Archivo

Archivo para Jueves, 20 de agosto de 2015

Baño en el río

Jueves, 20 de agosto de 2015

Del blog Pays de Zabulon:

figment.sensualwriter.com

Son cinco o seis hombres jóvenes.
Todos hermosos.
Se divierten en el agua
Y con este calor de verano, los comprendemos.

Los miro.
Sí son bellos.
Se entienden bien, visiblemente.
Probablemente son todos del mismo pueblo.
Se conocen desde la infancia,
Han aprendido a vivir juntos
Son diferentes pero saben respetarse.

Los observo desde lo alto de mis cincuenta años,
Y los envidio en cierta manera.
En todo caso, me acuerdo.
De cuando estaba solo, sin amigos,
No es que no lo quisiera,
Pero la vida tenía otros planes.
Me habría gustado tener su despreocupación,
Conocer esta experiencia de vivir al día,
De estar juntos muy naturalmente, tan naturalmente,
Y de vivir el instante presente sin pensar, sin preocupaciones.

No conocen su felicidad
De poder compartir así su ser sus con sencillez
Y lo que es más en un magnífico entorno natural.
No son conscientes, tal vez, de que esto puede perderse.

De repente soy consciente
Y me digo que esto que me perdí es posiblemente mi fuerza más grande.
No lo tuve, sino por migajas efímeras y fugitivas,
Entonces sé hasta qué punto esto es precioso.
Me parece que cada vez que tuve la ocasión,
lo animé en la vida de los demás.

Son cinco o seis hombres jóvenes.
Todos hermosos.
Se divierten en el agua

Me gustaría ser uno de ellos
En verdad, soy a la vez
uno de ellos
Y el vínculo entre ellos
Que los une con el universo.

Yo soy el único que lo sabe.

*

Zabulon

***

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

“Excomulgados” 1. Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa…

Jueves, 20 de agosto de 2015

20130914-214945Del blog de Xabier Pikaza:

Mientras llega el Sínodo 2 Sobre la Familia (Octubre 2015) sigue en altas esferas la batalla sobre los que deben ser admitidos a la comunión (no excomulgados). En las “bajas” esferas, parroquias e iglesias que conozco (a nos ser en algunas muy “cualificadas”) nadie pregunta al que comulga si es homosexual y si “practica”, o si está divorciado y tiene una nueva relación. El problema no es ese, el problema es si cree y si quiere creer, si está dispuesto a crear comunidad con otros seguidores de Jesús.

La cuestión se ha planteado porque el Papa Francisco ha dicho que los divorciados no son excomulgados (y que por tanto pueden comulgar), y que lo mismo piensa de los homosexuales. La cuestión, según el Papa, es si los que comulgan se identifican con el proyecto y camino de Jesús, desde la situación en que se encuentran

En ese contexto quiero empezar evocando un texto clave de la liturgia, la respuesta de los “fieles” al ofrecimiento e invitación del celebrante que dice: “Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo…”. Desde el siglo XI en ciertos lugares y desde el XVI en todas las iglesias, los que van a comulgar responden: “Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa, pero di una sola palabra y mi alma quedará sana” (cf. J. Jungmann, El Sacrificio de la Misa, BAC, Madrid 1953, 1060-1066).

Significativamente, esa son unas palabras que provienen de la “confesión y súplica” de un centurión pagano, de dudosa conducta, al que Jesús le dice “iré a tu casa/cuartel y curaré a tu amante/siervo enfermo”. El centurión tiene miedo de “dañar” la imagen de Jesús y le responde:

Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa (bajo mi techo),
pero di sólo una palabra y mi amante/siervo quedará sano (Mt 8, 8).

Pienso que no podían haberse escogido palabras mas adecuadas para indicar la “idoneidad” de aquel que quiere comulgar: No es mi dignidad la que me hace digno, sino la de Jesús que cura al “AMIGO” del centurión y que puede sanar también y perdonar a los comulgantes.

Ciertamente, hay diferencias en el gesto:
En el caso de centurión, Jesús cura a su siervo en cuerpo y alma, pues ambos son dignos de su Reino.
En caso del comulgante que suplica, Jesús cura “su alma”, le cura y sana, al ofrecerle su propia vida en comunión.

Desde ese fondo quiero ofrece una reflexión litúrgica y otra bíblica. Imágenes del Veronese: Domine, non sum dignus…

1. Reflexión litúrgica: El deseo de centurión pagano, la palabra de Jesús

La historia del centurión (Mt 8, 5-13), de la que he tratado alguna otra vez en este blog, es una historia de fe.

‒ Recordemos que el centurión es un ciudadano romano: un gentil, es decir, alguien que estaba excluido de las promesas que Dios había hecho a Israel, su pueblo escogido. Aun así, el centurión tenía fe en que Jesús podía sanar a su amigo/siervo.

Jesús quiere ir a casa del centurión, a pesar de que, con los criterios judíos, esta acción le dejaría impuro. Pese a ello, Jesús quiere ir a su casa… y aunque al fin no va físicamente (por respeto a la súplica del centurión) va en realidad, le acompaña y cura a su siervo/amigo.

La iglesia ha querido poner en labios de los comulgantes esta confesión (¡soy pecador!) y esta súplica (¡puedes sanar a mi amigo, me puedes sanar!) al comienzo de la comunión, pues, el celebrante retoma la palabra de Jn 1, 29 y dice, al ofrecer la eucaristía: “Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la cena del Señor”.

‒ Ésta es una palabra central, que Jesús mismo asume y reinterpreta en el mismo evangelio de Mateo diciendo: “No he hallado una fe semejante en Israel (¡en la buena Iglesia!); por eso les digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos “ (Mt 8,11-13).

