Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ejecuciones’

Partidarios de ISIS asesinan a pedradas a dos hombres acusados de ser gays en Siria

Viernes, 30 de octubre de 2015

noticias_file_foto_1025870_1445879656El terror se ha instaurado en los países de oriente medio que están controlados por el Estado Islámico, ISIS, y las ejecuciones públicas se han convertido ya en una práctica tan habitual que resulta terroríficamente espezlunante. Monitor de Terror, el grupo que denuncia este tipo de atropellos contra la humanidad tuiteó unas fotos publicadas por ISIS este domingo, 25 de octubre, de la ejecución de dos hombres, en la ciudad Siria de Aleppo, a los que se acusa de ser gays. Los terroristas usan dos formas crueles de ejecutar a homosexuales: Arrojándolos desde azoteas de casas y estas últimas mediante lapidación.

Las imágenes muestran a una multitud enfurecida, incluyendo niños, lanzando piedras a dos hombres atados y con los ojos vendados sobre una lona blanca. Los primeros planos muestran los rostros y ropas ensangrentadas de los dos hombres y las piedras que se utilizaron para matarlos manchadas de su propia sangre.

Estas son las fotos impactantes que muestran la ejecución de estos dos hombres en Siria acusados de ser homosexuales:

A principios de este mes de octubre, el grupo yihadista lanzó a dos hombres gay desde el tejado de un edificio en Mosul, Irak, con el pretexto de que eran una pareja gay. El mismo fin de semana, otros dos hombres “gays” fueron lanzados desde un edificio en Nínive. Esta vez los arrojaron sobre una pila de bloques de cemento.

ISIS también ejecutó a nueve hombres y un niño acusado de ser gay en Siria en septiembre y han reivindicado la autoría de los asesinatos de al menos otros 30 hombres homosexuales.

Fuente Ragap

 

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Los homosexuales huyen de Siria para escapar de las torturas y ejecuciones yihadistas, la represión del régimen y el rechazo de sus familias y tribus

Viernes, 6 de marzo de 2015

estado_islamico_homosexualesExtremecedor relato que nos cuenta el diario El País, que muestra el horror en el que viven nuestros hermanos sirios… Hay que parar esta barbarie, no podemos mirar para otro lado… Están ahí y su amenaza, sus crímenes, nos interpelan porque cuando matan a un ser humano, nos matan a nosotros mismos… Y en la página de Human Rights Watch nos cuentan por qué fracasa la lucha contra el Estado Islámico

Como recordaréis, el pasado noviembre, dos jóvenes sirios de poco más de veinte años eran apedreados hasta la muerte. La ejecución ocurría en Deir Zor, en el noreste de Siria y feudo del Estado Islámico (EI). Su crimen era el de ser homosexuales. Se trataba de la primera ejecución pública, que sepamos,  de homosexuales a manos del grupo yihadista. Un hombre leía la brutal condena amparado por la rigurosa ley religiosa que sirve de Constitución en el califato. A 140 kilómetros de allí, Ibrahim ya hace más de un año que huyó de Raqqa, su ciudad natal y capital del Estado Islámico. Médico de 33 años, su homosexualidad le ha valido una persecución continua. Encarcelado bajo la ley siria, condenado a muerte por la de los yihadistas y desterrado por su propia tribu, Ibrahim ha logrado sobrevivir a una triple condena.

Después de cuatro años de guerra y más de 200.000 personas muertas, las ejecuciones de homosexuales aumentan en los territorios ocupados por el Estado Islámico que se extiende entre Siria e Irak. Las imágenes de dos jóvenes empujados desde la azotea de un edificio en Irak dieron la vuelta al mundo. Con los ojos vendados y las manos atadas a la espalda, eran lanzados al vacío al tiempo que el verdugo voceaba: “¡Musulmanes, sed testigos de la aplicación de la ley!”.

