Archivo

Archivo para la categoría ‘Iglesia Católica’

Docente de Universidad chilena Finis Terrae asocia a familias homoparentales con las “perversiones de Hitler y Stalin”

Jueves, 13 de noviembre de 2014

2510_10Javier-Fuenzalida-A-G_18Javier Fuenzalida

El Movilh pidió un pronunciamiento a la Universidad y criticó la campaña del terror contra el AVP emprendida por la Iglesia Católica, así como movilizaciones homofóbicas en Temuco y Calama.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) pidió hoy a la Universidad Finis Terrae un pronunciamiento sobre los “grotescos dichos” del docente Javier Fuenzalida, quien asoció a las familias homoparentales con las “perversiones de Stalin y Hitler”, al tiempo que repudió a la Iglesia Católica por persistir en “desacreditar al Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) con afirmaciones falsas y homófobas”.

En una columna publicada por el periódico Estrategia, Fuenzalida se identificó como docente de la Finis Terrae y sostuvo que “Nicolás tiene dos papás” y su distribución en jardines infantiles “es el peor abuso de poder sobre un inocente niño indefenso. Ni Stalin, ni Hitler, que trataron de destruir las familias llegaron a tanta perversidad. Es tiránico.”

Calificó además al cuento de “vil falso libro”, de “fraude inaceptable y cobarde” y consideró que la crianza por parte de dos mujeres o dos hombres no existe, reduciendo el amor paternal o maternal a la exclusiva reproducción de parejas heterosexuales. “El pobre Nicolás, confundido, se sentirá engañado por estos falsos dos papás” , sostuvo Fuenzalida.

En carta dirigida al rector de la Universidad Finis Terrae, Cristian Nazer, el Movilh solicitó aclarar si la Casa de Estudios “comparte o no los dichos del mencionado docente y si está permitiendo que sea esta la “educación” que Fuenzalida promueve en sus aulas”. “En caso de no compartir las grotescas afirmaciones del docente, solicitamos adopte medidas al instante para evitar que nuevamente vuestra casa de Estudios sea relacionada con opiniones homofóbicas y para evitar que este profesor promueva el odio en las aulas, determinando las sanciones que sean correspondientes”, indicó el organismo.

Iglesia Católica

En otro ángulo, el Movilh repudió hoy las declaraciones del arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí.

El religioso señaló hoy en La Tercera que “el AVP es un eslabón más en el empobrecimiento de la familia, entendida como la vida en común y de por vida, de un hombre con una mujer, para ayudarse, amarse, dar vida y cuidar a los hijos. La Iglesia enseñará siempre que ése es el camino que responde de mejor manera a lo que son el hombre y la mujer, al deseo de los hijos, y, para los creyentes, al querer de Dios” .

Añadió que “estas personas (homosexuales) en cuanto ciudadanos, tienen derechos como todo chileno. Sin embargo, me parece que el derecho del hijo a ser concebido en el contexto del matrimonio, ser educado por sus padres, es un derecho anterior al deseo que puede tener una persona con tendencia homosexual. Al niño se le exige de sobremanera en una relación de este tipo y ello no cuida el mejor interés del niño. Es por eso que no estoy de acuerdo. Aunque también soy enfático en afirmar que en Chile debemos terminar con una mentalidad homofóbica muy difundida y que es muy injusta respecto de estas personas, que merecen respeto y ser tratados con dignidad como todo ser humano”.

Junto con acusar “una evidente e injustificada campaña del terror de la Iglesia Católica contra el AVP”, el Movilh consideró que la declaración de Chomalí “refleja la permanente burla que los arzobispos, obispos y cardenales hacen de las familias homoparentales”.

“¿Cómo es posible, que de manera tan descarada e incoherente Chomalí critique la homofobia y llame a respetar a la diversidad sexual al mismo tiempo que considera a la legalización de nuestras relaciones como un peligro para los niños y niñas?. Esto es abusivo, indignante y sólo contribuye a promover la ignorancia y la desigualdad”, indicó el Movilh.

Añadió que “doble es el malestar al considerar que ha sido la Alta Jerarquía de la Iglesia Católica la responsable de encubrir los más graves y violentos abusos contra niños y niñas. Estamos así en presencia de una alta jerarquía descarada, hipócrita que no mide lo que hace, ni lo que dice”.

Iglesias Evangélicas en Temuco y Calama

En un ángulo similar, el Movilh lamentó que ayer un grupo de evangélicos protestaran en la Dirección Regional de La Araucanía de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) contra el libro “Nicolás tiene dos papás”. Leer más…

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El arzobispo de Concepción, Mons. Fernando Chomalí: “Un católico no puede ser homofóbico, pero el matrimonio se da sólo entre hombre y mujer”

Miércoles, 12 de noviembre de 2014

20112505161658_11.10.06“Han mostrado el rostro misericordioso de Jesús”

Y sin embargo, el arzobispo de Concepción, Mons. Fernando Chomalí, ha salido en defensa de los sacerdotes Felipe Berríos S.J., José Aldunate S.J. y Mariano Puga, que se han manifestado a favor del matrimonio igualitario. El prelado, en una entrevista concedida a La Tercera, ha alabado la labor social de los presbíteros, y llega incluso a decir que han afirmado la doctrina católica sobre la homofobia. Además asegura que en la Iglesia siempre ha habido controversias teológicas.

El 24 de Junio, el P. Felipe Berríos, en el programa de televisión El Informante, se manifestó abiertamente partidario del matrimonio igualitario, señalando incluso que la homosexualidad le ha ayudado «a ampliar su concepción de la sexualidad». El mismo mensaje lo ha reiterado en entrevistas sucesivas, además de relativizar la postura de la Iglesia sobre el aborto y criticar acerbamente la figura de San Juan Pablo II.

El P. José Aldunate, por su parte, antiguo profesor de teología moral, entrevistado por el semanario The Clinic, el 24 de agosto, se mostró partidario del aborto terapéutico y en caso de violación. Y también avaló el matrimonio igualitario. Incluso apoyó la posibilidad de «papisas» en la Iglesia.

Y el P. Mariano Puga, finalmente, el 6 de junio, en entrevista a La Segunda, también señaló que en los llamados casos límites, el aborto debe ser «una decisión de la mamá».

A pesar de esos hechos, Mons. Chomalí responde de la manera siguiente en una entrevista concecida a La Tercera:

También se ha debatido en torno al Acuerdo de Vida en Pareja (AVP).

Creo que el AVP es un eslabón más en el empobrecimiento de la familia, entendida como la vida en común y de por vida, de un hombre con una mujer, para ayudarse, amarse, dar vida y cuidar a los hijos. La Iglesia enseñará siempre que ése es el camino que responde de mejor manera a lo que son el hombre y la mujer, al deseo de los hijos, y, para los creyentes, al querer de Dios.

¿Se debe reconocer como familias a las parejas homosexuales.?

Creo que estas personas, en cuanto ciudadanos, tienen derechos como todo chileno. Sin embargo, me parece que el derecho del hijo a ser concebido en el contexto del matrimonio, ser educado por sus padres, es un derecho anterior al deseo que puede tener una persona con tendencia homosexual. Al niño se le exige de sobremanera en una relación de este tipo y ello no cuida el mejor interés del niño. Es por eso que no estoy de acuerdo. Aunque también soy enfático en afirmar que en Chile debemos terminar con una mentalidad homofóbica muy difundida y que es muy injusta respecto de estas personas, que merecen respeto y ser tratados con dignidad como todo ser humano.

En cuanto al examen en el Vaticano de los dichos de tres sacerdotes, ¿Ha dividido esto a los católicos?

El cardenal Ezzati ya aclaró el tema. Lo que sí le puedo decir es que estos sacerdotes han estado siempre cerca de los pobres, los perseguidos, los oprimidos y han mostrado el rostro misericordioso de Jesús en lugares donde ha habido mucho dolor. Han estado muy presentes en situaciones dolorosas de la vida del país, junto al sufriente. Ellos han afirmado la doctrina de la Iglesia en el sentido de que no se puede discriminar a una persona por su condición sexual ni menos hacer mofa de ello. Un católico no puede ser homofóbico, pero también hay que afirmar que el matrimonio se da sólo entre un hombre y una mujer, y que no se puede homologar a otro tipo de relaciones afectivas. No obstante, en la Iglesia siempre ha habido controversias teológicas. Lo importante es que somos una familia muy unida.

En el resto de la entrevista, el arzobispo se muestra contrario precisamente al aborto y el matrimonio igualitario, defendido por esos sacerdotes, así como a la eutanasia.

Fuente La Tercera

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

¿Quién vigila y controla a los obispos?

Martes, 11 de noviembre de 2014

Valladolid-0020-Medina-del-Campo.Centro-Cultural-S.Vicente-Ferrer.-Cristo-en-brazos-de-la-Muerte-“Cristo en brazos de la muerte”, de Ricardo Flecha

El problema es que todos los aspectos humanos de Munilla, “siendo importantes y, siendo también parte del rostro de la figura de Munilla, son superficiales y no se adentran en la profundidad del misterio de Munilla“…. Y de esos polvos… estos lodos…

Munilla ideologiza el Evangelio

¿Cómo y por qué fiarse de este obispo?

“Constatamos continuamente que tiene graves deficiencias en su formación teológica y comete frecuentes errores doctrinales”

La Diócesis de Donostia se adentra en el curso 2014-2015 con el Programa Pastoral titulado ‘Dejarnos conducir por Él’, firmado por el obispo José Ignacio Munilla.

(Xabier Larramendi, Noticias de Guipúzcoa).-  Lo tomamos en una parroquia de Gipuzkoa y vemos que previo a los objetivos y acciones hay un capítulo relacionado con la visita Ad Limina en febrero pasado, la visita que los obispos realizan periódicamente al Vaticano para informar de la situación diocesana. Me detendré en un aspecto que, a mi juicio, reviste una especial gravedad.

En la primera parte del documento, José Ignacio Munilla ofrece un resumen de las orientaciones recibidas en Roma. En la descripción y desarrollo de estas “orientaciones recibidas” dedica el último apartado a la Integridad y vivencia de la fe. El obispo transcribe las indicaciones textuales del Cardenal Gerhard Müller, Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, en un Memorándum enviado por él, que, entre otras cosas, dice lo siguiente: “Esta Congregación ha animado a los Prelados a ejercitar una constante vigilancia para que los contenidos de la doctrina de la fe sean presentados íntegramente, sobre todo en los Centros Universitarios y en las facultades de Teología”.

Sin duda, Munilla muestra un gran celo al ejercer su “constante vigilancia” en lo que se refiere a los contenidos de la doctrina de la fe, pero muchos albergamos dudas mayores, muy fundadas, de que lo haga por la “integridad” de la fe. En la Diócesis de Donostia se ha extendido la convicción de que su vigilancia es una excusa y ocasión para realizar una limpieza ideológica y purga de quienes no piensan como él. El despido de profesores del Instituto de Ciencias Religiosas es un ejemplo de ello.

La integridad de la fe no es ciertamente el aspecto en el que más acierta el obispo Munilla. Él mismo cae con frecuencia en un adoctrinamiento absolutamente escorado, rayando, dicho con palabras suaves y moderadas, en una parcialización de la fe y, por lo tanto, en una ideologización del Evangelio. El mismo mal del que acusa a otros. He aquí un botón de muestra.

Es el 29 de junio, día de los Apóstoles san Pedro y San Pablo. En la catedral del Buen Pastor tiene lugar la celebración de acción de gracias al finalizar el curso pastoral donde, al mismo tiempo, son ordenados un sacerdote y un diácono. Localizamos en Internet el vídeo donde se ve a Munilla, muy en su estilo, improvisar la homilía con el recurso a algunos apuntes. El obispo sienta desde el comienzo la base de su formulación de la fe. Afirma que todos los aspectos humanos de Jesús “siendo importantes y, siendo también parte del rostro de la figura de Jesucristo, son superficiales y no se adentran en la profundidad del misterio de Jesucristo“.

La primera reacción es de perplejidad, pero no tardamos en pasar al escándalo. Quien haya realizado unos mínimos estudios de Teología se preguntará si esa afirmación no pervierte la fe que confiesa la Iglesia desde sus inicios, Concilio de Calcedonia, y si no niega el contenido del hecho central del cristianismo, que es la Encarnación del Hijo de Dios en la naturaleza humana de Jesús. Es decir, si superficializamos al Jesús humano, estamos superficializando nuestro conocimiento de Dios revelado en Jesús.

Imagen de previsualización de YouTube

Veamos:

1- Los aspectos humanos de Jesús no son “superficiales” sino fundamentales, absolutamente necesarios, pues el Hijo de Dios no se encarna en una idea o concepto abstracto, sino en la humanidad concreta de Jesús.

2- Estos aspectos humanos no son solo “parte del retrato de la figura de Jesús” sino que son precisamente los rasgos en los que se nos revela el Hijo de Dios. Sin esos rasgos humanos, no acontece la revelación de Dios que confiesa la fe cristiana.

3- Frente a la afirmación del obispo Munilla de que los rasgos humanos de Jesús no se adentran en la profundidad del Misterio, hay que decir que son esos aspectos humanos los que nos adentran en la profundidad del Misterio de Dios, de tal modo que si ignoramos al Jesús humano, ignoramos la única vía de conocimiento de Dios que la fe cristiana confiesa como camino al Padre.

4- Por otro lado, si ignoramos al Jesús humano, no podemos seguir a Jesús ni conocer cuál es la misión de la Iglesia en el mundo. Si lo superficializamos estamos afirmando que nuestro seguimiento a Jesús es superficial y también el conocimiento que podemos tener de la misión de la Iglesia.

