Archivo

Archivo para la categoría ‘Iglesia Católica’

El cura que me negó la comunión en la mano en el Vaticano

Sábado, 10 de diciembre de 2016

31455468185_984b7267daPues puede preguntar cómo nos sentimos muchas personas a las que estos curas nos niegan la comunión por ser personas LGTBI…

Nunca me había sentido tan maltratado por un cura. Y, además, en el Vaticano, con el Papa a unos 50 metros, los nuevos cardenales a 40 y en la clausura del Año de la Misericordia. Un cúmulo de circunstancias que elevaron la anécdota a categoría. La anécdota: Un sacerdote que se niega en rotundo a darme la comunión en la mano. La categoría: La negativa a cumplir con un derecho de los fieles en pleno corazón de la cristiandad.

En el momento de la comunión de la solemne misa de clausura del Jubileo de la misericordia, me acerqué a comulgar a uno de los curas que la repartía en el ‘sagrado‘ (la parte alta de la plaza, justo enfrente del altar) de la plaza De San Pedro. Me puse en la fila como los demás fieles y, al llegar ante el sacerdote, estiré las manos, con la izquierda colocada sobre la derecha, como mandan los cánones litúrgicos. Y de pronto vi que el cura hacía caso omiso a mis manos suplicantes e intentaba meterme la hostia en la boca casi a la fuerza.

De entrada, me quedé sorprendido y casi sin poder reaccionar. Cuando me repuse y, mientras el cura seguía con sus maniobras, le dije:

-Padre, quiero comulgar en la mano
-No se puede, oí que me contestaba en perfecto español.
-Tengo derecho a comulgar en la mano.
-No, no puede. El papa lo prohibió en 2008
-Por favor, deme la comunión…

Ante mi insistencia y su negativa, el cura dio tres pasos hacia el costado y me dejó allí, solo, compuesto, con mis manos suplicantes extendidas y sin el cuerpo de Cristo.

Me sentí tan mal que empecé a caminar, cabizbajo, hacia mi silla. Al instante reaccione y regresé para hacerle una foto al sacerdote que había frustrado mi derecho a comulgar en la mano. Éste es el cura prepotente, al que quizás nuestros lectores puedan identificar.

Allí mismo, alguien me dijo que creía que era un cura valenciano de los Kikos, pero no lo puedo asegurar.

Lo denuncio públicamente por lo humillado que me sentí, pero sobre todo para que, si es posible monseñor Marini o a quien le corresponda hacer la elección de los curas que reparten la comunión, les dejen claro que, con el debido respeto, se puede comulgar de las dos maneras. Indistintamente, según el buen saber y querer del comulgante.

No es la primera vez que nos llegan a RD quejas de este tipo sobre sacerdotes que se niegan a dar la comunión en la mano. Tanto de curas de España como de Roma. Yo mismo fui testigo de la misma humillación a otras personas, siguiendo las celebraciones Vaticano en directo, como solemos hacer habitualmente.

El domingo lo viví en carne propia. Y he de confesar que me sentí perplejo y dolido. Me duele todavía más que estas cosas sigan pasando en el pontificado del Papa de la misericordia y precisamente el día de la clausura del año de la misericordia.

Curas a la contra. Curas resistentes. Curas que se creen funcionarios de lo sagrado, para decidir las normas a su albur. Curas formateados según las pautas del ‘antiguo régimen’ y a los que les cuesta mucho cambiar de chip. O simplemente, se niegan a hacerlo. No quieren oler a oveja ni servir al pueblo.

Les repatea la primavera De Francisco y quieren que no cuaje y que se convierta en una mera tormenta de verano. Curas a los que hay que repetir, una y mil veces, mi letanía favorita: “Nadie puede parar la primavera en primavera”. Es el soplo renovador del Espíritu.

El cura que me negó la comunión en la mano todavía no se ha enterado. Y ya llevamos tres años y pico con ella. Y lo que le queda, porque es irreversible. El obispo del que dependa este cura tiene tarea. ¿Quién será?

José Manuel Vidal

General, Iglesia Católica , , ,

Roma recuerda que los homosexuales no pueden ordenarse sacerdotes

Viernes, 9 de diciembre de 2016

gays-curas-720_560x280Panda de hipócritas…

La actualización del manual de formación del clero ratifica que la Iglesia no puede permitir sacerdotes homosexuales ni tan siquiera afeminados o que toleren la “cultura gay”.

El papa Francisco continúa marcando distancias con lo que podríamos denominar su etapa “amable” hacia las personas LGTB, que en cualquier caso habría consistido únicamente en una política de gestos que no se ha acompañado de cambio doctrinal alguno. Instalado en su nuevo papel de azote de la “ideología de género”, en el que no parece sentirse incómodo, el argentino ha aprovechado para recordar (por si a alguien se le había olvidado) que la Iglesia católica no quiere como clérigos ni a homosexuales ni a personas que simpaticen abiertamente con la causa LGTB. Le ha bastado para ello referirse a documentos del anterior pontificado.

Hace 30 años, el Vaticano publicaba El regalo de la vocación sacerdotal, una guía para la formación del clero católico que L’Obsservatore Romano, la revista oficial del Vaticano, actualizaba el jueves, 7 de diciembre, confirmando que las personas con «tendencias homosexuales profundamente arraigadas» o que «apoyan la llamada» cultura gay «no pueden unirse al sacerdocio». Una política que contrasta con la famosa respuesta que diera el Papa Francisco al preguntarle sobre la posibilidad de la admisión de sacerdotes homosexuales: «¿Quién soy yo para juzgar?», en lo que había dado la errónea impresión de que el Vaticano podría suavizar su posición con respecto al colectivo homosexual en los tiempos de Bergoglio.

Humanidad, espiritualidad y discernimiento. Éstas son las calidades que deben demostrar los futuros sacerdotes, de acuerdo con las nuevas normas para su formación promulgadas por el Vaticano. Según ha explicado el cardenal Beniamino Stella en una entrevista en L’Osservatore Romano, el nuevo documento busca superar a la “rigidez” en los seminaristas que puede conducir a una visión “burocrática” del sagrado ministerio.

Esta nueva guía completa de formación -promulgada bajo el nombre El Don de la vocación presbiteral”, pero más formalmente conocido como la Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis– actualiza una anterior versión de hace treinta años. Se trata de un texto de 92 páginas que repasa las condiciones que debe reunir una persona para ser ordenada sacerdote o para acceder a órdenes religiosas. En este sentido, las referencias a la homosexualidad son solo una parte mínima del texto, si bien es la que con diferencia más atención mediática está recibiendo desde que este miércoles fuese publicado online por L’Osservatore Romano, el periódico vaticano. Aunque continúa con el veto al sacerdocio de las personas homosexuales, especificado por la Iglesia católica por primera vez en 2005, hace una excepción para las “tendencias homosexuales que sean únicamente la expresión de un problema transitorio como, por ejemplo, el de una adolescencia todavía no terminada”.

Las referencias a la homosexualidad no contienen, en cualquier caso, ningún elemento nuevo. Se limitan de hecho a citar documentos ya conocidos y a los que hemos hecho referencia en otras ocasiones, fundamentalmente la instrucción de 2005 “sobre los criterios de discernimiento vocacional concernientes a las personas con tendencias homosexuales en vistas a su admisión al seminario y a las Órdenes Sagradas” , que ya negaba el acceso al sacerdocio a “aquellos que practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o apoyan la así llamada cultura gay”. El documento admitía, eso sí, que se pudiesen tener “tendencias homosexuales que fuesen sólo la expresión de un problema transitorio [sic]“, que en ese caso debían quedar “claramente superadas al menos tres años antes de la Ordenación diaconal”.

Una instrucción a la que siguió, tres años después, el documento “Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y en la formación de los candidatos al sacerdocio”, que reiteraba que quienes tengan “tendencias homosexuales fuertemente radicadas” no podían ser sacerdotes, señalando como novedad que los rectores de los seminarios pueden recurrir a exámenes psicológicos para detectar dichas “tendencias” y que los sacerdotes tienen que tener un “sentido positivo y estable de la propia identidad viril [sic].

«La Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir en el seminario ni en las santas ordenanzas a los que practican la homosexualidad, presenten tendencias homosexuales profundas o apoyen a la denominada ‘cultura gay’. Esas personas, de hecho, se encuentran en una situación que les impide gravemente relacionarse correctamente con hombres y mujeres. Uno no debe pasar por alto las consecuencias negativas que pueden derivarse de la ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas», constata este manual que en su versión de 2005 ya estipulaba su rechazo a que las personas homosexuales pudieran ordenarse como sacerdotes.

Lo que este nuevo decreto sí permite es una exención para las «tendencias homosexuales que sólo pueden ser la expresión de un problema transitorio, como por ejemplo el de la adolescencia que aún no está completo», advirtiendo además que «seriamente imprudente admitir a un seminarista que no haya alcanzado un estado emocional maduro, resuelto y libre, casto y fiel en el celibato», agregando que los futuros sacerdotes también necesitan entender «la realidad femenina», dando a entender que entienden la realidad masculina sólo por ser de género masculino.

El documento también aborda la revolución digital alertando de que la necesidad de «ser prudente frente a los riesgos inevitables de frecuentar el mundo digital, incluyendo diferentes formas de dependencia que pueden ser tratadas con medios espirituales y psicológicos adecuados», entrando nuevamente en una contradicción al recomendar que «los medios sociales formen parte de la vida cotidiana del seminario», porque ofrecen «nuevas posibilidades de relaciones interpersonales (y) para conocer a otras personas».

Ambos documentos datan del pontificado de Joseph Ratzinger. En cualquier caso, para que quede claro que nada ha cambiado desde entonces, insertamos el texto ahora publicado, ya con Jorge Bergoglio como papa. Las referencias a la homosexualidad están contenidas en los puntos 199, 200 y 201. Los entrecomillados son citas literales de la mencionada instrucción de 2005:

199. En relación a las personas con tendencias homosexuales que se acercan a los Seminarios, o que descubren durante la formación esta situación, en coherencia con el Magisterio, “la Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay. Dichas personas se encuentran, efectivamente, en una situación que obstaculiza gravemente una correcta relación con hombres y mujeres. De ningún modo pueden ignorarse las consecuencias negativas que se pueden derivar de la Ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas”.

200. “Si se tratase, en cambio, de tendencias homosexuales que fuesen sólo la expresión de un problema transitorio, como, por ejemplo, el de una adolescencia todavía no terminada, esas deberán ser claramente superadas al menos tres años antes de la Ordenación diaconal”.

Por otra parte, conviene recordar que, en una relación de diálogo sincero y confianza recíproca, el seminarista debe manifestar a los formadores, el Obispo, al Rector, al Director espiritual y a los demás educadores, sus eventuales dudas o dificultades en esta materia.

En este contexto, “si un candidato practica la homosexualidad o presenta tendencias homosexuales profundamente arraigadas, su director espiritual, así como su confesor, tienen e deber de disuadirlo, en conciencia de seguir adelante hacia la Ordenación”. En todo caso, “sería gravemente deshonesto que el candidato ocultara la propia homosexualidad para acceder, a pesar de todo, a la Ordenación. Disposición tan falta de rectitud no corresponde al espíritu de verdad, de lealtad y de disponibilidad que debe caracterizar la personalidad de quien cree que ha sido llamado a servir a Cristo y a su Iglesia en el ministerio sacerdotal”.

201. En síntesis, conviene recordar y, al mismo tiempo, no ocultar a los seminaristas que “el solo deseo de llegar a ser sacerdote no es suficiente y no existe un derecho a recibir la Sagrada Ordenación. Compete a la Iglesia […] discernir la idoneidad de quien desea entrar en el Seminario, acompañándolo durante los años de la formación y llamarlo a las Órdenes Sagradas, si lo juzga dotado de las cualidades requeridas”.

En definitiva, ningún cambio (ni siquiera de lenguaje) entre el anterior papa y el actual. Los católicos LGTB seguirán siendo discriminados por su propia Iglesia también en este aspecto.

«Las personas que estaban abiertas a aceptar hombres gay sanos en los seminarios todavía lo harán. No niega el hecho de que hay miles de sacerdotes gay sanos y solteros y célibes en todo el mundo», matiza James Martin, un sacerdote jesuita y editor de America Magazine, advirtiendo que esta actualización no cambia el funcionamiento de los seminarios, así como tampoco parece contemplar el reciclaje de clérigos como Giovanni Cavalcoli, que en una afirmación digna de una película de ciencia ficción de bajo presupuesto llegaba a culpar a los homosexuales de los terremotos de Italia, Massimiliano Pusceddu, que en un sermón llegaba a afirmar que «debería seguir siendo válida» la pena de muerte para los homosexuales, o el arzobispo Norberto Rivera, que llegaba a cuestionar que la homosexualidad no fuera considerada como una enfermedad, por lo hablar del cardenal arzobispo del «imperio gay», Antonio Cañizares, que, no contento con la llamada a capítulo del Papa Francisco tras arremeter contra refugiados, inmigrantes y homosexuales, hacía un llamamiento para la desobediencia civil al considerar injustas las leyes sobre la igualdad de género.

Entrevista al Prefecto de la Congregación para el Clero, el cardenal Beniamino Stella

L’Osservatore Romano, 7 de diciembre de 2016

En la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, la Congregación para el Clero promulga la nueva Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis, un instrumento para la formación de los presbíteros. ¿Por qué es necesario un nuevo documento para los futuros sacerdotes y cuáles han sido las líneas inspiradoras en la preparación del texto?

