Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Entrevista’

“Muchísima gente habita cuerpos que odia”. Entrevista a Miquel Missé

Jueves, 27 de junio de 2019

MiquelMisseDel blog Homoprotestantes:

El sociólogo y activista trans, Miquel Missé publicó hace unos meses “A la conquista del cuerpo equivocado” (EditorialEgales). Un libro en el que reflexiona críticamente sobre el discurso que afirma que el malestar de las personas trans está en su cuerpo, y que la solución pasa por transformarlo. Su reflexión es pertinente tanto para personas trans como cis[1], cristianas o ateas, ya que nos invita a repensar la relación que tenemos cada un* de nosotr*s con nuestro cuerpo, y cómo incide el entorno para que esa relación sea, o no, conflictiva. Así que agradezco a Miquel Missé que haya accedido a esta entrevista.

¿Cuándo y por qué nace la idea de escribir este libro?

En primer lugar, muchas gracias por tu interés en mi trabajo y por planear estos debates en la comunidad cristiana LGTB. En cuanto al libro, parte de la sensación de que estamos en plena avalancha de referentes trans en los que a veces echo de menos discursos más críticos con la normatividad de género y corporal. El libro quiere abrir debates para enriquecer las políticas trans

En el último párrafo del epílogo dices que el “libro está escrito desde una profunda contradicción, por alguien que no vive su cuerpo como una fiesta sino como una lucha”. No se si sabes que esta frase te la pueden comprar much*s cristian*s que tienen una concepción negativa del cuerpo.

¡Muchos cristian*s y muchos ate*s! Honestamente, creo que sería muy potente establecer alianzas y diálogos entre personas que tenemos tensiones a la hora de habitar nuestros cuerpos, es una cuestión que atraviesa a buena parte de la gente. Pero sí, tal como escribo en el epílogo, en mi vida mi cuerpo no ha sido una fiesta, pero la clave está también en elaborar un relato que nos sirva para gestionar esas tensiones y sobre todo no culpabilizarnos sino pensar colectivamente cuales son las estructuras que alimentan esos estigmas para transformarlas (o erradicarlas).

Hay momentos en el libro en el que se hace patente dicha contradicción, por un lado afirmas: “Siento la extraña sensación de que me han robado el cuerpo”, por otro: “Probablemente, el principal ladrón de mi cuerpo haya sido yo mismo”. ¿Qué hay detrás de ambas afirmaciones?

La sensación de una contradicción que es para mí el núcleo de la política trans. Por un lado, intento señalar que una serie de discursos y marcos han alimentado la idea de que nuestros cuerpos no estaban bien. Y eso es injusto. Pero, por otro lado, queremos que nos dejen modificar el cuerpo con libertad y que no nos pidan todas esas explicaciones, diagnósticos, etc… Las dos cosas son importantes  y se dan al mismo tiempo.

El “robo del cuerpo” ¿Es algo que únicamente tiene que ver con las personas trans? ¿O también afecta a las personas cis? ¿Puedes ponernos algunos ejemplos?

El robo del cuerpo es una metáfora que yo propongo porque a mi me sirve, pero que no está pensada para la gente trans exclusivamente. Es más, muchas personas trans no la comparten. Es una metáfora para compartir con quien le sirva y le proporcione sentido. Algunos otros ejemplos que me vienen a la cabeza tienen que ver con la gordura, la diversidad funcional, los cánones de belleza y todas las presiones estéticas que establecen los límites de la fealdad y la belleza, lo monstruoso y lo humano. En nuestra sociedad muchísima gente habita cuerpos que odia y eso es para mí un problema político de primer orden.

Sorprenden algunas de tus afirmaciones, como por ejemplo cuando dices que “nadie nace transexual”. Muchas entidades cristianas que predican la transfobia se apoyan en mensajes como este. Si no se nace transexual, ¿cómo se llega a serlo?

Me gusta que me hagas esta pregunta. Demasiadas veces el marco de nuestros adversarios políticos acaba configurando el nuestro. Que algunos discursos tránsfobos utilicen ese argumento no me hace cambiar el mío. Básicamente porque el camino para llegar a la idea no tiene nada que ver en cada caso. Yo creo que sentirse hombre o mujer, o sentir el deseo de transitar en el género no se explica por la biología sino por los significados culturales que se atribuyen a cada cuerpo.

Las asociaciones de familias de menores transexuales parece que tienen un discurso diferente. ¿Cómo crees que sería más útil aproximarse a los malestares de género en la infancia y la adolescencia?

Creo que la cuestión de la diversidad de género en la infancia es un reto para muchas familias que están luchando para acompañar a sus hij*s con las herramientas que tienen. A mí lo que me interesa es contribuir precisamente a que haya más herramientas y discursos complejos que vayan a la raíz. En relación a pensar el género en la infancia, creo que no es muy buena idea partir de lógicas esencialistas que señalarían que está muy claro lo que es sentirse niño o niña, y qué expresiones y comportamientos son indicadores de cada cosa. Pienso que la gran oportunidad de la infancia es que es más rica y menos rígida que la adolescencia. Y tenemos que cultivar eso y no trasladar la normatividad adulta a la infancia. Lo difícil es encontrar la manera de hacer eso. Pero la encontraremos 😃.

Dices en tu libro que hay que explicarles a los niños y niñas trans que ser trans tiene cosas maravillosas. Supongo que podrías escribir otro libro para contestarme, pero brevemente, ¿qué cosas maravillosas les explicarías tú?

Ser trans te da una oportunidad única para experimentar cómo funciona el enorme edificio del binarismo de género: descubrir ese engranaje por dentro puede resultar muy doloroso porque un* se siente muy outsider de ese sistema, siente que está fuera. Pero a la vez, es un enorme aprendizaje, sobre uno mismo, sobre la fragilidad de las estructuras sociales que nos rodean, sobre la autoestima y cómo ésta depende también de la mirada del otro, sobre el amor y el deseo. Ser trans es una experiencia de conflicto, pero también es una enorme riqueza. A mí me ha aportado una mirada sobre nuestra realdad social que considero enormemente valiosa.

Eres muy crítico con las nuevas imágenes que los medios de comunicación están dando sobre las personas trans. ¿Dónde está el problema?

En primer lugar, quiero decir que la emergencia de nuevas formas de representar el hecho trans es en sí mismo la prueba de que hemos entrado en un nuevo capítulo de la política trans. En segundo lugar, creo que el trabajo del activismo trans es estar atento a este boom de representaciones y alimentar marcos de pensamiento crítico para leer estos discursos. Es ingenuo pensar que cualquier forma de representación trans es positiva, lo trans como muchas otras minorías, puede ser instrumentalizado al servicio de muchas causas. Es decir que puede haber representación trans conservadora o progresista, esencialista o crítica. Y es importante analizar todo eso.

Hablas mucho de tu familia, de colectivos trans…de alejar la experiencia trans del individualismo y la soledad. Esta entrevista la leerán muchas personas cis que forman parte de iglesias y entidades cristianas que creen también en la importancia de la comunidad, ¿qué cosas crees que pueden hacer para que las personas trans que forman parte de ellas, o que se acercan a ellas, vivan empoderadas y con un concepto positivo de su cuerpo?

Imagino que muchas de estas comunidades ya lo están haciendo, pero básicamente es de sentido común, acompañar a una persona a iniciar una transición tiene que ver con escuchar, con ponerse en el lugar del otro, con asumir la incerteza del proceso y no empujar a la persona trans en direcciones que esta persona necesita meditar con tiempo, y sobre todo expresar que el amor está garantizado pase lo que pase, que la transición y sus ritmos no condicionan el amor de los demás. Pero, sobre todo, me parece que la clave es como la experiencia de la gente trans nos sirve para transformar nuestra forma de pensar el cuerpo, la identidad, el deseo.  O sea, no solo como ir de lo cis a lo trans sino como lo trans llega a lo cis y qué riquezas aporta.

Muchas gracias Miquel por tus respuestas,

Entrevista realizada a Miquel Missé por Carlos Osma

[1] Personas no transexuales.

General , , ,

“Los sodomitas son los políticos populistas que predican la xenofobia”. Entrevista a Luca Negro, presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas en Italia

Sábado, 4 de agosto de 2018

lucaDel blog Homoprotestantes:

Desde diciembre de 2015 es el presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas en Italia. Una Federación compuesta por varias iglesias que van desde la Iglesia Valdense – la histórica iglesia reformada de Italia, fundada en el siglo XII –, hasta el Ejército de Salvación, pasando por la Iglesia Bautista. ¿Cuáles son los pros y contras de una federación tan diversa?

En realidad la Federación no es tan diversa. Sus miembros son mayoritariamente las iglesias del protestantismo histórico, que están presentes en nuestro país desde el siglo XIX. Participan en el movimiento ecuménico, tienen una teología abierta y una lectura bíblica que no está caracterizada por el literalismo o el fundamentalismo… No forman parte de la Federación las iglesias “evangelicales” (pentecostales y otras). Claro que hay un diálogo con estas iglesias, pero un dialogo que a veces es más difícil a nivel ético que teológico.

Usted es pastor de la Unión Cristiana Evangélica Bautista de Italia, una iglesia que – junto a valdenses y metodistas – hace años empezó a trabajar la inclusión de las personas LGTBI. ¿Cómo fueron esos comienzos?

Un grupo de hermanos y hermanas bautistas, metodistas y valdenses nos reunimos informalmente en 1997 durante la Asamblea de la Federación, y decidimos crear una Red evangélica sobre Fe y Homosexualidad. Esta red – la REFO, Rete evangelica fede e omosessualità – nació en 1998. Antes y durante la Asamblea/Sínodo de las iglesias “BMV” (bautistas, metodistas y valdenses) de 1990 trabajamos para que se creara una comisión BMV sobre fe y homosexualidad. Una comisión que lleva trabajando en estos casi veinte años en la formación bíblica y teológica. En 2010 el Sínodo metodista y valdense decidió a favor de la bendición de parejas del mismo sexo, aunque en aquel momento todavía no había una ley de uniones civiles, como la que fue aprobada en 2016. Los bautistas son congregacionalistas, es decir, que cada iglesia puede decidir autónomamente sobre este tema. Aun así, en la Asamblea Bautista de 2016 se aprobó por mayoría la bendición de parejas del mismo sexo.

¿Qué avances se han conseguido hasta hoy?

Además de la bendición de parejas del mismo sexo, muchas iglesias, particularmente en las ciudades más grandes, han recibido como miembros a personas homosexuales. También se han implicado cada año, alrededor del 16 de mayo, en la organización de vigilias ecuménicas de oración contra la homofobia.

¿Qué falta todavía?

Aún hay iglesias y sectores de iglesias que no están por la inclusión; en particular, éste es el problema con congregaciones donde la mayoría de los miembros son de origen africano o latinoamericano. En la Unión Bautista hay también algunas congregaciones que han sido fundadas por misioneros de Brasil, que tienen otra posición sobre la inclusión de las personas homosexuales. Esta problemática será discutida en la próxima Asamblea de la Unión Bautista del mes de noviembre.

Las iglesias bautistas en Cataluña, España, o Sudamérica, son muy beligerantes hacia las personas LGTBI y sus derechos. ¿Qué ha podido influir en Italia para que esto sea diferente?

Los bautistas italianos tienen una tradición de cooperación con el resto de iglesias del protestantismo histórico. El movimiento bautista tiene más de 150 años de vida en Italia, y nació como expresión de un “Risorgimento” (resurgimiento) nacional a nivel religioso. Los primeros misioneros fueron ingleses y americanos del Norte (más abiertos que los del Sur de los Estados Unidos), y el liderazgo bautista siempre fue muy italiano, con raíces profunda en la cultura italiana más liberal y progresista.

En Italia no existe el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino la unión civil. Tampoco los hijos e hijas de familias LGTBI pueden ver reconocidos a sus dos padres o madres (salvo raras excepciones tras litigios judiciales interminables). ¿A qué cree que se debe tanta resistencia a la igualdad de derechos?

La cultura católica y la influencia del Vaticano han tenido una gran importancia, por ejemplo, en el retraso con el que se ha aprobado la ley de uniones civiles. No se puede olvidar que en Italia tenemos la Santa Sede. Y también al nuevo Papa, que es muy abierto cuando se habla de ecumenismo, paz, justicia y otros temas sociales; pero que es muy tradicional cuando se trata de ética y familia. En cuanto a nuestras iglesias, desde hace años preferimos no hablar de “familia” sino de “familias”, en plural.

Actualmente mucho se habla de la inestabilidad política en su país y el aumento de los populismos. También de la posible salida del euro o incluso, de la Unión Europea. ¿Vive Italia una crisis? ¿A qué se debe?

El Gobierno actual es eminentemente populista, una extraña alianza entre un movimiento claramente de derecha y xenófobo, la Liga de Matteo Salvini, y un movimiento populista con elementos de izquierda, el Movimiento 5 Estrellas. No sé cuánto podrá durar esta alianza. El riesgo para los 5 Estrellas es convertirse completamente en subalternos de Salvini. De todas formas, esta situación tiene mucho que ver con la incapacidad del centro-izquierda de renovarse, y con el sectarismo interno y externo del Partido Democrático (interno por la falta de pluralismo del secretario saliente Matteo Renzi, y externo por no haberse arriesgado a hacer una alianza de gobierno con los 5 Estrellas).

¿Qué le ha parecido la decisión del ministro Matteo Salvini de ordenar cerrar los puertos italianos para impedir que atracara el barco Aquarius, que transportaba 630 personas rescatadas por MSF y Sos Meiterranée de las aguas del Mediterráneo?

Ha sido una decisión irresponsable. Como declaró Paolo Naso, responsable de nuestro programa para los refugiados MediterraneanHope: “Lo que nos anima es el espíritu del evangelio. El enemigo no son las ONG, sino la guerra y la violación de los derechos humanos. Tras un terremoto no se procesa a los rescatadores”.

¿No cree que la Unión Europea se comporta únicamente como una unión económica, y deja toda la responsabilidad de la crisis humanitaria que se está viviendo en el Mediterráneo a los países del sur de Europa?

Claro que sí, y la búsqueda de un “alma para Europa” es una constante preocupación de las iglesias europeas.

¿La Federación de Iglesias Evangélicas en Italia está realizando acciones o tiene algún programa para intervenir ante este drama humano en sus costas?

La Federación trabaja esta área desde hace años. Tras la tragedia del 3 de octubre de 2013, cuando cerca de la isla italiana de Lampedusa murieron casi 400 refugiados, abrimos un observatorio sobre las migraciones en la isla misma de Lampedusa, donde junto a otras organizaciones de la sociedad civil trabajamos la información y la acogida de los migrantes. En 2016 comenzamos un proyecto piloto ecuménico, los Corredores Humanitarios, que consiste en transportar – de forma legal, en este caso- refugiados “vulnerables” desde el Líbano, con un programa de integración en la sociedad italiana. En dos años hemos acogido de esta forma a más de 1200 refugiados. Y este año hemos firmado un acuerdo con la ONG española Open Arms para apoyarlos en su trabajo de “search and rescue” en el Mar Mediterráneo – aunque el éxito de este trabajo será difícil con el Gobierno actual.

Para finalizar, y agradeciendo su amabilidad al conceder esta entrevista, le quería preguntar qué ha significado en su larga experiencia como pastor evangélico, pero también como cristiano, la palabra, o mejor dicho, la acción de acoger.

Acoger es uno de los conceptos básicos de una teología bíblica. Recién me invitaron a tener un estudio bíblico sobre el tema de la acogida en la Asamblea de la Conferencia de Iglesias Europeas (KEK) en Novi Sad, sobre el texto de Génesis 18 –Abraham acogiendo tres viajeros-. Lo que traté de explicar es que este episodio es antitético a Génesis 19, la destrucción de Sodoma. Génesis 18 nos ensena la importancia de acoger, y Génesis 19 nos muestra el pecado de la no-acogida. Porque este es en realidad el pecado de Sodoma. Los “sodomitas” de hoy no son los LGBTI, sino todos los que predican la xenofobia, y particularmente los políticos populistas. El Nuevo Testamento (Hebreos 13,2) habla de la acogida como “filoxenia”, amistad para el extranjero. La “filoxenia” es precisamente lo contrario a la “xenofobia”.

Entrevista realizada a Luca Negro por Carlos Osma

Espiritualidad, Iglesias Evangélicas , , , , , , ,

Entrevista a Javier Melloni en Atrio.

Martes, 27 de febrero de 2018

javier_melloni-bigSiento que sea de nuevo un texto largo. Hay quien le parecerá que es un globo hinchado de blablablá. Pero a muchos les gustado y nos lo han sugerido. Confío que esta entrevista a Javier Melloni sea leída y rumiada, aunque sea poco, por los lectores de ATRIO, que desde el principio pretende entresacar lo más válido que nos han trasmitido cada una de las religiones antiguas. AD.

Oriente es la “debilidad” que nutre buena parte de su pensamiento lúcido y rebosante de fe. Se escapa en cuanto puede para volver con todos sus silencios y sonrisas encima. Le buscan por todas partes a él y a su discurso convencido, pero él cuenta los días para retornar a esas calles de la India y quitarse nombre, camisa, zapatos… y sonreír sin marca, sin atributos, por su puesto sin credo. Él anhela volver a lavarse en la fuente de la esquina y ser sólo un humano más entre los humanos que festejan la suerte del agua en cada mañana.

Cada tres o cuatro años vuelve unos meses a esa geografía urbana colmada, donde busca “ser bautizado por las miradas de la gente”. Cotizado teólogo que se lo pelean por doquier para impartir cursos y seminarios, antropólogo, autor de sólida obra en varios idiomas, referencia ineludible en diálogo interreligioso mundial…, pero él desea retornar a las callejuelas del incógnito y perderse entre los mil y un olores y a fuerza de perderse, quién sabe, quizás de nuevo hallarse.

Incondicional de Jesús y de Su Compañía, desconoce si el Nazareno en nuestros días sería cristiano. Le importan poco las etiquetas a este defensor de la inocencia, de la humildad y de las gentes puras.

Vive en la Cueva de Manresa, donde San Ignacio dio un giro providencial a su vida, mas no permanece encerrado, pues el mundo reclama constantemente su verbo sabio, pero a la vez actual, cercano y rebosante de fe. Hombre de estudio, no rehúye su vocación misionera: “Todos somos misioneros de todos. Misión ya no es proselitismo, sino reciprocidad. Es dejarte permeabilizar por el otro tanto como tú compartes lo tuyo con él. La misión es irradiación gratuita de lo que a ti te da vida. Compartir tu luz, pero dejando que el otro también irradie la suya. El proselitismo, por el contrario, es una devoración del otro”.

Anchos son los márgenes que propone Melloni para el encuentro de quienes comulgan en el amor de Jesús. Hay un Cristo también más allá del cristianismo que defiende con firmeza el jesuita de Manresa, sin por ello mermar sonrisa a su rostro eternamente juvenil.

Reía también la fuente mientras mantuvimos a su vera esta larga charla. Era en un patio de la Universidad de Alicante, en el marco del III Parlamento Valenciano-Catalán de las Religiones (12 y 13 de Mayo), allí donde gentes de las más diversas comunidades espirituales y religiosas, en torno al diálogo y la celebración, volvían a ser hermanas.

051Está persuadido de que la gente continua teniendo sed de Dios, de que vivir es el arte de tomar y de desprendernos, de que la trascendencia es espacio de gratuidad y sorpresa, la promesa de un crecimiento sin límites. Está convencido de que interioridad y solidaridad son las dos caras de una misma moneda, de que tampoco hay más allá, ni más acá, sino una única Realidad, con multiplicidad de ámbitos y de niveles…

Melloni es cruce de muchos sentires, caminos, visiones y tradiciones… y él se crece y goza en ese jardín cada día más ancho y fértil de fraterna comunión que con tanta paciencia, ternura y lucidez ha ido labrando, junto a todos los que creen en los credos reencontrados.

Las respuestas brotan fáciles de quien contempla la vida y a Dios, “la Fuente continua de donación y receptividad”, con mirada inteligente, pero a la vez tremendamente sencilla y generosa. Arrancamos la charla con el diálogo interreligioso, “la misma Melodía tocadas por diferentes instrumentos…”, con sus artífices “peregrinos de nuestros días que integran todas las montañas…”

¿Pueden las religiones, los credos unidos volver a ser esperanza sobre la tierra?

Durante gran parte del siglo XX se anunció la muerte de Dios, el final de las religiones. Sin embargo, las religiones vuelven a tomar su lugar en la plaza pública. Ello genera desconcierto y esperanza al mismo tiempo. Porque hay un modo regresivo y otro progresivo de retomar ese lugar que se había perdido: como una nostalgia del pasado o como una nostalgia del futuro, que son direcciones muy diferentes.

El modo regresivo sería encerrarse en el pasado y utilizar un lenguaje mítico obsoleto. Una religión que somete, que impide que la gente no piense por sí misma, es sumamente peligrosa. La población más secularizada ve con temor esa corriente.

En cambio, para quienes vemos las religiones como un fenómeno progresivo, como un impulso hacia delante, entendemos que contienen un legado de espiritualidad, de conocimiento humano de lo Invisible que es insustituible. Las diversas tradiciones son portadoras de una sabiduría sobre el origen y fin de todas las cosas que es necesaria para el proceso planetario en el que estamos viviendo.

Pero las religiones no pueden vivir sólo de su pasado. Ese es su peligro. Es cierto que los Textos Sagrados son irrepetibles y que tienen una unción y una densidad de revelación que no se puede equiparar con cualquier texto que se se pueda inventar. Esta emanación  es constitutiva de su carácter revelatorio, pero a condición de que no sean utilizados como pretextos para quedarse anclados en la época cultural en que fueron entregados, en el mundo psicológico al que iba dirigido. Es absolutamente necesaria e indispensable la actualización de los textos y abrirlos a su interpretación y aplicación contemporáneas.

La clave estriba en descubrir el meta-texto que une a todas las tradiciones religiosas sin que pierdan con ello su especificidad. Hay que preservar su sabor original, pero aprender a leerlos con claves no excluyentes, ni exclusivistas, que es el peligro de ciertos textos sagrados.

¿Cómo podemos debilitar las fronteras entre los credos?

Descubriendo lo que nos une, no lo que nos separa; descubriendo que las fronteras son sólo mentales, nacidas del temor para preservar la identidad. La identidad es necesaria y también el conocimiento del propio contorno. Las fronteras son esos contornos de identidades. Pero estos límites pueden estar blindados o abiertos; pueden estar crispados, pendientes sólo de que el otro no absorba mi identidad, o pueden estar al servicio de descubrir la diferencia enriquecedora de la alteridad.

