Resultados de la búsqueda

Palabra clave: ‘Utah’

El estado de Utah prohíbe a los profesionales médicos practicar «terapias» de conversión en menores de edad

Viernes, 31 de enero de 2020

220px-2013-05-23_Gary_R_HerbertGobernador Gary Herbert

La lista de estados y territorios estadounidenses que prohíben las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad suma un nuevo miembro. El gobernador de Utah, bastión del mormonismo, firmó el martes pasado una orden ejecutiva para prohibir estas peligrosas prácticas que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género. La medida sale adelante por el empeño del mandatario republicano, después de que las cámaras legislativas la rechazaran. Utah se convierte en el 19º estado de los Estados Unidos (además de Washington D.C. y de Puerto Rico) en vetar estos infames procedimientos, si bien la prohibición solo se aplicará a profesionales médicos. El siguiente podría ser Virginia.

Ya en febrero del año pasado se presentó un proyecto de ley en el legislativo estatal que acabó fracasando por falta de apoyos. En noviembre, el gobernador republicano Gary Herbert propuso un texto alternativo que usaría la vía administrativa, en lugar de la penal, para perseguir estas pseudoterapias. Herbert consiguió el apoyo de la iglesia mormona, que ejerce una gran influencia en Utah y a la que él mismo pertenece, a cambio de que la norma solo se aplicara a profesionales de la salud mental.

El texto, aprobado el pasado martes como orden ejecutiva, clasifica las «terapias» de conversión como «conductas antiprofesionales» y prevé la suspensión o revocación de la licencia médica para los especialistas que las pongan en práctica en menores de edad. Los sacerdotes y terapeutas religiosos están expresamente exentos del veto, siempre que no estén en posesión de una licencia profesional. A pesar de esta importante limitación, los activistas LGTBI han saludado la medida y esperan que sirva de acicate para que se aprueben otras similares en estados conservadores como Utah.

Flag_of_UtahCalifornia fue el primer estado de Estados Unidos en prohibir el uso de las «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad en 2012, no sin gran controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después) y Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014). Más tarde se sumaron OregónIllinoisVermontNuevo MéxicoRhode IslandNevadaConnecticutWashingtonHawái, MarylandDelawareNew HampshireNueva YorkColorado y Massachusetts. El próximo estado podría ser Virginia, cuyo Senado aprobó el pasado martes un proyecto de ley que ahora pasará a la Cámara de Delegados.

En abril del año pasado se les unió Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

terapiasdeodioNo” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Jugadores de fútbol de secundaria de Utah queman la bandera del Orgullo mientras dicen “Todos los gays mueren”.

Jueves, 27 de junio de 2019

AaF40QZ4_400x400Dos estudiantes de fútbol americano de la Escuela Secundaria Kearns de Utah han sido suspendidos por compartir un video de ellos riéndose y quemando una bandera del arco iris mientras decían “Todos los gays mueren”. La policía también está investigando.

El video fue publicado por primera vez en Snapchat por un estudiante de primer año entrante de 15 años de edad y fue compartido por otro estudiante actual.

El portavoz del Distrito Escolar de Granite, Ben Horsley, dijo a ABC News: “Queremos asegurarnos de que todos los estudiantes que entran por nuestras puertas se sientan seguros en el ambiente en el que se encuentran. Mirar el video, ya sea como una broma o como una amenaza seria y amplia contra los individuos LGBTQ, sigue siendo un acto reprensible. Necesitamos condenar el odio y el fanatismo dondequiera que lo veamos”.

Añadió que aunque no está claro a qué disciplina se enfrentarán los estudiantes, las sanciones podrían ir desde la suspensión hasta el servicio comunitario obligatorio. Otros miembros de la comunidad han pedido que se cancele el programa de fútbol, pero eso es poco probable teniendo en cuenta que sólo dos miembros del equipo estaban implicados y que el fútbol genera mucho dinero tanto para las escuelas individuales como para los distritos escolares.

El distrito escolar también dijo que se han puesto en contacto con líderes de la comunidad LGBTQ para sugerir futuros ejercicios de empatía y oportunidades educativas para que los odiosos cabezas de chorlito no vuelvan a hacer algo tan estúpido como esto nunca más. (Aunque el portavoz del distrito no usó esas palabras exactas.)

Matt Rickards, entrenador principal del equipo de Kearns High School le dijo a KSTU, afiliada de Salt Lake City Fox,“No hay lugar para eso en nuestro programa en absoluto, y no será tolerado. Es potencialmente un crimen de odio, así que me enferma“. Y agregó: “Tenemos una regla en nuestro programa, y es no avergonzarte a ti mismo, a tu familia o a tu equipo y, obviamente, esa regla fue quebrantada. Así que, tiene que haber consecuencias por eso.

Aquí hay un video que muestra imágenes de la bandera en llamas:

Las banderas de Burning Pride parecen haberse convertido en una tendencia reciente entre los que odian a los homosexuales. A principios de este mes, un vándalo quemó una bandera arco iris en las afueras del único bar gay de propiedad de negros de la ciudad de Nueva York; en mayo, alguien quemó una bandera arco iris en las afueras de una boutique de Filadelfia; y en abril, alguien quemó una bandera arco iris de una pareja heterosexual en Charleston, Carolina del Sur.

De lo que estos odiadores no se dan cuenta es que quemar nuestra bandera sólo hace que nuestra comunidad sea aún más fuerte y esté más unida frente al odio, ya sea que ese odio provenga de estudiantes de secundaria tontos, vándalos al azar o fanáticos rencorosos.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Un juez de Utah reconoce el matrimonio póstumo de dos ancianas que fueron pareja durante cincuenta años

Miércoles, 12 de septiembre de 2018

71ec8eae-9e4b-49c3-ab2b-1152c62b0058Broche de oro para una preciosa historia de amor, la de Bonnie Foerster (74 años) y Beverly Grossaint, fallecida el pasado mes de mayo con 82 años. Un juez de Utah las ha declarado oficialmente casadas, en lo que supone un reconocimiento formal de una relación que ha durado medio siglo. El estado de Utah permite el matrimonio póstumo en circunstancias excepcionales siempre que sea autorizado por un juez.

Bonnie Foerster y Beverly Grossaint se conocieron en 1968 en Nueva York. Foerster tenía entonces 24 años, y sufría maltrato a manos del que entonces era su marido. Cuando se conocieron, de hecho, Foerster llevaba gafas de sol para ocultar sus hematomas. «Me quitó las gafas, me miró con sus profundos ojos azules y me dijo que podía ver mi alma», ha contado en una entrevista a The Washington Post. «Y así fue como nos enamoramos», añadía.

La pareja, residente en Salt Lake City desde 1979, no pudo sin embargo contraer matrimonio a pesar de que en Utah el matrimonio entre personas del mismo sexo es posible desde octubre de 2014, cuando culminó el proceso judicial correspondiente (meses antes de que el Tribunal Supremo emitiese la sentencia que consolidaba ese derecho y lo hacía extensivo a todo el territorio estadounidense). Los problemas de salud de la pareja hicieron imposible celebrar una boda.

Tras la muerte de Grossaint, sin embargo, un amigo abogado de la pareja, Roger Hoole, cayó en la cuenta de que Utah permite el matrimonio póstumo. La Corte Suprema del Estado lo dio por válido en 2014, a raíz del caso de una pareja de ancianos (en aquel caso de distinto sexo) en la que el hombre había fallecido en 2010. Hoole y Foerster acudieron a la justicia en julio, y el pasado 21 de agosto el juez Patrick Corum estableció que en efecto la pareja debía considerarse casada pese a no haberse celebrado ceremonia de boda. El juez tuvo en cuenta que durante 50 años la pareja compartió hogar, finanzas, se ayudó mutuamente y fueron tratadas por familiares, amigos y vecinos como un matrimonio, como acreditaron diferentes testimonios.

Si Beverly Grossaint falleció en mayo como consecuencia del enfisema pulmonar que padecía (entre otros problemas), la salud de Bonnie Foerster no es precisamente buena. Prácticamente ciega, con graves problemas de espalda y en silla de ruedas debido a una doble amputación, Foerster quiere sin embargo tatuarse el nombre de su mujer junto a una rosa y un pequeño corazón al lado de su propio corazón. «Sé que me va a doler, pero Bev lo merece», ha declarado

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

Demandan leyes de Utah que prohiben el debate sobre la homosexualidad en la escuela

Jueves, 27 de octubre de 2016

780x580-youtube-n_rlhxe8f_e-demandan-leyes-homofobicas-de-utah-que-prohiben-el-debate-sobre-la-homosexualidadUna organización de defensa de los derechos de la comunidad LGTB ha presentado una demanda contra el Estado de Utah sobre sus llamadas leyes de “No Homo Promo”, que prohíben los debates y discusiones sobre la homosexualidad en cualquier forma que se asemeje a su promoción.

 La sede de San Francisco del Centro nacional por los Derechos de las Lesbianas (NCLR por sus siglas en inglés) presentaba la demanda en la Corte de Distrito de EE.UU. de Salt Lake City la semana pasada, en nombre de la Equality Utah, contra la Junta de Educación de Utah; el superintendente estatal, Sydnee Dickson; y los distritos escolares del Condado de Cache, Jordan y Weber, donde tres estudiantes homosexuales alegan haber sido víctimas de acoso en sus escuelas, quienes se presentan como demandantes junto a Equality Utah.

De acuerdo con Equality Utah, las leyes homofóbicas del estado violan la Primera Enmienda de profesores y estudiantes, al limitar su derecho a la libertad de expresión, la Enmienda 14, sobre la igualdad de protección, y otras leyes que prohíben la discriminación sexual y garantizan la igualdad. La cuestionada ley prohíbe el uso de materiales de enseñanza que incluyan la «promoción de la homosexualidad», indicando la abstinencia como la única educación sexual posible, así como prohíben el uso de materiales que «promueven la actividad sexual fuera del matrimonio». Además, se hace referencia a una ya obsoleta ley que define el matrimonio en Utah como la unión entre un hombre y una mujer, una ley que los tribunales ya han considerado inconstitucional.

