Archivo

Entradas Etiquetadas ‘deportación’

Tras rechazar su solicitud de asilo en el Reino Unido, Adeniyi Raji se enfrenta a la deportación a Nigeria

Sábado, 16 de junio de 2018

dfghjkljhgf-237x160A pesar de que la homosexualidad es considerada un delito en Nigeria y de haber recibido una paliza y amenazas de muere, la solicitud de asilo por orientación sexual en el Reino Unido de Adeniyi Raji ha sido rechazada, por lo que ahora se enfrenta a la posible deportación si no prospera la apelación que ha interpuesto. 

Residente de Lagos, Adeniyi Raji, de 43 años de edad, es sorprendido por su esposa en la cama con otro hombre, lo que le lleva a huir del país tras divorciarse, perder sus trabajo y recibir una paliza y amenazas de muerte a través de las redes sociales. Solicita asilo en el Reino Unido en noviembre del año pasado, siendo puesto en libertad bajo fianza tras pasar por los centros de detención Harsmondsworth y Tinsley House. Después de que un tribunal de inmigración de primer nivel rechazara su solicitud, se encuentra actualmente en proceso de apelación y en riesgo de ser deportado de nuevo a Nigeria.

«Decidí ir al Reino Unido para buscar refugio y protección humanitaria [porque] mi vida estaba en peligro en Nigeria (…). Fui atacado en varias ocasiones. [Mi] exesposa nos sorprendió a mí y a mi expareja en la cama. Inmediatamente levantó la alarma, tan pronto como nos vio. La gente se reunió y comenzó a golpearnos severamente. Después, se divorció de mí», declara Raji, explicando que su jefe le despide por ser homosexual, siendo víctima del escarnio al publicar la policía su imagen y sus datos personales en los medios de comunicación con el objetivo de que le delataran y pudieran detenerle para enfrentarse a «la ira de la tierra como resultado de mi orientación sexual», siendo amenazado a través de las redes sociales con comentarios como «realmente dese que te mataran ese mismo día», «sabes que la práctica gay es una abominación en nuestra tierra» y «será mejor que abandones tus prácticas gays, si no podrías conseguir que te mataran en este país».

Las relaciones entre personas del mismo sexo se castigan con 14 años de prisión en Nigeria. Después de Pakistán y Bangladesh, Nigeria es el país de donde proceden la mayor cantidad de solicitudes de asilo basadas en la orientación sexual. Hasta 362 solicitudes de este tipo procedentes de Nigeria se presentan en el Reino Unido entre el 21 de junio de 2015 y marzo de 2017, de entre las que solo 63 consiguen el reconocimiento como refugiados, rechazando el 81 % restante. Según un informe de The Iniciative for Equal Rights, en 2016 llegan a producirse hasta 152 violaciones de los derechos de personas homosexuales.

«En Nigeria, la gente pone una llanta alrededor de tu cuello y te queman, y a nadie le importa; o te golpean hasta que mueres, y a nadie le importa. El Ministerio del Interior no cree en el impacto de las amenazas de los actores no estatales. La mayoría de las veces es difícil de probar [que alguien es gay], porque viven su vida privada en la clandestinidad. La mayoría no tiene un historial de vida [gay]. Ha habido un aumento en el número de nigerianos que buscan asilo en el Reino Unido sobre la base de su sexualidad», explica Bisi Alimi, ciudadano de origen nigeriano que dirige una campaña para apoyar los derechos de los miembros de la comunidad LGBT de Nigeria que solicitan asilo en el Reino Unido.

«El tribunal ha analizado su caso y ha anulado todas sus pruebas de que corre grave riesgo si lo trasladan a Nigeria, pero no ha habido pruebas de que los documentos no son genuinos», explica Bhaveshri Patel-Chandegra, abogado de Raji y especialista en inmigración del bufete de abogados Duncan Lewis. «A menudo son tratados como mentirosos», puntualiza Alimi, explicando que convierten en la responsabilidad de los refugiados demostrar que son homosexuales, lo que ya pone en riesgo sus vidas en caso de que sean deportados de nuevo a Nigeria, lo que le sucedía a Aderonke Apata, cuya solicitud era rechazada por considerar que no podía ser lesbiana si tenía hijos.

«El Reino Unido tiene un orgulloso historial de otorgar asilo a quienes necesitan nuestra protección y cada solicitud se considera cuidadosamente en función de sus méritos individuales. Hemos trabajado en estrecha colaboración con organizaciones y organizaciones benéficas, incluido Stonewall, UK Lesbian & Gay Inmigratin Group, y el alto comisionado de la ONU para los refugiados para mejorar nuestra orientación y capacitación para los trabajadores sociales de asilo», sostiene un portavoz del Ministerio del Interior.

LGTBfobia de Estado en Nigeria

Mientras la Comunidad LGTBI de Nigeria nos da una lección de Orgullo a todos, la última noticia que publicábamos era la referente a una solicitante de asilo en el Reino Unido, Nneka Obazee, que intentaba suicidarse tras ser detenida para ser deportada a su país de origen, Nigeria, donde podría enfrentarse a la cárcel o incluso la muerte por lapidación al ser lesbiana.

En Nigeria, país con un influyente movimiento evangélico cristiano en el sur y un fuerte apoyo a la ley islámica en el norte, las relaciones homosexuales se castigan con penas que pueden llegar hasta los 14 años de cárcel o incluso hasta la muerte por lapidación en los estados del norte en los que además se aplica la sharía o ley islámica (el estado de Kaduna, de hecho, es uno de los que aplican en parte de su territorio). El pasado mes de abril recogíamos que 53 personas fueron detenidas en el país, acusadas de haber participado en una “boda gay”. La mayoría de los detenidos eran jóvenes de entre 20 y 30 años, que ya prestaron declaración ante el juez y que todavía esperan que se dicte sentencia.

Cabe recordar que a principios de 2014 el presidente Goodluck Jonathan promulgó la mencionada ley, que agrava el tratamiento penal para cualquier actividad relacionada con la realidad LGTB. Desde su entrada en vigor, de hecho, no han cesado de sucederse los actos de barbarie de la población civil contra las personas LGTB de Nigeria, alentados por los líderes políticos y religiosos, que han creado un ambiente de profunda homofobia social. Hemos informado de algunos de estos terribles hechos, aunque es de suponer que la información de la mayoría de este tipo de actos execrables no alcance a los medios de comunicación occidentales.

En enero de 2014, una multitud de miles de personas rodeaba un tribunal islámico, donde se juzgaba a once hombres acusados de practicar la homosexualidad, exigiendo su ejecución inmediata. Meses después, cuatro de los detenidos, que confesaron los hechos probablemente bajo tortura, fueron condenados a recibir públicamente 15 latigazos y al pago de una multa o un año de prisión. En febrero del mismo año, otra horda enfurecida asaltó los domicilios de doce homosexuales en la capital, Abuja, a quienes terminaron por arrancar de sus casas y golpearles incluso ante las puertas de la comisaría local. En las mismas fechas, en la localidad sureña de Port Harcourt, otros dos homosexuales fueron arrastrados fuera de su hogar y obligados a realizar actos sexuales ante una multitud agresiva.

En enero de 2015, la policía islámica de Kato, una ciudad al norte de Nigeria, comunicaba la detención de doce personas por participar en la celebración de una supuesta boda entre dos personas del mismo sexo. La ley vigente en Nigeria, anteriormente citada, castiga con hasta 14 años de prisión a quienes participen en una ceremonia de unión homosexual. En noviembre 21 estudiantes fueron detenidos acusados de prostitución masculina, según un periódico local.

En marzo de 2016, una turba violenta atacó a 20 jóvenes de quienes sospechaban, por su aspecto afeminado, que eran homosexuales. Todos ellos habían sido arrastrados fuera de sus casas y reunidos para golpearlos sin compasión. La brutal paliza a que les sometieron hizo temer por sus vidas. Ninguna de las víctimas quiso presentar denuncia, por temor a las represalias de sus agresores y por no enfrentarse al estigma de ser considerados homosexuales públicamente. En mayo, seis jóvenes fueron detenidos en Benin City acusados de mantener relaciones sexuales.

