Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Despilfarro’

Pablo D’Ors: “El despilfarro en que solemos vivir es una grave ofensa a quienes carecen de lo necesario”

Lunes, 18 de mayo de 2020

gente-muere“No estamos preparados para el silencio, pero podemos irnos preparando”

“Cantar juntos “Resistiré” y aplaudir a las 20.00 desde nuestros balcones han sido gestos rituales que nos han hecho sentir una comunidad viva y solidaria. El riesgo de esto, como por otra parte de cualquier rito, es convertirlo en rutina y degenerar en ritualismo”

“En los retiros de meditación que imparto desde hace algunos años, invitar a los participantes a que desconecten sus teléfonos móviles se ha convertido en la mayor de las exigencias. Pero si estamos siempre fuera, la verdad es que nos perdemos lo de dentro”

“La libertad no la podemos perder por el hecho de que nos prohíban salir de casa ni por nada. La libertad es un tesoro que, curiosamente, crece cuando es amenazada. Me siento hoy más libre que ayer, es lo que puedo decir”

La meditación y el silencio son las armas que usa el escritor y sacerdote Pablo d’Ors (Madrid, 1963) en su vida y también lo han sido en estos tiempos de confinamiento, tras los que se abre un futuro para el que vaticina que no ayudarán nada los profetas “de mal agüero”. Aunque tampoco lo harán, dice en una entrevista con Efe, losutópicos ingenuos”.

Y considera que de estos meses deberíamos salir no solo con las lecciones de la interioridad y la solidaridad aprendidas, sino también con la de la austeridad porque el despilfarro en el que solemos vivir es una “grave ofensa”. Y porque sin silencio, la palabra es “palabrería”.

-¿Cómo cree que ha respondido la sociedad española a la situación generada por la pandemia y el confinamiento?

R.-Cantar juntos “Resistiré” y aplaudir a las 20.00 desde nuestros balcones han sido gestos rituales que nos han hecho sentir una comunidad viva y solidaria. El riesgo de esto, como por otra parte de cualquier rito, es convertirlo en rutina y degenerar en ritualismo. Pero, junto a las respuestas sanitarias, científicas y políticas -que son eminentemente prácticas y necesarias-, cantar y aplaudir han sido algunas de las respuestas gratuitas y festivas de la población. Cantar y aplaudir ayudan (casi automáticamente) a poner el corazón en su sitio.

-¿Cree que vamos a ser iguales cuando salgamos de este confinamiento?

R.- La mayoría seguirá igual o muy parecido, creo que es ingenuo o pueril pensar lo contrario. Pero una minoría, entre la que quisiera contarme, saldremos muy cambiados. Y esa minoría podría llegar a ser, llegado su momento, muy significativa socialmente. Todo empieza siempre con una minoría. Saber esto debería obligarnos a tomarlas más en serio.

-Usted es autor de “La biografía del silencio“. ¿Opina que hemos tenido más oportunidades para reflexionar en estas semanas o cree que, por el contrario, el ruido de las redes sociales y el exceso de información nos han impedido hacerlo?.

R.- Estar en contacto con la gente y entretenerse está bien, eso es lo primero que debe decirse. Pero eso, que es bueno y justo, nos destruye si anula todo lo demás. También hemos de aprender a estar con nosotros mismos, sin las redes sociales, para intra-tenernos, para sostenernos a nosotros mismos. En los retiros de meditación que imparto desde hace algunos años, invitar a los participantes a que desconecten sus teléfonos móviles se ha convertido en la mayor de las exigencias. Pero si estamos siempre fuera, la verdad es que nos perdemos lo de dentro.

-¿Qué nos provoca un exceso de información?

R.- La cantidad anula la calidad, esa es la ley. Y no sólo, a veces lo anula todo. Cuando en España había dos canales de televisión, yo veía de vez en cuando la tele. Ahora que hay tropecientos canales, ya no la veo. Menos es más. De este confinamiento deberíamos salir con esta ley básica bien aprendida. No sólo la lección de la interioridad y la de la solidaridad, sino también la de la austeridad. El despilfarro en que solemos vivir es, en este sentido, una grave ofensa a quienes carecen de lo necesario. Tanto más tenemos, aunque suene duro decirlo, menos somos.

-¿Estamos preparados para el silencio?

R.- No. Pero podemos irnos preparando. Yo he hecho de esta causa el sentido de mi vida, persuadido como estoy de que sin silencio, la palabra sólo es palabrería. Y de que con silencio, la palabra es acción: transforma los corazones que transformarán el mundo.

-Algunas personas han estado obligadas a estar en soledad. ¿Ha podido ser una oportunidad para conocerse a uno mismo?