El primer demandante tiene 7 años de edad, residente del Condado de Weber, que en ocasiones prefiere llevar ropa femenina y en ocasiones ropa masculina. Afirma haber sufrido un brutal acoso que incluye intimidación y golpes de estudiantes que llegaron a obligarle a bajarse los pantalones para ver su ropa interior, motivo por el que no quiere volver a la escuela. El segundo demandante es un estudiante de secundaria homosexual que afirma haber sido víctima de agresiones homofóbicas verbales desde la escuela primaria y asegura que le han prohibido hablar sobre el matrimonio del mismo sexo de su tío en la escuela. La tercera demandante es una estudiante de secundaria lesbiana que fue «castigada selectivamente» por funcionarios de la escuela conducidos por otra estudiante. Igualmente, asegura que su escuela actual le ha prohibido hacer preguntas acerca de la homosexualidad en su clase de salud.

Troy Williams, director ejecutivo de Equality Utah, afirma que estas leyes, denominadas como las leyes «no homo promo» o «no diga gay», envían un mensaje equivocado a los niños que puedan ser homosexuales, bisexuales o transexuales de Utah al estigmatizar «expresamente estudiantes queer. Se envía el mensaje de que nuestra vida es algo vergonzoso, algo que debe ser censurado y borrado. Ha llegado el momento de poner fin al estigma y la huelga ‘no homo promo’ de la ley del estado (…). Estas leyes impiden la presentación de información precisa relativa a lesbianas, gays, bisexuales en las clases de salud y otras clases, aun cuando dicha información tiene fines educativos importantes, al tiempo que no se impone ninguna restricción similar en la discusión de la heterosexualidad».

Utah no es el único estado con leyes en los libros que impiden que la homosexualidad sea discutida en las escuelas públicas. En concreto, Alabama, Arizona, Louisiana, Mississippi, Carolina del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur y Texas tienen leyes sobre los libros y material escolar que constituyen un delito al fomentar el debate sobre la homosexualidad.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Candidato por Utah al senado se disculpa por declaraciones contra gay que se había suicidado

Miércoles, 5 de octubre de 2016

780x580-noticias-jason-christensen-facebookaaeaaqaaaaaaaaotaaaajgy4mtqxn2m0lwe5zjutngq1ny05mtdllty5mde4nzmxmjc5yqBraxton Taylor (izda) y el homófobo Jason Christensen (Dcha)

Un candidato al Senado por Utah se refirió a un joven que se había suicidado como un «pecador» porque era homosexual y como un «asesino» porque se había suicidado. Ahora pide disculpas, tras volverse viral su publicación y recibir amenazas de muerte.

Jason Christensen es candidato de Utah para el senado por el Independent American Party (Partido Independiente Americano, en español) ha sido objeto de críticas por la publicación de unos desafortunados comentarios en Facebook en referencia al reciente suicidio de un joven gay, Braxton Taylor, de 19 años de edad, que se suicidaba la semana pasada.

«Sí, esto es triste, con esperanza, Dios tendrá piedad con los dos pecados que este chico ha cometido. El pecado de la homosexualidad y el pecado del asesinato», publicaba en su cuenta de Facebook, explicando en el hilo de los numerosos comentarios que tendría la publicación que para él asesinato y suicidio son equivalentes. «Leed las escrituras, dejad de negar las escrituras (…). Me siento mal por él y sus pecados. Pero hay que reconocer lo que es un pecado y lo que no. Hay que vivir el Evangelio de Jesucristo y no el Evangelio del diablo», así contestaba a un comentario en la misma publicación, que se vuelve viral tras ser subida a Reddit y otras páginas similares.

780x580-noticias-facebook-de-jason-christensenFacebook de Jason Christensen – Foto: Uso permitido

Tras el revuelo que sus publicaciones han creado, el viernes, 30 de septiembre, se disculpa públicamente, explicando que habría recibido amenazas de muerte y aludiendo a que había sufrido un «momento Trump». Lo que no hace es retractarse de sus creencias sobre la homosexualidad o su interpretación del suicidio como un «asesinato». «Pido disculpas, y espero que con mi amor y con mis disculpas, la familia pueda perdonarme», declaraba a una cadena de televisión.

Sus disculpas llegan en realidad después de muchas declaraciones en su contra, como la de su oponente de cara a las elecciones, el senador republicano Curt Bramble, que hablaba de «la falta de cortesía, la vulgaridad, la intensidad de estos comentarios», añadiendo que «no hay lugar para eso en una campaña política, no hay espacio para eso en la legislatura de Utah, y, sinceramente, no hay lugar para eso en nuestra sociedad»

«Los comentarios que Jason Christensen hizo acerca de un joven de 19 años de edad que se había suicidado son viles y crueles, e impropios de alguien que aspira a representar a los habitantes de Utah en el gobierno estatal», declara Troy Williams, director ejecutivo de Equality Utah.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Salt Lake City, capital del estado bastión de la religión mormona, Utah, dedica una calle al activista LGTB Harvey Milk

Sábado, 23 de abril de 2016

290x350_MilkBulevar-Harvey-Milk-Salt-Lake-City-300x197El concejo de Salt Lake City, la capital y ciudad más importante del estado de Utah, ha aprobado por unanimidad una propuesta para dedicar una de sus calles al activista LGTB Harvey Milk. A pesar de albergar la sede de la conservadora Iglesia Mormona, Salt Lake City tiene una alcaldesa abiertamente lesbiana, Jackie Biskupski, desde las elecciones del pasado 2015 y cuenta con dos concejales también abiertamente gais en su concejo. Quizás por ello, uno de los defensores de la propuesta la ha calificado como “una de las ciudades más gais de los Estados Unidos”.

La idea de dedicar una de las calles de Salt Lake City a Harvey Milk partió del concejal Stan Penford, que fue el primero abiertamente gay en el concejo de la ciudad. Su propósito, además de homenajear al activista, era “enviar un mensaje de que somos una ciudad abierta e inclusiva”. La elección de Milk, aparte de una preferencia profundamente personal, respondía a que el activista “imaginó un mundo feliz donde todo el mundo —todo el mundo— era valioso y tenía derechos civiles”, afirmaba Penfold, concluyendo que “también me gusta imaginar ese mundo”.

La propuesta se debatió el pasado martes 19 de abril, tras una hora de debate abierto a los ciudadanos que quisieran expresar sus opiniones al respecto. En su defensa, Troy Williams, miembro del grupo de defensa de los derechos LGBT Equality Utah, señalaba que el mismo hecho de que dos miembros del concejo de Salt Lake City fueran abiertamente homosexuales —el propio Stan Penford y el recientemente elegido Derek Kitchen—, al igual que la alcaldesa Biskupski, era parte del legado de Harvey Milk. Lo mismo opinaba Bryce Hurst, para quien el activista era un “héroe personal”, al destacar que Salt Lake City se había convertido en “una de las ciudades más gais de los Estados Unidos”. Algunos de contrarios a la propuesta simplemente se oponían a que se homenajeara a alguien que no fuera de la ciudad o del estado de Utah. Tan solo uno de los que manifestaron su desacuerdo aludió a que “contravenía sus creencias religiosas”.

Finalmente, por unanimidad, se aprobó que la calle 900 Sur se llame desde ahora Bulevar de Harvey Milk, y entre a formar parte de un conjunto de avenidas dedicadas a defensores de los derechos civiles que ennoblecen el callejero de Salt Lake City, como el Bulevar de Martin Luther King Jr., el Bulevar de César Chávez o el Bulevar de Rosa Park.

Tras la aprobación, el concejal y ponente Stan Penford informaba de que Equality Utah había iniciado una campaña de recogida de fondos para sufragar los nuevos letreros de la calle, de tal manera que el cambio de nombre no suponga un gasto para los contribuyentes.

En cuanto a la Iglesia Mormona, sus portavoces no han querido hacer ninguna declaración al respecto, lo que cual se ha interpretado como una aceptación velada. Recordemos que la confesión religiosa considera la homosexualidad como un pecado mortal, y que una de sus últimas y polémicas decisiones ha sido la de excluir a los hijos de las parejas del mismo sexo del bautismo.

Recordemos también que Harvey Milk fue el primer político abiertamente gay elegido por sus conciudadanos para ocupar un cargo relevante en Estados Unidos. Milk fue elegido “city supervisor” de la ciudad de San Francisco (equivalente a concejal de distrito) en 1977, destacando por su apasionada defensa de los derechos civiles de gais y lesbianas. Fue asesinado a tiros en noviembre de 1978, junto al alcalde George Moscone, por Dan White, otro concejal. Su historia fue inmortalizada por la inolvidable Mi nombre es Harvey Milkpelícula protagonizada por Sean Penn y ganadora de dos Óscar en 2009.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , , , ,

Utah aprueba una ley contra la discriminación a homosexuales. La propuesta obtuvo el apoyo total de la Iglesia mormona en el estado.

Viernes, 13 de marzo de 2015

gay-rights-religious-terraapKody Partridge, izquierda, y su esposa Laurie Wood celebran después de que la legislatura de Utah aprobara una ley contra la discriminación homosexual, este miércoles 11 de marzo del 2015. Foto: AP

Activistas y religiosos mormones del Estado norteamericano de Utah han han unido esfuerzos para conseguir que se prohíba la homofobia, bifobia y transfobia en la región.

 

La legislatura de Utah, de mayoría republicana, dio su aprobación final este miércoles por la noche una ley contra la discriminación de sus residentes homosexuales, bisexuales y transexuales, un texto respaldado por la Iglesia mormona.

La Cámara de Representantes del Estado aprobó por 65 votos contra 10 aprobar la medida desvelada la semana pasada. El Senado regional lo aprobó este viernes.

La propuesta obtuvo el poco habitual apoyo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en el estado y que ayudó a acelerar el paso de la medida en la cámara. El gobernador Gary Bergert, un republicano miembro de la iglesia, indicó que firmará el documento.

Algunos críticos conservadores han alegado que la propuesta, limitada al empleo y la vivienda, no va lo bastante lejos para proteger los derechos religiosos. No aborda cuestiones de discriminación más espinosas, como si un negocio puede negarse a servir a alguien por motivos religiosos, como por ejemplo un fotógrafo de bodas que se opone a trabajar en un enlace entre personas del mismo sexo. Además, las voces discordantes señalan que la ley crea protecciones especiales para personas homosexuales y transgénero.

La iglesia mormona dijo apoyar por completo la ley, que sigue los principios esbozados en su petición de que se aprueben normas que equilibren los derechos religiosos y las protecciones de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.

La ley ilegalizaría basar las contrataciones, despidos y otras decisiones de empleo en la orientación sexual o identidad de género. También sería ilegal negarse a vender o alquilar, negar un préstamo para vivienda o basar otras decisiones sobre vivienda en ese criterio.

