Resultados de la búsqueda

Palabra clave: ‘Utah’

El estado de Utah prohíbe a los profesionales médicos practicar «terapias» de conversión en menores de edad

Viernes, 31 de enero de 2020

220px-2013-05-23_Gary_R_HerbertGobernador Gary Herbert

La lista de estados y territorios estadounidenses que prohíben las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad suma un nuevo miembro. El gobernador de Utah, bastión del mormonismo, firmó el martes pasado una orden ejecutiva para prohibir estas peligrosas prácticas que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género. La medida sale adelante por el empeño del mandatario republicano, después de que las cámaras legislativas la rechazaran. Utah se convierte en el 19º estado de los Estados Unidos (además de Washington D.C. y de Puerto Rico) en vetar estos infames procedimientos, si bien la prohibición solo se aplicará a profesionales médicos. El siguiente podría ser Virginia.

Ya en febrero del año pasado se presentó un proyecto de ley en el legislativo estatal que acabó fracasando por falta de apoyos. En noviembre, el gobernador republicano Gary Herbert propuso un texto alternativo que usaría la vía administrativa, en lugar de la penal, para perseguir estas pseudoterapias. Herbert consiguió el apoyo de la iglesia mormona, que ejerce una gran influencia en Utah y a la que él mismo pertenece, a cambio de que la norma solo se aplicara a profesionales de la salud mental.

El texto, aprobado el pasado martes como orden ejecutiva, clasifica las «terapias» de conversión como «conductas antiprofesionales» y prevé la suspensión o revocación de la licencia médica para los especialistas que las pongan en práctica en menores de edad. Los sacerdotes y terapeutas religiosos están expresamente exentos del veto, siempre que no estén en posesión de una licencia profesional. A pesar de esta importante limitación, los activistas LGTBI han saludado la medida y esperan que sirva de acicate para que se aprueben otras similares en estados conservadores como Utah.

Flag_of_UtahCalifornia fue el primer estado de Estados Unidos en prohibir el uso de las «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad en 2012, no sin gran controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después) y Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014). Más tarde se sumaron OregónIllinoisVermontNuevo MéxicoRhode IslandNevadaConnecticutWashingtonHawái, MarylandDelawareNew HampshireNueva YorkColorado y Massachusetts. El próximo estado podría ser Virginia, cuyo Senado aprobó el pasado martes un proyecto de ley que ahora pasará a la Cámara de Delegados.

En abril del año pasado se les unió Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

terapiasdeodioNo” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Jugadores de fútbol de secundaria de Utah queman la bandera del Orgullo mientras dicen “Todos los gays mueren”.

Jueves, 27 de junio de 2019

AaF40QZ4_400x400Dos estudiantes de fútbol americano de la Escuela Secundaria Kearns de Utah han sido suspendidos por compartir un video de ellos riéndose y quemando una bandera del arco iris mientras decían “Todos los gays mueren”. La policía también está investigando.

El video fue publicado por primera vez en Snapchat por un estudiante de primer año entrante de 15 años de edad y fue compartido por otro estudiante actual.

El portavoz del Distrito Escolar de Granite, Ben Horsley, dijo a ABC News: “Queremos asegurarnos de que todos los estudiantes que entran por nuestras puertas se sientan seguros en el ambiente en el que se encuentran. Mirar el video, ya sea como una broma o como una amenaza seria y amplia contra los individuos LGBTQ, sigue siendo un acto reprensible. Necesitamos condenar el odio y el fanatismo dondequiera que lo veamos”.

Añadió que aunque no está claro a qué disciplina se enfrentarán los estudiantes, las sanciones podrían ir desde la suspensión hasta el servicio comunitario obligatorio. Otros miembros de la comunidad han pedido que se cancele el programa de fútbol, pero eso es poco probable teniendo en cuenta que sólo dos miembros del equipo estaban implicados y que el fútbol genera mucho dinero tanto para las escuelas individuales como para los distritos escolares.

El distrito escolar también dijo que se han puesto en contacto con líderes de la comunidad LGBTQ para sugerir futuros ejercicios de empatía y oportunidades educativas para que los odiosos cabezas de chorlito no vuelvan a hacer algo tan estúpido como esto nunca más. (Aunque el portavoz del distrito no usó esas palabras exactas.)

Matt Rickards, entrenador principal del equipo de Kearns High School le dijo a KSTU, afiliada de Salt Lake City Fox,“No hay lugar para eso en nuestro programa en absoluto, y no será tolerado. Es potencialmente un crimen de odio, así que me enferma“. Y agregó: “Tenemos una regla en nuestro programa, y es no avergonzarte a ti mismo, a tu familia o a tu equipo y, obviamente, esa regla fue quebrantada. Así que, tiene que haber consecuencias por eso.

Aquí hay un video que muestra imágenes de la bandera en llamas:

Las banderas de Burning Pride parecen haberse convertido en una tendencia reciente entre los que odian a los homosexuales. A principios de este mes, un vándalo quemó una bandera arco iris en las afueras del único bar gay de propiedad de negros de la ciudad de Nueva York; en mayo, alguien quemó una bandera arco iris en las afueras de una boutique de Filadelfia; y en abril, alguien quemó una bandera arco iris de una pareja heterosexual en Charleston, Carolina del Sur.

De lo que estos odiadores no se dan cuenta es que quemar nuestra bandera sólo hace que nuestra comunidad sea aún más fuerte y esté más unida frente al odio, ya sea que ese odio provenga de estudiantes de secundaria tontos, vándalos al azar o fanáticos rencorosos.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Un juez de Utah reconoce el matrimonio póstumo de dos ancianas que fueron pareja durante cincuenta años

Miércoles, 12 de septiembre de 2018

71ec8eae-9e4b-49c3-ab2b-1152c62b0058Broche de oro para una preciosa historia de amor, la de Bonnie Foerster (74 años) y Beverly Grossaint, fallecida el pasado mes de mayo con 82 años. Un juez de Utah las ha declarado oficialmente casadas, en lo que supone un reconocimiento formal de una relación que ha durado medio siglo. El estado de Utah permite el matrimonio póstumo en circunstancias excepcionales siempre que sea autorizado por un juez.

Bonnie Foerster y Beverly Grossaint se conocieron en 1968 en Nueva York. Foerster tenía entonces 24 años, y sufría maltrato a manos del que entonces era su marido. Cuando se conocieron, de hecho, Foerster llevaba gafas de sol para ocultar sus hematomas. «Me quitó las gafas, me miró con sus profundos ojos azules y me dijo que podía ver mi alma», ha contado en una entrevista a The Washington Post. «Y así fue como nos enamoramos», añadía.

La pareja, residente en Salt Lake City desde 1979, no pudo sin embargo contraer matrimonio a pesar de que en Utah el matrimonio entre personas del mismo sexo es posible desde octubre de 2014, cuando culminó el proceso judicial correspondiente (meses antes de que el Tribunal Supremo emitiese la sentencia que consolidaba ese derecho y lo hacía extensivo a todo el territorio estadounidense). Los problemas de salud de la pareja hicieron imposible celebrar una boda.

Tras la muerte de Grossaint, sin embargo, un amigo abogado de la pareja, Roger Hoole, cayó en la cuenta de que Utah permite el matrimonio póstumo. La Corte Suprema del Estado lo dio por válido en 2014, a raíz del caso de una pareja de ancianos (en aquel caso de distinto sexo) en la que el hombre había fallecido en 2010. Hoole y Foerster acudieron a la justicia en julio, y el pasado 21 de agosto el juez Patrick Corum estableció que en efecto la pareja debía considerarse casada pese a no haberse celebrado ceremonia de boda. El juez tuvo en cuenta que durante 50 años la pareja compartió hogar, finanzas, se ayudó mutuamente y fueron tratadas por familiares, amigos y vecinos como un matrimonio, como acreditaron diferentes testimonios.

Si Beverly Grossaint falleció en mayo como consecuencia del enfisema pulmonar que padecía (entre otros problemas), la salud de Bonnie Foerster no es precisamente buena. Prácticamente ciega, con graves problemas de espalda y en silla de ruedas debido a una doble amputación, Foerster quiere sin embargo tatuarse el nombre de su mujer junto a una rosa y un pequeño corazón al lado de su propio corazón. «Sé que me va a doler, pero Bev lo merece», ha declarado

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

Demandan leyes de Utah que prohiben el debate sobre la homosexualidad en la escuela

Jueves, 27 de octubre de 2016

780x580-youtube-n_rlhxe8f_e-demandan-leyes-homofobicas-de-utah-que-prohiben-el-debate-sobre-la-homosexualidadUna organización de defensa de los derechos de la comunidad LGTB ha presentado una demanda contra el Estado de Utah sobre sus llamadas leyes de “No Homo Promo”, que prohíben los debates y discusiones sobre la homosexualidad en cualquier forma que se asemeje a su promoción.

 La sede de San Francisco del Centro nacional por los Derechos de las Lesbianas (NCLR por sus siglas en inglés) presentaba la demanda en la Corte de Distrito de EE.UU. de Salt Lake City la semana pasada, en nombre de la Equality Utah, contra la Junta de Educación de Utah; el superintendente estatal, Sydnee Dickson; y los distritos escolares del Condado de Cache, Jordan y Weber, donde tres estudiantes homosexuales alegan haber sido víctimas de acoso en sus escuelas, quienes se presentan como demandantes junto a Equality Utah.

De acuerdo con Equality Utah, las leyes homofóbicas del estado violan la Primera Enmienda de profesores y estudiantes, al limitar su derecho a la libertad de expresión, la Enmienda 14, sobre la igualdad de protección, y otras leyes que prohíben la discriminación sexual y garantizan la igualdad. La cuestionada ley prohíbe el uso de materiales de enseñanza que incluyan la «promoción de la homosexualidad», indicando la abstinencia como la única educación sexual posible, así como prohíben el uso de materiales que «promueven la actividad sexual fuera del matrimonio». Además, se hace referencia a una ya obsoleta ley que define el matrimonio en Utah como la unión entre un hombre y una mujer, una ley que los tribunales ya han considerado inconstitucional.

El primer demandante tiene 7 años de edad, residente del Condado de Weber, que en ocasiones prefiere llevar ropa femenina y en ocasiones ropa masculina. Afirma haber sufrido un brutal acoso que incluye intimidación y golpes de estudiantes que llegaron a obligarle a bajarse los pantalones para ver su ropa interior, motivo por el que no quiere volver a la escuela. El segundo demandante es un estudiante de secundaria homosexual que afirma haber sido víctima de agresiones homofóbicas verbales desde la escuela primaria y asegura que le han prohibido hablar sobre el matrimonio del mismo sexo de su tío en la escuela. La tercera demandante es una estudiante de secundaria lesbiana que fue «castigada selectivamente» por funcionarios de la escuela conducidos por otra estudiante. Igualmente, asegura que su escuela actual le ha prohibido hacer preguntas acerca de la homosexualidad en su clase de salud.

Troy Williams, director ejecutivo de Equality Utah, afirma que estas leyes, denominadas como las leyes «no homo promo» o «no diga gay», envían un mensaje equivocado a los niños que puedan ser homosexuales, bisexuales o transexuales de Utah al estigmatizar «expresamente estudiantes queer. Se envía el mensaje de que nuestra vida es algo vergonzoso, algo que debe ser censurado y borrado. Ha llegado el momento de poner fin al estigma y la huelga ‘no homo promo’ de la ley del estado (…). Estas leyes impiden la presentación de información precisa relativa a lesbianas, gays, bisexuales en las clases de salud y otras clases, aun cuando dicha información tiene fines educativos importantes, al tiempo que no se impone ninguna restricción similar en la discusión de la heterosexualidad».

Utah no es el único estado con leyes en los libros que impiden que la homosexualidad sea discutida en las escuelas públicas. En concreto, Alabama, Arizona, Louisiana, Mississippi, Carolina del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur y Texas tienen leyes sobre los libros y material escolar que constituyen un delito al fomentar el debate sobre la homosexualidad.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Candidato por Utah al senado se disculpa por declaraciones contra gay que se había suicidado

Miércoles, 5 de octubre de 2016

780x580-noticias-jason-christensen-facebookaaeaaqaaaaaaaaotaaaajgy4mtqxn2m0lwe5zjutngq1ny05mtdllty5mde4nzmxmjc5yqBraxton Taylor (izda) y el homófobo Jason Christensen (Dcha)

Un candidato al Senado por Utah se refirió a un joven que se había suicidado como un «pecador» porque era homosexual y como un «asesino» porque se había suicidado. Ahora pide disculpas, tras volverse viral su publicación y recibir amenazas de muerte.

