Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ética de las relaciones cristianas: desarrollos históricos – fundamentos bíblicos – perspectivas actuales’

El Vaticano levanta el veto: el moralista Martin Lintner será decano a partir de septiembre

Sábado, 20 de abril de 2024
Comentarios desactivados en El Vaticano levanta el veto: el moralista Martin Lintner será decano a partir de septiembre

IMG_2903El Dicasterio para la Cultura y la Educación no le concedió el ‘nihil obstat’ solicitado el año pasado

Finalmente, el Vaticano ha levantado el veto y permitirá al teólogo moralista Martin M. Lintner, asumir el cargo, a partir del próximo 1 de septiembre, de decano de la Universidad de Brixen, de la diócesis italiana de Bolzano-Bressanone

Lintner, quien fue presidente de la Sociedad Europea de Teología Católica y la Asociación Internacional de Teología Moral y Ética Social, no recibió el ‘nihil obstat’ debido a escritos no especificados sobre temas de moral sexual, según se publicó entonces, lo que motivó la crítica de más de un centenar de teólogos italianos

Ahora, según informó la diócesis italiana, el obispo Ivo Muser ha recibido la pertinente aprobación de la Santa Sede y el teólogo ha mostrado su alegría por el hecho de que se hayan disipado las reservas contra él, también en relación con sus publicaciones

Martin M. Lintner: “¿Qué carga hemos impuesto a la gente en la Iglesia con una moral sexual tan estricta?”

Finalmente, el Vaticano ha levantado el veto y permitirá al teólogo moralista Martin M. Lintner, asumir el cargo, a partir del próximo 1 de septiembre, de decano de la Universidad de Brixen, de la diócesis italiana de Bolzano-Bressanone, según informa Katholische.

Lintner, quien fue presidente de la Sociedad Europea de Teología Católica y la Asociación Internacional de Teología Moral y Ética Social, no recibió el pasado año el ‘nihil obstat para esa función por parte del Dicasterio para la Cultura y la Educación debido a escritos no especificados sobre temas de moral sexual, según se publicó entonces, lo que motivó la crítica de más de un centenar de teólogos italianos, que consideraron la medida “objetivamente desproporcionada e intrínsecamente inconsistente, dadas las razones generales presentadas sin argumento público”.

Ahora, según informó la diócesis italiana, el obispo Ivo Muser ha recibido la pertinente aprobación de la Santa Sede y el teólogo ha mostrado su alegría por el hecho de que se hayan disipado las reservas contra él, también en relación con sus publicaciones.

Es de gran importancia para mí cerrar este capítulo, tan estresante para todos los involucrados y concentrarme nuevamente en el trabajo teológico. Afronto los nuevos desafíos como decano de nuestra universidad con alegría y confianza”, declaró Lintner, quien no quiso especular con que si este cambio de postura en el Vaticano tiene que ver con la revisión del procedimiento sobre la concesión del ‘nihil obstat’ que se estaría llevando a cabo desde hace un año.

Una ética renovada de la sexualidad

Martin M. Lintner, con la obra Ética de las relaciones cristianas: desarrollos históricos – fundamentos bíblicos – perspectivas actuales (Herder), asegura que la institución eclesial, con su rígida moral sexual, dificultaba innecesariamente la vida de las personas y les causaba graves problemas de conciencia”.

Desde ahí hay que entender lo que pretende con esta nueva obra, con la que no ignoraba que pueda acarrearle nuevas dificultades como profesor de teología moral.Pero no dejaré que este miedo me paralice. Me veo como un teólogo moral y un sacerdote religioso que forma parte de la comunidad de la iglesia y que, según mi leal saber y entender”.

“Me gustaría seguir pensando en esta visión de una ética renovada de la sexualidad, las relaciones y el matrimonio en la línea del Concilio Vaticano II, y también incorporar perspectivas de las ciencias naturales, humanas y sociales, incluidos los estudios de género. Se trata de apoyar a las personas como Iglesia para que descubran y acepten su identidad sexual, sean reconocidas con ella y practiquen y vivan un enfoque responsable de su sexualidad. Considero que la moralidad eclesiástica de prohibiciones y mandamientos no ayuda a una ética de relaciones que sirva a la vida”, concluye.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Martin M. Lintner: “¿Qué carga hemos impuesto a la gente en la Iglesia con una moral sexual tan estricta?”

Jueves, 22 de febrero de 2024
Comentarios desactivados en Martin M. Lintner: “¿Qué carga hemos impuesto a la gente en la Iglesia con una moral sexual tan estricta?”

IMG_2903IMG_2902El teólogo moralista publica un nuevo libro para “una ética renovada de la sexualidad

“Veo mi libro como una oferta de diálogo al Magisterio sobre temas que hasta el día de hoy conducen a dolorosos conflictos entre la teología y el Magisterio y donde la Iglesia claramente ha perdido crédito”

“En el libro trato de manera integral y crítica el desarrollo de la moral sexual de la Iglesia. Me gustaría mostrar por qué la Iglesia a menudo ha adoptado una posición sexualmente hostil y cómo podemos superar esta visión negativa”

“Para decirlo de manera sencilla, fueron los Padres de la Iglesia, es decir, clérigos o religiosos predominantemente célibes, quienes moldearon la moral sexual de la Iglesia a lo largo de los siglos”

“El celibato sacerdotal obligatorio no se estableció definitivamente en la Iglesia latina hasta el siglo XII. Esto tenía que ver no solo con la interpretación negativa de los actos sexuales, que harían impuro a un sacerdote por celebrar los sacramentos en la persona de Cristo”

 Un hombre casado y con tres hijas, ordenado sacerdote en Bélgica. El cardenal caldeo Sako presidió la ceremonia, avalada por el arzobispo de Bruselas, por el rito caldeo

En el libro trato de manera integral y crítica el desarrollo de la moral sexual de la Iglesia. Me gustaría mostrar por qué la Iglesia a menudo ha adoptado una posición sexualmente hostil y cómo podemos superar esta visión negativa”. Es el objetivo explícito del teólogo y sacerdote Martin M. Lintner, quien con la obra Ética de las relaciones cristianas: desarrollos históricos – fundamentos bíblicos – perspectivas actuales (Herder), asegura que la institución eclesial, “con su rígida moral sexual, dificultaba innecesariamente la vida de las personas y les causaba graves problemas de conciencia”.

