Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Caitlyn Jenner’

Caitlyn Jenner cree que no es justo que deportistas trans compitan en la categoría adecuada a su género

Martes, 4 de mayo de 2021

250px-caitlyn_jennerCaitlyn Jenner  es una antigua deportista estadounidense, famosa por sus logros en atletismo y automovilismo. Es miembro del Partido Repuplicano y candidata a ser gobernadora por California. Además, es trans. Y como trans ha vivido en sus carnes la discriminación. Trans y republicana, un combo que puede llevar a ciertas incoherencias propias de esa aparente contradicción… ¿o no? Entre ellas se encuentra una de sus últimas declaraciones: está en contra de que otros deportistas trans compitan en la categoría acorde a su género.

La ex olímpica republicana se vio inevitablemente obligada a meterse en el tema candente de la participación de las personas trans en los deportes cuando lanzó su candidatura para gobernadora de California y destituir al demócrata Gavin Newsom.

Jenner, de 71 años, le dijo a la  revista TMZ en una entrevista improvisada en un estacionamiento de Starbucks en Malibu, California:  “Se trata de una cuestión de ser justos. Por eso me opongo a que chicos «biológicos» que son trans compitan en categorías femeninas en los colegios. Simplemente noe s justo y tenemos que proteger las categorías deportivas femeninas en los colegios”

Cuando el periodista le preguntó si las prohibiciones están “deslegitimando” la identidad de una persona trans, la aspirante a gobernadora se encogió de hombros ante tales preocupaciones, le deseó Que tengas un buen día” dando por terminada la ronda de preguntas. Poco después, se expresaba en Twitter:“No esperaba que me preguntaran esto en mi recorrido por el café del sábado por la mañana. Pero tengo claro cuál es mi posición. Es una cuestión de justicia y debemos proteger los deportes de niñas en nuestras escuelas “.

 Los comentarios de Caitlyn Jenner se producen en un momento de peligro para los jóvenes trans en los EE. UU., Con docenas de legislaturas estatales considerando y aprobando leyes denostadas que les prohíben competir en deportes interescolares.

Las prohibiciones de los deportes trans se han convertido en ley en Arkansas, Tennessee, Mississippi, Dakota del Sur, Alabama y, más recientemente, en Virginia Occidental, cuyo gobernador estaba “orgulloso” de firmar la medida.

Montana y Florida se apresuran a aprobar prohibiciones, y proyectos de ley similares se están moviendo rápidamente en Missouri, Oklahoma y Texas.

Los gobernadores de Dakota del Norte y Kansas se han visto obligados a vetar sus prohibiciones y el gobernador de Pensilvania ha prometido hacer lo mismo. En Connecticut, un alto juez federal anuló una demanda que buscaba prohibir a los atletas trans.

Muchos de los legisladores republicanos a menudo promocionan sus prohibiciones como esfuerzos para proteger los derechos de las mujeres, incluso empaquetando las prohibiciones con nombres como “Ley de Salvar el Deporte de las Mujeres”.

Pero cuando se les pide que digan de qué están “salvando” exactamente los deportes femeninos, los republicanos se vuelven torpes y fanfarronean. Han sugerido que las personas quieren convertirse en gatos, han luchado por citar un solo caso de un atleta trans que causa un problema y, según los defensores del estrés, a menudo se basan en mitos cansados y anti-trans en lugar de escuchar a expertos reales.

Mientras tanto, los tácticos políticos han sugerido que el ataque aparentemente coordinado a los derechos de las personas trans es parte del esfuerzo del Partido Republicano para reconstruirse como un partido posterior a Donald Trump. Reducir la vida de uno de los grupos más vulnerables y marginados de Estados Unidos a un “problema de cuña”.

Fuente Pink News, vía AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Julio Puente López: “Ponerse en el lugar de las personas trans no es fácil, pero es de justicia y de fe cristiana”

Sábado, 13 de febrero de 2021

trans-transexuales-eeuu-derechoshumanos-idaho-gobernador-1“Fanatismo religioso y derecho natural”

“El periodista americano Michael Sea Winters afirma que se está produciendo un cisma de corte jansenístico en la Iglesia americana que ha infectado a la jerarquía y al clero”

“La radicalización, como vemos, no es algo exclusivo hoy de la lucha política y de la sociedad civil. El sector integrista sigue sin aceptar la realidad de una Iglesia que ha dejado atrás la ideología de cristiandad”

“No es fácil ponerse en el lugar de las personas trans, comprenderlas. Pero tenemos que hacerlo por deber de justicia y de fe cristiana. Tiene que haber protección legal para los millones de personas trans que hay en el mundo”

“Las rutas de la renovación son como un laberinto… La futura ley trans española, redactada desde el conocimiento científico y la sensatez, debería alcanzar el máximo consenso posible y contar con el asesoramiento y la experiencia de las personas de ese colectivo”

07.02.2021 | Julio Puente López

“¿Es el presidente de la Conferencia Episcopal ahora el gran imán de cada católico de Estados Unidos?” Es la pregunta que se hacía en el NCR el periodista Michael Sean Winters el pasado 27 de enero. Se refiere al arzobispo Gomez, miembro del Opus Dei. Winters afirma que se está produciendo un cisma de corte jansenístico en la Iglesia americana que ha infectado a la jerarquía y al clero. El influyente laico católico George Weigel, biógrafo de Juan Pablo II, sería uno de los que está flirteando con este tema.

Con motivo de la proclamación de Biden como nuevo presidente de Estados Unidos al Arzobispo Gomez le faltó tiempo para recordarle la doctrina de la Iglesia, la del aborto en concreto, que si este ignora le inhabilitaría según muchos neoconservadores para recibir la comunión. ¿Sería este un sacramento para los puros al que los débiles no podrían acudir para hacer más fuerte su fe? El papa Francisco no es de esa opinión.

La radicalización, como vemos, no es algo exclusivo hoy de la lucha política y de la sociedad civil. La Iglesia católica sufre también en su seno profundos enfrentamientos. Con nostalgia de la ideología de cristiandad o del Estado confesional, la oposición de carácter ultraconservador al programa de reformas del papa Francisco tiene las características de los comportamientos sectarios.

El sector integrista sigue sin aceptar la realidad de una Iglesia que ha dejado atrás la ideología de cristiandad. “El Vaticano I hablaba de la Iglesia como “sociedad perfecta”; el Vaticano II habla de la Iglesia como “necesitada de continua renovación”, leemos en la Historia de la Iglesia editada por la editorial San Pablo. El historiador Guido Zagheni dedica a este tema un capítulo de casi 70 páginas titulado “El proyecto de “cristiandad”: Modelo de relación entre la Iglesia y el mundo”. Su conclusión es clara: con el Vaticano II se ha superado la ideología de cristiandad.

LAS-PERSONAS-TRANS-NO-SON-PELIGROSAS_DSC_2507-1000x500Pero las rutas de la renovación no son fáciles. Son como un laberinto donde todos andamos dando vueltas sin encontrar la salida de Mt 6, 24: Dios o el dinero, evangelizar o colonizar. Y el clero renuncia, sí, al sexo, o lo intenta, pero se enreda siempre en los juegos del poder y de la acumulación de bienes, sin querer comprender que el cristianismo que cree que hay acceso a Dios desde el apego al dinero es falso. Es el problema que tienen todas esas personas tan amantes de las tradiciones religiosas y de la estética litúrgica, pero no tanto de la justa distribución de la riqueza.

En la década de los setenta el sociólogo alemán Franz-Xaver Kaufmann escribió un libro titulado “Theologie in soziologischer Sicht” (Herder, 1973). El autor dedica un capítulo a estudiar el papel que ha jugado el pensamiento iusnaturalista en la estabilización del catolicismo, sobre todo en la sociedad alemana. Fue el fundamento ideológico que hizo posible la aparición de una subcultura católica unida, cerrada y partidista en la esfera política. Desde Pio IX hasta el concilio Vaticano II el papado se sirvió de la teoría del derecho natural y de la apelación a la ley natural para marcar la frontera con la sociedad secular y dar cohesión a la comunidad de creyentes.

El Vaticano II supuso el fin de esa ideología, pero Juan Pablo II y Benedicto XVI volvieron a insistir en la teoría del derecho natural reivindicando un liderazgo moral del papado no solo para la Iglesia, sino también frente a la sociedad civil. Benedicto XVI en su viaje a España esgrimió el derecho natural al enjuiciar la ley del aborto y la ley del contrato civil entre personas del mismo sexo. La España laica entendió que era “una extorsión a la libertad de conciencia”. “La coartada justificadora era la supuesta violación del derecho positivo de una ley natural que solo la Iglesia católica se halla en condiciones de conocer, interpretar y aplicar” (Javier Pradera, El País, 10 de noviembre de 2010).

Y ahora los obispos de Estados Unidos, como si quisieran ser la tercera cámara del Estado, no han perdido ni un minuto en hablar al presidente Biden de la ley del aborto para influir así en su conciencia. Se olvidan de que el cristiano mayor de edad juzga por sí mismo lo que cree justo (cf. Lc 12, 56-57). Se olvidan de la legítima autonomía de la ciencia, de la autonomía de lo temporal, de que los obispos no pueden substituir la conciencia de los fieles, de que la misión de la Iglesia no es de orden político, económico o social. Estos obispos ignoran todo aquello que enseñó el Vaticano II en la Gaudium et spes.

