Archivo

Entradas Etiquetadas ‘France-Presse’

El Papa Francisco recomienda mandar al psiquiatra a los niños gays y, tras la polémica alusión a la “psiquiatría”, la frase desaparece en la versión oficial de sus declaraciones

Martes, 28 de agosto de 2018

abusosHasta las narices nos tiene con su calculada ambigüedad. Hartos. ¿es esta, Francisco, la nueva política de abusos? Quienes tienen que ir al psiquiatra son sus curas abusadores…

Nuevamente el papa Francisco se pronuncia sobre la homosexualidad, y nuevamente desperdicia una oportunidad de marcar distancias con la homofobia tradicional de la Iglesia católica. Lo hace, además, con polémica, aludiendo al supuesto papel que «la psiquiatría» puede desempeñar a la hora de que los padres aborden la homosexualidad de sus hijos menores. Unas palabras que parecen todo un aval a las peligrosas (y desacreditadas) «terapias» reparadoras de la homosexualidad. Eso sí, el papa no debe sentirse muy feliz de sus propias declaraciones, ya que en la versión oficial que el Vaticano ha suministrado la referencia a los psiquiatras ha desaparecido.

De regreso de su gira por Irlanda, el Papa Francisco les recomendó a los padres con chicos con tendencias homosexuales que recurran al psiquiatra.

Las declaraciones de Francisco se produjeron en un encuentro que ha tenido lugar durante el vuelo de vuelta de su viaje a Irlanda, en el que los principales titulares los ha ocupado su petición de perdón por los múltiples casos de abusos a niños por parte del clero católico. Sin embargo, uno de los periodistas que lo acompañaba en el vuelo, Javier Romero, de Rome Reports TV, le mencionaba dos reformas recientes acontecidas en Irlanda y contrarias a la doctrina oficial de la Iglesia: la legalización del matrimonio igualitario y la legalización del aborto. En concreto, y por lo que a la esfera LGTB respecta, Romero le preguntaba qué le diría a un padre cuyo hijo le desvelara que es homosexual y que desea convivir con su pareja.

Su respuesta, según han recogido diversos medios   – comos la agencia AFP-  habría sido la de recomendar dialogo y comprensión («Le diría a este padre, en primer lugar, que rece, que no condene, que dialogue, que comprenda, que de espacio a su hijo o a su hija») pero estableciendo una diferencia entre los menores y los mayores de edad. En los primeros, Francisco ha recomendado la intervención de los psiquiatras: «Cuando se manifiesta desde la infancia, hay muchas cosas por hacer por la psiquiatría. Otra cosa es cuando se manifiesta después de los 20 años. Lo que nunca le diré es que el silencio es un remedio. Ignorar a su hijo o a su hija con tendencias homosexuales es un fallo de la paternidad o de la maternidad. ‘Tu eres mi hijo, tú eres mi hija, como tú eres. Soy tu padre o tu madre: hablemos’», habría dicho, según la versión publicada por La Croix

¿Ha recomendado Francisco las «terapias» reparadoras o de conversión, desacreditadas por la comunidad científica y potencialmente causantes de graves daños psicológicos a los menores? Según La Croix, no… De acuerdo a este medio católico francés, el equipo de prensa de la Santa Sede ha precisado a la agencia France-Presse que la referencia de Francisco a la psiquiatría era solo un ejemplo de los diferentes pasos que los padres pueden dar a la hora de enfrentarse a la homosexualidad de un hijo, pero que en modo alguno significaba que esta se deba considerar una enfermedad psiquiátrica. Es más, desde la Santa Sede remitían a la versión oficial de las declaraciones, única que la Santa Sede admite como palabras del papa… Y es aquí cuando salta la sorpresa: basta echar un vistazo a dicha versión (que puedes consultar aquí, en italiano) para ver que la referencia a la psiquiatría se ha volatilizado.

