Archivo

Archivo para Martes, 21 de mayo de 2019

Recuperar las palabras que dan vida

Martes, 21 de mayo de 2019

Del blog Amigos de Thomas Merton:

7191906unhombrejovenleyendolabibliaaotrojovenenlacrcel-1024x684

“La verdadera teología tiene como finalidad liberar a la iglesia de las falsas teologías. En este sentido, le ayuda a convertirse, es decir, a recuperar lo que es realmente. La teología es una metodología para devolver al pueblo de Dios el uso de la palabra. Son los teólogos paganos o fariseos, introducidos o reintroducidos subrepticiamente en la iglesia, los que han privado al pueblo de la palabra. La iglesia solamente volverá a ser lo que debe ser cuando el pueblo recupere el uso y el manejo familiar de la palabra de Dios.  Por tanto, se trata de destecnificar el lenguaje bíblico y de hacer que el pueblo cristiano vuelva a encontrar las palabras sencillas, que son las de Dios. La Biblia, que era el libro de los simples y de los ignorantes, ha pasado a ser un libro de clérigos y especialistas. De esta masnera, el pueblo se ha visto privado del lenguaje fundamental. Amor, libertad, verdad, comunidad, reino de Dios: estas palabras, y otras muchas, han perdido su sentido auténtico. El lenguaje cristiano se ha convertido en un lenguaje secreto que no tiene nada que ver con las cosas simples de la existencia. Se ha hecho cómplice de una sociedad que ha desposeído a los pobres de sus medios de expresión”.

*

Evangelista Vilanova.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

“El hombre que suspiraba”, por Dolores Aleixandre

Martes, 21 de mayo de 2019

Me parece que  ya he escrito  algo con un título parecido, pero he vuelto a leer el texto del evangelio en que aparece Jesús suspirando y me vuelve el deseo de decir algo más sobre ese tema del suspirar. Me he puesto a pensar (invito a quien lo lea a hacer lo mismo) sobre cómo reaccionamos cuando algo nos impacienta, harta o exaspera y detecto varias modalidades: hay quien resopla (es mi caso)  ¡uffff!, inflando los carrillos y soltando el aire con fuerza; otros tensan el entrecejo para dejar ver su contrariedad; otros trasladan el enfado a sus pies y golpean el suelo con mayor o menor intensidad; otros braman por lo bajo y mascullan entre dientes y otros se levantan y se van dando un portazo. Veamos qué pasa en la escena de Marcos 8,11-13:  “Se presentaron los fariseos y comenzaron a discutir con Jesús, pidiéndole una señal del cielo, con la intención de tenderle una trampa.  Jesús, dando un profundo suspiro, dijo: -¿Por qué pide esta generación una señal? Os aseguro que a esta generación no se le dará señal alguna. Y dejándolos, embarcó de nuevo y se dirigió a la otra orilla”

            Están cuestionando la identidad de Jesús y su exigencia es clara: queremos una verificación experimental, demuestra tus competencias, haz algún milagro,  presenta algún portento,  ofrécenos una prueba irrefutable de que “el cielo” está de tu parte.

           Han dado en hueso: Jesús hace nunca un signo que no esté en relación con la corporalidad de la gente concreta: sus gestos tocan y transforman personas de carne y hueso y deja su interpretación, abierta y confiadamente, a quienes estén dispuestos a dejarse trabajar por lo que han visto, oído y experimentado.

               Por eso es tan inmediata y tan sonora su reacción que sube de lo más profundo de sí mismo antes de convertirse en palabras tajantes. El verbo griego anastenazo indica un movimiento de abajo hacia arriba, un suspiro/gemido que brota de las profundidades de su espíritu, como si estuviera buscando en lo más hondo de sí mismo fuerza para soportar tanto desaliento y tanta decepción. Lo que hace después equivale a un portazo: se da la vuelta y se monta en la barca para alejarse cuanto antes de aquel grupo indeseable.

              Pero es precisamente ahí,  cuando esperaba relajarse en compañía de los suyos, donde le espera algo peor y son sus propios amigos los que le decepcionan (“pero ¿qué he hecho yo para merecer esto?”, pensó quizá en sus adentros). Unos discípulos obtusos no entienden ni  una palabra de lo que él les dice y se dedican a comentar por lo bajo agobiados que solo llevan un pan (equivalente a “¡Vaya! Se nos ha descargado la batería del móvil…”). Y a él le brota de nuevo la impaciencia: “-¿Aún no entendéis ni comprendéis? ¿Es que tenéis embotada vuestra mente?  Tenéis ojos y no veis; tenéis oídos y no oís. ¿Es que ya no os acordáis?”.  El reproche por su desmemoria es grave: acaban de vivir junto a él el signo de los panes y peces  en el desierto, cuando todos los de aquella multitud  “comieron hasta saciarse, y llenaron siete cestos con los trozos sobrantes” (Mc 8,1-13). Si se han saciado en el banquete  ¿cómo es posible que den tantas vueltas a lo que les falta?  ¿Cómo pueden agobiarse si viaja en su misma  barca el  Excesivo, el Derrochador, el Desmedido, el Espléndido?

            Estamos en tiempo de Pascua. Es tiempo de despojarnos de lutos, agobios y pesadumbres, tiempo de decidirnos a tirar al fondo del lago abatimientos, decepciones y desánimos. No es tiempo de suspiros: alguien nos espera en la orilla con panes y peces preparados para nosotros.

Fuente  ALANDAR, Abril 2019

Espiritualidad , , ,

‘Novias’ de curas denuncian que también ellas se sienten abusadas

Martes, 21 de mayo de 2019

celibato-debate_2121697874_13598400_660x371El otro escándalo sexual en la Iglesia: los curas que no reconocen sus obligaciones parentales (¿Hablamos de los novios…?

