Resultados de la búsqueda

Palabra clave: ‘Utah’

El estado de Utah prohíbe a los profesionales médicos practicar «terapias» de conversión en menores de edad

Viernes, 31 de enero de 2020

220px-2013-05-23_Gary_R_HerbertGobernador Gary Herbert

La lista de estados y territorios estadounidenses que prohíben las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad suma un nuevo miembro. El gobernador de Utah, bastión del mormonismo, firmó el martes pasado una orden ejecutiva para prohibir estas peligrosas prácticas que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género. La medida sale adelante por el empeño del mandatario republicano, después de que las cámaras legislativas la rechazaran. Utah se convierte en el 19º estado de los Estados Unidos (además de Washington D.C. y de Puerto Rico) en vetar estos infames procedimientos, si bien la prohibición solo se aplicará a profesionales médicos. El siguiente podría ser Virginia.

Ya en febrero del año pasado se presentó un proyecto de ley en el legislativo estatal que acabó fracasando por falta de apoyos. En noviembre, el gobernador republicano Gary Herbert propuso un texto alternativo que usaría la vía administrativa, en lugar de la penal, para perseguir estas pseudoterapias. Herbert consiguió el apoyo de la iglesia mormona, que ejerce una gran influencia en Utah y a la que él mismo pertenece, a cambio de que la norma solo se aplicara a profesionales de la salud mental.

El texto, aprobado el pasado martes como orden ejecutiva, clasifica las «terapias» de conversión como «conductas antiprofesionales» y prevé la suspensión o revocación de la licencia médica para los especialistas que las pongan en práctica en menores de edad. Los sacerdotes y terapeutas religiosos están expresamente exentos del veto, siempre que no estén en posesión de una licencia profesional. A pesar de esta importante limitación, los activistas LGTBI han saludado la medida y esperan que sirva de acicate para que se aprueben otras similares en estados conservadores como Utah.

Flag_of_UtahCalifornia fue el primer estado de Estados Unidos en prohibir el uso de las «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad en 2012, no sin gran controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después) y Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014). Más tarde se sumaron OregónIllinoisVermontNuevo MéxicoRhode IslandNevadaConnecticutWashingtonHawái, MarylandDelawareNew HampshireNueva YorkColorado y Massachusetts. El próximo estado podría ser Virginia, cuyo Senado aprobó el pasado martes un proyecto de ley que ahora pasará a la Cámara de Delegados.

En abril del año pasado se les unió Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

terapiasdeodioNo” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Jugadores de fútbol de secundaria de Utah queman la bandera del Orgullo mientras dicen “Todos los gays mueren”.

Jueves, 27 de junio de 2019

AaF40QZ4_400x400Dos estudiantes de fútbol americano de la Escuela Secundaria Kearns de Utah han sido suspendidos por compartir un video de ellos riéndose y quemando una bandera del arco iris mientras decían “Todos los gays mueren”. La policía también está investigando.

El video fue publicado por primera vez en Snapchat por un estudiante de primer año entrante de 15 años de edad y fue compartido por otro estudiante actual.

El portavoz del Distrito Escolar de Granite, Ben Horsley, dijo a ABC News: “Queremos asegurarnos de que todos los estudiantes que entran por nuestras puertas se sientan seguros en el ambiente en el que se encuentran. Mirar el video, ya sea como una broma o como una amenaza seria y amplia contra los individuos LGBTQ, sigue siendo un acto reprensible. Necesitamos condenar el odio y el fanatismo dondequiera que lo veamos”.

Añadió que aunque no está claro a qué disciplina se enfrentarán los estudiantes, las sanciones podrían ir desde la suspensión hasta el servicio comunitario obligatorio. Otros miembros de la comunidad han pedido que se cancele el programa de fútbol, pero eso es poco probable teniendo en cuenta que sólo dos miembros del equipo estaban implicados y que el fútbol genera mucho dinero tanto para las escuelas individuales como para los distritos escolares.

El distrito escolar también dijo que se han puesto en contacto con líderes de la comunidad LGBTQ para sugerir futuros ejercicios de empatía y oportunidades educativas para que los odiosos cabezas de chorlito no vuelvan a hacer algo tan estúpido como esto nunca más. (Aunque el portavoz del distrito no usó esas palabras exactas.)

Matt Rickards, entrenador principal del equipo de Kearns High School le dijo a KSTU, afiliada de Salt Lake City Fox,“No hay lugar para eso en nuestro programa en absoluto, y no será tolerado. Es potencialmente un crimen de odio, así que me enferma“. Y agregó: “Tenemos una regla en nuestro programa, y es no avergonzarte a ti mismo, a tu familia o a tu equipo y, obviamente, esa regla fue quebrantada. Así que, tiene que haber consecuencias por eso.

Aquí hay un video que muestra imágenes de la bandera en llamas:

Las banderas de Burning Pride parecen haberse convertido en una tendencia reciente entre los que odian a los homosexuales. A principios de este mes, un vándalo quemó una bandera arco iris en las afueras del único bar gay de propiedad de negros de la ciudad de Nueva York; en mayo, alguien quemó una bandera arco iris en las afueras de una boutique de Filadelfia; y en abril, alguien quemó una bandera arco iris de una pareja heterosexual en Charleston, Carolina del Sur.

De lo que estos odiadores no se dan cuenta es que quemar nuestra bandera sólo hace que nuestra comunidad sea aún más fuerte y esté más unida frente al odio, ya sea que ese odio provenga de estudiantes de secundaria tontos, vándalos al azar o fanáticos rencorosos.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Un juez de Utah reconoce el matrimonio póstumo de dos ancianas que fueron pareja durante cincuenta años

Miércoles, 12 de septiembre de 2018

71ec8eae-9e4b-49c3-ab2b-1152c62b0058Broche de oro para una preciosa historia de amor, la de Bonnie Foerster (74 años) y Beverly Grossaint, fallecida el pasado mes de mayo con 82 años. Un juez de Utah las ha declarado oficialmente casadas, en lo que supone un reconocimiento formal de una relación que ha durado medio siglo. El estado de Utah permite el matrimonio póstumo en circunstancias excepcionales siempre que sea autorizado por un juez.

Bonnie Foerster y Beverly Grossaint se conocieron en 1968 en Nueva York. Foerster tenía entonces 24 años, y sufría maltrato a manos del que entonces era su marido. Cuando se conocieron, de hecho, Foerster llevaba gafas de sol para ocultar sus hematomas. «Me quitó las gafas, me miró con sus profundos ojos azules y me dijo que podía ver mi alma», ha contado en una entrevista a The Washington Post. «Y así fue como nos enamoramos», añadía.

La pareja, residente en Salt Lake City desde 1979, no pudo sin embargo contraer matrimonio a pesar de que en Utah el matrimonio entre personas del mismo sexo es posible desde octubre de 2014, cuando culminó el proceso judicial correspondiente (meses antes de que el Tribunal Supremo emitiese la sentencia que consolidaba ese derecho y lo hacía extensivo a todo el territorio estadounidense). Los problemas de salud de la pareja hicieron imposible celebrar una boda.

Tras la muerte de Grossaint, sin embargo, un amigo abogado de la pareja, Roger Hoole, cayó en la cuenta de que Utah permite el matrimonio póstumo. La Corte Suprema del Estado lo dio por válido en 2014, a raíz del caso de una pareja de ancianos (en aquel caso de distinto sexo) en la que el hombre había fallecido en 2010. Hoole y Foerster acudieron a la justicia en julio, y el pasado 21 de agosto el juez Patrick Corum estableció que en efecto la pareja debía considerarse casada pese a no haberse celebrado ceremonia de boda. El juez tuvo en cuenta que durante 50 años la pareja compartió hogar, finanzas, se ayudó mutuamente y fueron tratadas por familiares, amigos y vecinos como un matrimonio, como acreditaron diferentes testimonios.

Si Beverly Grossaint falleció en mayo como consecuencia del enfisema pulmonar que padecía (entre otros problemas), la salud de Bonnie Foerster no es precisamente buena. Prácticamente ciega, con graves problemas de espalda y en silla de ruedas debido a una doble amputación, Foerster quiere sin embargo tatuarse el nombre de su mujer junto a una rosa y un pequeño corazón al lado de su propio corazón. «Sé que me va a doler, pero Bev lo merece», ha declarado

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

Demandan leyes de Utah que prohiben el debate sobre la homosexualidad en la escuela

Jueves, 27 de octubre de 2016

780x580-youtube-n_rlhxe8f_e-demandan-leyes-homofobicas-de-utah-que-prohiben-el-debate-sobre-la-homosexualidadUna organización de defensa de los derechos de la comunidad LGTB ha presentado una demanda contra el Estado de Utah sobre sus llamadas leyes de “No Homo Promo”, que prohíben los debates y discusiones sobre la homosexualidad en cualquier forma que se asemeje a su promoción.

 La sede de San Francisco del Centro nacional por los Derechos de las Lesbianas (NCLR por sus siglas en inglés) presentaba la demanda en la Corte de Distrito de EE.UU. de Salt Lake City la semana pasada, en nombre de la Equality Utah, contra la Junta de Educación de Utah; el superintendente estatal, Sydnee Dickson; y los distritos escolares del Condado de Cache, Jordan y Weber, donde tres estudiantes homosexuales alegan haber sido víctimas de acoso en sus escuelas, quienes se presentan como demandantes junto a Equality Utah.

