Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Beirut’

Un Tribunal de Apelaciones del Líbano dictamina que la homosexualidad «no es un delito»

Miércoles, 18 de julio de 2018

gaylebanonImportantísima nueva sentencia de la justicia libanesa: uno de los Tribunal de Apelaciones de este país ha dictaminado que la homosexualidad «no es un delito» y, por ende, que no debe de ser perseguida. Es el más reciente y a la vez más notable paso en el camino hacia la completa despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo en este país de Oriente Próximo. El artículo 534 del Código Penal del Líbano castiga con un año de prisión los actos sexuales «contra natura». Hasta ahora, a pesar de no existir en la legislación nacional una referencia explícita a la homosexualidad, el citado artículo se ha venido utilizando como arma arrojadiza para perseguir y detener a activistas o a miembros de la comunidad sexualmente diversa. Para la jueza Randa Khoury, el artículo 534 se encuentra «desactualizado» y no refleja el «desarrollo social».

Con la ya histórica sentencia del Tribunal de Apelaciones libanés, criminalizar la sexualidad, al menos en el ámbito de la justicia, será mucho más complicado. El nuevo parlamento salido de las urnas el pasado mes de mayo tiene la tarea de derogar el artículo 534 del Código Penal. Es cierto que no será una tarea sencilla y más teniendo en cuenta la gran fragmentación parlamentaria (son más de 20 partidos políticos, 17 de los cuales tienen menos de 5 diputados). También hay que tener en cuenta que son las primeras elecciones tras la reforma política que, entre otras cosas, ha elevado el número de diputados de 99 a 128 (además, casi había transcurrido una década desde los anteriores comicios). Lo que no cambia y sigue institucionalizado es que el presidente de Líbano tiene que ser cristiano maronita; el primer ministro, musulmán suní, y el portavoz del parlamento, musulmán chií.

La citada resolución viene a completar distintas disposiciones anteriores que interpretan la necesidad de revocar el artículo 534 del Código Penal libanés por considerarlo discriminatorio y en clara oposición con el artículo 183, que garantiza los derechos fundamentales de la ciudadanía. La primera de las sentencias fue emitida por el juez Mounir Soliman (el 2 de diciembre de 2009), la segunda la firmó el juez Naji Dahdah (el 28 de enero de 2014) y la tercera el juez Hisham Kuntar (el 5 de mayo de 2016). Además, como recogió dosmanzanas en su momento, la jueza libanesa Janet Hanna dictaminaba a favor de los derechos de un hombre transexual, que solicitaba ver reconocida su condición de varón en el registro civil.

El fallo más reciente hasta el que ahora ha emitido el Tribunal de Apelaciones se remontaba a enero de 2017. El juez Rabih Maalouf abría otra vez las puertas a la despenalización de la homosexualidad en el Líbano. En aquella sentencia el magistrado dictaminaba «el derecho de los homosexuales a establecer unas relaciones humanitarias o íntimas con las personas que deseen, sin ningún tipo de discriminación en términos de orientación, ya que es uno de los derechos naturales más elementales, inherentes a ellos como seres humanos».

El artículo 534 del Código Penal libanés en la diana

Todos estos importantes hechos jurídicos del Líbano parecen confirmar que los tribunales, como ha ocurrido en otros países del mundo, están por delante de la clase política en lo que a la defensa de los derechos del colectivo LGTB se refiere. Además, importantes instituciones y organizaciones de diversa naturaleza también apoyan a la comunidad LGTB. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría ha hecho público en diversas ocasiones la necesidad de que «el artículo 534 del Código Penal libanés que procesa actividades homosexuales sea abolido», siendo el primer país árabe en el que tiene lugar tal posicionamiento.

Desde dicha entidad profesional argumentan que aunque antaño se consideró, erróneamente, que «la homosexualidad era el resultado de dinámicas familiares problemáticas o del desarrollo psicológico», en las últimas décadas se ha demostrado que esas premisas estaban basadas «en desinformación y prejuicios». La Sociedad Libanesa de Psiquiatría, a su vez, se refiere a los posicionamientos de la Asociación Americana de Psiquiatría de 1973 o al de la Organización Mundial de la Salud de 1990, entre otros, para declarar que internacionalmente «la homosexualidad no cumple los criterios para ser considerada una enfermedad», por lo que «la experiencia clínica indica que quienes integraron su orientación sexual en un sentido positivo del yo funcionan de manera psicológicamente más saludable que aquellos que no lo han hecho».

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cancelado el Orgullo LGTB de Beirut tras la detención de su organizador, Hadi Damien, por «fomentar el libertinaje y ofender la decencia pública»

Martes, 22 de mayo de 2018

5afb2e32eaa4c-imageEl pasado sábado 12 de mayo daba comienzo la semana del Orgullo LGTB en Beirut, pero los diversos eventos programados pronto tuvieron que ser cancelados tras la detención de su organizador, el activista Hadi Damien, a quien la policía amenazó con presentar cargos por «fomentar el libertinaje y ofender la decencia pública», un delito castigado con hasta dos años de prisión. Se trata del segundo año consecutivo en el que se celebra el Orgullo LGTB del Líbano, pero también es el segundo año en que debe ser cancelado debido a la presión de los grupos LGTBfobos.

La semana del Orgullo LGTB de Beirut comenzó el pasado 12 de mayo con un encuentro con padres que apoyan a sus hijos LGTB. También se lanzó una campaña dirigida a empresarios para que implementen medidas contra la discriminación en el trabajo por razón de orientación sexual o identidad de género. Diversos actos de este tipo se deberían suceder a lo largo de la siguiente semana.

Como parte de esos actos, el organizador del Orgullo, el activista libanés Hadi Damien, ofrecía el pasado lunes 14 una lectura en un pequeño estudio hasta que irrumpió la policía, al parecer a instancias de grupos opuestos a los derechos LGTB. Inmediatamente, las fuerzas del orden se dispusieron a clausurar el evento alegando que no había sido aprobado por la censura oficial. También procedieron a la detención de Hadi Damien y a conducirle a la comisaría para interrogarle.

Según Layal Saqr, abogada de Damien, la policía no quiso identificar a quienes habían denunciado a Damien y actuó en todo momento con tono amenazante. Su principal interés era conocer los actos del Orgullo LGTB que aún quedaban por celebrar. Damien refirió que entre ellos se incluían una fiesta callejera, un espectáculo de drags, varios conciertos y lecturas poéticas. Tras conocer la programación pendiente, la policía amenazó a su cliente con presentar cargos por «fomentar el libertinaje y ofender la decencia pública» si no se comprometía por escrito a cancelar todos esos eventos. Esos cargos podrían acarrear penas de hasta dos años de prisión, por lo que el consejo de la abogada fue que aceptase firmar la cancelación pues «no quería verle entre barrotes». Damien accedió y firmó en consecuencia, consiguiendo así ser liberado tras pasar más de 12 horas encerrado en una celda abarrotada.

Este era el segundo año en que se llevaba a cabo una celebración del Orgullo LGTB en el Líbano, y también ha sido el segundo año consecutivo en que los distintos eventos han tenido que ser cancelados. En 2017, grupos islamistas irrumpieron en diversos actos y amenazaron con atacar con violencia si se celebraba la programada Marcha del Orgullo, que finalmente fue cancelada. Debido a ello, este año ni siquiera se había previsto celebrar la Marcha, pero la presión de los grupos LGBTfobos ha conseguido de nuevo la cancelación de los actos, además de la detención del principal organizador.

Activismo versus LGTBfobia institucionalizada

Las relaciones homosexuales en el Líbano (una república árabe multiconfesional en la que coexisten musulmanes sunitas, musulmanes chiítas, cristianos de diversas confesiones y drusos) son formalmente ilegales. El artículo 534 del Código Penal establece penas de un año de prisión para quienes realicen «actos sexuales contra natura». Sin embargo, cuatro jueces han fallado en contra de que se aplique a las relaciones homosexuales, por colisionar con los derechos fundamentales de los ciudadanos libaneses, de modo que el artículo 534 ha quedado en la práctica invalidado para ese fin. Por ello, al igual que sucede en países como Egipto, las fuerzas del orden utilizan los ambiguos artículos del Código Penal contra la decencia para reprimir de hecho tanto las relaciones homosexuales como la defensa de los derechos LGTB.

Pero el Líbano también se caracteriza por tener un valiente grupo de activistas LGTB que lucha contra la arraigada LGTBfobia de Estado. Por ejemplo, una de las manifestaciones proigualitarias más importantes de los últimos años tuvo lugar en 2012. Entonces, decenas de personas se manifestaron frente a los tribunales de justicia en Beirut (capital del país), para protestar por el uso de exámenes anales contra hombres sospechosos de ser homosexuales. La concentración tenía lugar tras la detención de 36 hombres en un cine frecuentado por gais, que fueron posteriormente sometidos a dichos exámenes. El acto fue convocado por el colectivo LGTB Helem bajo el lema «contra los exámenes de la vergüenza, vaginales o anales, en solidaridad también hacia las mujeres víctimas de exámenes vaginales para determinar su virginidad».

