Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Truth Wins Out’

Google retira finalmente de su catálogo una aplicación religiosa que incluía «terapias» de conversión para personas homosexuales

Viernes, 5 de abril de 2019

google-new-logo-2015-640x344La misma app había sido ya retirada de sus catálogos por el resto de las grandes plataformas, Apple, Amazon y Microsoft. La decisión de la ONG Human Rights Campaign de no calificar a Google en su ranking sobre Equidad Corporativa ha precipitado la decisión de la compañía de Silicon Valley. Además, una campaña ha recogido 140.000 firmas en Change.org para que este programa sea eliminado de cualquier base de descarga.

Google se ha quedado atrás respecto a otras plataformas a la hora de retirar una aplicación de carácter religioso cristiano que incluía consejos y prácticas para «recuperarse de la atracción a personas del mismo sexo». Una condición que los responsables de esta aplicación trataban como «enfermedad mental», en claro anacronismo con nuestros tiempos y que obvia el hecho de que la Organización Mundial de la Salud ya descatalogó la homosexualidad como enfermedad mental. Una decisión que este 17 de mayo cumplirá 28 años y que multitud de colectivos cristianos se empeñan en negar al proponer diversas «terapias» de conversión, por las que se promete que los individuos son capaces de dejar atrás su homosexualidad.

La decisión del gigante tecnológico se produce tras el gesto de Human Rights Campaign de no calificar el grado de Equidad Corporativa de esta compañía en su ranking anual hasta que esta descatalogase la aplicación. Un hecho que ha empujado finalmente a la compañía a retirar de su catálogo de Play Store esta herramienta «en línea con otras tiendas de aplicaciones», según informa la compañía en un comunicado.

La aplicación de la organización Living Hope Ministries, una organización que busca «proclamar la verdad de Dios entre los que buscan una plenitud afectivo-sexual a través de una relación más estrecha con Cristo», suponía hasta ahora la presencia de esta organización en plataformas digitales. Su contenido y temática se centra (ya que sigue estando presente en otras plataformas más minoritarias) en la «conversión» de personas atraídas hacia personas del mismo sexo. La metodología utilizada son sermones religiosos y experiencias de conversión relatadas por sus protagonistas. Unos testimonios que afirman poder «cambiar» o «ignorar su sexualidad».

La retirada de la aplicación de las plataformas más importantes ha sido principalmente impulsada por Truth Wins Out («La verdad triunfa»), una ONG que combate los estragos que causan las organizaciones religiosas de carácter LGTBfobo. Tras la retirada de la aplicación de Apple en diciembre del año pasado, la organización ultraconservadora defendió a través de una carta abierta de uno de sus miembros publicada en su web que la herramienta no pretendía la discriminación de las personas LGTB o promover terapias de reparación. Algo cuestionable en los términos en los que se expresa el autor, ya que en la misma se citan términos como «curar la homosexualidad» o se diferencia entre «la luz» (una conducta heterosexual de cara al público) y «la oscuridad» (una conducta homosexual llevada a cabo de manera casi clandestina). Además habla de «lucha contra la atracción hacia personas del mismo sexo» para referirse al camino que se emprende tras ingresar en esta comunidad.

La decisión de Google de mantener hasta ahora esta aplicación en su catálogo (en este enlace se puede comprobar que la app ya no está activa) ha contrastado con el tradicional apoyo de esta compañía a las personas LGTB que ha incluido campañas, doodles (interfaces de Google) especiales durante las celebraciones del Orgullo LGTB, la presencia de carrozas de la compañía en el Orgullo de Madrid, o la participación activa de la compañía en otras campañas de concienciación como It Gets Better.

Prohibición de «terapias» de conversión: en Europa, Malta fue pionera

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, en discusión en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que en cualquier caso permanece encallado por el desacuerdo entre las diferentes fuerzas políticas que en teoría lo apoyan y cuya aprobación a día de hoy no está asegurada.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzans/Cristianos Gays

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

David Matheson, el famoso terapeuta que curaba gays, se explica tras salir del armario.

Lunes, 25 de marzo de 2019

E0808A76-0443-4947-B818-ED149F70E3C630 años casado. Terapeuta especializado en curar homosexuales y miembro de la Iglesia Mormona de Utah con su programa “Viaje a la hombría” (Journey into Manhood).