El ‘Washington Post’ indaga en el drama de las mujeres obligadas a esconder sus relaciones con curas y criar a sus hijos sin ningún apoyo de la Iglesia

Las cifras son llamativas: hay estudios que apuntan a que solo el 40% de los presbíteros practica el celibato, y que puede haber más de 60.000 niños de curas en todo el mundo

Gracias sobre todo a la valentía de las víctimas, por fin se ha empezado a hablar en condiciones de los abusos sexuales de menores en la Iglesia. Pero ahora la jerarquía tiene una conversación pendiente con otro grupo de personas vulnerables que también ha sufrido la violencia sexual, emocional y espiritual de los curas: las mujeres adultas que han tenido hijos con sacerdotes sin que estos han reconocido sus responsabilidades ni hacia ellas ni hacia sus vástagos.

“Aquella situación era definitivamente abusiva, sin ninguna duda, ha contado al Washington Post Pam Bond, de 63 años, quien dio a luz en 1986 al hijo de un cura franciscano al que había acudido para apoyo y para intentar rescatar a su matrimonio. “Yo asumo la responsabilidad para mis propios errores“, reconoce Bond, quien actualmente reside en la ciudad de San Luis y admite que “yo debería haber sido lo suficientemente fuerte como para no ponerme en aquella situación”. Bond, sin embargo, considera ahora que la relación de cinco años que mantuvo con el cura no fue consensual debido al diferencial de poder entre ellos.

¿Solo el 40% de los curas practica el celibato?

Como Bond hay en los Estados Unidos y en el todo el mundo miles de mujeres adultas que se hallan en la misma situación de haber vivido una relación sexual fallida y abusiva con un hombre consagrado, si bien es cierto que es difícil determinar exactamente cuántas son. En 1990 Richard Sipe, pionero en materia de la pederastia en la Iglesia, estimó que solo el 40% de los sacerdotes practica el celibato en un momento determinado. Vincent Doyle, irlandés e hijo de cura que lleva la web Coping Internacional para otra gente en su misma situación, afirma que alrededor de 65.000 personas en todo el mundo consultan su página.

Sean cuántas sean, lo importante es que estas mujeres que se sienten usadas por curas estén empezando a levantar la voz. Sobre todo porque, aunque la misma transparencia y rendición de cuentas que se están implementando en casos de abusos a menores están empezando a hacerse sentir también en casos de potenciales abusos a mujeres vulnerables- aún hay curas que intentan mantener sus “novias” y sus hijos en secreto.

celibato-debate_2056304437_11998600_667x375

Hijo de un cura: “Yo era un cáncer que había que tratar”

Theresa Engelhardt, de 62 años, denuncia que ha estado inmersa en una batalla de tres décadas con la diócesis de Allentown, Pensilvania, y ahora con el Vaticano para que la Iglesia laicice al cura con el que tiene un hijo pero que se niega a asumir la plenitud de sus responsabilidades parentales. Engelhardt lamenta que el sacerdote, quien ha dejado el ministerio público y ahora está casado con otra mujer, le presionara para que abortara y cuando se negó a interrumpir el embarazo, no quería ni ver a su hijo.

“Una de las grandes cosas que he tenido que trabajar en mi tratamiento es mi razonamiento que si yo no hubiera nacido, mi madre no hubiera entrado en esa batalla con la Iglesia y mi padre hubiera podido seguir como cura”, cuenta el hijo de Engelhardt, John Dreisbach, quien a sus 28 años ha sufrido toda una vida de depresiones.

Crecer con un cura como padre que no le quería reconocer -por no decir en la sombra de una Iglesia que no obligó al sacerdote a hacer lo correcto- “me hizo sentir… que no le importo para nada” a la Iglesia, lamenta John. “Yo era un cáncer que había que tratar”.

Una fina línea roja

¿Hay entonces alguna situación en la que sí estaría moralmente bien que un cura se enamorara de un adulto? Cait Finnegan Grenier, defensora durante muchos años de las mujeres que mantienen relaciones con sacerdotes, piensa que sí, y que todo depende de cómo empieza la relación. Un enamoramiento que comienza en una situación marcada por un diferencial de poder -como una relación pastoral- sería explotador, mientras que una relación nacida de la amistad no lo sería, considera Finnegan, mujer de un cura, ahora fallecido, que buscó y recibió la reducción al estado laical al darse cuenta los dos que estaban enamorados.

Es una línea muy fina que John Dreisbach piensa que la Iglesia puede hacer más para definir o incluso borrar, si decidiera aceptar que los curas tengan hijos. “Ya se les llama ‘padre'”, recuerda de los curas. “No les cuesta mucho añadir uno más a la grey”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprueba la Ley de Igualdad para proteger a las personas LGTBI contra la discriminación

Martes, 21 de mayo de 2019

Manifestacion_gay_proximidades_Capitolio_2009La Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha aprobado la Ley de Igualdad, que pretende reformar la vigente Ley de Derechos Civiles para que también proteja a las personas LGTBI contra la discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género. La ley ha sido votada favorablemente por la inmensa mayoría de los representantes del Partido Demócrata, pero con la oposición de la práctica totalidad de los representantes del Partido Republicano. Esto último advierte de la poca probabilidad de que sea convalidada por el Senado, donde los republicanos son mayoría, paso necesario para su entrada en vigor. El presidente Donald Trump, por su parte, ya anunció su oposición a la Ley de Igualdad debido a que contiene «píldoras envenenadas», refiriéndose a los artículos que protegen los derechos de las personas trans.

El pasado viernes 17 de mayo, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos votó el proyecto de Ley de Igualdad que había sido presentada por el Partido Demócrata el pasado mes de marzo. La prontitud en la votación se debía a la voluntad de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, quien, en palabras de la directora ejecutiva de GLAAD, «ha convertido a los derechos LGTBI en la piedra angular de su carrera».

