Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Hombres’

Dios de mis hermanos

Jueves, 17 de enero de 2019

tumblr_nzxuf4HytJ1r6mc7so1_1280

Tú me has mandado a los hombres. Has cargado sobre mis espaldas el grave peso de tus poderes y la fuerza de tu gracia, y me has ordenado avanzar. Dura y casi ruda tu palabra que me envía lejos de ti, a tus criaturas que quieres salvar, a los hombres. He tratado con ellos desde siempre, antes incluso de que tu palabra me consagrase para esta misión. He procurado amar y ser amado, he tratado de ser buen amigo y de tener buenos amigos. Es hermoso estar así con los hombres, y fácil también. Porque se va sólo a los que uno elige y se queda entre ellos mientras se está a gusto. Pero ahora no: los nombres a los que soy enviado los has escogido tú, no yo, y no debo ser su amigo, sino su servidor. Y el hecho de que me fastidien no es ya la señal para irme, como antes, sino tu orden de quedarme.

¡Qué criaturas éstas, Dios mío, a las que me has mandado, lejos de ti! Los más no reciben en modo alguno a tu enviado, no aprecian en absoluto tus dones, tu gracia, tu verdad, con que me envías a ellos. Y yo debo, sin embargo, volver una y otra vez a sus puertas, importuno como un vendedor ambulante con su quincalla. Si, al menos, supiese con certeza que es a ti a quien rechazan cuando no me reciben, me consolaría. Pues quizás también yo cerraría la puerta de mi vida si uno como yo viniese a llamar diciéndose enviado por ti.

Y ¿qué decir de los que me admiten en su vida? Oh Señor, éstos desean muy otra cosa que lo que yo les llevo de tu parte (…). ¿Qué quieren de mí? Si no es dinero lo que buscan, o una ayuda material, o el pequeño alivio de la compasión, me miran como a una especie de agente de seguros con el que van a concertar una póliza para la vida del más allá (…).

Señor, enséñame a orar y a amarte. Entonces olvidaré en ti mi miseria, porque tendré conmigo lo que me hará olvidarla: el amor paciente, que presta tu riqueza a la pobreza de mis hermanos. Y sólo entonces seré un hermano para los hombres, alguien que les ayuda a encontrar al único que necesitan, a ti, Dios de mis hermanos.

*

Karl Rahner,
Palabras al silencio. Oraciones cristianas,
Estella ,1998.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

“Hablar de gracia, salvación y misericordia”, por Martín Gelabert Ballester, OP

Lunes, 2 de enero de 2017

1175eucarisDe su blog Nihil Obstat:

Gracia, salvación, misericordia son tres palabras muy positivas. Están muy relacionadas, más aún, entrelazadas, la una no puede existir sin las otras. Las tres remiten a lo más fundamental de la fe cristiana: Jesucristo, “por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajo del cielo”. En Jesucristo queda claro que Dios es un Dios de los hombres, un Dios de salvación, un Dios cercano. Bajó del cielo para salvarnos, no desde la lejanía, no desde fuera, sino desde nuestra propia realidad y a partir de ella. Y eso por puro amor, un amor gratuito. No por nuestros méritos, no por nuestras fuerzas o exigencias, sino por pura benevolencia, por gracia. Una gracia que también es misericordia, o sea, es la actitud del que quiere ayudar. Nos ayuda a realizar nuestra vocación divina, aquello para lo que hemos sido creados, pero que no podemos alcanzar por nuestras fuerzas o por nuestros medios. Si Dios nos eleva, nos diviniza, es porque así le place.

Estas tres palabras tan positivas parece que resultan hoy difíciles de comprender. Y con la dificultad de comprensión aparece algo más grave: la dificultad de aceptar lo que ellas significan. En este mundo nuestro, donde lo que se valora es lo que tiene precio, lo costoso, se diría que las cosas “gratuitas” son precisamente las que no valen nada. En este mundo nuestro, donde lo que se exige es la justicia, se diría que la misericordia es un acto de debilidad, que para colmo prescinde de la justicia. En este mundo nuestro, en donde cada uno quiere realizarse por sus propios medios y poner en valor sus muchas posibilidades, una salvación que viene de fuera no tiene sentido. No queremos que nos salven, queremos salvarnos nosotros mismos. No queremos ser deudores de nadie, queremos que nos den lo nuestro, lo que nos hemos ganado.

Y, sin embargo, en este mundo donde hay tanta pobreza, tanta guerra, tanta hambre, tantas personas abandonadas o expulsadas de sus tierras, donde el trabajo se ha convertido en un privilegio, donde hay más miseria y necesidad que nunca, muchos reclaman una sociedad alternativa, basada en valores distintos de los mercantiles, una sociedad que vaya más allá de los “papeles” y de los “derechos”, una sociedad en donde lo justo no sea lo que a cada uno se le debe o lo que uno se ha ganado, sino el que todos estén bien, el que haya pan para todos, no importa cuales sean los medios para estar bien y para tener comida.

En una sociedad en donde lo que cuenta es el esfuerzo, el rendimiento, el éxito y la conquista, es más necesario que nunca anunciar que Dios regala gratuitamente la vida, que acoge misericordiosamente a los que nada pueden exhibir, que perdona a los pecadores, que justifica a los que no tienen derecho. Este anuncio nos llama a vivir de otra manera, con criterios distintos a los del mundo.

Espiritualidad , , , , ,

Sobre los Misioneros de la Misericordia

Viernes, 10 de junio de 2016

posibleCarta al Papa Francisco
Juan Zapatero Ballesteros
Sant Feliu de Llobregat (Barcelona).