Pues bien, después de ganar muchísimo dinero con sus diversas técnicas antihomosexualidad, –cobraba 240 dólares (unos 210 euros) por una sesión de hora y media– ha pasado lo que tenía que pasar. A sus 54 años -nunca es tarde para dejar de dañar al prójimo y a uno mismo- David ha tenido el valor -y la poca vergüenza después de la que tenía liada- de anunciar que busca novio, después de que Rich Wyler, una de las personas con las que Matheson creo sus Programas de Terapias de Conversión, confesara que el terapeuta era gay. (Foto inferior, David y su mujer).

david-matheson-2-600x500

Se destapa así la locura y la mafia que existe tras el negocio de las Técnicas de Conversión en EEUU y sus centros de internamiento de Rehabilitación de la homosexualidad (muy bien retratados en las películas Boy erasedThe Miseducation of Cameron Post).

“Hace un año me di cuenta de que tenía que hacer cambios importantes en mi vida. Me di cuenta de que no podía mantener mi matrimonio durante más tiempo. Me di cuenta de que tenía que reafirmarme como gay”, se puede leer en este extenso comentario que ha conmocionado a la comunidad mormona de Utah.

Lo único que tiene un poco de coherencia en este historia es que para su Iglesia, ser gay no es pecado. Lo es actuar en relación a ese deseo, ya que el matrimonio heterosexual es el fin último de un hombre y una mujer según su religión. Pues bien…parece que David ha decidido pecar.  (Lo más gracioso que, aunque el matrimonio homosexual sea pecado para esta religión, no lo es la poligamia ni otras prácticas poco extendidas en occidente).

Su salida del armario se produce en un buen momento, ya que varios políticos del estado de Utah plantean la propuesta de ilegalizar los programas de “conversión” de menores. Un proyecto hecho ley ya en 15 estados del país, entre los que destaca Nueva York, último en prohibir las licencias a profesionales para realizar esta terapia pseudocientífica con menores de edad.

Matheson reconoce que su propia homofobia interiorizada le llevó a sacar rédito de los programas de conversión: Me di cuenta por primera vez de mis sentimientos hacia otros chicos cuando era adolescente. Pero, no quería. Me horrorizaba la idea. Por entonces (años 70´) eran condenados por los líderes de la iglesia mormona como pervertidos, malvados, débiles y malos. Las relaciones homosexuales eran crímenes contra la naturaleza (…) Me doy cuenta ahora de que junto con el valioso trabajo que he hecho (!!!) también he perpetuado algunos juicios de valor, de los que me avergüenzo, con algunas de las terapias de las que ahora me arrepiento (…) Me rompe el corazón pensar que he hecho daño a algún hombre al que he tratado cuando le intentaba ayudar.

En fin. La homofobia sigue haciendo mucho daño, incluso entre los miembros de la propia comunidad LGTB.

Fuente Oveja Rosa

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , ,

David Matheson, un mormón que “curaba” a homosexuales, sale del armario.

Viernes, 25 de enero de 2019

E0808A76-0443-4947-B818-ED149F70E3C6David Matheson, el mormón que “cura” a homosexuales más famoso de Estados Unidos, sale del armario como hombre gay y dice que busca novio. Pero no se disculpa por nada.

David Matheson  que durante años ha sido uno de los más famosos mormones que afirmaba poder “curar” homosexuales, acaba de salir del armario. La terapia que promovía David era un poco rara porque él no quería que dejaras de ser gay… sino que, a través de la fe, dejaras de vivir como gay y te casaras con una mujer.

Pero, gracias a una investigación de la ONG Truth Wins Out (que lucha contra los grupos antiLGTB y contra las “terapias de conversión”), se ha sabido que Matheson -que estaba casado con una mujer- se divorció, salió del armario como hombre gay y busca novio.

Truth Wins Out tuvo acceso a un grupo privado en Facebook en el que el director de la organización que el propio Matheson había fundado para “curar” a hombres gais, Journey into Manhood, explicaba que “David… David dice que vivir una vida como soltero célibe no es factible para él, así que está buscando un compañero masculino“. El director, Rich Wyler, también explicaba que David “ha pasado de la bisexualidad a ser exclusivamente gay“.

