Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ceuta’

Datos definitivos del INE: las bodas entre personas del mismo sexo en España batieron su récord en 2018

Viernes, 20 de diciembre de 2019

bodas-taiwan-lgtbEl Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado esta semana los datos definitivos del movimiento natural de población correspondientes al año 2018. Una publicación que confirma que el año pasado se batió el récord de bodas entre personas del mismo sexo en España: 4.870, el 2,9% del total de bodas celebradas (167.613). Es, por otra parte, el primer año en el que las bodas entre mujeres superan a las bodas entre hombres.

Los datos de 2018 conforman la cifra más alta de bodas entre personas del mismo sexo de la serie histórica, al superar las 4.637 de 2017. Se encadenan además cinco años de repunte, desde que en 2013 el número de bodas entre personas del mismo sexo en España conoció su punto más bajo (3.071).

Por comunidades autónomas Cataluña repite como la comunidad con más matrimonios entre personas del mismo sexo en números absolutos (987), seguida a corta distancia de Madrid (956) y ya algo más distanciadas Andalucía (774) y Comunidad Valenciana (589). A la cola se sitúan La Rioja (24) y las ciudades autónomas de Melilla (7) y Ceuta (2).

En términos porcentuales el liderazgo es sin embargo para Canarias: el 4,5% de las bodas celebradas en el archipiélago son entre personas del mismo sexo.

Sorpasso de las bodas entre mujeres

Un dato significativo es que por primera vez se ha producido el sorpasso de las bodas entre mujeres a las bodas entre hombres. En 2018 se dieron el «sí quiero» 2.512 parejas de mujeres (el 51,6% de las bodas entre personas del mismo sexo) frente a 2.358 parejas de hombres (el 48,4%).

50.000 bodas desde que se aprobó la ley

Sumando los datos de 2018 a los definitivos de 2005 (1.269), 2006 (4.313), 2007 (3.193), 2008 (3.194), 2009 (3.082), 2010 (3.193), 2011 (3.540), 2012 (3.455), 2013 (3.071), 2014 (3.275), 2015 (3.738), 2016 (4.320) y 2017 (4.637), cerca de 50.000 parejas del mismo sexo (49.150, en concreto) habían contraído matrimonio en España al final del año pasado. Con las bodas celebradas durante este 2019, ya se habrán sobrepasado de largo las 50.000 (los datos hechos públicos esta semana por el INE incluyen un adelanto provisional de las bodas celebradas durante el primer semestre, pero sin desglosar las que fueron entre personas del mismo sexo).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

España: La Audiencia Nacional rechaza el asilo a un homosexual argelino al estimar que en Argelia no se sufre persecución «por el mero hecho de ser homosexual»

Martes, 14 de agosto de 2018

dg8kd50w4ai4fyrFoto de la marcha del Orgullo de este año en París (Twitter de Alex)

Según informa El Faro de Ceuta, la Audiencia Nacional ha rechazado dar protección a un ciudadano argelino, amenazado de muerte por su familia por ser homosexual, al considerar que no está perseguido por las autoridades de su país. «No se puede considerar que una persona sea objeto de persecución por el mero hecho de ser homosexual», expresa la sentencia. Aunque es cierto que en años recientes no han trascendido procesamientos, el Código Penal argelino castiga los actos de homosexualidad con pena de prisión de 2 meses a 2 años.  

Según relata el diario ceutí, que ha tenido acceso a la sentencia, el ciudadano argelino llegó a Ceuta en abril de 2017, huyendo se su familia. Un hermano suyo, que pronto iba a salir de prisión, le había amenazado de muerte por ser homosexual. Según la sentencia de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, sin embargo, «los únicos actos de persecución o amenaza» que explica el ciudadano argelino «los expone de forma vaga y sin ninguna acreditación», sin que procedan de las autoridades argelinas sino de su propio entorno familiar. Siempre según El Faro de Ceuta, la Audiencia Nacional solicitó un informe a ACNUR (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), según el cual el solicitante «no parecía encontrarse en necesidad de una protección» y al abogado de Estado, que se mostró desfavorable a la concesión de una protección internacional.

La Audiencia Nacional va más allá y se permite, de hecho, valorar la situación de las personas homosexuales en Argelia como propia «de una sociedad en transición, donde en principio rigen unos principios ancestrales frente a una realidad mucho más tolerante» y asegura que «No se puede considerar que una persona sea objeto de persecución por el mero hecho de ser homosexual». 

La decisión de la Audiencia Nacional, a la que la defensa del ciudadano argelino había recurrido, agota la vía para conseguir el asilo por parte del solicitante, que a partir de este momento puede ser deportado.

ILGA: Argelia sí se encuentra entre los países con homofobia de Estado 

Basta con acudir al informe anual sobre Homofobia de Estado que publica ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans e Intersex) para saber que el Código Penal argelino castiga los actos de homosexualidad con pena de prisión de 2 meses a 2 años y con multa de 500 a 2.000 dinares argelinos. Cuando alguno de los autores fuera menor de 18 años de edad, la pena impuesta se agrava hasta los 3 años de prisión y los 10.000 dinares de multa. Por otra parte, también se castiga con prisión de 2 meses a 2 años y multa de 500 a 2.000 dinares a «quien cometiere atentado al pudor en público» y en el caso de que «el atentado al pudor consistiere en un acto contra natura con una persona del mismo sexo», la pena será prisión de 6 meses a 3 años y la multa de 1.000 a 10.000 dinares.

No solo eso: el Código Penal también castiga a quien difunda cualquier tipo de material «que atente contra la decencia» con penas de 2 meses a 2 años y multa de 500 a 2.000 dinares. Según el informe de ILGA, «esto va más allá del alcance de la regulación típica basada en el comportamiento, y sigue una línea que se acerca más a las normas sobre ‘propaganda’ de identidades no heterosexuales como las de Medio Oriente o el Norte de África».

El informe de ILGA recoge como ya en 2016 Reino Unido rechazó una solicitud de asilo interpuesta por un hombre gay argelino, basándose en parte en la falta de procesamientos o arrestos en los últimos años. «Sin embargo, la decisión no tuvo debida cuenta de la humillación familiar y social extrema, las amenazas y la violencia que impera en la Argelia rural y urbana respecto de las orientaciones sexuales diversas, tanto en hombres como en mujeres», deja claro la organización LGTB.

Es más, ILGA recuerda que Argelia ha rechazado las recomendaciones para despenalizar las relaciones sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo en el seno del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y que por ejemplo el entramado legal sobre entidades sin ánimo de lucro, información y derecho de reunión, junto con el hecho de que los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo están criminalizadas, «produce un ambiente en el que es no es posible registrar una organización que trabaje temas relacionados con la orientación sexual».

La historia de Anouar Rahmani

Hace pocos meses contábamos en esta misma página la historia de Anouar Rahmani, un escritor y activista argelino que había denunciado la agresión que sufrió un amigo suyo por ser homosexual. Tres personas le redujeron y le torturaron dándole latigazos que le dejaron grandes marcas en la espalda, según se puede comprobar en la fotografía que acompañaba al mensaje de Rahmani. «La imagen (de las heridas en la espalda, que hizo públicas) ilustra la justicia popular argelina que se permite atacar e insultar, incluso instaurar su propia ley sobre el resto de la comunidad con total impunidad», escribió. Tras la denuncia, el propio Rahmani recibió graves mensajes de odio e incluso amenazas de muerte.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , ,

Refugiados por su orientación sexual: los gays marroquíes del CETI de Ceuta

Viernes, 22 de diciembre de 2017

15078322808990Nueve de los 10 migrantes que han solicitado asilo en España alegando discriminación.

