Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Roberto Speranza’

Nuevas perspectivas para las parejas del mismo sexo en Australia e Italia tras el contundente resultado del referéndum irlandés

Sábado, 30 de mayo de 2015

Trébol-arcoírisLa reciente aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda mediante consulta popular está influyendo muy positivamente en un cambio de actitud respecto a las legislaciones favorables a los derechos de las parejas del mismo sexo, que ahora muchos ven como inevitables. Desde Italia hasta Australia llegan noticias sobre procesos que se inician y otros que adquieren nuevo impulso. En otros países, sin embargo, los prejuicios siguen vigentes y triunfantes, como en el caso de Polonia, cuyo Parlamento ha rechazado por cuarta vez una ley de uniones civiles abierta a las parejas del mismo sexo.

El hecho de que la mayoría de los irlandeses haya votado, con contundencia, a favor de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo está sirviendo de acicate para que en otros países se levanten voces reclamando la igualdad para las parejas LGTB. A la repercusión que obtuvo en Alemania, de la que informamos detalladamente, se suman ahora Australia e Italia, países con los que Irlanda guarda, de una u otra manera, cierta relación.

Perspectivas favorables en Australia

Los ecos del proceso irlandés han llegado hasta la lejana Australia, país con una importante población con ancestros irlandeses. El líder del opositor Partido Laborista, Bill Shorten, ha anunciado que presentará el próximo lunes ante el Parlamento australiano un proyecto de ley sobre el matrimonio igualitario, esperando, según sus palabras, que el impulso del referéndum irlandés sirva de ayuda para que el proceso prospere. Shorten asegura que dará libertad de voto a los representantes laboristas, algo que el líder del gobernante Partido Liberal, el conservador primer ministro Tony Abbott, ha negado pertinazmente a los suyos.

Pero en los últimos días esa oposición frontal a la libertad de voto parece haber cambiado. El pasado miércoles Tony Abbott establecía las condiciones para permitir el voto en conciencia a sus representantes: “Si nuestro Parlamento tuviera que tomar una decisión en un asunto como este, quiero que la iniciativa pertenezca al Parlamento, no a ningún partido en particular”. Y esa es precisamente la labor que está desarrollando un grupo de trabajo que aúna a representantes liberales, laboristas y verdes, que tratan de elaborar un proyecto de ley conjunto para presentarlo a consideración del Parlamento.

Según un recuento de los representantes de los diversos partidos que han expresado públicamente su apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo, se estaría tan solo a un voto para lograr la mayoría en la Cámara de Representantes (la cámara baja del Parlamento australiano), y ya se contaría con una mayoría en el Senado (la cámara alta). La incógnita reside en quienes aún no se han pronunciado, pero las perspectivas parecen favorables.

Eso es al menos lo que opina la propia hermana del primer ministro Tony Abbott, la abiertamente lesbiana Christine Forster,  que espera que antes de finalizar el año el matrimonio igualitario sea legal en Australia. Forster también recordaba el proceso irlandés: “La decisión de Irlanda, ver lo que ha ocurrido en la conservadora Irlanda … ver ese sorprendente resultado… le dirá a cualquiera que se oponga a esta reforma que es inevitable que se produzca en una democracia occidental desarrollada como la de Australia”.

El primer ministro italiano y las uniones civiles

Quien también se ha hecho eco del proceso irlandés es el primer ministro italiano, Matteo Renzi. El resultado en Irlanda sitúa a Italia, otra nación de tradición católica, como el único país de la Europa occidental que no reconoce los derechos de las parejas LGTB, ni mediante el matrimonio igualitario ni con la fórmula de la unión civil. Según el diario La Repubblica, Renzi declaraba tras conocer el resultado del referéndum irlandés que “las uniones civiles no pueden retrasarse más”. También expresaba su satisfacción Roberto Speranza, líder de su propia formación, el Partido Democrático, para quien “ahora es el turno de Italia”. Para Nichi Vendola, el abiertamente gay presidente de la región de Apulia, “Irlanda nos está dando una lección de civismo”.

El proceso de las uniones civiles en Italia se encuentra en trámite parlamentario. La misma Corte Constitucional dictaminaba en 2010 que los derechos de las parejas del mismo sexo deben ser reconocidos bajo una forma u otra, aunque la fórmula no fuera el matrimonio (si bien tampoco haya nada que lo impida). Sin embargo, el Parlamento italiano sigue sin resolver definitivamente al respecto, pese a disponer de una mayoría teóricamente suficiente salida de las elecciones de 2013. El propio Matteo Renzi supeditaba el pasado verano la aprobación de la ley de uniones civiles al éxito de su paquete de reformas políticas.