Jason Christensen es candidato de Utah para el senado por el Independent American Party (Partido Independiente Americano, en español) ha sido objeto de críticas por la publicación de unos desafortunados comentarios en Facebook en referencia al reciente suicidio de un joven gay, Braxton Taylor, de 19 años de edad, que se suicidaba la semana pasada.

«Sí, esto es triste, con esperanza, Dios tendrá piedad con los dos pecados que este chico ha cometido. El pecado de la homosexualidad y el pecado del asesinato», publicaba en su cuenta de Facebook, explicando en el hilo de los numerosos comentarios que tendría la publicación que para él asesinato y suicidio son equivalentes. «Leed las escrituras, dejad de negar las escrituras (…). Me siento mal por él y sus pecados. Pero hay que reconocer lo que es un pecado y lo que no. Hay que vivir el Evangelio de Jesucristo y no el Evangelio del diablo», así contestaba a un comentario en la misma publicación, que se vuelve viral tras ser subida a Reddit y otras páginas similares.

780x580-noticias-facebook-de-jason-christensenFacebook de Jason Christensen – Foto: Uso permitido

Tras el revuelo que sus publicaciones han creado, el viernes, 30 de septiembre, se disculpa públicamente, explicando que habría recibido amenazas de muerte y aludiendo a que había sufrido un «momento Trump». Lo que no hace es retractarse de sus creencias sobre la homosexualidad o su interpretación del suicidio como un «asesinato». «Pido disculpas, y espero que con mi amor y con mis disculpas, la familia pueda perdonarme», declaraba a una cadena de televisión.

Sus disculpas llegan en realidad después de muchas declaraciones en su contra, como la de su oponente de cara a las elecciones, el senador republicano Curt Bramble, que hablaba de «la falta de cortesía, la vulgaridad, la intensidad de estos comentarios», añadiendo que «no hay lugar para eso en una campaña política, no hay espacio para eso en la legislatura de Utah, y, sinceramente, no hay lugar para eso en nuestra sociedad»

«Los comentarios que Jason Christensen hizo acerca de un joven de 19 años de edad que se había suicidado son viles y crueles, e impropios de alguien que aspira a representar a los habitantes de Utah en el gobierno estatal», declara Troy Williams, director ejecutivo de Equality Utah.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Salt Lake City, capital del estado bastión de la religión mormona, Utah, dedica una calle al activista LGTB Harvey Milk

Sábado, 23 de abril de 2016

290x350_MilkBulevar-Harvey-Milk-Salt-Lake-City-300x197El concejo de Salt Lake City, la capital y ciudad más importante del estado de Utah, ha aprobado por unanimidad una propuesta para dedicar una de sus calles al activista LGTB Harvey Milk. A pesar de albergar la sede de la conservadora Iglesia Mormona, Salt Lake City tiene una alcaldesa abiertamente lesbiana, Jackie Biskupski, desde las elecciones del pasado 2015 y cuenta con dos concejales también abiertamente gais en su concejo. Quizás por ello, uno de los defensores de la propuesta la ha calificado como “una de las ciudades más gais de los Estados Unidos”.

La idea de dedicar una de las calles de Salt Lake City a Harvey Milk partió del concejal Stan Penford, que fue el primero abiertamente gay en el concejo de la ciudad. Su propósito, además de homenajear al activista, era “enviar un mensaje de que somos una ciudad abierta e inclusiva”. La elección de Milk, aparte de una preferencia profundamente personal, respondía a que el activista “imaginó un mundo feliz donde todo el mundo —todo el mundo— era valioso y tenía derechos civiles”, afirmaba Penfold, concluyendo que “también me gusta imaginar ese mundo”.

La propuesta se debatió el pasado martes 19 de abril, tras una hora de debate abierto a los ciudadanos que quisieran expresar sus opiniones al respecto. En su defensa, Troy Williams, miembro del grupo de defensa de los derechos LGBT Equality Utah, señalaba que el mismo hecho de que dos miembros del concejo de Salt Lake City fueran abiertamente homosexuales —el propio Stan Penford y el recientemente elegido Derek Kitchen—, al igual que la alcaldesa Biskupski, era parte del legado de Harvey Milk. Lo mismo opinaba Bryce Hurst, para quien el activista era un “héroe personal”, al destacar que Salt Lake City se había convertido en “una de las ciudades más gais de los Estados Unidos”. Algunos de contrarios a la propuesta simplemente se oponían a que se homenajeara a alguien que no fuera de la ciudad o del estado de Utah. Tan solo uno de los que manifestaron su desacuerdo aludió a que “contravenía sus creencias religiosas”.

Finalmente, por unanimidad, se aprobó que la calle 900 Sur se llame desde ahora Bulevar de Harvey Milk, y entre a formar parte de un conjunto de avenidas dedicadas a defensores de los derechos civiles que ennoblecen el callejero de Salt Lake City, como el Bulevar de Martin Luther King Jr., el Bulevar de César Chávez o el Bulevar de Rosa Park.

Tras la aprobación, el concejal y ponente Stan Penford informaba de que Equality Utah había iniciado una campaña de recogida de fondos para sufragar los nuevos letreros de la calle, de tal manera que el cambio de nombre no suponga un gasto para los contribuyentes.

En cuanto a la Iglesia Mormona, sus portavoces no han querido hacer ninguna declaración al respecto, lo que cual se ha interpretado como una aceptación velada. Recordemos que la confesión religiosa considera la homosexualidad como un pecado mortal, y que una de sus últimas y polémicas decisiones ha sido la de excluir a los hijos de las parejas del mismo sexo del bautismo.

Recordemos también que Harvey Milk fue el primer político abiertamente gay elegido por sus conciudadanos para ocupar un cargo relevante en Estados Unidos. Milk fue elegido “city supervisor” de la ciudad de San Francisco (equivalente a concejal de distrito) en 1977, destacando por su apasionada defensa de los derechos civiles de gais y lesbianas. Fue asesinado a tiros en noviembre de 1978, junto al alcalde George Moscone, por Dan White, otro concejal. Su historia fue inmortalizada por la inolvidable Mi nombre es Harvey Milkpelícula protagonizada por Sean Penn y ganadora de dos Óscar en 2009.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , , , ,

Utah aprueba una ley contra la discriminación a homosexuales. La propuesta obtuvo el apoyo total de la Iglesia mormona en el estado.

Viernes, 13 de marzo de 2015

gay-rights-religious-terraapKody Partridge, izquierda, y su esposa Laurie Wood celebran después de que la legislatura de Utah aprobara una ley contra la discriminación homosexual, este miércoles 11 de marzo del 2015. Foto: AP

Activistas y religiosos mormones del Estado norteamericano de Utah han han unido esfuerzos para conseguir que se prohíba la homofobia, bifobia y transfobia en la región.

 

La legislatura de Utah, de mayoría republicana, dio su aprobación final este miércoles por la noche una ley contra la discriminación de sus residentes homosexuales, bisexuales y transexuales, un texto respaldado por la Iglesia mormona.

La Cámara de Representantes del Estado aprobó por 65 votos contra 10 aprobar la medida desvelada la semana pasada. El Senado regional lo aprobó este viernes.

La propuesta obtuvo el poco habitual apoyo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en el estado y que ayudó a acelerar el paso de la medida en la cámara. El gobernador Gary Bergert, un republicano miembro de la iglesia, indicó que firmará el documento.

Algunos críticos conservadores han alegado que la propuesta, limitada al empleo y la vivienda, no va lo bastante lejos para proteger los derechos religiosos. No aborda cuestiones de discriminación más espinosas, como si un negocio puede negarse a servir a alguien por motivos religiosos, como por ejemplo un fotógrafo de bodas que se opone a trabajar en un enlace entre personas del mismo sexo. Además, las voces discordantes señalan que la ley crea protecciones especiales para personas homosexuales y transgénero.

La iglesia mormona dijo apoyar por completo la ley, que sigue los principios esbozados en su petición de que se aprueben normas que equilibren los derechos religiosos y las protecciones de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.

La ley ilegalizaría basar las contrataciones, despidos y otras decisiones de empleo en la orientación sexual o identidad de género. También sería ilegal negarse a vender o alquilar, negar un préstamo para vivienda o basar otras decisiones sobre vivienda en ese criterio.

Ya habíamos conocido que la Iglesia Mormona y la Human Rights Campaign, una organización defensora de los derechos humanos, han respaldado un proyecto de ley que pretende prohibir en el Estado de Utah la discriminación que sufren los ciudadanos en base a su orientación sexual o identidad de género que se extendería a la protección del empleo y la no discriminación en la vivienda. El presidente HRC Chad Griffin se alegra con el apoyo al proyecto de ley por parte de la Iglesia Mormona.

Dijo Griffin que “Este es un momento extraordinario para el estado de Utah, para los estadounidenses LGBT, y para la Iglesia Mormona, que, mediante el apoyo a esta legislación, muestra una voluntad de alinearse con los demás en el lado correcto de la historia. El deseo mostrado por la Iglesia Mormona para trabajar hacia un terreno común debería servir de modelo para otras tradiciones de fe aquí en los Estados Unidos “.

La medida impediría que la población de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales pueda ser discriminada en el ámbito laboral y en el inmobiliario, intentando evitar que una empresa pueda dejar de contratar o despedir a alguien en base a su condición de LGTB.

El proyecto de ley, S. B. 296, contiene tres disposiciones consecuentes. En resumen, el proyecto de ley establece los empleadores, arrendadores y propietarios tienen prohibido negar empleo y vivienda sobre la base de la identidad de género u orientación sexual, y no hay exenciones religiosas a las disposiciones de no discriminación se permitirá a las personas o empresas con fines de lucro. Si los legisladores de Utah aprobasen la medida, el estado se uniría a otros 21 estados que tienen protecciones explícitas de no discriminación basada en la orientación sexual y otros 18 estados que tienen protecciones de identidad de género explícitas. La directora Jurídica de HRC, Sarah Warbelow espera legisladores de Utah se muevan rápidamente sobre el asunto y afirma que: “Este es un paso muy alentador para todos los que estamos comprometidos con la igualdad. Con sólo un corto tiempo que queda en la sesión legislativa del estado, que se espera, la acción rápida y positiva en esta importante medida.

General, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , ,

El Supremo de EEUU valida el matrimonio igualitario en Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana con lo que ya es legal en casi la mitad de los estados de EE.UU.

Martes, 7 de octubre de 2014

 Tribunal-Supremo-Estados-UnidosEl Tribunal Supremo desestima los recursos presentados contra este tipo de uniones en Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana que avanzan en igualdad.

El Supremo de EE UU abre la vía al matrimonio gay en cinco Estados más

El Supremo de EEUU permite el matrimonio igualitario en 30 estados

La decisión supone un avance irreversible en los derechos de los homosexuales, que ya podrán casarse en la mitad del país

CRONOLOGÍA: La evolución del matrimonio homosexual en EE UU

El Tribunal Supremo de Estados Unidos evita pronunciarse sobre su legalización a nivel nacional, pero rechaza cinco apelaciones que buscaban prohibir las bodas entre personas del mismo sexo

ha desestimado este lunes (6 de octubre) los recursos presentados contra el matrimonio homosexual, lo que permite que los enlaces entre personas del mismo sexo puedan celebrarse en los cinco estados en los que tribunales de inferior instancia habían derogado las prohibiciones.

La Corte Suprema de Estados Unidos estudiaba desde el 29 de septiembre la legalidad constitucional del matrimonio gay en estos cinco estados. En sesiones a puerta cerrada, el tribunal ha estudiado durante ocho días las enmiendas presentadas por grupos homófobos que pretendían prohibir constitucionalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los magistrados tenían esta tarea desde que los funcionarios judiciales de cada uno de estos estados trasladaron el asunto a la corte federal. Estos jueces no tienen la obligación de atender ninguno de estos casos, y podrían incluso retrasar su decisión. Sin embargo, se han pronunciado tan solo una semana después de la fecha establecida.

La orden de la Corte hace efectiva desde hoy la legalidad dell matrimonio homosxual en 30 estados. Sentencias similares en Indiana y Wisconsin también fueron proclamadas en septiembre, donde la prohibición del matrimonio homosexual también fue declarada inconstitucional en los tribunales. Las parejas en otros seis estados – Colorado, Kansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia Occidental y Wyoming – deberían poder casarse en el corto plazo. Esos estados estarían obligados por las mismas sentencias de apelación que se pusieron a la espera de revisión de la Corte Suprema.