5- A pesar de la frecuencia con la que Munilla cita al papa Francisco, contradice su mensaje: “La Iglesia ha de llevar a Jesús: este es el centro de la Iglesia. Si alguna vez sucediera que la Iglesia no lleva a Jesús, sería una Iglesia muerta”, dice en una homilía el papa Bergoglio.

Por todas estas razones el mensaje del obispo Munilla, como tantas otras veces, corre el riesgo de confundir gravemente la fe de los cristianos y cristianas. Por ello, me pregunto, y pregunto a los responsables de la Iglesia: ¿quién tiene la responsabilidad de vigilar las palabras de los obispos y de éste en concreto? No creo que este prelado sea un modelo en la exposición integral de los contenidos de la fe. Al contrario, constatamos continuamente que tiene graves deficiencias en su formación teológica y comete frecuentes errores doctrinales.

De modo que, ¿cómo y por qué fiarse de este obispo? Cuando la fe se ideologiza, en el sentido de convertirse en un sistema cerrado de pensamiento, el adoctrinamiento ideologizado se pone por encima de la integridad y fidelidad a la fe, tergiversando su contenido. Este es un problema permanente en la historia de la Iglesia.

munilla-cierra-las-puertas

He aquí dos ejemplos.

Ireneo de Lyon (s. II) se vio obligado a defender la fidelidad a la fe recibida contra los gnósticos, que defendían los errores de los “docetas”, quienes afirmaban sobre Jesucristo “que solo en apariencia se manifestó, no naciendo en la carne ni haciéndose verdaderamente hombre”. Ireneo sostuvo, con la fe de la Iglesia, que la encarnación del Verbo en Jesús fue real y esencial, no superficial.

Santa Teresa (siglo XVI), frente a quienes pensaban que se podía prescindir de la humanidad de Jesús, afirmará que a medida que el creyente va escalando las más encumbradas etapas de su desarrollo espiritual, la presencia de lo humano del Señor se intensifica, su “Sacratísima Humanidad”.

Creo que el obispo Munilla, sin llegar a afirmar que es un “docetista”, minimiza la humanidad de Jesús y difunde la fe con un discurso en el que no se siente la Buena Noticia, sino la dureza y aridez de una doctrina ideologizada, dogmática y cerrada. Es difícil tomarse en serio lo que dice este obispo. Por ello, ante Munilla va creciendo una objeción de conciencia con la que cada vez más cristianos viven la fe, cosa que a algunos y algunas les está costando muy caro.

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Varias universidades católicas de Estados Unidos acuerdan reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo

Martes, 11 de noviembre de 2014

Matrimonio-GayLa extensión del matrimonio igualitario y su creciente aceptación en los Estados Unidos está poniendo a los centros superiores de enseñanza católicos ante la disyuntiva de reconocer estos matrimonios a efectos de funcionamiento interno o no hacerlo alegando motivos religiosos. Algunas universidades, sobre todo jesuitas, han decidido de hecho reconocer las parejas del mismo sexo casadas, lo que ha generado protestas de algunos obispos.

La Universidad de Creighton, en Nebraska, ha decidido reconocer las parejas del mismo sexo casadas a efectos de seguros de salud. Se trata de parejas casadas fuera del estado, dado que Nebraska no reconoce el matrimonio igualitario al seguir en vigor una enmienda constitucional aprobada en el año 2000. Ello da a la decisión un especial valor, dado que la universidad no tenía obligación legal de reconocer estos matrimonios. Pero la significación de la noticia es aún mayor si se tiene en cuenta que la de Creighton es una universidad católica, dirigida por la Compañía de Jesús.

No se trata sin embargo del único caso de universidad católica que toma esta decisión en los Estados Unidos. Otras 21 universidades de los jesuitas también reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo a efectos de funcionamiento interno. También la Universidad de Notre Dame, en Indiana (esta no vinculada directamente a los jesuitas) ha decidido reconocer estos matrimonios.

Al justificar su decisión, las universidades tratan de mantener un delicado equilibrio. Por un lado, afirman su adhesión a la doctrina católica sobre el matrimonio, pero por otro hablan de la necesidad de cumplir la ley, pues muchas de estas universidades se encuentran en estados que ya reconocen el matrimonio igualitario. Además, apelan significativamente al “principio de misericordia”, como algunos denominan la actitud que diversos sectores de la jerarquía católica, con el apoyo del papa Francisco, estaría fomentando hacia divorciados y personas LGTB.

En palabras del presidente de la Universidad de Creighton, el padre Tim Lannon, “no ha sido una decisión fácil. Tras mucha oración y discernimiento, creo que  extender los beneficios es lo correcto. Esta decisión conlleva la tensión entre la enseñanza de la iglesia sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y la preocupación de justicia social por la atención y bienestar de las familias de nuestros colegas”. El presidente de la Universidad de Notre Dame, el reverendo John Jenkins, ha afirmado por su parte que “reconocemos una llamada urgente para acoger, apoyar y apreciar a nuestros hermanos y hermanas gais y lesbianas, que demasiado a menudo han sido marginados e incluso apartados de entre nosotros, y que en muchos casos portan las cicatrices de este trato”.

Los obispos se enfadan

Muy distinto es el punto de vista de una parte de la jerarquía católica. Especialmente contrariado se ha mostrado George Lucas, arzobispo de Omaha, diócesis donde se encuentra la Universidad de Creighton. En palabras suyas: “estoy decepcionado por el anuncio del Padre Lannon (…). Aunque pretenda que no se está afirmando la aprobación de los matrimonios entre personas del mismo sexo, ése es precisamente el mensaje que está dando la universidad (…). No hay tensión entre la doctrina católica y la justicia social. Ambas están fundadas en las mismas verdades sobre la naturaleza de la persona humana, la complementariedad de hombre y mujer y el significado de la vida humana y el amor. Al tiempo que experimentamos tensión al asegurar el respeto y trato justo a todas las personas, incluidas aquellas con atracción por el mismo sexo, tenemos el derecho a esperar de una universidad católica que nos ayude a ver un camino justo hacia delante, arraigado en la fe y fundado en la rica tradición intelectual católica. Creighton no ha logrado satisfacer esa expectativa con esta expansión de beneficios”.

Kevin Rhoades, obispo de Fort Wayne–South Bend, donde se encuentra la Universidad de Notre Dame, defiende por su parte que no se apliquen estos beneficios apelando para ello a la libertad religiosa. “Querría que se estudiara más qué lo que la ley requiere y qué protecciones relativas a la libertad religiosa tienen Notre Dame y nuestras otras instituciones católicas para que no se vean obligadas a cooperar en la ley que redefine el matrimonio. Nuestra Conferencia Episcopal de Indiana está estudiando estos asuntos”, ha declarado.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Papa a los protestantes: “Nuestras divisiones afean la belleza de la túnica de Cristo”

Domingo, 9 de noviembre de 2014

papa-protestantes-720_560x280“Cuántas cosas podemos aprender unos de otros!”, exclama

“Por desgracia todavía hoy sigue habiendo rivalidades y conflictos entre nuestras comunidades”

“No se trata sólo de recibir información sobre los demás para conocerlos mejor, sino de recoger lo que el Espíritu ha sembrado en ellos como un don”

(VIS).-Francisco recibió esta mañana en audiencia a una delegación de la Alianza Evangélica Mundial (WEA, en inglés), una red de iglesias evangélicas en 128 naciones, con sede en Nueva York (Estados Unidos) que han formado una alianza con más de 100 organizaciones internacionales para dar voz a 600 millones de cristianos evangélicos en todo el mundo.

Comenzando su discurso a la Alianza el Papa subrayó que el Bautismo es un don divino inestimable que tenemos en común y gracias al cual no vivimos sólo en la realidad terrenal sino en la potencia del Espíritu. Después pasó a recordar que desde el principio hubo divisiones entre los cristianos, y que por desgracia todavía hoy sigue habiendo rivalidades y conflictos entre nuestras comunidades.

‘Dicha situación -observó- debilita nuestra capacidad de cumplir con el mandato del Señor de predicar el Evangelio a todas las naciones. La realidad de nuestras divisiones afea la belleza de la única túnica de Cristo, pero no destruye por completo la unidad profunda que genera la gracia de todos los bautizados. La eficacia del anuncio cristiano, indudablemente, sería mayor si los cristianos superasen sus divisiones y pudieran celebrar los sacramentos juntos, difundir juntos la Palabra de Dios y dar testimonio de caridad”.

El Obispo de Roma manifestó también su alegría porque en muchos países del mundo, los católicos y los evangélicos han establecido relaciones de hermandad y cooperación, reconociendo que los esfuerzos conjuntos del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Comisión Teológica de la Alianza Evangélica Mundial ‘‘han abierto nuevas perspectivas, aclarando malentendidos y mostrando formas de superar los prejuicios’‘.

”Espero -recalcó- que estas consultas inspiren ulteriormente nuestro testimonio común y nuestros esfuerzos evangelizadores. Si realmente creemos en la libre y generosa acción del Espíritu, ¡cuántas cosas podemos aprender unos de otros! No se trata sólo de recibir información sobre los demás para conocerlos mejor, sino de recoger lo que el Espíritu ha sembrado en ellos como un don también para nosotros. También espero que el documento “Testimonio cristiano en un mundo multirreligioso. Recomendaciones de conducta” se convierta en fuente de inspiración para el anuncio del Evangelio en contextos multirreligiosos”.

”Tengo confianza en que el Espíritu Santo, que suscita en la Iglesia, con su poderoso aliento, el coraje de perseverar y también de buscar nuevos métodos de evangelización, marque el comienzo de una nueva etapa en las relaciones entre católicos y evangélicos. Una etapa que permita realizar más plenamente la voluntad del Señor de llevar el evangelio hasta los confines de la tierra.. Os aseguro mis oraciones por esta causa y también os pido que recéis por mí y mi ministerio”, concluyó Francisco.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General, Iglesia Adventista del Séptimo Día, Iglesia Anglicana, Iglesia Bautista, Iglesia Católica, Iglesia de la Comunidad Metropolitana, Iglesia Luterana, Iglesia Menonita, Iglesia Metodista, Iglesia Presbiteriana, Iglesias, Iglesias Evangélicas, Iglesias Pentecostales , , , ,

Por unos Medios de Comunicación de la Iglesia honestos, participativos y veraces. COPE y 13tv no pueden seguir propagando una doctrina tan ideologizada, sesgada y partidista

Domingo, 9 de noviembre de 2014

imagesEditorial de Redes Cristianas:

Cada día que pasa se nos van imponiendo con mayor firmeza dos convicciones:  que en la era de la globalización de los mercados y la economía financiera la universalización de las comunicaciones representa uno de los mayores fenómenos de nuestro tiempo; y que, a pesar de los impresionantes logros de la tecnología, la sociedad posmoderna no ha logrado globalizar el derecho que asiste a la ciudadanía a expresar y difundir libremente su opinión y a recibir “sin limitación de fronteras” —como define la Declaración Universal de los Derechos Humanos, art. 19—, informaciones veraces y útiles para la colectividad. 

De hecho, un reducido número de agencias,  en conexión con 300  multinacionales,  controlan la información y la opinión pública mundial. Este oligopolio del poder mediático se impone sobre el mismo poder político a través de sus medios de comunicación de masas.

Salvando las distancias —y,  en el mejor de los supuestos, las intenciones— algo similar está pasando en la Iglesia católica y, más en concreto, en la Iglesia española donde la Conferencia Episcopal a través de la Comisión de Medios de Comunicación ejerce un control absoluto sobre la información y la opinión pública en la Iglesia.  

Contra la propia doctrina oficial de la Iglesia que, aunque tímidamente,  apuesta por la honestidad informativa en sus documentos oficiales — entre otros, la Constitución Lumen Gentium del Vaticano II, nº 119; Decreto Inter Mirifica para la comunicación, del mismo concilio; y las encíclicas Pacem in Terris de Juan XXIII y Evangelii Nuntiandi de Pablo VI— y defiende el derecho a una información que respete la verdad, la justicia y la caridad, la Conferencia Episcopal Española está manteniendo unos medios que, como la COPE y 13tv, van justamente en dirección contraria. A través de su línea editorial, de sus espacios y tertulias se difunden  unos  mensajes que frecuentemente nada tienen que ver con la verdad, que faltan a la justicia y quebrantan con  insultos el debido respeto y la caridad con las personas. Propagan, en último extremo, una doctrina tan ideologizada, sesgada y partidista que resulta muy difícil reconocer en ella la doctrina católica universal. Hoy día son más una empresa comercial que centros o focos de evangelización.

Desde Redes Cristianas ya en nuestro Manifiesto por la Laicidad de septiembre de 2008 “denunciamos a la Conferencia Episcopal Española por el intolerable abuso del derecho a la Libertad de Expresión que está haciendo la COPE (a la que hoy añadimos 13tv)… y le exigimos el cambio radical en su línea editorial”. Y ante los nuevos aires que están llegando desde Roma y con la llegada a Madrid del obispo Carlos Osoro, creemos que el cambio debe iniciarse ya desde el reconocimiento del pluralismo que reina en el cristianismo en España  y desde el derecho de la comunidad católica y civil a disponer de unos medios de comunicación abiertos a la diversidad de tendencias,  siendo honestos, participativos y veraces.

Entretanto, hay medios que -vinculados a congregaciones religiosas o con estructuras más independientes- apuestan por una comunicación alternativa, honesta y poniendo el foco en la denuncia de las injusticias y en las personas que sufren. Es el caso de revistas como Humanizar, Revista 21, Alandar, Tiempo de Hablar, Utopía, Éxodo, Encrucillada o Irimia; y de medios digitales como Eclesalia, Ciberiglesia y Atrio, que dan otra visión de cómo se puede comunicar desde una perspectiva creyente.