La última Ratio Fundamentalis se remonta a 1970, si bien fue actualizada en 1985. Desde entonces, como sabemos, bajo el efecto de la rápida evolución a la que el mundo actual está sometido, han cambiado los contextos históricos, socioculturales y eclesiales en los que el sacerdote está llamado a encarnar la misión de Cristo y de la Iglesia, no sin provocar significativos cambios relativos a otros aspectos: la imagen o la visión del sacerdote, las necesidades espirituales del Pueblo de Dios, los desafíos de la nueva evangelización, los lenguajes de la comunicación y otros muchos. Nos ha parecido que la formación de los sacerdotes tenía la necesidad de ser promovida, renovada y colocada en el centro; hemos sido animados e iluminados por el Magisterio del Papa Francisco: con la espiritualidad y la profecía que distinguen su palabra, el Santo Padre se ha dirigido a menudo a los sacerdotes, recordándoles que un presbítero no es un funcionario, es un pastor ungido para el Pueblo de Dios, con el corazón compasivo y misericordioso de Cristo por las muchedumbres cansadas y agobiadas. La palabra y las exhortaciones del Santo Padre, algunas referidas a las tentaciones ligadas al dinero, al ejercicio autoritario del poder, a la rigidez legalista o a la vanagloria, nos muestran como el cuidado de los sacerdotes y de su formación es un aspecto fundamental en la acción eclesial de este Pontificado y así deberá serlo, de forma creciente, para cada Obispo y cada Iglesia local.

Para leer la entrevista íntegra, pincha aquí:

Fuente Universogay/Religión Digital/Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

El sacerdote Stanley Rother, primer mártir de los EEUU

Jueves, 8 de diciembre de 2016

stanley-rother-picAsesinado en la guerra civil de Guatemala

Tradujo también el Nuevo Testamento a un dialecto indígena

El Papa Francisco ha declarado mártir a un sacerdote estadounidense asesinado durante la guerra civil de Guatemala, colocándolo en el camino hacia su posible santificación.

El Pontífice firmó un decreto el jueves para el sacerdote Stanley Rother, de Oklahoma, quien fue asesinado en 1981. Rother fue uno de varios sacerdotes asesinados durante la guerra civil de Guatemala entre los años 1960 y 1996. En Guatemala, Rother también traducía el Nuevo Testamento a un dialecto indígena.

La declaración del martirio allana el camino para la beatificación del sacerdote estadounidense.

A diferencia de los candidatos regulares, los mártires no necesitan un milagro certificado por el Vaticano atribuido a su intercesión para que sean beatificados. Sin embargo, es necesario certificar un milagro para que sean declarado santos.

Francisco, el primer Papa latinoamericano de la historia, ha dejado claro que cree que los sacerdotes asesinados durante las dictaduras derechistas de América Latina murieron por intolerancia religiosa, entre ellos el arzobispo salvadoreño Óscar Romero.

Fuente Religión Digital/Agencias

 

General, Iglesia Católica , , , , ,

Abdul y los trece encarcelados

Jueves, 8 de diciembre de 2016

abdul-jose-manuel-pardo-y-halil_560x280

Abdul, José Manuel Pardo y Halil

José Manuel, su profesor: “Lo que te da libertad es la formación”

Halil, su hermano: “Isis come la cabeza con un Corán que no existe”

“¿Mis sueños? Lo primero, una vida con mi familia. Después, como trabajo, actor. Los sueños”

(Lucía López Alonso).- Intentar un retrato de Abdul es quedarse tartamuda. Nacido en Kobani, el pueblo del niño Aylan, Abdul pasó meses encarcelado por el Isis en un colegio, junto a otros adolescentes que, como él, ese día sólo habían ido a hacer un examen. Dice que ellos sólo necesitan 72 horas para convencer a un niño de que se ponga una bomba. Pero leerlo no explica nada de lo que se sabe cuando una se enfrenta a la mirada de Abdul.

Una mirada en la que hay de todo. Dudas, dolor, dulzura. Prometo hacerle preguntas constructivas. Ya demasiados periódicos le han preguntado, en el último mes, por la cárcel y las torturas. Desde el día en que Abdul fue a contar su experiencia a la radio, acompañado por el Padre Ángel. Ese día en que su ONG, Mensajeros de la Paz, y el Tribunal Supremo consiguieron que se le concediera el estatuto de refugiado. El trámite apremiaba: sin ese carnet, en menos de tres meses Abdul se convertiría en mayor de edad. Y su situación sería aún más compleja que la de ahora.

Abdul está esperando que se tramite con éxito su solicitud de reagrupación familiar. Sus padres continúan en Turquía. Siria, su patria, ha desaparecido hasta la mitad.

Desde que llegó a España hace más de un año, ha habido dos personas que le han acompañado en este proceso de ir desde el horror de haber sido des-existenciado a la normalidad de vivir con su hermano y estudiar en el instituto. Halil, su hermano, y José Manuel Pardo, su profesor de teatro. Voy a hablar con los tres, que funcionan como un equipo. En una de las salas de la iglesia de San Antón, de nuevo al amparo del Padre Ángel, están contentos y sobre todo tranquilos.

Abdul, ¿qué esperas del futuro? ¿Qué quieres ser de mayor y dónde te gustaría serlo?

Desde siempre, creo, que ser actor. Pero lo primero, una vida con mi familia. Después, como trabajo, actor. Los sueños.

¿Es un sueño?

Son dos. Y están cerca.

Mirando al pasado, por hacer lo contrario, de todas tus experiencias desde que eras ese chico de 15 años, ¿cuál es la que no borrarías?

Cuando salí de la cárcel, y la vi por primera vez. A mi madre. No lo olvido.

José Manuel: Abdul ha sido protagonista, en tu clase de teatro, de la obra Los Miserables. Es casi una ironía, protagonista de Los Miserables… ¿Qué papel le deseas a partir de ahora en la vida?

Es verdad, fue el protagonista… Le deseo el que está por escribir. Hay una historia muy grande por escribir, a partir de aquí. Me gustaría que en la película de Abdul todo fuera felicidad. Siempre lo decimos: la realidad supera a la ficción y ahora su felicidad nos importa a muchos. Que empiece a escribir un guión bello con su vida; que efectivamente pueda conseguir que su familia esté aquí. Que, si él quiere ser actor, se forme. Él sabe que me tiene a su lado pero que no voy a permitirle intrusismo. Que no voy a permitir que no sea un buen actor. Porque eso, además, dura muy poco tiempo. A través de la fama no siempre se consigue respeto. Lo que te da libertad es la formación.

Apoyaré la decisión de Abdul siempre, pero nada será gratuito. Tendrá que trabajar. Tendrá que estudiar como hemos hecho todos, los años que corresponde. En una profesión como ésta, no se regala absolutamente nada, como en ninguna.

padre-angel-y-abdulPero Abdul no ha sido de esos a los que les tenemos rabia por haber tenido siempre tanta suerte. Sabe lo que es luchar. Su profesor no tiene de qué preocuparse.

José Manuel: El guión, en este momento, está por escribir. Pero yo creo que es un guión que se escribe día a día y que se está escribiendo bonito, después de todo. Y, además, hay muchos guionistas escribiendo a la vez. Cada llamada que nos hacen desde Mensajeros es una continuación. Recordamos la primera conversación por teléfono con alguien de Mensajeros. Hay mucha gente implicada en estos guiones, entonces… ya buscaremos el título de la película, pero lo estamos escribiendo.

José Manuel, ¿qué te ha enseñado Abdul mientras tú le enseñabas teatro?

Uf… Me ha enseñado demasiado. Fue muy curioso y pienso en ello a menudo. Yo no sé lo que sucedió, pero yo a Abdul lo reconocí. Lo reconocí como una misión que Dios me ponía en mi camino. Hace tiempo que yo iba buscando a quién ayudar. Estuve, de hecho, yendo a un comedor de Mensajeros. Por eso luego llamaría, al conocer a Abdul. Pero no encontraba mi sitio. Fui voluntario en otra asociación, durante un tiempo. Pero había algo de servicio que el corazón me pedía más y más. Y entonces Abdul apareció en mi vida. Yo le miré a los ojos y lo reconocí.

No sabía cuál era mi misión con él. No lo supe hasta pasados unos meses. Empezamos el curso en octubre y, más o menos en Navidad, yo me iba a casa todos los miércoles dándole vueltas. Ya entonces tenía que salirme de clase a llorar. Porque era muy duro.

Ahora ya hablamos desde la felicidad. Desde todo lo que estamos consiguiendo. Pero el proceso ha sido muy lento. Muy triste y duro. Yo le miraba a los ojos y de verdad pensaba que no podía ser que hubiera sufrido tanto. Que por qué se permite esto. No puede ser que este chaval que ahora sigue teniendo sólo 17 años haya vivido las barbaridades que ha tenido que vivir. El drama de un inocente. ¡Con catorce años lo arrancaron de sus padres!

Y la tragedia empezó.

Yo me ponía en sus zapatos y me iba a lo que eran mis padres para mí cuando yo tenía 14 años. Qué horror. Si ahora siguen siendo importantes… El otro día se lo decía, porque está muy preocupado. Le dije que, aunque nos hagamos mayores, siempre vamos a sentir la ausencia de nuestros padres. Pero que él va a poder seguir hablando con los suyos. Que incluso ahora puede hacerlo, aunque estén separados por el momento. Y que hay que agradecerlo. Cada conversación. Yo daría lo que fuera por hablar con los míos cinco minutos. Decirles que entiendo todo lo que me enseñaron. Que me siento orgulloso de lo que estoy haciendo, porque es lo que hubieran hecho ellos.

Mis padres eran así. Recuerdo que tuvimos a un exiliado chileno en casa, escondido durante un tiempo. Mi padre le protegía. Y el primer profesor de inglés que mis hermanos y yo tuvimos en casa, era negro. Teníamos 14 años y en España había muy pocos negros. Pero uno de ellos venía a nuestra casa porque mis padres querían que nos acostumbráramos a relacionarnos con personas de distintas razas.

Y este camino de Abdul que estamos viviendo, cada día estoy más convencido de que es cosa de mis padres. Que le han puesto en mi camino para que le mire y le ayude. Por eso fue una elección instantánea. Como el amor. En la vida nos movemos por dos motores: o amor o miedo. El miedo nos paraliza, nos hace caer en frecuencias bajas. Del miedo salen las traiciones. En definitiva, el miedo es una parte del ego. Pero el amor, o es amor o no es amor. La compasión es no poner control. El amor es no poner resistencia. Ayudar a quien te está necesitando en ese momento, aunque no le conozcas. Quien ama funciona bajo esas premisas. Aunque el amor nos hace, también, estar eligiendo. Es lo de poner la otra mejilla: no es fácil elegir poner la otra mejilla cuando la vida te da una hostia que duele.

Abdul me ha enseñado a ser fuerte y yo quiero enseñarle a estar tranquilo. No le va a faltar nada, si está en mi mano. Indudablemente, un piso no le puedo comprar, porque no me lo puedo comprar ni a mí. Pero el cariño y la protección de los que le queremos, los va a tener.

Halil: “Eso es muy importante”.

Y José Manuel reconoce que, cuando en un futuro que desean próximo estén en España los padres de Abdul, el profesor de teatro también tendrá una nueva familia. “Y eso me da mucha seguridad”.

abdul-en-el-tribunal-supremoAbdul en el Tribunal Supremo

Cuando era pequeña, veía muchas veces la película que se llama Aladín y los cuarenta ladrones. Pensé en ella al conocer la historia de Abdul. Tu historia podría ser la de Abdul y los trece encarcelados. La cifra es real: fuiste el líder de una huida que no te liberó sólo a ti, sino que hizo escapar a todos esos otros chavales secuestrados.

(Halil) ¡Es verdad! Y suena de película. Pero no fue tan fácil. Eso no fue saltar una valla e irnos. Y después, aquí, tampoco lo ha sido. La primera vez que fuimos al colegio de Santa Bárbara, todo lo que Lina, la tutora, nos dijo, fue que al día siguiente teníamos que llevar más papeles. Papeles de mi hermano. Que si teníamos que pagar 185 euros para ese año… Vale, vale, no pasa nada. Y luego “también 50 euros para comprar ropa de chandal”. Y todo así. Muchas cosas en una semana. Y después, me llamó Lina y me dijo que no hacía falta nada.

(Abdul) Había sido duro, pero los profesores me entendieron y me hicieron el favor. No me rechazarían de más colegios. “Este niño necesita estudiar”, decían. No es por nada, pero necesitaba olvidar y empezar a vivir aquí. Ella me cogió en clase, y empecé otra vez.

A la directora del instituto le pasó como al juez, aquella mañana en el Supremo. De entrada, no pudo asegurar a Abdul que aceptarle en el colegio fuera a ser fácil. Pero después, fue casi un milagro.

(Abdul) Sí, Sí. No en dos horas, en dos semanas. Cambió totalmente. No me pidió más papeles. Estaban preocupados y me llamaron. Yo no tenía ni tarjeta del médico y me llevaron a que lo hiciera. Me llevaron a CEAR y preguntaron todo. Y después me ofrecieron las clases de teatro y conocí a José Manuel.

(Halil) Yo no le conocí hasta el día de la obra. Fui a verla y José Manuel me dijo que iba a llevarse unos días a Abdul de vacaciones. Me dijo en el colegio que iban a Almería y que ya había hablado con Mensajeros de la Paz, para que nos ayudaran. En ese momento, yo no creía nada. Como el resto de gente: hablan y hablan. Y ahora, a veces estoy pensando en todo lo que hemos vivido hasta ahora. ¡Y madre mía! Ha sido real. Pero no ha sido nada, nada fácil.

(José Manuel) Halil lo sabe, que en este tiempo alguna vez también he tenido que llamar al orden a Abdul. Hemos hablado de que ahora tiene que disfrutar, pero siendo responsable. No quiero verle con un porro o haciendo alguna tontería de adolescentes. Él vale mucho y yo tengo claro que soy un educador, aunque es cierto que la educación viene de familia. Estoy acostumbrado a estar pendiente, porque los adolescentes a veces se equivocan con las amistades y ese tipo de cosas. Pero Abdul es un gran tipo, la verdad…

¿También vuestros padres os educaron con esos gestos de apertura y exclusión que ha explicado José Manuel que tenía su padre?