Ya habíamos conocido que la Iglesia Mormona y la Human Rights Campaign, una organización defensora de los derechos humanos, han respaldado un proyecto de ley que pretende prohibir en el Estado de Utah la discriminación que sufren los ciudadanos en base a su orientación sexual o identidad de género que se extendería a la protección del empleo y la no discriminación en la vivienda. El presidente HRC Chad Griffin se alegra con el apoyo al proyecto de ley por parte de la Iglesia Mormona.

Dijo Griffin que “Este es un momento extraordinario para el estado de Utah, para los estadounidenses LGBT, y para la Iglesia Mormona, que, mediante el apoyo a esta legislación, muestra una voluntad de alinearse con los demás en el lado correcto de la historia. El deseo mostrado por la Iglesia Mormona para trabajar hacia un terreno común debería servir de modelo para otras tradiciones de fe aquí en los Estados Unidos “.

La medida impediría que la población de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales pueda ser discriminada en el ámbito laboral y en el inmobiliario, intentando evitar que una empresa pueda dejar de contratar o despedir a alguien en base a su condición de LGTB.

El proyecto de ley, S. B. 296, contiene tres disposiciones consecuentes. En resumen, el proyecto de ley establece los empleadores, arrendadores y propietarios tienen prohibido negar empleo y vivienda sobre la base de la identidad de género u orientación sexual, y no hay exenciones religiosas a las disposiciones de no discriminación se permitirá a las personas o empresas con fines de lucro. Si los legisladores de Utah aprobasen la medida, el estado se uniría a otros 21 estados que tienen protecciones explícitas de no discriminación basada en la orientación sexual y otros 18 estados que tienen protecciones de identidad de género explícitas. La directora Jurídica de HRC, Sarah Warbelow espera legisladores de Utah se muevan rápidamente sobre el asunto y afirma que: “Este es un paso muy alentador para todos los que estamos comprometidos con la igualdad. Con sólo un corto tiempo que queda en la sesión legislativa del estado, que se espera, la acción rápida y positiva en esta importante medida.

General, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , ,

El Supremo de EEUU valida el matrimonio igualitario en Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana con lo que ya es legal en casi la mitad de los estados de EE.UU.

Martes, 7 de octubre de 2014

 Tribunal-Supremo-Estados-UnidosEl Tribunal Supremo desestima los recursos presentados contra este tipo de uniones en Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana que avanzan en igualdad.

El Supremo de EE UU abre la vía al matrimonio gay en cinco Estados más

El Supremo de EEUU permite el matrimonio igualitario en 30 estados

La decisión supone un avance irreversible en los derechos de los homosexuales, que ya podrán casarse en la mitad del país

CRONOLOGÍA: La evolución del matrimonio homosexual en EE UU

El Tribunal Supremo de Estados Unidos evita pronunciarse sobre su legalización a nivel nacional, pero rechaza cinco apelaciones que buscaban prohibir las bodas entre personas del mismo sexo

ha desestimado este lunes (6 de octubre) los recursos presentados contra el matrimonio homosexual, lo que permite que los enlaces entre personas del mismo sexo puedan celebrarse en los cinco estados en los que tribunales de inferior instancia habían derogado las prohibiciones.

La Corte Suprema de Estados Unidos estudiaba desde el 29 de septiembre la legalidad constitucional del matrimonio gay en estos cinco estados. En sesiones a puerta cerrada, el tribunal ha estudiado durante ocho días las enmiendas presentadas por grupos homófobos que pretendían prohibir constitucionalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los magistrados tenían esta tarea desde que los funcionarios judiciales de cada uno de estos estados trasladaron el asunto a la corte federal. Estos jueces no tienen la obligación de atender ninguno de estos casos, y podrían incluso retrasar su decisión. Sin embargo, se han pronunciado tan solo una semana después de la fecha establecida.

La orden de la Corte hace efectiva desde hoy la legalidad dell matrimonio homosxual en 30 estados. Sentencias similares en Indiana y Wisconsin también fueron proclamadas en septiembre, donde la prohibición del matrimonio homosexual también fue declarada inconstitucional en los tribunales. Las parejas en otros seis estados – Colorado, Kansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia Occidental y Wyoming – deberían poder casarse en el corto plazo. Esos estados estarían obligados por las mismas sentencias de apelación que se pusieron a la espera de revisión de la Corte Suprema.

La decisión, inesperada para abogados de ambas partes, es una respuesta al recurso presentado por estos cinco estados contra la suspensión judicial de las leyes que habían aprobado para prohibir los matrimonios entre personas del mismo sexo en cada uno de estos territorios. Los analistas creían que el Supremo iba a aceptar a trámite al menos uno o dos casos sobre el matrimonio homosexual en este nuevo periodo de sesiones para emitir así un fallo con implicaciones a nivel nacional antes de junio de 2015. Con la inesperada decisión de hoy, el máximo tribunal del país se hace a un lado y evita entrar en el debate sobre la legalización del matrimonio homosexual a nivel nacional.

Los activistas a favor de los derechos de las personas LGTB tenían la esperanza de que el Tribunal Supremo se pronunciara para impedir que se aprueben nuevas leyes que prohíban el matrimonio igualitario, lo que supondría la legalización de facto de estas uniones. Por contra, los estados conservadores que habían impulsado el recurso pretendían que el Supremo anulase las sentencias de tribunales de instancias inferiores que habían suspendido las leyes contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que tampoco ha ocurrido.

Al inhibirse el Supremo, siguen en vigor las sentencias de los tribunales inferiores, hasta ahora siempre favorables a respetar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El Supremo tendrá que pronunciarse en el futuro

gay_marriage_usa_2Sin embargo, todo apunta a que tarde o temprano un tribunal estatal o un tribunal federal de apelaciones fallará a favor de una prohibición, por lo que el Supremo tendrá que pronunciarse y decir si los homosexuales de los 50 estados de la unión tienen el mismo derecho a casarse que los heterosexuales.

En los últimos meses cuatro tribunales de apelaciones han derogado las leyes estatales que prohibían el matrimonio no contraído entre un hombre y una mujer, pero esos mismos tribunales habían suspendido la celebración de bodas a la espera de la decisión del Supremo.

A nivel práctico, se deberían poder celebrar matrimonios entre parejas homosexuales en estos estados, aunque podría ser necesario solicitar una orden judicial para que las autoridades estatales reacias se vean obligadas a aceptar las bodas.

El matrimonio homosexual en Estados Unidos es legal en 19 estados y en el Distrito de Columbia, pero con esta decisión del Supremo en la práctica se elevará a 30 el total de estados en los que podrán celebrarse bodas entre personas del mismo sexo. Con la decisión de este lunes del Supremo, pasa de 19 a 24 el número de estados en los que el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal.

Para el periódico The New York Times, el Tribunal Supremo mantiene así una política de inhibición a la espera de que más estados aprueben el matrimonio igualitario. Según el diario, esta estrategia recuerda a la que sostuvo el Supremo con respecto al matrimonio interracial en la década de 1960, cuando esperó a que 34 estados lo aprobaran. Finalmente se pronunció en 1967 para declarar ilegales todas las leyes que prohibían las uniones entre negros y blancos.

El año pasado, con un fallo histórico, el Supremo declaró inconstitucional la Ley de Defensa del Matrimonio (fotogalería), que lo definía como “la unión entre un hombre y una mujer” e impedía, por tanto, que los homosexuales casados en los estados donde es legal lograran reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

Si 2013 se convirtió en el año de los mayores avances en el ámbito del matrimonio homosexual, 2014 puede ser el de su consolidación. Hace poco más de dieciséis meses que el Supremo revocó la Ley de Defensa de Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés), que desde 1996 definía el matrimonio como la unión “entre un hombre y una mujer”. Al mismo tiempo, el Tribunal anuló también la Proposición 8, como se conoció a la ley estatal que prohibió estas uniones en California en 2008.

La Corte determinó el año pasado que tanto la Proposición 8 como la ley de Defensa del Matrimonio violaban el derecho a la igualdad de los ciudadanos homosexuales. Al declarar DOMA inconstitucional, obligó también a cambiar más de 1.000 normativas federales condicionadas por la definición de matrimonio y relacionadas con impuestos, derechos de herencia, beneficios en seguros médicos o incluso normas de inmigración.

La decisión del Supremo refleja el profundo cambio que ha sufrido la opinión pública de EE UU con respecto al matrimonio homosexual. Cuando el ahora presidente Obama hizo campaña en 2008, todavía no se podía arriesgar a respaldarlo. Cuatro años después, hizo historia al ser el primer presidente estadounidense en afirmar que “los homosexuales deberían tener derecho a casarse”. El presidente justificó entonces, reconociendo el cambio imparable a su alrededor, que no podía argumentar ante sus hijas por qué algunos de los padres de sus compañeros de colegio podían casarse y otros no.

A partir de ese momento, la Administración Obama anunció que se situaría de parte de los demandantes contra DOMA en el Supremo y dejaría de defender esta ley ante los tribunales. El giro que ha tenido lugar en los últimos dos años, a una velocidad impredecible al comienzo de la década, ha dado un paso más este lunes, con la negativa del Supremo.

El mensaje de este lunes coincide ademas con el enviado en la sentencia de hace dos años. La Corte sigue considerando que este asunto debe ser decidido por parte de los Estados y sus cámaras legislativas, no a nivel federal. De haber aceptado las demandas planteadas por Virginia, Utah, Oklahoma, Indiana y Wisconsin, y si los nueve jueces hubieran decidido después que ninguno de estos Estados pueden prohibir la unión entre personas del mismo sexo, esa sentencia sería vinculante para todo el país, por lo que el matrimonio igualitario quedaría legalizado a nivel federal.

El siguiente mapa, tomado de Freedom To Marry, muestra cual es la situación en el momento actual:

situación-del-matrimonio-igualitario-USA-a-6-de-octubre

Fuente Público y El País

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Sentencia clave: la Corte de Apelaciones ratifica que es inconstitucional prohibir el matrimonio igualitario en Utah y apunta al Supremo

Sábado, 28 de junio de 2014

Corte-de-Apelaciones-del-10º-Distrito-de-los-Estados-UnidosLa Corte de Apelaciones del 10º Circuito ha rechazado la apelación presentada por la Fiscalía General del estado de Utah en contra de la sentencia que declaraba inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario en ese estado. Tras el aluvión de sentencias favorables en los distintos tribunales federales, la mayoría de ellas en suspenso en espera del proceso de apelación, se esperaba con indisimulado interés qué decisiones se tomarían en el circuito de apelaciones y sobre qué argumentos se basarían. La decisión favorable de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, sin embargo, ha sido suspendida cautelarmente en espera de una ya confirmada apelación ante la máxima instancia judicial: el Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

Desde que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró inconstitucional la sección 3 de la DOMA (Defense of Marriage Act, la norma que impedía el reconocimiento por parte de la administración federal de los matrimonios entre personas del mismo sexo), todas las sentencias dictadas por tribunales federales o estatales han sido favorables al reconocimiento del matrimonio igualitario. Pero muchas de ellas estaban suspendidas porque los representantes jurídicos de los distintos estados habían apelado esas decisiones.