En un comunicado que el propio Matheson ha enviado a Truth Wins Out cuando le han preguntado si ya había encontrado marido, Matheson ha confirmado que se ha instalado el Grindr y el Scruff… pero que no renuncia ni reniega de su vida pasada -ni piensa pedir perdón por el daño que ha causado-. “Mi tiempo en un matrimonio heterosexual y en el mundo ‘ex-gay’ fue genuino y sincero, y una gran bendición para mí“, explica David, “Lo recuerdo casi todo con cariño y gratitud por la felicidad y el crecimiento que supuso para mí y para muchos otros…. pero había dejado de crecer y estaba empezando a morir.

Pero David no reniega de su trabajo a pesar de haberse embarcado en “un camino que otorga vida” y de haber empezado un “nuevo periodo de crecimiento” . “Durante todos esos años no estuve fingiendo. No renuncio a mi trabajo en el pasado o a mi fe. Y no estoy condenando a los matrimonios de orientaciones mixtas. Sigo apoyando el derecho de cada individuo a elegir cómo responder a sus atracciones sexuales y a su identidad. Con esa libertad, yo ahora elijo vivir la vida como hombre gay

Y es que, como bien explica el director ejecutivo de Truth Wins Out, Wayne Besen, “Si la terapia de conversión no funciona para autores como David Matheson, que escriben libros sobre esta práctica desacreditada… es muy inocente esperar que funcione en los que leen esos libros engañosos. La terapia de conversión se aprovecha de la culpa y la vergüenza para atraer a personas desesperadas y vulnerables para hacerles renunciar a su humanidad. Ésta es la última prueba de que las terapias de conversión son un fraude de consumo y debería estar prohibidas en los 50 estados.

Fuente Truth Wins Out, vía HazteQueer

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , ,

Apple elimina una app para dejar de ser gay

Viernes, 4 de enero de 2019

hwKoktHWJsRsrvI-800x450-noPad.jpgHasta hace poco existía una aplicación para “curar” la homosexualidad y volverse heterosexual. Es evidente que eso es imposible.

La organización LGTB+ Truth Wins Out, que se dedica a luchar contra el extremismo religioso LGTBfóbico, lanzó hace unas semanas una petición para exigir a Apple que retirara de la App Store la aplicación del grupo religioso Living Hope Ministries. En esa petición Truth Wins Out señala que la aplicación describe la homosexualidad como una “adicción“, una “enfermedad” y un “pecado“.

La app no solo nos insulta como Reig Pla dando misa en TVE, también ofrece consejos para rezar mucho y dejar de ser homosexual.

 Desde Apple no tardaron mucho en eliminar la aplicación de su tienda, lo que Truth Wins Out agradeció con un comunicado. Pero ahora la misma organización está presionando a Google y Amazon para que también eliminen una aplicación tremendamente peligrosa porque va dirigida al público joven y ofrece la posibilidad de “cambiar de gay a hetero a través de la oración y la terapia“.

Por su parte desde Living Hope Ministries han anunciado que recurrirán la decisión de Apple porque no consideran que su aplicación haga nada malo. Según Ricky Chelette su aplicación no ofrece una “terapia de conversión” sino que existe para “ayudar a las personas que sienten que su sexualidad y su fe están en conflicto: “Living Hope Ministries existe para ayudar a las personas que buscan la plenitud sexual y relacional a través de una relación más íntima con Jesucristo“.

Fuente Pink News, vía HazteQueer

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Descubren a un “terapeuta ex-gay”, judío ortodoxo, buscando contactos en Manhunt

Jueves, 8 de noviembre de 2018

norman_goldwasserNorman Goldwasser es un terapeuta judío ortodoxo que dirige las clínicas Horizon Psychological Services, que tienen sede por todo EE.UU., y se gana la vida “ayudando” a otros hombres a dejar de ser gay, como él. Norman le dice a sus pacientes que la homosexualidad es una especie de Trastorno Obsesivo Compulsivo  y asegura a sus pacientes/víctimas que les puede curar con terapia.

