Archivo

Archivo para Sábado, 9 de enero de 2016

Verdadera paz

Sábado, 9 de enero de 2016

Del blog de la Communion Béthanie:

Tras las huellas vivas de Etty Hillesum

Mientras que nuestro mundo contemporáneo atraviese una crisis de sentido, una joven mujer judía puede ayudarnos a atravesar la prueba y a guardar la esperanza.

Del 1941 al 1943, en Amsterdam, Etty Hillesum mantiene un diario de una densidad excepcional. Consigna en 11 cuadernos las últimas experiencias de su vida. Este extraordinario documento es un verdadero testamento espiritual. Descubrimos allí su fe inquebrantable en el hombre al mismo tiempo que éste comte sus más negras fechorías durante la segunda guerra mundial. Etty Hillesum murió en Auschwitz el 30 de noviembre de 1943 después de haber pasado los últimos meses de su vida en el campo de tránsito de Westerbork al servicio de sus hermanos judíos.

coexistence

” Si la paz se instala un día, sólo podrá ser auténtica si cada individuo hace primero la paz en sí mismo, extirpa todo sentimiento de odio hacia cualquier raza o  pueblo cualquiera sea.

*

Etty Hillesum

1192871981

***

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

“Año 2016: amor más allá de la misericordia”, por Martín Gelabert Ballester, OP

Sábado, 9 de enero de 2016

El buen Samaritano_jpgDe su blog Nihil Obstat:

El término «misericordia» está compuesto por dos palabras: miseria y corazón. El corazón indica la capacidad de amar; la misericordia es el amor que abraza la miseria de la persona humana. Estas palabras del Papa sitúan en su justo lugar a la misericordia: es una forma de amar, que se despliega a la vista de la necesidad del prójimo. Pero el amor no se agota en la misericordia. Hace posible la misericordia, pero no se reduce a ella. El ideal del amor cristiano no es la misericordia. San Agustín tiene un texto iluminador a este respecto: “No debemos desear que haya pordioseros para ejercer con ellos las obras de misericordia. Das pan al hambriento, pero mejor sería que nadie tuviese hambre, y así no darías a nadie de comer… Quita los indigentes y cesarán las obras de misericordia. Cesarán las obras de misericordia, ¿pero acaso se apagará el fuego de la caridad?”. San Agustín termina diciendo que el auténtico amor no es el que damos al necesitado, sino el amor entre iguales. En cierto modo, cuando socorremos al necesitado nos ponemos por encima de él.

Estas reflexiones de san Agustín inciden en un aspecto importante de la relación entre amor y misericordia y nos hacen caer en la cuenta de que el auténtico amor es el que se da entre iguales. Por eso Dios, para amarnos como no se podía amar más, se hizo uno de nosotros. Es posible decir que el amor de Dios empieza siendo misericordioso, porque él tiene la iniciativa de despojarse de su categoría de Dios y hacerse uno de nosotros. Pero esta misericordia divina se diría que queda superada una vez que Dios se ha hecho uno de nosotros y se ha puesto a nuestro nivel. Entonces el amor entre Dios y el hombre, manifestado en Cristo, adquiere la categoría de amistad.

La misericordia tiene muchas vertientes. El año jubilar puede ser una estupenda ocasión para profundizar en ellas. Siempre es fruto del amor, pero el amor no se queda en el mero socorrer la indigencia. Busca una relación en la que no pueda decirse: te amo por lo que me das (o sea, me amas porque necesitas mis bienes). Este amar sin ambicionar las riquezas del otro, solo es posible si los amantes están en un plano de igualdad. Si hay necesidad no es de los bienes del otro, sino del otro como bien al que mi corazón amante le desea bien sin buscar compensación alguna. Esta igualdad entre los amantes, que se necesitan por sí mismos, pero no por lo que se pueden dar, es condición de perfección del amor. Incluso en el caso del Dios que perdona los pecados, su amor va más allá del perdón, pues este perdón es el primer paso para que el pecador pueda convertirse en amigo y en hijo. También ahí la misericordia del perdón queda superada para entrar en una relación de amor, en cierto modo entre iguales.