ECLESALIA, 30/05/16.- Querido Francisco: me dirijo a ti, atribuyéndome este apelativo tan familiar, porque siento un cariño profundo hacia tu persona. Debo decir que no es mérito mío el hecho de quererte, sino que has sido tú quien has provocado en mí, y me consta que también en otras muchísimas personas, este sentimiento, pues tus palabras, tus gestos y tu manera de actuar y de vivir desprenden algo tan especial que nos hace muy fácil mantener semejante actitud hacia ti. Pero no es precisamente mi relación afectuosa hacia tu persona lo que me mueve a escribirte esta carta, sino una cuestión relativamente reciente por parte tuya que no acabo de entender y con la que estoy en total desacuerdo.

El día 8 de diciembre de 2015 convocaste el jubileo de la Misericordia que finalizará el 20 de noviembre de 2016. ¿Cómo no celebrar por mi parte semejante iniciativa? Ya hacía mucha falta que esta virtud ocupara un puesto más que importante, por lo que a la Iglesia se refiere. Pues, además de coincidir plenamente con todo lo que has venido diciendo y haciendo hasta ahora en el tiempo que llevas desempeñando el cargo de Obispo de Roma, era muy necesario que la Iglesia se hiciera eco de una realidad sobre la cual no ha dado mucho testimonio hasta ahora que digamos, al menos en cuanto a las normas y doctrina se refiere, por parte de muchos de los dicasterios de la Curia; incluso tengo la impresión que a veces ha sido demasiado dura. No cabe duda que es una noticia excelente poner, en lo más alto de todo, esa misericordia sobre la que Jesús tanto habló durante su vida pública y, lo que aún es más importante, respecto a la cual tanto se implicó y por la que en última instancia fue ejecutado, pues misericordia y ley, la judía en este caso, se repelen y siempre se han repelido, pero en aquel tiempo quizás más que nunca.

Dicho esto, querido Francisco, hay una cosa que me ha sorprendido negativamente. Si no estoy mal informado creo que has nombrado 1071 misioneros de la misericordia en todo el mundo, todos ellos sacerdotes, probados y de gran valer según tu criterio. No tengo nada que decir en contra de ello, pues estoy seguro que antes de dar este paso, has consultado y te has informado sobre quienes son estas personas; permíteme que ya de entrada diga estos “hombres”. Lo primero que me sale decirte es que todos ellos son sacerdotes, ante lo que no puedo por menos de pensar que ya estamos en lo de siempre: el clero, la jerarquía por encima de los laicos y los fieles que forman parte del mismo Pueblo de Dios en igualdad de derechos y deberes, o al menos creo que así debiera ser, que dichos sacerdotes, pues en definitiva han recibido el mismo Bautismo. A no ser que la misericordia la entiendas como recibir el sacramento del perdón, la cual cosa me extraña viniendo de ti, y en este caso está claro que solo pueden administrarlo las personas que han recibido el sacramento del Orden sacerdotal. Porque, si de predicar, de catequizar y hacer buenas obras se tratase, no sé por qué tienen que hacerlo solamente los sacerdotes.

Por otra parte, no sé si eres consciente que, si lo miramos solamente bajo el prisma de la estadística, has descartado ni más ni menos que al cincuenta por ciento en números redondos en cuanto a la humanidad en general se refiere; que, si nos ceñimos a la Iglesia, estoy convencido que es mucho más, no me hagas decir cuántos, pues me resulta difícil hacer una valoración en cifras; pero, ¡vaya!, solo hace falta echar un vistazo a la gente que asiste a las celebraciones religiosas para darse cuenta rápidamente que esa proporción aumenta con creces. Como puedes ver me estoy refiriendo ni más ni menos que a las mujeres. ¡Anda, que no hay mujeres pertenecientes a la Iglesia, ya no entro a valorar las que profesan otras religiones o ninguna, dando lo mejor que tienen de sí mismas, en otras palabras, ejerciendo la misericordia, como es entre otras cosas, entrega, cariño, afecto y dedicación en un grado más que de heroicidad en muchos casos, etc. ¿Dónde? Por desgracia existen demasiadas situaciones, realidades y lugares que precisan de ello. Pero, por citar algunos casos, mencionar, por ejemplo, centros de acogida para inmigrantes y personas sin techo, visitadoras de centros penitenciarios, centros de convalecencia o de ayuda a morir con un mínimo de dignidad para personas sin recursos, casas donde son acogidos y acogidas personas que salen de la cárcel y no tienen dónde ir, centros de acogida o de reinserción para prostitutas, otros para mujeres maltratadas, y así todo un largo etc. Permíteme, querido Francisco, una expresión muy castellana: si esto no es misericordia, ¡que venga Dios y lo diga! Por ello quiero decirte, con la máxima humildad posible, que has excluido a muchos hombres, que no son sacerdotes evidentemente, y a muchas mujeres que son auténticamente testimonios de esta virtud tan evangélica como es la misericordia. Solamente te pido que ruegues al buen Dios, padre-madre, por ellos y por ellas para que no desfallezcan y continúen desbordando amor y misericordia como lo han venido haciendo hasta ahora

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Espiritualidad , , ,

La calle

Lunes, 23 de mayo de 2016

Del blog Nova Bella:

13012755_1107200782677167_6602867449125039389_n

 

“Empieza un día más. Jesús quiere vivirlo en mí. No está encerrado. Conmigo está entre los hombres de hoy. Jesús no ha dejado de ser enviado a todas partes. Nosotros no podemos dejar de ser en cada instante los enviados de Dios al mundo. Jesús no deja de ser enviado en nosotros, a lo largo de este día que comienza, a toda la humanidad de nuestro tiempo, de todos los tiempos, de mi ciudad y del mundo entero.”