De acuerdo con Equality Utah, las leyes homofóbicas del estado violan la Primera Enmienda de profesores y estudiantes, al limitar su derecho a la libertad de expresión, la Enmienda 14, sobre la igualdad de protección, y otras leyes que prohíben la discriminación sexual y garantizan la igualdad. La cuestionada ley prohíbe el uso de materiales de enseñanza que incluyan la «promoción de la homosexualidad», indicando la abstinencia como la única educación sexual posible, así como prohíben el uso de materiales que «promueven la actividad sexual fuera del matrimonio». Además, se hace referencia a una ya obsoleta ley que define el matrimonio en Utah como la unión entre un hombre y una mujer, una ley que los tribunales ya han considerado inconstitucional.

El primer demandante tiene 7 años de edad, residente del Condado de Weber, que en ocasiones prefiere llevar ropa femenina y en ocasiones ropa masculina. Afirma haber sufrido un brutal acoso que incluye intimidación y golpes de estudiantes que llegaron a obligarle a bajarse los pantalones para ver su ropa interior, motivo por el que no quiere volver a la escuela. El segundo demandante es un estudiante de secundaria homosexual que afirma haber sido víctima de agresiones homofóbicas verbales desde la escuela primaria y asegura que le han prohibido hablar sobre el matrimonio del mismo sexo de su tío en la escuela. La tercera demandante es una estudiante de secundaria lesbiana que fue «castigada selectivamente» por funcionarios de la escuela conducidos por otra estudiante. Igualmente, asegura que su escuela actual le ha prohibido hacer preguntas acerca de la homosexualidad en su clase de salud.

Troy Williams, director ejecutivo de Equality Utah, afirma que estas leyes, denominadas como las leyes «no homo promo» o «no diga gay», envían un mensaje equivocado a los niños que puedan ser homosexuales, bisexuales o transexuales de Utah al estigmatizar «expresamente estudiantes queer. Se envía el mensaje de que nuestra vida es algo vergonzoso, algo que debe ser censurado y borrado. Ha llegado el momento de poner fin al estigma y la huelga ‘no homo promo’ de la ley del estado (…). Estas leyes impiden la presentación de información precisa relativa a lesbianas, gays, bisexuales en las clases de salud y otras clases, aun cuando dicha información tiene fines educativos importantes, al tiempo que no se impone ninguna restricción similar en la discusión de la heterosexualidad».

Utah no es el único estado con leyes en los libros que impiden que la homosexualidad sea discutida en las escuelas públicas. En concreto, Alabama, Arizona, Louisiana, Mississippi, Carolina del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur y Texas tienen leyes sobre los libros y material escolar que constituyen un delito al fomentar el debate sobre la homosexualidad.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Candidato por Utah al senado se disculpa por declaraciones contra gay que se había suicidado

Miércoles, 5 de octubre de 2016

780x580-noticias-jason-christensen-facebookaaeaaqaaaaaaaaotaaaajgy4mtqxn2m0lwe5zjutngq1ny05mtdllty5mde4nzmxmjc5yqBraxton Taylor (izda) y el homófobo Jason Christensen (Dcha)

Un candidato al Senado por Utah se refirió a un joven que se había suicidado como un «pecador» porque era homosexual y como un «asesino» porque se había suicidado. Ahora pide disculpas, tras volverse viral su publicación y recibir amenazas de muerte.

Jason Christensen es candidato de Utah para el senado por el Independent American Party (Partido Independiente Americano, en español) ha sido objeto de críticas por la publicación de unos desafortunados comentarios en Facebook en referencia al reciente suicidio de un joven gay, Braxton Taylor, de 19 años de edad, que se suicidaba la semana pasada.

«Sí, esto es triste, con esperanza, Dios tendrá piedad con los dos pecados que este chico ha cometido. El pecado de la homosexualidad y el pecado del asesinato», publicaba en su cuenta de Facebook, explicando en el hilo de los numerosos comentarios que tendría la publicación que para él asesinato y suicidio son equivalentes. «Leed las escrituras, dejad de negar las escrituras (…). Me siento mal por él y sus pecados. Pero hay que reconocer lo que es un pecado y lo que no. Hay que vivir el Evangelio de Jesucristo y no el Evangelio del diablo», así contestaba a un comentario en la misma publicación, que se vuelve viral tras ser subida a Reddit y otras páginas similares.

780x580-noticias-facebook-de-jason-christensenFacebook de Jason Christensen – Foto: Uso permitido

Tras el revuelo que sus publicaciones han creado, el viernes, 30 de septiembre, se disculpa públicamente, explicando que habría recibido amenazas de muerte y aludiendo a que había sufrido un «momento Trump». Lo que no hace es retractarse de sus creencias sobre la homosexualidad o su interpretación del suicidio como un «asesinato». «Pido disculpas, y espero que con mi amor y con mis disculpas, la familia pueda perdonarme», declaraba a una cadena de televisión.

Sus disculpas llegan en realidad después de muchas declaraciones en su contra, como la de su oponente de cara a las elecciones, el senador republicano Curt Bramble, que hablaba de «la falta de cortesía, la vulgaridad, la intensidad de estos comentarios», añadiendo que «no hay lugar para eso en una campaña política, no hay espacio para eso en la legislatura de Utah, y, sinceramente, no hay lugar para eso en nuestra sociedad»

«Los comentarios que Jason Christensen hizo acerca de un joven de 19 años de edad que se había suicidado son viles y crueles, e impropios de alguien que aspira a representar a los habitantes de Utah en el gobierno estatal», declara Troy Williams, director ejecutivo de Equality Utah.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Salt Lake City, capital del estado bastión de la religión mormona, Utah, dedica una calle al activista LGTB Harvey Milk

Sábado, 23 de abril de 2016

290x350_MilkBulevar-Harvey-Milk-Salt-Lake-City-300x197El concejo de Salt Lake City, la capital y ciudad más importante del estado de Utah, ha aprobado por unanimidad una propuesta para dedicar una de sus calles al activista LGTB Harvey Milk. A pesar de albergar la sede de la conservadora Iglesia Mormona, Salt Lake City tiene una alcaldesa abiertamente lesbiana, Jackie Biskupski, desde las elecciones del pasado 2015 y cuenta con dos concejales también abiertamente gais en su concejo. Quizás por ello, uno de los defensores de la propuesta la ha calificado como “una de las ciudades más gais de los Estados Unidos”.

La idea de dedicar una de las calles de Salt Lake City a Harvey Milk partió del concejal Stan Penford, que fue el primero abiertamente gay en el concejo de la ciudad. Su propósito, además de homenajear al activista, era “enviar un mensaje de que somos una ciudad abierta e inclusiva”. La elección de Milk, aparte de una preferencia profundamente personal, respondía a que el activista “imaginó un mundo feliz donde todo el mundo —todo el mundo— era valioso y tenía derechos civiles”, afirmaba Penfold, concluyendo que “también me gusta imaginar ese mundo”.

La propuesta se debatió el pasado martes 19 de abril, tras una hora de debate abierto a los ciudadanos que quisieran expresar sus opiniones al respecto. En su defensa, Troy Williams, miembro del grupo de defensa de los derechos LGBT Equality Utah, señalaba que el mismo hecho de que dos miembros del concejo de Salt Lake City fueran abiertamente homosexuales —el propio Stan Penford y el recientemente elegido Derek Kitchen—, al igual que la alcaldesa Biskupski, era parte del legado de Harvey Milk. Lo mismo opinaba Bryce Hurst, para quien el activista era un “héroe personal”, al destacar que Salt Lake City se había convertido en “una de las ciudades más gais de los Estados Unidos”. Algunos de contrarios a la propuesta simplemente se oponían a que se homenajeara a alguien que no fuera de la ciudad o del estado de Utah. Tan solo uno de los que manifestaron su desacuerdo aludió a que “contravenía sus creencias religiosas”.

Finalmente, por unanimidad, se aprobó que la calle 900 Sur se llame desde ahora Bulevar de Harvey Milk, y entre a formar parte de un conjunto de avenidas dedicadas a defensores de los derechos civiles que ennoblecen el callejero de Salt Lake City, como el Bulevar de Martin Luther King Jr., el Bulevar de César Chávez o el Bulevar de Rosa Park.

Tras la aprobación, el concejal y ponente Stan Penford informaba de que Equality Utah había iniciado una campaña de recogida de fondos para sufragar los nuevos letreros de la calle, de tal manera que el cambio de nombre no suponga un gasto para los contribuyentes.

En cuanto a la Iglesia Mormona, sus portavoces no han querido hacer ninguna declaración al respecto, lo que cual se ha interpretado como una aceptación velada. Recordemos que la confesión religiosa considera la homosexualidad como un pecado mortal, y que una de sus últimas y polémicas decisiones ha sido la de excluir a los hijos de las parejas del mismo sexo del bautismo.

Recordemos también que Harvey Milk fue el primer político abiertamente gay elegido por sus conciudadanos para ocupar un cargo relevante en Estados Unidos. Milk fue elegido “city supervisor” de la ciudad de San Francisco (equivalente a concejal de distrito) en 1977, destacando por su apasionada defensa de los derechos civiles de gais y lesbianas. Fue asesinado a tiros en noviembre de 1978, junto al alcalde George Moscone, por Dan White, otro concejal. Su historia fue inmortalizada por la inolvidable Mi nombre es Harvey Milkpelícula protagonizada por Sean Penn y ganadora de dos Óscar en 2009.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , , , ,

Utah aprueba una ley contra la discriminación a homosexuales. La propuesta obtuvo el apoyo total de la Iglesia mormona en el estado.