‒ De esa manera, la liturgia nos invita a tener la misma fe, la misma convicción que el centurión romano tuvo en el poder sanador de Jesús…, una fe que muchos hoy, en la Iglesia del siglo XXI, que va quedando vacía de fieles antiguos no tienen (o no tenemos). En realidad, ninguno de nosotros somos dignos de la Eucaristía, pero el gesto del centurión homosexual romano y la respuesta de Jesús nos invitan a compartir la Cena del Señor, iniciando así un camino de transformación y reconciliación mesiánica

(He retomado y recreado parcialmente, introduciendo motivos nuevos que quizá el autor, D. Todd Williamson, no aprobaría del todo: http://www.pastoralliturgy.org/resources/1201ReproRsrcSP.pdf)

2. Reflexión bíblica. El centurión de Cafarnaúm y su siervo/amante (8, 5-13)

He presentado alguna vez este pasaje en mi blog, pero repito el tema de nuevo, para aquellos que quizá no lo haya leído. El centurión del puesto militara de Cafarnaúm tiene un siervo/amante enfermo (paralítico) y con grandes dolores, encerrado en “la casa/cuarten” (Mt 8,6)) y pide a Jesús que le cure. Viene el mismo centurión, porque su siervo/amante no puede venir, viene como autoridad “militar”, pero reconoce el poder “superior” (humano, religioso) de Jesús.

Es un pagano (como indicará el texto que sigue) y además, no se siente digno de que Jesús entre en su “casa” (bajo mi techo, 8, 8), porque es un militar de “ocupación” y porque su conducta “moral” no parece clara; es como el leproso, al que no se “debía” tocar, porque manchaba (en el milagro anterior: Mt 8, 1-4). Desde ese fondo se entiende esta escena que ha sido elaborada por la tradición en un contexto de apertura eclesial a los paganos, aunque en su fondo hay un relato antiguo (transmitido al menos por el Q; cf. Lc 7, 1-10; Jn 4, 46b-54).

Este centurión no se considera digno de que Jesús entre en su “cuartel”, no por un tipo de humildad intimista, sino por un realismo fuerte y consecuente de soldado, que puede conquistar el mundo con las armas, pero que sufre por la enfermedad de su siervo/amante, y no quiere crear problemas a Jesús, haciéndole entrar en su casa (pues ello le enfrentaría con los puristas judíos de la zona).

Pues bien, este Jesús de Mateo no ha satanizado a los soldados, ni ha querido combatirlos con las armas, sino que ha descubierto en ellos un tipo de fe que no se expresa en la victoria militar, sino en la curación del amigo enfermo. Está dispuesto a entrar en su casa, pero entiende y atiende la razón del centurión y no lo hace, curando al “enfermo” desde lejos:

Mt 8,5 Cuando él (Jesús) entraba en Cafarnaúm, salió a su encuentro un centurión, que le rogaba diciendo: «Señor, mi siervo/amante (pais) está postrado en casa, paralítico, gravemente afligido». 6Jesús le dijo:«Iré yo mismo, y le curaré».

7Pero el centurión le dijo: «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra y mi siervo sanará, 8pues también yo soy hombre de autoridad y tengo soldados bajo mis órdenes, y digo a este “ve” y va y al otro “ven” y viene; y a mi siervo “haz esto”, y lo hace».

10Al oírlo Jesús, se maravilló y dijo a los que lo seguían: «En verdad os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. 11Os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12pero los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes». 13Entonces Jesús dijo al centurión: «Vete, y que se haga según tu fe». Y su amante quedó sano en aquella misma hora (Mt 8, 5-13).

Es un soldado con problemas, un profesional del orden y obediencia, en el plano civil y militar, un hombre acostumbrado a mandar y a ser obedecido. Es capaz de dirigir en la batalla a los soldados, decidiendo así sobre la vida y la muerte de los hombres. Pero, en otro nivel, es un muy vulnerable, y así padece mucho por la enfermedad de su siervo/amante, y es muy respetuoso, pues no quiere crear problemas a Jesús haciéndole que entre en su casa, cosa que estaba más vista entre judíos, pues era la casa de hombres impuros.

Desde ese fondo es preciso que nos detengamos y preguntemos sobre la identidad del siervo/amante del centurión, a quien el texto griego llama país mou (8, 6). En principio, esa palabra (pais) puede tener tres sentidos: siervo, hijo y también amante (casi siempre joven), y en ese último sentido ella puede resultar escandalosa.

‒ El texto paralelo de Jn 4, 46b evita el escándalo y pone huios (hijo), en vez de pais; pero con ello tiene que cambiar toda la escena, porque los soldados no solían vivir con la familia ni cuidar sus hijos hasta después de licenciarse; por eso, convierte al centurión en miembro de la corte real de Herodes (un basilikós).

‒ También Lc 7, 2 quiere eludir las complicaciones y presenta a ese pais de Mateo como doulos, es decir, como un simple criado, al servicio de centurión. Con eso ha resuelto un problema, pero ha creado otro: ¿Es verosímil que un soldado quiera tanto a su criado?

‒ Por su parte, el texto de Mateo distingue cuidadosamente los matices, en este mismo pasaje: al enfermo amigo del centurión le llama país (8, 5-8), mientras al criado o soldado subordinado estrictamente dicho le llama doulos (8,9).

Por eso preferimos mantener la traducción más obvia de pais dentro de su contexto militar. En principio, el centurión podría ser judío, pues está al servicio de Herodes, en el puesto de frontera de su reino o tetrarquía (Cafarnaúm). Pero el conjunto del texto le presenta como un pagano que cree en el poder sanador de Jesús, sin necesidad de convertirse al judaísmo (o cristianismo), y Jesús le pone después como ejemplo de todos los paganos que vendrán a compartir el Reino de Dios, mientras los israelitas quedarán fuera (8, 11-12).

Pues bien, como era costumbre en los cuarteles de aquel tiempo (donde los soldados no podían convivir con una esposa, ni tener familia propia), este pasaje supone que aquel oficial (centurión) tenía un criado-amante, presumiblemente más joven, que le servía de asistente y pareja sexual. Este es el sentido más verosímil de la palabra pais de Mt 8,6 en el contexto de la escena, pues no se trata, como he dicho, de un doulos/siervo (palabra que aparece en sentido propio en 8, 9). Ciertamente, en teoría, podría ser un hijo (Jn 4, 46) o criado (7, 2) del centurión, pero es mucho más verosímil suponer que ha sido un amante homosexual (como han sentido Jn y Lc cambiando la palabra país).