Esto es lo que dice la versión oficial (traducción propia del original italiano):

Siempre han existido homosexuales y personas con tendencias homosexuales. Siempre. Dicen los sociólogos, pero no sé si es cierto, que cuando se producen un cambio de época hay algunos fenómenos sociales y éticos que crecen, y este serían uno de ellos. Es lo que opinan algunos sociólogos. Su pregunta es clara: ¿qué le diría a un padre que vea que su hijo o su hija tiene esa tendencia? Lo primero le digo es que rece: reza. No condenes, dialoga, comprende, deja espacio para el hijo o la hija. Deja espacio para que se exprese. Después, ¿a qué edad se manifiesta esta inquietud del hijo? Es importante. Una cosa es cuando se manifiesta de niño, cuando hay tantas cosas que se pueden hacer para entender cómo son las cosas; otra cosa es cuando se manifiesta ya después de los 20 años o así. Pero nunca diré que el silencio es el remedio: ignorar al hijo o a la hija con tendencia homosexual es un fallo de la paternidad y de la maternidad. Eres mi hijo, eres mi hija, como eres; soy tu padre y soy tu madre, hablemos. Y si vosotros, padre y madre, veis que no funciona, pedid ayuda, pero siempre con diálogo, siempre con diálogo. Porque ese hijo y esa hija tienen derecho a una familia y esta es su familia: no lo alejen de la familia. Este es un desafío muy serio para la paternidad y la maternidad. Gracias por la pregunta, gracias.

En definitiva, marcha atrás de Francisco. No seremos nosotros los que apreciemos ningún avance en la literalidad «oficial» de sus declaraciones, a estas alturas de la película: esas palabras no se alejan un ápice de la doctrina oficial de la Iglesia sobre la homosexualidad. Ahora bien, aquellos que quieran ver el vaso medio lleno no podrán dejar de apreciar el hecho de que la Santa Sede no haya querido poner negro sobre blanco unas palabras que podían ser utilizadas como un aval del papa a las «terapias» de conversión. Seguro que el sector más ultraconservador hubiera querido que la alusión a la psiquiatría apareciese en ese texto, del que en el último momento se ha descolgado…

Horas antes, en el cierre de su gira en Dublín, el Papa hizo un alto a los festejos de despedida para referirse a los casos de abuso sexual. Al respecto, “imploró” el “perdón de Dios” por las agresiones sexuales cometidas en Irlanda por sacerdotes católicos. “Imploro el perdón de Dios por estos pecados, por el escándalo y la traición sufridos por tantas personas en la familia de Dios”, declaró al efectuar una visita al santuario de Knock, lugar de piedad mariana a 180 km de Dublín.

Desde 2002, más de 14.500 personas declararon haber sido víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Irlanda. “Ninguno de nosotros puede prescindir de conmoverse con las historias de menores que han sufrido abusos, a quienes se les ha robado la inocencia y que han sido abandonados a la herida de dolorosos recuerdos. Esta cicatriz abierta nos desafía a ser firmes y decididos en la búsqueda de la verdad y la justicia”, declaró el Francisco.

La recomendación del Papa enviándonos al psiquiatra, atrasa 30 años”

Por su parte, el subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual del Gobierno de Santa Fe, Esteban Paulón, expresó su rechazo a las expresiones del Papa Francisco sobre asistencia psiquiátrica a niñxs que expresen “homosexualidad manifiesta en la infancia (sic)”. Cabe destacar que ya en 1990 la Organización Mundial de la Salud removió a la homosexualidad del listado de enfermedades psiquiátricas.

Cabe destacar que de regreso de su gira por Irlanda, donde el primer ministro Leo Varadkar (de familia migrante y abiertamente gay) le reclamó enérgicamente “hechos y nos palabras” ante la enorme cantidad de abusos sexuales dentro de la Iglesia católica y el consabido encubrimiento por parte de la jerarquía Vaticana.

En relación a las declaraciones de Bergoglio, Paulón expresó “la declaración del Papa – que podría ser leída como una “respuesta” al reclamo del Primer Ministro Irlandés – atrasa 30 años. Pensar que la homosexualidad es algo que debe ser “tratado” por psiquiatras contraviene el consenso científico internacional en el marco de la Organización Mundial de la Salud que desde el 17 de mayo de 1990 quitó a la homosexualidad del listado de enfermedades o desórdenes mentales”.