*

Madeleine Delbrêl

Bazar-1-1

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

“Hombres y mujeres: nuevas relaciones creativas”, por Leonardo Boff, teólogo y escritor

Domingo, 1 de febrero de 2015

Adan y Eva reveladosCuando algunos deciden que las mujeres no parecen ser aptas para gobernar… viene bien leer artículos como este publicado en la página web de Redes Cristianas:

La creatividad es la dinámica del propio universo. Su estado natural no es la estabilidad sino el cambio creativo. Todo es fruto de la creación natural o humana. La Tierra es fruto de una Energía creadora, misteriosa y cargada de propósito. Un día, un pez primitivo “decidió”, en un acto creador, dejar el agua y explorar la tierra firme. De ese acto creativo, vinieron los anfibios, luego los reptiles, después los dinosaurios, y finalmente los mamíferos y nosotros.

Si no fuéramos creativos, nunca habríamos llegado hasta aquí. Detengámonos, por un momento, en la relación hombre-mujer, punto central en las discusiones actuales de la Iglesia. Sabemos que hace diez mil años, la historia fue marcada por el patriarcado. Este ha supuesto un viacrucis de sufrimiento para todas las mujeres. Pero lo que ha sido construido históricamente puede ser también históricamente deconstruido. Esta es la esperanza que subyace en las luchas de las mujeres oprimidas y de sus aliados entre los hombres, la esperanza de un nuevo estadio de civilización ya nunca estigmatizado por la dominación de género.

Los hombres y las mujeres son definidos cada vez más no a partir de su sexo biológico o factor cultural, sino a partir del hecho de ser personas. Entendemos aquí por persona todo aquel o aquella que se siente dueño de sí y que ejercita la libertad para plasmar su propia vida. La capacidad de autoproducción en libertad (autopoiesis) es la suprema dignidad del ser humano que no debe ser negada a nadie.

Tras el reconocimiento de la persona como persona, son decisivos los valores de la cooperación y de la democracia como valor universal, en el sentido de participación en la vida social, de la cual las mujeres históricamente fueron privadas.

Su ausencia ayudó a instaurar la dominación y la subordinación histórica de las mujeres. Hoy, mediante la cooperación de ambos, dentro de una ética de la solidaridad y de cuidado mutuos, es cuando se construirán relaciones inclusivas e igualitarias.

La cooperación supone confianza y respeto mutuo en una atmosfera donde la coexistencia se funda en el amor, en la proximidad, en el diálogo abierto, como ha insistido y mostrado el Papa Francisco.

Bien resaltaba el gran biólogo chileno Humberto Maturana: la permanencia del patriarcalismo representa el intento de regresión a un estadio pre-humano que nos remite al nivel de los chimpancés, societarios pero dominadores.

Por eso la lucha por la superación del patriarcalismo es una lucha por el rescate de nuestra verdadera humanidad. Las mujeres por ser mujeres reciben menos salario haciendo el mismo trabajo. Y ellas componen más de la mitad de la humanidad.

La democracia participativa y sin fin, fundamentalmente, quiere decir participación, sentido del derecho y del deber y sentido de corresponsabilidad. Antes que una forma de organización del Estado, la democracia es un valor a ser vivido siempre y en todo lugar donde los seres humanos se encuentran. Esta democracia no se restringe solo a los humanos, sino que se abre a los demás seres vivos de la comunidad biótica, pues reconoce en ellos derechos y dignidad. La democracia integral posee, pues, una característica socio-cósmica.

La superación de la ancestral guerra de los sexos y de las políticas opresivas y represivas contra la mujer se da en la misma proporción en que se introduce y se practica la democracia real y cotidiana. En nombre de esta bandera, la gran escritora y feminista Virginia Woolf (1882-1941) podía proclamar: “Como mujer no tengo patria, como mujer no quiero patria, como mujer mi patria es el mundo”.

La lucha contra el patriarcado supone un re-generación del hombre. En esa tarea el hombre seguramente no conseguiría dar el salto por sí mismo. De ahí la importancia de la mujer a su lado. Ella podrá evocar en los hombres lo femenino escondido bajo cenizas seculares y podrá ser co-partera de una nueva relación humanizadora.

Lo primero que hay que hacer es privilegiar los lazos de interacción mutua y la cooperación igualitaria entre hombre y mujer. Aquí se impone un proceso pedagógico en la línea de Paulo Freire: nadie libera a nadie, pero juntos, hombres y mujeres, se liberarán en un proceso compartido de libertad creadora.

En este nuevo contexto se deben recuperar aquellos valores considerados antiguos y propios de la socialización femenina, pero que ahora deben ser gritados a los oídos de los hombres y junto con las mujeres procurar vivirlos. Se trata de un ideal humanitario para ambos. Me permito rescatar algunos:

– Las personas son más importantes que las cosas. Cada persona debe ser tratada humanamente y con respeto.

– La violencia nunca es un camino aceptable para la solución de los problemas.

– Es mejor ayudar que explotar a las personas, dedicando especial atención a los pobres, a los excluidos y a los niños.

– La cooperación, la asociación y el compartir son preferibles a la competencia, la autoafirmación y el conflicto.

– En las decisiones que afectan a todos cada persona tiene derecho a decir su palabra y ayudar en la decisión colectiva.

– Estar profundamente convencido de que lo cierto está del lado de la justicia, de la solidaridad y del amor, y de que la dominación, la explotación y la opresión están del lado equivocado.

