Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Forza Italia’

Mateo Salvini propone ahora imponer la presencia del crucifijo en edificios públicos

Lunes, 30 de julio de 2018

Italian Northern League leader Matteo Salvini shows a rosary as he speaks during a political rally in Milan, Italy February 24, 2018. REUTERS/Tony Gentile Matteo Salvini. REUTERS/Tony Gentile

Spadaro: “La cruz es una señal de protesta contra el pecado, la violencia, la injusticia y la muerte”

El ministro del Interior se confiesa católico, pero no cuenta con el apoyo de los obispos italianos

La propuesta busca introducir la obligatoriedad de exponer el crucifijo en las escuelas, universidades públicas, hospitales, cárceles, estaciones, aeropuertos, sedes diplomáticas, “en un lugar elevado y bien visible”

(J. Bastante/Agencias).- El polémico ministro del Interior italiano, Mateo Salvini, parece convencido en hacer de la religión un objeto político. Si durante la campaña sorprendió (y molestó) a muchos católicos utilizando el rosario y el Evangelio para justificar la expulsión sumaria de refugiados, ahora hace lo propio con el crucifijo, que quiere sea obligatorio en los edificios públicos.

Así, Salvini ha presentado una propuesta de ley para introducir la obligatoriedad de exponer el crucifijo en las escuelas, universidades públicas, hospitales, cárceles, estaciones, aeropuertos, sedes diplomáticas, “en un lugar elevado y bien visible”.

La propuesta del partido ultranacionalista La Liga, que implica la introducción del crucifijo en absolutamente todos los edificios públicos de Italia, prevée multas de hasta 1,000 euros para aquellas personas o instituciones que retiren “el emblema de la cruz o del crucifijo del edificio público en el cual esté expuesto”, se lee en el texto.

La formación liderada por Salvini revive así una batalla histórica que, sin embargo, no ha sido recibida con entusiasmo por un amplio sector de la Iglesia católica italiana, crítica con la política migratoria emprendida por el ministro de Interior transalpino. Ayer, el semanario Famiglia Cristiana‘, abría su portada con un significativo ‘Vade Retro Salvini’, que provocó la protesta del ministro.

La cruz es una señal de protesta contra el pecado, la violencia, la injusticia y la muerte. No es nunca una señal de identidad, denunció Antonio Spadaro, director de Civiltà Cattolica, la histórica revista fundada por la Compañía de Jesús, referente de las publicaciones católicas en Italia.

La iniciativa ha sido criticada por una parte de la oposición mientras que Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi, ha reivindicado la paternidad de la propuesta. “Creemos que es un símbolo identificativo que representa nuestra historia, no sólo religiosa sino también cultural y de valores”, defendió Annagrazia Calabria, líder de la sección jóvenes de Forza Italia.

“Un gobierno que se respete debería, antes que nada, dotar a las escuelas de profesores cualificados y retribuidos adecuadamente, gimnasios accesibles y, sobre todo, edificios seguros”, denunció Laura Boldrini, expresidenta de la Cámara de los Diputados y diputada del partido progresista Liberi e Uguali, escisión del Partido Democrático, muy crítica con la propuesta liguista.

sllvo_560x280

El polémico Mateo Salvini, con el Evangelio en la mano

A  este personaje insensible e hipócrita le dedicamos las palabras de la primera lectura de la liturgia del pasado sábado:

El Señor dirigió esta palabra a Jeremías:

-Ponte a la puerta del templo y proclama esta palabra:

Escuchad la Palabra del Señor, vosotros todos, hombres de Judá, que entráis por estas puertas para adorar al Señor.

Así dice el Señor todopoderoso, Dios de Israel:

Enmendad vuestra conducta y vuestras acciones y os permitiré habitar en este lugar.  No os fiéis de palabras engañosas repitiendo: «¡El templo del Señor! ¡El templo del Señor! ¡El templo del Señor!»

Si enmendáis vuestra conducta y vuestras acciones, si practicáis la justicia unos con otros, si no oprimís al emigrante, al huérfano y a la viuda; si no derramáis en este lugar sangre inocente, si no seguís a otros dioses para vuestra desgracia, entonces yo os dejaré vivir en este lugar, en la tierra que di a vuestros padres desde antiguo y para siempre.

Pero vosotros os fiáis de palabras engañosas que no sirven para nada. No podéis robar, matar, cometer adulterio, jurar en falso, incensar a Baal, correr tras otros dioses que no conocéis, y luego venir a presentaros ante mí, en este templo consagrado a mi nombre, diciendo: «Estamos seguros», y seguir cometiendo las mismas abominaciones.

¿Acaso tomáis este templo consagrado a mi nombre por una cueva de ladrones? ¡Muy bien, pues yo también lo miraré así! Oráculo del Señor.

*

Jeremías 7,1-11

***

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

El partido de Berlusconi quiere modificar la ley de uniones civiles italiana

Miércoles, 14 de febrero de 2018

silvio-berlusconi-20El que fue primer ministro italiano se presenta de nuevo a las elecciones y propone, entre otras cosas, modificar la actual ley de uniones civiles que está abierta a parejas del mismo sexo.