En el mes de octubre del mismo año, fue detenido un hombre acusado de mantener relaciones homosexuales, tras negarse a ser víctima de un chantaje. Al parecer, todo fue urdido por una pareja de madre e hijo, que se dedican a extorsionar a homosexuales con la amenaza de denuncia. Tras la negativa, la Policía procedió casi inmediatamente al arresto.

Posteriormente, en diciembre dimos la noticia de que un magistrado del Tribunal de Damaturu, la capital del estado de Yobe, había condenado a cinco hombres a sendos siete años de prisión por haber mantenido relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. En abril de este 2017, publicamos la detención de 53 personas, a quienes se acusaba de participar en la celebración de una supuesta “boda gay”.

Actuaciones de este tipo provocaron que el Parlamento Europeo aprobara en marzo de 2014, con el acuerdo de los principales grupos, una resolución de condena a las leyes homófobas de Uganda y Nigeria. El texto de la resolución solicitaba su derogación y proponía que si no había marcha atrás se suspendiese a los dos países del acuerdo de Cotonú sobre intercambio comercial y asistencia entre la Unión Europea y los estados de África, Caribe y Pacífico.

Sin embargo, la directora del programa africano del Centro Europeo para la Gestión de Políticas de Desarrollo (ECDPM), Faten Aggard-Clerx, muy crítica con lo que considera una postura hipócrita de la Unión Europea, se preguntaba, en referencia a Nigeria, si el organismo europeo está dispuesto a “mantener sus valores a pesar de sus intereses en algunas partes de África”. Aggard-Clerx denunciaba que la Unión Europea no había alzado la voz contra las leyes homófobas aprobadas en Etiopía en 2004, pero sí lo hacía una vez que las condenas por homosexualidad iban a carecer de la posibilidad de indulto. También ponía el ejemplo del presidente de Uganda, Yoweri Museveni, muy criticado por aprobar una ley fuertemente homófoba, pero alabado por su papel en Sudán del Sur.

Parece haber servido de poco, sin embargo. En enero del pasado año nos hacíamos eco de un informe de la organización The Initiative for Equal Rights, que denunciaba hasta 152 graves vulneraciones de los derechos humanos de la población LGTB entre diciembre de 2015 y noviembre de 2016. Evidentemente, se trata de las denuncias que han llegado a conocimiento de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. En un país en el que la homosexualidad está fuertemente castigada por el Código Penal y sufre un fortísimo rechazo social, el número real es con seguridad mucho mayor.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Una lesbiana, Nneka Obazee, intenta suicidarse ante su inminente deportación a Nigeria

Martes, 17 de octubre de 2017

image2-nigerian_lesbian_935539910Una solicitante de asilo en el Reino Unido, Nneka Obazee, intenta suicidarse tras ser detenida para ser deportada a su país de origen, Nigeria, donde podría enfrentarse a la cárcel o incluso la muerte por lapidación al ser lesbiana. 

A sus 34 años de edad, Nneka Obazee, es una mujer lesbiana que lleva hospitalizada desde el 27 de septiembre, cuando intenta suicidarse con una sobredosis de analgésicos al serle notificada su inminente deportación a Nigeria, junto con su hijastro, de 19 años de edad, quien sí habría sido finalmente deportado una semana después. El intento de suicidio de Obazee «demuestra cuán grave sería la situación para ella si la hubieran devuelto a Nigeria», declara un portavoz de Lesbians and Gays Support the Migrants. Después de que su solicitud de asilo fuera rechazada por el Ministerio del Interior, dos tribunales de apelaciones habrían fallado igualmente en su contra.

«La identidad sexual es algo muy difícil para tener que ‘probar’, sobre todo cuando ha sido la causa de un trauma significativo en el pasado (…) Para cuando son reconocidos como refugiados, han experimentado los efectos de la incredulidad, la indigencia y ser detenidos, a menudo a un elevado coste para su salud psicológica», declara Rajiv Bera, de Asylum Aid. Algo que sabe bien Aderonke Apata, quien hace tres años se grababa en un vídeo manteniendo relaciones sexuales con otra mujer para demostrar su orientación sexual y conseguir de esta manera el asilo en el Reino Unido.

Según su versión, aprovechando un viaje al Reino Unido, hace cuatro años, Obazee se escapa con su hijastro de un marido que la maltrataba. Una vez se siente lo suficientemente segura, decide revelar su verdadera orientación sexual, motivo por el que su familia corta toda relación con ella. A lo largo de estos cuatro años reside en Manchester, donde ha sido miembro activo de la comunidad LGBT, así como voluntaria en un centro de acogida a personas homosexuales, bisexuales y transexuales.

«Nos preocupa que, con demasiada frecuencia, la sexualidad de las personas no se crea y las solicitudes de asilo se rechacen incorrectamente (…). Hace solo dos meses celebramos con alegría el orgullo de Londres con nuestra amiga Nneka y ahora todo lo que podemos hacer es vernos impotentes ya que está siendo atropellada por un sistema de inmigración injusto e inhumano para enfrentarse al peligro en Nigeria», explica Leila Zadeh, directora del U.K. Lesbian and Gay Immigration Group.

Hasta 152 violaciones de los derechos del colectivo LGBT se registran en Nigeria el año pasado, siendo uno de los 72 países del mundo en el que los actos homosexuales son ilegales. Mientras que detienen en agosto a 53 personas, acusándolas de «conspiración, reunión ilegal y pertenencia a un grupo anti social» por estar celebrando lo que se suponía era una boda gay, en agosto se producía una redada en un hotel de Lagos, en la que son arrestadas 42 personas al ser «pilladas in fraganti» en una reunión que tenía el único objetivo de informar y prevenir contra el VIH.

La zona sur de Nigeria es predominantemente cristiana, por lo que las penas relacionadas con la homosexualidad pueden ascender a los 14 años de prisión, mientras que en el norte, predominantemente musulmán, se aplica la ley sharia, lo que quiere decir que de ser condenada, Nneka Obazee podría ser ejecutada por lapidación. A nivel nacional, Le Ley de Prohibición del Matrimonio del Mismo Sexo, de 2011, incluye como delito formar parte de una organización que luche por los derechos de la comunidad LGBT.

LGTBfobia de Estado en Nigeria

En Nigeria, país con un influyente movimiento evangélico cristiano en el sur y un fuerte apoyo a la ley islámica en el norte, las relaciones homosexuales se castigan con penas que pueden llegar hasta los 14 años de cárcel o incluso hasta la muerte por lapidación en los estados del norte en los que además se aplica la sharía o ley islámica (el estado de Kaduna, de hecho, es uno de los que aplican en parte de su territorio). El pasado mes de abril recogíamos que 53 personas fueron detenidas en el país, acusadas de haber participado en una “boda gay”. La mayoría de los detenidos eran jóvenes de entre 20 y 30 años, que ya prestaron declaración ante el juez y que todavía esperan que se dicte sentencia.

Cabe recordar que a principios de 2014 el presidente Goodluck Jonathan promulgó la mencionada ley, que agrava el tratamiento penal para cualquier actividad relacionada con la realidad LGTB. Desde su entrada en vigor, de hecho, no han cesado de sucederse los actos de barbarie de la población civil contra las personas LGTB de Nigeria, alentados por los líderes políticos y religiosos, que han creado un ambiente de profunda homofobia social. Hemos informado de algunos de estos terribles hechos, aunque es de suponer que la información de la mayoría de este tipo de actos execrables no alcance a los medios de comunicación occidentales.

En enero de 2014, una multitud de miles de personas rodeaba un tribunal islámico, donde se juzgaba a once hombres acusados de practicar la homosexualidad, exigiendo su ejecución inmediata. Meses después, cuatro de los detenidos, que confesaron los hechos probablemente bajo tortura, fueron condenados a recibir públicamente 15 latigazos y al pago de una multa o un año de prisión. En febrero del mismo año, otra horda enfurecida asaltó los domicilios de doce homosexuales en la capital, Abuja, a quienes terminaron por arrancar de sus casas y golpearles incluso ante las puertas de la comisaría local. En las mismas fechas, en la localidad sureña de Port Harcourt, otros dos homosexuales fueron arrastrados fuera de su hogar y obligados a realizar actos sexuales ante una multitud agresiva.