Tales valores, tenidos en otro tiempo por femeninos, fueron manipulados por la mentalidad patriarcal para mantener a las mujeres subordinadas y dóciles. Hoy, al cambiar el cuadro del mundo y de la sociedad, tales valores son los que nos pueden salvar. Es la razón por la que los hombres y mujeres deben ser creativos en sus relaciones, pues así se humanizan.

Leonardo Boff escribió con Rose-Marie Muraro Femenino-masculino: una nueva conciencia para el encuentro de las diferencias, Record 2002.

Traducción de Mª José Gavito Milano

Espiritualidad, General , , , , , , ,

Feliz año 2015

Viernes, 2 de enero de 2015

Del blog À Corps… À Coeur:

576360

El oficio más bello de hombre

es el oficio de unir a los hombres

*

Antoine de Saint-Exupéry

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

Dom 16. IX. 14. Talentos para Dios, el talento de la vida

Domingo, 16 de noviembre de 2014

imagesDel blog de Xabier Pikaza:

Domingo 33. Ciclo ordinario. Mateo 25, 14-30.

Expuse ayer el trasfondo y sentido de la primera lectura de este domingo, con la mujer como “talento” supremo para el hombre, en perspectiva de trabajo y de fecundidad sexual, según Prov 30-31.

Hoy vuelvo a la parábola de Mt 25, 14-30, paralela de Lc 19, 11-27, leída desde el trasfondo de las tres parábolas de Mateo sobre el dinero, es decir, sobre la capacidad humana de “producir” y la exigencia más alta de compartir, en línea de humanidad, de vida.

De nuevo, como ayer, deseo a todos mis lectores buen evangelio… y, al mismo tiempo, deseo que todos puedan tener un buen fin de semana. Les dejo con Mateo que, según la tradición, sabía de estas cosas, pues había sido alcabalero.

Tres parábolas de Mateo sobre el dinero

Mt 18, 23-35 Primera parábola: el perdón.

Nada debemos a Dios, nada tenemos que pagarle en plano religioso, pues es Padre y nos perdona todo, si algo le debiéramos. Pero en un nivel social, en nuestras relaciones con el prójimo, debemos expresar ese perdón en forma de gratuidad interhumana. Así lo expresa este pasaje, donde culmina el capítulo eclesial (17, 24-18, 35), centrado en la discusión sobre el valor de los pequeños y la exigencia de una ley comunitaria, con una parábola del perdón que se expresa en claves económicas.

El primer protagonista de la parábola es un rey perdona la deuda incalculable de su ministro injusto y ladrón, porque este se lo pide, revelando de esa forma el poder de la misericordia que está por encima de toda ley del mundo. Pero este ministro no quiere perdonar a un consiervo que le debe una pequeña suma de dinero ¿Que hará al rey? ¿Seguirá ofreciendo perdón a quien lo ha recibido sólo para aprovecharse de él y no quiere expandirlo en su entorno?

La parábola nos sitúa en el lugar donde se cruzan y fecundan dos lenguajes: la gratuidad fundante del rey, reflejada en el perdón de una suma incalculable de dinero (diez mil talentos) y la justicia inmisericorde del “ministro” que no quiere perdonar a quien le debe una modesta suma económica (cien denarios).

Esta parábola nos sitúa ante el tema Padrenuestro (Mt 6, 12), entendido en claves económica: le decimos a Dios que nos perdone todo (los 10.000 talentos) pues nosotros perdonamos a los otros (los 100 denarios).

Esta parábola (lo mismo que el Padrenuestro) supone que podemos emplear dinero, pues el problema no es el dinero material, sino el perdón y gratuidad, con la justicia, no sólo en plano espiritual sino también económico. El evangelio apuesta por una economía convertida en signo de perdón y reconciliación interhumana. Por eso ha tenido que contar esta parábola del perdón en claves monetarias, porque es a ese nivel (antaño como hogaño) donde el perdón resulta más difícil en el mundo.

Mt 20, 1-16. Segunda parábola: el dinero (=denario) de la gratuidad.

Conforme a la simbología bíblica, un denario es el jornal del día… Desde ese fondo se teja esta parábola ejemplar sobre el salario:

Por un día ha comenzado a contratar el amo a los primeros jornaleros, ajustándose con ellos a un denario. Pero el amo ha vuelto a salir a la plaza, una y otra vez, a lo largo del día, contratando nuevos jornaleros, hasta la hora undécima, cercano ya el fin del trabajo. Evidentemente, los trabajadores han calculado el jornal en términos de salario: recibirá más dinero quién más ha trabajado. Pues bien, con gran escándalo de los sufridos obreros de la mañana, el amo paga a todos el mismo jornal: un denario.

– Salario y gratuidad. En el fondo del relato está el problema del salario y la justicia. Quizá hay también una disputa entre judeocristianos (obreros del día entero) y paganocristianos (de la última hora) ¿Es justo que todos reciben lo mismo? En términos de salario no es justo. Pero Jesús, con esta parábola y con toda su conducta, ha superado el nivel de la justicia legal, para situarnos en un plano de pura gratuidad, donde la vida es don para todos.

– Más allá del salario… El denario, que ha empezado siendo un dinero material, viene a convertirse en signo de gratuidad. Es la expresión de don de Dios su gracia soberana, en clave de salvación. Hemos pasado del nivel de la obras de la ley al de la gracia (por utilizar una terminología paulina). Este es el nivel donde se sitúa y cobra su sentido la pobreza/riqueza de la vida cristiana, hecha expresión de gratuidad.

Más allá de los cálculos y salarios del mundo, Jesús ha revelado el más hondo principio de la gracia que iguala en amor (en promesa de salvación) a todos los humanos.

25, 14-30. Última parábola: talentos y servicio interhumano. El contexto.