Imagen-despatologización-transLa Iglesia anterior al Vaticano II era una sociedad que se decía perfecta y que constituía una cultura aparte y a la defensiva frente a lo que venía de fuera, que creaba una sociedad paralela con escuelas, universidades, hospitales, medios de comunicación y toda clase de sociedades y organismos a los que se añadía el adjetivo de “católicos”. Esa Iglesia no daba siempre un testimonio auténtico del Evangelio, porque conseguir influencia y poder no es evangelizar. Tradicionalista y dogmático, el catolicismo era visto por muchos como una secta. En América se usaba con frecuencia la palabra inglesa “sectarian” para referirse a ese tipo de creyente católico. Ahora volverá a haber nuevos motivos para hacerlo.

Pero una Iglesia así, de doctrina y ritos que no cambian y que promete la salvación frente a un mundo extraviado, sigue teniendo sus adeptos. Ahí tenemos a los grupos católicos federados en “Una Voce”, y a los clásicos grupos ultraconservadores y fundamentalistas españoles de todos conocidos, con su interpretación al pie de la letra de la Escritura, su intransigencia y su rigidez dogmática.

Wolfgang Waldstein, el famoso jurista de Salzburgo que el papa Benedicto XVI citó en su discurso en el “Reichstag” de Berlín, gran defensor del iusnaturalismo tal como lo explicaba el magisterio hasta hace poco, fue nombrado presidente de honor de la asociación laica alemana “Pro Missa Tridentina”. El cardenal Rouco Varela reflexionó en 2019 sobre ese discurso del papa Ratzinger en el Parlamento de Berlín en 2011. En su artículo, “¿Un nuevo retorno del derecho natural?” publicado en Ius Communionis, presenta Rouco el discurso de Benedicto XVI como una propuesta para recuperar el “derecho natural” como categoría intelectual y como valor ético-jurídico.

Todo ello es legítimo y tiene su sentido, pero conviene no olvidar que un “corazón dócil, que sepa escuchar para juzgar, para discernir entre el bien y el mal”, como pedía Salomón (cf. 1 R 3, 9), es algo que no le es negado a ningún hombre honesto. Benedicto XVI cita ese pasaje con la expresión de “un corazón oyente” (“ein hörendes Herz”) y también cita el versículo de Rm 2, 15 que habla de una ley escrita en el corazón, en la conciencia de todo hombre, no solo en la de los cristianos. Ya nos dijo Ebner, y luego Rahner, que el hombre es “Hörer des Wortes”, “oyente de la palabra” divina. Y es la “confianza en la palabra” lo que constituye para el personalismo la última instancia, el fundamento de la vida social, de la ley y del derecho. Aunque Ebner nos recuerda, citando Dt 30, 14, que Dios ha puesto su palabra en nuestro corazón para que la podamos poner en práctica, nos dice en sus “Glosas al prólogo del Evangelio de Juan” (1921) que “no es necesario en absoluto entender esta confianza en un primer momento en sentido religioso”. Tal vez los estudiosos del derecho podrían encontrar aquí un puente entre el positivismo jurídico de H. Kelsen, contemporáneo de Ebner, por cierto, y el iusnaturalismo.

La ley natural no se encuentra en ninguna caja fuerte del Vaticano bajo siete llaves teniendo acceso a ella solamente el magisterio del papa. Que su fundamento sea la ley eterna de Dios no anula la capacidad de todo hombre para razonar. Como enseñó hace años el profesor Stephen Buckle “la idea de derecho natural no proporciona atajos al razonamiento moral”. La promulgación de esa ley y de ese derecho corresponde, como ya defendió Santo Tomás de Aquino, a la inteligencia humana. En ese sentido, como muestra Buckle, la ley natural bien entendida tiene capacidad para incorporar el cambio.

el-papa-con-neria-y-su-mujerDiego Neria Lejárraga, el primer transexual en ser recibido por un papa,

Siguiendo las enseñanzas del profesor Jesús Vega López, si le he entendido bien, esta ley no puede interpretarse en un sentido radicalmente contrario a la idea de igualdad en su sentido moderno y contemporáneo, puesto que incluye la noción de universalidad normativa que da origen a la idea de “ley moral”.

El contenido de la ley natural ha de ser interpretado, pero sin apelar a una antropología natural inalterable, porque entonces estamos haciendo una interpretación no igualitaria negando los hallazgos del razonamiento crítico jurídico que reconoce que existe un derecho fundamental a la igualdad de trato y a la no discriminación. La afirmación de este derecho constituye la base de las legislaciones de los Estados occidentales que reconocen las uniones civiles de las personas del mismo sexo y los derechos de las personas con sexualidades diversas. Sin reconocer este derecho a la igualdad de trato, que la Iglesia debería aplicar a sus propios fieles, a las mujeres y a las minorías sexuales, resulta difícil ver que las pretensiones de la Iglesia en estas materias puedan tener acogida en un Estado constitucional laico. No aparecerían ante los ciudadanos como una doctrina moral “razonable”.

No es de extrañar que las reformas del papa Francisco encuentren oposición cuando queriendo ser fiel al espíritu de “aggiornamento” y de renovación de la Iglesia del Vaticano II afronta los problemas sin recurrir a esa teoría del derecho natural. El cardenal Müller se expresó así en una entrevista del Corriere della Sera: “La palabra de Dios vale para todos los tiempos. Y habla del derecho natural, moral. La constitución antropológica no se respeta en esta nueva antropología LGTB”. Según Müller “el papa es el primer intérprete de la ley natural”. Y pregunta: “¿Por qué interviene en estos asuntos de los Estados sin subrayar la dimensión de la ley natural?”

Se ve claramente el interés de los ultraconservadores por usar ese concepto como un comodín dialéctico con el que hacer oposición. Müller, con el puritanismo ajeno al Evangelio que desde San Pablo impregna la enseñanza de la Iglesia, e ignorando la sexología, recuerda que “las relaciones sexuales están reservadas exclusivamente al matrimonio”. Reprocha así al papa que hable de las uniones civiles entre personas del mismo sexo, del derecho de todos a tener una familia y una protección legal.

En 2019 este cardenal viajó a Estados Unidos y se vio con los miembros de la Corte Suprema y católicos conservadores, Samuel Alito y Brett Kavanaugh, así como con Brian S. Brown, conocido activista homófobo y con la princesa Gloria von Thurn und Taxis, una millonaria de Ratisbona amiga de los que se oponen a Francisco. Esta empresaria ultraconservadora, que ve en Müller al Trump de la Iglesia, fue la que puso al cardenal en contacto con Stephen Bannon. Uno recuerda aquellas palabras de Ebner cuando se preguntaba en su escrito “El escándalo de la representación” qué espera la aristocracia de una victoria de Dios. “Nada cuando se da en el corazón del hombre. Pero ¿qué de esta en el mundo?”

21805558685-5e3ac127a9-z

Hermana Mónica Astorga OCD, quien acompaña y ayuda a mujeres trans (Diario de Río Negro/Gobierno Provincial )

Los grupos de presión que mezclan política y religión son, como vemos, especialmente activos en América. Francisco parece estar en buena forma, pero ya se han publicado libros que nos hablan de cómo debería ser el próximo papa. George Weigel y Edward Pertin han publicado sendos libros con el mismo título, The Next Pope. Si en Roma o en la iglesia alemana se estudia la posibilidad de dar la comunión a los divorciados que han vuelto a contraer matrimonio Weigel, haciendo una interpretación burda del Evangelio, se apresurará a señalar que el papa no puede cambiar la doctrina de Jesús sobre la indisolubilidad del matrimonio. Es una táctica común en el sectarismo refutar lo que el adversario no ha sostenido. Lo que técnicamente llaman “mutatio elenchi” si se hace a sabiendas. Una forma de acusar falsamente. Además se pasa por alto Mt 19, 9: “a no ser en caso de porneia”, algo que rompería el matrimonio.

Weigel no ha dudado en tergiversar la doctrina social del papa Juan Pablo II en la encíclica “Centesimus annus” (1991). Pero el texto es claro: “Queda mostrado cuán inaceptable es la afirmación de que la derrota del llamado “socialismo real” deja al capitalismo como único modelo de organización económica. Hay que romper las barreras y los monopolios que colocan a tantos pueblos al margen del desarrollo, y asegurar a todos —individuos y naciones— las condiciones básicas que permitan participar en dicho desarrollo” (Centesimus annus, 35). No es pues verdad como afirma Weigel que el papa apoyara la doctrina de la autorregulación libre de los mercados.

El sectarismo ultraconservador se hace con frecuencia fanatismo obsesivo en los temas de la sexualidad y de las relaciones humanas. Así, por ejemplo, el que fue arzobispo de San Luis, el conservador americano Carlson, hoy ya retirado, insistía todavía en 2020 en que “la comprensión católica de la persona humana sostiene que el sexo y el género no pueden separarse”. Pero la realidad de la vida hace pedazos la rigidez de esa doctrina de la Relación final del Sínodo de los obispos de 2015 recogida luego en otros documentos.

I000010FTRIErJF4Un caso real lo puede mostrar. Recordemos a J. Morris. Falleció el 20 de noviembre de 2020 a la edad de 94 años. Sirvió en el ejército británico durante la segunda guerra mundial, se graduó como oficial de inteligencia en Sandhurst, trabajó como periodista y, como miembro de la expedición de Hurt y Hillay en su conquista del Everest, dio la noticia en exclusiva para The Times en 1953. Morris, después de estudiar en Oxford, contrajo matrimonio con Elisabeth Tuckniss, la mujer de su vida con la que tuvo 5 hijos. Escribió más de 40 obras, entre ellas Pax Britannica, una historia del imperio británico en tres tomos y libros de viajes traducidos a muchos idiomas. James Morris, nacido biológicamente como varón, siempre supo que era mujer.