El siguiente paso era saber qué decisión tomarían las Cortes de Apelaciones del Circuito Federal. Y el primer dictamen ha sido tomado este miércoles 25 de junio por la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, que ha confirmado la primera de estas sentencias, la dictada por el juez Robert J. Shelby el pasado mes de diciembre, que estimaba que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo recogida en la legislación del estado de Utah violaba las garantías de igual protección y debido proceso recogidas en la decimocuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

El panel de tres jueces conformado por Carlos F. Lucero, Paul J. Kelly Jr. y Jerome A. Holmes ha considerado, por dos votos favorables contra uno, que “quienes desean casarse con una persona del mismo sexo están facultados para ejercer el mismo derecho fundamental que les es reconocido a las personas que desean casarse con una persona del sexo opuesto”.  También ha estimado que es “totalmente ilógico creer que el reconocimiento estatal del amor y el compromiso entre las parejas del mismo sexo alterará las decisiones más íntimas y personales de las parejas de distinto sexo”. Además, ha rechazado el argumento de la Fiscalía General de que el hecho de que las parejas del mismo sexo no puedan procrear es motivo para impedirles contraer matrimonio, ya que la facultad procreativa nunca ha sido un requisito exigido por el Estado. Finalmente, ha resuelto que prevalece el derecho de los demandantes a la igual protección y el debido proceso.

Esta decisión de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, sin embargo, ha sido suspendida en la misma sentencia, en espera de una posible última apelación ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. La Fiscalía General de Utah ya ha comunicado que presentará dicha recurso, para lo cual dispone de 90 días, aunque previamente solicitará que el pleno de los doce jueces que integran la Corte de Apelaciones revise el dictamen formulado por el panel de tres jueces.

Más sentencias en espera de apelación

Los mismo jueces conforman el panel que decidirá sobre la apelación presentada por la Fiscalía General del estado de Oklahoma contra la sentencia favorable al matrimonio igualitario en ese estado, cuyas audiencias tuvieron lugar poco después de las correspondientes a la apelación de Utah. Se espera, por lo tanto, que la decisión sobre el caso de Oklahoma se dé a conocer en breve y que sea igualmente favorable a los derechos LGTB.  La jurisdicción de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito está integrada por los estados de Colorado, Kansas, Nuevo México, Oklahoma, Utah y Wyoming. En Nuevo México ya es legal el matrimonio igualitario, y en los cinco estados restantes la prohibición del mismo está denunciada.  La decisión de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito en el caso de Utah hace previsible un resultado positivo en todas esas demandas.

Hasta ahora, ocho son los estados donde la justicia ya ha declarado inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario, pero esas sentencias permanecen en suspenso en espera de que se resuelva su apelación: UtahOklahomaVirginiaTexasMichiganArkansasIdaho yWisconsin. En Oregón y Pensilvania, sin embargo, las sentencias favorables adquirieron firmeza al no presentarse apelación. El fallo de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito supone un avance importante en el proceso de reconocimiento de los derechos civiles de las personas LGTB en los Estados Unidos, y abre el camino para que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos tome una decisión que afectaría al conjunto de los estados que conforman esa nación.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

Joe Biden aplaude que por fin se tomen medidas contra los proyectos de ley anti-LGBTQ+: “No se puede exagerar”

Martes, 28 de junio de 2022

GettyImages-1403139475El presidente de EE. UU., Joe Biden, firma una orden ejecutiva sobre el avance de la igualdad para las personas LGBTQI+, 15 de junio de 2022. (Foto de Alex Wong/Getty Images)

Los grupos LGBTQ+ han acogido con beneplácito que Joe Biden tome medidas contra la terapia de conversión y los ataques republicanos a los jóvenes trans.

Biden firmó una orden ejecutiva el miércoles (15 de junio) diseñada para proteger a las personas LGBTQ+ de la odiosa discriminación de la terapia de conversión y una avalancha de legislación estatal dirigida a las personas trans.

La orden ordena que los departamentos federales de educación y salud amplíen el acceso a la atención de afirmación de género. Además de esto, Biden sugiere que se encuentren “nuevas formas” para ayudar a combatir la avalancha de proyectos de ley anti-LGBTQ+ dirigidos a los jóvenes trans aprobados por varios legisladores estatales este año.

En cuanto a la terapia de conversión, Biden quiere “tomar medidas enérgicas” contra la práctica a través de iniciativas de concientización y reducción de riesgos, y al garantizar que los fondos federales no se usen ni se puedan usar para abusar de las personas LGBTQ+.

Biden dio un mensaje de aceptación al firmar la orden: “Solo sé tú”, dijo. “Eres amado. eres escuchado Estás entendido. Tú perteneces. Y quiero que sepas que, como tu presidente, todos los que estamos en el escenario te respaldamos. Cubrimos  tu espalda.”

La directora ejecutiva y presidenta de GLAAD, Sarah Kate Ellis, asistió a la firma. “En un momento en que la desinformación y la retórica anti-LGBTQ están en su apogeo, no se puede subestimar la importancia de la visibilidad LGBTQ en la Casa Blanca”, tuiteó más tarde. “La recepción del Mes del Orgullo LGBTQ de hoy y la firma de una orden ejecutiva que fortalece las protecciones críticas para nuestra comunidad ayudan a mostrarle al mundo que los estadounidenses LGBTQ son una parte valorada y respetada de este país, y que no nos vamos a ir a ninguna parte”.

El National Center for Transgender Equality-Centro Nacional para la Igualdad Transgénero agregó: “Aplaudimos el compromiso de la administración Biden de proteger a las personas trans de intentos tan dañinos de borrar quiénes somos”.

Uniéndose al mar de voces, la directora ejecutiva de GLSEN, Melanie Willingham-Jaggers, dijo: “Agradecemos al presidente por tomar medidas para defender a los jóvenes de una agenda extrema anti-LGBTQ+ y promover una visión de transformación escolar positiva que prioriza las necesidades de LGBTQ+. jóvenes que deberían, como mínimo, esperar estar seguros en la escuela”.

Continuaron: “Hoy, al menos 14 estados han promulgado leyes de censura curricular que buscan borrar y estigmatizar a las personas de color, las mujeres y/o las comunidades LGBTQ+. Los legisladores de 17 estados promulgaron leyes para discriminar a los atletas trans y no binarios. Los esfuerzos para aprobar políticas que criminalicen y victimicen aún más a los jóvenes, en particular a los jóvenes LGBTQ+ BIPOC, son rampantes. GLSEN continuará levantándose para derrotar esta ola destructiva de legislación discriminatoria y promover nuestra visión de las escuelas como lugares de liberación en las comunidades de todo el país”.

Ha sido un año extremadamente difícil para la comunidad LGBTQ+ en Estados Unidos. A medida que el porcentaje de personas que se identifican como LGBTQ+ se ha duplicado en la última década, se ha sentido un aumento en los delitos de odio, particularmente hacia la comunidad trans.

A los expertos les preocupa que los grupos extremistas tomen el discurso de odio de personas influyentes anti-LGBTQ+ como un “llamado a la acción”.

Esto se produce en respuesta al arresto de 31 miembros de un grupo de supremacistas blancos encontrados con equipo antidisturbios cerca de un evento del Orgullo en Idaho el 11 de junio.

***

El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos días conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española. A esto se sumaban las desafortunadas palabras de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, gracias a los votos de la extrema derecha, Díaz Ayuso quien  no sancionará al obispo homófobo Reig Plá por las terapias para ‘curar’ la homosexualidad’.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI , , , , , ,

Saúl Castro: “No somos enfermos ni pecadores, nuestra identidad es válida”

Miércoles, 22 de junio de 2022

Saul-Castro_2460363950_16094984_660x371El abogado denuncia en el libro las terapias de conversión apoyadas por algunos obispos

En el libro ‘No es terapia’, cita modelos concretos que, por ejemplo, invitan a seguir 270 días de castidad absoluta, en los que a través de un canal de mensajería instantánea de móvil se hace un seguimiento y se cuenta a diario si se tiene ganas de masturbarse o deseos de tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo.

“En estos tres años de investigación hemos identificado a 71 perpetradores y las víctimas con las que he contactado me han comunicado que en los grupos y convivencias había entre 200 y 400 personas, muchas de ellas menores de edad”, sostiene. el presidente de la Asociación Española contras las Terapias de Conversión

“Ni enfermos ni pecadores” es el primer libro de Saúl Castro, una obra en la que plasma “muchos de los dogmas y mentiras” de las terapias de conversión para homosexuales y en la que denuncia unas técnicas “absolutamente inefectivas” y que pueden llevar a cuadros ansioso depresivos e incluso al suicidio.

Abogado y presidente de la Asociación Española contras las Terapias de Conversión ‘No es terapia’, Castro resume los resultados de un trabajo que empezó hablando con periodistas y víctimas e indagando en las web de los promotores de estas terapias -a los que denomina “perpetradores“- para conocer su configuración y sus mensajes.

“Con el titulo del libro -de Ediciones B- quería transmitir que muchos de los dogmas y mentiras en los que se basan los perpetradores y promotores de terapias para justificar la posibilidad de someter a las personas LGTBI+ a estos abusos no son válidos; nosotros somos naturales, nuestra identidad es válida, no somos ni enfermos ni pecadores“, resalta.

Basadas en la desinformación

Cuenta Castro que las terapias de conversión “se basan en la desinformación” y siguen un mismo hilo conductor: “El que dice que la homosexualidad o la bisexualidad derivan de una mala o incorrecta maduración de la masculinidad y feminidad a lo largo de la infancia” y que “esas heridas pueden ser revertidas para recuperar la identidad natural”.

Partiendo de esa premisa, se han creado diversas asociaciones y hay personas que “ofrecen servicios”, como el coaching, con “distintos itinerarios para reparar esta identidad”, y explica que suele haber mucha “terapia hablada” para identificar las supuestas causas de la homosexualidad, con estereotipos como haber tenido una madre sobreprotectora, un padre distante, o haber sido víctima de abusos o acoso escolar.