Un artículo de hace unos meses que refleja la cruda realidad de los doblemente perseguidos, por ser refugiados y por su orientación sexual… Una realidad durísima en Marruecos, entre los propios inmigrantes yen el país de acogida…

Huyeron de Marruecos porque allí ser gay es delito y denuncian que no se les permite entrar en la Península pese a tener concedido el asilo

Por Lucas de Cal en El Mundo

Después de cenar, mientras el fotógrafo prueba el flash en el aparcamiento de la playa del Trampolín en Ceuta, frente a una pequeña mezquita, un grupo de chavales marroquíes baja sonriendo y abrazados por la cuesta que sube hasta el CETI. Quedan 50 minutos para que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes cierre sus puertas a las 23:00 horas y que ya nadie pueda ni entrar ni salir. Llegan ocho chicos y una chica. Lo primero que hacen es dar las gracias por permitirles contar su historia en nuestra bocina de papel.

El primero en alzar la voz es el joven que lleva pantalones cortos rosas. Se llama Reda, nació hace 22 años en Tetuán, estudiaba Económicas y es el que mejor habla español del grupo. Llegó hace dos meses a Ceuta huyendo de su familia y de la Policía. “Estaba en un pub de Ceuta con mi novio, que es de Extremadura. Unos primos que viven aquí me vieron y se chivaron a mi familia. Al volver a mi casa en Marruecos, mis padres me dijeron que me iban a denunciar por ser gay y que llamarían a la Policía. Yo lo llevaba en secreto y no me quedó otra que escaparme a España y pedir asilo”, cuenta.

A su lado está Yassin, repeinado y con bigote. Tiene 28 años, es de Tánger y cruzó la frontera esta semana. “Hace 10 años, cuando mi familia se enteró de que era gay, me echaron de casa. He estado todo este tiempo viviendo con amigos, pero no podía aguantar más”, cuenta. “Lo que más recuerdo son las veces que me agredían por la calle y, cuando lo denunciaba a la Policía, me detenían a mí por ser gay. He dormido varias veces en el calabozo. Los agentes me explicaban que era muy femenino para ser un hombre y que eso era delito”.

El código penal marroquí criminaliza los “actos contra natura con un individuo del mismo sexo” y las penas pueden ser de hasta de seis años de prisión. “Allí somos unos apestados, una humillación para nuestras familias”, grita en inglés la única chica del grupo. Es de la ciudad de Castillejos y llegó hace ocho meses. Sus padres la echaron de casa cuando se enteraron de que era lesbiana y que tenía novia. Y su hermana la denunció a la Policía. “Estaba estudiando en la universidad y dejé la carrera de Negocios y Comunicación para venir aquí. Ahora me gustaría seguir formándome”, dice.

Son tres testimonios de una situación que se repite. Se autodenominan “refugiados por su orientación sexual”. Son los marroquíes gays y lesbianas que huyen de su país por la represión y violencia que sufren. Tanto en la calle como en sus hogares. Su intención es ir a la Península, pero la primera parada que hacen tras pedir el asilo en España está en los CETI de Ceuta y de Melilla. Allí pasan meses, incluso años, hasta que les dan el permiso para cruzar. “Algunos tenemos la tarjeta roja (que permite residir en España), y podríamos movernos libremente pero en el puerto no nos dejan subir a los ferris que van a Algeciras” denuncian.

Quieren salir cuanto antes del CETI, donde comparten espacio con el resto de inmigrantes que han llegado a Ceuta, tanto por la frontera, como por pateras o saltando la valla. De los cerca de 600 internos del centro, la gran mayoría son subsaharianos y argelinos. “Los trabajadores se portan muy bien con nosotros y nos cuidan, el problema lo tenemos con el resto de inmigrantes. Muchos nos agreden, incluso sexualmente. Nos molestan en el comedor, en el patio, tienen una mente muy diferente”, aseguran varios de los chicos.

“Me pasó un día con un subsahariano. Se dio cuenta que soy gay y me intentó meter mano. Llamé a la seguridad del centro pero, al día siguiente, me pegó”, cuenta Reda. La chica asiente con la cabeza explicando que también se burlan de ella. “Aquí, en Ceuta, también sufrimos violencia e insultos“. Este año, la ONG Human Rights Watch emitió un informe denunciando que los migrantes LGTBI que llegan a Ceuta padecen “hostigamiento y abusos indiscriminados, tanto en el centro de inmigración como en las calles”.

Mohamed (24 años, de Casablanca) dice que lleva cinco meses sin ver a su novio, que vive en Marruecos y no se pudo escapar con él. “Nos gustaría ir a Madrid y ser felices sin que nadie nos pueda decir nada. No pedimos tanto”. Chain es el veterano del grupo y es de los pocos que no le importa dar la cara. Tiene 39 años y llegó hace un año y medio de Tetuán. La semana pasada pidieron asilo en Ceuta otros cuatro chicos. Ayoub (25) cuenta que le han intentado matar en Marruecos. Thami (33) busca libertad y Hamza y Omar, de 19 años, disfrutar de su sexualidad sin tener que ocultarse.

La mañana siguiente, en la puerta del CETI, también aparece Khanina, una chica lesbiana que lleva 28 días en Ceuta. Ella viene de Argelia y completa el grupo de las 10 personas del centro que han pedido asilo alegando discriminación por su orientación sexual. “En Argelia también somos perseguidos. Estaba en la universidad con mi novia, unos chicos me hicieron una foto y se la mandaron a mi hermano. Entonces mi familia se enteró y me fui”, cuenta.

Hace unas semanas, el ministro de Justicia y Libertades marroquí, Mustafa Ramid, estuvo en Ginebra Compareciendo ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Se negó a despenalizar la homosexualidad en Marruecos, pese la petición del Consejo.

Constante persecución de las personas LGTB en Marruecos

Actitudes como las del ministro Ramid son muy preocupantes, especialmente cuando de un tiempo a esta parte asistimos a un recrudecimiento de la persecución contra las personas LGTB por las autoridades de Marruecos, desmintiendo el tópico preexistente de que las leyes represoras no se aplican en la práctica (el artículo 489 del Código Penal marroquí castiga los “actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo” con penas de hasta 3 años de prisión, además de una sanción económica. Y el artículo 483 establece penas de hasta dos años de prisión por “obscenidad pública”).

Lo cierto es que cada vez llegan más noticias de detenciones y condenas por violar la ley. En marzo de este mismo año, dos varones fueron condenados a seis meses de prisión por mantener relaciones homosexuales. La detención se produjo tras difundirse a través de las redes sociales un vídeo de ambos. Durante el juicio, uno de los acusados declaró que había sido maltratado verbal y físicamente por los agentes de Policía durante su estancia en comisaría. En noviembre de 2016, un varón homosexual español de 73 años y su pareja sexual, de 23, fueron detenidos, tras ser delatados por una camarera del hotel de Marrakech en el que se alojaban. El ciudadano español fue posteriormente puesto en libertad, pero no tuvimos noticias de qué acciones se tomaron con el detenido de nacionalidad marroquí. Un mes antes, dos adolescentes eran detenidas tras haber sido sorprendidas por un familiar mientras se besaban en su propio domicilio. Finalmente, el tribunal desestimó los cargos por falta de evidencias, aunque ambas permanecieron detenidas, y una de ellas incomunicada, durante varios días.

