Archivo

Archivo para la categoría ‘Iglesia Católica’

El obispo de Amberes pide al Vaticano más respeto y un lenguaje más matizado ante realidades como la homosexualidad

Viernes, 12 de septiembre de 2014

media-101571-2El obispo de Amberes (Bélgica) ha enviado una carta al Vaticano a propósito de la celebración este mes de octubre del Sínodo Extraordinario de la Familia, en la que pide tener un mayor respeto y usar un lenguaje más matizado ante realidades consideradas “irregulares” por la doctrina oficial, como la homosexualidad.

La misiva del obispo de Amberes, Johan Bonny, pide un cambio de enfoque y lenguaje en torno a diferentes realidades consideradas “irregulares” por la actual doctrina (puedes descargar el texto completo en francés en este enlace). Según el obispo belga, la Iglesia católica debe “abandonar su actitud defensiva” en temas como la acogida de homosexuales, de los divorciados y vueltos a casar o de los jóvenes que viven en pareja sin estar casados. Bony sostiene que estas situaciones “merecen mayor respeto y un juicio más matizado” de lo que plantea el actual magisterio eclesiástico.

En particular, Bonny llama la atención sobre las vivencias de numerosas familias que se muestran en desacuerdo con la doctrina oficial y optan por la acogida: “Como obispo, he tenido ya que escuchar bastante irritación. Un hermano se enfada porque su hermana se ha vuelto a casar y no puede ya leer en la Eucaristía. Un padre reclama más comprensión para su hijo homosexual que se siente rechazado por la Iglesia. Una abuela no puede entender por qué el párroco no quiere bendecir la relación de su nieta con un hombre divorciado. Incluso si estas personas se hacen preguntas sobre el camino vital de sus allegados, aunque hubieran preferido otra situación y aunque tengan pesar, no se dejan vencer. Para estas personas, esta solidaridad es un signo importante de la solidaridad de Dios con toda persona, sea lo que sea que le ocurra. Tal y como lo perciben, la Iglesia no puede quedarse atrás en lo que toca al apoyo y hospitalidad del que ellos siguen dando testimonio en el seno de la familia”.

La carta de Bonny, obispo de una diócesis europea importante, ha llamado además la atención por estar redactada en unos términos más francos de lo habitual en este tipo de documentos. “No recuerdo que un obispo haya manejado un lenguaje tan claro a propósito de la problemática en torno al matrimonio y la homosexualidad”, ha afirmado al respecto Thomas Knieps, teólogo de la Universidad Católica de Lovaina.

Está por ver en cualquier caso qué efecto real tienen estas palabras en el próximo Sínodo, ya que lo previsible es que la mayoría de los obispos sostengan posturas bastante más conservadoras. No hay que olvidar a este respecto el resultado de la consulta previa a toda la Iglesia (que no siempre se tradujo en que los cuestionarios llegaran a las bases), que de forma general mostró una división entre Europa y Norteamérica (donde quedó patente la discrepancia con la doctrina oficial) y África y América Latina (donde era mayoritario el alineamiento con la misma). Por lo demás, conviene recordar que el documento preparatorio no contempla ningún cambio doctrinal en lo referido a la homosexualidad. Como máximo, considera la posible educación en la fe cristiana de los hijos de las familias homoparentales, buscando eso sí las maneras de solventar las “dudas razonables sobre la capacidad efectiva de educar cristianamente al niño de parte de personas del mismo sexo.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

La víctima 0001 de los atentados del 11 de Septiembre: El mensaje del Padre Mychal, el “santo gay”

Jueves, 11 de septiembre de 2014

Saintof911cMichaelGoldmanresizedUn recuerdo emocionado a este franciscano ejemplar:

Publicado el 8 de septiembre de 2011

Por Amy Goodman

El 11 de septiembre de 2001, la funda marcada con la inscripción “Víctima 0001” contenía el cadáver del Padre Mychal Judge, un capellán católico del Departamento de Bomberos de Nueva York. Cuando se enteró del desastre en el World Trade Center, el Padre Judge se puso su cuello de sacerdote y el traje de bombero y corrió hacia el centro de la ciudad. Vio a la gente saltar de los edificios y encontrar la muerte, para evitar así el infierno que acontecía a más de 300 metros de altura. A las 9:59 de la mañana la Torre Sur se derrumbó, y es probable que la fuerza de la caída de esa masa de acero, hormigón, vidrio y humanidad y los escombros que llegaron al suelo haya sido lo que provocó la muerte del Padre Mychal. La suya fue la primera muerte registrada a causa de los atentados esa mañana. El trabajo que realizó en vida debería estar en el centro de las conmemoraciones del décimo aniversario de los atentados del 11 de Septiembre: paz, tolerancia y reconciliación.

Una de las primeras vigilias realizadas este año fue en honor al Padre Mychal. Alrededor de 300 personas se congregaron el domingo frente a la Iglesia de San Francisco donde el Padre Judge vivía y trabajaba, justo en la misma cuadra de la estación de bomberos Ladder 24/ Engine 1. La marcha siguió el camino final del Padre Mychal hasta la Zona Cero. El hombre que organizó la conmemoración es Steven McDonald, un ex detective de la policía de Nueva York que recibió un disparo en 1986. McDonald estaba interrogando a Shavod Jones, un joven de 15 años de edad, en el Central Park y Jones le disparó, dejándolo paralítico de por vida.

Hablé con McDonald mientras encabezaba la procesión en su silla de ruedas por la Séptima Avenida. Habló sobre lo que el Padre Mychal significó para él:

“El Padre Mychal fue un ser humano maravilloso, muy cariñoso, compasivo, un verdadero testigo de la fe en Dios en su vida. Y es por eso que hoy estamos aquí reunidos”.

El Padre Mychal había logrado que Jones hablara por teléfono con McDonald y su esposa. Les pidió disculpas desde la prisión. McDonald lo perdonó. Tras aprender las lecciones de la reconciliación, el ex detective ahora en silla de ruedas, acompañó a Judge en un viaje a Irlanda del Norte donde trabajaron juntos para ayudar a poner fin a la violencia que azotaba al país.

El Padre Mychal era muy conocido entre los pobres y los desvalidos de la Ciudad de Nueva York y de Nueva Jersey. Ayudaba a los sin techo y a la gente que padecía VIH/SIDA. Como miembro de la orden franciscana, a menudo vestía el tradicional hábito marrón y sandalias. Pero había un secreto acerca de él que no era del todo conocido: era homosexual. En sus diarios privados, el sacerdote católico escribió: “Pensé en mi homosexualidad y en cómo la gente que me conoce nunca llega a conocerme por completo”. Los diarios fueron entregados al periodista Michael Daly por la hermana gemela de Judge, Dympna, y aparecen en el libro de Daly ‘La Biblia de Mychal: La sorprendente vida y la heroica muerte del Padre Mychal Judge’.

REV. MYCHAL JUDGE REMOVED FROM WRECKAGE/NYCRescate de nuestro hermano Mychal Judge,

Brendan Fay es un activista por los derechos de los homosexuales de larga trayectoria, de origen irlandés-estadounidense, que era amigo de Judge. Realizó una película sobre el fraile franciscano en 2006 denominada “Santo del 11 de Septiembre” y está a punto de terminar otra denominada “Recordando a Mychal”. Fay habló esta semana de su amigo: “Fue uno de los sacerdotes que formó parte de Dignity New York, una organización de homosexuales y lesbianas católicos. Fue nuestro ministro durante la crisis del SIDA, cuando había muy pocos sacerdotes dispuestos a servir a nuestra comunidad”.

La primera vez que entrevisté a Fay fue en octubre de 2001, luego de la publicación de una foto de Associated Press que mostraba una bomba de Estados Unidos que estaba por ser lanzada en Afganistán. La bomba tenía escrita con tiza la leyenda “Secuestren esto, putos”. El mensaje ofensivo obligó a las fuerzas armadas a ordenar a sus marinos que escribieran mensajes más “positivos” en sus bombas.

El 20 de septiembre de 2001, el Presidente George W. Bush pronunció un discurso ante una sesión conjunta del Congreso, donde realizó su famosa declaración “Odian nuestra libertad”. Luego dio la bienvenida al Capitolio a Lisa Beamer, viuda de Todd Beamer, el pasajero a bordo del Vuelo 93 de United a quien se escuchó decir “Al ataque” antes de arremeter contra los secuestradores del avión. El compañero de vuelo de Beamer, Mark Bingham, un jugador de rugby y consultor de relaciones públicas que también se sumó a la lucha para evitar que los secuestradores utilizaran el avión como arma, era homosexual declarado, al igual que David Charlebois, el copiloto del vuelo 77 de American Airlines, que se estrelló contra el Pentágono.

Una década más tarde, Brendan Fay reflexiona acerca de la vida de su amigo: “Creo que, de alguna manera, es muy importante que pensemos en la humanidad de toda la gente que murió el 11 de Septiembre. Lo que podemos aprender de Mychal Judge, en medio de este infierno, guerra, mal y violencia, es que aquí hay un hombre que nos conduce por otro camino posible del ser humano: podemos elegir el camino de la compasión, de la no violencia y de la reconciliación. Mychal Judge tenía un corazón tan grande como Nueva York. Había lugar para todos en él. Y creo que esta es la lección que podemos aprender de él”.


Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2011 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español. Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 550 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 250 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

Fuente Democracy Now

General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

José Manuel Vidal: “Rouco ha sido un hombre dedicado al poder”

Jueves, 11 de septiembre de 2014

imagen_194José Manuel Vidal: “Rouco se marcha pensando que el Papa está equivocado, y que será un paréntesis”

“Rouco, la biografía no autorizada” (Ediciones B)

José Manuel Vidal traza en un libro el perfil del ex presidente de la Conferencia Episcopal

El autor le achaca la pérdida de credibilidad de la Iglesia española

‘No pasará a la Historia como el cardenal de la libertad’

‘Convirtió la Iglesia en un actor político’

El autor José Manuel Vidal entró en la lista negra del cardenal después del primer capítulo

“Rouco ha sufrido mucho de pequeño, con unos sentimientos agarrotados, no puede expandirse, no puede amar, nunca supo conservar a los amigos”

***

José Manuel Vidal. Rouco. La biografía no autorizada. Ediciones B. Páginas:   632. Precio: 21.00€

«Este libro es una crónica del devenir de la Iglesia católica española de los últimos setenta y cinco años, la época que abarca el recorrido vital del cardenal Rouco Varela.

Sin revanchas, pero con memoria histórica. Para no olvidar a tantos que sufrieron en sus propias carnes las iras, descalificaciones y persecuciones de los “rouquistas”. Tantos heridos que necesitan sanación y, sobre todo, rehabilitación.

Como informador religioso seguí a Rouco desde principios de los años ochenta. Y aún hoy me cuesta concretar el sentido profundo de su personalidad y de su vida. ¿Cuál es su secreto? Una tarea complicada, dado que Rouco siempre fue un decidido guardián de sí mismo y, de hecho, pocos resquicios de la persona dejó asomar el personaje durante todos estos años.

Durante un tiempo tuvimos una relación tan fluida que comenzamos la tarea de elaborar una biografía autorizada. Esta colaboración llegó a su fin cuando le envié el primer capítulo, que me devolvió lleno de correcciones y tachones. Aquel episodio supuso mi entrada en la lista negra de Rouco y fue el germen de esta biografía completa y no autorizada.» José Manuel Vidal

*

“El poder fue su gran vicio, porque, cuando se controla el apetito concupiscible, se desmanda el irascible”. “No ha sido un líder carismático. Siempre creyó estar por encima de sus pares: Pensó tener autoridad moral sobre ellos, pero sólo consiguió miedo o, a lo sumo, respeto”. “Nunca creyó en la Conferencia Episcopal e hizo todo lo posible por desactivarla y, cuando no, por controlarla y ponerla a servicio de su objetivos”.

“Para extremar el control, impuso un clima generalizado de miedo en la Iglesia: en asociaciones, movimientos y, sobre todo, entre las órdenes y las congregaciones religiosas masculinas y femeninas. Y, por supuesto, entre los teólogos y en las Univer­sidades católicas del país. Amén de imponer su modelo eclesial hacia adentro, Rouco se convirtió,hacia afuera, en un actor político de primer orden y rompió la neutralidad política en la que se había instalado a la Iglesia durante la Transición. Hizo bajar a la institución a la arena política, aliándose abiertamente con la de­recha más conservadora y con el Partido Popular”.

Son algunos de los fragmentos de esta biografía no autorizada del ex todopoderoso de la iglesia española. Este libro comenzó siendo un proyecto autorizado por el cardenal que, tras recibir el primer capítulo por parte de José Manuel Vidal, lo devolvió plagado de tachones y correcciones a un diálogo novelado entre “Tucho” – así le llamaban familia y amigos- y sus padres. Ese capítulo, supuso la entrada de Vidal en la lista negra de Rouco y es el germen de esta biografía completa y sin censuras que ahora ve la luz.

José Manuel Vidal nació en 1952 en Sobrado del Obispo (Ourense). Estudió Filosofía y se licenció en Teología y en Sociología por la Universidad Pontificia de Sala- manca. Doctorado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, conoce por dentro y por fuera la institución eclesial, de la que lleva escribiendo y ocupándose desde hace más de treinta años. En la actualidad es director de Religión Digital (www.religiondigital. com), el portal de referencia de la información religiosa en español, y ejerce de corresponsal religioso del diario “El Mundo” desde su fundación. Entre otros libros, ha publicado “Intrigas vaticanas” (1999), “Habemus Papam” (2003) y “Benedicto XVI, el Papa enigma” (2005).

Entrevista en Religión Digital:

Rojo y negro” entrevista al director de Religión Digital

“Rouco, la biografía no autorizada” (Ediciones B) es, probablemente, el libro definitivo para comprender la vida del cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela. Escrito por nuestro director, José Manuel Vidal, quien fue entrevistado en Rojo y Negro”, el programa de Alfonso Rojo en Radio 4G.

Rouco ha sido un hombre dedicado al poder, movido por el poder, que lo ha vendido todo en función del poder. Con dos instrumentos muy claros: el control y el miedo”, subraya Vidal, quien sostiene que su personalidad está bañada por tres factores. Detrás de la infancia está la tienda. Detrás de la tienda, la familia. Estos tres factores marcaron la personalidad de Rouco. Rouco ha sufrido mucho de pequeño, con unos sentimientos agarrotados, no puede expandirse, no puede amar, nunca supo conservar a los amigos”. “Ha habido obispos que han tenido miedo al cardenal Rouco, el que se le oponía no salía en la foto“, apuntó Vidal.