Cada piel de ser humano es esa frontera: donde acabo yo empiezas tú. Pero al mismo tiempo es abertura: mi acabar es tu empezar. Lo mismo ocurre con las religiones.

¿En la práctica, cómo ensanchamos ese espacio de encuentro?

Retomo las palabras que acabamos de escuchar de Federico Mayor Zaragoza: pasando de una cultura de la guerra y la autoafirmación a una cultura de la conversación, del encuentro. Con palabras más técnicas, pasando de la palabra dialéctica a la palabra dialógica. La dialéctica nace de la competitividad, empeñados en vencer al otro, mientras que en el encuentro dialógico, la palabra de uno crece con la palabra del otro. Mi decir se prolonga en tu decir y entre los dos vamos construyendo algo que no estaba ni en ti ni en mí antes de comenzar la conversación. Emerge entonces algo nuevo, que es la epifanía del encuentro. Al final del diálogo estamos más allá de donde estábamos antes de comenzar. Éste es un reto de los encuentros a todos los niveles: religioso, cultural y de valores. Constato que cada vez hay más gente que lo vive así.

El conocimiento posibilita amor. Sólo amamos lo que conocemos. Es necesario propiciar encuentros con el otro. No para que me imagine cómo es el otro, sino para que él se revele tal como es y yo pueda conocerlo. Llegar, por lo tanto, a descubrirlo no a partir de los fantasmas o prejuicios que proyecto sobre él, sino a partir de lo que él me dice sobre sí. Ese conocimiento permite amar lo que se me ha mostrado, no lo que yo había esbozado a partir del miedo.

¿Podemos avanzar en un encuentro más allá del diálogo?

Es tiempo de muchas cosas a la vez. Todas las iniciativas tienen su lugar y su razón de ser. Es bueno y necesario que haya grupos que desde el interior de cada tradición religiosa -e incluso desde ninguna tradición-, aboguen por un espacio común que trascienda los espacios antiguos. Es bueno que esos espacios existan, pero también es conveniente que en las tradiciones religiosas haya gente que preserve su identidad irrenunciable, sin deseo de dejar de ser ellos mismos. Ese modo de encontrarse es también necesario.

coexist-rainbow-world-peace-love-human-rights-font-b-religious-b-font-gay-pride-font-b

Para que haya colores secundarios no tienen que desaparecer los primarios. Para que pueda seguir habiendo gamas de mezcla, tienen que seguir existiendo los colores elementales, pues sólo con ellos se pueden hacer más colores. Del mismo modo, la existencia de los colores primarios no priva el que haya secundarios y terciarios.

¿Cuáles son los límites del diálogo interreligioso?

El blanco es síntesis de todos los colores, pero no puede ser todo blanco. El límite sería evitar una unión a costa de perder el polo de diversidad y especificidad que enriquece esa unión. Entonces nos encontraríamos ante una fusión que crea confusión. Hay que evitar ese extremo, como también el contrario: las posiciones blindadas tan preocupadas por su propia identidad hacen imposible el encuentro. Hemos de lograr una danza entre ambas sensibilidades para que se fecunden una a otra.

Otro modo de hablar de un límite para el diálogo interreligioso sería no perder la memoria. Atravesados de futuro, no debemos de olvidar que hay una sedimentación del pasado muy rica. No podemos olvidar el ayer, como si de repente con nosotros empezara la historia. Miles de años nos sostienen y no los podemos despreciar. Hemos de cuidar no perder el legado y ser respetuosos con los procesos. Hemos de ser audaces y a la vez pacientes. No podemos banalizar la herencia que hemos recibido y perder la identidad sin más. En el diálogo interreligioso se encuentran personas fuertemente enraizadas en tradiciones milenarias que desean que perduren, y al mismo tiempo, están las gentes vinculadas a nuevas formas de religión. Los dos ámbitos son necesarios. Del mismo modo que es necesario que en estos encuentros se practiquen los cultos particulares así como que hayan actos comunes de culto y de celebración que sean transconfesionales.

La unidad a costa de la diversidad es la tentación de los totalitarismos, mientras que la diversidad motivada por la incapacidad de encontrarse con el diferente es también un fenómeno enfermizo y regresivo. Es preciso asumir ambos valores. Lo rico de la aventura en la que nos hallamos es el encuentro que preserva la diferencia.

Cada elemento fractal de esa unión en lo diverso ha de cultivarse en sí mismo y cuidar su identidad, pues de lo contrario acaba perdiendo la fuerza de su singularidad. Organizar todo esto en la práctica y en lo concreto no es precisamente sencillo.

¿Cuál es la misión de los seguidores de Jesús?

Devenir Jesús hoy. Convertirse en Jesús. La misión de los seguidores de Jesús es cristificarse, alcanzar el lugar de Jesús, su estado espiritual y existencial en tanto que seres humanos. Saber expresar su mensaje en el lenguaje de nuestra época. Jesús nos invita a ser seres humanos de nuestro tiempo, en nuestro tiempo y más allá de nuestro tiempo.

¿Cómo imaginas a Jesús en nuestros días?

Entrañablemente amable y a la vez terriblemente molesto; inconfundiblemente cercano y familiar y, al mismo tiempo, desconcertantemente diferente a lo que imaginábamos. Reconocible, porque Jesús emanaría a Jesús. Sabríamos que es Él, pero a la vez resultaría impredecible. A lo mejor Jesús no sería cristiano. Que Cristo no fuera cristiano plantearía, sin duda, un problema a los cristianos: ¿Cómo reconocer a Jesús más allá del cristianismo?

Imagino a Jesús a un mismo tiempo crítico y esperanzador, radical y a la vez de exquisita tolerancia. Reconoceríamos en él una emanación desconcertante de santidad, incandescencia excesiva debida a la cerrazón de nuestras mentes. Jesús es reconocible en los corazones abiertos de cualquier tradición y por lo tanto, en la medida en que estemos abiertos, los cristianos también le reconoceríamos.

¿Es preciso ejercitarnos con la idea de Cristo más allá del cristianismo?

Claro. El problema está en el “ismo”. El “ismo” implica la demarcación de un territorio en el que todo aquello que no está incluido en lo que conocemos no puede ser nuestro. El hecho de que Jesús muera más allá de las murallas de la ciudad mesiánica significa que cualquier intento de apoderarnos del Mesías queda reventado por la misma realidad de Cristo.

No nos podemos apropiar de lo sagrado. La muerte y la resurrección de Jesús suponen el desbordamiento de los límites de la ciudad mesiánica, del espacio que nosotros hemos asignado a Dios. Jesús nos viene a decir que no nos pertenece a nosotros en exclusiva. El misterio pascual es el trascendimiento de los espacios mentales que construimos a nuestra imagen.

Las apariciones tras la resurrección de Jesús no supusieron un inmediato reconocimiento. Sus seguidores no tenían categorías para identificarlo, sólo las antiguas. De ahí el “No me toques, no me retengas” que lanza a Maria Magdalena. Con ello le indica que no es Él quien ha de volver al mundo antiguo, sino que es ella la que debe avanzar hacia Él. Se trata del proceso de renovación que cada persona y cada generación están llamadas a realizar.

¿Se acomodaría fácilmente Jesús a la estructura eclesial de nuestros días?

No. Jesús no pertenecía a la tribu de Leví ni a la dinastía de Sadoc; por lo tanto, no era sacerdote ni rabino. Era lo que denominamos hoy un laico. ¿En qué tradición hubiera nacido hoy? Insisto en decir que no tendría que ser necesariamente cristiano. Ni necesariamente tendría que volver a ser un hombre. A lo mejor sería mujer.

Jesús no estaría en contra de la Institución por el capricho de reventarlo todo. El problema de toda Institución religiosa -y por lo tanto, de la Iglesia cristiana y católica- es su pretensión de monopolio sobre Dios, su tentación de acaparar a Dios, de convertirse en la única interprete, en la única mediación con lo divino.

Desde la institución se puede mediar, pero el problema es el querer convertirse en los únicos mediadores. Ahí es donde entra el pecado, el pecado de la exclusión. Desde el momento en que Jesús es salvación, es claro que no va a ubicarse en el marco de la Jerarquía. Se sitúa como alternativa para abrir lo que los otros cierran. Constitutivamente tiene que estar fuera de la institución. Trata de abrir espacios que la institución no reconoce. De aquí que Jesús se sitúe en el margen. De lo contrario, no añadiría nada a lo que ya conocemos.

¿Qué es lo que te atrajo de la figura de Ignacio de Loyola?

Ignacio-Loyola-61Sus “yes” y no sus “oes”. La alternativa no es contemplación o acción, sino contemplación y acción. No es eficacia o pobreza, sino eficacia con pobreza. No es fe o razón, sino fe y razón. No se trata de escoger entre ser idiota y creer, esto es, dejar de pensar porque tenemos fe, ni de pensar a costa de dejar de creer. No, pensamos y creemos a la vez. La fe orienta y unge el pensamiento y el pensamiento articula e indaga en el horizonte que abre la fe.

El carisma ignaciano supone una integración de las diferentes dimensiones de lo humano. Los jesuitas somos un poco lobos esteparios, monjes solitarios y a la vez vivimos en comunidad. De nuevo aquí se da la integración: la individualidad no se opone a la comunidad, sino que ambas se dan la vez y se fecundan entre ellas. Se nos cultiva fuertemente la personalidad, pero viviendo en comunidad. Otro ejemplo: carisma e institución. Nos sentimos vinculados a la Iglesia y a la vez somos contestatarios.

¿Pioneros también en una vocación universal?

Universales y a la vez locales. Concebimos la localidad desde la inculturación, esto es, respetando a las culturas y los valores que contiene cada una de ellas, lo que permite descubrir nuevas interpretaciones del Evangelio.

A un nivel más personal, los Ejercicios Espirituales son nuestro camino iniciático para descubrir nuestro propio lugar en el mundo. El director de los Ejercicios -por cierto, un nombre poco adecuado porque su labor no es la dirigir sino sólo acompañar-, es quien da las pautas para propiciar ese proceso de discernimiento; se trata de hacer un recorrido intransferiblemente personal que el acompañante ayuda a objetivar.

Esa libertad y respeto a la decisión personal se ejercita tanto en la vida espiritual como en el propio gobierno de la Compañía. De aquí el voto de confianza que supone encomendar una misión a un jesuita o a un grupo de jesuitas. Somos enviados para impulsar un dinamismo que es diferente según los tiempos y los lugares. Somos enviados para potenciar vida y liberar bloqueos. Tratamos de promover la libertad tanto en los procesos personales como colectivos.

¿El cuarto voto seguiría plenamente actual?

El cuarto voto es un voto de fidelidad a la Iglesia, una cuestión compleja de nuestro pasado. Más que un voto de obediencia es un voto de disponibilidad para la misión. La intuición de San Ignacio fue: nos adherimos a ti, Sumo Pontífice, porque tú tienes la visión de conjunto, tú ves desde la atalaya y dispones de una perspectiva que va más allá de los estados y de las diócesis.

¿De qué forma influyó Arrupe en tu vocación?

arrupe-priere2Una de las razones por las que soy jesuita es el padre Arrupe. En el momento en que discernía mi vocación él era el Padre General de la Compañía. Me atrajo su “sí” al mundo. Vi en él que se puede ser un hombre de Dios tanto desplazándose a pie o en un carromato como descendiendo de un avión intercontinental. Concedía ruedas de prensa en las que compartía experiencias de Dios en las que los mismos periodistas quedaban sobrecogidos. Esas conferencias podían convertirse en auténticos ejercicios espirituales.

Peregriné a Roma a los 17 años desde Taizé. En el encuentro que mantuve con el Padre Arrupe me transmitió que interiormente la pobreza se puede vivir sin límites, por mucha abundancia que haya a nuestro alrededor. Celebramos este año el centenario de su nacimiento, celebración que estamos llevando con una cierta discreción, ya que Roma no está mucho por la labor. Sin embargo estamos constatando que el propio pueblo lo está haciendo santo.

¿Fue San Ignacio, por su correspondencia con misioneros en los otros continentes, un precursor del mundo global de nuestros días?

Para bien y para mal, la fundación de los jesuitas coincide con la expansión de Occidente a África, a Asia y a América. Repito, para bien y para mal, la Compañía de Jesús fue uno de los instrumentos que favoreció ese inicio de la globalización. Se dice que San Ignacio es el santo moderno que más kilómetros recorrió a pie. Sus desplazamientos por la Península, Tierra Santa, Francia, Italia, Países Bajos, Inglaterra, su vuelta por unos meses a su tierra natal,… los hizo a pie, “solo y a pie”, como dice en su Autobiografía.

san-francisco-javier1San Francisco Javier es también un gigante de los inicios. De los 11 años que pasó en Oriente desde que salió de Lisboa, un tercio del tiempo trascurrió en el mar. Casi cuatro años navegando de un lado a otro, con lo impaciente que él era.

Gobierno de grandes universidades y a la vez compromiso con los más desheredados… ¿No son dos mundos dentro de la Compañía, no hay descarnamiento?

Volvemos a las “yes”. Puede haber desencuentro y confrontación entre esos ámbitos, pero forma parte de la vida de la familia el que haya debates internos e intensos. Lo importante es que podamos estar en los dos mundos y que fluya la misma savia.

¿Fluye?

Fluye. Los años posconciliares fueron tensos y rugientes. Con el paso del tiempo hay más serenidad en la misma Compañía y reconocimiento de que entre todos nos complementamos. Leer más…

Espiritualidad ,

“No puedes entender la Biblia si no aceptas la diversidad”. Entrevista a Thomas Römer.

Jueves, 22 de febrero de 2018

thomas_romer_webDel blog Homoprotestantes:

Le consideran uno de los principales expertos del mundo en la Biblia hebrea, ¿qué tiene usted que decir a quienes afirman que los grandes especialistas cristianos en Biblia sitúan el cristianismo en el cerebro en vez de en el corazón?

No debería haber antagonismo entre “cerebro” y “corazón”. Es importante entender históricamente la formación de los textos que luego se convertirán en la Biblia, para darse cuenta de que estos textos provienen de contextos históricos concretos y que es imposible reclamar estos textos como verdades atemporales. Pero esto no excluye en absoluto su lectura de una manera espiritual o religiosa.

El Primer Testamento es un libro que muchos cristianos leen como una ley, otros como una novela, pero por el que la mayoría de la población ya no tiene demasiado interés. ¿Qué no deberíamos perder de vista al leerlo si queremos saber qué pretende (o pretendía) decir?

No hay un “Nuevo Testamento” sin un “Antiguo Testamento“. No debemos olvidar que los compiladores del Nuevo Testamento no quisieron abolir la Biblia hebrea. El Nuevo Testamento se fijó definitivamente en el siglo IV, antes los cristianos tenían el “Antiguo testamento” como su única Biblia. En cualquier caso, nunca se consideró que los escritos del Nuevo Testamento sustituyeran a la Biblia judía.

¿Cómo interpreta el principio de la Reforma que afirma la “Sola Scriptura”?

Este principio fue una crítica al dogma y magisterio católico del Papa. Es una idea importante porque insiste en que la Biblia es la base del cristianismo y no las doctrinas de la iglesia. El peligro de este principio es entenderlo como desconectado del contexto histórico de los textos, de modo que pueda conducir, especialmente en las iglesias protestantes, a una comprensión fundamentalista de la Biblia.

Hace unas semanas Donald Trump reconocía Jerusalén como capital de Israel, para regocijo de muchos cristianos fundamentalistas que ven en esta acción el cumplimiento de profecías sobre el final de los tiempos que dicen relata la Biblia. ¿Qué opina?

Esto muestra lo peligroso que es el enfoque desinformado y fundamentalista de la Biblia. Trump quiere agradar a los evangélicos conservadores que votaron por él. Según la visión apocalíptica de esos evangélicos, Jerusalén necesita ser la capital de un gran Israel y el Templo necesita ser reconstruido (me temo que esto vendrá después). Entonces Jesús regresará y todos los judíos tendrán que convertirse; de lo contrario, serán asesinados. Estos evangélicos son, de hecho, aliados muy extraños del ala derecha de la política israelí actual.

El texto de Sodoma y Gomorra que aparece en el libro del Génesis ha servido y sirve todavía para justificar la discriminación, e incluso el asesinato, de las personas LGTBI. Sin embargo, algunos especialistas creen que no se ha interpretado correctamente. ¿Cuál era la finalidad de esta leyenda?

La historia de Sodoma y Gomorra trata sobre el no respeto de la hospitalidad, que era un pilar importante de las antiguas sociedades del Oriente Próximo. Lo que los habitantes de las ciudades quieren hacer con los extranjeros protegidos por Lot es violarlos. Esto no tiene nada que ver con la homosexualidad, sino con la violencia y la falta de respeto a la dignidad humana. Aún en el Nuevo Testamento, Jesús se refiere a Sodoma y Gomorra como ejemplo del no respeto de la hospitalidad.

Cuando leemos en Levítico 20:13 “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos caerá su sangre”, no reconocemos al Dios de Jesús. ¿Usted?

El texto trata sobre los roles y el género en el Antiguo Oriente Próximo. Según esta civilización, un hombre siempre es activo y una mujer pasiva. Es inconcebible para los autores de Lev 18 y 20 que un hombre pueda tener una parte pasiva en una relación sexual. Estos textos también muestran una visión restrictiva de la sexualidad, según la cual el único objetivo de la sexualidad es la procreación. Tal texto se sitúa en un contexto en el que se acepta la poligamia, así como la esclavitud, y donde no hay igualdad entre hombres y mujeres. Dichos textos no pueden ser transferidos a nuestra sociedad del siglo XXI.

Frente al ataque del literalismo bíblico, muchas personas LGTBI cristianas encuentran respuestas en teologías como la de la liberación, la teología gay y lesbiana, o la teología queer; que a menudo son criticadas por la excesiva libertad con la que reinterpretan los textos bíblicos. ¿Cuáles son, si los hay, los límites que según usted no debería traspasar cualquier teología si quiere estar fundamentada bíblicamente?

Es legítimo que las personas LGBTI cristianas o judías busquen otros textos en la Biblia, más allá de Génesis 19 y Lev 18 y 20. De hecho, hay algunos que muestran otra visión de la sexualidad como el Cantar de los Cantares; la historia de David y Jonathan contiene pasajes homoeróticos. Estas referencias a la Biblia son ciertamente válidas; pero uno nunca debe olvidar que cada enfoque teológico basado en la Biblia necesita un esfuerzo hermenéutico. En una lectura LGTBI de la Biblia, uno no debería olvidar que los autores de esos textos se encontraban en una sociedad totalmente diferente a la nuestra.

En su tesis doctoral “Israels Väter” defiende que el Pentateuco es un intento de unificación entre dos facciones internas del judaísmo tras el exilio: los exiliados a Babilonia y los que permanecieron en el país. Actualmente parece que hay profundas diferencias de opinión entre los cristianos liberales y los fundamentalistas al interpretar la Biblia. ¿Qué propone para llegar a un acuerdo de mínimos entre estas dos posiciones?

No tengo una respuesta sencilla a esta pregunta. A veces me siento desesperado por este problema. Y realmente no entiendo la obsesión de algunas personas por la orientación sexual. La sexualidad es una parte importante de la persona, pero la persona no puede reducirse a su sexualidad. ¿Podríamos estar de acuerdo en la importancia de la apertura hacia el prójimo? ¿Podríamos estar de acuerdo en abstenernos de condenar al otro? Eso espero, pero estoy cada vez menos seguro.

A nivel personal, ser un hombre gay: ¿Le ha ayudado, ha sido un hándicap, o no le ha influido para nada a la hora de estudiar e interpretar la Biblia?

Ser gay no me ha ayudado en mi carrera, pero tampoco pensé nunca que fuera una desventaja. Cuando comencé mi carrera académica en 1980, no era tan fácil ser abiertamente gay incluso en Europa. Sin embargo, siempre encontré que la honestidad ayuda a ser aceptado por la mayoría de las personas.

Para terminar: ¿Podría destacar al menos una enseñanza, mensaje o idea de la Biblia hebrea que en su opinión pueda ser relevante para las personas LGTBI actualmente?

La Biblia es sobre todo una compilación de textos muy diversos; y no puedes entender la Biblia si no aceptas la diversidad. Cada ser humano puede encontrar su lugar en la Biblia.

Muchas gracias por su amabilidad al responder estas preguntas.

Entrevista realizada a Thomas Römer por Carlos Osma

Fotografía de @Kfir Ziv

Entrevista original en Inglés:

“You cannot understand the bible if you do not accept diversity”. Interview to Thomas Römer.

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Entrevista a Andrés Gioeni: “Ya me bajé de los discursos de la infelicidad y el victimazgo de la Iglesia. Hoy camino muy firme en mi matrimonio y mirando hacia el futuro”.

Jueves, 5 de octubre de 2017

andresgioeniDel blog Homoprotestantes:

Andrés Gioeni se ordenó como sacerdote en el año 2000, un año después dejó los hábitos. Desde entonces ha trabajado como modelo y actor, ha escrito varios libros, se ha casado con Luís, y ha abierto el canal de YouTube “Liberando Conciencias” … Reconoce que su camino no ha sido fácil, pero transmite felicidad, seguridad y sobre todo muchas ganas de hacer de la fe cristiana una herramienta de liberación. En esta entrevista nos habla de todo esto, con naturalidad y seguridad, aun reconociendo que sigue buscando, y que su camino continúa.

Naciste en el seno de una familia católica conservadora, así que asumirte como gay imagino que fue difícil… En algunos países se quieren implementar leyes que permitan trabajar la identidad afectivo sexual en las escuelas, algo a lo que los lobbies homófobos se oponen. Echando la vista atrás, ¿crees que te hubiese ayudado en tu niñez y adolescencia recibir este tipo de educación?

Nací en una familia católica, poco participativa en ritos, pero católica de rótulo. Fuimos de pequeños a un colegio confesional y ahí me nutrí de las cosas de la Fe. Creo que hubiese sido bueno tener esas miradas de la identidad afectivo sexual en la escuela. Pero no sé qué hubiera sido de mi vida. No la imagino. Porque hoy soy quien soy por esa historia concreta. Como esos temas no se hablaban no sabía que esas cosas podían pasar. Así que viví toda mi infancia ignorando que era gay.

Creo que es sumamente importante que desde la escuela se inculque y se enseñe que hay diversas formas de sexualidad y de identidad, eso ahorraría dolor y acortaría caminos de reconocimiento, que a lo largo de la vida significa libertad, felicidad, aceptación, sanación, apertura, diálogo, encuentro.

Has comentado en alguna ocasión que dudaste hasta el último momento entre dedicarte a la medicina o al sacerdocio, intuyo que para ti el cristianismo y la ayuda a los demás van íntimamente unidos. ¿O el sacerdocio fue para ti simplemente una huida para no aceptar tu orientación sexual?