R.- Quien no haya hecho nunca o muy poco un trabajo interior (es decir, un itinerario emocional y un itinerario espiritual), difícilmente habrá podido hacerlo en estas semanas: no disponía del instrumental ni del hábito para hacerlo. Quienes sí lo poseen, sin duda habrán convertido este conflicto en una oportunidad. Esto es lo maravilloso de las personas: que hasta de lo más oscuro podemos sacar algo hermoso.

-¿Nos ha podido servir esta crisis para dar una mayor importancia a valores como la solidaridad, o cree que ha sido algo puntual?

R.- Aunque fuera algo puntual, ya ha servido. Ninguna acción luminosa o compasiva se pierde. Al contrario, ayudan y contribuyen a que se pueda seguir ayudando e iluminando en el futuro. Hemos dado un paso, eso es lo importante. Ahora es importante también dar el siguiente. Es así como se hace el camino. Los profetas de mal agüero no ayudan nada. Claro que tampoco ayudan los utópicos ingenuos. Ayudan los que están en su centro y ayudan concretamente.

-Le he preguntado anteriormente por cómo seremos nosotros cuando salgamos pero ¿y el mundo que nos espera? ¿Cree que será un sitio más inhóspito o más acogedor?

R.-Yo soy un hombre con esperanza, para mí eso lo determina todo. Incluso cuando las cosas pintan mal, yo pienso que todo acabará bien. A esto no he llegado por mero optimismo, sino trabajando la virtud de saber esperar. Esa certidumbre de que por encima de todos los vientos que soplen hay una roca que nos sostiene es, para mí, la raíz de la alegría.

-¿Ha sentido en peligro alguna de las libertades?.

R.- La libertad no la podemos perder por el hecho de que nos prohíban salir de casa ni por nada. La libertad es un tesoro que, curiosamente, crece cuando es amenazada. Me siento hoy más libre que ayer, es lo que puedo decir. Quiero caminar en esa senda, siempre más libre, siempre más liberado de convencionalismos y de tonterías. Confieso que ese camino hacia la libertad ante todo, principalmente ante mí mismo, me apasiona.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , , , , ,

La reforma del ático de Rouco Varela costó más de medio millón de euros

Domingo, 22 de febrero de 2015

1352461232696Rouco Varela detallednplano-general-de-la-vivienda-en-la-que-residira-rouco-varela¡Olé tus mitras!… El Cardenal “okupa” se muda y dando la campanada, fiel a su estilo… Esto es la austeridad que se predica para los demás… Los gastos corren a cargo de la diócesis… barra libre

El purpurado se ha trasladado a su nueva residencia junto a dos religiosas

El piso, junto a la catedral, tiene 370 metros cuadrados, 6 habitaciones y 4 cuartos de baño

(Jesús Bastante).- El cardenal Rouco ya no vive en palacio. En el Palacio Arzobispal, se entiende. Seis meses después de su cese, el purpurado se ha trasladado a un lujoso ático, de 370 metros cuadrados, en la calle Bailén, 12 8º dcha., junto a la catedral de La Almudena. Según han confirmado a RD fuentes oficiales, la reforma del mismo ha costado más de medio millón de euros, que han sido asumidos por la diócesis

El propio arzobispado, a través de su web, ha confirmado la noticia a mediodía: “la nueva dirección de la residencia del Cardenal Arzobispo Emérito de Madrid Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio María Rouco Varela, será: C/ Bailén, 12 8º dcha.

El “cardenal okupa”, como la llaman algunos sacerdotes de la diócesis de Madrid, ha abandonado, medio año después de que la Santa Sede anunciase su marcha, el Palacio Arzobispal de la calle San Justo. Su destino, muy cercano, junto al viaducto, y al lado del templo catedralicio.

Según un plano general del bloque -al que tuvo acceso la cadena Ser-, cada planta cuenta con dos viviendas de seis habitaciones , dos de ellas en la zona de servicio, y cuatro cuartos de baño. La habitación principal tiene baño incorporado y vestidor.

El piso tiene también una amplia terraza con unas imponentes vistas de Madrid y además ha sido reformado recientemente. El edificio en el que se encuentra es obra, entre otros, del arquitecto Julio Cano Lasso y está situado en uno de los emplazamientos más especiales de la ciudad.

El piso fue una donación al arzobispado. Hasta ahora vivían allí cuatro sacerdotes, profesores de la universidad de San Dámaso y pertenecientes a Comunión y Liberación, que ahora residen en un piso de la calle Goya.