En 1972 James Morris viajó a Casablanca para someterse a una reasignación de sexo. Lean su obra “Conumdrum” (Enigma). Desde entonces y hasta que murió en 2020 fue Jan Morris. Tras un divorcio al tener que someterse a las leyes, de nuevo la unión civil con Elisabeth Tuckniss, el tú de su yo, más allá del sexo y de la orientación sexual. Fue una mujer transgénero primero, mujer transexual después de la operación, en una larga lista en la que están Lili Elbe, Virginia Prince, Caitlyn Jenner, Georgine Kellermann y millones de otras. Y habría que hablar también de los hombres trans, que nacieron con el sexo biológico de mujer. Está claro que el sexo y el género no siempre van de la mano. Son cosas diferentes. Y otra cosa distinta de ambos es la orientación sexual. Y eso simplemente es lo que afirman los estudios de género.

No es fácil ponerse en el lugar de las personas trans, comprenderlas. Pero tenemos que hacerlo por deber de justicia y de fe cristiana. Tiene que haber protección legal para los millones de personas trans que hay en el mundo. La futura ley trans española, redactada desde el conocimiento científico y la sensatez, especialmente en los que se refiere a los menores, debería alcanzar el máximo consenso posible y contar con el asesoramiento y la experiencia de las personas de ese colectivo.

La comunidad transgénero de Estados Unidos (cerca de un millón de personas) le hizo saber al arzobispo Carlson que su doctrina desconocía su problemática. Si se evitan las posturas sectarias no tendría por qué ocurrirle lo mismo a la Iglesia en España.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Caitlyn Jenner retira su apoyo a Donald Trump por sus ataques a la comunidad trans

Miércoles, 31 de octubre de 2018

250px-caitlyn_jennerCaitlyn Jenner, posiblemente la mujer trans más famosa del mundo, ha anunciado que retira su apoyo a Donald Trump. En un duro artículo publicado en The Washington Post, la popular exatleta y celebridad televisiva reconoce que se equivocó al pensar que los republicanos se abrirían a la comunidad LGTB tras el ascenso de Trump a la presidencia. La reciente revelación del plan del departamento de Salud para negar la existencia de las personas trans ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Jenner, que responsabiliza directamente al presidente de la deriva tránsfoba del Gobierno estadounidense. La toma de posición se produce a escasas dos semanas de las elecciones de mitad de mandato, que podrían mermar significativamente el poder institucional republicano.

La carta, publicada el pasado jueves en The Washington Post, ha tenido un amplio eco mediático. La popular estrella televisiva, votante republicana en 2016, afirma que la reflexión y el aprendizaje adquirido durante los dos primeros años de la presidencia de Trump la han llevado a cambiar de opinión. Jenner reconoce que confió en la posibilidad de un cambio en la tradicional hostilidad de los republicanos hacia los derechos LGTB, a caballo de una sociedad cuyas posiciones sobre el asunto eran cada vez más progresistas. Algunos gestos de Trump antes de ser elegido presidente la convencieron de que el cambio era posible.

Aunque ya entonces los republicanos se presentaban con el programa electoral más anti-LGTB de la historia, Jenner intentó influir en congresistas y otros políticos para cambiar sus posiciones. Ahora reconoce abiertamente que se equivocó: «La comunidad trans está siendo atacada sin descanso por este presidente. El líder de nuestra nación no ha mostrado consideración por una comunidad ya marginalizada y con problemas. Ha ignorado nuestra humanidad. Ha insultado nuestra dignidad. Ha convertido a las personas trans en peones políticos mientras espolea los ánimos contra nosotras en un intento de activar al sector más derechista de su partido, afirmando que sus políticas antitransgénero están destinadas a ‘proteger el país’. Esto es política en su peor versión. Es inaceptable, es decepcionante y me ha herido personal y profundamente».

La gota que ha colmado el vaso, según Jenner, ha sido el plan del departamento de Salud, que ha salido recientemente a la luz, para negar la existencia de las personas trans. Se trata de una reforma de las leyes federales en materia de educación que incluiría una definición del sexo o género como «la condición de una persona como hombre o mujer en base a rasgos biológicos inmutables identificables por o antes del nacimiento». La pretensión es que esta descripción sea adoptada también por los departamentos de Justicia, Salud y Trabajo, por lo que afectaría a las personas trans en todos los aspectos de su vida pública, arrebatándoles la posibilidad de ejercer sus derechos con su identidad de género real.

Jenner responsabiliza directamente a Trump de la deriva tránsfoba de la Administración estadounidense y por ello le retira su apoyo. Afirma que seguirá luchando por la causa de los derechos trans desde su posición que reconoce «privilegiada» y aprendiendo de la comunidad en asuntos como la discriminación laboral, la violencia, la depresión o los suicidios. «El mundo necesita oírnos. El mundo necesita conocernos. No seremos borrados», concluye. Unas palabras que pueden tener una influencia importante en las elecciones de medio mandato que se celebrarán el próximo 6 de junio y en las que los republicanos podrían perder, entre otros, el control del Congreso.

Caitlyn Jenner es posiblemente la mujer trans más famosa del mundo. En 2015 dio la vuelta al mundo la portada de la edición americana de Vanity Fair, donde mostraba orgullosa su identidad femenina en una preciosa fotografía de Annie Leibovitz. Hacía solo unas pocas semanas que había asumido públicamente, en un programa de televisión, su identidad de género femenina. Exatleta y popular personaje mediático en Estados Unidos, su salida del armario como mujer transexual conmocionó al país. Preguntada por la presentadora Diane Sawyer «¿eres una mujer?», Jenner aseguraba que «sí, lo soy a todos los efectos». «Llámenme Caitlyn» es el titular del reportaje que le dedicó Vanity Fair, en el que la que fuera ganadora del oro en decatlón en los Juegos de Montreal (cuando su identidad social era masculina) reflexionaba sobre su proceso de transición. Jenner profundizaría posteriormente en el asunto en el documental I am Cait («Soy Cait»).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Demócratas se oponen a plan de Trump que permite que médicos no atiendan a personas LGBTQ

Viernes, 25 de mayo de 2018

trump Cogresistas demócratas de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos consideran que negar la salud a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y queers por motivos religiosos representaría un gran retroceso en materia de derechos civiles.

Una solicitud formal ha realizado un grupo de 127 demócratas en la Cámara de Representantes al director de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) de la Casa Blanca a fin de que se impida la aprobación de un plan impulsado por el presidente Donald Trump, que permitiría a los médicos negarse a tratar a personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Queers (LGBTQ) si tienen una objeción religiosa.

Esto implicaría echar para atrás la protección conseguida durante la administración del presidente Barak Obama, según la cual, los profesionales de la salud, hospitales, y compañías de seguro no podían negarse a dar cobertura, asistencia y tratamiento por motivos religiosos.

Los opositores a la eliminación destacan que esto podría significar que las personas LGBT y las personas que han tenido abortos podrían ser rechazados legalmente.

Los congresistas indicaron que de aprobarse ese plan, resultaría muy dañino para las mujeres y las personas LGBTQ, que a menudo ya son discriminadas. Además, afirman que es un precedente peligroso que incentiva la discriminación.

“Nadie debería ser rechazado para recibir atención médica por lo que son”, dijo el congresista Jerrold Nadler de Nueva York.

La congresista de California Julia Brownley agregó: “Revertir la Ley de Derechos de Atención Médica abriría la puerta para que los proveedores de atención médica y las compañías de seguros nieguen la atención a las personas en función de sus creencias personales, lo que amenazaría a las mujeres y las personas LGBTQ en todo el país”.

La carta también destacó que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) ha eliminado recientemente las directrices sobre identidad de género y orientación sexual de su sitio web.

Por otra parte, Caitlyn Jenner ha insistido nuevamente, en esta ocasión durante una entrevista con la revista Broadly, que la política del presidente Trump contra los derechos de las personas LGBTI en Estados Unidos la tiene decepcionada. “Ha sido, para todos los asuntos LGBT, el peor presidente que hemos tenido”, dijo quien en un principio había mostrado su simpatía por el mandatario.

“Quiero que sepa políticamente, estoy decepcionada, obviamente. No quiero que nuestra comunidad retroceda”, afirmó. También destacó que “creo que es bueno que yo esté en el bando republicano porque los republicanos lo saben, y tengo una relación inmediata con ellos para cambiar sus ideas”.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

“Anoche me casé con el hombre de mis sueños”: el actor y modelo Colton Haynes contrae matrimonio con Jeff Leatham

Lunes, 6 de noviembre de 2017

jeff-leatham-4Año y medio después de su salida del armario en una entrevista a Entertainment Weekly, el actor y modelo Colton Haynes ha contraido matrimonio con Jeff Leatham, con el que se comprometió hace unos meses. La boda, celebrada en Palm Springs (California), reunió el pasado viernes a numerosas celebrities. Deseamos lo mejor a los recién casados.