Y tras esa terapia hablada llega “la retrospectiva”, aplicando técnicas “que no están validadas” y con las que “los perpetradores” pretende tratar la orientación sexual, pero son “absolutamente inefectivas”.

270 días de castidad absoluta

Cita modelos concretos de terapias que, por ejemplo, invitan a seguir 270 días de castidad absoluta, en los que a través de un canal de mensajería instantánea de móvil se hace un seguimiento y se cuenta a diario si se tiene ganas de masturbarse o deseos de tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo.

También hay reuniones físicas, en las que los asistentes se desnudan “para desexualizar” el cuerpo de personas del mismo género. O ejercicios que incluyen acudir con hachas al bosque para golpear árboles, mientras los participantes gritan el nombre de las personas “que les han producido la herida”.

Y si estas técnicas no funcionan, se les deriva a psicólogos o psiquiatras y estos últimos les prescriben medicación con el fin último, dice el autor, de castrarles químicamente.

Entre 200 y 400 personas

La incidencia en España es difícil de cuantificar, por “el propio contexto e idosincrasia de esta práctica, que es absolutamente secretaEn estos tres años de investigación hemos identificado a 71 perpetradores y las víctimas con las que he contactado me han comunicado que en los grupos y convivencias había entre 200 y 400 personas, muchas de ellas menores de edad”, sostiene.

Castro alerta de los riesgos de estas terapias, como el aumento de cuadros ansiosos depresivos, auto-odio, refuerzo de la homofobia interiorizada, reducción de los lazos sociales y de las relaciones familiares, imposibilidad de establecer conexiones románticas o afectivas, aumento de la inseguridad, autolesiones y suicido.

“Al final las personas que salen de ahí salen muy dañadas porque no solo sienten que han perdido el tiempo y sus recursos, sino que ven que no se les ha dotado de herramientas para quererse a sí mismas”, asegura Castro.

¿Quién hay detrás?

Castro señala que la Iglesia católica no las promociona activamente, pero tampoco hace nada por luchar contra ellas y acabar con la impunidad. Y apunta también a muchas congregaciones evangélicas.

Dentro de estas agrupaciones, que no están reconocidas por la Iglesia, sí es cierto que hay obispos, personas con mucho poder dentro del clero que sí las validan y han hecho de intermediarios para intentar expandirlas”, asegura Castro. No obstante, el autor reconoce que dentro de la Iglesia también hay asociaciones que “luchan por la diversidad y por dar acogida a personas LGTBIQ+, que tienen espiritualidad y creen en Dios“.

A su juicio, la futura ley trans, que prohíbe estas prácticas, “no servirá para nada” porque “no las criminaliza”.

***

FS4jAVrWYAEtLOT

***

El pasado mes de mayo, Los obispos y las obispas de la Iglesia Anglicana de Gales celebraban que el Gobierno galés prohíba las “terapias” de conversión antiLGTBI. El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos días conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española. A esto se sumaban las desafortunadas palabras de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, gracias a los votos de la extrema derecha, Díaz Ayuso quien  no sancionará al obispo homófobo Reig Plá por las terapias para ‘curar’ la homosexualidad’.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Religión Digital /Cristianops Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

El fundador del grupo neonazi Patrior Front planeaba atacar el Orgullo de Idaho: Detenidos 30 hombres que pretendían atacar durante el evento.

Miércoles, 22 de junio de 2022

GettyImages-1366122243-1024x726El fundador del Frente Patriota, Thomas Rousseau. (Getty/Anna Moneymaker)

El sábado (11 de junio), 31 personas amontonadas en la parte trasera de un camión U-Haul fueron arrestadas cerca del evento Coeur d’Alene Pride in the Park de North Idaho Pride Alliance en Coeur d’Alene, Idaho.

Thomas Rousseau, quien fundó el grupo neonazi Patriot Front, fue uno de los arrestados por conspiración para provocar disturbios en un evento del Orgullo en Idaho.

El sábado (11 de junio), North Idaho Pride Alliance celebró el evento Coeur d’Alene Pride in the Park en Coeur d’Alene, Idaho, un “evento comunitario familiar que celebra la diversidad y construye una comunidad más fuerte y unificada para todos”. ”.

Hubo una gran presencia policial en el evento del Orgullo, ya que la policía de Coeur d’Alene recibió información de que había planes para interrumpirlo, dijeron las autoridades en una conferencia de prensa.

Justo después de la 1:30 p. m., la policía recibió una llamada de un “ciudadano preocupado” que había visto a un grupo de personas que “parecían un pequeño ejército” ataviado con equipo antidisturbios saltó  a la parte trasera de un camión U-Haul con máscaras y escudos.

Los oficiales hicieron una parada de tráfico y arrestaron a las 31 personas dentro del camión por conspiración para disturbios. El grupo, compuesto por personas de estados de los EE. UU., fue encontrado con equipo antidisturbios y al menos una granada de humo. “Parecían estar afiliados al grupo Patriot Front”, dijo el jefe de policía de Coeur d’Alene, Lee White, en la conferencia de prensa. Las personas arrestadas aún no han sido nombradas y no está claro si enfrentarán más cargos.

La policía de Coeur d’Alene descubrió que el grupo estaba afiliado a la organización neonazi Patriot Front por sus uniformes y documentos encontrados dentro de la camioneta. Los 31 hombres, de estados de los EE. UU., fueron arrestados por conspiración para provocar disturbios.

Afortunadamente, después de que se realizaron los arrestos, el evento Coeur d’Alene Pride in the Park fue un éxito rotundo.

Los organizadores publicaron en las redes sociales el domingo (12 de junio): “Como una pequeña comunidad sin fines de lucro, North Idaho Pride Alliance se está tomando un día de descanso muy necesario después de organizar con éxito una celebración comunitaria trascendental, alegre y SEGURA Pride in the Park bajo el las circunstancias más desafiantes… Estamos profundamente agradecidos con las agencias de aplicación de la ley que estuvieron presentes y respondieron profesionalmente durante todo el día para mantener segura a nuestra comunidad.

“Agradecemos a los muchos proveedores, voluntarios, artistas, socios, simpatizantes, patrocinadores y asistentes al evento de Pride in the Park por su papel para garantizar un evento seguro para TODOS al unirse a nosotros ayer con un espíritu de amor, amabilidad e inclusión”.

El lunes (13 de junio), los 31 sospechosos fueron identificados por funcionarios, quienes también informaron que el departamento de policía había recibido amenazas de muerte desde su arresto.

 Patriot Front se formó cuando Vanguard America renombró después de la manifestación mortal Unite the Right en Charlottesville, Virginia, en 2017. Es un grupo de odio nacionalista blanco designado por el Southern Poverty Law Center, y es uno de los grupos supremacistas blancos más activos en Estados Unidos en la actualidad. .

Entre los arrestados estaba Thomas Rousseau, de 23 años, quien lideró a extremistas violentos en la manifestación letal Unite the Right en Charlottesville, Virginia, en 2017, después de lo cual fundó Patriot Front.

Rousseau comenzó a desarrollar sus puntos de vista de derecha en la escuela secundaria, mientras trabajaba como periodista para su periódico estudiantil. Según el Southern Poverty Law Center, escribió columnas apoyando las armas en los campus universitarios y los “proyectos de ley de baño” anti-trans.

Cuando era adolescente, se unió al grupo neonazi Vanguard America y, en 2017, lideró grupos en el mitin Unite the Right de Virginia, donde una mujer murió después de que el supremacista blanco James Alex Fields condujera intencionalmente un automóvil contra una multitud de contadores. -manifestantes.

Después de Unite the Right, Rousseau se separó de Vanguard America y formó su propio grupo neonazi: Patriot Front. El grupo ha expresado puntos de vista homofóbicos, transfóbicos, antisemitas y racistas, y aboga por que Estados Unidos se convierta en un etnoestado blanco.

Los 31 hombres arrestados en Idaho fueron puestos en libertad bajo fianza, rescatados el domingo (12 de junio) por donantes anónimos.

Otro miembro del Frente Patriota arrestado en Idaho, Jared Michael Boyce de Utah, dijo que el grupo había asistido al evento del Orgullo porque “están preparando preparando a los niños”.

La madre de Boyce, Karen Amsden, le dijo al Daily Beast  que su hijo había aparecido en la puerta de su casa después de salir de la cárcel bajo fianza. Ella dijo que él le dijo: “No le creas a los medios, mamá. Simplemente estábamos allí porque estaban preparando a los niños”.

Amsden cree que su hijo se radicalizó y se unió a Patriot Front mientras estaba en un estado vulnerable después de que su padre dejara a su familia y se declarara gay. “Está tan equivocado y compró toda su retórica”, dijo. “Eso me enferma.”

Amsden dijo que le pidió a su hijo que tomara una decisión. “Le dije: ‘Bueno, entonces no puedes vivir aquí. Puedes elegir entre Patriot Front y tu familia’”, le dijo al Daily Beast.

“Y él dice: ‘Bueno, no puedo renunciar a Patriot Front’. Yo digo: ‘Bueno, entonces acabas de elegir. Así que empaca tus cosas y sal de mi casa. Me encantaría hacer todo lo posible para sacarlo a la luz [como miembro del Frente Patriota] para que no pueda ser parte de eso”, agregó. “Y que no quieren que sea parte de su grupo porque su madre tiene los labios sueltos y una boca grande y nunca se saldrá con la suya”.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

El Gobierno británico confirma que la prohibición de la terapia de conversión no cubrirá a las personas trans ni a los adultos que “consientan”

Martes, 17 de mayo de 2022

GettyImages-1240575527-1536x1024El Príncipe Carlos, Príncipe de Gales, lee el discurso de la Reina junto a su Corona del Estado Imperial en la Cámara de los Lores. (Beca Alastair – Grupo WPA/Getty Images)

La prohibición de la terapia de conversión de Gran Bretaña se presentará inminentemente en el Parlamento británico este año, y excluirá tanto a las personas trans como a los adultos “con consentimiento”.

El martes (10 de mayo), el Príncipe Carlos, hijo y heredero de la Reina Isabel II, prometió la tan buscada prohibición durante su discurso en la Apertura Estatal del Parlamento. Hubo una sensación de déjà-vu cuando Charles se hizo eco de las palabras de su madre pronunciadas el año pasado durante el Discurso de la Reina cuando ella confirmó por primera vez la prohibición, luego plagada de demoras y críticas furiosas.