La votación se saldó con 273 votos favorables y 173 en contra, una mayoría amplia que refleja la composición de la cámara baja, en estos momentos en manos del Partido Demócrata. Un total de 228 representantes demócratas votaron a favor y 7 se abstuvieron. En el bando republicano, votaron a favor 8 representantes, 173 lo hicieron en contra y 16 se abstuvieron.

Ley-de-Igualdad-Estados-Unidos

Se trataba de la segunda ocasión en que se presentaba este proyecto de ley de reforma de la Ley de Derechos Civiles, vigente desde 1964, que fue introducido por primera vez en 2015, sin éxito, debido al rechazo de la mayoría republicana.

Actualmente, la Ley de Derechos Civiles prohíbe la discriminación por razón de sexo, raza, color, origen nacional y religión en el derecho al voto, el acceso a la educación, la vivienda, el empleo y los establecimientos y servicios públicos. El proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes, una versión del presentado infructuosamente en 1974, añade a estas categorías protegidas la orientación sexual y la identidad de género.

Tan solo veinte de los cincuenta estados que conforman los Estados Unidos cuentan con leyes o normativas que impidan, en mayor o menor medida, la discriminación de las personas LGTB. La Ley de Igualdad pretende que esa protección sea de ámbito federal.

Sin embargo, la dificultad para que la Ley de Igualdad tome vigencia está en el Senado, de mayoría republicana y donde se presentó en la misma fecha que en la Cámara de Representantes. Se necesitaría que, además del voto favorable de todos los senadores demócratas e independientes, se sumaran los de al menos cuatro senadores republicanos, algo altamente improbable. Incluso la primera dificultad estribaría en que el líder del Partido Republicano en el Senado, Mitch McConnell, acepte presentarla en comisión para su debate y su posterior votación en un plazo razonable.

La reforma de la Ley de Derechos Civiles tampoco obtendría la aprobación presidencial, según declaraba un alto funcionario de su equipo en el siguiente comunicado: «La Administración Trump se opone absolutamente a la discriminación de cualquier tipo y apoya la igualdad de trato para todos. Sin embargo, este proyecto de ley en su forma actual está lleno de píldoras envenenadas que amenazan con socavar los derechos de los padres y de conciencia». Estas afirmaciones contrastan con las que sostenía anteriormente Donald Trump, quien, en unas declaraciones efectuadas en el año 2000 a la revista The Advocate, afirmaba que le gustaba «la idea de enmendar la Ley de Derechos Civiles de 1964 para incluir la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual. Sería simple. Sería sencillo. Una enmienda a la Ley de Derechos Civiles otorgaría la misma protección a los homosexuales que a lo demás estadounidenses, es lo justo».

A pesar de las pocas probabilidades de que la Ley de Igualdad tome finalmente efecto, su aprobación por parte de la Cámara de Representantes ha sido vista por los defensores de los derechos LGTBI como un avance de gran fuerza simbólica. Human Rights Campaign lo expresaba de esta manera en las redes sociales: «Es la primera vez que una cámara del Congreso ha aprobado un proyecto de ley integral de derechos civiles LGTBI que finalmente proporcionaría protecciones claras y a nivel nacional para las personas LGBTQ en su vida cotidiana».

Las fuerzas conservadoras en contra de los derechos de las personas trans

Como hacen sospechar las declaraciones del equipo presidencial y han manifestado claramente los representantes del Partido Republicano opuestos a la aprobación de la Ley de Igualdad, son los derechos de las personas trans los que provocan un mayor rechazo entre las filas conservadoras.

La defensa del proyecto de ley por parte del Partido Demócrata se podía resumir con las palabras de Jerrold Nadler, representante por Nueva York y presidente del Comité Judicial: «La cuestión que tenemos ante nosotros no es si la comunidad de LGTBI se enfrenta una discriminación escandalosa e inmoral, puesto que los hechos demuestran claramente que sí lo hace. La pregunta es si nosotros, como Congreso, estamos dispuestos a tomar medidas para hacer algo al respecto. La respuesta va directamente al corazón de lo que queremos ser como país, y hoy, esa respuesta debe ser un resonante ‘sí’».

Mientras tanto, los representantes republicanos defendían su rechazo a la igualdad de derechos para las personas LGTBI con referencias a la «seguridad de las mujeres y los niños en los espacios privados», en alusión al derecho de las personas trans a utilizar los baños públicos que se corresponden a su identidad de género. También mencionaban los «problemas de conciencia» para el personal sanitario involucrado en las cirugías y tratamientos para la reasignación de género, o que «se obligaría a los centros escolares a que enseñasen educación sexual en la que se afirmaría que la identidad de género es por propia identificación».

Para dar una idea del fanatismo que destilan las fuerzas conservadoras, el grupo extremista Liberty Counsel emitía un comunicado tras la votación en la Cámara de Representantes en el que señalaba con nombres y apellidos a los ocho representantes republicanos que habían votado favorablemente a la Ley de Igualdad. Según Liberty Counsel, «nadie que haya votado por la mal llamada «Ley de Igualdad» merece servir en el Congreso. Este proyecto de ley destruye la libertad religiosa fundamental sobre la que se fundó América. Este proyecto de ley es antipatriótico y peligroso. La mal llamada «Ley de Igualdad» no tiene nada que ver con la igualdad y es la amenaza más seria a la vida y la libertad jamás propuesta por el Congreso. Este proyecto de ley debe ser detenido en el Senado. Si este proyecto de ley se convierte en ley, las consecuencias serán sobrecogedoras». En anteriores oportunidades, Liberty Counsel había afirmado que el proyecto de ley «abriría la puerta a la pedofilia, a la prohibición de la Biblia y al incremento de las agresiones sexuales».

