Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Río Grande’

Pareja de hombres logra adopción legal de dos hermanos en Tierra del Fuego

Lunes, 2 de marzo de 2015

1377017181-600adopcion_silva_castro_thumb_550El matrimonio aseguró que en las próximas horas se les notificará formalmente del fallo judicial; luego viajarán a Misiones para finalizar con algunos trámites.

Fuente: Télam, vía SentidoG

Juan Castro y Pablo Silva, una pareja de hombres que reside en la ciudad fueguina de Río Grande, lograron adoptar legalmente a dos menores misioneros, de 11 y 13 años, informó hoy el abogado del matrimonio, Kevin Florentín Bogado.

La pareja, en unión legal desde hace cuatro años, ya tenía a los hermanos en guarda provisoria desde septiembre del 2013, cuando los chicos tenían 9 y 11 años, tras una resolución dictada por el juez Juan Pablo Fernández Rizzi de Puerto Iguazú, Misiones.

Luego la pareja inició los trámites para lograr la adopción legal en Tierra del Fuego y consiguió la sentencia que así lo dispone por parte de la jueza Susana del Valle García, titular del juzgado de Familia y Minoridad de la ciudad de Río Grande.

Florentín Bogado afirmó que se trata del primer caso en el país de estas características, ya que “si bien existe un caso en Rosario, fue la familia quien dio al menor en adopción, y no como ocurre aquí que los chicos estaban bajo resguardo judicial”.

Los hermanos vivían hasta 2013 en el Hogar Pequeños Milagros de Posadas, luego del fallecimiento de su madre y de que su abuela no pudiera hacerse cargo de la crianza.

Si bien el mayor estaba en condiciones de ser adoptado, y fue el primero cuya guarda se otorgó a la pareja fueguina, el menor estaba a cargo de una abogada que pretendía su tenencia.

Fuentes allegadas al caso indicaron que el matrimonio de fueguinos solicitó la adopción de los dos chicos debido a que ambos manifestaban querer seguir juntos, y porque se habían detectado irregularidades en el proceso de guarda del menor de los hermanos.

La jueza del Valle García dictó en los últimos días la “sentencia de adopción plena” que otorga a los dos menores la calidad de hijos de la pareja.

Según fuentes del juzgado, la magistrada tuvo en cuenta que el matrimonio había realizado los trámites “siguiendo todos los carriles legales”, y anotándose en el Registro Único de Adoptantes (DNRUA).

El matrimonio dijo que recién en las próximas horas se les notificará formalmente del fallo judicial, y que luego de ello tendrán que viajar a Misiones para finalizar con algunos trámites.

Juan Castro y Pablo Silva fueron la tercera pareja de la provincia en contraer matrimonio a partir de la vigencia de la ley que así lo habilitó, en 2011. “Tenemos en claro que nuestros hijos tienen el derecho de tener una familia, que es lo que estamos dispuestos a dar. Pensamos a los niños como sujetos que necesitan del cuidado y el amor de una familia. Por suerte la Justicia así lo entendió”, indicaron los integrantes del matrimonio igualitario.

adopcion1-César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo al respecto: “Estamos muy contentos/as por Juan, Pablo y sus hijos, viviendo en un país que sigue cambiando continuamente en el respeto a la diversidad, tanto de las personas, de nuestra comunidad LGBT, como de nuestras familias. La decisión de la Jueza Susana del Valle García protege a los dos hermanos. Obtener la tenencia es darles amor, alimentarlos, ocuparse de su salud y darles educación.”

Pedro Paradiso Sottile, secretario de la CHA manifestó: “Compartimos la felicidad de Juan y Pablo y la de sus dos hijos por el reconocimiento de su familia, en un acto de justicia y amor. Sentimos orgullo de continuar luchando por el respeto y reconocimiento de las familias diversas, de los derechos de niñas, niños y adolescentes como sujetos titulares de derechos, rompiendo viejos paradigmas de exclusión y discriminación que históricamente vulneran nuestros derechos humanos fundamentales. Celebramos esta decisión judicial que se hace pública, como así también aquellas que son iniciadas, impulsadas y resueltas en cada rincón del país. Esperamos que con la entrada en vigencia del nuevo Código Civil se multipliquen estas decisiones, para que cada día sean más los niños, las niñas y adolescentes que puedan vivir en familias, para que los tribunales de familia de todo el país pongan fin a la homo/lesbo/transfobia en la justicia, para que los procesos de adopción sean más efectivos, pluralistas y respetuosos del denominado `interés superior del niño` desde una perspectiva de derechos humanos, como manda las leyes específicas, la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales vigentes”.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , ,

Fraternidad y fronteras

Sábado, 16 de agosto de 2014

inmigrantesVoces. José Luis Pinilla. [Religión Digital] He sido testigo privilegiado de este proceso. Recojo mis apuntes de hace una semana con la imagen del Duomo de Milán, en la retina y el corazón, tras la visita imprescindible al sepulcro del Cardenal Martini.