También en 2016, en el mes de junio, fueron juzgados dos jóvenes por mantener relaciones sexuales en el interior de un vehículo y fueron condenados a 6 meses de prisión, en un “juicio” exprés y sin una defensa digna (ningún abogado quiso representarles). En el mes de abril, dos jóvenes fueron sorprendidos en la cama por un grupo de hombres que habían irrumpido en su vivienda, fueron brutalmente agredidos, y, con el rostro ensangrentado y desnudos, llevados a la calle para su humillación pública. La Policía, en vez de perseguir a los agresores, detuvo a las víctimas, que fueron juzgadas y condenadas a penas de hasta 4 meses de prisión por practicar la homosexualidad.

En febrero de 2016 nos hacíamos eco de la condena a 18 meses de prisión a dos jóvenes por cometer “actos con un individuo del mismo sexo” por un tribunal de Tiznit, al sur de Marruecos. Y poco antes, en enero, dábamos cuenta de la detención de dos jóvenes marroquíes por haber difundido un vídeo en el que se besaban en un lugar público.

También en el pasado año 2015 tuvimos conocimiento de varias condenas en Marruecos, en aplicación de ese artículo. En el mes de junio se produjo la detención de Lahcen y Mohsine, otros dos hombres que se besaron, fotografiaron y dieron muestras de afecto ante la Torre Hasán, uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes. A pesar de conseguir más de 71.000 firmas de personas todo el mundo pidiendo su liberación, ambos fueron condenados finalmente a cuatro meses de cárcel y una sanción económica. Ese mismo mes, se denunció la detención de 20 hombres homosexuales en Agadir, acusados de “difundir la corrupción”. Según el colectivo Aswat, no serían las únicas detenciones por ese motivo llevadas a cabo en ese año, que formarían parte de una campaña de arrestos dirigida por el Gobierno marroquí contra la población homosexual masculina para reafirmar su posición en el debate público sobre la despenalización de la homosexualidad. Un mes antes, tres hombres más fueron condenados a la pena máxima, tres años de cárcel. Tras recibir una denuncia, la Policía capturó a dos de los hombres mientras mantenían relaciones sexuales en el centro de trabajo de uno de ellos. Al ser interrogados, informaron de que se habían conocido a través de un tercero, que finalmente también fue detenido y condenado.

También en años anteriores,nos hemos hecho eco de diversas detenciones a personas homosexuales. En mayo de 2013 se produjo la condena a cuatro meses de cárcel a dos jóvenes detenidos en “delito flagrante” cuando se encontraban en el interior del coche de uno de ellos. En mayo de 2014 seis hombres fueron condenados a penas que oscilaban entre uno y tres años por cometer “actos contra natura”. En octubre de ese mismo año informábamos de que un británico de 69 años era condenado a cuatro meses de prisión por homosexualidad (aunque, finalmente, fue puesto en libertad).

Un compendio de noticias que son solo una muestra de la realidad a la que se enfrentan las personas LGTB en Marruecos. Y es que, como dijera el joven marroquí Hamza (en el vídeo de la campaña que el colectivo Aswat lanzó para concienciar de la homofobia social marroquí) “ser homosexual en Marruecos es algo muy difícil, porque tienes que lidiar a diario con los estereotipos sociales preconcebidos, que no aceptan diferencias, especialmente el ser gay”.

Y hemos incluido solo las referidas a persecución por parte del estado porque, por poner un sólo ejemplo, el pasado agosto vimos espantados cómo un joven gay, muy conocido en redes sociales de Marruecos, era agredido después de que un director de cine incitase a “violarlo”

No podemos olvidar cómo el pasado 25 de marzo, un vídeo grabado con un teléfono móvil comenzó a circular como la pólvora por la red: en él se veía cómo un grupo de personas asaltan un domicilio particular, sacan a dos hombres de la cama, los golpean e insultan y finalmente los sacan a la calle desnudos y ensangrentados para mayor escarnio. La pareja era detenida en Beni Melal, después de haber sufrido la cruel agresión . Mientras que uno conseguía huir, el otro era condenado a 2 meses de cárcel y pagar una multa de 500 dirhams, aunque sería finalmente puesto en libertad, después de admitir su condición sexual y de que su abogado solicitara la anulación de la Ley 489.  Este episodio puso a Marruecos en el foco de organizaciones internacionales, desde Human Rights Watch (HRW) a la feminista Femen, que envió a Beni Melal a dos activistas que trataron de desnudarse ante la puerta del tribunal, aunque la policía intervino con presteza e impidió su acción.

HRW, que envió a un observador al proceso y ha publicado varios comunicados sobre el caso, se escandalizó por el hecho de que la Justicia marroquí procesara a las víctimas de una agresión antes que a los agresores. “Agredidos, ensangrentados, sacados desnudos a las calles y luego mandados a la cárcel por su vida privada (…) Este veredicto va a desanimar a las víctimas a la hora de buscar justicia y aumentará la probabilidad de delitos de homofobia” en el país, dijo la organización. Queda, no obstante, la preocupación expresada en numerosos medios por el carácter de la agresión: el allanamiento de un domicilio, la agresión colectiva y la vejación pública en plena calle contra dos seres indefensos. “El proceso de Beni Melal -decía Karim Bujari- interpela a todo el mundo porque también es el de la libertad individual opuesta a la resistencia violenta de la comunidad”.

Y aún tenemos grabadas en la retina otras terribles imágenes, las de un intento de linchamiento de una mujer transgénero en Fez, ocurrido en junio pasado. Ocurrió lo mismo: solo gracias a que el vídeo se viralizó y desencadenó un escándalo que trascendió las fronteras de Marruecos, acabaron con una dos de los agresores fueron condenados a cuatro meses de prisión, y ello pese a que el propio ministro de Justicia; Mustafá Ramid, llegó a insinuar entonces que las personas LGTB son culpables de las agresiones que reciben.

Sin pronunciamiento oficial de España

No podemos obviar la clamorosa falta de una denuncia contundente ante estas violaciones de los derechos humanos por parte del Gobierno español, ni siquiera cuando en 2015 una cooperante de nuestro país fue expulsada por apoyar “las causas de la desviación de la moral”. Y ello pese a que Marruecos sea un país vecino con el que España mantiene una intensa relación cultural, comercial y social.

Fuente El Mundo/Cristianos Gays/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Human Rights Watch denuncia la situación de los solicitantes de asilo LGTB en Ceuta y pide su traslado a la península

Lunes, 1 de mayo de 2017

indiceLa organización Human Rights Watch (HRW) ha emitido un duro comunicado en el que denuncia la situación de los solicitantes de asilo LGTB en Ceuta, “expuestos a hostigamiento y abusos” y urge a las autoridades españolas a trasladar inmediatamente a estas personas a la península y cesar “la política de facto” por la cual se bloquean la mayoría de estos traslados.