Esta parábola final sobre el dinero en Mateo, está incluida en el texto de las tres parábolas famosas de Mt 25, que sitúan al hombre (al creyente) ante el misterio de su vida. Por eso será bueno mirarlas en su unidad

1. El dinero para ser y alumbrar en amor, el aceite de las diez vírgenes necias (25, 1-13).

La riqueza máxima de las muchachas que esperan al esposo es el aceite de la lámpara: es la fe, las buenas obras. Con ella pueden entrar en las bodas las vírgenes sabias, tras la noche larga de la muerte y de la historia. Pues bien, en contra de ellas, las vírgenes necias han dejado gastar el aceite y no tienen dispuesta la lámpara en la hora de las bodas.

Irónicamente se les dice que “vayan a comprar” el aceite, pero llegan tarde: este es un aceite que no puede comprarse en las tiendas de la tierra y de la historia. Supone la parábola que ellas tienen dinero del mundo, que puedan salir en la noche y buscar en las tiendas… Pero ese aceite así comprado no les vale; el reino de Dios no puede adquirirse de esa forma.

2. El “dinero” de la vida para producir: los talentos (25, 14-30).

imagessDe la luz de la lámpara que Dios ha ofrecido a los humanos para que la cuiden pasamos a los talentos que recibe cada uno, para administrarlos, al servicio del amo. Culminan así las parábolas monetarias del evangelio. Las anteriores (18, 21-35; 20, 1-16: propias de Mt) destacaban paradójicamente la gratuidad y el perdón, en términos económicos.

Esta parábola de los talentos, tomada de la tradición del Q (cf. Lc 19, 11-27) pone de relieve la responsabilidad del humano ante el juicio de Dios. La vida es como un capital (un dinero) que se nos ha confiado y debemos ponerlo en rendimiento. Es válido el tema en clave de responsabilidad, pero el simbolismo del dinero resulta duro, poco abierto a la ternura y a la misericordia de Dios que ha revelado Cristo. Este Dios de los talentos (Dios del dinero) no parece salvador, sino dueño duro de un duro negocio que pasa revista a sus siervos.

3. Parábola final, resumen de todas: el dinero para dar de comer: Tuve hambre y me distéis de comer (Mt 25, 31-46). .

Las parábolas anteriores culminan y quedan asumidas en ésta, que no habla de dinero sino de solidaridad interhumana. Ciertamente no condena la riqueza y posesiones (es bueno tener pan y casa, libertad y salud), sino el utilizarlas para el egoísmo propio, dejando en necesidad (con hambre, sin casa) a los que están viviendo a nuestro lado.

El dinero material, tomado en sí, resulta secundario, secundaria es también la riqueza en cuanto tal… Lo que importa es la solidaridad: el hecho de que hombres y mujeres puedan ayudarse, alimentarse, acogerse, visitarse… El dinero es medio que puede servir para el encuentro interhumano y en ese aspecto es bueno. Pero también puede convertirse en signo de poder, en expresión de egoísmo de algunos, y en ese aspecto es malo

De nuevo la parábola de hoy: Los talentos de Mateo 25,14-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: “Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno; a cada cual según su capacidad; luego se marchó. [El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.]

Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco.” Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.”
[Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: “Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos.” Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.”
Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: “Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.”

El señor le respondió: “Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Conque sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.”]


Reflexiones para seguir pensando:

a. Ésta es una parábola… no un texto de teoría, una doctrina. Es una parábola para pensar y comprometerse, para descubrir la vida como una fuerte tarea, o como un “don” que debemos recibir agradecidos, queriendo que “produzca fruto”, sin miedo. . En un primer momento, podemos pensar que el amo no es Dios (sobre todo por el final, cuando “castiga” al siervo holgazán de una forma extrema). Repito, el texto es una parábola, un espejo de la vida… Y para situarnos ante la tarea de nuestra “administración”, Jesús acude a la imagen de un “rico” (aspirante a reyezuelo) que deja su tesoro en manos de administradores, para que le produzcan más dinero. Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , , , ,

Dom 16.11.14 Mujer fuerte. El camino de varón por la doncella

Domingo, 16 de noviembre de 2014

amistad-hombre-mujerDel blog de Xabier Pikaza:

Dom 33, tiempo ordinario ciclo A. Este es el domingo de los talentos (Mateo 25,14-30) y, conforme al esquema de las tres lecturas de la misa el mayor talento del hombre varón es la mujer fuerte (Proverbios 31), que mantiene su casa y trabaja para él, siendo, al mismo, el “camino” por el que pasa su vida (su miembro masculino y su descendencia, conforme al mismo libro de los Proverbios (30, 18-19).

Varias veces he desarrollado en este blog el tema de los talentos del hombre, en línea económico-social, según el evangelio (cinco, dos, uno). Hoy quiero desarrollar el tema de la lectura de Proverbios, que presenta a la mujer como talento o riqueza económica, sexual y engendradora del varón, que encuentra en ella su casa (vive de ella).

Éste es un tema riquísimo y ambiguo (ambivalente) que puede y debe ser recordado. El canto de la Mujer Fuerte ha sido por siglos inspiración y modelo de “feminismo de hogar” para cristianos y judíos (y musulmanes), con los valores y riesgos que ello implica. El enigma de la mujer “camino” del sexo y descendencia de varón es menos conocido, pero quizá más importante, como verá quien siga leyendo. Buen fin de semana, para mujeres fuertes, mujeres, camino, hombres y mujeres “persona”.