Viernes, 13 de marzo de 2015

gay-rights-religious-terraapKody Partridge, izquierda, y su esposa Laurie Wood celebran después de que la legislatura de Utah aprobara una ley contra la discriminación homosexual, este miércoles 11 de marzo del 2015. Foto: AP

Activistas y religiosos mormones del Estado norteamericano de Utah han han unido esfuerzos para conseguir que se prohíba la homofobia, bifobia y transfobia en la región.

 

La legislatura de Utah, de mayoría republicana, dio su aprobación final este miércoles por la noche una ley contra la discriminación de sus residentes homosexuales, bisexuales y transexuales, un texto respaldado por la Iglesia mormona.

La Cámara de Representantes del Estado aprobó por 65 votos contra 10 aprobar la medida desvelada la semana pasada. El Senado regional lo aprobó este viernes.

La propuesta obtuvo el poco habitual apoyo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en el estado y que ayudó a acelerar el paso de la medida en la cámara. El gobernador Gary Bergert, un republicano miembro de la iglesia, indicó que firmará el documento.

Algunos críticos conservadores han alegado que la propuesta, limitada al empleo y la vivienda, no va lo bastante lejos para proteger los derechos religiosos. No aborda cuestiones de discriminación más espinosas, como si un negocio puede negarse a servir a alguien por motivos religiosos, como por ejemplo un fotógrafo de bodas que se opone a trabajar en un enlace entre personas del mismo sexo. Además, las voces discordantes señalan que la ley crea protecciones especiales para personas homosexuales y transgénero.

La iglesia mormona dijo apoyar por completo la ley, que sigue los principios esbozados en su petición de que se aprueben normas que equilibren los derechos religiosos y las protecciones de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.

La ley ilegalizaría basar las contrataciones, despidos y otras decisiones de empleo en la orientación sexual o identidad de género. También sería ilegal negarse a vender o alquilar, negar un préstamo para vivienda o basar otras decisiones sobre vivienda en ese criterio.

Ya habíamos conocido que la Iglesia Mormona y la Human Rights Campaign, una organización defensora de los derechos humanos, han respaldado un proyecto de ley que pretende prohibir en el Estado de Utah la discriminación que sufren los ciudadanos en base a su orientación sexual o identidad de género que se extendería a la protección del empleo y la no discriminación en la vivienda. El presidente HRC Chad Griffin se alegra con el apoyo al proyecto de ley por parte de la Iglesia Mormona.

Dijo Griffin que “Este es un momento extraordinario para el estado de Utah, para los estadounidenses LGBT, y para la Iglesia Mormona, que, mediante el apoyo a esta legislación, muestra una voluntad de alinearse con los demás en el lado correcto de la historia. El deseo mostrado por la Iglesia Mormona para trabajar hacia un terreno común debería servir de modelo para otras tradiciones de fe aquí en los Estados Unidos “.

La medida impediría que la población de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales pueda ser discriminada en el ámbito laboral y en el inmobiliario, intentando evitar que una empresa pueda dejar de contratar o despedir a alguien en base a su condición de LGTB.

El proyecto de ley, S. B. 296, contiene tres disposiciones consecuentes. En resumen, el proyecto de ley establece los empleadores, arrendadores y propietarios tienen prohibido negar empleo y vivienda sobre la base de la identidad de género u orientación sexual, y no hay exenciones religiosas a las disposiciones de no discriminación se permitirá a las personas o empresas con fines de lucro. Si los legisladores de Utah aprobasen la medida, el estado se uniría a otros 21 estados que tienen protecciones explícitas de no discriminación basada en la orientación sexual y otros 18 estados que tienen protecciones de identidad de género explícitas. La directora Jurídica de HRC, Sarah Warbelow espera legisladores de Utah se muevan rápidamente sobre el asunto y afirma que: “Este es un paso muy alentador para todos los que estamos comprometidos con la igualdad. Con sólo un corto tiempo que queda en la sesión legislativa del estado, que se espera, la acción rápida y positiva en esta importante medida.

General, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , ,

El Supremo de EEUU valida el matrimonio igualitario en Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana con lo que ya es legal en casi la mitad de los estados de EE.UU.

Martes, 7 de octubre de 2014

 Tribunal-Supremo-Estados-UnidosEl Tribunal Supremo desestima los recursos presentados contra este tipo de uniones en Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana que avanzan en igualdad.

El Supremo de EE UU abre la vía al matrimonio gay en cinco Estados más

El Supremo de EEUU permite el matrimonio igualitario en 30 estados

La decisión supone un avance irreversible en los derechos de los homosexuales, que ya podrán casarse en la mitad del país

CRONOLOGÍA: La evolución del matrimonio homosexual en EE UU

El Tribunal Supremo de Estados Unidos evita pronunciarse sobre su legalización a nivel nacional, pero rechaza cinco apelaciones que buscaban prohibir las bodas entre personas del mismo sexo

ha desestimado este lunes (6 de octubre) los recursos presentados contra el matrimonio homosexual, lo que permite que los enlaces entre personas del mismo sexo puedan celebrarse en los cinco estados en los que tribunales de inferior instancia habían derogado las prohibiciones.

La Corte Suprema de Estados Unidos estudiaba desde el 29 de septiembre la legalidad constitucional del matrimonio gay en estos cinco estados. En sesiones a puerta cerrada, el tribunal ha estudiado durante ocho días las enmiendas presentadas por grupos homófobos que pretendían prohibir constitucionalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los magistrados tenían esta tarea desde que los funcionarios judiciales de cada uno de estos estados trasladaron el asunto a la corte federal. Estos jueces no tienen la obligación de atender ninguno de estos casos, y podrían incluso retrasar su decisión. Sin embargo, se han pronunciado tan solo una semana después de la fecha establecida.

La orden de la Corte hace efectiva desde hoy la legalidad dell matrimonio homosxual en 30 estados. Sentencias similares en Indiana y Wisconsin también fueron proclamadas en septiembre, donde la prohibición del matrimonio homosexual también fue declarada inconstitucional en los tribunales. Las parejas en otros seis estados – Colorado, Kansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia Occidental y Wyoming – deberían poder casarse en el corto plazo. Esos estados estarían obligados por las mismas sentencias de apelación que se pusieron a la espera de revisión de la Corte Suprema.

La decisión, inesperada para abogados de ambas partes, es una respuesta al recurso presentado por estos cinco estados contra la suspensión judicial de las leyes que habían aprobado para prohibir los matrimonios entre personas del mismo sexo en cada uno de estos territorios. Los analistas creían que el Supremo iba a aceptar a trámite al menos uno o dos casos sobre el matrimonio homosexual en este nuevo periodo de sesiones para emitir así un fallo con implicaciones a nivel nacional antes de junio de 2015. Con la inesperada decisión de hoy, el máximo tribunal del país se hace a un lado y evita entrar en el debate sobre la legalización del matrimonio homosexual a nivel nacional.

Los activistas a favor de los derechos de las personas LGTB tenían la esperanza de que el Tribunal Supremo se pronunciara para impedir que se aprueben nuevas leyes que prohíban el matrimonio igualitario, lo que supondría la legalización de facto de estas uniones. Por contra, los estados conservadores que habían impulsado el recurso pretendían que el Supremo anulase las sentencias de tribunales de instancias inferiores que habían suspendido las leyes contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que tampoco ha ocurrido.

Al inhibirse el Supremo, siguen en vigor las sentencias de los tribunales inferiores, hasta ahora siempre favorables a respetar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El Supremo tendrá que pronunciarse en el futuro

gay_marriage_usa_2Sin embargo, todo apunta a que tarde o temprano un tribunal estatal o un tribunal federal de apelaciones fallará a favor de una prohibición, por lo que el Supremo tendrá que pronunciarse y decir si los homosexuales de los 50 estados de la unión tienen el mismo derecho a casarse que los heterosexuales.

En los últimos meses cuatro tribunales de apelaciones han derogado las leyes estatales que prohibían el matrimonio no contraído entre un hombre y una mujer, pero esos mismos tribunales habían suspendido la celebración de bodas a la espera de la decisión del Supremo.

A nivel práctico, se deberían poder celebrar matrimonios entre parejas homosexuales en estos estados, aunque podría ser necesario solicitar una orden judicial para que las autoridades estatales reacias se vean obligadas a aceptar las bodas.

El matrimonio homosexual en Estados Unidos es legal en 19 estados y en el Distrito de Columbia, pero con esta decisión del Supremo en la práctica se elevará a 30 el total de estados en los que podrán celebrarse bodas entre personas del mismo sexo. Con la decisión de este lunes del Supremo, pasa de 19 a 24 el número de estados en los que el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal.

Para el periódico The New York Times, el Tribunal Supremo mantiene así una política de inhibición a la espera de que más estados aprueben el matrimonio igualitario. Según el diario, esta estrategia recuerda a la que sostuvo el Supremo con respecto al matrimonio interracial en la década de 1960, cuando esperó a que 34 estados lo aprobaran. Finalmente se pronunció en 1967 para declarar ilegales todas las leyes que prohibían las uniones entre negros y blancos.

El año pasado, con un fallo histórico, el Supremo declaró inconstitucional la Ley de Defensa del Matrimonio (fotogalería), que lo definía como “la unión entre un hombre y una mujer” e impedía, por tanto, que los homosexuales casados en los estados donde es legal lograran reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

Si 2013 se convirtió en el año de los mayores avances en el ámbito del matrimonio homosexual, 2014 puede ser el de su consolidación. Hace poco más de dieciséis meses que el Supremo revocó la Ley de Defensa de Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés), que desde 1996 definía el matrimonio como la unión “entre un hombre y una mujer”. Al mismo tiempo, el Tribunal anuló también la Proposición 8, como se conoció a la ley estatal que prohibió estas uniones en California en 2008.