(Halil) Nuestra familia es muy abierta. A mi padre le gustaba, cuando éramos niños, que aprendiéramos la historia de todas las religiones, aunque creyéramos en el Corán. Mi mujer ahora está unos días en Turquía, en la boda de un pariente nuestro. Yo no puedo ir por el trabajo. Ella es venezolana, no entiende ni una palabra de lo que habla mi familia, pero ha ido porque la quieren. Dejar a mi madre contigo significa que te va hablar aunque no la entiendas. Y sobre todo va a cuidarte. Entiendo lo que quieres. Nuestra familia siempre fue así, y hemos conocido mucha gente distinta.

abdul-en-la-copeDesde vuestra experiencia, ¿qué le diríais a las organizaciones de ayuda al refugiado? Y, sobre todo, ¿qué tenéis ganas de decirles a los políticos europeos?

(Halil) Puf, ¡muchas cosas! Que ayuden a estos refugiados. De verdad. Que no sólo prometan, sino que cumplan. Os juro que yo nunca habría pensado que mi hermano iba a ser un refugiado ni que íbamos a necesitar ayuda. Mi hermano vivía muy muy bien en Siria. No faltaba nada en casa. Teníamos chalet, casa, dos coches, negocio… No faltaba nada. Y un día, se fue lo de todos. La casa, el coche, el negocio, que era un bar.

Nos quedamos con dos habitaciones en la casa del pueblo, Kobani, porque el chalet de Aleppo se lo tragó la guerra. Los locales se quemaron. Los coches se quemaron. Es verdad que, teniendo dinero, íbamos y veníamos. Pero, cuando le pasó esto a mi hermano, mi padre lo dijo: “Cambio todo. Hasta mi vida. Pero que me devuelvan a mi hijo”. Nadie esperábamos lo que iba a pasar en nuestro pueblo, ni en Siria. Supimos que empezaba una guerra, pero a nuestro pueblo llegó después de dos años…

Nadie esperaba que los terroristas llegaran tan rápido a nuestro pueblo. Fueron tres o cuatro horas. Éramos 60.000 habitantes, y ahora todos están refugiados en Turquía. Nadie esperaba eso y por eso les diría a los políticos que nunca se sabe a quién le tocará ese día. Hoy me toca a mí. Pero no se sabe mañana a quién toca y dónde toca. Es necesario ayudar a los refugiados. No tienen nada y es muy duro. El que no lo vive, no lo sabe. Leer más…

Espiritualidad, General, Iglesia Católica, Islam , , , , , ,

Roma expulsa a un sacerdote argentino por abusos

Jueves, 8 de diciembre de 2016

abuso-sexual-2312104w280Cristian Gramlich no puede ejercer el ministerio

Tolerancia cero del Papa ante la pederastia

“La Santa Sede ha decretado la dimisión del Pbro. Cristian Gramlich del estado clerical, quedando privado de todo ejercicio del ministerio sacerdotal.” Con esta frase y en línea con la decisión del Papa Francisco de tolerancia cero ante abusos sexuales perpetrados por hombres o mujeres de la Iglesia, el Vaticano prohibió a un sacerdote argentino ejercer ese ministerio.

Gramlich, de la diócesis de San Isidro, es el segundo caso conocido en la zona en los dos últimos años. La misma sanción, la más dura que puede aplicar la Iglesia frente a la inconducta de uno de sus miembros, fue aplicada al sacerdote José Mercau en noviembre de 2014.

Gramlich, de 58 años, que en pocos días hubiese cumplido 32 de ejercicio sacerdotal, fue denunciado ante el obispado de San Isidro -diócesis en la que vivía y trabajaba- por abuso sexual a alumnos de dos colegios de esa zona en los que trabajó: el Carmen Arriola de Marín y el Juan XXIII.

El domingo pasado se leyó en la parroquia de Santa Rita, de Boulogne, de la que estuvo a cargo entre 2004 y 2012, el comunicado del obispado en el que se informa sobre la decisión de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe -órgano del Vaticano encargado de este tipo de casos-, refrendada por el Papa.

La noticia dejó azorados a muchos feligreses que hasta ese momento descreían de lo que consideraban rumores infundados. Gramlich es un experto en liturgia y autor de varios libros de formación para catequistas y para chicos; fue secretario ejecutivo de la Comisión de Liturgia de la Conferencia Episcopal Argentina durante varios años y, como tal, director del Secretariado Nacional de Liturgia.

A causa de los rumores que circulaban en 2004, hubo malestar cuando el entonces obispo de San Isidro, Jorge Casaretto, trasladó a Gramlich del colegio Marín para nombrarlo párroco de Santa Rita, en Boulogne, iglesia que tiene a su cargo el colegio Juan XXIII.

La investigación eclesial empezó a principios de 2012, a poco de asumir el obispado de San Isidro monseñor Oscar Ojea, que desde 2009 era obispo coadjutor. Inmediatamente y en tanto se desarrollaba una investigación preliminar, Ojea apartó a Gramlich de la parroquia y el colegio.

En mayo de 2013, según informó el obispado, con los testimonios de las víctimas y otros elementos de prueba, Ojea dispuso medidas cautelares hasta tanto se arribara a la resolución definitiva. Esas disposiciones autorizaban a Gramlich a seguir ejerciendo el sacerdocio de forma acotada -podía celebrar todos los sacramentos excepto el de la confesión-, pero fuera de la diócesis de San Isidro, zona en la que tampoco podía vivir. También se le pedía no realizar actividades en contacto con chicos y adolescentes. Gramlich estuvo en varias parroquias y desde comienzos de 2014 vivía y trabajaba en la del Espíritu Santo, en la diócesis de San Martín.

Después de un largo proceso en el que ejerció su derecho a la defensa -su representante legal apeló la decisión tomada por monseñor Ojea-, la Santa Sede elaboró un dictamen, a fines de 2014, que también fue apelado por el acusado. Finalmente el dictamen fue confirmado por la sanción comunicada en estos días.

A diferencia del caso de Mercau, que fue denunciado ante la justicia penal y condenado en un juicio abreviado, dado que admitió su culpabilidad, a 14 años de prisión, las víctimas de Gramlich optaron sólo por la justicia eclesiástica. De ahí que los detalles de los hechos por los que se lo acusa no fueron dados a conocer. Cabe recordar que el plazo de prescripción de los delitos sexuales contra menores de edad empieza a regir desde que la víctima tiene 18 años.

Ojea expresó que “al ser informadas las víctimas sobre el último dictamen de la Santa Sede sintieron que fueron escuchadas y que esto tenía un valor reparador de aquello que habían denunciado un tiempo atrás“. Y agregó: “Esto implica el compromiso del Santo Padre cuando habla del camino a seguir frente a estas situaciones que tanto daño hacen al santo pueblo de Dios”.

Religión Digital/Agencias

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Un político neozelandés, Paul Foster-Bell, sale del armario como homosexual

Miércoles, 7 de diciembre de 2016

780x580-noticias-paul-foster-bell-facebookComo gesto de responsabilidad para los miembros más jóvenes de la comunidad LGBT, el político neozelandés, Paul Foster-Bell, sale del armario como homosexual después de que un líder religioso dijera que la homosexualidad había sido la causante del terremoto de Kaikoura.

Brian Tamaki, líder de Destiny Church, una organización católica fundamentalista, señalaba recientemente a la homosexualidad como la causante del terremoto de Kaikoura. Unas declaraciones que han sorprendido tanto a Paul Foster-Bell, Miembro del Parlamento por el Partido Nacional de Nueva Zelanda, que decide salir del armario como homosexual.

«Creo que en términos de los daños a los jóvenes, tal vez los jóvenes de la provincia de Nueva Zelanda que se están cuestionando su sexualidad, que se cuestionan su propia autoestima, es como echar gasolina sobre el fuego cuando envías un mensaje diciendo que los gays son muy similares a los asesinos, que son pecadores y están creando desastres naturales», declaraba el político en una entrevista radiofónica.

«Tú y yo podemos descartar como adultos inteligentes, que es un mensaje ridículo, pero para esos críos, es realmente un mensaje muy perjudicial en un momento ya difícil en su vida. Y estamos hablando de jóvenes adolescentes que tienen un riesgo cuatro veces mayor de depresión y de suicidio. Así que creo que tenemos la obligación moral de hablar como una sociedad», continúa Foster-Bell, confesando que ha habido momentos en su trayectoria en los que ha tenido que ser discreto sobre su sexualidad. Incluso cuando trabajaba como diplomático en el extranjero.

«Mis destinos en el extranjero han sido en Oriente Medio, lugares como Irán y Arabia Saudita, donde si eras un diplomático abiertamente gay, te arriesgabas a ser considerado persona non grata; es decir, te ponían en el siguiente avión fuera del país, te daban una patada y perdías tu trabajo (…). Pero todavía peor, la persona con la que estabas es un criminal. Esa persona podría ser ejecutada, o que le amputaran algunas partes de su cuerpo. Es horrible el tratamiento de los gays en algunos países del mundo. Así que eso fue un reto, y por eso en esa parte de mi carrera fui discreto. Ese fue un nivel necesario de discreción».

Foster-Bell ha negado que su salida del armario se produzca como estrategia para ganar apoyo de cara a las elecciones del próximo año, sino como respuesta al comentario de Tamaki, junto con el resurgimiento de la homofobia como consecuencia de la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos. Salir del armario para él ha sido una cuestión moral y de esta manera se convierte en el segundo miembro de su partido, después de Christopher Finlayson, y el quinto del Parlamento neozelandés si tenemos en cuenta otros tres diputados de la oposición, que admite públicamente su homosexualidad.

https://www.youtube.com/watch?v=ShyWyRHpgy8

A lo largo del fin de semana se han organizado números actos en protesta de las palabras de Tamaki. Tanto el Pimer Ministro de Nueva Zelanda, John Key, como el comisionado por los Derechos Humanos, Richard Tankersley, han calificado de ignorante la idea de la homosexualidad como causante de un terremoto, una idea recientemente explotada en un programa de radio por otro religioso italiano, Livio Fanzaga, como consecuencia de los terremotos que asolaban Italia a comienzos de noviembre, cuyo programa sería inmediatamente cancelado, además de reprendido por la Secretaría de Estado de la santa sede.

Fuente Universogay

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Charlas y talleres sobre la realidad LGTB en un amplio encuentro educativo jesuita en Estados Unidos

Lunes, 5 de diciembre de 2016

imagesYa en alguna ocasión anterior hemos señalado la notable visibilidad LGTB en varias universidades jesuitas de Estados Unidos, algunas de ellas tan emblemáticas como la de Georgetown. Una nueva noticia que nos llega por el portal católico LGTB New Ways Ministry confirma esta apuesta de los centros de la Compañía en el país norteamericano. Se trata del encuentro Ignatian Family Teach-In for Justice 2016, que tuvo lugar del 12 al 14 de noviembre pasado. En esta ocasión, la iniciativa ha incluido tanto a las universidades como a los centros de enseñanza preuniversitaria.

Promovidos por la Red Ignaciana de Solidaridad (Ignatian Solidarity Network), los Teach-In son encuentros que cada año reúnen a estudiantes y personal de los centros educativos jesuitas de Estados Unidos. Este año, el encuentro tuvo como tema “la misericordia en acción”, y entre los talleres y ponencias hubo varios de temática LGTB.

Hubo así una charla sobre cuestiones LGTB en los campus jesuitas impartida por Jack Raslowsky, presidente de la Xavier High School de Nueva York. Jane Bleasdale, del Instituto de Liderazgo Educativo en la Universidad de San Francisco, habló de las experiencias de los estudiantes negros, latinos y LGTB en las escuelas secundarias jesuitas, debatiendo acerca de cómo la educación católica podría avanzar desde la mera tolerancia hacia una iftj-2016-insta-promoinclusión real. Por su parte, Isaiah Blake y Erik Krebs, de The Spectrum, una organización para la justicia racial en la Xavier High School, llevaron a cabo una charla sobre raza, sexualidad y masculinidad, y lanzaron la siguiente pregunta: “Si Jesús no sintió la necesidad de ponerle adjetivos a su amor, ¿por qué debemos hacerlo nosotros?”.

Asimismo, Jane Barry, graduada por la Facultad de Teología del Boston College, dirigió un taller acerca de cómo los católicos podrían ser mejores aliados de las personas LGTB. Por último, Glen Bradley y Robert Shine, de New Ways Ministry, dirigieron una sesión titulada “Amor valiente: respondiendo a la criminalización de las identidades LGBTQ”, poniendo el acento sobre los más de 70 países donde la homosexualidad sigue penada por ley.

Todo además resulta especialmente significativo tras la victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses de Donald Trump, como afirma Robert Shine: “estos tiempos inciertos nos han dejado a muchos con miedo y tratando de encontrarle un sentido a lo que está pasando. Pero estar con 1.800 estudiantes y otros católicos tan motivados para ‘prenderle fuego al mundo’ amando sin excusas a toda persona me convence de nuevo de que el amor vence siempre al odio”. La última frase, por cierto, en el original, hace un juego de palabras con el apellido del nuevo presidente de Estados Unidos, y se ha hecho popular en el país: “love always trumps hate”.

Aunque estos talleres y charlas ocurren también en otros encuentros, no debe pasarse por alto que en este caso ha sido promovido por una orden religiosa católica tan importante como la Compañía de Jesús. No está de más desear que cundiese el ejemplo en otras latitudes.