Las penosas urgencias de muchos hacen necesaria la misericordia. Pero es preciso caminar hacia un mundo en el que haya cada vez menos penosas urgencias, para que sea posible el mejor amor. El mejor amor es gratuito y desinteresado.

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

Wendy Gritter, la ex-líder del homófobo Exodus que se dedica ahora a casar a parejas del mismo sexo

Sábado, 9 de enero de 2016

noticias_file_foto_1026719_1452185389En junio de 2013, Exodus International, la mayor organización de “ex-gays”, cerraba sus puertas y pedía perdón por las “terapias reparadoras de la homosexualidad”. Unos años antes, en 2008, una de sus líderes, Wendy Gritter, que fue excomulgada de la organización por oponerse a seguir realizando algo en lo que ya no creía se disculpaba por el daño que había causado reconociendo que las ‘terapias de sanación’ causaban mucho dolor a quienes las iniciaban. Ahora, en una serie titulada ‘Cielo o infierno’, Gritter cuenta en el canal de Daily Xtra cómo entró a formar parte de la organización y explica los motivos que le llevaron a enfrentarse al movimiento ‘ex gay’.

“Fue una especie de choque en mi mente darme cuenta de que lo que estaba liderando había traumatizado a muchas personas hasta el punto de tener ideas suicidas”, explica en una entrevista con Xtra.

Gritter es desde 2002 directora ejecutiva de una nueva iglesia llamada New Direction Ministries que ofrece un ‘lugar seguro y amplio para las personas pertenecientes a las minorías sexuales para explorar y crecer en la fe en Jesucristo”.

Gritter vive en un suburbio de Toronto en Canadá. Es una apasionada defensora de aquellos que han sido heridos o marginados por la iglesia. Defiende que la Iglesia se empobrece si cualquier voz no encuentran respuestas. Wendy está agradecida de haber aprendido mucho de la valentía, capacidad y fe tenaz de los cristianos LGTB que ha llegado a conocer. Es una reconocida colaboradora internacionalmente en temas sobre la fe y sexualidad. Como una ávido estudiante de la iglesia, se compromete a dotar a la congregación local de herramientas que “fomenten la hospitalidad sin distinción”.

Parte de su trabajo consiste ahora en bendecir a las parejas del mismo sexo y oficiar matrimonios LGBTI. Gritter asegura que ahora se siente “como si estuviera realmente haciendo la obra de Dios”.

El canal Xtra ha decidido dividir en capítulos el reportaje sobre las ‘terapias de sanación’ y, de momento, han colgado en Youtube esta entrevista de Wendy Gritter (está en inglés):

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

“Huir del pueblo para ser un poco más uno. Migrantes sexuales en Uruguay”, por Lourdes Rodríguez .

Sábado, 9 de enero de 2016

15_2Migrantes mesoamericanos gays
Foto: Rubén Figueroa

Un interesante artículo que pone en evidencia la realidad de tantas personas que tienen que salir de su entorno para poder ser y existir…

Tener que huir de sus localidades de origen para evitar ser aplastado por el estigma de “el puto” o “la torta” del pueblo, convertirse en mito o leyenda o sacarse de encima el dedo de la vecina. Escapar de la golpiza, del insulto sistemático o de sus familias. Buscar una ciudad donde poder hacer una consulta al médico sin sufrir hostigamiento, donde además acceder a viviendas y empleo dignos, cuando es posible. Jóvenes con orientaciones sexuales diversas llegan a Montevideo para empezar de cero.

Estas cuestiones emergen de los relatos de 32 jóvenes de entre 20 y 29 años que se autoidentifican como lesbianas, gays, bisexuales, “msms” (sigla que significa “mujeres que tienen sexo con mujeres”) y “hshs” (“hombres que tienen sexo con hombres”). Todos entrevistados por Romina Martinelli para su tesis de grado “Migrantes sexuales: Éxodo en suelo uruguayo” (disponible en http://ipidar.org/sexualidades).