Escucha aquí la entrevista:

 


Y leemos en El Mundo:

RUBÉN RAMÍREZMadrid
.
Rouco Varela es un personaje con muchas sombras y pocas luces“. Así lo describe el periodista José Manuel Vidal, corresponsal religioso de EL MUNDO y autor de una biografía no autorizada, recién publicada, sobre el ex presidente de la Conferencia Episcopal y ex arzobispo de Madrid. Según Vidal, ha sigo el gran urdidor de “la involución que ha vivido la Iglesia en España durante las últimas décadas”.
.
Este periodista retrata en su libro la evolución en la trayectoria espiritual y clerical de Rouco Varela, muy cercano a la doctrina progresista durante su época como estudiante de Derecho Canónico en Múnich (Alemania) y, posteriormente, firme defensor de Vicente Enrique y Tarancón, presidente de la Conferencia Episcopal durante la década de los 70. Sin embargo, Vidal recalca que, en escasos meses, la postura doctrinal de Rouco viró hacia el conservadurismo.
.
“En España, se cambió de modelo eclesial de forma muy rápida, orquestado este proyecto por Ángel Suquía [líder de la Iglesia española desde 1987 hasta 1993] y llevado al paroxismo por Rouco”, explica el autor de Rouco. La biografía no autorizada. Esta transformación eclesiástica no sólo fue ideológica, sino que también implicó un mayor autoritarismo en la Iglesia. “Rouco no pasará a Historia como el cardenal de la libertad”, ironiza Vidal, quien añade que este cardenal “no soporta la más mínima crítica”, por lo que siempre ha intentado “controlar a sangre y fuego la Institución“.

Este periodista considera también que, además de por su autoritarismo, Rouco Varela se caracteriza por su politización. “Convirtió la Iglesia en un actor político”, explica Vidal, algo que se hizo patente ante todo durante las dos legislaturas de José Luis Rodríguez Zapatero , en las que “echó muchos pulsos al Gobierno y, en muchas ocasiones, los ganó“. “Debido a que el Episcopado español se fue tanto a la derecha, llegó a encarnar la auténtica oposición a Zapatero”, zanja el autor de esta biografía.

Aunque Vidal reconoce que la Iglesia le debe a su antiguo líder el haber logrado “mantener e, incluso, aumentar sus privilegios“, le reprocha haber hundido la credibilidad de esta institución. “Va a costar mucho recuperar la imagen de la Iglesia porque nunca se había tocado fondo de esta manera”, apostilla este especialista.

Rouco en horas bajas

Sin embargo, el poder de Rouco comenzó a declinar con la llegada del Papa Francisco. “Rouco vivió fatal la designación de Bergoglio como Papa. Él había apostado por [el arzobispo de Milán] Angelo Scola”, revela en su libro Vidal. “El modelo eclesial cambió tanto con el nombramiento de Francisco que lo desencajó”, prosigue.

Rouco. La biografía no autorizada describe a una figura autoritaria, personalista, que “le cuesta ser consciente de la realidad”, “no soporta la crítica” y que siempre “quiso dar la impresión de que era el Vicepapa español”. Por este motivo, se negaba a asumir que la Iglesia española vivía una honda crisis de credibilidad y que, por tanto, necesitaba una transformación. “No se creía que los jóvenes se estuvieran apartando de la Iglesia”, afirma Vidal. Es en ese escenario de renovación en el que el Papa nombra a Carlos Osoro como nuevo arzobispo de Madrid, algo con lo que no contaba Rouco, “que se creía ungido de una autoridad especial, de superioridad”.

Sin embargo, debido a que “Rouco ha marcado la Historia de la Iglesia española”, su legado no está moribundo. “Quedan muchas cuentas pendientes, sobre todo la mala imagen de la institución”, asevera este periodista. “Aunque de Rouco vaya quedando cada vez menos en la Iglesia”, el ex arzobispo aún “va a seguir dando mucho que hablar”, pronostica Vidal. Al fin y al cabo, tres décadas en la cúspide eclesiástica dejan huella.

Biblioteca, General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Primer Congreso Mundial de Asociaciones Homosexuales Católicas

Miércoles, 10 de septiembre de 2014

imageNos envían esta información para su publicación, lo que hacemos gustosamente:

Este congreso nos invita a mirar con serenidad  y profundidad nuestra Iglesia y nuestra vida, dejando que, desde “ambos lados del puente”, la luz pueda aclarar la visión de todos, muchas veces distorsionada por prejuicios, temores y pesares.

Sin una mirada de conversión no será posible que todos recorramos dicho “puente” y percibamos la propuesta de renovación y encuentro que ella nos presenta y propone.

La conversión nos pide una nueva actitud pastoral: una pastoral de reconciliación, que sabiendo leer las  señales de los tiempos (de acuerdo con el reto que nos ha lanzado el Vaticano II) eche a un lado visiones cerradas del mundo, que ya no responden a las necesidades de nuestro tiempo.

En este contexto, es fundamental que nos dejemos iluminar por la Palabra de Dios. Es necesario revisar las Sagradas Escrituras, a través de una mirada nueva dirigida a Jesús, El que es el Camino, la Verdad y la Vida. Es necesario conocer su contexto histórico y las circunstancias en las cuales fueran redactadas.

Debemos, principalmente, tener siempre presente que Jesús jamás se mantuvo neutral. Él  encaró proféticamente la casta sacerdotal y expulsó a los mercaderes del Templo, aunque sabiendo que este suceso sería determinante para su condena a muerte en la cruz. Este es el reto que se nos lanza en este Congreso: que seamos testigos fieles del Señor resucitado y actuemos bajo la orientación y el poder del Espíritu Santo; que, a ejemplo de las primeras comunidades, tras las cuales se estableció la Iglesia primitiva, vivamos en la unidad, «construyendo puentes» con la jerarquía, pero igualmente entre nosotros, y denunciemos el pecado y las injusticias.

El lema de este congreso “Vayan y aprendan qué significa: ‘Yo quiero misericordia y no sacrificios.’” (Mt 9, 13), nos recuerda que el sufrimiento por el sufrimiento es inútil y debe de combatirse, pues Dios, que es amor, quiere amor y justicia para todos, dando la preferencia a los que están al margen, en las periferias. La práctica del amor y de la justicia, la contribución real a una sociedad buena y justa y más feliz implican la capacidad de sacrificarse. Ya no el sacrificio por el sacrificio sino por causas mejores, que inevitablemente exigen renuncia, entrega, donación. Aquí, el sacrificio surge en toda su dignidad, del étimo latino: sacrum facere – volver sagrado. Este es igualmente un reto que el congreso propone a todos, ya que no hay amor, gran obra, ni salvaguardia de la humanidad en su dignidad, sin la disposición de cada uno de nosotros para sacrificarse por lo mejor. ¿Cuál de nosotros, respondiendo al reto de este congreso, se atreve entonces a ir hasta el final, superando los obstáculos del egoísmo y de la pereza, de la mezquindad y de la opresión, entregándose a la realización de la humanidad de todos los hombres, haciendo algo sagrado, volviendo el mundo humano, justo y tolerante, esto es, sagrado?

Este congreso no nos pide compromisos sino coherencia de Fe, ya que, también Jesús, en vez de huir u optar por compromisos, fue consecuente con su mensaje y dio testimonio, hasta el final, hasta la muerte,  de la verdad y del amor, del Dios que no quiere sacrificios sino misericordia, defensa de los derechos humanos, inclusión, tolerancia, fraternidad, libertad, amor entre todos.

Esto es lo que esperamos de nuestro congreso, en el cual acogemos a todos con amor y generosidad, dándoos la bienvenida.

Página web del Congreso http://congressomundial.pt.vu

General, Historia LGTB, Iglesia Católica, Tablón de Anuncios ,

La Asociación de Teólogos “Juan XXIII” reivindica “el respeto a la laicidad y la denuncia del neoliberalismo”

Martes, 9 de septiembre de 2014

iglesia“Si la reforma de la Iglesia se hace de espaldas a los marginados, estará siendo infiel a sus orígenes y a los pobres”

“Dicha Reforma requiere la práctica de la democracia, el reconocimiento y ejercicio de los derechos humanos, entre ellos los derechos sexuales y reproductivos, así como el gobierno sinodal”

Condena el terrorismo del Estado Islámico, la masacre de Israel en Gaza, y la violencia contra los cristianos

(Jesús Bastante).- “Si la Reforma de la Iglesia no se lleva a cabo, ella misma se estará haciendo el harakiri, y no podrá responsabilizar a otros de su crisis y gradual pérdida de credibilidad. Si se hace de espaldas a los marginados, estará siendo infiel a sus orígenes y a los pobres. Si no es paritaria, inclusiva, intercultural e interreligiosa se alejará del movimiento de Jesús”. Estas son las claves del cambio en la Iglesia, según la Asociación de Teólogos y Teólogas “Juan XXIII”, que este fin de semana celebró en Madrid su XXXIV congreso, centrado en la reforma de la Iglesia sobre la opción por los pobres.

En su declaración final, los teólogos progresistas -que este año han contado con el apoyo visible de tres obispos: Joan Godayol, Pedro Casaldáliga y Santiago Agrelo- constatan que Jesús puso en marcha una comunidad de iguales, un movimiento de hombres y de mujeres, que le acompañaron y se comprometieron en la construcción del Reino de Dios como Buena Noticia para los Empobrecidos”. Un idea que “fue desdibujándose hasta desembocar en una Iglesia aliada con el poder, clerical, piramidal y patriarcal“.

Hoy consideramos necesaria una Reforma radical de la Iglesia“, incide el mensaje que reclama “la práctica de la democracia, el reconocimiento y ejercicio de los derechos humanos, entre ellos los derechos sexuales y reproductivos, así como el gobierno sinodal”, así como superar la “incoherencia vaticana”.

la-foto_560x280La reforma de la Iglesia, en opinión del congreso de Teología, ha de trazarse en “el respeto de la laicidad”, la “denuncia del neoliberalismo” y “en el apoyo a alternativas políticas y económicas“. Y requiere “el respeto a la diversidad cultural y religiosa, Lo contrario sería imperialismo”.

Una reforma que “ha de hacerse desde abajo, desde la base social y eclesial, y exige una nueva ubicación: situarse en el lugar y del lado de los excluidos del sistema” y sobre la base de “la opción por los pobres”, con el fin de “crear una comunidad acogedora, solidaria y samaritana, donde quepamos todas y todos”.

“Si la Reforma de la Iglesia no se lleva a cabo, ella misma se estará haciendo el harakiri, y no podrá responsabilizar a otros de su crisis y gradual pérdida de credibilidad”, añade el mensaje final, que concluye denunciando “el terrorismo del Estado Islámico, la masacre de Israel en Gaza, así como la violencia contra los cristianos y otros grupos religiosos. Nos solidarizamos con las víctimas y exigimos responsabilidades, reparación, rehabilitación y justicia”.

MENSAJE DEL 34 CONGRESO DE TEOLOGÍA SOBRE LA REFORMA DE LA IGLESIA DESDE LA OPCIÓN POR LOS POBRES

Del 4 al 7 de septiembre de 2014 hemos celebrado en Madrid el 34 Congreso de Teología sobre “LA REFORMA DE LA IGLESIA DESDE LA OPCIÓN POR LOS POBRES”, que ha reunido a personas procedentes de los diferentes países y continentes, culturas y religiones, en un clima de reflexión, convivencia fraterno-sororal, diálogo e intercambio de experiencias.

1. Comenzamos nuestra reflexión con la pregunta “¿fundó Jesús la Iglesia?”. La respuesta es que puso en marcha una comunidad de iguales, un movimiento de hombres y de mujeres, que le acompañaron y se comprometieron en la construcción del Reino de Dios como Buena Noticia para los Empobrecidos. Dicho movimiento continuó en las comunidades cristianas con responsabilidades compartidas y especial protagonismo de las mujeres. En ellas se tomaban las decisiones con la deliberación de todos sus miembros y se tenía como ideal la comunidad de bienes. Con el paso del tiempo este ideal fue desdibujándose hasta desembocar en una Iglesia aliada con el poder, clerical, piramidal y patriarcal, si bien hubo siempre colectivos que trabajaron por la reforma y y el retorno al ideal evangélico de vida.

2. Hoy consideramos necesaria una Reforma radical de la Iglesia, conforme al movimiento de Jesús y como respuesta a los desafíos de nuestro tiempo. Dicha Reforma requiere la práctica de la democracia, el reconocimiento y ejercicio de los derechos humanos, entre ellos los derechos sexuales y reproductivos, así como el gobierno sinodal, vigente durante los primeros diez siglos del cristianismo, con la participación del laicado, que es la base de la Iglesia, para así superar la “incoherencia vaticana”, que consiste en defender los derechos humanos y la democracia en la sociedad y no aplicarlos en su seno.

3. Creemos que la Reforma de la Iglesia ha de traducirse:

-en el respeto a la laicidad, la crítica del poder y el compromiso con los sectores más vulnerables;
- en la denuncia del neoliberalismo, que el papa Francisco ha calificado de “injusto en su raíz” ya que fomenta “una economía de exclusión”, “una globalización de la indiferencia”, “una nueva idolatría del dinero”, un medio ambiente “indefenso ante los intereses del mercado divinizado,” y una incapacidad para “compadecernos ante los clamores de los otros”;
- y en el apoyo a alternativas políticas y económicas, propuestas por los Foros Sociales.

4. La Reforma de la Iglesia requiere el respeto a la diversidad cultural y religiosa, Lo contrario sería imperialismo. Consecuente con esa actitud el Congreso de Teología ha escuchado las voces, los testimonios y las interpelaciones de las iglesias del Sur, sobre todo las procedentes de África y de América Latina, que reflejan su riqueza cultural, sus potencialidad liberadora y sus propuestas de Reforma. Escucha que implica cambiar la manera de pensar, de vivir, de producir, de relacionarse el Norte con el Sur, una relación no opresora sino co-operadora, no arrogante sino servicial, no colonizadora, sino decolonial. .