Se trataba del Encuentro con los delegados de migraciones de ciudades europeas, junto a Gabriel el Delegado de Cádiz y los de otras ciudades europeas. Preparando el próximo encuentro en España y, más concretamente, en Ceuta. Porque ¡ya está bien de encuentros de estos en las grandes ciudades Europeas…! ¡A Ceuta! Como han hecho recientemente mis compañeros del SJM de España y cuyas crónicas he leído emocionado.

He vuelto a releer los apuntes del Encuentro europeo al leer las noticias de la Declaración conjunta, la denuncia y la labor de acogida que hace la Iglesia de Estados Unidos, México, El Salvador, Guatemala y Honduras sobre la crisis de las niñas, los niños y los adolescentes migrantes.

Recordaba que a lo largo de la mañana en Milán, mientras tomaba apuntes de la reunión, vi a Gabriel Delegado, Delegado Diocesano de Cádiz-Ceuta que al teléfono preguntaba “¿Cuántos emigrantes? ¿Tenemos sitio?”.

Y yo mientras tanto seguía tomando mis apuntes del debate

“Queremos que en nuestra reunión de España se introduzca el tema básico de las fronteras.

“Hablemos de las fronteras geográficas y de las fronteras psicológicas, legales, culturales, etc. impuestas a los emigrantes en cualquier lugar”.

“Sí. Fronteras que impiden la realización de sus proyectos vitales”.

Gabriel seguía, teléfono en mano, gestionando a miles de kilómetros la llegada y acogida eclesial de un nuevo grupo de 30 inmigrantes, procedentes del CIE de Tarifa. Aquel antiguo fortín militar reconvertido en Centro de Internamiento en donde Gabriel y yo acompañábamos a tres obispos y 50 personas más de la Iglesia española rezando con los recién llegados en las pateras de septiembre.

Otro delegado europeo, me parece que era de Viena, hablaba de Fraternidad. En mis apuntes escribí la palabra con mayúsculas: FRATERNIDAD. Fraternidad frente a los que rompen las espaldas con palos y piedras, en las dos orillas mientras algunas leyes, mafias y gente corrupta roban la dignidad de nuestros hermanos emigrantes que ni siquiera pueden abrir la boca. ¡Como oveja llevada al matadero!

Y hoy leo que la Iglesia de las dos orillas del Río Grande en los territorios correspondientes a México y Estados Unidos apuesta -una vez más- por “el compromiso -marcado por los últimos pontífices y exigido por la Iglesia católica- de ”globalizar la solidaridad”. Posibilidad solo posible si se respetan, promueven y se defienden la vida, la dignidad y los derechos de toda persona, independientemente de su condición migratoria.

Fraternidad, para “nuestros emigrantes” los del Sur de Europa y los menores del Río Grande . Fraternidad no solo para ellos, sino con ellos, como cantábamos ¿hace 40 años?: “¡Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar!”. Es el texto poético, que tenía el aire del Atahualpa Yupanqui, que tarareábamos hace tiempo y que me acompañaba con su música en el viaje de vuelta con Gabriel que seguía preocupado…”¿Los podremos acoger?”.

“¡Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar!”. Música y letra que me trae el eco del más genuino profetismo de los viejos profetas de Israel y de Jesús de Nazaret.

En la riada de proféticos gestos incluyo este, cuajado estos días de nuevo. El gesto profético de una Iglesia samaritana aquí y allá. Y en este caso el de la acogida de emigrantes que la Iglesia española sigue haciendo y que Gabriel convirtió en noticia de agencias gracias al apoyo -entre otros- de su Diócesis gaditana y de la Comisión Episcopal de Migraciones:

“Desde el 29 de Mayo, hasta el día de hoy, ya son 89 los inmigrantes de acogidos de emergencia por el Secretariado de Migraciones y la Asociación Cardijn con el apoyo del cabildo catedralicio y de la Comisión Episcopal de Migraciones. Recibirán alojamiento y manutención, mientras contactan con las redes familiares y de compatriotas en España para viajar a otras ciudades de destino”.

Gestos proféticos que hacen realidad aquello de que “fui extranjero y me acogisteis”.

No se me apagó el recuerdo de la visita al sepulcro de Martini. Este me invita a reeler la lectura de alguno de sus textos antes de dormir. Descubrí este párrafo de una carta pastoral de 1999:

“La acogida de los inmigrantes, dando por supuesto importancia a una debida vigilancia y respeto a las leyes, es una de las formas de reconocimiento de la igual dignidad humana frente al único Padre, como lo es la solidaridad hacia los más débiles y los más olvidados de nuestra compleja sociedad. El rechazo de clausuras selectivas y de actitudes discriminatorias es igualmente fruto del reconocimiento del Padre de todos: no se debe dudar en reconocer el peligro de un pecado profundo de egoísmo y de blasfemia contra Dios como Padre común en estas actitudes que van envenenando aquí y allá nuestra cultura”.

Lo leí, lo releí, mientras me acordaba de Milán, del Duomo, de Gabriel, de Cádiz, de Río Grande , de los pobres de la tierra…

Fuente Cristianismo y Justicia

Imagen extraída de: Religión Digital

Espiritualidad, General , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.