La investigación fue realizada en el marco de la Licenciatura en Sociología de la Universidad de la República con el financiamiento de la Universidad Nacional de La Plata y el Instituto por la Igualdad y la Democracia. La migración sexual es una realidad de larga data, pero una novedad conceptual poco explorada. La búsqueda y el traslado a destinos menos hostiles con la diversidad sexual suele encubrirse tras motivaciones económicas, académicas, familiares o de salud. Martinelli indaga cómo el cambio de escenario interior-Montevideo posibilita una “mayor laxitud” para negociar identidades “no heteroconformes”.

Sin estar exenta de violencia o discriminación, la capital ofrece elementos materiales y simbólicos que funcionan como “válvula de escape” de las tensiones impuestas por el statu quo heteronormativo, y a tener una vida mejor en relación con las experiencias de sus comunidades de origen.

Martinelli recorre las trayectorias identitarias de jóvenes que portan una sexualidad “disidente”, buscando desentrañar el impacto que tiene el traslado dentro del territorio uruguayo. Coloca el foco en las transformaciones de los “guiones sexuales” impuestos de estos sujetos que migran en busca de localidades con menores grados de lesbo, homo y bifobia.

Parte de la idea de que las identidades se basan en “definiciones mutuas” e introduce el concepto de “carreras morales” como producto de la interacción, devuelta en imágenes que hacen a la identidad de los sujetos, así como al conjunto de imágenes con que el individuo describe para sí a los demás. Las prácticas (guiones sexuales) demandan información, que es tomada de esas imágenes construidas de sí mismos y de los demás (carreras morales). En el cambio de escenario interior-Montevideo las percepciones de sí, del entorno y de los otros se resignifican y reorientan en favor del desarrollo de las identidades sexuales.

El vacío simbólico (o referencial) en sus lugares de origen arrincona en sus armarios a los jóvenes con orientación sexual diversa. Su deseo no existe, no se visualiza, no se nombra. Lo que les ocurre “no se habla” ni en sus casas ni en las currículas educativas. La constatación de Martinelli es que una vez en Montevideo descubren que no están solos, que hay otros como ellos. Sólo esa comprobación disminuye considerablemente la “tensión, angustia y soledad” del sujeto. En el suelo montevideano conocen nuevas personas y suelen aparecer “nodrizas lgb” o hadas madrinas que los conectan con nuevos escenarios: lugares de encuentro e intercambio específicos (marchas, boliches, ciclos de cine, seminarios, talleres) amigables con ellos.

Martinelli habla de un nuevo proceso de socialización secundaria. Se producen cambios en la manera de autoconcebirse, de valorarse, de relacionarse, de redefinir y renegociar significados, y por ende de vincularse. Estos elementos reflejan la transformación de sus carreras morales y habilitan nuevos guiones sexuales.

Los matices

Las personas que cuentan con el apoyo de su núcleo primario radicado en el interior evidencian procesos “más favorables” que aquellas que no están respaldadas. Hay quienes han podido gestionar su orientación sexual entre amigos y familiares, pero no en sus trabajos, donde más bien la ocultan. En la capital éste es el ámbito donde se acumulan las nuevas dificultades y tensiones para los jóvenes lgb (lesbianas, gays y bisexuales), msms y hshs.

En los relatos aparecen situaciones diarias de discriminación y temor al rechazo y la exclusión. Lo que sucede en el ámbito laboral se vuelve clave porque la pérdida de un puesto de trabajo puede suponer tener que regresar al interior y allí se pone en juego no sólo un salario, sino todo un proceso personal. Por otra parte, quienes sí han salido del armario en sus trabajos comprueban que pueden construir relaciones más “auténticas y saludables” a la vez que conviven con un menor grado de tensión y tienen mayor autoconfianza para desempeñarse en diversas tareas.

Los jóvenes que vuelven con mayor frecuencia al interior son, una vez más, los que han transitado procesos positivos de salida del armario con sus familias. No obstante, incluso éstos realizan “modificaciones temporales” relacionadas a su identidad sexual. De alguna manera, vuelven al clóset en su territorio de origen: “omiten” su orientación sexual fuera de su familia -para no exponerlos o “faltarles el respeto”-, no viajan con sus parejas, no hablan de su vida afectiva o caminan y se visten diferente.