En 2010, y antes de que estallaran las primeras revueltas sirias, Ibrahim fue arrestado en virtud del artículo 520 del Código Penal sirio en vigor desde la época del protectorado francés. Aquellas personas que realicen “actos sexuales innaturales” serán condenados hasta a tres años de cárcel, reza el artículo. Fue delatado por uno de sus amigos detenidos tras ser torturado. La familia de Ibrahim, que pertenece a una conocida tribu, decidió ocultar el escándalo recurriendo a contactos con el régimen y previo pago de 18.000 euros. Ibrahim salió de la cárcel, pero por poco tiempo: “Cuando pensé que todo había pasado, empezó lo peor. La revolución comenzó, el caos se apoderó de Raqqa, el Ejército Libre Sirio mutó en Al Nusra [filial de Al Qaeda en Siria] y en el EI”, relata.

Tres de sus amigos homosexuales ya han sido ejecutados por los yihadistas. Uno murió de un infarto mientras era torturado. Los otros dos, de un tiro en la nuca. “En Raqqa, la comunidad gay era activa. Pero sólo a los que reciben en el acto sexual se les considera gais. Muchos de aquellos que tenían mujeres y se acostaban con hombres fueron a parar a las filas de Al Nusra y del EI. Para expiar sus culpas entregaron a todos los gais que conocían de su fase prerevolucionaria. Mis tres amigos pagaron con su vida y de sus teléfonos sacaron los números de decenas de otros como yo”, relata. Poco después, Ibrahim fue secuestrado y torturado por los yihadistas. Su tribu intervino por última vez pagando 10.000 euros por su vida. “Tenía familiares cercanos al EI y Al Nusra que pedían mi cabeza. Mi tío logró negociar mi libertad pero me dieron dos horas para abandonar Raqqa. Yo había deshonrado a mi familia y a mi tribu”.

hhhh1-585x372Fue Damasco, zona leal al régimen y donde aún perduran varios hamam (baños) convertidos en lugares de encuentro para homosexuales. “Es ilegal pero si los dueños untan a la policía, estos hacen la vista gorda”, espeta al teléfono desde Madrid Jorge, joven de 35 años de padre sirio y madre española, antiguo profesor de Filología Hispánica. En marzo de 2012, Jorge quedó con su novio en un hotel. “La policía nos pilló en la cama. Nos arrastraron desnudos por los pasillos y por la calle. Nos llamaban enfermos mentales al tiempo que nos pateaban”, recuerda. Logró pagar los 3.000 euros de fianza para salir del calabozo. “Al poco me convocaron para alistarme en el Ejército. Al ser hijo único estoy exento del servicio militar por lo que supe que era una trampa para encarcelarme por ser gay. Hice las maletas y hui a España”, termina Jorge a quien le salvó su pasaporte español.

Ibrahim también escapó y ahora, es refugiado sirio en Líbano, que aun guarda esperanzas de una nueva vida: “Hemos estado años bajo la represión del régimen y a la comunidad internacional no le ha importando. Llevo siete meses en espera de asilo político en Europa. Intento mantener la cordura, porque sé que merezco un nuevo comienzo. Pero hasta ahora no me han dado la oportunidad”.

Mientras tanto, Beirut se ha convertido, por ahora, en refugio para el asilo político. Y así, nos relatan también la historia de varios jóvenes homosexuales sirios mientras intercambian sus relatos en las oficinas de la ONG Proud Lebanon, a las afueras de Beirut. Arrastran un doble trauma acumulado en su huida de la guerra y en su lucha por sobrevivir a su sexualidad. Perseguidos tanto en zona leal como rebelde, a la comunidad homosexual siria tan sólo le queda el exilio para sobrevivir. En 2013, el libanés Bertho Makso,  cofundador de la ONG, comenzó acogiendo a refugiados sirios gays.

“Proporcionamos servicios médicos, psicológicos, cursos de formación y un plato caliente. Para muchos será el único que ingieran en el día”, explica Cosette Maalouf, trabajadora de la ONG. El centro acoge a 320 homosexuales, más del 60% sirios. “La mayoría ven Beirut como un lugar de paso para ir a Europa”, explica Makso, quien asegura que el pasado año, 70 de ellos obtuvieron asilo político.