Como muestra de la omnipresente LGTBfobia de Estado en el Líbano, en mayo de 2013 año informábamos de las declaraciones del ministro del Interior, Marwan Charbel, que se jactó de que su país es hostil a los gais y propuso negar la entrada al mismo de las parejas del mismo sexo que se casen en Francia, precisamente durante el proceso de aprobación del matrimonio igualitario en el país galo. Estas declaraciones homófobas tenían lugar apenas dos semanas después de que se produjera una redada en la principal discoteca gay de Beirut, la capital del país. La policía arrestó, desnudó y golpeó a seis asistentes, que fueron acusados de “promover la prostitución, las drogas y la homosexualidad”. En 2014, asimismo, recogíamos que  27 hombres fueron detenidos en un hamam por sospechas de comportamiento homosexual.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

Líbano se prepara para celebrar el Orgullo de Beirut, el primero en un país árabe

Lunes, 22 de mayo de 2017

gaylebanonA pesar de la cancelación de las actividades previstas para el Día Internacional contra la Homofobia, el Orgullo de Beirut se desarrollará como estaba previsto, esta semana, convirtiéndose en la primera celebración del Orgullo LGBT en un país árabe.

El Líbano se convierte esta semana en el primer país árabe que celebra el orgullo LGBT, a pesar de que, tras las amenazas de un grupo salafista, la Asociación de Estudiosos Musulmanes de Líbano, la semana pasada se cancelaran las actividades del Día Internacional contra la Homofobia, que suponían el pistoletazo de salida de las actividades para el Orgullo de Beirut propuestas por Proud Lebanon, una asociación sin ánimo de lucro que promueve la igualdad de derechos.

«Es realmente increíble, es un gran logro, es la más grande exposición», declara Bertho Makso, director de Proud Lebanon, sobre lo sucedido del Día Internacional contra la Homofobia, a pesar de que incluso no llegaron a realizar las actividades previstas, pero que supone igualmente un hito en la vida de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales del Líbano a pesar de las amenazas y la oposición local de algunos grupos. A pesar de que el movimiento por los derechos de los homosexuales ha crecido constantemente en Beirut, las relaciones entre personas del mismo sexo siguen estando castigadas en el Líbano con hasta un año de prisión en base al artículo 534 de su Código Penal.

«Antes éramos como ONGs individuales, aquí y allá, haciendo actividades, pero ahora es toda una semana de actos que tienen lugar alrededor de la ciudad, llegará a más gente y se extenderá más tolerancia», asegura Makso sobre todo lo que tienen previsto realizar. La mayoría de los países de la región no toleran una demostración abierta de la forma de vida de los miembros del colectivo LBGT, siendo pocos los países de Oriente Medio que otorgan derechos a ciudadanos homosexuales, bisexuales o transexuales. Muchos corren el riesgo de multas, cárcel e incluso la muerte, exponiéndose a la exclusión social y el abuso generalizado.

«Quería elegir una fecha simbólica, un día que sería esperanzador», explica Hadi Damien, de 28 años de edad, refiriéndose a escoger el 17 de mayo para establecer el inicio del Orgullo de Beirut, asegurándose de esta manera que los actos inaugurales no se centraran en protestas ni en la derogación de leyes. «Lo que necesitamos es asegurarnos de que la gente es consciente de que la diversidad está perfectamente bien y lo que no está bien es cuando tienes un molde en el que quieres poner a todo el mundo», declara. A pesar de que las encuestas manifiestan que la mayoría de los libaneses siguen rechazando las relaciones entre personas del mismo sexo, Damian sostiene que «la sociedad civil está totalmente preparada para este discurso». De hecho, Beirut está tomando medidas para despenalizarla como consecuencia de que un juez ha llegado a admitir en una sentencia que la homosexualidad no es un crimen, sino una elección personal. Y ya en enero de 2016, una juez libanesa dictaminó a favor de los derechos de un hombre transexual, que solicitaba ver reconocida su condición de varón en el registro civil. Aunque la sentencia no cambiaba las leyes libanesas, al tratarse de la decisión de un tribunal de apelaciones sienta jurisprudencia, que podrá ser utilizada en futuros casos.

El camino hacia la despenalización de la homosexualidad en el Líbano

Todos estos importantes hechos jurídicos del Líbano parecen confirmar que los tribunales, como ha ocurrido en otros países del mundo, están por delante de la clase política en lo que a la defensa de los derechos del colectivo LGTB se refiere. Además, importantes instituciones y organizaciones de diversa naturaleza también apoyan a la comunidad LGTB. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría ha hecho público en diversas ocasiones la necesidad de que “el artículo 534 del Código Penal libanés que procesa actividades homosexuales sea abolido”, siendo el primer país árabe en el que tiene lugar tal posicionamiento.

Desde dicha entidad profesional argumentan que aunque antaño se consideró, erróneamente, que “la homosexualidad era el resultado de dinámicas familiares problemáticas o del desarrollo psicológico”, en las últimas décadas se ha demostrado que esas premisas estaban basadas “en desinformación y prejuicios”. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría, a su vez, se refiere a los posicionamientos de la Asociación Americana de Psiquiatría de 1973 o al de la Organización Mundial de la Salud de 1990, entre otros, para declarar que internacionalmente “la homosexualidad no cumple los criterios para ser considerada una enfermedad”, por lo que “la experiencia clínica indica que quienes integraron su orientación sexual en un sentido positivo del yo funcionan de manera psicológicamente más saludable que aquellos que no lo han hecho”.

Por su parte, otras organizaciones como el colectivo LGTB Helem, Legal Agenda y la Arab Humans Rights Fund también trabajan por los derechos humanos de la ciudadanía, con independencia de su orientación sexual o identidad de género. Hace unos meses, estas asociaciones publicaron un vídeo pedagógico en el que explican de forma muy básica los derechos de las personas detenidas acusadas de homosexualidad.

En dicho vídeo, que insertamos a continuación, se pone de manifiesto que “en 2016 personas homosexuales todavía son detenidas y perseguidas por su orientación sexual”. En este sentido, recuerdan a las víctimas que tienen derecho a mantener la privacidad de sus relaciones sexuales, a guardar silencio y a realizar una llamada telefónica. Igualmente, informan que los acusados pueden negarse a revelar sus comunicaciones privadas y a que se les practique un examen anal, considerado como una prueba ilegal.

Activismo versus LGTBfobia institucionalizada

Las relaciones homosexuales en el Líbano (una república árabe multiconfesional en la que coexisten musulmanes sunitas, musulmanes chiítas, cristianos de diversas confesiones y drusos) son formalmente ilegales. Una de las manifestaciones proigualitarias más importantes de los últimos años tuvo lugar en 2012. Entonces, decenas de personas se manifestaron frente a los tribunales de justicia en Beirut (capital del país), para protestar por el uso de exámenes anales contra hombres sospechosos de ser homosexuales. La concentración tenía lugar tras la detención de 36 hombres en un cine frecuentado por gais, que fueron posteriormente sometidos a dichos exámenes. El acto fue convocado por el colectivo LGTB Helem bajo el lema “contra los exámenes de la vergüenza, vaginales o anales”, en solidaridad también hacia las mujeres víctimas de exámenes vaginales para determinar su virginidad”.

En mayo de 2013 año informábamos de las declaraciones del ministro del Interior libanés, Marwan Charbel, que se jactó de que su país es hostil a los gais y propuso negar la entrada al mismo de las parejas del mismo sexo que se casen en Francia, precisamente durante el proceso de aprobación del matrimonio igualitario en el país galo. Estas declaraciones homófobas tenían lugar apenas dos semanas después de que se produjera una redada en la principal discoteca gay de Beirut, la capital del país. La policía arrestó, desnudó y golpeó a seis asistentes, que fueron acusados de “promover la prostitución, las drogas y la homosexualidad”. En 2014, asimismo, recogíamos que  27 hombres fueron detenidos en un hamam por sospechas de comportamiento homosexual.

Fuente Universogay/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Otro juez del Líbano se muestra favorable a despenalizar la homosexualidad en este país de Oriente Próximo

Jueves, 2 de febrero de 2017

gaylebanonA pesar de la LGTBfobia manifiesta de buena parte de los representantes políticos del Líbano y de la vigencia de prácticas policiales internacionalmente ilegales para “detectar” la supuesta homosexualidad de los acusados (como los exámenes anales, por ejemplo), los tribunales parecen cada vez más reacios a aplicar el artículo 534 del Código Penal que castiga con un año de prisión los actos sexuales “contra natura”. Rabih Maalouf es el cuarto juez libanés que se manifiesta en contra de la criminalización de la homosexualidad porque su persecución, considera, “constituye una violación de los derechos humanos más fundamentales, consagrados en la constitución libanesa y de las leyes internacionales de derechos humanos”.

El fallo emitido por el juez Rabih Maalouf abre las puertas a la despenalización de la homosexualidad en el Líbano. En una nueva sentencia histórica, hecha pública el pasado 26 de enero, el magistrado ha dictaminado “el derecho de los homosexuales a establecer unas relaciones humanitarias o íntimas con las personas que deseen, sin ningún tipo de discriminación en términos de orientación, ya que es uno de los derechos naturales más elementales, inherentes a ellos como seres humanos”.