La decisión, inesperada para abogados de ambas partes, es una respuesta al recurso presentado por estos cinco estados contra la suspensión judicial de las leyes que habían aprobado para prohibir los matrimonios entre personas del mismo sexo en cada uno de estos territorios. Los analistas creían que el Supremo iba a aceptar a trámite al menos uno o dos casos sobre el matrimonio homosexual en este nuevo periodo de sesiones para emitir así un fallo con implicaciones a nivel nacional antes de junio de 2015. Con la inesperada decisión de hoy, el máximo tribunal del país se hace a un lado y evita entrar en el debate sobre la legalización del matrimonio homosexual a nivel nacional.

Los activistas a favor de los derechos de las personas LGTB tenían la esperanza de que el Tribunal Supremo se pronunciara para impedir que se aprueben nuevas leyes que prohíban el matrimonio igualitario, lo que supondría la legalización de facto de estas uniones. Por contra, los estados conservadores que habían impulsado el recurso pretendían que el Supremo anulase las sentencias de tribunales de instancias inferiores que habían suspendido las leyes contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que tampoco ha ocurrido.

Al inhibirse el Supremo, siguen en vigor las sentencias de los tribunales inferiores, hasta ahora siempre favorables a respetar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El Supremo tendrá que pronunciarse en el futuro

gay_marriage_usa_2Sin embargo, todo apunta a que tarde o temprano un tribunal estatal o un tribunal federal de apelaciones fallará a favor de una prohibición, por lo que el Supremo tendrá que pronunciarse y decir si los homosexuales de los 50 estados de la unión tienen el mismo derecho a casarse que los heterosexuales.

En los últimos meses cuatro tribunales de apelaciones han derogado las leyes estatales que prohibían el matrimonio no contraído entre un hombre y una mujer, pero esos mismos tribunales habían suspendido la celebración de bodas a la espera de la decisión del Supremo.

A nivel práctico, se deberían poder celebrar matrimonios entre parejas homosexuales en estos estados, aunque podría ser necesario solicitar una orden judicial para que las autoridades estatales reacias se vean obligadas a aceptar las bodas.

El matrimonio homosexual en Estados Unidos es legal en 19 estados y en el Distrito de Columbia, pero con esta decisión del Supremo en la práctica se elevará a 30 el total de estados en los que podrán celebrarse bodas entre personas del mismo sexo. Con la decisión de este lunes del Supremo, pasa de 19 a 24 el número de estados en los que el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal.

Para el periódico The New York Times, el Tribunal Supremo mantiene así una política de inhibición a la espera de que más estados aprueben el matrimonio igualitario. Según el diario, esta estrategia recuerda a la que sostuvo el Supremo con respecto al matrimonio interracial en la década de 1960, cuando esperó a que 34 estados lo aprobaran. Finalmente se pronunció en 1967 para declarar ilegales todas las leyes que prohibían las uniones entre negros y blancos.

El año pasado, con un fallo histórico, el Supremo declaró inconstitucional la Ley de Defensa del Matrimonio (fotogalería), que lo definía como “la unión entre un hombre y una mujer” e impedía, por tanto, que los homosexuales casados en los estados donde es legal lograran reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

Si 2013 se convirtió en el año de los mayores avances en el ámbito del matrimonio homosexual, 2014 puede ser el de su consolidación. Hace poco más de dieciséis meses que el Supremo revocó la Ley de Defensa de Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés), que desde 1996 definía el matrimonio como la unión “entre un hombre y una mujer”. Al mismo tiempo, el Tribunal anuló también la Proposición 8, como se conoció a la ley estatal que prohibió estas uniones en California en 2008.

La Corte determinó el año pasado que tanto la Proposición 8 como la ley de Defensa del Matrimonio violaban el derecho a la igualdad de los ciudadanos homosexuales. Al declarar DOMA inconstitucional, obligó también a cambiar más de 1.000 normativas federales condicionadas por la definición de matrimonio y relacionadas con impuestos, derechos de herencia, beneficios en seguros médicos o incluso normas de inmigración.

La decisión del Supremo refleja el profundo cambio que ha sufrido la opinión pública de EE UU con respecto al matrimonio homosexual. Cuando el ahora presidente Obama hizo campaña en 2008, todavía no se podía arriesgar a respaldarlo. Cuatro años después, hizo historia al ser el primer presidente estadounidense en afirmar que “los homosexuales deberían tener derecho a casarse”. El presidente justificó entonces, reconociendo el cambio imparable a su alrededor, que no podía argumentar ante sus hijas por qué algunos de los padres de sus compañeros de colegio podían casarse y otros no.

A partir de ese momento, la Administración Obama anunció que se situaría de parte de los demandantes contra DOMA en el Supremo y dejaría de defender esta ley ante los tribunales. El giro que ha tenido lugar en los últimos dos años, a una velocidad impredecible al comienzo de la década, ha dado un paso más este lunes, con la negativa del Supremo.

El mensaje de este lunes coincide ademas con el enviado en la sentencia de hace dos años. La Corte sigue considerando que este asunto debe ser decidido por parte de los Estados y sus cámaras legislativas, no a nivel federal. De haber aceptado las demandas planteadas por Virginia, Utah, Oklahoma, Indiana y Wisconsin, y si los nueve jueces hubieran decidido después que ninguno de estos Estados pueden prohibir la unión entre personas del mismo sexo, esa sentencia sería vinculante para todo el país, por lo que el matrimonio igualitario quedaría legalizado a nivel federal.

El siguiente mapa, tomado de Freedom To Marry, muestra cual es la situación en el momento actual:

situación-del-matrimonio-igualitario-USA-a-6-de-octubre

Fuente Público y El País

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Sentencia clave: la Corte de Apelaciones ratifica que es inconstitucional prohibir el matrimonio igualitario en Utah y apunta al Supremo

Sábado, 28 de junio de 2014

Corte-de-Apelaciones-del-10º-Distrito-de-los-Estados-UnidosLa Corte de Apelaciones del 10º Circuito ha rechazado la apelación presentada por la Fiscalía General del estado de Utah en contra de la sentencia que declaraba inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario en ese estado. Tras el aluvión de sentencias favorables en los distintos tribunales federales, la mayoría de ellas en suspenso en espera del proceso de apelación, se esperaba con indisimulado interés qué decisiones se tomarían en el circuito de apelaciones y sobre qué argumentos se basarían. La decisión favorable de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, sin embargo, ha sido suspendida cautelarmente en espera de una ya confirmada apelación ante la máxima instancia judicial: el Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

Desde que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró inconstitucional la sección 3 de la DOMA (Defense of Marriage Act, la norma que impedía el reconocimiento por parte de la administración federal de los matrimonios entre personas del mismo sexo), todas las sentencias dictadas por tribunales federales o estatales han sido favorables al reconocimiento del matrimonio igualitario. Pero muchas de ellas estaban suspendidas porque los representantes jurídicos de los distintos estados habían apelado esas decisiones.

El siguiente paso era saber qué decisión tomarían las Cortes de Apelaciones del Circuito Federal. Y el primer dictamen ha sido tomado este miércoles 25 de junio por la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, que ha confirmado la primera de estas sentencias, la dictada por el juez Robert J. Shelby el pasado mes de diciembre, que estimaba que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo recogida en la legislación del estado de Utah violaba las garantías de igual protección y debido proceso recogidas en la decimocuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

El panel de tres jueces conformado por Carlos F. Lucero, Paul J. Kelly Jr. y Jerome A. Holmes ha considerado, por dos votos favorables contra uno, que “quienes desean casarse con una persona del mismo sexo están facultados para ejercer el mismo derecho fundamental que les es reconocido a las personas que desean casarse con una persona del sexo opuesto”.  También ha estimado que es “totalmente ilógico creer que el reconocimiento estatal del amor y el compromiso entre las parejas del mismo sexo alterará las decisiones más íntimas y personales de las parejas de distinto sexo”. Además, ha rechazado el argumento de la Fiscalía General de que el hecho de que las parejas del mismo sexo no puedan procrear es motivo para impedirles contraer matrimonio, ya que la facultad procreativa nunca ha sido un requisito exigido por el Estado. Finalmente, ha resuelto que prevalece el derecho de los demandantes a la igual protección y el debido proceso.

Esta decisión de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, sin embargo, ha sido suspendida en la misma sentencia, en espera de una posible última apelación ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. La Fiscalía General de Utah ya ha comunicado que presentará dicha recurso, para lo cual dispone de 90 días, aunque previamente solicitará que el pleno de los doce jueces que integran la Corte de Apelaciones revise el dictamen formulado por el panel de tres jueces.

Más sentencias en espera de apelación

Los mismo jueces conforman el panel que decidirá sobre la apelación presentada por la Fiscalía General del estado de Oklahoma contra la sentencia favorable al matrimonio igualitario en ese estado, cuyas audiencias tuvieron lugar poco después de las correspondientes a la apelación de Utah. Se espera, por lo tanto, que la decisión sobre el caso de Oklahoma se dé a conocer en breve y que sea igualmente favorable a los derechos LGTB.  La jurisdicción de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito está integrada por los estados de Colorado, Kansas, Nuevo México, Oklahoma, Utah y Wyoming. En Nuevo México ya es legal el matrimonio igualitario, y en los cinco estados restantes la prohibición del mismo está denunciada.  La decisión de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito en el caso de Utah hace previsible un resultado positivo en todas esas demandas.

Hasta ahora, ocho son los estados donde la justicia ya ha declarado inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario, pero esas sentencias permanecen en suspenso en espera de que se resuelva su apelación: UtahOklahomaVirginiaTexasMichiganArkansasIdaho yWisconsin. En Oregón y Pensilvania, sin embargo, las sentencias favorables adquirieron firmeza al no presentarse apelación. El fallo de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito supone un avance importante en el proceso de reconocimiento de los derechos civiles de las personas LGTB en los Estados Unidos, y abre el camino para que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos tome una decisión que afectaría al conjunto de los estados que conforman esa nación.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un hombre gay que nació sin extremidades habla sobre su salida del armario

Lunes, 22 de febrero de 2021

un-hombre-gay-que-nacio-sin-extremidades-habla-sobre-su-salida-del-armario-la-busqueda-del-amor-y-el-maquillaje-3Gabe Adams (derecha) y su socio Adam Wheatley (izquierda) (Foto: @no_limbs_ / Instagram))

Gabe Adams, residente en Utah, se ha enfrentado a más de un reto en su joven vida. Este joven de 22 años nació en Sao Paulo (Brasil) con el síndrome de Hanhart. Esta rara enfermedad suele provocar dedos de los pies o de las manos cortos y una mandíbula reducida. Gabe tiene una forma más grave y nació sin piernas ni brazos.

Cuando era un bebé, fue adoptado por una pareja de mormones devotos, Ron y Janelle Adams. Se crió en Kaysville, Utah, junto a 13 hermanos (nueve hermanos y cuatro hermanas). Gabe fue el único adoptado.  “Lo jugamos como American Idol, así que estoy entre los cuatro últimos”, bromea a través de una llamada de Skype cuando le pregunto dónde se sienta por orden de edad.

Gabe vive ahora en Salt Lake City, a unos 15 minutos de sus padres, a los que ve todos los domingos.

La familia de Gabe le apoyó y quiso, pero también le enseñó la importancia de ser lo más independiente posible. Le animaron firmemente a hacer todo lo que pudiera por sí mismo. Esto incluía moverse al aire libre con la ayuda de una silla de ruedas eléctrica, vestirse e incluso subir y bajar las escaleras sin ayuda dentro de la casa.

Gabe dice que esas lecciones pueden ser duras, pero a medida que ha crecido, las ha apreciado cada vez más. Le ayudaron a convertirse en el hombre que ha llegado a ser.

Su familia también le consoló cuando sufrió acoso escolar: algo que le ocurrió con frecuencia. Incluso le hizo cambiar de colegio durante un año en noveno curso. “Llegaba a casa llorando porque la gente se burlaba de mí por no tener brazos ni piernas“, recuerda. “Un día mi madre me dijo: ‘Necesito que te mires al espejo y digas diez cosas que te gusten de ti. Luego quiero que vayas a la escuela y elijas a diez personas y digas una cosa buena de ellas“. “El mero hecho de hacer eso generó esa positividad en mi vida que me hizo esforzarme por hacerlo mejor y ser feliz por mí misma para poder dar lo mejor de mí a los demás”.