Pero el gobierno confirmó en las notas de orientación del discurso, vistas por ITV News, que el proyecto de ley de terapia de conversión (prohibición) excluirá tanto a las personas trans como a los llamados adultos “que consientan“.

El gobierno del Reino Unido ha confirmado que su propuesta de prohibición de la ‘terapia de conversión’ no se extenderá a las personas transgénero o adultos lesbianas, gays o bisexuales que ‘consienten’ la práctica.

Por segundo año consecutivo, se incluyó un compromiso de prohibir la práctica ampliamente desacreditada en el Discurso de la Reina que describe los planes legislativos propuestos por el gobierno para el año, pero la versión de 2022 se ha diluido significativamente en comparación con la promesa incumplida de 2021.

El discurso de la reina del martes (10 de mayo) fue leído en el Parlamento por el príncipe Carlos por primera vez después de que la reina Isabel II se viera obligada a retirarse del evento por primera vez en casi 60 años debido a “problemas de movilidad”.

Introducir una prohibición que proteja a todas las personas LGBTQ+”

Sigue al gobierno que tiene que revertir una decisión de abandonar los planes por completo y volver a comprometerse con una prohibición incompleta.

Teniendo en cuenta que la medida se tomó ante la feroz protesta de los grupos de defensa LGBTQ+ y las principales instituciones médicas, la noticia de que la prohibición seguirá abandonando a las personas trans fue calificada de “inmoral” por una activista contra la terapia de conversión.

Esto casi confirmó los temores planteados por los activistas el año pasado de una laguna flagrante que aún permitirá que la práctica peligrosa y desacreditada en comparación con la tortura por parte de los grupos de derechos humanos contra la tortura.

En respuesta al discurso, Stonewall ha pedido al Gobierno del Reino Unido que “deje de jugar a la política con nuestras vidas”.

La organización benéfica dice: “Una prohibición de las prácticas de conversión que no cubre tanto la orientación sexual como la identidad de género no protege a nadie. Aquellos que quieren borrar o impedir que las personas LGBTQ+ vivan sus vidas no diferencian entre los dos. A nivel mundial, todas las prohibiciones recientes han cubierto ambas porque la comunidad internacional reconoce que las motivaciones detrás de la práctica provienen de una cosa: el odio hacia las personas LGBTQ+. El gobierno del Reino Unido debe dejar de jugar a la política con nuestras vidas e introducir una prohibición que proteja a todas las personas LGBTQ+”.

Las notas informativas que acompañan al discurso de hoy establecen claramente que el propósito de un proyecto de ley de ‘terapia de conversión’ sería únicamente “Prohibir las prácticas de terapia de conversión destinadas a cambiar la orientación sexual”.

Además, la legislación propuesta no prohibirá la ‘terapia de conversión’ para adultos lesbianas, gais o bisexuales que ‘consientan’ en ella, afirmando que la nueva ley “protegerá a los menores de 18 años, independientemente de las circunstancias, y a los mayores de 18 años que no consentimiento y que son coaccionados u obligados a someterse a prácticas de terapia de conversión”.

Pero otro elemento principal enumerado es: “Proteger la libertad de expresión, garantizar que los padres, los médicos y los maestros puedan continuar conversando con las personas que buscan apoyo”, lo que podría considerarse una laguna.

Aclara que el proyecto de ley se aplicaría a Inglaterra y Gales antes de decir: “Reconociendo la complejidad de los problemas y la necesidad de una reflexión más cuidadosa, llevaremos a cabo un trabajo separado para considerar más a fondo el tema de la Terapia de Conversión Transgénero”.

También se introducirá un delito penal que “prohíba las terapias de conversión no físicas para complementar la legislación existente que protege a las personas de actos que infligen daño físico”.

Como informó The Guardian, un portavoz de Downing Street dijo a los periodistas con respecto a la protección de los menores de 18 años únicamente: “Esta es un área difícil y debemos lograr el equilibrio adecuado. Creo que es importante esperar los detalles completos del proyecto de ley”. para ser puesto en marcha”.

“Al crear una laguna en el consentimiento, el gobierno continúa ignorando los consejos de expertos legales y sobrevivientes como yo, que saben que esto seguirá poniendo en riesgo muchas vidas”, dijo a PinkNews Jayne Ozanne, exasesora del gobierno LGBTQ+. “Es absolutamente inmoral que hayan omitido a las personas trans de una prohibición y hayan creado tantas lagunas, que corren el riesgo de que esta sea una prohibición solo de nombre”.

El gobierno ha dicho anteriormente que su definición de consentimiento será “robusta y estricta”, pero aún permitirá que los adultos se “ofrezcan como voluntarios” para hablar sobre la terapia de conversión.

Sin embargo, no está claro si una segunda laguna que aparentemente permite que las formas basadas en la fe de la práctica sigan siendo legales permanecerá en la prohibición. Sobre si la laguna podría hacer que las personas aún puedan acceder a asesoramiento religioso, el portavoz dijo: “Es importante que la libertad de expresar enseñanzas religiosas no se vea afectada por la prohibición, las personas aún podrán acceder al apoyo y asesoramiento de los líderes religiosos en caso de que deseo. Pero ese es un tema aparte de tratar de forzar esta práctica abominable en las personas”.

La terapia de conversión basada en la fe, desde “rezar para que el homosexual se aleje” hasta inquietantes exorcismos, es la forma más común de la práctica. El cincuenta y uno por ciento de las personas que han soportado la terapia de conversión la realizaron grupos religiosos, según la Encuesta Nacional LGBT de 2018 del gobierno.

El primer ministro Boris Johnson dijo en abril que su gobierno prohibirá la terapia de conversión gay “abominable”, una declaración que hizo después de cambiar parcialmente los planes filtrados para eliminar la prohibición por completo.

Pero por mucho que el gobierno reviviera la prohibición, se redujo drásticamente al excluir a las personas trans, algo que, según Johnson, era demasiado “complejo” para legislar.

Según la propia investigación del gobierno, las personas trans tienen casi el doble de probabilidades de haberse sometido a una terapia de conversión o de que les hayan ofrecido terapia de conversión que sus contrapartes cisgénero.

“El deber del gobierno es proteger a los más vulnerables del abuso”, dijo Ozanne, “no ponerse del lado de los abusadores”.

La debacle de la prohibición de la ‘terapia de conversión’ en abril provocó una indignación masiva contra el gobierno, incluso dentro de sus propias filas. Más de 100 organizaciones LGBTQ boicotearon la conferencia de derechos LGBTQ del gobierno, ‘Safe To Be Me’, que luego fue cancelada.

***

El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos días conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española. A esto se sumaban las desafortunadas palabras de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, gracias a los votos de la extrema derecha, Díaz Ayuso quien  no sancionará al obispo homófobo Reig Plá por las terapias para ‘curar’ la homosexualidad’.

Por su parte, recientemente conocíamos que Los obispos obispas de la Iglesia Anglicana de Gales celebraban que el Gobierno galés prohíba las “terapias” de conversión antiLGTBI.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Attitude/Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Los obispos y las obispas de la Iglesia Anglicana de Gales celebran que el Gobierno galés prohíba las “terapias” de conversión antiLGTBI

Martes, 10 de mayo de 2022

field_image_Church-in-Wales-map_0Creemos que la sexualidad humana es un regalo de Dios para ser apreciado y honrado”

(29 de abril de 2022) El Banco de Obispos de la Iglesia de Gales acoge con satisfacción el reciente anuncio del Gobierno de Gales de que se compromete a prohibir la terapia de conversión en todas sus formas. Deseamos reiterar nuestro apoyo a la comunidad LGBTQI+ y a cualquier acción que los proteja de esta práctica abusiva y dañina, como dejamos claro en nuestro comunicado el año pasado:

El Banco de Obispos de la Iglesia en Gales acoge con satisfacción el anuncio en el Discurso de la Reina de que el Gobierno del Reino Unido prohibirá la terapia de conversión gay.

Creemos que la sexualidad humana es un regalo de Dios para ser apreciado y honrado. Es una parte intrínseca de lo que somos como seres humanos y una expresión de la gloriosa diversidad de Dios en la creación.

Cualquier cosa que busque sugerir que hay algo intrínsecamente malo o pecaminoso en aquellos que no son heterosexuales o que busque obligar a las personas a intentar cambiar su sexualidad, creemos que está mal. Es a la vez abusivo y traumatizante; como pueden testificar aquellos que han experimentado tal ‘terapia’.

Unimos nuestras voces con el Colegio Real de Psiquiatras y otros profesionales de la salud para afirmar que la práctica de la terapia de conversión gay inflige daño de por vida a quienes se ven obligados a someterse a ella y no tiene cabida en el mundo moderno.

Instamos al Senedd a que presente una legislación sólida que prohíba la terapia de conversión en todas sus formas, protegiendo así a las personas LGBTQI+ en Gales de esta práctica abusiva y dañina.

El arzobispo de Gales, Andrew John

El obispo de San Asaf, Gregory Cameron

El obispo de St Davids, Joanna Penberthy

El obispo de Llandaff, June Osborne

El obispo de Monmouth, Cherry Vann

El obispo de Swansea y Brecon, John Lomas

La obispa asistente en Bangor, Mary Stallard

***

El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos días conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española. A esto se sumaban las desafortunadas palabras de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, gracias a los votos de la extrema derecha, Díaz Ayuso quien  no sancionará al obispo homófobo Reig Plá por las terapias para ‘curar’ la homosexualidad’.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Religión Digita

Fuente Anglican.ink/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Iglesia Anglicana , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Obispo se opone a prohibir la terapia de conversión, aunque también condena dicha terapia

Jueves, 28 de abril de 2022

62CD9C94-D752-4940-B841-64675ACF1ABBEl obispo católico de West Virginia expresó su oposición a una ordenanza propuesta que prohibiría la terapia de conversión en la ciudad de Wheeling, alegando que la ordenanza requeriría que las personas aceptaran la “ideología transgénero“. Más tarde, dijo que no apoyaba la terapia de conversión incluso cuando se oponía a su prohibición.

El obispo Mark Brennan de Wheeling-Charleston presentó comentarios en una reunión del Concejo Municipal de Wheeling a través del portavoz diocesano Tim Bishop. El Consejo está considerando actualizar una ordenanza contra la discriminación para prohibir “cualquier práctica o tratamiento que busque cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona”.The Journal informó sobre las objeciones del obispo:

“Brennan describió lo que describió como varias fallas en la enmienda del código propuesta por Wheeling, señalando que el lenguaje no contiene ninguna referencia a la práctica profesional con licencia en la definición del comportamiento prohibido y que ‘el comportamiento es distinto de la identidad’, sin embargo, la propuesta establece que ‘esfuerzos para cambiar comportamientos’ deben ser considerados terapia de conversión.