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Más de 50 sacerdotes de Mérida-Badajoz denuncian los “despilfarros” de su arzobispo en carta al Nuncio

Domingo, 9 de noviembre de 2014

Mérida-Badajoz-Mons.-Santiago-García-AracilEvaristo Fernandez: Un grupo de sacerdotes se opone a la construcción de un ‘palacio arzobispal’ en el obispado de Badajoz

El fantasma del obispo derrochador de Limburg continúa planeando sobre Extremadura. Mucho más después de la nota enviada anoche por el Arzobispado de Mérida-Badajoz, en el que afirma que las obras en la sede del Obispado de Badajoz, denunciadas por un grupo de sacerdotes, son “necesarias” para la Diócesis y han seguido “todas las formalidades previstas por el derecho de la Iglesia”.

Leemos en Religión Digital:

Acusan a García Aracil de “gastos excesivos, llamativos, inoportunos y escandalosos”

“La tercera planta del palacio cuenta con suelos de mármol y maderas, mobiliario de lujo y baño con hidromasaje y jacuzzi”

La reforma del seminario y del palacio episcopal podría costar 3 millones de euros

(José Manuel Vidal).- Sus curas le llaman el “arzobispo de lujo”. A muchos sacerdotes de Mérida-Badajoz, el tren de vida de su arzobispo, Santiago García Aracil, les recuerda al obispo alemán defenestrado por el Papa por este mismo motivo. Denuncian el caso ante el Nuncio, Renzo Fratini, en una carta en la que le acusan de “gastos excesivos, llamativos, inoportunos y escandalosos”.

En la misiva, los curas le cuentan al representante del Papa en España que su arzobispo, que siempre ha llevado un tren de vida lujoso, al final de su pontificado y cuando ya le han nombrado un arzobispo-coadjutor con derecho a sucesión, ha emprendido dos grandes obras, que pueden dejar hipotecada a la archidiócesis para muchos años.

Por un lado, la remodelación del seminario diocesano, que está realizando la constructora Ojalma, y que están presupuestadas en 1.5 millones de euros. A esa cifra, ya de por sí enorme, para una diócesis pobre, hay que sumarle la remodelación del palacio episcopal, cuyo coste nadie sabe exactamente.

Las obras del palacio, que está realizando la empresa Vmz Licons, no se presupuestaron ni salieron a concurso. Y ni los propios curas saben a cuánto va a ascender el coste, pero calculan un coste un montante similar al de las obras del seminario. Es decir, al final de su mandato, García Aracil dejaría la diócesis con una deuda de más de tres millones de euros.

Se trata de un edificio situado en el corazón de Badajoz, comprado por la diócesis en 2001 y destinado a oficinas y dependencias de la Curia diocesana. “En contra de los criterios de austeridad pastoral y sentido común, Don Santiago García Aracil ha decidido convertir la tercera planta del edificio de la Curia en Palacio episcopal, teniendo que trasladar las dependencias allí existentes”, explican los curas.

Y eso que el edificio “está situado a unos sesenta metros de otro, cuya primera planta está dedicada a residencia del arzobispo titular”, añaden los sacerdotes. Nadie sabe las razones, porque el prelado no ha dado explicación alguna al respecto. Los curas barajan dos posibilidades. O bien monseñor Aracil no quiere salir de la residencia oficial del arzobispo (a la que tendría derecho su sucesor, Celso Morga) o quiere trasladarse a la tercera planta del palacio episcopal, que está remodelando, una vez que haya presentado su renuncia.

Lo que sí saben los curas es que el propio arzobispo, que ya vive ahora en un piso de más de 500 metros cuadrados, asegura que está convirtiendo esa tercera planta del palacio episcopal en “una suite de lujo“. Va a acontar, por ejemplo, con un enorme vestidor completamente revestido de madera con espejo de cuerpo entero; suelos de mármol y maderas preciosas; mobiliario de lujo; baño con hidromasaje y jacuzzi; cocina a la última; salón y despacho con paredes de mármol a media altura.

Más aún, el piso contará con una nueva biblioteca, con un sistema de archivos especial, para lo cual es necesario reforzar la estructura de la estancia por el peso de los armarios.

Ante este despilfarro, los curas están que trinan y creen que su arzobispo está actuando como un virrey, que no escucha a nadie. Por eso piden al Nuncio que intervenga de inmediato por varias razones. Para que “la llegada del nuevo pastor no esté condicionada por situaciones incómodas y sea acogido con alegría”.

Además, porque “la diócesis ya tiene residencias suficientes para ofrecer tanto al arzobispo titular, al coadjutor y al emérito y al que lo sea en su día, viviendas muy dignas tanto en la ciudad de Badajoz como en la de Mérida”.

Y, sobre todo, por el escándalo que supone este dispendio en una “Iglesia pobre, que peregrina en una tierra pobre, como dicen los curas al Nuncio. Y le explican, a continuación, que “no llegamos a ser una región subdesarrollada, pero sí la menos desarrollada de España, ya que somos la única del país que es objetivo preferente para la Unión europea”. Una región “con un índice de paro del 29,4%” y que alcanza la desgraciada cifra del 64% entre los jóvenes de entre 25 y 34 años sin estudios primarios.

Por todo ello, los curas creen que “la prudencia pastoral y el sentido común nos piden ser una Iglesia austera, en consonancia con las realidades de nuestro pueblo y en sintonía con la exigencia evangélica en la que tanto insiste el Papa Francisco

Texto íntegro de la carta enviada por los sacerdotes de Mérida-Badajoz al Nuncio

Excmo. Rvdmo. Sr. Monseñor Renzo Fratini

Nuncio Apostólico en España

Avda Pío Xll, No. 46

28016 – Madrid

Señor Nuncio: Soy un sacerdote de la Iglesia de Mérida-Badajoz que le agradece me dedique el tiempo de leer esta carta. Para situarle en mi escrito, quiero compartir con usted una preocupación de nuestra Iglesia local.

Somos una lglesia pobre que peregrina en una tierra pobre. No llegamos a ser una región

subdesarrollada, pero sí la menos desarrollada de España, ya que somos la única de nuestro país que es objetivo preferente (objetivo número 1) para La Unión Europea.

Igualmente, la economía de la región sigue siendo muy dependiente de las inversiones públicas y de las ayudas sociales. En nuestra diócesis hay un índice de paro del 29’4 %, siendo más crudo entre los jóvenes que tienen de 25 a 34 años y no han pasado de la Educación primaria o inferior, ya que

entre ellos la tasa de paro es del 64% en Extremadura.

En esta realidad la prudencia pastoral y el sentido común nos pide ser una Iglesia austera, en consonancia con las realidades de nuestro pueblo y en sintonía con la exigencia evangélica en

la que tanto insiste el Papa Francisco. En la situación económica que hemos descrito, tanto las

parroquias como las instituciones diocesanas estamos llamadas a ser muy exigentes en la gestión

económica que nos corresponde.

Ante el nombramiento de D. Celso Morga como Arzobispo coadjutor de Mérida-Badajoz, estamos viviendo un momento de cambio en nuestra realidad eclesial que queremos vivirlo desde la esperanza. Es en este sentido en el que queremos compartir con usted una preocupación concreta, pidiendo su intervención, para que la llegada de este nuevo pastor no esté condicionada por situaciones incomodas y sea acogido con alegría.

El problema que queremos poner en sus manos es el gasto excesivo que en estos momentos de cambio se está dando en la diócesis. Sin entrar en la gran obra que se está haciendo en el seminario Diocesano, puesto que no tenemos datos públicos en la Diócesis, quiero hablarle del edificio histórico que la diócesis adquirió en el centro de Badajoz, y en él se instalaron en el año 2001 las oficinas y dependencias de la curia. Este edificio está situado a unos sesenta metros de otro en el que la primera planta está dedicada a residencia del Arzobispo titular.

En contra de los criterios de austeridad pastoral y sentido común que hemos dicho antes, Don Santiago García Aracil, ha decidido convertir la tercera planta del edificio de la curia en Palacio Episcopal, teniendo que trasladar las dependencias allí existentes.

Los gastos que genere esta decisión pueden ser llamativos, inoportunos y escandalosos por innecesarios, ya que la diócesis tiene residencias suficientes para ofrecer, tanto al arzobispo

titular, como al actual emérito y al que lo sea en su día, viviendas dignas tanto en la ciudad de

Badajoz como en la de Mérida.

Le ruego tenga a bien atender esta carta, y desde sus posibilidades, facilite que sea Don Celso Morga, una vez que conozca la realidad de la Diócesis, el que junto a los Consejos y Colegios canónicamente constituidos tome las decisiones más adecuadas.

Fdo.:

Presbítero de la Diócesis de Mérida-Badajoz

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

La homofobia descarnada del cardenal Burke: “Las relaciones homosexuales no son buenas. No son buenas para nadie”

Domingo, 9 de noviembre de 2014

Raymond Cardinal Leo Burke visits the Oratory of Ss. Gregory and Augustine to celebrate Benediction of the Blessed Sacrament followed by a Reception. As Archbishop of St Louis, Cardinal Burke canonically established the Oratory on the first Sunday of AdveQue hable de escándalo este señor vestidito así…

“Las relaciones homosexuales no son buenas. No son buenas para nadie”

“Si no somos fieles a Cristo en su enseñanza sobre el matrimonio, no sé cómo la gente podrá confiar en nosotros”

En una entrevista concedida al periodista católico Terence P. Jeffrey, de CNSNews, el cardenal Raymond Burke, Prefecto de la Signatura Apostólica, ha abordado de nuevo la polémica causada por el debate sobre el acceso a la comunión de los divorciados vueltos a casar y la doctrina católica sobre la homosexualidad. El purpurado cree que la Iglesia «necesita desesperadamente una exposición muy clara sobre el matrimonio y el divorcio» y la «inmoralidad de una unión sexual entre personas del mismo sexo».

(CNSNews) Texto completo de la entrevista al cardenal Burke:

Su Eminencia, Permanecer en La verdad de Cristo incluye un capítulo inicial analizando la base escriturística del matrimonio, que fue escrito por el padre Paul Mankowski, S.J. Permítame darle un par de citas bíblicas tomadas de la Nueva Biblia Americana destacadas por la Conferencia Episcopal Estadounidense.

Génesis 2, 24 dice: «Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer y se hacen una sola carne».

Marcos, capítulo 10 dice: «Los fariseos se acercaron y le preguntaron: ¿le es lícito al hombre divorciarse de su mujer? Lo estaban probando.

Les respondió: ¿qué os mandó Moisés? Ellos contestaron: Moisés permitió redactar el acta de divorcio y repudiarla.

Pero Jesús les dijo: Por la dureza de vuestros corazones se os ha dado este mandamiento, pero desde el principio de la creación «Dios los hizo hombre y mujer, por esta razón, el hombre debe dejar a su padre y a su madre y se une a su mujer y así serán una sola carne». Así que lo que Dios ha unido, que el hombre no lo separe».

burke27En la casa los discípulos de nuevo le preguntaron a cerca de esto. Él les dijo «quien se divorcie de su mujer y se case con otra, comete adulterio contra ella; y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio».

Quiero preguntarle, su Eminencia, una pregunta muy básica. ¿Estaba Jesús en lo correcto a cerca del matrimonio?

Absolutamente. Su misión salvadora para restaurar nuestra comunión con Dios Padre -esa comunión que ha sido rota por el pecado de Adán y Eva- tiene como uno de sus aspectos fundamentales la restauración de la verdad del matrimonio y la fidelidad a esa verdad en la vida del marido y la esposa.

Y así Nuestro Señor, en su enseñanza, hace referencia a la creación misma, en otras palabras, al orden que Dios ha puesto en el mundo y en el corazón humano, por el que un hombre y una mujer son atraídos el uno hacia el otro para formar una unión de por vida, fiel y procreadora, que Nuestro Señor dejó muy claro que ésta es la verdad a cerca del matrimonio, que no hay otra verdad a cerca del matrimonio, que ésta es la verdad completa.

Y era tan clara que los discípulos le preguntaban a cerca de ella porque ellos estaban pasmados. Dijeron: bueno, quizás es mejor no casarse. Y Nuestro Señor dejó claro que Dios Padre da la gracia a aquellos que están llamados a casarse para vivir este maravilloso sacramento y vivir el misterio que refleja de una manera muy particular el amor dentro de la Trinidad, que también es fiel, duradero y fecundo.

Así que vemos que en la obra Salvífica de nuestro Señor, uno de los más importantes aspectos fue restaurar el matrimonio a su verdad.Dado que fue Jesucristo mismo quien nos enseñó lo que es el matrimonio, ¿puede cualquier sacerdote u obispo cambiar lo que Jesús ha declarado a cerca del matrimonio?

No, absolutamente no. Los sacerdotes y obispos están llamados a ser fieles a la verdad. Nuestro oficio es enseñar esta verdad y ayudar a los fieles a vivirla, pero nunca podemos, incluso bajo una supuesta aproximación pastoral, ya sea alterar o negar la verdad a cerca del matrimonio.

¿Puede el Papa mismo cambiar la naturaleza del matrimonio, teniendo en cuenta lo que dijo Cristo?

No, no está en su poder, y está muy claro en la enseñanza de la Iglesia que si un matrimonio ha sido válidamente celebrado y consumado no puede ser separado. No puede terminarse por nada excepto por la misma muerte.

¿Y la institución del matrimonio y la manera en que es reconocida por la Iglesia puede ser cambiada por cualquier obispo o cualquier papa?