1. Mujer fuerte y hacendosa, la casa del varón.

Significativamente, el libro de los Proverbios, que empieza con la imagen ideal de la Dama-Sabiduría (presencia divina), termina con un canto a la esposa real buena, trabajadora, hacendosa (Prov 30, 10-31), que ha sido referencia constante para la mujer casada (y rica) entre judíos y cristianos. Aquí recojo algunos de sus versos, según la primera lectura de este domingo:

Mujer fuerte (hacendosa) ¿quién la hallará? Porque su valor sobrepasa a las perlas. Confía en ella el corazón de su marido, y no carecerá de riquezas, pues le trae ganancias y no pérdidas, todos los días de su vida. Busca lana y lino y con gusto teje con sus manos. Es como un barco mercante que trae su pan de lejos. Se levanta siendo aún de noche, y da de comer a su familia y su diaria ración a sus criadas. Evalúa un campo y lo compra, y con sus propias manos planta una viña… Vigila su negocio, para que le vaya bien, y no se apaga su lámpara en la noche. Su mano se aplica a la rueca, y sus dedos toman el huso. Extiende sus manos al pobre y tiende sus brazos al necesitado… Respetan a su marido en las puertas de la ciudad, cuando se sienta con los ancianos del país. Ella teje telas y las vende, fabrica cinturones para los comerciantes…Vigila las andanzas de sus criados y no come pan de ociosidad. Se levantan sus hijos y le llaman bienaventurada. Y su marido la alaba también: «Muchas mujeres reunieron riquezas, pero tú sobrepasas a todas. Engañosa es la gracia y vana es la hermosura; la mujer que teme a Yahvé, ella será alabada» (cf. Prov 31, 10-31).

Ésta es la mujer fuerte, que dirige con esfuerzo y tino la hacienda (una gran familia, con criados y criadas), esposa diligente al servicio de la casa, para alimentar a los hijos, con los siervos los obreros, mientras el marido acude a las “puertas” de la ciudad, para tratar de “cuestiones sociales”. Es una mujer rica, económicamente autónoma (aunque la propiedad sea por derecho del marido), capaz de administrar los negocios de la casa/familia, tanto la labranza (¡dirige la agricultura, cuida la viña!), como los talleres familiares, para confeccionar prendas de lana y de cuero.

Es hábil y emprendedora, gerente de la empresa del marido, en el interior de una familia rica, y así gestiona la hacienda familiar, desde el interior de la misma casa, de manera que le alaban hijos y marido. Apareciendo como representante de la sabiduría práctica, que sostiene y dirige la familia, la mejor ayuda que Dios ofrece al hombre (cf. Gen 2, 20). Ésta es una imagen digna de la mujer, pero en ella falta (desde la perspectiva moderna) algo importante: su vida personal: (¿cómo siente ella misma, cómo se relaciona con su marido), cómo es su relación con Dios, su libertad en el conjunto social, sus ideas (¿qué es lo que ella querría de verdad?).

Lógicamente, un pasaje como éste no se puede aplicar sin más en nuestro tiempo (aunque lo claven a la puerta de muchas casas judía y cristianas), pues la división de espacios que supone (ella en la casa, el marido en el mundo exterior) ya no está vigente. Por otro lado, la mujer no es mero talento (y riesgo) para el varón, sino que ella es persona en sí misma, de forma que se puede y debe invertir la comparación y decir también que el varón es talento para la mujer.

El paso de la mujer talento para el varón a la mujer persona con el varón marca una línea bíblica que aún no ha sido plenamente desarrollada.

2. Mujer camino, el paso sexual del varón por la doncella.

voy a ir tomando notaQuizá el texto más enigmático de Proverbios, en línea de familia, sea aquel que habla de tres caminos misteriosos (águila en el cielo, serpiente en la peña, nave en el mar) y de un cuarto, que es específicamente humano: el paso del varón por la doncella, entendido en un plano biológico y personal:

Hay tres cosas que me rebasan, y una cuarta que no entiendo:
El camino del águila por el cielo,
el camino de la serpiente por la peña,
el camino de la nave por el mar,
el camino del varón por la doncella (Prov 30, 18-19).

La vida empieza así como un recorrido, un deslizarse en los tres grandes espacios de la realidad cósmica: cielo, tierra/roca, mar… Los tres son distintos, pero se vinculan pues tienen un mismo sentido de fondo, pues volar en el cielo, deslizarse por la tierra, navegar por las aguas forman parte del enigma de una creación que sigue siendo misteriosa para quienes saben contemplarla. Pero especial interés y transcendencia tiene el cuarto, que es el “paso” del varón por la doncella.

‒ Al varón se llama aquí geber, palabra que se refiere en general a un hombre adulto, pero que se aplica, de un modo simbólico al miembro masculino, entendido como expresión compendiada del hombre entero en cuanto engendrador: En ese sentido, el paso del geber es la entrada de su miembro sexual en la vagina de la doncella, un tema aquí evocado con crudeza. De todas maneras ese paso podría aludir también al niño/geber (varón) cuando nace, saliendo (pasando) igualmente por la vagina.

‒ La doncella en cambio es almah, palabra que puede traducirse por “virgen”, pero que en general significa mujer joven, capaz de engendrar, cuando el varón pasa por ella. Pues bien, este paso del hombre por la “virgen” aparece aquí en Proverbios (y en el Antiguo Testamento) como el mayor de los enigmas, en contra del gesto de la adúltera (prostituta) del verso siguiente (Prov 30, 20), que actúa y dice “no ha pasado nada”, esto es, “no he hecho nada malo”.

En sentido estricto ese paso parece referirse a la generación-concepción: Se desliza el miembro masculino del varón por la mujer y deja en ella el germen o semen de la vida, evocando así la concepción estrictamente dicha. Como he dicho, en un sentido más amplio, ese paso podría referirse al nacimiento al niño varón (geber), pero esta segunda interpretación parece derivada, y además no se puede aplicar al nacimiento de la mujer-niña, pues ella no es “geber”.