En ese contexto, Mateo no presenta a Jesús como alguien que está preocupado por problemas morales de este tipo, sino como un mesías capaz de comprender las debilidades y enfermedades de los hombres, empezando por los soldados de ocupación, que con frecuencia eran homosexuales (al menos durante el servicio en un cuartal o campamento). De esa forma sabe él escuchar al soldado que le pide por su amante y se dispone a venir hasta su casa-cuartel (¡bajo su techo!), para ayudarle. Así lo supone Mateo, pero el oficial no quiere que se arriesgue, pues ello podría causarle problemas: no estaba bien visto entrar bajo el techo del cuartel/campamento de un ejército, no sólo porque era un lugar odiado, sino porque se pensaba que era escenario de una conducta moral “escandalosa”.

Por eso, el centurión pide a Jesús que no entre en su casa: le basta con que diga una palabra, pues él sabe lo que vale la palabra de un hombre de “poder”, como es él mismo, que manda a sus soldados y siervos, o como es Jesús que es capaz de mandar sobre la enfermedad desde la distancia, sin necesidad de tocar al enfermo, como en el caso del leproso (8, 3). Jesús respeta las razones del soldado, acepta su fe y le ofrece su palabra, al servicio de su país homosexual, penetrando de esa forma en la intimidad afectiva de un soldado homosexual, a quien admira por su fe y a quien ayuda a creer (8, 8-10).

Este es un milagro que nos introduce en la profundidad del mundo pagano, con su gran fractura interna, situándonos así ante un centurión con su siervo/amante enfermo. Más adelante encontraremos otro milagro semejante, el de la madre cananea/pagana, con su hija enferma (15, 21-28). En ambos casos destaca Mateo la “la fe”, que vincula a judíos con paganos, hombres y/o mujeres, en una línea de Pablo ha explorado con gran profundidad, en otro contexto (especialmente en Gal y Rom).

La fe del centurión comienza siendo una confianza en el poder de Jesús que hace milagros, tomándole así como una especie un santón judío. Pero, mirada en su radicalidad, esta es una fe que se muestra como expresión y anciticpo del reino que se acerca. «No he encontrado en Israel fe semejante» (8, 10)… Por eso de oriente y occidente, vendrán de todas partes a sentarse en el banquete de las bodas, mientras los hijos (los judíos) quedarán fuera, en las tinieblas exteriores.

Tal es el sentido del milagro del centurión y de su amante enfermo. Lo importante no es el hecho externo, certificar que el siervo (amante) del centurión quedó curado, sino lo que ese hecho significa, lo que transmite desde su trasfondo. En el espejo de este hecho se refleja el gran misterio de Dios que por su Cristo llama a todos, y lo hace de tal forma que su misma llamada a los gentiles (¡que vengan todos!) es de algún modo la razón o causa de que algunos judíos “prefieran” quedar fuera.

Esta fe del centurión homosexual, signo de la Roma pagana, aparece así como principio de salvación (¡vete, que se haga cómo has creído! 8, 13) de manera que la curación de su siervo/amante viene a presentarse como signo y garantía de la llegada del reino. Ésta es una curación/perdón en el doble sentido del término. (a) Es una curación doble (la fe del centurión “cura” a su amante, de manera que ambos puedan recorrer un camino de vida en ámbito de Reino). (b) Es una curación integral, que ha de entenderse en la línea de todo el evangelio, de manera que sólo puede interpretarse a la luz del despliegue de conjunto de Mateo, que culmina en el envío de los discípulos de Jesús a todas las naciones (28, 16-20).

Fiel a su estilo narrativo, Mateo no ha sacado las “conclusiones lógicas” de este relato en clave eclesial o jurídica, sino que deja que el mismo texto hable, abriendo un espacio de fe y curación para los gentiles de oriente y occidente (no sólo de oriente, como los magos de 2,1). De esa manera, este mismo centurión que es signo del poder romano (aunque puede estar al servicio inmediato de Herodes Antipas), puede interpretarse como un compendio de todos los males del Imperio (violencia militar, homosexualidad…), siendo, al mismo tiempo, un testimonio de mayor impotencia (enfermedad del país, siervo homosexual).

En contra de lo que piensan algunos en este tiempo (año 2015), este centurión homosexual es para Jesús un hombre, un hombre capaz de “comulgar”, como seguiré destacando en nuevas postales.

Biblia, Espiritualidad , , , , , ,

“Non plus ultra: el juego de las identidades y los discursos activistas”, por Ramón Martínez

Jueves, 20 de agosto de 2015

Las Columnas de HerculesQue sirva la teoría para ilustrar la práctica, no para dificultarla, y así conseguiremos saber si somos quienes sentimos que somos o quienes nos perciben que somos, si preferimos a Sancho, a don Quijote, o queremos defender la convención del baciyelmo.

Nuevamente y por desgracia una agresión en Madrid, esta vez a una joven transexual, nos obliga a enfrentarnos al problema de cómo respondemos a la homofobia -y bifobia y transfobia- desde el discurso activista. En esta ocasión el ataque, que dio comienzo cuando la joven fue saludada como “señorita” por el dueño del local al que entraba, se desató al “corregirle” uno de los clientes, que afirmó “no es una señorita, es un maricón“; y es ésta la frase que me lleva a reflexionar acerca de cómo construimos nuestras identidades y cómo nos perciben las personas que deciden agredirnos. ¿Somos quienes sentimos que somos o somos lo que otras personas entienden que somos?

“Ser es ser percibido”, decía George Berkeley, pero por contra todo nuestro movimiento actual en defensa de los derechos de las personas no heterosexuales se asienta en la defensa en mayor o menor medida de unas identidades supuestamente autoconstruidas. A los primerísimos discursos de activistas gais se unieron pronto las lesbianas, más tarde las personas transexuales y, finalmente, las bisexuales.

No obstante las agresiones siguen produciéndose bajo los mismos adjetivos de siempre, como en el caso de la joven atacada en el madrileño barrio de Tetuán: para los agresores no se trata de una mujer transexual, sino simplemente de “un maricón”. Algo falla en nuestra forma de reivindicar cuando, tras décadas de trabajo, no hemos conseguido que nuestro discurso cale lo suficiente para que esa equivocación no pueda producirse.

sancho quijotePorque del mismo modo en que Sancho recordaba a don Quijote cuál era su verdadera identidad, según aquél, y de igual manera en que ambos discutían sobre si se trataba de molinos o gigantes, de una bacía o del mítico yelmo de Mambrino, nuestra reivindicación superidentitaria se enfrenta al discurso de la homofobia -y bifobia y transfobia- tan enraizado en nuestra cultura. ¿Puede asociarse nuestra afirmación identitaria con el quitojesco “yo sé quién soy”? ¿Los discursos que nos atacan son de naturaleza sanchopancesca? ¿Es posible convenir una realidad “baciyélmica” en la que puedan darse cita ambas visiones sin enfrentamiento?