Dentro de poco se van a celebrar elecciones en Italia otra vez más.  Silvio Berlusconi, el que fue primer ministro de Italia, se presenta de nuevo como candidato con su partido Forza Italia.

Después deuna gran discusión nacional, el país aprobó hace poco lo que ellos llaman la ley Cirinnà, una ley de uniones civiles que, aunque está abierta a parejas del mismo sexo, en realidad no dejó contento a nadie. Por un lado porque ya sabemos que a los homófobos no les parece bien ningún tipo de avance, y por otro lado porque las personas LGTBI italianas se tuvieron que contentar con una ley que les permitía casarse, o más bien, unirse, de una manera distinta tanto en las formas (lo suyo no se llama matrimonio) como en el contenido (con bastantes diferencias discriminatorias respecto al matrimonio al que pueden acceder los heterosexuales).

Y ahora, cuando pensábamos que éste era un tema del que nadie iba a hablar más, las uniones civiles han vuelto a formar parte del debate electoral. La candidata de Forza Italia Eugenia Rocella  en el Family Day   prometió que si llegaban al poder pelearía para abolir o cambiar profundamente todas las leyes aprobadas por la izquierda que dañaban fuertemente a la familia.

Aunque en realidad nadie se tomó demasiado en serio a esta señora, la ex-política y activista  consiguió que Mara Carfagna, portavoz parlamentaria de Forza Italia, asegurara en Twitter que no tenían intención de modificar la ley Cirinnà:

Pregunto a @mara_carfagna si está de acuerdo con la propuesta de Eugenia Roccella de abolir la ley #UnionesCiviles, que usted también votó. Gracias.

De ninguna manera. Es su opinión personal, que no comparto y no forma parte del programa de centro-derecha. ¿Vamos hacia atrás, como los cangrejos?

Después de esta respuesta de Carfagna parecía que podíamos respirar tranquilos. Sin embargo Berlusconi, que dice que se presenta para ganar y presidir de nuevo el consejo de ministros y que está centrando su campaña en temas económicos, también quiso hablar de temas sociales y sobre las uniones civiles dijo que habría cambios en la ley y que “esto no significa necesariamente volver a la situación anterior; significa, en lo que se refiere a las uniones civiles, definir claramente la función social del matrimonio entre hombres y mujeres, orientada a la procreación y educación de los hijos.

Así que parece que realmente que piensan en modificar la ley Cirinnà y dejar todavía más claro que por un lado están los heteros, que se casan para tener hijos (en Italia no existe la adopción homoparental), y luego los homosexuales que hacen otra cosa con otro nombre y que no vale lo mismo. Si nos tomamos en serio sus palabras excluirían del matrimonio incluso a las parejas heterosexuales que no pueden o no quieren por las razones que sean tener hijos.

Este interés por defender el matrimonio en su forma más tradicional nos sorprende bastante viniendo de una persona como él que, como ya sabemos, tiene unas ideas muy laxas sobre cómo combinar sexo y moral católica. Hace bastante poco, cuando en Italia se estaba debatiendo la aprobación de las uniones civiles, se mostraba de lo más abierto si lo comparamos con otros políticos de derechas:

Silvio Berlusconi

about 4 years ago

Quella per i diritti civili degli omosessuali è una battaglia che in un Paese davvero moderno e democratico dovrebbe essere un impegno di tutti.
Da liberale, ritengo che attraverso un confronto ampio e approfondito si possa raggiungere un traguardo ragionevole di giustizia e di civiltà.

La lucha por los derechos civiles de los homosexuales es una batalla que en un país verdaderamente moderno y democrático debe ser un compromiso de todos.
Como liberal, creo que mediante un debate amplio y profundo podemos alcanzar un objetivo razonable de justicia y civilización.

Un discurso completamente diferente y mucho más gayfriendly, aunque ya sabemos que no podemos esperar mucha coherencia de este tipo de personajes. Y menos en tiempo de elecciones.

Lo más probable es que ni siquiera haya cambiado radicalmente de opinión en este tiempo. Tristemente, el candidato de Forza Italia sabe que en países como el suyo la homofobia vende y que le sirve para arañar algún voto entre el sector del público al que dirige su mensaje. Un poco más a la derecha pero más o menos en el mismo segmento de voto tiene, por ejemplo, la competencia de Fratelli d’Italia, un partido con un discurso mucho más agresivo sobre la necesidad de defender la familia tradicional, aunque lo defiende una señora soltera que vive sin estar casada con su pareja. Nuevamente la coherencia la llevan más bien mal…

meloni-fratelli-italia

En todo caso, parece bastante claro que no se puede esperar ningún avance ni mejora para el colectivo LGTB+ si estos señores ganan las próximas elecciones del 4 de marzo.

Fuente | Il Giornale, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El Parlamento Europeo elige presidente al conservador Antonio Tajani, enemigo declarado de la igualdad LGTB

Lunes, 23 de enero de 2017

16-01-26-interreligious-dialogue-10Los miembros del Parlamento Europeo escogieron el martes pasado, gracias al acuerdo entre conservadores y liberales, al italiano Antonio Tajani como presidente de la cámara. Este exportavoz del primer Gobierno de Berlusconi tiene un historial contrario a los derechos LGTB, como ha recordado ILGA-Europa.