Lo que no explica Norman a sus pacientes es lo que han descubierto desde el grupo de activistas Truth Wins Out: que tiene un perfil en Manhunt (y en Bear Nation) con el nick “Hotnhairy72”. En el perfil Norman se define como un señor bien educado, inteligente, masculino y deportista que busca señores similares para quedar por las noches, y no precisamente para “curarles” de su homosexualidad…

La doble vida llena de mentiras de Norman Goldwasser pone de manifiesta la enorme hipocresía y naturaleza depredadora del timo de la industria de los ‘ex-gay’“, explica el director ejecutivo de Truth Wins Out, Wayne Besen, “Exigimos a todos los estados del país que prohíban el azote de las terapias de conversión que atacan la salud mental de los jóvenes LGTB

Y es que Norman Goldwasser lleva muchos años haciéndose de oro proclamando que ha dejado de ser gay y tú también puedes dejar de serlo . Formó parte de la Jews Offering New Alternatives to Homosexuality (JONAH), una organización ya extinta que se dedicaba a “curar” homosexuales y aseguraba que la mayor aceptación de las personas LGTB+ en la sociedad se debía únicamente a una gran campaña de relaciones públicas.

Goldwasser, además, fue co-autor en 2006 de un ensayo titulado: “Terapia Holística: un acercamiento clínico y exhaustivo al tratamiento de la atracción homosexual” en el que decía que la homosexualidad era igual que un trastorno obsesivo compulsivo porque (ojo a esto) “dos personas con atracción homosexual pueden ser completamente diferentes en cualquier otro aspecto de su vida (…). De forma similar, el TOC puede manifestarse de muchas maneras y en diferentes combinaciones. Describir a un grupo de individuos exclusivamente en términos de TOC compromete y distorsiona el amplio historial médico de cada individuo“.

Le prepararon un cebo desde Truth Wins Out al que propuso quedar en la habitación de un motel en Fortlauderdale.

manhunt-c-1024x613

El caso Goldwasser ha adquirido especial relevancia en Estados Unidos porque justo este fin de semana se estrenó Boy Erased, la película de Joel Edgerton  que narra la histora real de un adolescente gay al que sus padres envían a un campamento para curarle la homosexualidad. Norman Goldwasser ha participado activamente en algunos de esos campamentos, como el programa Journey into Manhood en el que enviaban a chavales gais al bosque a participar en actividades “masculinas” para que dejaran de ser gais… y a darse muchos abrazos y muchos arrumacos con los monitores. De ahí que muchos se acabaran refiriendo a ese programa como Journey into Manhunt.

Y de golpe todo cobra sentido.

P.D.: Si eres de los que creen que está mal sacar a alguien del armario, te dejo aquí lo que ha dicho Wayne Besen de Truth Wins Out: “Goldwasser no puede decir que su vida personal no es asunto nuestro cuando se dedica intentar ‘curar’ a personas LGTB. Aquí tenemos el caso de un charlatán que está estafando a sus consumidores, engañando a sus clientes y afectando negativamente a la salud mental de éstos. Nos preocupa especialmente que la estafa de Goldwasser se cebe con los jóvenes más susceptibles“.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras. “Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente | Truth Wins Out, vía HazteQueer/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Judaísmo , , , , , , , , , , , , ,

Una parroquia sevillana publica (y luego retira) artículo en favor de las “terapias” reparadoras acompañado de una ilustración homófoba

Miércoles, 1 de julio de 2015

1435556174_216375_1435556213_noticia_normal“Odio contra homosexuales y transexuales”

StopLGBfobia denuncia al párroco del Dulce Nombre

Ofrecía “ayudas para sanar la homosexualidad”

La parroquia sevillana Dulce Nombre de María ha retirado de su página web una entrada titulada ‘Sanar la homosexualidad sí es posible’ en la que se adjuntaba un trabajo del escritor Richard Cohen con un conjunto de terapias para la “sanación” de la homosexualidad. Publicada el jueves 27 de junio, la polémica entrada en la web de la parroquia ha sido retirada pasadas las nueve de la mañana y tras un fin de semana en el que se ha celebrado el Día del Orgullo LGTB. Por su parte, el párroco del tempo, Santiago César González Alba, ha emitido un comunicado en el que dice que no es el autor de la entrada de la web de la parroquia y asegura que el texto fue publicado por otra persona “sin previa información”.