En esta batalla dialéctica en la que tanto el discurso discriminativo característico de la Cultura de la homofobia -y bifobia y transfobia- como el que defendemos quienes trabajamos por los derechos de las personas no heterosexuales intentan imponerse puede apreciarse que, si aquel no se ha modificado en las últimas décadas más que para generar una neohomofobia o posthomofobia más sibilina, nuestras maneras de afrontar la reivindicación de derechos han ido variando, siempre en torno a distintos modos de entender las identidades no heterosexuales.

Así a las cuatro letras clásicas para hablar de personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales -LGTB- se les han venido añadiendo muchas otras. Encontramos en primer lugar, pero no antes en el tiempo, la que alude a las personas intersexuales, cuyo discurso reivindicativo aún requiere en nuestro país de un mayor desarrollo para el que es necesaria mayor visibilidad de las personas implicadas y, evidentemente, requiere que ellas mismas precisen si se reivindican como una identidad, a la manera LGTB, o únicamente demandan que se garantice que no se lleven a cabo cirugías en los recién nacidos intersexuales, como parece que es lo que actualmente exigen.

Lógicamente, y dejando a un lado que buena parte de las personas intersexuales pueden asumir identidades trans como consecuencia de una errónea asignación de sexo/género en el momento del nacimiento, sería necesario plantearse cómo encajar en el discurso identitario LGTB las reivindicaciones de una “letra” que puede no reivindicarse como identitaria.
De este modo llegamos, en segundo lugar, a otra sigla que tan frecuentemente se incorpora a las letras habituales: la Q de queer que, partiendo de una concepción del sexo y el género diferentes a las que construyen las identidades LGTB, se opone a ellas al deconstruir sus fundamentos.

El problema está servido entonces, ya que al escribir las siglas LGTBQ aunamos dos discursos reivindicativos que se anulan mutuamente, prácticamente dos lenguas activistas distintas, y se producen enfrentamientos entre identidades equivalentes pero asentadas en uno u otro planteamiento.

El ejemplo más fácil es la oposición clásica entre personas bisexuales, que se sienten atraídas por ambos sexos, dentro del sistema sexo/género propio de lo LGTB que acepta la existencia de dos sexos con la posibilidad de inclusión de personas intersexuales; y personas pansexuales, que se sienten atraídas por más de un solo sexo -etimológicamente debieran ser “todos”-, según el sistema sexo/género defendido desde los posicionamientos queer que considera posibles más de dos sexos mucho más allá de la misma aceptación de las personas intersexuales.

Pero de un tiempo a esta parte, como resultado de la difusión de los posicionamientos queer, es habitual el juego de la incorporación de “letras” hasta convertir el aún poco conocido pero cada vez más habitual LGTB en un -más aún- impronunciable conglomerado donde se encuentran las conocidas personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales con otras identidades posibles como la ¿identidad? intersexual además de la propia Q de queer y, con ella, las que nacen de su discurso, como son pansexuales, intergénero, agénero, bigénero, asexuales, demisexuales, etc.

Sólo incluyendo las mencionadas obtendríamos un LGTBIQIABAD, en que además la T podría resumir o no todas las identidades trans, que incluyen personas transexuales, transgénero, travestis y transformistas. Y por si fuera poco en algunas ocasiones el activismo queer juega con las identidades para ofrecer nuevas posibilidades que cuestionen las clásicas LGTB, con interesantes ejemplos como personas diversexuales, atraídas por quienes se presentan con identidades fuera de lo normativo, egosexuales, por quienes les recuerdan a ellas mismas, limnosexuales, interesadas únicamente por ficciones sexuales y no realidades…; pero hay quienes en lugar de compartir ese juego del discurso queer interpretan esas posibilidades como identidades afirmables y así las emplean para autodesignarse, convirtiendo de esta manera la categorización de la identidad sexo/género prácticamente en un objeto de consumo: es posible que se busque la etiqueta más exótica para designarse a uno mismo en el contexto en que dicha etiqueta, por la dificultad teórica que entraña, asegura un estatus teórico de quien la emplea, pasando de ser empleada para la reivindicación a utilizarse como signo de distinción intelectual.

Además, para poder resumir el conjunto de posibles identidades, que aceptando todas aquéllas serían cientos, algunos jóvenes activistas han empezado a utilizar un símbolo + que sigue a las clásicas LGTB. Elegetebeplus, pronuncian, y aunque hay que valorar la intentona por no olvidar ninguna de las identidades posibles, creo necesario señalar cómo mediante esa visibilización de identidades teóricas y ese plus que trata de aunarlas junto a las ya conocidas se acaba produciendo una maraña discursiva que agrupa y pretende reivindicar derechos empleando al mismo tiempo todos los posicionamientos posibles, sin importar que, en el mayor número de las veces, unos y otros discursos se den de bruces en su forma de percibir la realidad.

Y también, como consecuencia de esta visibilización de etiquetas, se produce una atomización del discurso reivindicativo -las personas pansexuales se reivindican en sus posicionamientos, las personas agénero en los suyos propios, etc- que dificulta una defensa global de derechos para la Diversidad Sexual y de Género, debilitando el trabajo activista y propiciando con la vindicación fragmentada la perpetuación de la siempre inquebrantable Cultura de la homofobia -y bifobia y transfobia y panfobia y agénerofobia…-. Es el mismo problema que habitualmente se señala a la izquierda política y que provoca en este caso que a una joven transexual se la perciba aún como “un maricón”, como en el caso que comentábamos al principio, a pesar de los muchos avances del discurso trans.