La Corte determinó el año pasado que tanto la Proposición 8 como la ley de Defensa del Matrimonio violaban el derecho a la igualdad de los ciudadanos homosexuales. Al declarar DOMA inconstitucional, obligó también a cambiar más de 1.000 normativas federales condicionadas por la definición de matrimonio y relacionadas con impuestos, derechos de herencia, beneficios en seguros médicos o incluso normas de inmigración.

La decisión del Supremo refleja el profundo cambio que ha sufrido la opinión pública de EE UU con respecto al matrimonio homosexual. Cuando el ahora presidente Obama hizo campaña en 2008, todavía no se podía arriesgar a respaldarlo. Cuatro años después, hizo historia al ser el primer presidente estadounidense en afirmar que “los homosexuales deberían tener derecho a casarse”. El presidente justificó entonces, reconociendo el cambio imparable a su alrededor, que no podía argumentar ante sus hijas por qué algunos de los padres de sus compañeros de colegio podían casarse y otros no.

A partir de ese momento, la Administración Obama anunció que se situaría de parte de los demandantes contra DOMA en el Supremo y dejaría de defender esta ley ante los tribunales. El giro que ha tenido lugar en los últimos dos años, a una velocidad impredecible al comienzo de la década, ha dado un paso más este lunes, con la negativa del Supremo.

El mensaje de este lunes coincide ademas con el enviado en la sentencia de hace dos años. La Corte sigue considerando que este asunto debe ser decidido por parte de los Estados y sus cámaras legislativas, no a nivel federal. De haber aceptado las demandas planteadas por Virginia, Utah, Oklahoma, Indiana y Wisconsin, y si los nueve jueces hubieran decidido después que ninguno de estos Estados pueden prohibir la unión entre personas del mismo sexo, esa sentencia sería vinculante para todo el país, por lo que el matrimonio igualitario quedaría legalizado a nivel federal.

El siguiente mapa, tomado de Freedom To Marry, muestra cual es la situación en el momento actual:

situación-del-matrimonio-igualitario-USA-a-6-de-octubre

Fuente Público y El País

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Sentencia clave: la Corte de Apelaciones ratifica que es inconstitucional prohibir el matrimonio igualitario en Utah y apunta al Supremo

Sábado, 28 de junio de 2014

Corte-de-Apelaciones-del-10º-Distrito-de-los-Estados-UnidosLa Corte de Apelaciones del 10º Circuito ha rechazado la apelación presentada por la Fiscalía General del estado de Utah en contra de la sentencia que declaraba inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario en ese estado. Tras el aluvión de sentencias favorables en los distintos tribunales federales, la mayoría de ellas en suspenso en espera del proceso de apelación, se esperaba con indisimulado interés qué decisiones se tomarían en el circuito de apelaciones y sobre qué argumentos se basarían. La decisión favorable de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, sin embargo, ha sido suspendida cautelarmente en espera de una ya confirmada apelación ante la máxima instancia judicial: el Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

Desde que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró inconstitucional la sección 3 de la DOMA (Defense of Marriage Act, la norma que impedía el reconocimiento por parte de la administración federal de los matrimonios entre personas del mismo sexo), todas las sentencias dictadas por tribunales federales o estatales han sido favorables al reconocimiento del matrimonio igualitario. Pero muchas de ellas estaban suspendidas porque los representantes jurídicos de los distintos estados habían apelado esas decisiones.

El siguiente paso era saber qué decisión tomarían las Cortes de Apelaciones del Circuito Federal. Y el primer dictamen ha sido tomado este miércoles 25 de junio por la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, que ha confirmado la primera de estas sentencias, la dictada por el juez Robert J. Shelby el pasado mes de diciembre, que estimaba que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo recogida en la legislación del estado de Utah violaba las garantías de igual protección y debido proceso recogidas en la decimocuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

El panel de tres jueces conformado por Carlos F. Lucero, Paul J. Kelly Jr. y Jerome A. Holmes ha considerado, por dos votos favorables contra uno, que “quienes desean casarse con una persona del mismo sexo están facultados para ejercer el mismo derecho fundamental que les es reconocido a las personas que desean casarse con una persona del sexo opuesto”.  También ha estimado que es “totalmente ilógico creer que el reconocimiento estatal del amor y el compromiso entre las parejas del mismo sexo alterará las decisiones más íntimas y personales de las parejas de distinto sexo”. Además, ha rechazado el argumento de la Fiscalía General de que el hecho de que las parejas del mismo sexo no puedan procrear es motivo para impedirles contraer matrimonio, ya que la facultad procreativa nunca ha sido un requisito exigido por el Estado. Finalmente, ha resuelto que prevalece el derecho de los demandantes a la igual protección y el debido proceso.

Esta decisión de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, sin embargo, ha sido suspendida en la misma sentencia, en espera de una posible última apelación ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. La Fiscalía General de Utah ya ha comunicado que presentará dicha recurso, para lo cual dispone de 90 días, aunque previamente solicitará que el pleno de los doce jueces que integran la Corte de Apelaciones revise el dictamen formulado por el panel de tres jueces.

Más sentencias en espera de apelación

Los mismo jueces conforman el panel que decidirá sobre la apelación presentada por la Fiscalía General del estado de Oklahoma contra la sentencia favorable al matrimonio igualitario en ese estado, cuyas audiencias tuvieron lugar poco después de las correspondientes a la apelación de Utah. Se espera, por lo tanto, que la decisión sobre el caso de Oklahoma se dé a conocer en breve y que sea igualmente favorable a los derechos LGTB.  La jurisdicción de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito está integrada por los estados de Colorado, Kansas, Nuevo México, Oklahoma, Utah y Wyoming. En Nuevo México ya es legal el matrimonio igualitario, y en los cinco estados restantes la prohibición del mismo está denunciada.  La decisión de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito en el caso de Utah hace previsible un resultado positivo en todas esas demandas.

Hasta ahora, ocho son los estados donde la justicia ya ha declarado inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario, pero esas sentencias permanecen en suspenso en espera de que se resuelva su apelación: UtahOklahomaVirginiaTexasMichiganArkansasIdaho yWisconsin. En Oregón y Pensilvania, sin embargo, las sentencias favorables adquirieron firmeza al no presentarse apelación. El fallo de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito supone un avance importante en el proceso de reconocimiento de los derechos civiles de las personas LGTB en los Estados Unidos, y abre el camino para que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos tome una decisión que afectaría al conjunto de los estados que conforman esa nación.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

Niegan la adopción de un niño a una pareja evangélica por querer «curarle» la homosexualidad

Jueves, 26 de noviembre de 2020

AC756DF2-2057-4B86-BBCD-C20B4BA6F6B0Byron y Keira Hordyk son una pareja australiana que practica la religión evangélica. Hace poco entraron en un proceso para conseguir ser padres a través de la adopción.

Los que no habéis pasado por esto aún debéis saber que los especialistas os evalúan como familia para saber si podéis ser unos padres amorosos y darle a vuestro futuro hijo el amor y la seguridad que necesita.

Los especialistas no solo revisan tu casa y cuál sería el espacio que tu hijo tendría en ella, también te revisan a ti como persona.

Después de la evaluación Byron y Keira Hordyk fueron rechazados y encontrados no aptos para proporcionar amor y seguridad a un niño o niña. ¿La razón? Son profundamente LGTBfobos.

En la entrevista aseguraron que si su hijo fuera gay o lesbiana, o fuera trans, lo ometerían directamente a una terrible terapia de conversión, para así volverlos heterosexuales o cisgénero.

Hasta la Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha pedido a los legisladores que se prohíban estas abusivas prácticas, primero porque hay algunos que emplean violencia y dañan la integridad de niños y jóvenes, pero es que incluso los que no son violentos dañan la mente de los «pacientes», que presentarán mucho más riesgo de desarrollar depresión o incluso suicidarse.

Byron y Keira Hordyk han presentado una demanda a la agencia de adopción. “Sentimos que hemos sido discriminados y también sentimos que si nos callamos sobre esto y no decimos nada al respecto, podría dañar o limitar la adopción de personas con los mismos valores cristianos que los nuestros”, dijo la pareja a The West Australian. «Mantenemos puntos de vista cristianos tradicionales sobre cómo la Biblia nos enseña sobre la sexualidad y el matrimonio».

“Lo dijimos desde el principio. No estamos aquí para escondernos detrás de eso. Todo el mundo, especialmente con un tema divisivo, tiene miedo de ser puesto en el ámbito de la opinión pública de forma negativa. Y mis creencias son lo suficientemente fuertes como para que esta sea mi cruz para llevar».

Bueno majo, tú carga tu cruz, pero deja en paz a los niños, no tengas hijos para destruirlos ni para fomentarles el odio a sí mismos o el odio a personas por su orientación sexual o identidad de género.

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, elMinistro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación”para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Oveja Rosa/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , ,

Respuesta de Anabel Alonso a diputada de VOX que quiere que vayamos a terapias de conversión

Martes, 24 de noviembre de 2020

anabel-alonso-macarena-olonaAnabel Alonso  interpretó uno de los primeros papeles lésbicos de nuestra televisión y es abiertamente lesbiana.