La batalla entre populares y socialistas por el control de la presidencia de la Eurocámara se ha saldado con la victoria de los primeros. Los dos grupos mayoritarios habían pactado, tras las elecciones de 2014, repartirse este cargo durante la legislatura actual. Pero los socialdemócratas de S&D rompieron este acuerdo al constatar que, si cedían la presidencia del Parlamento, las tres instituciones principales de la Unión (Comisión, Consejo y Parlamento) quedarían en manos de los conservadores. A pesar de esta ruptura, el PPE conseguía su objetivo este martes gracias al apoyo de los liberales de ALDE.

El elegido, tras cuatro rondas de voto, ha sido el italiano Antonio Tajani. Miembro fundador de Forza Italia y exportavoz del primer Gobierno de Silvio Berlusconi, Tajani arrastra un historial hostil hacia la igualdad LGTB, tal y como recuerda ILGA-Europa en un comunicado. Por ejemplo en 1996, el eurodiputado denigraba a las familias homoparentales al calificarlas de “pseudofamilias” y afirmar que un niño criado por una pareja del mismo sexo padecerá de “serios problemas psicológicos”.

De cara a las elecciones europeas de 2014, el entonces candidato del EPP firmó un compromiso de varios puntos redactado por la fundación Novae Terrae, con el que se comprometía a defender una visión excluyente de la familia y a oponerse a la educación en la diversidad. Tajani también participó en la multitudinaria manifestación en Roma contra el proyecto de ley de uniones civiles en enero del año pasado.

ILGA-Europa ha analizado a los candidatos a presidir la Eurocámara por sus votos parlamentarios en materia LGTB y ha situado al popular en la última posición junto al rumano Laurențiu Rebega. Tajani ha votado en contra del reconocimiento mutuo de los matrimonios y las uniones civiles entre personas del mismo sexo entre los Estados miembros, así como de incluir la orientación sexual y la identidad de género en la normativa europea antidiscriminación y de prestar apoyo específico a los refugiados LGTB. La organización ha lamentado el apoyo prestado a Tajani por los liberales, un grupo generalmente favorable a la equiparación de derechos.

El perfil del nuevo presidente del Parlamento Europeo, por tanto, hace presagiar que no promoverá desde su posición gestos hacia el reconocimiento y la promoción de la igualdad LGTB. En este sentido, su elección es un retroceso con respecto al mandato de su predecesor, el alemán Martin Schulz. El posible rival socialdemócrata de Angela Merkel en las elecciones del próximo septiembre se mostraba partidario en 2014 de restringir la ayuda al desarrollo a los países que aprobaran leyes homófobas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Manifestación homófoba en Roma a favor de la familia tradicional y contra las uniones civiles entre personas del mismo sexo

Lunes, 1 de febrero de 2016

56ae427017f66.r_1454260907461.32-53-764-465Italia, a la cola en derechos de parejas homosexuales

Una gran manifestación en Roma a favor de la familia tradicional presiona al Gobierno de Matteo Renzi

Muchos religiosos participaron en la propuesta

La movilización social a favor y en contra del reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo continúa paralelamente a su discusión política en Italia. El debate, que podría por fin ser el definitivo, ya ha comenzado en el Senado italiano. Como estaba anunciado, apenas una semana después de las multitudinarias manifestaciones que mostraron su apoyo a la apertura de este proceso, las fuerzas reaccionarias opuestas a los derechos LGTB han organizado una gran concentración de sus adeptos en Roma.

La convocatoria ha sido la tercera de los llamados “Family Day” contra el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. El primero tuvo lugar en 2007 y contribuyó al encallamiento del proyecto de sociedades de convivencia (DICO) del Gobierno de Romano Prodi. El segundo y más reciente también congregó a una multitud el pasado mes de junio en Roma y contó, como ahora, con el apoyo de la iglesia católica y la participación de numerosos políticos. Entre los presentes el pasado sábado, el ministro del Interior y líder del Nuevo Centro Derecha Angelino Alfano, que fue recibido personalmente por el organizador de la concentración Massimo Gandolfini. También asistió, “a título personal”, el ministro de Medio Ambiente Gian Luca Galletti. Unas presencias que dan idea de la división en el seno del Gobierno de Matteo Renzi sobre el asunto y que entorpecen los avances.

Y es que hay dos Italias en la calle. Una, que se manifestó la semana pasada en 80 ciudades del país, no comulga con el matrimonio tradicional y pide una ley que permita la unión civil y la adopción a las parejas del mismo sexo. La otra, que se congregó este domingo Roma con el respaldo siempre poderoso de la Iglesia católica, sigue considerando que casamiento y mortaja del cielo bajan y pide con vehemencia a los políticos que se opongan a la iniciativa del Gobierno de Matteo Renzi de aprobar una ley que, aunque tarde, pretende homologar Italia al resto de Europa en materia de derechos civiles.