Asimismo agregó “pretender patologizar las orientaciones sexuales va contra el marco de derechos humanos a nivel internacional y promueve información falsa que puede derivar en discursos y acciones de odio hacia el colectivo LGBTI en todo el mundo. Más aún cuando en la actualidad en diversos países y regiones se multiplican las mal llamadas ‘terapias de reconversión’ que no son otra cosa que tortura con fachada terapéutica.”

Para finalizar expresó que “el Papa no puede ser tan irresponsable. Abrir la puerta al tratamiento psiquiátrico de las infancias LGBTI no hace otra cosa que promover el sufrimiento de millones de personas a nivel global. En lugar de ocuparse de ‘tratar psiquiátricamente’ a la diversidad sexual, debería enfocarse en la efectiva condena de los miles de caso de abuso sexual en la institución que dirige y que aún siguen impunes, y para los cuales la única respuesta Vaticana es la oración y el perdón. El abuso sexual es un delito aberrante y debe ser penado por las leyes en cada uno de los países en los cuales se han cometido estas violaciones de derechos.

Cabe destacar que el 17 de mayo de cada año se conmemora el Día Internacional de Lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género (IDAHOT por su sigla en inglés) que recuerda que la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud removió, en el año 1990, a la homosexualidad del listado de enfermedades o desórdenes mentales. En la provincia de Santa Fe desde el año 2014 y por medio del Decreto 1278/14, se ha creado un día provincial que celebra esta jornada y la ha incluido en el calendario escolar.

Fuente: TN, Subsecretaría de Políticas de Diversidad Sexual Gobierno de Santa Fe,/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

El sacerdote y psicoterapeuta Tony Anatrella, uno de los ideólogos católicos que con más ahínco promovió la homofobia de la Iglesia, sancionado por abusar de varios expacientes

Jueves, 26 de julio de 2018

tony-anatrellaProfundizando en el tema del que ya habíamos hablado y que demuestra la hipocresía de determinados sujetos…

Por Hans

El arzobispo de París ha suspendido al psicoanalista y sacerdote Tony Anatrella como resultado del proceso canónico que le fue abierto el año pasado. El sacerdote fue investigado a raíz de las acusaciones de abuso por parte de varios de sus pacientes. El de Anatrella es un caso especialmente significativo, pues este sacerdote ha sido una de las voces a las que la Iglesia católica ha dado mayor autoridad a la hora de justificar sus posturas homófobas, llegando incluso a colaborar en el Vaticano como asesor en dos Consejos Pontificios.

Según la sanción impuesta por el arzobispo de París, Michel Aupetit, a Tony Anatrella se le prohíbe ejercer el ministerio sacerdotal, confesar, y en especial se le ordena que cese toda «actividad terapéutica». «Monseñor Autpetit le ha indicado que no se le confiará más ningún ministerio sacerdotal. Le ha requerido que no vuelva a escuchar la confesión de los fieles, que renuncie a la dirección o acompañamiento espiritual, así como que renuncie a toda intervención pública», señala la diócesis en un comunicado a France-Presse, recogido por el diario Le Figaro.

Tony Anatrella es una figura bien conocida en entornos católicos. Sacerdote y psicoanalista francés, ha sido una de las personas más referidas como «autoridad intelectual» para apoyar las posturas homófobas de la jerarquía. Sin embargo, las crecientes sospechas de abusos a sus pacientes, recogidas por testimonios de afectados, llevaron finalmente a que el anterior arzobispo de París, André Vingt-Trois, abriera un proceso canónico a principios de 2017 (en buena medida, era el único camino que quedaba abierto, al haber prescrito varios de los casos para el Derecho Civil). La decisión se tomó después de un año de investigación en que se recogieron testimonios de 10 expacientes. El proceso no se llevó a cabo en la propia archidiócesis de París, ya que Anatrella había colaborado con ella en el pasado. El entonces arzobispo solicitó al Tribunal de la Signatura Apostólica un cambio de lugar para el proceso, y se eligió la Oficialía Interdiocesana de Toulouse.