Bien es cierto que durante muchos años la homosexualidad de Anabel fue un secreto a voces, algo sobre lo que jamás se pronunció, desde que se ha casado y que es madre, es todo un referente de visibilidad lésbica.

Anabel visibiliza a través del humor, como cuando invitó a la actriz Charlize Theron a «probar» con mujeres, en sus redes sociales, pero también se pone seria, como cuando dio una respuesta contundente a los ataques lesbófobos hacia su familia y maternidad lesbomarental.

Ahora Anabel Alonso ha decidido parar los pies a los homófobos de VOX, este partido de extrema derecha que tiene una cruzada contra la homosexualidad en nuestro país.

Hace unos días Ciudadanos presentó una ley para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual.

La moción fue secundada por todos los partidos excepto por VOX, que por declaraciones anteriores ya sabíamos que estaban a favor de que los padres sometieran a estas torturas a sus hijos.

La diputada Macarena Olona, al negarse a apoyar la ley, afirmó: “Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”.

Por supuesto una oleada de rechazo a sus palabras se ha producido en redes sociales. Y destacamos en especial la de Anabel Alonso: “La única que debe ir a terapia, a un especialista que le ayude a respetar a los demás es usted”, ha escrito Anabel Alonso en su cuenta oficial de Twitter.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Oveja Rosa/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Prohíben “terapias” de conversión sexual en el Estado de México

Martes, 27 de octubre de 2020

congreso_diputados_mexicoPor Georgina González, desde Ciudad de México

El 20 de octubre el Congreso del Estado de México aprobó reformas al Código Penal local que prohíbe y sanciona las mal llamadas “terapias de conversión” (ECOSIG). Son prácticas que pretenden corregir la orientación sexual, identidad y expresión de género de las personas.

La lucha por alcanzar esta prohibición comenzó en 2018. Fue tras un pronunciamiento de integrantes de la organización Fuera del Clóset ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM). Este año se trabajó junto a la diputada Beatriz García Villegas, quien “arropó la iniciativa”. Se dictaminó el 23 de septiembre y se aprobó por el Congreso local este 20 de octubre.

El dictamen que reforma el Código Penal del Estado de México prohíbe y sanciona las “terapias de conversión” como “delitos contra el libre desarrollo de la personalidad y la identidad sexual”.

La reforma aprobada establece que la persona que someta u obligue a otra ante estas prácticas se le impondrá de uno a tres años de prisión. Además, cuando se atente contra personas menores de edad, personas con discapacidad, adultas mayores o privadas de su libertad las penas podrán aumentar hasta seis años.

Ricardo Torres, presidente de la asociación Fuera del Clóset, dijo a Presentes que la aprobación es un gran paso: “Reconocemos la voluntad política del Congreso en este sentido pero todavía falta mucho por alcanzar exigencias históricas por las que hemos luchado por más de 16 años en el Estado de México”.

El activista comentó que esta prohibición busca defender, sobre todo, a niñas, niños y adolescentes LGBTI mexiquenses.

“Con la prohibición no solo buscamos la penalización sino también trabajar en otras áreas como en la salud pública, en educación sexual integral y dejar en claro que las niñas, niños y adolescentes tienen la facultad de sentirse libres”, agregó.

“Defendernos de la violencia antes que buscar el matrimonio”

Proporcionada-por_-Fuera-del-Closet-1El Estado de México es un caso particular dentro del fenómeno de derechos conquistados por les activistas LGBT en el país.

En esta entidad que rodea a la Ciudad de México no se ha aprobado el matrimonio igualitario ni el derecho a la identidad de género de las personas trans. Sin embargo, el año pasado se logró tipificar en el Código Penal los crímenes de odio por orientación sexual e identidad de género y recientemente las “terapias de conversión”.

En México no hay estadísticas oficiales de cuántas terapias de conversión se realizan al año y solo en la Ciudad de México y Estado de México se prohíben y sancionan estas prácticas.

“Esta prohibición es saldar una deuda con las víctimas y sobrevivientes de ECOSIG’s porque lamentablemente seguimos sabiendo de personas LGBT que se suicidan por la no aceptación de sus círculos más cercanos”, sostuvo Torres.

“Nada que curar” 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera las ECOSIG son prácticas “dañinas, contrarias a la ética, carecen de fundamento científico, son ineficaces y podrían constituir una forma de tortura”. Van desde supuestos tratamientos psicoterapéuticos; internamientos en “clínicas” o campamentos hasta abuso físico y sexual.

La asociación Fuera del Clóset registró y acompañó en 2018 cuatro casos de este tipo de prácticas. Este año documentaron un caso en donde un joven trans fue víctima por parte de su familia y obligado a tomar una terapia con el objetivo de corregir su identidad y expresión de género.

Las religiones impactan en las terapias

“Mucha gente desestima que si todavía se dan este tipo de terapias. Y lamentablemente respondemos que sí y con mucha más frecuencia de la que podemos imaginar”,
señala Ricardo Torres.

Proporcionada-por_-Fuera-del-Closet

Además, considera que los fundamentalismos religiosos y los prejuicios están permeando en las prácticas profesionales de las personas dedicadas a brindar atención psicológica y que son en estos espacios donde se practican estos métodos que pretenden corregir la sexualidad de las personas.

Los casos que hemos recibido son de aquellas que se dicen profesionales de la psicología. Recomiendan tratamientos antidepresivos a las personas LGBT o las someten a sesiones intensivas con cortes religiosos o espirituales donde aseguran que en tres meses “curan” a las personas”, comentó Torres.

Derechos pendientes

Ricardo Torres comentó a Presentes que los siguientes pasos son reformar la ley de salud pública y de educación con el objetivo de mejorar la vida de las personas LGBT. Para reducir las violencias y sensibilizar la sociedad mexiquense y los servidores públicos que, dice, “siguen trabajando bajo líneas de tortura, prohibiendo el libre desarrollo de las personas y violentando los derechos humanos”.

Este 24 de noviembre activistas trans del Estado de México buscarán que se dictamine en el Congreso una reforma de ley que garantice su derecho a la identidad de género en sus documentos oficiales.

“No es posible que una persona que no se identifica con el género asignado no tenga garantizado por el Estado un documento que avale su identidad. Esperamos que la voluntad política pueda rendir frutos”, señaló el Torres.

***

Proporcionada-por_-Fuera-del-Closet-2-1024x512

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Agencia Presentes/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI ,

Piden a Universidad Finis Terrae que rechace las “terapias reparativas” de la homo/transexualidad e investigue denuncias por discriminación

Sábado, 17 de octubre de 2020

logo-universidad-finis-terraeLuego de que ex estudiantes denunciaran en El Desconcierto diversos atropellos propinados por docentes.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) solicitó hoy al rector de la Universidad Finis Terrae, Cristian Nazer, y la directora de la Escuela de Psicología, Carolina Barriga, “que investiguen las denuncias de estudiantes  en orden  a que docentes de la institución se expresan con lenguajes discriminatorios sobre las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersex (LGBTI) y/o promueven las inhumanas terapias reparativas de la homosexualidad o la transexualidad”.

El ex presidente del Centro de Alumnos/as entre 2018 y 2019, Diego Auger, y los/as ex  estudiantes Rodrigo Figueroa  y Camila de la Vega, denunciaron en El Desconcierto a algunos docentes por emitir lenguajes discriminatorios contra las personas LGBTI, promover terapias reparativas y/u obstaculizar los derechos de la población trans.

Entre otros, se responsabiliza a la propia Barriga y a los/as académicos  Josefina Kast Adriasola y Cristián Snake Ferrer de incurrir en prácticas o lenguajes discriminatorios

En carta dirigida a Barriga y a Nazer el Movilh recordó a  “la Universidad Finis Terrae que  las terapias reparativas de la homo/transexualidad son prohibidas por el Ministerio de Salud y por la Organización Mundial de la Salud, mientras que toda discriminación en razón de la orientación sexual o la identidad de género es sancionada por la Ley Zamudio”

“En tal sentido, junto con solicitar que investiguen las denuncias formuladas por ex estudiantes a través de El Desconcierto y ante el Colegio de Psicólogos; con la respectiva sanción a responsables; pedimos que la Escuela de Psicología emita una circular dirigida a todo el entorno educativo donde rechace toda terapia “curativa” de las orientaciones sexuales o identidades de género, así como cualquier pronunciamiento de docentes que discrimine en razón de tales categorías”, puntualizó el Movilh.

***

La Universidad Finis Terrae (UFT) es una universidad privada y católica chilena, emplazada en Santiago de Chile. Fue fundada en 1988, alcanzando su autonomía institucional en 1996. Es miembro de la Red de Universidades Anáhuac y se relaciona con el Regnum Christi y la Congregación de los Legionarios de Cristo, ambas instituciones fundadas por el siniestro pederasta Marcial Maciel.

Actualmente se encuentra acreditada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA-Chile) por un período de 4 años (de un máximo de 7), desde noviembre de 2019 hasta noviembre de 2023.

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente MOVILH/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Una lesbiana de 67 años denuncia que la sometieron a 200 descargas eléctricas para «curarla»

Sábado, 3 de octubre de 2020

C2O6GUSSCJEVTFXULB6FHIR4BELas mal llamadas «terapias de conversión» deberían realmente conocerse como terapias de tortura, cuando los también mal llamados profesionales intentan un imposible: modificar la orientación sexual de una persona.

 Eso no solo es algo que no se pueda, el problema es que se intenta de las maneras más horrorosas y traumáticas para quienes las sufren.