Modelo desde su adolescencia, Colton Haynes se hizo especialmente conocido a partir de 2011, gracias a su papel en la serie Teen Wolf. Entre otras, también ha participado en Arrow, serie que como personaje fijo abandonó prematuramente en 2015. Y es que, según reveló en la misma entrevista en la que salió públicamente del armario, Haynes ha pasado por momentos difíciles, llegando a tener que pedir ayuda por el estado de ansiedad y angustia en el que acabó sumido. Un estado al que la presión sobre su visibilidad como gay más allá de su esfera privada (para la que siempre estuvo fuera del armario) no ayudó. Si bien el actor siempre ha apoyado públicamente a su hermano Joshua, también abiertamente gay, cuando se trataba de sí mismo siempre fue muy celoso de su intimidad. La presión se incrementó en enero del año pasado, ya cuando Haynes se había retirado temporalmente de los focos, a raíz de un comentario de un fan en una red social referido a unas fotos de su etapa como modelo adolescente en las que se besaba con otro chico. El comentario hablaba del “pasado gay secreto” del actor, a lo que este decidió contestar con un escueto pero revelador“¿Era un secretoDisfrutemos todos de la vida y sin pedir disculpas”.

Fue una sorpresa total. No estaba listo para volver a aparecer en los titulares”, confesó Haynes a Entertainment Weekly“Debería haber hecho un comentario o una declaración, pero no estaba preparado. No sentía que le debiese nada a nadie. Creo que a su debido tiempo, todo el mundo tiene que tomar esas decisiones cuando están listos, y yo no lo estaba. Pero me sentí como si estuviera decepcionando a la gente por no dar un paso al frente“, señalaba el actor, que pocos meses después decidía abrirse públicamente y dar explicaciones.

Año y medio después, la vida le sonríe a Haynes. Es indudable que su decisión de visibilizarse le ha ayudado a recuperar el equilibrio. Profesionalmente, se ha incorporado al reparto de American Horror Story: Cult y ya ha anunciado su retorno a Arrow. En lo personal, Haynes ha contraido matrimonio con Jeff Leatham, diseñador artístico especializado en montajes florales, con el que anunció en febrero de este año en Instagram que mantenía una relación y que en marzo le pidió su mano en una playa de México con ayuda de la mismísima Cher.

Una boda con muchos personajes famosos

La boda se celebró el pasado viernes 27 de octubre en Palm Springs, y contó con la presencia de numerosos personajes conocidos, como los actores de Modern Family Sofía Vergara y Jesse Tyler Ferguson (casado en 2013 con el abogado Justin Mikita, también invitado), Melanie Griffith, Chelsea Clinton o compañeros de American Horror Story: Cult Teen Wolf  como Billie Lourd, Leslie Grossman o Charlie Carver (protagonista de otra emocionante salida del armario pocas semanas antes que el propio Haynes).

La boda, de hecho, fue oficiada por otra celebrity: Kris Jenner, madre de las hermanas Kardashian y tercera esposa de Caitlyn Jenner (cuando esta era conocida como Bruce Jenner, antes de su proceso de transición). “Anoche me casé con el hombre de mis sueños. Todavía estoy llorando de felicidad. Jeff Leatham, te quiero, y estoy emocionado por pasar el resto de mi vida contigo”, escribía Haynes en Instagram al día siguiente:

Puedes ver las fotos exclusivas de la boda en la web de People.

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Donald Trump firma la orden que prohíbe a las personas trans servir en el Ejército

Lunes, 28 de agosto de 2017

ejercito-trans-contra-trump-696x522Ya ha pasado. Tras varias semanas de escuchar de todo, Trump firmó ayer el memorándum que impedirá que las personas trans puedan servir en las fuerzas armadas norteamericanas.

La agenda anti-LGTB del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se consolida. Medios estadounidenses de primera línea, como The Wall Street Journal o The New York Times, han adelantado que en próximos días el presidente hará llegar por fin al secretario de Defensa, Jim Mattis, la orden por escrito detallando la prohibición a las personas transexuales de servir en el Ejército de su país. El anuncio, que Trump hizo en Twitter hace varias semanas, había sido recibido con sorpresa tanto por los colectivos LGTB como por buena parte de la clase política estadounidense, legisladores republicanos incluidos, así como por la propia cúpula militar. Pero el presidente está absolutamente dispuesto a implementar la prohibición, que ha sido bienvenida por la derecha religiosa, un sector que se consolida como uno de los apoyos más sólidos de Trump.

Recordemos que no fue hasta 2015 cuando el entonces secretario de Defensa, Ash Carter, anunciaba que por fin se ponía en marcha el proceso para acabar con la discriminación tránsfoba en el Ejército estadounidense. “Tenemos soldados, marineros, aviadores y marines transexuales, verdaderos patriotas americanos, que sé que están sufriendo un gran daño debido a una política obsoleta, confusa e inconsistente, que es contraria a los valores del servicio y del mérito individual“, aseguraba entonces Carter. El secretario de Defensa de Obama anunció la creación de un grupo de trabajo encargado de revisar las regulaciones militares y de evaluar las implicaciones jurídicas, sanitarias y administrativas del cambio. El proceso culminó un año después. Y aunque se desconocía con exactitud a cuántas personas afectaba, algunas estimaciones situaban la cifra de personas trans que servían por entonces en el Ejército en unas 15.000, teniendo en cuenta tanto a militares en activo como reservistas.

Es importante destacar que, a diferencia de la derogación del “Don’t ask, don’t tell, que precisaba un cambio legislativo, el final de la prohibición de servir en el Ejército a las personas transexuales (teóricamente una causa de exclusión “médica”) fue una decisión administrativa, que Barack Obama pudo impulsar sin necesidad de someterla a votación por el Congreso. Por desgracia, ello supone que el ahora presidente Donald Trump tiene capacidad de revertirla, propósito que anunciaba en Twitter hace ahora un mes:

“Tras consultar con mis generales y con expertos militares, comunico que el Gobierno de Estados Unidos no aceptará ni permitirá personas transgénero en el Ejército. Nuestros militares deben estar centrados en la decisiva y arrolladora victoria [Trump no especificaba contra quién ni contra qué] y no pueden asumir la carga que suponen los tremendos costes médicos y la perturbación que la presencia de transgéneros en el Ejército supondría. Gracias”, expresaba el presidente.

Decisión sorprendente… 

La decisión pillaba por sorpresa a colectivos LGTB y grupos de defensa de los derechos civiles, que en realidad se estaban preparando para otra batalla. Días antes, de hecho, habían trascendido los esfuerzos del vicepresidente Mike Pence (un político marcadamente anti-LGTB) por evitar que el Congreso destinara una asignación presupuestaria a los gastos sanitarios derivados del proceso de reasignación de los militares transexuales. El sentimiento más extendido era que la batalla política tendría lugar en torno a la financiación de estos gastos, pero nadie imaginaba que la mera existencia de personas trans en el Ejército estaba en la cuerda floja.

De hecho, no faltaron los políticos republicanos moderados, como John McCain (precisamente el presidente del comité militar del Senado), a los que el anuncio de Trump sorprendió y que se manifestaron abiertamente en contra. El anuncio también fue recibido con indisimulado estupor por la Junta de Jefes del Estado Mayor, que transmitieron públicamente que en tanto no recibieran instrucciones seguirían sin modificar sus políticas de personal. Las reacciones en contra de la transfobia de Trump iban sucediéndose día tras día, no sólo en forma de carta abierta firmada por un numeroso grupo de veteranos que alabaron a las personas trans que formaron parte del ejército sino también la de algunos miembros en activo del ejército, como el almirante de la Guardia Costera, que ha dicho que no aplicará la prohibición.

Trump tiene ahora que justificar un movimiento que sólo puede explicarse como un claro ataque a los derechos de las personas trans, y en una rueda de prensa ofrecida en su club de golf respondió a varias preguntas de los periodistas y dijo esto sobre la prohibición:

Tengo un gran respeto por la comunidad. Creo que he tenido un gran apoyo, o he tenido un gran apoyo por parte de esa comunidad. Tuve muchos votos. Pero los transgénero, los militares están trabajando en eso ahora. Ha sido una situación muy difícil y creo que le estoy haciendo un favor a mucha gente al salir a la palestra y decirlo. Como ya sabéis, ha sido un tema muy complicado para el ejército, ha sido un tema muy confuso para el ejército, y creo que le estoy haciendo al ejército un gran favor.

… pero firme

Pese al escepticismo de algunos ilusos, que pensaban que todo quedaría en un arrebato tuitero, lo cierto es que la orden de Trump estaría ya recibiendo sus últimos retoques y será transmitida al Pentágono en próximos días. Según se ha adelantado, se trata de un memorándum de dos páginas y media que da un plazo de seis meses al secretario de Defensa, el general Jim Mattis, para desarrollar los detalles y armar la implementación. Por un lado, se prohibiría la incorporación de nuevas personas trans al Ejército. Por otro, se interrumpiría la financiación de los tratamientos hormonales de aquellos militares trans que en estos momentos se encuentran en servicio activo, y por último dejaría en manos de Mattis cómo proceder respecto a su reubicación (e incluso expulsión), que se decidiría caso por caso según cada puesto.

Habrá que esperar a conocer tanto el documento como la forma de implementarlo por parte del Pentágono para estimar el alcance real del daño, pero de lo que no cabe ya duda es de que la decisión supone una segunda gran victoria a nivel federal para la ofensiva tránsfoba que viven los Estados Unidos. La primera de ellas tuvo ya lugar a los pocos días de jurar Trump su cargo como presidente, cuando revocó las directrices emitidas en 2016 por el Departamento de Educación de Obama protegiendo a los estudiantes trans y permitía de nuevo a las escuelas que reciben fondos federales prohibirles el uso de las instalaciones que corresponden a su identidad de género.