La mayoría de la población a favor de la no discriminación de las personas LGTBI

Estas presiones de las fuerzas ultraconservadoras hacen mella en el Partido Republicano. Sin embargo, su oposición a la reforma de la Ley de Derechos Civiles para incluir a las personas LGTBI entre quienes estén protegidas contra la discriminación choca con la realidad social, que muestra que la mayoría de la población estadounidense es favorable a esa protección. Según una reciente encuesta de Public Religion Research Institute (PRRI), un 69 % de los ciudadanos estadounidenses se mostraría favorables a una ley contra la discriminación de las personas LGTB, mientras que tan solo se opondría el 24 %. Esta mayoría se alcanza en todas las edades y entre quienes profesan las distintas ideologías o creencias religiosas. Si bien el apoyo es mayor entre los ciudadanos de menor edad, los demócratas o quienes profesan religiones como el judaísmo o el budismo, también es mayoritario entre los mayores de 65 años, los republicanos (incluso los más conservadores) o quienes se declaran mormones, musulmanes o testigos de Jehová. Así se comprueba en la siguiente tabla (podéis pinchar en ella para verla a mayor tamaño):

También se extiende a cada uno de los cincuenta estados. El apoyo es mayor en los estados que componen Nueva Inglaterra o la Costa Oeste, pero también hay un fuerte respaldo en muchos de los estados del Medio Oeste. Es menor en los estados del Sur, pero aun así en todos ellos la mayor parte de la población se declara a favor de las leyes antidiscriminatorias. Se puede comprobar en la siguiente tabla (podéis pinchar en ella para verla a mayor tamaño):

Encuestas-leyes-proteccion-LGTB-Estados-Unidos

Encuestas-leyes-proteccion-LGTB-Estados-Unidos-por-estado

 

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

Duncan Laurence sale del armario como bisexual antes de ganar Eurovision 2019 con Holanda

Martes, 21 de mayo de 2019

duncanEl pasado sábado muchos de nosotros nos reunimos en torno al televisor para ver la 64º edición de Eurovision, un certamen que tuvo lugar en Tel Aviv y que contó con la presencia de Madonna. En una larga gala marcada por las reivindicaciones de los islandeses Hatari y del staff de bailarines de la ambición rubia, ambos con banderas del estado de Palestina, el intérprete holandés se hacía con el micrófono de cristal tras interpretar la balada ‘Arcade’. Horas antes, Duncan Laurence salía del armario como bisexual.

Sucedió durante la conferencia de prensa previa, donde el holandés, uno de los favoritos de acuerdo con las casas de apuestas, explicaba qué suponía para él y para su país alcanzar la final. En ese momento, Duncan Laurence declaraba:

Lo que significa para mi personalmente, antes de que todo esto comenzara, yo era un compositor que escribía canciones en su habitación y esta oportunidad se traduce en que puedo mostrarme como soy como artista, pero también como ser humano. (…) Soy más que un artista, soy una persona, soy bisexual, soy músico… estoy orgulloso de tener la oportunidad de mostrar quien soy.

Por supuesto, Duncan Laurence no fue el único concursante de LGTBI, si bien Bilal Hassani, el representante de Francia, se identifica como gay. Precisamente el representante francés tuvo que soportar una horrible campaña homófoba en las redes sociales, tanto es así que las organizaciones galas SOS Homophobie y Urgence Homophobie acabaron reportando casi 2.000 tweets a la policía.

En la gala, además de Madonna, aparecieron otros iconos LGTBI como Dana International o Conchita Wurst. No obstante y como ya es tristemente costumbre en uno de los certámenes LGTBI por excelencia, la diversidad convive con países abiertamente homófobos como Rusia y su ley de propaganda gay ante la tibieza de la organización de Eurovision, que incluso llegó a aceptar prohibir la entrada de banderas acoiris en la pasada edición.

Fuente Gaytimes, vía AmbienteG

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Metro y Movilh lanzan campaña que insta a denunciar la homofobia y la transfobia

Martes, 21 de mayo de 2019

11B3AD4E-67FB-4F30-90D7-7C4AFD2A6C24En paralelo, la Asociación Nacional de Empleados se sumó a la Campaña Arcoíris del Movilh e izará la bandera LGBTI en la Corfo. Hoy la bandera fue desplegada en Providencia.


El Metro de Santiago comenzó hoy la difusión en todas sus estaciones de un video elaborado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que llama a las personas lesbianas, gays, bi, trans o intersex a denunciar la discriminación y a no guardar silencio frente a la homofobia y transfobia.

«Es un video simple, adecuado a las características de las pantallas de Metro y a su contexto, pero que tiene una enorme relevancia, pues orienta a las personas LGBTI cómo contactarnos en caso de sufrir de discriminación”, señaló el presidente del Movilh, Gonzalo Velásquez.

Añadió que “en Chile solo el 8% de las personas LGBTI se atreve a denunciar la discriminación. Ello debe cambiar. Estamos honrados de que Metro apoye esta iniciativa. Lo agradecemos de corazón”.

Además, los paneles de las estaciones de Metro llevarán la leyenda “la discriminación se queda abajo” y sus redes sociales se vestirán con los colores LGBTI.

La sumatoria de Metro se enmarca en la Campaña Arcoíris, una iniciativa mediante la cual el Movilh invita a instituciones públicas o privadas a izar la bandera de la diversidad, a iluminar sus frontis o a desarrollar campañas.

Hasta ahora 70 instituciones se han sumado, siendo la última la Asociación Nacional de Empleados (Anecor) que desplegará la bandera LGBTI en la Corfo. “Es la primera vez que esto ocurrirá, lo que nos tiene muy entusiasmados. Agradecemos profundamente el espaldarazo de Anecor a nuestros derechos”

Entre los adherentes también se cuentan La Moneda, el Senado, la Fiscalía Nacional, 45 municipios, 14 embajadas, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el Museo Natural de Historia Natural, la Biblioteca de Santiago, la Biblioteca Regional Gabriela Mistral de Coquimbo, el Injuv de la Araucanía, el Metro, el Portal El Centro de Talca y las Intendencias Metropolitana y del Biobío.