La capacidad de Gabe para enfrentarse a los retos que la vida le deparaba le llamó la atención, y sus padres le animaron a hablar a los demás. Esto le llevó a convertirse en una especie de prodigio en el circuito de oradores motivacionales a partir de los 15 años.

Cuando se unió al equipo de baile de su instituto y empezó a aparecer en espectáculos escolares, encontró una mayor atención. A continuación se muestra un breve vídeo que realizó hace tres años en el que reflexiona sobre su amor por la danza y su forma de afrontar la vida.

Sin embargo, a pesar de motivar a tantos otros con su actitud de superación, había una parte importante de su vida de la que Gabe no hablaba: su sexualidad. “Hubo personas que me enviaron mensajes en las redes sociales o se acercaron a mí durante los encuentros [después de dar una charla motivacional], y me susurraron al oído, diciendo que sentían que había algo en lo que no estaba siendo honesto. Y que podían saber de qué se trataba“.

Gabe se dio cuenta a una edad temprana de que era gay. Recuerda que se enamoró de un amigo de la escuela durante el segundo grado. “Les decía a mis hermanas: ‘Creo que es muy guapo’, y mis hermanas decían: ‘Entonces, ¿estás enamorada de él? Y yo dije: ‘No lo sé. No sé si debería estar enamorada de los chicos”. Y ellas dijeron: “Puedes estar enamorada de quien quieras”. “Mis hermanas siempre me apoyaron mucho desde muy joven. Siempre me defendieron cuando se trataba de ser gay, así que fue muy agradable tenerlas para hablar”.

Aunque sus hermanas entendían su interés por los chicos, sus padres no. Dice que el tema de su sexualidad surgió por primera vez alrededor de los 12 o 13 años. “Me puse a hablar con un chico, y la madre del chico malinterpretó nuestros mensajes, y pensó que yo estaba siendo la inapropiada, cuando en realidad era él y yo era la que decía: ‘No, en realidad no quiero hablar así, no estoy realmente interesada'”.

Gabe dice que su padre “era muy importante en la iglesia SUD como profesor del instituto del seminario, donde trabajaba dentro de las escuelas”.

La madre del otro chico fue a la oficina del padre de Gabe y le mostró los mensajes que había encontrado. “Ese día llegué a casa del colegio y mis padres me dijeron: ‘Tenemos que hablar'”, cuenta Gabe. “Yo estaba como, ‘Oh, muchacho, ¿de qué se trata esto? Y entonces sacaron los mensajes porque los tenían impresos. “Me dijeron: ‘¿Quieres hablarnos de esto?’. Decían: ‘Esto no va a pasar. No vas a ser gay. Esto no es aceptable’. Y esa era la norma hasta que cumplí 19 años”.

Durante los años siguientes, Gabe dice que tuvo “muchas conversaciones” con sus padres sobre su sexualidad. Su postura siguió siendo la misma. “Siempre me decían que no estaba bien y que tenía que cambiar mis pensamientos y mi forma de ser y ponerme bien con Dios”.

Pero Gabe sabía que no necesitaba cambiar y empezó a explorar su sexualidad. “Empecé a salir con chicos cuando tenía 15 años y me escapaba de casa para ir a esas citas”.

El encuentro con extraños siempre conlleva un riesgo, pero especialmente cuando uno tiene una discapacidad tan diferente y es más vulnerable.

“Algunos de ellos eran muy agradables, pero muchos chicos… lo que tomaban por una cita conmigo era un paseo en el parque. Nos sentábamos en el parque, y luego las cosas se intensificaban y trataban de aprovecharse de mí. Algunos se aprovecharon de mí, y en muchas situaciones, me sorprende que siga aquí”, dice. “Después de que se aprovecharan de mí físicamente, me cerré en cierto modo a salir con gente en persona y pasé a salir con gente por Internet, lo cual era súper raro, pero era como me sentía segura”.

A pesar de estar más seguro, no todas sus experiencias en línea fueron positivas. “Muchas veces era súper degradante. O la gente tiene fetiches raros o nunca me dan la hora de responder, o me bloquean al instante, o hacen comentarios desagradables, o me preguntan por qué estoy tratando de salir y cosas así. Luego había algunos chicos que eran bastante genuinos, que estaban interesados, pero no sentía realmente esa conexión con ellos”.

La ruptura con sus padres se produjo a la edad de 19 años, cuando estaba a punto de mudarse de la casa familiar. “La forma en que funciona la iglesia mormona es que cuando cumples 18 años, te vas a una misión y sirves al Señor, por así decirlo. Yo sabía que no iba a hacer eso porque estaría mintiendo, y ya estaba viviendo una mentira“, explica Gabe.

Actualmente, dice que sigue creyendo en su fe, “pero no soy parte de ella”. “En aquella época, todo el mundo de mi edad iba al Pabellón de Jóvenes Adultos Solteros, donde encuentras a tu compañero eterno y te casas. O te vas a una misión, y yo no iba a hacer ninguna de las dos cosas”, dice. “Así que todavía estaba en mi barrio, y me estaba preparando para salir de la iglesia después de la clase de la escuela dominical, porque esa era realmente la única clase que les importaba además del sacramento. Mi madre estaba justo al lado de las puertas y me paró y me dijo: ‘¿Has rezado sobre esto antes de irte?'”.

Lo que quería decir era que había rezado para marcharse antes de participar en cualquiera de las otras actividades del día. “Yo estaba como, ‘¿Estás bromeando? Soy uno de tus únicos hijos que todavía va a la iglesia. No porque tenga que hacerlo o porque tú me lo digas: Voy porque quiero’. “Eso me molestó mucho. Eso simplemente golpeó algo en mí que me hizo no querer ir más. Era una joven adulta, no quería que me dijeran cómo tenía que vivir mi vida ni quería que me dijeran que lo que hacía estaba bien o mal. Me fui a casa y le envié un mensaje y le dije: ‘Sabes qué, SOY GAY -con mayúsculas- tienes que acostumbrarte a ello. No voy a cambiar más. No puedes intimidarme ni engañarme ni manipularme para que piense que soy alguien que ya no soy. Me voy a mudar y si quieres tener una relación conmigo después de que me mude, tú y papá vais a tener que aceptarlo y aprender a quererme por lo que soy, porque no voy a cambiar, y nuestra relación no continuará si no lo aceptáis”.

Gabe dice que no habló con sus padres esa noche. Al día siguiente, su madre fue a su habitación. “Me di cuenta de que había estado llorando toda la noche. Ella estaba como, ‘Sólo necesito hablar contigo’. “Se sienta y dice: ‘En primer lugar, quiero decirte que te quiero y que lo siento'”. “Me dijo: ‘Tengo que disculparme por todas las cosas que he dicho y hecho mal porque no quería que fueras gay. No es asunto mío quién decidas ser al final del día. En ese momento, pensé que te estaba fallando como padre, pero una cosa que dijiste en tu mensaje de texto realmente me llamó la atención, y es que siempre te enseñamos a seguir tu corazón, pero en el momento en que intentaste seguir tu corazón, te dijimos “no”, y eso no fue correcto por nuestra parte. Así que aquí estoy diciéndote que si decides casarte con un hombre, quiero estar en tu boda. Si decides tener una familia con un hombre, quiero ser parte de la vida de esos niños. Quiero formar parte de tu vida para siempre y no quiero que me dejes fuera. Haré lo que sea necesario para formar parte de tu vida y hacerte saber que te apoyo”. “Eso cambió nuestra relación a partir de entonces”, recuerda Gabe. “Y luego vino mi padre, minutos después, y dijo más o menos lo mismo, lo que fue muy grande oírlo de mi padre. “Ahora estoy comprometido con un hombre y no han hecho más que apoyarnos y querernos a los dos”.

Gabe conoció a su ahora prometido, Adam Wheatley, de 26 años, en enero de 2020 en Tinder. Tras congeniar inmediatamente en la red, Gabe decidió arriesgarse a conocerse en persona. “Me invitó a salir en una cita de verdad, lo que no es algo que muchos tipos harían. Una cita para muchos chicos era un paseo en coche hasta el parque, donde intentaban meterse en mis pantalones. “[Adam] decía: ‘No, quiero llevarte a una cita de verdad. Vamos a tomar un café, vamos a hacer esto y esto y esto’. Vino a recogerme a las 3 de la tarde y estuvimos juntos hasta las 2 de la mañana. Era la persona más agradable que había conocido. Literalmente, salimos casi todos los días después de eso”.

Los hombres se mudaron juntos el pasado agosto. En octubre, Adam le propuso matrimonio. “Adam me propuso matrimonio después de que le rogara durante varios meses”, dice Gabe, sonriendo al recordarlo. “En Utah es normal casarse y comprometerse a una edad muy temprana. Muchos de mis amigos ya están casados o comprometidos o tienen hijos. “Para Adam[también criado como mormón], muchos de sus amigos están casados o comprometidos o tienen 2-3 hijos, y por eso sabía que para ambos queríamos casarnos en algún momento, y siempre hemos sentido esa conexión muy fuerte desde el principio”.

Gabe se ha alejado de las charlas motivacionales por ahora. En primer lugar, la pandemia de Covid ha detenido las grandes reuniones. En segundo lugar, no está seguro de que sea su vocación en la vida. Tiene otras pasiones que quiere explorar. “El sueño de mis padres erahablar de motivación. Empezaba a ser buena en ello y a tener confianza, pero lo que siempre quise hacer fue algo que me hiciera realmente feliz. Fue entonces cuando me adentré en el maquillaje”.

Sí, a pesar de su falta de manos, Gabe puede aplicar la sombra de ojos y el colorete mejor que… bueno, ¡la mayoría de nosotros! Sus vídeos más recientes han empezado a ganarle adeptos.

Al igual que su sexualidad, su amor por el maquillaje es algo que sus padres han aprendido a apoyar con el tiempo. “Cuando era más joven, le robaba el maquillaje a mi madre y a mi hermana”, recuerda Gabe. “Hubo una vez que robé el rimel de mi hermana y me lo puse antes de ir a una fiesta familiar. Se lo conté a mi hermana y mi padre me dijo: ‘El día que vuelvas a maquillarte será el día de mi muerte’. Y yo dije: ‘Vale, lo recordaré'”, dice, riéndose de cómo su padre ha cambiado de opinión.

“Hace unos meses le decía a mi madre que cuando me pongo el rímel, siempre me lo mancho en los labios porque tengo que coger la parte del palo para ponérmelo en el hombro, para poder cogerlo entre algo. Mi padre, de entre todas las personas, dijo: ‘Bueno, ¿hay alguna manera de hacer una pieza de extensión o algo para ello, para que sea más fácil?’ “Y yo me quedé en plan: ‘¡Espera! ¿Qué? ¿Quieres ayudarme a maquillarme?'”, dice, todavía incrédulo ante el recuerdo.

De cara al futuro, Gabe dice que sus planes inmediatos, si Covid lo permite, incluyen su boda en junio, que le hace mucha ilusión.

En cuanto a su carrera, dice: “Me he puesto como objetivo este año: Me encantaría tener una colaboración con una marca de maquillaje, y ser la cara o simplemente ayudar a promocionar un producto. A largo plazo, creo que sería tener mi propia línea de belleza”.

Además de seguir trabajando para hacer realidad sus sueños, termino preguntándole si hay algo que le gustaría que cambiara en el mundo para hacer su vida más fácil. “Creo que sería para que el mundo fuera un poco más abierto de mente. Hay demasiadas veces que la gente subestima a otra persona. Pon tu mente en ello y podrás lograr cualquier cosa, aunque te cueste unos minutos, días o semanas más aprender a hacerlo“.

Sigue a Gabe Adams en Instagram y TikTok

@gabeadamsI’m gonna love you forever and always 💕 ##fyp ##loveyou ##fiancé #lofml ##gay ##lgbtq ##GroupChat ##WinterFashion @__.adam._♬ Line By Line – JP Saxe & Maren Morris
Fuente Cromosomax

General, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , ,

El uso de descargas eléctricas por parte de Irán en niños LGBT + es una tortura y ‘se hace eco del trato de los nazis’

Sábado, 20 de febrero de 2021

terapiasdeodioUn informe de las Naciones Unidas encontró que la República Islámica de Irán impuso la tortura con descargas eléctricas a niños LGBT +, entre otras violaciones de derechos humanos.