Siempre dudo si inconscientemente la elección del sacerdocio fue una huida. Porque en aquella época no tenía clara mi orientación. Y estaba muy entusiasmado con poder entregarme de lleno al servicio de los demás. Pero supongo que en el fondo algo del tema sexual no resuelto estaba empujando. En aquella época estaba de novio, nos llevábamos muy bien con ella, compartíamos ideales y hasta habíamos proyectado algunas cosas juntos. Creo que si sexualmente hubiera habido algún tipo de deseo no se justifica por qué dejar todo y entrar al Seminario.

Pero lo que tengo claro es que la vocación de servicio estaba presente, en el estado de vida que fuera. Hoy no soy ni médico, ni ejerzo el ministerio, pero vivo ambas cosas desde el arte: sanando, ayudando a abrir los ojos, abriéndome a la Vida, entrando en empatía con las personas, etc.

Como sacerdote has reconocido que ayudaste a mucha gente, que compartió contigo sus dudas o miedos, a encontrar respuestas. Suena doloroso cuando uno piensa que la persona que buscaba respuestas y necesitaba abrirse eras tú… ¿cómo recuerdas esa experiencia?

Por mi forma de ser no soy de abrirme demasiado, soy de rumiar todo por dentro mucho tiempo. Y compartirlo con poca gente. Reconozco que las búsquedas de otras personas me ayudaron a canalizar y encontrar respuestas a las mías.

Tuve un proceso de reconocimiento sumamente doloroso y no se lo deseo a nadie. Aún hoy cuando lo recuerdo y miro hacia atrás, me apeno de aquel Andrés pasando por ese proceso, atravesándolo, sufriendo ese vía crucis. Pero esa travesía me fue forjando y estoy orgullosos de ser quien soy, con mi pasado que asumo, redimo y me hace ser quién soy.

Es como si no entendiera que son momentos claves para forjarnos. No se los deseo a nadie, pero los veo muy necesarios.

Mucho se habla del celibato obligatorio de los sacerdotes católicos. Tú sin embargo has reconocido que visitabas páginas de contactos gay. ¿Conociste muchos sacerdotes gais? ¿Vivian reprimidos o sencillamente llevaban una doble vida?

Sí, por curiosidad entraba a un chat gay, al principio sólo por fantasía. Era como una especie de deseo reprimido, necesitaba experimentar algún encuentro de tipo sexual. En algún momento como humanidad entenderemos que la sexualidad es fundamental en la persona humana.

Con respecto a la mayoría de los sacerdotes que intuía que eran gay después me enteré que llevaban doble vida. No lo sabía en aquella época y además era bastante intransigente. Será por eso que tampoco me permitía reconocerme y aceptarme a mí mismo.

Ahora estás felizmente casado. Mirando hacia atrás, ¿qué crees que hubiera aportado a tu labor como sacerdote el haberte podido casar con tu actual marido?

Mucho, muchísimo. Luis tiene una mirada de la vida complementaria a la mía. Es muy ácido y muy crítico, pero a la vez muy sensible y sabio, una fe despojada de prejuicios.

Creo que el poder estar con otra persona, convivir, conversar, disentir, pelear, pactar, resolver, proyectar, compartir, amar, es un don inconmensurable que aporta una sabiduría al ministerio pastoral.

Otra hubiera sido la mirada de las cosas. Y creo que hubiera iluminado varios aspectos de mi sacerdocio.

En 2001 dejaste el sacerdocio, y al poco tiempo fuiste portada de la revista gay Imperio. ¿Cómo llevó eso tu familia?

“Al poco tiempo” es relativo. Pasó mucha agua bajo el puente, fueron seis meses convulsionados. Fueron como diez años condensados en seis meses. Había retomado más a fondo mis estudios de actuación y también estaba trabajando en desfiles para una marca de trajes de baños. En ese contexto me ofrecieron posar para una revista y pensé que eso ayudaría a mi nueva carrera artística. Y fue así que hice las fotos. Pero con la ingenuidad de creer que eso quedaría entre los lectores de la revista. Como los de “Imperio” tampoco conocían aún mi pasado, no hicieron revuelo, era un modelo más en sus publicaciones. No tenía idea que la revista se repartía gratuitamente en todos los boliches gay del interior de Argentina. Y fue así que la revista llegó a mi tierra natal. Cuando la vieron en Mendoza, se desparramó la noticia. No lo sé… pasaron tantas cosas, aprendí tanto con esas fotos. Somos una sociedad hipócrita. La desnudez es un tema tabú, porque la sexualidad y la corporeidad lo es. Para mí fue una bisagra, ya todos sabían mi condición y eso me ayudó a liberarme y a salir del closet. Quizás de forma brusca.

En 2013 enviaste una carta al Papa Francisco que todavía no ha sido contestada en la que le pedías que incentivase una mayor profundización en la teología moral sexual acerca del lugar y la experiencia de la persona homosexual”. Pero cuando uno lee el Catecismo de la Iglesia Católica encuentra por ejemplo que incluso la masturbación es un acto intrínsecamente y gravemente desordenado, puesto que no está al servicio del sentido de la sexualidad que no es otro que la procreación. ¿No crees que la teología moral católica está completamente alejada de la realidad humana, y que más que profundizar en ella habría que llamar a reformarla de arriba a abajo?

Claro que sí, la teología moral católica está alejadísima de la realidad humana. Y mientras más profundizo en algunos temas, más me doy cuenta de esa distancia atroz. Lo peor de todo es que todavía se sigue fomentando esa lejanía. No sólo no se incentiva un diálogo con las ciencias y con las diversas disciplinas humanas en búsqueda de la verdad, sino que se hace con soberbia y altanería. Se han olvidado de la humildad y de reconocer que falta mucho todavía por desentrañar de la humanidad. Si la Iglesia y la Teología dejan de dialogar con la realidad va a quedar confinada a un discurso hermético y errático.

Volviendo al tema de tu matrimonio, estoy convencido de que el día de vuestra boda fue un momento inolvidable para vosotros y la gente que os quiere, sin embargo, la Iglesia Católica no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Cómo te hace sentir eso?

No me hace mella alguna. Le perdí totalmente el respeto a lo que la Iglesia pueda decir en el campo de la moral y sobre todo en el campo de la sexualidad. Está tan egocéntricamente cerrada en su puritanismo, que pierde de vista cualquier intento de comprender que el hombre fue creado sexualmente. Es cada vez más parecida al monasterio de Port Royal: “castas como ángeles, soberbias como demonios”. El daño que le han hecho a las parejas, a los novios, al matrimonio, a nuevas formas de amor. La cantidad de gente que han frustrado.

Ya me bajé los discursos de la infelicidad y el victimazgo de la Iglesia. Hoy camino muy firme en mi matrimonio y mirando hacia el futuro. Con Luis llevamos ya casi 14 años juntos y la Iglesia no es quién para ponerle un rótulo diferente a mi relación con él.

Justo ahora has comenzado un canal en YouTube llamado “Liberando Conciencias” y ya en su presentación lanzas un reto interesante a tus oyentes: “¿Tenéis ganas de vivir una fe madura e inteligente?”. Puedes hablarnos de este proyecto, por qué surgió y qué pretende.

Es un proyecto al que le estoy dedicando mucha energía. Surgió de la cantidad de consultas de gente que cree, pero tiene disensos inteligentes con lo que la Iglesia Católica “manda creer” como “fórmulas cerradas”. Con un grupo de amigos comenzamos a pensar de qué manera mostrar otras miradas, no excluyentes ni absolutistas. Sino una nueva forma de mirar las cosas que nos inculcaron desde la cuna, en nuestras escuelas, familias, iglesias.

Está dirigido sobre todo a la gente de fe. Pero no queremos cerrarnos a nadie. Nos gusta cuando un tema se debate, se discute, se abre a nuevas aristas. Esa es nuestra intención: seguir buscando la Verdad. A la que todavía no conocemos profundamente. Y la idea es poder hablar de diversos temas, que la gente nos proponga temas que le interesa encarar desde otro lado. También nos obliga a investigar, escuchar, estudiar, conocer lo que otros han dicho de manera inteligente.

Matías, Leonel, Luis, Lauti, Julián, Agustina, Félix. Todos colaboramos desde diversos lugares para hacer realidad este proyecto.

Pero nos gustaría tener más llegada, que tenga más repercusión, que se propague. Creemos que pensar y hablar estas cosas nos hace crecer como humanidad, nos hace liberarnos y nos hace tomar decisiones más conscientes. Y es lo mejor que le puede pasar a cualquiera: tomar decisiones maduras, informadas, libres.

Pues espero que lleguéis a mucha gente con el canal, muchas gracias por la entrevista, pero no me gustaría terminar sin preguntarte: ¿qué es lo que crees que te ha ayudado a no perder la fe cuando es evidente que ha sido puesta a prueba por personas con las que compartes el seguimiento de Jesús?

He intentado diez mil veces darle la espalda a la Fe, darle la espalda a Dios. Hasta desde un lugar de pensamiento y aun metodológicamente como buscador, de querer desprenderme de ese dato y pensar la realidad despojado. Pero es en vano, descubro a Dios acompañándome en cada tramo de mi vida y en cada rasgo de la Historia, propia y de la Humanidad.

Cómo nos da la libertad para optar, decidir, realizar nuestra propia vida. Y a la vez permanentemente ofreciéndonos la posibilidad de aprender y crecer aún de cosas malas, de realidades dañinas, o decisiones erróneas, pero que después las podemos transformar y sacarle provecho. La naturaleza misma que nos rodea está llena de ejemplos y símbolos de los que podemos aprender.

Estoy convencido que Dios está, que nos acompaña, que es un Dios de Amor y de Paz. Y me apena que muchas veces sea tergiversado desde el discurso que se da desde los púlpitos, de las catequesis, desde los pizarrones.

La gente tiene que animarse a escucharse más, a buscar a Dios en su interior y dejar de escuchar los discursos de “los predicadores de la infelicidad.”

Andrés Gioeni

Entrevista realizada por Carlos Osma

Biblia, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica , , , ,

“A mi Dios me creó mujer, aunque tardara en darme cuenta de ello”. Entrevista de Carlos Osma aa Marta Siscar.

Lunes, 20 de marzo de 2017

marta-siscarFotografía de Lucia Gamu

Del blog Homoprotestantes:

Estudiaste música en el Conservatorio Municipal de Música de Barcelona, y ahora diriges varios coros como la Coral del Casal de Gent Gran Bac de Roda” o el grupo B-Side A Cappella1”. ¿Qué significa para ti la música? ¿Qué te ha aportado en tu desarrollo personal?
 
Primero que nada, agradecer la entrevista y el interés por el tema: espero aportar mi granito de arena por lo que me ha tocado vivir a quien me pueda leer.
Y pasando a la música, una de las cosas de las que más agradecida estoy a mi madre es que me ofreciera la opción de estudiar música. Al principio no fue sino un “hobby” sin más. Pero en una vida de muchos ‘tumbos’ (muchos) y de probar muchas cosas, al final esa vida ha querido que me terminara dedicando a esto.

La música en sí me ha aportado y me sigue aportando muchas cosas: te puede transportar, relajar o revitalizar. Además, que por lo general, la música no es algo que hagas sola, sobretodo en el mundo coral: he de reconocer que los ensayos con la gente de B-Side, es más, la gente de B-Side me alegran la vida, ellos lo saben pero no quiero dejar de decirlo. Además de la satisfacción de escribir algo (no compongo pero si hago adaptaciones de temas actuales) y que ellos lo interpreten tal y como lo tienes en la cabeza o que te digan lo mucho que les gusta como quedan mis versiones… que todo eso es muy satisfactorio, el ver como se implican en algo en lo que crees, y además que con ello lo pasan, lo pasamos genial y nos reímos mucho.
Y esta unión entre el grupo es, en parte, gracias a la música: ya dicen que se sincronizan hasta los ritmos cardíacos haciendo música juntos. Estoy muy feliz siendo músico y de poder hacer música
Marta formas parte también de la asociación trans* de Barcelona Generem!2. ¿Qué supuso para ti conocer esta asociación? ¿Colaboras de alguna manera en Generem”? ¿Qué te aporta realizar este trabajo?
Generem! poco a poco se está convirtiendo en un referente para las personas trans* en Barcelona y en Catalunya (incluso fuera): a pesar de ser una asociación bastante joven, o quizá por eso, son gente con ganas de cambiar las cosas y de defender los derechos.
Aunque es verdad que mis primeros pasos los di sola, ya estaba en contacto con Generem! desde antes de salir del armario, y tras dar el paso, me quise implicar en esta asociación. Creo que es importante tener cerca gente que te comprenda y te entienda por haber pasado lo mismo que tú, que te puede aconsejar y en cierta manera guiar. Tuve la suerte de conocer gente así en mi previa y si puedo servir para lo mismo, estoy encantada, sea por medio de Generem!, o por leer esta entrevista o por coincidir en cualquier otro momento.
Creo que lo más necesario para la sociedad en general es cubrir la falta de información y visibilización de nuestro colectivo y por eso procuro ayudar en este sentido en Generem!: un ámbito importante en el que trabajamos es con formaciones en diversos ámbitos, charlas, colaboraciones académicas y de todo tipo para mostrar que somos personas normales, que intentamos convivir en sociedad, con nuestras vidas, nuestros trabajos, nuestros buenos momentos y nuestros problemas, como cualquiera.
Aún así, en pleno siglo XXI las personas trans* seguimos teniendo muchos derechos que se nos son negados sin escusas razonables: un campo que nos afecta enormemente es el campo sanitario y por eso es el que centra la actividad no sólo de Generem!, sino del resto de asociaciones (unidas en la plataforma Trans*forma la Salut). Defendemos un modelo sanitario de acompañamiento y no de juicio ni de patologización que se va implementando poco a poco a través de Trànsit3, el nuevo modelo de referencia en Catalunya. Pero mientras no se cierre definitivamente los modelos como el de la UTIG del Hospital Clínic que nos catalogan de enfermas mentales a quienes diagnosticar y curar y que no nos permitan vivir la diversidad libremente, seguiremos trabajando e impulsando un acompañamiento médico de calidad y un acceso a las cirugías para quien las precise con las medidas que sean oportunas.
En resumen, solo pretendemos que las personas trans* podamos desarrollar una vida plena, sin restricciones, garantizando todos los derechos, y cubriendo tanto las necesidades médicas como la integración social, laborales, y luchando contra cualquier tipo de discriminación. En definitiva, los mismos derechos que cualquier otra persona.
Puedes contarnos cómo fue tu infancia ¿Cómo vivías tu identidad de género? En una ciudad de unos 10.000 habitantes como Pego, ¿fue difícil ser diferente?
La verdad es que yo siempre he sido, y no sé si por todo esto o no, una niña bastante tímida —ya ves que me refiero a mi misma en femenino, incluso hablando del pasado: personalmente creo que nunca he sido un niño, no puedo referirme de otra manera, aunque en algún momento lo pareciera—, con lo que mis “conflictos” con el género han sido siempre un tanto secretos. También he de decir que nunca supuso un problema fingir en ese rol masculino: me he conformado con lo que había y ya está, pero siempre con el sueño o la ilusión, un poco quizá viéndolo como una fantasía, de cambiarlo.
No sé de dónde surgió, pero es algo que ha estado siempre ahí: desde bien pequeña, quizá con 4 o 5 años me recuerdo con faldas, incluso antes de que yo lo recuerde, algunas compañeras de clase me lo han recordado como jugando, mis disfraces siempre eran femeninos… Pero aunque nadie nunca me enseñó que esta tendencia a la feminidad era incorrecta, quizá por temor o vergüenza la mantuve oculta. Es cierto y creo que era evidente que yo me he sentido más cómoda jugando con otras niñas en el recreo y no haciendo deporte con los niños y que siempre he sido una niña tranquila y poco enérgica, lo cual, al no encajar ni en un lugar ni en otro, supongo que hizo que fuera difícil sociabilizar como el resto de niños. Aún así, no por ello me identificaría como víctima de discriminación o bullying, también porque me esforzaba en disimular y no mostrarme diferente al resto (cosa que no sé si conseguía).

Leer más…

General, Historia LGTB , , , , ,

Charlotte Goiar: “El prejuicio es humano, no es de Dios, Dios es amor”. Una cristiana que hace unos meses se sometió a una operación de reasignación de sexo y ha querido compartir con nosotros su experiencia.

Martes, 12 de julio de 2016

CharlotteInteresante entrevista que publica Carlos Osma en su blog Homoprotestantes.

 Hace casi un año y medio nos llegó un mensaje al correo de Protestants Inclusius informándonos de que una mujer gallega estaba en Barcelona para someterse a una operación de reasignación de sexo y pedía acompañamiento pastoral. Fue así como nos conocimos, la noche antes de la operación. Recuerdo entrar a la habitación del hospital en la que estabas sola, y encontrar a una mujer decidida que había recorrido un largo camino para llegar hasta allí. Después hubo muchas conversaciones y momentos de oración, e intuí en ti una mezcla de miedo y esperanza. ¿Cómo recuerdas tú aquellos días?

Aquel momento fue muy importante en mi vida. Necesitaba esa operación desde que había nacido. Pero estaba sola como dices, y sometida a mucha tensión tanto psicológica como física por parte de todos, no me confirmaron la fecha de la cirugía hasta apenas unos pocos días antes. Hicieron todo lo posible por agotarme hasta el último momento. Fueron unos días difíciles y a la vez vitales, no entraba a quirófano por capricho, sino por necesidad. Se trataba de cirugía mayor, sabía que personas habían muerto en los quirófanos de todo el mundo al someterse antes a este tipo de intervención tan compleja. Cuando afrontas algo así tú sola, estando completamente sola y devastada emocionalmente, simplemente te supera y te abandonas a algo superior a ti, porque ya no puedes más. Sólo tenía una amiga en Barcelona y vosotros que no os conocía. Lo dejé todo en manos de Dios.

Una de las cosas que más me sorprendió de nuestras conversaciones fue la larga y dura batalla legal que habías tenido que llevar para lograr que la sanidad pública se hiciese cargo de la operación de reasignación. ¿Puedes explicarnos brevemente aquella batalla legal?

El Servicio Gallego de Salud nunca quiso tratarme, a pesar de estar diagnosticada oficialmente desde los 16 años y de necesitar la cirugía desde entonces, siempre me negaron la cirugía que estaba indicada por los médicos. Después de muchos años de lucha administrativa vino la judicial, recurrieron todas las sentencias y demoraron su ejecución lo máximo que pudieron. Posiblemente si lo hubiesen demorado unos pocos meses más me habría suicidado. Hicieron todo lo posible por debilitarme y arruinar mi salud desde mi adolescencia hasta el mismo día que, 25 años después, entré en quirófano.

Descubrí también que la palabra transexual no te hacía sentir cómoda, utilizabas una expresión que no había oído nunca: el síndrome de Harry Benjamin. ¿Puedes explicarnos en qué consiste éste síndrome y porqué no te sientes identificada con la palabra transexual?

Nunca me sentí identificada con esas etiquetas sexuales ambiguas, básicamente por eso mismo, por su ambigüedad e indefinición. Hay un diagnóstico médico que se llama Transexualismo. Afecta a las personas. Usar “transexual” como identidad propia para mi es hacer una personificación de la enfermedad, y yo no soy ese diagnóstico. Mi identidad es mujer. Soy una mujer. Eso es lo que viene reflejado en mi DNI. Y la Organización Mundial de la Salud  (OMS) ahora lo denomina como “Incongruencia de Género” (CIE-11) y también es conocido como síndrome de Harry Benjamin.

Este síndrome es un trastorno del desarrollo sexual que ocurre en aproximadamente en 1/30.000 bebés con genotipo XY y 1/100.000 bebés con genotipo XX, según datos estadísticos de la OMS, en la cual la diferenciación sexual a niveles neurológico y anatómico no se corresponden. Así, una niña nacida con este trastorno, aparenta ser un niño físicamente al nacer, aunque su sexo cerebral es femenino. A la inversa, los niños varones nacidos con este trastorno presentan un desarrollo físico femenino, aunque neurológicamente permanecen siendo varones.

Como cualquier persona se puede imaginar, el trastorno reviste gravedad, y su tratamiento es uno de los más dramáticos de la historia de la medicina, que precisa de múltiples intervenciones médicas y quirúrgicas de por vida.

La operación duró 10 horas, y recuerdo que cuando acabó estabas exhausta, pero aún así querías seguir hablando. A mí me aterrorizan las operaciones, pensé que eras una persona muy valiente. ¿Qué te llevó a la cirugía de reasignación? No todas las personas que están en tú situación optan por la cirugía. ¿Porqué fue necesaria para ti?

La cirugía no es optativa y está indicada por un médico. Depende de un diagnóstico médico concreto y es la única opción terapéutica que existe. Los que no necesitan esta operación no es porque eligen no operarse, sino porque no comparten el mismo diagnóstico, o están mal diagnosticados, porque todos los casos de síndrome de Harry Benjamin revisten gravedad y requieren cirugía.

Me explicaste entre risas que al personal de atención al paciente de la clínica donde te operaron le sorprendió que pidieras acompañamiento pastoral antes de tu ingreso. Te defines como cristiana. ¿Cómo y desde cuándo te introdujiste en el cristianismo?

Sí, antes de la cirugía, había preguntado a la clínica si disponían de servicio de acompañamiento pastoral, como en todas las grandes clínicas europeas, y me habían respondido que no, de una manera que les sorprendió que les hubiese preguntado eso. Me estoy refiriendo a la Clínica Diagonal de Barcelona, que fue dónde me intervinieron y estuve hospitalizada por más de dos meses.

Todo comenzó tras la muerte de mi madre hace tres años, estaba tan afectada por todo, y encima sola y dejada de lado por todos, mientras afrontaba la crueldad e inhumanidad del Servicio Gallego de Salud, que llegó un momento en mi vida que no pude más. Entonces me di cuenta que yo sola no podía sobrevivir a esto, de que tenía que existir una fuerza superior a mi a la cual poder traspasarle esto.

Nunca me había imaginado y sigo sin entender qué culpa tengo yo de haber nacido con esta patología, y el odio que despierta en tantas personas. Me sentía tan vulnerable, aislada y empequeñecida ante la magnitud de lo que estaba afrontando, que me abandoné a algo superior a mi, a quien poder dejarle el control de mi vida. Llegó un momento en que era mi única salvación. Sino fuera por Dios ahora mismo ya estaría muerta.