Pienso, según eso, que el texto ha de entenderse en clave de unión sexual, que contrapone y vincula al hombre-geber (miembro masculino deslizante) y a la mujer-útero que acoge y permite que madure el semen masculino (conforme a la visión genética de entonces). Es como si la mujer fuera un espacio estable, la gran naturaleza (como el cielo para el águila, el mar para la nave, la roca para la serpiente…), mientras el hombre aparece como un “paso” incesante, desde el varón/geber que se introduce en la mujer hasta el niño que proviene de ella.

Este paso del hombre por la mujer, que expresa el sentido de la unión sexual y del engendramiento, es sin duda un tema importante de familia, vinculado con la “conversación” sexual. Pero cerrado en sí y entendido en un plano biológico corre el riesgo de dejarnos en el nivel de la generación biológica, como si el origen y sentido de la familia se centrara en el acto sexual y no en toda la acogida y educación posterior.

El paso del hombre geber-sexo por la doncella entendida como útero ha de estar subordinado o vincularse a un paso mucho más profundo del hombre como persona en la mujer como persona (y viceversa), en gesto de amor, de comunión dialogal, de vida compartida. No sólo la mujer es “paso” para el varón, sino que el varón es también “paso” para la mujer, y ambos pueden convertirse en casa de amor mutuo, como sabe el libro del Cantar de los Cantares.

No se puede entender al hombre como alguien que pasa, ni a la mujer como espacio de paso para el hombre, pues tanto uno como el otro son personas, y se definen por su capacidad de autonomía y comunicación. Sólo en un contexto de comunicación personal se sitúa y emerge la familia, superando el nivel de “paso” del águila en el cielo, de la serpiente en la roca (¡imagen sexual!) y de la nave en el mar. El hombre no es un géber/sexo saliente que pasa por la mujer útero/redondo que acoge, sino persona en comunicación y palabra, en libertad creadora y vida compartida. Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , , ,

Emma Watson pidió equidad de género en la ONU Emma Watson pidió equidad de género en la ONU

Viernes, 26 de septiembre de 2014

140922210826_sp_emma_watson_ban_512x288_reuters“Espero que todos podamos cambiar leyes y mentalidades para establecer lo que es nada más que sentido común”, dijo Watson en su cuenta de Twitter.

Apasionado, personal y contundente. Así fue el discurso sobre feminismo e igualdad de género pronunciado por la actriz británica Emma Watson el sábado pasado en la sede de Naciones Unidas, para presentar la campaña ‘HeForShe’.

La actriz Emma Watson generó una hola de adhesiones en todo el mundo con un discurso en el que instó a que los hombres se sumen a la lucha por la igualdad de derechos para las mujeres y ayer ya había recibido el apoyo de más de 70.000 hombres adultos y jóvenes que firmaron peticiones online, según el mapa interactivo de la campaña en su sitio de Internet . La meta es movilizar a mil millones de hombres en 12 meses con un mapa online que muestra exactamente dónde firman.

Watson, de 24 años y que saltó a la fama como Hermione en las películas de la saga de Harry Potter, dio su primer discurso como Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas para las Mujeres el sábado, al lanzar la campaña HeForShe para unir a hombres y mujeres en la lucha por la igualdad de género.

Watson, designada por la ONU en julio, recibió una ovación cuanto instó a los hombres y mujeres a reivindicar el feminismo para el beneficio de todos. “Fui designada hace seis meses y cuanto más me he referido al feminismo más me di cuenta de que luchar por los derechos de las mujeres se ha convertido con frecuencia en sinónimo de odio hacia los hombres. Si hay algo que sé con seguridad es que eso tiene que parar”, afirmó. Watson denunció el impacto negativo que los rígidos roles de género tienen sobre hombres y mujeres.

Hombres: quiero extenderles una invitación formal. La igualdad de género es asunto de ustedes también’, dijo la joven de 24 años quien fue nombrada hace seis meses embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres.

La idea es que en los próximos 12 meses, más de 1.000 hombres se sumen a la campaña para promover la igualdad de género y contribuyan así a terminar con la discriminación. Un trabajo que parece ideal para la actriz, que se ha declarado una feminista convencida. Su rol en las películas de Harry Potter le otorga credibilidad entre los jóvenes.

Para publicaciones como la revista Vanity Fair, Watson se encuentra en una mejor posición que cualquiera de sus compañeros para transmitir ese mensaje particular. ‘Su rol de Hermione Granger, la heroína universalmente adorada en las películas de Harry Potter, le otorgan un aceptamiento automático por parte del público joven, tanto femenino comomasculino’, se lee.

En ese sentido, su influencia podría ser incluso mayor a la de otras defensoras de la igualdad, que poseen un perfil más alto -Beyoncé, por ejemplo- pero no han tomado acciones concretas al respecto.

Las primeras reacciones a las palabras de Watson alaban su determinación y destacan que su concepto de feminismo es mucho más inclusivo del que estamos acostumbrados.

El texto de la actriz también ha generado revuelo y comentarios en redes sociales, donde los usuarios lo han calificado de emocionante, inspirador y real.A continuación, os presentamos cinco de los puntos más llamativos de su discurso y los invitamos a compartir su opinión con BBC Mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=JjnM1eReeHs

Para muchos, el feminismo es sinónimo de odiar a los hombres

‘Mientras más hablo de feminismo, más entiendo que luchar por los derechos de las mujeres se ha convertido -en muchos casos- en sinónimo de odiar a los hombres. Si de algo estoy segura, es de que eso tiene que terminar.