Joan Bellingham es una mujer lesbiana de 67 años que forma parte de una investigación que realiza Nueva Zelanda sobre los abusos que se cometieron contra personas LGTB en centros médicos religiosos y estatales, desde 1950 al año 2000.

Joan Bellingham sufrió lo indecible, estando prisionera durante largos 12 años en uno de estos hospitales, recibiendo a la fuerza medicación y descargas eléctricas.

Cuando Joan mira hacia atrás tiene claro que lo le molestaba a sus torturadores, y a sus familiares que le enviaron a este sitio, es que ella no ocultaba su orientación sexual, lo que actualmente conocemos como «tener pluma».

 “He sido lesbiana desde que tengo uso de razón ”, dijo al Ontago Daily Times . «Nunca pensé en ello como algo que necesitaba esconder».

Sus profesores le decían que tenía que avergonzarse de sí misma, algo que ella no hacía, y ya cuando era estudiante de enfermería, en su escuela comenzaron unos dañinos rumores sobre ella, sobre lo indecoroso que era que hablara tan abiertamente de sus relaciones lésbicas y se sintiera tan orgullosa de su orientación. Era 1970, y era tal el desprecio que algunos sentían por ella que incluso la acusaron de robar medicamentos.

Joan Bellingham seguía con su vida a pesar de todo. Pero un día, así sin más, la internaron en el Hospital Princess Margaret. No llevaba ni ropa ni nada. No pudo siquiera oponer resistencia.

Ahí la obligaban a tomar calmantes (a veces hasta el triple de la dosis recomendada) cuando ella intentaba explicar que no debía estar ahí, le diagnosticaron «trastorno neurótico de la personalidad» y esquizofrenia.

En el hospital recibió más de 200 cargas eléctricas. Una vez hasta le pusieron las manos en agua hirviendo para que los enfermeros pudieran encontrar sus venas y pincharle medicamentos que le hacían perder el control sobre su cuerpo.

Los tratamientos se sintieron como hojas de afeitar atravesando mi cuerpo. No había un patrón regular. A veces pasaba dos veces al día (…). Fue el dolor más terrible que puedas imaginar. Era desde la parte superior de mi cabeza, bajaba por mi cuello y hasta mi espalda. A menudo estaba despierta cuando me colocaban los electrodos, pero la primera ola me dejaba inconsciente«, relata.

Como efecto de estas torturas quedaba ciega durante temporadas, vomitaba y tenía pensamientos suicidas. Aún tiene cicatrices en su cabeza que hasta los peluqueros notan.

En 1982 consiguió dejar el hospital, y dos años después todas las medicaciones que le dieron. Muchos años después su médico de cabecera reconoció que Joan jamás mostró indicios de trastornos mentales.

En dos demandas que Joan ha hecho al sistema por las quemaduras en su cabeza, por los dolores de cabeza crónicos, y la tortura apenas ha conseguido 15 mil dólares.

Joan, que nunca pudo graduarse de enfermera, dice que cuenta todas sus horribles vivencias para que jamás ninguna otra mujer lesbiana deba padecerlas.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile quiere que Ley Zamudio permita en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad. Unos meses antes, la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Oveja Rosa/Cristianos Gays

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Subsecretaria de DDHH de Chile quiere que Ley Zamudio permita en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad

Viernes, 18 de septiembre de 2020

dwkwsnyx0aifimxLorena Recabarren validó las terapias si las personas deseen someterse a las mismas.  “Para la OMS, la OPS y el Ministerio de Salud  estas terapias solo provocan daño, pues no hay nada que curar. Esto es abrir la puerta a la legalización de las torturas”, señaló el Movilh junto con exigir la renuncia de la Subsecretaria.

Como “abominable y totalmente contraria a la dignidad humana” calificó hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) la declaración a favor de las terapias reparativas  de homosexualidad o transexualidad que manifestó hoy la Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, quien validó tales tratamientos cuando son “voluntarios”, en el marco del trámite parlamentario para reformar a la Ley Zamudio.

El vocero del Movilh, Oscar Rementería, señaló que “estas terapias están prohibidas, totalmente prohibidas, por la Organización Mundial de la Salud, por la OPS,  por nuestro propio Ministerio de Salud y por todos los organismos internacionales de derechos humanos”.

“Que Recabarren valide la existencia de estas terapias si es que una persona quiere someterse a las mismas, como lo señaló hoy en el Senado, refleja una abierta violación a los derechos, un desconocimiento total de la dignidad humana. Por esto, exigimos su renuncia. Debe renunciar, si está posibilitando o pretendiendo que una persona se someta a torturas porque esa es su voluntad. Esto es como legalizar la tortura, una violación a los derechos humanos que proviene nada más, ni nada menos que de la Subsecretaria de Derechos Humanos”.

En efecto, Recabarren hoy se opuso a una indicación de la senadora Adriana Muñoz que prohíbe, a todo evento, las terapias de conversión de las orientaciones sexuales o identidades de género. “Yo entiendo que esto se está refiriendo a las terapias de conversión, El Estado de Chile siempre ha señalado que se opone a las terapias de conversión. Sin embargo en la forma en que está redactada (la indicación de la senadora Muñoz) aquí está en términos  absolutos,  es decir  se podría aplicar a casos donde se podrían contar con la anuencia de una persona que quisiera tratarse, y ahí estamos en un problema, porque podríamos ir contra  la voluntad de una persona.”, dijo Recabarren en la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

Añadió que  “teniendo presente la prohibición de las terapias de conversión, que obliguen a las personas a intentar cambiar su identidad, expresión de género u orientación sexual, teniendo clarísimo esto, en la forma en que esta redactado esto podría ocurrir que una persona que si quisiera y tuviera la voluntad de hacerlo y estaríamos diciendo que este tipo de actos es discriminatorio. Por tanto no está adecuadamente redactada la indicación”, la propuesta de la senadora Muñoz, dijo al rechazar la iniciativa.

Para Rementería,  Recabarren está diciendo, en otras palabras, que si una persona LGBTI piensa que su homosexualidad o transexualidad es una enfermedad, tiene derecho a someterse a terapias de conversión, que de acuerdo a la OMS, no tienen ningún resultado, porque no hay nada que curar. Por el contrario, solo provocan más daño en las personas”.

“Esta declaración, es como de comienzos de los 90, no está a la altura de los tiempos, ni menos de los derechos humanos. Por dignidad, Recabarren debe renunciar. Presentaremos una carta al Gobierno y al presidente  Sebastián Piñera exigiendo ello”,  finalizó Rementería.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente MOVILH/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Los obispos polacos se unen pidiendo centros de «conversión» para gays, lesbianas, bisexuales y trans

Viernes, 11 de septiembre de 2020

obispos-go-homeLo de Polonia está derivando en el horror, sobre todo, desde que la extrema derecha consigue gobernar, aumenta el sufrimiento y la presión sobre personas como tú y como yo, hombres gays, mujeres lesbianas, bisexuales y trans.

La calidad de vida del colectivo LGTB ha retrocedido enormemente. Ahora son los obispos católicos polacos los que publican un documento para pedir la creación de centros de «conversión» LGTB, centros que ya ha dicho Naciones Unidas, no son más que lugares de torturas para personas no heterosexuales y personas con una identidad de género diferente a su sexo de nacimiento.

Sí, Polonia, el país tristemente célebre por sus campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial, plantea crear otros centros de tortura. En un documento de la Conferencia Episcopal, los obispos polacos afirman que es necesario crear clínicas “para ayudar a las personas que desean recuperar su salud sexual y su orientación sexual natural”.

En el documento puede leerse que.  “La sexualidad diferente no es un juicio irrevocable o un código irremplazable, sino un síntoma de heridas en varios niveles de la personal. En vista de los retos creados por la ideología de género y los movimientos LGBT+, y especialmente con las dificultades, sufrimiento y heredas espirituales de esta gente, es necesario crear clínicas, con la ayuda de la Iglesia o dentro de su estructura, para ayudar a esta gente a recuperar su salud sexual y orientación sexual natural”.

“En vista de los desafíos creados por la ideología de género y los movimientos LGBT+, y especialmente teniendo en cuenta las dificultades, sufrimientos y lágrimas espirituales experimentados por estas personas, es necesario crear un centro de asesoramiento (también con la ayuda de la Iglesia o con sus estructuras) para ayudar a las personas que desean recuperar su salud sexual y su orientación sexual natural” sentencia el documento de 27 páginas emitido por los obispos polacos. Más adelante se refiere a esos “centros de asesoramiento” como “clínicas”.

Las terapias de conversión sexual buscan, con distintos métodos, “corregir” a LGBTIs basándose en que “lo natural” es que las personas sean heterosexuales y adopten una identidad de género basada en su genitalidad (si tenés pene sos hombre, si tenés vagina mujer). Pueden consistir terapia psicoanalítica, el encierro en clínicas de internación y en los casos más extremos incluyendo el electroshock.

El enfoque de los obispos tiene como fundamentos concepciones religiosas y coincide con la visión que establece a la homosexualidad o la elección de la identidad de género como enfermedades que hay que curar, algo que ni sostienen al día de hoy organizaciones como la OMS o el Manual de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

En julio de este año el Experto Independiente de las Naciones Unidas sobre orientación sexual e identidad de género, Víctor Madrigal-Borloz, presentó un informe ante el Consejo de Derechos Humanos donde afirma que estas prácticas pueden llegar a considerarse tortura, recomendando a los Estados su prohibición.

