Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Valle de los Caídos’

Dios los cría, y Franco los junta: ¿qué Iglesia es posible en España tras la exhumación?

Sábado, 26 de octubre de 2019

Piedad-Valle-Caidos_2170592933_14027512_660x371

Piedad del Valle de los Caídos eldiario.es

Son pocos, muy pocos, los obispos que quieren revertir la actual situación en nuestro país

“Las elecciones a la presidencia de la Conferencia Episcopal marcarán definitivamente si los obispos españoles se quieren quitar el sambenito con el que les bautizó en su día el dictador -el ‘España, Faro de Occidente, martillo de herejes, luz de Trento’- o, por el contrario, prosiguen en la deriva de división y enfrentamiento al Papa, en Roma, y a los valores democráticos, en nuestro país”

“Dios los cría, y Franco los junta”, lamenta, en privado, uno de los pocos obispos que admite que, a lo largo de estos meses, la Iglesia española debería haberse pronunciado claramente, enmendando la plana al prior falangista y colocándose del lado de las víctimas

Ramón Tejero: “Dichoso Ud. mi General que por defender la Fe Católica y el Santo Nombre de Jesucristo ha recibido insultos, calumnias y persecución, en la vida y en la muerte”

Un buen día para recordar al cardenal Tarancón

Lo que la salida de Franco deja pendiente en el Valle de los Caídos

Exhumación de Franco, ¿fin del nacionalcatolicismo?

15719149346062Cuando Franco murió, la Iglesia española había dejado ‘atados y bien atados’ sus privilegios en una sociedad que intentaba avanzar, lentamente, hacia la democracia. En Roma, diez años atrás, había concluido el Concilio Vaticano II, que trató de poner a la Iglesia católica en hora con el mundo, pero los obispos españoles seguían con el reloj parado en 1953, momento en que el Régimen consagró la alianza entre la Cruz y la Espada que hizo posible la ‘Sagrada Cruzada’ (así llamaron los obispos en 1937 a la Guerra Civil).

Hoy, 44 años después, con Franco reinhumado en Mingorrubio, los obispos españoles continúan mirando con dificultad al futuro. Igual que sucediera tras el Concilio, pocos prelados se animan a seguir el impulso del Papa Francisco y acabar con una Iglesia clericalizada, que oculta en un armario los estigmas de los abusos de poder y sexuales, se afana en conservar privilegios anacrónicos y sigue sin darse cuenta de que hoy, en pleno siglo XXI, España ha dejado de ser católica y su influencia en la sociedad resulta prácticamente insignificante.

Acabar con la herencia del dictador

Los obispos no se oponen a la exhumación de Franco, pero sí al fin de las prebendas que les dio el dictador. El nuevo Concordado (ahora llamado Acuerdos Iglesia-Estado), que se negoció a la par que la Constitución y fue aprobado ahora hace 40 años, continúa dotando a la Iglesia de múltiples beneficios fiscales, económicos, jurídicos y de presencia social.

En muy pocos países de nuestro entorno la Iglesia católica (y sólo la Iglesia católica) recibe, sin dar nada a cambio, un porcentaje de los Presupuestos Generales del Estado, cuya finalidad no detalla con precisión.

La enseñanza de la Religión católica es de oferta obligatoria y sus profesores son designados por el obispo del lugar (que puede despedirlos sin dar razón alguna), pero pagados por la Administración. Con el personal religioso en hospitales públicos, el Ejército o las prisiones sucede tres cuartos de lo mismo.

Polémicas inmatriculaciones

La Iglesia está exenta de multitud de impuestos y, por si fuera poco, las administraciones todavía no han dado el paso de exigir el pago de aquellos que sí debería pagar, como el IBI para aquellas actividades que no tengan fin estrictamente pastoral o de culto (garajes, pisos de alquiler, museos, etc…). Pero, además, los obispos han logrado registrar a su nombre, con el único aval de su firma, 35.000 bienes en el período 1998-2015.

prior-Cantera-Franco_2170892892_14030768_667x375El prior Cantera, con los Franco

Unas inmatriculaciones que (al menos la mitad) no tienen que ver con templos, sino con inmuebles o terrenos que, en su día, fueron enajenados por otros intereses oscuros, en buena medida gracias al dictador que, desde hoy, descansa en Mingorrubio.

Osoro y Omella, atrapados

¿Es esta la verdadera función de la Iglesia? Son pocos, muy pocos, los obispos que tratan de revertir esta situación de privilegio. No lo tienen fácil, y el ‘caso Franco’ lo ha demostrado. Los cardenales Osoro y Omella (Madrid y Barcelona), los hombres puestos por el Papa Francisco para cambiar el rostro de la Iglesia de nuestro país, no cuentan con la fuerza suficiente para acometer las reformas que les pide Bergoglio.

Un Bergoglio que, por cierto, no visitará España mientras los obispos sigan “en guerra” entre ellos, como admitió durante un vuelo papal. Las elecciones a la presidencia de la Conferencia Episcopal marcarán definitivamente si los obispos españoles se quieren quitar el sambenito con el que les bautizó en su día el dictador -el ‘España, Faro de Occidente, martillo de herejes, luz de Trento‘- o, por el contrario, prosiguen en la deriva de división y enfrentamiento al Papa, en Roma, y a los valores democráticos, en nuestro país.