5. La Reforma ha de hacerse desde abajo, desde la base social y eclesial, y exige una nueva ubicación: situarse en el lugar y del lado de los excluidos del sistema, que son escandalosamente mayoría en la población mundial y que están creciendo por mor de la crisis. Requiere, asimismo, un horizonte que la oriente: la Iglesia de los pobres, y un principio ético-evangélico a seguir: la opción por los pobres.

6. La Reforma de la Iglesia debe ser inclusiva, ha de superar las discriminaciones y exclusiones todavía vigentes y operantes por razones de género, religión, cultura, etnia, clase social, orientación y opción sexual, opción política, procedencia geográfica, relaciones de pareja, y crear una comunidad acogedora, solidaria y samaritana, donde quepamos todas y todos.

7. Esta Reforma ya está haciéndose realidad en los diferentes ámbitos religiosos, eclesiales y sociales, como han mostrado las enriquecedoras experiencias narradas por los propios protagonistas: en el mundo rural compartiendo las luchas por la dignidad del campesinado, el reparto equitativo de la tierra y las relaciones eco-humanas; en la inmigración luchando por la liberación de las mujeres indígenas; en las cárceles ayudando a las presas y los presos a recuperar la libertad y la alegría de vivir; en las comunidades de base viviendo la fe cristiana en el horizonte de la laicidad; en la lucha solidaria contra los desahucios; en el ministerio episcopal y sacerdotal construyendo la Iglesia de los pobres bajo la guía de la teología de la liberación; entre los jóvenes indignados con el modelo de Iglesia autoritaria y de sociedad que los margina.

8. Si la Reforma de la Iglesia no se lleva a cabo, ella misma se estará haciendo el harakiri, y no podrá responsabilizar a otros de su crisis y gradual pérdida de credibilidad. Si se hace de espaldas a los marginados, estará siendo infiel a sus orígenes y a los pobres. Si no es paritaria, inclusiva, intercultural e interreligiosa se alejará del movimiento de Jesús y del principio igualitario formulado nítidamente por Pablo de Tarso: “Ya no hay más judío ni griego, esclavo ni libre, hombre o mujer” (Gálatas 3,26).

9. Amigas y amigos, estamos llamados a la tarea de la Transformación de la Iglesia, pero no aisladamente, sino en sintonía los movimientos sociales, ecológicos, religiosos y de espiritualidad liberadora. Para ello necesitamos, como dice la canción, todas las manos, las negras y las blancas, y extenderla lo más posible, desde la playa hasta el monte, desde el monte hasta la playa, con la mirada puesta en el horizonte, camino hacia la utopía.

10. No podemos terminar este Mensaje sin denunciar el terrorismo del Estado Islámico, la masacre de Israel en Gaza, así como la violencia contra los cristianos y otros grupos religiosos. Nos solidarizamos con las víctimas y exigimos responsabilidades, reparación, rehabilitación y justicia.

Madrid, 7 de septiembre de 2014

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , ,

Iglesias norteamericanas también solicitan al Supremo de EE UU que se pronuncie sobre el matrimonio igualitario

Martes, 9 de septiembre de 2014

Stop Homofobia - ICMEl mes pasado, los abogados de tres parejas de gays y lesbianas de Utah pidieron formalmente a la Corte Suprema asumir la apelación de un fallo favorable sobre el matrimonio homosexual en Utah. (Archivo/EFE/Antonio Lacerda)

La petición también incluye a la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos, la Asociación Nacional de Evangélicos, la Comisión de Religión y Ética de la Convención Bautista del Sur y la Iglesia Luterana-Sínodo de Missouri.

Utah.-La iglesia mormona y cuatro organizaciones religiosas pidieron a la Corte Suprema de Estados Unidos que intervenga y resuelva de una vez por todas la cuestión de si los estados pueden prohibir el matrimonio gay.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días informó en un comunicado emitido el viernes que se sumó a una petición al alto tribunal para que falle sobre el caso del matrimonio en Utah.

La petición también incluye a la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos, la Asociación Nacional de Evangélicos, la Comisión de Religión y Ética de la Convención Bautista del Sur y la Iglesia Luterana-Sínodo de Missouri.

Todas defienden que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.

“Ha llegado la hora de acabar con el debate nacional que nos divide en cuanto a si la Constitución ordena el matrimonio entre personas del mismo sexo”, señala el documento.

Múltiples organizaciones y entidades gubernamentales de ambos bandos del debate han presentado documentos similares pidiendo a la corte que aborde el tema.

Los grupos religiosos instaron a la Corte Suprema de Justicia a hacerlo sobre la base de la tradición y de la libertad religiosa para defender el supuesto derecho de un estado a denegar a las parejas gays y lesbianas la posibilidad de casarse.

“La inseguridad jurídica es especialmente gravosa para las organizaciones religiosas y los creyentes cada vez más enfrentados a cuestiones espinosas”, dice el documento. “¿Están en su derecho de abstenerse de participar en, reconocer o facilitar los matrimonios entre personas del mismo sexo, en contra de sus convicciones religiosas, blindadas adecuadamente por la Primera Enmienda y otras protecciones legales? ¿O se necesita más legislación para proteger las libertades religiosas en estas y otras áreas delicadas?

El mes pasado, los abogados de tres parejas de gays y lesbianas de Utah pidieron formalmente a la Corte Suprema asumir la apelación de un fallo favorable sobre el matrimonio homosexual en Utah.

Los demandantes dijeron que pidieron la revisión a pesar de que ganaron en los tribunales de apelación federal debido a que quieren que el alto tribunal dé su opinión sobre si las prohibiciones estatales al matrimonio entre personas del mismo sexo violan la Constitución.

La Corte Suprema no tiene la obligación de tomar el caso de Utah, ni los otros.

Fuente Primera Hora

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana, Iglesia Bautista, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesias, Movimiento de los Santos de los Últimos Días (Mormones) , , , , , , , , ,

“A la espera de una conversión”, por Juan José Tamayo

Domingo, 7 de septiembre de 2014

francisco-con-los-obisposLeído en la página web de Redes Cristianas

20 años ha que aterrizaba en Madrid procedente de Santiago de Compostela Antonio María Rouco Varela para hacerse cargo de la archidiócesis de Madrid tras la jubilación del cardenal Ángel Suquía, a quien había sustituido diez años antes al frente de la archidiócesis de Santiago. Unos años después asumía las riendas de la Conferencia Episcopal Española (CEE) acumulando en su persona todo el poder de la Iglesia católica en nuestro país con el apoyo y la legitimación del Vaticano –que no de la ciudadanía cristiana, cada vez más alejada de su ideología y de su forma de gobernar- bajo los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, que le premiaron con cargos muy influyentes en los dicasterios romanos.

Durante cuatro lustros fue configurando un modelo de cristianismo a su imagen y semejanza de espaldas al concilio Vaticano II, a los aires de la modernidad y a la opción por los pobres. Un modelo que extendió a toda la Iglesia católica española con la colaboración del actual arzobispo de Valladolid monseñor Ricardo Blázquez y el recién nombrado arzobispo de Valencia el cardenal Cañizares, y sin voces discrepantes –al menos no audibles- dentro del episcopado. Hablaba y actuaba por todos y nadie le replicaba, se estuviera de acuerdo o no. Era el silencio de los corderos

Así fue instaurando una Iglesia conforme al paradigma restauracionista de los pontificados reinantes, como sucursal y clon del Vaticano; un cristianismo de cristiandad, de grandes concentraciones en espacios públicos, combativo y beligerante contra la secularización, el socialismo y el laicismo; con conciencia de Iglesia perseguida, cuando gozaba de todos los privilegios espirituales y materiales; con pretensiones de confesionalizar la sociedad y de imponer a esta la moral católica; un cristianismo excluyente, homófobo y misógino; insensible al incremento de la desigualdad por mor de la crisis y en alianza con los sectores política y religiosamente más conservadores. Este modelo de Iglesia ha provocado una gran desafección hacia la Iglesia católica traducida en abandono masivo de la práctica religiosa, el incremento del número de apostasías o el alejamiento de facto.

Cumplida la edad de jubilación y ampliado su mandato tres años más por Benedicto XVI, ha tenido que abandonar primero la presidencia de la CEE y ahora el arzobispado de Madrid, al frente del cual Francisco ha nombrado a monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Valencia, a quien sustituye el cardenal Cañizares, antes arzobispo de Toledo y primado de España y durante los últimos seis años Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, nombrado por Benedicto XVI con cuyo proyecto teológico y eclesiástico estaba identificado. Ambos tuvieron importantes responsabilidades en la CEE durante las cuatro presidencias del cardenal Rouco y, por tanto, fueron cómplices del modelo de Iglesia del arzobispo gallego.

¿Qué significan estos nombramientos? De entrada, están hechos desde arriba, sin consulta ni participación de las comunidades cristianas implicadas, de espaldas al principio electivo de las sociedades democráticas modernas: “un ciudadano, una ciudadana, un voto”. Se aleja asimismo de la participación popular en la elección de obispos de los primeros siglos del cristianismo. “Ordénese como obispo a aquel que, siendo irreprochable, haya sido elegido por todo el pueblo”, dice la Tradición Apostólica, del s. III. “No se imponga al pueblo un obispo que el pueblo no desea”, decía Cipriano, obispo de Cartago, del mismo siglo. “Quien debe presidir a todos, debe ser elegido por todos”, afirmaba el papa León Magno en el siglo V

En segundo lugar, se mantiene la estructura patriarcal y misógina. Francisco sigue la misma práctica de sus predecesores de marginar a las mujeres y de excluirlas del ministerio ordenado, de los espacios sagrados, de las responsabilidades directivas y de los órganos de poder, apelando infundadamente a la voluntad de Cristo. En tercer lugar, tengo mis dudas de que estos nombramientos contribuyan a la necesaria reforma y a la deseada primavera de la Iglesia en la dirección que pretende el propio Francisco, salvo que se produzca una conversión. Osoro es un eclesiástico vinculado los nuevos movimientos eclesiales neoconservadores de orientación espiritualista, razón por la cual fue nombrado obispo primero y arzobispo después por Juan Pablo II.

Siendo arzobispo de Toledo y vicepresidente de la CEE, el cardenal Cañizares destacó por sus montaraces condenas de las reformas legales durante los gobiernos socialistas de Rodríguez Zapatero y por pedir a las madres y los padres católicos y a los colegios de confesionalidad cristiana que presentaran objeción de conciencia contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, aprobada democráticamente. En sus ataques furibundos fue incluso más allá que Rouco Varela, con quien formó el tandem quizá más conservador del episcopado español.

Pero no seamos escépticos. Siempre es posible la conversión.

Juan José Tamayo es profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y autor de Cincuenta intelectuales para una conciencia crítica (Fragmenta, Barcelona 2013)

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

“Los sacerdotes casados, signo del espíritu (XXI)”, por Rufo González

Domingo, 7 de septiembre de 2014

Cura-casadoLeído en la página web de Redes Cristianas

EL CELIBATO NO PUEDE SER ES VALOR SUPREMO, NI LA CONDICIÓN IMPRESCINDIBLE PARA SER SACERDOTE

En la Iglesia Latina: actitud y aptitud para animar, servir y unir a las comunidades no valen para ejercer el ministerio, si se carece del celibato

Los sacerdotes en activo, aunque pierdan dichas actitudes y aptitudes, son mantenidos en el ministerio, si mantienen el celibato

Todo ser humano es “signo del Espíritu”

Escribe un comentarista del post anterior: “Un poco de sensatez y sinceridad nos vendría bien a todos. Incluido al redactor que pone a los sacerdotes casados como signos no solo del tiempo que hace, sino del Espíritu y no de cualquier espíritu soplón veleto sino del Espíritu Santo. Atrevidillo que es el panegirista” (Joel, miércoles 26 marzo 2014, 00:11).

Si “el Espíritu de Dios, que con admirable providencia dirige el curso de los tiempos y renueva la faz de la tierra, está presente en la evolución socioeconómica… y el fermento evangélico en el cora­zón del hombre excitó y excita una irrefrenable exigencia de dignidad” (GS 26), ¿cómo no podemos ver la acción del Espíritu en los sacerdotes casados, personas humanas, amadas por Dios, que piden lo que está de acuerdo con el Evangelio? Es precisamente el “fermento evangélico”, que ellos tienen en su corazón, lo que les “excita a la irrefrenable exigencia de dignidad”, de que sean reconocidas sus actitudes y aptitudes para animar, servir y unir a las comunidades. No vendrá mal recordar lo que el Papa Juan Pablo II, citando al mismo Concilio, decía de todo ser humano: “El hombre, única criatura terrestre que Dios ha amado por sí misma (GS 24), llega al conocimiento y a la realiza­ción de su ser solamente por obra del Espíritu Santo” (Juan Pablo II: encícl. Dominum et vivificantem, 59. Ed. BAC-Documentos. Madrid 1986: “El misterio trinitario”, pág. 196).

¿Por qué se expedienta a un sacerdote en la Iglesia?

Curiosamente estas actitudes y aptitudes no son muy exigidas por la disciplina eclesiástica. ¿Quién no conoce a sacerdotes en ejercicio que carecen de buena parte de actitudes y aptitudes del buen Pastor? Sólo si carece del celibato –cosa que Jesús no tenía en cuenta- se le impide el ministerio. Por el contrario, se mira para otro lado si está apegado al dinero, si es un déspota, si tiene dividida a la comunidad, si es incapaz de coordinar y respetar la participación de todos, si no sabe o no quiere discernir los carismas de los hermanos, si no cuida de los más pobres, si no tiene “consejo pastoral” o “económico”, si gasta el dinero en suntuosidades y vestimenta lujosa, si es vanidoso y soberbio, si no prepara las homilías… Incluso si es poco dado a la oración y a ejercicios espirituales… Nada de esto será motivo de apartarlo del ejercicio ministerial.