En realidad, las sospechas venían de mucho tiempo atrás. En 2001, Daniel Lamarca, paciente de Anatrella entre 1987 y 2001, denunció a su antiguo terapeuta ante el arzobispo de París, que entonces era el cardenal Jean-Marie Lustiger. Sin embargo, su denuncia no encontró eco alguno. Posteriormente, en 2006, otros dos hombres se unieron a Lamarca y denunciaron la conducta inapropiada del sacerdote-terapeuta, pero el que ya era nuevo arzobispo de París, André Vingt-Trois, ignoró estas nuevas denuncias con el habitual argumento de que eran maquinaciones de un “lobby gay” para dañar a Anatrella.

Sin embargo, el goteo de expacientes continuó, con testimonios coincidentes. Según contaban, Anatrella incluía en la «terapia» contactos corporales que incluían los genitales. Un ejemplo es el testimonio que uno de los afectados, «Fabien», reportó al responsable de la investigación llevada a cabo en París, incluido en un reportaje del semanario católico La Vie. Fabien había sido remitido a Anatrella para tratarse en 1997. Para un joven católico homosexual como él, un psicoterapeuta católico y sacerdote parecía ofrecerle garantías. Pero el panorama que encontró fue muy distinto: «para poder resolver un déficit de afecto de parte de mi padre, nacido en la infancia, me dijo que era necesario que la viviera con mi sexo de hombre púber. Me propuso un ‘paso al acto’ con él. Lo rechacé al principio. Pero al cabo de un momento, acepto; esperaba verdaderamente que eso me haría progresar en mi terapia (…) No había ningún plan ni ningún límite. Comprendí que el fin era acostarnos. Dejé de tener esas sesiones particulares cuando toqué sus genitales. No me gustó nada».

Especialmente destacable a la hora de dar voz a las víctimas ha sido la labor del dominico francés Philippe Lefèbvre, reseñada por Cameron Doody y Hendro Munsterman en Religión Digital, quien durante mucho tiempo ejerció prácticamente en solitario la oposición a Anatrella y su enorme poder, y que ha denunciado que la Iglesia católica trató de silenciarle con prácticas «de la mafia».

Una célebre e influyente «autoridad intelectual».

El hecho de que Anatrella no pudiera ser investigado en el arzobispado de París por haber colaborado con sus autoridades da ya idea de la importancia que este sacerdote ha tenido en el seno de la Iglesia católica francesa, pero también en el Vaticano, donde llegó a ser asesor para los Consejos Pontificios para la Familia y para la Pastoral de la Salud.

Y es que Tony Anatrella ha sido citado frecuentemente en seminarios y centros educativos católicos, también en España, e incluso por medios conservadores laicos (como en este artículo de Libertad Digital publicado en su momento contra las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero). Era tenido por un gran experto que refutaba la defensa de los derechos de las personas LGTB. Es además significativo que haya tres libros suyos traducidos al español: La diferencia prohibida, El sexo olvidado y Contra la sociedad depresiva.

Anatrella, de hecho, fue uno de los principales proveedores de argumentos a favor de la prohibición a los homosexuales del acceso al sacerdocio. En una entrevista a L’Osservatore Romano afirmó que la homosexualidad «aparece como una incompletitud, una inmadurez forzosa», y por tanto los homosexuales «no están en disposición adecuada para casarse, para adoptar niños y para acceder al sacerdocio». Más aún, según él «los sacerdotes homosexuales tienden a desviar su función hacia fines narcisistas. Están en la seducción y tienen serias dificultades para situarse institucionalmente en la cooperación con los demás».

Resulta realmente difícil considerar con detalle sus opiniones y mantener el sosiego, pero merece la pena para ver quién fue esta «autoridad católica» en Francia y más allá. Según Anatrella, la homosexualidad es el resultado de una detención del desarrollo sexual. Es igualmente una negación de la diferencia sexual que hace imposible una auténtica entrega al otro. Más aún, al situar la heterosexualidad como cumbre del desarrollo de la personalidad, el homosexual es una persona esencialmente incompleta e inmadura. Llegaba a decir por ejemplo que «La necesidad compulsiva de asistir a fiestas y de encontrarse en determinados lugares con personas de su misma tendencia responde al deseo irreprimible de decapitar la angustia provocada por la incompleción sexual», llegó a escribir en Contra la sociedad depresiva.