Fuente Dosmanzanas

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Patriarca de Moscú Kirill cree que católicos y ortodoxos “podemos enfrentarnos juntos” a las “amenazas” contra la familia

Lunes, 5 de diciembre de 2016

sin-kir_560x280Y ya sabemos lo que quiere decir con eso… “Leña al mono” y homofobia al canto… ¿Leerán alguna vez el Evangelio? o se quedaron en el Levítico?

Ambas confesiones no intentan “disimular las divergencias doctrinales

El patriarca de Moscú denuncia “un secularismo militante”

Estamos listos para enfrentarnos juntos ante las amenazas contra la concepción tradicional de la familia o ante las tentativas de imponer un securalismo militante (separar la religión de la vida pública) que amenaza la identidad cristiana. El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill, de visita en París, concedió una entrevista a Le Figaro.

En la misma, repasa el nuevo impulso con las relaciones con la Católica Romana y consideró que ambas se enfrentan a “amenazas” conjuntas como las dirigidas contra la concepción tradicional de la familia.

El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa concedió esta entrevista durante su visita a París, donde mañana, domingo, bendecirá la nueva catedral ortodoxa rusa.

Las relaciones entre las dos Iglesias tuvieron un punto de inflexión a comienzos de año en Cuba, donde Kirill y el papa Francisco celebraron la primera reunión entre un líder de la iglesia ortodoxa y un pontífice católico desde el cisma de 1054.

Kirill, que acaba de cumplir 70 años, aclaró que ambas iglesias no intentan “disimular las divergencias doctrinales y conservan “la integridad” de sus tradiciones, aunque trabajando en conjunto.

El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa opinó además acerca del islám radical y condenó a los que matan en nombre de Dios. “Hay que frenar a todo el que se concede el derecho de matar en nombre de Dios por las armas si fuese necesario”, adujo.

***

Bienvenido el encuentro si sirve para terminar con siglos de ruptura en la única Iglesia de Cristo, pero… pero no olvidamos toda una trayectoria homófoba y el vergonzoso olvido, también de la persecución de homosexuales en Rusia y en los llamados países cristianos… en el comunicado del encuentro de Kirill y Francisco en Cuba. Ya entonces nos preguntábamos en Cristianos Gays si “Este encuentro, ¿va a suponer un retroceso ante los avances de una sociedad moderna basada en los Derechos Humanos?… El punto 20 de la declaración es un grave síntoma de este retroceso: “La familia es fundada sobre el matrimonio que es un acto libre y fiel de amor entre un hombre y una mujer. El amor fortalece su unión, les enseña a aceptar uno a otros como a un don. El matrimonio es la escuela del amor y de la fidelidad. Lamentamos que otras formas de convivencia se equiparan ahora con esta unión, y la visión de la paternidad y la maternidad como de especial vocación del hombre y de la mujer en el matrimonio, santificada por la tradición bíblica, se expulsa de la conciencia pública.

Al tiempo… pero, de nada sirve la unidad de las iglesias si se “expulsa” de ellas a los hermanos y hermanas  “diferentes”

Fuente Agencias/Religión Digital/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesia Ortodoxa , , ,

No le dejan cantar en el funeral de su abuela porque fue al Orgullo

Viernes, 2 de diciembre de 2016

connorConnor Hakes con su abuela

La crueldad de algunos es patológica…

Un párroco de Indiana prohíbe al nieto de una difunta cantar en el funeral porque el chico asistió a una marcha del Orgullo y eso “causaría un escándalo”.

Ay, el amor cristiano. Ay, la caridad católica. Qué bellas cosas que en la parroquia de Santa María de la Asunción en Decatur, Indiana, no tienen ni idea de qué son. Aunque en realidad esto es peor de lo que parece por el titular. Connor Hakes es un chico de la localidad cuya abuela falleció hace unos días. El cura de la parroquia, el padre Bob. J. Lengerich, ha decidido “secuestrar” el funeral de la abuela hasta que se solucionen “ciertos asuntos” concernientes a la vida de Connor.

Kafkiano lo que ha ocurrido en la parroquia católica de Santa María de la Asunción de la ciudad de Decatur (en Indiana, Estados Unidos). El cura responsable de la iglesia, Bob Lengerich, se dirigía por carta a uno de sus feligreses, Connor Hakes, para informarle de que no estaba autorizado a cantar en el funeral de su propia abuela. Al parecer, el sacerdote descubrió a través de una fotografía, publicada en alguna web igualitaria, la participación del joven en las celebraciones del Orgullo LGTB de años anteriores y consideró que podría representar un “escándalo” para la congregación. La “solución” que el religioso propuso a Hakes es que le rindiera tributo musical “fuera de la iglesia” o en el cementerio. El afectado, a través de su cuenta de Facebook, publicaba el escrito y aseguraba que su abuela se hubiera “disgustado” con esta decisión.

lengerich-bob-116El “caritativo” cura Bob. J. Lengerich,

Básicamente, que al cura no le parece bien que Connor participe en el funeral porque hace años fue a una marcha del Orgullo LGTB y se hizo una foto.

Ni idea de si Connor es gay o no, pero participar en una marcha del Orgullo no te convierte en gay del mismo modo que ir a una manifestación por los derechos de las mujeres no me convierte en mujer. Pero el reverendo Lengerich no piensa así, para él ir al Orgullo es incompatible con la fe cristiana y por lo tanto el chico no puede participar en el funeral. Pero ojo, no con practicar la fe cristiana, sino con todo lo cristiano así en general.

Dice el reverendo que como la abuela de Connor era una mujer devota muy implicada en los trabajos comunitarios que promovía la iglesia, ha decidido que el funeral no puede ser un acto privado sino “una celebración de su vida y su fe para toda nuestra comunidad.” Al cura, eso sí, no le importa que asistan personas que no sean católicas pero no va a permitir que un homosexual participe en el funeral.

En la carta que el cura ha enviado a Connor (y que Connor ha compartido en Facebook) el hombre reconoce que tal vez no sea el mejor momento para mantener esta conversación, que debería haber hablado con el chico cuando vio la foto, pero que “no pensé que volverías a Decatur tan pronto.” Pues dice el cura que claro, “Un cantor sirve como representante público de la fe católica”. Por ello, “prohíbe a los que abiertamente defienden posiciones contrarias a nuestra fe servir en esas posiciones.. Dice Lengerich que la misa es un sacramento para los católicos, y todos los que participan en ella son “representantes” de la fe católica; y por eso todos los que “desafían las bases de nuestra fe” tienen prohibido participar en ella haciendo una lectura, entregando la comunión o cantando una canción. Los atacantes a las bases de la fe incluyen (pero no se limita a) “personas que se han divorciado y se han casado (sin una declaración de nulidad matrimonial), los que han apoyado abiertamente el derecho al aborto o los que participan de forma no casta y son abiertamente participantes de impúdicas relaciones entre personas del mismo sexo.

Pero lo que realmente le preocupa al cura es que se cree un escándalo: “Cada vez que alguien peca y luego actúa en nombre de Dios, se causa un escándalo.” “La Iglesia Católica reconoce la dignidad de aquellos que sienten atracción por personas del mismo sexo. Pero a la vez no permite esas relaciones o a los que las apoyan abiertamente porque eso causa un escándalo.” “…hay otros parroquianos en Decatur que no tienen permitido participar en la Misa por cosas que ocurren en sus propias vidas; sabiendo eso, si se les dejara participar, sería escandaloso…

Eso sí, no pienses que el cura es homófobo. ¡No lo es! En sus propias palabras, tiene muchos amigos gays y son bellísimas personas siempre que vivan en castidad donde no deben y no hablen de que son gays: “En St. Mary tenemos varios parroquianos LGTB que han declarado abiertamente su intención de adoptar un estilo de vida homosexual, acuden a Misa cada domingo (a veces incluso entre semana) y son cálidamente bienvenidos para rezar con nosotros.

Pero si Connor quiere cantar en el funeral de su abuela, que se vaya olvidando, a no ser que “sea fuera de la Misa y de la Iglesia, tal vez en la funeraria, en el ayuntamiento, o en el cementerio después del entierro. Incluso durante la comida.

Es un señor muy considerado.

Las redes sociales se han volcado con mensajes de incredulidad y apoyo a Connor Hakes. Además de denunciar mayoritariamente esta injusta prohibición, muchas personas se preguntan a qué dedica su tiempo el párroco de Indiana y en qué páginas de internet bucea, para haber dado con una fotografía de hacía varias ediciones del Orgullo LGTB en la que aparecía.

A todo esto, el joven ha manifestado su disconformidad y su tristeza por lo sucedido. Connor no sólo está enfadado por las tremenda sestupideces que dice el cura, sino porque sabe que ni a su abuelo ni a su abuela esto les parecería bien: “estarían asqueados con su parroquia. Su compasión y empatía no tenía fin, no importaba quién fueras. Veían más allá de la raza, la religión, la sexualidad y la clase social. Amaban a todo el mundo. Eso es lo que significa ser Cristiano. Eso es lo que significa ser Católico.

El siguiente vídeo (en inglés) recoge la historia y las declaraciones de Connor Hakes:

Inmovilismo LGTBfóbico de la jerarquía católica

El respeto a la fe de todas las personas no equivale acatar a pies juntillas determinadas doctrinas sociales desfasadas y discriminatorias. Sirvan como ejemplo positivo los movimientos proigualitarios de otras ramas del cristianismo, como los que se están produciendo en la comunión anglicana. El pasado mes de septiembre, dosmanzanas informábamos de que Kevin Roberston, reverendo abiertamente gay, con pareja y padre de dos hijos, era elegido obispo de la Iglesia anglicana de Canadá. Solo unos días antes, el arzobispo anglicano de Gales comparaba a los cristianos que atacan al colectivo LGTB con los que usaban la Biblia para defender la esclavitud.

Aunque la aceptación de la homosexualidad en la comunión anglicana es todavía muy desigual entre sus diferentes jerarquías e iglesias, los avances inclusivos que ha experimentado una parte de esta rama del cristianismo distan mucho de las posiciones negacionistas y ultraconservadoras con el colectivo LGTB que siguen manteniendo las jerarquías católicas española y vaticana, con el papa Francisco a la cabeza.

La Iglesia episcopaliana, rama estadounidense de los anglicanos, es la que ha dado pasos más sólidos en ese sentido, al romper con la moratoria autoimpuesta por la comunión anglicana y ordenar obispos y obispas abiertamente homosexuales, así como celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. Un avance al que recientemente se sumaba la Iglesia anglicana de Canadá. En el otro extremo se sitúan las iglesias anglicanas africanas, algunas de ellas virulentamente homófobas. Una situación inestable que ha colocado al anglicanismo al borde del cisma.

Como decíamos, sin embargo, la Iglesia católica sigue firmemente inmovilista (al menos desde el punto de vista jerárquico). Poco queda ya, al menos por lo que a sus declaraciones públicas se refiere, del Francisco de la primera época, aquel del “¿quién soy yo para juzgar?” y de sus gestos mediáticos de moderada apertura a las personas LGTB. Más de tres años y medio después de su acceso al pontificado, nada en absoluto ha cambiado en materia doctrinal, y cada vez que debe pronunciarse de forma concreta y específica más allá de palabras vacuas, lo hace siempre en contra de los derechos LGTB. Así lo hizo cuando apoyó a los partidarios de prohibir en referéndum el matrimonio igualitario en Eslovenia pocos días antes de su celebración (contribuyendo a la victoria del bando homófobo) o cuando avaló desde la Plaza de San Pedro las movilizaciones homófobas contra el matrimonio igualitario en México.

Fuente EstoyBailando/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

“El año de Lutero”, por José Arregi

Miércoles, 23 de noviembre de 2016

25348153509_558225611a_nLeído en su blog:

Hemos inaugurado el año de Martín Lutero, el mejor teólogo cristiano según nos enseñaba el profesor Daniel Olivier, sacerdote católico, en el Instituto Católico de París de los años ochenta. El 31 de octubre del 2017 se cumplirán 500 años desde aquel día en que Martín Lutero, rica personalidad, profundo creyente, brillante profesor, genial escritor, clavó en la puerta de la iglesia del palacio de Wittenberg las 95 tesis contra la venta de indulgencias, puesta en marcha por el papa León X por toda Europa para la construcción de la fastuosa Basílica de San Pedro del Vaticano.

Puede que el episodio sea legendario, pero es seguro que Lutero redactó las 95 tesis y las envió al papa y a muchos teólogos, a fin de promover un debate libre. El papa León X afirmó que aquello lo había escrito “un borracho alemán” y que cuando se le pasara la borrachera “cambiaría de opinión”. Pero Lutero estaba muy sobrio y lúcido, y no cambió de opinión. El papa le amenazó con la excomunión a menos que se retractara. Lutero, por fidelidad al evangelio de Jesús y a la propia conciencia, no se retractó.

Por entonces, el clamor por la reforma, clamor del Espíritu, era general en la Iglesia de Europa. Y la mente y el corazón de un hombre extraordinario supieron percibirlo y formularlo para un tiempo nuevo que estaba naciendo, irresistible como el Aliento de la vida. Lutero no estaba solo. Con él estuvieron, al menos al principio, casi todos los espíritus más iluminados y abiertos: Erasmo, Moro, Valdés, Vives… Pero la jerarquía romana hizo lo peor que cabía: puso en marcha una Contrarreforma contra todo lo nuevo: una Contrarreforma de la que el Vaticano no se ha librado aún.

Los unos y los otros se aliaron con el poder, y Europa se enzarzó en lo peor de la religión, la guerra en su nombre, a favor o en contra de unos dogmas y unas instituciones que ya entonces carecían de sentido. Mucho más hoy. Todos los dogmas e instituciones religiosas son constructos humanos ligados a una cosmovisión, dependientes de una cultura, inseparables de un lenguaje. Son contingentes y pasajeros en su forma. Han de transformarse profundamente para que ayuden a la vida y no se conviertan en bandera de poderes religiosos y políticos, religiosos y políticos.