El fin de semana pasado los organizadores de las movilizaciones que tuvieron lugar en 98 ciudades italianas a favor del matrimonio homosexual calcularon haber reunido en total un millón de personas. Este sábado tuvo lugar en Roma una contra manifestación a favor de la familia tradicional y, como era de prever, los convocantes del denominado ‘Family Day‘ -así se bautizó la jornada– aseguraron que ellos superaron con creces la cifra de la semana pasada: declararon haber llegado a los “dos millones” de manifestantes. Ciertamente, una gran multitud se congregó este sábado en el Circo Máximo romano para protestar contra la regulación de las uniones civiles en Italia. Las cifras de participantes, como siempre en estos casos, son objeto de polémica: los organizadores la situaron en dos millones, pero el presidente de GayNet Italia Franco Grillini aseguró que en el Circo Máximo no caben más de 300.000 personas. En cualquier caso, no cabe duda de la capacidad de movilización de los homófobos italianos, que fletaron más de mil autobuses para acudir a Roma desde muchos puntos del país. La guerra de cifras está servida.

Sea como sea, lo que está claro es que la sociedad italiana se encuentra dividida entre los que pretenden continuar anclados en el pasado, y los que consideran que no puede ser que Italia esté a la cola de la Unión Europea en el reconocimiento de los derechos de las parejas homosexuales, debido en parte a la influencia conservadora del Vaticano.

Este martes se votará en el Senado italiano la ley de uniones civiles, también conocida como ley Cirinnà, en referencia a la senadora que la impulsó, Monica Cirinnà, del Partido Democrático del primer ministro Matteo Renzi. El artículo principal de la ley establece que dos personas del mismo sexo pueden constituir una pareja de hecho reconocida por el Estado, ante la presencia de dos testigos. También prevé que estas parejas puedan adoptar un hijo o una hija cuyo padre o madre ya sea uno de los dos componentes de la pareja.

Sin límites, nuestra sociedad se volverá loca”, declaró Massimo Gandolfini, responsable de la organización de la jornada de protesta a favor de la familia tradicional de este sábado, que tuvo lugar en la gran plaza del Circo Massimo. “La ley Cirinnà no es aceptable de la primera a la última palabra. No se trata de cambiar tres o cuatro palabritas, sino de rechazarla completamente”, añadió. Desde un escenario instalado en el Circo Máximo, Massimo Gandolfini, un neurocirujano conocido por sus ataques a los homosexuales y organizador del Día de la Familia, ya advirtió de que la oposición al proyecto de ley será frontal. “No se trata de quitar una palabrita de aquí o de allí para maquillarlo”, dijo, “porque no es válido de la primera a la última letra. Tenemos que hacer una oposición radical, porque las leyes pueden cambiar la cultura de un pueblo y tenemos que estar atentos a las leyes destructivas”. Gandolfini presumió de contar con el apoyo de la Confederación Episcopal Italiana (CEI) y de destacados miembros del Gobierno, entre ellos del ministro del Interior, Angelino Alfano, y del de Medio Ambiente, Gianluca Galletti, que incluso asistió a la concentración de Roma en un claro desafío a Renzi, quien necesita del apoyo de los partidos de centro para poder seguir al frente del Gobierno.

Mil quinientos autocares procedentes de toda Italia trasladaron manifestantes a la capital, algunos financiados por colectivos católicos. De hecho, muchos religiosos participaron en la protesta, presidida por una gran pancarta que decía “En defensa de la familia y de los niños”. Otra destacaba “prohibido desguazar la familia”. De eslóganes, había de todo tipo: Nos gusta la diversidad. Queremos una mamá y un papá“, “la naturaleza no se cambia” o “Cirinnò“, haciendo un juego de palabras con el apellido de la senadora impulsora de la ley, Cirinnà, y la palabra “no“.

En la manifestación no hubo símbolos políticos, pero sí que asistieron al menos dos centenares de parlamentarios, sobre todo del partido Nuevo Centro Derecha -aliado del Partido Democrático en el gobierno-, Forza Italia, Lega Nord, y algunos representantes del ala católica de la propia formación del primer ministro italiano. De hecho, incluso el responsable de la cartera de Interior, Angelino Alfano -perteneciente a Nuevo Centro Derecha-, recibió en el ministerio al organizador de la manifestación, antes del inicio de la protesta. Esta división política hace que sea una incertidumbres saber cuál será el resultado de la votación de la ley.

Italia es el único gran país de Europa occidental que carece de reconocimiento alguno de las parejas del mismo sexo, más allá de algunas iniciativas locales de escaso alcance práctico. Y ello pese a que tras el histórico resultado del referéndum irlandés sobre el matrimonio igualitario el primer ministro italiano Matteo Renzi declaraba que “las uniones civiles no pueden retrasarse más”. Curiosamente, el propio Renzi era el que había actuado hasta entonces como freno al proyecto (el Parlamento salido de las elecciones de 2013 no debería tener, en teoría, especiales dificultades para aprobarlo). Lo cierto es que pese a la enésima promesa de Renzi, han tenido que pasar casi cinco meses para que el proyecto simplemente se desatasque.