Por el momento, existe un proyecto presentado por la senadora Monica Cirinnà en junio de 2014, que reconocería a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer una unión civil con derechos similares a los del matrimonio salvo la adopción conjunta (sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja) que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión de Justicia del Senado, aunque en principio le quedaría una larga rodadura. Pero Cirinnà se ha mostrado muy esperanzada tras el referéndum irlandés, y ha declarado que “finalmente ha llegado el momento de que se apruebe antes del verano”. Esperemos que las declaraciones del primer ministro Renzi no hayan sido simplemente de cara a la galería, y que se cumplan las optimistas previsiones de Cirinnà.

Polonia no sigue la estela irlandesa

Donde continúa el inmovilismo en cuanto al reconocimiento de los derechos de las parejas LGTB es en Polonia, otro país de tradición católica. Su Parlamento ha rechazado un cuarto proyecto de ley de uniones civiles, que incluiría a las parejas del mismo sexo y les otorgaría derechos semejantes a los matrimonios. Un total de 215 diputados votaron en contra del proyecto, 146 lo hicieron a favor, 24 se abstuvieron y 75 se ausentaron.

Ya en enero de 2013 el Parlamento polaco rechazó tras un acalorado debate tres proyectos de unión civil abierta a las parejas del mismo sexo, uno de ellos promovido desde la gobernante PO (Plataforma Cívica) con el apoyo del primer ministro, Donald Tusk. Una derrota que provocó una auténtica fractura en el seno la PO entre su sector más liberal y su sector más conservador, liderado por el entonces ministro de Justicia Jarosław Gowin, vinculado al Opus Dei y con conocidos antecedentes homófobos.

Según Agata Chaber, dirigente del grupo Campaña Contra la Homofobia, “estamos siendo engañados por los políticos, en su mayoría conservadores, que dicen que Polonia no está lista para las uniones civiles, y mucho menos para el matrimonio entre personas del mismo sexo. Eso es mentira, Polonia está preparada”.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los matrimonios del mismo sexo celebrados en otros países no tendrán validez en Italia

Viernes, 10 de octubre de 2014

angelino_alfanoEl ministro del Interior italiano, Angelino Alfano (en la fotografía), anunció este martes que los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en el extranjero no tendrán validez en Italia y que se anularán los que ya han sido registrados en algunos ayuntamientos italianos.

El ministro declaró que “las leyes del país no permiten que se casen personas del mismo sexo”,  respondiendo así, en una entrevista radiofónica, a los alcaldes de ciudades como Nápoles, Bolonia o Fano que, desde julio pasado, han inscrito en sus respectivos registros civiles matrimonios contraídos por parejas homosexuales en el extranjero para, así, estimular al Gobierno a aprobar una ley al respecto.

“El asunto está muy claro”, dijo el ministro, porque, explicó, “las directivas aprobadas en algunos ayuntamientos para registrar los matrimonios contraídos por personas del mismo sexo en el extranjero no son conformes con la ley italiana“.

Insistió en que en Italia “no es posible que se casen personas del mismo sexo” y, por eso, los matrimonios entre parejas homosexuales que tengan validez en el extranjero no pueden ser inscritos en el Registro Civil del país porque “no son consentidos por la ley”.

De hecho, aseguró que este martes firmará una circular con la que todos los matrimonios entre homosexuales celebrados en el extranjero y registrados en los ayuntamientos italianos quedarán cancelados.

Se trata de una “invitación formal al retiro de estas uniones y la cancelación de las inscripciones”, explicó. En caso de que los alcaldes no retiren y cancelen los matrimonios inscritos, “se procederá a anularlos de oficio”, destacó.

La inscripción en los registros de ciertos ayuntamientos de los matrimonios entre homosexuales contraídos fuera de Italia es un acto burocrático que tenía efecto únicamente local y que consistía en la inscripción en el Registro Civil de una determinada localidad.

Fue una decisión adoptada por los alcaldes de ciudades como Nápoles, Bolonia o Fano basándose en una sentencia de un Tribunal italiano que instaba a un ayuntamiento a inscribir la unión de dos hombres casados en 2012 en Nueva York, y que a partir de hoy quedará sin validez por ser incompatible con las leyes del país, según el ministro del Interior.