El activista británico LGBT + Peter Tatchell dijo a The Jerusalem Post que los abusos del régimen se hacen eco de los tratamientos médicos anti-LGBT + por parte de los nazis y otros regímenes fascistas.

Tatchell pidió que Irán sea expulsado de las asociaciones y conferencias médicas internacionales en Twitter.

Javaid Rehman, el relator especial de las Naciones Unidas para Irán, escribió sobre “informes de que niños lesbianas, gays, bisexuales y transgénero fueron sometidos a descargas eléctricas y la administración de hormonas y medicamentos psicoactivos potentes”.

Irán penaliza actualmente el sexo entre hombres con pena de muerte y el sexo entre mujeres con 100 latigazos.

Según un informe de la ONU, el Comité de los Derechos del Niño expresó su preocupación de que estas prácticas pudieran estar ocurriendo en 2016, “con el propósito de ‘curar’” a los niños LGBT +. “El derecho internacional es claro en la protección de los derechos humanos de todas las personas, incluidas las personas LGB e intersexuales. El trato denunciado a estas personas viola sus derechos a la libertad, juicio justo, integridad, privacidad, dignidad, igualdad ante la ley, no discriminación y la prohibición absoluta de la tortura y otros tratos y penas crueles, inhumanos y degradantes, consagrados en ley internacional. “

El Ministerio del Interior del Reino Unido ha actualizado sus políticas sobre Irán como resultado del informe de la ONU de 2018 recientemente resurgido.

Afirma que los niños LGBT + en Irán informan haber sido sometidos a violencia física y mental, incluidas “palizas y flagelaciones, así como formas de abuso psicológico como el aislamiento forzoso y el aislamiento de amigos y la sociedad, negligencia y abandono, insultos verbales y amenazas de muerte”.

Para las lesbianas y los hombres trans, informa que “estos abusos a menudo van acompañados de amenazas o realidades de ser coaccionados a matrimonios concertados”.

El informe establece que cada caso “debe ser considerado en base a sus hechos”, pero sostiene que “si una persona LGBTI no vive abiertamente como tal, y una razón material para esto es el miedo a la persecución que seguiría si viviera abiertamente, entonces también debe ser considerado refugiado “.

El año pasado, se informó que seis de cada diez iraníes homosexuales habían sido agredidos por familiares y casi la mitad había sido agredidos sexualmente en público.

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que un arzobispo brasileño,fue  acusado de abusar de seminaristas al intentar “curar” su homosexualidad. Mientras  Cientos de líderes religiosos declaran que todas las personas LGBT + son “valiosas” en una llamada a la prohibición global de la terapia de conversión. Recordábamos como un obipo, José Ignacio Munilla, que se jactaba en la televisión vasca de haber “curado” homosexuales “cuenta con una especie de guardia de corps clerical, integrada por un puñado de curas ‘revertidos’, así llamados por sus compañeros de presbiterio, porque muchos de ellos se sometieron, al parecer con éxito, a las técnicas de reversión de la homosexualidad.” Un mes antes, la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente The Jerusalem Post /Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

Stephen Fry y Peter Tatchell instan a Boris Johnson a prohibir de una vez la terapia de conversión

Miércoles, 17 de febrero de 2021

CTDSFPJ7TZFDNKVPOVUFA4DD3UStephen Fry ha instado a Boris Johnson a que prohíba la terapia de conversión, calificando esta práctica nociva de “cruel” y “despreciable”.

La estrella de It’s a Sin ha unido sus fuerzas con el pionero activista de los derechos LGBT+ Peter Tatchell para pedir al gobierno del Reino Unido que deje de dar largas y prohíba esta aborrecible práctica.

Fry y Tatchell lanzaron el lunes (8 de febrero) la campaña “Stop Dithering“. Como parte de la nueva campaña, piden a los ciudadanos que firmen una petición que se entregará al gobierno en la que se pide que se prohíba este proceso pseudocientífico.

“Cualquier intento de cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona no es ético”, dijo Fry en un comunicado. Les insto a que firmen esta petición y pidan al gobierno del Reino Unido que actúe rápidamente para cumplir su promesa de hacer ilegal esta práctica cruel, despectiva y perjudicial”, añadió.

Por su parte, Peter Tatchell afirmó que la terapia de conversión es “inmoral, ineficaz y perjudicial. A nadie se le debe decir que su orientación sexual o identidad de género es algo defectuoso y que requiere un cambio. La práctica se basa en la suposición intolerante de que ser lesbiana, gay, bisexual o trans es un defecto o una enfermedad que puede “curarse”. Los tratamientos de conversión LGBT+ son perjudiciales y están desacreditados. Han sido condenados por las principales organizaciones médicas, psicológicas y de asesoramiento del Reino Unido. Los intentos de avergonzar o presionar a una persona para que niegue una parte fundamental de lo que es pueden tener un impacto devastador en su salud mental y su bienestar.”

Stephen Fry y Peter Tathcell quieren que Boris Johnson prohíba la terapia de conversión de una vez por todas Tatchell quiere arremeter contra el gobierno por su incapacidad para prohibir esta práctica traumática, señalando que Alemania, algunos estados de EE.UU. y partes de Australia han conseguido introducir legislación para poner fin a la terapia de conversión. “Mientras Boris Johnson y Liz Truss procrastinan, la gente sigue sufriendo como resultado de esta práctica charlatana, que se ha relacionado con la ansiedad, la depresión y las autolesiones”.

El gobierno del Reino Unido se comprometió por primera vez a prohibir la terapia de conversión en julio de 2018 – pero más de dos años después, la práctica sigue siendo legal.

Truss, la ministra de Igualdad del gobierno, dijo que “presentaría planes” para prohibir la terapia de conversión en junio de 2020, y en julio, Johnson dijo que la práctica “no tiene lugar en una sociedad civilizada”. A pesar de ello, posteriormente afirmaron que el gobierno tendría que hacer más investigaciones antes de prohibir la terapia de conversión, y ésta sigue siendo legal en todo el Reino Unido.

Esta práctica ha sido condenada por diversos organismos sanitarios y psiquiátricos de todo el mundo, como la Asociación Americana de Psiquiatría, el Colegio Americano de Médicos y la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

Una encuesta realizada por la Fundación Ozanne en 2019 descubrió que uno de cada cinco supervivientes de la terapia de conversión en el Reino Unido intentó suicidarse más tarde, mientras que dos de cada cinco dijeron haber tenido pensamientos suicidas después de someterse a esta práctica dañina.

Por otra parte, menos de un tercio de los encuestados afirma haber pasado a “llevar una vida feliz y plena”.

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que un arzobispo brasileño,fue  acusado de abusar de seminaristas al intentar “curar” su homosexualidad. Mientras  Cientos de líderes religiosos declaran que todas las personas LGBT + son “valiosas” en una llamada a la prohibición global de la terapia de conversión. Recordábamos como un obipo, José Ignacio Munilla, que se jactaba en la televisión vasca de haber “curado” homosexuales “cuenta con una especie de guardia de corps clerical, integrada por un puñado de curas ‘revertidos’, así llamados por sus compañeros de presbiterio, porque muchos de ellos se sometieron, al parecer con éxito, a las técnicas de reversión de la homosexualidad.” Un mes antes, la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Arzobispos anglicanos canadienses firman declaración contra la terapia de conversión

Martes, 9 de febrero de 2021

250px-Anglican_Church_of_Canada_Coat_of_Arms.svgUna comisión interreligiosa internacional ha pedido el fin de la violencia y la criminalización de las personas LGBTQ + y una prohibición global de la terapia de conversión.

La declaración de la Comisión Global Interreligiosa sobre Vidas LGBT +, que se lanzó en diciembre. El 16 de febrero de 2020 fue firmado por alrededor de 400 líderes religiosos de más de 35 países.

Entre los firmantes de lanzamiento de la declaración se encontraban la Arzobispo Linda Nicholls, primada de la Iglesia Anglicana de Canadá; La Metropolitana de la Provincia Eclesiástica de Ontario, la Arzobispo Anne Germond; y Metropolitana de la Provincia Eclesiástica de BC y Arzobispo de Yukon Melissa Skelton.

“Nuestro pacto bautismal nos llama a respetar la dignidad de cada ser humano”, dijo Nicholls cuando el Journal lo contactó para hacer comentarios.

“Ese respeto inherente significa que debemos oponernos a criminalizar a las personas simplemente por lo que son o tratar de convertirlas en otra cosa. Todos somos hijos de Dios, creados a imagen de Dios y merecemos ese respeto y dignidad ”, dijo.

Una introducción a la declaración en el sitio web de la comisión dice: “Reconocemos que ciertas enseñanzas religiosas, a lo largo de los siglos, se han utilizado indebidamente para causar un dolor profundo y ofender a quienes son lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer e intersexuales”. La declaración está destinada a “afirmar y celebrar la dignidad de todos, independientemente de la sexualidad, expresión de género e identidad de género de una persona”.

Entre las declaraciones contenidas en la declaración están: una afirmación “que todos los seres humanos de diferentes orientaciones sexuales, identidades de género y expresiones de género son una parte preciosa de la creación y son parte del orden natural”; un reconocimiento de que las enseñanzas religiosas han perpetuado la violencia contra las personas LGBTQ +; un llamado a todas las naciones a “poner fin a la criminalización por motivos de orientación sexual o identidad de género”; y un llamado “para que finalicen todos los intentos de cambiar, suprimir o borrar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de una persona, comúnmente conocida como ‘terapia de conversión’, y para que se prohíban estas prácticas nocivas”.

Las prácticas de terapia de conversión tal como las define un Informe de la ONU de 2020 son intervenciones “destinadas a efectuar un cambio de no heterosexual a heterosexual y de trans o de género diverso a cisgénero”. El mismo informe encontró que la terapia de conversión se practica en al menos 68 países, aunque las estimaciones sugieren que hay casos de estas prácticas en todos los países. En Canadá, la legislación federal para prohibir la terapia de conversión se aprobó en principio en octubre de 2020.

La declaración completa y la lista de signatarios están disponibles para ver en globalinterfaith.lgbt.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Anglican Journal

General, Iglesia Anglicana , , , , , ,

“Yo soy el que soy”, por Aaron Lee, una historia de resiliencia…

Viernes, 22 de enero de 2021

31B9NRWalIL._SX308_BO1,204,203,200_Aaron Lee es un gran violinista, fue el integrante más joven de la Orquesta Nacional, adonde logró llegar después de vivir un infierno personal que se desató al declarar su homosexualidad. con una historia de superación frente a la adversidad y la homofobia religiosa.

Nació en Chamberí, Madrid en 1988, en el seno de una familia surcoreana de costumbres tradicionales. Su madre es pianista y su padre director de orquesta y Aaron estudió violín desde los cuatro años, con los maestros más estrictos. Como el primogénito de la familia, tenía que ser en hijo perfecto y lo era. Un niño prodigio. Buen estudiante y buen músico. Se especializó en violín en música española.  Llegó a ser el instrumentista más joven admitido por la Orquesta Nacional de España, con 20 años. Sin embargo, llegar a ello no fue fácil, más bien al contrario. Cuando Aaron reveló su homosexualidad, comenzo su particular infierno… en su propia casa.

Su padre, pastor evangélico, le acusó de romper a la familia y tras amenazarle con un cuchillo y golpearle repetidamente, decidió internarlo para “curarlo”. Con la excusa de una vacaciones en Corea, Aaron fue encerrado en una pequeña isla del Pacífico de donde no podría salir hasta que se “curase” de su “enfermedad”.  Lee cuenta todo en su autobiografía, Yo soy el que soy” (Letrame), escrita a partir de sus propios diarios, en los que, con apenas 15 o 16 años trata de comprender y de dejar de culparse. La escritura del libro surgió a raíz de una campaña en la que colaboró con la Policía Nacional. “En ella, animaba a que el colectivo LGTBI denunciase a la Policía cuando somos atacados por nuestra condición. Esto sigue pasando y la gran mayoría de la gente no lo hace porque piensa que la Policía no les va a apoyar o se va a reír. Es algo muy habitual. Y así es como comencé a contar mi historia”, explica Lee.

El mismo lo explica y se define en su página web:

Si tuviese que definirme en pocas palabras, diría que soy una persona resiliente. He aprendido a adaptarme y crecerme ante las adversidades canalizando lo negativo en algo constructivo y positivo. Esta filosofía de vida se puede aplicar en la música, en el emprendimiento, en las relaciones sociales, etc.