Esta peculiar teoría de la personalidad se utiliza como base para negar todo reconocimiento legal a las parejas del mismo sexo: si decir homosexualidad es decir crecimiento truncado, darle reconocimiento social supone promover la inmadurez en la sociedad y amenaza con socavar sus fundamentos. Así por ejemplo, en Contra la sociedad depresiva escribe lo siguiente:

«La ‘tolerancia’ con respecto a la homosexualidad es una de las formas en que se traduce el carácter depresivo de nuestra sociedad, en la que es fácil ver cómo las representaciones sexuales se fragmentan como si la pulsión sexual no debiera ya buscar la unidad sino la dispersión (…). Evidentemente, la sexualidad humana accede tanto más difícilmente a una dimensión social cuanto que se mueve en un contexto que desvaloriza la procreación y fomenta las demandas de reconocimiento social de la homosexualidad»

Más adelante afirmaba:

«Una sociedad que piensa que la homosexualidad puede ser un modelo social y la inscribe en su ordenamiento jurídico es una sociedad que se cierra a su propio devenir. Peor aún, la homosexualidad concebida en este sentido es la negación misma de la sociedad, que, por su propia naturaleza, está llamada a permanecer abierta a la diferencia (la heterosexualidad) y al desarrollo».

Con todo, esto no era lo peor, pues incluso llegaba a decir lo siguiente:

Por supuesto que hay que condenar firmemente las expresiones voluntariamente malévolas, las discriminaciones y los gestos violentos contra personas homosexuales (…). Sin embargo, cuando se propala a todos los vientos la idea de que el modelo homosexual es también una referencia social, y que debe ser protegido y organizado por la legislación civil, no hay que extrañarse de que las reacciones puedan ser muy vivas….

Por lo demás, en la historia personal de quien esto escribe, Anatrella ha jugado a su manera un papel. Cuando aún estaba aceptando mi sexualidad, supe de las ideas de Anatrella. La lectura de sus páginas sobre homosexualidad en Contra la sociedad depresiva me dejaron impactado. Sin embargo, lejos de convencerme, fueron un acicate para pensar en qué no tenía razón. Por ello, paradójicamente, leer a este “experto” me hizo fortalecer mis argumentos y reafirmarme en mi elección vital de gay cristiano.

Sea como sea, los responsables de la Iglesia católica deberían reflexionar profundamente acerca de las personas en quienes han confiado como expertos, lo mismo que aquellas terminales mediáticas y editoriales que difundieron sus ideas y textos como expresión de un saber experto.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El papa rechaza, tras reunirse en privado con él, al embajador francés abiertamente gay en respuesta a la aprobación del matrimonio igualitario en Francia

Viernes, 24 de abril de 2015

papa-francisco-Laurent-StefaniniMe pregunto si todavía hay alguien que pueda esperar algo de Francisco… Definitivamente más Bergoglio que Francisco…  Todo un ejemplo de venganza antievangélica

Según asegura el semanario satírico francés Le Canard Enchaîné, el papa Francisco recibió el pasado sábado a Laurent Stéfanini para explicarle las razones de su negativa a aceptarlo como embajador de Francia ante la Santa Sede. Francisco habría comunicado a Stéfanini, abiertamente gay aunque católico practicante, que personalmente no tiene “nada contra él” pero que el rechazo es expresión, entre otras razones, de su malestar por la aprobación de la ley de matrimonio igualitario en Francia. El Gobierno francés ha confirmado el encuentro pero sigue esperando una respuesta oficial.