La citada resolución viene a completar las tres disposiciones anteriores que interpretan la necesidad de revocar el artículo 534 del Código Penal libanés por considerarlo discriminatorio y en clara oposición con el artículo 183, que garantiza los derechos fundamentales de la ciudadanía. La primera de las sentencias fue emitida por el juez Mounir Soliman (el 2 de diciembre de 2009), la segunda la firmó el juez Naji Dahdah (el 28 de enero de 2014) y la tercera el juez Hisham Kuntar (el 5 de mayo de 2016). Además, como recogió dosmanzanas en su momento, la jueza libanesa Janet Hanna dictaminaba a favor de los derechos de un hombre transexual, que solicitaba ver reconocida su condición de varón en el registro civil.

El camino hacia la despenalización de la homosexualidad en el Líbano

Todos estos importantes hechos jurídicos del Líbano parecen confirmar que los tribunales, como ha ocurrido en otros países del mundo, están por delante de la clase política en lo que a la defensa de los derechos del colectivo LGTB se refiere. Además, importantes instituciones y organizaciones de diversa naturaleza también apoyan a la comunidad LGTB. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría ha hecho público en diversas ocasiones la necesidad de que “el artículo 534 del Código Penal libanés que procesa actividades homosexuales sea abolido”, siendo el primer país árabe en el que tiene lugar tal posicionamiento.

Desde dicha entidad profesional argumentan que aunque antaño se consideró, erróneamente, que “la homosexualidad era el resultado de dinámicas familiares problemáticas o del desarrollo psicológico”, en las últimas décadas se ha demostrado que esas premisas estaban basadas “en desinformación y prejuicios”. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría, a su vez, se refiere a los posicionamientos de la Asociación Americana de Psiquiatría de 1973 o al de la Organización Mundial de la Salud de 1990, entre otros, para declarar que internacionalmente “la homosexualidad no cumple los criterios para ser considerada una enfermedad”, por lo que “la experiencia clínica indica que quienes integraron su orientación sexual en un sentido positivo del yo funcionan de manera psicológicamente más saludable que aquellos que no lo han hecho”.

Por su parte, otras organizaciones como el colectivo LGTB Helem, Legal Agenda y la Arab Humans Rights Fund también trabajan por los derechos humanos de la ciudadanía, con independencia de su orientación sexual o identidad de género. Hace unos meses, estas asociaciones publicaron un vídeo pedagógico en el que explican de forma muy básica los derechos de las personas detenidas acusadas de homosexualidad.

En dicho vídeo, que insertamos a continuación, se pone de manifiesto que “en 2016 personas homosexuales todavía son detenidas y perseguidas por su orientación sexual”. En este sentido, recuerdan a las víctimas que tienen derecho a mantener la privacidad de sus relaciones sexuales, a guardar silencio y a realizar una llamada telefónica. Igualmente, informan que los acusados pueden negarse a revelar sus comunicaciones privadas y a que se les practique un examen anal, considerado como una prueba ilegal.

Activismo versus LGTBfobia institucionalizada

Las relaciones homosexuales en el Líbano (una república árabe multiconfesional en la que coexisten musulmanes sunitas, musulmanes chiítas, cristianos de diversas confesiones y drusos) son formalmente ilegales. Una de las manifestaciones proigualitarias más importantes de los últimos años tuvo lugar en 2012. Entonces, decenas de personas se manifestaron frente a los tribunales de justicia en Beirut (capital del país), para protestar por el uso de exámenes anales contra hombres sospechosos de ser homosexuales. La concentración tenía lugar tras la detención de 36 hombres en un cine frecuentado por gais, que fueron posteriormente sometidos a dichos exámenes. El acto fue convocado por el colectivo LGTB Helem bajo el lema “contra los exámenes de la vergüenza, vaginales o anales”, en solidaridad también hacia las mujeres víctimas de exámenes vaginales para determinar su virginidad”.

En mayo de 2013 año informábamos de las declaraciones del ministro del Interior libanés, Marwan Charbel, que se jactó de que su país es hostil a los gais y propuso negar la entrada al mismo de las parejas del mismo sexo que se casen en Francia, precisamente durante el proceso de aprobación del matrimonio igualitario en el país galo. Estas declaraciones homófobas tenían lugar apenas dos semanas después de que se produjera una redada en la principal discoteca gay de Beirut, la capital del país. La policía arrestó, desnudó y golpeó a seis asistentes, que fueron acusados de “promover la prostitución, las drogas y la homosexualidad”. En 2014, asimismo, recogíamos que  27 hombres fueron detenidos en un hamam por sospechas de comportamiento homosexual.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cómo es ser musulmán, árabe… y gay

Lunes, 12 de septiembre de 2016

9a9645fa6ac471cffe161acd2d17585dPor Deena Zaru, CNN

Hamed Sinno es el líder de una banda de rock libanesa

Lamenta las expresiones de homofobia y racismo tras la masacre de Orlando y dice que Trump es un “fascista”

(CNN) Hamed Sinno es el líder de la banda de rock independiente libanés Mashrou Leila y un estadounidense de origen árabe abiertamente homosexual de una familia musulmana. Reaccionó con firmeza contra el tiroteo en una discoteca gay Orlando, lamentando el ataque contra la comunidad LGBT y la retórica contra los musulmanes y los árabes que siguieron al ataque.

“De repente, sólo porque eres de piel marrón y gay que no puedes llorar y realmente no es p***** justo”, dijo Sinno en el escenario mientras actuaba un show que se agotó el lunes por la noche en The Hamilton en Washington. “Muchos de nosotros que somos gay nos sentimos agredidos por ese ataque que no podemos llorar porque somos también de familias musulmanas y existimos… esto es lo que es ser llamado tanto un terrorista y un maricón”.

 La banda hizo eco a los comentarios de Sinno con una actuación conmovedora de “Tayf”, una canción de su más reciente álbum “Ibn el-Leil” sobre un ataque a un club gay en Beirut llamado “Ghost”.

https://www.youtube.com/watch?v=b-7faxFV130

En una entrevista con CNN el viernes, Sinno criticó al virtual candidato presidencial republicano Donald Trump, llamándolo un “fascista”, y lamentó su retórico antiinmigrante y antimusulmana en 2016, y agregó que el ascenso de Trump es “muy chocante para alguien que creció con la idea” de que en Estados Unidos “todo está bien cuando se trata de igualdad”.

Mashrou Leila, cuyo nombre se traduce a “El Proyecto de la Noche”, se formó en la Universidad Americana de Beirut en 2008 y saltó a la fama en todo el Oriente Medio durante la primavera árabe.

A través de su música, letras y videos, el grupo aborda temas que son tabú en la cultura árabe: la sexualidad, la homosexualidad y la política de género y la religión, lo que les causó que les prohibieran dar un concierto en Jordania el pasado abril.

“(En el Oriente Medio) hay mucho discurso que es retirado del debate popular, de la cultura popular, y también de la sociedad”, dijo Sinno. “Esto debido a que las grandes redes y la televisión y las revistas no abordan estas cuestiones, ya se trate de cosas sobre las libertades sexuales o la homosexualidad o la igualdad de género o incluso el socialismo”.

El gobernador de Amman Khalid Abu Zeid dijo a la Associated Press en abril que el grupo fue prohibido debido a que sus canciones “contradicen” las creencias religiosas, haciendo referencia específicamente a la canción “Djin” o “El Diablo“.160614205454-hamed-sinno-gets-political-horizontal-gallery

En medio de un gran apoyo en las redes sociales de sus fans, la banda fue reagendada para presentarse, pero no pudieron llegar a Amman y la vigencia de la prohibición no es clara en el momento, según el representante de la banda.

La banda, ahora compuesta por el cantante Sinno, Haig Papazian, Carl Gerges, Firas Abu-Fakher e Ibrahim Badr, se comprometió a mantenerse firme en sus creencias en vista de la creciente tensión política.

Lanzaron su cuarto álbum “Ibn el-Leil”, que se traduce como “El Hijo de la Noche”, el año pasado y el álbum, escrito durante los dos años después de que el padre de Sinno falleció, es puesto en discotecas de Beirut y aborda temas como el dolor, el luto y el escapismo en canciones como “3 Minutos”, “Maghawir” y “Asnam”.

“La vida nocturna en Beirut es en realidad donde gran parte de nuestra sociedad y la política son negociados”, dijo Sinno. “Es una cosa muy política ir a un bar en Beirut”.

La banda se encuentra actualmente en su segunda gira en EE.UU., y se dirigirán a Canadá a finales de este verano y Sinno dijo que estaba sorprendido por lo mucho que les pidieron para hablar en nombre de la cultura árabe y musulmana durante sus viajes.

“No creo que esa expectativa esté realmente allí cuando se trata de artistas blancos. En realidad, nadie sube a un artista blanco y dice: “¿Cómo representan su cultura?'”, dijo Sinno, criticando la excesiva simplificación de la identidad árabe.