No. No porque la Iglesia en este asunto sigue tanto la ley natural como la ley divinamente revelada. Como ha señalado, estas palabras de Jesús en el evangelio de Mateo, y no hay ningún estudiante respetable de Escritura que cuestione que estas mismas palabras de Nuestro Señor y el texto de la Escritura dejan claro lo que Nuestro Señor parece estar diciendo, más aún, él lo está diciendo porque sus propios discípulos reconocen que es algo duro, que es una llamada a los casados a una manera de vida heroica, pero una vida a la que están realmente llamados.

Puede ser una verdad inconveniente, pero es la verdad.

Exactamente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERASu Eminencia, en el Catecismo de la Iglesia Católica, como aparece en el sitio web del Vaticano, hay una sección llamada «Dar testimonio de la verdad». Y dice esto, dice: «Ante Pilato, Cristo proclama que Él ha venido al mundo a dar testimonio de la verdad.». El cristiano no tiene que avergonzarse entonces de dar testimonio de Nuestro Señor. Y sigue diciendo: «El deber de los cristianos de tomar parte en la vida de la Iglesia los impulsa a actuar como testigos del Evangelio y seguir las obligaciones que se derivan de ello. Su testimonio es una transmisión de la fe en palabras y hechos. Testimoniar es un acto de justicia que establece la verdad o la hace conocida.»

Ahora, el Catecismo sigue diciendo que hemos visto mártires que a lo largo de la historia de la Iglesia han dado sus vidas porque ellos dieron testimonio de la verdad, cuando no sólo era inconveniente sino que suponía riesgo para su vida.

Un ejemplo es San Juan Fisher que fue un obispo inglés del siglo XVI en tiempos del rey Enrique VIII. A éste, su esposa Catalina de Aragón no le había dado ningún heredero varón superviviente, así que él quería dejarla de lado, divorciarse de ella, y casarse con Ana Bolena. La Enciclopedia Católica describe lo que hizo San Juan Fisher como sigue. Dice: «Cuando la cuestión del divorcio de Enrique de la Reina Catalina llego a Fisher, se convirtió en el principal apoyo de la reina y su más fiel consejero. Aparecía al lado de la Reina en la corte, donde sorprendía a sus pares por lo directo de su lenguaje y sobre todo por declarar que, como San Juan Bautista, estaba listo para morir por la indisolubilidad del matrimonio. Enrique VIII se separó dela Iglesia Católica y se declaró la suprema autoridad sobre la Iglesia de Inglaterra, lo que San Juan Fisher se negó a reconocer, por lo que fue martirizado por Enrique VIII. ¿hizo lo correcto el cardenal Fisher diciendo que entregaría su vida en defensa de la indisolubilidad del matrimonio?

Absolutamente. Ningún sacerdote ni obispo ni ningún pontífice romano podría hacer menos. En otras palabras, entregar la indisolubilidad del matrimonio, como el Rey Enrique VIII pedía, habría sido entregar su fe católica y él no podía hacerlo y Nuestro Señor le dio la gracia de ser un mártir. Él incluso hizo referencia a San Juan Bautista, que durante el propio ministerio de Jesús dio testimonio heroico de la indisolubilidad del matrimonio, dejando claro a Herodes que él estaba viviendo en pecado público y grave, viviendo en matrimonio con la esposa de su propio hermano, que obviamente estaba ligada en matrimonio a su hermano.

¿Debería el cardenal Fisher ser un modelo para los sacerdotes y laicos católicos de hoy?

Bueno, ciertamente lo es para mí. Desde el momento en que me convertí en obispo, he estudiado especialmente su vida. Pero él es un modelo para todos los sacerdotes y obispos y para los laicos. Por supuesto, como sabe, Santo Tomás Moro, un laico, un hombre casado, se unió a él en el martirio, porque también se negó a apoyar a Enrique VIII en su pretensión de ser la suprema cabeza de la Iglesia, para darse a sí mismo la licencia de «casarse» con alguien cuando ya estaba casado con Catalina de Aragón.

Ya sabrá, Su Eminencia, hace unos cincuenta años Hollywood hizo una película sobre Santo Tomás Moro, Un hombre para la eternidad, que mostraba lo que le sucedió a Santo Tomás Moro y lo promovía como un gran héroe cultural. Pienso que en aquellos días -estamos hablando de los sesenta en Estados Unidos- la idea de que una persona podría tener que sacrificar su vida en la civilización occidental porque se mantiene en contra de la autoridad del Estado defendiendo la institución del matrimonio y la autoridad moral de la Iglesia parecía chocante. ¿parece chocante ahora?

No, no lo parece. Y muestra cómo de lejos, en un período corto de tiempo, hemos descendido y nos hemos alejado de la verdad de nuestra fe y la verdad de la ley moral en general. Pero el hecho de que esta clase de preguntas sean realmente discutidas en la Iglesia debería chocarnos a todos y despertarnos a la necesidad de dar un testimonio heroico de la verdad de la indisolubilidad del matrimonio frente a ataques desde dentro de la Iglesia.

Desde dentro de la propia Iglesia. Como sabe, muchos de los obispos de Inglaterra no se mantuvieron con San Juan Fisher, se fueron con el rey.

No, la mayoría no lo hizo. De hecho, Fisher fue el único obispo. Ahora bien, después hubo muchos que dieron testimonio heroico y laicos y fieles. Pero en ese momento Fisher estuvo más bien solo.

¿Piensa que hay amenaza o riesgo de que en un futuro cercano la Iglesia Católica pueda enfrentarse a esta situación incluso en países occidentales, donde algunos líderes de la Iglesia, algunos obispos, decidan alinearse con el César más que con Dios?¿Tomar partido en contra de la verdad de la Iglesia?¿Hay riesgo de eso?

Pienso que hay desafío real hoy y quizás no viniendo tanto del Estado como de la cultura en general, la aceptación general, la amplia aceptación del divorcio y del volverse a casar, y la Iglesia Católica que es prácticamente la única institución que mantiene la verdad del matrimonio, la indisolubilidad del matrimonio, ahora se le pide un compromiso en esa materia.

Así, tenemos que reconocer que si no estamos en lo correcto a cerca del matrimonio -en otras palabras, si no somos fieles a la palabra de Cristo, a la verdad que Cristo nos anunció a cerca del matrimonio- en la Iglesia, no sé cómo la gente podría confiar en nosotros a cerca de la enseñanza de la fe de cualquier otra manera.

Quiero decir, estamos hablando del mismo fundamento de la vida de la Iglesia, la primera célula de nuestra vida, en la unión marital y la formación de la familia y si no defendemos la santidad del vínculo matrimonial, estamos realmente no sólo abandonando la fe católica, sino realmente abandonando la fe cristiana, en el sentido de que estamos abandonando la misma ley natural.

Su Eminencia, déjeme preguntarle en relación a otro aspecto del catecismo que llama al respeto de las almas de los otros y habla del pecado de escándalo.
Dice: «El escándalo es la actitud o el comportamiento que induce a otro a hacer el mal. El que escandaliza se convierte en tentador de su prójimo. Atenta contra la virtud y el derecho; puede ocasionar a su hermano la muerte espiritual. El escándalo constituye una falta grave si, por acción u omisión, arrastra deliberadamente a otro a una falta grave.»
«El escándalo adquiere una gravedad particular según la autoridad de quienes lo causan o la debilidad de quienes lo padecen. Inspiró a nuestro Señor esta maldición: «Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y le hundan en lo profundo del mar» (Mt 18, 6; cf 1 Co 8, 10-13). El escándalo es grave cuando es causado por quienes, por naturaleza o por función, están obligados a enseñar y educar a otros. Jesús, en efecto, lo reprocha a los escribas y fariseos: los compara a lobos disfrazados de corderos».
«El que usa los poderes de que dispone en condiciones que arrastren a hacer el mal se hace culpable de escándalo y responsable del mal que directa o indirectamente ha favorecido».
¿Piensa que algunos de los obispos que han participado en el sínodo y estaban empujando a la Iglesia Católica contra la enseñanza de Cristo sobre el matrimonio están en riesgo de cometer escándalo?

Bueno, ciertamente sucedió con la publicación de la relatio intermedia del sínodo. Se causó escándalo en la Iglesia. Los medios de comunicación seculares, no sin razón, se refirieron a ello como un terremoto en la Iglesia. Mientras algunos obispos y otros lo excusaban diciendo que no era una posición doctrinal, sino un simple informe que estaba siendo discutido en el sínodo, el mismo hecho de que estos asuntos estaban siendo discutidos y cuestionados por los presidentes de las conferencias episcopales, por los jefes de los dicasterios de la curia romana y por otros designados especialmente por el Santo Padre para el sínodo, causó una tremenda confusión y podría incluso inducir a los fieles al error respecto a la enseñanza a cerca del matrimonio y otras enseñanzas. Leer más…

Iglesia Católica , , , , ,

“El Sínodo sobre la familia, freno a la reforma de Francisco”, por Juan José Tamayo, teólogo

Viernes, 7 de noviembre de 2014

familia tradicionalEl arzobispo norteamericano Chaput se suma a Burke y acusa al Papa de convertir la Iglesia “en un barco sin timón” y denuncia que Bergoglio “está dejando a los creyentes un poco mareados”

Leído en la página web de Redes Cristianas

La reforma de Francisco parece haber naufragado o, al menos, encallado en el Sínodo celebrado en Roma del 5 al 19 de octubre, que ha reunido a cerca de 200 obispos de todo el mundo para reflexionar sobre la concepción, la actitud y la práctica pastoral de la Iglesia católica en torno a diferentes orientaciones sexuales, a los diferentes modelos de familia y otras cuestiones vinculadas con ella. Éramos muchas las personas de fuera y de dentro de la Iglesia católica que esperábamos un cambio de mentalidad, de orientación y de rumbo en un tema que se caracteriza por planteamientos anclados en el pasado sin apertura alguna a los cambios producidos en las últimas décadas en la sociedad. Pero éramos también conscientes de los obstáculos que se interponían y del peligro de que se produjera un estancamiento

El primer obstáculo lo constituían los propios protagonistas del Sínodo: los obispos. ¿Qué aportaciones podían hacer unas personas que no son especialistas en el tema, ni siguen de cerca los estudios especializados en las diferentes disciplinas que se ocupan del fenómeno de la familia en toda su complejidad? Personas que, además, han renunciado a formar una familia para dedicarse en exclusiva al servicio de la Iglesia. Es verdad que fueron invitados expertos y matrimonios, pero sin apenas influencia en los debates y sin voto a la hora de aprobar las proposiciones finales.

El segundo era la herencia de los papas anteriores. Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI se mantuvieron instalados rígidamente en el paradigma tradicional de la familia y de la doctrina sobre la sexualidad y condenaron los modelos de familia que no se atuvieran a la imagen conservadora del matrimonio “cristiano”. Pablo VI, beatificado el pasado domingo por Francisco, condenó los métodos anticonceptivos en 1968 en la encíclica Humanae vitae, en clara oposición a las orientaciones del concilio Vaticano II, que defendía la paternidad responsable, y en contra de la mayoría de la Comisión de científicos y de teólogos que le asesoraba y que era partidaria del uso de dichos métodos para poner en práctica el principio conciliar de la referida paternidad responsable. La encíclica provocó una de las más graves rupturas de los teólogos, las teólogas y de los movimientos cristianos críticos con el Vaticano y generó un clima de malestar profundo dentro de la Iglesia, que desembocó en una actitud de justificada desobediencia colectiva a las orientaciones papales tanto en la teoría como en la práctica.

En la encíclica Familiaris consortio Juan Pablo II ya alertaba sobre los signos más preocupantes en torno al tema que ha discutido el Sínodo reciente, entre los cuales citaba “la facilidad del divorcio y del recurso a una nueva unión por parte de los mismos fieles; la aceptación del matrimonio puramente civil, en contradicción con la vocación de los bautizados a “desposarse en el Señor”; la celebración del matrimonio sacramento no movidos por una fe viva, sino por otros motivos; el rechazo de las normas morales que guían y promueven el ejercicio humano y cristiano de la sexualidad dentro del matrimonio”.

El cardenal Ratzinger, siendo presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dirigió en 1986 una durísima carta a los obispos norteamericanos en la que afirmaba que la particular inclinación de la persona homosexual, aunque en sí no sea pecado, constituye, sin embargo, una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada objetivamente desordenada. El documento reaccionaba ante quienes creíamos –y seguimos creyendo- que oponerse a la actividad homosexual y a su estilo de vida constituye una forma de discriminación injusta, y osaba aseverar, negando la evidencia, que la actitud de la Iglesia contra la homosexualidad no comporta discriminación alguna, sino que busca la defensa de la libertad y de la dignidad de la persona.

En coherencia con este planteamiento, Ratzinger pedía a los obispos que no incluyeran en ningún programa pastoral a organizaciones de personas homosexuales sin antes dejar claro que toda actividad homosexual es inmoral, ordenaba retirar todo apoyo a organizaciones que pretendieran subvertir la enseñanza de la Iglesia en esta materia, prohibía el uso de locales “propiedad de la Iglesia” para actos de grupos homosexuales e instaba a defender los valores del matrimonio frente a proyectos legislativos que defiendan las reivindicaciones de los colectivos homosexuales.

Por esas fechas, la Congregación romana para la Educación Católica publicaba la Instrucción sobre los criterios de discernimiento vocacional de las personas con tendencias homosexuales con vistas a su admisión en el seminario y a las órdenes sagradas, que prohibía a los homosexuales ingresar en los seminarios y acceder al sacerdocio. Prohibición que sigue manteniéndose hoy a rajatabla.

No resultaba fácil romper en el Sínodo con esa tendencia excluyente de las personas homosexuales y de las personas católicas divorciadas y vueltas a casar, ya que en ella fueron educados –mejor instruidos- muchos de los padres sinodales.