Ultracatólicos, sectarios y postfranquistas

La exhumación de Franco, además, ha puesto de manifiesto la existencia de un sector, minoritario pero muy potente, de ultracatólicos que siguen vinculando su fe a la extrema derecha, y consideran la salida del dictador del Valle “una profanación”, y la posición oficial de la Iglesia (cumplir con la legalidad vigente) una traición al hombre que les salvó de la persecución y la desaparición.

patrulla-Policia-Nacional-San-Nicolas_EDIIMA20191024_0403_4Y es que los mismos que pintarrajearon decenas de iglesias de Madrid acusando a Osoro de traidor -en una imagen que recuerda, muy poderosamente, a los gritos de ‘¡Tarancón, al paredón!’, tras la muerte de Carrero Blanco- e invitando a dejar de marcar la ‘X’ en la Renta son los que este jueves salieron a defender la actitud obstruccionista del prior Cantera y la homilía del cura hijo del golpista Tejero en la que faltó poco para ‘canonizar’ a Francisco Franco.

“Dios los cría, y Franco los junta”, lamenta, en privado, uno de los pocos obispos que admite que, a lo largo de estos meses, la Iglesia española debería haberse pronunciado claramente, enmendando la plana al prior falangista y colocándose del lado de las víctimas.

Los ‘católicos de toda la vida’

Grupúsculos como HazteOir o Máslibres, situados en la órbita de Vox y de sectores ultracatólicos como los kikos, el Opus Dei o los Legionarios de Cristo (e incluso más allá, a través de sectas como El Yunque), que lo mismo organizan una sentada para protestar contra la exhumación ante la sede del PSOE, que acosan a las mujeres que van a abortar a las puertas de la clínica Dator.

Vamos, los católicos ‘de toda la vida’, que añoran una España en la que Franco dio todo el poder a la Iglesia, y donde los únicos valores que podían defenderse eran los de la firme ortodoxia, la continencia sexual y las familias numerosas. Los mismos que, en otro tiempo, quemaban mujeres en la plaza pública acusadas de brujas u obligaban a judíos, musulmanes o protestantes a abjurar de su fe si no querían perder la vida.

Los mismos que, tal vez, hace unos años hubieran mandado a Jesucristo a picar piedra en la cantera de Cuelgamuros. A mayor gloria de Francisco Franco, que en Mingorrubio descanse.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Qué va a pasar en el Valle de los Caídos tras la exhumación de Franco?

Jueves, 24 de octubre de 2019

franco-tumbaHoy se produce en España un hecho histórico, la exhumación del dictador Franco de su mausoleo… ¿Y ahora qué? ¿Seguirán estos monjes franquistas manchando la imagen de la Iglesia Católica?

Luis Argüello reconoce que el Estado “está en su derecho” de exhumar a Franco

Santiago Cantera y la comunidad benedictina podrían ser expulsados de la Abadía

Una entrevista de 1977 sobre la Iglesia “subida al carro” del Movimiento Nacional

Por Jesús Bastante

El prior Santiago Cantera se ha convertido, por mérito propio, en uno de los grandes protagonistas del casi año y medio que lleva el Gobierno de Pedro Sánchez intentando cumplir su anuncio de junio de 2018: sacar a Francisco Franco del Valle de los Caídos. Aliado incondicional de la familia del dictador, la máxima autoridad de la basílica en la que Franco ha descansado los últimos 44 años ha opuesto toda la resistencia posible a las intenciones del Ejecutivo socialista, dejando en evidencia las estrechas relaciones de una parte de la Iglesia católica con el régimen y sus simpatizantes.

Con la salida de Francisco Franco de Cuelgamuros, este jueves, se abre un nuevo capítulo en el que la principal incógnita será qué hacer con el hasta ahora mausoleo franquista, y qué presencia deben tener allí quienes se han erigido públicamente en defensores de la memoria del dictador: los monjes benedictinos. La idea del Gobierno es clara: quiere sacar a los monjes del Valle.

franco-y-palioComo si fuera el Santísimo…

Por el momento, el Ejecutivo en funciones no tomará ninguna medida más allá de la salida del dictador. Pero confían en que un futuro Ejecutivo constituido tras las elecciones se centre en exhumar a víctimas enterradas contra su voluntad en Cuelgamuros y trabajar en la resignificación del monumento.

La Comisión encargada de definir el futuro del Valle apostó, en 2011, por convertirlo en un memorial de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista. El futuro de Cuelgamuros no se decidirá a corto plazo, pero entre las líneas que el Gobierno tiene definidas está, por ejemplo, la reubicación de los restos de Primo de Rivera. El fundador de la Falange sí fue un caído en la contienda, por lo que tiene derecho a permanecer en el Valle. Por eso se plantea la posibilidad de que sea reinhumado en una capilla lateral, o en todo caso en una zona no tan preeminente como la actual.

El decreto de fundación del Valle de los Caídos

No está sobre la mesa del actual Consejo de Ministros la desacralización de la basílica de Cuelgamuros, ni mucho menos el desmontaje de la inmensa cruz. Sí se planteará, y mucho más después de la actitud obstruccionista demostrada tanto por el prior Cantera como por el conjunto de la comunidad benedictina, el futuro de su presencia en la abadía. Para ello es preciso replantear a fondo el régimen jurídico de todo el conjunto del Valle, lo que comporta una negociación con la Iglesia.