Ya desde el principio todos los medios franceses otorgaban veracidad a la información adelantada este miércoles por Le Canard Enchaîné, según la cual el papa habría recibido el pasado sábado 18 de abril a Stéfanini durante un cuarto de hora, de forma muy discreta, para explicarle de primera mano las razones de su rechazo. Un rechazo que sería en primer lugar expresión del descontento papal con el proceso de aprobación de la ley de matrimonio igualitario en Francia, que como bien recordamos fue combatida por los sectores conservadores próximos a la Iglesia católica con una hostilidad sin parangón en ningún otro país. A esto se añadiría el malestar generado por el empeño del Elíseo de mantener la candidatura de Stéfanini a sabiendas de que contaba con el rechazo del Vaticano.

La reunión entre Stéfanini y Jorge Bergoglio era luego confirmada por el portavoz del gobierno francés, Stéphane Le Foll, que sin embargo negaba que el rechazo papal se hubiera producido todavía. “Nada ha cambiado: Francia ha propuesto un candidato y por el momento estamos esperando la respuesta del Vaticano”, ha declarado. Una fuente de la Secretaría de Estado del Vaticano confirmó a ACI Prensa que la audiencia se realizó, pero no el 18, sino el viernes 17 de abril. Asimismo precisó que el encuentro tuvo una duración de 15 minutos.

A comienzos de abril los medios franceses publicaron la noticia de la designación de Stefanini por parte del gobierno del presidente François Hollande el 5 de enero. Una propuesta que aún no recibe respuesta por parte del Vaticano.  Como adelantábamos hace un par de semanas, lo cierto es que desde que el 5 de enero el Consejo de Ministros francés diera el visto bueno a la decisión de François Hollande de proponer a Laurent Stéfanini como embajador ante la Santa Sede, esta no había respondido. Un silencio que todos interpretan como un rechazo a Stéfanini pese a ser católico practicante y haber trabajado en la Embajada francesa ante la Santa Sede entre 2001 y 2005. Luego fichó como asesor para asuntos religiosos del Ministerio de Exteriores. Incluso el cardenal arzobispo de París André Vingt-Trois, conocido por su virulencia contra la ley de matrimonio igualitario, ha reconocido los méritos de Stéfanini para el cargo (así se lo hizo saber por carta a Jorge Bergoglio en febrero). Poco ha importado: pese a ser un gay “aceptable” para el Vaticano, no parece haber sido suficiente. Y el empeño de Francia de mantener la candidatura cuando ya era evidente el rechazo parece haber reforzado -salvo sorpresas del última hora- la negativa.

Ni el nominado ni el gobierno francés han emitido un comunicado oficial sobre la sexualidad del funcionario y sólo el Ministerio de Relaciones Exteriores ha manifestado que la vida privada de Stefanini debería ser respetada.

El Vaticano ha declinado hacer comentarios sobre el tema, al referir que una designación es confirmada cuando el nombre es publicado en el boletín oficial de la Santa Sede. Es extremadamente inusual que el Papa se involucre directamente en el nombramiento de los embajadores, pero una fuente diplomática de la Santa Sede dijo a ACI Prensa que se debe entender bien “por qué el Vaticano se demora en dar su aprobación a la designación, pero ciertamente podemos decir que no ha sido por discriminación de la orientación sexual” de Stefanini. En espera de la decisión final, una fuente de la Santa Sede dijo al diario francés La Croix que “el mensaje del Vaticano a Francia es: sigue el proceso”, un procedimiento que implica silencio mientras se analiza la candidatura.

Previamente este mes, el diario católico francés La Croix citó una fuente anónima al referir que el Vaticano consideró una “provocación que el gobierno socialista francés, que en el 2013 legalizó el matrimonio de personas del mismo sexo, haya propuesto a un homosexual para el cargo.

Si el Vaticano decide no aceptar la candidatura de Stefanini, no sería la primera vez que lo hace. En el año 2007 rechazó la de Jean Loup Khun-Delforge, también de Francia. El nominado era gay, vivía con su pareja y apoyaba abiertamente la unión civil del mismo sexo.

De acuerdo al derecho diplomático, un estado puede rechazar la nominación de un embajador sin necesidad de explicar sus motivos. Puede incluso optar por no dar respuesta alguna al pedido de aprobación lo que suele interpretarse como un rechazo discreto a la designación.