Pocos dudan de que la ofensiva tránsfoba de Trump, un político que antes de ser elegido presidente no dudó en presentarse como un aliado de las personas LGTB (con ayuda, todo hay que decirlo, de medios de comunicación y de algunos personajes abiertamente LGTB, como el empresario gay Peter Thiel o la celebrity trans Caitlyn Jenner) no es más que una decisión táctica que tiene como objeto consolidar el apoyo de la influyente derecha religiosa, un sector que durante su campaña electoral mantuvo sus reticencias pero que con Trump en la Casa Blanca y tras sus más recientes polémicas se ha convertido en uno de sus más sólidos apoyos. Ello no evita que sea todo un desastre, para las personas trans en particular y para el colectivo LGTB en general.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Donald Trump anuncia en Twitter que prohibirá a las personas trans servir en el Ejército… según algunas fuentes, para poder pagar el muro con México

Viernes, 28 de julio de 2017

trumpCoincidiendo con EstoyBailando, queremos  mandar un afectuoso saludo a todos aquellos que apoyaron a Trump, votaron a Trump, pidieron el voto para Trump y a los que dijeron lo de que Hillary no era mucho mejor. Especialmente a los miembros de la comunidad LGTB+ como Caitlyn Jenner, Colby Keller, los del Log Cabin…

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado en Twitter que prohibirá que las personas transexuales puedan servir en el Ejército de su país. Trump revierte así las medidas antidiscriminatorias que la administración Obama anunció hace un año, y pone en peligro la carrera de todos aquellos militares trans que ya se habían atrevido a salir del armario, que se enfrentan ahora a su posible expulsión. La sorpresiva decisión de Trump supone un durísimo golpe a los derechos LGTB en Estados Unidos y avivará muy posiblemente la ola de transfobia que vive ese país.

Las personas trans constituyen el grupo más débil y vulnerable del colectivo LGTB. Cuando en diciembre de 2010 el Congreso de Estados Unidos derogó la política de “Don’t ask, don’t tell”(aunque no fue hasta septiembre de 2011 cuando la derogación entró en vigor) las personas transexuales quedaron fuera de la discusión. No fue hasta 2015 cuando el entonces secretario de Defensa anunciaba que por fin se ponía en marcha el proceso para acabar con la discriminación tránsfoba. “Tenemos soldados, marineros, aviadores y marines transexuales, verdaderos patriotas americanos, que sé que están sufriendo un gran daño debido a una política obsoleta, confusa e inconsistente, que es contraria a los valores del servicio y del mérito individual“, aseguraba entonces Ash Carter. El secretario de Defensa anunció entonces la creación de un grupo de trabajo encargado de revisar las regulaciones militares y de evaluar las implicaciones jurídicas, sanitarias y administrativas del cambio. El proceso culminó un año después. Y aunque se desconocía con exactitud a cuántas personas afectaba, algunas estimaciones situaban la cifra de personas trans que servían por entonces en el Ejército en unas 15.000, teniendo en cuenta tanto a militares en activo como reservistas.  Otros estiman que entre 2.500 y 7.000 personas transgénero sirven en las diversas ramas de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

En junio de 2016, el entonces secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, anunció en una rueda de prensa desde el Pentágono que “con efecto inmediato” las Fuerzas Armadas quedaban abiertas a las personas trans. Después, el Gobierno del expresidente Barack Obama fijó el 1 de julio de 2017 como la fecha para empezar a reclutar a transexuales para las tropas. Pero el Pentágono anunció apenas unas horas antes, el pasado 30 de junio, un aplazamiento de seis meses, hasta el 1 de enero de 2018, del reclutamiento de transexuales para servir en las Fuerzas Armadas. Durante este periodo iban a revisarse los planes de adhesión de transexuales y el posible “impacto” en la “preparación y poder letal” de las Fuerzas Armadas, según detalló entonces el Pentágono. Ese aplazamiento no afectaba a transexuales que ya se encuentran sirviendo en las Fuerzas Armadas y cuyo futuro es incierto con la decisión anunciada por Trump, que no precisó en sus tuits cuándo y cómo se aplicará su prohibición.

A diferencia del final de “Don’t ask, don’t tell”, que precisaba un cambio legislativo, el final de la prohibición de servir en el Ejército a las personas transexuales (teóricamente una causa de exclusión “médica”) fue, por tanto, una decisión administrativa, que la administración Obama pudo tomar sin necesidad de someterla a votación por el Congreso. Por desgracia, ello supone que el ahora presidente Donald Trump tiene capacidad de revertirla. Y así parece que va a ser, según ha anunciado en una serie de tres tuits hechos públicos  anteayer:

“Tras consultar con mis generales y con expertos militares, comunico que el Gobierno de Estados Unidos no aceptará ni permitirá personas transgénero en el Ejército. Nuestros militares deben estar centrados en la decisiva y arrolladora victoria [Trump no especifica contra quién ni contra qué] y no pueden asumir la carga que suponen los tremendos costes médicos y la perturbación que la presencia de transgéneros en el Ejército supondría. Gracias”, expresaba el republicano.

La decisión, una sorpresa

La decisión de Donald Trump, acogida con estusiasmo en redes sociales por sus seguidores más acérrimos, pillaba por sorpresa a colectivos LGTB y grupos de defensa de los derechos civiles. En los últimos días, de hecho, habían trascendido los esfuerzos del vicepresidente Mike Pence (un político marcadamente anti-LGTB) por evitar que el Congreso destinara una asignación presupuestaria a los gastos sanitarios derivados del proceso de reasignación de los militares transexuales. El sentimiento más extendido era que en etsos momentos el campo de batalla era el alcance de la financiación de estos gastos (que la administración Obama se había comprometido a asumir), pero nadie imaginaba que la mera existencia de personas trans en el Ejército estaba en la cuerda floja.

Habrá que ver cómo se articula el anuncio en Twitter de Donald Trump, dado que en este momento no se conoce documento alguno implementando la prohibición. La preocupación más inmediata es el destino de todos aquellos militares que a lo largo del último año se han atrevido a salir del armario y han hecho pública su condición de personas trans, y que si el presidente cumple su palabra se exponen a ser expulsadas del Ejército.

La decisión supone además un triunfo para la ofensiva tránsfoba que en estos momentos viven los Estados Unidos, que ya conoció una primera victoria cuando Trump, a los pocos días de jurar su cargo como presidente, revocaba las directrices emitidas en 2016 por el Departamento de Educación protegiendo a los estudiantes trans y permitía de nuevo a las escuelas que reciben fondos federales prohibirles el uso de las instalaciones que corresponden a su identidad de género. Por no hablar de los éxitos que los tránsfobos están cosechando a nivel de los estados, de los que hablaremos en una próxima entrada. En definitiva, una muy mala noticia y un peor presagio.

Durante la campaña electoral de 2016, Trump presumió de ser un “amigo” de la comunidad LGBT. Y en enero pasado, apenas unos días después de llegar a la Casa Blanca, Trump prometió la continuidad de una orden ejecutiva de Obama que prohíbe a las empresas que tengan contratos con el Gobierno federal discriminar a sus empleados LGBT.

Por su parte, Caitlyn Jenner defensora de Trump  se ha mostrado sorprendida por la decisión de prohibir a las personas trans servir en el ejército norteamericano:

Y  a su vez le han contestado en  twitter recordándole, entre otras cosas: Tía cállate. Nunca prometió luchar por ellos, solo escuchaste lo que querías oir. Te engañaste tu sola... Votaste por él. Es culpa tuya… Enhorabuena. Te engañaste a ti misma… Bienvenida a tu partido, Caitlyn. Esta es tu gente. Asúmelo.

Unas horas después escribió otro tweet donde enlazaba a un texto que ha publicado en su web criticando de forma muy suave la decisión de Trump:

A lo que alguno le ha contestado: Has deshonrado al colectivo LGTB al apoyarle. Debería darte vergüenza.

Varias fuentes republicanas confirman que Trump cedió ante el chantaje de varios congresistas republicanos y decidió prohibir a las personas trans en el ejército para asegurar la ley que financiara su muro con México.

El mismo informe que Trump utiliza para justificar el alto coste médico de los tratamientos de personas trans en el ejército revela que el Pentágono gasta 10 veces más en pastillas para la disfunción eréctil.

Donald Trump ha decidido prohibir a las personas trans servir en el ejército estadounidense argumentando que el coste de los tratamientos médicos de este colectivo es demasiado alto para que lo cubra el ejército. Gracias a un artículo publicado por la web Politico, sabemos que en realidad la decisión de Trump se ha tomado para asegurarse la financiación de una de las mayores promesas electorales del presidente: construir el muro con México.

Los congresistas republicanos están preparados para presentar en el Congreso una ley con la que asegurarse la financiación del muro, ley que peligraba porque algunos republicanos más extremistas querían condicionar su voto a esta ley a que el gobierno revirtiera la decisión de Obama y se prohibieran las operaciones de reasignación de sexo financiadas por el Pentágono para las personas trans que formaran parte del ejército. Ante ese problema los líderes republicanos acudieron al presidente, que no dudó en conceder a esos congresistas lo que pedían a cambio de asegurar que su mayor promesa electoral no caía en saco roto. Como explica una fuente del partido a Politico: “Es como si alguien le hubiera pedido a la Casa Blanca que encendieran una vela y la Casa Blanca hubiera prendido fuego a toda la mesa.