Sinno es árabe-estadounidense de segunda generación y se crió en el Líbano escuchando las historias de su padre acerca de la oportunidad y la libertad que existe en EE.UU. y ha pensado en mudarse a ese país y adoptar un niño algún día. Pero dice que estaba decepcionado por el racismo y la homofobia que experimentó durante sus viajes. “Se siente que la cantidad de homofobia, por ejemplo, que tendría que enfrentar en el Líbano o en otros lugares en el Medio Oriente es igual a la cantidad de racismo que tendría que lidiar como un árabe que se parece a un niño de color café (en EE.UU.) “, dijo Sinno.

Lamentando la “narrativa monotemática” que rodea la identidad árabe y musulmana, Sinno dijo que la banda se siente incómoda cuando se les pide que hablen en nombre del mundo árabe y musulmán. “El mundo árabe es tan complejo y tan diverso y tan conflictivo y tan grande como cualquier otro lugar en el mundo”, dijo Sinno, añadiendo que cuando los individuos y los artistas no encajan en el estereotipo de un árabe radicalizado o violento, son tratados como “algún tipo de fenómeno sensacional, cuando en realidad no es el caso , es al revés”.

Fuente CNN

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , ,

Los Juegos del Orgullo Gay 2016 contra la discriminación LGTB

Jueves, 26 de mayo de 2016

780x580-notasdeprensa-cartel-juegos-del-orgullo-2016Los Juegos del Orgullo 2016 (JdO) se celebrarán del 24 al 26 de Junio.

Por primera vez, la carrera de 5 y 10 Km está homologada por la Federación de Atletismo de Madrid.

Organizados por GMadrid Sports, los JdO contarán también con competiciones de las disciplinas de natación, baloncesto, fútbol 7, fútbol 11, pádel, voleibol, voley playa y senderismo.

Alrededor de un millar de deportistas participarán en la octava edición de los Juegos del Orgullo Gay 2016 que se celebrarán del 24 al 26 de junio en Madrid para rechazar la discriminación del colectivo LGBT tanto dentro como fuera del ámbito deportivo.

 Los promotores de esta iniciativa expresan en una nota su preocupación por el preocupante repunte de las agresiones por razón de la orientación sexual ocurridas durante las últimas semanas en Madrid.

Este evento, organizado por el club madrileño GMadrid Sports, supondrá un adelanto de las celebraciones de la Semana del Orgullo LGBT que comenzarán el 29 de junio.

El 20 por ciento de los beneficios obtenidos se donará a la ONG Proud Lebanon que opera desde Beirut prestando servicios de asistencia sanitaria, psicológica y legal a personas perseguidas por su orientación sexual.

Los Juegos de este año incluirán actividades y competiciones en nueve disciplinas deportivas: atletismo, natación, baloncesto, fútbol 7, fútbol 11, pádel, voleibol, voley playa y senderismo.

En la presente edición, la Carrera del Orgullo estará homologada por la Federación de Atletismo de Madrid en las distancias de 5 y 10 kilómetros.

La prueba se celebrará en el parque de Las Cruces, situado entre los distritos de Carabanchel y Latina, el 25 de junio.

Nota de Prensa

Madrid acogerá, entre el viernes 24 y el domingo 26 de Junio, la VIII edición de los Juegos del Orgullo (JdO), un evento deportivo organizado por el club madrileño GMadrid Sports. La institución quiere denunciar este año con mayor énfasis la situación del colectivo LGBT tras el preocupante repunte de agresiones por razón de la orientación sexual ocurrido durante las últimas semanas en Madrid. GMadrid Sports se suma así a la condena de este hecho llevada a cabo por los principales colectivos LGBT de la esfera local y estatal con motivo de la celebración del Día Internacional contra la LGBT-fobia este pasado 17 de Mayo.

Por ello, la organización quiere impulsar el carácter inclusivo de esta competición animando a participar a cualquier persona con independencia de su orientación sexual. GMadrid Sports espera alcanzar el millar de deportistas inscritos en los JdO 2016, que será a su vez un adelanto de facto de las celebraciones de la Semana del Orgullo LGBT que darán inicio el 29 de junio. El principal objetivo de estos Juegos es contribuir a la normalización de la actividad deportiva en el colectivo LGBT así como la denuncia de todo tipo de discriminación tanto dentro como fuera del ámbito deportivo.

Además, GMadrid Sports toma conciencia de la necesidad de apoyar a aquellos colectivos que trabajan a diario por la defensa de los derechos del colectivo LGBT, y por ello el 20% de los beneficios obtenidos se donará a la ONG Proud Lebanon ( www.proudlebanon.org ) que opera desde Beirut prestando servicios de asistencia sanitaria, psicológica y legal a personas perseguidas por razón de su orientación sexual.

Actividades y Competiciones de 9 Disciplinas

Los JdO incluirán la ya tradicional Carrera del Orgullo, que en la presente edición estará homologada por la Federación de Atletismo de Madrid en las distancias de 5 y 10 kilómetros. La prueba se celebrará en el parque de Las Cruces, situado entre los distritos de Carabanchel y Latina, a las 9.00 horas del sábado 25 de Junio.

Los torneos de las disciplinas colectivas se desarrollarán en la jornada del mismo sábado 25 en las siguientes localizaciones:

Natación : Piscina del Centro Deportivo “M-86”, en calle de José Martínez de Velasco 3. Las competiciones formarán parte del Calendario Máster de la Federación Madrileña de Natación (FMN). Horario: de 10.00 a 13.30.

Baloncesto: Complejo deportivo municipal “La Mina”, en calle Monseñor Óscar Romero 41. Horario: Mañana.

Fútbol 7: Complejo deportivo municipal “La Mina”, en calle Monseñor Óscar Romero 41. Horario: de 10.00 a 16.00.

Fútbol 11: Polideportivo Municipal de Orcasitas, en avda. de Rafaela Ybarra 52. Horario: de 9.00 a 21.00.

Pádel: Complejo deportivo municipal “Gallur”, en calle de Gallur 2. Horario: a partir de las 11.00.

– Voleibol:

Nivel C/C+ Masculino: Centro Deportivo Municipal Arganzuela, en calle Alicante 14. Horario: de 9.00 a 19.00.

Nivel B/B+/A Masculino y Nivel Femenino: Pabellón de Salesianos San Miguel, en calle Cabello Lapiedra 4. Horario: de 09:00 a 19:00.

– Voley Playa: Campus Ciudad Universitaria, en avda. Juan de Herrera S/N. Horario: viernes 24 de 15.00 a 22.00.

Se realizará también una actividad de senderismo urbano el domingo 26 de Junio con una ruta guiada por uno de los barrios más emblemáticos de la capital, el Madrid de los Austrias.

Las inscripciones para todos las disciplinas deportivas así como para el resto de actividades asociadas a la celebración de los JdO, estarán abiertas hasta el 4 de junio de 2016 y accesibles a través de la página web http://juegosdelorgullo.com. En ella se pondrán consultar igualmente los detalles de todas las pruebas y el reglamento para participar en cada una de ellas.

Sobre GMadrid Sports

GMadrid Sports es un club deportivo fundado en 2007 como una asociación sin ánimo de lucro integrada por personas cuya finalidad es participar en actividades deportivas. En la actualidad está integrado por cerca de 300 socios que se distribuyen en hasta once secciones deportivas diferentes: voleibol, senderismo, running, pádel, natación, fútbol 7, fútbol 11, fútbol sala, ciclismo, baloncesto y tiempo libre.

GMadrid Sports se diferencia de otros clubes deportivos en que está integrado principalmente por homosexuales, aunque no de forma exclusiva, lo que le constituye en un referente para la inclusión y la integración. Su objetivo es aunar valores deportivos con la labor social de dar visibilidad al colectivo LGBT a través de sus miembros.

Sus miembros, gais, lesbianas, transexuales, bisexuales y heterosexuales tienen además el firme propósito de luchar contra la LGBT-fobia en general y dentro del mundo del deporte en particular, con diversas actuaciones que incluyen desde la repulsa manifiesta de estos actos hasta la participación u organización de coloquios, conferencias y actividades deportivas específicas.

Sobre Proud Lebanon

Proud Lebanon es una Organización sin ánimo de lucro fundada en 2013 con el objetivo de conseguir la igualdad y el empoderamiento de la población que sufre de discriminación social por motivo de su orientación sexual en Líbano. Entre sus actividades se encuentran: proporcionar asesoramiento legal a personas encarceladas por su condición sexual; informar a través de programas de sensibilización sobre el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual; o prestar apoyo psicológico mediante sesiones individuales o terapias artísticas.

En años pasados desarrollaron también el proyecto Whispers, centrado en ofrecer servicios de atención primaria a refugiados LGBT provenientes de Siria y otros países de Oriente Medio. Cerca de 400 personas se beneficiaron de este programa.

Fuente Agencias/GMadrid Sports

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Una juez del Líbano dictamina a favor de los derechos de un hombre transexual

Martes, 19 de enero de 2016

gaylebanonUn tribunal de apelación ha aceptado un recurso presentado por un hombre transexual, cuya identidad no ha trascendido, quien, tras haber sido sometido a cirugía, solicitaba el cambio legal de sexo en el Registro Civil. La lucha de los transexuales en el Líbano ha dado su primer fruto después de que, por primera vez en la historia del país, la justicia haya reconocido el derecho de uno de ellos a rectificar su situación en el registro civil. La primera victoria de una “batalla aún larga”, según la ONG Agenda Legal.