Aunque defendamos nuestras identidades, construidas ya desde nuestras prácticas sexuales, partiendo de nuestras orientaciones sexuales para llegar hasta nuestras filias más puntuales, ya desde nuestras expresiones de género, desde un posicionamiento más o menos queer, y teniendo siempre en cuenta, como en otras veces he señalado, que las construimos a partir de posiciones aprendidas de esa Cultura de la homofobia en que todos y todas nos hemos criado, tal como Alonso de Quijano construyó a don Quijote apoyándose en los libros de caballerías escritos en el mundo de Sancho; seguimos siendo percibidos de otro modo, tal como nos interpreta todo un contexto cultural que es el mismo que nos amenaza. Nuestro trabajo activista quizá deba insistir más aún en vencer el discurso de la homofobia -y bifobia y transfobia- haciendo más partícipe de nuestro discurso activista a quienes por desconocerlo siguen los planteamientos de la Cultura de la discriminación. La única forma de vencer la dialéctica discursiva es lograr implicar a más y más gente en nuestra propia forma de percibir y entender el mundo.

Ejemplo de este enfrentamiento encontramos no sólo las dos visiones de una misma realidad en cuanto a la agresión a la joven trans de la que hemos hablado; también las desafortunadísimas declaraciones de Carlos Zúñiga, empresario taurino adjudicatario de la plaza de Gijón que pide respeto para la tauromaquia arguyendo que es el Orgullo el que hace “daño a la vista de los niños”, cuyas afirmaciones han sido duramente contestadas por los colectivos LGTB y el pleno del Ayuntamiento de la ciudad, a excepción, como es habitual, del Partido Popular. La juventud del empresario nos llevaría a pensar que debiera estar más sensibilizado con nuestro discurso en defensa de los Derechos Humanos -también lo debería estar en relación a los Derechos de los animales-, si bien nos topamos con este suceso, que me recuerda una viñeta aparecida en el semanario satírico El Jueves de la pasada semana donde se explicaban las dos posiciones extremas frente a la Diversidad Sexual y de Género: a un personaje que decía “¡mirad, alguien raro! ¡Vamos a tirarle piedras!” se enfrentaba “otri” que predicaba “soy un skoliosexual pangénero y llamaré homófobo a todo el que no se refiera a mí con los pronombres “li/elli” propuestos en un artículo científico que sólo hemos leído diez personas”.

A través del siempre utilísimo humor se nos hace evidente que dos posicionamientos tan enfrentados muy difícilmente pueden generar un punto de vista común y respetuoso, esto es, que con ese discurso activista tan poco cercano a la realidad según la perciben -y nos perciben- quienes comparten la Cultura de la homofobia el conflicto dialéctico es irresoluble y, en todo caso, acabaría venciendo la visión privilegiada que nos discrimina.

Ése mismo humor sirvió para que, en una viñeta de ABC, se satirizase la descoordinación del Ayuntamiento de Madrid bajo el mando de Manuela Carmena, pues en un huerto urbano que servía como ejemplo se enfrentaba la “concejalía de ecohuertos urbanos sostenibles”, que pretendía multar al agricultor a quien se le habían espigado las lechugas, con la “concejalía de activismo de los gais, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales”, que defendía el derecho de las lechugas a espigarse, pues es necesario recordar que las lechugas siempre se espigan si no se les corta el brote y se recolectan. Pese a que hay quien ha querido ver el fantasma de la homofobia en ese chiste gráfico -parece que queda muy poco del “Je suis Charlie” cuando el humor toca nuestros propios temas- es preciso reconocer la validez de la metáfora: nuestro trabajo consiste precisamente en defender el derecho de las lechugas a espigarse, y el dibujante entiende a la perfección qué perseguimos con nuestro discurso.

El problema es que en ocasiones nuestro regodeo en las construcciones teóricas nos aleja de lo cotidiano edificando un castillo en el aire que aun siendo tan hermoso resulta inaccesible. Hagamos un discurso más transmisible para que, al menos, lo entendamos nosotros mismos. Que sirva la teoría para ilustrar la práctica, no para dificultarla, y así conseguiremos saber si somos quienes sentimos que somos o quienes nos perciben que somos, si preferimos a Sancho, a don Quijote, o queremos defender la convención del baciyelmo.

Aprendamos a comunicarnos y a comprender debidamente las cosas que se nos dicen, y no condenemos la espiga cuando habla precisamente de quienes somos, y el propio Lorca la persiguió al esperar “la llegada del reino de la espiga” en que la libertad fuera posible. No siempre hay que teorizar plus, pero la necesidad de reivindicar más y mejor es constante.

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia. ,

Multitudinaria boda entre personas del mismo sexo en el Viejo San Juan de Puerto Rico

Jueves, 20 de agosto de 2015

20150816_rc_boda_gay_rtz_13677017_10Más de sesenta parejas del mismo sexo se casaron o renovaron votos nupciales este domingo en el Viejo San Juan, centro histórico de la capital de Puerto Rico. La multitudinaria boda, en la que participaron contrayentes de muy diferentes orígenes y que fue oficiada por ministros de varias confesiones religiosas, supone un hito de visibilidad LGTB en el país y un rayo de esperanza para el Caribe.

Ya en julio nos hacíamos eco de la celebración de las primeras bodas en Puerto Rico, menos de un mes después de la histórica sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que consideró inconstitucional prohibir el matrimonio igualitario. Pero la de este domingo ha sido sin duda hasta ahora la más significativa. Y es entre las más de sesenta parejas que contrajeron matrimonio (algunas de ellas renovaron votos, porque ya estaban casadas) hubo ciudadanos cubanos, chinos, dominicanos o haitianos. Cada pareja pudo escoger además un oficiante religioso, y de hecho hubo representantes de varias confesiones, incluidas la musulmana y la budista.

La boda tuvo lugar en el Paseo de la Princesa, uno de los rincones emblemáticos del Viejo San Juan, bajo una lluvia que nunca cesó y que de hecho fue saludada como un buen augurio por los asistentes, especialmente si se tiene en cuenta que Puerto Rico se enfrenta a un período de sequía. “¡Hoy el cielo llora de felicidad!”, comentó la abogada y presidenta de la Fundación de Derechos Humanos de Puerto Rico, Ada Conde, una de las organizadoras del evento. Conde formó parte del grupo de activistas que demandaron a Puerto Rico ante la justicia federal (en su caso, por negarse a reconocer su matrimonio con Ivonne Álvarez, celebrado en el estado de Massachussetts en 2004).