Mientras la Municipalidad de Providencia izó la bandera hoy junto a la alcaldesa Matthei, mañana lo hará la Fiscalía Nacional y la totalidad de las otras instituciones. En tanto, las 18:30 horas de este viernes, La Moneda será iluminada con los colores LGBTI. A lugar, llegarán el Movilh y sus activistas.

Fuente MOVILH

General, Historia LGTB , , , , , ,

El presidente del Parlamento húngaro equipara las reivindicaciones LGTB a la pedofilia

Martes, 21 de mayo de 2019

220px-László_Kövér_Senate_of_Poland_01Indignación en la comunidad LGTB húngara ante las declaraciones homófobas del presidente del Parlamento, del partido gobernante Fidesz. László Kövér equiparó el «comportamiento de un pedófilo» con quienes reivindican el matrimonio igualitario y la adopción homoparental, ya que en su opinión, «el niño es en ambos casos un objeto». Los asistentes al Orgullo de Budapest, celebrado este sábado, pidieron la dimisión del político, mientras que la multinacional de muebles y decoración IKEA ha aprovechado para difundir una campaña publicitaria por la igualdad.

Las declaraciones se produjeron durante un acto de la campaña electoral de Fidesz, el partido del primer ministro Viktor Orbán, en Budapest. Kövér departía con los periodistas sobre las posibles formas de preservar la «cultura cristiana», supuestamente en peligro ante el auge del «liberalismo» social y cultural. El presidente del Parlamento ironizó sobre las identidades trans mofándose de los padres que «cuando se les pregunta si es niño o niña, dicen que cuando sea mayor lo decidirá».

Sobre la reivindicación de la apertura del matrimonio y la adopción a las parejas del mismo sexo, Kövér declaró que «desde un punto de vista moral, no hay ninguna diferencia entre el comportamiento de un pedófilo y los que piden esto. El niño es en ambos casos un objeto, un artículo de placer, un medio para la realización personal». El político distinguió entre las personas LGTB que exigen sus derechos y un homosexual «normal», que «intenta adaptarse a este mundo sin que lo tengan que considerar necesariamente un igual».

Las declaraciones han despertado el rechazo de los activistas LGTB y de personalidades como el politólogo Zoltán Lakner, que las califica como discurso de odio porque «determinan claramente quienes son blanco de ataque y a quienes hay que odiar». Durante la celebración del Orgullo de Budapest el pasado sábado, los asistentes reclamaron la dimisión del político del Fidesz.

La polémica ha calado en la sociedad húngara. La firma de muebles y decoración IKEA, conocida por sus campañas a favor de la normalización de las familias homoparentales, ha querido aprovechar el momento para recordar su compromiso con la igualdad. La sucursal húngara de la multinacional sueca publicaba el pasado jueves un post en Facebook con la imagen de lápices de colores y las etiquetas #equality #genderequality #beyourself y #Pride. «En IKEA creemos en la diversidad, la igualdad de oportunidades y el trato justo, independientemente del origen o las diferencias individuales. ¡Nadie es igual hasta que todos sean iguales!», proclamaba el texto publicado.

Hungría y Polonia, punta de lanza contra los derechos LGTB

Hungría fue en 2009 uno de los primeros países del Este en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo. Eran otros tiempos, lamentablemente. La derecha populista representada por el partido Fidesz (miembro actualmente suspendido del Partido Popular Europeo) conseguía en 2010 un triunfo arrollador que le permitió cambiar en solitario la Constitución húngara para, entre otras medidas autoritarias, «proteger» al matrimonio que se celebra «entre un hombre y una mujer». El panorama político húngaro no ha cambiado desde entonces, o lo ha hecho a peor. En las últimas elecciones de abril de 2018, el Fidesz revalidó su aplastante mayoría, con casi el 50% de los votos, mientras que Jobbik, un partido abiertamente fascista, es la segunda formación del país, con casi el 20%. El actual primer ministro húngaro, Viktor Orbán (Fidesz), en el pasado considerado un «paria» político, está considerado hoy día uno de los referentes de la derecha europea gracias a sus duras posiciones en materia migratoria.

Tanto Hungría como Polonia se han convertido en la punta de lanza contra los derechos LGTB en Europa. Lo recogíamos ya en 2015, cuando ambos países bloquearon por este motivo una nueva normativa común sobre regímenes económicos matrimoniales en la Unión Europea. Y no ha sido la única vez: en diciembre del año pasado, se aliaron de nuevo para impedir la aprobación de un documento del Consejo de Ministros de la UE favorable a los derechos LGTB. Entonces, al menos, hubo por fin algo parecido a una respuesta contundente. Esperemos que no sea demasiado tarde: las ideas que representan Fidesz o Ley y Justicia (el partido gobernante en Polonia) ya son un modelo para muchas derechas europeas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

La TV argentina: compendio de discriminación, homofobia y transfobia

Martes, 21 de mayo de 2019

tvPor Franco Torchia (Página 12)

La televisión ha quedado como uno de los últimos bastiones donde el clóset es ley. Se habla de todo supuestamente, pero ningún gay, lesbiana ni trans llega muy lejos ni logra zafarse del estereotipo asignado. Pensemos un poco: ¿qué lugares acotados tienen reservados los gays y lesbianas fuera del clóset? ¿Pueden conducir programas periodísticos? ¿Cuántes travestis y trans trabajan en televisión?

A Tamara Alves –ex modelo, esposa del jugador de Huracán Patricio Toranzo y actual representante de futbolistas– le preguntan en la pantalla de la tarde qué le recomendaría a Mauro Icardi o a cualquier otro jugador a quien “de repente le aparece una chica trans como amante”: “Le recomendaría que la oculte. No porque tenga algo malo, sino porque no estamos preparados y le puede jugar en contra asegura. La expresión “No porque tenga algo malo” (tener sexo con una mujer trans) puede ser leída como una suerte de “triunfo” del activismo, eso que suele llamarse “avance social” y que en este caso es vivido como una obligación de quien declara. Alves no puede decir al aire que es malo acostarse, despertarse o enamorarse de una persona trans; sin embargo, sí puede aseverar que es una práctica que hay que ocultar. Siente el imperativo de decir que no hay nada abyecto en eso pero también el de que no tiene que ser contado. Y evalúa para qué estamos preparados o no “como sociedad”.