La propuesta que está sobre la mesa es la presentada por la senadora Monica Cirinnà en junio de 2014, que reconocería a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer una unión civil con derechos similares a los del matrimonio salvo la adopción conjunta (aunque sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja). En esencia rehúsa el término “matrimonio”, sustituido por el de “específica formación social“, si bien una vez aprobada las parejas homosexuales podrán, entre otras cosas, fijar un domicilio, elegir un apellido común e incluso concederse su nacionalidad. Un proyecto que recibió la aprobación de la Comisión de Justicia del Senado en mayo, tras lo cual tuvo lugar una gran movilización conservadora, que culminó a finales de junio, como se ha dicho, con una multitudinaria manifestación en Roma.

Desde la reactivación del proyecto en enero tras el arranque en falso del pasado octubre, el principal escollo en las negociaciones es la regulación de la adopción. La aprobación de la iniciativa, en cualquier caso, parece por fin probable: el Gobierno ha expresado hoy su respeto por los manifestantes a favor y en contra del proceso, pero ha reafirmado su compromiso con el mismo. La proposición de ley de Cirinnà podría votarse a mediados de febrero y recibir el apoyo de la mayoría del Partido Democrático, el Movimiento Cinco Estrellas, Izquierda Ecología Libertad y parte de Forza Italia.

En resumen, a pesar de la condena del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo el pasado mes de julio a Italia por no reconocer la unión legal de las parejas del mismo sexo, de la promesa de Renzi, del apoyo multitudinario en 80 ciudades de Italia y del trabajo incansable de la senadora Cirinnà, el proyecto de ley ya está sufriendo una vieja táctica parlamentaria consistente en la lluvia de alegaciones, casi nunca destinadas a mejorar el texto, sino a torpedearlo hasta hacerlo inviable o retrasarlo hasta el infinito. Ya ha sido aplazada en dos ocasiones y amenaza con romper el Gobierno de coalición e incluso la formación del centroizquierda a causa de la oposición de los parlamentarios católicos. Hasta el momento, Renzi ha optado por lavarse las manos dejando libertad de conciencia a sus ministros y senadores, pero da la impresión de que, sin su participación directa, el proyecto de ley –una de sus promesas para el año en curso— tiene todas las papeletas para naufragar o ser mutilado en uno de sus puntos más polémicos en Italia: la adopción del hijo del cónyuge, por cuanto los sectores más críticos sostienen que es una vía que podría permitir la gestación subrogada. De hecho, la Liga Norte –el partido xenófobo que suele enfrentarse con la Iglesia por la atención a los inmigrantes– camina ahora junto a los obispos y ya ha presentado más de 6.000 enmiendas. El proyecto del PD evita cualquier cercanía con la palabra matrimonio. Pero ni por esas. En materia de derechos civiles, Italia sigue anclada en el pasado.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Ante la parálisis a nivel nacional, la ciudad de Roma aprueba una normativa de uniones civiles para las parejas del mismo sexo

Miércoles, 4 de febrero de 2015

131757144-03c89edc-0d90-4484-9576-417a8e0000c2El ayuntamiento de Roma aprobó el pasado miércoles, por 32 votos a favor frente a 10 en contra, una ordenanza municipal de uniones civiles que otorga a todas las parejas inscritas, sin distinción de sexo, derechos y obligaciones hasta ahora reservadas a los matrimonios. Se trata de una iniciativa pionera en Italia, donde solo algunas regiones habían emprendido iniciativas parecidas.

El proyecto del Partido Democrático (PD), Izquierda Ecología Libertad (SEL) y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) establece un registro de uniones civiles para las parejas “mayores de edad y convivientes de cualquier sexo”, tanto italianas como extrajeras, que puedan acreditar su convivencia durante al menos un año. Los contrayentes podrán celebrar una ceremonia similar a las que están disponibles para los matrimonios y disfrutarán de derechos como las visitas hospitalarias y ser informados sobre el estado de salud del cónyuge. Además, las parejas del mismo sexo casadas en el extranjero serán reconocidas en Roma como uniones civiles.

Al acto de aprobación de la normativa asistieron dos políticos y activistas LGTB muy conocidos, invitados por el alcalde Ignazio Marino: el presidente de la región de Apulia, Nichi Vendola y la exdiputada Vladimir Luxuria. Ambos celebraron “momento histórico” para el movimiento LGTB en Italia y una “victoria civil de una capital de un Estado laico”. También la concejala romana Imma Battaglia, abiertamente lesbiana, ha afirmado que la ciudad está “haciendo historia” con una política “que respeta los derechos de los ciudadanos”.

Menos entusiasmo ha mostrado la derecha del ayuntamiento romano. El exalcalde Gianni Alemanno, de Forza Italia, opinó en Facebook que solo “una ley hecha en el Parlamento” puede reconocer derechos a las parejas del mismo sexo y afirmó que la ordenanza pretende “engañar a la gente” y “abolir la familia”. Los grupos de la oposición han anunciado recursos judiciales para intentar paralizar la aplicación de la normativa. A pesar de ello, un grupo de jóvenes celebró el avance con un flashmob en las escaleras del Capitolio, la sede del gobierno local.

Derechos LGTB en Italia: una excepción en Europa occidental

Italia se encuentra en una posición muy retrasada con respecto a sus vecinos de Europa occidental en lo que se refiere a igualdad LGTB. Sin ningún reconocimiento a nivel nacional, hace unos meses informábamos de la iniciativa de varios alcaldes, entre ellos los de Bolonia y Nápoles, de inscribir en sus registros civiles los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados fuera de Italia. Tan solo unas semanas después, el ministro del Interior ordenaba detener estas inscripciones y avisaba de su nulidad por no ajustarse a la ley italiana. Una polémica jurídica y política que de hecho ha continuado viva hasta este momento.

