Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > Arcópoli denuncia una nueva agresión a una persona transexual en Madrid

Arcópoli denuncia una nueva agresión a una persona transexual en Madrid

Jueves, 13 de agosto de 2015

Transfobiaa“No es una señorita, es un maricón”

 El pasado sábado 8 de agosto de madrugada, una mujer transexual fue insultada y brutalmente golpeada en el barrio de Tetuán por su identidad de género. Arcópoli exige a las instituciones que se impliquen directamente para luchar contra esta lacra.

 El sábado 8 de agosto, en torno a las 6 de la mañana, una joven transexual entró en un local de comida rápida en la calle Marqués de Viana –Distrito de Tetuán– y cuando el empleado del local le dijo “pase señorita”, un chico exclamó que no era una “señorita” sino un “maricón”. Ella se quejó y recibió un golpe en la cabeza que le hizo caerse al suelo.

El abogado de la joven, Manuel Rodenas, ha asegurado que se trata de un delito de agresión por transfobia: “Le soltaron improperios como travesti, puta y travelo, entre otros. Todos hacían referencia a su condición sexual”, declaró Manuel ante la Brigada Policial de Información, mientras siguió siendo golpeada y apaleada. Los amigos del agresor le jalearon y se rieron de la paliza ante la pasividad del resto de testigos. En ella añade, además, que la joven pudo llamar a la policía antes de la huída de los muchachos, y que al llegar el coche policial retuvo unos minutos a los agresores para cogerles los datos y luego los dejó ir.

Posteriormente, la víctima se puso en contacto con Arcópoli, que realizó una labor de acompañamiento a la joven hasta el hospital, pues tenía miedo de salir de casa. En el parte médico no se apreciaron fracturas ni hematomas importantes salvo la hinchazón en la sien del golpe asestado en la cabeza. No obstante, el lunes tuvo que volver al hospital por un dolor fuerte.

Al día siguiente Arcópoli acompañó a la víctima a interponer la denuncia a la brigada de información en la Comisaría de Moratalaz, específica en delitos de odio.

Este lamentable suceso se une a la precaria situación que padece la población LGTB y que Arcópoli viene denunciando desde febrero de 2014, fecha en que inició un registro de agresiones y delitos de odio en Madrid. No podemos olvidar que en la Comunidad de Madrid los delitos de odio LGTB han crecido en el último año de forma exponencial y que Arcópoli lleva desde enero exigiendo a las instituciones –Ayuntamiento de Madrid, Comunidad y Delegación de Gobierno– un plan de choque para luchar contra esta lacra.

En palabras de Yago Blando, Coordinador de Arcópoli: “las instituciones madrileñas han de remangarse e implicarse contra esta lacra o seguirá avanzando. Necesitamos medios y herramientas efectivas para poder luchar contra la LGTBfobia. Desde Arcópoli nos mostramos expectantes ante la oficina de Atención a las Victimas LGTB que ha propuesto el Grupo Municipal Socialista. Todos los recursos para apoyar integralmente a las víctimas son bienvenidos y esperamos trabajar coordinadamente con este servicio para dar el apoyo integral”.

Desde Arcópoli queremos agradecer la presencia del Director del Centro de Atención LGTB de la Comunidad de Madrid, Manuel Ródenas, quien también se ha implicado en el caso y acudió al hospital, así como a la interposición de la denuncia.

Fuente Arcópoli

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.