La corrección política como cortina de humo

Los cambios y avances en cuestión de derechos de las últimas décadas forjan guardianes del lenguaje pero no al menos analistas de los actos, de las segundas intenciones escondidas tras el “lenguaje bueno” y en este punto está la sociedad argentina. El “debate” en cuestión en el ciclo “Chismoses” (NetTV) venía a cuento de las revelaciones de la italiana Guendalina Rodríguez, una ex participante de un reality show que contó en Twitter que tuvo sexo con el marido de Wanda Nara y que ésta la amenazó a través de las redes. Por eso, con cierto miedo, Rodríguez borró el tuit en el que mostraba el cuarto en el que Icardi y ella habrían fifado y en el que decía además que ella no había sido ni la primera ni la última chica trans en la vida del delantero del Inter de Milán. La publicación de Guendalina coincidió con el comentadísimo álbum de fotos hot del matrimonio Wanda – Icardi en Instagram. Frente a una familia multimillonaria, “sólida” y con capital erótico intacto, una trava busca fama. En el estudio, Luli Salazar está de acuerdo con Tamara Alves (hay que esconder a las trans, no por monstruosas sino porque coartan la carrera del buen futbolista) y en la misma línea Guillermo Coppola por teléfono confía en que “la gente” cambió pero que la larguísima relación de Cris Miró –la travesti más importante de los años 90– y Diego Maradona fue sólo una amistad. Para Coppola, también corren otros aires pero si de “lavar” se trata, que Diego quede libre de culpa y cargo. Como si fuera poco, antes de cortar, Guillote articula la defensa que, con fuerza, gana cada vez más la escena pública: “en definitiva, es la vida privada”. Vida privada es el nuevo eufemismo del closet. ¿Qué vidas son privadas (de libertad) y qué vidas, en cambio, sólo juegan a favor y siguen ganando por goleada en el deporte, la política y la TV locales hoy? ¿Quién tiene vida privada en tiempos de extrema exhibición de familia, comida, bienes, plantas, partes del cuerpo, mascotas y sexo conyugal? ¿Privada Guendalina pero liberada Wanda? ¿Privados de margen de acción los gays que por imposición, conveniencia o miedo, no revelan su orientación sexual? Vida privada tuvieron siempre los dos grandes cómicos argentinos de las últimas décadas, por ejemplo, pero vida privada no necesitaron tener nunca ni Coppola ni Luciana Salazar. Y sólo si sos un argentino ganador de un Oscar podés mostrarte con tu novia trans.

Si lo sabe

No contarlo, no contarlo demasiado, cómo contarlo y cuándo. Contar y quedar en qué posición; proyectar o no qué ascensos; donarse a qué configuraciones, aceptar qué caricaturas. Ser qué y poder ser con qué cuerpos; vestirse cómo y mostrar qué. ¿Cómo funciona hoy la homo, la lesbo, la bi y la transfobia en tres esferas altamente visibles como el fútbol, la TV y la política?

En la TV, las lesbianas blancas y vestidas de shopping pueden ocupar en la ficción el horario central, como ocurrió en 2017 con la tira “Las estrellas” (El Trece), donde lesbiana no se nace, se hace. Las historias sobre hombres con hombres arrancaron antes y las travestis y trans como signo de alternancia y mínima ruptura de la mismidad, también (Florencia de la V en una peluquería, Lizy Tagliani buscando el precio más barato y Zulma Lobato en situación de calle). Los efectos de la ficción industrial –industria que en la Argentina no existe, aunque se autoperciba como tal– no tienen correlato directo con aquello que está afuera de sus límites. En 2018, hubo llantos masivos por la transición del personaje de la actriz Maite Lanata en “100 días para enamorarse” (Telefé). Puntos de rating, repercusión imparable en redes sociales, aplausos ensordecedores y charlas en los colegios, impactos exactamente contrarios a los de la violación correctiva de la que fue víctima el joven trans Lucas Gargiulo, de 25 años, en San Miguel de Tucumán el 1° de mayo. En general, los personajes gays no superan la modalidad narrativa del romance y afuera de los sets, ni a Fernando Dente ni a Nicolás Scarpino, por citar dos ejemplos de actores fuera del clóset, sus vaivenes sexoafectivos les aumentarán sus cachets. No llegarán a ser galanes. Aquello que en Benjamín Vicuña y La China Suárez –sus idas, sus vueltas, sus hijos, sus “infidelidades”– conforma puro valor de vidriera y suba de honorarios, en hombres homosexuales es ruido y promiscuidad. Las conquistas, separaciones y nuevos romances de Pampita y Pico Mónaco pueden tener una única versión maricona: Guido Süller y Tomasito. Estafas, reconciliaciones y conflictos financieros en clave circense, nunca como historia “seria”.

El periodista Oscar González Oro salió del clóset en 2016, en coincidencia con el declive de su éxito radial “El oro y el moro” (Radio 10). Primero se mostró con Tato y ahora con Pancho. Inimaginable esto mismo en tiempos en los que “sus chuchis” (apelativo que usaba para designar a su numerosa audiencia femenina) morían por su voz y cantaban con él al unísono “Tengo la camisa negra”. Aunque sus romances lleguen a las revistas y a los portales, el estatuto de sus amores no reviste el mismo interés que el de las relaciones heterosexuales sostenidas por un tándem mujer – varón. Las historias que más pregnancia alcanzan son las heterosexuales.