En enero de 2015, la policía islámica de Kato, una ciudad al norte de Nigeria, comunicaba la detención de doce personas por participar en la celebración de una supuesta boda entre dos personas del mismo sexo. La ley vigente en Nigeria, anteriormente citada, castiga con hasta 14 años de prisión a quienes participen en una ceremonia de unión homosexual. En noviembre 21 estudiantes fueron detenidos acusados de prostitución masculina, según un periódico local.

En marzo de 2016, una turba violenta atacó a 20 jóvenes de quienes sospechaban, por su aspecto afeminado, que eran homosexuales. Todos ellos habían sido arrastrados fuera de sus casas y reunidos para golpearlos sin compasión. La brutal paliza a que les sometieron hizo temer por sus vidas. Ninguna de las víctimas quiso presentar denuncia, por temor a las represalias de sus agresores y por no enfrentarse al estigma de ser considerados homosexuales públicamente. En mayo, seis jóvenes fueron detenidos en Benin City acusados de mantener relaciones sexuales.

En el mes de octubre del mismo año, fue detenido un hombre acusado de mantener relaciones homosexuales, tras negarse a ser víctima de un chantaje. Al parecer, todo fue urdido por una pareja de madre e hijo, que se dedican a extorsionar a homosexuales con la amenaza de denuncia. Tras la negativa, la Policía procedió casi inmediatamente al arresto.

Posteriormente, en diciembre dimos la noticia de que un magistrado del Tribunal de Damaturu, la capital del estado de Yobe, había condenado a cinco hombres a sendos siete años de prisiónpor haber mantenido relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. En abril de este 2017, publicamos la detención de 53 personas, a quienes se acusaba de participar en la celebración de una supuesta “boda gay”.

Actuaciones de este tipo provocaron que el Parlamento Europeo aprobara en marzo de 2014, con el acuerdo de los principales grupos, una resolución de condena a las leyes homófobas de Uganda y Nigeria. El texto de la resolución solicitaba su derogación y proponía que si no había marcha atrás se suspendiese a los dos países del acuerdo de Cotonú sobre intercambio comercial y asistencia entre la Unión Europea y los estados de África, Caribe y Pacífico.

Sin embargo, la directora del programa africano del Centro Europeo para la Gestión de Políticas de Desarrollo (ECDPM), Faten Aggard-Clerx, muy crítica con lo que considera una postura hipócrita de la Unión Europea, se preguntaba, en referencia a Nigeria, si el organismo europeo está dispuesto a “mantener sus valores a pesar de sus intereses en algunas partes de África”. Aggard-Clerx denunciaba que la Unión Europea no había alzado la voz contra las leyes homófobas aprobadas en Etiopía en 2004, pero sí lo hacía una vez que las condenas por homosexualidad iban a carecer de la posibilidad de indulto. También ponía el ejemplo del presidente de Uganda, Yoweri Museveni, muy criticado por aprobar una ley fuertemente homófoba, pero alabado por su papel en Sudán del Sur.

Parece haber servido de poco, sin embargo. En enero de este mismo año nos hacíamos eco de un informe de la organización The Initiative for Equal Rights, que denunciaba hasta 152 graves vulneraciones de los derechos humanos de la población LGTB entre diciembre de 2015 y noviembre de 2016. Evidentemente, se trata de las denuncias que han llegado a conocimiento de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. En un país en el que la homosexualidad está fuertemente castigada por el Código Penal y sufre un fortísimo rechazo social, el número real es con seguridad mucho mayor.

Fuente Universogay/Cristianos  Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Denuncian deportaciones de personas LGTB refugiadas en Alemania

Jueves, 10 de agosto de 2017

refugiados_lgtbOrganizaciones de derechos humanos han lanzado campañas en Alemania para pedir más protección internacional a refugiados LGTB

Aunque no existen estadísticas oficiales de la cantidad de solicitantes de asilo LGBT a los que Alemania ha ordenado abandonar el país, varios grupos de derechos humanos que indican que hasta el 50 por ciento de las solicitudes de las personas que han asesorado han sido rechazadas.

Los refugiados LGBT están siendo deportados por las autoridades alemanas a pesar de que su vida se ve gravemente amenazada en su país de origen, según ha dado a conocer un medio de comunicación del país. Sin embargo, ante esta denuncia, un portavoz del Ministerio Federal para Migración y Refugiados dijo que cada caso fue revisado de manera individual.

Alemania solo considera como seguro a un pequeño número de países de origen, sobre todo a los países miembros de la Unión Europea, los Balcanes occidentales, Ghana y Senegal, pero también ha rechazado solicitudes de inmigrantes de otros países, de acuerdo con abogados y grupos de derechos humanos.

Dentro de estos casos está el de una persona transexual que vive en Alemania desde 2015, quien se enfrenta a una posible deportación hacia Líbano a pesar de que antes de emigrar fue agredida físicamente allí por su identidad sexual. Solo el 12 % de los refugiados de Líbano recibieron asilo en Alemania en 2017, de acuerdo con las estadísticas del ministerio.

Los solicitantes de asilo de países como Marruecos, Pakistán, Rusia y Túnez que son homosexuales o transexuales se quejan frecuentemente de que la clasificación del gobierno alemán es imprecisa y que ellos experimentan persecución institucional o violenta en sus países de origen.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Denuncian la vulnerable situación de un refugiado intersexual devuelto a Marruecos desde Francia

Sábado, 8 de julio de 2017

repositorio_obj_8298_1432027474Después de vivir 30 de sus 40 años en Francia, Tarek ha sido extraditado desde Francia de vuelta a su país de origen, Marruecos, a pesar de ser intersexual, lo que pone en riesgo su vida en el que sigue siendo uno de los 72 países que criminalizan la homosexualidad.

Tarek es una persona intersexual de origen marroquí. De los 40 años que tiene de vida, 30 de ellos los ha pasado en Francia, como refugiado, pero el 28 de junio es expulsado del país por su presunta implicación en varios delitos. Desde entonces ha vuelto a vivir con su familia en una pequeña localidad del centro de Marruecos, Berrechid, compartiendo habitación con nueve personas, motivo por el que Aswat y Akaliyat, dos organizaciones marroquíes que defienden los derechos del colectivo LGBT, alertan del peligro que corre al considerar que Marruecos «no es un lugar seguro para las personas de su condición».

Según un diario marroquí, Assabah, sólo España habría concedido asilo a hasta 77 personas homosexuales el 2015. Personas que huyen de un país que condena lo que consideran «actos contra natura con individuos del mismo sexo» según el artículo 489 de su Código Penal, cuya anulación exige el abogado de una pareja de Beni Melal que, a pesar de ser las víctimas de una cruel agresión por parte de una turba que irrumpe en su domicilio con el único objetivo de humillarles y someterles al escarnio público, son finalmente encarcelados, viéndose obligados a defenderse judicialmente, siendo liberados únicamente por la presión internacional. Otras agresiones similares recientes se han producido en otros puntos, como Rif, donde no sólo es agredido físicamente un individuo en base a su orientación sexual, sino que su propio agresor le interroga por personas de su misma orientación sexual.

Una pareja de Inezgane sí llega a ser condenada como consecuencia de un vídeo en el que aparecen dándose un beso, a pesar de que no se les puede reconocer, como también lo fuera la pareja de Guelmim, sorprendidos cuando mantenían relaciones sexuales en el interior de un vehículo. Aunque tampoco es necesario ser pillado in fraganti, la mera sospecha te puede llevar a ser denunciado, como les sucediera a dos adolescentes, Sanna y Hajar, sometidas a juicio tras ser señaladas como lesbianas por el propio familiar de una de ellas. La única manera de evitar este tipo de situaciones debe ser siendo extranjero, lo que no impide que puedas pasar alguna noche en el calabozo, como le sucede a un ciudadano español de 70 años de edad, sorprendido con su amante en la intimidad de la habitación de su hotel.