Mediante una amiga inglesa cristiana, poco a poco comencé a estudiar algunos textos cristianos. Fue así como poco a poco encontré alivio en Dios, como una forma de dejar el curso de todo en manos de una fuerza superior a mí, entonces comencé a leer la Biblia por primera vez poco después de cumplir los 40 años. Profundicé en el estudio de la vida de Jesucristo, Hijo de Dios, en quién siempre había creído ya desde la infancia. Fue así por causa de un momento de profunda desesperación, cuando ya todo parecía perdido y no podía más, que el cristianismo me irradió de una nueva vitalidad para seguir viviendo. Creo en la creación del Universo, creo que un diseño inteligente está por detrás.

Creo en Dios, pero mi concepto de Dios difiere por completo del tradicional, del bíblico, del contenido en las escrituras de los hombres; mi concepto de Dios es mucho más abstracto y elevado. Dios no puede ser contenido en forma material a través de ningún libro o religión humana, pues es la fuente intangible de toda creación.

Como cristiana metodista creo que necesitamos dirigirnos a Dios a través de su hijo, Jesucristo, de una forma más libre y natural, porque Dios habita dentro de lo más profundo de nuestro ser, y para dirigirnos a ese centro, no entiendo ni aplico ninguna regla o escrito humano, de origen mental ni material, porque esa no creo que sea la vía.

¿Has sentido comprensión por parte de la Iglesia? ¿Te has sentido bien tratada?

Por parte, tanto la Iglesia Cristiana Metodista como de Protestants Inclusius ambas de Barcelona, he sentido una comprensión absoluta, y una total sensibilidad y humanidad hacia mí y mi proceso médico, de una forma extraordinaria. No sólo me he sentido tratada con todo respeto y cariño, sino es que además todo el acompañamiento, los detalles, cualquier cosa que necesitase estabais allí. Cuando, por contraste, ni una sola persona de mi familia de sangre se interesó lo más mínimo por si había salido viva de la cirugía y su post-operatorio.

No existe ningún verso bíblico que condene a las personas que sufren de trastornos congénitos. Todo lo contrario, cuando los que se creían justos preguntaron a Jesucristo, el Hijo de Dios: “¿cuándo te vimos enfermo y fuimos a verte?”. El les respondió: “De cierto os digo que cuando lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis” (Mateo 25, 39-40).

El problema no está en el cristianismo en sí mismo, sino en las personas y la interpretación tergiversada que hacen de las escrituras bíblicas y cómo lo llevan a la práctica. El prejuicio es humano, no es de Dios. Dios es Amor, no tiene prejuicios contra nadie. Es totalmente contradictorio a su propia naturaleza y a la propia esencia del cristianismo. El cristianismo no condena a nadie, lo hacen los hombres en su nombre, lo cual es un error del hombre, no del cristianismo.

Una cosa que observé durante aquellos días de postoperatorio es que no vives una fe teórica, sino una que está profundamente relacionada con tu experiencia. ¿Ha cambiado algo en tu forma de entender la fe cristiana desde entonces?

El pecado y la maldad del hombre son horripilantes, su fealdad se contrapone de una manera diametralmente opuesta a la belleza y la bondad natural de la gloria de Dios. Somos hermosos y hermosas porque estamos conectados a Dios. Toda la armonía de su creación se traslada a la experiencia estética cotidiana que nos rodea, a través de actos bellos y nobles, cuya bondad se siente y se transmite de unos a otros, y es aquí dónde yo he podido experimentar la presencia divina.

Las muestras de afecto y amor incondicional de tantas personas, las experiencias positivas que me sucedíanTodo esto es de Dios. Todo lo demás es ajeno a él. Siempre percibí a Dios a través de la experiencia directa y genuina de la vida. Eso no ha cambiado, sigo percibiendo a Dios y entendiendo la fe cristiana del mismo modo, a través de las experiencias de la vida misma.

Aún así, sigues manteniendo una relación “cotidiana” con Dios. ¿Cómo es esa relación?

Es una relación espontánea y natural. No me arrodillo a orar ni esas cosas. Simplemente vivo en una relación continuada con Él, en todo momento sé que Él está ahí presente, no hacen falta las palabras ni los textos, sólo los sentimientos. Pero está bien orar, y sobre todo hacerlo en grupo, como cuando lo hicimos en la clínica tantas veces mientras estuve ingresada, es una experiencia única que hasta que no la vives no sabes lo que te revitaliza y la paz interior que te produce. La oración es una forma más de dirigirse a Dios, y creo que debe ser lo más espontánea posible.

Para terminar, y pensando en las familias cristianas o no cristianas, con hijos o hijas que están pasando por una experiencia similar a la que tú has pasado. ¿Qué te gustaría decirles? ¿Cuál crees que es la mejor manera de ayudar y acompañar a esos niños?

“Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de ellos es el Reino de los Cielos” (Mateo 19:14). Pienso que es muy importante que estos padres y madres de estos niños no pierdan la fe debido a los errores humanos de los demás, pues de los niños es el Reino de los Cielos, y es precisamente en esta situación tan dramática por la que estos niños están pasando, que es justamente cuando más necesario y vital resulta mantener la fe, tanto para los padres, como para sus propios hijos e hijas.

Muchas gracias Charlotte


Que Dios os bendiga Carlos

Espiritualidad, General, Iglesia Inclusiva, Iglesia Metodista , , , , , , , ,

Ian McKellen: ”Nadie se arrepiente de ser honesto sobre su sexualidad”

Miércoles, 30 de marzo de 2016

33659_ian-mckellen-owen-jonesEl columnista y escritor británico Owen Jones ha dedicado un espacio en su canal de Youtube para entrevistar al legendario actor Ian McKellen sobre su carrera, su compromiso como activista por los derechos LGTBIQ y la época en la que salir del armario en el Reino Unido significaba ser perseguido y amenazado de muerte

Hablar con Ian Mckellen es hablar con una enciclopedia histórica del Reino Unido de voz grave y reconfortante mirada azul.

A sus 76 años, el veterano actor británico actor es un excepcional y elocuente notario de los cambios que han tenido lugar en el Reino Unido -y todo el mundo- en aceptación e integración LGTB.

Por eso, el periodista y escritor Owen Jones, abiertamente homosexual como McKellen, no ha encontrado mejor interlocutor para poner en perspectiva los avances del movimiento homo, bi, trans e intersexual a través de la vida del destacado intérprete.

McKellen, que en la última década de su vida ha conseguido traspasar las fronteras de actor de culto a icono cinematográfico gracias a su participación en taquilleras sagas como ‘El Señor de los Anillos’ o ‘X-Men’, habla con Jones de sus inicios en la interpretación, su compromiso con los derechos LGTB y la época en la que la homosexualidad era perseguida por ley en el Reino Unido.

La conversación entre Jones y McKellen gira en torno a la experiencia vital del intérprete y su paralelismo con el desarrollo de los derechos LGTBIQ que el actor impulsó como co fundador de Stonewall, el primer grupo de presión pro derechos LGTB del Reino Unido.

33661_ian-mckellen-owen-jonesDe esta manera, McKellen narra cómo fue su familia quien le condujo hacia la carrera artística, y de qué manera la Universidad de Cambridge hizo aflorar el gérmen de la vocación que le convertiría en el brillante actor dramático que es.

El veterano actor también recuerda cómo descubrió su condición homosexual, poco tiempo después de mantener una relación platónica a los11 años con una niña, Wendy, conq quien ha tenido la ocasión de reencontrarse años más tarde.

De la misma manera, McKellen compara la seguridad con la que contaba para manifestar su orientación sexual en los círculos artísticos que frecuentaba, y cómo su salida del armario en un programa de radio en 1988 produjo las primeras amenazas homofóbicas que había sufrido en su vida.

Evocar el trato social que se ha dado a las personas LGTBI en el pasado abre un capítulo amargo en la memoria de McKellen, que critica duramente la falta de compasión y crueldad con la entonces se trataba al colectivo. Y cómo la mortalidad de la pandemia de VIH funcionón como revulsivo para iniciar un debate público sobre los hábitos sexuales de la puritana-en-público y fetichista-en-privado sociedad inglesa.

En uno de los momentos más destacables de la entrevista, McKellen pregunta a Jones si conoce a alguien que se haya arrepentido de asumir con honestidad su sexualidad. -No, nadie. -constesta el periodista, segundos antes de recibir la mejor enseñanza de boca del actor-:

(Salir del armario) te hace bien a ti mismo, a tu familia y a toda la sociedad.”

Vídeo: Owen Jones entrevista a Ian McKellen

  • Si quieres, puedes activar los subtítulos en el reproductor
  • Para ver más vídeos como éste, visita el canal de Owen Jones en Youtube
Fuente Redacción chueca

General, Historia LGTB , , , , ,

“La Iglesia está enferma de homofobia: necesita una terapia de conversión”. Entrevista a Krzysztof Charamsa

Jueves, 25 de febrero de 2016

SWR_0336Entrevista realizada por Carlos Osma en su blog Homoprotestantes:

Hace algo más de cuatro meses que “salió del armario” y en tan poco espacio de tiempo ha perdido su trabajo como profesor de teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, ha sido apartado de sus funciones como secretario adjunto de la Comisión Teológica Internacional y de oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha llenado portadas de periódicos, acudido a programas de televisión y radio, e incluso se ha venido a vivir a Barcelona. ¿Cómo se siente en este momento? ¿Cómo valora lo que le ha ocurrido a niver personal?

Me siento cristianamente liberado y realizado. Yo creo que éste fue el verdadero buen “pasaje” (metanoia) de mi vida espiritual – una verdadera pascua de mi resurrección. Para mí fue también el cumplimento de mi misión como sacerdote. Paradójicamente, cuando las instituciones católicas me han impuesto la prohibición de ejercer el ministerio, en conciencia siento que justamente ahora he madurado la verdadera fidelidad a mi vocación como persona homosexual llamada por Dios a ser pastor. Es el momento de la liberación cristiana, de transparencia de mi buena y natural identidad que he ofrecido a Dios para ser sacerdote y que no puede continuar siendo negada y ofendida por mi Iglesia. Es también la liberación de las mentiras promovidas por la institución de la Iglesia sobre las minorías sexuales. Antes de mi salida del armario, en mi trabajo en el Vaticano fui obligado a decir estas mentiras, como en una dictadura irracional.

¿Cree que ha conseguido sacudir la conciencia de la Iglesia católica con su “salida del armario”? ¿O simplemente ha dado la razón a quienes ya eran conversos de la inclusividad dentro y fuera de la Iglesia?

Sobre todo he recibido muchísimos mensajes de apoyo y también de gratitud por mi “salida del armario”. Creo que la conciencia de la Iglesia y de los creyentes en el mundo necesitan estas señales. La comunidad necesita las “salidas” que mueven la conciencia. En este sentido mi coming out es algo que quiere tocar la conciencia de la Iglesia, aunque está claro que los efectos no se pueden ver de inmediato. La Iglesia católica quiere sólo eliminar el “problema” de un alto funcionario vaticano que dice una verdad incómoda. La primera reacción católica y de los ambientes homofóbicos (y no sólo católicos) fue una campaña para desacreditar y neutralizar a la persona que se libera y exige la reflexión sobre la situación de las minorías sexuales. Para tener dormida la conciencia de la Iglesia, su gente debe estigmatizar y desacreditar un gesto como el mío, concentrándose, por ejemplo, en el celibato, que en este caso es una cuestión del todo secundaria y conectada profundamente con la paranoica negación de la sana orientación sexual (el celibato está pensado en la Iglesia católica como el “armario” para los gays, y el “armario” va contra la dignidad personal, no puede ser un lugar de serenidad y de paz. A esta Iglesia le digo: primero debemos limpiar nuestra conciencia de ofensas contra los homosexuales y después hablaremos de celibato, que debe basarse en una serena aceptación de la propia identidad sexual).

El Coming out de un sacerdote es la manera de despertar la conciencia eclesial sobre el tema de la dignidad y de los derechos humanos y cristianos de las personas homosexuales, como yo, que en la Iglesia son discriminadas y odiadas. Cristianamente, el misterio y el respeto de la persona van antes de disciplinas que no son esenciales para  el servicio a la Iglesia. Pero no es así en la Iglesia católica. La Iglesia católica en este momento está paralizada por las emociones negativas de miedo anti-gay, que son emociones que bloquean el uso sereno de la razón. En esta dirección se mueve la jerarquía, el Vaticano, y una buena parte de fieles que son promovidos por el clero y gritan bastante fuerte (piensa solo en Manif pour tous o en las recientes manifestaciones católicas de Roma y en la promoción del odio contra las minorías sexuales y del desprecio a las personas LGBTIQ). Esos gritos exasperados, manipulados por la jerarquía, esconden que en realidad hay muchísimos católicos (silenciosos) que quieren la reflexión, el respeto, la inclusividad y, sobre todo, el conocimiento y la comprensión de los demás, en este caso de las personas LGBTIQ. Parece que el Papa mismo ha cerrado esta discusión, que al principio de su pontificado parecía que iba a abrir. Así, ahora en la Iglesia católica sólo pueden gritar los homófobos, que ofrecen y mantienen la imagen de la Iglesia. Al católico que no es homofobo se le acusa de ser infiel a la doctrina actual de la Iglesia, a la cual los católicos deben obedecer. Esta doctrina es en la actualidad profundamente homofóbica y prohíbe cualquier coming out a los católicos LGBTIQ, los considera personas incapaces de amar que solamente buscan sexo, establece discriminaciones precisas de homosexuales y juzga que discriminar gays en el trabajo y en la sociedad es justo; compara a las personas homosexuales con  enfermos mentales. Para darse cuenta de la realidad de la homofobia católica impuesta a todos los fieles, es muy importante leer los documentos de la Iglesia en esta materia, que ofenden la dignidad humana de las personas LGBTIQ.

Pienso que cada vez que se produce un coming out dentro la Iglesia, ésta en realidad se despierta, se inquieta, aunque los buenos frutos no se puedan ver de inmediato. El odio homofóbico en la Iglesia es demasiado fuerte y está gobernado por las oficinas vaticanas más importantes.

Leer la entrevista completa pinchando aquí

***

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

“La Iglesia Evangélica Española tiene una orientación definida hacia la inclusividad”. Entrevista al pastor Víctor Hernández

Martes, 22 de diciembre de 2015

VICTORH1Del blog de Carlos Osma, Homoprotestantes:

En el pasado mes de mayo los pastores y pastoras de la Iglesia Evangélica Española[1] (IEE) os encontrasteis en la Casa Mamré para celebrar vuestra reunión pastoral anual. De aquel encuentro surgió la Declaración de Mamré [2], en la que afirmabais que como pastores y pastoras estabais llamados a una pastoral inclusiva. ¿Cómo surgió la idea de hacer esta declaración y por qué?

El tema de la homosexualidad se venía trabajando desde el 2005 en la IEE. El Sínodo de 2013, celebrado en Málaga, acordó que se hiciera un trabajo bíblico-teológico sobre el tema de la homosexualidad y una comisión elaboró un material ad hoc, que se concretó en algunas ponencias y talleres impartidos por el Prof. Juan Sánchez (profesor de ética teológica en el SEUT[3]) en muchas comunidades del estado español. En Mamré (Jaca) nos reunimos los pastores y pastoras de la IEE para discutir todo ese material y dos ponencias más. Fue en esa reunión, y ante un consenso muy productivo, que decidimos redactar la declaración de Mamré para presentarla al Sínodo de la IEE, como una forma de definir una orientación hacia la inclusividad de las personas homosexuales y sus familias.

El comunicado habla de compromisos pastorales cómo “acogida de personas homosexuales y sus familias, evitar la invisibilidad y trabajar en el acompañamiento de la diversidad”. Desde tu propia experiencia, ¿cómo se lleva a la práctica todo eso?

Es algo que varía en las comunidades, por ejemplo hay comunidades donde tenemos miembros que participan plenamente en las actividades de su comunidad (en el Consejo, en tareas sociales, etc.) y que, por otro lado, participan en actividades de militancia por los derechos LGTB, sin que ello suponga dificultad alguna. En ocasiones se tiene alguna participación como cuando se ofrece el espacio del templo para celebrar algún culto especial, durante los días del Pride por ejemplo. También hay participación de pastoras o pastores de nuestra iglesia en algunas actividades donde el tema de la inclusividad es central.

Sin embargo, creo que aún queda mucho por hacer en trabajo de educación y concienciación. En especial pienso en las formas “sutiles” de la homofobia que suelen ser actitudes y prácticas que no siempre se reconocen, pero que es importante de señalar y tratar de modificar.

En el comunicado también había un compromiso por preservar la unidad, por evitar rupturas, sin que eso significase dejar de abordar un tema como el de la inclusividad. Entiendo por tanto que fue un comunicado consensuado en el que hubo concesiones por ambas partes. Personalmente ¿hubieras añadido o especificado algo más?

Quisiera precisar un par de cosas: el tema de la unidad está siempre presente, porque es una promesa y un desafío constante el lograr la unidad de todos los cristianos; pero no se trata de la unidad a cualquier precio: no se puede aceptar una unidad sin el compromiso con la justicia.

Y la segunda cosa a precisar es que nuestra reunión pastoral no consistió en debatir sobre unas concesiones “entre dos partes”. Como era un trabajo bíblico – teológico, nuestra comprensión del mensaje bíblico nos señaló una clara orientación hacia la inclusividad de todas las personas. La búsqueda de la justicia en todas las relaciones es parte central del evangelio y allí está presente la inclusión de todo ser humano.

Este tipo de declaraciones expresan el avance de un proceso, y en ese sentido marcan sólo un punto de llegada y, al mismo tiempo, un punto de partida para seguir adelante. Para mí fue muy importante la frase “evitar la invisibilidad y trabajar en el acompañamiento de la diversidad”, porque creo que es algo nuclear en la lucha contra la homofobia.

El pasado mes de octubre el Sínodo de la IEE que se celebró en Madrid aceptó y ratificó la Declaración de Mamré. Parece un gran paso hacia adelante, pero ¿qué significa en la práctica?

Creo que es un buen paso. Falta mucho por hacer, pero no se debe menospreciar este avance. ¿Qué significa en la práctica? Eso lo veremos, porque cuando hablamos de compromisos de lucha contra temas tan complejos e importantes como la homofobia, el racismo, el machismo, siempre parece insuficiente lo que logra avanzarse.

Pero insisto, no ha de subestimarse este paso. A mí me dejó muy satisfecho ver que una amplia mayoría del Sínodo, hombres y mujeres que eran delegados de sus comunidades, votaron por la ratificación de la Declaración de Mamré.

Yo he escuchado críticas de todo tipo contra las pastoras y pastores de la IEE: que no respetamos la autoridad de la Biblia, que sólo nos interesa ser progresistas o liberales, que nos hemos entregado al relativismo y el posmodernismo, cosas así. También críticas de que somos tibios o que no somos capaces de una verdadera inclusividad.

Pero una de las consecuencias prácticas que yo veo es que ahora la IEE tiene una orientación definida hacia la inclusividad, aún cuando esté muy lejos una realidad plena de la misma. A partir de esta ratificación del Síndoo, como IEE tenemos claro que no se trata de bandos: “anti-gays vs pro-gays”, puesto que la declaración de Mamré señala que el testimonio bíblico apunta sólo a la inclusividad y jamás a la exclusión de personas.

Aunque en los últimos años cristianas y cristianos LGTBI han creado comunidades inclusivas en España, la IEE es la primea iglesia histórica del Estado que da un paso como éste. En tú opinión ¿a qué crees que se debe? ¿qué características singulares tiene la IEE para que sea sensible a la necesidad de trabajar por la inclusividad?

No es fácil responder a esta pregunta, porque soy parte de la IEE y no se tiene la distancia necesaria para hacer un análisis adecuado. La IEE es una iglesia con una teología y una práctica muy sensibles a las cuestiones sociales. La IEE tiene relación con otras familias protestantes de fuera, por ejemplo en Europa, y entre ellas hay algunas que se han posicionado a favor de la inclusividad (cuando estábamos en Mamré se reunió el Sínodo de la Iglesia Protestante Unida de Francia, que aprobó el acompañamiento litúrgico del casamiento de parejas homosexuales) y algunas otras que están en contra.

También es cierto que la IEE tiene un cuerpo pastoral con una sólida formación bíblico – teológica y eso importa cuando se trabajan cuestiones complejas, como es la cuestión de la inclusividad. Por ejemplo, frente a la moralización simplista que asocia “homosexuliadad y pecado”, nosotros creemos que la enseñanza bíblica del pecado es algo más profundo, que no se debe limitar a la sexualidad y que ha de orientarse hacia la libertad responsable de cada sujeto. Pero, además, la cuestión del pecado se asocia con prácticas excluyentes, como la homofobia, que son parte de un “pecado invisible” o, como se dice en lenguaje teológico, el “pecado del mundo”.

La mayoría de las pastoras y pastores de la IEE son personas con un tremendo compromiso pastoral con gente de carne y hueso, heteros y no heteros, y creo que eso es lo que más ha pesado. Hay gente que cree que se trata de una pose de querer ser “progresistas”, pero no es así. Se trata de compromisos concretos de colaborar y acompañar a personas. Un amigo que es miembro de una de nuestras comunidades en el sur de España, me dijo al final del Sínodo: “me siento orgulloso del cuerpo pastoral de mi iglesia”, y él sabe por experiencia propia lo que significa luchar contra la homofobia.

A nivel interno, no todas las comunidades de la IEE están de acuerdo con la posición del Sínodo, y lo han hecho explícito en diferentes foros. ¿Qué se debería hacer para mantener la unidad de la IEE, sin que esto signifique abandonar una pastoral de la inclusividad dentro de ella?

La unidad de la IEE se expresa en el Sínodo, en sus debates y en los acuerdos que de allí derivan. El tema de la inclusividad tiene que ver con un proceso que todavía tiene mucho camino por recorrer, pero pensamos que una forma de ayudar es trabajar más en lo bíblico teológico, en la manera como leemos la Biblia con respecto a los desafíos contemporáneos.

El uso de la Biblia frente a las cuestiones éticas, en el mundo evangélico español, es algo que suele manejarse con fuertes acentos moralizantes y legalistas, y lo que falta es un trabajo hermenéutico adecuado y un proceso de discernimiento espiritual, que es parte esencial de una comunidad que se deja interpelar por las Escrituras[4].

Por otro lado, para las comunidades que no están de acuerdo con la resolución del Sínodo (que son una minoría), no hay una obligación o imposición sobre su vida y tareas cotidianas. Se quiere mantener el diálogo con todas las comunidades porque no se trata solamente de una libertad de conciencia que, por descontado, la hay. Pero todas las comunidades de la IEE, incluyendo las que no están de acuerdo con la Declaración de Mamré, no sólo debemos pensar en nosotros. Se tiene que pensar en quienes padecen y han padecido la exclusión de manera injusta.