Martinelli también arroja luz acerca de cómo las construcciones sociales en torno al género posicionan diferente a varones y mujeres al momento de negociar sus identidades. Si bien ambos desafían la normatividad al generar vínculos sexuales y afectivos con personas de su mismo género, entiende que la peor parte la llevan las mujeres lesbianas, bisexuales y msms. Contrariamente, la mayoría de los entrevistados tiene la percepción de que es más difícil para los varones tramitar su “disidencia” sexual, porque quedan más expuestos y porque la invisibilidad les otorga a las mujeres “disidentes” una zona de confort y refugio. Para la investigadora, estas mujeres, que dejan de estar disponibles para el deseo heterosexual y para la reproducción, parten de un orden sociosexual de menor privilegio, mientras que los varones históricamente han tenido amplios permisos para disfrutar a sus anchas de su sexualidad.

DESCARGAR TRABAJO COMPLETO

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Condenado a 18 meses de prisión el hombre con ‘tutú rosa’ que le propinó una paliza a un joven gay en Londres

Sábado, 9 de enero de 2016

noticias_file_foto_1026706_1452160234No cabe duda que la historia de la agresión a una pareja gay de adolescentes londinense tiene todos los componentes de un ataque homofóbico por mucho que el magistrado haya desestimado ese cargo. Ayer, Alan Banks, de 27 años de edad, fue condenado a 18 meses de prisión por haber propinado una paliza a Robbie Kingsford, de 21 años de edad, que le dejó mal herido con contusiones en la cara, cortes profundos en el cuerpo y los dos ojos morados. El agresor vestía un tutú rosa a juego con la cara pintada del mismo color, camiseta negra y bailarinas en vez de zapatos. Los hechos sucedieron en el KFC de Surbiton, una zona suburbana al sur-oeste en Londres. La pareja fue abordada por Banks y su amigo Samuel Luz, también de 27 años, la noche de Halloween, el 1 de noviembre de 2014. Ambos agresores se dieron a la fuga.

Tras el ataque, Brian Kingsford, el padre de Robbie, un celador en el Consejo de Kingston, creó un grupo de Alerta Roja en Facebook para encontrar a los criminales que atacaron a su hijo. Desde el lanzamiento de la página, cerca de 16.000 personas se han unido al grupo lo que ha permitido dar con los agresores.

Según se ha explicado durante el juicio, los atacantes le pidieron a la víctima un cigarrillo mientras insultaban a la pareja llamándoles ‘maricones’ y, a continuación, Banks atacó violentamente a Kingsford dejándole en un charco de sangre tirado en el suelo.

“Mientras que las lesiones visibles sólo duraron unos meses, las lesiones físicas y emocionales han durado mucho más tiempo y me han perder la vida que tenía antes del ataque”, explicaba Kingsford en un comunicado que publicó el periódico Surrey Comet.

“Tengo miedo de salir a la calle, perdí a mi novio, el trabajo y las libertades que había disfrutado antes de la noche en la que fui atacado”, le comentó la víctima a la Corte.

Banks y su amigo Samuel Luz, al principio se declararon inocentes del ataque pero finalmente cambiaron su declaración a culpables de un cargo de lesiones corporales, a los dos meses de producirse el caso. Banks dijo que estaba “horrorizado” de verse acusado de un ataque homofóbico. Durante el juicio aseguró que no odiaba a los gays y que el ataque fue un “malentendido” pero sus acciones eran ‘inexcusables’. Por sus palabras de arrepentimiento, el juez desestimó la acusación por “crimen de odio”.

El juez Nicholas Jones dictó sentencia ayer en la Corte de Kingston Crown que le llevará a Banks 18 meses a la cárcel además de tener que pagar una indemnización de 135 euros a la víctima. Se da la circunstancia de que Banks tiene ocho condenas anteriores por 12 delitos, incluyendo posesión de drogas, y no es la primera vez que pisa la cárcel. Mientras que el cargo por lesiones corporales contra Samuel Luz se suspendió por falta de pruebas.