“Si se lee al pie de la letra, la propuesta puede ‘infringir el derecho de los padres a enseñar y guiar a sus hijos’, dijo Brennan. “La enmienda propuesta tiene fallas en su respaldo a la ideología transgénero. Las personas que son biológicamente de un sexo pero se presentan como pertenecientes al otro sexo merecen respeto y el reconocimiento por parte de la sociedad de sus derechos fundamentales. Sin embargo, ni ellos ni un ayuntamiento ni su Comisión de Derechos Humanos tienen derecho a insistir en que todos los demás deben aceptar esa ideología transgénero”. . .

“‘Nadie puede ser obligado a estar de acuerdo, en el habla o el comportamiento, con lo que él o ella considera falso’, dijo. ‘La conformidad forzada con una visión errónea de la realidad es injusta’”.

Brennan reiteró la necesidad de tratar a las personas LGBTQ con respeto y señaló que la iglesia no respalda oficialmente la terapia de conversión. Pero criticó aún más a los líderes de la ciudad por “una visión aislacionista de los derechos humanos que ignora el contexto de su comunidad” y que supuestamente critica a los grupos religiosos. El Ayuntamiento de Wheeling votará sobre la ordenanza de terapia de conversión el 3 de mayo.

En una entrevista posterior, Brennan volvió a rechazar la terapia de conversión aun cuando mantenía su oposición a la ordenanza. MetroNews lo citó diciendo: “Esto no está a favor del procedimiento. No estoy a favor de ese procedimiento. La Iglesia Católica no lo respalda”.

Los comentarios de seguimiento del obispo Brennan que niegan la terapia de conversión pueden ser un intento de caminar por una línea que condena la práctica y preserva el derecho legal de realizarla. Pero si Brennan realmente cree que la terapia de conversión es dañina, ¿por qué luchar para preservarla? No existe el derecho de los padres a dañar a su hijo, como lo hace someter a un joven LGBTQ a tales prácticas, ni es una violación de la libertad religiosa prohibir lo que algunos críticos dicen que equivale a tortura. Los argumentos del obispo fracasan…

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 22 de abril de 2022

***

El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos días conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española, e Isabel Díaz Ayuso , presidenta de la Comunidad de Madrid gracias al respaldo de la extrema derecha, se negaba a cumplir su propia ley aprobada en la Comunidad de Madrid, negándose a sancionar al obispo de Alcalá, Juan Antoni9 Reig Plà, por sus dañinas y prohibidas  “terapias”.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente New Ways Ministry/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Díaz Ayuso no sancionará a Reig Plá por las terapias para ‘curar’ la homosexualidad

Lunes, 25 de abril de 2022

índicereig-plaEsos cursos están prohibidos por la propia ley de la Comunidad de Madrid

“Una vez valorados los argumentos esgrimidos, al no contar con otras pruebas distintas a las obtenidas por el periodista sin el consentimiento de la interesada, se ha propuesto que se acuerde dar por finalizado el periodo de información previa y no acordar incoación de procedimiento sancionador alguno”, reza el texto

Reig Pla cedió el salón de actos del palacio episcopal de Alcalá para la presentación, de la plataforma neocon de Mayor Oreja, NEOS

La Secretaría General Técnica de la Consejería de Juventud y Política Social ha estimado no sancionar al obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, por sus cursos sobre terapias para la homosexualidad. Un Reig que, por cierto, cede el salón de actos del palacio episcopal de Alcalá para la presentación, mañana, de la plataforma neocon de Mayor Oreja, NEOS. Aunque su presencia no ha sido confirmada, fuentes consultadas por RD dan por hecho que el prelado acudirá.

Los hechos se remontan a abril de 2019 a raíz de una información publicada por ‘eldiario.es‘ que aludía a que esas terapias estaban siendo realizadas en el marco del Centro de Orientación Familiar Regina Familiae, un servicio perteneciente a la diócesis de Alcalá de Henares.

El escrito de la Secretaría General Técnica, adelantado por ‘eldiario.es’ y al que ha tenido acceso Europa Press, recuerda que con fecha de 2 de abril tuvo entrada un escrito de denuncia por la posible infracción de la Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia y la Discriminación por Razón de orientación sexual en la Comunidad de Madrid.

Terapias “reparativas”

La denuncia manifestaba la existencia de un servicio destinado a la ejecución y práctica de terapias reparativas para “curar la homosexualidad” por personal de la Diócesis de Alcalá de Henares.

Ante esto, la Consejería cree que el derecho de información” debe conciliarse adecuadamente con el derecho a la intimidad”, porque “una grabación, así como su posterior utilización de la misma, puede afectar al derecho de la intimidad cuando el contenido de lo grabado afecte a parcelas periféricas de la grabación”.

A su juicio, el derecho a la información puede justificar una investigación por parte de un periodista “pero aplicado al canon de proporcionalidad en su contraste con los derechos fundamentales a la intimidad de las personas afectadas”. “En el supuesto examinado se aprecia que pudo ser satisfecho sin necesidad de proceder a la grabación de la conversación“, esgrimen.

Es por ello que dan por finalizado el periodo de información previa que se inició el 2 de abril y no incoar el procedimiento sancionador alguno de acuerdo con lo previsto en la Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia.

“Una vez valorados los argumentos esgrimidos, al no contar con otras pruebas distintas a las obtenidas por el periodista sin el consentimiento de la interesada, se ha propuesto que se acuerde dar por finalizado el periodo de información previa y no acordar incoación de procedimiento sancionador alguno”, reza el texto.

No obstante, se podrá interponer recurso de alzada ante la Consejería de Juventud y Política Social en el plazo de un mes.

En declaraciones remitidas a los medios, el diputado de Más Madrid, Eduardo Fernández Rubiño ha recordado que estas mal llamadas terapias son ilegales en la Comunidad de Madrid” y ha lamentado que el Gobierno regional cierre esta investigación a pesar de las pruebas. “Nosotros vamos a interponer un recurso de alzada y vamos a pedir la comparecencia de la consejera (Concepción Dancausa) para que expliquen por qué han tomado esta decisión aberrante de dejar impune una cosa tan grave como una terapia para curar la homosexualidad”, ha lanzado.

***

El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos días conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Religión Digital/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Boris Johnson cede a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género

Jueves, 7 de abril de 2022

The Prime Minister Boris Johnson Portrait Una filtración a la prensa ha permitido conocer la marcha atrás del Gobierno de Boris Johnson en su anunciada intención de prohibir las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión, que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género, cediendo así a la presión de los sectores ultraconservadores y del activismo transexcluyente. No obstante, según las informaciones más recientes y después de la ola de indignación que la decisión ha levantado, Johnson habría optado en las últimas horas por una prohibición parcial, que afecte solo a la orientación sexual pero no a la identidad de género, dejando desprotegidas a las personas trans y no binarias. Una decisión discriminatoria a la que no son ajenas las activas campañas de movilización del activismo transexcluyente británico, que de la mano de personajes como la escritora J.K. Rowling han alcanzado gran difusión en los medios de ese país. 

La intención de promover la prohibición de las pseudoterapias reparadoras fue incluida el pasado año en el discurso de la reina, en el que el Gobierno británico esboza su agenda legislativa, lo cual le dotaba de un cierto carácter vinculante después de que iniciativas anteriores hubieran fracasado. Se anunciaba, además, después de conocer el resultado de una encuesta nacional, que abarcó a 108.000 personas LGTB, y que reveló que a un 5% se le habían ofrecido estas pseudoterapias y un 2% se había sometido a ellas. Sin embargo, los meses han pasado y pese a la presión de los colectivos LGTB la propuesta no solo no ha tomado forma, sino que ha sido de objeto de críticas, no solo las esperables de los sectores ultraconservadores temerosos de que la nueva legislación afectase a la «libertad religiosa», sino del cada vez más influyente lobby transexcluyente, que ha conseguido una gran presencia en los medios de comunicación británicos y que cuenta con la implicación activa tanto de militantes TERF que se niegan a reconocer como mujeres a las mujeres trans como de celebridades como la escritora J.K. Rowling. El activismo transexcluyente, recordemos, ha hecho de los ataques a la infancia y a la adolescencia trans uno de sus ejes discursivos, y se opone radicalmente a la normalización de la realidad trans en menores.

Hace solo un par de días, de hecho, la cadena ITV hacía público un documento interno del Gobierno, al que tuvo acceso gracias a una flitración, en el que se sentaban las bases para anunciar la renuncia al proyecto en el próximo discurso de la reina, una renuncia que se argumentaría en base a la necesidad de establecer nuevas prioridades en la política legislativa en el actual contexto de guerra en Ucrania y elevación de los precios. La exclusiva de ITV levantó una gran polvareda, no solo entre los colectivos LGTB, sino incluso en el seno del grupo parlamentario conservador, algunos de cuyos miembros habían apostado por este proyecto como una forma de demostrar la cercanía del Partido Conservador a los derechos LGTB. Diputadas conservadoras como Alicia Kearns o Dehenna Davison, por ejemplo, exigían públicamente que la legislación se aprobase.

Tal es así que apenas unas horas después de conocerse la filtración, el periodista de ITV Paul Brand, responsable de la exclusiva, aseguraba que fuentes del Gobierno de Johnson le aseguraban que se continuaría adelante con el proyecto, y que así se anunciaría en el discurso de la reina, pero que solo incluiría la prohibición de este tipo de intervenciones referidas a la orientación sexual, y no a la identidad de género, dejando desprotegidas a las personas trans:

https://twitter.com/paulbranditv/status/1509632191067828229?s=12

De hecho, aunque las nuevas intenciones del Gobierno de Johnson aún no se han explicitado de forma oficial, parece que ya han sido transmitidas por fuentes gubernamentales a otros medios británicos, como la BBC, que ya dan por el hecho el giro tránsfobo.

Desde las organizaciones defensoras de los derechos LGTB se considera que no puede haber prohibición de las «terapias» de conversión que deje fuera a las personas trans. Desde Stonewall, la mayor organización LGTB británica, que llevaba meses alertando del riesgo de que las personas trans quedasen desprotegidas, hacen un llamamiento a continuar la presión sobre los diputados para que se apruebe una prohibición completa. Antes de conocer el último giro de los acontecimientos, hacían además un llamamiento a los parlamentos de Gales y Escocia para que, si las intenciones de Boris Johnson se confirmaban para Inglaterra, al menos en sus territorios implementasen la prohibición.