Aquí hay algo muy importante: la homofobia. Nosotros, como IEE, hemos declarado que estamos en contra de estas actitudes y prácticas que se denominan homofobia, que son algo real y que muchas veces son invisibles para los heterosexuales. O si no son invisibles, están legitimadas de una manera que dificulta ver el daño que producen. Por supuesto, las víctimas de esas prácticas y actitudes son quienes las sufren.

Y lo preocupante es que muchos creyentes, y algunas comunidades, que con toda sinceridad rechazan la inclusividad o que sólo aceptan una inclusividad con condiciones puestas por las normas heterosexuales, pues participan de esa homofobia. Esto vale para todos: lo sepamos o no, lo aceptemos o no, siempre que avalamos la imposición de una normatividad heterosexual por sobre gente no heterosexual, estamos ejerciendo una violencia que se llama homofobia. Y lo peor es cuando se legitima con la Biblia y diciendo que es la voluntad de Dios.

En el cuerpo pastoral en Mamré hablamos mucho de eso, porque consideramos que la homofobia (como el racismo o el machismo) son prácticas que la Biblia considera pecado, porque son la “impiedad e injusticia que detiene con injusticia la verdad” (Rom 1:18).

Parece lógico que el cristianismo debería estar al lado de las personas que sufren discriminación, como las personas LGTBI, sin embargo en la práctica nos encontramos que la mayoría de veces esto no es así. En tu experiencia como psicólogo y también como pastor: ¿Qué hace que la mayoría de cristianos y cristianas defiendan posiciones conservadoras aunque eso signifique negar la dignidad de otras personas, y por tanto la esencia del cristianismo?

En mi experiencia como psicólogo, en el campo de la salud mental, no veo demasiada dificultad para que las personas puedan reconocer los derechos y la dignidad de personas no heterosexuales. En el psicoanálisis se asume que los comportamientos, incluyendo las conductas sexuales y las relaciones afectivas, no tienen significados unívocos (“conductas vemos, significados no sabemos”). En la privacidad del consultorio es fácil ver las dificultades y las luchas de cualquier persona por alcanzar cierto grado de felicidad en sus relaciones amorosas. Seguramente ayuda mucho no estar de “cara a la galería”, donde la gente tiene que guardar las apariencias, pues en el consultorio se opera desde una “aceptación incondicional” con respecto al otro.

Como pastor, mi experiencia es en las iglesias importan mucho más “las apariencias” y el peso de las tradiciones. Pero también he visto que las personas más legalistas, y agresivas contra quienes son distintos, cambian cuando se ven tocadas en su familia o en sus círculos más cercanos. Esto a veces genera cambios en sus actitudes e incluso la capacidad de modificar sus viejos puntos de vista. Por desgracia, hay quienes simplemente guardan las apariencias y mantienen una “doble moral” o una “vara doble para medir a los demás”.

Tu pregunta, en realidad, apunta a algo muy profundo: ¿por qué se defienden posiciones conservadoras que, en la práctica, implican hacerle daño a personas concretas? Y no siempre somos capaces de responder a eso. Porque hablamos de gente buena, de gente religiosa, de gente con estudios y con experiencias de vida y, sin embargo, hay quienes se obcecan en mantener su posición sin darse cuenta (al menos muchos no se dan cuenta) que están ejerciendo una violencia silenciosa (silenciosa para sí mismos o para su grupo de pertenencia).

Pienso que parte de la respuesta, en sentido teológico, está en lo que la Biblia llama “pecado” y que sólo se entiende desde la voz de las víctimas de la violencia y no desde la voz moralizante o legalista. El pecado tiene que ver con algo que produce y reproduce desigualdad, sufrimiento, injusticia, pero que logra imponerse como normalidad, como “lo correcto”. A veces logramos verlo mejor en el caso de la injusticia económica o la práctica del racismo, pero es igual con la homofobia.

¿Qué crees que puede aportar a las personas LGTBI a nivel emocional y espiritual vivir la fe en comunidades inclusivas?

Las comunidades cristianas tendrían que ser comunidades inclusivas desde el inicio, pero esto es una realidad muy parcial, muy incompleta. Sin embargo, es también una promesa del evangelio, de ser uno en Cristo. Y en esa promesa hallamos aliento para seguir adelante.

Creo que las comunidades como “Protestants Inclusius[5]” son un espacio estupendo para muchas personas que tienen una búsqueda espiritual y que quieren vivir su fe, sintiéndose parte de una familia en la fe. También hay personas LGTBI que están integradas en comunidades de la IEE y viven su fe y vida espiritual de manera satisfactoria, comprometidos en el anuncio del Reino de Dios.

La vida comunitaria es fundamental para crecer en lo emocional y espiritual. No se puede tener un crecimiento sin la relación con los demás, pero sobre todo sin la interpelación “del otro”, del semejante que me deja incómodo y me exige responder a la pregunta más esencial por parte de Dios: “¿dónde está tu hermano/a?”

Para terminar, y agradeciéndote tu amabilidad, me gustaría preguntarte también qué puede aportar a la IEE haber dado un paso como éste.

Espero que aporte un pequeño avance en el largo camino hacia la libertad de cada persona, hacia la liberación de toda opresión. La IEE es una iglesia histórica que tiene los mismos desafíos misioneros de todas las comunidades cristianas. La IEE es también un conjunto de pequeñas comunidades que tienen sus luchas cotidianas y que, sin embargo, han sido capaces de atender el clamor de quienes sufren la injusticia de la homofobia.

No es que hayamos solucionado nada de modo definitivo, pero la declaración de Mamré expresa la clara intención de ser fieles a la Gracia del evangelio, al llamado del Señor que nos llama a todos/as, sin excluir a nadie.

Muchas gracias.

Entrevista realizada por Carlos Osma

Víctor Hernández es pastor en la Església Evangèlica Betlem[6] de Barcelona

[1] Iglesia Protestante formada por la unión de comunidades presbiterianas, congregacionalistas, metodistas y luteranas. Fundada en el año 1869 y miembro del Consejo Mundial de Iglesias.

[2] http://www.iee-es.org/blog/blog/declaracion-de-mamre-pastoral-iee-2015/

[3] Seminario Evangélico Unido de Teología con sede en Madrid.

[4] El año próximo, en Barcelona, yo tendré a mi cargo un pequeño “Taller Teológico”, donde trabajaremos este tipo de temáticas: “La Biblia y la moral. El uso de las Escrituras en los problemas éticos contemporáneos”. Sábado 20 de febrero de 2016.

[5] http://protestantsinclusius.blogspot.com.es/

[6] http://www.esglesia-betlem.org/

Espiritualidad, General, Iglesias Evangélicas , , ,

Francisco recibirá a Putin por segunda vez

Sábado, 6 de junio de 2015

Francisco-Vladimir-Putin-Vaticano-AFP_LNCIMA20131126_0001_80Una buena ocasión, que se desperdiciará, para que Francisco defienda a las personas LGTBI acosadas, perseguidas, torturadas y aesinadas en Rusia gracias a las leyes homófobas aprobadas por Putin.

El 10 de junio en el Vaticano

Abordarán, entre otras cosas, los conflictos de Siria y Ucrania

Francisco ha tratado de incorporar a la jerarquía ortodoxa a su campaña para condenar los ataques cristianos en el Medio Oriente

El presidente ruso Vladimir Putin se reunirá con el papa Francisco el 10 de junio en el Vaticano, y es probable que la Santa Sede coloque los conflictos en Siria y Ucrania entre los primeros del temario. Putin y Francisco se vieron anteriormente el 25 de noviembre de 2013.

El vocero del Vaticano, reverendo Federico Lombardi, dijo el jueves que el encuentro tendrá lugar el 10 de junio por la tarde; se prevé que Putin visitará el pabellón ruso en la Expo de Milán, donde el 10 de junio será el día de Rusia.

Tras medio siglo de hostilidad entre el Vaticano y el Kremlin durante la Guerra Fría, el líder soviético Mijail Gorbachov se reunió con el papa polaco Juan Pablo II en 1989, poco después de la caída del Muro de Berlín.

El presidente Dmitry Medvedev visitó el Vaticano en 2009 y poco después Rusia y la Santa Sede establecieron relaciones diplomáticas plenas.

Las tensiones en Rusia entre las iglesias Católica y Ortodoxa impidieron que Juan Pablo y su sucesor Benedicto XVI concretaran sus sueños de una peregrinación a Rusia y un encuentro con el patriarca ortodoxo.

Francisco ha tratado de incorporar a la jerarquía ortodoxa a su campaña para condenar los ataques cristianos en el Medio Oriente. Pero en cuanto a Ucrania, si bien ha denunciado las muertes y exhortado a respetar el cese de fuego, no ha culpado a Moscú.

(RD/Agencias)

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

Dos Familias Homoparentales Cristianas: Reflexiones y Experiencias.

Jueves, 12 de marzo de 2015

esculturaDel blog Homoprotestantes:

Carlos:¡Embarazadas! Felicidades a las dos. Supongo que el camino para llegar aquí no empezó hace sólo unos meses. ¿Cuándo te planteaste por primera vez que querías ser madre? ¿Imaginaste en aquel momento que compartirías la maternidad con otra mujer?

Esther: Gracias! Kati y yo estamos contentísimas. Empezamos a pensar en tener hijos desde que empezamos nuestra relación hace 10 años, pero en ese entonces no hablábamos de embarazo sino de adopción- que todavía deseamos hacer algún día. Con el tiempo fuimos recogiendo más información al respecto de un embarazo con donante, primero en Buenos Aires en donde vivimos por unos años y en donde contactamos con una clínica de fertilidad y un banco de semen por primera vez.

Siempre me gustaron los niños/as, siempre quise tener hijos/as propios, nunca sin embargo estuve muy segura de querer parirlos! (jaja).

Antes de estar con Kati ni siquiera me imaginaba una vida posible fuera del armario, lo de la maternidad simplemente estaba fuera incluso de mis propios sueños.

Y para vos Carlos y tu marido, como nació en ustedes la idea de tener hijo/as?

Carlos: La verdad es que creo que siempre dí por sentado que algún día tendría hijos, imagino que nacer en una familia numerosa tiene mucho que ver en eso. Cuando acepté mi homosexualidad, pensé que renunciaba no sólo a la familia que tenía, puesto que creía que no me aceptarían, sino también a la que podría formar en el futuro; me refiero a enamorarme y ser padre. Ser homosexual, me limitaba y me situaba en otro espacio que no era el de la familia y el amor, sino el de la soledad y el sexo esporádico.

Pero esa idea duró poco, al final me fue imposible renunciar a la posibilidad de conocer a alguien y enamorarme, no pude tampoco dejar de desear crear una familia donde la biología no fuera lo más importante. No creo que sea la opción correcta, ni la mejor, ni la que te hace mejor persona, ni la que todo el mundo debe seguir … pero es la opción que a mi me hace feliz. Tengo un marido maravilloso y dos hijas estupendas… no me creí el discurso que me marginaba, así que no pude seguir sus normas.

A diferencia de nuestra experiencia, en vuestro caso la biología juega un papel diferente, tu esposa será la gestante. ¿Cómo os planteáis ese tema? ¿Crees que eso puede ser un elemento positivo, negativo, o no le dais ninguna importancia? Supongo que ya sabéis que el mundo necesitará saber quién es la “madre de verdad” .

Esther: Una que otra persona ha preguntado “quien es la madre” como diciendo que sólo la que gesta a la criatura es la verdadera madre, felizmente la mayoría de nuestro entorno ha asimilado la idea de que las dos somos madres, aunque solo una sea la gestante. Quizá se deba a que en Chicago, el lugar en donde vivimos, las adopciones son vistas con mucha naturalidad así como las familias diversas de dos madres/padres en donde no existen el lazo biológico en uno o ambos casos. Yo soy originalmente de Paraguay, Sudamérica, y estas realidades también existen ahí pero no existe el mismo tipo de transparencia en el sentido de que no se habla del tema abiertamente justamente por la crítica y el posible rechazo. En nuestro caso particular estando fuera del armario con mucha visibilidad y hablando/escribiendo sobre nuestra experiencia quizá sea más factible que realicen comentarios acerca de la conformación de nuestra familia, ya sea en forma negativa o positiva.

10937841_10153106053817941_1430542775_nKati y yo hemos hablado mucho sobre nuestros roles de madre gestante y madre no-gestante. Hemos llegado a conclusiones interesantes sobre nuestra propia relación en estas conversaciones. Primero que la decisión de tener un hijo/a ha sido de las dos, ninguna de nosotras lo hubiera hecho sola porque en nuestro caso específico necesitamos una compañera para realizar este proyecto, lo cual no significa que no apoyemos a las personas solteras que decidan tener hijos. Entonces, desde el vamos! este/a futuro bebé es nuestro/a, no solo de la que lo/a gesta en su vientre. El niño/a ha sido gestado primero en nuestro corazón. Es un proyecto de amor de las dos.

Por otro lado estamos conscientes de que preguntarán no sólo “quién es la madre”, sino también “quién es el padre”. Entendemos que en la mentalidad de todavía mucha gente la familia es concebida solamente con el componente de identidades de género binarias – hombre y mujer, o sea familia quiere decir: “papá, mamá,que procrean hijo e hija”, en este orden de importancia. Este modelo binario de revista nunca ha representado la realidad de las sociedades en donde las familias siempre han estado diversamente conformadas (abuelas/os, tías/os,padrinos/ madrinas, amigos/parientes lejanos criando hijos/as propios y ajenos, así como de personas sin vínculo biológico que deciden ser familia sin que existan niños de por medio). Leer más…

Cristianismo (Iglesias), General , , , , , , ,

Ricky Martin confiesa que la gente le quiere más tras salir del armario

Miércoles, 11 de febrero de 2015

175945-620-282Es lo que afirma en una entrevista ofrecida al diario El País. Ricky Martin habló por primera vez, el 30 de marzo de 2010, de su sexualidad, y desde entonces se ha convertido en un activista por los derechos de los homosexuales. “Siento la necesidad de apoyar estas causas. Si mis 11 millones de seguidores en Twitter y mis 10 millones en Facebook me escuchan, debo hablar de cosas de impacto social. Siempre he trabajado fuerte en pro de los derechos humanos, y como soy parte de la comunidad LGBT voy a luchar por la igualdad en todas partes del mundo”, dijo

A Ricky Martin le costó mucho hablar de su vida privada pero desde entonces se siente mejor que nunca y también más querido. “Mucha gente me dice: ‘no importa lo que eres. Lo que importa es tu música’. Y sí, probablemente la gente me quiere más porque yo me quiero más y la gente lo percibe. Aceptar mi homosexualidad fue una cuestión de autoestima”.

Tiene nuevo disco, ‘A quien quiere escuchar’, que sale a la venta el día 10— tiene que ver con esa afición por el diálogo. Ricky Martin, reconocido como “un icono internacional y embajador global de la música latina” por la revista Billboard y honrado por la Academia Latina de la Grabación como “Persona del año”, ha vendido más de 60 millones de discos y continúa agotando localidades en estadios de todo el mundo.

Pero sigue viviendo todo lo que le pasa, a sus 43 años, con la ilusión del novato. “Me gusta lo que hago, esa es la clave. Solo tengo que recordar lo que se siente en un escenario ante 25.000 personasque te aplauden. Ese es mi alimento. Sí soy adicto al aplauso. Es lo que me motiva y me inspira a seguir. Trabajar en lo que me gusta me hace descansar”.

“Es un disco muy simple en el que he vuelto a recuperar las baladas. Acabo de hacer una gira por todo México y cuando cantaba mis éxitos más románticos el público se cortaba las venas. Lo que quiero es volver a ese sentimiento romántico. Hace tiempo que no jugaba con él. El disco es multicultural porque soy latino, vivo ahora en Estados Unidos pero también lo he hecho en Australia. El álbum es un trabajo fruto de la fusión. ¡Hace tanto tiempo que no me sentía tan bien con mi música!”.

 

General, Música , , ,

Leonardo Boff, teólogo: “Yo soy del movimiento de Jesús”

Lunes, 9 de febrero de 2015

news_3yp1v1661o1623dHemos leído en Reflexión y Liberación esta entrevista de Débora Fogliatto Sul21 / Porto Alegre

Leonardo Boff es un intelectual, escritor galardonado y profesor respetado en el país, su opinión es escuchada por personalidades como el Papa Francisco y los presidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff. En esta entrevista con Sul21, concedida durante su visita a Porto Alegre (Rio Grande do Sul), Boff habla del actual momento de la Iglesia católica, critica a los religiosos que usan el Evangelio para justificar ideas reaccionarias o tomar el dinero de los fieles, teje comentarios sobre la situación en el Oriente Medio, el aborto, la violencia y la crisis ecológica y económica mundial.

Sul21 – En los años ochenta, a causa de las ideas sostenidas por la Teología de la Liberación, Ud. fue condenado a un año de ‘silencio obsequioso’ y sufrió varias sanciones, que terminaron siendo moderadas por la presión sobre la iglesia católica, pero que le llevaron a abandonar el hábito religioso. ¿Cree Ud. que en el presente, la Iglesia actuaría de la misma forma?

Leonardo Boff – No. El actual Papa dice cosas mucho más graves que lo que expresé en mi libro “Iglesia: carisma y poder”, que fue objeto de condena. Si él hubiese escrito, eso, habría sido condenado. Yo dije cosas mucho más suaves, pero que afectaban a la Iglesia. Dije que la Iglesia no respetaba los derechos humanos, que es machista, tiene un concepto del poder absoluto y absolutamente superado, sin límites.

Los tiempos han cambiado y, gracias a Dios, tenemos un Papa que por primera vez después de 500 años, responde a la reforma, responde a Lutero. Lutero propuso lo que llamamos el Principio Protestante, que es el principio de la libertad. Y este Papa, vive ese espíritu. Y vive el cristianismo no como un conjunto de verdades a las que tienes que adherir, sino como el encuentro vivo con Jesús. Distingue entre la tradición de Jesús, ese conjunto de ideales, tradiciones y la religión cristiana, que es igual a cualquier otra religión. Él dice: “Yo soy del movimiento de Jesús”, y no de la religión católica. Tales declaraciones son una barbaridad para los cristianos tradicionales, pero son absolutamente correctas en el sentido teológico, aquello que siempre dijimos, y por lo que fuimos perseguidos

Y me alegro de que la Iglesia ya no es una instancia que nos avergüence, sino una instancia que puede ayudar a la humanidad a hacer una travesía difícil a otro tipo de sociedad, que respete los derechos de la naturaleza, los derechos de la Tierra, preocupada por el futuro de la vida. Incluso yo tuve contacto con el Papa y su tema central es la vida. La vida humana, la tierra, la naturaleza. Y tenemos que salvarla, porque actualmente, tenemos todas las herramientas para destruirla.

Sul21 – ¿Ud. cree que la iglesia católica, bajo la orientación del Papa Francisco, va efectivamente a cambiar su posición sobre algunos temas tratados como tabú, como la unión homosexual?

Leonardo Boff – Aun no conocemos bien su opinión. Él también dijo: “¿Quién soy yo para juzgar?” En el fondo él está diciendo respetemos a las personas. Él va abrir una gran discusión en la Iglesia sobre el tema del divorcio y de los homosexuales, sobre la moral sexual cristiana, que es muy rigorosa y estricta y en algunos casos, es criminal. Por ejemplo, predicar en África que es un pecado usar condones, en lugares donde la mitad de la población sufre de SIDA, es cometer un crimen contra la humanidad. Eso fue lo que el Papa Benedicto XVI dijo en varias ocasiones. Creo que Francisco es más que un Papa, es un proyecto de mundo, un proyecto de Iglesia, él se da cuenta de que la humanidad es una, está en riesgo y que tenemos que unirnos para superar la crisis.

Creo que la grandeza de este Papa no será definir las cosas, pero si dejar que se discutan. Y creo que él va a respetar a las personas, porque la mayoría no son homosexuales, u homo-afectivos por elección. Las personas se descubren homo-afectivas. Y que va a decir, “permanezcan dentro de Dios, no se sientan excluidos”. Va a decir que (los homosexuales) son tan hijos de Dios, como los demás. Y partir de ahí, debemos respetarnos. Posiblemente él “no llame matrimonio, que es un concepto canónico”. Pero si vea en ellos una unión responsable, que merece la bendición de Dios, y que tenga una protección legal, que tengan su lugar en la Iglesia, que puedan frecuentar los sacramentos. Esto seguramente será el camino indicado por él.

Sul21 – Y con estas posiciones del Papa Francisco ¿Ud. cree que la Iglesia Católica pueda ser capaz de recuperar fieles, ante el avance de las iglesias evangélicas?

Leonardo Boff – Este Papa no está haciendo proselitismo, y dice claramente que el Evangelio debe atraer por su belleza, su contenido humanitario. Él no está interesado en aumentar el número de cristianos o hacerlos regresar .Está interesado en la que las personas, con la situación confesional que tienen, se pongan a disposición del servicio de la humanidad, de las cosas buenas que la humanidad necesita. Es lo que llamamos el “ecumenismo de la misión.” Estamos divididos, es un hecho histórico, pero no es una división dolorosa. Debido a que cada uno tiene sus espacios, profetas y maestros. Pero, cuando reconocemos juntos nuestras diferencias y junto apoyamos a los sin tierra, los sin techo, los marginados, las prostitutas. Este servicio nosotros podemos hacerlo juntos.

Sul21 – Muchas personas usan la religión para justificar las opiniones conservadoras, sexistas y homofóbicas. ¿Cuál es su opinión acerca de estas posiciones?

Hay el ejemplo concreto de aborto en las últimas elecciones. Este tema movilizó a las iglesias, fueron hasta el Papa, hicieron presión sobre los fieles. Creo que ha sido una utilización falsa de la religión. La religión no fue hecha para eso. Y todos deben de reconocer, y están obligados a reconocer, por la Constitución, que hay un estado que es laico. Entonces, estas personas pecan contra el principio fundamental de la democracia, no son demócratas. Ellos pueden tener su propia opinión, pero no pueden imponerla a los demás.