Aswat y Akaliyat sostienen que Tarek, fue expulsado por Francia «de forma abusiva» y sin que estuvieran claros los motivos por los que se le expulsaba en lo que consideran un «comportamiento discriminatorio y racista sólo por su origen no francés». Según las asociaciones, Tarek «sufre de una situación económica y sicológica deplorable, además de estar permanentemente amenazado por la discriminación que puede sufrir por su identidad sexual dentro de Marruecos», que sigue siendo uno de los 72 países que criminalizan la homosexualidad y tampoco reconoce a una persona como intersexual.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Suecia detiene (por ahora) la deportación del futbolista gay

Lunes, 29 de agosto de 2016

andrew-nagbe-520x347Aunque aún no se sabe qué pasará con él, las autoridades de inmigración de Suecia detienen la deportación de Andrew Nagbe horas antes de que subiera al avión de vuelta a Liberia.

Hace unos días te explicábamos el caso de Andrew Nagbe, un chico de 22 años natural de Liberia que huyó de la homofobia de su país para instalarse en Suecia y convertirse en futbolista y que había sido detenido durante la celebración del PRIDE de Estocolmo (al que acudió junto a su novio) para ser deportado a su país.

Los de Inmigración en Suecia no se creían que Andrew fuera gay (a pesar de, repito, haberle detenido en el PRIDE al que fue junto a su novio) y por eso habían decidido que debía salir del país. “Quiero jugar al fútbol y vivir como un hombre abiertamente gay en Suecia“, declaró Andrew a la prensa después de su arresto. La homosexualidad es un delito en Liberia, y como todos los que conocen a Andrew saben que es gay el chico temía por su seguridad si le obligaban a volver al país. 

Aunque su deportación estaba prevista para el 23 de agosto, los Agentes de Inmigración se echaron para atrás y horas antes de que subiera al avión le dijeron que, al menos por ahora, se va a quedar en Suecia. ¿El motivo? Según han apuntado desde el gobierno han aparecido nuevas pruebas que defienden su versión y, además, su caso ha atraído mucha atención internacional. Como explica Stig-Åke Petersson, el responsable de la oficina de refugiados de la ONG LGTB RFSL, “Su caso ha llamado la atención de medios internacionales como la BBC, y su sexualidad ahora es aún más conocida en Liberia. Gracias a eso, el Alto Comisionado de los Refugiados en las Naciones Unidas ha sido informado sobre el caso y ha intervenido en favor de Andrew.

Por ahora no se sabe qué ocurrirá finalmente con Andrew. El propio Petersson no se atreve a adivinar si Andrew tendrá que irse o no del país después de todo lo ocurrido, pero considera que con el viaje cancelado “sus posibilidades han aumentado“.

Liberia es uno de los países africanos en los que ser homosexual está penado con cárcel. La sodomía está definida como «relaciones sexuales desviadas», aparte de que la ley de Liberia no prohibe la discriminación basada en orientación sexual o identidad de género. La homofobia es habitual entre la sociedad liberiana, si bien la violencia y los abusos contra los miembros de la comunidad LGTB son habituales, pocas veces se denuncia por miedo a las represalias.

Ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2011, Ellen Johnson Sirleaf, actual presidenta de Liberia, protagonizaba una crisis internacional un año después de recibir el premio debido a su negativa a modificar las leyes referentes al colectivo, ni para endurecerlas, pero tampoco para suavizarlas, bajo la premisa de que los liberianos «nos gustamos como somos (…). Tenemos ciertos valores tradicionales en nuestra sociedad que me gustaría preservar» siendo aprovechado un brote de ébola para acosar y culpar a la comunidad LGTB de su proliferación por parte de los sectores más conservadores. Tal es el panorama que casi se podría acusar directamente a Suecia de complicidad en caso de que le pasara algo finalmente a Andrew Nagbe tras ser deportado, si finalmente es deportado a un país en el que se gustan como son, mientras no sean homosexuales.

Fuente EstoyBailando/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El jugador de fútbol, Andrew Nagbe, podría ser deportado si no demuestra que es homosexual

Lunes, 22 de agosto de 2016

andrew-nagbe-520x347Andrew Nagbe es un jugador de fútbol que estaba disfrutando de Orgullo de Estocolmo, en compañía de su novio, cuando varios agentes de inmigración lo identifican y detienen. Ahora tiene que demostrar que es gay si no quiere ser deportado a su homofóbico país de origen: Liberia.

El club sueco, Umeå F.C., fracasa en su intento de negociar el permiso de residencia de Andrew Nagbe, lo que no le ha impedido permanecer en el país escandinavo, jugando en equipos de divisiones inferiores. A finales de julio es detenido en un control de identidad rutinario y ahora corre el peligro de ser deportado a su homofóbico país de origen: Liberia.

«Quiero jugar al fútbol y vivir como un hombre abiertamente gay en Suecia», declaraba el jugador de 22 años. A pesar de que la detención se produce en un evento de la celebración del Orgullo de Estocolmo y el futbolista sostiene que estaba con su pareja, el Servicio de Migración de Suecia fijado la fecha de su deportación para el 23 de agosto, alegando que no tienen evidencias suficientes de que Nagbe sea homosexual, quien insiste en la posibilidad de que sea perseguido por las autoridades liberianas desde que salió del armario. «En la cárcel me pegarán y violarán todos los días hasta que sea liberado y abandone el país de nuevo (…). Todos mis conocidos en Liberian saben que ahora soy gay», explica el jugador de fútbol.

«Siempre hacemos exámenes individuales basados en las solicitudes de asilo y está en manos del solicitante demostrarlo con pruebas creíbles», sostiene un representante de los servicios de migración, Michael Persson, a la vez que afirma que si bien hay riesgo de acoso en Liberia, tampoco hay evidencias de que vaya a ser sancionado por el gobierno de su país de origen. Nagbe se encuentra en una auténtica situación kafkiana si tenemos en cuenta que Suecia es un país tradicionalmente involucrado con los derechos de la comunidad LGTB y que actualmente acoge a otros tres jugadores de fútbol en base a su orientación sexual. Quizás su problema no sea tanto que no sea lo suficientemente gay como que no sea un jugador de primera división.

Liberia es uno de los países africanos en los que ser homosexual está penado con cárcel. La sodomía está definida como «relaciones sexuales desviadas», aparte de que la ley de Liberia no prohibe la discriminación basada en orientación sexual o identidad de género. La homofobia es habitual entre la sociedad liberiana, si bien la violencia y los abusos contra los miembros de la comunidad LGTB son habituales, pocas veces se denuncia por miedo a las represalias.

Ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2011, Ellen Johnson Sirleaf, actual presidenta de Liberia, protagonizaba una crisis internacional un año después de recibir el premio debido a su negativa a modificar las leyes referentes al colectivo, ni para endurecerlas, pero tampoco para suavizarlas, bajo la premisa de que los liberianos «nos gustamos como somos (…). Tenemos ciertos valores tradicionales en nuestra sociedad que me gustaría preservar» siendo aprovechado un brote de ébola para acosar y culpar a la comunidad LGTB de su proliferación por parte de los sectores más conservadores. Tal es el panorama que casi se podría acusar directamente a Suecia de complicidad en caso de que le pasara algo finalmente a Andrew Nagbe tras ser deportado, si finalmente es deportado a un país en el que se gustan como son, mientras no sean homosexuales.

Fuente | The Scotsman, via Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

La lucha de un sirio gay para no ser deportado llega a Estrasburgo

Miércoles, 8 de junio de 2016

índiceUn grupo de abogados alemanes ha presentado una solicitud ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para detener la deportación de un refugiado sirio homosexual al que se le ha denegado el asilo en Grecia y que ha recibido amenazas de Daesh.

La solicitud informa de que el hombre, que trabajaba en la industria petrolera, había sido amenazado de muerte por Daesh si no volvía a Siria para trabajar en las operaciones petroleras del grupo terrorista.

El Gobierno griego rechazó su solicitud de asilo, junto a la de otra persona, de un grupo de 30 solicitantes. “La decisión es incomprensible, especialmente teniendo en cuenta su orientación sexual”, ha declarado un portavoz del grupo Pro Asyl, Karl Kopp, haciendo referencia a la persecución que los homosexuales sufren en los territorios bajo el control de Daesh. “Hemos llevado a cabo medidas temporales por que el hombre estaría en un grave riesgo si regresa a Turquía”, ha añadido.