A continuación insertamos un emotivo vídeo realizado por el diario puertorriqueño El Nuevo Día, que muestra diversas imágenes del acto. La alegría que traslucen es indudable:

Una historia judicial complicada

No ha sido fácil llegar hasta aquí. Como en otros territorios vinculados a la jurisdicción del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, la historia del matrimonio igualitario en Puerto Rico no se puede desligar del ámbito judicial. En octubre del año pasado, y en sentido contrario a la de la inmensa mayoría de sus colegas de los Estados Unidos, el juez federal puertorriqueño Juan M. Pérez-Giménez dictaminaba que la ley que prohibía el matrimonio entre personas del mismo sexo en Puerto Rico era constitucional. Los demandantes recurrieron ante la Corte federal de Apelaciones del 1er. Circuito, bajo cuya jurisdicción se encuentra la isla (una de las que no había tenido oportunidad de dirimir sobre la cuestión, porque en el resto de los estados que comparten jurisdicción ya estaba vigente sin que se plantearan desafíos ante la justicia federal).

La Corte de Apelaciones denegó sin embargo en abril la solicitud para fijar la fecha de presentación de los argumentos orales, retrasando en la práctica la decisión hasta que el Supremo se pronunciase. Tras la sentencia del Supremo, un panel de tres jueces de la Corte confirmaba el 8 de julio por unanimidad que la prohibición del matrimonio igualitario en Puerto Rico atenta contra la Constitución de los Estados Unidos, y el gobernador Alejandro García Padilla ordenaba a la administración pública del estado hacer los trámites necesarios para poner a disposición de las parejas del mismo sexo licencias matrimoniales a partir del 13 de julio (aquí puedes ver el formulario, que simplemente habla de “contrayente A” y “contrayente B”).

Hubo una última escaramuza por parte de los sectores homófobos de la isla antes de aceptar su derrota. Cuatro representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP), formación conservadora que curiosamente defiende la plena anexión de Puerto Rico a Estados Unidos, solicitaron al Tribunal Supremo de Puerto Rico que frenase la aplicación en la isla de la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos así como la orden ejecutiva emitida por el gobernador. El Supremo de Puerto Rico rechazó sin embargo la solicitud, y los legisladores del PNP decidían finalmente acatar la decisión y retirar la demanda que además habían interpuesto ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, antes de que fuera el propio Departamento de Justicia de Puerto Rico el que solicitase su desestimación. El matrimonio igualitario ya era una realidad en el Caribe.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , ,

Brasil dona a El Salvador fármacos contra el VIH valorados en 250.000 dólares

Jueves, 20 de agosto de 2015

buendiario-Tivicay-medicamento-uso-aprueban-hiv-vih-fda-2El donativo comprende alrededor de 500 mil comprimidos de Atazanavir y Lopinavir + Ritonavir, que alcanzarán para tres meses de tratamiento gratuito para unas de 1.500 personas infectadas con el virus.

El Salvador ha recibido un donativo de medicamentos antirretrovirales de segunda generación, de parte del Gobierno de Brasil, para la prevención de la transmisión y control de la infección por VIH, valorado en 230.000 dólares.

El donativo de carácter humanitario comprende alrededor de 500 mil comprimidos de Atazanavir y Lopinavir + Ritonavir, que alcanzarán para tres meses de tratamiento gratuito para unas de 1.500 personas infectadas con el virus y que actualmente son atendidos en 20 hospitales de la red pública de salud.

Los medicamentos están indicados para personas con VIH que se encuentran en la segunda línea de tratamiento antirretroviral, debido a que la adherencia al tratamiento de la primera línea no fue efectiva, informó el Ministerio de Salud (MINSAL) de El Salvador.

Los medicamentos, que suman cerca de una tonelada, llegarán este viernes al Aeropuerto Internacional Monseñor Oscar Arnulfo Romero, donde el MINSAL realizó los trámites del desaduanaje, para posteriormente distribuirlos en los 20 hospitales nacionales que cuentan con Clínicas de Atención Integral a personas con VIH.

La ministra de Salud, Violeta Menjívar, agradeció el donativo del Gobierno brasileño, “que demuestra la excelente coordinación” entre el Programa Nacional de ITS/VIH-Sida de El Salvador y la Dirección de ETS/AIDS/Hepatitis Virales del Ministerio de Salud de Brasil para “garantizar la salud de las personas con VIH en ambos países”.

Las relaciones con el pueblo de Brasil se fortalecieron “por el trabajo conjunto” con el Grupo de Cooperación Técnica Horizontal (GCTH), que a partir del 18 de agosto será presidido, durante dos años, por Ana Isabel Nieto, Coordinadora del Programa Nacional ITS/VIH/SIDA.

La toma de posesión de la presidencia se hará en el marco del Segundo Foro Latinoamericano para la atención al VIH, que se celebrará en Río de Janeiro (Brasil).

Fuente Agencias

General , , , , , , , ,

El jugador de rugby Keegan Hirst sale del armario

Jueves, 20 de agosto de 2015

Batley-Rugby-League-player-Keegan-HirstsNueva salida del armario de un deportista, pero esta vez, a diferencia de lo que ha sucedido en otras ocasiones, lo hace mientras se encuentra en su plenitud profesional. Se trata de Keegan Hirst, de 27 años de edad, jugador de los Batley Bulldogs, equipo de rugby profesional de la segunda división inglesa. Su historia resulta además más traumática que la de otros deportistas que simplemente hacen pública su orientación sexual. Hirst ha puesto punto final a su matrimonio con una mujer y aún no ha encontrado el modo de contar lo sucedido a su hija mayor, de tan solo siete años (la pareja tiene otro niño de dos). Pese a todo, Hirst admite sentirse libre por primera vez en su vida.

Conocemos una nueva salida del armario en el mundo del deporte. Viene desde los campos de rugby de Reino Unido. Keegan Hirst, de 27 años, se declara gay para el Sunday Mirror en una intensa entrevista en la que abre su corazón. El jugador, original de Batley, habla de cómo estuvo casado con una mujer, de sus hijos y de los tópicos que cumplía que le hacían pensar que no era gay. Keegan le dijo a su mujer que era gay hace poco. Y aunque al principio ella pensó que era por su culpa, parece ser que la cosa ha acabado bien y que ha apoyado a Keegan en este momento. A sus dos hijos, de 7 y 2 año, sólo les han dicho que se separan, no han querido entrar en detalles.