Los inmigrantes que ingresan en Ceuta en forma irregular son alojados en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que depende del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El establecimiento, diseñado para estancias breves y con capacidad para 512 personas, está a menudo saturado, según denuncia HRW. A pesar de los esfuerzos del personal, los solicitantes de asilo no pueden recibir la atención y los servicios que el derecho español les reconoce, tal y como la propia organización pudo comprobar en una visita al centro los pasados 28 y 29 de marzo, momento en el que había allí concentrados 943 residentes. “Según el personal del centro, actualmente hay entre 70 y 80 solicitantes de asilo en el centro de Ceuta”, expresa el comunicado. De ellos, al menos 10 han pedido asilo por ser objeto de persecución y acoso en sus países de origen por su orientación sexual o identidad de género.

“Human Rights Watch habló con tres hombres gais alojados en el centro, dos procedentes de Marruecos y uno de Argelia, que habían pedido asilo por persecución debido a su orientación sexual. Describieron haber vivido situaciones de abuso extremo, incluida la violencia física ejercida por familiares, rechazo reiterado y generalizado por parte de la sociedad y agresiones físicas en las calles de sus países de origen. Un hombre de Marruecos dijo que había sido encarcelado, en parte, por su orientación sexual. Tanto Marruecos como Argelia criminalizan la actividad sexual con consentimiento entre personas del mismo sexo, y prevén para esto una pena de hasta tres años de prisión y multas”, explica HRW.

Los tres hombres se refirieron a las dificultades que enfrentaban en el centro y en Ceuta debido a su orientación sexual. “Ahmed [seudónimo], de 29 años, y oriundo de Marruecos, dijo que huyó de su país porque sufría amenazas de su familia y de la policía, pero que está recibiendo el mismo trato por parte de otras personas que se alojan en el CETI. ‘Ellos [otros residentes del CETI] me dicen que si me ven afuera [del centro] me van a pegar’, según contó. ‘Me atacan, y yo escapo. Una vez, en noviembre o diciembre, uno me pegó’”, explica por ejemplo el comunicado.

Traslados a la península: no para los solicitantes de asilo

valla-ceuta-300x176Los solicitantes de asilo LGBT están atrapados en Ceuta por causa de una política que, según cree Human Rights Watch, está diseñada para disuadir las solicitudes de asilo. “Los migrantes que no piden asilo reciben órdenes de expulsión y son trasladados a España peninsular a un promedio que las autoridades procuran que sea de 80 por semana, y allí son asignados a centros de detención mientras se encuentra pendiente su deportación o a refugios gestionados por organizaciones no gubernamentales. Sin embargo, a los solicitantes de asilo en general no se les permite trasladarse”, explica HRW. “Negar a los solicitantes de asilo su libertad de circulación para disuadir las solicitudes no solo sería cruel y errado, sino que además supondría un uso indebido de poder”, explica Judith Sunderland, directora asociada para Europa y Asia Central de la organización. “Sin embargo, la evidencia sugiere que las autoridades ofrecen una dura alternativa a las personas que necesitan protección, al exigirles que manifiesten su necesidad y permanezcan meses o años en una situación indefinida en Ceuta, o que corran el riesgo y pidan asilo recién después de haber sido trasladadas al territorio continental, cuando ya tienen una orden de expulsión en mano”, añade.

En definitiva, se da una situación paradójica: mientras que migrantes irregulares que no han solicitado asilo son trasladados con cierta rapidez a la península, los que lo solicitan se quedan en Ceuta mucho más tiempo, “a veces durante la totalidad del procedimiento en el que se evalúa su solicitud de protección, un proceso que puede demorar bastante más de un año”. La única excepción son los solicitantes de asilo procedentes de Siria, a los que sí se traslada regularmente a la península desde Ceuta o desde Melilla. “La situación de los enclaves, que son las fronteras de la Unión Europea en la costa sur del Mediterráneo, es sin dudas diferente de la de otros países, pero esto no justifica castigar a quienes ingresan a Ceuta en busca de asilo. España tiene los medios para tratar dignamente a los solicitantes de asilo, incluidas las personas LGBT que buscan un país tolerante donde puedan vivir sin temor a sufrir discriminación o violencia”, explica Sunderland.

HRW, de hecho, considera que la perspectiva de tener que permanecer en Ceuta en forma indefinida disuade a las personas que necesitan protección internacional de solicitar asilo. La organización, por ejemplo, habló con una persona de 22 años de la República Centroafricana que, un mes después de llegar al centro de acogida, estaba debatiéndose entre solicitar o no asilo: “El procedimiento lleva mucho tiempo, no quiero quedarme aquí”, les dijo. Y lo que es muy grave: a través de distintas fuentes, HRW tuvo también constancia de que un hombre subsahariano retiró su solicitud de asilo después de que la policía le dijera expresamente que sería trasladado al territorio continental si lo hacía. Algunos días después, fue trasladado.

Relatos de solicitantes de asilo

refugiados_sirios_en_TurquíaAhmed, el joven marroquí de 29 años al que nos hemos referido antes, contó a HRW que en su país no tenía a nadie que lo protegiera, ni entre su familia ni en la policía. En Marruecos sufrió palizas por ser gay e incluso fue condenado a seis meses de prisión. Pero la vida en el CETI de Ceuta, donde se aloja desde mediados de octubre de 2016, tampoco es fácil para él: “Aquí también me insultan, me dicen maricón. Me dicen que cuando me ven fuera me van a pegar. Y me atacan, yo escapo. Una vez, en noviembre o diciembre, uno me pegó. Era un argelino. Me decía maricón, te voy a matar. Anteayer estaba con un amigo, vino un argelino y me echó de la habitación diciéndome ‘eh maricón, sal de aquí’ (…) Quiero sobrevivir, quiero un futuro. No quiero pensar siempre en que me van a pegar”.

Francisco (también un pseudónimo) es otro ciudadano marroquí, de 30 años, que vive en el centro hace 14 meses. Contó a HRW que su familia lo echó cuando tenía 12 años debido a su sexualidad. Había sido violado por dos hombres cuando todavía era adolescente, y golpeado y detenido por la policía. Llegó a un punto límite cuando su primo, con el que Francisco había vivido después de que aquel regresara tras vivir algunos años en el extranjero, se puso en su contra tras enterarse de que era gay. “Me vine a Ceuta. No me quedaba más remedio que pedir asilo. Pero aquí está muy mal. Estoy desesperado. Ceuta me parece igual como en Marruecos. Una vez estaba en la playa, un tío un poco mayor me ofreció un purrito. Dije que no. Él quería abusar de mí, pero no quería, y me tiró una piedra y me pegó un puño. Fui a la policía. Al inicio no quisieron tomar la denuncia. No hicieron nada, lo veo siempre ahí….En el CETI no hablo con nadie, evito los problemas. Si no, reviento. Sabes, echado de casa a los 12 años, todos los problemas”, relató.

Said (otro seudónimo) es un ciudadano argelino de 32 años, que llevaba casi 10 meses en el CETI cuando HRW lo entrevistó: “Quiero tener una nueva vida. Necesito olvidarme de mis problemas. No tenía mucha idea de adónde ir, solo quería un lugar donde pudiera vivir sin violencia. Aquí las cosas son difíciles. Solo puedes dormir y comer, dormir y comer. Aquí evito a todos para no tener problemas”.

