Archivo

Archivo para Domingo, 6 de julio de 2014

Colón acogió esta vez la fiesta de todas las familias. Éxito indiscutible de la Manifestación Estatal del Orgullo LGTB 2014.

Domingo, 6 de julio de 2014

DSC_0850_new-copiaUn buen relato el que hace Dosmanzanas:

Éxito incuestionable de la Manifestación Estatal del Orgullo LGTB, un evento que este 2014 ha ganado impulso activista y reivindicativo al tiempo que mantiene su poder de convocatoria intacto. Su nuevo recorrido -un acierto- mejora además las insuficiencias del pasado año y le permite adquirir un nuevo esplendor en su tramo final. El acoso contra el Orgullo por parte del Ayuntamiento de Madrid ha podido debilitar su aspecto más puramente fiestero y comercial -los días previos de fiesta de barrio en Chueca se han resentido- pero no ha podido con una manifestación que a nuestro juicio puede considerarse la mejor de los últimos años.

Resulta imposible calcular la afluencia de personas a un evento que colapsa el centro de la ciudad durante horas y de naturaleza tan multiforme, pero desde luego hablamos de cientos de miles de personas implicadas de una forma u otra.

Los organizadores volvían a repetir este año la cifra de 1.200.000 personas del año pasado. No podemos confirmarlo, pero lo que estaba claro era que habían tanta o más gente que en 2013.

Por lo que se refiere al “núcleo” reivindicativo de la marcha, sí creemos que la afluencia fue mayor. Pese a echar de menos la presencia de algunas organizaciones (comprensible dada la cada vez mayor riqueza de Orgullos locales) nuestra impresión es que había más personas y -esto es importante- más familias. O quizá se trate de una impresión subjetiva provocada por la mejor organización, tanto a nivel espacial como de tiempos, que permitió visibilizar mejor pancartas y mensajes, centrados este año en la persecución de las personas LGTB a nivel internacional. “Nos manifestamos por quienes no pueden”, era el lema del Orgullo este año 2014 y que miles de personas hicieron suyo.

14563575386_2dff9d076cDestacaron muy especialmente las consignas contra la alcaldesa Ana Botella al pasar frente a la nueva sede del Ayuntamiento, que una vez más su equipo de gobierno se ha negado a engalanar para la ocasión (a diferencia de lo sucedido con recientes acontecimientos futbolísticos). “Esa Botella, al contenedor”, fue uno de los gritos más coreados.

Se echó de menos a Pedro Zerolo

Otro de los gritos que más se escucharon fue “No estamos todos, falta Zerolo”. Y es que el histórico activista LGTB no pudo acudir a la marcha, como estaba previsto, al encontrarse con fiebre.

Él mismo se encargó de enviar un caluroso saludo a través de su cuenta de Twitter. “Por 1a vez en 30 años no podré estar en el Orgullo pero cantaré el ‘A quien le importa’ con fiebre y en cama ¡Viva el Orgullo LGTB!”tuiteaba desde su casa.

El tramo final del recorrido, un acierto

Lo cierto es que el nuevo recorrido (una larga línea recta que conecta la Glorieta de Atocha con la Plaza de Colón atravesando Neptuno y Cibeles y que evita giros abruptos como el del año pasado) favoreció la fluidez y la movilidad, tanto interna como externa, de los cientos de miles de personas que participaron de una forma u otra. También permitió brillar más que nunca a las 30 carrozas que animaron el evento en su parte más lúdica, que pudieron contar con un perímetro de seguridad que resultaba muy difícil mantener en la Gran Vía.

Especial mención tenemos que hacer a la nueva parte final del recorrido, el Paseo de Recoletos, que a diferencia de los sucedido en 2013 sí permite seguir con comodidad lo que sucede en el escenario, escuchar el manifiesto (puedes leer aquí el de este año) y disfrutar de la fiesta posterior. La amplitud y el desahogo de sus áreas laterales permite además, y esa sí es una novedad respecto a ediciones anteriores, que las familias con niños pequeños y cochecitos puedan también participar de la fiesta en este tramo final sin miedo a las apreturas, profundizando el carácter de fiesta familiar que cada vez más tiene el Orgullo. Colón si fue este año la fiesta de las familias. De todas las familias.

En cualquier caso, este año 2014 ha asistido a la constatación de un hecho: la comunidad LGTB madrileña siente suya la Gran Vía, que pese a no acoger la marcha del Orgullo se vio igualmente colapsada durante toda la tarde y la noche. Valga como muestra la siguiente fotografía, tomada alrededor de la medianoche:

14399972360_5654c22dedSigue siendo válida la afirmación que hacíamos el año pasado: el abandono de la Gran Vía no solo no ha hecho que el Orgullo vaya a menos, sino que ha permitido su expansión. Pero este año, a diferencia de lo sucedido en 2013 -cuando la Policía municipal comenzó a las dos de la madrugada sus maniobras para abrir al tráfico rodado una Gran Vía repleta de gente- el Ayuntamiento admitió la evidencia y mantuvo la avenida cortada al tráfico hasta altas horas de la madrugada. Seguimos echando de menos, eso sí, una mayor atención municipal al evento: la ausencia de contenedores de basura o de aseos portátiles fue clamorosa.

Quizá sea este el momento de poner punto final a la nostalgia de la Gran Vía como escenario principal de la manifestación, como en su momento tuvimos que hacer cuando el Orgullo abandonó la Puerta del Sol por su incapacidad para absorber a los manifestantes, y centrarse en conseguir una eficaz convivencia de espacios, sobre todo si tras las próximas elecciones municipales el nuevo gobierno de la ciudad -sea del signo que sea- es más favorable a la celebración del Orgullo. ¿Por qué elegir entre Colon y Gran Vía, si podemos tener las dos?

Las fiestas de Chueca se resienten

De lo que tampoco cabe duda es de que la restricción a los espacios de celebración en el propio barrio de Chueca y las limitaciones impuestas a sus establecimientos ha acabado por deslucir la fiesta durante los días previos a la marcha. Es cierto que se mantiene una gran afluencia de gente y que ha habido eventos fuera del barrio (como el concierto del viernes noche en el estadio Vicente Calderón, conmemorativo del 20 aniversario de la revista Shangay), pero el ambiente popular y verbenero que caracterizaba al barrio durante la semana del Orgullo se ha resentido.

La Plaza de Chueca ha perdido su escenario, sustituido ahora por un botellón al uso, y Plaza del Rey y Callao (esta última en realidad fuera de Chueca) han quedado como los únicos espacios en los que tienen lugar actuaciones, con el consiguiente acúmulo de gente. Desde un punto de vista meramente activista puede parecer una pérdida menor frente a la fortaleza de la manifestación, pero no deja de ser un signo de que mantener el acoso en el largo plazo funciona. Y el acoso puede continuar.