¡Pobres sacerdotes de rito oriental!

article-2535114-1A77354700000578-789_964x1148¿Conocéis algún caso en que se expediente a un clérigo en ejercicio por alguna de estas cosas que acabo de citar? No sólo no se le abre un expediente, ni siquiera una monición seria. No sea que se enfade y amenace con “irse a su casa”. Pero si ama a una mujer y quiere vivir en pareja, aunque su corazón esté lleno del amor divino, dirán que tiene el corazón “dividido”, y, por tanto, no puede ejercer el ministerio. ¡Pobres sacerdotes de rito oriental, aunque el concilio Vaticano II les llame “sacerdotes de grandísimo merito”! (PO 16). Por cierto ya en los debates conciliares un buen número de Padres participantes (más de 200, los más conservadores) pedían cambios en esta alusión a los sacerdotes casados: que se suprimiera ese párrafo todo él, porque este párrafo debilitaba cuanto luego se decía sobre el celibato; que se suprimiera el calificativo de “sacerdotes del mérito mejor” (optimi meriti),; incluso que se dijera que los sacerdotes orientales que viven en matrimonio realizan a su modo la perfección sacerdotal, pues esta forma de sacerdocio no es la misma que la de los sacerdotes célibes y goza de distinto valor. La Comisión Redactora respondió que “el párrafo entero no puede suprimirse, pues fue aprobado por la mayoría del Aula”. Se aceptó suprimir los consejos sobre su vida conyugal, sustituyéndolos por una invitación a “perseverar en su santa vocación”. Se mantuvo el elogio de “muy prestigiosos”. No se aceptó la última proposición de hacer distinciones entre los dos sacerdocios, pues es teológicamente inadmisible (Martín Descalzo: “Un periodista en el Concilio”, PPC, 1966 t. IV p. 500-505).

Es aberrante creer que Dios es rival del amor humano

Es muy tradicional el recurso al texto de Pablo para apoyar el celibato ministerial: “quiero que estéis sin preocupaciones; el no casado se preocupa de los asuntos del Señor, cómo agradará al Señor, en cambio el casado se ocupa de los asuntos del mundo, cómo agradará a la esposa, y anda dividido…” (1Cor 7, 32-34). El mismo Vaticano II, en el decreto “sobre el ministerio y la vida de los presbíteros” (n. 16), aduce este texto para hablar de la unión a Cristo con “un corazón indiviso”. Por el contexto, esta alusión de Pablo es una invitación a centrarse en la parusía inminente, tal como se entendía en aquellos momentos. De ninguna manera puede entenderse del celibato, como estado de vida, y menos del obligatorio, y en todos los tiempos. Hoy, con la teología actual de las realidades terrenas, este texto no puede sostenerse. ¿Qué se entiende por “asuntos del Señor” y “asuntos del mundo”? ¿”Agradar a la esposa o al esposo” supone no “agradar al Señor”? El amor a Dios, a Cristo, no puede entrar en rivalidad con el amor a la familia, a la esposa, a los padres, etc. El amor de Dios, no sólo no divide el corazón, sino que lo unifica: en Dios amamos a todos con el amor más limpio y desinteresado que pueda imaginarse.


Sabiamente lo dice K. Rahner y lo explica el psicoanálisis

“No entiendo por qué ahora, para amar más al Señor, sea necesario amar menos o, lo que sería más grave, no amar a otra persona. ¿En qué Dios estamos pensando cuando nos imaginamos o proponemos que amando menos a un ser humano lo amamos más a él? ¿No es una insoportable aberración el solo hecho de proponer que Dios puede ser el rival de nuestro amor y nuestra entrega a otro ser humano? ¿No habrá que decir, más bien, que amamos más a Dios precisamente porque amamos más a otra u otras personas? ¿O es que podemos asegurar tranquilamente que el amor a Dios es una realidad “categorial”, como lo es cualquier relación nuestra con otra persona? (K. Rahner, «Bruderschaft und Brüderlichkeit»: Pastoralchetische Hefte 22. 1964. 9-35). Por lo demás, los psicoanalistas nos han explicado muy bien que, en esos piadosos discursos elogiando el “amor preferencial”, de forma que ese amor así vivido, es más puro y más total, lo que en realidad se esconde es el deseo de poder y dominación de la institución sobre aquellos sujetos a los que quiere tener perfectamente controlados. Cuando leo esos discursos, no puedo evitar que mi recuerdo vaya derecho a la seria y grave afirmación que hizo Pierre Legendre: “la obra maestra del Poder consiste en hacerse amar”. Quienes se ven sometidos en la capacidad más grande que Dios nos ha dado a los humanos, además de someterse, llegan a amar apasionadamente al que les somete. Verdaderamente ésa es la obra maestra del Poder. No ocurre nada tan singular, tan excelso, y también tan extravagante, como eso en este mundo” (Epílogo de “Curas Casados. Historias de fe y ternura”. Coord. Ramón Alario y Tere Cortés. Moceop. Albacete 1910, p. 342-343).

Iglesia Católica , , , , , , ,

“Benditos los herejes y los “herejes” “, por Héctor Alfonso Torres Rojas, Licenciado en Teología y Sociología

Domingo, 7 de septiembre de 2014

Jesus modernoLeído en la página web de Redes Cristianas

A propósito de la excomunión de dos creyentes de a pié, líderes cofundadores del Movimiento Internacional “Somos Iglesia” (1995). Y de la excomunión permanente lanzada contra las mujeres obispas y sacerdotisas. Así no haya nueva declaratoria eclesiástica de excomunión, por el sólo hecho de haber recibido la ordenación, quedan excomulgadas, según el Derecho Canónico.

Pero las herejías y las “herejías” han permitido y permitirán profundizar la fe y ser más fieles al mensaje de Jesús de Nazaret.

Inicio esta columna con las palabras herejes y “herejes” porque no todas las excomuniones tuvieron razón. La historia ha mostrado en diferentes casos que la autoridad eclesiástica se equivocó, tuvo que reconocer su error y reivindicar post mortem a la víctima.

Jesus de Nazaret fue un hereje

Jesús de Nazaret fue un hereje para las autoridades religiosas de su tiempo. Quisieron acallar su palabra libre y sus gestos proféticos. Las autoridades del Templo y los doctores de la Ley, lo consideraron hereje. Y como hereje murió.
Pero además de haber sido un hereje, la persona de Jesús y su mensaje han sido y serán objeto de controversia por el significado que han tenido y tienen para una parte de la humanidad (menos del 35% de la población del Planeta es cristiana), es decir, seguirá habiendo herejías y “herejías”. Unas y otras ya no se pueden evitar a punta de excomuniones. Al contrario, se deben expresar y manifestar de manera libre, dentro de las iglesias y en la relación del mensaje cristiano con las demás religiones y culturas del mundo. Jesús fue objeto de controversia desde sus días terrenales y seguirá siendo objeto de controversia hasta cuando exista la comunidad de creyentes.

La excomunión no tiene hoy el mismo significado

A pesar de lo que puedan afirmar las autoridades eclesiásticas, por el cambio de paradigmas, en el mundo y dentro de las iglesias, la excomunión ya no tiene hoy el mismo significado, efecto y peso que ayer, por varias razones:

1. Porque se ha ganado el derecho a la libertad de conciencia, a la conciencia liberada, a la libertad de pensamiento, a la libertad de expresión oral o escrita, inclusive para las y los creyentes.

2. Porque muchas cuestiones teológicas son vistas desde varios ángulos, comenzado por la interpretación de los textos bíblicos. La historia de la iglesia y de la teología muestran hoy que ha habido un uso amañado, consciente o incosciente, de los textos bíblicos. Ejemplos grandes: la teología sobre las mujeres, la teología sobre el sacerdocio, la teología sobre el Romano Pontífice, la teología sobre la sexualidad…

3. Porque hoy se ve con más claridad que los dogmas han tenido una historia y que la formulación de éstos han tenido un contexto cultural propio y específico. No tiene justificación quedarnos apegados a este contexto porque la historia avanza, es dinámica. No podemos dar razón de nuestra adhesión a Jesús de Nazaret con esquemas culturales, razones y argumentos de ayer.

4. Hay creyentes que se preguntan si la excomunión excluye de la Iglesia-Comunidad, de la Iglesia-Pueblo de Dios, de la Comunión de hermanos y de hermanas, o solamente de la comunión con la autoridad eclesiástica. Aquí no se trata solamente de un juego de palabras.

No todos los dogmas y doctrinas tienen el mismo peso teológico.

5. En siglos y años anteriores hubo un miedo y terror cuando se aplicaba la excomunión, porque este castigo, en la vieja teología, no sólo ponía en la picota a las personas excomulgadas, sino que se les negaba el acceso a los sacramentos y llevaba implícita la posible condenación, en caso de muerte sin abjurar de la llamada herejía.

En ese orden de ideas, las personas excomulgadas que son objeto de esta nota, han rechazado la excomunión, no la aceptan y la ponen en tela de juicio.

Laicos-laicas y excomuniones

Hasta hace unos 15 años pareciera que no ha habido creyentes de a pié, investigados por la Inquisición, es decir, por la Congregación para la Defensa de la Doctrina de la Fe (CDF), y menos aún excomulgados, por razones teológicas, doctrinales y de opinión, salvo los ya mencionados: las mujeres obispas y sacerdotisas, hecho ya bien conocido y la de las dos personas que han motivado esta columna.

“Este es el final de un largo enfrentamiento entre el movimiento «Wir sind Kirche» («Somos Iglesia») y el Vaticano. Según la información del diario Tiroler Tageszeitung, los austriacos Martha Heizer, responsable en Austria del movimiento, y su esposo, Gert Heizer, han sido excomulgados por atentar la celebración de la eucaristía, uno de los «graviora delicta» que deben ser juzgados por la CDF con un procedimiento especial. El diario alemán Die Welt asegura que la información ha sido confirmada en «círculos católicos»”. (Graviora delicta = Delitos muy graves).

Han sido pocos los momentos de la historia de la Iglesia, en que las y los creyentes de a pié han sido llevados ante los tribunales de la Inquisición y a sus llamas de muerte. La razón: los laicos y las laicas NO han contado históricamente como protagonistas en la formación de doctrina y de opinión en la Iglesia, precisamente porque se les ha dejado en el analfabetismo bíblico y teológico. Se les ha mantenido en “la fe del carbonero”. Y cuando se atreven a cuestionar o dudar, se les ha dicho y todavía se les dice: “Doctores tiene la Madre Iglesia que sabrán responder”. Conclusión: “Cállense”.

Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , ,

“Limpiando el Vaticano”, por Paul Vallelyjune.

Domingo, 7 de septiembre de 2014

photography-saint-martin-de-porres-pierre-et-gilles-1990Leído en Evangelizadoras de los apóstoles:

Crédito Angelo Carconi / Associated Press

LONDRES – Se veía muy dramático cuando el Papa Francisco despidió a toda la junta de regulador financiero del Vaticano la semana pasada. Pero eso fue sólo el medio de ella. Los cambios sísmicos que están en marcha detrás de las escenas en Roma son aún más radicales que las apariciones públicas sugieren. Y ofrecen esclarecedoras perspectivas sobre el carácter inflexible del hombre que le gusta presentarse a sí mismo ante el mundo como un modelo de la sonrisa de humildad.

El cuerpo conocido como Autoridad de Información Financiera de Roma (FIA) supervisa todo, desde el Banco del Vaticano a las propiedades de la Santa Sede, sus salarios del personal y hasta la farmacia vaticana. Sus cinco miembros italianos se debieron a su cargo hasta 2016, cuando Francisco les pidió la renuncia temprana – para ser reemplazado por un equipo internacional de expertos financieros que incluye a Joseph Yuvaraj Pillay, el hombre que dio la vuelta a la economía de Singapur, y Juan Zarate, un ex financiero asesor de seguridad del presidente George W. Bush.

La medida drástica se produjo después de meses de luchas internas entre la vieja guardia y el director de la FIA, René Brülhart, un experto en lucha contra el lavado de dinero en Suiza, encargada de la limpieza de uno de los bancos más secretas del mundo, que cuenta con activos por valor de más de $ 8 mil millones. Un ex jefe de la unidad de inteligencia financiera de Liechtenstein, se encontró con sus reformas continuamente frustrados por una red de viejos amigos. Se quejó al papa, quien hizo a un lado el obstáculo en un solo movimiento.

Pero había algo más que eso, ya que nadie hubiera sospechado que conocía el modus operandi de Jorge Mario Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires antes de convertirse en Papa. Allí, también, se había enfrentado a un escándalo bancario en el que su predecesor, el cardenal Antonio Quarracino, había visto envuelto en la suscripción de un contrato de seguro de varios millones de dólares para una familia de banqueros prominentes que resultaron estar pagando todas las facturas de sus tarjetas de crédito. Cuando el banco se ve insolvente, los banqueros fueron encarcelados, y a la Iglesia Católica se le pidió  pagar enormes sumas de dinero que no tiene, el cardenal Bergoglio llamó a los contables internacionales Arthur Andersen, cerró el banco de la iglesia y transfirió sus activos a los bancos comerciales.

Él actuó rápidamente, con decisión y transparencia – en varios niveles a la vez. Y eso es lo que ha estado haciendo durante los últimos años con las finanzas opacas del Vaticano y su banco de escándalo-sumida.

Desde luego, tiene que hacerlo. El banco ha tenido una historia muy dudosa desde la década de 1980 cuando se vio implicado en el colapso del banco privado más grande de Italia, el Banco Ambrosiano, cuyo presidente, Roberto Calvi, fue encontrado colgando del puente de Blackfriars en Londres, un incidente que fue ampliamente visto como un asesinato disfrazado de suicidio. Se emitió una orden de arresto contra el presidente del Banco del Vaticano, el arzobispo Paul Marcinkus, alegando que él era cómplice de quiebra fraudulenta, pero nunca fue llevado a juicio.

Accidentada historia del banco ha continuado hasta tiempos recientes. En un informe de 2012, el Consejo de la autoridad monetaria europea no logró el Banco del Vaticano en siete de sus 16 centrales regulaciones anti-lavado de dinero. Otros bancos se distanciaron de él hasta el punto de que en 2013 el Deutsche Bank cerró 80 cajeros automáticos del Vaticano y de los servicios de pago de tarjeta de crédito. Impropiedad aferró a la institución como un mal olor.

Con razón el Papa Francisco hizo la reforma del Banco del Vaticano una de sus primeras prioridades. Pocos días después de convertirse en Papa , desnudó cinco cardenales de supervisión del banco de su estipendio anual de $ 42.000. En un sermón en una misa por el personal del banco que él deliberadamente describió su organización como “necesaria hasta un cierto punto.” Exigió contabilidad estricta, mejores prácticas de información y los controles internos mejorados. Diez meses después, satisfecho con el progreso, despidió a todos menos uno de los cinco cardenales en enero. También reemplazó el presidente de la FIA con un arzobispo con un historial de reforma dentro de la burocracia del Vaticano.