La página web de la parroquia sevillana del Dulce Nombre de Bellavista publicaba este 28 de junio un artículo titulado Sanar la homosexualidad SÍ es posible, en el que promocionaba las infames “terapias” reparadoras, y que adornaba con una ilustración homófoba. Tras difundirse la noticia, el artículo ha sido retirado y el párroco ha emitido un comunicado de disculpa que responsabiliza a un voluntario de la parroquia de la publicación. Colectivos LGTB han expresado su indignación e incluso amenazan con denunciar al párroco. En la introducción se animaba a los feligreses a compartir y difundir el artículo publicado en la página web de la parroquia para hacer frente a la ideología que destruye la familia cristiana.

La entrada firmada por el párroco del templo, Santiago César González Alba y que ofrecía consejos y material técnico-terapéutico para familias con miembros homosexuales, planteaba la cuestión con un interrogante: ¿Es la homosexualidad una patología o una enfermedad?” y comenzaba con el siguiente texto: “Este fin de semana se suceden manifestaciones y eventos reivindicativos del llamado ‘orgullo gay’. Es por ello muy conveniente, para hacer frente a la ideología que destruye la familia cristiana, que dispongamos de recursos objetivos (tanto morales como científicos) como este magnífico trabajo adjunto de un autor norteamericano, Richard Cohen (ex-homosexual) sobre la sanación de la homosexualidad y las opciones a conocer terapias para ese fin. Y además se adjunta una conferencia científica sobre las causas de la homosexualidad. Desde la parroquia se ofrece este material de alto interés y se anima a re-enviarlo al mayor número de contactos posible. Se puede, y se debe, hacer mucho bien con el mismo”. La entrada suprimida de la página web incluía un trabajo del escritor y exterapeuta norteamericano Richard Cohen, autor de libros como ‘Comprender y sanar la homosexualidad’, ‘Abriendo las puertas del armario’ e ‘Hijos gay, padres heterosexuales’Richard Cohen, con bien sabemos, es un “psicoterapeuta” (que por cierto carece de licencia para ejercer en su país y llegó a ser expulsado de la Asociación Americana de Counseling por violaciones éticas) tristemente conocido por sus obras, en las que defiende las “terapias” reparativas. Es fundador y miembro de diversas organizaciones de “ex-gais” y uno de los precursores de la ola de homofobia en África, como ya recogía en 2010 Truth Wins Out.

imagen.php Santiago César González Alba, párroco

El texto del artículo (del que la cadena SER ha publicado un pantallazo que permite leerlo con claridad) se acompañaba además de una ilustración en la que aparecen tachadas con la señal de prohibido dos parejas del mismo sexo, muy utilizada en redes sociales por los difusores del odio homófobo. Hablamos en pasado porque ya ha desaparecido de la web parroquial, que permanece por cierto colapsada por el alto número de visitas, y en su lugar aparece un comunicado firmado por el párroco, Santiago González, que pide disculpas “a las personas y/o colectivos que se hayan podido sentir ofendidos por la desafortunada entrada en la web” y responsabiliza a una “persona voluntaria” que según asegura publicó la entrada sin informarle. Se da la circunstancia de que González ha estado de actualidad por diversos escándalos, incluyendo la denuncia sobre su supuesto papel en el suicidio de un feligrés. El sacerdote contrató un detective privado que desmontó la acusación, aunque el tema no llegó a los tribunales porque González aceptó el perdón de los implicados. Por otra parte, la autoridad eclesiástica instó recientemente al sacerdote a dejar de colaborar con artículos de opinión en un portal crítico con el papa Francisco.

El colectivo LGTB ha expresado en un comunicado su “condena” por esta publicación y ha exigido responsabilidades a la diócesis de Sevilla, ya que, ha subrayado, “estas declaraciones no pueden quedar impunes”.