Mientras, Cifuentes duda de que el Orgullo sea una manifestación

Por lo pronto, este sábado la prensa nos sorprendía con unas declaraciones de la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, figura emergente dentro del PP y a quien no pocos  ven como posible sustituta como candidata de ese partido al Ayuntamiento de Madrid en lugar de Ana Botella. Cifuentes, a quien correspondió en última instancia la decisión de vetar este año el recorrido por la Gran Vía, dudaba de que el Orgullo, al incluir carrozas, pueda considerarse una manifestación. “Eso no es derecho de reunión, es otra cosa. Pero como tiene ese componente reivindicativo, es un acontecimiento a caballo entre ese derecho y algo más lúdico”, matizaba a continuación.

Afirmaciones que pueden parecer frívolas, pero que ocultan una importante carga de profundidad contra la propia marcha. Habrá que seguir ojo avizor, como siempre.

Como hemos hecho en años anteriores (2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013) os dejamos con un par de galerías fotográficas de lo acontecido en Madrid. La primera recoge la parte más reivindicativa de la marcha. Intentamos recoger en ella instantáneas de todos los colectivos participantes, aunque pedimos disculpas se si nos escapó alguno. La segunda recoge algunas de las imágenes que nos resultaron más curiosas o llamativas. ¡Esperamos que os gusten!

img_3081-1***

General , , , , , , , , , , ,

Si Dios es amor…

Domingo, 6 de julio de 2014

Magnífico Twitter de la Revista Alandar:

Si Dios es amor estarán más cerca de él los homosexuales que se aman que…

BrxZqdaCQAEihq4

+++

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , ,

“Tres llamadas de Jesús”. 6 de julio de 2014. 14 Tiempo ordinario (A). Mateo 11, 25-30.

Domingo, 6 de julio de 2014

37-OrdinarioA14El evangelio de Mateo ha recogido tres llamadas de Jesús que hemos de escuchar con atención sus seguidores, pues pueden transformar el clima de desaliento, cansancio y aburrimiento que a veces se respira en alguno sectores de nuestras comunidades.

Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados. Yo os aliviaré”. Es la primera llamada. Está dirigida a todos los que viven su religión como una carga pesada. No son pocos los cristianos que viven agobiados por su conciencia. No son grandes pecadores. Sencillamente, han sido educados para tener siempre presente su pecado y no conocen la alegría del perdón contínuo de Dios. Si se encuentran con Jesús, se sentirán aliviados.

Hay también cristianos cansados de vivir su religión como una tradición gastada. Si se encuentran con Jesús, aprenderán a vivir a gusto con Dios. Descubrirán una alegría interior que hoy no conocen. Seguirán a Jesús, no por obligación sino por atracción.

“Cargad con mi yugo porque es llevadero y mi carga ligera”. Es la segunda llamada. Jesús no agobia a nadie. Al contrario, libera lo mejor que hay en nosotros pues nos propone vivir haciendo la vida más humana, digna y sana. No es fácil encontrar un modo más apasionante de vivir.

Jesús libera de miedos y presiones, no los introduce; hace crecer nuestra libertad, no nuestras servidumbres; despierta en nosotros la confianza, nunca la tristeza; nos atrae hacia el amor, no hacia las leyes y preceptos. Nos invita a vivir haciendo el bien.

Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y encontraréis descanso”. Es la tercera llamada. Hemos de aprender de Jesús a vivir como él. Jesús no complica nuestra vida. La hace más clara y más sencilla, más humilde y más sana. Ofrece descanso. No propone nunca a sus seguidores algo que él no haya vivido. Nos invita a seguirlo por el mismo camino que él ha recorrido. Por eso puede entender nuestras dificultades y nuestros esfuerzos, puede perdonar nuestras torpezas y errores, animándonos siempre a levantarnos.

Hemos de centrar nuestros esfuerzos en promover un contacto más vital con Jesús en tantos hombres y mujeres necesitados de aliento, descanso y paz. Me entristece ver que es precisamente su modo de entender y de vivir la religión lo que conduce a no pocos, casi inevitablemente, a no conocer la experiencia de confiar en Jesús. Pienso en tantas personas que, dentro y fuera de la Iglesia, viven “perdidos”, sin saber a qué puerta llamar. Sé que Jesús podría ser para ellos la gran noticia.

José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Contribuye a promover un contacto más vital con Jesús. Pásalo.

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

“Soy manso y humilde de corazón”. Domingo 6 de julio de 2014. Domingo 14º de tiempo ordinario

Domingo, 6 de julio de 2014

5264272224_11d846e3afLeído en Koinonia:

Zacarías 9,9-10: Mira a tu rey que viene a ti modesto
Salmo responsorial: 144: Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey.
Romanos 8,9.11-13: Si con el Espíritu dais muerte a las obras del cuerpo, viviréis
Mateo 11,25-30: Soy manso y humilde de corazón

La profecía de Zacarías era ‘una piedra en el zapato’ para los fanáticos que en la época de Jesús buscaban un mesías triunfante y nacionalista. Zacarías nos ofrece una reflexión que sintoniza mucho con las grandes aspiraciones de las comunidades que, después del exilio babilónico, intentaron reconstruir la identidad nacional a partir de elementos universales, pluralistas y comunitarios. La esperanza del pueblo de Dios no podía estar en un guerrero triunfador como David ni en un diplomático equilibrista como Salomón. El pueblo quería algo diferente y definitivo. Atrás quedaron los modelos militaristas, administrativos y centralistas de todos los reyes de Israel y Juda. El pueblo quería una persona que fuera capaz de encaminar la nación por los rumbos añorados de la justicia, la paz y la solidaridad. El profeta Zacarías asume esta propuesta y la lanza a todo el pueblo de Dios como una gran utopía.

Para Zacarías, el nuevo gobernante debía distinguirse por la humildad, la justicia y su carácter pacífico. La humildad entendida como la capacidad para andar en la verdad, no como sumisión y conformismo. La justicia como pilar de una organización social en la que se le da a cada persona de acuerdo con sus necesidades y no según sus ambiciones. El pacifismo como la actitud básica para solucionar los inevitables conflictos que se presentan en toda organización humana. Tres cualidades que configuran una nueva forma de ejercer el poder. Sin embargo, Israel se estrelló con la ambición de algunos grupos minoritarios y poderosos que impusieron una teocracia centralista, prepotente y uniformadora. Fueron suprimidas de manera sistemática, todas las disidencias posibles y se le negó así al pueblo de Dios la posibilidad de intentar una utopía universalista, solidaria y transformadora. Se centró todo el poder en unas pocas familias que controlaban el Templo, el gobierno y la tierra. Así, los pobres de Yahvé no tuvieron la posibilidad de dar vida a su proyecto por falta de posibilidades económicas, de apertura política y de libertad religiosa.