***

El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

 Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Concluye sin sanción la investigación al obispado de Alcalá por dar cursos para ‘curar’ la homosexualidad

Lunes, 28 de marzo de 2022

El-feminismo-ideológicoEl obispo Juan Antonio Réig Plà

El Defensor del Pueblo pone fin a las actuaciones sobre este asunto, después de que la Comunidad de Madrid le haya comunicado que “no había considerado posible abrir un procedimiento sancionador”

El Defensor del Pueblo ha concluido sus actuaciones en la queja sobre un posible incumplimiento, por parte del Obispado de Alcalá de Henares de la Ley 3/2016, de 22 de julio, de Protección Integral contra la LGTBIfobia, en relación con el presunto desarrollo de ‘terapias para curar la homosexualidad’.

Así consta en el informe de esta Institución, presentado este viernes por el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ante el Congreso de los Diputados. Concluye las actuaciones tras la respuesta otorgada por la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad, que comunicó sobre este caso que “no había considerado posible abrir un procedimiento sancionador, a la vista de que la principal prueba de cargo consistía en los registros de llamadas, grabaciones, correos electrónicos y documentación aportados por un periodista, obtenidos sin el consentimiento de uno de los interlocutores”.

No obstante, el Defensor del Pueblo ha señalado que en su informe que “sigue extremando la atención ante todo indicio de discriminación por orientación sexual, como era este caso”.

En 2019 elDiario.es desveló que el obispado de Alcalá celebraba cursos clandestinos para ‘curar’ la homosexualidad. En una investigación realizada por esta redacción, se detalló el funcionamiento de estas terapias ilegales. Fuentes de la diócesis de Reig Pla admitieron que se celebraban estos cursos, ilegales según el artículo 70 de la ley contra la LGTBfobia de Madrid.

La Comunidad de Madrid abrió hace tres años un proceso sancionador contra Elena L.R. una ‘coachque fue denunciada en 2016 por vulnerar la Ley contra la LGTBifobia al ofrecer a través de Internet terapias para la curación de la homosexualidad.

La decisión fue acordado por el Consejo de Gobierno regional, liderado en funciones por Pedro Rollán, tras recibir un informe de la Consejería de Políticas Sociales que tipifica como infracción “muy grave” en virtud de la vulneración del artículo 70.4 de la normativa regional contra la LGTBfobia este caso, que fue denunciado por colectivos del sector tras una información periodística.

Tras un periodo de información previa abierto por la entonces Consejería de Políticas Sociales y Familia y la posterior denuncia en 2017 de dos particulares por los mismos hechos, la Secretaría General Técnica de este departamento calificó esta oferta de terapias para curar la homosexualidad de infracción “muy grave” y procedió al inicio del procedimiento sancionador contra esta persona.

La sanción a la que se tendría que hacer frente va desde los 20.001 euros a los 45.000 euros. Sin embargo, poco después la misma Consejería concluyó sin sanción dicha investigación, tal y como ahora indica el Defensor del Pueblo.

***

El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Y   Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero,.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente El Diario/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Chile prohíbe por ley las “terapias reparativas” de la homosexualidad o la transexualidad

Lunes, 21 de marzo de 2022

suicidioEstablece que ni la identidad, ni la orientación sexual pueden ser consideradas para un diagnóstico de salud mental. De esa forma, se cierra una lucha emprendida durante años por el Movilh.

El año pasado fue promulgada una de las leyes más significativas para los derechos humanos de las personas LGBTIQA+, sin embargo su impacto en la diversidad sexual y de género pasó desapercibida, informó hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh)

Se trata de la Ley 21.331 sobre  el Reconocimiento y Protección de los Derechos de las Personas en la Atención en Salud Mental, la cual prohíbe las “terapias  reparativas” de la orientación sexual o la identidad de género, una de las demandas más recurrentes de la diversidad sexual y de género desde que el Movilh inició públicamente tal lucha en 1991, con especial fuerza desde el 2004.

En efecto, el artículo 7 de la ley establece que “el diagnóstico del estado de salud mental debe establecerse conforme dicte la técnica clínica, considerando variables biopsicosociales. No puede basarse en criterios relacionados con el grupo político, socioeconómico, cultural, racial o religioso de la persona, ni con su identidad u orientación sexual, entre otros. Tampoco será determinante el antecedente de la hospitalización psiquiátrica previa de la persona que se encuentre o se haya encontrado en tratamiento psicológico o psiquiátrico”.

El encargado de Derechos Humanos del Movilh, Ramón Gómez, precisó que “si bien el Minsal ya prohibía desde el 2016 estas  horrorosas terapias, ahora el tema adquiere rango legal. Más aún, no solo se prohíben las terapias, sino que cualquier diagnóstico en salud que se base en la orientación sexual o identidad de las personas, entre otros aspectos. Sin diagnóstico, menos pueden haber terapias o tratamientos. Por tanto, cualquier psicólogo/a o psiquiátra que solo se atreva a diagnosticar la salud mental en función de esos criterios, está cometiendo una ilegalidad”.

“Más aún cualquier antecedente o certificado médico previo basado en esos criterios discriminatorios es, a partir de la ley, considerado ilegal, con lo cual se beneficia también a quienes en el pasado fueron afectados por estas brutales prácticas. Invitamos a toda persona que conozca a profesionales o entidades que persisten en establecer diagnósticos en razón de la orientación sexual o identidad de género, a denunciar. Si bien estas horrorosas prácticas son poco habituales en Chile, no pueden ocurrir en ningún momento, ni en ningún lugar”, añadió.

La norma fue promulgada el 23 de abril del 2021 y publicada en el Diario Oficial el 11 de de mayo del mismo año. Surgió de una moción  parlamentaria presenta el 10 de marzo del 2016 por los/as diputados/as Fernando Meza Moncada (PRSD), Nicolás Monckeberg Díaz (RN), Javier Macaya Danús (UDI), Marcos Espinosa Monardes (PRSD), Loreto Carvajal Ambiado (PPD), Cristina Girardi Lavín (PPD), Enrique Jaramillo Becker (PPD), Miguel Ángel Alvarado Ramírez (PPD), Juan Luis Castro González (PS), Karla Rubilar Barahona (RN), Víctor Torres Jeldes (DC), Karol Cariola Oliva (PC), Marcela Hernando Pérez (PRSD), Alberto Robles Pantoja (PRSD), Sergio Espejo Yaksic (IND), Jaime Pilowsky Greene (DC) y Iván Flores García (DC).

Historia de una larga lucha.

En 2004, tuvo lugar la primera denuncia pública en Chile contra un caso concreto de promoción de las “terapias de conversión” de la homosexualidad y la transexualidad, luego de que el Movilh repudiara la enseñanza de tales prácticas en la Universidad de Los Andes.

El mismo organismo LGBTIQA+ denunció y protestó luego contra conductas similares por la parte de la psicóloga Marcela Ferrer (2008), así como  en la Universidad Católica (2012), la Universidad San Sebastián (2014), el Colegio Cumbres (2014) y la Fundación Restauración (2017).

En 2008, y tras diversas críticas públicas del Movilh, el Colegio de Psicólogos se pronunció por primera vez contra las terapias reparativas. Sin embargo, al año siguiente el Colegio “valoró” que la Universidad de Los Andes enseñara y promoviera esos brutales procedimientos, aún cuando paradojalmente decía rechazarlos.

En medio de estas ambigüedades, el 26 de agosto del 2010 carreras de psicología de 8 universidades organizaron contra el Movilh una marcha hasta el Colegio de Psicólogos, el cual debió al final oponerse totalmente a las terapias.

Sin embargo, el Ministerio de Salud rechazó una y una vez rechazar públicamente las terapias, pese a las continuas peticiones del Movilh. En 2016, el Minsal finalmente cedió, prohibiendo las terapias reparativas y calificándolas de “una grave amenaza para la salud y el bienestar, inclusive la vida de las personas afectadas”.

Desde el 2016 en adelante las denuncias sobre las existencia y/o promoción de las terapias se redujeron casi a cero, conociéndose solo un caso en 2017 que tuvo una rápida reacción del Gobierno

Finalmente, en 2021 las terapias fueron prohibidas por ley y ya no solo por política pública.

***

La última noticia positiva sobre este tema la conocimos el pasado febrero, cuando Israel prohíbió las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+

Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Y   Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero,.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente MOVILH/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Israel prohíbe las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+

Miércoles, 23 de febrero de 2022

FLvGiToWYAYMldrNitzan Horowitz

El Ministerio de Salud de Israel vetó las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+, tras años de polémica por seguirse permitiendo el uso de estos controvertidos métodos.

Las autoridades sanitarias israelíes advertían desde hace años contra el uso de estas terapias, hasta emitir hoy una circular que prohíbe formalmente realizarlas, según el diario «Jerusalem Post».

A partir de ahora, se veta que psicólogos y profesionales con licencia ofrezcan, publiciten y proporcionen terapias de conversión para homosexuales y otros colectivos que integran la población LGTBQ+.

Según establece Salud, aquellos que las sigan realizando se arriesgan a recibir sanciones que incluyen procesos disciplinarios y revocaciones de licencia para seguir ejerciendo profesionalmente.

«Esta es una victoria en la lucha general por la tolerancia y la igualdad», declaró el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, él mismo un reconocido homosexual.

Este tachó las terapias de conversión como «un asesinato de la psique» y «a veces del cuerpo. Es nuestro deber actuar contra quienes las practican y ponen en peligro vidas humanas. Es lo que estamos haciendo hoy», agregó.

La cartera de Salud define las terapias de conversión como prácticas o consultas que buscan cambiar la identidad de género o la orientación sexual de una persona, un asunto que considera que «no debe verse como un problema médico o psicológico que requiera tratamiento».

La Asociación de Psicología de Israel también se opone a esta terapia, y alerta de que puede causar «un daño real» que incluye «ansiedad, depresión, suicidio, aislamiento o retraimiento social», así como «dificultad para hacer conexiones íntimas o sexuales».

En 2020, antes de convertirse en ministro de Salud y como diputado del partido progresista Meretz, Horowitz intentó hacer pasar un proyecto de ley que prohibía y castigaba a los que practicaran la terapia de conversión, pero su aprobación entonces no prosperó. EFE

***

Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Y   Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero,.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Aurora de Israel/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.