Para justificar la decisión de dejar fuera de servicio a 15.000 soldados trans y decir que ninguna persona trans es apta para servir en el ejército la Casa Blanca se ha basado en un informe de la corporación Rand que dictaminó que el coste anual de los tratamientos de las personas trans rondaba los 8,4 millones de dólares. Resulta curioso que Trump justifique ese ahorro diciendo que es un coste enorme para el ejército cuando, como han demostrado desde el New York Times, esos 8,4 millones son una nimiedad (entre un 0,0004% y un 0,017%) entre los los casi cincuenta mil millones de dólares con los que se financia la salud de los militares:


Para que te hagas una idea de lo absurdo que resulta justificar la transfobia de algunos republicanos con el coste de los tratamientos médicos (que en ese gráfico de ahí arriba directamente casi ni se ve), ese mismo informe de Rand señaló que en 2014 el Pentágono se gastó diez veces más dinero en medicamentos para tratar la disfunción eréctil de los soldados: 84 millones de dólares. Sólo en Viagra, uno de los medicamentos que receta el ejército para ese problema de salud, el Pentágono invirtió 41,6 millones de dólares.

Ya sean 8 u 84, está claro que ambos costes son totalmente asumibles en un presupuesto de cincuenta mil millones más que suficiente para garantizar la salud de todos los militares. Así que, con los datos en la mano, está claro que la decisión no se ha tomado en base a un criterio económico sino a la transfobia más evidente.

Fuente | TowleroadPinkNews/ Dosmanzanas/EstoyBailando/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El obispo auxiliar de Los Ángeles, contrario a seguir haciendo campaña contra el matrimonio igualitario en su país

Viernes, 17 de febrero de 2017

Fr. Robert Barron Mientras en España la Iglesia católica da espacio a quien afirma que la homosexualidad es una “condición dolorosa”, en otros lugares del mundo algunos obispos tienen al menos el sentido común de admitir lo insuficiente del enfoque pastoral actual. Es el caso de Robert Barron, obispo auxiliar de Los Ángeles, que también se ha mostrado contrario a seguir haciendo campaña activa contra el matrimonio igualitario. Ha sido en una entrevista televisada con el periodista Dave Rubin, él mismo gay y casado con un hombre, en su programa The Rubin Report.

En la entrevista, Robert Barron abordó numerosos asuntos polémicos, entre los que no faltó la actitud de la Iglesia católica hacia las personas LGTB y el matrimonio igualitario. El obispo señaló a este respecto la necesidad de un enfoque más amplio en pastoral: “Ya lo dije una vez en Nueva York con el Cardenal Dolan y hablando con reporteros. Y dije que si lo único que una persona gay oye de la Iglesia católica es ‘eres intrínsecamente desordenado’, entonces tenemos un problema serio (…) Si esa es la manera como se está transmitiendo el mensaje entonces somos nosotros los desordenados”. Para Barron, el mensaje que deberían escuchar en su lugar es: “eres un hijo amado de Dios desde ya por la misericordia de Jesucristo y has sido invitado a participar de la vida divina. Eres un hijo de Dios llamado a la vida eterna”.

Respecto a la sentencia del Tribunal Supremo que legalizó el matrimonio igualitario en todo Estados Unidos (Obergefell v. Hodges), Barron indicó su desacuerdo, pero también señaló que no debían focalizarse las energías en intentar revertir la decisión. “No creo que debamos meter más presión. Creo que aquí donde estamos, en los Estados Unidos, aplicaré el principio de Santo Tomás de Aquino. Creo que probablemente causaría mucho más problemas, disensión y dificultades si continuamos haciendo presión. No quisiera decir sin más: ‘perfecto adelante’. Pero tampoco trataría de ponerme en la posición de un cruzado e intentar revertir la situación”, declaró. El obispo auxiliar de Los Ángeles, en este sentido, reconoció en una entrada publicada en su propio blog tras la entrevista que la excesiva preocupación por lo que denominó “asuntos pélvicos” socavaba la tarea de evangelización. En la misma entrada daba por cierto las gracias al periodista por ir más allá de la obsesión por estos asuntos.

Unas declaraciones que suponen además una evolución positiva de este mismo obispo respecto de otras afirmaciones mucho menos afortunadas de 2015 sobre la transición de Caitlyn Jenner. Entonces Barron calificó la actitud de las personas trans como análoga al gnosticismo, una corriente de pensamiento del siglo primero que negaba el valor del cuerpo y predicaba escapar de él, lo cual, decía Barron, era lo que hacían las personas trans. Esperemos que este cambio en sus declaraciones persista en el futuro; y estaría bien que otros compañeros suyos del episcopado siguieran un camino similar en lugar de seguir insistiendo en los “asuntos pélvicos” como test supremo de ortodoxia.

Fuente Dosmanzanas

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Donald Trump sorprende defendiendo el derecho de las personas trans a usar el baño que consideren más apropiado a su identidad

Lunes, 25 de abril de 2016

BJC9anECLas cada vez más numerosas críticas a la ley anti-LGTB de Carolina del Norte han llegado este jueves de donde menos se esperaba. Donald Trump, el candidato que cuenta en estos momentos con más delegados en la lucha por la nominación republicana a la Casa Blanca, ha defendido que las personas transexuales puedan hacer uso de los baños que mejor se acomoden a su identidad de género. Trump se ha lamentado además del daño económico que generan este tipo de leyes, que considera innecesarias.

Como hemos venido informando en las últimas semanas, la absurda polémica sobre el uso de los cuartos de baño públicos por las personas transexuales y la transfobia incendiaria que genera están sirviendo de excusa para que en los estados más conservadores de los Estados Unidos prosperen normativas encaminadas a hacer posible la discriminación de las personas LGTB en muy diversos aspectos. Es lo que ha sucedido en Carolina del Norte, cuya ley anti-LGTB, aprobada con carácter de urgencia y casi sin discusión parlamentaria, está encontrando una fuerte contestación social y puede suponer la pérdida de importantes inversiones económicas.

Leyes, por cierto, que son aprobadas gracias al control republicano de las correspondientes legislaturas estatales. Es por eso que resultan especialmente significativas las declaraciones de Donald Trump, sorprendentemente revestidas de una sensatez que parece escasear entre los políticos del partido por el cual quiere ser elegido candidato a presidente. Ha sido en una intervención en el programa Today, de la NBC. A una pregunta que una usuaria de Twitter le hacía sobre la ley de Carolina del Norte, Trump respondía expresando abiertamente su desacuerdo, dado que el supuesto problema que supone el uso de baños acordes a su identidad de género por personas transexuales no es tal. “Ha habido muy pocas quejas tal y como ha sido hasta ahora”, argumentó. El candidato republicano insistió en que lo único que estaba consiguiendo esta ley era atraer un castigo económico sobre el estado. Para Trump, la mejor política en este caso es “dejar las cosas estar” y que las personas transexuales usen los baños que simplemente consideren más apropiados.

A continuación uno de los periodistas que conducían el acto preguntó a Trump si tenía en plantilla a alguna persona transexual, a lo que este contestó que no lo sabía, pero que posiblemente así fuese. Para que no quedase sombra de duda sobre el sentido de las palabras de Trump, el periodista insistió con un ejemplo. “Entonces, si Caitlyn Jenner visitase la Trump Tower y quisiera usar el baño, ¿vería usted bien que pudiese usar el baño que quisiese?”, le preguntaron. “Es correcto”, confirmó Trump:

Cuando el tuerto es el rey en el país de los ciegos…

Las declaraciones del magnate han sido inmediatamente criticadas por su principal rival en las primarias republicanas, el senador por Texas Ted Cruz, que en un mitin celebrado pocas horas después insistía abiertamente en que “no se debe permitir a hombres adultos que compartan baños con niñas pequeñas”, el actual mantra de los opositores a los derechos LGTB, y acusaba a Trump de compartir en este punto la misma posición que Barack Obama o Hillary Clinton:

Ted Cruz, conviene precisar, es el candidato republicano más estrechamente vinculado a la derecha religiosa, y es considerado unánimemente como un ultraconservador en materia moral. De hecho, la posición más “liberal” de Trump en esta materia no supone una especial sorpresa. A diferencia de Cruz, Trump nunca se ha caracterizado por una especial oposición a los derechos LGTB. Cuando se produjo el encarcelamiento de Kim Davis, la funcionaria de Kentucky que se negaba a permitir que en su condado se emitiesen licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo, Trump llegó a asegurar que el matrimonio igualitario era ya ley, y que por tanto si Davis no quería emitir estas licencias debería haber permitido que sus funcionarios lo hicieran. Un posicionamiento pragmático, que contrastaba con las manifestaciones de apoyo incondicional a Davis por parte de sus oponente republicanos, y muy especialmente de Ted Cruz.

Donald Trump también se ha manifestado en contra de que las empresas privadas puedan despedir a trabajadores por el mero hecho de ser homosexuales, aunque lo ha hecho de forma ambigua y por supuesto sin comprometer un apoyo formal a una posible ley antidiscriminatoria (la Ley de No Discriminación en el Empleo, también conocida como “ENDA” por sus siglas en inglés), que pese a llevar más de dos décadas en discusión aún no ha podido ser aprobada. Y en el pasado, antes de entrar abiertamente en política, Trump ya había demostrado una “cierta sensibilidad” ante la realidad trans, cuando como propietario de la marca Miss Universo aceptó en 2012 readmitir a Jenna Talackova después de haber sido excluida por ser una mujer transexual. Miss Universo, de hecho, modificó sus reglas para permitir a partir de ese momento la participación de mujeres transexuales en todas sus competiciones.