Un tercer obstáculo fue la creación, desde el comienzo de la preparación del Sínodo, de un “frente” de oposición a cualquier cambio, liderado por el cardenal Gerhard Ludwig Müller, presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, nombrado por Benedicto XVI para mantener la ortodoxia y evitar cualquier desviación en materia doctrinal y moral. Se apresuró a escribir un libro sobre la familia recordando la doctrina tradicional, que considera inamovible, y firmó un documento junto con otros cardenales en contra de la reforma que en este tema pretendía introducir Francisco.

Pero no todas eran inercias, obstáculos y problemas. Había también síntomas de apertura. Fue el propio papa Francisco quien, al poco de ser elegido, propició un nuevo clima y abrió el debate sobre la actitud de la Iglesia hacia los homosexuales y el acceso de las personas católicas divorciadas y vueltas a casar a los sacramentos. En el propio Sínodo reinó un clima de libertad y los participantes en el mismo pudieron expresar sin ningún tipo de restricciones en lo referencia a la expresión de sus ideas. Dicho clima fue favorecido por Francisco, quien asistió a las sesiones en actitud de escucha y sin interferirse en las discusiones.

Ya en el viaje de vuelta de Brasil en julio de 2013, preguntado a bordo del avión por su actitud hacia los homosexuales, respondió de esta guida: “Si alguien es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para juzgarle? No debemos marginar a la gente por esto, deben ser integrados a la sociedad”.

En otra ocasión insinuó la posibilidad de revisar la actual prohibición del acceso de los divorciados que han vuelto a casarse y adoptar una actitud menos excluyente que la actual. Hubo cardenales que remaron en la dirección del papa y mostraron una actitud más abierta y favorable al cambio, entre ellos el cardenal Kasper que, en respuesta a los cardenales firmantes del documento conservador, respondió que “la verdad católica no es un sistema cerrado” y defendió el acceso de las personas divorciadas vueltas a casar a la eucaristía, si bien imponiendo unas condiciones muy severas:

“Si un divorciado vuelto a casar: 1. Se arrepiente de su fracaso en el primer matrimonio 2. Se han esclarecido las obligaciones del primer matrimonio, y se ha definitivamente excluido que regrese atrás. 3. Si no puede abandonar sin otras culpas las responsabilidades asumidas con el matrimonio civil. 4. Si, sin embargo, se esfuerza por vivir del mejor modo según sus posibilidades el segundo matrimonio a partir de la fe y de educar a los propios hijos en la fe. 5. Si tiene el deseo de los sacramentos como fuente de fuerza para su situación, ¿debemos o podemos negar, después de un tiempo de nueva orientación (metanoia), los sacramentos de la penitencia y después de la comunión?”.

Su respuesta es afirmativa, pero con importantes matices y precisiones: “Este posible camino no sería una solución general. No es el camino ancho de la gran masa, sino más bien el estrecho camino de la parte probablemente más pequeña de los divorciados vueltos a casar, sinceramente interesados en los sacramentos. ¿No es necesario tal vez evitar aquí la peor parte? (o sea la pérdida de los hijos con la pérdida de toda una segunda generación)… Un matrimonio civil como el que fue descrito con criterios claros debe distinguirse de otras formas de convivencia irregular, como los matrimonios clandestinos, las parejas de hecho, sobre todo la fornicación, de los así llamados matrimonios salvajes. La vida no es solo blanco y negro. De hecho, hay muchos matices”.

La propia metodología seguida en la preparación del Sínodo permitía albergar esperanzas de cambio. El Vaticano envió una encuesta a todos los cristianos y cristianas en torno a las cuestiones que se iban a abordar en la asamblea episcopal para conocer la opinión de las diferentes comunidades católicas del mundo sobre el tema. La mayoría de las respuestas eran favorables a una mayor apertura y a una actualización de la doctrina sobre la familia más acorde con los cambios producidos en las últimas décadas.

Pero ese clima de apertura enseguida se encontró con la réplica del cardenal Müller, que apelaba a argumentos de carácter dogmático y jurídico para oponerse incluso a la posibilidad de discutir sobre el tema: “Si el matrimonio precedente de unos fieles divorciados y vueltos a casar era válido, en ninguna circunstancia su nueva unión puede considerarse conforme a derecho; por tanto, es imposible que reciban los sacramentos”.

En el Sínodo se han producido, es verdad, cambios importantes en el análisis de la situación de la familia y en las críticas hacia sus patologías, en las actitudes y en el lenguaje empleado. La proposición 8 hace un buen análisis de las situaciones más graves por las que pasa hoy la familia: discriminación de las mujeres y creciente violencia de género contra ellas, con demasiada frecuencia dentro de la familia; abusos sexuales de los niños y de las niñas; penalización de la maternidad en vez de su consideración como valor; mutilación genital en algunas culturas; efectos negativos de las guerras, el terrorismo y el crimen organizado en las familias; crecimiento del fenómeno de los niños de la calle en las grandes metrópolis y en sus periferias.

La actitud ante los matrimonios civiles y las parejas de hecho es más comprensiva y acogedora, ya que, se dice, en ellos deben descubrirse elementos positivos, y en la actitud hacia los homosexuales. Muestra la necesidad de acoger las personas en situaciones difíciles como el divorcio y de buscar nuevos caminos pastorales para las familias heridas, no basadas en “soluciones únicas”

Pero en las cuestiones de fondo no se ha producido cambio alguno. Dos ejemplos. La proposición 52 describe las dos tendencias de los padres sinodales en torno a la posibilidad –solo la posibilidad- de que los divorciados vueltos a casar puedan acceder a los sacramentos de la penitencia y de la eucaristía: la que se muestra partidaria de mantener las actuales normas prohibitivas en vigor, y la partidaria de permitir el acceso a los sacramentos, pero con muchas restricciones: no de manera generalizada, sino en algunas situaciones especiales y con condiciones muy precisas. Además, el eventual acceso a los sacramentos debe ir precedido de un “caminar penitencial” bajo la responsabilidad del obispo diocesano. Aun con todas estas restricciones, esta proposición contó con el rechazo de 74 padres sinodales y no logró los 2/3 tercios.

Otro ejemplo es la proposición 55 sobre los homosexuales. Defiende la necesidad de una acogida respetuosa y de un trato no discriminatorio hacia ellos, pero es contundente en el rechazo de los matrimonios homosexuales, hasta el punto de excluirlos del plan de Dios sobre la familia y el matrimonio. Con todo, la proposición fue rechazada por 62 padres sinodales y tampoco logró los 2/3.

Para frenar la lógica sensación pesimista que deja el Sínodo en quienes esperaban que la apertura fuera real ya, se afirma, como consuelo, que en este Sínodo no se ha dicho la última palabra y que hay que esperar al de octubre de 2015, que elaborará las conclusiones definitivas sobre la familia. Yo pregunto: ¿Cambiará entonces el panorama y se reconocerá sin trabas, prejuicios y prevenciones el acceso de las personas católicas divorciadas y vueltas a casar el matrimonio a los sacramentos de la eucaristía y de la penitencia y el reconocimiento del matrimonio homosexual como lo hace la Iglesia Anglicana, o volverán a emplearse fórmulas ambiguas del “sí, pero no”, tan propias del lenguaje eclesiástica ¿O se dejará la respuesta ad kalendas graecas?

¿Se seguirá pensando con categorías jurídicas o se hará al ritmo de la vida y atendiendo a los problemas reales de la familia? ¿Se buscarán las respuestas apelando al Código de Derecho Canónico o a la racionalidad dialógica? ¿Se seguirá expulsando de la comunidad eclesial y de la eucaristía que, según el Vaticano II, es el centro de la vida cristiana, a quienes se considera pecadores por el hecho de haber iniciado un nuevo proyecto de vida común y de haber formado una nueva familia?

¿Se respetarán y reconocerán en la Iglesia católica las diferentes identidades sexuales: gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, que de hecho existen entre los cristianos y las cristianas como existen en la sociedad? ¿Caminará la Iglesia oficial al ritmo de la sociedad y será sensible, como pedía Juan XXIII, a los signos de los tiempos, entre los cuales se encuentra el reconocimiento explícito de los diferentes modelos de familia, o perderá de nuevo el tren de la historia?

Y una reflexión final en clave de realismo. Yo creo que considerar un problema el acceso a la eucaristía a personas divorciadas vueltas a casar y a los matrimonios homosexuales solo existe en las mentes de los jerarcas, no en la práctica. Y negar dicho acceso se encuentra en el Código de Derecho Canónico, no en la vida de las comunidades cristianas. Son muchas las comunidades eclesiales de todo el mundo (parroquias, comunidades de base, grupos de matrimonios, etc.) que ni siquiera se plantean el problema. Las cristianas y los cristianos divorciados que han vuelto a casarse y las parejas homosexuales son acogidos sin ningún tipo de reserva en dichas comunidades, de las que forman parte, y participan en los sacramentos como el resto de los creyentes. Y lo hacen con toda naturalidad, sin ningún complejo de culpa, sin consultar ni pedir permiso a los clérigos y obispos, ni preguntarse si actúan conforme a la disciplina de la Iglesia, sin someterse a ningún “camino de penitencia”. Bastante penitencia ha tenido y sigue teniendo su vida como para añadirle todavía otra más.

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Profesora italiana dice a sus alumnos que la homosexualidad es una “enfermedad” que puede ser “curada”

Viernes, 7 de noviembre de 2014

Itis_Pininfarina_El colegio ha abierto una investigación ya que desde la directiva consideran un “incidente grave” los hechos ocurridos.

La ciudad italiana de Turín se ha convertido en un nuevo caso de homofobia. Esta vez, de la mano de una profesora de religión de un instituto donde ha contado a sus alumnos de 16 años que la homosexualidad es un “problema psicológico”.

Durante la clase la profesora señaló, además, que “está científicamente probado que ser gay tiene cura real”. Para reafirmar su posición contó la historia de un hombre que se volvió heterosexual gracias al esfuerzo y a una severa terapia.

El director de la escuela, Stefano Fava, ha condenado rotundamente los hechos: “Es el perfecto manual de homofobia”. Es mi deber que este lugar siga siendo un sitio en que todo el mundo pueda ser aceptado y gozar de los mismos derechos”, dice Fava.

Fuente Cáscara Amarga

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

El arzobispo chileno Ricardo Ezzati dice que las “uniones homosexuales son inaceptables, graves y peligrosas para la sociedad “

Miércoles, 5 de noviembre de 2014

Ricardo-EzzatiNi cambian, ni cambiaran… llevan la homofobia en las venas…

“Hay temas en los que no puede haber matices”

Denuncia el “debilitamiento de la familia”

Sínodo sobre familia: Parejas del mismo sexo son contrarias al “diseño de Dios”

Tras un mes en Roma participando del Sínodo de la Familia, Ricardo Ezzati comentó que la “legalización de las uniones entre homosexuales es grave, además añadió que ” la aprobación del matrimonio gay debilitará a la familia”. La máxima autoridad católica del país llegó este jueves a Chile en medio de una gran polémica. Luego de que un centenar de católicos chilenos pidieran al papa Francisco a través de una carta intervenir en la crisis existente en la Iglesia Católica en Santiago. A raíz de esto, Ezzati dijo que “hay temas en los que no puede haber matices”. En este sentido declaró que “cualquier sea la intención de quienes han puedo esta opción, el efecto será el debilitamiento de la familia. Más grave aún es la legislación de las uniones homosexuales, porque se niega la diferencia sexual entre las personas de esas uniones”, concluyó.

Junto con repudiar “esta nueva arremetida homofóbica”, el Movilh anunció una masiva manifestación por las familias homoparentales para el próximo 15 de noviembre.

 El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, arremetió ayer nuevamente contra la dignidad de las parejas y familias homopareantales al calificar a las uniones entre personas del mismo sexo como inaceptables, graves y peligrosas para la sociedad, declaraciones que fueron rechazadas al instante por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

En efecto el religioso señaló a La Tercera que “las uniones de hecho son inaceptables en el plano de los principios y peligrosa en el plano social y educativo. Cualquiera sea la intención de quienes han propuesto esta opción, el efecto será el debilitamiento de la familia. Más grave aún es la legalización de las uniones homosexuales, ya que, en este caso, se niega la diferencia sexual entre las personas de esas uniones. Esto no perjudica el reconocimiento de la dignidad de cada persona: para todos quiero expresar mi respeto y solicitud pastoral. Lo que solicito también a todos quienes comparten el gozo del Evangelio”

Añadió que “la Iglesia siente el deber de decir una palabra de verdad y de esperanza. Es necesario acoger las personas con su existencia concreta (…) Con mucha claridad la Relatio Synodi afirma que no existe fundamento alguno para asimilar o establecer analogías entre las uniones homosexuales y el proyecto de Dios sobre el matrimonio y la familia. Sin embargo, hombres y mujeres con tendencias homosexuales deben ser acogidos con respeto y delicadeza, sin el estigma de injusta discriminación.”.

El Movilh acusó al instante una “nueva arremetida homofóbica del cardenal Ricardo Ezzati cuyo descaro violenta a las familias homoparentales. Al mismo tiempo que habla de respeto para las personas LGBTI, considera a la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo como “peligrosas” para la educación, la sociedad y las familias. Este tipo de declaraciones afectan la dignidad de la diversidad sexual tanto por su lenguaje agresivo y violento, como por su explícita incoherencia”

El organismo agregó que “tras 23 años del movimiento de la diversidad sexual en Chile, hay consenso en no discriminar a las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, sin embargo no ocurre lo mismo cuando se habla de parejas del mismo sexo o de familias homoparentales, las cuales siguen siendo ofendidas y dañadas por falta de igualdad de derechos. Hay muchos que nos aceptan, pero en celibato, lo que es una contradicción con los derechos humanos”.