¿A quién le importan ya las indulgencias, ese perdón divino de un tiempo de pena que habría de sufrir el pecador en el purgatorio para expiar el “reato” o resto de la culpa que quedaría aun después de que la culpa hubiera sido perdonada por la confesión de los pecados ante un sacerdote? ¿A quién le interesa si los sacramentos son siete o son dos, como enseñó Lutero, y si la presencia de Cristo en la Eucaristía es real por la transustanciación o por el recuerdo vivo de la comunidad reunida en su nombre? ¿A quién le preocupa si María, la madre de Jesús, y los santos han de ser o no objeto de culto, y si Dios se revela únicamente en la Biblia o también en la Tradición, si Jesús instituyó o no a Pedro como papa y si quiso que tuviera sucesores (!), y cuál de las Iglesias es la auténtica heredera del “depósito” de la fe y de la “sucesión apostólica” y puede arrogarse por lo tanto la pretensión de ser la única “Iglesia verdadera”?

Son discusiones trasnochadas. Llevamos 500 años de retraso. No, mucho más: llevamos 2000 años de retraso, desde las Bienaventuranzas de Jesús de Nazaret. O, mejor aun: 2500 años de retraso, desde Pitágoras y Heráclito, desde las profecías de Isaías y de Jeremías sobre la religión de la misericordia y de la liberación, desde la reforma ética y mesiánica de Zoroastro, desde las enseñanzas de Buda y Mahavira, reformadores del hinduismo más allá del teísmo, desde la sabiduría política de Confucio y mística de Laotsé, más allá de la palabra y de las formas religiosas.

Está bien celebrar el año de Lutero, y que Roma reconozca por fin, como ha sugerido el papa Francisco en su visita a Suecia, que Lutero fue profeta evangélico de un nuevo tiempo. Y es hora de que las diversas iglesias se reconozcan las unas a las otras en su diversidad. Ello bastaría para resolver nuestras vanas pendencias confesionales. Bastaría aceptar todas las diferencias existentes para resolver el problema ecuménico.

Pero no bastaría con eso. El gran reto para católicos y protestantes es reinventar a fondo sus iglesias –instituciones, doctrinas, lenguajes– para acoger y ofrecer aliento liberador a la Tierra y a los pobres de hoy.

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , ,

Pese a la presión de los grupos homófobos, el nuevo acuerdo de paz en Colombia sigue contemplando a las víctimas LGTBI

Martes, 22 de noviembre de 2016

Bandera_gay_ColombiaEl colectivo LGTBI siendo estando reconocido en el nuevo acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y las guerrillas de las FARC. Un acuerdo que tuvo que ser reformulado después de que el acuerdo original fuese rechazado en un plebiscito (por la mínima y con una baja participación) celebrado el pasado 2 de octubre. Un resultado que en parte fue debido a la intensa movilización de los sectores conservadores más abiertamente homófobos, que criticaron con fiereza el hecho de que el acuerdo incorporase el enfoque de género y reconociese de forma específica a las víctimas LGTBI.

Como explicamos días antes del plebiscito, por primera vez en un proceso de este tipo los acuerdos incorporaron de forma expresa el enfoque de género y diversidad sexual, algo que fue celebrado por los colectivos LGTB colombianos, como Colombia Diversa o Caribe Afirmativo. El acuerdo reconocía como víctimas a las personas LGTBI, les permitía exigir justicia individual y colectiva por los daños motivados por la LGTBfobia y les reconocía el derecho a una atención diferencial y a una reparación integral. Permitía, asimismo, que las personas LGTBI se involucrasen en la construcción de la paz, asegurándoles que los derechos adquiridos serían realidad en todos los territorios de Colombia.

Es por todo ello que los colectivos LGTB apoyaron de forma rotunda el “sí”, pero también que por ejemplo muchas iglesias evangélicas utilizaron el argumento de que Colombia sería entregada a la “dictadura homosexual” (también al “ateísmo” y al “castrochavismo”) para movilizar a sus feligreses. El argumento de que los acuerdos de paz suponían la aceptación oficial de la “ideología de género” fue de hecho uno de los más utilizados por los partidarios del “no”. Y no solo por las pujantes iglesias evangélicas: también líderes políticos católicos utilizaron este argumento, y ello a pesar de que el papa Francisco había mostrado expresamente su satisfacción por el acuerdo de paz (aunque por lo que se refiere al plebiscito la Iglesia católica mantuvo la “neutralidad oficial”). Un ejemplo es el de Alejandro Ordóñez, que recientemente ha dejado su cargo como procurador general, desde el cual ha liderado múltiples batallas contra los avances en materia LGTB que se han ido produciendo en Colombia en los últimos años. Ordoñez, cuya reelección como procurador el Consejo de Estado declaró nulo en septiembre, se convirtió en otro de los rostros del “no”. “La Colombia creyente tiene la obligación de votar ‘no’”, llegó a asegurar“Aunque lo quieren negar, en más de 144 apartes del acuerdo hablan del enfoque de género, y en muchas de las utilizaciones de esa expresión está implícita la ideología de género”, fue una de las razones que argumentó.

Fuertes presiones de los líderes homófobos

Como recogíamos tras conocer el resultado del plebiscito, el peligro más inmediato era que una renegociación del acuerdo excluyese al colectivo LGTBI colombiano, que ya se enfrenta de hecho a numerosos desafíos (como la iniciativa de referéndum contra la adopción por parejas del mismo sexo y personas solteras que promueve la senadora liberal Viviane Morales). De hecho, las presiones de los homófobos, como recopilaba hace días Colombia Diversa. Alejandro Ordoñez se llegó a reunir con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y aseguró a la salida del encuentro que el acuerdo iba a ser “purgado” de la “ideología de género”. Líderes evangélicos (de distintas sensibilidades) también se reunieron con Santos, transmitiéndole la preocupación que el tema suscitaba entre varias de sus iglesias. Tras la reunión, los líderes evangélicos destacaron “el espíritu de grandeza y el gran pragmatismo político con que el presidente Santos recibió el resultado” del plebiscito.

20150211171627173vivian-1Incluso la mencionada senadora Morales llegó a viajar a Cuba para acordar con las FARC un documento de compromiso que asegurase que el enfoque de género recogido en el acuerdo se refería “a la reivindicación y protección especial de los derechos de la mujer como víctima principal del conflicto y como protagonista esencial en la construcción de la paz” y no a otros colectivos, así como que este no daba pie al reconocimiento expreso de los diferentes modelos de familia y respetaba “el derecho de los padres de familia a educar a sus hijos conforme a sus principios y valores”.

El reconocimiento del colectivo LGTBI se mantiene

Por fortuna, una vez conocida la nueva versión del acuerdo, no parece que el daño haya sido grave, y los colectivos LGTB colombianos siguen considerándolo muy positivo. Es cierto que las iglesias han ganado peso en el proceso de implementación de los acuerdos, pero los derechos de las personas LGTBI se mantienen (de hecho, el afán por definirlos mejor y no dar lugar a interpretaciones que pudieran ser utilizadas en contra del acuerdo han llevado a que sean citadas aún más veces que en el anterior acuerdo). Por lo que se refiere a la familia, el texto se deja claro que se protege a esta y a sus integrantes como núcleo de la sociedad, pero no la define ni en un sentido ni en otro, aunque se mantiene una referencia al pluralismo y la no discriminación.

Algo que satisface suficientemente, por ejemplo, a Caribe Afirmativo, un colectivo que tras hacer un primer análisis del texto considera que sigue siendo positivo. “Caribe Afirmativo celebra que en el nuevo acuerdo (…) no solamente se haya mantenido el reconocimiento a la afectación que el conflicto armado hizo en relación a la orientación sexual o la identidad de género de lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex, sino que también se continúa sosteniendo que, tal como se ha reflejado en el día a día en los territorios del país, son actores clave de la construcción de paz”, asegura su director, Wilson Castañeda. “Seguiremos estos días estudiando con mucho detenimiento el acuerdo y leeremos allí la competencia que tenemos como ciudadanas y ciudadanos en la construcción de paz. Desde ya asumimos un compromiso de rodear el acuerdo, cooperar en su implementación y hacer pedagogía en la región, saludando y agradeciendo el esfuerzo del equipo de negociación entre el gobierno y las FARC, los movimientos sociales, los medios de comunicación y la ciudadanía para construir una paz estable y duradera”, ha añadido.

Desde dosmanzanas nos felicitamos que así sea, y esperamos que pese a los tropiezos el proceso de paz en Colombia siga su camino.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , ,

Una psicóloga católica portuguesa asegura que “Tener un hijo homosexual es como tener un hijo drogadicto”

Sábado, 19 de noviembre de 2016

maria-jose-vilaca-750x400Las declaraciones de la psicóloga portuguesa Maria José Vilaça, que dijo a una revista que tener un hijo homosexual “es como tener un hijo drogadicto” han desatado la polémica en Portugal, donde colegas de profesión y colectivos homosexuales han criticado sus palabras.

Maria José Vilaça, presidenta de la Asociación de Psicólogos Católicos de Portugal, ha declarado en la revista Familia Cristiana que ser homosexual no es natural y que tener un hijo homosexual “es como tener un hijo drogadicto”. Y tan ancha que se ha quedado. Exactamente en la entrevista dijo barbaridades como ésta: Acepto a mi hijo, lo amo tal vez hasta más, porque sé que vive de una forma que sé que no es natural y que la hace sufrir. Es cómo tener un hijo drogadicto, no voy a decir que es bueno respondió a la pregunta de cómo reaccionaría si un hijo suyo le confesara que es homosexual.

familia-cristianaLas reacciones no se han hecho esperar y tras recibir varias quejas, el Colegio de Psicólogos Portugueses (OPP),  ha emitido un comunicado calificando las declaraciones de extrema gravedad y aseguran que “no presentan ningún tipo de base científica” y que “contrarían la defensa de los derechos humanos, de la evolución y el equilibrio social, y dificultan la afirmación de los psicólogos en la sociedad” y anunció que pedirá que se abra una investigación al respecto por el hecho de que la psicóloga emitiera su opinión “hablando a título profesional”.

También se mostraron en contra homosexuales católicos agrupados en la Asociación Rumos Novos, que consideraron “desafortunadas” las declaraciones de la psicóloga, aunque resaltaron que sus palabras apelan “a la acogida y amor de los padres” hacia el hijo gay. “Sin estar de acuerdo con parte del contenido y considerando desafortunado el ejemplo encontrado, tomamos nota del llamamiento a acoger y del amor de los padres por cualquier hijo o hija que sea homosexual, aun si no están de acuerdo con esa orientación sexual”, apuntó la organización en una nota.

En este mismo sentido, la propia Vilaça intervino en la polémica en Facebook, donde argumentó que “la drogadicción es apenas un ejemplo de comportamiento que a veces lleva a los padres a rechazar al hijo”. “No es una comparación sobre la homosexualidad sino sobre la actitud ante ella”, insistió la psicóloga.

manuel-martinez-selles-520x293Pero si pensabas que la cosa quedaba en Portugal, te equivocas, porque en el mismo artículo titulado Niño o niña ¿una elección? también aparecen las declaraciones de Manuel Martínez Sellés, doctor en medicina y cirugía por la Universidad Complutense de Madrid que asegura estar muy preocupado por la ley LGTB de la Comunidad de Madrid ya que esta ideología “está en contradicción con el conocimiento de la biología y la realidad física”. ¿Te hemos dicho que este señor también es Presidente de la Sección de Cardiología Geriátrica de la Sociedad Española de Cardiología?

Fuente Las Provincias, vía EstoyBailando/Universogay

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Padre Ángel, sobre los homosexuales: “¿Cómo no voy a poder bendecir a dos personas que se quieren?”

Miércoles, 16 de noviembre de 2016

El Padre Ángel explica en El Intermedio que no es el único que bautiza a hijos de homosexuales, “el papa también ha bautizado algunas de estas personas”.

 “Si puedo bendecir a animales de compañía, ¿Cómo no voy a poder bendecir a dos personas que quieren que bautice a su hijo?”, ha señalado.

Fuente Cáscara Amarga

Cine/TV/Videos, General, Iglesia Católica , , , ,

500 años después de Lutero

Martes, 15 de noviembre de 2016

imagessVictor Codina. En octubre de 1517, cuando Lutero planta sus 95 tesis sobre las indulgencias en la puerta de la Iglesia de Wittenberg,  se inicia la Reforma protestante, una Reforma que quería que la Iglesia, que vivía una profunda decadencia, volviese al evangelio. Pero por incomprensiones y conflictos mutuos se produjo una ruptura y división en la Iglesia.

Hoy, cuando se inicia la celebración los 500 años de esta Reforma, la presencia del Papa Francisco en Suecia significa un profundo cambio de rumbo. Es pasar de la condena al diálogo, de la confrontación a la reconciliación, es lamentar conjuntamente la división que tantos dolores y desastres ha causado y pedir perdón a Dios por ello, dejando a Dios que sea él el juez de la historia. No nos hemos de resignar a la división sino que hemos de buscar la unidad que Jesús quería para su Iglesia. Pero queremos contar la historia de un modo diferente.

Según Francisco, la experiencia espiritual de Lutero nos interpela: él proclamó que solo la misericordia de Dios nos salva, que Jesús es el único mediador, que la Palabra de Dios ha de tener mayor realce en la Iglesia.

Lo que nos une a católicos y luteranos es mucho más que lo que nos separa: una fe y un bautismo común que deben llevarnos a trabajar por la unidad, para juntos poder proclamar el evangelio al mundo de hoy, para anunciar la misericordia de Dios, para trabajar por la paz, acoger a los refugiados y defender la tierra de las agresiones que dañan la creación de Dios. El trabajo teológico y el diálogo ecuménico deben seguir avanzando.