Y desde ahí, pretende “hacer una contribución teológicamente sólida y constructiva en el área de la ética sexual y de las relaciones. Veo mi libro como una oferta de diálogo al Magisterio sobre temas que hasta el día de hoy conducen a dolorosos conflictos entre la teología y el Magisterio y donde la Iglesia claramente ha perdido crédito”.

“Para decirlo de manera sencilla, fueron los Padres de la Iglesia, es decir, clérigos o religiosos predominantemente célibes, quienes moldearon la moral sexual de la Iglesia a lo largo de los siglos. La idea de que el deseo sexual es inherentemente pecaminoso se remonta a Agustín. Lo asocia directamente con la caída del hombre. Sin embargo, tuvo que aceptarlo como un mal menor porque, al menos en los hombres, está indisolublemente ligado al acto de procreación a través de las relaciones sexuales”, señala este profesor en entrevista con Katholisch.

Una visión con efectos perversos

Sin embargo, esta perspectiva meramente reproductiva ha tenido efectos perversos, como el propio Lintner ha podido comprobar durante su ministerio pastoral. “Me he encontrado con personas mayores que me han hablado de este dilema, porque se sentían culpables porque -como aprendieron en la catequesis- ‘abusaron del matrimonio’ y se avergüenzan de tener relaciones sexuales entre o intercambiar afectos cuando son mayores, es decir, cuando ya no pueden reproducirse.

Escuchar algo así en una confesión -prosigue el sacerdote- me da rabia y tristeza al mismo tiempo. Porque pienso: ¿Qué le hemos hecho a la gente con una moral sexual tan estrictamente regulada? ¿Qué carga les hemos impuesto, capaz de robarles la alegría y la espontaneidad al abordar su sexualidad? ¡Qué centrados estábamos en la reproducción, sospechando de todo lo que tuviera que ver con la atracción erótica!”, señala el moralista.

En este sentido, Litner, a quien el año pasado Roma le negó el nihil obstat para asumir las funciones de decano de la Universidad de Filosofía y Teología de Brixen, aborda también la cuestión del celibato, para reiterar que se trata de una práctica que no existía en las comunidades primitivas y que fue implementada en la Iglesia en el siglo XII.

Celibato opcional

“En la Iglesia primitiva, los líderes comunitarios podían casarse, pero sólo una vez, probablemente para diferenciarse de prácticas que existían en la época, como la promiscuidad o volver a casarse después de una separación. Incluso la propia Iglesia subraya que el modo de vida célibe no es esencial para el sacerdocio. Sin embargo, se considera un modo de vida sacerdotal apropiado, en referencia, por un lado, a Jesús, que, según el testimonio de los Evangelios, vivió célibe, y, por otro, a la tarea sacerdotal de estar completamente entregado a su comunidad”, apunta.

“El celibato sacerdotal obligatorio no se estableció definitivamente en la Iglesia latina hasta el siglo XII. Esto tenía que ver no solo con la interpretación negativa de los actos sexuales, que harían impuro a un sacerdote por celebrar los sacramentos en la persona de Cristo, sino también con cuestiones muy prácticas y seculares, como las obligaciones sucesorias hacia los hijos, que la Iglesia quería prevenir”.

Preguntado sobre el celibato sigue teniendo sentido hoy, Litner apuesta por hacerlo opcional. “No porque no crea que este modo de vida tenga sentido (yo también lo elegí como sacerdote) ni porque crea que con él podríamos solucionar la escasez de sacerdotes, sino por otra razón. Hay sacerdotes que, por cualquier motivo, no observan el celibato y entablan una relación con una mujer o se convierten en padres. Esto muchas veces significa un gran sufrimiento para ellos, sus parejas y sus hijos. O viven una vida secreta de doble rasero o se enfrentan a la decisión de elegir. Si eligen la familia, la Iglesia perderá sacerdotes comprometidos y competentes”, justifica.

Una ética renovada de la sexualidad

Desde ahí hay que entender lo que pretende con esta nueva obra, con la que no ignora que pueda acarrearle nuevas dificultades como profesor de teología moral.Pero no dejaré que este miedo me paralice. Me veo como un teólogo moral y un sacerdote religioso que forma parte de la comunidad de la iglesia y que, según mi leal saber y entender”.

“Me gustaría seguir pensando en esta visión de una ética renovada de la sexualidad, las relaciones y el matrimonio en la línea del Concilio Vaticano II, y también incorporar perspectivas de las ciencias naturales, humanas y sociales, incluidos los estudios de género. Se trata de apoyar a las personas como Iglesia para que descubran y acepten su identidad sexual, sean reconocidas con ella y practiquen y vivan un enfoque responsable de su sexualidad. Considero que la moralidad eclesiástica de prohibiciones y mandamientos no ayuda a una ética de relaciones que sirva a la vida”, concluye.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.