El padre de la víctima explicó durante el juicio: “Creo que mi hijo está muy abrumado por todo lo que le ha pasado y estará ahora más tranquilo. Banks tiene lo que se merecía y espero que haya aprendido la lección. No se puede ir por ahí haciendo eso a la gente y esperar salirse con la suya”.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Un juez prohíbe emitir licencias de matrimonio a homosexuales en Alabama

Sábado, 9 de enero de 2016

_Justice-Roy-S-MooreX400X300_0El presidente de la Corte Suprema de Alabama (EE UU) ordenó a los jueces de ese estado que no emitan licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo.

El juez recordó en su orden que el Supremo de Alabama confirmó en marzo pasado la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo.

El presidente de la Corte Suprema de Alabama (EE UU) ordenó a los jueces de ese estado que no emitan licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo, pese a que las bodas entre homosexuales son legales en todo el país desde el año pasado.

Roy S. Moore, presidente del Supremo de Alabama, emitió una orden administrativa con esa prohibición.

El juez recordó en su orden que el Supremo de Alabama confirmó en marzo pasado la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo vigente en el estado.

Moore argumentó que existe “confusión e incertidumbre” entre los jueces del estado sobre el “efecto” en las “órdenes existentes” en Alabama tras el histórico fallo con el que el Tribunal Supremo de Estados Unidos legalizó en junio pasado el matrimonio entre parejas del mismo sexo en todo el país.

Con ese fallo, el matrimonio entre homosexuales se convirtió en un derecho constitucional en Estados Unidos, lo que obliga a los trece estados que entonces todavía lo prohibían a permitir que las personas del mismo sexo puedan casarse en su jurisdicción.

En septiembre pasado, una funcionaria de Kentucky, Kim Davis, estuvo encarcelada durante cinco días por negar licencias de matrimonio a parejas homosexuales en ese estado.

Davis se convirtió en un símbolo nacional de oposición a las bodas homosexuales por motivos religiosos y fue recibida por el papa Francisco aunque después tuvo que matizar su postura.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Subhi Nalas, refugiado gay sirio, describe la espantosa situación de la población LGTBI en su país

Sábado, 9 de enero de 2016

Gay Syrian refugee Subhi Nahas speaks at a news conference at the United Nations headquarters in New York, August 24, 2015. Earlier Nahas and other gay rights activists addressed the United Nations Security Council during an informal meeting on the persecution of LGBT people by Islamic State militants in Syria and Iraq. REUTERS/Mike Segar Subhi Nahas es un refugiado gay sirio que ha contado su historia a requerimiento de las autoridades británicas, que están realizando una investigación sobre las peculiaridades y problemas específicos de los refugiados LGTBI. El estremecedor periplo de Nahas puede servir de ejemplo de la dureza intolerable de la situación de la población LGTB en Siria y los demás países en conflicto. Desde la persecución del gobierno sirio, que hizo de los homosexuales su chivo expiatorio, hasta la espantosas ejecuciones ejemplarizantes del Estado Islámico, aclamadas por una población enfervorecida, la crónica del colectivo LGTBI en la zona es un retablo del horror más inhumano.

El Comité para el Desarrollo Internacional británico está formulando una investigación sobre la situación de los refugiados provenientes de Siria. Uno de los aspectos que quiere dilucidar esa investigación son las peculiaridades y problemas específicos que afecta al colectivo de refugiados LGTBI, que se enfrenta a una continuada represión y persecución por parte de todas las facciones implicadas en el conflicto, incluso cuando ya han logrado la condición de asilados.

En respuesta a las preguntas del Comité, Subhi Nahas ha querido resumir su historia mediante el siguiente escrito:

Me llamo Subhi Nahas. Soy de Idlib, en Siria, una ciudad de millón y medio de habitantes al norte de Damasco.

Soy un refugiado y soy gay. En 2011, al comienzo de las revueltas en Siria, los medios de comunicación del gobierno lanzaron una campaña acusando a todos los disidentes de ser homosexuales.

Poco después, las autoridades emprendieron incursiones sistemáticas en los lugares de reunión de las personas homosexuales. Muchos fueron arrestados y torturados. De algunos nunca se volvió a saber nada.

Esas detenciones y ejecuciones pasaron desapercibidas para el resto del mundo. Más tarde, en 2014, después de que el Estado Islámico tomara el control, se intensificaron los ataques violentos contra las personas sospechosas de ser LGTBI, publicando imágenes de sus “proezas”.