Un acuerdo franquista de 1957

pEl prior contumaz y franquista

La existencia de una comunidad de benedictinos en Cuelgamuros se reguló en función de un Decreto-Ley, con fecha de 23 de agosto de 1957 por el que se establece la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. En uno de sus puntos, se confiaba la custodia de la misma a una congregación religiosa, los benedictinos, procedentes de Silos y de la Abadía francesa de Solesmes.

No hay datos exactos de cuántos monjes viven en Cuelgamuros, pero cifras extraoficiales hablan de una veintena. En el artículo quinto del decreto se establecía que la abadía benedictina tendría “carácter independiente” y debería contar “con un mínimo de 20 monjes profesos con el correspondiente Noviciado”, algo que en la actualidad, y pese a que en las dos últimas semanas han entrado dos nuevos postulantes, no está claro que esté cumpliéndose.

El acuerdo firmado por el franquismo deja sentadas, en cualquier caso, una serie de ventajas económicas que siguen tan vigentes como entonces. Los monjes reciben 340.000 euros anuales que les llegan por transferencia de Patrimonio Nacional. Cobran del Estado por dar misa, hacer ejercicios espirituales o “seguir el pensamiento social”. En concreto, utilizan el dinero para comprar comida, pagar el teléfono, contratar a la “limpiadora” y la “lavandera”, hacer excursiones con los niños de la escolanía, comprar velas para las misas o renovar los hábitos benedictinos cuando se desgastan.

Documental ‘A la sombra de la cruz’, de Alessandro Pugno.

Según los deseos del dictador, los benedictinos debían “mantener el culto en todo su esplendor”, “recopilar la doctrina de los pontífices” y “rogar a dios por las almas de los muertos en la Cruzada Nacional”. Una nueva era para el Valle de los Caídos se antoja implanteable sobre la base de este acuerdo.

Carlos García de Andoin, ex-secretario de la Comisión de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos, opina que ni Cantera ni los benedictinos “pueden ser pieza en el proceso de resignificación tras oponerse a la exhumación de Franco con tanto ardor, contra la decisión del Estado en sus tres poderes y contra la posición de la propia jerarquía católica de España y del Vaticano”.

Pero para quitarlos de la ecuación es necesario un replanteamiento del régimen jurídico del Valle, y para ello se barajan, al menos, dos vías. La primera, que Patrimonio Nacional sea el que se ocupe directamente del lugar. La segunda, modificar los estatutos de la Fundación del Valle, y que un nuevo patronato público asuma la gestión, de modo que la presencia de los benedictinos sería innecesaria.

En cuanto al templo, no está sobre la mesa su desacralización, sino que la opción más plausible pasa por mantener la basílica como lugar de culto, pero bajo la tutela de la Archidiócesis de Madrid, que es a la que pertenece territorialmente. El máximo responsable de la gestión del culto en Cuelgamuros sería, entonces, el cardenal Carlos Osoro, una persona con la que el Gobierno tiene un diálogo fluido y que ha sido objeto de ataques de grupos ultraderechistas en los últimos días.

Hasta ahora la Conferencia Episcopal se había mantenido al margen del conflicto entre la abadía y el Gobierno, porque en realidad no tiene autoridad alguna sobre el prior, que responde solo ante el abad de Solesmes (Francia) y el Vaticano.

De hecho, fuentes eclesiásticas deslizan que la intención del Gobierno no es instar directamente a la comunidad benedictina a abandonar el Valle, sino esperar a que sea Roma la que dé un paso en ese sentido, conscientes de la incomodidad vaticana con la actitud del prior falangista Cantera y su pléyade de monjes nostálgicos de la dictadura. Uno de ellos llegó a afirmar recientemente en una entrevista en la SER que “la Iglesia son los miles de españoles que quieren que las cosas estén como quiso Franco”.

El futuro del prior, en el aire

En cuanto a Cantera, –que ha provocado un serio conflicto en las relaciones Iglesia-Estado y entre el Gobierno y la Santa Sede– es probable que su cerrazón le pase factura. No se descarta que en breve abandone el Valle –entre bromas, él mismo habló de la posibilidad de ser enviado a Guinea– y no se descarta que el Vaticano, a través de la Congregación para la Vida Religiosa, le abra un expediente canónico.

El prior, que ha sido elegido por la familia Franco para bendecir el cuerpo cuando se abra la sepultura y para oficiar junto al hijo del golpista Tejero la misa de la reinhumación en Mingorrubio, ha denunciado este martes a la Guardia Civil por “coacciones” al impedirle el acceso a la basílica mientras se ultiman los detalles de la exhumación.

Sus declaraciones y su actitud beligerante podría llevar aparejadas penas canónicas, como la pérdida de sus ‘oficios’ eclesiásticos y, por lo tanto, la imposibilidad de que pueda volver a ser elegido prior o abad. En un caso extremo, incluso, la expulsión de la orden.