El cardenal vivirá acompañado por dos religiosas, así como un secretario sacerdote. Junto a la reforma del piso, Rouco ha adquirido un coche nuevo. En estos días, la mudanza está terminando de llevar a su nueva residencia algunos tomos de la biblioteca personal de Rouco Varela, para después proceder al pintado y reacondicionamiento del palacio arzobispal. Por el momento, Carlos Osoro continuará residiendo en Aravaca.

Observad cómo casi al final del video uno de los tertulianos derechistas menciona a gays y lesbianas

 

General, Iglesia Católica , ,

Más de 50 sacerdotes de Mérida-Badajoz denuncian los “despilfarros” de su arzobispo en carta al Nuncio

Domingo, 9 de noviembre de 2014

Mérida-Badajoz-Mons.-Santiago-García-AracilEvaristo Fernandez: Un grupo de sacerdotes se opone a la construcción de un ‘palacio arzobispal’ en el obispado de Badajoz

El fantasma del obispo derrochador de Limburg continúa planeando sobre Extremadura. Mucho más después de la nota enviada anoche por el Arzobispado de Mérida-Badajoz, en el que afirma que las obras en la sede del Obispado de Badajoz, denunciadas por un grupo de sacerdotes, son “necesarias” para la Diócesis y han seguido “todas las formalidades previstas por el derecho de la Iglesia”.

Leemos en Religión Digital:

Acusan a García Aracil de “gastos excesivos, llamativos, inoportunos y escandalosos”

“La tercera planta del palacio cuenta con suelos de mármol y maderas, mobiliario de lujo y baño con hidromasaje y jacuzzi”

La reforma del seminario y del palacio episcopal podría costar 3 millones de euros

(José Manuel Vidal).- Sus curas le llaman el “arzobispo de lujo”. A muchos sacerdotes de Mérida-Badajoz, el tren de vida de su arzobispo, Santiago García Aracil, les recuerda al obispo alemán defenestrado por el Papa por este mismo motivo. Denuncian el caso ante el Nuncio, Renzo Fratini, en una carta en la que le acusan de “gastos excesivos, llamativos, inoportunos y escandalosos”.

En la misiva, los curas le cuentan al representante del Papa en España que su arzobispo, que siempre ha llevado un tren de vida lujoso, al final de su pontificado y cuando ya le han nombrado un arzobispo-coadjutor con derecho a sucesión, ha emprendido dos grandes obras, que pueden dejar hipotecada a la archidiócesis para muchos años.

Por un lado, la remodelación del seminario diocesano, que está realizando la constructora Ojalma, y que están presupuestadas en 1.5 millones de euros. A esa cifra, ya de por sí enorme, para una diócesis pobre, hay que sumarle la remodelación del palacio episcopal, cuyo coste nadie sabe exactamente.

Las obras del palacio, que está realizando la empresa Vmz Licons, no se presupuestaron ni salieron a concurso. Y ni los propios curas saben a cuánto va a ascender el coste, pero calculan un coste un montante similar al de las obras del seminario. Es decir, al final de su mandato, García Aracil dejaría la diócesis con una deuda de más de tres millones de euros.

Se trata de un edificio situado en el corazón de Badajoz, comprado por la diócesis en 2001 y destinado a oficinas y dependencias de la Curia diocesana. “En contra de los criterios de austeridad pastoral y sentido común, Don Santiago García Aracil ha decidido convertir la tercera planta del edificio de la Curia en Palacio episcopal, teniendo que trasladar las dependencias allí existentes”, explican los curas.

Y eso que el edificio “está situado a unos sesenta metros de otro, cuya primera planta está dedicada a residencia del arzobispo titular”, añaden los sacerdotes. Nadie sabe las razones, porque el prelado no ha dado explicación alguna al respecto. Los curas barajan dos posibilidades. O bien monseñor Aracil no quiere salir de la residencia oficial del arzobispo (a la que tendría derecho su sucesor, Celso Morga) o quiere trasladarse a la tercera planta del palacio episcopal, que está remodelando, una vez que haya presentado su renuncia.

Lo que sí saben los curas es que el propio arzobispo, que ya vive ahora en un piso de más de 500 metros cuadrados, asegura que está convirtiendo esa tercera planta del palacio episcopal en “una suite de lujo“. Va a acontar, por ejemplo, con un enorme vestidor completamente revestido de madera con espejo de cuerpo entero; suelos de mármol y maderas preciosas; mobiliario de lujo; baño con hidromasaje y jacuzzi; cocina a la última; salón y despacho con paredes de mármol a media altura.

Más aún, el piso contará con una nueva biblioteca, con un sistema de archivos especial, para lo cual es necesario reforzar la estructura de la estancia por el peso de los armarios.