Keegan Hirst se ha sincerado públicamente en una entrevista al dominical Sunday Mirror, en la que el capitán de los Batley Bulldogs desgrana lo difícil que ha sido para él aceptar su propia homosexualidad. “He trabajado en la construcción, como portero, en fábricas. Y juego al rugby. Cumplo todos los requisitos del macho. ¿Cómo podía yo ser gay? Por el amor de Dios, soy de Batley. Nadie es gay en Batley”, explica, de forma muy gráfica. El proceso por el que Hirst ha pasado, por otra parte, no es muy diferente al que muchos otros ya han vivido, y por desgracia aún vivirán. Aunque ya desde su adolescencia fue consciente atracción por los chicos, rechazó completamente la idea. “Tenía la esperanza de que acabaría por desaparecer. Resultaba inconcebible que le contara a nadie como me sentía”, explica. “La sociedad dicta que cuando tienes 16 años ya empiezas con una novia y te acuestas con ella. Así es como es. Especialmente si juegas al rugby y creces en un barrio obrero. Sales, bebes… Me convencí a mi mismo que de ninguna forma podía yo ser gay, aquello era inconcebible”, añade.

Dicho y hecho: Hirst comenzó a salir con la que después fue su esposa con solo 19 años. Solo un año después tuvieron su primera hija. Contrajeron matrimonio en 2011, y un año después tuvieron su segundo hijo, un chico. “El día que me casé con ella pensaba que sería para toda la vida. La quería, estaba contento de casarme con ella”, afirma. Pero su vida en pareja no se correspondía con la de un hombre y una mujer que se desean mutuamente. Hirst aprovechaba cualquier ocasión para salir, beber y evitar estar con ella. “No se trataba de que que no fuera feliz con ella, no era feliz conmigo mismo”, explica. En los peores momentos Hirst llegó a pensar en el suicidio. La pareja acabó por separarse sin que Hirst le contara a su esposa la razón de su alejamiento, y de hecho, según cuenta ahora el jugador, ella se culpaba de lo sucedido.

“Un día, hace unos pocos meses, me dije… ‘¿Sabes qué? Qué esto es lo que soy. Soy gay’. Sentí que por fin podía ser honesto conmigo mismo”, asegura. Hace pocas semanas se armó de valor y lo contó a su exmujer. Para sorpresa del jugador ella, que jamás había sospechado nada, se mostró comprensiva y le ofreció todo su apoyo. La pareja valora ahora como explicarlo a sus hijos. “Todavía no les hemos dicho nada, son muy pequeños para entenderlo. No estoy seguro de cómo lo haré”, explica el jugador, que solo tiene palabras de alabanza para su exmujer.

De lo que no cabe duda es de la satisfacción que rezuma Hirst, que asegura “sentirse libre” al fin. Un sentimiento de libertad al que hasta ahora solo se había aproximado en un campo de rugby. “Me siento cómodo en mi propia piel, posiblemente por primera vez en mi vida”, afirma el jugador, que por el momento no ha recibido más que felicitaciones y muestras de afecto por parte de compañeros, seguidores, varias personas conocidas y multitud de personas anónimas a las que ha agradecido el apoyo en su cuenta de Twitter.

Os dejamos un vídeo con las declaraciones de Keegan Hirst.

Hirst también ha salido del armario con sus compañeros de equipo que, para su sorpresa, le han apoyado. Junto con Garteh Thomas, que salió del armario en 2009, Ian Roberts en 1995 o Michael Sam en 2014, Keeran Hirst pasa a ser un ejemplo a seguir por muchos deportistas armarizados que pueden comprobar cómo se puede ser un profesional de un deporte y llevar una vida sin mentiras.

Las respuestas por parte de seguidores no se ha hecho esperar y Keegan ha agradecido a través de su cuenta de Twitter todo el apoyo que está recibiendo. Pues nos alegramos mucho por él y deseo que no tarde mucho en ser portada de la revista Attitude o Gay Times…

I’d just like to say a big thankyou to everybody who’s taken the time to send all these best wishes.It’s very humbling and much appreciated.

Fuente | Sunday Mirror, vía Ambiente G y Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , ,

Una pastelería deberá prestar servicio a una pareja gay por orden judicial

Jueves, 20 de agosto de 2015

cake400x300_0Charlie Craig, David Mullins y en la esquina el pastelero Jack Phillips

La pastelería se negó a hacer un pastel de bodas para una pareja homosexual por las creencias religiosas de sus dueños. El fallo fue emitido dos meses después de una decisión histórica de la Corte Suprema que legalizó el matrimonio gay en todo Estados Unidos.

La más reciente victoria para los derechos de los gays se produjo este jueves en Estados Unidos cuando un tribunal de apelaciones sentenció que un repostero de Colorado no podía negarse a venderle un pastel de boda a parejas homosexuales porque contradecía su fe religiosa.

La tienda “Masterpiece Cakeshop” se sumó a un número creciente de negocios que han sido demandados, con éxito, por discriminación contra las parejas del mismo sexo. Sin embargo, los comercios en más de la mitad de EUA tienen derechos legales de negarse a atender clientes gays porque 29 de los 50 estados no prohíben discriminación de orientación sexual.

Charlie Craig y David Mullins consignaron una queja fundamentada en el marco legal antidiscriminatorio de Colorado cuando el repostero Jack Phillips les dijo en 2012 que no les haría una torta debido a sus creencias religiosas.

El estado no reconocía el matrimonio gay en ese momento, pero sí prohibía la discriminación por orientación sexual. Phillips argumentó que preparar una torta de casamiento para una pareja gay violaba su derecho a la libertad de religión y de expresión.

manifestacion_pasteleria_homofobaManifestación de protesta por la homofobia de los responsables de la pastelería

El tribunal estatal de apelaciones manifestó su desacuerdo, argumentando en una decisión de 66 páginas que exigirle a alguien que cumpla la ley no implica pedirle a una persona que “respalde” algo que no apoya.

“Si Masterpiece desea operar como un lugar público y tener un negocio en el estado de Colorado, la CADA (Colorado Anti-Discrimination Act, Acta anti-discriminación de Colorado) le prohíbe escoger y elegir consumidores en función de su orientación sexual”, indicó.

Una pastelería de Oregon (noroeste) fue obligada a pagar 135.000 dólares en daños el mes pasado después de negarse a hornear una tarta para un matrimonio entre dos hombres en 2013.

