Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jerrold Nadler’

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprueba la Ley de Igualdad para proteger a las personas LGTBI contra la discriminación

Martes, 21 de mayo de 2019

Manifestacion_gay_proximidades_Capitolio_2009La Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha aprobado la Ley de Igualdad, que pretende reformar la vigente Ley de Derechos Civiles para que también proteja a las personas LGTBI contra la discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género. La ley ha sido votada favorablemente por la inmensa mayoría de los representantes del Partido Demócrata, pero con la oposición de la práctica totalidad de los representantes del Partido Republicano. Esto último advierte de la poca probabilidad de que sea convalidada por el Senado, donde los republicanos son mayoría, paso necesario para su entrada en vigor. El presidente Donald Trump, por su parte, ya anunció su oposición a la Ley de Igualdad debido a que contiene «píldoras envenenadas», refiriéndose a los artículos que protegen los derechos de las personas trans.

El pasado viernes 17 de mayo, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos votó el proyecto de Ley de Igualdad que había sido presentada por el Partido Demócrata el pasado mes de marzo. La prontitud en la votación se debía a la voluntad de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, quien, en palabras de la directora ejecutiva de GLAAD, «ha convertido a los derechos LGTBI en la piedra angular de su carrera».

La votación se saldó con 273 votos favorables y 173 en contra, una mayoría amplia que refleja la composición de la cámara baja, en estos momentos en manos del Partido Demócrata. Un total de 228 representantes demócratas votaron a favor y 7 se abstuvieron. En el bando republicano, votaron a favor 8 representantes, 173 lo hicieron en contra y 16 se abstuvieron.

Ley-de-Igualdad-Estados-Unidos

Se trataba de la segunda ocasión en que se presentaba este proyecto de ley de reforma de la Ley de Derechos Civiles, vigente desde 1964, que fue introducido por primera vez en 2015, sin éxito, debido al rechazo de la mayoría republicana.

Actualmente, la Ley de Derechos Civiles prohíbe la discriminación por razón de sexo, raza, color, origen nacional y religión en el derecho al voto, el acceso a la educación, la vivienda, el empleo y los establecimientos y servicios públicos. El proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes, una versión del presentado infructuosamente en 1974, añade a estas categorías protegidas la orientación sexual y la identidad de género.

Tan solo veinte de los cincuenta estados que conforman los Estados Unidos cuentan con leyes o normativas que impidan, en mayor o menor medida, la discriminación de las personas LGTB. La Ley de Igualdad pretende que esa protección sea de ámbito federal.

Sin embargo, la dificultad para que la Ley de Igualdad tome vigencia está en el Senado, de mayoría republicana y donde se presentó en la misma fecha que en la Cámara de Representantes. Se necesitaría que, además del voto favorable de todos los senadores demócratas e independientes, se sumaran los de al menos cuatro senadores republicanos, algo altamente improbable. Incluso la primera dificultad estribaría en que el líder del Partido Republicano en el Senado, Mitch McConnell, acepte presentarla en comisión para su debate y su posterior votación en un plazo razonable.

La reforma de la Ley de Derechos Civiles tampoco obtendría la aprobación presidencial, según declaraba un alto funcionario de su equipo en el siguiente comunicado: «La Administración Trump se opone absolutamente a la discriminación de cualquier tipo y apoya la igualdad de trato para todos. Sin embargo, este proyecto de ley en su forma actual está lleno de píldoras envenenadas que amenazan con socavar los derechos de los padres y de conciencia». Estas afirmaciones contrastan con las que sostenía anteriormente Donald Trump, quien, en unas declaraciones efectuadas en el año 2000 a la revista The Advocate, afirmaba que le gustaba «la idea de enmendar la Ley de Derechos Civiles de 1964 para incluir la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual. Sería simple. Sería sencillo. Una enmienda a la Ley de Derechos Civiles otorgaría la misma protección a los homosexuales que a lo demás estadounidenses, es lo justo».