El hombre ahora se encuentra en una comisaría de Lesbos esperando la deportación. Tres abogados de Pro Asyl se han unido a un abogado local en Lesbos y al consejo griego de refugiados (GCR) para solicitar ante el tribunal en Estrasburgo que se cancele la deportación de manera provisional, para así poder avanzar en el caso.

Además, en un comunicado la organización Pro Asyl ha denunciado que Turquía es uno de los países más discriminatorios para los homosexuales y donde éstos sufren más problemas y peligros.

Este sería el primer caso en el que se pone en cuestión ante Estrasburgo el acuerdo al que llegaron Turquía y la Unión Europea que permite al Gobierno griego deportar al país vecino a todos los refugiados que lleguen de manera ilegal. Normalmente, Estrasburgo atiende las solicitudes de acciones temporales mucho más rápido que otro tipo de apelaciones.

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Transexual mexicana no será deportada a México por riesgo de tortura

Lunes, 7 de septiembre de 2015

1441490582583Edin Carey no podrá ser deportada a México por la alta posibilidad de que sufrir abuso físico y sexual si la repatrían. La mujer argumentó haber sido violada por sus hermanos en su país de origen.

Una indocumentada transexual de origen mexicano no podrá ser deportada por las autoridades migratorias estadounidenses, después de un juez de apelación la protegiese ante el riesgo de ser “torturada” en caso de ser repatriada, informaron este viernes medios locales.

Tres jueces de la Corte del Noveno Circuito de Apelaciones, de la ciudad estadounidense de San Francisco, determinaron ayer que Edin Carey Avendaño Hernández no podrá ser deportada a México por la alta posibilidad de que sufrir abuso físico y sexual si la repatrían.

De esta forma, el servicio de Inmigración de EEUU no podrá deportarla a pesar de que entró de forma irregular a Estados Unidos en dos ocasiones y que ha sido condenada por conducir ebria y causar heridas a varias personas.

Según la información registrada en el caso, Avendaño Hernández argumentó haber sido violada por sus hermanos en México, por lo que en el año 2000 entró sin una visa al país y estableció su residencia en Fresno, al noroeste de Los Ángeles.

Tras su traslado a EEUU comenzó a tomar hormonas y desde 2005 a vivir abiertamente como una mujer.

La decisión judicial se basa en la consideración de la violación como forma de tortura.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Paran la deportación del nigeriano gay residente en Cáceres

Lunes, 31 de agosto de 2015

nigeriano_no_deportado_y_novioHenry O. obtiene la residencia española y Fundación Triánfulo exige modificaciones del Derecho de Asilo

Tras formalizar legalmente la relación con su pareja, Henry ya no tendrá que volver a Nigeria, donde la homosexualidad constituye un delito penado con cárcel o incluso muerte.

Fundación Triángulo valora muy positivamente la resolución positiva del caso del nigeriano afincado en Alcántara, que el pasado julio evitó “in extremis” la deportación, que ponía en riesgo su vida por ser homosexual.

La organización LGBT manifiesta que no es suficiente con la solución puntual del caso de Henry y exige la modificación de las leyes de asilo y refugio para brindar protección a las personas que huyen de situaciones  como la de las personas homosexuales en Nigeria.

Finalmente, la Fundación Triángulo ha conseguido cerrar positivamente el caso de Henry, el nigeriano gay residente en Cáceres que estuvo a punto de ser deportado a su país, donde las relaciones homosexuales se castigan con penas de cárcel en el mejor de los casos y muerte en el peor. Henry O. que es homosexual evitó en el último momento la deportación a Nigeria, con el potencial peligro para su vida,  el pasado 16 de Julio gracias a la movilización social encabezada por Fundación Triángulo tras lanzar una petición de cancelación al Gobierno por razones humanitarias. En su país la homosexualidad se pena hasta con la muerte y de no haber detenido la expulsión  su vida hubiese corrido peligro.  Henry ha obtenido finalmente la residencia española tras lograr formalizar legalmente su relación de pareja. Se pone fin de esta manera al expediente de expulsión que se encontraba parado por un periodo de 6 meses.

Fundación Triángulo, aunque agradece la resolución, no lo considera suficiente y ha exigido la modificación de las leyes de asilo y refugio para ofrecer protección a las personas que huyen de situaciones como la de Henry y así lo manifestaba su presidente José María Núñez,  “queremos agradecer el compromiso mostrado a todas las personas e instituciones implicadas en la resolución del caso de Henry, desde las Delegaciones del Gobierno de Extremadura y Madrid, la Subdelegación  del Gobierno en Cáceres, la Presidencia de la Junta de Extremadura, los grupos políticos, asociaciones y ciudadanía, pero no podemos olvidar que lo imprescindible es conseguir modificar las leyes y adecuar las normas de asilo y refugio para dar respuestas humanas y realistas a estas situaciones”

Por su parte, Silvia Tostado, responsable del Área de Cooperación al Desarrollo de la entidad,  ha reclamado que no se ralenticen los trámites burocráticos necesarios para solucionar estos casos y ha explicitado que “la salida positiva a la situación ha pasado por  la expedición de la documentación necesaria para proceder a dar forma legal a la relación de pareja de Henry, que le da opción a la obtención de residencia por familiar de ciudadano comunitario” la responsable de Cooperación añadía que “ es necesario que estos trámites se agilicen de forma generalizada, no pueden ser las instituciones españolas las que ralenticen procesos tan sensibles como el de Henry y que estos dependan de la arbitrariedad de tener acceso o no a una entidad que te proporcione la ayuda necesaria”

Fundación Triángulo recuerda que en el mundo en 7 países a las personas homosexuales se les condena a muerte y en más de 80 existen que penas que pueden llegar a la cadena perpetua. Esas personas también huyen de sus países  y exige al Gobierno Español, a la Unión Europea y a Naciones Unidas un posicionamiento firme frente a posturas que atentan contra los derechos fundamentales de las personas LGBT en el mundo, mejora de las políticas de asilo y refugio y mayor compromiso con la cooperación al desarrollo para tratar de cambiar esta situación.

La pareja comparecerá ante los medios de comunicación en agradecimiento a las personas, instituciones, entidades sociales o políticas, y a los propios medios de comunicación implicados de una u otra manea en el proceso gracias al cual han logrado conseguir poder continuar conviviendo como pareja en Alcántara, Cáceres.

Fuente: Fundación Triángulo

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Fundación Triángulo logra paralizar la deportación a Nigeria de un ciudadano gay de Extremadura

Sábado, 18 de julio de 2015

proximas-ciudadano-reportado-Nigeria-compatriotas_EDIIMA20150715_0787_18Henry O., que vivía con su pareja en un pueblo extremeño desde hace ocho años, iba a ser deportado a su país, donde la homosexualidad se castiga con la pena de muerte

Tiene seis meses para regularizar su situación en España

La delegada del Gobierno de Madrid, Concepción Dancausa, ha paralizado la expulsión in extremis de un joven nigeriano gay que iba a ser deportado a su país de origen, donde la homosexualidad es delito y está castigada con la pena de muerte. Según han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno, Dancausa ha contado con el aval del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, para paralizar el traslado del joven, que estaba previsto para ayer a las 7 de la mañana. El joven nigeriano, Henry, vivía junto a su pareja en un pueblo extremeño desde hacía 8 años y tenía una oferta laboral, pero al no tener papeles iba a ser deportado a Nigeria con otros ciudadanos que se encontraban en su misma situación irregular. La Fundación Triángulo se había movilizado para evitar la repatriación del joven a un país donde “la homofobia social pone en peligro” su vida.

Después del mal trago que ha tenido que pasar Henri Okorun los últimos días, su caso ha tenido un final feliz, al menos por el momento. Fundación Triángulo de Extremadura, en coordinación con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y la Asociación de Derechos Humanos de Extremadura (ADHEX), conseguía que se paralizara su deportación a Nigeria (su país de origen), en el último momento, con la colaboración de varias administraciones. A pesar de que ya está arraigado en Extremadura, este ciudadano del municipio cacereño de Alcántara arrastra una situación administrativa “irregular”. El caso es que no ha podido contraer matrimonio con su pareja, como era el deseo de ambos, porque se le exige unos certificados que no puede solicitar (por los riesgos que le conllevaría salir de España y por la imposibilidad de volver a entrar a nuestro país de forma legal).