Una trayectoria sin duda menos hostil a los derechos LGTB que la de Cruz, que sin embargo se vio nublada hace varias semanas cuando Trump, en un guiño al sector más conservador de los republicanos, sugirió la posibilidad de revertir la decisión del Tribunal Supremo sobre el matrimonio igualitario… proponiendo en el futuro a nuevos jueces del Supremo dispuestos a valorar de nuevo la cuestión.

Sea como sea, resulta fuera de duda de que si se trata de elegir entre lo malo y lo peor, en materia LGTB desde luego Trump es preferible a Cruz. Dos políticos que libran una batalla cuyo resultado es muy posible que no se decida hasta la misma convención republicana, donde pese a su condición de favorito si Trump no ha sido capaz de reunir los 1.237 delegados que le aseguran la nominación en primera ronda todo puede suceder (el establishment republicano, no lo olvidemos, desprecia a Trump y cada vez son más las voces que se escuchan en el partido en favor de una alianza que evite su nominación, sea en favor de Cruz e incluso en favor de un “tapado” que no haya participado en las primarias).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Kim Davis es una de las candidatas a “Persona del Año” de la revista TIME

Viernes, 11 de diciembre de 2015

davis31La funcionaria homófoba de Kentucky podría ser elegida “Persona del Año” de TIME. La publicación aclara que se busca a la persona “más influyente” en las noticias, sea por su aspecto positivo o negativo.

La infame funcionaria estadounidense Kim Davis “competirá” por el galardón de “Person of Year 2015” de la revista TIME. Aunque los últimos responsables de la elección son los editores de la revista, “eso no significa que los lectores no deban expresar su opinión”, aseguran. En este sentido, la publicación anima a que los lectores emitan su voto a favor de la persona que consideren “más influyentes en las noticias este año, para bien o para mal”. Según se indica desde TIME, las votaciones se cerrarán a las 11:59 pm del 6 de diciembre, aunque la “Persona del Año” se dará a conocer el día 9.

Parece poco probable, sin embargo, que TIME se decante por Davis y que esta acabe protagonizando la portada de esta histórica cabecera estadounidense en calidad de “Persona del Año 2015”. Entre el resto de candidatos se encuentran el CEO de Apple, Tim Cook, y la deportista Caitlyn Jenner (su salida del armario como mujer transexual conmocionó a los EEUU, e incluso fue portada en junio de la revista Vanity Fair). Los candidatos presidenciales demócratas Bernie Sanders y Hillary Clinton aspiran igualmente al premio, junto a JK Rowling, la autora de la saga de libros de Harry Potter. Entre los aspirantes homófobos se encuentran, además de Kim Davis, nombres como los de los republicanos Ted Cruz, Marco Rubio, Ben Carson o Donald Trump.

Davis, símbolo de la comunidad reaccionaria de los Estados Unidos

“Emitir una licencia matrimonial que entra en conflicto con la definición divina de matrimonio, con mi nombre en ella, viola mi conciencia. No es un tema inocuo para mí. Se trata del cielo o del infierno”, expresaba en un comunicado Kim Davis, secretaria del condado de Rowan (Kentucky) para justificar su negativa a acatar la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, que consideró contrario a la Constitución prohibir el matrimonio igualitario. Debido a esta actitud, al margen de la ley, la funcionaria fue encarcelada por un delito de desacato. No obstante, sería liberada poco tiempo después con la condición de no seguir impidiendo las bodas entre personas del mismo sexo, aunque Kim Davis afirmó que los trabajadores de su oficina podrán seguir expidiendo licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo pero que ella no las firmaría, dando a entender que carecerían así de validez.

Desde los sectores más reaccionarios y LGTBfóbicos estadounidenses se ha llegado a catalogar a Davis como una especie de adalid de la libertada religiosa. La hipocresía de muchos de los que la han apoyado, en cualquier caso, les hace ignorar que la vida de esta funcionaria no parece reflejar la “santidad” del matrimonio: divorciada tres veces, casada cuatro (dos de ellas con el mismo marido), tuvo dos hijos fuera del matrimonio… Fue hace cuatro años cuando se refugió en la religión y se convirtió en una “cristiana renacida”.

Desde el bufete de abogados que representa a Kim Davis han pedido a los lectores de TIME que voten por ella, preguntando retóricamente: “¿Quién más que Kim Davis ha influido en las noticias en el último año? Kim Davis inspiró a una nación y al mundo para luchar por la libertad religiosa cuando eligió una celda de prisión en lugar de sacrificar su conciencia”.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Caitlyn Jenner, premiada con el galardón al coraje ‘Arthur Ashe’ en los premios ESPY

Viernes, 24 de julio de 2015

caitlyn_jenner_8553_863xHa habido discursos parecidos antes, pero nunca en la gala anual de los ESPYS, los premios que entrega ESPN, la más importante de la cadena deportiva más importante de Estados Unidos. Posiblemente el ambiente más hostil para la diferencia, el terreno natural del macho alfa. Eso basta para explicar la importancia de este momento y de este discurso. Caitlyn Jenner recibió el premio al coraje “Arthur Ashe” y dio, ante sus familia y sus compañeros del deporte, un discurso que emocionó al público.

Tras recoger el premio, la exatleta olímpica transexual, ganadora de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976, hizo un emotivo alegato a favor de la diversidad y de la autoaceptación.

En su discurso, Caitlyn Jenner habló de los abusos y violencia que se ejercen aún sobre los jóvenes transexuales y dijo haberse tomado muy en serio la responsabilidad de ser ahora una imagen y una voz activa de este colectivo.

Jenner también respondió a aquellas personas que creen que su transexualidad se debe a una estrategia publicitaria diciendo que lo único que quiere “promocionar” es “una idea muy simple: aceptar a la gente por lo que son“.

Los premios ESPY, organizados por la cadena de televisión deportiva ESPN, reconocen cada año a los deportistas y hechos relacionados con el mundo del deporte del momento en el país norteamericano.

Algunos fragmentos del discurso:

“Hasta hace unos meses, nunca había conocido a nadie transexual, a nadie como yo. Nunca. Siempre lidié con mi situación en privado. Pero he conseguido convertir este viaje en algo increíblemente educacional. Me ha abierto los ojos. Me ha inspirado, pero también me ha dado miedo.

En este país, y en todo el mundo, en este mismo momento, hay gente joven intentando aceptar su transexualidad. Están aprendiendo que son diferentes. Y están intentando averiguar cómo manejar eso. Y, por encima de todos esos problemas, están siendo acosados. Están siendo golpeados. Están siendo asesinados. Y están suicidándose.

El mes pasado el cuerpo de Mercedes Williamson, una joven mujer transexual, fue encontrado en un campo de Mississippi apuñalada hasta la muerte. También quiero hablarles de Sam Taub, un joven de 15 años de Bloomfield, Michigan. En abril, Sam se quitó la vida. La historia de Sam me afectó particularmente porque su muerte tuvo lugar unos días antes de que ABC emitiese mi entrevista con Diane Sawyer. Cada vez que esto ocurre la gente se pregunta: ¿pudo haber sido diferente? ¿Hacer esto más visible podría hacer que las cosas cambien? Nunca lo sabremos.

Pero si hay una cosa que yo sé sobre mi vida es el poder de los reflectores. A veces te supera, pero con la atención llega la responsabilidad. Lo que haces y lo que dices es observado y absorbido por millones de personas, especialmente jóvenes. Soy consciente de mi responsabilidad a la hora de contar mi historia de la manera correcta, de seguir aprendiendo, de hacer todo lo que pueda para cambiar el modo en que la gente transexual es vista y tratada. Y, sobre todo, promover una idea muy simple: aceptar a la gente tal y como es. Aceptarla aunque sea diferente.

Mi petición esta noche es que se unan a mí y hagan ustedes lo mismo. ¿Cómo empezamos? Con educación. Aprende todo lo que puedas sobre los demás para entenderlos mejor. Sé que la gente en este lugar tiene respeto por el trabajo duro, por el entrenamiento, por atravesar algo difícil para alcanzar la meta que ansiaban. Yo entrené fuerte. Competí. Por eso la gente me respetó. Pero esta transición ha sido más dura para mí de lo que nadie pudo haber imaginado. Y ese es el caso de mucha otra gente. Sólo por esa razón la gente transexual se merecen algo vital: se merecen el respeto de ustedes.

Y de ese respeto saldrá una comunidad compasiva, una sociedad más empática. Y un mundo mejor para todos nosotros. […] Hay tantos que han hecho esto antes que yo: de Chaz Bono a Laverne Cox… y quiero darles las gracias públicamente. También quiero reconocer públicamente a todos los deportistas transexuales a los que hoy se les da la oportunidad de cumplir su sueño tal y como ellos son.

Aquí llega la parte dura. Quiero dar las gracias a mi familia. El mayor desafío a la hora de decir la verdad sobre mí fue no herir a nadie. Sobre todo, a mi familia y mis hijos. Siempre quise que mis hijos estuviesen orgullosos de su padre por lo que había conseguido en la vida. Me han respetado tanto. Estoy tan agradecida de tenerlos en mi vida. ¡Gracias!