En las ejecuciones, cientos de ciudadanos, incluidos los niños, vitoreaban con júbilo como en una boda. Si la víctima no moría después de ser arrojada desde lo alto de un edificio, la gente del pueblo la remataba a pedradas. Ese iba a ser también mi destino.

Dos meses más tarde, aproveché la oportunidad de huir al Líbano, donde me quedé durante seis meses. Luego me mudé a Hatay, Turquía, donde trabajé como intérprete para otros sirios.

Como refugiado y hombre gay, me siento orgulloso de poder ayudar a los refugiados LGTBI y a otros igual de vulnerables.

Subhi Nahas ya habló ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el pasado mes de agosto, como miembro de la Organización para el Refugio, Asilo y Migración (ORAM), donde colabora como administrador de sistemas. Actualmente reside en la ciudad estadounidense de San Francisco, tras haber conseguido el estatuto de refugiado.

Su objetivo actual en ORAM es “diseñar un sistema que permita que las personas necesitadas obtengan ayuda más rápidamente, para protegerlos en los lugares donde estén, sea Siria, Líbano o Turquía y que les ayude cuando finalmente llegan a lugares seguros. Necesitamos un sistema para proteger a esas personas cuando han conseguido salir de allí”.

Y es que la situación de especial discriminación y acoso no termina cuando los refugiados LGTBI llegan a los países de acogida. Son numerosas las denuncias de extorsiones y agresiones por parte del resto refugiados, tanto en los campos provisionales como una vez instalados en las distintas ciudades. Los asilados siguen tratando a las personas LGTBI de la misma manera cruel y agresiva con que lo hacían en sus países de origen, pues la LGTBIfobia permanece.

Un infierno para la comunidad LGTB

Siria e Irak, hace años estados de tradición laica (vinculada al baazismo) en los que las personas LGTB podían encontrar pequeños espacios de libertad, han acabado por convertirse para ellas en un infierno. En Irak, la homosexualidad fue legal hasta 2001, cuando Sadam Hussein, para contentar a los sectores religiosos, decidió castigarla con cárcel y, en caso de reincidencia, con pena de muerte. Tras la invasión, la situación se sumió en un estado de confusión. La entonces autoridad administrativa estadounidense ordenó en 2003 retrotraer los códigos penal y civil a la situación vigente en los 70, pero la diversidad de autoridades existentes según la zona del país, así como el papel preponderante que los líderes religiosos alcanzaron, facilitó que la persecución de las personas LGTB fuera en aumento. En los años sucesivos la situación no hizo más que empeorar, y las denuncias sobre el secuestro, la tortura y el asesinato de homosexuales, involucrando además a las fuerzas de seguridad, no hacían sino aumentar en todas las zonas del país.

En el área suní de Irak, la situación de descontento con el régimen surgido de la invasión, unida a la difusión de las ideas religiosas más radicales, terminó por cristalizar en el surgimiento del Estado Islámico, que también controla ya una parte importante de Siria. En este último país, la revuelta contra el régimen de Bashar al-Asad, alentada en sus inicios desde los países occidentales (y de la que ya en 2013 conocíamos sus consecuencias para los homosexuales sirios) ha confluido en el mismo fenómeno. En este caso, además, el propio régimen de Asad utilizó la persecución de los homosexuales como un instrumento de propaganda contra los rebeldes.

El Estado Islámico o Daesh, finalmente, ha hecho de la persecución de las personas LGTB, y muy singularmente de los varones que mantienen relaciones con otros hombres o que son percibidos como homosexuales, uno de sus principales elementos de propaganda. Cada cierto tiempo son difundidas imágenes de ejecuciones. A finales de julio, por ejemplo, era difundido un vídeo en el que se podía ver como dos jóvenes, supuestamente acusados de mantener relaciones homosexuales, eran arrojados desde lo alto de un edificio en Palmira (Siria) y posteriormente lapidados. A finales de junio, otros cuatro hombres eran arrojados también desde lo alto de un edificio en Deir ez-Zor, también en Siria, muertes que activistas islamistas aprovecharon para “celebrar” a su modo en redes sociales la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos a favor del matrimonio igualitario.