Más información en Religiondigital.org

Fuente El Diario.es

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Monseñor Agrelo, al exministro Fernández Díaz: “Yo encendí la luz y ladré cuando usted empujaba a Cristo hacia las cuchillas de la frontera española”

Sábado, 19 de octubre de 2019

agrelo-pancarta28582110235-da22110204-b_560x280El exministro ha declarado que “vuelve la persecución religiosa” en España por exhumar a Franco

En medio de la polémica por la exhumación de Franco, el arzobispo emérito de Tánger le recuerda al político que, en la Frontera Sur de España, “usted molía a golpes a Cristos de carne y hueso”

“La oposición de la comunidad benedictina a la exhumación de Franco es un cúmulo de aberraciones”

El Tribunal Supremo desestima los recursos de la Abadía y deja claro al prior que debe permitir la exhumación de Franco

Fin de la partida: Constitucional y Estrasburgo también rechazan paralizar la exhumación de Franco

Los restos de Franco saldrán del Valle de los Caídos el día 21  en helicóptero y sin honores

El prior Cantera celebró una “misa de campaña” en la explanada en protesta por el cierre del Valle de los Caídos

Los rigoristas siguen con su campaña para blanquear al prior Cantera

¿Qué va a pasar en el Valle de los Caídos tras la exhumación de Franco?

Para quien nos lea desde fuera de España, hay que explicar que el dictador Francisco Franco, fue enterrado a su muerte en 1975 en un mausoleo, el Valle de los Caídos, para cuya construcción utilizó a presos políticos en régimen de semiesclavitud. El Gobierno Socialista de Pedro Sánchez, cumpliendo el mandato del Congreso de los Diputados, que solicitaban su exhumación de dicho lugar, procederá esta semana a sacar su cuerpo del Valle y enterrarlo junto a su mujer en otro panteón, a pesar de la oposición del prior de la Comunidad Benedictina que lo custodia, Santiago Cantera..

Ante esto, la ultraderecha franquista y muchas voces del Partido Popular como el exministro del Interior Fernández Díaz se han alzado tildándolo de “profanación”y acusando al gobierno de persecución religiosa (!!!).

Pero hay obispos honrados y valientes que no pueden callar. Y es que en España, se puede ser católico sin ser cristiano…

Valla-Ceuta_2064403565_11970783_660x371

Jorge Fernández Díaz, exministro del Interior del gobierno de España, ha escrito que “el cierre del recinto del Valle de los Caídos para exhumar a Franco… es un hecho de una gravedad que no podemos ignorar”; y comparte también con los lectores su personal interpretación política de la exhumación.

Lo mismo para la consideración que para la interpretación, le asisten derecho y libertad, y seguramente que serán muchos los que suscriban lo que él escribe. Pero ha ido más allá de las cosas terrenales, y, haciéndose portavoz de la divina inspiración, denuncia que “todo ello” se ha hecho “con el silencio cómplice de los «guías ciegos» y «perros mudos» que condena la Escritura con santa indignación”. Y añade: “Que no se quejen los actuales «Pilatos políticos y eclesiásticos ante los sucesos que vendrán: Vuelve la persecución religiosa”.

Querido amigo: lo que voy a escribir, no lo hago por defender a mis hermanos «mudos», «ciegos» y «Pilatos»; tampoco para prevenir esa persecución que, según usted vaticina, está a punto de volver. Lo hago sólo por usted, por si puedo ayudarle a salvar el alma, negocio que a usted debiera preocuparle más que la suerte de los restos mortales de nadie.

Yo encendí la luz y ladré cuando usted empujaba a Cristo hacia las cuchillas de la frontera española en las que se iba a desangrar. Yo encendí la luz y ladré cuando usted empujaba a Cristo hasta ahogarlo en el mar que separa África de España. Yo encendí la luz y ladré cuando, en esa frontera de su competencia, usted molía a golpes a Cristos de carne y hueso. Yo encendí la luz y ladré, pero usted no vio, usted no oyó. ¿O tal vez sí?

Pues volveré a recordar, para usted y para mí, lo que parece que hemos olvidado: “Tuve hambre y no me disteis de comer. Tuve sed y no me disteis de beber… fui forastero y no me acogisteis… Volveré a encender la luz y a ladrar, porque no quisiera que usted y yo, siempre tan a la derecha, precisamente en aquel día que no tiene vuelta atrás, nos encontremos irremediablemente a la izquierda.

Deje que los muertos entierren a sus muertos. Bueno será que usted y yo, olvidados los muertos, nos pongamos de una vez a seguir a Cristo Jesús y cuidar de él en su cuerpo vivo que son los pobres.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Santiago Cantera, prior del Valle: “España vive una situación dramática, porque se cuestiona su propia existencia, se menosprecia su Historia y se han socavado los pilares del orden moral”

Miércoles, 31 de julio de 2019

p¿Por Dios! “el patriotismo es “una virtud de la Ley Natural””!… Y se queda tan ancho! ¿Alguien duda de que hay que cerrar el Valle con estas ínfulas apocalípticas?

“La fe católica es objeto de desprecio y de continuos ataques, con vistas a arrancarla del alma de los españoles para lograr la implantación de un programa laicista”

”La patria es “la prolongación de la familia”, una “persona moral” y “hay que sentir por ella lo que se siente por los padres”

El monje benedictino llama ‘raza cósmica’ al “abrazo de mestizaje con los pueblos indígenas bajo el abrazo redentor de la Cruz”

A juicio de Cantera, el patriotismo es “una virtud de la Ley Natural” y, de ahí, que tengamos “el deber moral de procurar el bien de España”

Aprovechó la homilía de la misa por la festividad de Santiago para implorar, una vez más, el ‘cierra España’. El prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, no sólo se opone ardientemente a la exhumación de Franco, sino que, además, está convencido de que la España cristiana está en peligro de desaparición, porque la gente no ama a la patria y porque se están socavando “los pilares del orden moral”.