El evangelio de Mateo nos presenta a Jesús con las características mesiánicas de la profecía de Zacarías: una persona pacífica y humilde, apasionado por hacer realidad la Utopía de Dios. Por esta razón, Jesús no se identifica con los ideales acerca del Mesías, vigentes en su época. No hay en él el más mínimo asomo del militar aguerrido e irresistible que con un formidable despliegue eliminaría las pretensiones del imperio romano, ni del sacerdote excelso que con sus extraordinarias dotes santificadoras transformaría el Santuario de Jerusalén, ni del gobernante extraordinario que congregaría al pueblo de Israel disperso por el mundo. Jesús no comparte estos proyectos, como tampoco las extravagantes aspiraciones de los nacionalistas furibundos que veían en el imperio romano un peligro que no eran capaces de descubrir al interior de ellos mismos, la violencia incontenible.

Los ideales de Jesús estaban más cerca de las grandes tradiciones proféticas que aspiraban a que el pueblo de Dios fuera capaz de organizarse como modelo alternativo de sociedad. Por esta razón, valores como el pacifismo y la humildad eran urgentes y necesarios. El pacifismo obliga a asumir actitudes dinámicas de transformación social pero, al mismo tiempo, no se rinde a la imparable lógica de la violencia. La humildad, por su parte, exige reconocer en cada momento los propios límites de la existencia y las barreras intrínsecas de la historia. Humildad y pacifismo hacen de un proyecto tan grandioso e imponente como el reino de Dios, algo al alcance de los pobres y excluidos.

Jesús, sin embargo, sabía perfectamente que no bastaba con que el ‘rey’ o líder poseyera atributos excepcionales para que la situación cambiara. Para él, era necesario que una comunidad de hermanos y hermanas se comprometiera a vivir la alternativa, a demostrar al mundo que «otras maneras de organización eran posibles», que la lógica aparentemente inextinguible de la violencia podía ser controlada. Por esto, Jesús insiste en la necesidad de asumir el ‘suave yugo’ de la vida comunitaria y la ‘ligera carga’ de las opciones evangélicas. Pero, atención, esto no es para todo el mundo. Es necesario madurar la fe y crecer como personas antes de meterse en este proyecto. Porque para quien no ha crecido en la dinámica de la comunidad, sino que ve todo desde ‘afuera’, desde los valores sociales vigentes, los ideales de Jesús son una carga abominable y el ideal de la cruz una ideología insufrible. No podemos pedir a cualquiera que asuma la inmensa responsabilidad del pacifismo si toda su vida ha creído que la ‘ley del revólver’ es un destino inexorable. No podemos pedir mansedumbre a una persona a la que siempre le han enseñado que el control de los demás, las ambiciones de ascenso social y el arribismo son las herramientas para ‘progresar’ en la vida.

Jesús quiere una comunidad en la que los lazos de solidaridad, afecto y respeto hagan de un grupo humano una gran familia consagrada a la realización del Reino. Una comunidad en la que los sencillos, los pequeños, hallen un lugar de importancia y sean los gestores de una nueva manera de organizar las relaciones interhumanas. Porque, como dice Pablo, sólo el ser humano espiritual, o sea, el ser humano que se ha abierto a la acción del Espíritu de Dios, es capaz de vivir la vida en plenitud, es decir, en gozosa aceptación y armonía con la humanidad. Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Dom 6.7.17. No saben los sabios, conocen los pequeños

Domingo, 6 de julio de 2014

im251010Del blog de Xabier Pikaza:

Dom 14, tiempo ordinario, ciclo A. El evangelio de hoy ofrece la clave del mensaje cristiano, entendido como “revelación”, es decir, es decir como apertura y despliegue de una experiencia más alta del sentido y tarea de la vida.

a. Quien proclama el texto es Jesús Resucitado, portador de esa Revelación, aquel que puede hablar en nombre de Dios, hombre cercano, nueva humanidad, en gesto de amistad y gracia.

b. Frente a Jesús se elevan los “sabios y entendidos”, que calculan y organizan la vida siguiendo unas normas de prudencia económica, social y religiosa…

Éstos son los sabios del mundo: los representantes del FMI, del BMC, los políticos… Es evidente que no resolverán el problema de la vida.

Éstos son los sabios de la Iglesia, el G8/9, los cardenales…, la comisión del Banco Vaticano (de la que ayer hable). Es evidente que tampoco ellos arreglarán nada, a no ser que aprender a ver las cosas y a vivirlas de un modo distinto, como los pequeños y los niños de los que habla el evangelio, desde abajo, en un nivel más alto.

c. En contra de los sabios se elevan aquí, desde Jesús, los “pequeños” (nepioi), que son los sencillos, los pobres y oprimidos, los niños… aquellos que son capaces de comprender que es posible otro mundo, otra vida, otra familia, otra humanidad… Estos son los que “saben” de verdad, los que obtienen un conocimiento más alto de la vida, a través de Jesús.

imagesd. Este pasaje proclama la gran “inversión” del evangelio, es decir, la revelación del conocimiento supremo que se expresa en el amor mutuo, en la ternura, en la acogida… Así viene a expresarse la verdad del corazón, que es la verdad de la vida, que Dios ofrece a todos, de un modo especial a los pequeños y a los pobres.

e. Ésta es una verdad “cristológica”: Está fundada en la experiencia de Jesús, que ha dialogado con Dios, como un Hijo con su Padre, y que por tanto puede responderle, y revelar su misterio de vida. Ésta es una verdad “social”, abierta a todos los que quieran dialogar con Jesús y aprender su camino.

f. Ésta es una verdad radicalmente revolucionaria… En ella se expresa la condena de un mundo guiado por comités de sabios militares y sociales, económicos y políticos… que van dirigiendo a la ruina la vida de los hombres. Frente a ellos descubrimos aquí que otro mundo es posible, otra vida.

Aquí se plantea y propone la gran revelación/revolución de la vida, desde abajo, desde los pequeños y pobres, en la línea de Jesús. Éste es el más alto manifiesto cristiano de los evangelios sinópticos. Bienaventurados quienes lo asuman y cumplan.