Y por último, mi madre. Mi mamá, que fue operada hace una semana y no sabía si iba a sobrevivir, está aquí conmigo esta noche para compartir esto. Siempre pensamos que había sacado el coraje y la determinación de mi padre, que luchó en la Segunda Guerra Mundial, pero ahora me doy cuenta de que todo eso me vino de ti. Te quiero. Me alegra de que estés aquí para compartir esto conmigo.

Es un honor tener la palabra ‘coraje’ asociada con mi vida. Pero esta noche otra palabra me viene a la mente, y es ‘fortuna’. Le debo mucho a los deportes. Me enseñaron el mundo, me dieron una identidad. Si alguien quería insultarme eso no era un problema porque jugaba al fútbol. Y lo mismo ocurre esta noche. Si quieren insultarme, adelante. La realidad es que lo puedo sobrellevar. Pero a los cientos de jóvenes ahí fuera que están intentando entender quienes son… ellos no se merecen eso. Así que a la gente ahí fuera que se pregunta de qué va todo esto, que se pregunta si esto va sobre publicidad, coraje, controversia… Les diré de qué se trata: se trata sobre qué ocurrirá a partir de aquí. No es sobre una persona, es sobre miles de personas. No va sobre mí, va sobre todos nosotros. Aceptarse unos a otros. Somos todos diferentes. Eso no es malo, es bueno. Y aunque crean que es imposible llegar a comprender cosas incomprensibles, yo les demostraré hoy que es sí es posible. Simplemente, debemos intentarlo todos juntos”.

Fuente Cáscara Amarga y SentidoG

General, Historia LGTBI , ,

Un pastor bautista pide a Dios que Caitlyn Jenner “se muera y se vaya al infierno”

Lunes, 22 de junio de 2015

pastor_steven_andersonPese a que en la Biblia no se diga nada explícitamente a favor ni en contra de la transexualidad, y que dentro del cristianismo haya tradiciones que indiquen que algunos santos fueron transexuales, lo cierto es que las personas trans no son bien acogidas dentro del catolicismo ni de ninguna de las otras religiones, por norma general.

Uno de los últimos ejemplos y más alarmantes lo hemos tenido con la Iglesia Bautista del Mundo, en la el pastor Steven Anderson durante un sermón ha deseado la muerte a Caitlyn Jenner, la mujer transexual que protagonizó la última portada de Vanity Fair.

Así, la catalogó a Caitlyn (a la que trataba por su antiguo nombre masculino) de “horrible transexual, embajador de los homosexuales”. Además de mezclar la transexualidad y la homosexualidad, este religioso indicó que la exatleta es “sólo un evangelista de la sodomía y la suciedad en el mundo. Y entonces la gente dice así, como, “Oh, pidámosle a Dios que encuentre a Jesús”.”Yo voy a pedirle a Dios que muera y se vaya al infierno”.

Un mensaje que choca con las creencias religiosas más básicas que dicen que Dios ama a todos los hombres, y que manda al garete la premisa básica de Jesús de “amáos los unos a los otros”. Y es que en el corazón de Anderson hay lugar para el odio. “Lo odio con odio completo. No, no tengo amor por éste Bruce ‘freak’. Deseo que muera hoy. Deseo que muera y se vaya al infierno. ¡Es asqueroso! ¡Es sucio! ¡Es reprobable!…¡deseo que su corazón explote ahora mismo! ”. Además, indicó que “¡nadie que defienda a ése fenómeno (“freak”) es bienvenido en ésta Iglesia!”.

Aquí puedes ver las palabras de Stephen Anderson.

De todos modos, las declaraciones de Stephen no pillan a nadie por sorpresa. Anteriormente ya había realizado otras declaraciones en contra de las personas LGBT, como aquellas de “si ejecutamos a los gays como dios manda, acabamos con el Sida antes de Navidad”.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Bautista, Iglesias Evangélicas , , , ,

Así reaccionan los niños al cambio de sexo de Caitlyn Jenner

Lunes, 15 de junio de 2015

JennerPrecioso…

El cambio de sexo de Caitlyn Jenner acaparó portadas, trending tópics y comentarios hace unos días. Su cambio fue brutal y sorprendente. Hemos visto y escuchado de todo sobre este cambio de aspecto pero ahora tenemos la opinión de los más pequeños. Ya se sabe que a sinceridad no gana nadie a los niños.

En el vídeo vemos cómo primero dan su opinión sobre Bruce Jenner, al que ven como un hombre fuerte y deportista. Después, ven una foto de Caitlyn, y la describen como una mujer guapa, segura de sí misma y feliz. Entonces llega el momento en el que se les cuenta que son la misma persona y se les preguntan qué piensan. Sus reacciones son variadas, y algunas una verdadera lección de respeto que muchos adultos deberían tomar en cuenta.

https://www.youtube.com/watch?v=ESEzPXTd-Kw

Fuente | UPSOCL, vía AmbienteG

Cine/TV/Videos, General , , ,

Caitlyn Jenner, antes conocida como Bruce Jenner, orgullosa de su identidad femenina y de su nuevo nombre en “Vanity Fair”

Viernes, 5 de junio de 2015

JennerEs sin duda una de las imágenes del momento. Caitlyn Jenner, antes conocida como Bruce Jenner, es la protagonista de la portada de julio de la edición americana de Vanity Fair, donde muestra orgullosa su identidad femenina en una preciosa fotografía de Annie Leibovitz:

Hace solo unas pocas semanas que Bruce Jenner asumía públicamente, en un programa de televisión, su identidad de género femenina. Exatleta y popular personaje de la televisión en Estados Unidos, su salida del armario como mujer transexual conmocionó al país. Preguntada por la presentadora Diane Sawyer “¿eres una mujer?”, Jenner aseguraba que “sí, lo soy a todos los efectos”. Como explicamos entonces, aunque los medios especulaban con el nuevo nombre que Jenner adoptaría, ella prefería hacerlo público más adelante. No ha tardado demasiado, sin embargo: “Llámenme Caitlyn” es el titular de reportaje que le dedica Vanity Fair, en el que la que fuera ganadora del oro en decatlón en los Juegos de Montreal (cuando su identidad social era masculina) reflexiona sobre su proceso de transición.

Jenner ha aprovechado además la imagen de portada del Vanity Fair para inaugurar una cuenta de Twitter con su nuevo nombre que en solo cuatro horas y tres minutos alcanzaba el millón de seguidores, rompiendo el récord de rapidez que hasta ahora ostentaba la cuenta de Barack Obama. De hecho, en el momento de preparar esta entrada Caitlyn Jenner ya como más de 2.200.000 seguidores en Twitter, un fenómeno al alcance de muy pocas celebridades.

Os dejamos con un vídeo en blanco y negro que recoge imágenes de la sesión fotográfica y en el que puede escucharse la voz de la propia Caitlyn Jenner comparando la vida de “mentiras” de Bruce con su nueva vida como Caitlyn. “Caitlyn no tiene secretos. Tan pronto como la portada de Vanity Fair vea la luz, seré libre”, finaliza…

Bruce Jenner, exatleta y popular personaje de la televisión en Estados Unidos, salía del armario como mujer trans en una entrevista. Bruce Jenner asumía públicamente, en un programa de televisión, su identidad de género femenina. Preguntada por la presentadora Diane Sawyer “¿eres una mujer?”, Jenner asegura que “sí, lo soy a todos los efectos”. Visiblemente emocionada, explicaba que su mayor preocupación ahora es la futura relación con sus siete hijos. Aunque diversos medios de comunicación amarillistas especulan con los nombres de ‘Brigitte’ o ‘Belinda’, Jenner comunicará su auténtica nueva identidad más adelante, en el momento en el que lo considere oportuno y avance en su proceso de reasignación sexual. Se granjeó su popularidad en 1976 al ganar la medalla de oro en decatlón, durante las olimpiadas de Montreal y, posteriormente, ha trabajado en películas como Can’t Stop the Music y en diversos programas de televisión.

En el siguiente vídeo se resumen los momentos más relevantes de la entrevista en la que Jenner reconoce abiertamente que es una mujer:

El pasado mes de septiembre, Jenner anunciaba la ruptura con Kris Jenner, tras un matrimonio de 22 años. El divorcio concluía, según la propia Jenner, un proceso de separación “totalmente amistosa”, pero motivada por “diferencias irreconciliables”. Al parecer, el reconocimiento de su identidad femenina pudo ser uno de los escollos en la relación. Porque, por otra parte, Jenner afirma que nunca ha sido gay, ya que siempre ha sentido atracción por las mujeres. “Siempre me he sentido heterosexual”, exclama en su entrevista.

Durante muchos años, Jenner fue una “persona confundida” y “estaba muerta de miedo, sin saber qué sería de mi futuro”. Incluso admite que se sintió tentada de suicidarse pero, afortunadamente, decidió seguir adelante “para ver qué pasaba”. Y aunque durante la infancia ya descubrió las primeras manifestaciones de su identidad femenina, Jenner se mantuvo públicamente como hombre al conocer a Kris e iniciar una vida familiar con ella.

Ha sido ahora, a sus 64 años, reconoce que “mi cerebro es más el de una mujer que el de un hombre”, ya que es una mujer “a todos los efectos”. A través de este post le deseamos a Jenner un futuro prometedor y alabamos su valentía. Una persona de su popularidad y con su trayectoria puede ser un referente positivo para otras personas en una situación similar.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.