Un miembro del personal del CETI confirmó a HRW que otros residentes suelen burlarse y hostigar, sea en el propio centro o en las calles de Ceuta, a las personas LGBT que solicitan asilo:. “Muchos no aceptan compartir una habitación con un homosexual. O los hostigan aquí o pelean fuera del centro”.

El asilo a las personas LGTB, deuda pendiente del Gobierno español

Por desgracia no es la primera vez que nos referimos a la actitud indolente del Gobierno español por lo que a los solicitantes de asilo LGTB se refiere. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) lleva años alertando sobre las dificultades que las personas LGTB perseguidas encuentran en España cuando solicitan protección. Y eso que la directiva de acogida de la Unión Europea, vinculante para España, exige tener en cuenta la situación de las personas vulnerables al brindarles alojamiento, así como tomar medidas para prevenir la agresión y el acoso sexuales en los centros de acogida.

“Si bien las personas LGBT que solicitan asilo no están enumeradas en la directiva como personas consideradas vulnerables, Human Rights Watch coincide con la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA-Europa) en que muchas personas LGBT que buscan asilo reúnen los requisitos debido al tipo de persecución que viven en sus países de origen”, explica HRW. “Las mejores prácticas para la acogida de personas identificadas como solicitantes de asilo LGBT por dichas organizaciones incluyen alojamiento en habitaciones individuales, traslados a centros más pequeños, capacitación específica para el personal y facilitación del acceso a organizaciones LGBT y redes de apoyo”, añade.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El arzobispo de Tánger denuncia dos muertos y un herido grave tras el último salto a la valla de Ceuta

Viernes, 6 de enero de 2017

agrelo-pancarta-720_560x280¿Para qué sirve la fiesta de la Epifanía si cerramos nuestras puertas?

“Te lo decía, que nos engañaban, que tus hijos no tienen barras de hierro para amenazar a nadie”

“En esta guerra de la iniquidad contra los pobres, las armas más poderosas son la censura y la mentira”

(Jesús Bastante).- “Te lo decía, que nos estaban hurtando la verdad; aunque no podía imaginar qué verdad intentaban ocultar: dos muertos y uno para quien el mundo ya nunca será como era. El arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo, denunció ayer que el salto de la valla de Ceuta que llevaron a cabo doscientos inmigrantes en Nochevieja se saldó con dos víctimas mortales.

En un escrito publicado en su perfil de Facebook, el prelado señala cómo, aunque “el Gobierno acusa a los subsaharianos de haber actuado de forma extremadamente violenta y organizada”, él mismo ha podido comprobar que se trata dechicos a los que jamás vi armados de nada más que de hambre, frío y suciedad.

Agrelo, que subió a Beliones (lugar en el que se congregan los inmigrantes ilegales antes de acometer el salto a las concertinas), denuncia “el fondo de un mundo que a todos se nos oculta suben las sombras: ha habido dos muertos, uno de Camerún, otro de Guinea Conakry; y un chico de Camerún ha perdido un ojo”.

salto-de-la-vallaUn obispo no puede dejar que le roben la alegría. Me lo dice hoy el papa Francisco y me lo ha dicho siempre mi fe, subraya el arzobispo de Tánger, quien desvela su oración con la Virgen después de los hechos:Te lo decía, que nos engañaban, que tus hijos no tienen barras de hierro para amenazar a nadie; que hace falta mucha fatalidad para que alguien, que justamente va protegido de pies a cabeza, pierda un ojo por una pedrada. Te lo decía, que nos estaban hurtando la verdad; aunque no podía imaginar qué verdad intentaban ocultar: dos muertos y uno para quien el mundo ya nunca será como era”.

En esta guerra de la iniquidad contra los pobres, las armas más poderosas son la censura y la mentira, concluye el prelado. “Un grito se oye en Beliones, llanto y lamentos grandes; África llora por sus hijos y rehúsa el consuelo, porque ya no viven”.

Éste es el escrito-denuncia de monseñor Agrelo:

La censura y la mentira: armas contra los pobres.

1 de enero de 2017:

La noticia de Público rezaba así:

«El Gobierno acusa a los subsaharianos de haber actuado de “forma extremadamente violenta y organizada”.» (La Delegación del Gobierno en Ceuta) «ha explicado que “si bien las heridas de los agentes de la Guardia Civil no revisten gravedad, en el caso de algunas de las que afectan a las fuerzas marroquíes presentan mayor importancia, habiendo incluso uno de ellos perdido un ojo como consecuencia del impacto de una piedra“, según la nota.»

2 de enero de 2017:

Subo a Beliones. Reparto de alimentos entre unos chicos a los que jamás vi armados de nada más que de hambre, frío y suciedad.

Mi compañero pregunta por lo que está pasando en la frontera… Y del fondo de un mundo que a todos se nos oculta suben las sombras: ha habido dos muertos, uno de Camerún, otro de Guinea Conakry; y un chico de Camerún ha perdido un ojo.

Un grito se oye“:

Un obispo no puede dejar que le roben la alegría. Me lo dice hoy el papa Francisco y me lo ha dicho siempre mi fe.

Así que, mientras la familia sale de la ciudad con su acompañamiento de hambrientos, de mutilados y de muertos, me limito a comentar con la Madre los hechos del día: _Te lo decía, que nos engañaban, que tus hijos no tienen barras de hierro para amenazar a nadie; que hace falta mucha fatalidad para que alguien, que justamente va protegido de pies a cabeza, pierda un ojo por una pedrada. Te lo decía, que nos estaban hurtando la verdad; aunque no podía imaginar qué verdad intentaban ocultar: dos muertos y uno para quien el mundo ya nunca será como era.

En esta guerra de la iniquidad contra los pobres, las armas más poderosas son la censura y la mentira.

Un grito se oye en Beliones, llanto y lamentos grandes; África llora por sus hijos y rehúsa el consuelo, porque ya no viven

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

La LGTBfobia de la senadora ceutí, Luz Elena Sanín (PP)

Jueves, 21 de agosto de 2014

noticias_file_foto_842030_1408207686Seguimos conociendo el perfil de esta señora que ha provocado la repulsa detoda persona decente y la de partidos y asociaciones LGTBI:

La senadora del PP de Ceuta, Luz Elena Sanín, no es desconocida por sus meteduras de pata ante la opinión pública y por su trasnochado conservadurismo. En una de sus intervenciones públicas en defensa de la ley del aborto del ministro Gallardón dejó sentado que el embrión “tiene alma, calificó la Ley de Matrimonio Igualitario de Zapatero de “la mayor desvergüenza y abogó por retirar el pasaporte a todas las embarazadas emigrantes en cuanto entren en el país para asegurarse el pago del parto. Hace unos días volvía a liarla con sus extravagantes hipótesis para explicar la elevada deuda pública. Las joyitas de la ‘senadora pepera’ le han valido calentar las redes sociales y que todos los partidos de la oposición pidan su dimisión. La FELGTB va más allá y exige al PP que desautorice sus declaraciones por alentar la LGBTfobia. En este sentido también se han pronunciado otras organizaciones como Fundación Triángulo.