Una juez libanesa ha dictaminado a favor de los derechos de un hombre transexual, que solicitaba ver reconocida su condición de varón en el registro civil. Aunque la sentencia no cambia las leyes libanesas, al tratarse de la decisión de un tribunal de apelaciones sienta jurisprudencia, que podrá ser utilizada en futuros casos.

Un hombre transexual del Líbano, que se había sometido previamente a cirugía de reasignación, presentó una demanda contra el registro civil por no acceder a cambiar su sexo legal en los documentos registrales. Sin embargo, el Tribunal de Primera Instancia falló en diciembre de 2014 en su contra, por lo que decidió apelar la sentencia.

Tras el recurso, la juez del Tribunal de Apelaciones de Beirut, Janet Hanna, falló el pasado mes de septiembre a su favor, al considerar en su resolución tres derechos: el derecho a cambiar de género para aliviar el sufrimiento psicológico y social, el derecho a acceder a un tratamiento para adecuar la condición de género y el derecho a la privacidad.

Ante la juez se presentó un informe médico en el que constaba que las decisiones adoptadas por el demandante habían sido tomadas de forma “informada y madura”. En la sentencia, la juez estimó además que su identidad de género era nata, y que “tenía rasgos masculinos en términos de apariencia externa, psicológica y características emocionales”. Finalmente, la juez estipulaba que “el derecho de las personas a recibir el tratamiento necesario para aliviar el sufrimiento físico y mental es un derecho fundamental y natural, y nadie puede ser privado de ello”. Por tanto, ordenaba al registro civil el cambio de sexo legal en los documentos oficiales.

El doctor Omar Fattal, presidente de la Asociación Médica del Líbano para la Salud Sexual, estimaba que “el fallo de la juez Janet Hanna en el Líbano es muy significativo. Esperamos que se trate de un primer paso hacia derechos más amplios para las personas transgénero y todos los demás grupos minoritarios”. Tarek Zeidan, activista del grupo de defensa de los derechos LGTB Helem, también se congratulaba de una sentencia que consideró que “no tiene precedentes”, ya que se refiere al derecho de las personas a ser respetadas y su derecho a tener una vida privada”. En cualquier caso, y aunque sienta jurisprudencia, la sentencia no modifica las leyes libanesas, por lo que habrá que ver qué sucede en futuros casos de personas transexuales que soliciten la modificación de su sexo legal (especialmente si no se han sometido a cirugía de reasignación).

Un precedente tangencial a la sentencia de la juez Hanna fue el del juez Naji El Dahdah, que falló en el caso de dos personas acusadas de violar el artículo 534 del Código Penal del Líbano, que castiga las relaciones sexuales que “contradicen las leyes de la naturaleza” con penas de prisión de hasta un año. En realidad, una de las acusadas era una mujer, que había nacido como persona intersexual, siéndole asignado legalmente el sexo masculino tras su nacimiento, aunque su auténtica identidad de género era la de mujer. El juez consideró en su sentencia que la identidad de género de la acusada no debía ser definida únicamente por la documentación legal, sino por la percepción que tenía de sí misma.

El fundador de la organización Agenda Legal, Nizar Saghieh, precisa que, pese a esta decisión judicial, todavía queda mucho por hacer para “conseguir la equidad para las personas del colectivo LGTB en el Líbano, marcadas por la marginación social.

Según la abogada Yumna Mahluf, encargada en la ONG del seguimiento de estos casos, la situación de las personas transexuales en Líbano “es difícil, ya que algunos han sido procesados y otros integrados en redes de prostitución porque no encuentran trabajo y, además, las operaciones y tratamientos son muy caros”.

Mahluf relata que “otros son rechazados por sus familias, lo que también provoca que se queden sin recursos”, antes de precisar que “pueden ser detenidos en cualquier momento, ser víctimas de violencia física y moral, o tener problemas para renovar cualquier documento legal o presentar una querella”.

La sentencia se remonta a septiembre de 2015, aunque solo se hizo pública hace unos días debido a que este tipo de decisiones judiciales “necesitan ser verificadas antes de ser publicadas”, dice Mahluf.

Para Saghieh, el tribunal tomó en cuenta “la autonomía de la persona, su vida privada, y por ello le reconoció el sexo con el que se identifica en su interior”. En este contexto, Mahluf denuncia la ausencia de un reglamento en el Líbano que establezca un marco legal al respecto.

“No hay una ley o una legislación que determine el cambio de sexo. No sabemos si es obligatoria la operación o el tratamiento médico y psicológico”, asegura la abogada, que cifra en doce los casos similares que actualmente se encuentran en los tribunales libaneses. “Pero el número es mayor, ya que el año pasado quince personas vinieron a verme para que las representase ante la justicia para poder cambiar de sexo”, detalla.

En ese sentido, Saghieh espera que otros jueces tomen decisiones similares, aunque subraya que “dicha sentencia no modifica las leyes libanesas”. “Hay que observar lo que sucederá en el futuro con las personas transexuales que soliciten modificar su género legalmente sin someterse a una operación”, añade.

Pese a esta victoria judicial, Saghieh descarta que en un futuro próximo el Líbano reconozca el género neutro, como en otros países. “En el Estado actual, no se reconocen los derechos del colectivo LGTB, ¿cómo se va a reconocer el género neutro?”, inquiere.

Sin embargo, este caso no es el primero en el que se ha reconocido el derecho a una persona transexual. En enero de 2014, un juez absolvió a dos personas, una de ellas transexual, acusadas de contravenir el artículo 534 del Código Penal, que castiga hasta con un año de cárcel las relaciones sexuales entre gente del mismo sexo.

Por este tipo de situaciones, Mahluf respira algo de optimismo y observa “un pequeño avance en la mentalidad de la sociedad e incluso en la de los jueces, que están más abiertos” a este tipo de asuntos.

Dosmanzanas/Agencias

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

ICM España condena los ataques terroristas en París y Beirut (MCC Spain condemns the terrorist attacks in Paris and Beirut)

Jueves, 19 de noviembre de 2015
12241741_852902491492145_2896841021039038114_n
 Francia ha sido sacudida de nuevo por la crueldad terrorista. Más de 130 personas murieron en París, y muchas otras han sido heridas de gravedad a causa de los ataques ocurridos en la capital francesa. También en el Líbano se produjeron ataques que dejaron al menos 41 víctimas mortales y 200 heridos.

(France has been shaken by terrorist cruelty again. More than 130 people were killed in Paris, and many others have been seriously injured because of the terrorist attacks occurred in the French capital. Also the terrorist attacks in Lebanon resulted in the killing of at least 41 people and 200 injured.)

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana de España expresa su condena a la agresión terrorista, cuando se realiza, como parece ser, en nombre de Dios. También quiere manifestar su respaldo a los familiares de las víctimas, a la población francesa y libanesa. Por ello ICM elevará una plegaria a Dios por los familiares y amigos de las víctimas y por este mundo dramáticamente convulsionado por el terror.

(The Metropolitan Community Church of Spain strongly condemns these terrorist attacks, when performed, as it seems to be, in God’s name. We also want to express our support to the relatives of the victims. MCC will raise a prayer to God for the victims’ relatives and friends, and for all the world which is now dramatically shocked by terror.)

Es nuestro convencimiento que la furia humana nunca erige la justicia de Dios. Y comprometidos en la lucha por la paz, esperamos un mundo conforme a Dios, más humano y amistoso, donde los seres humanos no se aleccionen más para la violencia y la guerra.

(It is our conviction that human fury never represents God’s justice. And committed to the struggle for peace, we look towards a more humane and friendly world, under God, where humans are no longer trained for violence and war.)

General, Iglesia de la Comunidad Metropolitana , , , , , ,

Los homosexuales huyen de Siria para escapar de las torturas y ejecuciones yihadistas, la represión del régimen y el rechazo de sus familias y tribus

Viernes, 6 de marzo de 2015

estado_islamico_homosexualesExtremecedor relato que nos cuenta el diario El País, que muestra el horror en el que viven nuestros hermanos sirios… Hay que parar esta barbarie, no podemos mirar para otro lado… Están ahí y su amenaza, sus crímenes, nos interpelan porque cuando matan a un ser humano, nos matan a nosotros mismos… Y en la página de Human Rights Watch nos cuentan por qué fracasa la lucha contra el Estado Islámico

Como recordaréis, el pasado noviembre, dos jóvenes sirios de poco más de veinte años eran apedreados hasta la muerte. La ejecución ocurría en Deir Zor, en el noreste de Siria y feudo del Estado Islámico (EI). Su crimen era el de ser homosexuales. Se trataba de la primera ejecución pública, que sepamos,  de homosexuales a manos del grupo yihadista. Un hombre leía la brutal condena amparado por la rigurosa ley religiosa que sirve de Constitución en el califato. A 140 kilómetros de allí, Ibrahim ya hace más de un año que huyó de Raqqa, su ciudad natal y capital del Estado Islámico. Médico de 33 años, su homosexualidad le ha valido una persecución continua. Encarcelado bajo la ley siria, condenado a muerte por la de los yihadistas y desterrado por su propia tribu, Ibrahim ha logrado sobrevivir a una triple condena.