15CB3095-C5ED-4E2D-851F-76B56F8861B2

En el documento los obispos aseguran que “el postulado de tales centros de asesoramiento está claramente en contradicción con las opiniones oficiales en círculos LGBT +, con posiciones consideradas científicas y conocidas como ‘corrección política’”. A lo que agregan que a pesar de eso “testimonios” demostraban que “la sexualidad diferente no era un tipo de juicio irrevocable o codificación irrecuperable, sino un síntoma de heridas en varios niveles de su personalidad”.

La postura del Episcopado se enmarca en un creciente contexto donde el gobierno del Partido Ley y Justicia (PiS) viene llevando adelante una gran campaña contra los derechos de LGBTIs. Su candidato a presidente que recientemente ganó las elecciones, Andrzej Duda, durante las elecciones hizo de la lucha contra “la ideología de género” un eje central, prometiendo prohibir que las parejas del mismo sexo puedan adoptar niños. Desde 2019 a esta parte, más de un tercio de Polonia se ha declarado “zona libre de LGBTs”, dando rienda suelta a ataques de sectores reaccionarios de la sociedad.

La medida de odio LGTBfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfreilibres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena de las «zonas libres de ideología LGTB». En enero, el activista Bart Staszewski inició una campaña para visualizar el estigma de esta iniciativa posando con signos en varios idiomas junto a las señales de entrada a las localidades adheridas a la iniciativa LGTBfoba (ver imagen, a la izquierda). A fecha de hoy, las jurisdicciones declaradas «zonas libres de ideología LGTB» abarcan un tercio de la superficie total de Polonia e incluyen cerca de cien municipios, al menos dieciocho condados y cinco regiones (a las cuatro iniciales se les unió Łódź).

El Parlamento Europeo aprobó una resolución que condenó enérgicamente el concepto de zonas libres de LGBT en diciembre, señalando que son “parte de un contexto más amplio de ataques contra la comunidad LGBT + en Polonia, que incluyen un creciente discurso de odio por parte del público, los funcionarios electos y el público medios de comunicación, así como ataques y prohibiciones a las marchas del Orgullo ”.

La persecución por parte del Gobierno es sistemática denuncian activistas y organizaciones. A principio de Agosto dos activistas fueron detenidos por la policía por colgar banderas del orgullo en distintos monumentos en respuesta a las políticas y el discurso de odio del propio Estado. En los últimos meses cobró estado publico el caso de Margot Szutowicz, una activista no binaria acusada de haber dañado una camioneta de una organización antiabortista que estaba cubierta de carteles vinculando la homosexualidad con la pedofilia.

Según la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA por su sigla en inglés) el intento de detención hasta que sea juzgada: “desató una manifestación de solidaridad espontánea, durante la cual Margot intentó entregarse a los policías presentes. Su negativa a detenerla entre los testigos y los medios de comunicación, y el hecho de que más tarde fue detenida en un lugar diferente por un agente de civil en un automóvil sin distintivos, provocó más disturbios civiles. 48 personas fueron detenidas y se les negó el acceso a abogados”. Razón por la cual el día posterior a miles se manifestaron en las calles contra las detenciones y el hostigamiento policial.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente: EpiskopatNews/Cristianos Gays

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Ciudad de México prohíbe las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género

Martes, 28 de julio de 2020

congreso_diputados_mexicoLa ley, aprobada por 49 votos a favor, 9 en contra y 5 abstenciones, llega a imponer penas de hasta cinco años de cárcel para quienes intenten modificar la identidad de género o la orientación sexual de las personas.

El Congreso de Ciudad de México, la capital federal mexicana, acaba de aprobar una ley que prohíbe las «terapias de conversión», entendidas estas como «aquellas prácticas consistentes en sesiones psicológicas, psiquiátricas, métodos o tratamientos que tengan por objeto modificar, obstaculizar, modificar o menoscabar la expresión o identidad de género, así como la orientación sexual de la persona».

El intento de «corregir» la orientación sexual o la identidad de género estará penado con penas de entre dos y cinco años de prisión y 50 a 100 días de trabajo comunitario. El delito será tipificado como un «delito contra el libre desarrollo de la personalidad y la identidad sexual».

La aprobación de la ley ha generado protestas entre los grupos conservadores. El derechista Partido Encuentro Social, que cuenta con dos diputados en el Congreso de Ciudad de México, la ha calificado por ejemplo como una «mordaza para el ejercicio de la libertad de expresión y de culto de las doctrinas religiosas»,

La aprobación de esta ley en el estado capital supone un avance de los derechos y libertades sexuales en un país en el que también se hacen hueco los discursos segregadores de ultraderecha. Un ejemplo es en la decena de estados mexicanos en los que los ultras han conseguido introducir en la agenda medidas equivalentes a la censura o veto parental (el mal llamado PIN parental) en las aulas.

Recordemos que en España la prohibición este tipo de intervenciones ha sido también regulada en varias normas autonómicas (aunque sin el rango penal que le otorga la ley aprobada de Ciudad de México) pero no existe todavía una prohibición estatal que ofrezca garantías a todas las personas con independencia de su lugar de residencia. En este sentido, conviene recordar que el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Facebook e Instagram bloquearán contenidos sobre terapias de conversión

Miércoles, 22 de julio de 2020

instagram-prohibe-terapias-de-conversionAmpliamos la noticia que ya publicamos el pasado 15 de julio:

La compañía anunció la decisión en respuesta reclamaciones de varios activistas. De esta manera, Facebook e Instagram bloquearan contenidos sobre terapias de conversión o reorientación sexual.

Las terapias de conversión están ampliamente desacreditadas y condenadas por las principales asociaciones médicas ya que producen daño. Asimismo, hay muchos estudios que muestran que aquellas personas que lo padecen o que eligen someterse a estas terapias, tienen mayor riesgo de depresión y suicidio. Aún así, son legales en la mayor parte del mundo.

Ahora, Facebook e Instagram incluirán en sus políticas sobre el discurso al odio todas aquellas publicaciones que promuevan estas prácticas. «No permitimos ataques contra personas por su orientación sexual o identidad de género y estamos actualizando nuestras políticas para prohibir la promoción de servicios de terapia de conversión», explicó Tara Hopkins, la directora de políticas públicas de Instagram en Europa, Medio Oriente y África.

Esta situación se da luego de que activistas del Reino Unido pidieran a la compañía que cierren los perfiles de una organización, Core Issues Trust, que promueve la terapia de conversión. La petición había conseguido 200.000 firmas, entre las que se encontraban personalidades como Elton John, Stephen Fry y Dua Lioa.

Las redes también dejarán de recomendar contenido que incluya información en apoyo a esta práctica, salvo aquellos que tengan un contexto legislativo. De esta manera, lograrán bloquearan contenidos sobre terapias de conversión.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Oveja Rosa/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Instagram prohibirá la promoción de “terapias de conversión”

Miércoles, 15 de julio de 2020

instagram-prohibe-terapias-de-conversionInstagram bloqueará la promoción de la “terapia de conversión“, que busca cambiar la sexualidad o la identidad de género de una persona, dijo el gigante de los medios sociales. Los activistas están instando al gobierno a actuar ahora en la promesa de dos años de hacer la práctica ilegal.

En medio de una campaña online para exigir al gobierno británico que prohíba las “terapias de conversión”, la red social Instagram anuncia una revisión de sus políticas que prohibirá la promoción de dicha práctica en su plataforma. “No permitimos los ataques a las personas en base a su orientación sexual o identidad de género, y estamos actualizando nuestras políticas para prohibir la promoción de servicios de terapia de conversión“.

Porque la orientación sexual no es algo que se pueda elegir ni, por lo tanto, cambiar. Lo que pasa es que en países como España o Reino Unido nadie se ha atrevido a ilegalizar del todo.

Eso es lo que ha dicho Tara Hopkins, directora de políticas públicas de Instagram, que ha añadido que “Siempre estamos revisando nuestras políticas y seguiremos consultando a expertos y gente con experiencias personales para enfocar las cosas estando informados“.

La declaración de intenciones surge en mitad de un movimiento que cada vez ejerce más presión sobre el gobierno del Reino Unido para que prohíba las terapias de conversión. “Ban Conversion Therapy” es una campaña promovida por dos amigos, Harry Hitchens y Matthew Hyndman, que exige al gobierno que cumpla su promesa de prohibir una práctica tremendamente peligrosa para la comunidad LGTB+.

Este año 200.000 personas firmaron una petición online para pedir una acción. Todos los principales organismos de terapia profesional del Reino Unido y el Servicio Nacional de Salud se oponen por razones lógicas, éticas y morales.

Desde el movimiento han hecho llegar una carta abierta exigiendo esa prohibición a Liz Truss, la Ministra de Igualdad británica, que contaba con las firmas de numerosas figuras públicas, artistas como Elton John o Dua Lipa e incluso la de varios líderes religosos.

Luke, de 23 años, es gay y un joven trabajador que creció en una estricta familia cristiana en el noroeste de Inglaterra. “En la escuela, tenía una voz y un comportamiento bastante femenino, por lo que fui acosado”, dijo en una entrevista. “Supongo que mi padre conocía los potenciales signos gays antes que yo, porque me habría obligado a hacer cosas estereotipadas de chico, que yo odiaba. Sabía que odiaba los deportes, pero no le importaba, siempre que su hijo pareciera menos gay”.