En la homilía de la solemne eucaristía, celebrada el pasado día 25, comenzó con unas pinceladas sobre la historia de los patronos y patronas de España, entre los que citó a Santiago, San Isidoro de Sevilla, San Millán de la Cogolla, Santa Teresa de Jesús y la Inmaculada Concepción.

A su juicio, la devoción a los patronos y patronas “fueron llevadas por los españoles a las Españas de ultramar: a América, Filipinas y otros lugares del orbe a los que llegó nuestra cultura y en los que nuestra idiosincrasia se fundió en un abrazo de mestizaje con los pueblos indígenas bajo el abrazo redentor de la Cruz, dando lugar a eso que el filósofo mexicano José de Vasconcelos denominó ‘la raza cósmica’.

img2.rtve.esSegún Cantera, como “herederos” de esa Historia y Tradición gloriosa, tenemos el deber de amar a España, de procurar su bien y de invocar la protección celestial para alcanzar su paz y su prosperidad, tal como diariamente hacemos los benedictinos en este lugar”

Y para apoyar su tesis del patriotismo español acude a un jesuita chileno, San Alberto Hurtado, que está en las antípodas de su ideología nacional-católica. Porque como decía el santo chileno: “el ciudadano debe considerar su país como su patria, la prolongación de la familia, y debe sentir por ella algo de lo que siente por sus padres. La patria aparece como una persona moral, encarnación de sentimientos de veneración, de afecto, de entrega.

Por lo tanto, a juicio de Cantera, el patriotismo es “una virtud de la Ley Natural” y, de ahí, que tengamos “el deber moral de procurar el bien de España”.

Un bien que está actualmente en entredicho, porque “España vive una situación muy compleja e incluso dramática, que humanamente hace dudar sobre su futuro”.

¿Por qué?

“Porque se cuestiona su propia existencia, se menosprecia su Historia, se duda de ella como proyecto común y se han socavado los pilares del orden moral que fundamenta la vida en sociedad

Para Cantera, la prueba del algodón de que España camina hacia su destrucción es que “la fe católica, que ha sido uno de los fundamentos en la construcción histórica de España y forma parte esencial del mismo ser de España, es objeto de desprecio y de continuos ataques contra ella, con vistas a arrancarla del alma de los españoles para lograr la implantación de un programa laicista que pretende construir una España sin raíces, sin Tradición, sin Historia y, en definitiva, sin ser, y que ya no sería, por lo tanto, España”.

5b352f1dca7f5La situación española se presenta fea para el prior del Valle, pero no desesperada. Por dos razones. Primera, porque “la Providencia divina ha sustentado a nuestra Patria y a nuestro pueblo en momentos en que todo se venía abajo”.

Y segunda, porque no se puede olvidar que este año del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles, la primera de sus promesas dice: “Reinaré en España”. Y la segunda: “España se salvará por la oración”. Por eso, el prior Cantera concluye: “Que Santa María de España, como la invocó el rey Alfonso X el Sabio, juntamente con Santiago, conduzcan de nuevo a España a descubrir y recuperar su esencia cristiana”.

Fuente Religión  Digital

Nota: Querido prior, aquí le dejamos con un poquito de socavamiento de los valores “tradicionales”

DiEWA8wX0AASO1e

Entrevista a Fernando y Manuel, tras su beso gay en El Valle de los CaídosShangay

***

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Las banderas de la Dictadura y de la Falange, en la puerta de la capilla del seminario de Murcia donde se celebró la misa por Franco, quien, por fin, saldrá del Valle de los Caídos

Lunes, 18 de marzo de 2019

1550675696_328428_1550675846_noticia_normalBanderas-Dictadura-Falange-seminario-Murcia_2103699626_9866176_660x633¡Qué ocasión perdida para la Iglesia española! … Nunca terminarán de desvincularse de la Dictadura Franquista…Y se exyrañaarán de los templos vacíos.

El obispo se ha convertido en cómplice de la mentira y de la actitud permisiva del rector del seminario y obispo auxiliar electo hacia la eucaristía por el Dictador

¿Tendrá monseñor Lorca las agallas necesarias para rectificar y pedir perdón a los medios de comunicación vilipendiados y a su santo pueblo de Dios engañado?

Lo más probable es que cierren filas, busquen a los supuestos ‘traidores‘ hasta debajo de las piedras, y pongan en marcha represalias contra ellos 

El obispo de Murcia coacciona a sus curas para que firmen un texto de apoyo al obispo electo, que permitió una misa a Franco en el seminario. Los sacerdotes, obligados a firmar el documento en presencia de los vicarios de zona

“Aseguramos que nunca se ha realizado en ninguno de los seminarios diocesanos (en nuestra Diócesis tenemos tres) un acto político durante la celebración de la Eucaristía, ni en ninguna otra actividad o celebración”. Así reza uno de los párrafos del comunicado con el que el obispo de Murcia, monseñor Lorca Planes, pretendía descalificar “una noticia publicada en un portal web”, sin atreverse siquiera a citar a Religion Digital.