Para el registro, el feminismo -por definición- es creer que tanto hombres como mujeres deben tener iguales derechos y oportunidades. Es la teoría política, económica y social de la igualdad de sexos’.

El feminismo se ha vuelto una palabra impopular

Me empecé a cuestionar la igualdad entre géneros hace mucho tiempo: a los 8 años, me preguntaba por qué me llamaban ‘mandona’ por querer dirigir una obra para nuestros padres, cuando a los varones no les decían lo mismo.

A los 14, comencé a ser sexualizada por ciertos grupos de la prensa. A los 15, mis amigas no querían pertenecer a equipos deportivos para no parecer masculinas. A los 18, mis amigos hombres eran incapaces de manifestar sus sentimientos.
Entonces decidí que era feminista, algo que no parecía complicado para mí. Sin embargo, mis investigaciones recientes han demostrado que el feminismo se ha vuelto una palabra impopular.
Aparentemente pertenezco a ese grupo de mujeres cuyas expresiones son vistas como demasiado fuertes o agresivas, antihombres y poco atractivas. ¿Por qué la palabra feminista se ha vuelto tan incómoda?’.

Lo correcto es que pueda tomar decisiones sobre mi propio cuerpo

‘Nací en Reino Unido y creo que lo justo es que me paguen lo mismo que a mis compañeros varones, que pueda tomar decisiones sobre mi propio cuerpo y que las mujeres jueguen un papel en la creación de políticas que afectarán a mi vida. Merezco el mismo respeto que un hombre, pero lamentablemente no existe un país en el mundo en el que todas las mujeres esperen recibir estos derechos.

Ningún país puede decir que ha alcanzado por completo la igualdad de género.
Soy una de las pocas afortunadas que goza de estos derechos, que considero humanos. Soy privilegiada porque mis padres no me quisieron menos por haber nacido mujer y porque en mi colegio no me limitaron por serlo’.

Es hora de que veamos a los géneros como un conjunto

‘Si al hombre no se le hace creer que tiene que ser agresivo, la mujer no será sumisa. Si al hombre no se le enseña que tiene que ser controlador, la mujer no será controlada.

Hombres y mujeres deben sentirse libres de ser fuertes. Es hora de que veamos a los géneros como un conjunto en vez de como un juego de polos opuestos. Debemos parar de desafiarnos los unos a los otros.Quiero que los hombres se comprometan para que así sus hijas, hermanas y madres se liberen del prejuicio y también para que sus hijos se sientan con permiso de ser vulnerables, humanos y una versión más honesta y completa de ellos mismos’.

Si no hacemos algo hoy, tendremos que esperar 100 años

‘Si no hacemos nada hoy, tendrán que pasar 75 años o quizás 100 para que una mujer pueda esperar recibir el mismo salario que un hombre por el mismo trabajo. Más de 15 millones de niñas serán forzadas a casarse en los próximos 16 años, aún siendo niñas.

Si las cifras actuales se mantienen, no será hasta 2086 cuando las mujeres de las áreas rurales de África podrán ir a la escuela secundaria.
Te invito a que te dejes ver y que te preguntes: Si no soy yo, ¿quién? Si no es hoy, ¿cuándo?’.

Amenazada por su feminismo

Además de abordar las distorsiones que existen en torno del feminismo, destacó que a los 14 años empezó a ser “sexualizada” por los medios de comunicación. La joven actriz continúa siendo víctima de esa intrusión. El sitio Business Insider informa que usuarios de 4chan -uno de los principales sitios para dar a conocer fotografías robadas donde aparecen celebridades desnudas- han creado un sitio web llamado Emma You Are Next, donde aparece un reloj en cuenta regresiva amenazando con publicar fotografías íntimas de Watson.

Aunque no hay manera de saber si es una amenaza real o sólo se trata de una broma de mal gusto, la periodista Jill Filipovic, de Cosmopolitan, citó las amenazas de varios usuarios que explícitamente aseguran que publicarán desnudos de Watson para sancionarla por ser feminista.

Fuente:  BBC

 

 

General , , , , ,

Un fin de semana al borde del Garona

Sábado, 9 de agosto de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

un-week-end-au-bord-de-la-garonne

 

Hay una música en el suspiro de la caña;

Hay una música en el arroyo burbujeante;

Hay una música en todas las  cosas,

Si los hombres pudieran escucharlo.

*

George Gordon Byron – Don Juan

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , ,

Gay men rule.

Sábado, 15 de marzo de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

gay-men-rules

Todos los hombres aprenden a odiar:

Muchos hombres no pueden esperar

para tener entre sus manos a otro

Mara matarse entre ellos.

Algunos hombres aprenden a amar:

Algunos hombres están luchando para

tener entre sus manos a otro

Para amarse entre ellos.

Dios Bendice la Hermandad gay.

*

Gay Men Rule, Sharon Lampert

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

El último mensaje de Dios.

Martes, 18 de febrero de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

message

Cristo no tiene manos

tiene solo nuestras manos

para realizar hoy su trabajo.

Cristo no tiene pies

tiene solo nuestros pies

para guiar a los hombres en sus caminos.

Cristo no tiene labios

tiene solo nuestros labios

para hablar de Él a los hombres de hoy.

Cristo no tiene medios

tiene solo nuestra ayuda

para conducir a los hombres hacia Él.

Somos la única Biblia

que los hombres leen hoy

somos el último mensaje de Dios

escrito en obras y palabras.

*

Anónimo del siglo XV

tumblr_n128saugYD1r2d8pzo1_1280

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.