‘El Gobierno del PSOE de Zapatero se gastó lo que se gastó en donaciones y subvenciones a ONG muy afines, a asociaciones de lesbianas y homosexuales, a Zimbabue, a México para tocar un instrumento rarísimo, a condonar deudas a Evo Morales… Sin todo eso no tendríamos este agujero económico, ha dicho Sanín para justificar la elevada deuda pública, lo que le valió la reprimenda hasta dentro de las filas de su partido por el diputado popular, Francisco Márquez. Sanín no sólo se retracta sino ha confirmado que dijo lo que quería decir: ‘Zapatero nos llevó a la ruina por sus políticas de subvenciones’, sino que incluso se ha atrevido a asegurar que se ha sentido sorprendida por las manifestaciones de su compañero Márquez puesto que ella no ha dado una opinión personal y “sí oficial”.

En este sentido, la FELGTB quiere dejar claro que las asociaciones de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales concurren a concursos de subvenciones públicas en igualdad de condiciones que el resto de organizaciones, y utilizan la mayoría de sus fondos para la prevención del VIH, el trabajo contra el bullying homofóbico en las escuelas o el apoyo a jóvenes y familias. También le recuerdan al PP y a Sanín que las asociaciones LGTB trabajan por la salud, la educación y la igualdad de quienes son víctimas de la mayoría de delitos de odio en España. La necesidad de trabajar por la igualdad se ve reforzada además tras la publicación del informe del Ministerio de Interior que dice que el delito de odio que más se repite en España tiene su causa en el odio hacia la diversidad sexual.

“Declaraciones como las de la senadora Luz Elena Sanín son caldo de cultivo para la homofobia, un hecho terriblemente preocupante y que el PP debe desautorizar. Se trata de la postura de una representante pública que cuenta con el aval de su partido, un aval que consideramos que debe retirársele sin más dilación”, ha afirmado Jesús Generelo, Secretario General de FELGTB.

Según el también consejero de Relaciones Institucionales del Gobierno local ceutí, Francisco Márquez, su partido “comparte” la legitimidad del apoyo público “a todas las organizaciones sociales que trabajan en causas que entienden justas y legítimas y que reciben ayudas en base a la normativa vigente”. “Ese es el caso de las entidades del colectivo LGTB, un movimiento social que no pertenece a ninguna formación política”, ha subrayado.

No es la primera vez que la senadora lanza opiniones controvertidas que van a allá de las posiciones conservadoras de su partido y es que la LGTBfobia de Sanín es vox pópuli. Sobre la Ley de Matrimonio Igualitario dijo “no se puede mantener porque destruye todos los principios y valores de la sociedad. Según Sanín, “la familia debe ofrecer alternativas a la interrupción de la gestación porque es una decisión muy importante que afecta a su vida y a la de otro ser humano, porque el cercenar la vida de otro ser humano ya concebido es una decisión de tal calado que no puede quedar al margen de los padres”.

Una política ultraconservadora de la que podemos esperar cualquier cosa menos una rectificación, a menos que el PP actúe con contundencia y le obligue a pedir disculpas y cambiar su discurso. Todo está por ver.

 Fuente Ragap

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Exigen al PP que desautorice a la senadora que relaciona la deuda pública con las asociaciones LGTB

Martes, 19 de agosto de 2014

Ya habíamos visto su cara dura, pero ahora escucharla lo empeora… pedid, pedid, para el caso que os van a hacer… jamás han rectificado.

Las asociaciones LGTB trabajan por la salud, la educación y la igualdad de quienes son víctimas de la mayoría de delitos de odio en España, afirman desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales.

Inquietante dato económico el conocido en días pasados: bajo el mandato de Mariano Rajoy la deuda pública de España se ha disparado hasta el billón de euros, una cifra cercana al 100 % del Producto Interior Bruto (cuando el PP llegó al poder, la deuda ascendía a 737.406 millones de euros, el 70,4 % del PIB). ¿La culpa? pues para la senadora del PP por Ceuta Luz Elena Sanín, de las subvenciones que Zapatero concedió a diferentes ONG, entre ellas a las asociaciones “de lesbianas y homosexuales” y a los “pies zambos de Zimbabue”. 

Lo mejor es escuchar directamente las palabras de la senadora Sandín, que recoge el siguiente reportaje de Ceuta TV. El mismo reportaje se hace eco después de sus alambicadas matizaciones, en las que sostiene que sus palabras fueron “sacadas de contexto” y que ella apoya la causa LGTB. Justificaciones difícilmente comprensibles si se tiene en cuenta que sus palabras están grabadas y el contexto queda absolutamente claro:

La senadora del PP, Luz Elena Sanín ha afirmado que la deuda pública en España se generó, entre otras razones, por las subvenciones que reciben las asociaciones “de lesbianas y homosexuales”. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, pide una rectificación pública de la senadora ceutí o una contundente desautorización por parte de su partido.

Las asociaciones LGTB concurren a concursos de subvenciones públicas en igualdad de condiciones que el resto de organizaciones, y utilizan la mayoría de sus fondos para la prevención del VIH, el trabajo contra el bullying homofóbico en las escuelas o el apoyo a jóvenes y familias.

La necesidad de trabajar por la igualdad se ve reforzada además tras la publicación del informe del Ministerio de Interior que dice que el delito de odio que más se repite en España tiene su causa en el odio hacia la diversidad sexual.

“Declaraciones como las de la senadora Luz Elena Sanín son caldo de cultivo para la homofobia, un hecho terriblemente preocupante y que el PP debe desautorizar. Se trata de la postura de una representante pública que cuenta con el aval de su partido, un aval que consideramos que debe retirársele sin más dilación”, ha afirmado Jesús Generelo, secretario general de FELGTB.

También Fundación Triángulo, y en concreto su organización andaluza, ha exigido una disculpa pública. Triángulo recuerda en su comunicado que las subvenciones a colectivos LGTB “no representan ni el 2 % del total a entidades sin ánimo de lucro y que tienen como destino soportar la carga de responsabilidades que el estado tiene y no cumple”. Triángulo también recuerda a Sanín que la mayoría de las subvenciones a ONG van de hecho a entidades controladas por la Iglesia católica.

“Por otra parte la cooperación internacional es parte de los tratados sobre derechos humanos y desarrollo que nuestro país ha firmado. Como debe saber la senadora esto es parte del BLOQUE CONSTITUCIONAL por lo que la senadora propone no cumplir con ese bloque. Nos preguntamos si la senadora será ‘antisistema’”, añade el comunicado. “Solo por aportar un dato más, la deuda pública española es de un billón de euros. La cooperación internacional suponía en la presidencia de Zapatero 5.000 millones. La proporción es de 200.000 a 1 ¿De verdad nos quiere hacer creer la senadora que el problema es la solidaridad?”, se preguntan desde Triángulo.

“A Fundación Triángulo Andalucía no le extrañan las PALABRAS CARGADAS DE ODIO de la senadora ya que en toda crisis, son las minorías más desfavorecidas apuntadas como las causantes del mal y no los millones que acumulan otras personas en Suiza o Gibraltar”, sigue el comunicado, que acaba exigiendo a la senadora “un poco de rigor”. “Es la ciudadanía la que le paga el sueldo, senadora, y los datos cantan y lo sabe”, en palabras de Raúl González, presidente de Triángulo Andalucía.