En cualquier caso, aunque estas inscripciones queden finalmente sin valor legal, de lo que no cabe duda es de que suponen (junto con la norma ahora aprobada por Roma) una llamada de atención al Parlamento italiano. Una cámara que se ha mostrado incapaz de aprobar ni siquiera una ley de uniones civiles largamente prometida por el primer ministro Renzi pero que este, ante la indignación de los colectivos LGTB italianos, supeditó al principio del verano a la aprobación de una serie de reformas políticas y que tras la vuelta de las vacaciones excluyó de sus prioridades al considerarlo en todo caso una promesa a cumplir a lo largo de sus próximos “1000 días” de gobierno.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Los matrimonios del mismo sexo celebrados en otros países no tendrán validez en Italia

Viernes, 10 de octubre de 2014

angelino_alfanoEl ministro del Interior italiano, Angelino Alfano (en la fotografía), anunció este martes que los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en el extranjero no tendrán validez en Italia y que se anularán los que ya han sido registrados en algunos ayuntamientos italianos.

El ministro declaró que “las leyes del país no permiten que se casen personas del mismo sexo”,  respondiendo así, en una entrevista radiofónica, a los alcaldes de ciudades como Nápoles, Bolonia o Fano que, desde julio pasado, han inscrito en sus respectivos registros civiles matrimonios contraídos por parejas homosexuales en el extranjero para, así, estimular al Gobierno a aprobar una ley al respecto.

“El asunto está muy claro”, dijo el ministro, porque, explicó, “las directivas aprobadas en algunos ayuntamientos para registrar los matrimonios contraídos por personas del mismo sexo en el extranjero no son conformes con la ley italiana“.

Insistió en que en Italia “no es posible que se casen personas del mismo sexo” y, por eso, los matrimonios entre parejas homosexuales que tengan validez en el extranjero no pueden ser inscritos en el Registro Civil del país porque “no son consentidos por la ley”.

De hecho, aseguró que este martes firmará una circular con la que todos los matrimonios entre homosexuales celebrados en el extranjero y registrados en los ayuntamientos italianos quedarán cancelados.

Se trata de una “invitación formal al retiro de estas uniones y la cancelación de las inscripciones”, explicó. En caso de que los alcaldes no retiren y cancelen los matrimonios inscritos, “se procederá a anularlos de oficio”, destacó.

La inscripción en los registros de ciertos ayuntamientos de los matrimonios entre homosexuales contraídos fuera de Italia es un acto burocrático que tenía efecto únicamente local y que consistía en la inscripción en el Registro Civil de una determinada localidad.

Fue una decisión adoptada por los alcaldes de ciudades como Nápoles, Bolonia o Fano basándose en una sentencia de un Tribunal italiano que instaba a un ayuntamiento a inscribir la unión de dos hombres casados en 2012 en Nueva York, y que a partir de hoy quedará sin validez por ser incompatible con las leyes del país, según el ministro del Interior.

Al poco de conocerse la decisión de Alfano, el presidente de la organización en defensa del colectivo homosexual Arcigay, Flavio Romani, hizo un llamamiento a la resistencia y pidió a los alcaldes que desobedezcan.

Según la organización, anular los registros sería una práctica de “fanáticos, arrogantes, dictadores, sin orgullo ni calidad” que convertiría a Italia “en la vergüenza de Europa” y que crearía “un “apartheid” que Italia no se merece y que ofende a su Constitución”.

Además de a los alcaldes, llamó a la resistencia al propio Parlamento, para que retire la confianza al Gobierno.

El alcalde de Bolonia, Virginio Merola, que fue el primero en registrar los matrimonios homosexuales celebrados en el extranjero, ya ha dicho que no cumplirá la orden del ministro. Además, Merola acusó al Gobierno de “negar derechos que están reconocidos en la legislación europea”. “Si quieren anular los actos de las transcripciones de los matrimonios contraídos en el extranjero, así sea, pero yo no retiro mi firma. Se hará pero no en el nombre de Bolonia, a la que represento como alcalde. Yo no obedezco”, ha señalado Merola en declaraciones al diario La Repubblica. “No hay razón de política pública que impida la transcripción. Es importante que el Parlamento finalmente se decida a aprobar una ley, ésta es la cuestión que debe preocupar a un ministro de la República”, ha defendido el alcalde, que considera vergonzoso que no haya una legislación nacional al respecto. También desde Nápoles el alcalde Luigi de Magistris, del partido Italia de los Valores, ha anunciado que recurrirá la circular en los tribunales. “Creo que es un hecho negativo, en contra de la Constitución de la República y las libertades civiles consagradas en ella”, ha señalado.

Por su parte, Luigi Nieri, vicealcalde de Roma, recomendó al ministro del Interior, con un mensaje publicado en su perfil de Facebook, que mejor “se ocupe de prevenir la criminalidad, controlar la seguridad urbana y la mafia”.