Pero, a diferencia del resto de refugiados sirios, están solos. Han roto con su familia y huido de régimen y rebeldes. “Se trata de una comunidad muy vulnerable dentro de los refugiados sirios, pero no hay estudios u organismos que realmente monitoreen estos casos. No son solo perseguidos por el Estado Islámico, [EI] sino por rebeldes, las leyes sirias y la propia moral social. Los ataques del EI son más visibles por su policía moral” apunta Nadim Khoury, director de Human Rights Watch en Beirut.

Entre los 320 beneficiarios, tan sólo se cuentan cuatro mujeres. “En nuestra sociedad no se considera que la mujer tenga una sexualidad, y durante la guerra estamos recluidas en el hogar. De ahí que a las lesbianas nos sea más fácil pasar desapercibidas. No sé de ninguna ejecución de una mujer homosexual”, cuenta desde Alepo al teléfono Bahiya, de 28 años.

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

El Estado Islámico lanza al vacío a un hombre gay y ahorca a 13 jóvenes por ver un partido de fútbol en Mosul

Miércoles, 21 de enero de 2015

estado_islamico_homosexualesTerribles imágenes las difundidas estos días en las que puede verse como dos hombres, acusados de ser homosexuales, son arrojados al vacío desde el ático de un edificio en Mosul (Irak) por militantes del autoproclamado Estado Islámico. Todo apunta a que los asesinatos se encuadran en el contexto de una operación más amplia de castigo a opositores al régimen implantado en el territorio que hoy día controla el Estado Islámico (buena parte de Irak y Siria).La organización terrorista publica sus crímenes en un foro de internet en el que anuncian sus acciones de forma habitual.

El joven gay fue arrojado desde una azotea ante la mirada de una multitud

Los 13 chicos fueron asesinados en un estadio repleto de personas

El Estado Islámico difunde en Internet las fotos de las ejecuciones

Las autoridades del califato recuerdan que el fútbol es considerado ilícito

A lo largo de estos últimos días, las actuaciones del estado islámico se han radicalizado hasta el punto de arrojar a un hombre desde la azotea de un edificio, por su presunta homosexualidad, ahorcar a trece jóvenes por ver un partido de fútbol y liquidar a dieciséis combatientes yihadistas por huir del campo de batalla.

La organización terrorista ha llevado a cabo estos asesinatos en la ciudad de Mosul –la segunda ciudad de Irak en manos de las huestes del califato desde el pasado junio–, y ha divulgado las imágenes de los crímenes en un foro en el que anuncian sus acciones.

Las instantáneas, que destacan por su dureza, muestran a dos encapuchados de la organización lanzando desde un edificio del centro de la ciudad al hombre, ante la mirada del público, además del momento en que la víctima cae al vacío y fotografías de su cuerpo inerte en el suelo de la plaza.

Uno de los pies de foto recalca que “los musulmanes acuden para ver la aplicación de la ‘sharia‘ (ley islámica)”, mientras que el texto que acompaña las fotos señala que la víctima es “una de las personas de Lot” en referencia a los habitantes de las ciudades bíblicas de Sodoma y Gomorra, castigados por Dios por cometer actos sexuales “desviados“.

El material hecho público también incluye las fotos de dos hombres –supuestamente exmiembros del IS– con los ojos vendados y atados a una estructura de metal a modo de crucifixión, ejecutados por ser considerados desertores de la organización. Varios yihadistas les asestan un tiro en la nunca en mitad de una plaza de Mosul. El último de los crímenes difundidos es la lapidación de una mujer sepultada bajo las telas de un niqab (una prenda negra que cubre todo el cuerpo salvo los ojos) en un parque de la ciudad.

Estos asesinatos se suman a otras cuatro ejecuciones que, según una denuncia de las Brigadas de Liberación de Nínive (un grupo detractor del IS de la provincia del norte de Irak cuya capital es Mosul), se produjeron en la tarde del sábado. Dos de ellas fueron lanzadas desde la sede de la Compañía Nacional de Seguros.

En lo que concierne a la homosexualidad, son ya muchas las víctimas ejecutadas brutalmente a manos del IS. A finales de noviembre, se lapidó en la localidad de Deir Ezzor (este) a dos jóvenes acusados de ser homosexuales, difundiendo también el vídeo a través de internet.