Es muy fácil la posición de ellos, es salvar al bebé. Y una vez salvado, el bebé, queda en la calle, abandonado, pasando hambre y muriendo poco a poco. Y no tienen compasión de las más de 100.000 mujeres que mueren cada año a causa de abortos mal practicados. Estas personas pecan contra la democracia y contra la humanidad, contra el sentido humanitario. Nadie está a favor del aborto en sí, las mujeres que tienen abortos no querían eso. Pero muchas veces, pasan por situaciones tan delicadas que necesitan tomar esa esa decisión. Leer más…

Espiritualidad, General , , , , , , , ,

Carlos Osma: Creyente, protestante, luchador contra la discriminación por razón de orientación sexual

Lunes, 22 de diciembre de 2014
Manuel LópezInteresante entrevista que hemos leído en el blog Homoprotestantes

El periodismo evangélico en España de luto

La entrevista que a continuación podéis leer, la realizó hace ahora ocho años Manuel López (en la primera fotografía) para la revista Lupa Protestante. Una entrevista que dice mucho más de él que del entrevistado. En ella queda claro el interés de Manuel López por estar cerca de la realidad, su naturalidad para acercarse a experiencias diferentes a la suya y que en la mayoría de entornos evangélicos son todavía hoy tabú. Pero también su valentía para denunciar y desenmascarar a las entidades evangélicas más fundamentalistas.
 .
Esta madrugada ha fallecido en Dénia este fotoperiodista que con su cámara ha reflejado como pocos la historia reciente de nuestro país. También un articulista al que muchos hemos seguido desde hace años en diferentes medios de comunicación evangélicos, y que parecía no tener miedo a decir con absoluta claridad lo que pensaba.
.
Echaremos de menos tus reflexiones.
.
Nuestro más sentido pésame a su familia y a sus amistades…  
.
IMG_0052Carlos Osma, (segunda fotografía) 33 años, licenciado en Ciencias Matemáticas y profesor de un instituto de secundaria en la provincia de Barcelona. Cristiano comprometido con el seguimiento de Jesús de Nazaret y miembro de una Iglesia Evangélica en Barcelona. Estudia teología en el SEUT y en este momento está realizando un posgrado en “Diálogo Interreligioso Ecuménico y Cultural”. Miembro colaborador y ex-vicepresidente de la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas (ACGIL).
 .
-¿Cuál es tu experiencia como creyente gay en tu iglesia local [Iglesia Evangélica de Barcelona-Centre]?
.
Fue en esta comunidad donde yo descubrí por primera vez, lo que siempre me habían enseñado desde niño: que el evangelio era liberador. Hasta ese momento había sido para mí una especie de red tejida de innumerables versículos que servía para atrapar a las personas.
.
Anteriormente había compartido escuela dominical, reuniones de jóvenes, alabanzas, oraciones…con personas a las que aprecio y de las que en muchos casos he aprendido mucho. Pero en aquel entorno cada vez me sentía más fuera de lugar, más rechazado, más obligado a callar… la iglesia, sin saberlo, me hacía daño.
.
Lo que más me agradó de Tallers fue el mensaje actual, respetuoso y dialogante con la sociedad. Su intento de entender y ser luz en el lugar en el que esta. Pienso que este es el camino para poder dar una respuesta evangélica a la realidad que nos ha tocado vivir. Muchas comunidades optan por alejarse, por no ser de este mundo. Yo creo que eso no es evangelio.
Mi pareja y yo siempre nos hemos sentido parte de la comunidad. Apreciados y respetados como uno más. En ella podemos crecer y compartir con otros creyentes, podemos vivir en comunidad, cosa que al principio creíamos que iba a ser imposible.
.
-¿Qué valoración te merece la decisión de la FEREDE de amenazar con retirar el carné de ministro a los pastores que oficien matrimonios religiosos evangélicos?
.
Respecto a la reacción que ha tenido hasta ahora, te diré que me ha parecido bastante decepcionante.
.
En primer lugar el comunicado consensuado entre FEREDE, la Conferencia Episcopal, las Comunidades Judías y el Vicario Ortodoxo de Madrid, el 19 de Abril del 2005 pidiendo protección para el matrimonio heterosexual fue, como poco, sorprendente. Con todo lo que ha ocurrido en nuestro país, con todas las reformas legales aprobadas en los últimos años, con la participación de nuestro país en una guerra…por primera vez en la historia de España, si no me equivoco, estas cuatro confesiones se unían para dar un comunicado conjunto.
Esto puede dar una idea de lo terrible que les parecía el matrimonio entre personas del mismo sexo. …
.
Además, aunque el comunicado era muy respetuoso, el mismo título era ridículo: “protección del matrimonio heterosexual”. Como hoy día podemos observar su aprobación no ha perjudicado para nada al matrimonio tradicional. Pero ¿Por qué había de hacerlo? No encuentro la razón, por la que personas que tienen padres, hermanas, hijos, amigas…heterosexuales querrían perjudicarles.
.
En segundo lugar, respecto a la amenaza sobre la que me preguntas, creo sinceramente que ha ido más allá de sus competencias y del sentido para el cual fue creada. La FEREDE no puede jugar a ser una Conferencia Episcopal Evangélica, que intenta imponer una visión determinada. Dentro de ella hay iglesias que tienen todo tipo de creencias, muchas de ellas discutibles, sobre diversos aspectos. Por poner un ejemplo, en muchas de estas comunidades la mujer sufre una verdadera discriminación eclesiástica.
.
No creo que la decisión de casar a homosexuales atente contra ningún pilar básico de la fe evangélica, algunas iglesias europeas o americanas, con una antigua tradición y una enorme reflexión teológica, ya lo realizan desde hace años. Por lo tanto se entromete en la decisión que cada comunidad debe realizar en conciencia.
.
Pienso que en la práctica esta amenaza quedará en nada. La mayoría de evangélicos españoles nos casamos primero por el juzgado y después realizamos la bendición en la iglesia. El matrimonio para el creyente evangélico no es un sacramento. Después de casarse por el juzgado cualquier pareja evangélica de nuestro país puede encontrar a un pastor o pastora que les realice una ceremonia particular en cualquier lugar que ellos deseen y se sentirán y estarán perfectamente casados, pese a quien pese.
.
-Más dolorosa para vosotros, creyentes homosexuales, habrá sido sin embargo el Manifiesto homófobo de la Alianza Evangélica del pasado verano, ¿no?
.
Considero que dicho manifiesto es doloroso para todos los evangélicos. La AEE hace una distinción perversa entre los que afirman la autoridad de la Biblia, que no podían ser otros más que ellos, y los que la rechazan, que son los que piensan diferente a ellos. Una mentalidad semejante a la religiosidad de siglos atrás, que condujo a graves problemas y enfrentamientos entre diferentes confesiones. Muestra del auge del fundamentalismo religioso que también está viviendo actualmente el cristianismo.
.
Como mínimo debería tener respeto a las diferentes interpretaciones, respeto a los que intentan reflexionar sobre el tema, y no pensar, que por llegar a diferentes conclusiones, lo hacen de forma interesada. Existe una reflexión profunda y sincera sobre la interpretación de la Biblia desde hace siglos dentro de las iglesias cristianas.
.
La AEE no tiene la posesión y la interpretación correcta de la Biblia, es lícito que defienda lo que cree correcto, pero para llegar a esta conclusión debe intentar ser objetiva. No se parte de una verdad y se pasa por encima de la realidad, sobre todo cuando esa realidad son personas de carne y hueso. Hay que partir de la situación concreta para interpretar la voluntad de Dios que contiene la Biblia, así lo hizo Jesús. “No está hecho el hombre para el sábado, sino el sábado para el hombre”.
.
Por otro lado deja claro su talante, no hay nada que debatir, nada de lo que hablar. Quizás pensaría diferente si tuviese la valentía de dejar hablar a todas las personas homosexuales que pertenecen a sus iglesias. Quizás les dirían que el silencio al que han sido obligados, que los matrimonios a los que han sido animados, que la renuncia a la afectividad que les han exigido, les ha producido mucho dolor, a ellos y a las personas que han arrastrado con ellos. ¿Cómo es posible que el evangelio haya destruido la vida de tantos evangélicos homosexuales? Sólo tienen que abrir los ojos, mirar dentro de sus propias comunidades. ¿Qué iglesia es esa en la que una persona homosexual no puede compartir sus sentimientos y tiene que fingir? ¿Dónde queda aquello de que la verdad nos hará libres? La AEE tarde o temprano, más bien parece lo primero, tendrá que mirar a todas estas personas y decirles que les ha engañado.
.
-Una interpretación externa ecuánime de los datos dice, sin embargo, que la AEE es una entidad teocrática en el más estricto sentido fundamentalista y la FEREDE una entidad democrática de representación orgánica. Así, mientras el Manifiesto de la AEE habría sido elaborado por la dirección doctrinal de la entidad, FEREDE sometió a votación la propuesta de la Permanente. No falta quien interpreta como signo muy positivo el hecho de que el rechazo a la propuesta de retirada de carnés de la FEREDE haya sido rechazada por 243 sobre 1.118 votos representados, lo que viene a ser el 21,7% no del voto del pueblo evangélico, sino de los representantes de los distintos establecimientos eclesiásticos de federaciones de iglesias y organizaciones. ¿Qué lectura haces tú de este dato?
.
No estoy tan seguro que en la práctica haya una diferencia real en como han actuado las dos. La propuesta de FEREDE no debería haberse presentado, está fuera de sus competencias. Invade la responsabilidad de las diferentes iglesias. Es un precedente que podría repetirse con muchos otros temas en el futuro y esto debería haberse tenido en cuenta.
Un 80% de los evangélicos no puede imponer al resto su opinión sobre un tema que no tiene que ver con la esencia de la fe evangélica. Vuelvo a repetir que en este momento ya hay, en Europa y América, varias iglesias históricas que realizan bendiciones de parejas del mismo sexo, y muchas otras están debatiendo y reflexionando sobre el tema.
.
Tanto la FEREDE como la AEE han hablado, discutido o impuesto opiniones sin preguntar absolutamente nada a los homosexuales evangélicos. Nos han ignorado al igual que ellos dicen sentirse ignorados por el gobierno en muchos momentos. En mi opinión han perdido credibilidad. Los representantes de una iglesia que durante años vivió la falta de reconocimiento y la discriminación del Estado, reproduce este comportamiento en cuanto cree estar en una situación de superioridad.
.
Como mínimo deberían haber mostrado empatía, seriedad y responsabilidad por las personas a las que representan. Entre ellos a muchos homosexuales evangélicos. Nosotros no funcionamos con porcentajes, funcionamos con personas reales, y ambas han intentado silenciarnos.
La Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas (ACGIL) envió una carta a FEREDE pidiendo ser escuchados y tenidos en cuenta antes de tomar cualquier decisión. La FEREDE ni siquiera nos ha respondido, no ha querido recibirnos. Juega a negarnos, como han hecho siempre hasta ahora. Si hablase con nosotros tendría que reconocer que existimos. De todas formas, el simple hecho de amenazar a los pastores y a las iglesias que realicen matrimonios entre personas del mismo sexo, es una forma de reconocernos.
.
-Si las estadísticas universalmente acepadas son no sólo buenas, sino que se extienden también al mundo de la religión, y concretamente a “nuestro pequeño mundo tan feliz” de las iglesias evangélicas, hemos de convenir que en una congregación de 100 miembros, once de ellos son homosexuales…
.
No creo que sea importante entrar en una guerra de cifras y porcentajes… algunos dicen un 3% otros un 10%. Lo importante es saber que hay gente, que existen personas que pasan por esta u otra situación y que viven a nuestro alrededor, como creyentes podemos ignorarlos o podemos intentar entenderlos.
.
La iglesia evangélica en general no ha sido un lugar de acogida para homosexuales, sino todo lo contrario. Los homosexuales evangélicos sólo hemos tenido dos posibilidades:
.
La primera, vivir una doble vida, lo cual es muy doloroso para nosotros y para personas de nuestro alrededor. Hay muchos homosexuales dentro de las iglesias que se rechazan, que luchan contra su orientación, que intentan ser fieles a parejas que quizás quieran pero que no desean.
.
La otra posibilidad, abandonar la iglesia, es la que tristemente más se está dando, se la identifica con opresión, con dolor, con mentiras, con intolerancia…la liberación que el evangelio nos promete la encontramos fuera de la iglesia. Por eso entre los homosexuales se está creando una verdadera fobia a todo tipo de religión, cada vez es mayor el rechazo de los homosexuales hacia la iglesia.
.
Esto debería llevar a una reflexión, ¿Cómo es posible que una doctrina tan aparentemente clara, produce tanto dolor en la gente? ¿Por qué los no creyentes homosexuales son personas con una vida más plena que sus homólogos creyentes? ¿No está la iglesia alejando de ella a unas personas a las que en ningún momento ha intentado escuchar?
.
-Una Historia de la Iglesia desde la perspectiva de género llevada a las últimas consecuencias, la orientación sexual de los hombres y, en mucha menor medida, mujeres que han dejado huella en el desarrollo del cristianismo a través de los siglos, todavía no está escrita, y no cabe duda que el tema tiene madera de “bestseller”. ¿Atribuyes esta laguna en la bibliografía de la religión cristiana a la autocensura o el pudor de autores que podrían investigar en esta línea, a la carencia de fuentes fiables, o acaso a la larga sombra de los despachos eclesiásticos?
.
El tema de la homosexualidad ha sido un tabú dentro de nuestra sociedad Cristiana, la construcción de la propia identidad por parte de un homosexual ha sido casi un imposible hasta una época muy reciente. La autocomprensión que tenía una persona que se sentía atraída por personas de su mismo sexo y la que tienen los homosexuales actuales tiene muy poco que ver. Ha hecho falta una construcción del hecho homosexual, igual que se construyó de una determinada forma el heterosexual. Hacerlo dentro de una iglesia Cristiana es algo que todavía esta por conseguir.
.
Por esto y muchas otras cosas más, el estudio de este tema dentro de iglesias o sociedades similares a la nuestra es difícil, aunque no imposible. Hay autores que lo han hecho y creo yo que con buen resultado. Un ejemplo sería John Boswell con dos obras muy recomendables: “Las bodas de la semejanza” (Barcelona. Editorial Muchnik, 1996) y “Cristianismo, tolerancia sexual y homosexualidad” (Barcelona. Editorial Muchnik, 1992). Por otro lado tenemos a Mc Neill con el libro: “La Iglesia ante la homosexualidad”. (Barcelona. Editorial Grijalbo, 1979). En nuestro país el Doctor Mirabet i Mullol escribió en el año 2000 “Homosexualitat a l’inici del segle XXI” (Barcelona. Editorial Claret), pero hay muchos más…
.
-¿Qué receta tienes para “salir del armario” en las iglesias y el mundo religioso en general?
.
Recetas ninguna, tengo muy claro que lo que me ha servido a mí puede que no le sirva a otro. Yo pensé que debía hacerlo, que debía ser sincero con mis sentimientos y con los demás. La mejor forma de decir que la iglesia a la que asistía y que los creyentes con los que compartía la fe, me importaban, era ser real, no esconderme.
No entiendo de otra forma el evangelio. No veo a Jesús diciéndoles a sus discípulos que recogiesen espigas el día de reposo pero que no se lo comentasen a nadie. Tampoco veo a Jesús escondiéndose cuando comía con prostitutas y publícanos. El cristiano debe intentar ser coherente con la realidad que Dios le ha dado. Debe vivir en luz, no en oscuridad, aunque nadie dice que esto sea fácil.
.
De todas formas tengo que decir que al principio pensé que el ser sincero con la iglesia significaba perderla. Cuando tome la decisión lo hice teniendo en cuenta esto. Tenía muy claro sin embargo que un lugar donde tuviese que vivir el evangelio de forma represiva tampoco era el lugar más apropiado para vivirlo. También he perdido cosas o personas, pero he ganado otras que han superado con creces las que tenía antes. Sobre todo, con esta experiencia, se aprende mucho de lo que es y lo que no es importante. De la falsa religiosidad, de la hipocresía, del fariseísmo…pero también del amor y del cristianismo auténtico.
.
-¿Qué aconsejarías a los creyentes gays o lesbianas que no se atreven a salir del armario” o han decidido no hacerlo?
.
El enfrentarse al rechazo, el estar dispuesto a perder cosas que consideras básicas, el miedo de ver sufrir a otras personas….todo esto está en la mente de muchos gays. Ante esto yo no puedo decir nada, la decisión es personal.
.
Sí que diré que la iglesia debería crear un contexto donde las personas no tuviesen que pasar por una situación de dolor como esta. Sería preciso construir un clima donde todos los creyentes se sientan acogidos y donde perciban el amor de Dios. Por la experiencia de muchos cristianos y la mía propia diré que esto en la mayoría de ocasiones no es así.
Hay un texto de Martin Luther King que a mí me ayudó mucho en estos momentos de soledad y dolor: “Cuando estamos rodeados de la oscuridad de algún Egipto opresor, Dios es la luz sobre nuestro camino. Nos proporciona la fortaleza necesaria para soportar las pruebas de Egipto y nos da el coraje y el poder de emprender el camino que se abre delante nuestro….Está con nosotros no solamente en el mediodía de la plenitud, sino también en la medianoche de la indefensión”.*
.
Considero necesario para todos poder tener un lugar, una entorno donde poder abrirse tal y como son. El dolor de todos estos creyentes tiene también mucho que ver con el sentimiento de soledad. Mi consejo sería encontrar a unas personas con las que poder hablar de todo esto. El primer día que yo lo hice sentí dolor, una especie de sentimiento de derrota, pero también una liberación.
.
Nuestra asociación ACGIL pretende ser un lugar donde cualquier homosexual puede encontrar cristianos que han pasado por una situación similar a la suya. A pesar de esto diré, que no hace falta ser gay para entender a un gay, lo que se necesita es amor para entender el sufrimiento de otro ser humano. Personas que son capaces de ponerse en el lugar del otro existen a nuestro alrededor, en general todos los creyentes deberíamos ser así.
.
-La virulenta ofensiva desde entornos ultraconservadores del “modelo bíblico” de familia parece campar por sus respetos, dada la escasa o nula relevancia de las voces críticas de sectores liberales de la Iglesia. ¿Qué estrategia proponen los colectivos de creyentes homosexuales?
.
¿El modelo bíblico de familia cuál es? Miente la persona o institución que diga que la Biblia propone un único modelo de familia, y sobre todo miente el que afirme que ese modelo es lo que nosotros llamamos familia tradicional.
.
El cristianismo debería tener también en cuenta el modelo de familia que Jesús propuso. ¿Es este modelo la familia tradicional? ¿Se agota en ella o va más allá? No digo que esto tenga una respuesta clara, pero creo que es un tema que debe ser profundizado y tenido en cuenta. Halvor Moxnes lo hace en su libro: “Poner a Jesús en su lugar. Una visión radical del grupo familiar y del Reino de Dios” (Estella. Editorial Verbo Divino, 2005).
.
El modelo de familia occidental que poco a poco se va imponiendo, aquel en el que la relación se establece en un plano de igualdad, y en el que el hombre ya no es dueño y señor de la casa, es evidentemente un modelo más justo. Gracias a esta nueva visión de iguales entre los elementos de la pareja, ha sido posible creo yo, que una relación entre dos personas del mismo sexo también se conciba como matrimonio. Y esto es bueno, porque en el fondo se está diciendo que es el amor, la ayuda mutua, el compartir…lo que constituye el núcleo del matrimonio y no la procreación o el sexo de los contrayentes.
.
-Pero ahí está latente el riesgo de escandalazo público el día en que dos personas del mismo sexo se presenten en el culto principal de una iglesia cogidos o cogidas de la mano, declarándose novios amantes y pidiendo contraer matrimonio religioso evangélico… ¿Qué respondes a la pregunta-tipo de “Cómo explicar esto a los niños”?
.
Las cosas pueden hacerse de otro modo, ya no es necesario, y creo que en general no queremos, montar espectáculos. El enfrentamiento no es el camino, a mí no me gustaría que el día de mi boda fuese un día de reivindicación o de lucha. Es un día de amor, con mi pareja, con mi familia. Evidentemente sin buscarlo se convierte en todo lo anterior, y esto frena un poco…pero este plus no se lo damos nosotros. Nosotros solo queremos vivir nuestro amor y nuestra fe como el resto de creyentes.
.
En cuanto a lo de explicar esto a los niños, te diría que hay mucha hipocresía en todo este tema. No se trata de que podemos confundir a los niños, sino de una utilización de los niños para defender nuestra exclusión. No es una tarea difícil hablarlo con ellos, el amor es quizás una de las cosas que se percibe mejor en la niñez. Los homosexuales no somos entes abstractos que vivimos en otro mundo, somos mujeres y hombres que vivimos rodeados de hijos, hijas, sobrinos, nietas… la mayoría de ellos son capaces de apreciar nuestro amor.
Siempre me sorprende que las personas piensen en los niños como potencialmente heterosexuales y se olviden que un porcentaje de ellos serán homosexuales. Un mundo donde los niños no encuentren diferencias y vean las diferentes variantes de la sexualidad humana como algo enriquecedor, hará que muchos de ellos no tengan que enfrentarse al sufrimiento y la exclusión que les espera.
.
-La normalización que ha llevado a cabo el gobierno Zapatero en este tema se ha “pasado un pueblo”, a decir de muchos, al llamar matrimonio a lo que una mayoría de la población no ve nada mal que se llamase “unión civil”. ¿No crees que el mismo reconocimiento jurídico, pero usando el término “unión civil” hubiese evitado crispación probablemente evitable?
.
Durante años las asociaciones gays lucharon por mejorar las leyes de parejas de hecho en España. El gobierno del PP no quiso ni oír hablar de esto. Por otro lado en la gran mayoría de iglesias, la cosa estaba clara, los homosexuales no teníamos ningún tipo de derechos. Incluso éramos expulsados directamente y tratados como enfermos.
.
Las situaciones extremas a las que llegaron muchas parejas homosexuales, cuando uno de ellos moría, cuando había separaciones, cuando tenían hijos, eran absolutamente ignoradas por el gobierno y ni que decir tiene, por la iglesia.
.
Hoy son estos grupos los que se quejan de la utilización de la palabra matrimonio. Yo me pregunto: ¿Es la palabra el problema? En mi opinión, les ofende que se pongan al mismo nivel dos cosas que para ellos son tan diferentes. Es insultante para muchos heterosexuales que la relación entre dos mujeres o dos hombres se equipare a la suya. Probablemente no conocen ninguna de cerca, pero les ofende. Pero como cualquier observador objetivo puede ver, la unión entre dos personas no es diferente por el género de los que la forman, por tanto deben recibir el mismo nombre.
.
La palabra matrimonio permite no sólo terminar con la discriminación legal, sino dar un paso hacia adelante para terminar también con la discriminación social.
.
-La Biblia, esa temible arma arrojadiza en manos de los gurús del televangelismo fundamentalista, contiene pasajes ambiguos desde el punto de vista heterosexual, como la amistad de David y Jonatán. Obviamente, son temas que raramente salen a la luz -y cuando osas sacarlos a la luz, te crucifican-. ¿Qué estrategia razonable se te ocurre para una revisión de la Biblia desde el hecho de la sexualidad?
.
No soy teólogo o especialista bíblico, pero hay una pregunta importante: ¿cómo entendemos la inspiración de la Biblia? Ese es el tema que realmente levanta ampollas. Si como algunos proponen debe ser leída literalmente, la cosa es complicada, no digo que imposible, y no únicamente para los homosexuales sino para muchas otras personas. En el fondo siempre hay una interpretación, se quiera aceptar o no. La Biblia contiene ideas y pasajes tan sumamente duros que tomados al pie de la letra nos llevaría a serias contradicciones con pilares básicos del cristianismo como por ejemplo el amor.
.
Si escogemos el camino de la literalidad, deberíamos partir del hecho objetivo de que la Biblia no condena las relaciones entre dos personas del mismo sexo como las conocemos hoy. Los autores bíblicos desconocen el concepto de orientación sexual, dan por sentado que todo el mundo es heterosexual y por tanto las relaciones homosexuales son una desviación. Actualmente sabemos que esto no es así, y más aún, el sentido común nos dice que la desviación sería que una persona homosexual tuviese relaciones sexuales con otra de distinto sexo. Esto le sería ir contra natura.
.
A nivel práctico diré que cuando una pareja heterosexual y occidental del siglo XXI se identifica con una pareja heterosexual, judía del siglo I d.C. o del siglo III a.C., está haciendo un ejercicio nada sencillo. Es capaz de entender que hay elementos que no comparte y que forman parte de la época y de otra cosmovisión distinta a la suya. A pesar de eso se identifica con el amor entre estas personas. ¿Por que una pareja homosexual no puede hacerlo? ¿Es más lícito que una mujer de nuestro país identifique su matrimonio con el de Raquel y Jacob? ¿Dónde pone a Lea?
.
-“Mujer y hombre los creó”. ¿Cómo explicas desde el campo homosexual la lectura de este pasaje?
.
Este texto sobre los orígenes del ser humano es interesante porque pone en pie de igualdad al hombre y a la mujer. Dios creo al ser humano en dos variantes: hombre y mujer. Muchas veces se olvida este primer texto y se hace más hincapié en el segundo: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea.”(Gn 2:18). Que suele interpretarse poniendo al hombre en el centro de la creación y a la mujer como una ayuda para él más perfecta que lo fueron los animales antes creados.
.
No veo ninguna conexión directa entre este texto y la homosexualidad. El problema está más bien en pensar que un hombre sólo puede sentirse atraído por una mujer para ser verdadero hombre, o hacer el mismo razonamiento en el caso de las mujeres.
.
La realidad nos muestra que una cosa es la identificación con el género masculino o femenino y otra la orientación sexual.
.
Dios nos ha creado como mujeres y como hombres, altos y bajos, zurdos y diestros, rubios y pelirrojos, heterosexuales, homosexuales, bisexuales…. y nosotros debemos ser agradecidos de lo que Dios ha hecho en nosotros. Pero no sólo agradecidos, sino actuar con responsabilidad, creo que sería un gran error querer ser y vivir de forma diferente a como
Dios nos ha creado. Hay que ser coherentes con la realidad.
.
-En tu opinión, ¿cuánto nos falta para superar los recelos, desde uno y otro campo?
.
Recelo de los homosexuales hacia la iglesia existe y creo que es comprensible. En estos últimos años no ha habido otro colectivo en nuestro país que haya sido más veces insultado por las iglesias. Pero cada vez más, este recelo se dirige hacia los dirigentes, y menos hacia el resto de creyentes con los que conviven. Es aquí donde creo yo, estará el acercamiento en los próximos años. La convivencia real entre todos, homosexuales u heterosexuales, permitirá un conocimiento mutuo que hará caer todo tipo de prejuicios. No se verá al otro como enemigo, sino como prójimo. Las personas sinceras verán el amor que existe en una pareja de personas del mismo sexo, y los homosexuales el miedo equivocado de muchos creyentes, a no ser fieles a Dios.
.
Es necesaria por tanto la valentía de algunas iglesias, como en nuestro país la IEE, que apuestan por al reflexión, por el encuentro y el conocimiento. Desde aquí le animamos a seguir por este camino nada fácil pero si justo y evangélico. Creo que con el tiempo muchos cristianos verán que la homosexualidad es únicamente una forma más de discriminación, y que es tarea de toda la iglesia luchar contra ella. Tendrán que reconocer otra vez más, que la sociedad ha sido más sensible a la injusticia que los propios creyentes.
.
Por desgracia algunas comunidades no quieren saber nada de este diálogo, para ellos todo está claro. Actúan con miedo, como si la homosexualidad fuese una amenaza a la Biblia y al cristianismo. Son incapaces de verla como una oportunidad de tener un conocimiento más profundo de la creación y de la palabra de Dios.
.
Me recuerdan en esto al cardenal Bellarmino que fue incapaz de mirar por el telescopio como Galileo le pedía. Tenía verdadero terror a que su visión sobre el cosmos, que el encontraba en la Biblia, fuese falsa.
.
Carlos, muchas gracias por tus declaraciones a Lupa Protestante.
.
Manuel López