Astutamente, como antes, nos ha traído de afuera. Los consultores regulatorios y de cumplimiento de los Estados Unidos de Promontory Financial Group están peinando a través de 19.000 cuentas del banco. Ellos han encontrado cheques pobres de flujo de efectivo, documentación inadecuada, la ignorancia sobre la diligencia debida y un sistema de poderes que las nubes que realmente controla muchas cuentas. Cuando se pidió a los clérigos encargados cómo respondieron al regulador, contestaron: “Respondemos ante Dios.” Ahora responden al Sr. Brülhart. Unos 1.600 ejercicios cerrados hasta el momento. Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

“De Rouco a Osoro”, por José María Castillo

Sábado, 6 de septiembre de 2014

rouco-osoro-arzobispo-madrid--644x362De su blog Teología sin Censura:

Mucho está dando que hablar el cambio de arzobispo en la archidiócesis de Madrid. Como suele ocurrir en estos casos, el cambio está dando pie a toda clase de comentarios. No pretendo, por supuesto, decir aquí si este cambio será para bien o para mal. Sólo quiero indicar algo que me parece importante y que, por lo que voy sabiendo, no se suele tener en cuenta. Al escribir esto, no es que yo intente ingenuamente aportar la solución definitiva a tantos devaneos mentales como – según creo – van y vienen por los mentideros eclesiásticos y los murmullos de sacristía. Mi pretensión, ahora mismo, no pasa de ser una modesta sugerencia. Por si viene a cuento. Nada más que eso.

Mi propuesta se limita (y se reduce) a recordar una cosa evidente. El cambio de un obispo por otro obispo no pasa de ser un cambio administrativo en la gestión y gobierno de una diócesis. Por más que se pondere lo mucho que vale el que se va o el que viene, a fin de cuentas, eso por sí solo, ni va a modificar la fe de los que tienen creencias religiosas, ni va a conseguir que sean buenas personas quienes ya son buena gente, ni tampoco hará que aumente el ateísmo y otros males que en los ambientes de Iglesia se detestan cordialmente. En principio – me sospecho -, lo más probable es que todo seguirá igual (o de forma muy parecida) a como han estado, en los últimos años, las cosas de la religión católica en Madrid y sus cercanías.

Entonces, ¿qué decir del cambio de Rouco por Osoro? A mí me parece que lo primero, que se debería tener en cuenta, es que estos dos hombres no son simplemente dos jerarcas religiosos. Lo son, por supuesto. Pero con decir eso, nos quedamos en la superficie, es decir, en la consideración más superficial del asunto. Porque, si es que la teología y, sobre todo el Evangelio, pintan algo en este cambio, a mí se me ocurre que lo primero, que se debería tener muy presente, es que, al tratarse de dos obispos, estamos hablando de dos “sucesores de los Apóstoles” de Jesús.

Ahora bien, según consta repetidamente en los evangelios, el primer requisito, que Jesús les exigía (y supongo que les debe seguir exigiendo) a sus “apóstoles”, es el “seguimiento” del propio Jesús y su Evangelio. Esto está tan claro en los evangelios, que el que no lo tenga claro, ni merece ser “apóstol”, ni por tanto “obispo”. Además, sabemos (también por los evangelios) que “seguir a Jesús” es renunciar a toda clase de dignidades, categorías, propiedades, seguridades… Es “dejarlo todo y seguirle” (Mt 19, 27 par; Mt 8, 18-22; Lc 9, 57-62). Para ir por la vida, como dijo el mismo Jesús, sin “oro, ni plata, ni calderilla, ni alforja…” (Mt 10, 9-10 par).

Y aquí me permito hacer una aclaración importante. La ordenación episcopal no es un “acto mágico”, que automáticamente convierte a un sacerdote en sucesor de los apóstoles. Es verdad que Lutero se pasó de la raya al admitir que la autoridad apostólica dependería totalmente de la fidelidad del obispo a la Palabra de Dios (Comentario a la carta a los Gálatas [1535], ed. Weimar, 40, 1, p. 181). Pero tan cierto como eso es que, desde San Agustín y San Gregorio Magno, hasta los más autorizados teólogos de la Edad Media, defendieron la doctrina que formuló atrevidamente San Anselmo: “Los obispos conservan su autoridad en cuanto concuerdan con Cristo; y lo mismo, la pierden si está en desacuerdo con él” (“Sicut enim episcopi servant sibi auctoritatem quandiu concordant Christo, ita ipsi sibi eam adimunt, cum discordant a Christo”. Epist. II, 162). Como acertadamente resume Y. Congar: “Hay que introducir - en el cargo episcopal - estos elementos éticos en la ontología misma del cargo recibido”.

Por otra parte, esto es tan determinante, que, si nos limitamos a ponderar la ideología del que se va o del que viene, la simpatía del primero o del segundo, los títulos que cada cual ostenta, las lenguas que domina, etc, etc., entonces lo que queda patente es que nos importa más el “jerarca” religioso que el “discípulo” de Jesús. O sea, nos interesa más la “Religión” que el “Evangelio.

Y en tal caso, si es eso lo que sucede, lo que queda en pie es que hemos organizado una Iglesia que tendrá mucho que ver con las jerarquías y organizaciones de este mundo, pero tiene poco que ver con el Evangelio de Jesús. Y si esto efectivamente es así, ¿a dónde vamos? Por muy buenos arzobispos que nos manden, no pasaremos de ser una antigualla del pasado que sólo puede interesar a gente que piensa poco y, desde luego, será siempre una buena pista de lanzamiento para los trepas más mediocres que se pasean entre oropeles de antaño. Y me temo que este tipo de individuos, si no producen indiferencia, lo que producen es risa, mucha risa.

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

El cardenal de Nueva York desfilará con los homosexuales en el día de San Patricio

Sábado, 6 de septiembre de 2014

Cardinal-Timothy-Dolan-Archbishop-New-YorkNueva York elimina la prohibición de grupos gays en desfile de San Patricio

Dolan dio la bienvenida a la participación de grupos LGTB en tan señalada fecha

Ya el año pasado hubo tiranteces ante la negativa de los organizadores de dejar desfilar a grupos de homosexuales en el gran día de San Patricio en Boston. Este año los organizadores del evento en Nueva York han decidido que el colectivo LGTB participará como cualquier otro sector.

Después de esta histórica decisión, el cardenal de la ciudad, Timothy Dolan, estadounidense de origen irlandés, se apresuró a emitir una declaración de apoyo a los organizadores del desfile. La noticia ha sido muy bien recibida por los católicos gays y lesbianas, mientras que algunos grupos conservadores quieren que el arzobispo se retire del evento.

Creo que estamos viendo como el catolicismo del Papa Francisco ha llegado a la Archidiócesis de Nueva York,” declaró a los medios J. Patrick Hornbeck, presidente del departamento de teología en la Universidad de Fordham. “La declaración del cardenal Dolan es acogedora. Él no tomó la decisión de que desfilaran los homosexuales, pero lo ve como una oportunidad para la unidad”.

Sin embargo, otras voces como las de Pat Archbold, teólogo de la conservadora National Catholic Register, calificó la decisión de Dolan de permanecer como gran mariscal en la marcha como “capitulación total ante los grupos de identidad homosexual”.

Y es que los grupos LGBT podrán participar por primera vez el próximo mes de marzo en el Desfile del Día de San Patricio en Nueva York. Los organizadores del mayor desfile del día de San Patricio en el mundo aseguran que ponen fin a la prohibición, y que permitirán en la edición de 2015 que un grupo gay pueda marchar con su propia bandera.

La prohibición de los grupos homosexuales en el centenario desfile de Nueva York se convirtió a principios de este año cuestión política. El alcalde demócrata Bill de Blasio no desfiló en señal de protesta contra la prohibición, y la cerveza Guinness retiró su patrocinio.

El comité organizador del desfile ha manifestado su intención de retirar la prohibición a través de un comunicado difundido por la agencia AP. En la información, asegura que el grupo LGBT OUT@NBCUniversal, perteneciente a la empresa que emite el desfile, marchará por la Quinta Avenida de Manhattan el 17 de marzo de 2015 “bajo una bandera identificativa”.

En cuanto a la elección de la entidad LGBT que participará en el desfile de San Patricio, los organizadores no especifican si se trata de una invitación directa, o si este grupo ha formulado una petición para ser ellos los participantes. Lo que sí aseguran es que la inclusión del grupo LGBT fue aprobada por unanimidad por el equipo directivo del desfile. Bill O’Reilly, portavoz del comité, asegura que otros grupos pueden solicitar participar en futuras ediciones.

La polémica de la prohibición surgió cuando hace un año los organizadores dijeron que los gays eran libres de marchar, pero “sólo integrados otros grupos y no con pancartas o banderas gays”. Sin embargo, la mayoría de las entidades que marchan en el desfile portan su propia identificación. Ya hay confirmadas unas 320 entidades participantes para 2015, según el comité.

“Nuestro cambio de tono y la ampliación de la inclusión es un gesto de buena voluntad hacia la comunidad LGBT en nuestro esfuerzo continuo para mantener el desfile por encima de la política”, aseguran en el comunicado.

No obstante, la nota también especifica que el desfile fue “se mantiene fiel a las enseñanzas de la Iglesia”. Aunque O’Reilly mantiene que el cardenal Timothy Dolan, que presidirá el desfile del próximo año, está “muy a favor” de este cambio.

Fuente Ociogay y Ragap

General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Solidaridad escolar con el profesor gay

Sábado, 6 de septiembre de 2014

solidaridad-escolarAlumnos de secundaria a la entrada del IES Pérez Galdós en la capital grancanaria. | lp / dlp

Profesores y alumnos creen que Luis Alberto González es idóneo como lo ha sido en los últimos quince años

Las inclinaciones sexuales de un docente no afectan en absoluto a su idoneidad a la hora de impartir clase. Así lo ven los profesores y alumnos de la enseñanza pública canaria que defienden a Luis Alberto González, docente al que el Obispado de Canarias retiró su confianza para impartir la asignatura de Religión tras haberse casado con otro hombre.

La comunidad educativa rechaza la decisión del Obispado de Canarias sobre este profesor de enseñanza católica que se incorporó el pasado lunes a su puesto de trabajo junto al resto de sus compañeros del IES Salinas de Arrecife (Lanzarote), a la espera de que se solucione su situación laboral. González se encuentra sin el visto bueno del Obispado de Canarias y contratado por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias para el presente curso.

“Nos sorprende que en pleno siglo XXI en el que disfrutamos de una serie de derechos y libertades un profesor deba ser juzgado por su orientación sexual”, denunció ayer Diego Espasa, presidente de la Unión de Estudiantes de Canarias (Udeca). “No podemos tolerar que la Iglesia controle la educación pública. Si es un profesional, debe conservar su trabajo”, añadió Espasa que defiende una educación pública laica.

Los profesores de la enseñanza pública canaria también mostraron su disconformidad con la decisión del Obispado de Canarias de considerar “no idóneo” al profesor homosexual y exsacerdote. El sindicato de docentes STEC expuso su “rechazo absoluto”. Silvia Rodríguez, portavoz del STEC, argumenta que “por encima de todo” está la Constitución que garantiza los derechos fundamentales.

“El Obispado está vulnerando derechos fundamentales y quiere utilizar un privilegio de cara a la educación pública”, señala Rodríguez que pone a disposición del profesor la asesoría jurídica de este sindicato, el de mayor representatividad del Archipiélago. El STEC reivindica el carácter laico de la educación pública, pero ello no le impide defender “a ultranza a todo el profesorado, incluido el de religión”.

En esta línea se posiciona también FETE- UGT Canarias. “Respetamos a cada persona como es. Si es gay y católico, ¿por qué no puede dar clase de religión? Esta persona entró en unas listas, por lo que cumplía los criterios que exigía el Obispado”, expone Carmen Rivero, secretaria de educación pública de este sindicato. Rivero sostiene que si Luis Alberto González ha sido un profesor válido de religión durante los últimos quince años, lo sigue siendo ahora pese a su nueva situación personal .

La portavoz de FETE – UGT recuerda que no están de acuerdo con que se impartan clases de religión dentro del horario lectivo, pero que como docente, González cuenta con todo el apoyo del sindicato. “Si fuera profesor de Lengua o de Inglés, ¿se le preguntaría si es homosexual o heterosexual?”, pregunta.

El profesor Luis Alberto González, exsacerdote, ha dado clase de religión durante los últimos 15 años en el IES La Salinas. En su opinión, la situación actual requiere una toma de decisiones urgente por parte de las partes implicadas (Consejería de Educación y Obispado de Canarias). Hay dos opciones, o se le ratifica en el puesto de trabajo o se le despide de forma objetiva.

Según el Obispado, a este profesor se le ha retirado la “misio” por incumplir lo establecido en el Derecho Canónico que establece que la Diócesis tiene derecho a nombrar o aprobar a los profesores de religión y remover o exigir que sean removidos cuando así lo requiera “una razón de religión o moral”. “Y no por su condición sexual”, reiteran en la Diócesis.

Fuente La Provincia

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Agrelo, a los teólogos de la Juan XXIII: “Necesitamos romper con la ideología y dar la palabra al Evangelio”

Viernes, 5 de septiembre de 2014

congreso-de-teologiaLeemos en Religión Digital:

El arzobispo de Tánger y Pedro Casaldáliga envían mensajes al Congreso

“La reforma, siempre necesaria y pedida, no se podrá hacer si no es junto a los pobres”

“Si hoy se percibe alguna reforma en el Papado, no nos quepa duda que es por el trabajo de todas estas personas que nos han precedido y también por el nuestro”

(Jesús Bastante).- Las cosas están cambiando. Y mucho. Hacía décadas que un obispo español en ejercicio no participaba en el Congreso de la Asociación de Teólogos y Teólogas “Juan XXIII”, y hoy sucedió. Un auditorio emocionado, en cierto modo reconocido al fin como parte de esta Iglesia que quiere seguir siendo “partera” de la primavera, escuchó la larga carta, “una confesión”, enviada por el arzobispo de Tánger, el franciscano Santiago Agrelo. Un texto emocionante y emocionado que se unió al de otro profeta, también obispo, Pedro Casaldáliga.

En su mensaje (“la forma es la de una carta, pero el fondo es el de una confesión“), Agrelo confiesa que “me movía el deseo -arriesgado- de dejarme ver -obispo en un Congreso de la Asociación Juan XXIII“. “Estar ahí, sólo eso, hubiera sido un mensaje elocuente, sugerente, eficaz”.