El alcalde de Udine, Furio Honsell, expresó que una cuestión así debe ser debatida en el Parlamento y que no basta con una circular burocrática, según recogen los medios locales. Furio Honsell, que gobierna en coalición con varios partidos, entre ellos el Demócrata y la Italia de los Valores, ha criticado que el tema se resuelva con una circular, en lugar de debatirse en el Parlamento o presentarlo al Tribunal Constitucional. Precisamente esta vía, la judicial, es también a la que ha apelado el alcalde de la ciudad toscana de Grosetto, Emilio Bonifazi, también del Partido Demócrata y donde los tribunales avalaron el cambio en el registro para inscribir a las parejas como cónyuge y cónyuge y no como marido y mujer. “El anuncio me deja bastante perplejo, no tanto por los méritos del caso, sino porque está en conflicto directo con una decisión del poder judicial”, ha indicado.

En la misma línea, el alcalde de Nápoles, Luigi di Magistris, que está suspendido pero fue quien autorizó los registros, anunció, según la prensa, que la circular para anular las inscripciones es contraria a la igualdad de derechos que defiende la Constitución.

Milán acababa de aprobar una disposición similar, que ahora quedará sin efecto. Allí gobierna una coalición de independientes con el SEL, la izquierda ecológica del político gay Nichi Vendola, que ha criticado duramente la disposición del ministro, que incumple las promesas de apertura de Renzi. A las críticas se ha unido en el parlamento el portavoz demócrata, Roberto Speranza: “Alfano se preocupa con mucha insistencia del matrimonio gay, como si de ello dependiera la seguridad del país. ¿Y los derechos de las personas?”, se preguntaba en Twitter. Pero la crítica ha llegado también del partido de Berlusconi, que ya se ha manifestado anteriormente a favor de una ley de uniones civiles. La portavoz de Forza Italia en la cámara, Mara Carfagna ha señalado que la circular “pone en evidencia un vacío legal que es preciso colmar. Mientras la política no tiene el coraje de tomar la iniciativa y la responsabilidad de una ley estatal de uniones civiles será imposible evitar una circular del Ministro o, peor aún, una sentencia del poder judicial para llenar un vacío político y regulatorio”, ha señalado.

Fuente Cáscara Amarga y

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Tribunal italiano concede la maternidad compartida a una pareja de lesbianas

Miércoles, 3 de septiembre de 2014

maternidad-en-parejas-lesbianasSe trata de un caso inédito que sienta un importante precedente para los derechos de la comunidad LGBT, en un país que no reconoce el matrimonio igualitario.

Los medios de comunicación italianos explican que la pareja, que vive en Roma desde 2003, viajó al extranjero para concebir una niña por inseminación artificial.

Sentencia histórica del tribunal de menores de Roma, que ha avalado que una mujer pueda adoptar la hija biológica de su pareja del mismo sexo. Aunque el fallo solo afecta a este caso particular, supone un hito en el único país de Europa occidental sin ningún reconocimiento de las familias homoparentales que ha sido bienvenido por algunos y atacado por muchos.

El Tribunal de Menores de Roma ha autorizado la adopción de una niña a la mujer que forma pareja sentimental con su madre biológica, lo que supone el primer caso en Italia, donde no está legalizado ni el matrimonio ni la adopción para los homosexuales.

La pareja de mujeres residente en Roma tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país extranjero que no ha trascendido, donde también contrajeron matrimonio (el cual, sin embargo, no es reconocido por su país de origen). Con posterioridad, reclamaron ante la justicia italiana la adopción del menor por parte de la madre no biológica. Para ello contaron con el apoyo de la Asociación Italiana de Abogados de Familia y de Menores (AIAF), cuya miembro Maria Antonia Pili presentó la demanda correspondiente. Se trata de la primera sentencia que reconoce el derecho de la madre no biológica a adoptar el hijo de su pareja del mismo sexo en Italia.

El matrimonio ha expresado su satisfacción por el fallo: “Estamos felices, casi incrédulas con este resultado que esperábamos desde hace años y que representa una victoria de todos los menores que se encuentran en la misma situación que nuestra hija”. “Esperamos que esta sentencia pueda ayudar a los que se encuentran en esta situación; sugerimos a las demás parejas homoparentales que salgan a la luz”, añadieron.

La presidenta de la AIAF de Friuli (norte de Italia), Maria Antonia Pili, explicó que “las dos mujeres tras el nacimiento de la niña llevaron a cabo su proyecto conjunto de maternidad, compartiendo con óptimos resultados los deberes educativos y de atención y ofreciendo a la menor una sólida base afectiva”.

A falta de legislación, Pili explica que el recurso presentado por la pareja homosexual fue acogido en base al artículo 44 de la ley sobre adopciones que contempla la adopción en casos particulares “como el superior y primordial interés del menor en mantener con el adulto, en este caso progenitor social, la relación afectiva consolidada en este tiempo de convivencia”. La norma, añade la abogada, no contiene discriminaciones en caso de parejas heterosexuales o homosexuales por lo que “el Tribunal de Menores ha interpretado correctamente la ley”.