Además, testigos relataron al portal de noticias kurdo Basnews que 16 combatientes del IS fueron liquidados en Mosul por desertar de una de las escaramuzas que se registran aún en los alrededores del monte Sinyar, hogar de la minoría yazidí.

En los últimos días el IS ha redoblado su persecución en Mosul. 13 jóvenes de la urbe fueron arrestados recientemente por patrullas de la organización yihadista -que controla amplias zonas de Siria e Irak- por ver a través de televisión un partido de fútbol que enfrentaba a las selecciones de Irak y Jordania. Los detenidos fueron trasladados a un estadio de la ciudad donde fueron ahorcados en presencia de una multitud.

Tras el crimen, las autoridades del califato recordaron que el fútbol es considerado “haram” (ilícito) conforme a su fundamentalista versión del islam. Según la prensa local, los crímenes permanecen aún colgados, lo que ha impedido que sus familiares -temerosos de las represalias del IS- celebren sus sepelios.

Los yihadistas mantienen un estrecho cerco sobre Mosul. A principios de diciembre el IS anunció la interrupción de las comunicaciones telefónicas a través de sus medios de comunicación sin desvelar las razones. La prensa local sostiene que la suspensión -que incrementa el aislamiento de una urbe con más de millón y medio de almas– se debe a la negativa de las empresas de telecomunicaciones a seguir pagando extorsiones.

Algunos activistas, en cambio, aseguran que la medida trata de evitar que los detractores del IS que habitan Mosul puedan comunicarse con el exterior y proporcionar información para un eventual ataque. La resolución, en cualquier caso, está alimentando la ira popular y estrangulando más si cabe la actividad comercial y económica.

La comunidad LGTB, gran perdedora del proceso abierto con la invasión de Irak

Poco se puede añadir a este horror. Y es que con independencia de su contribución al terrorismo internacional, la extensión y consolidación del Estado Islámico supone en primer lugar la imposición de un régimen de terror a una parte muy importante de la propia población árabe que vive bajo su dominio. La comunidad LGTB, en este sentido, es una de las grandes perdedoras.

Dos países como Siria e Irak, que al margen de otras consideraciones geopolíticas fueron en el pasado estados de tradición laica (vinculada al baazismo gobernante), en los que las personas LGTB podían encontrar pequeños espacios de libertad, han acabado por convertirse para ellas en un auténtico infierno. El caso de Irak es paradigmático. La homosexualidad fue allí legal hasta 2001, cuando Sadam Hussein, para contentar a los sectores religiosos, decidió castigar las relaciones homosexuales con cárcel y, en caso de reincidencia, con pena de muerte. No obstante, no se recuerda que dicha legislación llegara a ser aplicada. “Entonces teníamos clubes nocturnos, bares, áreas de encuentro y una red de asambleas sociales”, explicaban en su momento desde la organización Iraqi LGBT. De hecho, durante los años 80 y primeros 90, la vida nocturna de los homosexuales en Bagdad atraía a visitantes de países vecinos, como Kuwait o Arabia Saudí.

Tras la invasión, la situación legal de la homosexualidad se sumió en un estado de confusión. La entonces autoridad administrativa estadounidense ordenó en 2003 retrotraer los códigos penal y civil a la situación vigente en los 70, pero la diversidad de autoridades existentes según la zona del país, así como el papel preponderante que los líderes religiosos alcanzaron (especialmente en el área de mayoría chií) facilitó que la persecución de las personas LGTB fuera en aumento. En los años sucesivos la situación no hizo más que empeorar, y las denuncias sobre el secuestro, la tortura y el asesinato de homosexuales, involucrando además a las fuerzas de seguridad, no hacían sino aumentar en todas las zonas del país.

En el caso del área suní, la situación de profundo descontento con el régimen surgido de la invasión, unida a la difusión de las ideas religiosas más radicales, ha acabado además por cristalizar en un fenómeno como el del Estado Islámico, que también controla ya una parte importante del territorio sirio. Y es que en Siria la revuelta contra el régimen baazista de Bashar al-Asad (alentada, dicho sea de paso, por occidente) ha confluido finalmente en ese mismo fenómeno.

Un infierno, en definitiva, para las personas LGTB, y del que no parece existir hoy día salida.

Fuente El Mundo y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.