El actor Federico Salles, integrante del elenco de “Argentina, tierra de amor y venganza” (El Trece) debutó hace días en la mesaza de Chiquita y ante las preguntas de Mirtha Le Petit “¿Y vos estás en pareja, cómo está tu corazoncito? ¿Cómo se llama ella?”, él respondió “Se llama Pablo, es fotógrafo. No lo cuento mucho”. Silencio. “Hace tan bien estar enamorado” continuó él. “Está bien, querido” cerró ella.

A más de cinco años del final de telenovelón que significó Ricardo Fort, sus novias y sus novios, Flavio Mendoza y afines, desde el elenco estable de “Showmatch” (El Trece) encuentran en la vociferación, la extroversión, las violencias verbales y la construcción de supuestos “escándalos”, la vía de supervivencia. Además bailan, esto es, entretienen. Hernán Piquín aparece con asepsia, marmóreo y virtuoso como el Colón, maricón por default como Julio Boca y como “los que saben” de moda. No sorprenden y no molestan. A Fernando Peña el rol del puto reventado le permitía extralimitarse y Juan Castro con sus consumos problemáticos generaba una empatía que hilvanaba “males” (homosexualidad, cocaína y falta de amor). Actores transformistas se transforman o nada, hacen chistes o mueren con la peluca puesta en la puerta de los canales; otros, tienen que decir “poronga” en radio para que todos rían. En los jurados de certámenes, las sillas (o los placares) de quienes evalúan están revestidas de “vida privada”.

¿Ser gay es político?

El puto no puede pensar. El gay no está habilitado para el análisis y la reflexión sobre política y economía. Quizás sí sobre sociedad, pero un poco, porque si no tiende a victimizarse demasiado dirán quienes deciden. En el periodismo mayúsculo, el de la primera y la segunda mañana de las principales radios; el de los primeros nombres de quienes observan “la realidad”; el de los periodistas de los horarios centrales y la investigación a fondo; el de los conductores de las señales de noticias y de los noticieros; el de los analistas, los especialistas, los entrevistadores destacados y los etcéteras semejantes, no hay gays, ni lesbianas, ni trans. Es un universo ultracis y ultrahetero en el que caben Alfredo Leuco, Jorge Lanata, Horacio Verbitsky, Luis Novaresio, Nelson Castro y Rodolfo Barilli. Ellos son –creen quienes programan– representación de “las mayorías” sin excepción. Para ser mayoría, el consenso alrededor del respeto a sus “vidas privadas” es tal que las corporaciones mantienen secretos so pretexto de que se trata de los portavoces de la importancia y sobre todo, los custodios de la tanda comercial y los aportes directos o indirectos del funcionariado político. Aportes a la discreción y la sobriedad, dos “valores” que un gay, imaginan los gerentes, quebraría de inmediato.

En una señal de noticias concreta, los homosexuales están tácitamente prohibidos (salvo que sean personajes al aire muy, muy menores, capaces de no hacer de su cotidianeidad una manifestación integral del buen modus vivendi, como sí pueden hacerla Guillermo Andino y Mónica Gutiérrez) y en una de las FM más escuchadas según la medidora Ibope, la homofobia declarada de uno de sus ejecutivos mantuvo (¿o áun mantiene?) encerrados a algunos (algunos que nunca serán, igual, privilegiados a la hora del reparto). Resta actuar de uno mismo, o contar una y mil veces qué le pasa al cuerpo y a la identidad. Dedicarte al chimento o reírte de “tu problema”. No hay escapatoria, no hay traspasos, no hay otros cuentos. Y no hay mujeres lesbianas. No están. No se ven.

Venciendo la marca

La semana pasada Diego Hypólito, uno de los gimnastas más reconocidos de Brasil y del mundo, escribió en el sitio UOL Esporte, “Soy gay”: “Nadie necesita pasar por lo que pasé para ser campeón. No hay victoria a cualquier precio. Sé que habrá gente a la que dejaré de gustarle después de conocer mi historia. Nadie está obligado a entender nada, pero sí a respetar. Nunca más voy a dejar de vivir lo que soy”. Ese “Nunca más” alude a estrategias previas frente a las que, para conseguir una medalla olímpica (es decir, para que las marcas lo acompañen, porque una cosa parecía depender necesariamente de la otra) Hypólito ocultó su orientación sexual. Pero ya no. Y ya no con Jair Bolsonaro en el poder, poder destructor que mató antes de asumir a la concejala negra, favelada, feminista y bisexual Marielle Franco; poder destructor que expulsó al exilio al diputado gay Jean Willys; sistema de gobierno que eliminó todas las políticas de género y diversidad, que apela a una división nuevamente rosa y celeste del mundo y que asesina a diario a, por lo menos, una persona LGBTTIQ+; con ese poder de fondo, de costado, arriba y abajo, el gesto de Hypólito es un llamado urgente a que todos los deportistas de la región avancen. Puedan. Rompan hasta disolver sus armarios y combatan el neofascimo de urnas.

En estos días, la señal TyC Sports entrevistó al jugador de Vélez Sarsfield Matías “Monito” Vargas: “Te referiste a la homosexualidad porque tenés una opinión al respecto” inquiere el periodista Germán Bellizi en el ciclo “De arco a arco”. La opinión, se sabe, puede surgir ante los putos porque a diferencia de la heterocompulsividad, putez y afines son todavía materia opinable. “¿Cuántos jugadores somos en Argentina? 30 por plantel, a 26 equipos en Primera División nada más, te da una suma alta de jugadores. ¿Vos decís que no va a haber uno que sea homosexual. Esa persona está sufriendo responde el veinteañero, tras asumir que él también hace chistes de vestuario y multiplica sin querer el dolor del trolo eventual. A un año del delincuencial (y a posteriori premiado) spot publicitario de TyC en ocasión del mundial de fútbol en tierras del régimen de exterminio ruso, un “Indec” del gay por metro cuadrado buscar disculparse (como si con esa pieza hubiera habido ofensas personales y no un delito social). Ahora, los estadios se llenan y “rompen el culo” cuando ganan pero intentan suturarlo con amor cuando la cancha queda vacía. De eso se habló, precisamente, la semana pasada en la mesa debate “A estos putos les tenemos que ganar. No es folclore, es homofobia” en el Club Cultural Matienzo, organizado “Piratas del sur”, primer fan club latinoamericano de la institución alemana Fc. St. Pauli. El centenario St. Pauli, con sede en Hamburgo, es un club deportivo punk, rockero, diverso, que defiende a los refugiados, combate el antisemitismo y el racismo y tiene una larguísima tradición divergente, sostenida hoy por su presidente Corny Littman, único dirigente de alto rango en el deporte occidental abiertamente gay. Entre otros hitos, el club tuvo su propia línea especial de zapatillas Nike.