Ante este despilfarro, los curas están que trinan y creen que su arzobispo está actuando como un virrey, que no escucha a nadie. Por eso piden al Nuncio que intervenga de inmediato por varias razones. Para que “la llegada del nuevo pastor no esté condicionada por situaciones incómodas y sea acogido con alegría”.

Además, porque “la diócesis ya tiene residencias suficientes para ofrecer tanto al arzobispo titular, al coadjutor y al emérito y al que lo sea en su día, viviendas muy dignas tanto en la ciudad de Badajoz como en la de Mérida”.

Y, sobre todo, por el escándalo que supone este dispendio en una “Iglesia pobre, que peregrina en una tierra pobre, como dicen los curas al Nuncio. Y le explican, a continuación, que “no llegamos a ser una región subdesarrollada, pero sí la menos desarrollada de España, ya que somos la única del país que es objetivo preferente para la Unión europea”. Una región “con un índice de paro del 29,4%” y que alcanza la desgraciada cifra del 64% entre los jóvenes de entre 25 y 34 años sin estudios primarios.

Por todo ello, los curas creen que “la prudencia pastoral y el sentido común nos piden ser una Iglesia austera, en consonancia con las realidades de nuestro pueblo y en sintonía con la exigencia evangélica en la que tanto insiste el Papa Francisco

Texto íntegro de la carta enviada por los sacerdotes de Mérida-Badajoz al Nuncio

Excmo. Rvdmo. Sr. Monseñor Renzo Fratini

Nuncio Apostólico en España

Avda Pío Xll, No. 46

28016 – Madrid

Señor Nuncio: Soy un sacerdote de la Iglesia de Mérida-Badajoz que le agradece me dedique el tiempo de leer esta carta. Para situarle en mi escrito, quiero compartir con usted una preocupación de nuestra Iglesia local.

Somos una lglesia pobre que peregrina en una tierra pobre. No llegamos a ser una región

subdesarrollada, pero sí la menos desarrollada de España, ya que somos la única de nuestro país que es objetivo preferente (objetivo número 1) para La Unión Europea.

Igualmente, la economía de la región sigue siendo muy dependiente de las inversiones públicas y de las ayudas sociales. En nuestra diócesis hay un índice de paro del 29’4 %, siendo más crudo entre los jóvenes que tienen de 25 a 34 años y no han pasado de la Educación primaria o inferior, ya que entre ellos la tasa de paro es del 64% en Extremadura.

En esta realidad la prudencia pastoral y el sentido común nos pide ser una Iglesia austera, en consonancia con las realidades de nuestro pueblo y en sintonía con la exigencia evangélica en la que tanto insiste el Papa Francisco. En la situación económica que hemos descrito, tanto las parroquias como las instituciones diocesanas estamos llamadas a ser muy exigentes en la gestión económica que nos corresponde.

Ante el nombramiento de D. Celso Morga como Arzobispo coadjutor de Mérida-Badajoz, estamos viviendo un momento de cambio en nuestra realidad eclesial que queremos vivirlo desde la esperanza. Es en este sentido en el que queremos compartir con usted una preocupación concreta, pidiendo su intervención, para que la llegada de este nuevo pastor no esté condicionada por situaciones incomodas y sea acogido con alegría.

El problema que queremos poner en sus manos es el gasto excesivo que en estos momentos de cambio se está dando en la diócesis. Sin entrar en la gran obra que se está haciendo en el seminario Diocesano, puesto que no tenemos datos públicos en la Diócesis, quiero hablarle del edificio histórico que la diócesis adquirió en el centro de Badajoz, y en él se instalaron en el año 2001 las oficinas y dependencias de la curia. Este edificio está situado a unos sesenta metros de otro en el que la primera planta está dedicada a residencia del Arzobispo titular.

En contra de los criterios de austeridad pastoral y sentido común que hemos dicho antes, Don Santiago García Aracil, ha decidido convertir la tercera planta del edificio de la curia en Palacio Episcopal, teniendo que trasladar las dependencias allí existentes.

Los gastos que genere esta decisión pueden ser llamativos, inoportunos y escandalosos por innecesarios, ya que la diócesis tiene residencias suficientes para ofrecer, tanto al arzobispo titular, como al actual emérito y al que lo sea en su día, viviendas dignas tanto en la ciudad de Badajoz como en la de Mérida.

Le ruego tenga a bien atender esta carta, y desde sus posibilidades, facilite que sea Don Celso Morga, una vez que conozca la realidad de la Diócesis, el que junto a los Consejos y Colegios canónicamente constituidos tome las decisiones más adecuadas.

Fdo.:

Presbítero de la Diócesis de Mérida-Badajoz

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.