Nuestro portal había denunciado dos días antes que el pasado 20 de noviembre se había celebrado una misa en sufragio de Franco en la capilla del seminario, con la bandera de la dictadura y con el consentimiento del todavía rector del seminario y obispo electo de Cartagena-Murcia, Sebastián Chico.

Pero la vieja técnica del encubrimiento y la igualmente añeja de ‘matar al mensajero’ para eludir responsabilidades se ve desmentida por los hechos. Obra en nuestro poder la prueba evidente de que el señor obispo, acompañado de toda su Curia, mentía a sabiendas.

Se trata de una foto, en la que aparecen la bandera de la Falange y la antigua bandera española de la época de la dictadura, colocadas a la puerta de la capilla del Seminario Mayor de San Fulgencio, precisamente el día 20 de noviembre, cuando se celebró la eucaristía por el alma de Franco, a petición de cuatro seminaristas que simpatizan abiertamente con Vox y con la ultraderecha.

Y, además, no ocultan su sensibilidad política, porque, como asegura el comunicado del obispo, “en ninguno de los seminarios de la Diócesis de Cartagena se condiciona el pensamiento político de los jóvenes que allí se forman”.

En la instantánea se ve claramente que las banderas están en la puerta de la capilla de “Mártires fulgentinos, los cuatro mártires de la guerra civil, que eran seminaristas en el seminario de San Fulgencio.

Las medias verdades del comunicado de monseñor Lorca Planes se vuelven, pues, contra él, que, con su actitud de cierre de filas ante una acusación verosímil y destapada por sus propios curas, se ha convertido en cómplice de la mentira y de la actitud permisiva del rector del seminario y obispo auxiliar electo hacia la eucaristía por el Dictador.

¿Qué hará, ahora, monseñor Lorca Planes? ¿Tendrá las agallas necesarias para rectificar y pedir perdón a los medios de comunicación vilipendiados y a su santo pueblo de Dios engañado? ¿O más bien, se seguirá escondiendo, encubriendo la verdad y llamando a un ‘prietas las filas’? ¿Moverá ficha el Nuncio, Renzo Fratini, y hará llegar esta información al Papa, para que no vuelva a ser engañado, a la hora de nombrar obispos?

Conociendo los mecanismos ‘mafiosos’ de la casta clerical, que tanto denosta Francisco, lo más probable es que cierren filas, busquen a los supuestos ‘traidores’ hasta debajo de las piedras, y pongan en marcha represalias contra ellos. Al más puro estilo de la camorra. La misma estrategia que la seguida en los casos de abusos sexuales. ¡Es que no aprenden ni se convierten!

banderas_2103699633_9866305_667x375

Franco saldrá del Valle el 10 de junio

La vicepresidenta anuncia que los restos serán traslados ese día al cementerio de Mingorrubio

Carmen Calvo precisa que no habrá ni comunicación ni imágenes de la salida del dictador de Cuelgamuros, ni de su llegada a Mingorrubio

La familia asegura que “son fuegos artificiales” y recuerda que el Gobierno no tiene “autorización eclesiástica” para llevar a cabo la exhumación

El Arzobispado no se pronunciará al respecto. La Abadía, por el momento, se remite a su comunicado del 12 de marzo

El Supremo permitirá la exhumación de Franco… después del 28-A

5b352f1dca7f510 de junio. Por la mañana. Esa será la fecha de la salida de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. ¿Destino? Como adelantó hace meses RD, el destino de la momia del dictador será el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, donde reposan los restos de su mujer, Carmen Polo.

Así lo ha anunciado este mediodía la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa posterior del Consejo de Ministros. En la misma, Calvo ha subrayado que no habrá comunicación ni imágenes, ni convocatoria pública de la exhumación de los restos del dictador.

“Esta decisión la tiene que cumplir cualquier Gobierno, salvo que cambie los procedimientos (antes del 10 de junio)”, ha admitido Calvo, quien ha añadido que la fecha se ha elegido para que quede “al margen” de los procesos electorales y para proteger el derecho a la tutela judicial efectiva de los familiares, que ha llevado el caso a los tribunales.

La fecha se ha fijado sin esperar a que el Tribunal Supremo decida sobre la suspensión cautelar del traslado de los restos, si bien deja claro que dicha fecha puede ser pospuesta si el tribunal anulara o suspendiera esa decisión del Ejecutivo en el marco del procedimiento contencioso administrativo abierto con la familia. Tal y como anunció RD, el Supremo fallará en contra de la suspensión después de las generales.

pEl prior del Valle de los Caídos

El Gobierno también ha contemplado la posibilidad de que la familia, “si quiere y decide”, celebre una “íntima” ceremonia en el lugar de la reinhumación y acorde a sus preferencias religiosas, resaltando que sólo será “para los familiares”.

En cuando al acceso a la basílica del Valle de los Caídos para proceder a la exhumación, Calvo ha reiterado que el Ejecutivo ya ha “dado cuenta públicamente del pronunciamiento formal de la propia Iglesia Católica” que manifestó “que no se opondrá a la exhumación” y “acatará la decisión de la autoridad competente”.