La música es una parte importante de mí, pero no deja de ser un 2% que da color al resto. Antes pensaba que era lo que daba sentido a mi vida. Es un error.

Esta historia supone el final de una etapa vital que me ha marcado mucho, pero para poder avanzar al futuro sin arrastrar los grilletes del pasado, he querido plasmar estas vivencias con el fin de ayudar y acompañar a tanta gente que sigue viviendo situaciones parecidas o aún más duras. De esta manera, cierro un capítulo dándole sentido a todo el sufrimiento vivido.

En el colegio le ven como “el chino” y “el marica” y apenas tenía amigos. Se aplicó en los estudios y el aprendizaje musical. En el instituto aún fue peor y optó por automarginarse pero a pesar de todo, sobrevive.  Cuando su padre observa que en la factura del teléfono aparece un número  repetidamente. surge la pregunta y se ve obligado a declarar su homosexualidad.

Ni siquiera cuando otros miembros de su congregación evangélica en Madrid les trataban de explicar a los indignados padres que todo estaba bien, ellos no podían aceptarlo. Su padre le amenaza con un cuchillo, le golpea, le azota, le insulta. Le siguen cuando sale de casa.

Como Aaron no se “cura”, sus padres deciden llevarle a Corea, a la pequeña isla volcánica de Ulleung Do, a unos 120 kilómetros de la península de Corea, entre esta y Japón. Le quitan el móvil y le dicen que no saldrá de la isla hasta que deje de ser homosexual. Tras varias semanas de aislamiento y un fallido intento de escapada que termina en paliza, fingirá. Regresa a Madrid declarándose heterosexual pero al poco tiempo se mudan a Corea por exigencias laborales de sus padres. Y allí, cuando toda la familia cree que ha “dejado de ser gay”, le encuentran un disco de la Terremoto de Alcorcón y todo se precipita, deja a su familia para siempre y vuelve a Madrid, donde vive precariamente.

“No, nunca he sido rencoroso. En el libro digo que yo perdoné a mi padre. Que no comparto las cosas que hace ni que ha hecho ni su forma de comprender la vida. Pero entiendo que él pensaba que era lo mejor para mí. No lo hizo por maldad, sino como una medida desesperada por salvar el alma de su hijo. Y una cosa importante que quiero decir es que nadie que lea esto o mi libro debe demonizar a mi padre. Vayamos más allá. Mis padres tienen unas profundas complejidades. No es el malo que tiene un cuchillo o un látigo y me golpea. Me pregunto en el diario: ¿Qué habrá detrás para que responda de esa manera tan dura?”, explica Aaron .

A pesar del castigo físico, le dolió más la incomprensión, la negación de su identidad, el rechazo de toda su familia. Sentirse una decepción era algo de lo que solo se olvidaba tocando música, que es una situación en la que Aaron no es capaz de pensar a la vez con palabras. “La música fue un bálsamo, especialmente en la isla… Pero no lo es todo en la vida. Si quieres un porcentaje, sería un 2, 3 o 5%. La gente se sorprende cuando lo digo, porque le dedico horas, esfuerzo y pasión. Pero si mañana tengo un accidente y no puedo seguir tocando el violín seguiré creando y para mí es importante pero no lo es todo”.

 Cuando regresó a Madrid, perdido, se buscó la vida. Obtuvo una plaza en la Orquesta Nacional de España, con 20 años, el instrumentista más joven en ese momento. Estuvo en la orquesta un tiempo. “Me vino muy bien porque durante la crisis de 2008, recién vuelto a Madrid, pasé necesidades y hambre. Pero al poco, lo dejé. Hice las giras que tenía que hacer, grabé con la Deutsche Gramophon, lo llevo con orgullo”.

En 2015 ideó una fundación, Arte que Alimenta,. “Hemos dado un montón de becas a mucha gente. Jóvenes con historias tremendas, en situación de drogas o prostitución que han tenido que huir. Me llena esto más que la seguridad de la orquesta. ”.

 Y lo tiene muy claro…“Nunca  (he querido) ir de víctima, no quiero vivir del pasado con la pena toda la vida. Las cosas malas pasan, pero quería dirigir la rabia y la frustración, que son energías tan potentes como el amor, en una dirección positiva”. Como él dice, lo más importante es “vivir en el aquí y en el ahora”.

Para obtener el libro pincha aquí.

 

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que un arzobispo brasileño,fue  acusado de abusar de seminaristas al intentar “curar” su homosexualidad. Mientras  Cientos de líderes religiosos declaran que todas las personas LGBT + son “valiosas” en una llamada a la prohibición global de la terapia de conversión. Recordábamos como un obipo, José Ignacio Munilla, que se jactaba en la televisión vasca de haber “curado” homosexuales “cuenta con una especie de guardia de corps clerical, integrada por un puñado de curas ‘revertidos’, así llamados por sus compañeros de presbiterio, porque muchos de ellos se sometieron, al parecer con éxito, a las técnicas de reversión de la homosexualidad.” Un mes antes, la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente El Diario/El País/La Razón/Cristianos Gays

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Indiana, el estado natal de Mike Pence podría ser el próximo en prohibir finalmente la terapia de conversión

Martes, 19 de enero de 2021

1200px-Flag_of_Indiana.svgIndiana, el estado natal del vicepresidente Mike Pence, podría ser el próximo en la fila para prohibir la terapia de conversión traumatizante para las personas LGBT + en un movimiento innovador.

JD Ford y Sue Errington, dos demócratas de Indiana, han presentado proyectos de ley que prohibirían la peligrosa práctica en el estado.

Si se aprueban, los proyectos de ley “convertirían en ilegales las prácticas anti-LGBTQ” y “penalizarían a las empresas y los hoosiers que participan en [la] teoría de la conspiración desacreditada”, según Stonewall Demócratas. “Poner fin a esta práctica dañina y perjudicial puede salvar la vida de innumerables personas LGBTQ Hoosiers”, dijo Ford, según WRTV. “Nuestro estado tiene la oportunidad de acabar con esta práctica dañina y perjudicial este año. La orientación sexual o la identidad de género de una persona no es una enfermedad que necesite [ser] curada. De hecho, todas las principales organizaciones médicas y de salud mental de nuestro país han condenado el uso de la ‘terapia de conversión’ … no existe ningún riesgo financiero para nuestro gobierno estatal por aprobar esta legislación, entonces, ¿por qué no hacer esto?”

Mientras tanto, Errington dijo en un comunicado de prensa que la mayoría de la gente en Indiana “nunca ha oído hablar de la terapia de conversión”, pero dijo que la práctica continúa en el estado. “Personalmente sé que algunos de mis electores fueron sometidos a ‘terapia de conversión’ cuando eran niños y están preocupados por su uso en los jóvenes de hoy”, dijo Errington. “El verano pasado, un amigo transgénero mío del condado de Delaware se acercó a mí y me pidió que ayudara a poner fin a la ‘terapia de conversión’ en Indiana. Su súplica me impulsó a presentar el proyecto de ley 1213 de la Cámara de Representantes, que pondría fin al uso de esta práctica desacreditada y protegería a los habitantes de Hoosiers que nacieron como LGBTQ “.

Si se aprueba la legislación, Indiana se uniría a otros 20 estados que han prohibido la terapia de conversión de alguna forma.

Mike Pence ha intentado reescribir su apoyo histórico a la terapia de conversión. La noticia probablemente decepcionará al vicepresidente saliente, famoso por sus conexiones con la peligrosa y desacreditada práctica de la terapia de conversión.

Pence-rf-bill-signing

El entonces gobernador de Indiana Mike Pence (sentado) en una ceremonia privada para firmar una enmieda en la ley de libertad religiosa el jueves, 26 de marzo de 2015.

En el sitio web archivado de la campaña del Congreso de 2000 de Pence, sugirió que la financiación para los programas de prevención del VIH debería suspenderse y, en cambio, desviarse a organizaciones que “brindan asistencia a quienes buscan cambiar su comportamiento sexual”.

Mientras hacía campaña para ser vicepresidente, Mike Pence rechazó repetidamente las solicitudes para desautorizar los comentarios o aclarar su punto de vista.

Después de ser elegido, intentó reescribir la historia, alegando que nunca apoyó la práctica, a pesar de que su sitio web había pedido directamente la terapia.

Mike Pence y Donald Trump están listos para despedirse de sus días como vicepresidente y presidente de los Estados Unidos, y el presidente electo Joe Biden será inaugurado el 20 de enero.

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que un arzobispo brasileño,fue  acusado de abusar de seminaristas al intentar “curar” su homosexualidad. Mientras  Cientos de líderes religiosos declaran que todas las personas LGBT + son “valiosas” en una llamada a la prohibición global de la terapia de conversión. Recordábamos como un obipo, José Ignacio Munilla, que se jactaba en la televisión vasca de haber “curado” homosexuales “cuenta con una especie de guardia de corps clerical, integrada por un puñado de curas ‘revertidos’, así llamados por sus compañeros de presbiterio, porque muchos de ellos se sometieron, al parecer con éxito, a las técnicas de reversión de la homosexualidad.” Un mes antes, la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

 

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Un arzobispo brasileño, acusado de abusar de seminaristas al intentar “curar” su homosexualidad

Martes, 5 de enero de 2021

unnamed(Foto: Divulgación / Arquidiócesis de Belém)

Un espanto… se mezcla el uso de las perversas “terapias” como excusa para perpetrar los abusos sexuales. No se pierden una.

La diócesis reconoce que Alberto Taveira está siendo investigado por la Policía y el Vaticano.

El prelado, que sigue al mando de la diócesis, niega la mayor y asegura que se trata de “la acción del diablo”

Los abusos tenían lugar en tres estancias de casa del arzobispo: la capilla, donde el prelado conversaba sobre la vocación religiosa de los chicos; la sala de estar, lugar elegido para hablar de la familia o los estudios; y el dormitorio, donde el prelado les pedía hablar de sus intimidades y deseos y donde, según las acusacioes, tuvieron lugar los abusos sexuales

“Curaba” la homosexualidad de los seminaristas… abusando de ellos. Al menos esta es la denuncia de cuatro antiguos aspirantes al sacerdocio contra el arzobispo de Belem (Brasil), Alberto Taveira, que está siendo investigado por el Vaticano y la Policía de Brasil. El prelado, que sigue al mando de la diócesis, niega la mayor y asegura que se trata de “la acción del diablo”.

Tras una investigación del portal de noticias G1, la diócesis emitió un comunicado oficial en el que “reitera al pueblo de Dios, con transparencia y serenidad, que están siguiendo las investigaciones en curso, con la certeza y confianza de que, al final, prevalecerá la verdad. Desde la Santa Sede no se ha dado más información, toda vez que la comisión vaticana aún no ha presentado oficialmente el informe.

Del mismo modo, se informa que, “por el secreto impuesto y en cumplimiento de las leyes, no puede revelar más información”, y reclama “renovar nuestro sentido de comunión y solidaridad, porque, como dijo el Apóstol refiriéndose a la Iglesia, “cuando un miembro sufre, todos los miembros comparten su sufrimiento; si un miembro es honrado, todos los miembros comparten su alegría ”(1Cor 12, 26).

Pero, ¿de qué se acusa exactamente al arzobispo? Tal y como apunta la publicación, cuatro exseminaristas acusan a Taveira de utilizar su poder para abusar sexualmente de ellos.

Los testimonios recogidos por la investigación señalan que el arzobispo tiene la costumbre de acoger a los jóvenes en su propia casa. De hecho, los denunciantes tenían entre 15 y 18 años cuando sufrieron los abusos, entre 2010 y 2014.

Dichos abusos tenían lugar en tres estancias de casa del arzobispo: la capilla, donde el prelado conversaba sobre la vocación religiosa de los chicos; la sala de estar, lugar elegido para hablar de la familia o los estudios; y el dormitorio, donde el prelado les pedía hablar de sus intimidades y deseos y donde, según las acusacioes, tuvieron lugar los abusos sexuales.

Cada tres meses, durante dos años

Uno de los denunciantes aseguró que los abusos se sucedían cada tres meses, y duraron dos años. Tres de las víctimas abandonaron el seminario, mientras que el cuarto fue expulsado por motivos disciplinarios.