En la Argentina las marcas ni siquiera acompañan. Así, contribuyen a perpetuar un sistema ideológico capaz de prevenir hasta erradicar el sudor marika en el fútbol y en el resto de los deportes también. Todo indica que acá, a diferencia de Brasil (y más aún de Europa) el fútbol merece igual mucho más “cuidado” porque es por lejos el más esponsoreado. Lo que las firmas que acompañan al Tano Angelici y al Chiqui Tapia diagnostican es que el macho gambeteador no agoniza. Simultáneamente, no hay ni siquiera afán comercial alguno de “pintar de rosa” el rojo sangre o el negro varón. En contra de varios pronósticos, al país nunca llegó el denominado pinkwashing. No hay interés alguno –por ausencia de mercado, por desidia o por convicción– de enmascarar y hacer “como si”. Error: es el momento para, aún simulando, patrocinar deportistas LGBTTIQ+.

El silencio es muerte

En la política, la orientación sexual funcionó históricamente como un “carpetazo”: “Quedate en el molde si no cuento que te la comés”. Los radicales fueron expertos en tener esposas como pantalla; el menemismo exacerbó el modelo heterosexual insaciable; Cristina Fernández de Kirchner glorifica la familia tradicional en su libro y Mauricio Macri borra toda huella anterior y compone con Juliana Awada y con Antonia una foto eterna, como si nunca hubiera existido un antes. Alguna salida del closet excepcional y a su vez, la incorporación de mujeres trans en varias listas, sirven como “carta de presentación” guetificada. Mientras tanto, en los Estados Unidos, la revista Time pone en tapa al precandidato presidencial y alcalde de South Bend, Pete Buttigieg y a su esposo, Chasten Glezman. En el país, sigue siendo inolvidable aquel precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires que en 2015, en pocos meses, hizo tres notas en revista “Gente” con tres novias distintas como si ella fuera siempre la misma y él, siempre la misma también.

Las señas con las que conviven quienes en el deporte, el espectáculo y la política se sobreponen a los terrores y los horrores, son señas que detienen su expansión. Mejor recurrir calladito al modelo heteromonoparental con gestación por sustitución. El silencio es salud.

Cine/TV/Videos, Homofobia/ Transfobia. , ,

Una joven pareja gay, expulsada de un restaurante por abrazarse

Martes, 21 de mayo de 2019

una-joven-pareja-de-chicago-expulsada-del-restaurante-por-abrazarseA una joven pareja gay se le dijo que se fuera después de abrazarse mientras estaban en un restaurante de Chicago.

Kendall Anderson y su novio, Peder Sevig, estaban con un grupo de amigos en el restaurante Big Boy Gyros de Chicago cuando un hombre se les acercó y les dijo que no se abrazaran. Anderson le dijo a CBS Chicago que el hombre, a quien creían empleado del restaurante familiar, dijo: “No podemos tener a dos tipos abrazándose aquí.

El hombre entonces les dijo a los estudiantes “no queremos a los de tu clase aquí, de todos modos” mientras se iban.

La pareja, que asiste a la escuela secundaria Lane Tech High School al otro lado de la calle del restaurante, le dijo a CBS Chicago: “Dijo algo como que si se tratara de un chico y una chica estaría bien, pero no podemos permitir dos chicos”. El hombre que los estudiantes dijeron que estaba involucrado dijo a los reporteros de CBS que él era sólo un cliente y que el personal no respondió a las solicitudes de comentarios.

La escuela dijo que estaba“descorazonada” por el hecho de que dos de sus estudiantes se sintieran“mal acogidos”. Un correo electrónico enviado por la escuela a padres y estudiantes decía que el incidente sería “tratado en persona por la administración de Lane Tech. Como escuela, nos sentimos desanimados porque nuestros estudiantes fueron tratados con falta de respeto y se les hizo sentir mal acogidos. Como comunidad, nos mantenemos firmes y queremos dejar claro que Lane Tech no defiende la discriminación de ningún tipo”, dice la carta. No toleraremos el odio y no apoyaremos a una organización que promueva el odio de cualquier tipo. Apoyamos a los estudiantes, personal y miembros de la comunidad que decidan no apoyar a Big Boy Gyros”.

una-joven-pareja-de-chicago-expulsada-del-restaurante-por-abrazarse-0La escuela de los alumnos dijo que apoyaba a cualquiera que decidiera boicotear el restaurante. (Lane Tech College Prep High School/lanetech.org)

“Lane es un ambiente acogedor y acogedor”, dijo Julie Mahr, estudiante de segundo año en la escuela y amiga de Anderson y Sevig. Hablando con el Block Club Chicago, Mahr dijo: “No quiero estar dando mi dinero y mi atención a un negocio que participa en ese tipo de comportamiento. Tengo muchos amigos y conocidos que me han dicho que ya no comerán en Big Boy’s”.

Mahr agregó que la pareja todavía estaban molestos después de la interacción en el restaurante. “Todavía están heridos y conmocionados. Es algo muy difícil, sobre todo porque uno de ellos acaba de salir, tener que enfrentarse a algo por primera vez”, dijo.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.