Concepción Dancausa, la delegada del Gobierno en Madrid, fue la acabó intercediendo ante el Ministerio del Interior para que anulara la orden de expulsión de Henri Okorun, por “razones sobrevenidas”. Sin embargo, parece que en la decisión pesaron las opiniones favorables a la paralización del presidente de la Junta de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara, y de la delegada del Gobierno en esta comunidad autónoma, Cristina Herrera. Okourun ha contado en todo momento con el apoyo de la Fundación Triángulo, además de CEAR y ADHEX, que también se han interesado por su situación. Su pareja y los vecinos de Alcántara, el municipio cacereño en el que Okourun reside y en el que está perfectamente integrado, también han vivido con angustia lo sucedido.

Las redes sociales también se han movilizado para exigir el cese de su expatriación a Nigeria, en primer lugar, y se han felicitado tras la paralización del expediente de expulsión. El coordinador de ALEAS-Izquierda Unida (agrupación LGTB de la formación) en Madrid, así como participante de la coalición Ahora Madrid, trasladaba en un tuit sus felicitaciones “a colectivos como @FTriangulo y activistas”. Con la etiqueta #HenriSeQueda, otras personas han mostrado su apoyo a Henri Okorun. El activista social Rafa González, por su parte, aseguraba que “Extremadura no puede tolerar una repatriación que llevará a la muerte a un ser humano por su orientación sexual”. El mismo usuario, en otro tuit, añadía que “una vez más, con unidad; ¡si se puede!”. No han faltado los agradecimientos varios a Fundación Triángulo, como por ejemplo: “Muy buen trabajo. Gracias compañeros de Triangulo Extremadura”, tuit firmado por Alexandre Munin.

El presidente de Fundación Triángulo, José María Núñez, ha señalado que si a Henri Okorun  no se le ha concedido hasta el momento la consideración de arraigo “es por la negación del consulado español de apostillar los documentos de Fe de Vida y Antecedentes Penales imprescindible para poder desarrollar los procedimientos, bien de arraigo o de matrimonio, a través de los cuales podríamos dar salida a esta situación”.

Henry O. llegó a España en 2007 desde su país natal, Nigeria, donde incluso estudió en la universidad. Primero a Madrid, y desde hace tres años asentado en Alcántara (Cáceres), a donde se mudó para intentar buscar un empleo que de momento no llega. Es una persona con formación, pero desde que llegó a Cáceres sólo puede hacer pequeñas ‘chapuzas‘ sin retribución oficial. Dice su círculo más cercano de amistades que tenía una oferta para incorporarse al mercado laboral, pero todavía no la ha concretado.

Si lo hubiera hecho hubiera regularizado su situación y no habría sido detenido hace 48 horas ni dormido hace dos noches en la Comisaría de Cáceres, con un pie en el vuelo que partía esta madrugada del jueves de Barajas. Un avión especial repleto de compatriotas partió a las siete de la mañana.

Henry estaba en la lista oficial de deportados, aunque aún no llegue a entender a estas horas, ya en libertad, que ocho años después de vivir de forma ininterrumpida en España haya llegado a pasar en las últimas horas un auténtico calvario, que tiene de momento final feliz. La Delegación del Gobierno de Madrid ha paralizado la orden de expulsión, pero a la vez le da un periodo de seis meses para regularizar su situación y demostrar su arraigo en el país, como marca la Ley de Extranjería, bien a través de un contrato de trabajo o bien mediante un matrimonio.

Su pareja, Carlos Mateos, un jubilado madrileño que se trasladó con él a vivir a tierras extremeñas, comenzó desde hace meses a dar la voz de alarma sobre la situación de Henry, con quien tiene previsto casarse en breve. En el horizonte, el riesgo de la muerte, con la que se pena en buena parte de las regiones de Nigeria el ser homosexual y encima hacer alarde de ello, como confirma el presidente de la Fundación Triángulo de Extremadura, José María Núñez, que recibió el aviso de riesgo que padecía el nigeriano por parte de su pareja.

Lo primero que se hizo fue pedir a la embajada española en Nigeria un certificado de soltero de Henry, condición indispensable para poderse casar: “Nos dijeron que debía solicitarlo él mismo en persona allí pero claro, es imposible que Henry regrese a su país a por el documento habiendo reconocido públicamente su homosexualidad. Por el momento hemos intentado sin éxito que fuera otra persona”.

Henry hizo pública su condición de homosexual el pasado mes de enero en el programa ‘El Permiso’ de la televisión regional, Canal Extremadura. No fue de forma explícita, pero sí de una manera natural al comentar la rehabilitación de la vivienda de ambos. Lo hizo, quizás, sin pensar en las consecuencias

A finales de junio, la Delegación del Gobierno en Extremadura acogió un encuentro con los afectados y la Fundación Triángulo para intentar encontrar una solución. La deportación esperaba a la vuelta de la esquina: “Desde el primer momento comprobamos que se trataba de una persona con arraigo social en Alcántara, pero nosotros sólo nos podemos mover desde la legalidad y faltaba un certificado. Por suerte la delegada del Gobierno Concepción Dancausca paralizó la deportación durante seis meses”.

La penosa situación del colectivo LGTB en Nigeria

Nigeriay es uno de los 79 países o territorios del mundo que persigue la homosexualidad, según el informe de ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) del pasado mayo, y de hecho ha endurecido recientemente su tratamiento penal. Asimismo, dosmanzanas se ha hecho eco en diversas ocasiones de la escalada de violencia homófoba del estado africano y de la violación de derechos humanos por parte de sus autoridades judiciales, políticas y administrativas. La última noticia que recogimos ocurrió a principios de este año, cuando la policía islámica de Kato (una ciudad al norte de Nigeria) detenía a doce personas acusadas de participar en una “boda gay”. Los detenidos negaron los hechos, aduciendo que simplemente celebraban una fiesta de cumpleaños.

Anteriormente, en enero de 2014 una multitud de miles de personas rodeaba un tribunal islámico, donde se juzgaba a once hombres acusados de practicar la homosexualidad, exigiendo su ejecución inmediata. Meses después, cuatro de los detenidos, que confesaron los hechos probablemente bajo tortura, fueron condenados a recibir públicamente 15 latigazos y al pago de una multa o un año de prisión.

En febrero del mismo año, otra horda enfurecida asaltó los domicilios de doce homosexuales en la capital, Abuja, a quienes terminaron por arrancar de sus casas y golpearles incluso ante las puertas de la comisaría local. En las mismas fechas, en la localidad sureña de Port Harcourt, otros dos homosexuales fueron arrastrados fuera de su hogar y obligados a realizar actos sexuales ante una multitud agresiva.

Actuaciones de este tipo provocaron que el Parlamento Europeo aprobara en marzo de 2014, con el acuerdo de los principales grupos, una resolución de condena a las leyes homófobas de Uganda y Nigeria. El texto de la resolución solicitaba su derogación y proponía que si no hay marcha atrás se suspenda a los dos países del acuerdo de Cotonú sobre intercambio comercial y asistencia entre la Unión Europea y los estados de África, Caribe y Pacífico.

Polémica alrededor de las deportaciones

El caso de Henri Okorun no es el único que ha generado ruido mediático y en las redes sociales. El pasado mes de abril, la reacción social acabó doblegando al gobierno de Rajoy, que permitió entrar en España a la mujer camerunesa perseguida por ser lesbiana. En el mismo mes, publicábamos que la justicia del Reino Unido denegaba el asilo a una activista nigeriana por no creer que fuera realmente lesbiana.

En 2013, Interior denegó el asilo a otra mujer lesbiana de Camerún y expulsó a una ciudadana de Panamá que había sufrido malos tratos en su país debido a su condición transexual, pese a contar con informes favorables al asilo tanto por parte del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados como de CEAR) pero nos tememos que ha habido muchos otros que ni siquiera han tenido eco mediático. Las razones para felicitarse, por tanto, son limitadas.