Texto litúrgico:

En aquel tiempo, exclamó Jesús:
a. Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, así te ha parecido mejor.
b. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.
c. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera (Mateo 11,25-30)

Un texto clave

El texto (que pertenece a la tradición del Q: cf. Lc 10, 21-22) se sitúa entre el rechazo de las ciudades galileas, que optan por seguir la ley tradicional (Mt 11, 20-24) y la acusación de los fariseos, que pretenden matar a Jesús porque no guarda el sábado (cf. 12, 1-14; especialmente 12, 7). Puede interpretarse como centro de Mt (y en algún sentido de todo el NT) y ofrece, de algún modo, su revelación cristológica suprema: aquí culmina lo anterior; desde aquí debe entenderse lo que sigue (especialmente Mt 28, 16-20).

Quien habla en el texto es el Cristo pascual, que se revela como fuente de sabiduría, Hijo de Dios y Salvador ante sus fieles. Quizá puede recoger la palabra de un profeta cristiano, que habla en nombre de Jesús resucitado, revelando su más hondo secreto, en una línea que será desarrollada por el evangelio de Juan. Lo dividimos en tres partes:

a. Revelación del Padre (11, 25-26)

En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo:
a. Yo te confieso, Padre, Señor de cielo y tierra,
b. pues has ocultado esto a sabios y entendidos,
b’. y lo has revelado á los pequeños.
a’. Sí, Padre, pues que esta ha sido tu voluntad.

Frente a los sabios y entendidos, representados por los orgullosos galileos de de 11, 20-24 (b), se sitúan ahora los “pequeños” (nêpiois,oij), que han acogido la palabra de Jesús (b’). La revelación salvadora de la voluntad del Padre (su apocalipsis) se vincula a la acogida y confesión de Jesús; por eso, él da gracias al Padre, en gesto de admiración religiosa (a y a’).

Nos hallamos ante un verdadero misterio: la manifestación de Dios rompe la dinámica religiosa de sabiduría y grandeza que se encarna en las ciudades galileas, presumiblemente orgullosas por su conocimiento de las Escrituras, que están siendo explicadas por los “maestros” fariseos que empiezan a misionar en la zona, oponiéndose a los discípulos de Jesús (entre el 40 y 70 d. C.). Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , , ,

La homofobia del Cardenal

Domingo, 6 de julio de 2014

CardenalEl mundo se mueve a favor de la igualación de derechos para la diversidad de preferencias sexuales. Varios países y estados del continente han legalizado los matrimonios de homosexuales y tomado medidas para prevenir las discriminaciones. Otros se preparan para hacerlo.

De manera que nos encaminamos hacia situaciones en que los homosexuales y toda la diversidad de preferencias que de esta condición se derivan, tendrán acceso legal a constituir familias. Y eso es bueno para todos y todas, y no sólo para los beneficiados directos, pues el reconocimiento de la diversidad y la tolerancia ante las diferencias nos hace más completos. La homosexualidad no es una enfermedad, ni una desviación, sino una preferencia sexual. En cambio, la homofobia si lo es: es una reacción morbosa y agresiva ante lo diferente, que en ocasiones esconde una inseguridad ante la propia identidad.

De todo esto no se ha enterado la jerarquía católica dominicana. Ni siquiera se ha enterado de las posiciones algo más flexibles que ha planteado públicamente el papa Francisco. Y por ello la prensa nos ha traído las nuevas reacciones que hacia los matrimonios de homosexuales han explayado tres figuras de la conferencia episcopal encabezados por el impresentable cardenal López Rodríguez.

Siguiendo su innata vocación para enrolarse en las causas negativas, el Cardenal aparece recordando que el mito de la creación se basa en una mujer y un hombre, no en dos personas del mismo sexo. Lo cual resulta una vulgaridad que tiene poco que ver con lo que discutimos. Y de cualquier manera el Cardenal debe ser más cuidadoso en el recordatorio de los mitos fundacionales del cristianismo, basados en la idea de una iglesia pobre, humilde y ligada a la suerte de los desposeídos, justo lo opuesto a la estirpe oligárquica y la arrogancia del Cardenal y de la mayoría del alto clero dominicano.  No son los homosexuales quienes niegan los valores cristianos, sino los curas racistas, homofóbicos, antifemeninos, xenófobos y elitistas como López Rodríguez.

Y aún concediendo al Cardenal que tiene derecho a proclamar los valores que quiera desde su iglesia –y que corresponde a los católicos resolver ese asunto, que yo no lo soy- existe una aporía mortal en lo que este señor proclama.

Según López Rodríguez “…legitimar eso de matrimonios de homosexuales me parece que es algo salvaje y yo estoy radicalmente en contra de eso. Salvaje es una palabra fuerte. Y curiosamente no fue la que empleó cuando le tocó explicar las preferencias sexuales del nuncio pedófilo que el mismo apañó mediante declaraciones públicas ambiguas y falaces. Cuando, acicateado por el escándalo, el cardenal López Rodríguez se refirió por primera vez al asunto del nuncio pedófilo calificó sus crímenes de “travesuras”. No lo dijo en una cena privada, sino en televisión.

Lo que el exnuncio prefería sexualmente y saciaba miserablemente con niños pobres en las calles de la ciudad sí es una “desviación”, “una salvajada” y una “aberración” (para usar otras perlas contra los homosexuales de los obispos de Higuey y de Barahona), pues daña a otras personas, a niños, cuyas vidas se verán marcadas traumáticamente por el contacto con ese cerdo con sotanas.  Pero no es simplemente un pecado, sino un delito. El exnuncio no es un travieso, ni un desviado a secas, sino un criminal impune. Como también pudieran ser criminales –ojalá un día los abogados hablen- quienes lo apañaron y disfrazaron sus crímenes de “travesuras”.

El Cardenal siempre ha estado listo para participar en  “salvajadas” e ilegalidades. Recordemos, por ejemplo, sus apoyos militantes a la resolución del TC para despojar de su nacionalidad a cientos de miles de dominicanos de origen haitiano y convertirlos en cadáveres civiles incapaces de aprovechar las magras oportunidades que la vida les ofrece. Como salvajada ha sido la militancia del cardenal contra el derecho de las mujeres al aborto, siquiera en condiciones de necesidad terapéutica. Un atentado atroz contra las mujeres pobres, pues las ricas tienen todas las oportunidades de pagar por los abortos en condiciones de total seguridad médica, en el país o en el extranjero.

Y otras muchas, porque si en algo no se ha equivocado el Cardenal y la mayor parte de la alta jerarquía católica del país, ha sido en eso de colocarse en el lado oscuro de la vida. Del lado de todo lo salvaje, lo aborrecible y lo desviado que nos impide despegar como sociedad y creer que a pesar del Cardenal, los católicos dominicanos tienen derecho a una iglesia decente, y todos a un futuro mejor.