Antes ya habíamos recogido la ejecución de dos hombres a los que además se les dijo, pocos segundos antes de ser lapidados hasta la muerte, que habían sido “perdonados”. Tras ser conducidos a una explanada con los ojos vendados y abrazarse a uno de sus verdugos, fueron lapidados hasta la muerte por una horda enfervorecida que continuó lanzándoles piedras incluso cuando era ya evidente que habían fallecido. Ocurrió en un lugar indeterminado de Siria. O el degollamiento de cuatro jóvenes en Mosul, ciudad iraquí en manos de los islamistas en la que semanas antes otros dos hombres eran arrojados desde lo alto de un edificio. O la muerte de otro joven arrojado al vacío en Raqqa (Siria); la muerte por lapidación de dos hombres, también en la provincia siria de Deir ez-Zor; el asesinato de otro hombre en un lugar indeterminado, arrojado también desde lo alto de un edificio, o el asesinato de otro hombre de unos cincuenta años arrojado al vacío en Tal Abyad (Siria), luego lapidado al sobrevivir a la caída.

Son solo algunas de las muertes que han trascendido. Por razones obvias, resulta imposible disponer de información contrastada sobre estos asesinatos y torturas. Como otras veces hemos destacado, resulta imposible disponer de información contrastada sobre estos asesinatos. En realidad es difícil saber si se trata de personas LGTB o simplemente de opositores al Estado Islámico a los que se acusa de serlo como pretexto para asesinarlos y utilizar sus muertes como propaganda. Organizaciones en favor de los derechos LGTB hacían en enero un llamamiento a la prudencia, con objeto de no exacerbar el miedo de las personas LGTB que viven en la zona y causar daños mayores. Sin embargo, cada vez resulta más difícil pensar que no asistimos simplemente a un proceso de exterminio, máxime cuando hay testimonios que aseguran que los islamistas se hacen pasar por homosexuales como “gancho” para así atrapar a sus víctimas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Túnez suspende un mes la actividad de la asociación LGTB local Shams

Sábado, 9 de enero de 2016

Miembros-de-Shams-TunezLa asociación, pionera en el mundo árabe, precisa que la suspensión incluye una multa y está relacionada con una supuesta violación del artículo 45 del código que regula el régimen de actividades de las asociaciones.

Hace tan solo un mes anunciábamos que el terror se recrudece porque ese mes, seis jóvenes habían sido encarcelados para cumplir una condena de tres años acusados de relaciones sexuales homosexuales, según el grupo LGBTI local llamado Shams  que el Gobierno tunecino pretendía disolver. De nada ha valido el llamamiento de numerosos agentes internacionales como Amnistía Internacional, que pedían su libertad inmediata e incondicional y la derogación de la ley que criminaliza las relaciones homosexuales.

Las autoridades tunecinas han ordenado este martes la suspensión por treinta días de la organización local Shams, que trabaja en favor de los derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGTB) y busca la despenalización de la homosexualidad en el país.

En un comunicado difundido a través de la redes sociales, la asociación, pionera en el mundo árabe, precisa que la suspensión incluye una multa y está relacionada con una supuesta violación del artículo 45 del código que regula el régimen de actividades de las asociaciones.

Shams fue reconocida legalmente como asociación el pasado 18 de mayo en medio de los aplausos de la sociedad civil, que celebró lo que consideraba un avance en temas de igualdad, y las críticas del sector religioso, que lo tildó de aberración y argumentó que suponía una amenaza para la moral de las futuras generaciones.

Desde entonces, la asociación ha estado muy activa, denunciando abusos y persecuciones de la Policía y exigiendo la anulación del artículo 230 de la Constitución, que autoriza exámenes anales y considera la homosexualidad un delito.

A finales del pasado diciembre, un tribunal tunecino condenó a penas de prisión a seis personas en la provincia de Kairauan, en el centro del país tras acusarles de conducta homosexual, veredicto ahora pendiente de la decisión de la corte de apelación.