Junto con anunciar una masiva Gay Parade para el próximo 15 de noviembre, el Movilh lamentó “esta cruzada religiosa y homofóbica liderada por obispos católicos y evangélicos y por muchos parlamentarios de la UDI que consideran un peligro a la diversidad familiar. Este insulto, que daña a los hijos e hijas de estas uniones, debe seguir siendo enfrentado con argumentos, amor y manifestaciones pacíficas hasta que se comprenda que todos somos distintos y que merecemos igualdad de derechos”.

El Movilh puntualizó que la Gay Parade tendrá como principales demandas la total igualdad social y legal para las familias homoparentales, así como la regulación de la custodia de los hijos en el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), “proyecto que exigiremos se transforme en ley a más tardar en enero próximo”.

Fuente MOVILH

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Los gays y el Sínodo de los Obispos

Martes, 4 de noviembre de 2014

rainbow churchUn buen amigo brasileño nos ha enviado este artículo que publica Diversidade Católica de Brasil:

Domingo, 02 de noviembre 2014

Los gays y el Sínodo de los Obispos

La Iglesia Católica tiene un momento efervescente con la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos sobre la Familia. El mensaje cristiano en este campo tiene una magnitud y una innegable belleza, pero también inevitables problemas y preguntas. Sólo se tiene en cuenta el matrimonio, base de la familia, en la unión exclusiva e indisoluble entre un hombre y una mujer, que entre los fieles se debe celebrar con un rito religioso. Sólo se aceptan las relaciones sexuales practicadas en el matrimonio, con exclusión de los métodos artificiales de control de la natalidad. En el mundo de hoy, estas posiciones divergen de la vida de la gran mayoría de los fieles y contrastan con las nuevas configuraciones familiares. Los impasses de la moral sexual católica también se refieren a los gays.

Para convocar el Sínodo, Francisco envió a todas las diócesis del mundo un documento preparatorio con 39 preguntas, para entender mejor esta realidad y comenzar a tender un puente sobre este abismo entre la doctrina y la práctica. Entre las preguntas: ¿Que el cuidado pastoral se puede dar a las personas que viven en uniones del mismo sexo? ¿Y en el caso de los niños que adoptan, lo que debe hacer para pasar la fe cristiana? Por lo tanto, no es simplemente reiterar la doctrina. Vamos a tratar de incluir caminos y ciudadanía eclesial.

En la enseñanza del Papa, sobre todo en su carta a La Alegría Del Evangelio (Evangelii Gaudium), el anuncio del amor salvífico de Dios precede a la obligación moral y religiosa. Este anuncio debe sanar todo tipo de heridas y calentar el corazón, como a los discípulos de Emaús en el encuentro con el Cristo Resucitado. La Iglesia debe ser la casa del Padre siempre abierta, donde hay espacio para todos los que se enfrentan a dificultades en sus vidas, y no una aduana pastoral. La confesión no debe ser una sala de torturas, sino un lugar de la misericordia, en la que el Señor nos anima a hacer lo mejor que podamos. La Eucaristía no es el premio de los perfectos, pero para aquellos que necesitan comida y generoso remedio. Matizando la moral, el Papa da una gran importancia al bien posible, las etapas de crecimiento de las personas que van a ser la construcción de todos los días.

Los informes producidos desde la celebración del Sínodo apuntan claramente en esta dirección: no cambiar la doctrina ni el ideal de la familia, pero acoger sin condenar a las personas que viven en otros modelos de la familia, incluyendo las uniones homosexuales y sus hijos. Por primera vez, no estamos hablando de actos “intrínsecamente desordenados” y contrario a la ley natural, algo tan común hasta hace poco. Lo que queda es el rechazo vehemente a equiparar legalmente el matrimonio homosexual y el matrimonio heterosexual. Estos informes no son la enseñanza oficial de la Iglesia, ni las conclusiones de la próxima Asamblea Ordinaria del Sínodo convocado en octubre de 2015. Tiene sólo valor consultivo. Será enseñanza oficial sólo la exhortación post-sinodal, que será escrita por el Papa en 2016.

Es cierto que esta exhortación será en la línea del Papa Francisco, fomentando la flexibilidad y la acogida. El valor de todo este proceso mucho más que los textos son discusiones abiertas sobre la Iglesia como nunca se han visto en décadas. Es muy bueno que el superior general de los jesuitas dijera públicamente que podía haber más amor cristianos en una unión irregular que en una pareja casada en la iglesia. Y el arzobispo de Nigeria se opone a la criminalización de la homosexualidad en su país, y él apoya a las familias que acogen a sus hijos gays con sus compañeros. Todo esto ayuda a formar en la Iglesia la opinión pública que acepta y estima la diversidad sexual.

El cristiano adulto que es consciente de los signos de los tiempos y encuentra razones en favor de la ciudadanía plena LGBT, no espera el pleno apoyo de la jerarquía católica para actuar en esta dirección. Sin embargo, es muy importante aprovechar las oportunidades que puedan surgir en la Iglesia, sobre todo a nivel local, para la recepción de las personas y la superación de los prejuicios. La homofobia religiosa tiene una larga historia y una considerable amplitud. Pero a nadie se le debe prohibir cambiar para mejor, ni a las personas, ni a las instituciones.

Equipo Diversidade Católica

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

“Tenemos que decirle a la Iglesia que somos parte de ella y que no nos puede apartar”

Martes, 4 de noviembre de 2014

javier-erik--575x323Javier y Erik posan frente a la catedral del Buen Pastor en Donostia/San Sebastián. / PEDRO MARTÍNEZ

La Curia abre el debate para acoger a los homosexuales y permitir la comunión de divorciados

Erik Ríos y Javier Gómez relatan cómo ven el intento aperturista del Vaticano hacia los colectivos a los que pertenecen

“Supondría un apoyo para muchos gays que la Iglesia dijera: estamos con vosotros”

“La doctrina católica puede llevar a los divorciados a tener que elegir entre amor y fe”

Dani Soriazu

Si existe en la Tierra una institución con una estructura rígida y poco proclive a los cambios, esa es sin duda la Iglesia Católica. Ahora bien, soplan nuevos tiempos en su seno. Al menos, esa es la sensación que ha quedado tras el último sínodo extraordinario sobre la familia celebrado en Roma y en el que se han cuestionado y debatido conceptos que llevaban inmóviles desde hacía siglos, como el divorcio o a la aceptación de las uniones entre personas del mismo sexo. Temas de suma importancia para cientos de miles de fieles y que han salido a la palestra por influencia del nuevo tono del papa Francisco.

«Supondría un apoyo para muchos homosexuales el que la Iglesia les dijera: estamos con vosotros», cuenta Erik Ríos. Este joven pasaitarra y creyente de 26 años asegura que el inmovilismo de la institución católica puede hacer daño a muchos que, como a él, les gustan las personas del mismo sexo. «Porque si ya de por sí para muchos es difícil salir del armario por el rechazo social que pueda haber, siendo religioso la situación puede ser mucho peor».

No obstante, los deseos de los más progresistas tuvieron que quedarse en solo un borrador. El texto definitivo, que se aprobó al finalizar el sínodo -en el que participaron 191 prelados y padres sinodales- quedó bastante más descafeinado en sus aspiraciones aperturistas. No obstante, Bergoglio ha sido capaz de sembrar un debate que todavía no ha terminado y que da esperanza a aquellos cristianos de base que sienten un vacío porque la doctrina católica no les termina de hacer un hueco.

En el caso de los divorciados que no se pueden volver a casar por la iglesia «se puede quedar como una herida que no cierra. Sentirte como alguien incompleto o un cristiano de segunda categoría», explica Javier Gómez, madrileño que lleva viviendo en Donostia desde hace seis años, divorciado y con una hija. «Es una gozada escuchar este tipo de nuevos planteamientos. Se ve que en el Vaticano hay una mentalidad más humana, más abierta y más cercana a los que sufren, algo que se echaba de menos», añade.

Los dos protagonistas se lamentan de que la Iglesia, sobre todo entendida como las altas instancias que la gobiernan, no debería avanzar tan alejada de los pasos de la sociedad y en asuntos que los cristianos y religiosos de base ya tienen más que asumidos. «Yo siempre he tenido el apoyo de mi parroquia y nunca me han puesto ninguna pega por estar divorciado, por ejemplo, para poder comulgar», asegura Javier.

En el mismo sentido se pronuncia Erik: «Ser homosexual y creyente no es incompatible. Las enseñanzas católicas enseñan a respetar al prójimo, sea como sea». No obstante, se felicita del paso que se ha dado, «y aunque no es suficiente, entiendo que esta institución no puede cambiar de golpe», añade.

“Hacen una lectura torticera”

Cuando el sínodo se encontraba en su ecuador se hizo pública la ‘Relatio post disceptationem’, el documento que hacía una síntesis de las discusiones que estaban produciéndose en el seno de este cónclave sobre los temas a debate.

En el texto se aceptaban como un hecho las relaciones entre el mismo sexo ya que se podían encontrar afirmaciones como que «las personas homosexuales tienen dotes y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana». Y también se hacía una pregunta: «¿Somos capaces de acoger a estas personas, garantizándoles un espacio de fraternidad (…) aceptando y valorando su orientación sexual, sin comprometer la doctrina católica y el matrimonio?».

Erik tiene clara la respuesta: sí. «Lo que pasa es que hay ciertos sectores que han hecho una lectura bastante torticera de lo que son las enseñanzas de Jesucristo». Se refiere a los sectores más conservadores. Los mismos que un día después de conocer este documento lamentaron que no se mencionara en él ni la palabra «pecado» ni la «ley natural». Algo que, por otra parte, algunos llegaron a describir como ausencias muy reveladoras de ese cambio de aires. Al final del sínodo, los epígrafes referidos a la apertura a los gays quedaron reducidos a parafrasear el catecismo, pidiendo respeto para ellos y evitar discriminaciones. Los cambios en relación a los divorciados también siguieron el mismo camino.

«Aún así creo que hay que lanzar un mensaje de esperanza», apunta Erik, quien pide al resto de personas del colectivo LGTB que no renuncien a sus creencias ni a su condición sexual. «Porque somos nosotros los que tenemos que decirle a la Iglesia que estamos aquí, que somos parte de ella y que no nos puede apartar. Que si las cosas cambian será gracias a nuestras reivindicaciones».

El dilema de tener que elegir

Javier explica que, al igual que cualquier divorciado, si quisiera volver a casarse por la iglesia debería declarar la nulidad de su anterior matrimonio. Para ello, el derecho canónico pide que se aduzcan razones como que se carecía de suficiente uso de razón o que ha existido un engaño doloroso. «Y no lo veo bien. Estuve enamorado y tuve una hija. Y por eso mismo no puedo renegar así de aquel matrimonio». En este sentido, varios padres sinodales han expuesto durante el reciente sínodo la necesidad de «hacer más accesibles y ágiles los procedimientos para el reconocimiento de casos de nulidad», una de las reivindicaciones.

«Vivir con otra persona es una decisión muy importante, pero la religión también», apunta Javier. En estos momentos no tiene intención de volver a casarse aunque entiende que otros divorciados se puedan ver obligados a tener que elegir, enfrentándose a dos sentimientos muy profundos. «Porque no quieres renunciar a una nueva vida en pareja, pero tampoco a la fe. Y ahora mismo la única opción que les queda a muchos es casarse por lo civil y después organizar una misa que luego no pasa por los registros», explica.

Una vez abierta la puerta a acoger al colectivo gay, la siguiente pregunta es: ¿Y al matrimonio? ¿Y las adopciones? A la primera, la ‘Relatio post disceptationem’ sostenía que las uniones del mismo sexo no pueden «equipararse» al matrimonio entre un hombre y una mujer pero que, sin negar «las problemáticas morales» relacionadas con las uniones homosexuales, hay casos en que «el apoyo mutuo, hasta el sacrificio, constituye un valioso soporte para la vida de las parejas». En cuanto a las adopciones, el texto expresó «una atención» especial hacia los niños de estas parejas, pero no fue más allá en sus líneas rojas.

«Pero qué es mejor, ¿que los niños estén esperando en un orfanato? Hay contradicciones entre aquellos que dicen defender a la familia y a la vez la destruyen», se queja Erik, que asegura que le gustaría casarse por la iglesia, «en la basílica de San Ignacio de Loyola».

Fuente Diario Vasco

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Elton John sobre el papa Francisco: “Es mi héroe”

Martes, 4 de noviembre de 2014

elton_johnLas declaraciones las ha realizado en su gala benéfica anual contra el sida celebrada en Nueva York.

Elton John ha expresado su simpatía hacia el papa Francisco por, en su opinión, el presunto acercamiento a los homosexuales de la Iglesia Católica. “Es formidable lo que está tratando de hacer frente a muchas personas en la propia Iglesia que se oponen”. “Él es valiente y no tiene miedo, y eso es lo que necesitamos en el mundo de hoy”, ha dicho el cantante.

Durante la gala benéfica sobre el sida organizada en un famoso restaurante de Manhattan, también señaló que “hace años, uno de los principales obstáculos en la lucha contra la enfermedad era la Iglesia Católica. Hoy tenemos un papa que habla abiertamente sobre ello”. Los halagos no acabaron ahí. Para Elton John el papa es “mi héroe” y terminó su discurso al afirmar que “hagamos santo a este hombre ya”.

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, fue otra de las personalidades a las que Elton John quiso honrar. En un artículo publicado el pasado martes en el New York Times, aplaudió la decisión de Cuomo de elaborar un plan para acabar con la epidemia del sida en su estado para el año 2020.