Fuente 7 Días

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

“El catecismo de los obispos”, por Luís García Montero

Domingo, 6 de julio de 2014

screenshot011Alto y claro… Lo hemos leído en La realidad y el deseo:

La conferencia Episcopal quiere iluminar a la sociedad española con la publicación de Testigos del Señor. Se trata de un catecismo sobre los asuntos sexuales ideado para personas de entre 11 y 14 años. Nadie puede negarle a la Iglesia su valentía. Su campaña en contra del sexo sería mucho más fácil si se dirigiese a gente mayor de 50 años, hombres y mujeres obligados a pactar con los misterios de la vida y con unos cuerpos cada vez más dóciles, menos imaginativos, necesitados de menos decibelios. La vejez se parece a una alcaldesa represiva.

Empeñarse en negarle el sexo a un adolescente es una tarea ardua. No hay reforma laboral que pueda equipararse a la reforma corporal que intentan las sotanas. Las amenazas contra un obrero protestón causan efectos inmediatos. Quien levanta la voz se convierte hoy en un suicida. Pero el infierno y la condenación eterna son poca frontera cuando uno tiene 14 años, cuando uno siente de forma volcánica la llamada de la carne.

ateismo cristianismo dios jesus homosexualidad libro obispo vaticano dios biblia jesus.El problema se agrava porque la Conferencia Episcopal se contradice a sí misma y deja a Dios en muy mal lugar. Afirma que la identidad sexual es un don de Dios. Tendré, pues, que reclamarle a Dios por todos los vicios, desarreglos y maldades sexuales que me han alterado desde niño. La iglesia está tonta. Para lanzar sus críticas contra la homosexualidad se mete en camisas de 11 varas sobre la identidad y mantiene que es un don de Dios. Bueno, pues si Dios nos da un don y nos hace desde niños como somos, de forma natural y de acuerdo a los instintos personales de cada uno, quiénes son los obispos para llevarle la contraria a Dios. A la Iglesia se le da mejor prohibir por prohibir que dar explicaciones.

La sexualidad y el amor no son un producto de consumo que se elige en un supermercado según el capricho de cada cliente. Bueno, o por lo menos no debería serlo. Si la Iglesia quisiera ennoblecer la sexualidad y el amor, podría hablar del respeto que se merecen las personas y sus cuerpos, de la singularidad de cada uno de nosotros y nosotras. Un cuerpo no es asunto de usar y tirar, algo sobre lo que merece la pena mantener una conversación.

Pero la Iglesia se olvida del respeto, se obsesiona con el pecado y nos convierte en consumidores del sexo. Menos más que la energía religiosa, por incordio que sea, está muy disminuida en Occidente. Hace siglos que aprendimos a distinguir entre el pecado y el delito. Allí donde lo religioso impera a su gusto puedes ser encarcelado, torturado y ejecutado por tu condición sexual. Aquí las cosas no llegan a tanto, aunque el dolor y el malestar que causan los instintos represivos de la Iglesia llenan de sombras innecesarias muchos rincones silenciosos, sin fiesta, de la sociedad.

Es una impertinencia y un acto contra el civismo que la Conferencia Episcopal elija el inicio de las celebraciones del Orgullo Gay para publicar un panfleto contra los homosexuales. Es una impertinencia que el poder, en su afán totalitario, no se limite sólo a controlar las plazas y los sueños públicos y pretenda también entrar en la intimidad, en las alcobas y en el amor de las personas. Es una impertinencia que una institución religiosa o un ministro quieran decidir sobre la idoneidad de un embarazo o sobre la identidad sexual de los ciudadanos.

ateismo cristianismo dios jesus homosexualidad libro reig pla obispo vaticano dios biblia jesus.Y es una locura condenar al infierno por masturbarse a un niño de 14 años. La Iglesia lo tendría mucho más fácil si se dirigiese a la cúpula del dinero español. No me resisto a meter aquí a los banqueros. Los presidentes del Banco de Santander, el BBVA y La Caixa tienen más de setenta años. Deben ser ya muy receptivos a los buenos propósitos sexuales de los obispos. Se interesan en otras cosas. Cobran, por ejemplo, 370 veces más que muchos de sus empleados.

Si la Iglesia tuviese voluntad de ayudar a la comunidad, en vez de un catecismo protagonizado por el sexo y dirigido a adolescentes, debería publicar un catecismo para banqueros y miembros del partido del Gobierno. El no robarás y el no mentirás tendrían así más protagonismo que la masturbación o la falta de respeto a la homosexualidad.

Hace años convenía acabar cualquier discurso con una insolencia contra el obispo. Hoy conviene no olvidarse nunca de los banqueros. La derecha descarnada que ha empobrecido la vida de este país recibe órdenes de los banqueros y los grandes empresarios. Ellos son d verdad los enemigos. Está bien que nos escandalicemos con las cosas de la Conferencia Episcopal. Pero no dejemos que los malvados nos distraigan con la muleta del anticlericalismo. España no tiene un problema con los adolescentes pajilleros, sino con los setentones avaros. Son ellos los que gobiernan el dolor en el reino de los miedos.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Recicle el armario de su sexualidad

Domingo, 6 de julio de 2014

1404482722_860282_1404482840_noticia_normalHistoria de la transformación de un falso mueble que durante años ha aislado a los homosexuales

Orgullo madrileño

La expresión “salir del armario” no aparece en la literatura homosexual hasta 1960, y lo hace como evolución de la palabra “salir” (de connotaciones muy diferentes). “La ‘salida’ de un hombre gay originalmente se refería a su presentación oficial en grandes manifestaciones colectivas, bailes de drag queens que se celebraban en Estados Unidos, a imagen y semejanza de los grandes bailes de máscaras que se organizaban en Nueva York, Chicago, Nueva Orleans o Baltimore en el periodo de preguerra”, escribe el profesor de Historia de la Universidad de Yale George Chauncey en su obra Gay New York. Por tanto, no había ‘armarios’ en estas ‘salidas’ iniciales, ni alusiones al secreto de la homosexualidad. El mueble vino después, como símbolo del aislamiento, ocultación y miedo al rechazo.

Si desaparecerán o no los armarios es una pregunta aún por contestar, pero lo que sí queda claro es que hemos entrado en una fase de reciclaje, donde los muebles que antes eran celdas ahora son procesos de autoafirmación. El siguiente nivel, por supuesto, reside en su eliminación.  “Es una lucha que se va a conseguir. Hay que educar en la diversidad, en la aceptación de uno mismo y de los demás. Se deberían trabajar los derechos humanos en el currículum escolar. Los profesionales de la enseñanza deben ser educadores, no transmisores del conocimiento”, opina al respecto Jesús Generelo, secretario general de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).