Se pasa de la confrontación y el odio, del encerramiento mutuo, de la actitud del lobo que quiere matar a las ovejas protestantes… al diálogo y la reconciliación, a pedir juntos al Padre y dueño de la viña el don de la unidad para que el mundo crea que Jesús es el Salvador, sin el cual nada podemos hacer.

En el fondo la Reforma luterana es una invitación constante a la continua Reforma de la Iglesia para que pueda manifestar al mundo la ternura de Dios, ¿No es verdad que también Francisco quiere reformar la Iglesia y anunciar la misericordia de Dios?

Fuente Cristianismo y Justicia

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , ,

El Nuncio en México, Franco Coppola: “Las confrontaciones sobre el matrimonio gay no son buenas y no ayudan”

Sábado, 12 de noviembre de 2016

img_2171Llamada al orden del Nuncio papal ante la cruzada de los obispos contra las bodas homosexuales

El religioso señaló que el debate ha dejado en claro que hay personas que no se sienten apreciadas y que no sienten que gozan de todos los derechos

Responsables vaticanos fomentan un centro para la protección de menores en México

(C. Doody/Agencias).- “Una magnífica oportunidad para practicar el diálogo”. El Nuncio  en México, Franco Coppola, valoró este lunes el debate sobre el matrimonio homosexual que mantiene en vilo al país, a la vez que abogó por “encontrar la solución más apta” para todos, incluso los que actualmente se sienten discriminados.

No creo que sea bueno para el país confrontarse, ir a una lucha, hacer una cuenta para ver cuantos están en favor y cuantos en contra”, dijo Coppola en conferencia de prensa en la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México. Las palabras del Nuncio se interpretan como una llamada al orden vaticana al episcopado local, que ha emprendido una cruzada contra la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de avalar constitucionalmente el matrimonio igualitario. “No vengo con la solución porque no estaría respetando a México. Mi opinión es que los mexicanos, en lugar de confrontarse o marchar, deben sentarse en una mesa y entender todas las implicaciones”, apuntó.

Enfatizó que el tema atañe a la Constitución mexicana. El religioso señaló que el tema ha generado un debate que ha dejado en claro que hay personas que no se sienten apreciadas y que no sienten que gozan de todos los derechos. “Es una magnífica oportunidad para practicar el diálogo. Intercambiar insultos o prejuicios no sirve de nada y hay que entenderse”, abundó.

Pidió no tomar una decisión ideológica sino “examinar la realidad de México y encontrar la solución más apta para este país”.

En mayo, el presidente Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa para dar reconocimiento constitucional al matrimonio homosexual y desde entonces grupos a favor y en contra han realizado marchas en varias ciudades del país.

Por otro lado, Coppola llamó a no cerrar los ojos ante el aumento de la violencia en el país, que ha tocado a algunos representantes de la Iglesia Católica. “Cada país tiene sus problemas y dificultades, y lo importante es hacerles frente y no cerrar los ojos. A veces se cierran los ojos y no se ven los problemas y hay que examinarlo y escuchar”, dijo.

Refirió que el mandato que recibió del Papa Francisco fue “predicar el diálogo”, y añadió que “es muy fácil confrontarse, pero eso no es bueno y no ayuda”.

En otro orden de cosas, el nuevo embajador de la Santa Sede en México reconoció que todavía no tiene planes para su estancia en México. “Por el momento tengo que escuchar y aprender. Soy consciente de que el Papa me envió a un país grande, complejo, con gran riqueza y diversidad y una gran historia que pesa todavía. Tengo mucho que aprender antes de decir algo personal”, declaró.

Reveló que tuvo una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, de la que aseguró que fue una buena oportunidad para hacer juntos “una panorámica” de asuntos que les “ocupan y preocupan” a ambas partes, en especial los temas de religión y de violencia.

Sobre las muertes de sacerdotes en recientes episodios de violencia, señaló que los clérigos son víctimas colaterales y “no es una violencia específica contra los sacerdotes”.

 

Por otro lado, clérigos encargados de la lucha contra la pederastia en las estructuras del Vaticano impartieronn esta semana en México un congreso con miras a inaugurar formalmente en ese país un centro de la Iglesia católica para la protección de menores.

Entre los participantes en el seminario, convocado por la Universidad Pontificia de México (UPM), destaca Charles Scicluna, quien como “promotor de justicia” (fiscal eclesiástico) jugó un papel clave en la sanción que la Santa Sede conminó en 2006 al fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado.

El congreso se extendió del 8 al 10 de noviembre y en él expusieron también el cardenal estadunidense Sean O’Malley, presidente de Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores del Vaticano, y Hans Zollner, sacerdote jesuita integrante de ese grupo de trabajo.

Los objetivos del encuentro incluyeron “dar a conocer lo que la iglesia hace y debe hacer para atender adecuadamente a las víctimas de abuso sexual” y concientizar sobre la urgencia de detectar a tiempo a los posibles agresores.

Al finalizar el mismo quedó inaugurado el “Centro de investigación y formación interdisciplinar para la protección de los menores”, que trabajará en relación directa con un organismo similar establecido por la Universidad Gregoriana de Roma y cuyo responsable es Zollner.

Los trabajos comenzaron el martes 8 con una conferencia del cardenal O’Malley en la cual presentó el trabajo de la comisión vaticana de cuidado a los infantes establecida por el Papa Francisco el 22 de marzo de 2014. Ese mismo día Zollner habló sobre “la reacción al abuso sexual en la Iglesia Católica” y Scicluna sobre “el delito de abuso sexual reservado a la Congregación para la Doctrina de la fe”.

Las disertaciones continuron el miércoles 9 con Scicluna, quien se refirió sobre las apelaciones en juicios canónicos contra abusadores, O’Malley abordando la atención de la Iglesia a las víctimas y Zollner la prevención en la formación sacerdotal.

El último día, el jueves 10, estaban previstas exposiciones sobre los criterios para sancionar y atender a un clérigo acusado, además del papel de las conferencias de obispos y superiores generales ante el abuso sexual.

Funte Religión Digital

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

La Cámara de Diputados de México rechaza el plan del presidente Peña Nieto para legislar el matrimonio igualitario en todo el país

Sábado, 12 de noviembre de 2016

congreso_diputados_mexicoUna comisión de diputados mexicanos ha votado en contra de la propuesta del lanzada por el presidente del país, Enrique Peña Nieto, que buscaba extender las uniones del mismo sexo desde determinadas regiones mexicanas a todo el territorio del país. Enrique Peña Nieto estaba más que ufano al presentar la iniciativa en mayo pasado que incluía una reforma constitucional para legalizar el matrimonio igualitario en todo el país mexicano, una iniciativa que desató enormes manifestaciones a favor y en contra. Sin embargo, las presiones de la Iglesia Católica mexicana y el peso de la tradición han transformado la alegría en tristeza. La propuesta que pretendía extender el matrimonio igualitario en todo el país azteca ha sido rechazada por legisladores de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara Baja con diecinueve votos en contra, ocho a favor y una abstención.

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de México ha rechazado, por 19 votos contra 8 (y una abstención) la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto para hacer extensivo a todo el territorio mexicano el matrimonio igualitario, aprobado ya en algunos estados y posible de facto en todo el país por vía judicial. La noticia supone un triunfo para el sector más conservador de la sociedad mexicana, y muy especialmente para la Iglesia católica, que se ha empleado a fondo para agitar el sentimiento homófobo de una parte de la sociedad mexicana. Por el momento, el avance de la igualdad seguirá dependiendo de los tribunales de justicia.

El pasado mes de mayo, Enrique Peña Nieto hacía público el compromiso de promover la reforma tanto de la Constitución mexicana como del Código Civil federal para asegurar la plena vigencia del matrimonio igualitario en todo el país. México, recordemos, es un país federal, en el cual cada estado goza de amplia autonomía legislativa y cuenta con códigos civiles propios. En este sentido, son varios los territorios  que han aprobado el matrimonio igualitario (el primero fue el Distrito federal, allá por 2009). La aprobación formal del matrimonio igualitario en Colima  tuvo lugar apenas unos días después de que hicieran lo propio los estados de Michoacán y de Morelos, y solo un par de semanas después de que lo hiciera el estado de Campeche. Antes de esta última oleada, otros tres territorios mexicanos habían aprobado el matrimonio igualitario por decisión de sus órganos legislativos: el Distrito Federal (2009), el norteño el estado de Coahuila (2014) y el estado de Nayarit, en la costa oeste del país (2015). Y ya en 2010 la SCJN determinó que la validez de los matrimonios celebrados en el distrito federal era extensiva a todo el país. El matrimonio igualitario también es posible en el estado de Quintana Roo (vecino de Campeche, también en la península de Yucatán), cuyo Código Civil no especifica que el matrimonio deba ser contraído necesariamente entre un hombre y una mujer..  Pero es que, además, la prohibición del matrimonio igualitario por los estados que aún no permiten su celebración es considerada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y, de hecho, en prácticamente todos los estados de México se han celebrado ya bodas por orden judicial.

Es por eso que, cinco años después de que el Distrito Federal lo aprobase, y después de toda una cascada judicial de fallos favorables, Peña Nieto decidía este año que había llegado la hora de que la legislación se armonizase, de acuerdo a las directrices de la Suprema Corte, y que Constitución y leyes federales reconociesen expresamente el matrimonio igualitario en todo el país. Un movimiento que despertó, casi de forma inmediata, las iras de la Iglesia católica mexicana, que, pese a haberse opuesto estado a estado al avance de los derechos LGTB, no había conseguido, en un país socialmente muy conservador pero de tradición política laica, cristalizar un movimiento homófobo organizado. La oposición al matrimonio igualitario acabó cristalizando, de hecho, en un movimiento que reproducía el modelo que ya se ensayó en España en 2005 (más torpemente) o en Francia en 2012-2013 (con bastante más éxito, aunque no consiguiese paralizar la aprobación del matrimonio igualitario): un movimiento “civil”, supuestamente al margen de la Iglesia católica, que en lugar de utilizar argumentos religiosos dice ser un movimiento transversal en defensa de la familia. En México, en concreto, la principal demanda de este “Frente Nacional por la Familia” es la modificación de la Constitución mexicana para proteger “a la familia” y “a los niños”.

PAG3-1_0Un movimiento que en efecto fue capaz de promover manifestaciones multitudinarias, avaladas desde el propio Vaticano por el papa Francisco pese a que supuestamente este está empeñado en recortar la influencia de Norberto Rivera, cardenal primado y arzobispo de México, precisamente uno de los principales promotores de la campaña contra el matrimonio igualitario. Rivera, conocido opositor a los derechos LGTB, es un personaje especialmente siniestro e incómodo para Francisco. Fue acusado en su momento de encubrir varios casos de abusos sexuales a menores por parte del sacerdote Nicolás Aguilar, además de haber sido uno de los grandes protectores de Marcel Maciel (el fundador de los Legionarios de Cristo, otro personaje despreciable, ya fallecido, acusado también de múltiples abusos sexuales). Ello no le ha impedido liderar de forma muy ostensible la ofensiva contra Enrique Peña Nieto por su voluntad de afianzar el matrimonio igualitario sin que el Vaticano le haya censurado por ello.

Triunfo de los homófobos en la Cámara de Diputados

780x580-youtube-btkvzyyjty4-el-frente-nacional-por-la-familia-se-manifiesta-contra-el-matrimonio-igualitario-en-mexicoLo cierto es que el clima homófobo generado estos últimos meses se ha visto reflejado en la Cámara de Diputados, donde la Comisión de Puntos Constitucionales ha bloqueado el plan de Peña Nieto por 19 votos contra 8. Contra el matrimonio igualitario se han pronunciado todos los representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI, precisamente el partido del presidente), menos Benjamín Medrano (abiertamente gay) e Ivonne Ortega; además de los del Partido de Acción Nacional (PAN), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Partido Nueva Alianza y Partido Encuentro Social. Votaron a favor los representantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). El único representante del Movimiento Ciudadano decidió abstenerse. Los argumentos para oponerse variaron entre los que aseguraban que este tema debía seguir siendo competencia de los estados y los que abiertamente consideraron que el matrimonio es solo “entre un hombre y una mujer”.

Edgar Castillo Martínez, secretario de la comisión, dijo que el resultado significa que el asunto está “total y definitivamente concluido”, de acuerdo con un sumario difundido en línea por la Cámara de Diputados.

Legisladores de los izquierdistas Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena), y algunos del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), se expresaron en favor de la reforma pues consideraron que era “compromiso democrático con el avance de los derechos humanos, la igualdad y la no discriminación”.

Legisladores del conservador Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el Partido Encuentro Social, Nueva Alianza y algunos del PRI consideraron que corresponde a cada entidad federativa legislar en materia civil, por lo que no era necesaria una reforma constitucional. Argumentaron que la autonomía de los estados “iría en detrimento” y que la iniciativa presidencial presentó “inconsistencias jurídicas”.

Movimiento Ciudadano se abstuvo al asegurar que su bancada estaba dividida y “no se daría paso a imposiciones”, por lo que de esta forma se respetaba la opinión de cada uno de sus miembros.

El dictamen presentado por la Comisión de Puntos Constitucionales, que preside Guadalupe Acosta, del PRD, retomaba en sus términos la iniciativa presidencial sobre matrimonio igualitario al considerar que reconocía la dignidad humana y respetaba los derechos de las personas.

El diputado Agustín Basave, del PRD, aseguró que su motivación principal para sustentar el voto favorable “es la no discriminación”, que dijo “tiene que ver efectivamente con el artículo primero de la Constitución”. “Yo quiero decirles que yo soy católico, y a mucha honra, pero también creo en la separación Estado-Iglesias y este me parece el caso paradigmático de esa separación”, expuso.