 

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Impresentable. Una senadora del PP culpa de la deuda a las ayudas de Zapatero a los homosexuales

Lunes, 18 de agosto de 2014

noticias_file_foto_842030_1408207686El diputado nacional por Ceuta, Francisco Márquez (PP), ha calificado este sábado de “totalmente rechazables” las palabras vertidas el pasado jueves en rueda de prensa por la senadora ceutí Luz Elena Sanín, también del PP, que vinculó el incremento de la deuda pública del Estado con las subvenciones que los gobiernos de Zapatero concedieron a “ONG afines”, al colectivo de homosexuales o a proyectos de cooperación o desarrollo en países como Zimbabue o México.

En declaraciones a Europa Press, el congresista ha señalado que “los políticos estamos obligados a realizar manifestaciones serias y rigurosas y a no mezclar opiniones personales con posiciones institucionales o de partido” en sus comparecencias públicas, que a su juicio es en lo que cayó Sanín.

Sanín fue interpelada sobre por qué no deja de crecer la deuda pública de la nación. “Ha sido la única posibilidad para pagar las deudas que nos dejó el Gobierno del PSOE, que se gastó lo que se gastó en donaciones y subvenciones a ONG muy afines, a asociaciones de lesbianas y homosexuales, a Zimbabue, a México para tocar un instrumento rarísimo, a condonar deudas a Evo Morales… Sin todo eso no tendríamos este agujero económico”, argumentaba la senadora.

“No puedo estar más en desacuerdo con algunas de esas afirmaciones, muy concretamente con que la nefasta política económica de Zapatero fuese causa, entre otras cosas, de las subvenciones recibidas por asociaciones del colectivo LGTB”, ha dejado claro Márquez, quien cree que las declaraciones vertidas por Sanín “no responden al posicionamiento político oficial del PP”.

Fuente El Huffingtonpost

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Fraternidad y fronteras

Sábado, 16 de agosto de 2014

inmigrantesVoces. José Luis Pinilla. [Religión Digital] He sido testigo privilegiado de este proceso. Recojo mis apuntes de hace una semana con la imagen del Duomo de Milán, en la retina y el corazón, tras la visita imprescindible al sepulcro del Cardenal Martini.

Se trataba del Encuentro con los delegados de migraciones de ciudades europeas, junto a Gabriel el Delegado de Cádiz y los de otras ciudades europeas. Preparando el próximo encuentro en España y, más concretamente, en Ceuta. Porque ¡ya está bien de encuentros de estos en las grandes ciudades Europeas…! ¡A Ceuta! Como han hecho recientemente mis compañeros del SJM de España y cuyas crónicas he leído emocionado.

He vuelto a releer los apuntes del Encuentro europeo al leer las noticias de la Declaración conjunta, la denuncia y la labor de acogida que hace la Iglesia de Estados Unidos, México, El Salvador, Guatemala y Honduras sobre la crisis de las niñas, los niños y los adolescentes migrantes.

Recordaba que a lo largo de la mañana en Milán, mientras tomaba apuntes de la reunión, vi a Gabriel Delegado, Delegado Diocesano de Cádiz-Ceuta que al teléfono preguntaba “¿Cuántos emigrantes? ¿Tenemos sitio?”.

Y yo mientras tanto seguía tomando mis apuntes del debate

“Queremos que en nuestra reunión de España se introduzca el tema básico de las fronteras.

“Hablemos de las fronteras geográficas y de las fronteras psicológicas, legales, culturales, etc. impuestas a los emigrantes en cualquier lugar”.

“Sí. Fronteras que impiden la realización de sus proyectos vitales”.

Gabriel seguía, teléfono en mano, gestionando a miles de kilómetros la llegada y acogida eclesial de un nuevo grupo de 30 inmigrantes, procedentes del CIE de Tarifa. Aquel antiguo fortín militar reconvertido en Centro de Internamiento en donde Gabriel y yo acompañábamos a tres obispos y 50 personas más de la Iglesia española rezando con los recién llegados en las pateras de septiembre.

Otro delegado europeo, me parece que era de Viena, hablaba de Fraternidad. En mis apuntes escribí la palabra con mayúsculas: FRATERNIDAD. Fraternidad frente a los que rompen las espaldas con palos y piedras, en las dos orillas mientras algunas leyes, mafias y gente corrupta roban la dignidad de nuestros hermanos emigrantes que ni siquiera pueden abrir la boca. ¡Como oveja llevada al matadero!

Y hoy leo que la Iglesia de las dos orillas del Río Grande en los territorios correspondientes a México y Estados Unidos apuesta -una vez más- por “el compromiso -marcado por los últimos pontífices y exigido por la Iglesia católica- de ”globalizar la solidaridad”. Posibilidad solo posible si se respetan, promueven y se defienden la vida, la dignidad y los derechos de toda persona, independientemente de su condición migratoria.

Fraternidad, para “nuestros emigrantes” los del Sur de Europa y los menores del Río Grande . Fraternidad no solo para ellos, sino con ellos, como cantábamos ¿hace 40 años?: “¡Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar!”. Es el texto poético, que tenía el aire del Atahualpa Yupanqui, que tarareábamos hace tiempo y que me acompañaba con su música en el viaje de vuelta con Gabriel que seguía preocupado…”¿Los podremos acoger?”.

“¡Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar!”. Música y letra que me trae el eco del más genuino profetismo de los viejos profetas de Israel y de Jesús de Nazaret.

En la riada de proféticos gestos incluyo este, cuajado estos días de nuevo. El gesto profético de una Iglesia samaritana aquí y allá. Y en este caso el de la acogida de emigrantes que la Iglesia española sigue haciendo y que Gabriel convirtió en noticia de agencias gracias al apoyo -entre otros- de su Diócesis gaditana y de la Comisión Episcopal de Migraciones:

“Desde el 29 de Mayo, hasta el día de hoy, ya son 89 los inmigrantes de acogidos de emergencia por el Secretariado de Migraciones y la Asociación Cardijn con el apoyo del cabildo catedralicio y de la Comisión Episcopal de Migraciones. Recibirán alojamiento y manutención, mientras contactan con las redes familiares y de compatriotas en España para viajar a otras ciudades de destino”.

Gestos proféticos que hacen realidad aquello de que “fui extranjero y me acogisteis”.

No se me apagó el recuerdo de la visita al sepulcro de Martini. Este me invita a reeler la lectura de alguno de sus textos antes de dormir. Descubrí este párrafo de una carta pastoral de 1999:

“La acogida de los inmigrantes, dando por supuesto importancia a una debida vigilancia y respeto a las leyes, es una de las formas de reconocimiento de la igual dignidad humana frente al único Padre, como lo es la solidaridad hacia los más débiles y los más olvidados de nuestra compleja sociedad. El rechazo de clausuras selectivas y de actitudes discriminatorias es igualmente fruto del reconocimiento del Padre de todos: no se debe dudar en reconocer el peligro de un pecado profundo de egoísmo y de blasfemia contra Dios como Padre común en estas actitudes que van envenenando aquí y allá nuestra cultura”.