Francisco ha mantenido las enseñanzas de la iglesia sobre homosexualidad, pero ha adoptado una postura personal más empática en torno a los homosexuales. El pontífice ha sostenido que no puede juzgar a los homosexuales de buena voluntad que buscan a Dios, y en febrero se reunió con miembros de un grupo de derechos para los homosexuales católicos en el Vaticano. Pero no ha dado señales de que vaya a flexibilizar las normas en contra de las uniones entre personas del mismo sexo o a cambiar la doctrina de la Iglesia Católica de que los actos homosexuales son inmorales, incluso si la homosexualidad en si misma no lo es.

Lo sucedido con Stéfanini no es en definitiva sino otra muestra de la doble moral de Bergoglio por lo que a las personas LGTB se refiere. El mismo que siendo arzobispo de Buenos Aires llegó a calificar al matrimonio igualitario, que entonces se discutía en Argentina, como “pretensión destructiva al plan de Dios” movida por el mismo demonio, aseguraba después, siendo ya papa, que ”no es necesario estar hablando sin cesar” del tema. También era ya papa cuando hizo sus famosas declaraciones, durante su viaje de vuelta de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Río, en las que afirmaba que “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo?”. Pero en otro viaje, en esta ocasión a Filipinas, insistía en que el matrimonio igualitario suponía una “amenaza a la familia”. De la misma forma, pocas semanas después de recibir en el Vaticano a un católico transexual español, se conocían los detalles de una entrevista en la que el papa comparaba la “teoría de género” con las armas nucleares.

Son solo algunos de los ejemplos que hemos recogido en el pasado y que muestran como, aun apreciando un cierto avance en las formas respecto a sus predecesores, hasta el momento no puede decirse que el pontificado de Francisco haya supuesto cambios de calado en la consideración de la jerarquía católica hacia las personas LGTB, como sí se han producido en otras iglesias cristianas.

¿Podemos creernos ya esto que daba tantas esperanzas  a muchos cristianos LGTB?

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La esposa del primer ministro de Japón desfila en una carroza del Orgullo LGTB de Tokio.

Martes, 29 de abril de 2014

noticias_file_foto_775344_1398614101Akie Abe, esposa del primer ministro de Japón, el conservador Shinzō Abe, sorprendía este domingo al aparecer en una de las carrozas participantes en la marcha del Orgullo LGTB de Tokio, que congregaba a entre 3.000 y 14.000 participantes (según las fuentes) en el siempre animado distrito de Shibuya.

Akie Abe, la esposa del primer ministro conservador, Shinzo Abe, tomó parte en el desfile de este sábado del Orgullo de Tokio, en el que participaron más de 3.000 personas, para expresar su apoyo público e incondicional a las personas LGBT. Enfundada en un sencillo pero elegante traje blanco, iba subida en una de las carrozas y no paró durante todo el recorrido de saludar a los espectadores del desfile luciendo la mejor de sus sonrisas.

La propia Akie Abe difundía algunas fotos de la marcha en su perfil de Facebook, en el que expresaba además que con su participación en el Orgullo de Tokio quería “ayudar a construir una sociedad donde todas las personas puedan llevar vidas felices y libres de discriminación”. Tuve el placer de pasar un tiempo de diversión lleno de sonrisas. Gracias”, concluía su mensaje. Al parecer las cosas están cambiando en el país del sol naciente ya que, aunque el matrimonio igualitario es ilegal, ya existen propuestas para celebrar bodas budistas para gays y lesbianas. Una participación que sin duda ayudará al Orgullo de la capital japonesa -del que ya nos hacíamos eco en su anterior edición– a ganar visibilidad, algo importante en un país en el que el activismo LGTB está poco desarrollado, que no dispone de una legislación antidiscriminatoria a nivel nacional y que no reconoce aún derechos a las parejas del mismo sexo.