La legisladora Guadalupe Acosta Naranjo, del Partido de la Revolución Democrática, dijo que la medida había sido bloqueada debido a maquinaciones políticas. “Una reforma de la que deberíamos sentirnos orgullosos”, afirmó Acosta, de acuerdo con la transcripción. “Porque los derechos de las minorías no se ponen a votación, se amplían y reconocen, y es el Congreso quien debería tutelarlos”.

Cándido Ochoa Rojas, del Partido Verde –aliado con el PRI–, dijo que estaba votando contra la medida debido a conflictos constitucionales y porque el matrimonio está gobernado por los códigos civiles de los estados. “¿Cómo se va a desarrollar la familia si la exposición de motivos dice que la procreación no es un elemento decisivo del matrimonio?”, se preguntó.

Por su parte, el Movimiento por la Igualdad en México, grupo conformado por organizaciones de la sociedad civil y activistas LGTB, expuso en un comunicado que “los diputados que votaron contra la igualdad, habrán de rendir cuentas ante la historia, cuyo juicio es implacable con quienes han sido enemigos de los derechos humanos”. Asimismo, señaló que “en el porvenir habrá de mirar a quienes hoy votaron contra, con el mismo reclamo que pesa sobre quienes protagonizaron acontecimientos históricos que humillaron a otros grupos marginados”.

El nuevo nuncio apostólico en México, el italiano Franco Coppola, dijo el que el tema del matrimonio homosexual no debe confrontar a México sino provocar un diálogo para “encontrar la solución más apta para este país”. “No creo que sea bueno para el país confrontarse, ir a una lucha, hacer una cuenta para ver cuantos están en favor y cuantos en contra”, dijo Coppola en conferencia de prensa en la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México. El religioso señaló que el tema ha generado un debate que ha dejado en claro que hay personas que no se sienten apreciadas y que no sienten que gozan de todos los derechos. “Es una magnífica oportunidad para practicar el diálogo. Intercambiar insultos o prejuicios no sirve de nada y hay que entenderse”, abundó.

En definitiva, la situación queda como estaba hasta ahora: múltiples sentencias favorables al matrimonio igualitario, que de facto suponen una “legalización” del mismo aunque en algunos estados sigue siendo necesario recurrir judicialmente cada caso, y varios estados (junto al Distrito Federal) que además lo han aprobado por vía legislativa. A partir de ahora habrá que ver si la ofensiva homófoba sigue adelante, hasta el punto de conseguir de la clase política mexicana una reforma constitucional que prohíba expresamente el matrimonio igualitario (una opción que parece complicada), y estar atentos a cómo siguen produciéndose sentencias judiciales que faciliten cada vez más a las parejas del mismo sexo casarse en todo el territorio mexicano aunque por el momento no exista una normativa nacional al respecto.

Este revés legislativo es una noticia que ha teñido de luto al colectivo LGTB mexicano. Y es que el país centroamericano ha intentado cambiar las políticas y crear una red LGTBfriendly pero los números no engañan: Ciudad de México es la localidad más violenta en agresiones al colectivo, ya que la asociación civil Letra S ha documentado 1.310 asesinatos de odio hacia la población LGTB.

Fuente Agencias, vía Dosmanzanas, Cáscara amarga/Chueca.com/Religión Digital/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Mea culpa” de los obispos franceses: “No escuchamos lo suficiente a las víctimas; nos faltó valentía”

Jueves, 10 de noviembre de 2016

arton650La Iglesia gala pide perdón por el “largo silencio culpable” ante los abusos

El episcopado presenta un informe sobre los casos investigados y la actuación de sus responsables

(Jesús Bastante).- “Un solo abuso es demasiado”. Las palabras, rotundas, duras, directas, del Papa Francisco ante la pederastia clerical suponen un llamado de atención a todos y cada uno de los sacerdotes y religiosos, a todos y cada uno de los obispos católicos. Los de Francia, este lunes, se han congregado este lunes en el santuario de Lourdes en una jornada de ayuno y oración para pedir perdón porlargo silencio culpablede la Iglesia del país vecino frente a los abusos a menores.

No escuchamos lo suficiente a las víctimas (…) nos faltó valentía para tomar las medidas que debían ser tomadas”, declaró el arzobispo de París, André Vingt-Trois, ante más de un centenar de prelados. A diferencia de otras iglesias, como la española, donde las condenas se han dado de forma genérica y sin un análisis de las causas, los obispos franceses presentarán los resultados de un informe en el que desgranarán los casos de abusos acaecidos en las diócesis y congregaciones galas, así como la actuación de sus responsables y la colaboración exigida con la justicia.

“Debemos salir del largo silencio culpable de la Iglesia y de la sociedad y escuchar el sufrimiento de las víctimas. Los actos de pedofilia, estos crímenes tan graves, quebrantan la inocencia y la integridad de los niños y los jóvenes”, recalcó monseñor Luc Crepy, reponsable de la lucha contra la pedofilia del episcopado francés.

En España, aunque ya existe un sacerdote responsable, su nombre no se ha hecho público -fuentes extraoficiales hablan de Silverio Nieto, responsable del Servicio Jurídico Civil de la CEE-, ni se conoce la existencia de un informe sobre los casos investigados en nuestro país.

La jornada de “oración y penitencia” forma parte del cumplimiento a las normativas emanadas desde la Santa Sede, cuya comisión antiabusos pidió a cada país la creación de un día de reparación a las víctimas de abusos del clero. Varios países, como Australia o Francia, ya lo han llevado a cabo.

Durante la ceremonia en Lourdes, Luc Crepy pidió a sus hermanos en el Episcopado poner todo de su parte en su lucha “contra las escandalosas y criminales acciones que afectan a los pequeños”.

Entre los presentes, se encontraba el cardenal Barbarin, quien en agosto pasado fue absuelto de las acusaciones de encubrimiento y protección a un sacerdote acusado de agresión sexuales y violación de un menor.

Barbarin fue interrogado en junio por investigadores del caso del reverendo Bernard Preynat, un sacerdote acusado de abusar de boy scouts en la década de 1980. Barbarin dijo haber estado convencido de que el sacerdote se había reformado cuando lo conoció, en 2007-2008.

Preynat se retiró en agosto de 2015 tras ser relevado de sus funciones por la diócesis. En enero fue acusado de agresión sexual contra menores como persona en posición de autoridad.

Para la asociación La Parole libérée (La Palabra liberada), que reúne a las víctimas del padre Bernard Preynat, estas iniciativas son insuficientes. “No hay una voluntad de la Iglesia detrás” de estas jornadas de oración, estima su presidente François Devaux.

Su asociación se moviliza para alargar los plazos de prescripción de estos crímenes. En Francia, las víctimas pueden presentar una denuncia antes de cumplir 38 años, mientras que en Suiza o Reino Unido las agresiones sexuales en contra de menores son imprescriptibles. En España, estos casos suelen prescribir entre diez y quince años.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Se cumplen treinta años del documento que de una forma más negativa ha marcado la discriminación de las personas LGTB en la Iglesia católica

Martes, 8 de noviembre de 2016

beso-gay-vaticanoUn despropósito que Francisco no ha eliminado aún…

Se acaban de cumplir treinta años de la “Carta a los obispos sobre la atención pastoral a las personas homosexuales”, sin duda el documento más importante emitido en materia expresamente LGTB por la Iglesia católica. Un texto que frenó en seco numerosas iniciativas entonces en marcha y que aún hoy parecen audaces. Hacemos memoria de esta carta, de sus circunstancias y su repercusión.

El 31 de octubre de 1986 el Vaticano publicaba la Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales. Juan Pablo II era papa, y Joseph Ratzinger, luego papa Benedicto XVI, era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Un documento que es conocido también como Homosexualitatis problema, sus dos primeras palabras en latín. En Estados Unidos algunos la llamaron también “la Carta de Halloween”, por la fecha en que fue publicada.

El documento pretendía salir al paso del debate en torno a la integración de gais y lesbianas en la Iglesia católica suscitado por la mínima apertura que había significado un documento anterior, la Declaración acerca de ciertas cuestiones de ética sexual, de 1975, bajo el pontificado de Pablo VI. Un texto que había reconocido por primera vez que la inclinación homosexual en sí misma no era pecado. Esta mínima concesión fue suficiente para que en ciertos lugares se iniciara un acercamiento a la comunidad LGTB (al principio centrada casi exclusivamente en gais y lesbianas), lo que causó inquietud en el Vaticano y motivó la publicación de este segundo documento.

Como era de esperar, la Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales supuso un cerrojazo a todas las esperanzas de cambio. Pero no solo eso: en ese documento se incluyeron además observaciones sobre las motivaciones de los activistas LGTB católicos y seculares notablemente duras, se marcó con el sello de la desconfianza el apoyo a leyes antidiscriminatorias y se hicieron unas anotaciones “sociológicas” que motivaron que incluso algunos miembros de la jerarquía se vieran posteriormente obligados a relativizarlas en su valor. Fue un cierre de filas doctrinal y una negativa a todo diálogo. En cualquier caso, aunque sea para mal, la Carta sigue siendo el documento doctrinal más importante sobre homosexualidad, y sus consecuencias siguen sintiéndose hoy. Por ello, merece la pena recordarla en algunas de sus tesis, así como el contexto en que se produjo.

El trasfondo: una década de debates e iniciativas audaces (1975-1985)

juan-pablo-ii-y-ratzinger2Entre los últimos años 70 y primeros 80 se habían adelantado propuestas teóricas e iniciativas muy interesantes sobre la inclusión de gais y lesbianas en la iglesia católica, sobre todo en los Estados Unidos. Desde el punto de vista teórico, destacan especialmente dos textos: el libro La sexualidad humana, de la Asociación Católica de América, y La iglesia ante la homosexualidad, del entonces jesuita padre John J. McNeill (a quien en su momento dedicamos un obituario en esta página). En ambos casos se defendía la posibilidad de relaciones físicas homosexuales moralmente buenas desde un punto de vista cristiano.

En cuanto a las iniciativas, algunas resultarían innovadoras y atrevidas incluso hoy (1). En 1981, la archidiócesis de Baltimore estableció uno de los primeros ministerios diocesanos para gais y lesbianas católicos. En 1983, la archidiócesis de San Francisco emitió el primer plan global de pastoral para personas homosexuales. También en 1983, la Conferencia Católica del Estado de Washington, formada por los obispos de tres diócesis del estado, publicó un documento titulado El prejuicio contra los homosexuales y el ministerio de la Iglesia, donde se llegaba a decir que la enseñanza sobre la homosexualidad requería “repensarse y desarrollarse”, y se urgía a la Iglesia a llevar a cabo una “investigación teológica sostenida respecto de su propia tradición teológica sobre la homosexualidad, de la cual nada es enseñanza infalible”. Por último, en 1985, los encargados del acercamiento pastoral a gais y lesbianas de la archidiócesis de Baltimore publicaron Homosexualidad: una perspectiva católica positiva. Aunque no cuestionaba el magisterio oficial, su enfoque positivo despertó recelos en algunos sectores de la iglesia.

Por otra parte, las asociaciones LGTB cristianas proliferaban, en Estados Unidos y fuera. Dignity era la organización más veterana, pero también estaba la Conferencia de Católicas Lesbianas. Había organizaciones dedicadas a religiosos y sacerdotes LGTB, como Communications Ministry, Christian Community Association, Rest, Renewal o Re-Creation. Por último otras organizaciones se dedicaban a la comunicación entre la comunidad LGTB y la iglesia, como New Ways Ministry (aún existente), SIGMA (Sisters in Gay Ministry Associated) y la Consultation on Homosexuality, Social Justice and Roman Catholic Theology.

Condena de toda relación sexual y descalificación de cualquier cambio doctrinal

imagen-9106720-2-pngTodas estas iniciativas preocuparon sin duda al Vaticano, que quiso emitir un comunicado a los obispos para “aclarar” en qué podía consistir y en qué no la pastoral con homosexuales. El resultado fue la Carta que comentamos. En primer lugar, prohibía toda pastoral que implicara aprobación de las relaciones homosexuales. Con ser esto ya un freno a las iniciativas que se estaban dando, la Carta fue más lejos, realizando afirmaciones recibidas por muchos como hirientes.

En primer lugar, estaba la calificación de la misma orientación sexual. Aunque mantenía que en sí misma la homosexualidad no era pecado, sí que le otorgaba un valor negativo en sí mismo:

En la discusión que siguió a la publicación de la Declaración [acerca de ciertas cuestiones de ética sexual, de 1975], se propusieron unas interpretaciones excesivamente benévolas de la condición homosexual misma, hasta el punto que alguno se atrevió incluso a definirla indiferente o, sin más, buena. Es necesario precisar, por el contrario, que la particular inclinación de la persona homosexual, aunque en sí no sea pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada como objetivamente desordenada”.

Por ello, la atención pastoral debía realizarse “para que no lleguen a creer que la realización concreta de tal tendencia en las relaciones homosexuales es una opción moralmente aceptable”.

Pero el texto iba aún más allá, haciendo una serie de observaciones sobre los colectivos LGTB y sobre los activistas católicos a favor de las personas LGTB en la iglesia que muchos recibieron como hirientes. Así, las personas que trabajaban para un cambio en la iglesia eran descritas con tonos exclusivamente negativos:

Dentro de la Iglesia se ha formado también una tendencia, constituida por grupos de presión con diversos nombres y diversa amplitud, que intenta acreditarse como representante de todas las personas homosexuales que son católicas. Pero el hecho es que sus seguidores, generalmente, son personas que, o ignoran la enseñanza de la Iglesia, o buscan subvertirla de alguna manera”.

Por ello, el que estuvieran bajo el paraguas de la institución significaba: “mantener bajo el amparo del catolicismo a personas homosexuales que no tienen intención alguna de abandonar su comportamiento homosexual”. Igualmente, la Carta identificaba toda protesta con una “táctica”:

Una de las tácticas utilizadas es la de afirmar, en tono de protesta, que cualquier crítica, o reserva en relación con las personas homosexuales, con su actividad y con su estilo de vida, constituye simplemente una forma de injusta discriminación”.