A pesar de las pocas probabilidades de que la Ley de Igualdad tome finalmente efecto, su aprobación por parte de la Cámara de Representantes ha sido vista por los defensores de los derechos LGTBI como un avance de gran fuerza simbólica. Human Rights Campaign lo expresaba de esta manera en las redes sociales: «Es la primera vez que una cámara del Congreso ha aprobado un proyecto de ley integral de derechos civiles LGTBI que finalmente proporcionaría protecciones claras y a nivel nacional para las personas LGBTQ en su vida cotidiana».

Las fuerzas conservadoras en contra de los derechos de las personas trans

Como hacen sospechar las declaraciones del equipo presidencial y han manifestado claramente los representantes del Partido Republicano opuestos a la aprobación de la Ley de Igualdad, son los derechos de las personas trans los que provocan un mayor rechazo entre las filas conservadoras.

La defensa del proyecto de ley por parte del Partido Demócrata se podía resumir con las palabras de Jerrold Nadler, representante por Nueva York y presidente del Comité Judicial: «La cuestión que tenemos ante nosotros no es si la comunidad de LGTBI se enfrenta una discriminación escandalosa e inmoral, puesto que los hechos demuestran claramente que sí lo hace. La pregunta es si nosotros, como Congreso, estamos dispuestos a tomar medidas para hacer algo al respecto. La respuesta va directamente al corazón de lo que queremos ser como país, y hoy, esa respuesta debe ser un resonante ‘sí’».

Mientras tanto, los representantes republicanos defendían su rechazo a la igualdad de derechos para las personas LGTBI con referencias a la «seguridad de las mujeres y los niños en los espacios privados», en alusión al derecho de las personas trans a utilizar los baños públicos que se corresponden a su identidad de género. También mencionaban los «problemas de conciencia» para el personal sanitario involucrado en las cirugías y tratamientos para la reasignación de género, o que «se obligaría a los centros escolares a que enseñasen educación sexual en la que se afirmaría que la identidad de género es por propia identificación».

Para dar una idea del fanatismo que destilan las fuerzas conservadoras, el grupo extremista Liberty Counsel emitía un comunicado tras la votación en la Cámara de Representantes en el que señalaba con nombres y apellidos a los ocho representantes republicanos que habían votado favorablemente a la Ley de Igualdad. Según Liberty Counsel, «nadie que haya votado por la mal llamada «Ley de Igualdad» merece servir en el Congreso. Este proyecto de ley destruye la libertad religiosa fundamental sobre la que se fundó América. Este proyecto de ley es antipatriótico y peligroso. La mal llamada «Ley de Igualdad» no tiene nada que ver con la igualdad y es la amenaza más seria a la vida y la libertad jamás propuesta por el Congreso. Este proyecto de ley debe ser detenido en el Senado. Si este proyecto de ley se convierte en ley, las consecuencias serán sobrecogedoras». En anteriores oportunidades, Liberty Counsel había afirmado que el proyecto de ley «abriría la puerta a la pedofilia, a la prohibición de la Biblia y al incremento de las agresiones sexuales».

La mayoría de la población a favor de la no discriminación de las personas LGTBI

Estas presiones de las fuerzas ultraconservadoras hacen mella en el Partido Republicano. Sin embargo, su oposición a la reforma de la Ley de Derechos Civiles para incluir a las personas LGTBI entre quienes estén protegidas contra la discriminación choca con la realidad social, que muestra que la mayoría de la población estadounidense es favorable a esa protección. Según una reciente encuesta de Public Religion Research Institute (PRRI), un 69 % de los ciudadanos estadounidenses se mostraría favorables a una ley contra la discriminación de las personas LGTB, mientras que tan solo se opondría el 24 %. Esta mayoría se alcanza en todas las edades y entre quienes profesan las distintas ideologías o creencias religiosas. Si bien el apoyo es mayor entre los ciudadanos de menor edad, los demócratas o quienes profesan religiones como el judaísmo o el budismo, también es mayoritario entre los mayores de 65 años, los republicanos (incluso los más conservadores) o quienes se declaran mormones, musulmanes o testigos de Jehová. Así se comprueba en la siguiente tabla (podéis pinchar en ella para verla a mayor tamaño):