Fuente Dosmanzanas, Cáscara Amarga y El Mundo

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

#Not1More, campaña por la liberación de mujeres transgénero indocumentadas en Estados Unidos

Miércoles, 3 de junio de 2015

repositorio_obj_8398_1433071935Activista detenida durante la manifestación por obstrucción de la vía pública

Al menos una activista LGBT fue detenida el pasado jueves durante una manifestación para impedir la deportación de homosexuales y transgénero internados en el centro de detención de inmigrantes de Santa Ana, en California. Bajo el lema #Not1More (Ni una más), un grupo de manifestantes bloquearon la calle y se reunieron frente al centro para pedir la liberación de las mujeres transgénero indocumentadas. La campaña para apoyar la liberación de las mujeres transgénero indocumentadas se puede serguir en Twitter con el hastag #Not1More.

Denuncian la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres transgénero en estos centros de detención. Aseguran que a menudo son objeto de asaltos sexuales y acoso y se les niegan sus medicamentos hormonales. “Exigimos el cierre de centros de detención y fin a la criminalización de nuestras comunidades transgénero”, ha manifestado la activista Isa Noyola, una de las participantes en la protesta.

También pidieron que no se encarcele a los indocumentados que son especialmente vulnerables como niños, mujeres y personas de la comunidad LGBT. Los activistas recordaron las palabras de la precandidata demócrata a la Presidencia estadounidense, Hillary Clinton, cuando solicitó al presidente estadounidense, Barack Obama, el cierre de los centros de detención. Aunque pasados los años, continúan las detenciones de estos grupos especialmente vulnerables.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Exigen en Los Ángeles poner fin a las deportaciones de LGTB perseguidos en sus países

Martes, 2 de junio de 2015

no_more_lgbt_deportationDurante la concentración los manifestantes bloquearon avenidas que conducen al Centro de Detención de esta localidad del sur de California.

Un grupo de jóvenes transexuales realizó ayer una manifestación en Santa Ana, al sureste de Los Ángeles, para pedir que se termine la deportación de personas que, por su sexualidad, sufren persecución en sus países de origen.

“Estamos aquí para manifestar que nuestros hermanos y hermanas que están en el Centro de Detención deben ser liberados para poder estar con sus familias“, dijo durante la protesta Sandra Paloma miembro del grupo Undocuqueer.

Según informó Zenén Jaimes Pérez, de la campaña Ni Uno Más, en el transcurso de la manifestación cinco activistas inmigrantes de la comunidad transexuales han sido arrestados frente a las instalaciones del Centro de Detención por negarse a desbloquear la vía.

Para Isa Noyola, otra participante en la protesta, el mensaje que quieren transmitir a la policía es que detenga las deportaciones de las personas transexuales, pues su identidad sexual puede costarles la vida en sus países.

“Aquí en Santa Ana hay una de las seis cárceles en Estados Unidos donde tienen en condiciones inhumanas a muchos miembros de nuestra comunidad”, aseguró Valeria de la Luz, integrante del grupo Familia: Movimiento de Liberación Transexual, uno de los grupos organizadores de la protesta.

Ronny Veliz, precisamente uno de los activistas transexuales arrestados, aseguró antes de su detención que “esto es lo que nuestra comunidad enfrenta cada día: esta jaula”. “Me estoy arriesgando al arresto porque mis valores familiares, mi fe y mis raíces no me permiten mantenerme en silencio o demorar la justicia”, agregó Veliz, residente en el Valle de San Fernando, al norte de Los Ángeles.

La protesta destacó que la administración del presidente Obama ha deportado “un número récord de más de 2 millones de personas, incluyendo muchos inmigrantes indocumentados de la comunidad LGBTQ”.

Según la Coalición Juventud Inmigrante IYC de California, el otro organizador de la marcha, a pesar de las promesas de Obama, “los inmigrantes indocumentados transexuales y gais siguen siendo perseguidos por políticas inhumanas de aplicación de la ley, incluyendo prácticas discriminatorias basadas en la identidad de género y la orientación sexual“.

Fuente fotografía: Twitter (@familiatqlm)

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Egipto no quiere turistas gays: podrán deportar e impedir la entrada al país a extranjeros LGBT

Jueves, 16 de abril de 2015

0011590721Continúa la espiral de homofobia de Estado en Egipto. Un tribunal de este país falló el pasado martes a favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior de deportar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Egipto es un país donde la homofobia y la persecución a ciudadanos LGBT está a la orden del día: los policías se infiltran en las redes sociales para “cazar gays”, se detienen a homosexuales por libertinaje de forma habitual, e incluso acaban varios años encarcelados por “actos antinatura”. La caza de brujas se ha intensificado desde que el exjefe del ejército y actual presidente Abdel Fatah al Sisi derrocó al islamista Mohamed Mursi en julio de 2013.

Pues parece ser que a partir de ahora no quieren gays ni como visitantes. Y es que un tribunal de Egipto ha fallado este martes a favor de que el Ministerio del Interior pueda deportar e impedir la entrada al país a extranjeros homosexuales, argumentando que la decisión preserva el interés público y los valores sociales y religiosos. El tribunal ha rechazado así una apelación contra la decisión del ministerio de deportar a un ciudadano libio debido que sería homosexual, sosteniendo que las autoridades tienen derecho a deportar e impedir la entrada al país a los homosexuales, según ha informado el diario egipcio ‘Al Ahram’.

Las autoridades egipcias expulsaron del país a un joven procedente de Trípoli y que estudiaba en la Academia Árabe de Transporte Marítimo de El Cairo desde 2006. Aunque se desconocen las acusaciones concretas que motivaron su deportación, entre ellas se encontraba la sospecha de homosexualidad. El acusado recurrió la sentencia, alegando que le impedía terminar sus estudios; un tribunal administrativo, sin embargo, ha desestimado el recurso y ha dado la razón al Gobierno. El objetivo, según los jueces, es “preservar el interés nacional, los valores religiosos y morales y evitar la propagación de la inmoralidad”.

El fallo del tribunal confirmó una decisión del Ministerio del Interior para prohibir a este joven libio  volver a entrar en Egipto. El acusado había sido detenido en octubre de 2008 por supuestas “prácticas homosexuales” dentro de su lugar de residencia en Giza, y fue deportado después en coordinación con el consulado de Libia en El Cairo, informó el periódico. También se le incluyó en la lista negra y se le prohibió volver a entrar en el país. El acusado, que había residido en Egipto con visa de turista desde el año 2006, se había opuesto a la orden de deportación ante el Tribunal Administrativo, con el argumento de que la decisión estaba obstaculizando sus esfuerzos académicos como estudiante de posgrado en la Academia Árabe de Transporte Marítimo en El Cairo. Sin embargo, el tribunal confirmó la decisión del Ministerio, alegando que la orden cae dentro de la jurisdicción del ministerio, y que es un uso justo de su autoridad para proteger el interés público, los valores religiosos y sociales y evitar la propagación de la inmoralidad en la sociedad. El tribunal también dijo que la decisión está dentro de los límites de la ley.

.

La sentencia sienta un precedente que puede dar carta blanca a las autoridades y a la policía para detener y deportar a cualquier ciudadano extranjero sospechoso de ser homosexual. El diario Daily News Egypt ha entrevistado a un estadounidense residente en El Cairo, que ha mostrado su temor por ser descubierto y expulsado en base a “lo que publico en Facebook o lo que hay en mi historial de búsqueda, si alguna vez es investigado”, según sus palabras.

Este expatriado cree, de todas formas, que la medida está pensada principalmente para perseguir a los residentes procedentes de otros países de Oriente Próximo y África. “Creo que las autoridades egipcias tratarían a alguien de forma diferente si es un occidental y tiene dinero”, aseguró. De igual manera opina un compatriota suyo, que cree que la homofobia es “un asunto de clase y etnia; cuando eres blanco y occidental, la sociedad te acosa menos”. Este mismo ciudadano cree en Egipto “es más difícil ser una mujer” que ser gay.