Armando Recio (nombre ficticio) lo dispuso todo al modo que aconsejan los especialistas: preparó previamente el terreno con sugerencias sutiles, eligió un momento relajado para todos y en el que él se sentía concienciado y contó con el apoyo de un aliado (en este caso, su hermano mayor). Pero cuando espetó a su familia que esa chica con la que siempre salía de copas no era su novia sino su mejor amiga y que ese chico al que todos daban por colega era, por el contrario, su pareja, el shock fue “monumental”. Los padres de Armando no habían hecho sus deberes: dejar de dar por hecho que los hijos son, casi por ley, heterosexuales. No habían reciclado el armario en el que su vástago se escondió durante años. Porque la normalización es siempre el punto de partida.

“Las familias deben crear un clima de protección y respeto, y nunca presuponer que sus hijos son heterosexuales, dejando siempre un espacio para la comunicación en el que el niño pueda sentirse libre de hablar. Si los padres sospechan que su hijo puede ser gay, deben ir dándoles pistas, de forma que el niño entienda que ese cariño no se va a ver mermado”, aclara Jesús Generelo. Un dato: los jóvenes definen su orientación sexual en la pubertad o adolescencia temprana (de los 10 a los 14 años).

La conciencia de lo natural

Para el médico psicoterapeuta José Ignacio Díaz, especialista en desarrollo psicosocial homosexual, es difícil aspirar a una sociedad sin armarios. Lo explica: “El armario no es solo consecuencia de la homofobia, que también. El armario significa autoaceptación. Y para cualquier joven es difícil aceptar que es diferente, porque los heteros siguen siendo predominantes. La mayoría de los padres son heterosexuales, y un crío siempre quiere imitar a sus padres. Aceptar la diferencia nunca es fácil para un chico o una chica: necesitarán tiempo para asimilar lo que son. Y ese armario estará ahí siempre. Pero podemos conseguir que sean estancias más breves y menos dolorosas”. De nuevo, el reciclaje, la transformación: convertir el dichoso mueble en una liviana experiencia de crecimiento, en consonancia con una nueva conciencia que naturaliza y no señala.

Manifestaciones como las de este sábado 5 de julio en Madrid (y en esto coindicen ambos especialistas) ayudan a la causa. Generelo rememora aquella vez en que un chaval muy jovencito, tras la manifestación del Orgullo Gay de 2013, se abrazó a la presidenta de FELGTB y, llorando, le dio las gracias por todo. “Después, llamó a su madre para decirle cómo era”, recuerda. Y José Ignacio Díaz incide en que es clave el papel de los progenitores: “Hay que hacer un esfuerzo por hablar a los hijos desde la diversidad. Porque no solo les estarás brindando protección en caso de que sean homosexuales, sino que también alimentarás su tolerancia”. Así suceden escenas como la de su propio hijo, de 11 años, que el otro día le decía a un amigo, en presencia de su padre: “Si el día de mañana me gustan los chicos…”.

Fuente El País

General , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Radiografía de la homofobia y la bifobia en España

Domingo, 6 de julio de 2014

14044891216521Participantes de la Carrera de Tacones en el barrio de Chueca, Madrid. GERARD JULIEN Afp

Los prejuicios y la incomprensión hacia el colectivo homo y bisexual genera efectos nocivos
Estas personas sufren más ansiedad y depresión que las personas heterosexuales
Las ideas suicidas son mayores en el colectivo bisexual que en el homosexual

BEATRIZ G. PORTALATÍNMadrid. Actualizado: 05/07/2014

Las fiestas del Orgullo Gay una vez más llenan las calles de la capital. Sin embargo, a pesar del claro y evidente avance en nuestra sociedad, como la ley aprobada recientemente que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, y de ser 2014 considerado como el Año de los derechos LGTB aún se esconden resquicios de pudor, tabúes y prejuicios hacia las personas con una orientación no heterosexual. La homofobia, en todas sus variantes, sigue estando muy presente en nuestros días. Y en el caso de las personas que se reconocen como bisexuales, aún les golpea más fuerte. Según diferentes estudios, estas personas tienen un riesgo de suicidio más alto que el resto.

Una revisión de 77 informes publicada en el número del mes de mayo de la revista científica The Journal Sexual of Medicine pone de manifiesto las siguientes conclusiones: “Las personas bisexuales tienen un riesgo de suicidio más alto que los homosexuales y heterosexuales, así como mayores tasas de ansiedad o depresión”. Del mismo modo, a finales del pasado año, un análisis elaborado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) manifestaba que los hombres que se identifican como heterosexuales tienen tres veces más de probabilidades de clasificar la bisexualidad como una orientación sexual no legítima.

Pero no sólo hay rechazo entre la parte heterosexual de la sociedad, también viene por parte de algunas personas del colectivo homosexual. Mackey Friedman, investigador de este estudio, mantenía que estas actitudes pueden influir negativamente en la salud de las personas bisexuales provocando sentimientos de aislamiento y marginación.

Datos que confirma también Ana Gómez, psicóloga en el Programa de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales (PIATH) de la Comunidad de Madrid “La población bisexual tiene significativamente niveles más altos de angustia y problemas de salud mental derivados del prejuicio bifóbico que el resto de la diversidad sexual”. Porque, en este caso, no estaríamos hablando de homofobia, sino de bifobia.

‘Son homosexuales ocultos, les igual una cosa que otra o son sexualmente promiscuos’. Son algunas de las etiquetas y prejuicios que atacan al colectivo bisexual. Según Jesús Generelo, secretario general de la Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (FELGTB) http://www.felgtb.org, existen más prejuicios hacia la bisexualidad, incluso dentro del colectivo homosexual, quizá por falta de información o desconocimiento. Por ello, es importante “informarse bien sobre lo que es esta orientación sexual y evitar los estereotipos”.

Homofobia en las aulas

A pesar de que la bifobia impera con más fuerza que otros rechazos, la homofobia sigue teniendo un papel destacado en nuestra sociedad. Incluso en el ámbito escolar, algo que preocupa especialmente a los expertos. Según un estudio publicado en 2013, Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes gais, lesbianas y transexuales, más del 43% de los chicos encuestados había llegado a idear el suicidio. En el estudio participaron 653 menores de 25 años que reconocían haber sufrido acoso escolar por motivos de su orientación sexual. De ellos, y según los resultados, el 43% había llegado a idear el suicidio, el 35% lo había planificado y el 17% lo había intentado en una o varias ocasiones.

“La muestra no es representativa porque rellenaron el cuestionario aquellos que quisieron y que se habían sentido acosados en alguna ocasión, sin embargo, es importante tener en cuenta los datos”, mantiene Generelo, uno de los autores de dicho estudio. Incluso, y según señala el informe, “esa exclusión y violencia es producida y/o tolerada en no pocas ocasiones por los profesionales del centro”. Como señala también el documento, “no se están tomando medidas decididas ni mucho menos sistemáticas para combatir esta lacra”.