También se extiende a cada uno de los cincuenta estados. El apoyo es mayor en los estados que componen Nueva Inglaterra o la Costa Oeste, pero también hay un fuerte respaldo en muchos de los estados del Medio Oeste. Es menor en los estados del Sur, pero aun así en todos ellos la mayor parte de la población se declara a favor de las leyes antidiscriminatorias. Se puede comprobar en la siguiente tabla (podéis pinchar en ella para verla a mayor tamaño):

Encuestas-leyes-proteccion-LGTB-Estados-Unidos

Encuestas-leyes-proteccion-LGTB-Estados-Unidos-por-estado

 

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

Demócratas se oponen a plan de Trump que permite que médicos no atiendan a personas LGBTQ

Viernes, 25 de mayo de 2018

trump Cogresistas demócratas de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos consideran que negar la salud a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y queers por motivos religiosos representaría un gran retroceso en materia de derechos civiles.

Una solicitud formal ha realizado un grupo de 127 demócratas en la Cámara de Representantes al director de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) de la Casa Blanca a fin de que se impida la aprobación de un plan impulsado por el presidente Donald Trump, que permitiría a los médicos negarse a tratar a personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Queers (LGBTQ) si tienen una objeción religiosa.

Esto implicaría echar para atrás la protección conseguida durante la administración del presidente Barak Obama, según la cual, los profesionales de la salud, hospitales, y compañías de seguro no podían negarse a dar cobertura, asistencia y tratamiento por motivos religiosos.

Los opositores a la eliminación destacan que esto podría significar que las personas LGBT y las personas que han tenido abortos podrían ser rechazados legalmente.

Los congresistas indicaron que de aprobarse ese plan, resultaría muy dañino para las mujeres y las personas LGBTQ, que a menudo ya son discriminadas. Además, afirman que es un precedente peligroso que incentiva la discriminación.

“Nadie debería ser rechazado para recibir atención médica por lo que son”, dijo el congresista Jerrold Nadler de Nueva York.

La congresista de California Julia Brownley agregó: “Revertir la Ley de Derechos de Atención Médica abriría la puerta para que los proveedores de atención médica y las compañías de seguros nieguen la atención a las personas en función de sus creencias personales, lo que amenazaría a las mujeres y las personas LGBTQ en todo el país”.

La carta también destacó que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) ha eliminado recientemente las directrices sobre identidad de género y orientación sexual de su sitio web.

Por otra parte, Caitlyn Jenner ha insistido nuevamente, en esta ocasión durante una entrevista con la revista Broadly, que la política del presidente Trump contra los derechos de las personas LGBTI en Estados Unidos la tiene decepcionada. “Ha sido, para todos los asuntos LGBT, el peor presidente que hemos tenido”, dijo quien en un principio había mostrado su simpatía por el mandatario.

“Quiero que sepa políticamente, estoy decepcionada, obviamente. No quiero que nuestra comunidad retroceda”, afirmó. También destacó que “creo que es bueno que yo esté en el bando republicano porque los republicanos lo saben, y tengo una relación inmediata con ellos para cambiar sus ideas”.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Nueva York levantará su primer monumento por los derechos LGTB

Jueves, 5 de mayo de 2016

10336662_924684207553994_9108386462664957917_nSegún recoge el The Washington Post, el todavía presidente de los EEUU, Barack Obama, está finalizando el proceso de aprobación del primer monumento nacional que se levantará en reconocimiento de los derechos y las contribuciones que ha realizado el colectivo LGTB.

El 26 de junio se ha convertido en una fecha histórica para EEUU en general y para el colectivo LGTB en particular. El año pasado, en esta señalada jornada se produjo la sentencia del Tribunal Supremo del país por la que el matrimonio igualitario pasaba a ser legal en todos y cada uno de los 50 estados del gigante norteamericano.

Para conmemorar este colosal triunfo de los derechos civiles y de la democracia estadounidense, la administración que todavía lidera Barack Obama, quiere levantar el primer monumento nacional por los derechos LGTB en este mismo día. 