Pero el caso que elevó el tema a la audiencia nacional fue el de una fotógrafa de bodas de New Mexico que se negó a trabajar para una pareja de lesbianas en 2008 afirmando que su derecho a la libertad artística y religiosa debería superponerse a las leyes antidiscriminatorias del estado. La Corte Suprema no aceptó su apelación en 2014.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Llaman “maricón” a Mika y éste responde de manera sorprendente

Jueves, 20 de agosto de 2015

mika_maricón_reacciónb4pfwnlfMika ha sufrido más de una vez la homofobia y no sólo con heterosexuales: su ambigua salida del armario, primero como bisexual y más tarde como gay 100%, le ha causado más de una crítica, pero él sabe reponerse y lo hemos visto con el duro ataque que ha sufrido recientemente.

Alguien decidió vandalizar los pósters de su concierto en Italia con la palabra Frocio, el equivalente a nuestromaricón de toda la vida. Y Mika, lejos de amedrentarse, convirtió la foto en su imagen de perfil y de fondo en Twitter y lo acompañó de un mensaje muy positivo:

“Vi el garabato encima de mis posters y mi primer instinto fue pasar de ello… que el odio de muchos sea ignorado. No tengo miedo de aquellos que discriminan. Nadie debería. El amor habla por sí solo”.

Muy valiente por parte de Mika ridiculizar a los homófobos de esta forma. Un ejemplo para muchos y un motivo de ánimo para aquellos que sufren la homofobia día a día en sus círculos más cercanos. Recuerda que tendremos concierto de Mika en Madrid el 5 de octubre.

Fuente Cromosomax

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia., Música , ,

Fanático pisotea bandera de la diversidad y trata de depravado y cochino al líder del Movilh

Jueves, 20 de agosto de 2015

javier-soto-bandera-diversidadEn septiembre próximo habrá un juicio por querella presentada contra el fanático Javier Soto.

Una violenta manifestación contra los derechos de la diversidad sexual volvió a protagonizar el fanático Javier Soto en el frontis del Congreso Nacional, donde el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) había asistido ayer para apoyar a las mujeres en su lucha por el aborto terapéutico.

En la ocasión el fanático religioso pisoteó la bandera del arcoíris y trató en duros términos al líder del Movilh, Rolando Jiménez, quien en dicho lugar se manifestaba en apoyo al Movimiento por la Interrupción Legal del Embarazo (Miles).

Con megáfono en mano, Soto sostuvo que “te voy a decir depravado en tu misma cara. Aquí en la Biblia está la palabra Jiménez, depravado, cochino, sucio, asqueroso. Los hombres hacen lascivia, cuando un homosexual se junta a otro homosexual”

Acto seguido puso la bandera de la diversidad en el suelo y la pisoteó. “Aquí está tu bandera depravada, mira Jiménez tu orgullo. Aquí está el orgullo gay. Ahí está”. Luego, y mirando, la Biblia,  señaló “No señor, éste es el orgullo”.

Tras el hecho,  difundido por Agencia Uno,  el Movilh lamentó la “permanente odiosidad de Soto contra grupos históricamente discriminados, así como su fijación, a estas alturas enfermiza, con Jiménez”.

“La forma de actuar de Soto es cada vez más extrema y demuestra la necesidad de que Chile  cuente en breve con una ley que sancione la incitación al odio, pues lamentablemente este aspecto no es contemplado por la Ley Zamudio”, dijo el Movilh.

Conviene precisar que en febrero pasado Jiménez presentó una querella contra Soto. Se trata de la la única acción legal contra el religioso y cuyo juicio está fijado para el 29 de septiembre próximo. “Esperamos que la justicia haga su trabajo en ese momento”, puntualizó el Movilh. El siguiente video muestra el fanático ataque de este sujeto que motivó la querella:

Ayer fue un día histórico para la lucha por la despenalización del aborto terapéutico, pues la Comisión de Salud aprobó por 8 votos contra 3 la idea de legislar.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , ,

Senadora chilena Van Rysselberghe insiste en negar derechos a niñas y niños transexuales

Jueves, 20 de agosto de 2015

jacqueline-van-rysselberghe-copialeydeidentidadAunque no lo consiguió, traemos las palabras de esta señora que, por desgracia para el pueblo chileno, sigue siendo senadora y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado

La parlamentaria insistió en el Congreso Nacional con indicaciones que limitan los derechos de la Ley de Identidad de Género.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) lamentó ayer que la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Jacqueline van Rysselberghe, “presente indicaciones contra principios fundamentales de la Ley de Identidad de Género” que tramita el Congreso Nacional.

En una sesión de la Comisión de DDHH, Van Rysselberghe insistió esta semana en que la Ley de Identidad de Género debe impedir a los menores de 18 años y a las personas casadas cambiar su nombre y sexo legal, lo que en la práctica implica generar más restricciones actuales a este tipo de trámite.

“La senadora Van Rysselberghe pasa por alto el interés superior del niño, lo que evidencia hasta donde llega el desprecio a la diversidad sexual. Ningún niño y niña merece pasar por el vejamen diario de ser llamado con un nombre e identificado con un sexo que daña su dignidad. Esperamos que la senadora recapacite”, dijo el Movilh.

El organismo añadió que “el Gobierno y ha presentado indicaciones que permiten a los menores de edad cambiar su nombre y sexo legal con autorización de sus padres. De Igual manera el Ejecutivo apoya nuestra propuesta para permitir igual trámite a las personas casadas”

La activista trans del Movilh, Paula Dinamarca, indicó que “el rechazo de Van Rysselberghe a que personas casadas cambien su nombre y sexo legal, se debe a su miedo infundado al matrimonio igualitario. En su cabeza, si una persona cambia su sexo legal se abriría la puerta al matrimonio entre personas del mismo sexo. Lo que ella no entiende es que la identidad de género, no tiene relación alguna con la orientación sexual”.

Añadió que “es muy necesario que Van Rysselberghe se eduque sobre estas materias, pues si sigue confundiendo homosexualidad con transexualidad, es claro que no tiene ninguna competencia para discutir los alcances de una ley de identidad de género”.

El mes pasado el gobierno presentó variadas indicaciones a la Ley de Género, luego de que variadas organizaciones denunciaran que el proyecto de ley tramitado por el Congreso Nacional era “completamente deficiente”.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.