Quería estar ahí porque entiendo que todos somos del Señor, que trabajamos todos por el Reino de Dios, y que todos amamos a Cristo”, añade la carta, que incide que ” para mí, estar entre vosotros hubiese significado romper con la ideología y dar la palabra al evangelio, a Cristo Jesús”.

Podemos caminar juntos, podemos buscar juntos, añadió el arzobispo de Tánger, quien subraya que la “tarea urgente de la renovación eclesial”. Hacerme presente en el Congreso, era un modo de decir que contaba con vosotros para recorrer mi camino“.

“La reforma de la Iglesia, siempre necesaria, siempre buscada, siempre pedida, no se podrá hacer si no es junto a los pobres, si no es con los pobres, si no es en humildad y pobreza, si no es recorriendo el camino del que, siendo rico, se hizo pobre por nosotros para enriquecernos con su pobreza”, apunta el prelado.

Por su parte, Casaldáliga animó a los participantes a “continuar con lucidez y serenidad, con libertad de espíritu haciendo Congreso del cada día”. “El Congreso es una buena ocasión para confirmar nuestra opción por los pobres en una dimensión comunitaria. Nos congrega a proseguir como Iglesia, con espíritu ecuménico y macro-ecuménico. Nos provoca a la misión de ser portadores de esperanza”, subraya.

Tras los saludos, la teóloga Margarita Pintos fue la encargada de presentar el XXIV Congreso, subrayando que “si hoy se percibe alguna reforma en el Papado, no nos quepa duda que es por el trabajo de todas estas personas que nos han precedido y también por el nuestro“.

“La reforma de la iglesia no se puede quedar en el ámbito eclesial, sino que tiene que traducirse en la esfera pública -política, social económica- lo que exige cuestionar el modelo económico liberal y apoyar alternativas que plantean los movimientos sociales y los Foros Mundiales”, añadió Pintos, quien insistió en que “nuestra comunidad es el fundamento de la iglesia en la que creemos y que las reformas las hemos empezado desde abajo y por eso empezamos a ver algunos frutos. Una reforma que tiene que ser paritaria”.

santiago-agrelo

Ésta es la carta de Agrelo al Congreso de Teología

Tánger, 26 de agosto de 2014
A mi hermano Juan José Tamayo,
Secretario general de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII.

Querido Juan José: Paz y Bien.
En su día me invitaste a participar en el XXXIV Congreso de la Asociación. El tema, «La reforma de la Iglesia desde la opción por los pobres», resultaba apasionante; pero la agenda no entiende de pasiones y la participación no fue posible. Te prometí entonces hacerme presente entre vosotros de otra manera; y eso es lo que ahora intento cumplir.

La forma es la de una carta, pero el fondo es el de una confesión.

Más que el tema -apasionante-, me movía el deseo -arriesgado- de dejarme ver -obispo- en un Congreso de la Asociación Juan XXIII. Aunque nada entendiese de lo que ahí se exponga, aunque en mi ignorancia nada tuviese que aportar a la reflexión teológica, estar con vosotros, sólo eso, hubiera sido un mensaje elocuente, sugerente, eficaz.

Quería estar ahí porque entiendo que todos somos del Señor, que trabajamos todos por el Reino de Dios, y que todos amamos a Cristo en su palabra, en su eucaristía, en su Iglesia, en sus pobres.

Estoy convencido de que nadie en la Iglesia ignora la verdad expresada en el dicho: “Ecclesia semper reformanda”. Y no creo que a nadie se le oculte cuánto sea urgente la tarea de una renovación eclesial. Temo, sin embargo, que, antes de comenzar siquiera el necesario proceso de reforma, unos y otros, desde dentro, podemos abortarlo con las tenazas implacables de nuestras ideologías.

Para mí, estar entre vosotros hubiese significado romper con la ideología y dar la palabra al evangelio, a Cristo Jesús, al Señor de nuestras vidas. Estar ahí era una opción de vida -lo digo con pudor-, era obediencia a la palabra del Señor: quería sencillamente significar que nos amamos unos a otros como él nos ha amado y nos ha mandado.

Desde esa línea de salida, podemos caminar juntos, podemos buscar juntos… Me pregunto, sin embargo, si no nos hemos negado a caminar, si, atrapados en la violencia de nuestras certezas, no hemos menospreciado la sencillez humilde y pacífica de la búsqueda. Para mí, hacerme presente en el Congreso, era un modo de decir que contaba con vosotros para recorrer mi camino.

Intuyo que la reforma de la Iglesia no vendrá de la reflexión teológica, aunque ésta sea necesaria, ni de la programación pastoral, aunque sea ambiciosa; la reforma vendrá sobre todo de la vida de las comunidades eclesiales, de su eucaristía y de su compromiso con los pobres.

Cada vez que la comunidad se reúne para la celebración y los fieles abren las puertas de la propia vida a la gracia del evangelio, puede que lo sepan, puede que no, pero están poniendo esa vida en manos del Espíritu para ser congregados en la unidad, para ser de Cristo, para hacerse Cristo, para formar en Cristo un solo cuerpo y un solo espíritu; puede que lo sepan y puede que no, pero siempre serán Iglesia en transformación.

No me voy a acusar de haber actuado con mala voluntad a lo largo de mi vida, pero constato que, no obstante los buenos deseos y los muchos esfuerzos, la eucaristía diaria en la que he participado desde que a los once años entré en el seminario -ahora voy para setenta y dos- no habría hecho de mí un aprendiz de Cristo si pobrezas y pobres no hubiesen sacudido mi conciencia con la fuerza de su dolor.

A lo largo de la vida, el Señor me llevó entre ellos con el mismo amor con que me llevaba a la eucaristía. Y junto a los pobres, con ellos, el Espíritu de Dios ha ido trabajando esta arcilla hasta darle un aire con Cristo.

Con lo cual ya dejo dicho, hermano mío, que la reforma de la Iglesia, siempre necesaria, siempre buscada, siempre pedida, no se podrá hacer si no es junto a los pobres, si no es con los pobres, si no es en humildad y pobreza, si no es recorriendo el camino del que, siendo rico, se hizo pobre por nosotros para enriquecernos con su pobreza.

Una y otra vez necesito recordar el pasaje que Jesús leyó en la sinagoga de Nazaret: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor”. Aquel día, cuando Jesús dijo: “Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír”, el mundo se estremeció de esperanza. Se me ha dado un evangelio para los pobres; si olvidase a los pobres, no sabría qué hacer con el evangelio. Se me ha dado un evangelio de luz para los ciegos; si me olvidase de los ciegos, olvidaría también que el evangelio es luz. Se me ha dado un evangelio de libertad para los oprimidos; si me olvido de los oprimidos, olvidaré que el evangelio es libertad. Se me ha dado un evangelio de gracia para los pecadores; si me olvido de los pecadores, olvidaré que el evangelio es gracia. Y yo necesito recordarlo, para saber quién está sobre ti y sobre mí porque nos ha ungido, quién nos ha enviado, a quién hemos sido enviados.

Os deseo, hermano Juan José, un sereno, esperanzado, confiado, apasionado y humilde trabajo. Lo harán portador de esperanza el amor a la Iglesia y a los pobres. Os acompañará en vuestro trabajo mi cariño y mi oración.

Tu hermano menor,
Fr. Santiago Agrelo Martínez
Arzobispo de Tánger

CASALDALIGA

 

Y éste, el mensaje de Pedro Casaldáliga:

Querido Juan José,
envío este pequeño mensaje con un abrazo de solidaridad en las causas del Reino. Continuad con lucidez y serenidad, con libertad de espíritu haciendo Congreso del cada día.

Pedro Casaldàliga

Un Congreso de Teología que merezca ese nombre solo puede ser un compromiso renovado de actuación evangélica en las causas de los pobres. Ellos juzgan en primera y en última instancia la verdad de nuestra praxis; cuánto tiene de teologal  nuestra teología; cuánto nuestro Dios es el Dios de Jesús de Nazaret; cuánto de testimonio y cuánto de profecía.

El Congreso es una buena ocasión para confirmar nuestra opción por los pobres en una dimensión comunitaria. Nos congrega a proseguir como Iglesia, con espíritu ecuménico y macro-ecuménico. Nos provoca a la misión de ser portadores de esperanza.

La consigna es: Todo es Gracia, Todo es Pascua, Todo es Reino.

Pedro Casaldàliga

General, Iglesia Católica , , , , ,

El docente de Canarias se reincorpora a su puesto. O ratificación en el puesto o despido objetivo

Jueves, 4 de septiembre de 2014

1407778080_069064_1407779122_portada_grandeMi caso no se puede resolver desde las opiniones, sino desde la legislación vigente

El profesor de religión gay seguirá dando clases

(Luis Alberto González).- Arrecife. 1 de septiembre de 2014. A día de hoy no dispongo de información sobre la resolución de mi anómala situación laboral: cesado por el Obispado Canariense y con contrato renovado por parte de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias para el curso 2014/2015.

Como en cursos anteriores me he incorporado a los centros de secundaria donde tengo destino en Lanzarote. El debate público que se ha generado a raíz de esta situación puede ser interesante de cara a decisiones políticas o eclesiales futuras, pero el futuro no soluciona mi situación actual. Mi caso no se puede resolver desde las opiniones, sino desde la legislación vigente. Si dejamos de lado las sensibilidades ideológicas, sólo queda un proceso administrativo ligado a un engorroso ordenamiento legal.

Las personas maduramos, la vida es movimiento. Por eso comuniqué mi situación. Sólo puede cuestionar mi proceder, que implica evolución en mi manera de pensar y obrar, quien vive inmóvil como un cadáver. ¡Qué miedo tienen algunos a afrontar y normalizar situaciones como un matrimonio homosexual! Aunque sueñe con otra Iglesia, tenemos la institución católica que tenemos.

Entiendo que para determinados sectores sociales sería más cómodo reducir este tema a una cuestión de homofobia, pero mis diferencias con la Iglesia “oficial” otorgan mayor complejidad al tema. Eso sí, no me sorprende que sean clérigos (yo ya estuve en ese lado) quienes en este debate insisten en que debo renunciar, y es que cuando se cuenta con un sueldo asegurado de por vida los derechos del trabajador se ven como minucia.

Quienes reducen mi cese por parte del Obispado a una incongruencia con el derecho civil desconocen la complejidad del asunto, pues en casos parecidos al mío (criterios morales) ya se ha pronunciado el Tribunal Constitucional (Sentencia 38/2007), fallando a favor de la Iglesia. En el caso del despido como profesor de religión del sacerdote casado José Antonio Fernández, también falló a favor de la Iglesia hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (y un matrimonio civil heterosexual no es menos derecho civil que un matrimonio homosexual). Otra cosa es a qué está jugando el Vicario Hipólito Cabrera con este expediente, pues afirma que en mayo dio curso a mi cese en la Consejería de Educación pero a mí no me envía comunicación hasta que el tema salta a los medios, cuando un proceso así se inicia con la notificación al interesado.

No soy yo quien pone en un brete a las dos instituciones implicadas (Iglesia y Administración), las dos instituciones están en un dilema por la normativa emanada de ellas mismas. Que cojan recorte los legisladores de cara al futuro, pero ahora mismo urge una respuesta que clarifique mi situación como trabajador y que evite problemas a los padres y madres que matriculan a sus hijos en religión católica en los centros públicos donde trabajo (el derecho a la libertad religiosa no es sólo individual, también es colectivo). Si el Obispo Cases está en una situación incómoda y tiene que tomar decisiones, gajes del oficio (el solideo lo lleva él y no yo). Aplicando la Orden del Gobierno de Canarias de 2009 que regula al profesorado de religión de secundaria, sólo caben dos opciones en mi situación actual: O ratificación en el puesto o despido objetivo.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

James Alison: “De la imposibilidad a la responsabilidad: apuntes para una pastoral católica gay”. “Los caminos del Amor”. Conferencia internacional para una pastoral con las personas homosexuales y transexuales (Roma, 3 de Octubre de 2014).

Miércoles, 3 de septiembre de 2014

es_wol11El Sínodo extraordinario de los Obispos católicos sobre la familia, convocado en el Vaticano desde el 5 al 19 de Octubre de 2014, se interrogará sobre numerosos temas, desde las uniones «de parejas que viven juntas sin matrimonio religioso o civil», al acompañamiento de los divorciados de nuevo casados, a las uniones de personas del mismo sexo, al problema de la educación de sus hijos. Temas sobre los cuales la Iglesia Católica vuelve por fin a reflexionar y a interrogarse.

Varios grupos y movimientos católicos italianos e internacionales, a pocas horas del comienzo del Sínodo de los Obispos, han decidido organizar en Roma (Italia) para el próximo Viernes 3 de Octubre de 2014 la conferencia internacional “Los caminos del Amor” que quiere proponer a algunos teólogos, procedentes de varias partes del mundo, un tema desafiante: «Qué pastoral con las personas homosexuales y transexuales». Porque en efecto no se puede hablar de familia sin hablar de todas las familias, incluyendo a aquellas que han tenido, que tienen y que tendrán que enfrentarse con la homosexualidad.

“Los caminos del Amor”. Conferencia internacional para una pastoral con las personas homosexuales y transexuales (Roma, 3 de Octubre de 2014)

Aula magna de la Facultad de Teología Valdense, via Pietro Cossa 40, Roma (Italia), entrada libre

Sitio web: http://waysoflove.wordpress.com/
Facebook https://www.facebook.com/waysoflove2014
Email lestradedellamore@gmail.com

James Alison: De la imposibilidad a la responsabilidad: apuntes para una pastoral católica gay

Si un domingo por la noche voy calle abajo de donde se ubica mi departamento en São Paulo, hay algo de lo que puedo estar seguro: encontraré cientos de chicos; en realidad, chicos gays y lesbianas de entre 14 y 18 años de edad.

Emos, góticos, con mohicanos y piercings, con la marca de diseñador de su ropa interior cuidadosamente visible, y con cuanta variedad en el vestir sea imaginable como demostración de toda la ansiedad y la gloria de la adolescencia. ¿Y por qué justo allí? Pues bien, hay un club grande en la esquina, en este que es el más popular de los dos principales barrios gays de São Paulo, que alberga una “matiné” o “función para menores de edad” los domingos por la tarde.