Contra el apoyo a políticas antidiscriminatorias y referencias muy cuestionables al sida y la violencia homófoba

No era lo único, Sin embargo. También se rechazaba que se buscara apoyo en los católicos a leyes antidiscriminatorias a favor de las personas LGTB, en asuntos laborales o para el alquiler de casas (recuérdese la urgencia de estos temas en los peores años de la la crisis del sida). En este sentido, la Carta consideraba que cuando se buscaba el apoyo a estas leyes, en realidad se estaba buscando la aceptación de la conducta homosexual:

En algunas naciones se realiza, por consiguiente, un verdadero y propio tentativo de manipular a la Iglesia conquistando el apoyo de sus pastores, frecuentemente de buena fe, en el esfuerzo de cambiar las normas de la legislación civil. El fin de tal acción consiste en conformar esta legislación con la concepción propia de estos grupos de presión, para quienes la homosexualidad es, si no totalmente buena, al menos una realidad perfectamente inocua”.

Más aún, para apoyar este rechazo a apoyar leyes discriminatorias porque significaba apoyar la homosexualidad, la Carta realizó una de sus afirmaciones peor recibidas. En ella, se insinuaba la relación entre homosexualidad y sida, con un texto que roza la culpabilización de los activistas LGTB por la difusión de la enfermedad:

Aunque la práctica de la homosexualidad amenace seriamente la vida y el bienestar de un gran número de personas, los partidarios de esta tendencia no desisten de sus acciones y se niegan a tomar en consideración las proporciones del riesgo allí implicado”.

La Carta contenía otro pasaje muy discutible sobre la violencia contra las personas LGTB, que por un lado rechazaba:

“Es de deplorar con firmeza que las personas homosexuales hayan sido y sean todavía objeto de expresiones malévolas y de acciones violentas. Tales comportamientos merecen la condena de los pastores de la Iglesia, dondequiera que se verifiquen (…) La dignidad propia de toda persona siempre debe ser respetada en las palabras, en las acciones y en las legislaciones”.

Para a continuación decir lo siguiente:

Sin embargo, la justa reacción a las injusticias cometidas contra las personas homosexuales de ningún modo puede llevar a la afirmación de que la condición homosexual no sea desordenada. Cuando tal afirmación es acogida y, por consiguiente, la actividad homosexual es aceptada como buena, o también cuando se introduce una legislación civil para proteger un comportamiento al cual ninguno puede reivindicar derecho alguno, ni la Iglesia, ni la sociedad en su conjunto deberían luego sorprenderse si también ganan terreno otras opiniones y prácticas torcidas y si aumentan los comportamientos irracionales y violentos”.

Se entiende fácilmente que esta declaración causara estupor muchos activistas LGTB, personas de la sociedad civil y hasta no pocos católicos, incluidos clérigos. No en vano, el que entonces era arzobispo de San Francisco, John R. Quinn, en su comentario a la Carta, se vio en la necesidad de exhortar a distinguir entre sus afirmaciones “doctrinales” y sus “observaciones sociológicas”.

Un documento que ha marcado las tres décadas posteriores

Homofobia religiosaA pesar de estar dirigida en principio a los obispos, la Carta causó un fuerte impacto entre los católicos, al menos de Norteamérica y Europa occidental. En primer lugar, fue un golpe muy duro para los activistas LGTB católicos y sus aliados, acusados genéricamente de tener intereses espurios. Lo fue también para quienes manejaban una visión más abierta de la Iglesia católica, al ver cómo se cerraban filas en todos los aspectos doctrinales (el texto debe enmarcarse en un contexto de reafirmación de la doctrina en moral sexual y personal en todos los niveles: anticoncepción, técnicas de reproducción asistida, etc.). En un nivel más práctico, supuso que las asociaciones LGTB católicas que no aceptaron la doctrina que marcaba fueron expulsadas en casi todas las diócesis de los espacios propiedad de la Iglesia.

Es cierto que este cerrojazo no supuso el final del activismo LGTB católico y cristiano. En medio de muchas dificultades, agravadas por la crisis del sida (recuérdese que la Carta fue publicada en octubre de 1986), Dignity y otros colectivos mantuvieron su actividad. En este contexto, merece la pena recordar que la Carta permitió que el movimiento LGTB católico recuperara para el activismo a John J. McNeill, quien decidió romper su silencio impuesto para protestar contra este documento.

Igualmente, otros grupos fueron surgiendo en Estados Unidos y otros países. El movimiento LGTB católico y “revisionista” siguió vivo a pesar de la Carta. En un primer momento logró el mérito nada desdeñable de sobrevivir. Posteriormente ganó en peso y organización. Y lo ha hecho hasta el punto de que 30 años después, cuando parece haber signos de un mínimo deshielo, algunos en la Iglesia católica vuelven a pensar que va siendo hora de darles espacio.

El hecho de que la Carta siga en vigor como doctrina oficial de la iglesia (conviene recordarlo) impide todo optimismo fácil. Pero también es cierto que tres décadas de vigencia no han logrado acallar esas voces a favor de las personas LGTB, que tan duros calificativos recibieron entonces.

—————–

(1) Las informaciones sobre el contexto previo, así como las declaraciones del arzobispo de San Francisco, están tomadas de un libro de Jeaninne Gramick y Pat Furey, The Vatican and Homosexuality. Reactions to the Letter to the Bishops of the Catholic Church on the Pastoral Care of Homosexual Persons, Nueva York, Crossroad, 1988.

Fuente Dosmanzanas

Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un sacerdote acusa al matrimonio igualitario de causar los terremotos de Italia

Martes, 8 de noviembre de 2016

giovanni-e1478429141939Suspenden el programa de radio del sacerdote que señaló al matrimonio igualitario de los recientes terremotos de Italia, unos comentarios que han causado la indignación entre los italianos y que han sido condenados por la propia Iglesia.

El sábado, 5 de noviembre, la emisora católica italiana Radio María anuncia la cancelación de un programa mensual de un sacerdote por sus comentarios homofóbicos. «Radio María considera inaceptable la posición del padre Giovanni Cavalcoli en lo que respecta al terremoto y suspende con efecto inmediato su programa mensual», señala un comunicado de la emisora suscrito por el también clérigo Livio Fanzaga, director del medio, que asegura que la postura radical de su colega no se corresponde con la esencia misericordiosa del cristianismo ni de lo que predica el actual Papa Francisco.

Italia lleva varios meses sufriendo fuertes terremotos que están dejando altas cifras de fallecidos y de municipios devastados. ¿Qué está pasando en ese país para que tantas catástrofes naturales estén ocurriendo con tanta frecuencia?. Por suerte para el futuro de la humanidad, ya se sabe qué es lo que lo ha provocado: el matrimonio igualitario.

Y eso es una buena noticia. Ya se sabe que si se conoce el origen de un problema, podremos atajarlo y buscar una solución para que, en este caso los terremotos, no se vuelvan a producir. El descubrimiento se lo debemos al cura italiano Giovanni Cavalcoli, que en su programa de Radio María ha dicho que las catástrofes naturales, como los terremotos, pueden ser consecuencia de leyes aprobadas contrarias a Dios.

Por si acaso con esa frase quedaba duda de que se estaba refiriendo al matrimonio entre personas del mismo sexo, explicó que “Se tiene la impresión de que estas ofensas a la ley divina, pensad en la dignidad de la familia, del matrimonio, de la unión sexual, hacen pensar que estamos ante, llamémoslo castigo divino”, responde Cavalconi a un oyente que le pregunta si “las catástrofes naturales como el terremoto pueden ser consecuencia de un pueblo y de un legislador que hace leyes”, refiriéndose a la ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo, aprobada por el gobierno de Matteo Renzi en el mes de mayo de este año.

Menudo lumbreras ¿eh?. Menos mal que, en este caso, el animalito se ha quedado sólo con su ignorancia y homofobia. Italia se ha indignado con sus palabras, Radio María le ha expulsado de su plantilla y el número dos de la Secretaría de Estado Vaticano, monseñor Angelo Becciu, ha condenado sus declaraciones, pidiendo disculpas y calificando sus palabras como una ofensa, tanto para creyentes como para no creyentes.

Estas escandalosas deducciones se producen como consecuencia del seísmo de 6,5 grados que ha devastado la región de Umbría, dejándose notar también en ciudades como Roma y Florencia, una tremendo terremoto que culmina una semana en la que varios terremotos han devastado otros municipios, por lo que ha causado la indignación y consternación de los oyentes, hasta el punto de que eran rechazadas de de inmediato por el Sustituto para Asuntos Generales de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, monseñor Angelo Becciu, por considerarlas “ofensivas para los creyentes y escandalosas para quienes no lo son”, precisando que ese tipo de expresiones “datan del período precristiano y no responden a la teología de la Iglesia”, lanzando un mensaje dirigido a la emisora, a la que advierte que debería “ceñirse más al Evangelio y al mensaje de la misericordia y la solidaridad, propugnado con pasión por el Papa Francisco, especialmente en el Año Jubilar”.

Este mismo sábado, 5 de noviembre, la propia emisora pedía disculpas a los damnificados por los terremotos que se hubieran sentido ofendidos por las palabras de Cavalcoli informando de la cancelación “inmediata” del programa mensual del sacerdote. «Lo confirmo todo, los terremotos son provocados por pecados del hombre como las uniones civiles», refiriéndose al matrimonio igualitario, reafirmaba igualmente Cavalcoli en otro programa de radio, haciendo caso omiso de las recomendaciones de Becciu. No es la primera vez que un sacerdote italiano causa la indignación, Massimiliano Pusceddu, en mayo, conseguía el mismo resultado al pedir la pena de muerte para las personas homosexuales, amparado en una epístola de San Pablo a los romanos mal entendida.

Fuente AmbienteG/Universogay

Foto | Pellegrini

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

El cardenal Norberto Rivera pide “disculpas” por sus palabras “inadecuadas” hacia los homosexuales

Lunes, 7 de noviembre de 2016

PAG3-1_0El polémico y exaltado cardenal mexicano, Norberto Rivera Carrera, pide disculpas por lo que denomina palabras «inadecuadas» hacia los homosexuales, aunque no parece referirse a todos los homosexuales en general. Desborda cinismo…

El cardenal Norberto Rivera Carrera pide disculpas a los homosexuales por sus «palabras inadecuadas» durante segunda jornada del décimo encuentro Courage Latino, celebrada el 29 de octubre, en un evento que «brinda atención espiritual a hombres y mujeres que viven la condición de Atracción al Mismo Sexo (AMS), -término que utilizan los homófobos para no pronunciar la palabra homosexual- y que buscan vivir conforme las enseñanzas de la Iglesia Católica en el tema de la homosexualidad». En su página explican claramente por qué se debe aceptar a determinadas personas, aunque sean homosexuales, y por qué no: «Una persona en condición homosexual debe ser amada y respetada, la conducta es la que debe ser rechazada. Courage en un espacio sano brinda ayuda para encontrar un camino espiritual que te permita vivir conforme el plan de Dios para tu vida». Es decir, que en línea con los mormones estadounidenses, sólo parece disculparse con aquellas personas homosexuales que abrazan el celibato como forma de vida.

«A mí, por ejemplo, cuando llegué a los 60 años, ya no me gustó que me dijeran joven; cuando me dieron mi tarjeta de la tercera edad, no me agradó que se refirieran a mí como persona de la tercera edad, para mí lo correcto era que me dijeran viejo; pero otros se enojan si les dicen así; hay quienes se ofenden si se refieren a ellos como discapacitados, y hay quienes se sienten mal de que les digan persona con capacidades diferentes. Por lo que a mí se refiera, les pido nuevamente perón si he utilizado palabras que no son las adecuadas, pero sepan que de ninguna manera mi intención ha sido ofenderles», declara el «viejo» cardenal, haciendo gala de una innegable habilidad para la contradicción al expresarse y conseguir lo contrario que pretende.

Las «disculpas» del cardenal surgen como respuesta a uno de los jóvenes líderes del movimiento, residente en Guadalajara, quien había sentido el rechazo de un sacerdote cuando tenía 23 años y le confiesa su orientación sexual, haciéndole sentir avergonzado por ser homosexual. «No se trata de una opción, sino de una orientación. Desearía que los ministros de la Iglesia se enteraran para que no se reprendan a las personas con atracción hacia el mismo sexo preguntándoles si no les da vergüenza», aclara el joven, momento que aprovecha el Rivera para pedir disculpas en nombre de la Iglesia.

Denominado por algunos como «el gran cómplice de los pederastas» al compadecer más de un sacerdote pederasta que asus víctimas, estas disculpas saben a poco a la comunidad LGTB cuando hace poco más de un mes, el mismo Rivera publicaba un artículo en el semanario Desde la fe, que posteriormente eliminaba, en el que cuestiona que la homosexualidad no estuviera catalogada como una enfermedad, llegando a afirmar que los hijos de parejas homoparentales son más susceptibles de tener problemas de autoestima y ser víctimas de abusos sexuales, lo que un estudio publicado hace unos días contradice claramente.

En un publicación previa del mismo seminario, la editorial indica que ser homosexual es una «desviación» que necesita «que se le ayude a corregirla, no que se le propicie caer en ella», ampliando posteriormente su profundo conocimiento sobre el cuerpo humano al indicar que «el ano del hombre no está diseñado para recibir, sólo para expeler», una afirmación que perfectamente podría contradecir con un sencillo médico de cabecera al recetar unos supositorios o un oncólogo cuando recomienda la estimulación de la próstata como prevención contra el cáncer, además de suscitar una inquietanta duda con respecto al uso que tendría el ano de la mujer.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.