Después de cuatro años de guerra y más de 200.000 personas muertas, las ejecuciones de homosexuales aumentan en los territorios ocupados por el Estado Islámico que se extiende entre Siria e Irak. Las imágenes de dos jóvenes empujados desde la azotea de un edificio en Irak dieron la vuelta al mundo. Con los ojos vendados y las manos atadas a la espalda, eran lanzados al vacío al tiempo que el verdugo voceaba: “¡Musulmanes, sed testigos de la aplicación de la ley!”.

En 2010, y antes de que estallaran las primeras revueltas sirias, Ibrahim fue arrestado en virtud del artículo 520 del Código Penal sirio en vigor desde la época del protectorado francés. Aquellas personas que realicen “actos sexuales innaturales” serán condenados hasta a tres años de cárcel, reza el artículo. Fue delatado por uno de sus amigos detenidos tras ser torturado. La familia de Ibrahim, que pertenece a una conocida tribu, decidió ocultar el escándalo recurriendo a contactos con el régimen y previo pago de 18.000 euros. Ibrahim salió de la cárcel, pero por poco tiempo: “Cuando pensé que todo había pasado, empezó lo peor. La revolución comenzó, el caos se apoderó de Raqqa, el Ejército Libre Sirio mutó en Al Nusra [filial de Al Qaeda en Siria] y en el EI”, relata.

Tres de sus amigos homosexuales ya han sido ejecutados por los yihadistas. Uno murió de un infarto mientras era torturado. Los otros dos, de un tiro en la nuca. “En Raqqa, la comunidad gay era activa. Pero sólo a los que reciben en el acto sexual se les considera gais. Muchos de aquellos que tenían mujeres y se acostaban con hombres fueron a parar a las filas de Al Nusra y del EI. Para expiar sus culpas entregaron a todos los gais que conocían de su fase prerevolucionaria. Mis tres amigos pagaron con su vida y de sus teléfonos sacaron los números de decenas de otros como yo”, relata. Poco después, Ibrahim fue secuestrado y torturado por los yihadistas. Su tribu intervino por última vez pagando 10.000 euros por su vida. “Tenía familiares cercanos al EI y Al Nusra que pedían mi cabeza. Mi tío logró negociar mi libertad pero me dieron dos horas para abandonar Raqqa. Yo había deshonrado a mi familia y a mi tribu”.

hhhh1-585x372Fue Damasco, zona leal al régimen y donde aún perduran varios hamam (baños) convertidos en lugares de encuentro para homosexuales. “Es ilegal pero si los dueños untan a la policía, estos hacen la vista gorda”, espeta al teléfono desde Madrid Jorge, joven de 35 años de padre sirio y madre española, antiguo profesor de Filología Hispánica. En marzo de 2012, Jorge quedó con su novio en un hotel. “La policía nos pilló en la cama. Nos arrastraron desnudos por los pasillos y por la calle. Nos llamaban enfermos mentales al tiempo que nos pateaban”, recuerda. Logró pagar los 3.000 euros de fianza para salir del calabozo. “Al poco me convocaron para alistarme en el Ejército. Al ser hijo único estoy exento del servicio militar por lo que supe que era una trampa para encarcelarme por ser gay. Hice las maletas y hui a España”, termina Jorge a quien le salvó su pasaporte español.

Ibrahim también escapó y ahora, es refugiado sirio en Líbano, que aun guarda esperanzas de una nueva vida: “Hemos estado años bajo la represión del régimen y a la comunidad internacional no le ha importando. Llevo siete meses en espera de asilo político en Europa. Intento mantener la cordura, porque sé que merezco un nuevo comienzo. Pero hasta ahora no me han dado la oportunidad”.

Mientras tanto, Beirut se ha convertido, por ahora, en refugio para el asilo político. Y así, nos relatan también la historia de varios jóvenes homosexuales sirios mientras intercambian sus relatos en las oficinas de la ONG Proud Lebanon, a las afueras de Beirut. Arrastran un doble trauma acumulado en su huida de la guerra y en su lucha por sobrevivir a su sexualidad. Perseguidos tanto en zona leal como rebelde, a la comunidad homosexual siria tan sólo le queda el exilio para sobrevivir. En 2013, el libanés Bertho Makso,  cofundador de la ONG, comenzó acogiendo a refugiados sirios gays.

“Proporcionamos servicios médicos, psicológicos, cursos de formación y un plato caliente. Para muchos será el único que ingieran en el día”, explica Cosette Maalouf, trabajadora de la ONG. El centro acoge a 320 homosexuales, más del 60% sirios. “La mayoría ven Beirut como un lugar de paso para ir a Europa”, explica Makso, quien asegura que el pasado año, 70 de ellos obtuvieron asilo político.

Pero, a diferencia del resto de refugiados sirios, están solos. Han roto con su familia y huido de régimen y rebeldes. “Se trata de una comunidad muy vulnerable dentro de los refugiados sirios, pero no hay estudios u organismos que realmente monitoreen estos casos. No son solo perseguidos por el Estado Islámico, [EI] sino por rebeldes, las leyes sirias y la propia moral social. Los ataques del EI son más visibles por su policía moral” apunta Nadim Khoury, director de Human Rights Watch en Beirut.

Entre los 320 beneficiarios, tan sólo se cuentan cuatro mujeres. “En nuestra sociedad no se considera que la mujer tenga una sexualidad, y durante la guerra estamos recluidas en el hogar. De ahí que a las lesbianas nos sea más fácil pasar desapercibidas. No sé de ninguna ejecución de una mujer homosexual”, cuenta desde Alepo al teléfono Bahiya, de 28 años.

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

La policía de Líbano confisca los móviles de los gays detenidos para perseguir a sus contactos de Whatsapp

Sábado, 30 de agosto de 2014

Líbano aún persigue a la población LGBT, aunque con avances

gaylebanon

Pensábamos que el límite de lo retorcido había tocado fondo ya en Líbano, pero tras la denuncia de la organización LGTB en el mundo árabe, Helem, nos hemos dado cuenta de que la realidad supera a la ficción.

Y es que, según Helem, la policía de Hobeich, en Líbano, está utilizando los móviles de las personas gays detenidas para poder “cazar” a más homosexuales, a través de las conversaciones de Wahtsapp.

“Helem ha sabido que la comisaría de Hobeich ha estado arrestando a personas en Beirut y mirando a través de sus contactos de WHATSAPP. Están llamando los contactos de los detenidos según sus conversaciones de Whatsapp para que acudan a la estación de policía y ser interrogado. Si recibe una llamada telefónica, no acuda. Llame al 71 916 146 y los representantes de Helem le indicará lo que debe hacer. NO conteste números desconocidos y guarde los números de la estación de policía Hobeich en su teléfono para poder reconocerlos. Esto es muy importante, por favor, compártelo con todos tus amigos y contactos”, informó Helem el pasado 26 de agosto a través de su Facebook.

Obviamente, se trata de prácticas abusivas e ilegales, que atentan contra la intimidad de las personas. Aunque claro, en Líbano poca vida privada se puede tener con un gobierno tan arcaico.

Fuente Ragap

Además de los avances realizados en el frente legal, el público libanés está más sensibilizado en torno a los derechos de las personas LGBT gracias al cambio de mentalidad y a la influencia de obras creativas de temática homosexual.

Además de los avances realizados en el frente legal, el público libanés está más sensibilizado en torno a los derechos de las personas LGBT gracias al cambio de mentalidad y a la influencia de obras creativas de temática homosexual.

Líbano es más tolerante con la diversidad sexual que otras zonas de Medio Oriente, pero no es fácil ser homosexual ni transgénero en este país, donde las libertades civiles siguen siendo un privilegio de ricos y poderosos.

La reciente detención de 27 hombres gays confirma que quienes no son tan afortunados y pertenecen a los sectores más vulnerables de la sociedad corren el riesgo constante de experimentar el lado más sombrío de Líbano.

El 9 de agosto pasado, la policía allanó el concurrido sauna público Hamam Agha, en Hamra, una zona de moda en Beirut. El artículo 534 del Código Penal libanés estipula que cualquier acto sexual “contrario al orden de la naturaleza se castiga hasta con un año de pena de prisión”. La redacción poco precisa de la norma se utiliza muchas veces para reprimir a la comunidad LGBT.

De los 27 hombres arrestados,14 no libaneses siguen detenidos, aunque el juez dictaminó que deben ser liberados”, dijo Ahmad Saleh, un activista de Helem, una organización no gubernamental con sede en Beirut que defiende los derechos de la diversidad sexual.

Lamentablemente, el incidente de este mes no fue el único de su tipo. En 2013 la policía allanó Ghost, una discoteca gay en el suburbio de Dekwaneh, en Beirut. Allí detuvo a cuatro hombres, a los que sometió a acoso físico y verbal.