El sistema educativo, lamenta el especialista, no es aún un espacio acogedor en este sentido, pues la mayoría del profesorado todavía no tiene los recursos y herramientas suficientes para hacer frente a estos problemas. Se sienten inseguros. Ni siquiera se enseña todavía en las escuelas de preparación al profesorado. La poca formación que en este aspecto se da en los centros proviene fundamentalmente del voluntariado de algún profesor. De hecho, “en los colegios y/o centros donde se trabaja para evitar las ‘fobias’ hacia las diferentes formas de orientación sexual, disminuye considerablemente el grado de homofobia”, expone. Por ello, es fundamental, insiste, que desde los centros se trabaje para y por la diversidad sexual en todas sus áreas.

A pesar de todo, la actitud de los jóvenes es mayoritariamente muy positiva hacia la diversidad sexual. “Alrededor de un 80%”, tranquiliza el experto. Pero todavía “existe una minoría que genera un ‘reinado de terror’ hacia algunos jóvenes con una orientación no heterosexual”, lamenta.

Asesoramiento psicológico

Tres son las claves principales: informar, asesorar y apoyar. Los profesionales de la psicología tienen como objetivo, principalmente, “ayudar a minimizar el impacto psicoemocional, es decir, la angustia, la ansiedad, y mejorar el estado de ánimo así como explorar la identidad de género de forma flexible y conforme. El apoyo es individualizado, pues lo que ayuda a un niño y niña o adolescente y adulto a aliviar su malestar puede ser muy diferente de lo que ayuda a otro”, expone la psicóloga del PIATH. Es fundamental saber identificar el sufrimiento y riesgo de rechazo.

Pero no sólo el trabajo tiene que hacerse con las personas en sí, sino también con las familias. El objetivo, en ese caso, es proporcionar asesoramiento e información familiar en el entendimiento y proceso de la no conformidad de género de sus hijos e hijas. “El fin de este acompañamiento psicológico es aliviar su incertidumbre así como mejorar la angustia y otras dificultades psicosociales de sus hijos”, concluye la especialista.

Fuente El Mundo

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Así han cambiado las marchas del Orgullo Gay en España desde 1977

Domingo, 6 de julio de 2014

n-MANIFESTACION-large570La noticia sólo ocupó 34 líneas en la página 25 de La Vanguardia del 28 de junio de 1977. A la derecha de la hoja, casi escondida entre publicidad y sin foto, había media columna titulada: “4.000 homosexuales se manifestaron por las Ramblas”.

Aquella manifestación, que aparentemente fue una noticia más y sin importancia, fue el germen de las marchas actuales del Orgullo Gay, que este sábado volverá a sacar a las calles de Madrid a centenares de miles de personas que celebrarán todo lo que se ha conseguido en materia LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) en estos años y reivindicarán todo lo que aún falta.

“Aquel día, el 26 de junio de 1977 -dos días antes de que se publicase la noticia-, en Barcelona había muchísimos más heterosexuales, pero muchísimos más, que homosexuales. Sorprendió que hubiera tanta gente, aunque sí esperábamos mucha porque se contaba con el apoyo de todo el tejido social, sindical y político de Barcelona”, rememora Empar Pineda, activista histórica del movimiento LGTB, que salió a la calle aquel día.

En aquella época la homosexualidad todavía estaba penada legalmente. Por eso, los manifestantes pedían amnistía para todos los gays y las lesbianas que aún permanecían en las cárceles. También querían la derogación de la Ley de Peligrosidad Social, que fue usada durante los últimos años del franquismo para la represión de la homosexualidad y no fue modificada hasta 1979. De hecho, los lemas de aquella primera manifestación fueron “¡Amnistía, ya!” y “¡No somos peligrosos!“.

(Sigue leyendo después del documento…)

La Vanguardia by El Huffington Post

“Gritábamos ‘¡No somos peligrosos!’ para romper con la imagen que se daba de los gays como si tuviéramos los cuernos, el rabo y el tridente de Lucifer,” recuerda Empar. La Vanguardia de aquel día informaba de que la protesta acabó con la Policía lanzando pelotas de goma para disolver a las miles de personas reunidas.

“En un momento aparecieron los grises dando palos y hubo cantidad de gente de la mani que salió corriendo a izquierda y derecha por allá por donde pudo. Hasta se refugiaron en una iglesia. Y quienes se enfrentaron a la policía de una manera muy firme fueron los transexuales, cuya presencia en la primera fila había sido puesta en cuestión por la imagen que podría dar a la marcha”, asegura Empar.

“HABÍA TANTA OSCURIDAD…”

Con todo, la mecha ya había prendido y al año siguiente, 1978, 7.000 personas se concentraron en Madrid. Hubo, además, manifestaciones en Sevilla, Barcelona y Bilbao. Era la llegada definitiva a España de las marchas del Orgullo que habían comenzado en 1970 en Nueva York y Los Ángeles el 28 de junio de 1970, justo un año después de la redada policial en el pub neoyorquino Stonewall Inn -frecuentado por homosexuales y drag queens-, que desató multitudinarias manifestaciones y violentos disturbios.

n-GAY-NUEVA-YORK-large570Celebración del Orgullo en Nueva York en 1975
 

Vito Virtudes estuvo en aquella primera marcha de Madrid, que, asegura, fue “una manifestación de una actitud cívica por parte de mucha gente, hombres y mujeres, que reivindicaron durante toda su vida que se tenía que visibilizar lo que estaba ocurriendo y la discriminación que había respecto a la opción sexual que cada uno y cada una tenía”.

Con todo, Vito subraya que antes de 1978 ya se habían producido protestas en Madrid, pero minoritarias. “Hubo gente antes que se dejó la vida en el camino. Quienes más se manifestaban eran grupos de mujeres feministas lesbianas. A eso hay que darle valor porque no salía en ningún sitio. Nunca se me va a olvidar que por la calle Preciados nos decían de todo menos bonitas. Nos manifestábamos todos los 28 de junio, pero íbamos 50, 60 o 70 personas sabiendo a lo que nos exponíamos”.

En aquella época, rememora Vito, los homosexuales iban buscando sitios en Madrid donde reunirse “a escondidas”: “Eran sitios oscuros. Recuerdo uno muy famoso que se llamaba Berlín. La primera vez que fui me asusté. Había tanta oscuridad, la gente iba a escondidas…”

“DETRÁS DE LAS VENTANAS TAMBIÉN HAY LESBIANAS”

Aquellas primeras manifestaciones de finales de los 70 dieron paso en los ochenta a marchas más minoritarias. Por ejemplo, en el 82 sólo se reunieron en Madrid 300 personas. Empar Pineda sí estaba allí.