Los cuatro denunciantes afirman que aceptaron participar en sesiones privadas de orientación espiritual en casa del prelado en diferentes momentos y por diferentes razones, pero que eso era muy común entre los seminaristas.

Las historias que cuentan los cuatro denunciantes describen un comportamiento metódico del arzobispo, que identificaba a los jóvenes que consideraba homosexuales (con o sin razón), se ganaba su confianza como figura paterna, los atraía a su casa con el pretexto de ayudarlos a deshacerse de su homosexualidad, los acosaba y finalmente cometía los abusos.

Por su parte, el prelado se ha defendido desde el púlpito. Dios me ha dado la valentía para avanzarme al ojo del escándalo, el escándalo que se estaba montando y Dios nos dio la gracia de adelantarnos”, señaló al término de una misa en diciembre, entre los aplausos de la feligresía. “Si alguien, por casualidad, por la acción del diablo, pensó que iba a acabar con la Iglesia católica y la Iglesia de Belém, se equivocaba de lleno”.

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que. mientras  Cientos de líderes religiosos declaran que todas las personas LGBT + son “valiosas” en una llamada a la prohibición global de la terapia de conversión. recordábamos como un obipo, José Ignacio Munilla, que se jactaba en la televisión vasca de haber “curado” homosexuale “cuenta con una especie de guardia de corps clerical, integrada por un puñado de curas ‘revertidos’, así llamados por sus compañeros de presbiterio, porque muchos de ellos se sometieron, al parecer con éxito, a las técnicas de reversión de la homosexualidad.” Un mes antes, la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Religión Digital/Cristianos Gays

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

La desafección de la diócesis de San Sebastián al obispo Munilla está llegando a límites insospechados

Jueves, 31 de diciembre de 2020

munilla-1--644x362La verdad es que no publicaríamos esta noticia que remite al ámbito local, si no fuera porque un párrafo nos ha puesto los pelos de punta y refleja como ninguna otra noticia, la profunda homofobia que se destila en la  cúpula diocesana, con un obispo, José Ignacio Munilla, que se jactaba en la televisión vasca de haber “curado” homosexuales…, Pero es importante ver  cómo la reacción de la gente puede poner a estos obispos en su sitio y darles donde más les duele: en el dinero…

En fin… creemos que ya es hora de que lo retiren a un monasterio y no enviarlo a otra diócesis donde la gente no tiene por qué sufrirlo…

“(Munilla) cuenta con una especie de guardia de corps clerical, integrada por un puñado de curas ‘revertidos’, así llamados por sus compañeros de presbiterio, porque muchos de ellos se sometieron, al parecer con éxito, a las técnicas de reversión de la homosexualidad.”

“Haría un gran servicio a la Iglesia española si dimitiera de su condición de obispo”

Es uno de los obispos malqueridos de España. Lleva 11 años en la diócesis y ni siquiera el paso de una década ha permitido a José Ignacio Munilla hacerse con las riendas y, mucho menos, con el corazón de la diócesis de San Sebastián. Laicos y hasta sus propios curas llevan años movilizados públicamente contra él (algo inédito en el mundo) y, ahora, la puntilla se la viene a dar la cruz de la renta en la casilla de la Iglesia, que coloca a su diócesis en el último lugar del pelotón de cola de la contribución a las arcas eclesiásticas.

Y eso que el número de declaraciones a favor de la Iglesia en la última campaña de la renta aumentó hasta los 8,5 millones de contribuyentes y la recaudación creció un 6,19% con respecto al ejercicio anterior, alcanzando el máximo histórico (desde 2007, que se aprobó el actual sistema de asignación) de 284,4 millones de euros.

 Los buenos datos en el Estado no se han replicado en Gipuzkoa, que se ha convertido en el territorio donde más contribuyentes han dejado de marcar la casilla de la Iglesia católica (la caída ha sido del 2,90%, lo que ha supuesto dejar de ingresar casi 331.000 euros).

Gipuzkoa es también el lugar del Estado donde menos contribuyentes han optado por dar su aportación solidaria a la Iglesia: solo un 17,28%. Y eso que la situación en el resto de Euskal Herria se asemeja más a la media estatal (32,32%), donde prácticamente se duplican los datos guipuzcoanos: 33,18% en Álava, 29,3% en Bizkaia y 32,56% en Navarra.

Aunque también se han experimentado descensos en otras latitudes: En Bizkaia, del 0,82%, en Álava del 1,26% y en Navarra del 1,31%. En el Estado, las declaraciones de la renta que marcan la equis de la Iglesia han caído casi un punto (0,98%) en un año, lo que no ha evitado que se recauden 260.937 euros más que el ejercicio anterior.

Una realidad bien distinta a la de Euskal Herria, donde la caída en Álava se ha traducido en una pérdida para las arcas de la Iglesia de casi 219.000 euros en el último año, una rebaja de 261.000 euros en el caso de Navarra y donde Bizkaia, pese a la caída de contribuyentes solidarios con la Iglesia católica, ha conseguido mantener el nivel de recaudación con un discreto incremento de 7.000 euros.

Es llamativo, sin duda, que, en Gipúzcoa el porcentaje haya caído tres puntos en el último año. Comparado con Vizcaya y Alava, que siguen la tónica del resto de España, la caída de Gipúzcoa es muy significativa: casi un 10% menos que en las provincias vecinas.

Tanto en Madrid como en Roma, este descalabro se lo achacan, en parte, a monseñor Munilla y sus tensas relaciones con amplios sectores de la sociedad donostiarra.Y es que no hay sector social significativo alguno que se lleve bien con el obispo donostiarra. En efecto, la escasez de cruces en la casilla de la Iglesia es signo evidente de la desafección de la gente. Y si los fieles no lo quieren, las élites políticas, sociales y culturales de la provincia hace tiempo que le han dado la espalda.

Y hasta sus propios curas están deseando que se lo lleven, tras más de una década de pronunciamientos públicos en su contra. Sin éxito alguno, al menos hasta ahora. La gente y los curas no sólo señalan por haber sido un obispo ‘impuesto’ desde fuera por mandato del entonces vicepapa español, cardenal Rouco Varela, sino que, además, le reprochan faltas graves en su desempeño episcopal.

En primer lugar, una ruptura evidente de la comunión afectiva y efectiva con sus sacerdotes. En segundo lugar, el clero asegura que no gobierna. Y lo demuestran con dos ejemplos: No cumple con el deber episcopal de hacer la visita pastoral a la diócesis y tampoco escribe cartas pastorales.

Munilla se contenta, según sus curas, con haberse convertido en un obispo ‘influencer’ en Internet, pero hasta en la Red se nota la desafección de su gente, porque el 80% de sus seguidores proceden de Latinoamérica. Eso sí, cuenta con una especie de guardia de corps clerical, integrada por un puñado de curas ‘revertidos’, así llamados por sus compañeros de presbiterio, porque muchos de ellos se sometieron, al parecer con éxito, a las técnicas de reversión de la homosexualidad. Y, por último, sigue contando con el apoyo incondicional del cardenal Rouco, al que los curas donostiarras siguen llamando ‘el Padrino’.

A pesar de sus contados apoyos, ¿cómo es posible que un obispo malquerido por el pueblo y por el clero permanezca al frente de su diócesis después de más de una década? Primero, porque monseñor Munilla vive la mística del ‘elegido’ y, en base a ella, se siente designado por el mismo Dios para pastorear a su pueblo, aunque las ovejas se le escapen del redil y huyan de su rebaño.

Y segundo, porque el episcopado ha funcionado (y, al parecer, sigue funcionando, incluso en el pontificado de Francisco) como una auténtica casta de altos funcionarios de lo sagrado, a la que nadie pide cuentas y que goza de total impunidad. Es la plaga del clericalismo, a la que tanto vapulea el propio Papa.

Desde hace años, el caso Munilla está en los despachos de Roma y de la Nunciatura apostólica española. ¿Se atreverá a cambiarlo de sede el Nuncio Auza, una vez que ha abierto el melón episcopal del País Vasco, con el gtraslado de Mario Iceta a Burgos? Dicen que podría salir a una pequeña diócesis de Castilla, donde puedan quererlo un poco más que en San Sebastián.

***

Y publicitando el libro del falsario Richard Cohen, un “ex” homosexual que no lo “ex”, porque lo que no puede ser, no lo es……

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que Cientos de líderes religiosos declaran que todas las personas LGBT + son “valiosas” en una llamada a la prohibición global de la terapia de conversión.  Un mes antes, la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Religión Digital/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Cientos de líderes religiosos declaran que todas las personas LGBT + son “valiosas” en una llamada a la prohibición global de la terapia de conversión

Lunes, 28 de diciembre de 2020

97287245969e0fec37492eba48004fcbLa declaración ha sido firmada por más de 370 líderes religiosos de 35 países y todas las religiones principales, incluido el arzobispo Desmond Tutu. (Getty / William Thomas Cain) 

  Cientos de líderes religiosos de todo el mundo han declarado que las personas LGBT + “son una parte preciosa de la creación” y han pedido una prohibición global de la terapia de conversión.

La Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo (FCDO) del gobierno financió una conferencia celebrada el miércoles (16 de diciembre) para marcar el lanzamiento de la Comisión Global Interreligiosa sobre Vidas LGBT +.

La Comisión Global Interreligiosa sobre Vidas LGBT +, organizada por la Fundación Ozanne que trabaja con “organizaciones religiosas de todo el mundo para eliminar la discriminación basada en la sexualidad o el género”, tiene como objetivo proporcionar una voz a los líderes religiosos para “afirmar y celebrar la dignidad de todos, independientemente de su sexualidad, expresión de género e identidad de género”

La comisión cuenta con 21 miembros fundadores, entre ellos el abogado argentino Roberto Manuel Carlés, que ha asesorado al Papa en cuestiones de justicia y derechos humanos, primus del obispo de la Iglesia Episcopal Escocesa Mark Strange, la ex presidenta de Irlanda Dra. Mary McAleese y la reverenda Canon Mpho Tutu van Furth, hija del arzobispo Desmond Tutu.

Un elemento central de la comisión es una declaración, que ya ha sido firmada por más de 370 líderes religiosos de 35 países y de todas las religiones principales, incluido el propio arzobispo Desmond Tutu.

La declaración pide el perdón de la comunidad LGBT + por el daño que la enseñanza religiosa ha causado a sus miembros y pide el fin de la violencia contra las comunidades LGTBI en todo el mundo y una prohibición global de la terapia de conversión.

Ha sido producido como un documento y un video, llamando a las comunidades religiosas de todo el mundo a “celebrar la inclusión y el regalo extraordinario de nuestra diversidad”.

B3719ACB-F4BA-4910-9361-C3C8EC4E1CB6-768x432

La declaración afirma:

1.- Nos unimos como líderes religiosos, académicos y líderes laicos de todo el mundo para afirmar la santidad de la vida y la dignidad de todos.

2.- Afirmamos que todos los seres humanos de todas las orientaciones sexuales, identidades de género y expresiones de género son una parte preciosa de la creación y son parte del orden natural.

3.- Afirmamos que todos somos iguales ante Dios, a quien muchos llaman el Divino, y por eso todos somos iguales entre nosotros. Por tanto, pedimos que todos sean tratados por igual ante la ley.

4.- Reconocemos con tristeza que ciertas enseñanzas religiosas a menudo, a lo largo de los tiempos, han causado y continúan causando un profundo dolor y ofensa a quienes son lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer e intersexuales.

5.- Reconocemos, con profundo pesar, que algunas de nuestras enseñanzas han creado, y continúan creando, sistemas opresivos que alimentan la intolerancia, perpetúan la injusticia y resultan en violencia. Esto ha llevado, y sigue provocando, el rechazo y la alienación de muchos por parte de sus familias, sus grupos religiosos y sus comunidades culturales.

6.- Pedimos perdón a aquellos cuyas vidas han sido dañadas y destruidas con el pretexto de la enseñanza religiosa.

7.- Creemos que el amor y la compasión deben ser la base de la fe y que el odio no puede tener cabida en la religión.

8.- Hacemos un llamado a todas las naciones para que pongan fin a la criminalización por motivos de orientación sexual o identidad de género, que se condene la violencia contra las personas LGBT + y que se haga justicia en su nombre.

9.- Hacemos un llamado para que todos los intentos de cambiar, suprimir o borrar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de una persona, comúnmente conocida como “terapia de conversión”, finalicen y para que se prohíban estas prácticas nocivas.