Fundación Triángulo Andalucía ha emitido un comunicado en el que considera “intolerable” lo sucedido y pide al obispado que tome medidas “para que en su organización privada también sean respetados los derechos humanos, la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Andalucía que deja bien claro que no se puede discriminar por razón de orientación sexual”. Triángulo ha solicitado, de hecho, una entrevista con el obispo de Sevilla “para poder hacer llegar nuestra crítica personalmente”.

Por su parte, el Observatorio Español contra la LGBTfobia, vinculado a COLEGAS, y Andalucía Diversidad LGBT, miembro de dicha confederación, han anunciado la presentación de una denuncia este martes contra Santiago González por apología de la discriminación y el odio contra homosexuales y transexuales.

La Hermandad se desvincula

La Hermandad del Dulce Nombre de Bellavista, por cierto, ha querido desvincularse de lo sucedido a través de un contundente comunicado oficial:

Mediante la presente esta Hermandad se desvincula totalmente de la opinión vertida en la web oficial de la Parroquia del Dulce Nombre sobre la homosexualidad, cuya orientación sexual no es juzgada desde esta corporación, a quienes se les integra y se les da cabida tal y como pide nuestro Papa Francisco. Mostrándonos por tanto completamente en contra de este artículo.

Así mismo desde este momento se procederá a pedir las responsabilidades pertinentes sobre la publicación y gestión de artículos en la página web parroquial, como grupo integrante de la Comunidad Parroquial del Dulce Nombre de Bellavista.

El Observatorio Español contra la LGBTfobia (StopLGBTfobia) junto a Andalucía Diversidad LGBT han presentado este martes una denuncia contra el sacerdote de la Parroquia Dulce Nombre del barrio de Bellavista de Sevilla Santiago González Alba por apología de la discriminación y el odio contra homosexuales y transexuales“, tras la publicación en la web oficial de la Parroquia de información y ayudas para “curar” la homosexualidad.

Según el Observatorio Español contra la LGBTfobia los hechos denunciados pueden inscribirse bajo el Artículo 510 del vigente Código Penal, que contiene la incitación a la discriminación y al odio contra un grupo en base en este caso a su orientación sexual. Así, y a través de un comunicado, señalan que según el Código Penal estos hechos podrían ser castigados desde un año a tres años de pena de prisión y multa de seis a 12 meses.

El Observatorio Español contra la LGBTfobia es un proyecto de Colegas (Confederación LGBT Española) y trata de asistir a las víctimas de discriminación y delitos de odio en base a su orientación sexual o identidad de género, facilitando las denuncias para reducir la infradenuncia.

Estigmatizar a un colectivo por padecer, a juicio del denunciado, una enfermedad, tal y como antaño ocurría con los enfermos de lepra, al considerar a los homosexuales, no ya pecadores, en el concepto teológico de la religión católica (página 242 del Catecismo de la Conferencia Episcopal Española. Biblioteca de Autores Cristianos. Madrid, 2011), fomenta la discriminación de los mismos e incrementa la homofobia, establece la denuncia.

“Asimismo, difundir en la página web de la parroquia del Dulce Nombre de María que una orientación sexual homosexual es una enfermedad, no descrita en ningún tratado de medicina, tal y como evidentemente debe conocer el denunciado, constituye un temerario desprecio a la verdad y una información injuriosa respecto del colectivo LGBT no sólo de la ciudad de Sevilla, sino de todo el Estado español”, finaliza la denuncia.

“Este tipo de declaraciones no pueden continuar siendo impunes por más tiempo, y animamos como siempre a denunciar siempre cualquier situación de discriminación o declaraciones intolerantes. Queremos dejarle claro a personas como a este párroco y otros que una cosa es exponer la doctrina oficial de la Iglesia Católica, y otro bien diferente la forma de hacerlo. Y el párroco Santiago González atenta a la dignidad y al respeto de muchas personas con sus afirmaciones“, ha declarado el presidente de Andalucía Diversidad LGBT, Antonio Ferre Además, desde Andalucía Diversidad LGBT recuerdan que la homosexualidad “no es una enfermedad curable, pero la homofobia sí”, toda vez que lamentan este tipo de “infortunadas asociaciones de homosexualidad con enfermedad que creíamos superadas del pasado”, afirma Ferre.

Fuente Religión Digital y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.