Hay realmente varios clubes de ese tipo, pero éste es el mejor ubicado.

Así es que, desde alrededor de las 4 p.m. y hasta cerca de la medianoche, los chicos que no serían capaces de entrar en un club regular a las horas nocturnas normales, pueden divertirse; cosa que hacen, tanto en el club como fuera de él, para disgusto de los conductores locales que se ven obligados a avanzar muy lentamente, ante la ineficacia del semáforo y bajo la mirada de una discreta presencia policiaca destinada principalmente a proteger a los jóvenes de brotes de violencia ocasionales.

Al fin y al cabo, de cuando en cuando los “cabezas rapadas” deciden envalentonarse, apareciéndose para dar a “los maricones” una ligerita paliza dominical. Para mi gran sorpresa, nunca he visto adultos depredadores merodeando al acecho de chicos menores de edad. En realidad, no estoy del todo seguro si los chicos siquiera se darían cuenta de que alguien lo intentara, dado que parecen encontrarse tan completamente inmersos en su propio mundo. Si alguien lo intentara, entonces, bueno, la actitud puede ser un arma fulminante, y estos chicos poseen actitud por montones.

¿Por qué comencé con esta imagen? Si ustedes me hubieran dicho, hace quince o veinte años, que algo como esto sería considerado realmente como muy normal en una ciudad importante, lo hubiera pensado imposible.

La total normalidad, la adorable aunque ligeramente histérica banalidad adolescente de todo esto es lo que parecería imposible. Hasta donde puedo entender, he aquí una generación cuya introducción en el mundo del cortejo, de las citas y de formar parejas, sucede al mismo tiempo que la de sus contemporáneos de la escuela media y de la secundaria, teniendo como fondo la misma música, moda, arranques de angustia, competencias de berridos y demás.

A pesar de que los chicos de mi barrio son capaces de expresarse de una forma particularmente libre, el hecho de que su patrón de relación sea con personas del mismo sexo no parece ser, en ningún sentido, la característica más llamativa o importante de cuanto rige sus vidas.

Ahora bien, permítanme llevarlos aún más abajo de la misma calle, justo pasando mi puerta delantera, de hecho. Al principio, no podrán notarlo, en medio de todas las formas normales de vida gay de acera, con grandes multitudes de hombres que se vuelcan a las calles para platicar pacíficamente fuera de los bares (las lesbianas tienden a congregarse en barrios ligeramente distintos); pero, si se quedan por ahí un buen rato, tengan por seguro que se darán cuenta de ello: la presencia de un número significativo de los que en el Reino Unido llamamos rent boys, “chicos de alquiler” en Estados Unidos “hustlers” y que en México se conocen como chichifos.

En cualquier caso, trabajadores sexuales. Uno de ellos una vez me hizo ver algo que yo no habría notado por mí mismo: si uno de sus colegas tiene joyas, por sencillas que éstas sean, es muy probable que no estén consumiendo drogas.

Dado que son gente pobre, las drogas que pueden permitirse son del tipo más nocivo y adictivo —crack y metanfetaminas—, y la ruta que lleva de la primera dosis a la pérdida total de la autoestima y, con ella, la de la ropa decente y los accesorios, es vertiginosamente rápida. Por lo tanto, si el muchacho había comenzado a consumir drogas, ya habría vendido sus joyas para la siguiente dosis.

Algunos de estos muchachos ejercen su profesión en sitios regulares (y se expresan con respeto de sus clientes habituales), porque es una forma de hacer dinero rápido.

Para otros, especialmente los de los barrios periféricos más pobres de la ciudad, donde son muy fuertes las presiones para hacerse machos mientras crecen, esta es la manera de adaptarse tanto a “salir del armario”, como a poder costear una noche en el centro de la ciudad; ya que, según su modo de hablar, si lo hacen por dinero, entonces no son realmente homosexuales. Después de que se espabilan un poco, se acostumbran a ser gays y, una vez que eso ocurre, la cuestión del dinero es una parte menos decisiva en sus vidas.

Algunos lo harán como una forma de derrochar tras una semana de trabajo en la construcción o en la peluquería; otros están involucrados con hombres mayores, acostumbrados a pagar los platos rotos por ellos y comprometidos en una relación.

Otros, habiendo ganado demasiado dinero, demasiado pronto, a cambio de unos cuantos trucos, y habiéndolo gastado igual de rápido, quedan inmersos en un ciclo de autoaborrecimiento e inutilidad para emplearse, incapaces de tolerar el mero aburrimiento, el trabajo duro y el bajo salario rutinario propio del único tipo de trabajos para los cuales están calificados.

En la esquina hay un café internet, donde todos los habitantes de la calle pueden conectarse en línea, chatear, concertar citas y actualizar sus páginas web con nuevas y cada vez más arriesgadas fotografías.

El popurrí constante de tonos para teléfono celular indica que la cita ha quedado fijada, los tratos cerrados y así sucesivamente. El anonimato total que ofrece el mundo de internet y del teléfono celular parece haber quitado una buena porción de deshonra a la prostitución masculina. Después de todo, no existe forma alguna en que un observador casual pueda saber si lo que está sucediendo tiene una connotación solamente amistosa o tiene implicaciones profesionales.

Y este mundo se aproxima codo con codo, se superpone e incluso penetra en ese mundo de los adolescentes de domingo que describí anteriormente; bastante a menudo, imperceptiblemente.

Los mismos factores sociales que hacen a un mundo posible, han dado también su rostro actual y su forma a la otra realidad. Bienvenido a mi mundo. Me encanta, me encanta vivir en medio de esto. Me siento tan aliviado de compartir la sensación de libertad que viene con la ruptura de la imposibilidad.

He llegado a deleitarme en el sonido imperdible de la risotada de una imperial drag queen brasileña a las tres de la mañana, más estridente y aún más tierna que el más arrogante chillido de la cacatúa de la selva. Y sin embargo, en medio de mi privilegio de vivir en semejante barrio, tengo un enorme reto en cuanto a mi responsabilidad.

Verán ustedes, en la ciudad en la que vivo, una ciudad de aproximadamente dieciocho millones de personas, en donde el desfile anual del orgullo gay cuenta con un mínimo de tres millones de personas —y esa es la cifra dada por la policía—, no hay una pastoral católica para la comunidad LGBTQ.

En una ciudad nombrada en honor al apóstol Pablo, la cual es también la ciudad más grande en el país, con la mayor población católica en el mundo, nuestra Iglesia está totalmente ausente de cualquier implicación realista en la vida del segmento de la sociedad que en Brasil lleva por nombre “GLS”, Gays, Lesbianas y Simpatizantes (aquellos con afinidades similares).

Y de nuevo estamos frente a un tipo diferente de imposibilidad, ya que, por supuesto, nuestra Iglesia en Brasil depende de la misma enseñanza que en todas partes.

La enseñanza actual de las congregaciones romanas, que tiene como premisa que todos los seres humanos son intrínsecamente heterosexuales y que las personas homosexuales están objetivamente desordenadas.

El recientemente nombrado primado de Bélgica, monseñor Léonard, calificó la enseñanza de la Iglesia con bastante precisión cuando indicó, para consternación de la prensa local, que en su opinión ser homosexual es igual que sufrir de anorexia, en otras palabras: una patología del deseo.

Dicha enseñanza no puede reconocer que ser gay es una variante minoritaria no patológica que ocurre regularmente en la condición humana; porque, si lo reconociera, algunas consecuencias fluirían de ello: la pertinencia de ciertas formas de relación, incluyendo un elemento sexual, a pesar de que éstas no tuvieran ninguna función procreadora posible.

Y, en consecuencia, la pertinencia de ciertas formas de reconocimiento civil y litúrgico de tales relaciones. Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Ricardo Blázquez advierte de que “no se puede llamar matrimonio a cualquier tipo de convivencia estable”

Miércoles, 3 de septiembre de 2014

índiceVamos a ver, que se quite el dedo de la boca que no se le entiende… O sí… ¿Quién dijo Cambio?.. Aquí lo único que ha cambiado es el tono de voz. Entre el ronco Rouco y el suave Blázquez, la misma homofobia, los mismos exabruptos, la misma intransigencia…

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, que participará en la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, convocada para el mes de octubre por el Papa Francisco, ha subrayado que no se puede llamar “matrimonio” a toda convivencia estable sino a la unión “entre un varón y una mujer” para “transmitir vida”.

“No podemos llamar matrimonio a cualquier tipo de convivencia estable. Yo cada vez estoy más convencido de que forma parte de la definición del matrimonio que sea una unión de varón y de mujer estable por amor, no por conveniencia ni forzada para la mutua complementariedad de los esposos, para la transmisión de la vida”, ha explicado en declaraciones a la COPE recogidas por Europa Press.

En este sentido, se ha mostrado “preocupado” por el “proceso de desinstitucionalización” que, a su juicio, parece que vive el matrimonio “como si estuviera encomendado a la decisión de cada uno configurar su matrimonio como ellos crean oportuno”.

Blázquez ha lamentado que la “institución” del matrimonio y la familia “en los últimos tiempos y en pocos decenios, han sido el blanco de mil tormentas”. Por ello, considera “un acierto” la convocatoria del Papa Francisco de esta Asamblea Extraordinaria sobre la Familia y de la próxima asamblea de octubre de 2015.

Según ha advertido, sin el matrimonio y la familia, la sociedad “perdería el soporte fundamental, el pilar sobre el que se sostiene” y ha invitado a los ciudadanos a pararse a reflexionar “cuando la interrogación o la confusión en torno a esta institución” se apodere de ellos.

Por otro lado, Blázquez se ha referido a la situación de África donde han fallecido más de 1.500 personas a causa del ébola, un continente, según ha precisado, “tan abandonado” en el que muchas personas “no tienen lo fundamental para comer” e intentan llegar a Europa “porque también quieren sentarse a la mesa de los bienes de la tierra” pero que “en gran medida están excluidas”.

Ante esto, la Federación Española de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales acusó de “intransigencia” y “homofobia” a Ricardo Blázquez por decir que “no podemos llamar matrimonio a todo tipo de convivencia estable”.

Así se manifestó la presidenta de la Federación, Boti Rodrigo, quien declaró a Servimedia que se debería fomentar que la sociedad fuera realmente laica, para que las relaciones interpersonales no tengan que estar sometidas a ningún prejuicio.

Además, Rodrígo sostuvo, en referencia a las palabras de Blázquez, que en la jerarquía de la Iglesia católica todos están cortados por el mismo patrón, “que es el de la intransigencia, el machismo, la homofobia y la imposición de las formas de relacionarse entre las personas”.

blazquez-rouco-720Para ver si son distintos, os animo a encontrar cinco diferencias…

Informativos TeleCinco

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

¿Confusión de género?: Sevilla venera una talla de santa Lucía que resulta ser un san Juan “travestido”

Martes, 2 de septiembre de 2014

1409394366976lucioLa talla del siglo XVI que está siendo restaurada sufrió una “operación de cambio de sexo” en los años 30, cuando la capilla del dulce niño Jesús se convirtió en sede de la ONCE

Una Santa Lucía con figura propiamente de varón y corte masculino

Repintada con purpurina de papelería

Una talla del siglo XVI de Sevilla a la que se da culto como Santa Lucía no es ni mucho menos una santa ya que en su origen era San Juan Evangelista, cambio efectuado en los años 30 del siglo XX durante una restauración de la pieza, adscrita a la capilla del Dulce Niño Jesús. La talla, de rostro pálido y de madera, forma parte de un retablo del escultor salmantino Juan Bautista Vázquez El Viejo al que fue atribuida la obra por el restaurador sevillano Benjamín Domínguez y por el historiador Jesús Porres en 2007.

Según ha explicado a Efe Domínguez, en el archivo de Protocolos Notariales de Sevilla se puede encontrar el contrato del encargo con el escultor salmantino, pero el retablo era para un San Juan, y los expertos se encontraron con una Santa Lucía, aunque con figura propiamente de varón y corte masculino. Además, la talla exhibía los colores propios de la representación del evangelista, mantolín rojo y vestiduras verdes, pero con una cara femenina y pelo castaño, que originariamente había sido dorado, por lo que los investigadores concluyeron que se encontraban frente a un San Juan reutilizado.

El cambio vino por el establecimiento en la capilla de la sede de la ONCE, ya que Santa Lucía es la patrona de los invidentes por lo que al no tener una figura femenina decidieron aprovechar lo que tenían. La imagen está siendo restaurada en la capilla sevillana, sede de la Hermandad de la Vera Cruz, mide 1,20 metros, fue dorada con oro fino de 24 quilates y lleva varias restauraciones a sus espaldas, una de ellas de dudosa eficacia. Según el restaurador, aunque no tiene nada que ver con la restauración del Ecce Homo de Borja, la imagen fue repintada en los años ochenta con purpurina de papelería que tapa la pintura original, material que metódica y profesionalmente Benjamín Domínguez va retirando para descubrir la policromía original.

El trabajo intenta respetar el original, ya que, según Domínguez “una restauración es aquella que no se nota” y trata de reintegrar en la obra los colores o partes que por el paso del tiempo o por la acción humana han desaparecido. En el caso de esta imagen, la restauración, que durará aproximadamente unos cuatro meses, tendrá que recomponer los dedos y rellenar con estuco los pequeños huecos que el paso del tiempo ha dejado sobre su manto, pero además deberá incidir sobre su identidad: o conservar a Santa Lucía, culto que se le viene dando desde hace más de medio siglo, o recuperar la identidad de San Juan Evangelista. La decisión será tomada a última hora, ya que en este momento el restaurador se centra en retirar capas de purpurina, que se aplicaron en los años ochenta, para poder reintegrar posteriormente las zonas perdidas con acuarela.

El color se aplica de forma que pueda ser discernible y que el ojo humano pueda ver a poca distancia en qué punto se ha restaurado y pueda diferenciar la zona original de la que no lo es. La primera parte en la restauración es el estudio detallado de la obra, la obtención de la documentación, autor, fecha, materiales y la realización de fotografías y radiografías para saber cuántas capas hay, ya que una vez que se retire algo, será información perdida. Los materiales, según Domínguez, deben de ser reversibles y lo más respetuoso posible con la naturaleza de la obra, como la cola animal y las acuarelas.

sanjuan_santalucia

Para levantar las capas o barnices estropeados se utilizan disolventes, que van desde productos químicos complejos hasta el agua, pasos que son lo último del proceso. Posteriormente comienza la conservación, un trabajo continuo y cíclico durante toda la vida de la imagen para garantizar la perpetuidad del patrimonio histórico y artístico. Evitar pasar por el taller en cien años es relativamente sencillo para este tipo de piezas, ya que una limpieza estacional y la estabilidad en la temperatura y la humedad pueden conservar la imagen en perfecto estado durante años.