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , ,

Francisco: “Nadie habló de matrimonio homosexual en el sínodo”

Martes, 9 de diciembre de 2014

papa-francisco-homosexuali2-default“Y una cosa que me dije desde el primer momento fue: “Jorge no cambies, seguí siendo el mismo, porque cambiar a tu edad es hacer el ridículo”

¿Será entonces que Francisco es el mismo Bergoglio que afirmó que el matrimonio igualitario era la guerra del Diablo cuando se iba a aprobar en Argentina?

(Elisabetta Piqué, La Nación).- “Dios es bueno conmigo; me da una sana dosis de inconciencia. Voy haciendo lo que tengo que hacer”. “Una cosa que me dije desde el primer momento fue: ‘Jorge, no cambies, seguí siendo el mismo porque cambiar a tu edad es hacer el ridículo’“. Son algunas de las frases que, a punto de cumplir 21 meses de pontificado, y con la espontaneidad de siempre, el papa Francisco pronunció en una entrevista exclusiva con el diario La Nación de Argentina.

El exarzobispo de Buenos Aires, que el 17 de diciembre cumplirá 78 años, dijo que la reforma de la curia romana en curso no estará lista el año próximo, como se especulaba. Admitió, por otra parte, que “falta mucho todavía” para terminar el trabajo de limpieza emprendido en el Vaticano y habló con gran naturalidad de las resistencias que enfrenta, que no le preocupan.

“La resistencia ahora se evidencia, pero para mí es un buen signo que las ventilen, que no las digan a escondidas cuando uno no está de acuerdo. Es sano ventilar las cosas, es muy sano“, aseguró, en una entrevista de 50 minutos que tuvo lugar el jueves último en la Casa de Santa Marta, en el Vaticano, su hogar desde que fue elegido al trono de Pedro el 13 de marzo de 2013.

Accesible, de buen humor y relajado, Francisco no eludió temas candentes, como las controversias que rodearon el último sínodo extraordinario de obispos, de octubre pasado, sobre la familia, que dejó a la luz divisiones en cuanto a cómo enfrentar desafíos como el de los católicos divorciados vueltos a casar, que se animó a definir como “excomulgados de hecho”.

“El cardenal alemán Wálter Kasper (favorable a una apertura hacia los divorciados) lo que hizo fue decir ‘busquemos hipótesis’, es decir, él abrió el campo. Y algunos se asustaron”, explicó.

Nada ha cambiado aún. Para tranquilizar a esos sectores que creen que el sínodo creó confusión, el Papa también recordó que el sínodo “es un proceso” y que “no se tocó ningún punto de la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio”.

Francisco concedió la entrevista exclusiva a La Nación en vísperas de un cita clave: la fiesta de la Virgen de Guadalupe, patrona de América latina, el viernes.

Hablando del aluvión de argentinos que viajan a Roma para sacarse la foto con él, confirmó que, en vista de las elecciones del año próximo, decidió no recibir más en privado a políticos, sino tan solo al término de las audiencias generales de los miércoles en la Plaza de San Pedro.

La Argentina tiene que llegar al término del mandato en paz. Una ruptura del sistema democrático, de la Constitución, en este momento sería un error. Todos tienen que colaborar en eso y elegir luego las nuevas autoridades. Para no interferir con eso, no recibo más a políticos en audiencia privada”, dijo.

Además, confirmó que en el 2016 pretende viajar a Argentina y en el 2015 a otros tres países de América latina -que prefirió no mencionar-, y, por primera vez, al continente africano.

El sínodo extraordinario de obispos sobre la familia dejó en evidencia dos visiones de Iglesia, con un sector abierto al debate y otro que no quiere saber nada. ¿Es así? ¿Usted qué piensa?

No diría que la cosa es tan así… Es verdad, uno simplificando podría decir que había unos más de este lado, o más del otro, pero en un plano de búsqueda de la verdad. Usted me puede preguntar ‘¿hay algunos que son completamente tercos en sus posturas?’. Y, sí, alguno habrá. Pero eso no me preocupa. Es cuestión de rezar para que los convierta el Espíritu, si es que hay algunos de esos.

“Lo que sí se sintió fue una búsqueda fraternal de cómo enfrentar problemas pastorales de la familia. La familia está recontra baqueteada (maltratada), los jóvenes no se casan. ¿Qué pasa?

“Después, cuando vienen a casarse, que ya están conviviendo, creemos que con tres conferencias los preparamos para el matrimonio. Y eso no basta porque la gran mayoría no son conscientes de lo que significa el comprometerse para toda la vida.

“Benedicto lo dijo dos veces en el último año, que habría que tener en cuenta para la nulidad matrimonial qué fe tuvo esa persona cuando se casó. Si era una fe general, pero sabía perfectamente lo que era el matrimonio, como para conferírselo a la otra persona. Y eso es una cosa que debemos estudiar a fondo”.

Los sectores conservadores, sobre todo de Estados Unidos, temen un desmoronamiento de la doctrina tradicional de la Iglesia. Dicen que el sínodo creó confusión porque si bien habló de “elementos positivos” en convivencias y en las parejas homosexuales en el borrador, luego hubo marcha atrás…

El sínodo fue un proceso y así como la opinión de un padre sinodal, es de un padre sinodal, así también, un primer borrador, era un primer borrador, donde se recogía todo. Nadie habló de matrimonio homosexual en el sínodo.

“Lo que sí hablamos es de la familia que tiene un hijo o una hija homosexual, de cómo lo educa, cómo lo lleva, cómo se ayuda a esa familia a llevar adelante esta situación un poco inédita. O sea que en el sínodo se habló de la familia y de las personas homosexuales en relación a sus familias, porque es una realidad que a todo rato encontramos en los confesionarios: un padre y una madre que tiene un hijo o hija así.

“A mí me tocó varias veces en Buenos Aires. Y bueno, hay que ver cómo ayudar a ese padre o a esa madre para que acompañen a ese hijo o hija. Eso es lo que se tocó en el sínodo. Por eso alguno habló de elementos positivos en el primer borrador. Pero era un borrador relativo”.

El Papa afirmó no tener miedo de seguir el camino de la sinodalidad (palabra que deriva del griego “syn”, “odos”, caminar juntos), “porque es el camino que Dios nos pide, es más el Papa es garante, está ahí para cuidar eso”, y añadió: “En el caso de los divorciados y vueltos a casar, nos planteamos ¿qué hacemos con ellos, qué puerta se les puede abrir? Y fue una inquietud pastoral: ¿entonces les van a dar la comunión? No es una solución; eso solo no es la solución, la solución es la integración.

“No están excomulgados, es verdad. Pero no pueden ser padrinos de bautismo, no pueden leer la lectura en la misa, no pueden dar la comunión, no pueden enseñar catequesis, no pueden como siete cosas, tengo la lista ahí. ¡Si yo cuento esto parecerían excomulgados de facto! Entonces, abrir las puertas un poco más”.

Para toda América latina es un orgullo inmenso tener al primer papa latinoamericano. ¿Qué espera usted de América latina?

América Latina viene recorriendo un camino desde hace tiempo, desde la primera reunión del Celam. Monseñor Larraín, chileno, el primer presidente del Celam, ya muerto, le dio un gran impulso.

“Fue la conferencia de Río, después Medellín, después Puebla, Santo Domingo y Aparecida. Son hitos que el episcopado latinoamericano fue haciendo, colegialmente, con metodologías distintas. Primero tímidamente.

“Pero este camino de 50 años no se puede ignorar porque es un camino de toma de conciencia de una Iglesia en América latina, y de maduración en la fe. Junto con este camino se desplegó también una gran inquietud por estudiar el mensaje guadalupano. La cantidad de estudios sobre la Virgen de Guadalupe, sobre la imagen, sobre el mestizaje, sobre el Nican Mopoua, es impresionante, es una teología de fondo. Por eso al celebrar el día de la Virgen de Guadalupe, patrona de América, el 12 de diciembre y los 50 años de la Misa Criolla , estamos conmemorando un camino de la Iglesia latinoamericana.

Un reciente sondeo (Instituto Pew) demostró que, más allá del positivo “efecto Francisco”, hay católicos que siguen abandonando la Iglesia…

Conozco la estadística que dieron en Aparecida, es el único dato que tengo. Evidentemente hay varios factores que intervienen en eso, externos a la Iglesia. La teología de la prosperidad, por poner un ejemplo, inspira muchas propuestas religiosas que atraen gente. Pero luego la gente queda a mitad de camino. Leer más…

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

El Consejo Evangélico de Madrid no sigue las enseñanzas de Jesús. Entrevista con la pastora Esther Ruiz de Miguel

Domingo, 2 de noviembre de 2014

Esther R.Del blog Homoprotestantes:

Esther Ruiz, muchas gracias por acceder a esta entrevista para el blog Homoprotestantes. Eres pastora de la Iglesia Evangélica Española (IEE), concretamente de la Iglesia de Cristo en Madrid. ¿Cuándo se fundó esta iglesia y desde cuando forma parte del Consejo Evangélico de Madrid (CEM)?

La Iglesia de Cristo en Madrid se fundó en 1912 y fue uno de los miembros fundadores del CEM.

Según su página Web el CEM se fundó en 1993 para promover la comunión cristiana y la unión de las Iglesias Evangélicas e instituciones de confesionalidad protestante en la Comunidad de Madrid. ¿Crees que esta sigue siendo su función hoy en día?

No, en absoluto, según lo que yo he podido ver hoy no sigue las enseñanzas de Jesús, ni los principios de la no discriminación, ni de la libertad religiosa que está reconocida en nuestra Constitución y leyes. Hoy el CEM no tiene nada que ver con los propios estatutos sobre cuál es su función principal. Imagínate que de las 400 iglesias que pertenecen al CEM, 48 miembros fueron con una idea común de apoyo a esos dos anexos a esa asamblea extraordinaria.

Te refieres a los dos puntos que el CEM aprobó el pasado siete de octubre para ser incluidos en su Reglamento de Régimen Interno en una asamblea extraordinaria. Uno de ellos el que dice que no aprueba ni apoya las relaciones sexuales que no sean entre un hombre y una mujer dentro del matrimonio. ¿No crees que el CEM se extralimita en sus funciones?¿Se creó para esto?

Claro que no se creó para esto, yo creo que el sector más conservador ha tomado el CEM como si fuera suyo, y faltan al respeto al resto. No puede ignorarse que hay otras interpretaciones de la Biblia, ni se debe cerrar un organismo federativo de manera fundamentalista. El CEM no es una Iglesia, sólo da testimonio de lo que todas juntas confiesan. No saben nada de pluralidad, ni de comunión cristiana, ni de fraternidad. Pero sí saben de imposiciones.

Por tus respuestas entiendo que el CEM no es la casa común de las iglesias protestantes. Según tu percepción, una institución que nació para representar a los protestantes de Madrid se ha convertido en un lugar que pretende uniformizar e imponer el fundamentalismo. ¿Crees que se está intentando expulsar a las iglesias de la IEE de esta institución? ¿Es algo que se ha hecho conscientemente?

Sí, creo que se está intentando expulsar a la IEE del CEM porque entienden que nosotros no tenemos la misma línea que ellos y lógicamente saben que no nos van a imponer nada. Van diciendo que la IEE es una iglesia inclusiva sin dejarnos apenas expresarnos.

En la IEE hay personas que creen en una iglesia inclusiva y personas que no creen que la iglesia deba ser inclusiva, pero mantenemos el diálogo y el respeto. Además, no se si te has dado cuenta de que el voto era secreto y se han permitido concluir y hacer público que esos cuatro votos en contra eran de la IEE sin que nada lo pruebe, saltándose el más mínimo rigor democrático. Nada más terminar la asamblea se dedicaron a difundir la noticia. Lo que más me molestó fue ver al principal inquisidor, sentado en la primera fila y observando.

Por su puesto que lo que ha ocurrido ha sido premeditado. Ya llevaban tras la IEE varios años, pero nuestra participación en una celebración con Santa Cena en marzo de este año con ICM, fue el punto que provocó esta asamblea con la redacción de este anexo en el régimen interno del CEM.

¿Qué te hubiera gustado explicar en la asamblea respecto a la forma en la que la IEE está abordando la pastoral de las personas LGTB?

Algunas iglesias de la IEE, y una parte importante de la membresía de la IEE, no está de acuerdo con la iglesia inclusiva. Otras están totalmente a favor y defienden que esto no debería ni cuestionarse. Lo lógico es ir adelante juntos, en la enseñanza, en el acompañamiento mutuo y en la luchar y la búsqueda para llegar a ser una Iglesia que viva en el respeto.

El Sínodo de la IEE ha recomendado el trabajo bíblico y teológico para avanzar en el consenso y conocer mejor los unos la posición de los otros. En muchas iglesias se ha vivido la diversidad como una fuente exclusiva de división, nosotros hemos elegido abordar la cuestión desde la perspectiva pastoral, en el cuidado de las personas; y eso empieza por nuestra capacidad de diálogo.

Cuando hablamos de homosexualidad muchas veces nos centramos en las tensiones y enfrentamientos. Pero, ¿puedes hablarnos de tu experiencia con protestantes LGTB a quienes conoces? Después de la asamblea del otro día, ¿entiendes mejor la situación por la que han tenido que pasar?

Conozco personas tanto fuera como dentro de la IEE que son protestantes y del colectivo LGTB, y me cuesta hablar o decir algo como experiencia diferente a los que son heterosexuales. Para mí, la relación personal y la experiencia de fe no tiene que ver con el sexo, sino con la persona. Yo miro más la belleza de la amistad o el amor hacia todos. Además Jesús no habló al sexo, habló a las personas.

Después de la experiencia en la asamblea del CEM, pienso que lo que hemos vivido ha sido la discriminación como iglesia plural. No es nuevo que personas que defienden creer en el amor de Dios no acepten la verdad de los demás, ya tenemos experiencia de quienes se atribuyen ser la iglesia verdadera. He sentido una actitud de desprecio y entiendo a las personas a las que les hacen pasar por esa desagradable experiencia. Para nosotros siempre ha sido preocupante el sufrimiento de los excluidos, sean del tipo que sean.

¿Y ahora qué? Si el CEM no quiere seguir el ejemplo de la IEE de mantener en su seno a iglesias con diferente sensibilidad respecto a la aceptación de las personas LGTB en sus comunidades: ¿Qué pueden hacer las iglesias de la IEE? ¿Están obligadas a acatar el reglamento para no ser expulsadas?

Bueno, pues lo que nos han demostrado las iglesias que asistieron a esa asamblea, es que a la IEE no nos quieren tal como somos. Lo cierto es que esto tampoco es nuevo, nunca han aceptado nuestro ecumenismo ni nuestra perspectiva teológica. ¿Qué pintamos ahí, si ese no es nuestro sitio? Dios no hace acepción de personas y todos somos sus hijos. Para nosotros lo que es muy grave es que si se excluye a alguno como hijo de Dios, nos están excluyendo a los demás. Pienso que en esta manera de entender el CEM, como “Iglesia verdadera” y una “Conferencia Episcopal” inapelable, no tiene cabida la IEE.

Por el momento lo que si vamos a hacer es una nota de prensa aclaratoria en la que explicaremos el por qué no aceptamos ese tipo de enmiendas. Las iglesias de la IEE se van a reunir para decidir una postura común y actuar según el mejor testimonio de Jesucristo y de nuestra solidaridad con los excluidos.

¿No crees que la FEREDE debería mediar en todo esto?

Pues claro que sí, estoy segura que ya no les queda mucho tiempo para seguir mirando hacia otro lado. De aquí a nada tendrán que definirse.

¿Crees que su posición será otra?

Hasta ahora ha sido otra. Por ejemplo respecto del reconocimiento en el código civil del matrimonio entre personas del mismo sexo. En aquel momento se declaró la postura mayoritaria, pero no se modificó la normativa para hacerla excluyente. Lo que nos han manifestado es que la FEREDE tiene muy claro su carácter federativo y que no es una súper iglesia.

¿No ves posible crear otro tipo de instituciones formadas por iglesias que no estén envenenadas de fundamentalismo? En otros países las iglesias históricas como la IEE, no se relacionan con el Estado junto a las iglesias de corte fundamentalista. ¿Hay alguna posibilidad de crear una Federación de Iglesias Protestantes? ¿Sólo queda acatar o ir por libre?

Desde luego acatar no, e ir por libre tampoco. Aunque prefiero ir por libre si fuese necesario. Después de este episodio, creo que deberíamos plantearnos como seguir. Respecto a lo de hacer una Federación de Iglesias Protestantes habría que ver como hacerlo. Creo que se podría hacer.

¿Descartas la posibilidad de tomar acciones legales contra el CEM? Es difícil entender que una institución que recibe subvenciones de un Gobierno que está por la igualdad de todas y todos, ponga en su reglamento una cláusula de contenido homófobo tan explícito.

A pesar de todo, no lo descarto. Lo que ha ocurrido es intolerable.

Esther, muchas gracias por acceder a realizar esta entrevista y por contarnos de primera mano lo que ocurrió en la última Asamblea del CEM. Y muchas gracias por defender una Iglesia que es para todas y todos los que quieren seguir a Jesús desde lo que son, y no desde lo que les pretenden imponer.

Carlos Osma

Espiritualidad, General, Iglesias Evangélicas , , , , , ,

Boti García, de FELGTB: “¡Cómo le sentaría a muchas personas ver a los maricones en el Pardo!”

Miércoles, 8 de octubre de 2014

boti-fgltbInteresante entrevista de Patricia Ruiz Rustarazo

Boti García (Madrid, 1945) es la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Si uno busca su nombre en Internet, encuentra titulares del tipo: “La activista que aprendió en la Universidad que era lesbiana”, “No quiero que me metan en el armario otra vez” o “El orgullo es un clamor por estar fuera del armario, en libertad”.