La zona de Nueva York que ha sido elegida para acoger este monumento también tiene que ver con la historia de la comunidad en EEUU. Se trata del barrio de Greenwich Village, cuna de los disturbios de Stonewall y germen del activismo LGTB estadounidense.

La mayoría de los monumentos nacionales de EEUU ponen de relieve paisajes salvajes o lugares históricos. Sin embargo, este nuevo monumento refleja la diversidad de la población y el cambio de actitud en la sociedad estadounidense que se ha visto enriquecida por las diferencias y se ha convertido en una sólida defensora del colectivo LGTB. 

Jerrold Nadler, que introdujo una legislación en diciembre pasado para nombrar a Stonewall como un sitio histórico para el páis, encabezará una reunión pública para discutir la propuesta con la secretaria del Interior de Sally Jewell y el director del Servicio de Parques Nacionales, Jonathan Jarvis.

Para Nadler, senador por el partido demócrata, el monumento convertiría unos sucesos nacionales en toda una celebración mundial de los derechos LGTB:

El levantamiento de Stonewall se convirtió en el mayor catalizador para el cambio en la autoconciencia de la comunidad LGBT, así como en la percepción y la aceptación de las personas LGTB en los EEUU, y ahora representará a la lucha mundial por los derechos del colectivo” 

15carter_CA0-articleLarge(Sacerdotes en la marcha del orgullo gay de Nueva York en la década de 1980)

Fuente Redacción Chueca

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Legisladores quieren que la cuna del movimiento gay en EE UU sea un parque nacional

Miércoles, 23 de septiembre de 2015

stonewall_innLos dos demócratas quieren que el Stonewall Inn sea declarado parque nacional, una distinción con la que se protegen espacios naturales, pero también lugares históricos.

Dos legisladores estadounidenses propusieron ayer que el bar Stonewall Inn de Nueva York, considerado la cuna del movimiento por los derechos de los homosexuales, sea declarado parque nacional.

La senadora Kirsten Gillibrand y el congresista Jerrold Nadler presentaron su iniciativa frente al conocido establecimiento del West Village, en el que en el año 1969 se vivieron los disturbios que dieron pie al orgullo gay y a la organización de la comunidad homosexual.

Los dos demócratas quieren que el Stonewall Inn sea declarado parque nacional, una distinción con la que se protegen espacios naturales, pero también lugares históricos.

De hecho, de los más de 400 parques nacionales del país, dos tercios son puntos de interés histórico o cultural. “El Servicio de Parques Nacionales debería contar la historia de todos los estadounidenses, incluida la comunidad LGBT”, defendió Nadler a través de su cuenta en Twitter.

El Stonewall Inn cuenta ya con la distinción de monumento histórico, pero convertirse en parque nacional reforzaría su protección y su promoción como lugar de interés.

Este año, el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos cuenta con un presupuesto de unos 3.650 millones de dólares para gestionar los más de 400 parques que forman parte del sistema, que el pasado año atrajeron a más de 292 millones de visitantes.

La sede del Stonewall Inn fue originalmente dos edificaciones construidas en la década de 1840 como establos y que en 1930 fueron unidos con una fachada uniforme y convertidos en una panadería.

En 1934 el edificio pasó a ser un restaurante, el Stonewall Restaurant, y en 1967 reabrió como club gay, reteniendo el nombre de Stonewall.

El establecimiento, que sigue abierto, conserva su revestimiento de ladrillos, su entrada de arcos, y sus pequeñas ventanas que dan a la calle, asociadas con los bares gay de la década de 1960.

En 1969 el Stonewall Inn fue escenario de los históricos disturbios iniciados a raíz de una redada de la Policía, a la que se enfrentó buena parte de la comunidad homosexual durante varios días.

La sublevación en el bar desembocó en el movimiento por los derechos de la comunidad homosexual y pocos meses después, en respuesta a lo ocurrido, se crearon varias organizaciones en Nueva York, entre ellas Gay Liberation Front, The Gay Activist Alliance, Radicalesbians y Street Transvestites Action Revolutionaries.

Fuente Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.