A partir de ahí, la gala se desarrolló entre risas y complicidades. El maestro de ceremonia fue Anderson Cooper y entre los invitados se encontraban el propio Andrew Cuomo, el marido de Elton John, David Furnish; Neil Patrick Harris, Alec Baldwin, Matt Lauer y Mike Myers, entre otros.

Fuente Cáscara Amarga

General, Iglesia Católica , , ,

El papa Francisco: “El Big Bang no contradice a Dios, lo exige”

Domingo, 2 de noviembre de 2014

1414526839_541261_1414576075_noticia_fotogramaLeemos en El País:

El papa rechaza que el origen del mundo sea “obra del caos”, sino de “un poder supremo creador del amor

El Papa advierte del peligro de imaginar a Dios “como un mago, con una varita mágica”.

Jorge Mario Bergoglio: “Dios no tiene miedo a las novedades”

Hace tres años, el papa Benedicto XVI advirtió de que, al contrario de lo que sostenía el físico Stephen Hawking en su último libro, El gran diseño, Dios sigue siendo necesario para explicar el origen del universo. “No debemos dejar que nos limiten la mente”, dijo entonces Joseph Ratzinger, “con teorías que siempre llegan solo hasta cierto punto y que, si nos fijamos bien, no están en competencia con la fe, pero no pueden explicar el sentido último de la realidad”. Y ahora ha sido su sucesor, el papa Francisco, quien ha vuelto a insistir sobre aquella tesis: “El Big-Bang –la teoría científica que explica el origen del universo—no se contradice con la intervención creadora divina, al contrario, la exige”.

Jorge Mario Bergoglio pronunció estas palabras durante la inauguración, el lunes, de un busto del papa emérito realizado en bronce y colocado en la Casina Pío IV, sede de la Academia Pontificia de las Ciencias. Francisco glosó la figura de Ratzinger, quien tras su renuncia vive retirado en un monasterio del Vaticano, haciendo hincapié en su gran formación teológica, filosófica y también científica. “Su amor por la ciencia”, explicó Bergoglio, “se advierte en su preocupación por los científicos, sin distinciones de raza, nacionalidad, civilización, religión; preocupación por la Academia, desde cuando san Juan Pablo II lo nombró miembro. Él supo honrar la Academia con su presencia y con su palabra, y nombró a muchos de sus miembros. Y nunca se podrá decir que el estudio y la ciencia hayan secado su persona y su amor por Dios y por el prójimo, sino al contrario, que la ciencia, la sabiduría y la oración dilataron su corazón y su espíritu”.

En su intervención ante los académicos presentes, el papa Francisco subrayó la responsabilidad de los científicos, “sobre todo de los científicos cristianos”, de interrogarse sobre el porvenir de la humanidad y el mundo: “Ustedes están afrontando el tema altamente complejo de la evolución del concepto de naturaleza. No entraré, y ustedes comprenderán, en la complejidad científica de esta importante y decisiva cuestión. Quiero solamente subrayar que Dios y Cristo caminan con nosotros y están presentes también en la naturaleza, como afirmó el apóstol Pablo en el discurso en el Aerópago: “En Dios, efectivamente, vivimos, nos movemos y existimos”. Cuando leemos en el Génesis la narración de la Creación podemos caer en el peligro de imaginar que Dios era un mago, con una varita mágica capaz de hacer todas las cosas. Pero no es así. Él creó a todos los seres y los dejó desarrollarse según las leyes internas que Él dio a cada uno para que llegaran a su plenitud”. E insistió: “El principio del universo no es obra del caos, sino que deriva directamente de un poder supremo creador del amor”.

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

“Lo que nos ha enseñado el Sínodo”, por José María Castillo, teólogo

Domingo, 2 de noviembre de 2014

papa-francisco1Leído en su blog Teología sin Censura:

1. El papado es necesario en la Iglesia. Ahora vemos, más claro que nunca, que la Iglesia necesita una autoridad suprema, que esté por encima de grupos, tendencias, divisiones y enfrentamientos. De no existir el papado, es posible (incluso probable) que en la Iglesia, después de lo ocurrido, se hubiera producido un cisma. Se sabe que cinco cardenales fueron a pedirle al dimitido Benedicto XVI que apoyara a los defensores de una Iglesia conservadora y tradicional, con una teología y una moral igualmente integrista. Pero el ex-papa Ratzinger les contestó a los cinco cardenales que en la Iglesia no hay más que un papa, que es Francisco. Es más, inmediatamente informó a Francisco de lo que estaba ocurriendo. El papado ha salvado la unidad de la Iglesia. Si un solo arzobispo, Lefebvre, pudo crear un cisma, ¿no habrían podido cinco cardenales ser origen de una fractura mayor?

2. Francisco está cambiando el papado. Lo está transformando más de lo que muchos se imaginan. Y con el papado, está transformado también a la Iglesia. Lo sagrado y lo ritual pierden fuerza. Y crece en importancia lo humano, la cercanía a la gente, la sencillez, la normalidad de la vida. Nace así un estilo nuevo de ejercer la autoridad en la Iglesia. Pierde importancia en ella la religión. Y gana presencia el Evangelio. Además, estamos viendo que este hombre es más fuerte y tiene más personalidad de lo que muchos decían. Una personalidad original, que no le ha llevado a subir, sino a bajar. No para alejarse de los últimos, sino para acercarse a ellos. El nuevo camino de la Iglesia está trazado.

3. El conservadurismo de la Curia pierde fuerza. En este Sínodo no ha ocurrido lo que pasó en el Concilio Vaticano II. Allí también los curiales integristas eran minoría. Pero eran una minoría más fuerte y determinante que la que ha participado en el Sínodo. De hecho, la minoría curial, en el Concilio, supo llevar las cosas a su terreno. Y fue determinante en las cuestiones determinantes para el futuro inmediato. Por eso el capítulo 3º de la Constitución sobre la Iglesia quedó redactado de forma que el papado y la curia han tenido incluso más poder después del Concilio que antes del Concilio. Por otra parte, los escándalos en asuntos de dinero y en abusos de menores han hundido la credibilidad del sistema curial de gobierno en la Iglesia.

4. Ya no son intocables determinados problemas morales que lo eran. ¿Se apela ahora, con la misma seguridad que antes del Sínodo, a la llamada “Ley Natural”? ¿Sigue siendo un tabú lo de la homosexualidad? ¿Alguien se atreve a decir que la Iglesia nunca podrá permitir que los sacerdotes se casen? ¿Es tan impensable, como antes, la posibilidad de que las mujeres lleguen a recibir el sacramento del Orden? ¿No es verdad que la familia tiene hoy problemas mucho más graves y apremiantes que los que se plantean en los confesionarios y en las sacristías? Si ahora nos hacemos estas preguntas – y otras similares -, esto nos viene a decir que en la Iglesia, sin que nos hayamos dado cuenta, el Sínodo nos ha cambiado (algo, por lo menos, o quizás mucho) en temas mucho más serios de lo que imaginamos.

5. La forma de ejercer el poder se está desplazando. El integrismo conservador pierde fuerza porque se empeña en seguir ejerciendo el poder de una forma que cada día tiene menos poder. Cada día tiene menos fuerza el poder que prohíbe, impone, amenaza y castiga. El “poder represivo” es cada día menos poder. Mientras que el “poder seductor” no se enfrenta al sujeto, le da facilidades, es amable y responde a lo que necesita la gente. Es verdad que este poder, cuando “se universaliza”, como ocurre con la informática y su incesante oferta universal de satisfacción inmediata, entonces se convierte en un poder que somete a los sujetos de forma que cada sujeto sometido no es ni siquiera consciente de su sometimiento. Pero cuando el “poder seductor” no “se universaliza, sino que “se humaniza”, entonces lo que hace es que responde a los anhelos más profundos de las personas. Y esto justamente es lo que el mundo está percibiendo en el papa Francisco. Lo que las multitudes de Galilea percibían en Jesús de Nazaret, cuando Jesús anda por el mundo.

 

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , ,

A Juan Manuel de Prada no le gusta el Papa: “Mamarrachadas kasperianas”

Sábado, 1 de noviembre de 2014

juanmanuelDePradaEste señor tan enfadado es Juan Manuel de Prada… Y ha querido mostrar su enfado con Francisco en un artículo que lleva el impresentable título de este post. Parece que a la Caverna no le ha gustado ni tan siquiera que se hable de divorciados y homosexuales en el pasado Sínodo que termino… como había empezado… “sin novedad en el frente”…  Lo que se demuestra es que la Caverna está ya acopiando munición de grueso calibre para ir contra Francisco… Mientras tanto, los “francotiradores mediáticos”, disparan a too lo que parece moverse…

Leído en el blog de Isabel Gómez Acebo:

“Conozco a parejas homosexuales que llevan muchos años juntos y son un ejemplo de entrega y fidelidad”

“Al que piensa distinto no hay que descalificarle sino tratar de convencerle”

Siempre digo que leo a Juan Manuel de Prada porque me parece un escritor fino y culto del que aprendo muchas cosas que desconocía previamente. Además compartimos ideas religiosas, aunque desde posiciones distintas, lo que siempre es enriquecedor porque aumenta el pluralismo eclesial y da que pensar.

Tengo la impresión de que no le ha gustado el nombramiento del papa Francisco porque ha abierto un camino en la Iglesia muy novedoso y rompedor con muchas tradiciones del pasado. Su último artículo en el periódico ABC se títula Un lío sinodal porque piensa que lo que se ha tratado en Roma nos trae un lío a los católicos. Parece que la frase que más le ha preocupado es la que hace alusión a las personas homosexuales según la cual tienen dones y cualidades que ofrecer a la comunidad cristiana”. Pues dado, nos dice, que todas las criaturas de Dios por el hecho de serlo los tienen, la alusión específica a este colectivo se tiene que deber a turbios intereses, es un afán majadero, para halagar servilmente a la mentalidad de la época o por ofrendar incienso al César”, entre otros. Tengo que pensar que detrás de ese César no está el presidente Obama, sino el papa Francisco.

¡Qué joven es Juan Manuel¡ Probablemente no ha escuchado los calificativos que para estas personas ha dedicado la sociedad española de mi infancia y juventud. La frase maricón de mierda era la más benévola y muchas otras venían acompañadas de violencia física. El hecho de acostarse con personas del mismo sexo era el mayor pecado imaginable y descalificaba a sus autores para la menor bondad. Pero incluso hoy, en muchos países de nuestro mundo, son condenados a muerte.

Creo que poner de relieve que pueden tener cualidades es una justa compensación a todas las diatribas que han recibido y que reciben ¿No hay colectivos más pecadores en nuestra sociedad? Conozco a parejas homosexuales que llevan muchos años juntos y son un ejemplo de entrega y fidelidad.

Claramente no pienso lo mismo que el autor y los dos estamos en nuestro perfecto derecho de disentir y publicar nuestras ideas. Pero me parece que sobraba hablar de “mamarrachadas kasperianas” en clara alusión al cardenal Kasper, y de “liantes con solideo”. Al que piensa distinto no hay que descalificarle sino tratar de convencerle y el desprecio y los insultos predisponen en contra.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Profesor de derecho de la Universidad Católica de Chile: “Los actos homosexuales y el estilo de vida gay constituyen pecado de lujuria”

Sábado, 1 de noviembre de 2014

photo-300x300Siguiendo su argumento, “si a alguien no le gusta la palabra “imbécil”, sustituya por la que prefiera.

Ya ha sido acusado por sus declaraciones homofóbicas

Estudiantes y dirigentes de movimientos por la diversidad sexual emplazan a las autoridades de la Universidad Católica a pronunciarse ante el discurso de de uno de los miembros del cuerpo docente.

No es la primera vez que hace noticia. El profesor de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile y columnista, Cristóbal Orrego, fue denunciado el 2012 por estudiantes de la institución al referirse “contra los maricas” que participaron de un video que explicaba la Ley Antidiscriminación, entonces en pleno debate.

En la instancia, a través de redes sociales, recalcó que “si a alguien no le gusta la palabra “marica”, sustituya por la que prefiera. Yo uso alguna distinta de “homosexual” porque muchos homosexuales, quizás la mayoría, llevan su problema con dignidad y no salen del clóset”.

Sus declaraciones fueron rechazadas por el rector de la UC, Ignacio Sánchez, quien aseguró que “rechazaba las opiniones discriminatorias” y que el profesor había presentado sus disculpas.

homourl-300x225Sin embargo, Orrego volvió a la carga. Haciendo uso nuevamente de las redes sociales, el docente declaró que “al fin comienzan a despertar algunos: no cabe la neutralidad. Si ellos salen del clóset, tendremos que entrar nosotros”.

El profesor de derecho manifestó que estaba dispuesto a perder su trabajo “por decir que los actos homosexuales y el estilo de vida gay constituyen pecado de lujuria, la presión del lobby consigue doblegar a las autoridades católicas”. Y agregó: “ojalá que no suceda, pero no me callaré: por el bien de los niños, de la patria, de los mismos homosexuales, de todos”.

Algunos activistas de la diversidad sexual, como Jaime Parada Hoyl, ya se pronunciaron a través de sus redes: “Profesor UC Cristóbal Orrego nos declara guerra santa: si ellos salen del clóset tendremos que entrar nosotros”.

Por su parte, los estudiantes del colectivo Crecer, base Derecho, publicaron una declaración pública, donde exigen que las autoridades se pronuncien ante las declaraciones del docente.