Aunque ha estado en política, asegura que no volverá y que su lucha se centra ahora en la Federación, en conseguir una “igualdad real” para el colectivo LGTB, para que ocupen “el lugar de dignidad que les corresponde”. Su análisis confirma que aún hay mucho por hacer: “Seguimos sufriendo agresiones”, “las lesbianas necesitamos referentes en todos los ámbitos”, “estos jóvenes están mucho más abocados a la desesperanza, al fracaso escolar, al suicidio”. Y, además, el Gobierno actual se muestra “totalmente opaco”. Pero Boti, que piensa con calma sus respuestas y no duda en aclararlas o matizarlas, deja un amplio margen para el optimismo: España es uno de los países “con más niveles de aceptación de nuestra realidad” , los movimientos como Podemos están “refrescando” la “asfixiante” vida política, la Jefatura del Gobierno les “visibiliza” por primera vez  y Ana Botella se va…

¿Qué es la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FLGTB)?

Es una federación de organizaciones de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales de toda España. En este momento, aglutinamos cerca de 50 de todos los puntos geográficos. Nace en el 92, por lo que tenemos ya unos añitos de trayectoria, con el objetivo de unir propósitos, bajo la idea de que la unión hace la fuerza y ante la necesidad de que la voz de la FLGTB se una en una sola voz, para que se oiga más y con más fuerza, indispensable en nuestra lucha.
En lo material, como digo, es esa unión de estos 50 grupos, pero FGLTB es mucho más, es un proyecto, con un fin, un objetivo. Y la mejor manera de conseguirlo es yendo de las manos, cogidos. ¿El objetivo? La felicidad de todas esas personas que lo formamos. ¿Y cómo se consigue? Con algo tan sencillo como la consecución de la igualdad y la dignidad.

Habla de gais, lesbianas, transexuales, bisexuales… son palabras que dan visibilidad, pero hay quien critica que también etiquetan.

Bueno, es que hay que etiquetar. Nosotros estamos para defender los intereses y los derechos, la libertad y la igualdad de las personas en razón de su orientación sexual y su identidad de género. De la diversidad sexual.

“Boris Izaguirre hizo una labor pedagógica muy importante”

Es un tema que ha desatado polémicas en torno a personajes públicos que dan a conocer su homosexualidad. El último fue el protagonizado por Sandra Barneda, periodista de Telecinco. ¿Qué papel tienen estos personajes públicos? ¿Qué opinión le merece la declaración de la presentadora de ‘Hable con Ellas’?

Es muy importante encontrar referentes. Nuestro colectivo, en su lucha, los necesita, para visibilizarnos necesitamos apoyarnos en ellos. Es evidente que de hombres gais hay muchos, tú podrías decirme más de cinco o de diez, sino más, y de todos los campos, incluso; pero si te digo que me des una lista de mujeres lesbianas, ahí te vas a quedar en muy poquitas. Y eso es lo que ocurre, las lesbianas necesitamos referentes, tanto en el mundo de la cultura, como de la política, la televisión, las artes, la adjudicatura… todos los ámbitos.

“¿Cuántas mujeres en España han salido
diciendo ‘ésta es mi novia’ o ‘mi mujer’?”

Las personas que, como dices, se han visibilizado, hombres, generalmente, han hecho una labor muy importante. Han aproximado una realidad a la sociedad y la sociedad se ha familiarizado con estas personas. Yo siempre digo respecto a las críticas, por ejemplo, al protagonismo de Boris Izaguirre, que bienvenida la visibilidad que Boris ha traspasado a la sociedad. Porque cuando Boris Izaguirre, hace años ya, se refería a su marido llamándole así, “mi marido”, esa es una labor pedagógica muy importante.
¿Qué ha ocurrido en el mundo de las lesbianas? Pues que no es fácil, que no hay. ¿Dónde están las lesbianas famosas en política? Muy poquitas. ¿Cuántas mujeres en España han salido diciendo ‘ésta es mi novia’ o ‘mi mujer’? Lo que hizo esta persona del mundo de la televisión fue salir del armario, pero de forma un tanto especial porque no asumió, no visibilizó su auténtica realidad de lesbiana. Lo que hizo fue una cosa muy chapucera. Lo primero que tenemos que decir es que lo personal es político. Este axioma del feminismo es algo muy importante.

¿Por qué es tan importante ese axioma que menciona?

Yo soy lesbiana y realmente mi orientación sexual, personal, es política, porque me estoy presentado ante la sociedad, tal y como soy. Las personas heterosexuales se manifiestan las 24 horas de su vida como lo que son, no disimulan, lo dicen claramente. No es que estén expuestas, como nos dicen algunos, eso de que “os gusta exponeros”. No, de eso nada. Nos gusta manifestarnos como somos. Igual que una persona heterosexual dice “voy de vacaciones con mi marido” o “con mi mujer”, o “voy al cine con mi novia”, y en el trabajo le preguntan “¿ya se recuperó tu novio de su constipado?”. Y todos saben que ese novio o esa mujer es de sexo diferente. Eso no es exhibición, ni alarde. Esa es una vivencia cotidiana, es su realidad, es hacer de su auténtico ser algo natural, visible. Nosotros también. Tenemos que hacer de nuestra orientación sexual o identidad de género algo absolutamente visible para la sociedad.

“Es la sociedad la que, con los estereotipos,
produce el daño que recae sobre nuestro colectivo”

¿Y cómo se trabaja esa visibilidad, como se hace cotidiana?

Eso se trabaja empoderando a las personas, dándoles el orgullo de sentirse como son y de poder manifestarse como son. Pero, esa labor de visibilización y respeto por la diversidad sexual y de género es una labor que se tiene que acometer desde la educación, con toda tranquilidad, naturalidad y verdad. Los niños cuando son muy pequeñitos, ni juzgan, ni condenan, ni se extrañan, ni marginan. Es la sociedad la que, con los estereotipos, hace todo eso y, por la tanto, produce el daño que recae sobre nuestro colectivo.
En resumen: educación, educación, educación, desde las más tempranas edades para que la diversidad sea algo cotidiano, absolutamente corriente y moliente. Que, al final, es lo que es. No hay más que abrir los ojos y verlo.

Hablando de educación, ¿ha superado España el tabú que ha sido durante años la sexualidad?

En los últimos años hemos andado mucho, desde luego, en lo que respecta a la diversidad sexual y de género. España, en el año 2005, consiguió aprobar unas leyes que dieron la igualdad y dignidad a nuestro colectivo. El matrimonio igualitario, y llamémosles así porque no es matrimonio gai o matrimonio homosexual, es matrimonio igualitario porque es el mismo para toda la ciudadanía; bien, como digo, el matrimonio igualitario, del 2005, y la Ley de Identidad de Género, del 2007 para las personas transexuales, han conseguido la igualdad legal. Esta conquista no es algo que nos hayan dado los políticos. No, no, no. Ha sido un trabajo del activismo LGTB, concretamente, un esfuerzo y lucha de muchos años de la Federación. Conseguimos acercarnos a los medios,  a la sociedad, a los políticos, y fuimos convenciendo y conseguimos vencer. Vencimos convenciendo.

Esa igualdad legal ha costado mucho, hay gente que se ha quedado en el camino, hemos sufrido vejaciones, descalificaciones, homofobia en todas sus formas y todavía seguimos sufriendo…  Pero existe, es una igualdad legal. Ahora, nos falta la igualdad real. Como a las mujeres: tenemos igualdad sobre el papel, pero estamos muy lejos de tener igualdad real.

“La igualdad real llegará cuando nuestros
menores y jóvenes dejen de sufrir en las aulas”

¿Y cuándo llegará esa igualdad real?

Cuando nuestros menores y jóvenes dejen de sufrir en las aulas. Las fobias hacia el colectivo en razón a la orientación sexual y la identidad de género están produciendo niveles de sufrimiento tales que estos jóvenes están mucho más abocados a la desesperanza, al fracaso escolar, incluso al suicidio, que el resto de sus compañeros.
Por tanto, ¿igualdad real? Cuando las personas transexuales, que es la parte del colectivo que más discriminación sufre, ocupen el lugar de dignidad que les corresponde. Cuando consigamos erradicar todas las formas de la homofobia.

Mientras, las agresiones siguen ocurriendo. Este fin de semana, sin ir más lejos, en Madrid.

Exactamente. Seguimos sufriendo agresiones. Estas fobias siguen existiendo y hay que acabar con eso. Y conseguir que la diversidad entre, porque la diversidad es riqueza.

Política y activismo son importantes para impulsar los cambios. Usted ha sido ambas cosas.

Sí, en política he tenido mis aventuras porque creo que la política es el ejercicio más noble que puede hacer una persona. Fíjate, en los tiempos que corren, que está tan denostada. Sin embargo, lo que está denostado es su uso, el ejercicio de la política. Leer más…

General, Historia LGTB , ,

“La homofobia no está en la Biblia, sino en sus intérpretes”. Entrevista con el teólogo Renato Lings.

Martes, 29 de julio de 2014

DSC02420[1] (1)Interesante entrevista que hemos leído en el blog Homoprotestantes:

El Dr. Renato Lings es traductor e interprete; doctor en Teología y escritor. Ha trabajado entre otras cosas como intérprete en el Parlamento Europeo, como profesor en la Universidad Bíblica Latinoamericana o investigador en la Queen’s Foundation for Ecumenical Theological Education. En 2011 publicó: “Biblia y homosexualidad; ¿se equivocaron los traductores?”. Hace unos días le propuse una entrevista para el blog Homoprotestantes a la que accedió amablemente. Le agradezco que comparta su experiencia, reflexiones y conocimientos con nosotr@s.

Empecemos por el principio. Naciste en Dinamarca dentro de una familia evangélica muy activa dentro de la Iglesia, de hecho tu padre era maestro y encargado parroquial. ¿Cómo fue para ti descubrir tu homosexualidad en ese contexto? ¿Y para tu familia?

Descubrir mi homosexualidad fue una experiencia muy extraña. A partir de los once años aproximadamente me fui dando cuenta que algunos varones me atraían poderosamente. Al mismo tiempo no me atrevía a mostrarles ningún afecto especial. Crecía en un ambiente rural cerrado y represivo en el que era peligroso “pasarse” y reinaba la conformidad en todo. La homosexualidad era un tema tabú y, como medida de autoprotección, yo guardaba instintivamente mi secreto. Durante toda mi adolescencia, nadie se enteró de mi vida sentimental.

¿Cómo era el Dios que tenías dentro del armario? ¿Cambió en algo cuando finalmente pudiste salir de allí?

Era un Dios contradictorio. Por un lado me enseñaron en la escuela dominical la importancia de Juan 3,16, versículo que dice: “Tanto amó Dios al mundo que dio a su hijo unigénito para que todo el que crea en él no perezca sino que tenga vida eterna.” Es una afirmación hermosísima que me ha permitido conservar mi fe cristiana hasta la fecha. Al mismo tiempo, sin embargo, el Dios que reinaba en mi ambiente familiar tenía bastante de dictador porque muchas cosas nos estaban prohibidas. Por ejemplo, a mí y a mis hermanas y hermanos no nos permitían aprender a bailar y no podíamos leer libros y revistas con contenido erótico. A los 18 años intenté salir del armario acudiendo al médico de cabecera pero él me remitió a un psiquiatra bastante retrógrado que me aconsejó esperar algunos años más. Fue una etapa dura y depresiva, de una gran soledad. Sólo conseguí liberarme del armario cuando cumplía 24 años. Fue una auténtica experiencia liberadora. Empecé a entender a Dios de otra manera, aceptándolo como Creador de todo el universo y, por tanto, de la sexualidad humana.

Tus primeros estudios a mediados de los años sesenta fueron “Literatura y Cristianismo” y “Filosofía, griego y hebreo”… interpreto que tenías interés por conocer más profundamente la Biblia. En aquel momento, ¿Qué significaba para ti la Biblia? ¿Era una fuente de liberación o de condena?

Durante mi adolescencia llegó a aburrirme la Biblia hasta el punto de saciedad debido a la manera autoritaria en que nos la imponían. Para una persona joven como yo era prácticamente un documento fosilizado. Además, no me permitían cuestionar nada. Cuando tenía 21 años escuché una charla en que un teólogo analizaba el pecado de Sodoma y Gomorra. Terminó su reflexión afirmando que este relato bíblico condenaba “la homosexualidad”. Eso me asustó y aquel día la Biblia empezó a preocuparme de verdad. A partir de aquella experiencia me he esforzado por entender la naturaleza de la supuesta condena bíblica y desde entonces busco el lado liberador de las escrituras.

Si nos centramos ahora en los textos bíblicos que tradicionalmente son utilizados por los cristianos conservadores para condenar a las personas homosexuales, me pareció interesante la propuesta de tu artículo “Los –yaceres- de una mujer”[1] en la que afirmabas que Levítico 18,22 se puede traducir como. “No cometerás actos de incesto con varones”. Nos puedes explicar brevemente, y para que podamos entenderlo, las razones de esta traducción y sus implicaciones.

Es muy interesante el versículo 18,22 del Levítico. El lenguaje hebreo del texto original es opaco, muy difícil de entender. Por eso vienen acumulándose, desde tiempos antiguos, diferentes interpretaciones. Actualmente mis investigaciones bíblicas me permiten catalogar 14 lecturas distintas de Lev 18,22. ¿Cuál es la correcta? La respuesta es sencilla: “No sabemos”. La lectura menos probable es la que pretende presentar el versículo como una condena de “la homosexualidad”. Hace años que esta lectura está de moda porque a los traductores les facilita grandemente su trabajo. No obstante, es un anacronismo atribuir al redactor del texto hebreo actitudes “homófobas”. Este versículo no aporta ningún dato de interés para la gente LGTB de nuestros días. Si nos valemos de criterios literarios y lingüísticos a la hora de analizarlo, la clave interpretativa aparecerá por otro lado. Hasta tiempos muy recientes los estudiosos han hecho caso omiso del tema del incesto. No obstante, una amplia parte del capítulo 18 habla justamente de ese problema. Por tanto, recomiendo que tengamos en cuenta el tema del incesto a la hora de reflexionar sobre Lev 18,22.

En otro de tus artículos, “Sodoma, escenario de un choque cultural”[2] afirmas que dramas como el de Sodoma pueden convertirse en instrumentos de liberación para las personas LGTB. ¿Puedes ponernos un ejemplo? ¿Cómo podemos acercarnos a esta historia bíblica desde nuestra realidad lgtb y sentirnos liberados?

De acuerdo, es muy buena la pregunta porque a primera vista mi propuesta tal vez pueda parecer contradictoria. Si nos atenemos estrictamente a la tradición cristiana, el drama de Sodoma y Gomorra es opresor y violento. Ahí está el origen de toda nuestra vía crucis. Ahora bien, hay otra manera muy distinta de acercarnos al relato bíblico. Si deseamos respetar el testimonio que nos presenta la Biblia hebrea, ahí tenemos a los profetas Isaías, Ezequiel, Jeremías, y otros. Históricamente son los primeros intérpretes del drama de Sodoma. Según esta corriente interpretativa, el pecado de la ciudad no tiene nada que ver con supuestos delitos sexuales. Todas las voces proféticas utilizan el nombre de Sodoma como metáfora para criticar sin pelos en la lengua a los gobernantes y políticos de su época, tildándoles de idólatras, egoístas, arrogantes, opresores y violentos. Por ejemplo, léete el capítulo 1 de Isaías, fijándote en los versículos 10-17. También vale la pena estudiar Ezequiel capítulo 16, versículos 46-51. Si aprendemos a escuchar a los profetas para que nos enseñen a interpretar bíblicamente el drama de Sodoma, el proceso nos ayudará a liberarnos a nosotros mismos, a denunciar la injusticia y a ser solidarios con los desfavorecidos que malviven en nuestro entorno.

Y si vamos al Nuevo Testamento y a las cartas Paulinas, por ejemplo en textos como Rm 1:26-27 o 1 Cor 6:9-10, podríamos interpretar que el Apóstol se posiciona en contra de las relaciones sexuales entre dos hombres. ¿Crees que es así? ¿Cómo deberíamos acercarnos las cristianas y cristianos de hoy a esos textos?

Bueno, son textos muy curiosos y cada uno tiene sus complejidades. Te sugiero que vayamos por partes. Si nos acercamos primero a 1 Cor 6:9-10, te diré que muchos traductores se equivocan a la hora de interpretar dos vocablos griegos como son malakoi y arsenokoitai. Por su parte, malakoi significa “blandos”, “blandengues” o “débiles”, mientras que no se sabe prácticamente nada de arsenokoitai. Literalmente vendría a significar “varones-cama” o “varones que se acuestan”. Posiblemente la palabra tenga que ver con los burdeles y con el tráfico ilegal de prostitutas y de prostitutos jóvenes, negocio muy lucrativo en el imperio romano. Insisto, sabemos muy poco de este vocablo. Es importante darse cuenta que no aparece en la literatura erótica redactada en griego. Por esta razón no podemos interpretarlo como referencia a varones homosexuales. Debemos rechazar enérgicamente las traducciones equivocadas, de las que hay, lamentablemente, unas cuantas. Leer más…

Biblia, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Inclusiva , , , , , , , ,

“Si hay muchas editoriales generalistas, ¿por qué no puede haber LGTB?”

Lunes, 23 de junio de 2014

dos-bigotes-entrevista-2Gonzalo Izquierdo y Alberto Rodríguez

Ángel Ramos. 06 Junio 2014

Dos Bigotes es una nueva editorial especializada en literatura LGTB cuyas primeras publicaciones han sido espectacularmente bien acogidas por la crítica y por los medios.

Nos gusta el nombre y el logo, ¿originalidad desde el principio?

No sabemos si originalidad, pero tanto en la elección del nombre como en el diseño del logo, realizado por Álvaro Oñate, sí hay una voluntad de llamar la atención de los lectores con una propuesta con gancho, divertida y con capacidad de sugestión. Le estuvimos dando muchas vueltas al nombre y al final surgió de manera casi lógica: Dos Bigotes lo integramos dos chicos reticentes al afeitado facial, así que nos pareció bastante coherente

Este proyecto, ¿se trata de un emprendimiento arriesgado?

Desde que iniciamos esta aventura nos han dicho en numerosas ocasiones que cómo se nos había pasado por la cabeza montar una editorial con la que está cayendo…. y la verdad es que no sabemos si es un buen o mal momento, o si para este tipo de iniciativas existirá alguna vez un momento oportuno. Somos conscientes de que se trata de un proyecto arriesgado, que exige una inversión considerable que no estás seguro de cuándo vas a recuperar. Pero, y aunque suene un poco tópico, creemos que en esta vida hay que arriesgar por hacer realidad tus sueños. Y en esas estamos.

Con dos editoriales importantes ya asentadas como Egales u Odisea, ¿queda nicho aún por explotar?

Creemos que si hay muchas editoriales generalistas, ¿por qué no puede haber otras tantas especializadas? Egales lleva dos décadas de incesante actividad y ha traído a España muchos de los clásicos de la literatura LGTBI. De Odisea nos quedamos con su estupenda colección Uranistas, en la que recuperaron obras maestras de André Gide o Jean Genet. Hay una ingente producción de obras de esta temática a lo largo y ancho del mundo y no todas llegan a nuestro país, por lo que nos gustaría encargarnos de descubrir muchas de ellas y de dar la oportunidad a nuevos autores. Además, vamos a publicar también a escritores españoles a los que les ha gustado nuestra iniciativa y ya tenemos unos cuantos manuscritos pendientes de leer.

¿Qué tipo de obras y de qué géneros iremos encontrando en Dos Bigotes?

Los títulos que vamos a publicar en 2014 definen bastante bien cuáles son las líneas de nuestra editorial. Por un lado, El armario de acero y Los deseos afines, recopilación de relatos gais y lésbicos de escritores africanos contemporáneos, responden a la necesidad de dar a conocer qué tipo de literatura se está haciendo en aquellos países donde el colectivo LGTBI está siendo objeto de persecución y discriminación. Imre de Edward Prime-Stevenson es una novela de 1906 inédita en español que representaría nuestra voluntad de recuperar clásicos literarios que, por distintas razones, han quedado en el olvido.

En septiembre publicaremos a Brane Mozetic y Suzana Tratnik, dos autores eslovenos excepcionales que encarnan ciertos ámbitos literarios no muy explorados en España. Poco después llegará otro de los platos fuertes de este año, una antología de autores españoles en la que hemos logrado reunir a nombres de la talla de Luisgé Martín, Eduardo Mendicutti, Luis Antonio de Villena, Lluis María Todó, Luis Cremades, Fernando J. López, Óscar Esquivias o Lawrence Schimel, entre otros. A todos ellos les hemos propuesto que escriban un relato en el que aborden, desde una óptica gay, un espacio tradicionalmente machista de la sociedad española. Cerraremos el año con 49 goles espectaculares de Davide Martini, una atípica novela de iniciación que ha tenido una gran acogida de crítica y público en en Italia.

el_armario_de_acero_y_los_deseos_afines¿Qué debe tener una obra para ser publicada en vuestra editorial?

Además de la calidad literaria, buscamos historias que nos emocionen y no nos dejen indiferentes, historias con las que nos podamos sentir identificados y que, en la medida de lo posible, se aparten de los caminos más trillados de la literatura LGTBI. En este sentido, pretendemos publicar aquellos títulos que nos gustaría disfrutar como meros lectores. Y estamos muy orgullosos de poder descubrir realidades como la que nos ofrecen los autores rusos o africanos, ya que consideramos que la literatura es una excelente vía para derribar prejuicios y despertar conciencias.

¿En qué consiste el ‘Club de bigotudos’?

Uno de los principales objetivos de nuestra aventura editorial es crear una comunidad de lectores fieles con los que compartir todo lo que vaya sucediendo alrededor de Dos Bigotes. Para ello, una de las herramientas que estamos utilizando son las redes sociales, donde tratamos de contar el día a día de la editorial desde un punto de vista lo más cercano posible. Queremos que los lectores interactúen con nosotros, recibir sus opiniones a través de cualquier medio disponible. También pretendemos que nuestros libros salgan de las estanterías y se mezclen con el arte, el cine o la música, por lo que vamos a organizar diferentes encuentros tratando de mezclar distintas disciplinas artísticas. Y a todos ellos los lectores están más que invitados.

Nos ha sorprendido El armario de acero por su calidad y originalidad, dejáis el listón muy alto…

Muchas gracias. Pretendemos que la calidad literaria sea uno de nuestros estandartes, al igual que la originalidad de las propuestas. Una de las cosas que podemos asegurar a los lectores es que no vamos a bajar la guardia y nos vamos a mantener fieles a un nivel de exigencia que, esperemos, nos permita seguir publicando los libros que nos gustan durante muchos años.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.