En un caso similar en 2012, la policía detuvo a 36 hombres en un cine del suburbio de Burj Hammoud, también en la capital del país, y los sometió a exámenes anales que presuntamente detectarían su homosexualidad.

La investigadora Lama Fakih, de la organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), dijo que muchas veces la policía somete a exámenes anales a los hombres que sospecha que son gays, aunque los arreste por otros motivos.

Este tipo de exámenes viola las normas internacionales contra la tortura, incluida la Convención contra la Tortura y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que Líbano ha ratificado, informó Fakih.

Los exámenes anales también fueron prohibidos por el ex ministro de Justicia Antoine Kortbawi, pero la policía sigue aplicándolos y los emplea como una amenaza para obligar a los detenidos a reconocer su homosexualidad, explicó Saleh, de Helem.

Según HRW, dos hombres fueron sometidos a estos exámenes desde que la prohibición entró en vigor en 2013.

Aunque continúa la lucha por cambiar el Código Penal, Líbano avanzó en otros ámbitos. En enero de 2014, el juez Naji El Dahdah, del tribunal Jdeideh en Beirut, desestimó una demanda contra una mujer transgénero acusada de tener una relación homosexual con un hombre.

El juez falló que el género de una persona no se debe basar en su documento de identidad, sino en cómo se percibe a sí misma y en su apariencia física exterior.

En 2012, la Asociación Médica de Líbano solicitó que la policía terminara con la práctica de los exámenes anales de detección de la homosexualidad. “El supuesto de que la homosexualidad es el resultado de alteraciones en la dinámica familiar o de un desarrollo psicológico desequilibrado se basa en información errónea”, declaró a principios de 2013 la Sociedad Libanesa de Psiquiatría.

En 2009, otro juez, Mounir Suleiman, del juzgado de Batroun, decidió que las relaciones consensuales entre dos personas no se pueden considerar contrarias a la naturaleza.

Además de los avances realizados en el frente legal, el público libanés está más sensibilizado en torno a los derechos de las personas LGBT gracias al cambio de mentalidad y a la influencia de obras creativas de temática homosexual.

Los medios de comunicación y el mundo del arte desafían las normas sociales. Wajdi y Majdi, dos figuras gays de un programa cómico de televisión llamado La Youmal, popularizaron la imagen de la diversidad sexual en Líbano.

La popular conductora Paula Yacoubian también defendió los derechos de los homosexuales a través de su cuenta en Twitter.

Mashrou ‘Leila, una famosa banda de rock, discutió la homosexualidad en sus canciones y en 2013 la película En voz alta relató la historia de cinco jóvenes en un matrimonio grupal. Sin embargo, la censura oficial prohibió la película en Líbano.

Los jóvenes son cada vez más conscientes de la temática gay, según el activista Ghassan Makarem. La población en Líbano tiene puntos de vista más progresistas que en otros países de Medio Oriente, según un estudio de 2013 del Centro de Investigación Pew.

Aproximadamente el 18 por ciento de los libaneses cree que la sociedad debe aceptar la homosexualidad, en comparación con Egipto, Jordania y Túnez, donde más del 94 por ciento de la población considera que es una desviación.

A pesar de los recientes avances, ser gay todavía significa ser objeto de discriminación desde el punto de vista legal, especialmente para aquellos que no tienen el dinero ni los contactos adecuados”, subrayó Makarem.

Fuente SentidoG

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los obispos de Oriente Medio piden al Papa y la comunidad internacional protección para los cristianos iraquíes

Domingo, 10 de agosto de 2014

obisposoritnemedio_560x280Ruegan a las autoridades musulmanas que prohíban los ataques contra las minorías

Critican la “indiferencia del mundo” ante el secuestro de los obispos en Siria hace ya año y medio

‘Ya no hay vida para los cristianos en Irak’

“Hay un parque en Mosul donde ponen las cabezas de los niños en palos”

El Papa envía a Irak al cardenal Filoni para proteger a los cristianos iraquíes

“Adopta un cristiano de Mosul”, sólo por 5 euros al día

Los obispos de Oriente Medio instaron hoy a la comunidad internacional a proteger a los cristianos iraquíes, al tiempo que pidieron a las autoridades musulmanas emitir fatuas o decretos para prohibir los ataques contra las minorías.

Reunidos en la residencia veraniega del patriarcado maronita en Diman, en el norte del Líbano, los obispos analizaron la situación de los cristianos en Irak, después de que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) los expulsara de numerosas poblaciones en el norte y los amenazara de muerte.

Una de esas localidades es Qaraqosh, la ciudad con el mayor número de cristianos en Irak y ubicada en la provincia septentrional de Nínive, de cuya capital -Mosul- también han huido los miembros de esa minoría.

Pedimos al mundo y al papa Francisco que se ocupe de la situación de los cristianos de Irak” , afirmó un representante de la Iglesia caldea que leyó un comunicado conjunto al término de la reunión.

oriente-medio-un-avispero

Por su parte, el obispo maronita de Beirut, monseñor Bulos Matar, exhortó al Consejo de Seguridad de la ONU que vote “una resolución firme que exija el retorno de los propietarios a sus tierras lo antes posible”.

Dirigiéndose a los musulmanes, Matar les pidió que condenen los actos contra los cristianos y a las autoridades religiosas suníes y chiíes que “publiquen fatuas (decretos religiosos) que prohíban las agresiones contra los cristianos, los inocentes y sus bienes“.

“La situación han alcanzado un nivel en que los cristianos son expulsados de modo injusto de la tierra de sus antepasados de Mosul y de la provincia de Nínive. No se trata de un accidente o una emigración forzada por el miedo, sino una decisión del EI, que está en contradicción con los tratados internacionales“, agregó.

Asimismo, expresó su apoyo total al Ejército libanés, que hace frente desde el sábado pasado a yihadistas del Frente al Nusra (vinculado a Al Qaeda) y del EI en Arsal, en el noreste del Líbano, e instó a la comunidad internacional a que ponga fin a la guerra en Siria.

El religioso criticó también la “indiferencia del mundo” respecto al destino de los obispos secuestrados en Siria, Yuhanna Ibrahim y Bulos Yazigi, en abril del 2013 y exigió su liberación inmediata.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los homosexuales sirios, víctimas del ejército, las milicias islámicas y sus propias familias

Sábado, 3 de mayo de 2014

coverrainbowEn un informe publicado por Human Rigths Watch el 28 de abril, se denuncia la situación de los homosexuales en Siria, que deben enfrentarse al peligro que suponen tanto el ejército y las milicias islámicas, que les persiguen, encarcelan y torturan, como los miembros de sus propias familias, que les amenazan de muerte por considerarles una deshonra. Muchos de ellos se ven obligados a huir y buscar refugio en el vecino Líbano, donde la situación para los homosexuales tampoco es muy halagüeña.

Diecinueve hombres homosexuales sirios refugiados en Líbano han explicado a Human Rigths Watch cómo han sido capturados, torturados, humillados y violados por las patrullas del ejército y las milicias islámicas. Pero también cómo han sido amenazados de muerte por sus propios padres y hermanos por ser considerados una deshonra para la familia debido a su orientación sexual. El “crimen de honor”, por el cual los homosexuales son ejecutados por los miembros de su propia familia, es una práctica lamentablemente asentada en la sociedad siria  que los extremismos alimentados por la guerra no han hecho más que incrementar.

El informe evidencia el aumento de la presión sobre los homosexuales, convertidos en objetivo tanto del ejército como de las milicias islámicas. Si unos aplican el Código Penal, que establece penas de prisión de hasta tres años por mantener “relaciones carnales contra natura”, los otros hacen lo propio con la sharia o ley islámica. Según los testimonios, los detenidos por uno y otro bando son ingresados en centros penitenciarios improvisados, donde se hacinan más de cuatrocientas personas en una única sala, y donde son objeto de todo tipo de abusos y malos tratos.

Persecuciones y torturas

Entre los testimonios recogidos por Human Rights Watch se encuentra el de un joven que fue detenido por las milicias del Frente de Liberación Islámico Sirio. Acusado de colaboración con el régimen, fue internado en una fábrica abandonada reconvertida en prisión. Allí fue torturado y obligado a presenciar la ejecución de dos jóvenes acusados de blasfemia, cuyo fatal destino creyó compartir.

Afortunadamente, su padre, miembro prominente de su clan, pagó su rescate y consiguió que huyera hasta el Líbano, donde vive asilado. Sin embargo, cuando las milicias informaron a su familia de que era homosexual, su propio padre le telefoneó a su residencia de Beirut amenazándole de muerte. Su hermano, que se había unido al grupo armado que le capturó, también amenazó con matarle, por lo que el joven terminó solicitando la protección de la agencia para los refugiados de las Naciones Unidas.

Otros jóvenes homosexuales cuentan cómo han sido secuestrados por las milicias y torturados hasta que facilitaran una lista de sus amigos o conocidos de la misma orientación sexual. Dos hombres fueron detenidos y forzados a mantener relaciones sexuales entre ellos frente a sus captores durante diez terribles noches. A ambos les obligaron a maquillarse mientras les espetaban insultos homófobos. El mismo trato recibió otro joven, trabajador de la industria de la moda, que fue detenido por miembros del ejército y obligado a desnudarse, tras lo que fue salvajemente violado.