“Era muchísima más la gente que estaba en las aceras o en los balcones mirándonos. Recuerdo que había consignas del estilo ‘detrás de los balcones también hay maricones’ y ‘detrás de las ventanas, también hay lesbianas’. Porque era mucho mayor el número de gente que miraba, con cierto morbo, todo hay que decirlo”, asegura.

¿A qué se debió esa caída de la asistencia? Jordi Petit, otro activista histórico, subraya que “los frentes de liberación gay” identificaban la “liberación gay con una revolución más o menos socialista o marxista-leninista y usaban un lenguaje politizado que la mayoría no entendía”.

“Una vez conseguidos en tan pocos años unas libertades, se pasó de tener miedo a ir a un bar a poder ir a bailar. Así que los frente de liberación gay se vaciaron y se llenaron las pistas de baile”, argumenta.

LA CLAVE DEL 98

Todo cambió a partir de 1995, cuando se aprobó el Código Penal, que definió la protección de la orientación sexual como un derecho. En 1996 ya salieron a la calle en Madrid más de 3.000 personas y se utilizó la primera carroza.

Pero el punto de inflexión, al menos para Petit, fue 1998: Aparece la revista Zero, que en portada presentó fuera del armario a un militar, a un sacerdote, artistas… También llega Boris Iaguirre en España, Dana International gana Eurovisión con televoto y es el año en que el efecto de los antirretrovirales se nota tras el duro azote del Sida”.

En 2005 se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo y el Orgullo se convirtió definitivamente en la gran marcha que es hoy. “El orgullo es la celebración de ser diferente, la lucha por la igualdad y nuestros derechos dentro de la diferencia, una afirmación de nuestra auténtica manera de ser, de nuestro derecho a amar, estar fuera del armario, estar en libertad, vivir sin ocultación, es activismo liberador, ese plus de autoestima que necesitamos las personas que sufrimos discriminación para ir rompiendo prejuicios”, resume Boti G. Rodrigo, presidenta de la Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

Pero no todos ven con buenos ojos la marcha del Orgullo tal y como se celebra ahora. “Ahora queda poquísimo de reivindicación. Los colectivos marchan con sus pancartas, pero para lo que miles de personas están esperando es para las carrozas y la fiesta que hay a la cola de la marcha. Hay un negocio muy oscuro controlado por unas pocas organizaciones”, lamenta Paco Ramírez, presidente de la Federación Colegas.

LO QUE AÚN QUEDA

Boti G. Rodrigo niega la mayor y afirma que se sale a la calle “en pie de lucha”. “Si no ven la parte reivindicativa es que no quieren ver nada. Quien tiene ojos para ver verá que esto es una manifestación política y una reivindicación de derechos que pone en pie a mucha ciudadanía de una forma festiva”.

Porque, avisan las asociaciones, aún queda mucho trabajo por delante. “Hemos ganado la plena igualdad legal y, sin embargo, no la plena igualdad social en lo que se refiere a la homofobia. Hemos de hacernos todavía visibles para llegar a ser indiferentes”, resume Jordi Petit, quien pone el fútbol como ejemplo de que aún persiste la homofobia. “Un partido se para cuando hay insultos racistas y en cambio todavía no se para ni hay sanción alguna cuando hay insultos homófobos”.

En la misma dirección apunta Boti G. Rodrigo, quien subraya que la discriminación pervive “en todas sus formas”. Afirma que se está dejando de trabajar activamente en la prevención del VIH, que existe discriminación laboral, que los transexuales siguen estando “fuertemente estigmatizados y discriminados”. Además, insiste, “las aulas no son un lugar seguro porque los jóvenes LGTB sufren acoso que en demasiados casos les está llevando al suicidio”.

Empar Pineda señala el que, a su juicio, es el gran problema en este sentido: “Los poderes públicos no se han tomado nunca en serio la educación. Es decir, lo importante que es la presencia en el currículum escolar de asignaturas que planteen abiertamente la existencia de la diversidad sexual, con lo que eso tiene de enriquecedor para el conjunto de la sociedad”.

Fuente Huffington Post

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Manifiesto de Ichthys en el día de la dignidad LGTB

Domingo, 6 de julio de 2014

mano-pez2Desde Sevilla nos remiten texto del manifiesto de Ichthys en el día del Orgullo, para su difusión en la página de Cristianos Gays, ñp que hacemos con mucho gusto.

Desde Ichthys, cristianas y cristianos LGTBH de Sevilla, en el día de la dignidad homosexual manifestamos que todas las personas fuimos creadas perfectas y, por tanto, todas somos iguales a los ojos de Dios.

Nadie, ninguna persona puede ser acusada de ninguna falta en razón de su raza, su estatura, su aspecto físico ni tampoco por su identidad sexual, que también es obra de Dios.

En un año en el que hemos sido testigos de la extrema violencia a la que pueden llevar los fanatismos políticos, sociales y religiosos contra las lesbianas, los gays, los transexuales, los bisexuales y los heterosexuales que luchan por los derechos del colectivo LGTB, levantamos la voz para denunciar, como creyentes, a quienes utilizan el nombre de Dios para justificar la desigualdad, la discriminación, la violencia e incluso la muerte.

Es necesario un abrazo de paz entre colectivos y personas LGTBH y las diferentes confesiones religiosas. Somos conscientes –y así lo experimentamos– que nuestra dimensión creyente no está en conflicto con nuestra dimensión sexual.

Buscamos y apostamos por un diálogo esperanzador basado en un compromiso de entendimiento mutuo. Somos personas creadas para ser libres y felices, sin más barreras que las establecidas por el mandamiento del amor.

Es hora de establecer el fin de las tradiciones que etiquetan a hombres y mujeres, e imponen reglas para que las personas nos desarrollemos en plenitud.

Esa estructura tradicional no se basa en el auténtico espíritu del Evangelio, sino en normas de conducta que nada tienen que ver con el mensaje de Jesucristo.

La sociedad, y también buena parte de las personas creyentes, demanda un futuro inclusivo y no exclusivo.

Por nuestra fe, estamos llamados a actualizar la lectura de la Palabra de Dios a la luz de los acontecimientos que vivimos en el presente.

Reivindicamos al Dios que es Padre y Madre. Que es amor. Que es justicia. Que clama por la igualdad y eleva a las personas perseguidas al rango de hermanas y hermanos.

*

Ichthys, cristianas y cristianos LGTBH. Sevilla.

5 de julio de 2014

***

General, Iglesia Inclusiva, Tablón de Anuncios , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.