 .
Pese a que la homosexualidad no está prohibida explícitamente en la legislación egipcia, los acusados por comportamientos homosexuales son habitualmente acusados según las leyes que criminalizan el “libertinaje” o la corrupción de la moral pública. Es relativamente frecuente que haya detenciones e incluso redadas contra homosexuales, que suelen ser acusados de libertinaje, inmoralidad e incluso blasfemia, lo que ha levantado la crítica de numerosos grupos pro Derechos Humanos. Uno de los casos más polémicos fue la detención en 2001 de 52 personas en el barco “Queen” en El Cairo, frecuentado entonces por homosexuales. En el juicio posterior, 21 de los encausados fueron condenados a tres años de cárcel y trabajos forzados.
 .
egypt-homosexual-gay-prison-arrestÚltimamente, la represión de los miembros de la comunidad LGBT en Egipto se ha intensificado. Uno de los casos más recientes y ampliamente publicitados tuvo lugar en diciembre y la presentadora de televisión involucrados Mona al-iraquí, que transmitió imágenes de varios hombres al ser arrestados en una casa de baños Ramsés, después de que ella los había denunciado a la policía, supuestamente por “estar practicando la homosexualidad .En los últimos meses, las fuerzas de seguridad detuvieron a más de 150 personas en diferentes ocasiones por cargos de “práctica de la homosexualidad”, “libertinaje y “violación de la moral pública”, entre otras acusaciones, todos los cuales fueron sometidos a exámenes médicos obligatorios. Muchos de ellos fueron condenados a penas de prisión de hasta ocho años.La activista de género y derechos de las mujeres en la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR) Dalia Abdel Hameed dijo a  Mada Masr que ella encuentra el veredicto del martes “atroz“, ya que “no hay nada en la ley dice que la sexualidad es motivo para deportar a la gente fuera del país.Según Abdel Hameed, la ley sólo criminaliza el “libertinaje”, que se traduce jurídicamente en la prostitución masculina, lo que significa que las transacciones financieras tienen que estar involucrados para hacer relaciones sexuales personales ilegal. Cree que la situación se hace “aún más miserable” porque alimenta las tendencias xenófobas que ya están presentes en la sociedad egipcia, que ella dice ahora están siendo alentados por el Estado. “La gente ahora tiene una licencia para informar a otros, y el Estado mantiene la emisión de leyes que continúan transformándonos en una sociedad McCarthista a través de alentar a los ciudadanos a espiar y  reportar a las autoridades“, agregó. “El seguimiento de las prácticas de las personas dentro de sus propios dormitorios es una violenta violación  de privacidad.”Abdel Hameed afirmó que el veredicto de este martes está en consonancia con la campaña feroz del estado contra la comunidad LGBT desde 2013. “Recurren a la propaganda violenta utilizando los medios de comunicación para servir a sus propósitos.” Dentro de un contexto más amplio, Abdel Hameed especuló con que el veredicto podría ser una política activa y otra manera de ampliar los círculos de blancos potenciales . “En el pasado, los extranjeros puedían ser protegidos por sus embajadas, pero ahora todo es posible”, añadió.El activista de Derechos Scott Long compartía las opiniones de Abdel Hameed de que esto podría ser un nuevo medio de limitar la movilidad de los extranjeros. Citó incidentes recientes en los que el asociado senior en Carnegie Middle East Programa Michele Dunne se le prohibió la entrada al país, así como la prohibición a dos altos ejecutivos de Human Rights Watch en diciembre de 2014. “Es muy posible que ellos están emitiendo sentencias que hacen que sea más fácil para el Estado deportar gente de Egipto“, agregó. “Esto es parte del patrón de uso de la homosexualidad como una forma de restringir otras libertades de circulación y de expresión.”

.

También le dijo a Mada Masr que encontró el veredicto “muy extraño y preocupante“, sobre todo cuando se ve en el contexto de las detenciones recurrentes de los miembros de la comunidad LGBT que han estado ocurriendo en el último año y medio. Long tambiénha  referenciado noticias recientes de las investigaciones del Ministerio Solidaridad Social a una ONG después de recibir una queja de que está involucrada en la promoción del sexo seguro entre parejas del mismo sexo y la sensibilización acerca de las enfermedades de transmisión sexual.

.

Long encontró curioso que, mientras que él sólo sabe de un incidente donde un extranjero fue deportado de Egipto por haber participado en relaciones entre personas del mismo sexo en 2007, “en general estos asuntos se tratan de una manera discreta.” “Estoy interesado en ver cómo van a utilizar este nuevo poder. ¿Cómo pueden saber si alguien es homosexual antes de prohibir que entren en el país? ¿Va a ser una forma de llenar con una caja para comprobar la confesión de si usted es una persona “inmoral” o no? “, Preguntó. En su opinión, la aplicación de esas normas “sólo provocará las burlas y  el ridículo ante los gobiernos extranjeros, así, de forma similar a como recibieron los recientes rumores de que el Estado estaba imponiendo pruebas de género en las fronteras.” Por otra parte, cree que la selección de ciertos grupos del gobierno es “una mala, y autodestructiva política ” que afecta negativamente a la industria del turismo que ya está disminuyendo.

.

Tanto Long como Abdel Hameed compartieron visiones pesimistas sobre el futuro de las comunidades LGBT en Egipto en lo que respecta a las libertades personales. Esta es una cara de la opresión practicada internamente por el estado, y el actual clima político impuesto  no refleja ninguna inclinación a liberalizar el ámbito de los derechos humanos y políticos,” comentó Long. Cuando se le preguntó si la presentación de una demanda en contra puede ayudar a cambiar la situación,  Abdel Hameed dijo que, “No hemos sido capaces de cambiar cualquier aspecto de la situación durante unos años y ahora, definitivamente no estamos en nuestra mejor situación. A juzgar por la experiencia pasada, no creo que la lucha contra este tipo de batallas legales vaya aconducir a nada “.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Activistas LGTB piden a Reino Unido que paren la deportación de una lesbiana a Uganda por temer por su vida

Martes, 9 de diciembre de 2014

Lesbiana_DeportadaLa mujer escapó de las fuertes leyes homófobas que existen en el país africano tras ser objeto de un “exorcismo”. El Ministerio del Interior inglés, sin embargo, no tiene claro que sea lesbiana y tiene previsto enviarla de vuelta el 8 de diciembre .

 Activistas y grupos a favor de la comunidad homosexual así lo han denunciado y piden a la población que firmen en change.org para parar la deportación de Judith Twitth Twikireze cuya fecha es el lunes que viene. Esta ugandesa es una de las muchas personas afectadas por las políticas que se están haciendo en Uganda para privar de derechos a la población gay. Out and Proud Diamond (colectivo LGTB africano) asegura que Judith corre un riesgo muy elevado de morir o sufrir represalias si vuelve a Uganda.

El pasado 29 de septiembre las autoridades inglesas llamaron a Judith para que apelara su asilo. Varios días más tarde el Centro de detención de inmigrantes rechazó la solicitud. Los motivos que señalan es que no fue probada su sexualidad a pesar de los informes presentados a las autoridades. Dichos informes incluye que Judith sufrió un terrible exorcismo, sin embargo, “no prueban que fuera por su condición sexual”.

Un portavoz del Ministerio del Interior dijo a la web Pinknews que Reino Unido tiene una orgullosa historia de la concesión de asilo a los que necesitan nuestra protección y consideramos cada reclamo por sus propios méritos”; dice. “Creemos que los que no tienen derecho a estar en el Reino Unido deberían de regresar a su país de origen. Cuando se niegan a hacerlo tomaremos medidas”, dice.

Un informe, sin embargo, publicado en octubre por John Vine, inspector jefe de fronteras e inmigración apunta que una quinta parte de las entrevistas de asilo gay llevada a cabo por los trabajadores sociales del Ministerio del Interior tenían estereotipos y preguntas de carácter insatisfactorio. Esta situación, ademas, coincide con que ahora la Unión Europea prohíbe las pruebas para determinar si los solicitantes de asilo son homosexuales. Mientras tanto, el tiempo sigue corriendo para Judith que de no ser paralizada la deportación volverá a Uganda en un avión sin retorno.

Fuente Cáscara Amarga

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.