La falta de legislación en Italia tanto en materia de adopción como de matrimonio está provocando casos como los de los pasados meses cuando algunos ayuntamientos italianos decidieron inscribir en sus respectivos registros civiles los matrimonio de parejas gays que celebraron sus bodas en un país extranjero, en espera de una reglamentación.

La decisión judicial ha sido recibida de manera dispar por las distintas fuerzas políticas y sociales italianas. Desde el gobernante Partido Democrático (PD), el subsecretario de Estado y activista LGTB Ivan Scalfarotto la ha calificado de “histórica” y de “esperanza para las familias arco iris” y ha animado a modificar la legislación para que estos casos no tengan que ser llevados cada vez ante la justicia. El presidente de Arcigay Flavio Romani opina que se trata de una “ducha helada” para el primer ministro Matteo Renzi, que hace apenas un mes aparcaba su promesa de aprobar una ley de uniones civiles que contemplaría la adopción del progenitor no biológico, como en este caso. También Franco Grillini, de GayNet, pidió protección para los “cien mil niños hijos de personas homosexuales”.

Del lado de los homófobos, la reacción ha sido de indignación indisimulada. La portavoz del Nuevo Centro Derecha Barbara Saltamartini ha tachado el fallo de “desconcertante con claro perfil de inconstitucionalidad”, mientras que desde Forza Italia lo califican como un “golpe de Estado contra el poder legislativo”.

foto-Oliviero-Toscani-adopción-gayPero quizás la que ha llegado más lejos en su ataque han sido la formación derechista Fratelli d’Italia, que ha lanzado una campaña con imágenes en las que se ve una pareja de hombres y una de mujeres cogiendo por los brazos a un niño pequeño bajo la frase “Un niño no es un capricho”. Un cartel que ha llevado al responsable de comunicación del PD Francesco Nicodemo, a decir que “[llamarlo] homófobo es poco”.

La polémica, de hecho, ha ido a más en las últimas horas al anunciar el fotógrafo Oliviero Toscani su intención de denunciar a Fratelli d’Italia por el uso de la imagen, obra suya, para un fin homófobo.

Más allá de su estética atrevida (Toscani es un fotógrafo polémico, como atestiguan sus ya famosas campañas para Benetton), la fotografía se realizó en su momento para ilustrar las diversas posibilidades de familia para una publicación francesa. Fratelli d’Italia ha pedido ya disculpas por usar la fotografía sin permiso del artista, aunque no por su evidente intencionalidad homófoba al hacerlo.

Con información de  Cáscara Amarga y Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El inesperado apoyo de la comunidad LGBT italiana: Silvio Berlusconi

Viernes, 4 de julio de 2014
1332587198Después de haber dicho que nunca aprobaría el matrimonio gay, ni las adopciones para parejas del mismo sexo; y después de haber dicho que era mejor fijarse en mujeres jóvenes que ser gay, algo ha debido cambiar en la mente de Silvio Berlusconi. En pleno debate sobre las uniones gays en el país, el ex primer ministro italiano ha salido ahora en defensa de la comunidad LGBT en declaraciones al diario La Repubblica. “La batalla por los derechos civiles de los homosexuales en un país realmente moderno y democrático debe ser un empeño de todos“, ha declarado el político, líder de la mayor fuerza conservadora en el país, Forza Italia.

Berlusconi no ha indicado cómo se podría llegar a concretar esta afirmación en el programa de su partido, pero sí ha indicado que espera que se pueda alcanzar un consenso en cuanto al alcance de los derechos. “Como liberal, creo que a través de un debate amplio y en profundidad podemos alcanzar una meta razonable para la justicia y la civilización”, ha indicado. El movimiento de apertura de Berlusconi viene acompañado por la entrada en Arcigay, la principal plataforma LGBT italiana, de dos personas muy cercanas a Berlusconi: su prometida Francesca Pascale y Vittorio Feltri, editor de Il Giornale, una de las principales cabeceras del imperio mediático de Berlusconi. “Nosotros estamos por la libertad, sin discriminaciones, convencidos de que es necesario superar los prejuicios que generan equívocos, banalidades, insultos aburridos y estúpidos”, escribió el periodista.

Desde Arcigay han dado la bienvenida a ambos, recordándoles que ser miembro también tiene sus obligaciones y que esperan que ambos trabajen efectivamente a favor del colectivo. “A Feltri le pedimos que abra un espacio de discusión sobre el lenguaje periodístico, para construir desde el respeto de los papeles de cada uno, para acabar con el sexismo en el lenguaje, los estereotipos y la violencia, porque estos son los objetivos que persigue un socio de Arcigay. A Francesca Pascale le pedimos que encabece un movimiento dentro de Forza Italia que ponga en el centro nuestras preocupaciones“, ha señalado el presidente de Arcigay, Flavio Romani.

Las palabras de Berlusconi no han caído igual de bien entre todos los miembros de Forza Italia. Maurizio Gasparri, uno de los senadores del grupo, se ha apresurado a indicar que sigue sin estar a favor del matrimonio gay. “Hay que respetar los derechos y evitar la discriminación, pero sigo convencido de que el matrimonio gay y las adopciones por parte de parejas gays son una mala elección con la que no estoy de acuerdo, hoy como ayer”.

Fuente Ragap

General , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.