“Entendemos que una Universidad, que se jacta de cumplir un rol público, no puede permitir la proliferación impune por parte de su cuerpo docente, de discursos que incitan al odio y discriminación arbitraria, los cuales afectan a la comunidad universitaria y a la sociedad en su conjunto”, señalaron.orrego

Fuente El Desconcierto

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Obispo Geoffrey Robinson: “Hacia una nueva comprensión de las vidas y el amor LGBT”

Viernes, 31 de octubre de 2014

RobinsonFuente Proyecto Gionata:

Presentación del Obispo Geoffrey Robinson, obispo auxiliar católico romano retirado de Sídney (Australia), para “Los caminos del Amor. Conferencia internacional para una pastoral con las personas homosexuales y transexuales”  (Roma, Italia, 3 de octubre de 2014), traducido por Carlos (Pastoral de la Diversidad Sexual de Santiago, Chile)

La tesis de este documento es en 3 partes:  1. No hay posibilidad de un cambio en la enseñanza de la Iglesia Católica sobre los actos homosexuales salvo y hasta que haya primero un cambio en sus enseñanzas sobre los actos heterosexuales.

2. Hay una necesidad seria de un cambio radical en las enseñanzas de la Iglesia sobre los actos heterosexuales.

3. Si, y cuando ocurra este cambio, inevitablemente tendrá un efecto en la enseñanza sobre los actos homosexuales.

PARTE UNO

No hay posibilidad de un cambio en la enseñanza de la Iglesia Católica sobre los actos homosexuales salvo y hasta que haya primero un cambio en sus enseñanzas sobre los actos heterosexuales.

El argumento constantemente de la Iglesia Católica es que Dios creó el sexo humano por dos razones: como el medio por el cual vida humana nueva viene a la existencia (el aspecto procreativo) y como un medio de expresar y promover el amor entre una pareja (el aspecto unitivo).

El argumento entonces es que el uso del sexo es “de acuerdo a la naturaleza” sólo cuando sirve a ambos propósitos divinos, y que sólo ambos están verdaderamente presente, y aún entonces sólo cuando la relación sexual está abierta a la nueva vida, de modo que todo uso de las facultades sexuales es moralmente bueno [1].

Si éste es el punto de partida, no hay posibilidad de aprobación de los actos homosexuales [2]. Es fútil buscar cambios dentro de esta enseñanza.

PARTE DOS

Hay una necesidad seria de cambio radical en la enseñanza de la Iglesia sobre los actos heterosexuales. En tanto que entendamos “procreación” como significar la producción de niños adultos más que la producción de bebés, no tengo problema con la idea de que el matrimonio es una institución de la raza humana que tiene tanto un aspecto procreativo y un aspecto unitivo.
Pero tengo cinco serias dificultades con la enseñanza de que cada acto de relación sexual debe contener ambos aspectos.

La Primera Dificultad: Un Pecado En Contra De Dios

La primera dificultad es que a través de esta enseñanza la Iglesia está diciendo que todo uso del sexo que no es tanto procreativo como unitivo es una ofensa directa en contra de Dios porque es una violación de lo que se alega ser el orden divino y natural que Dios estableció.

Esto plantea dos serias preguntas: una respecto de la naturaleza y la otra respecto de Dios.

La Pregunta Respecto de la Naturaleza

Si este orden divino y natural existe en relación a nuestras facultades sexuales, ¿no debiera existir en otras áreas de la vida humana también?

Así, los argumentos de la Iglesia respecto del sexo apuntan a muchos otros campos donde Dios ha dado un propósito divino a alguna cosa creada, de modo que ¿sería un pecado en contra de Dios usar esa cosa en cualquier otro modo? ¿Por qué es que sólo en relación al sexo se hace esta reclamación?

Recuerdo haber leído hace algunos años el argumento burlesco que el propósito natural dado por Dios de los ojos humanos es mirar adelante (por eso es que están en el frente de nuestras cabezas), de modo que los espejos retrovisores en los autos serían en contra de la naturaleza y por ello inmorales. Dado que este es un argumento burlesco, ¿no levanta preguntas sobre que queremos decir con “natural” y cuán difícil es obtener conclusiones morales de una alegación a una naturaleza establecida divinamente?

La Pregunta Respecto de Dios

Golpear a un rey o a un presidente ha sido considerado siempre una ofensa más grave que golpear a un ciudadano corriente. En línea con esto, fue dicho, el mayor rey de todos es Dios, de modo que una ofensa en contra de Dios es mucho más grave que una ofensa en contra de un mero ser humano.

Dado que todos los pecados sexuales eran vistos como ofensas directas en contra de Dios ellos eran, por lo tanto, vistos como pecados de lo más graves. Los pecados sexuales eran vistos en el mismo nivel que otro pecado que es directamente en contra de Dios: la blasfemia, y esto ayuda a explicar por qué, en la Iglesia Católica, a la moral sexual le ha sido dada por largo tiempo una importancia bastante exagerada.

Por siglos la Iglesia ha enseñado que cada pecado sexual es un pecado mortal [3].

En este campo, se mantuvo, no hay pecados veniales. De acuerdo con esta enseñanza, obtener placer deliberadamente aún de pensar en el sexo con alguien distinto que el cónyuge, no importa cuan brevemente, es un pecado mortal.

Puede que esta enseñanza no sea proclamada a viva voz hoy, pero sí lo fue por muchos papas [4], nunca ha sido retractada y ha afectado a numerosas personas.

Esta enseñanza estimuló la creencia en un Dios increíblemente furioso, por cuanto este Dios condenaría a una persona a una eternidad en el infierno por un momento único y sin arrepentimiento de placer deliberado que surge del deseo sexual. Esta idea de Dios es totalmente contraria a la idea completa de Dios que Jesús nos presentó y no puedo aceptarla.
Mi primera rebelión en contra de la enseñanza de la Iglesia sobre el sexo vino, por lo tanto, no directamente de un rechazo de lo que la Iglesia decía sobre el sexo, pero de un rechazo del falso dios que esta enseñanza presentaba.

La Segunda Dificultad: Una Enseñanza Basada en Afirmaciones

La segunda razón para el cambio es que las declaraciones de la Iglesia parecieran ser afirmaciones más que argumentos. Tanto los elementos unitivo y procreativo son aspectos fundacionales del matrimonio como una institución de la raza humana entera, pero acaso de ello se deduce:

–  ¿Que ellos son elementos esenciales de cada matrimonio individual, sin importar las circunstancias?

-  ¿Que ellos son elementos esenciales de cada acto individual de unión sexual? ¿Sobre qué base?

Por ejemplo, a una pareja en particular le dicen los expertos médicos que cualquier niño que ellos tuvieran sufriría de una enfermedad hereditaria grave e incapacitante, y por ello deciden adoptar mas que tener un hijo propio. ¿Están actuando en contra de la voluntad de Dios?

Otra pareja podría decidir que ya tienen varios hijos y que no son financiera y psicológicamente capaces de tener más familia. ¿Sobre qué fundamento se alega que ellos estarían actuando en contra de la voluntad de Dios?

Siempre hay problemas cuando los seres humanos alegan conocer qué es lo que piensa Dios. De modo que la declaración de que es la voluntad de Dios, y de hecho la orden, que tanto el aspecto unitivo y el procreativo deben necesariamente estar presente en cada acto sexual ¿es un hecho probado o una simple declaración? Y si es un hecho privado, ¿cuáles son las pruebas? ¿Por qué los documentos de la Iglesia no presentan dichas pruebas? [5]

¿No debiera cualquier prueba incluir la experiencia de millones de personas en el esfuerzo sumamente humano de buscar combinar sexo, amor y la procreación de nueva vida en el medio de la turbulencia de la sexualidad humana y las complejidades de la vida humana?

¿Un ideal está siendo confundido con una realidad?

Si es solo una afirmación, hay alguna razón por la cual no debiéramos aplicar el principio de la lógica: lo que es libremente afirmado puede ser firmemente negado.

Si no es más que una afirmación, ¿importan quién hace la afirmación o cuan a menudo es hecha? ¿Dónde están los argumentos a favor de la afirmación que podrían convencer a una conciencia abierta y honesta?

La Tercera Dificultad: Una Moralidad de los Actos Físicos

El tercer argumento es que la enseñanza de la Iglesia está basada en una consideración de lo que es visto como la naturaleza dada por Dios de los actos físicos en sí mismos, más que sobre estos actos como acciones de seres humanos. Y continúa haciéndolo en un tiempo en que la tendencia completa en teología moral es en la dirección opuesta.

Como resultado entra en dificultades imposibles en analizar los actos físicos sin un contexto de relaciones humanas. Por ejemplo, algunas parejas casadas descubren que hay un bloqueo impidiendo a la esperma llegar al óvulo, pero que en un procedimiento simple un doctor puede tomar la esperma del esposo e insertarla en la esposa en un modo tal que pasa el bloqueo y permite la concepción.

Pero la Congregación para la Doctrina de la Fe condenó esta acción porque el acto físico no fue considerado “integral”, aún cuando la totalidad de la razón para esta intervención era precisamente que la pareja quería que su matrimonio fuera tanto unitivo como procreativo.

Los argumentos de la Iglesia respecto del sexo están basados únicamente en el acto físico en sí mismo más que en el acto físico como una acción que afecta a personas y relaciones.

La Cuarta Dificultad: La Idea de “Natural”

Fue Dios quien creó un mundo en el cual hay tanto heterosexuales y homosexuales. Esto no fue un error por parte de Dios que los seres humanos deben reparar, simplemente es una parte innegable de la creación de Dios.

Los únicos actos sexuales que son naturales para los homosexuales son actos homosexuales. No es una elección libre que han hecho entre dos cosas que son igualmente atractivas para ellos, pero algo que está incluido profundamente en su naturaleza y es algo que no pueden simplemente dejar a un lado. Los actos homosexuales les son naturales y los actos heterosexuales no lo son. Ellos no podrían llevar a cabo lo que la Iglesia llamaría actos “naturales” en un modo que sea natural para ellos.

¿Por qué debemos referirnos a una abstracción al determinar qué es natural más que a la experiencia actual vivida de los seres humanos? ¿Por debiéramos decir que los homosexuales están actuando en contra de la naturaleza cuando ellos están actuando con la única naturaleza que han experimentado?

La Iglesia alega que se basa en la “ley natural”, pero una ley natural basada en abstracciones es una ley natural falsa. De hecho, lleva todo el concepto de ley natural al descrédito.

La Quinta Dificultad: No Se Basa en las Enseñanzas de Jesús

La quinta dificultad es que toda la idea de la necesidad de tanto el elemento unitivo y el procreativo en cada acto sexual no está basado en nada que Jesús haya dicho, expresa o implícitamente, sino que viene de ideas fuera de la Biblia respecto de actos que se dice son naturales y actos que se dice son contra natura. Leer más…

Espiritualidad, Iglesia Católica , ,

Un cura italiano que abusó de una adolescente se ahorcó en la sacristía antes de conocer su condena por pederastia

Viernes, 31 de octubre de 2014

don-MaxMakas Suard reconoció haber abusado de una adolescente

El obispo iba a anunciarle su expulsión del sacerdocio

El sacerdote italiano Maks Suard que reconoció haber abusado de una adolescente se ahorcó el martes en la sacristía poco antes de que el obispo le anunciara oficialmente su expulsión de la parroquia, anunció la diócesis de Trieste (nordeste).

En una conversación el sábado con su obispo, monseñor Giampaolo Crepaldi, el sacerdote de 48 años reconoció haber cometido “acciones graves” contra una menor de 13 años y solicitó dos días para preparar una carta pidiendo perdón a Dios, a la Iglesia y a la víctima.

Cuando el martes por la tarde el obispo llegó para informarle oficialmente de su expulsión de la parroquia y de la apertura de un procedimiento canónico contra él, lo encontró ahorcado en la sacristía.

En el comunicado difundido en la página internet, la diócesis pide una oración por el alma del sacerdote y lamenta que el caso no haya podido seguir “el recorrido canónico y judicial” oportuno. AFP

La Diócesis ha emitido el siguiente comunicado:

“Con el corazón lleno de tristeza y consternación, esta Diócesis anuncia la muerte por suicidio del sacerdote Maks Suard. El Obispo, ha conocido el 23 de octubre los graves hechos ocurridos hace muchos años que involucraron a una niña de 13 años de edad. El Sábado, 25 de octubre llamó a Don Maks habían  para una comunicación adecuada.

En esa ocasión el sacerdote admitió su responsabilidad lo que implica en  primera instancia, según el derecho canónico, la remoción de toda misión pastoral y la transmisión del expediente a la Santa Sede como órgano competende en esta clase de delitos. En esta circunstancia, el sacerdote, con la humildad y la serenidad de espíritu, había pedido dos días para preparar una carta de renuncia y una declaración escrita para pedir perdón a Dios, a la Iglesia y a la chica por el mal cometido.

La reunión se fijó para el día de hoy por la tarde. El Obispo después de haber avisado a las 16:00 de su llegada a Don Maks, llegó alrededor de las 16.30 horas al lugar, sus repetidas llamadas telefónicas, no obtuvieron ninguna respuesta y la puerta de la rectoría estaba cerrada. Llamado el sacristán abrió la puerta de la casa parroquial, con la conciencia de recuperar el cuerpo sin vida del sacerdote.

Enseguida se presentó la policía que, con profesionalidad y discreción, ha hecho su trabajo. La historia del sacerdote tendría que seguir su proceso y el canon judicial que tal vez le hubiera permitido en el tiempo una deseable recuperación humanna y cristiana en el cumplimiento de la ley. Esta Curia, angustiada por las consecuencias inesperadas y dramáticas de la historia encomienda el alma del sacerdote a la oración de las buenas personas y a la misericordia del Padre celestial.

28 de octubre 2014

La Curia Diocesana

 

General, Iglesia Católica , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.