisco ha cuestionado la economía global esencialmente financiera, con la pobreza y crisis subsiguientes; a favor del ser humano. Aunque debería poder hacer algo más por su país de origen, en esta encrucijada entre los “fondos buitres” y los intereses nacionales, lo suyo está mucho más cerca de estos últimos.

No debería hablarle a esos fondos con el corazón, porque ya se sabe que le contestarán con el bolsillo. Tendría que analizar otras opciones, como auspiciar una cumbre mundial contra esta clase de deudas usurarias. Quizás excomulgar a Paul Singer y Thomas Griesa, si es que fueran de su rebaño, o pedirle a sus amigos popes de otras religiones que sí lo hagan.

Mejor tarde…

Papa-Francisco-y-CFK-630x325En los antecedentes de Bergoglio está su papel durante la dictadura militar-cívica. Y en ese tramo recibió fuertes cuestionamientos por no haber defendido a curas víctimas de los represores, como en los casos de Yorio y Jalics.

En este tema, el cronista se ubica del lado de Horacio Verbitsky y sus fundadas investigaciones, y no de quienes defienden al Provincial de los jesuitas.

De todos modos, nobleza obliga, también hay que mencionar que cuando llegó al sillón de Pedro, aquél proporcionó al tribunal riojano que analizaba el asesinato del obispo Enrique Angelelli dos cartas que éste había enviado por medio del nuncio Pío Laghi. Angelelli denunciaba la tremenda represión que existía en la provincia, la situación de los presos políticos, las amenazas de muerte que había recibido y la persecución a que era sometida la iglesia que había hecho opción por los pobres.

Ayer el Tribunal Oral Federal Penal 26 condenó a prisión perpetua al general Luciano B. Menéndez y el brigadier Luis F. Estrella como responsables del crimen del obispo riojano. Se terminó la farsa del “accidente vial“. No es que tales genocidas hayan sido condenados gracias a Bergoglio, pero esas cartas fueron un granito de arena que colaboraron. Más vale tarde…

Ahora la Iglesia debería abrir y compartir sus archivos con la justicia para esclarecer muchos otros casos, entre ellos los de los bebés robados a los desaparecidos.

¿Quién robó a quién?

Una grata sorpresa para quienes no simpatizan con el Vaticano fue la misiva que envió el 2 de junio pasado a los asistentes a un congreso de derecho penal, donde se podía leer: “la experiencia nos dice que el aumento o endurecimiento de las penas con frecuencia no resuelve los problemas sociales, ni logra disminuir los índices de delincuencia”. Fue como un poco de oxígeno para Raúl Zaffaroni y los integrantes de la comisión redactora del Anteproyecto de Código Penal, de integración pluralista, que habían tenido un punto de vista similar al Papa. Y que por eso mismo habían sido objeto de descalificaciones virulentas de Sergio Massa y la oposición conservadora que muchas veces alega contar con el apoyo vaticano. Bienvenida esa toma de posición papal contraria a los linchamientos y a dar 50 años de cárcel a todos los delitos, sin proporcionalidad según el delito cometido.

A fines de junio, el personaje hizo declaraciones a Il Messaggero, diciendo que “los comunistas nos han robado la bandera. La bandera de los pobres es cristiana. Los comunistas dicen que todo esto (por la pobreza) es algo comunista. Sí, claro, ¡cómo no! Pero veinte siglos después (de la escritura del Evangelio). Cuando ellos hablan nosotros podríamos decirles: ¡Pero si son cristianos!“.

En realidad los comunistas no le robaron nada a la Iglesia. El problema fue que ésta abandonó a los pobres, seducida por el capital y aún por los imperios, incluso -caso de Pío XII- por el nazi-fascismo, que provocó 60 millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial. Y, en consecuencia, buena parte del mundo, China y Europa oriental vieron nacer gobiernos socialistas. Y en muchos países, como Italia, los comunistas se convirtieron en una fuerza mayoritaria entre los trabajadores y gente humilde.

Si le interesa a Francisco, podría leer los dos tomos de un libro de la cubana Katiuska Blanco. Así sabría cómo fue que un estudiante jesuita se hizo un revolucionario y patriota primero, y socialista y comunista luego: Fidel Castro Ruz.

Reformas pendientes

Donde los avances no lucen como significativos es en las reformas que necesitaría la Iglesia para ponerse a tono con el siglo XXI y principios básicos como el de la igualdad del rol de la mujer.

¿Curas y hasta obispos pederastas? Siguen trámites muy lentos y, de vez en cuando, hay algún sancionado, como sucedió con el ex nuncio en República Dominicana, arzobispo Josef Weselowski. La pena es “dimisión del estado clerical”. La cárcel, una posibilidad por ahora lejana.

¿Fin del celibato? En el avión de regreso de Medio Oriente, el Papa dijo que no era un dogma de fe y podría discutirse. No figura en la agenda, ni siquiera para reformularlo como una opción voluntaria.

¿Corrupción en las finanzas vaticanas? Es un fenómeno que goza relativamente de buena salud. Francisco formó una Comisión de 8 obispos, al que sumó al secretario de Estado y convirtió en Comisión de 9, para aconsejarlo sobre diversas reformas. Se menta una renuncia del alemán que preside el IOR, virtual Banco del Vaticano, lo que significaría otro cambio más de personajes en poco tiempo, protagonistas de negocios poco transparentes.

En esto Francisco merece cierta piedad. Sus banqueros son un desastre y se dejan tentar por la corrupción, pero si sacara el IOR de la órbita vaticana y pusiera la plata en manos de Wall Street, en vez de un Banco Ambrosiano tendría un Lehman Brothers. Contradicción insalvable: el reino de los Cielos con obispos y banqueros en la Tierra. Y ese demonio real no se exorciza con la Asociación Internacional de curas Exorcistas, recién legalizada por el Vaticano.

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.