Preguntado sobre el particular, el Arzobispado de Madrid ha anunciado que no hará ningún tipo de manifestación por el momento, mientras que la Abadía tampoco ha dicho nada más, después de que el pasado 12 de marzo anunciara recurso ante el Tribunal Supremo.

Por su parte, fuentes de la familia Franco han subrayado que la decisión del Gobierno “son fuegos artificiales” y recuerda que el Ejecutivo no tiene “autorización eclesiástica” para llevar a cabo la exhumación.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

2.11.18. El mausoleo de Franco y la crítica de Jesús a los constructores de tumbas

Viernes, 2 de noviembre de 2018

ef7168cb-2bbd-4156-aa23-4697484c2a82Del blog de Xabier Pikaza:

La fiesta de difuntos (2.XI.18) es tradicionalmente un día de tumbas:Los familiares se acercan a los cementerios, para recordar a los muertos, venerando su memoria con oraciones y flores.

Pero en determinados momentos las tumbas se convierten en motivo de litigio, como puso de relieve Jesús en un durísimo pasaje en el que critica a los que gentes edifican tumbas gloriosas a personas a las que primero han matado, para seguir así sacrificando luego, más y mejor.

Quiero recoger y recordar ese pasaje sorprendente de Jesús, sobre tumbas, en un día de Difuntos, cuando media España está discutiendo sobre la tumba de Franco:

‒ Unos quieren mantener los restos del General en un Mausoleo natural de Roca a ras de templo bajo la inmensa peña-mausoleo, para ratificar así su “memoria”, en el “sepulcro mayor de España”, bajo la Cruz más alta.

e7791df6-a6d0-4eb7-9e7e-4a96cd57878d‒ Otros quieren trasladar los huesos del General y ponerlos en algún lugar privado, con las honras normales que se tributan (o debieran tributarse) a todos los difuntos.

– Finalmente, parece que los descendientes del General quieren enterrarle bajo la Gran Catedral de Madrid, como si fuera un santo protector de la ciudad y del obispado (con el riesgo de convertir la Almudena en tumba real y lugar de exaltación de Franco).


En ese contexto, hoy,día de difuntos, me atrevo a ofrecer unas reflexiones telegráficas sobre el tema, en la línea de otras que presenté hace dos meses, para comentar después el texto de Jesús sobre las tumbas, con temor y temblor, porque es muy duro

Imagen 1: Sepulcros del Valle de Josafat, a los que Jesús aludía
Imagen 2: Mausolro de roca túnel del General, en el Valle de los caídos.


1. Reflexiones y propuestas sobre la tumba de Franco en el Valle de los Caídos.

1. No juzgo aquí la historia pasada, pero una vez que el Valle de los Caídos ha sido construido como Tumba de Honor de Franco, pienso que podría seguir siendo lo que es, pero en un nuevo contexto social (¡tumba para todos los caídos, en guerra y fuera de ella, sin ventaja para el General), de manera que la Basílica del Valle de los Caídos se convierta en un cementerio civil y “museo de la memoria histórica”.

2. Pienso que la Iglesia Católica podría abandonar la custodia de aquel sepulcro particular, para que no sea lugar de exaltación de algunos, con monjes guardianes de la tumba, encargados de rezar por el descanso eterno del General. Que recen sí, por Francisco Franco y por todos los difuntos, pero no como guardianes especiales de ese mausoleo.

3. En esa línea, creo que el Gobierno podría expropiar o desamortizar la Basílica particular‒Tumba del Valle de los Caídos, para convertirla en Cementerio Civil de todos, en museo y escuela de la memoria, como he dicho en alguna otra ocasión.

3. La cruz sobre la roca puede quedar, como signo de un muerto, de todos los muertos, sin connotaciones especialmente confesionaless, como signo universal de un crucificado (torturado). Y pueden quedar también otros signos cristianos de la actual basílica, pero junto a otros de tipo social, religioso y/o cultural, de diversas línea, en respeto por los difuntos, en un cementerio de todos.

4. De modo consecuente, me atrevo a decir que los restos mortales de Franco pueden y quizá deben quedar también donde está, pues ese lugar es historia… y no veo la razón para cambiarla. Pero a su lado deberían ponerse tumbas de personas significativas, de uno y otro lado de la Guerra Civil. Es bueno darle compañía al General, que quizá no dialogó en vida,para que dialogue en la muerte (como en la elegías muertos del profeta Ezequiel).

5. Lo que se ha dicho y contestado sobre el encuentra de la Vice‒presidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo, con el Cardenal P. Parolín ha de entenderse desde la “política” romana. Conozco un poco el tema, he andado por allí alguna vez. Estoy seguro de que el Card. Parolín no ha prometido nada concreto a Carmen Calvo, aunque le ha debido decir buenas palabras… y ella, quizá menos puesta en temas de Curia romana, ha pensado que él apoyaba su propuesta. Me parece muy posible que el Cardenal le ha dicho que los huesos de Franco no son asunto vaticano, pero que el Vaticano verá con buenos ojos que el tema se arregle a las buenas, entre nietos de Franco, gobierno y quizá Mons. Osoro, por el tema del panteón de la catedral.