10.-Por último, pedimos que se ponga fin a la perpetuación del prejuicio y el estigma y nos comprometemos a trabajar juntos para celebrar la inclusión y el regalo extraordinario de nuestra diversidad.

Ahora está disponible para que lo firmen todas las personas de fe, y la comisión alienta al público a invitar a sus propios líderes religiosos a firmar la declaración.

La directora de la Fundación Ozanne, Jayne Ozanne, dijo: “Estamos animando a todas las personas de fe a firmar esta declaración, para que podamos dar un mensaje claro a todos los países de que la enseñanza religiosa no tolera los prejuicios y nunca debe utilizarse para respaldar la discriminación. Nuestra esperanza es que las personas LGBT + y sus aliados lo compartan con sus propios líderes religiosos y les pidan que también lo firmen”.

Dilwar Hussain, presidente de New Horizons in British Islam, dijo en una rueda de prensa sobre el lanzamiento de la comisión: “Me siento realmente honrado de ser parte de esto, y me siento especialmente honrado porque creo que las comunidades musulmanas lo han sido durante tanto tiempo, detrás de la curva en el tema de la justicia LGBT +. Se habla mucho en las comunidades musulmanas de igualdad, de prejuicio, de discriminación. A menudo eso es bastante comunitario, a menudo se trata de nosotros. Creo que si vamos a ser serios al abordar los problemas de justicia e injusticia en nuestra sociedad, tenemos que tener un argumento que sea moralmente consistente. No podemos tener un argumento que sea solo parcial y sectario. Eso simplemente no va a funcionar, y no es religioso pensar de esa manera “.

La reverenda Canon Mpho Tutu van Furth, activista sudafricana contra el apartheid e hija de Desmond Tutu, fue anteriormente sacerdote, pero se vio obligada a renunciar a su licencia después de casarse con su esposa, Marceline, en 2016. Ella dijo: “Estoy orgullosa de ser miembro fundador de la comisión. Sé por experiencia personal el profundo dolor que pueden causar ciertas enseñanzas religiosas. Hay muchas personas LGBT + que sufren daño emocional y violencia física hasta el punto de la muerte en países de todo el mundo. Por eso, unimos fuerzas como líderes religiosos para decir que todos somos hijos amados de Dios ”.

Tutu van Furth dará el discurso de apertura en la conferencia virtual del miércoles, en la que participarán 20 oradores, incluido el Experto Independiente de las Naciones Unidas para la Orientación Sexual y la Identidad de Género, Victor Madrigal-Borloz. La conferencia será seguida de una celebración privada en persona en la Abadía de Westminster.

A pesar de que el gobierno del Reino Unido proporcionó fondos para la Comisión Interreligiosa Global sobre Vidas LGBT + y su declaración pidiendo una prohibición global de la terapia de conversión, la terapia de conversión sigue siendo legal en el Reino Unido.

Ozanne dijo que espera que la declaración “dé una señal muy clara de que los líderes religiosos quieren esta prohibición”.

coexist-rainbow-world-peace-love-human-rights-font-b-religious-b-font-gay-pride-font-b

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Pink News/ Cristianos Gays

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , , ,

Un superviviente de la terapia de conversión cuenta su experiencia: Le sometieron a horribles “exorcismos” para expulsar a los “demonios” homosexuales

Lunes, 21 de diciembre de 2020

DdHPN0t0_400x400Justin Beck (Twitter)

Un hombre escocés ha dicho que “odiaba todo” sobre sí mismo después de soportar seis años de terapia de conversión y “exorcismos” para enderezarlo.

Justin Beck, de 36 años, le dijo a STV  que creció en una familia religiosa pero que se mudó de iglesia a los 17 porque quería enderezarse. Justin Beck, se dio cuenta de que era gay cuando era adolescente. Asistía al estudio de la Biblia varias veces a la semana, así como a los servicios dominicales regulares. A los 17 años decidió trasladarse de iglesia; quería dejar de ser gay.

En su nueva iglesia, fue sometido a una terapia de conversión traumatizante que duró seis años, antes de que finalmente se diera cuenta de que no estaba funcionando cuando tenía 23 años.

“Me presentaba a mí mismo para ser sanado todos los domingos, luego eso aumentaba a cosas como exorcismos para que me expulsaran demonios y me ungieran con aceite, así que de 17 a 23 fueron como seis años de pasar constantemente por eso, —Dijo Beck.

Cuando se le preguntó si en algún momento la gente de la iglesia buscaba hablar con él sobre las opciones disponibles para él y cómo podría vivir su vida, dijo: “Todos sabían lo que era y la línea que me dieron todo el tiempo es que ‘solo tienes que tener fe’ ”Dijo que los líderes de la iglesia le decían constantemente que tenía que “tener fe” para que la práctica pseudocientífica funcionara. “La línea que me dieron todo el tiempo fue que solo tienes que tener fe, solo tienes que tener fe. Entonces, de 17 a 23 y luego a los 23 darme cuenta de que esto no está funcionando, y luego que te digan que no tienes suficiente fe, fue una bofetada masiva en la cara “, dijo.

La vida de Beck fue destrozada por la terapia de conversión, y se quedó odiando todo sobre sí mismo, su autoestima hecha jirones. “Para cuando tenía 23 años no tenía autoestima, me odiaba a mí mismo, odiaba todo sobre mí mismo, caminaba con la cabeza gacha, no miraba a los espejos ni a las ventanas, odiaba todo sobre mí. Fue mucho para luego intentar recuperarme y reconstruir mi vida”.

9723ad900afb276598e50d8831352f83-767x576Justin y su pareja Paul Hardie.

Beck compartió su experiencia cuando cientos de las principales figuras religiosas del mundo pidieron que se prohibiera la terapia de conversión. Más de 370 líderes religiosos de 35 países, incluido Desmond Tutu, firmaron un compromiso como parte de la Comisión Interreligiosa Global sobre vidas LGBT + pidiendo la ilegalización de esta peligrosa práctica.

La poderosa declaración declaró que las personas LGBT + son “una parte preciosa de la creación y son parte del orden natural” y dijo que las personas queer deben ser “tratadas con igualdad ante la ley”.

Los líderes religiosos de todo el mundo están pidiendo el fin de la criminalización de la comunidad LGBT + y la prohibición de las prácticas de conversión. Una petición reciente al Parlamento escocés que pide a los ministros que pongan fin a la práctica en Escocia ha reunido más de 5000 firmas y debe ser escuchada por el Comité de Igualdad y Derechos Humanos.

La terapia de conversión está ampliamente considerada como una forma peligrosa y dañina de pseudociencia que se propaga en gran medida por los extremistas religiosos. La práctica ha sido condenada por varios organismos de salud y psiquiatría en todo el mundo, incluida la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, el Colegio Estadounidense de Médicos y la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

La organización benéfica Stonewall define “terapia de conversión” o “tratamientos de cura para homosexuales” como “cualquier forma de tratamiento que tenga como objetivo cambiar la orientación sexual de una persona o suprimir la identidad de género de una persona”, lo que significa que puede suceder en cualquier lugar y por cualquier persona.

Una encuesta realizada por la Fundación Ozanne en 2019 encontró que uno de cada cinco sobrevivientes de la terapia de conversión en el Reino Unido intentó suicidarse más tarde, mientras que dos de cada cinco dijeron que tenían pensamientos suicidas después de someterse a la práctica dañina. Mientras tanto, menos de un tercio de los encuestados dijeron que pasaron a “llevar una vida feliz y plena“.

A pesar de esto, la terapia de conversión sigue siendo popular entre los grupos cristianos conservadores de todo el mundo, y muchos promueven la falsa narrativa sobre los jóvenes LGBT + de que sus identidades están equivocadas y pueden cambiarse.

La terapia de conversión ha sido prohibida en algunas partes del mundo, pero sigue siendo legal en el Reino Unido, a pesar de las reiteradas promesas del partido Conservador de prohibir la práctica.

En 2018, el gobierno del Reino Unido se comprometió a prohibir la práctica, pero dos años después ha habido poco movimiento. Wendy Morton MP, Ministra para la Vecindad Europea y las Américas, dijo: “La declaración de la Comisión Interreligiosa Global sobre las vidas LGBT + es un paso importante hacia la igualdad y apoyamos plenamente su llamado a poner fin a la violencia, la discriminación y la criminalización en curso de la conducta entre personas del mismo sexo en 69 países. El gobierno británico está firmemente comprometido con la protección de los derechos de todas las personas y ha dejado claro que la terapia de conversión, donde sea que ocurra, es una práctica aborrecible y debe detenerse”.

Blair-Anderson-Headshot-741x1024Blair Anderson

Los activistas dicen que se presenta de muchas formas y puede causar un daño duradero a la salud mental de las personas. Los organismos de psicología y psiquiatría dicen que no hay ciencia que respalde su efectividad, pero los tratamientos controvertidos todavía están disponibles a través de grupos religiosos y culturales. “[Los planes actuales del gobierno del Reino Unido] buscan un enfoque que cubra a los proveedores de salud pública y psicólogos y una represión de las regulaciones sobre cómo realizan la práctica”, dijo Tristian Gray, uno de los principales peticionarios al Parlamento escocés.

“Esto dejaría fuera la mayoría de los casos de terapia de conversión“.

Blair Anderson, de 22 años, es un estudiante de derecho en Glasgow y ahora está separado de su familia porque no pudieron aceptar su sexualidad debido a su fe. “Cuando alguien en una posición de autoridad con un deber de cuidado está tratando activamente de suprimir la sexualidad o la identidad de género de alguien para sus propios fines, eso es lo mismo que los terapeutas de conversión están tratando de lograr”.

600x200

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la diputada ultraderechista de Vox, Macarena Olona, al negarse a apoyar en el Congreso de los Diputados de España la Ley presentada para prohibir las terapias de conversión para gays, lesbianas y bisexuales, y que se sancione drásticamente a cualquier persona u organismo que ofrezca «curarnos» de nuestra orientación sexual afirmó:Cualquier persona, sea o no homosexual, tiene que acudir a un especialista a que le ayude a encontrar su identidad”. Antes, la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente STV/Cristianos Gays

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Niegan la adopción de un niño a una pareja evangélica por querer «curarle» la homosexualidad

Jueves, 26 de noviembre de 2020

AC756DF2-2057-4B86-BBCD-C20B4BA6F6B0Byron y Keira Hordyk son una pareja australiana que practica la religión evangélica. Hace poco entraron en un proceso para conseguir ser padres a través de la adopción.

Los que no habéis pasado por esto aún debéis saber que los especialistas os evalúan como familia para saber si podéis ser unos padres amorosos y darle a vuestro futuro hijo el amor y la seguridad que necesita.

Los especialistas no solo revisan tu casa y cuál sería el espacio que tu hijo tendría en ella, también te revisan a ti como persona.

Después de la evaluación Byron y Keira Hordyk fueron rechazados y encontrados no aptos para proporcionar amor y seguridad a un niño o niña. ¿La razón? Son profundamente LGTBfobos.

En la entrevista aseguraron que si su hijo fuera gay o lesbiana, o fuera trans, lo ometerían directamente a una terrible terapia de conversión, para así volverlos heterosexuales o cisgénero.

Hasta la Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha pedido a los legisladores que se prohíban estas abusivas prácticas, primero porque hay algunos que emplean violencia y dañan la integridad de niños y jóvenes, pero es que incluso los que no son violentos dañan la mente de los «pacientes», que presentarán mucho más riesgo de desarrollar depresión o incluso suicidarse.

Byron y Keira Hordyk han presentado una demanda a la agencia de adopción. “Sentimos que hemos sido discriminados y también sentimos que si nos callamos sobre esto y no decimos nada al respecto, podría dañar o limitar la adopción de personas con los mismos valores cristianos que los nuestros”, dijo la pareja a The West Australian. «Mantenemos puntos de vista cristianos tradicionales sobre cómo la Biblia nos enseña sobre la sexualidad y el matrimonio».

“Lo dijimos desde el principio. No estamos aquí para escondernos detrás de eso. Todo el mundo, especialmente con un tema divisivo, tiene miedo de ser puesto en el ámbito de la opinión pública de forma negativa. Y mis creencias son lo suficientemente fuertes como para que esta sea mi cruz para llevar».

Bueno majo, tú carga tu cruz, pero deja en paz a los niños, no tengas hijos para destruirlos ni para fomentarles el odio a sí mismos o el odio a personas por su orientación sexual o identidad de género.

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, elMinistro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación”para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Oveja Rosa/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.