Akie Abe no es, desde luego, una “primera dama” japonesa al uso. No duda en mantener públicamente posiciones más progresistas que las de su marido (se ha definido por ejemplo como “antinuclear”) y ha querido comprometerse de un modo muy especial en el ámbito del VIH (la carroza del Orgullo en la que participó mostraba carteles alusivos al tema). Akie Abe lleva más de un año trabajando en el tema de la igualdad de derechos y en febrero participó de hecho en una cumbre organizada en Londres por ONUSIDA y la revista The Lancet en el que era su primer viaje oficial sin su marido. Allí pronunció un discurso en el que se mostró muy sensibilizada ante el estigma y la discriminación que sufren las personas con VIH.  Por el contrario, su esposo prefirió pasar el día visitando a las víctimas del tsunami de 2011. En varias ocasiones, la Primera Dama ha bromeado sobre las posturas divergentes en la línea de actuación de ella y su esposo. Lo que públicamente califica como el “partido de la oposición interna” en el país. Sus puntos de vista francos y divergentes, a menudo, han entrado en conflicto con las políticas desarrolladas por su marido. No sabemos si le habrá acarreado algún que otro disgusto conyugal pero lo cierto es que el colectivo LGBT tiene una fiel aliada en ella.

Japón no permite el matrimonio legal entre personas del mismo sexo, ya que lo define como una institución “basada únicamente en el consentimiento mutuo de ambos sexos”. Una reciente encuesta reveló que los japoneses se muestran reticentes y conservadores ante la idea de las bodas igualitarias. Tampoco tienen leyes estatales contra la discriminación, aunque algunas ciudades las han adoptado a nivel regional.

Puedes ver algunas imágenes de la marcha de este año aquí (publicadas en YouTube por France-Presse, que no nos permite la inserción del vídeo).

Fuente Dosmanzanas y Ragap

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

Un joven activista gay se suicida en Azerbaiyán ahorcándose con una bandera arcoíris.

Sábado, 1 de febrero de 2014

731-un-activista-lgbt-se-suicida-en-azerbaiyanInforma dosmanzanas de que los miembros de la comunidad LGTB de Azerbaiyán están de luto esta semana tras la inesperada muerte de uno de sus principales defensores, Isa Shakhmarli. Según France-Presse, el joven de 20 años fue hallado ahorcado con una bandera arcoíris en su apartamento en Bakú el pasado 22 de enero. Shakhmarli era el presidente de la asociación LGTB “Azerbaiyán Libre”, un grupo de defensa de los derechos de los homosexuales con sede en Bakú, la capital. Según la policía, los  agentes acudieron al lugar de los hechos tras recibir “una llamada de sus seres queridos informando del suicidio” y “llevarán a cabo una investigación”.

La emisora Radio Free Europe/Radio Liberty ha publicado una nota póstuma que el activista dejó escrita a sus amigos en su página de Facebook: “Os dejo. Dios os bendiga. Este país y este mundo no son para mí. Voy a ser feliz ahora. Díganle a mi madre que la quería mucho. Os culpo a todos por mi muerte”. Shakhmarli lamenta en el escrito la homofobia de la sociedad azerbaiyana, finalizando con “Este mundo no es lo bastante colorido para mis colores. Adiós”. En el vídeo que insertamos a continuación, difundido por la misma emisora, se puede ver a algunos de los dolientes asistentes al funeral del joven:

Vugar Adigozalov, amigo y compañero de la víctima, aseguró que desde que decidió salir del armario, Shakhmarli “tenía una mala relación con su familia”. De hecho, el joven reconoció en una entrevista concedida a finales del año pasado que “aunque los psicólogos se lo explicaron a mi familia” estos seguían considerando su sexualidad una enfermedad. En la misma entrevista, Shakhmarli instaba a cualquier persona a que “antes de odiar, lean acerca de la homosexualidad, aprendan sobre ella”. Asimismo, invitaba a las personas LGTB a ser “valientes” y recordaba que “si quieres, lo puedes conseguir”. Un optimismo que contrasta, tristemente, con su trágico final.

Este tipo de situaciones son, lamentablemente, más frecuentes de lo habitual en el país, dado que en Azerbaiyán, al igual que en otras exrepúblicas soviéticas, existe una fuerte homofobia social y es raro que una persona se atreva a declararse abiertamente homosexual.

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.