Fuente Público

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

La capa magna del arzobispo Cañizares causa furor en Twitter

Lunes, 1 de septiembre de 2014

1409398620670canizares fotogalc4El cardenal Antonio Cañizares, portando la mayestética capa.

Católicos progresistas denuncian que el Papa deja a España fuera de su reforma

El Papa jubila a Rouco Varela

El nuevo prelado de Valencia se enfundó la prenda, de más de cinco metros de longitud y en franco desuso desde que Pablo VI la desaconsejara en 1969, en la ordenación de dos sacerdotes.

El polémico cardenal Antonio Cañizares, nuevo arzobispo de Valencia en sustitución de Carlos Osoro, que a su vez releverá a Rouco Valera como prelado de Madrid, es conocido como uno de los miembros más conservadores del episcopado español.

En 2009, llegó a afirmar que “no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios, con los millones de vidas destruidas por el aborto” para justificar los abusos a menores en el seno de la Iglesia católica.

1409398727452superarzo00003

Cañizares, arzobispo de Toledo de 2002 de 2008, eligió portar una ‘capa magna‘ en la ordenación de dos sacerdotes en 2007, una prenda que el papa Pablo VI desaconsejó en 1969. La prenda, de más de cinco metros de longitud, requiere de un ayudante que sostenga su tramo final (más imágenes) y ha provocado numerosos comentarios en tono de mofa en Twitter.

Antes de ser elegido arzobispo de Valencia por el papa Francisco, Cañizares ocupaba desde 2008 la prefectura de la Congregación Vaticana para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, la división de la Curia Romana encargada de la mayoría de los asuntos relacionados con la Liturgia de la Iglesia Católica y el ritual de los Sacramentos.

La imagen de Cañizares con la capa magna, que los usuarios de redes sociales han recuperado con motivo de su nombramiento, contratasta con la reforma que quiere imponer Jorge Bergoglio en la Iglesia católica, que pretende acercarla a los pobres, recuperar la humildad de las instituciones eclesiásticas y hacerlas más empáticas con las necesidades del pueblo.

Fuente Público

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Monseñor Ramón Buxarrais: “Quiero morir aquí y que mis cenizas vayan a la fosa común, sin nombre ni epitafio”

Domingo, 31 de agosto de 2014

ramon-buxarrais-venturaEl obispo emérito es ahora capellán en Melilla, en un centro para mayores que no tienen dónde vivir

“La cárcel es dura porque ves la pobreza de las personas en todos los sentidos”

“Jesús es Dios hecho hombre que comprende al hombre. Que consuela al hombre “

(Diócesis de Málaga)- El obispo emérito D. Ramón Buxarrais Ventura celebrará su onomástica este domingo, 31 de agosto, rodeado del cariño de fieles y de vecinos de Melilla, donde vive desde hace 22 años como capellán del centro asistencial de mayores ‘La Gota de Leche‘.

-Pronto se cumplirán 23 años desde que usted llegó a Melilla, en el mes de septiembre. ¿Cuál es su balance en esta ciudad, D. Ramón?

-Muy positivo. Yo creo que he vivido una etapa de mi vida bonita, una etapa que es la de ser capellán de un centro asistencial. Cuando yo llegué, había 13 religiosas Hijas de la Caridad. Después se fue disminuyendo la comunidad por falta de vocaciones y quedaron cinco. Yo continué siendo el capellán, hasta que hace dos años y medio ellas decidieron dejar esto. Entonces recuerdo que el gerente me dijo: “¿Y usted también se irá?” Yo le dije: “No, si ustedes quieren yo me quedo“.

-¿Cuál es su labor pastoral como capellán de este centro?

-Cada día celebro la misa en la capilla y visito los cinco pabellones que hay en esta casa donde viven 115 ancianos. Les leo el Evangelio del día y hacemos una pequeña oración. Cantamos alguna cosa, hacemos alguna broma, un chiste…Y después doy la mano a todos. A Carmen, a María Asunción, a Paquita, a todas, todas. Y a los hombres también. Y entonces, ésta es mi labor pastoral aquí.

-¿A quiénes se atiende en ‘La Gota de leche’?

-A personas mayores que no tienen dónde vivir se las acoge aquí. El requisito es ser español con carné de residencia en Melilla. Entre ellos, musulmanes que son españoles. Se les acoge y se les hace la vida lo más agradable posible. El gerente es un hombre de mucha valía que conoce mucho esta casa y le pone mucho interés.

-También fue usted capellán de la prisión de Melilla ¿cómo recuerda esta etapa?

-Yo vi que me sobraban horas para hacer. Así que, cuando llegué, pregunté al anterior vicario, José Carretero, quién iba a la cárcel. Me dijo que no iba nadie. Entonces le pregunté: “¿Y puedo ir yo?” Me dijo “¡Claro!”. He estado 17 años yendo tres y cuatro veces a la semana a la cárcel. Era capellán de la cárcel, junto a Darío, un padre franciscano, párroco de Nador, la capital marroquí que está más cerca de Melilla. Recuerdo muy bien la experiencia, aunque es dura porque ves la pobreza de las personas en todos los sentidos. Yo intenté ayudarles en lo que podía. Cada mes repartía 300 euros que me llegaban como capellán de la cárcel. Esta cantidad no me la quedaba, sino que los daba a la administración para que diera diez euros a cada uno de los presos que no tenían ingresos. Hay muchos así, que llegan de Marruecos y caen aquí. Ellos se mostraban muy agradecidos con ese dinero. Era poco. Pero algo era. Se podía ayudar a 30 presos. Todavía vienen y me saludan por la calle. Me une cierta amistad con ellos. Tengo 84 años, estoy cumpliendo poco a poco los 85. Y hasta que Dios quiera.

-¿Y así fue como fundó el actual Voluntariado Cristiano de Prisiones?

-Sí, así es. Venía un seglar conmigo a tocar la guitarra. Se llama Adolfo y ahora está en Málaga. Venía conmigo. A partir de él quedó el Voluntario Cristiano de Prisiones. Está ahí. Funciona bien.

-¿Le marcó la experiencia de visitar a los reclusos en la prisión?

-Sí, sobre todo me marcó por ser comprensivo. Aún con la persona que hubiera cometido los mayores errores. Esto, al fin y al cabo, es la actitud de Jesús en el Evangelio. Jesús es Dios hecho hombre que comprende al hombre. Que consuela al hombre. Y entonces, esto es una actitud muy evangélica. La comprensión. Nunca negarse a comprender. Y ayudar a la otra persona.

-A usted también le preocupa el acceso a la cultura del pueblo marroquí. Por eso creó la ONG Insona, Iniciativas Sociales Nador. ¿Por qué surge y cuál es su cometido?

-Es una ONG marroquí aprobada por el Reino de Marruecos. Esta iniciativa surge cuando yo le dije al padre Darío: “Padre: ¿qué podemos hacer por el pueblo marroquí, por el pueblo musulmán?“. Y él me dice: “cultura, padre, cultura. Dales cultura a esta gente”. Porque la cultura puede ser el inicio de una nueva visión de la vida y de otras posibilidades. Cuando no tienen cultura, están muy encerrados en sí mismos. Y no ven más allá. Con esta idea, se crea una escuela profesional al lado de la parroquia de Nador, que costó entre la construcción y el mantenimiento durante dos años 83 millones de pesetas, que lo dio la Embajada Española en Marruecos. Ahora yo ya me he desentendido de esto y hemos pasado a hacer otra cosa. Ahora tenemos entre manos el Centro Al-Morafaka, un centro de promoción de la mujer, para que la mujer de Marruecos esté más desarrollada, tenga más cultura, más capacidad, sea tenida en cuenta y… ¡a ver si se consigue lo que se ha conseguido en Túnez! Ahora, la nueva constitución equipara a hombres y a mujeres. ¡Ojalá los demás países musulmanes también puedan copiar eso y hacerlo! Ahora estamos con este proyecto, pero si no hay ayuda exterior no podemos llevarlo a cabo. Hemos recurrido a Manos Unidas y hecho un dossier inmenso de 1.200 páginas con todas las necesidades del lugar. Esto se llevaría a cabo en el Cabo de Agua, situado a unos 70 kilómetros de Melilla. “Morafaka” es una palabra árabe que significa “acompañar”. Nosotros queremos acompañar a estas mujeres, que salgan de la postración y que puedan vivir y desarrollarse como personas en este centro.

-En Melilla son testigos día a día del drama que supone ver a muchas personas intentar saltar la valla en busca de un futuro mejor. ¿Cómo se puede afrontar esta circunstancia?

-El Señor Obispo de Málaga, Don Jesús Catalá, dijo una palabra que a mí me pareció oportuna: “El problema de la inmigración es un problema político”. Ojalá llegue el día en que no haya fronteras en el mundo entero y las personas se puedan trasladar adonde quieran. Porque yo comprendo que los emigrantes vienen de naciones donde se vive con dificultad, con muchas limitaciones, a veces con claras injusticias. Y buscan donde vivir mejor. Y vienen porque saben que en Europa se vive mejor que en muchas naciones africanas. Llegará el día en el que en África se viva tan bien o mejor que en Europa. ¡Entonces los europeos iremos buscando los países africanos! A mí me parece que es un problema político. El problema está ahí. Esos mil y pico musulmanes que están en el Monte Gurugú esperando cruzar la frontera. Eso hace pensar, hace temer…Pero, por un lado, uno tiene que comprender que el Estado español tiene que regular. Yo pienso que el mundo irá mejorando y que llegará un día en el que cada uno podrá ir donde quiera y con facilidad. Ahora, a esto… ¡échale muchos años para llegar a esto!

-Ahora que comparte su día a día con los abuelos, ¿aprende cosas de ellos?

-Yo aprendo, con ellos, a saber estar. A veces, cuando estamos en la mesa pienso: “¿Qué haces tú aquí?”. Yo comparto todos los días la comida con Gabriel, que tiene demencia senil absoluta, con Carmelo, al que tengo que ayudar un poco. El que está frente a mí está muy bien. Bromeamos y hablamos. Pero Gabriel, creo que no sabe ni dónde está. A veces come el postre antes que la comida. Entonces yo pienso: “Bueno, les han dejado aquí, para que les cuiden”. Mi final es éste. Y quiero morir en Melilla. Roberto es el capellán del hospital y entonces vendrá a verme (sonríe) y dirá: “¡Don Ramón, que ya le ha llegado la hora!“. Lo aceptaremos con serenidad.

-Vive de forma austera ¿no siente que le falte nada?

-Necesito poco para vivir. Yo soy de una familia pobre. Yo era el pequeño de cinco hijos. Viví las privaciones de una familia que no tenía a veces para vivir. Recuerdo noches sin cena. Y pasar hambre. Alpargatas rotas. Quizá esto me preparó para que yo viviera con sencillez y que no aspirara a más que lo que el Señor me iba ofreciendo en la vida. Y nada más.

-El papa Francisco hace continuas referencias a la pobreza ¿sigue sus mensajes?

-Soy seguidor como todo cristiano. Dice mensajes sencillos que la gente capta y que la gente sabe interpretar y sabe vivir. Doy las gracias a Dios por este Papa. Faltaría más.

-“La vocación es un fruto que madura en el campo bien cultivado del amor recíproco que se hace servicio mutuo”, dijo el papa Francisco el pasado mes de enero en la 51ª Jornada Mundial de la Oración. ¿Le preocupa a usted también la falta de pastores en la Iglesia?

-Cada día rezo a San José para que haya aumento de vocaciones consagradas y militantes seglares. Que haya más vocaciones. Tenemos, todos los jueves, una Hora Santa para pedir por las vocaciones sacerdotales y religiosas. Vienen grupos. El otro día había 15 o 17 personas. Creo que esta oración constante ante el Santísimo Sacramento, que lo exponemos, para pedir al Señor que nos envíe vocaciones sacerdotales y militantes seglares parece que es significativo. Es una cosa que demuestra nuestro interés por las vocaciones.

-¿Qué puede hacerse desde la Iglesia para alimentar las vocaciones?

-Vivir el Evangelio, los que estamos ya dentro, con alegría y con ilusión. El Papa lo subraya mucho: vivir el Evangelio con alegría. Eso también infundirá interrogantes en la juventud. La juventud está muy distraída por la sociedad del consumo. Quizá llegue un día en que las cosas cambien a mejor. Tenemos que confiar y tener esperanza.

-¿Echa de menos algo ahora mismo?

-No, no echo de menos nada. Lo vivido, vivido está. Pero no echo nada de menos de lo que he vivido. Nunca volvería al día anterior. Hoy no volveré al día de ayer. Y espero que el día de mañana sea mejor. Como dicen los enamorados en el Día de San Valentín: “te quiero más que ayer pero menos que mañana”. Creo que el mundo está hoy mejor que ayer, pero peor que mañana. Y esto a pesar de las guerras, de los odios y de las personas malas que puede haber.

-¿Piensa a veces en la muerte?

-Pienso mucho en la muerte, es curioso. Es una de las cosas en las que más pienso. Casi cada día. Tengo a mucha gente alrededor. Después de reunirles para leer el Evangelio, paso por las habitaciones de los inválidos y las inválidas, que no pueden moverse. Les dirijo unas palabritas, rezamos el Ave María con los enfermos. A uno, por ejemplo, le digo: “José Serrano, tú tienes 82 años, yo tengo 84 y voy para los 85 y espero llegar a los 90“. Me dicen: “Gracias por habérmelo dicho, mañana me lo dices también” (ríe). Ésta es mi vida. Aprendo y me siento acogido aquí. Como en casa, estoy muy bien.

-¿Cómo le gustaría que se le recordara?

-Diré una cosa. Quisiera que no se me recordara. Esto sería para mí, que se pensara: “Pasó una persona, que se llamó Ramón Buxarrais Ventura”. Y nada más. No deseo que nadie me recuerde. Quiero morir aquí y que me incineren y que mis cenizas vayan a la fosa común. Sin nombre ni epitafio. Quisiera que no se me recordara.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.