Al poco de conocerse la decisión de Alfano, el presidente de la organización en defensa del colectivo homosexual Arcigay, Flavio Romani, hizo un llamamiento a la resistencia y pidió a los alcaldes que desobedezcan.

Según la organización, anular los registros sería una práctica de “fanáticos, arrogantes, dictadores, sin orgullo ni calidad” que convertiría a Italia “en la vergüenza de Europa” y que crearía “un “apartheid” que Italia no se merece y que ofende a su Constitución”.

Además de a los alcaldes, llamó a la resistencia al propio Parlamento, para que retire la confianza al Gobierno.

El alcalde de Bolonia, Virginio Merola, que fue el primero en registrar los matrimonios homosexuales celebrados en el extranjero, ya ha dicho que no cumplirá la orden del ministro. Además, Merola acusó al Gobierno de “negar derechos que están reconocidos en la legislación europea”. “Si quieren anular los actos de las transcripciones de los matrimonios contraídos en el extranjero, así sea, pero yo no retiro mi firma. Se hará pero no en el nombre de Bolonia, a la que represento como alcalde. Yo no obedezco”, ha señalado Merola en declaraciones al diario La Repubblica. “No hay razón de política pública que impida la transcripción. Es importante que el Parlamento finalmente se decida a aprobar una ley, ésta es la cuestión que debe preocupar a un ministro de la República”, ha defendido el alcalde, que considera vergonzoso que no haya una legislación nacional al respecto. También desde Nápoles el alcalde Luigi de Magistris, del partido Italia de los Valores, ha anunciado que recurrirá la circular en los tribunales. “Creo que es un hecho negativo, en contra de la Constitución de la República y las libertades civiles consagradas en ella”, ha señalado.

Por su parte, Luigi Nieri, vicealcalde de Roma, recomendó al ministro del Interior, con un mensaje publicado en su perfil de Facebook, que mejor “se ocupe de prevenir la criminalidad, controlar la seguridad urbana y la mafia”.

El alcalde de Udine, Furio Honsell, expresó que una cuestión así debe ser debatida en el Parlamento y que no basta con una circular burocrática, según recogen los medios locales. Furio Honsell, que gobierna en coalición con varios partidos, entre ellos el Demócrata y la Italia de los Valores, ha criticado que el tema se resuelva con una circular, en lugar de debatirse en el Parlamento o presentarlo al Tribunal Constitucional. Precisamente esta vía, la judicial, es también a la que ha apelado el alcalde de la ciudad toscana de Grosetto, Emilio Bonifazi, también del Partido Demócrata y donde los tribunales avalaron el cambio en el registro para inscribir a las parejas como cónyuge y cónyuge y no como marido y mujer. “El anuncio me deja bastante perplejo, no tanto por los méritos del caso, sino porque está en conflicto directo con una decisión del poder judicial”, ha indicado.

En la misma línea, el alcalde de Nápoles, Luigi di Magistris, que está suspendido pero fue quien autorizó los registros, anunció, según la prensa, que la circular para anular las inscripciones es contraria a la igualdad de derechos que defiende la Constitución.

Milán acababa de aprobar una disposición similar, que ahora quedará sin efecto. Allí gobierna una coalición de independientes con el SEL, la izquierda ecológica del político gay Nichi Vendola, que ha criticado duramente la disposición del ministro, que incumple las promesas de apertura de Renzi. A las críticas se ha unido en el parlamento el portavoz demócrata, Roberto Speranza: “Alfano se preocupa con mucha insistencia del matrimonio gay, como si de ello dependiera la seguridad del país. ¿Y los derechos de las personas?”, se preguntaba en Twitter. Pero la crítica ha llegado también del partido de Berlusconi, que ya se ha manifestado anteriormente a favor de una ley de uniones civiles. La portavoz de Forza Italia en la cámara, Mara Carfagna ha señalado que la circular “pone en evidencia un vacío legal que es preciso colmar. Mientras la política no tiene el coraje de tomar la iniciativa y la responsabilidad de una ley estatal de uniones civiles será imposible evitar una circular del Ministro o, peor aún, una sentencia del poder judicial para llenar un vacío político y regulatorio”, ha señalado.

Fuente Cáscara Amarga y

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.