6. Tampoco sé lo que piensa de verdad el Card. Osoro, obispo de Madrid, sobre Franco en la Almudena, aunque parece que ha dicho que el panteón está allí, y que es de la familia Franco, que en principio puede ser acogido allí, como otros particulares, que propietarios de tumbas de la catedral. Pero Osoro sabe muy bién que Franco no ha sido un particular sin más, sino un hombre público muy discutido, con una memoria dolorosa… Enterrar en la catedral de la Villa y Corte a un muerto así, aunque sea de hace muchos años, significaría quizá una ofensa para muchos pacientes de la llamada Cruzada…

En otras palabras, que no tengo mucha solución, pero que visto el tema así, me ha parecido conveniente recordar un texto clave de Lucas y Mateo sobre tumbas discutidas, al servicio de la muerte.

Un texto y tradición de Jesús sobre sepulcros

Ay de vosotros, que edificáis los sepulcros de los profetas, pues vuestros padres los habían matado. Así sois testigos (de ello) y aprobáis las obras de vuestros padres, porque ellos mataron y vosotros, por vuestra parte, edificáis (Lc 11, 47-48).

evangelio-de-mateoEstas palabras se encuentran en el centro de una disputa de Jesús contra aquellos que matan y después se aprovechan haciendo sepulcros para así mantener la opresión social y seguir matando.

Jesús polemiza así contra la religión funeraria de unos hombres a los que, en otro contexto aparecen como «sepulcros blanqueados» (Mt 23, 27), gentes que elevan tumbas gloriosas para sí mismos y de paso para los asesinados a fin de seguir asesinando mejor.
Así se podría decir de gentes, quizá como Franco, que utilizan la muerte (la guerra) para hacerse grandes monumentos a sí mismos.

Estos edificadores de sepulcros suponen que están honrando la memoria de los muertos, pero en realidad se aprovechan de ellos, utilizando su memoria para seguir imponiendo su violencia, manteniendo el odio, la lucha de unos contra otros y finalmente para construirse sepulcros gloriosos y “religiosos”, como si con eso pudieran blanquear su culpa.

El evangelio de Mateo ha insistido en el tema, llamando “sepulcros blanqueados”, a los que edifican así tumbas. cuando se dirige a los escribas y fariseos.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda suciedad (Mt 23, 27).

«Con esto (con este tipo de sepulcros) dais testimonio contra vosotros mismos de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. ¡Vosotros, pues, colmad la medida de vuestros padres!» (Mt 23, 31-32).

De esta forma se expresa la retórica asesina de la muerte, propia de una ley que «sacraliza» en un plano a las víctimas para seguir aprovechándose de ellas (matándolas mejor).

Estos pasajes, leídos a la luz de Mc 12, 1-12 (la parábola de los Viñadores Homicidas), definen a un tipo de hombres como constructores de sepulcros de personas a las que asesinar,
con la escusa de la que herencia es de ellos….Los que construyen este tipo de sepulcros son, según Jesús, una generación de héroes asesinos: primero matamos, destruimos a los otros, porque nos estorban, nos impiden triunfar y dominar sobre la tierra; pero luego les hacemos monumentos para mantener viva la memoria de nuestro triunfal asesinato.

En esa línea, parece que la tumba de Franco se sigue tomando como punto de partida (como excusa) para seguir enfrentándonos y humillándonos unos a los otros. De esa forma recibimos, asumimos y consolidamos sobre el mundo una cultura de la muerte. Necesitamos matar para vivir y de esa forma nuestra misma estructura social viene a mostrarse como culto a la muerte.

Sobre la sangre derramada de los enemigos hemos elevado nuestra cultura ((Sobre el asesinato del padre o del chivo expiatorio como principio de las leyes han hablando, entre otro, S. Freud y R. Girard, como he mostrado en Violencia y religión en la historia de occidente, Tirant lo Blanch, Valencia 2005)).

Esta palabra de Jesús vincula a los que matan y a los que dan culto a los muertos., a los que matan y construyen después sepulcros, para ratificar así que han matado bien, teniendo ellos un sepulcro de honor entre sus víctimas.

Si unos (los malos) mataran y otros distintos (los buenos) hicieran sepulcros, no habría problema. Sin duda, nosotros seríamos de los buenos. Para decirnos algo de ese tipo no habríamos necesitado la revelación de Jesús: podríamos haberlo descubierto por nosotros mismos.

La novedad del evangelio está en que ha unido ambos gestos: matamos y después (al mismo tiempo) queremos construir nuestro edificio social sobre el cimiento-piedra de los asesinados (sobre la violencia de nuestros asesinatos: Hacemos leyes y seguimos gobernando porque somos herederos de los vencedores violentos).

En ese contexto recordamos que Jesús no tiene tumba, el cristianismo no es religión de una tumba (ni la del Santo Sepulcro de Jerusalén, ni de San Pedro de Roma, ni del Valle de los Caídos de Cuelgamuros…). No está en una tumba, sino allí donde los hombres dialogan, se aman, esperan.

Jesús no tiene tumba

Sobre ese muerto que es Jesús no podemos elevar ya un monumento pues su templo y monumento es la nueva humanidad reconciliada, sin violencia y juicio.

Pues bien, en contra del auténtico recuerdo de Jesús, los asesinos según ley (=los que se creen justos, haciendo guerra para su provecho), siguen matando y edificando su cultura sobre los cadáveres de las víctimas, justificadas y sacralizadas. De ellos trata el siguiente pasaje donde vemos la respuesta de Dios ante esa historia de asesinatos: Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.