Amenazados y delatados por sus propias familias

Pero la terrible realidad de los homosexuales sirios no se detiene ahí. Entre los refugiados en el Líbano se cuentan también quienes han sido amenazados de muerte por sus propias familias cuando tuvieron conocimiento de su orientación sexual. Muchos deben huir, abandonar sus trabajos o estudios, y vivir permanentemente con el temor a ser descubiertos por cualquier conocido o allegado que pueda comunicar su paradero a sus familias.

Así, un panadero de 38 años de edad se vio obligado a abandonar su trabajo y su hogar cuando su familia facilitó su nombre a las milicias islámicas para que le castigaran. Más terrible aún es el caso de un profesor de 30 años, cuyo hermano le delató a un grupo armado por vivir en pareja con otro hombre. Su huída hacia el Líbano se produjo después de que los islamistas asesinaran a su pareja y le persiguieran.

Situación de los refugiados en el Líbano

A pesar de que el Líbano es la meta de los homosexuales sirios que huyen de la barbarie, la realidad a la que se enfrentan en su vida cotidiana una vez asentados no es demasiado halagüeña. Las relaciones homosexuales en el Líbano son formalmente ilegales, descritas como “actos sexuales que contradicen las leyes de la naturaleza” por el artículo 534 del Código Penal y castigadas con penas de hasta un año en prisión. Además, son frecuentes las noticias de abusos por parte de las autoridades policiales.

Una pareja de homosexuales sirios denunciaba cómo fueron expulsados del alojamiento que habían encontrado por un grupo de hombres armados uniformados de negro. Tras golpearles, les instaron a “ir a luchar a vuestro país, en vez de venir al Líbano para ser gais”. Human Rights Watch ha documentado también al menos dos casos de homosexuales sirios obligados por las Fuerzas de Seguridad libanesas a someterse a los terribles exámenes anales. De esta manera, se constata que se continúa llevando a cabo esta práctica, considerada tortura, a pesar de que en 2012 tanto el Colegio de Médicos del Líbano como el propio ministro de Justicia abogaron por que se abandonara.

Human Rights Watch alienta a que tanto las organizaciones humanitarias como el gobierno libanés se aseguren de que los refugiados homosexuales sirios reciban la asistencia y protección básicas, con el apoyo de los donantes internacionales. Como concluye su informe, “para los gais sirios no hay vuelta atrás, pero tampoco hay indicadores claros sobre qué camino tienen por delante”.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Un juez libanés dictamina que la homosexualidad no es un delito y la identidad de género no la definen los documentos legales.

Lunes, 10 de marzo de 2014

o-LEBANON-570Informa Dosmanzanas de que un juez libanés ha dictado una sentencia de gran relevancia para el colectivo LGTBI, en la que estima que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no pueden considerarse “contra natura”, algo castigado por la ley libanesa, y estableciendo además que los documentos legales no definen la identidad de género, sino que hay que considerar la percepción de sí misma que tiene la persona.    

El juez Naji El Dahdah juzgaba en un tribunal de Beirut a dos personas acusadas de violar el artículo 534 del Código Penal del Líbano, que castiga las relaciones sexuales que “contradicen las leyes de la naturaleza” con penas de prisión de hasta un año. El caso, no obstante, reunía una serie de características que hacen que su resolución tenga relevancia para todo el colectivo LGTBI.

En realidad, se juzgaban las relaciones mantenidas entre un varón y una mujer. La mujer había nacido como persona intersexual, siéndole asignado legalmente el sexo masculino tras su nacimiento. Sin embargo, su auténtica identidad de género era la de mujer, habiéndose sometido a tratamiento de reasignación de sexo en los años 90 del siglo pasado. No obstante, ante el estado libanés era legalmente un varón, y por ello fue acusada junto a su pareja de mantener relaciones sexuales “contra natura”.

La sentencia del juez El Dahdah, emitida el pasado 28 de enero pero dada a conocer en el presente mes, cuestiona tanto la validez del artículo 534 para penalizar las relaciones entre personas del mismo sexo como el reconocimiento legal de la identidad de género. Según el fallo, dicho artículo no aclara qué debe entenderse como “en contradicción con las leyes de la naturaleza”, estimando que las relaciones homosexuales (que eran el cargo de la acusación) serían en todo caso “excepcionales” pero no antinaturales. Por otra parte, el juez también ha considerado que la identidad de género de la acusada no debía ser definida únicamente por la documentación legal, sino por la percepción que tenía de sí misma.

El fallo ha sido valorado muy positivamente por los colectivos de defensa de los derechos LGTB libaneses, como la asociación LGTBI Helem, cuyo fundador Georges Azzi lo calificaba como “un gran paso que muestra que nos movemos en la dirección correcta”. Azzi estima que “cuanto mayor sea el número de decisiones como esta, mayor será la irrelevancia del artículo 534″, añadiendo que “cualquier cambio legal lleva mucho tiempo, pero al menos este artículo podría dejar de ser utilizado para perseguir a las personas homosexuales y transexuales en el Líbano”. El activista no dejaba de felicitarse también porque la sentencia haya sido dictada por un juez que nunca se había destacado como defensor de los derechos LGTB.

Hasta el momento, tan solo había habido una sentencia semejante en la jurisprudencia libanesa. En 2009 el juez Mounir Suleiman había dictaminado que las relaciones homosexuales consensuadas no podían enmarcarse en lo castigado por el artículo 534. Según su fallo “el hombre forma parte de la naturaleza y es uno de sus elementos, por lo que no se puede decir que cualquiera de sus prácticas o cualquiera de sus comportamientos van en contra de la naturaleza, incluso cuando se trata de una conducta delictiva, pues también sería producto de la naturaleza”.

Sin embargo, la sentencia del juez Suleiman había quedado como algo único en el cuerpo jurídico libanés. Ahora existe otra que la corrobora y la amplía. Georges Azzi confía en que esta jurisprudencia prospere, aunque es consciente de que queda mucho camino por recorrer. “Estamos dando grandes pasos en el frente judicial. Pero ahora tenemos que cambiar la actitud de la Policía y las fuerzas de seguridad”, afirmaba.

La difícil situación de las personas LGTB en el Líbano

Como señalábamos anteriormente, las relaciones homosexuales en el Líbano -una república árabe multiconfesional en la que coexisten musulmanes sunitas, musulmanes chiítas, cristianos de diversas confesiones y drusos- son formalmente ilegales, descritas como “actos sexuales que contradicen las leyes de la naturaleza” por el artículo 534 del Código Penal y castigadas con penas de hasta un año en prisión.  Las noticias que nos llegan desde territorio libanés son mayoritariamente poco halagüeñas para los derechos LGTB.

En mayo de 2013 año informábamos de las declaraciones del ministro del Interior libanés, Marwan Charbel, que se jactó de que su país es hostil a los gays y propuso negar la entrada al mismo de las parejas del mismo sexo que se casen en Francia, precisamente durante el proceso de aprobación del matrimonio igualitario en el país galo. La homofobia de Charbel quedaba especialmente de manifiesto con el término elegido para referirse a los homosexuales, liwat, palabra de origen religioso cuyo origen se remonta al mito de Sodoma y que es considerada un insulto grave. Charbel, precisamos, es cristiano maronita (la iglesia maronita es una iglesia de rito oriental en comunión con el papa de Roma).

Las declaraciones homófobas del ministro líbanes del Interior tenían lugar apenas dos semanas después de que se produjera una redada en la principal discoteca gay de Beirut, la capital del país. La policía arrestó, desnudó y golpeó a seis asistentes, que fueron acusados de “promover la prostitución, las drogas y la homosexualidad”. El alcalde del distrito donde se encuentra el local fue quien dio la orden directa a las fuerzas de seguridad y se encargó de difundir los nombres, fechas de nacimiento y domicilios de los detenidos. Alrededor de un centenar de activistas protestaron en Beirut contra estos hechos.

También hemos informado desde dosmanzanas de otros casos que reflejan la difícil situación de las personas LGTB en el Líbano, como los exámenes anales a sospechosos de ser homosexuales, unas crueles y absurdas pruebas llevadas a cabo por la policía libanesa bajo el pretexto de determinar la orientación sexual de las víctimas (y a las que también las organizaciones médicas del Líbano se han opuesto). En julio de 2012, 36 personas fueron detenidas por asistir a un cine que emitía porno gay. En junio de 2013 Human Rights Watch hacía público un duro informe que ponía de manifiesto la persecución de las personas LGTB en el Líbano y la crueldad de las prácticas policiales tras entrevistar en detalle a más de 50 personas que han sido objeto de violencia física y/o psicológica en el contexto de una investigación policial o una detención (puedes acceder al informe pinchando aquí).

Como noticia positiva, en julio de 2013 la Sociedad Libanesa de Psiquiatría hacía público un documento en el que recordaba a los profesionales de la salud que la homosexualidad no es un trastorno psiquiátrico, siendo el primer país árabe donde tenía lugar un posicionamiento semejante.

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.