Lo leí, lo releí, mientras me acordaba de Milán, del Duomo, de Gabriel, de Cádiz, de Río Grande , de los pobres de la tierra…

Fuente Cristianismo y Justicia

Imagen extraída de: Religión Digital

Espiritualidad, General , , , , , , , , , , ,

“Una pascua llena de revolución”, por Carmen Almansa.

Domingo, 4 de mayo de 2014

MinoMuralSaoFelix

ECLESALIA, 24/04/14.-Esta Semana Santa, he tenido la suerte de poder estar en Ceuta celebrando la Pascua con un grupo de gente maravillosa, la Pascua la organizaban dos monjas Paula y Cande, guerrilleras y mejores personas que con la Asociación Elín hacen allí una labor fantástica. Compartimos experiencia con hermanos y hermanas inmigrantes que están en el CETI (Centro de Estancia Temporal para Inmigrantes) de Ceuta.

Una vez más, poner rostro y corazón, nombres y apellidos a situaciones y a acontecimientos dramáticos de desigualdad e injusticia, duele más, me genera rabia y mucha tristeza.

Duele saber cómo se oculta la situación (de desamparo y sufrimiento) de personas que tratan de llegar a nuestro país.

Duele saber que hay que personas que viven situaciones de violencia, discriminación y violación, por su nacionalidad, su color de piel y por su condición social (porque es alucinante como de pronto se levantan las fronteras para grandes futbolistas o grandes mandatarios).

Me duele escuchar a Kevin de Camerún contar como vivió la tragedia del pasado 6 de febrero en el Tarajal y como perdió a sus compañeros.

Me duele, me pincha en el corazón ver a una mujer del CETI que fue violada en el camino de llegada a España y por causa de la violación llegó a Ceuta embarazada de gemelos en una barca zodiac sin motor (¡un milagro!).

VallasMe horroriza ver la valla que hiere con solo mirarla.

Me duele que no se haga justicia, que mientras unos se llenan los bolsillos de dinero con planes corruptos, otros paguen con su vida sus acuerdos y decisiones.

Pero ante este dolor, rabia y la vergüenza que me produce que esto ocurra, esta Semana Santa he sentido consuelo y alegría…

Consuelo de ver que son muchas las personas que creen en la justicia y luchan por ella.

Alegría de que existan oasis en medio del camino como es la Asociación Elin.

Me alegra saber que somos iguales, que podemos comer, jugar, bailar juntos reír y llorar a pesar de venir de lugares distintos. Me consuela saber que para muchos y muchas las diferencias no son malas sino todo lo contrario una fuente de riqueza.

Me alegra saber que aún siendo de religiones y creencias distintas El Manantial del que bebemos es el mismo.

Me consuelan los sueños que son más fuertes que las vallas y las fronteras.

Me consuela y alienta el abrazaros y sentir que seguimos en la lucha.

Pero quizás, lo que más hoy me consuela en sentirme hija de Dios resucitado, un Dios vivo que no mira raza, sexo o religión, un Dios que no oprime, sino que libera. Un Dios de vivos que nos pide salir a la calle e ir al encuentro del que sufre, del que llora, y también al encuentro del que se cree en posesión de toda la verdad, del que se lucra a costa del mal ajeno…porque ahí también nos pide que estemos, para gritar, reclamar y exigir!

Hoy y más que nunca siento que Dios me llama para hacer la Revolución, la del amor, pero siempre ¡REVOLUCIÓN!, Denunciando y dando voz a su legado más grande: “Amaros los unos a los otros”.

Gracias a Silla, Boubu, Marian, Omar, Kevin, Happy… y a todas las hermanas y hermanos con los que pudimos compartir estos días porque han sido ejemplo de vida, lucha, esperanza y resurrección.

CARMEN ALMANSA, carmen_almansa86@hotmail.com
MADRID.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Espiritualidad , , , , ,

“¿En qué creen quienes nos gobiernan?”, por José María Castillo.

Martes, 18 de febrero de 2014

Rajoy-saluda-Rouco-Varela-presencia-principesContundente artículo que hemos leído en su blog Teología sin Censura:

No dudo de que nuestros gobernantes (políticos, militares, jurídicos, económicos, religiosos…) tienen creencias. Y bastante sólidas, por cierto, dadas las no pocas dificultades que tienen que superar. Lo que yo me pregunto no es si tienen creencias, sino en qué creen. Una pregunta que se acentúa cada mañana cuando uno lee los periódicos o escucha los informativos.

Por eso yo pensaba estos días pasados: ¿en qué demonio creerán quienes dieron la orden de disparar (lo que fuera) contra unos hombres que se estaban ahogando junto a la playa de Ceuta? Entiendo que nuestros obispos están en su derecho (y en su deber) cuando claman en defensa de la vida siempre que esa vida es la de un no-nacido. Pero, ¿han denunciado con la misma fuerza y la misma eficacia lo que ha ocurrido en el patético incidente de los inmigrantes que han muerto en la playa de Ceuta? ¿Por qué no claman al cielo cuando se enteran de los incesantes recortes que está sufriendo nuestro sistema sanitario? ¿Es que esto ya no es defender la vida? Cuando sabemos que en España hay ahora mismo cerca de tres millones de niños hundidos en la pobreza, pasando hambre, ¿en qué creen los que han hecho eso posible? ¿Y los que lo permiten en silencio, haciendo la vista gorda como el cura aquél de la parábola del buen samaritano?

Ceuta-circunstancias-Guardia-Civil-Mpode_EDIIMA20140209_0204_13Todo esto me da mucho que pensar. Porque ando ahora estudiando el tema de la fe en los evangelios. Y lo que más me llama la atención es que, en esos relatos, la fe no se relaciona directamente con la religión, sino con la salud. Es decir, la fe es una fuerza que se centra en el que sufre. Y en la curación del sufrimiento del enfermo. La cosa no falla. Siempre que Jesús repite: “tu fe te ha salvado” (una y otra vez), no se refiere a la salvación eterna, sino a la curación de los males y penas de esta vida. Y que nadie me venga haciendo apologética religiosa con los presuntos milagros, que probarían la divinidad de Jesucristo. No entro ahora en esa cuestión, que rebasa los límites de esta reflexión. Vamos a quedarnos en lo más claro que hay en los relatos, que es sencillamente esto: que las personas que sufrían, si tenían fe, esa fe se relaciona constantemente con la solución del sufrimiento y sus causas.

1356804634_449174_1356816222_noticia_normalAsí las cosas, vuelve mi pregunta: ¿en qué creen quienes nos gobiernan? Yo veo que juran sus cargos poniendo la mano sobre los evangelios, que, por cierto, en ellos se prohíbe jurar. Y veo que asisten a actos religiosos. Y con frecuencia están a partir un piñón con obispos, curas y frailes. Todos clamando en defensa de la vida de los no nacidos (repito que en eso estoy de acuerdo, ya que no soy abortista). Pero por qué no son igual de intolerantes en la lucha contra tantas y tantas agresiones a los derechos de la vida del resto de los mortales? ¿No habrá inconfesables connivencias entre los anti-abortistas y los que, desde intereses que no conocemos, han hecho posibles unas condiciones sociales y económicas que atacan la dignidad, los derechos y la seguridad de los más indefensos de esta vida? No quiero ser mal pensado. Pero, tal como se han puesto las cosas, resulta imposible evitar que a uno se le ocurran este tipo de preguntas.

Espiritualidad , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.