A los 13 años, el padre de Luke vio su historial de búsqueda en Internet en el ordenador familiar, que incluía foros de chicos gays y pornografía gay. “Cuando pasó, mi padre estaba físicamente enfermo. Me llevó a la casa de mi pastor de jóvenes. He asistido a su iglesia desde que nací, y siempre ha sido muy amable conmigo, lo que probablemente empeoró las cosas, porque confié completamente en él. Luke dice que fue hecho para sentirse sucio y asqueroso para los niños que aman. Su familia profundamente religiosa estaba decidida a usarlo como un ejemplo para su comunidad.

“En un par de años, mi familia y el equipo de la iglesia me dañaron completamente. Palizas, exorcismos, ayunos, cursos en línea, todo. Me dijeron que nací hetero pero que el divorcio de mis padres me había perjudicado. Me ponían las manos en la cabeza y me decían lo mal que estoy. Me pedían que describiera cómo me sentía cuando veía a un chico que imaginaba en la televisión. Decía que me sentía excitado pero un poco mal, y decían que eran sentimientos del diablo. La peor parte es que estaba agradecido por su tortura. Mi único objetivo era ser tan recto como todos los demás en el mundo. Diría gracias después de maltratarme”.

El término “terapia de conversión” se refiere a cualquier forma de tratamiento o psicoterapia que tenga por objeto cambiar la orientación sexual de una persona o suprimir su identidad de género. Si bien algunas prácticas violentas que pueden clasificarse como terapia de conversión, como la “violación correctiva”, ya están cubiertas por los delitos penales existentes, muchas prácticas religiosas, como las experimentadas por Luke, no lo están.

La pubertad eventualmente bajó la voz de Luke y se volvió más reservado, pero por dentro, todavía se sentía “gay”. Después de intentar suicidarse, otro pastor de Luke alentó un enfoque más indulgente. A Luke le dijeron que la “tentación gay” no está bajo su control, pero que el “comportamiento gay” sí lo está, por lo que mientras no haya actuado en consecuencia, puede “vivir una vida normal”.

Luke más tarde huyó a Londres y no volvió a su ciudad. Los padres tras los años acabaron por pedir perdón pero él no podía perdonar lo horrible ue había sido su adolescencia.

En 2018, el gobierno anunció que las “terapias de conversión de homosexuales” se prohibirían en el marco de un plan gubernamental para mejorar la vida de los homosexuales y transexuales, pero los activistas siguen esperando que se tomen medidas. Desde entonces el gobierno ha dicho que “considerará todas las opciones para poner fin a la práctica”.

El nuevo presidente del Colegio Real de Psiquiatras, el Dr. Adrian James, dijo: “Cualquier intervención que pretenda” curar “algo que no sea una molestia es completamente inmoral y debe ser prohibida. No permitimos ataques a las personas por su orientación sexual o identidad de género y estamos actualizando nuestras políticas para prohibir la promoción de los servicios de terapia de conversión”. Continuó: “Siempre estamos revisando nuestras políticas y seguiremos consultando a los expertos y a las personas con experiencias personales para informar nuestro enfoque”.

A principios de este año, Instagram prohibió la promoción de la terapia de conversión en los anuncios, donde la gente no elige lo que ve. A partir del viernes, todo el contenido vinculado a ella estará prohibido en la plataforma.

La compañía señala que llevará algún tiempo actualizar todas sus políticas para reflejar esta prohibición general, así que mientras que algunos contenidos que los usuarios reportan pueden no ser eliminados inmediatamente, las horas extras deben cambiar.

Entonces, ¿por que no se hace ilegal ya? Los firmantes incluyen a Dua Lipa, Elton John, Stephen Fry y Jade Thirlwall.

La nueva organización, fundada por los amigos Harry Hitchens y Matthew Hyndman, ya ha atraído miles de opiniones en los medios sociales y ha sido apoyada por Stonewall, la mayor organización benéfica LGBT de Europa. Desde que publicó un post ahora viral en Instagram, “terapia de conversión aún legal en el Reino Unido”, Harry ha recibido amenazas personales y mensajes de odio de grupos que han encontrado su dirección. “Mucha gente no sabía que la terapia de conversión sigue siendo legal en el Reino Unido y cada vez que una celebridad compartía mi post, había otras 24 horas de odio. Recibí mensajes como: deberías haber escondido mejor tu dirección, iremos a buscarte. Todavía no he tenido la energía para reportarlo a la policía. Sólo quería esconderme de todo. ”

“La iglesia puede ser un lugar maravilloso. Apoyan a la gente para hacer mucho bien en el mundo. No importa si la razón es religiosa o no, aconsejar a alguien que cambie su sexualidad o identidad de género está mal. Las Naciones Unidas han declarado la terapia de conversión como una tortura. ¿Estamos felices de perdonar la tortura? “

“Le escribimos para instarle a que introduzca una prohibición verdaderamente efectiva de la terapia de conversión para todas las personas no lesbianas, gays, bi, trans y de género en el Reino Unido”, dice la carta de prohibición de la conversión.

_113297861_resized-bctimagesbbc-2

Matthew Hyndman (izquierda) y Harry Hitchens (derecha)

Cualquier forma de consejo o persuasión a alguien para cambiar su orientación sexual o identidad de género debe ser ilegal, sin importar la razón, religiosa o de otro tipo – sin importar la edad de la persona. Sin embargo, algunas personas que aconsejan a las personas LGBT en un ambiente favorable están preocupadas de que una prohibición general de la terapia de conversión pueda dar lugar a problemas.

El terapeuta, que quería permanecer en el anonimato por miedo a “perder” su carrera, dijo que su trabajo para ayudar a las personas trans a tratar con su género adquirido es legal y les animó a obtener certificados de reconocimiento de género, pero podría ser clasificado por los críticos como “terapia de conversión”. “¿Dónde dibujamos el límite? Todo el mundo está de acuerdo en que la terapia de conversión es negativa, pero nadie sabe cómo definirla”, dijo el terapeuta. Es una mentira llamarlo terapia. No lo es – lo que estamos hablando de prohibir es un lavado de cerebro. Hay una clara distinción entre un terapeuta que dice ‘trabajemos juntos para ver qué es lo mejor para ti’ y los que dicen, ‘Creo que deberías ser esto'”

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Attitude/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Israel podría convertirse en el sexto país del mundo en prohibir la terapia traumática de conversión gay

Jueves, 25 de junio de 2020

gay-jewish-kippahIsrael podría convertirse en el sexto país del mundo en abolir la práctica de la terapia de conversión gay ya que su gobierno considera una nueva legislación.

La llamada “terapia de conversión” se refiere a la práctica pseudocientífica peligrosa y desacreditada de tratar de cambiar la sexualidad o la identidad de género de una persona. A menudo se compara con la tortura y se ha relacionado con mayores riesgos de depresión, suicidio y drogadicción.

Nitzan Horowitz, líder del partido de izquierda Meretz de Israel, presentó un nuevo proyecto de ley para prohibirlo, comparándolo con el “asesinato”. “Es un asesinato del alma y muchas veces también del cuerpo. Estos procedimientos resultan en autolesiones hasta el suicidio. Lo que significa la terapia aquí es el abuso mental y físico de los adolescentes ”, dijo mientras presentaba el proyecto de ley.

Dijo que es el “deber legal y moral del gobierno salvar a las próximas víctimas”, enviando un mensaje claro a las personas LGBT + de que “no queremos cambiarlas. Eres hermosa y completa tal como eres ”.

El proyecto de ley de Horowitz prohibiría la terapia de conversión en todo el país y pondría a los terapeutas en riesgo de prisión, multas y revocación de su licencia profesional si continúan practicándola.

Si tiene éxito, Israel se uniría a solo otros cinco países para haber emitido una prohibición total de la terapia de conversión: Alemania, Malta, Ecuador, Brasil y Taiwán.

La práctica nociva está prohibida en 20 estados de EE. UU., Además de los territorios de Washington D.C. y Puerto Rico, pero no en el Reino Unido, a pesar de que los conservadores se comprometieron a introducir legislación hace dos años.

Sin embargo, fuentes del gobierno informan que el comité ministerial de legislación probablemente buscará retrasar el proyecto de ley debido a la presión de los partidos ultraortodoxos.

El medio de noticias israelí Haaretz sugirió que el comité ahora “examinará” el proyecto de ley una vez más para hacerlo más “moderado” para que los partidos religiosos no se opongan. Dijo que la única razón por la cual el proyecto de ley no fue descalificado de inmediato por la oposición fue para que puedan minimizar la reacción violenta contra dos ministros homosexuales que sirven en el comité de legislación. Pero el hecho de que el proyecto de ley haya llegado tan lejos en la coalición ultraconservadora es en sí un hito, particularmente porque los intentos previos de prohibición han fracasado.

Se produce después de que el ministro de educación, Rafi Peretz, atrajo fuertes críticas el año pasado por sugerir que apoyaba la terapia de conversión. “Creo que es posible convertir [la orientación sexual de alguien]”, dijo Peretz. “Puedo decirles que tengo una profunda familiaridad con el tema de la educación, y también lo he hecho”. Luego discutió cómo había aconsejado a un amigo gay que reconsiderara su sexualidad.

Los comentarios de Peretz fueron condenados como “inaceptables” por el primer ministro Benjamin Netanyahu, quien dijo que “no reflejan la posición del gobierno que encabezo”. Agregó que el sistema educativo israelí “continuará aceptando a todos los niños judíos sean quienes sean y sin ninguna diferencia basada en la orientación sexual”. Ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractó de su apoyo a las terapias de “curación” para gays.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

 Y la última buena noticia que conocíamos se producía el pasado mes de marzo cuando Canadá anunció que prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.