El Código Penal de Túnez establece en su artículo 230 la condena a 3 años de prisión para los que sean “culpables” de sodomía pero esta normativa incluye también a extranjeros en el territorio tunecino. En febrero pasado conocíamos el caso de un sueco de 50 años de edad que era condenado a dos años de cárcel por homosexualidad.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Arcópoli denuncia una agresión homófoba ocurrida en Madrid el día de Año Nuevo

Sábado, 9 de enero de 2016

927873-No_a_la_homofobia_Version2Arcópoli ha denunciado públicamente este viernes la que considera “primera agresión homófoba de 2016” en la ciudad de Madrid. Según el comunicado del colectivo madrileño, la agresión tuvo lugar en mismo día primero de enero, en torno a las siete de la mañana.

Ocurrió en el distrito de Salamanca, uno de los barrios de mayor nivel socioeconómico de la capital. El joven agredido comenzó a escuchar insultos de un grupo de tres chicos en el vagón de metro que lo llevaba de regreso a casa tras celebrar el Año Nuevo. Tras soportar insistentes comentarios del tipo de “maricón de mierda”, el chico salió rápido al andén una vez llegado a su parada. Ya fuera del metro (en la esquina de las calles Narváez y Jorge Juan), recibió un golpe en la espalda y, al volverse para mirar a sus agresores, un puñetazo en la cara que lo hizo caer al suelo. Los atacantes huyeron cuando otras personas se acercaron a socorrer al muchacho.

“Tras conocer el caso Arcópoli contactó con la víctima y fue atendida por Diego Rey, vocal de asuntos jurídicos de la asociación, que acompañó al joven a la comisaría de la Policía Nacional para formalizar su denuncia. El agente que los atendió recordó la importancia de incorporar un parte médico de lesiones, que se unirá en los próximos días a la denuncia”, explican desde Arcópoli. Su coordinador, Yago Blando, ha destacado que es ya absolutamente urgente “que la Comunidad de Madrid dé una respuesta al gran problema de las agresiones a lesbianas, gais, bisexuales y transexuales en nuestra región”. “Ya ha empezado a tramitarse la ley integral de transexualidad, pero urge aprobar una ley de igualdad para personas LGTB que persiga activamente estos ataques que siguen quedando impunes”, ha añadido.

Según Blando, “hemos cerrado 2015 con el mayor número de agresiones contabilizadas de la historia, y pocas horas después de comenzar 2016 ya se ha producido una más. Exigimos a todos los partidos políticos una postura firme y unánime contra los delitos de odio que sufrimos diariamente lesbianas, gais, bisexuales y transexuales: no podemos seguir permitiendo que cada año aumente el número víctimas por LGTBfobia”.

La LGTBfobia se hace visible en Madrid

Precisamente poco antes de terminar 2015 hacíamos alusión a la aparición de pintadas nazis en la sede del colectivo Fuenla Entiende, en Fuenlabrada (localidad del sur de Madrid). Y a principios de diciembre también era Arcópoli la que denunciaba una agresión homófoba en los aledaños del barrio de Chueca, en la propia capital. Semanas antes el mismo colectivo denunciaba otra agresión a dos chicos ocurrida en la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía. Días antes recogíamos la noticia de otra agresión en Alcalá de Henares, también en la Comunidad de Madrid. Y poco antes era una mujer transexual la que era agredida en la capital, en el barrio de Tetuán.

Noticias de agresiones que se suman a las ocurridas en 2014 (en febrero y marzo contra sendas parejas de chicos gais, también en el centro de Madrid; en septiembre contra una pareja gay, que sufrió una terrible paliza; la agresión verbal ocurrida en el metro en noviembre o la agresión a otros dos chicos en diciembre). Un escenario de violencia física y verbal al que se suman episodios de discriminación como el ocurrido en un céntrico Burger King o el documento interno homófobo por el que Metro de Madrid se vio obligado a pedir disculpas a principios de 2015.

Y estos son algunos de los episodios que trascienden, pero que no dejan de ser la punta de un inquietante iceberg. Según datos de la FELGTB, más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia. Incluso así, el grupo más numeroso de los delitos de odio que sí fueron contabilizados en 2014 (513, un 39,9% del total) estuvieron motivados por la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.