Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Sinn Féin’

Funeral de Lyra McKee: políticos y seres queridos rinden homenaje a la periodista

Viernes, 3 de mayo de 2019

12465074-6938563-Lyra_McKee_29_is_believed_to_have_been_hit_by_a_stray_bullet_aft-m-25_1555653298047el-funeral-de-lyra-mckee-politicos-y-seres-queridos-rinden-homenaje-al-difunto-periodista***

Los amigos y familiares de Lyra McKee han rendido homenaje a la difunta periodista en su funeral en la Catedral de Santa Ana de Belfast.

Una gran multitud se alineaba en las calles de Belfast antes del servicio, que comenzó a la 1 de la tarde del miércoles (24 de abril). El coche fúnebre que llevaba el ataúd de McKee estaba cubierto con flores de los colores de la bandera del arco iris. A su llegada a Santa Ana, estallaron los aplausos entre la multitud que se había reunido frente a la catedral.

el-funeral-de-lyra-mckee-politicos-y-seres-queridos-rinden-homenaje-al-difunto-periodista-0El Decano Stephen Forde abrió el servicio y dijo: “Lyra fue una persona que rompió barreras y traspasó fronteras, este fue su sello en la vida, este es su legado en la muerte. Como periodista, buscaba la verdad dondequiera que la llevara, nunca contenta con el silencio sombrío de las preguntas sin respuesta.

Su hermana Nichola Corner llamó a esta joven de 29 años “una inspiración para mucha gente. Toda la historia de su vida habla de superar o empujar contra los desafíos externos”, dijo. “Dentro de cada uno de nosotros tenemos el poder de crear el tipo de sociedad que Lyra imaginaba. Uno donde las etiquetas no tienen sentido, uno donde cada persona es valorada, uno donde cada niño tiene la oportunidad de crecer y hacer sus sueños realidad. Este es el legado de Lyra que debemos seguir adelante.”

Con una ovación de pie, terminó diciendo: “En palabras de la propia Lyra: “Debemos cambiar nuestro propio mundo pieza por pieza”.  Ahora pongámonos a trabajar.”

BELFAST, NORTHERN IRELAND - APRIL 24: (L-R) Taoiseach Leo Varadkar, British Prime Minister Theresa May and President of Ireland, Michael D. Higgins sit together while Secretary of State for Northern Ireland Karen Bradley is seated behind as they attend the funeral service of journalist Lyra McKee at St Anne’s Cathedral on April 24, 2019 in Belfast, Northern Ireland. Journalist and campaigner for LGBT rights, Lyra McKee, 29, was shot dead last Thursday while observing the rioting in Londonderry. Her family gave a statement in which they said her "openness and her desire to bring people together made her totally apolitical". The New IRA have admitted responsibility for her killing. (Photo by Charles McQuillan/Getty Images) Leo Varadkar, Theresa May y Michael D Higgins en el funeral de Lyra McKee. (Foto de Charles McQuillan/Getty)

Stephen Lustry, un amigo de McKee, dijo que su muerte había “dejado muchos agujeros: el periodismo, la tecnología, todas las comunidades de las que formaba parte, sus amigos y, sobre todo, su querida familia y [su pareja] Sara Canning”. Señaló que ella había planeado proponerle matrimonio a Canning durante un próximo viaje a Nueva York, David Mercer de Sky News tweeteó.

El servicio reunió a políticos de facciones dispares. La líder del Sinn Fein, Mary Lou McDonald, asistió junto con la líder del DUP, Arlene Foster, mientras que la Primera Ministra británica Theresa May se sentó entre el Taoiseach irlandés Leo Varadkar y el Presidente irlandés Michael D Higgins.

También asistió el dirigente laborista Jeremy Corbyn. Tanto él como May estuvieron ausentes de las Preguntas del Primer Ministro de esta semana para hacer el servicio.

Britain's opposition Labour party leader Jeremy Corbyn (L) and Irish Republican Sinn Fein party leader Mary Lou McDonald attend the funeral service of journalist Lyra McKee (29), who was killed by a dissident republican paramilitary in Northern Ireland on April 18, at St Anne's Cathedral in Belfast on April 24, 2019. - Lyra McKee, 29, who chronicled the troubled history of Northern Ireland, was shot in the head on April 18, 2019, as rioters clashed with police in Londonderry, the second city of the British province. (Photo by Brian Lawless / POOL / AFP) (Photo credit should read BRIAN LAWLESS/AFP/Getty Images)Jeremy Corbyn y la líder del partido republicano irlandés Sinn Fein, Mary Lou McDonald, . (Brian Lawless/AFP/Getty)

McKee fue asesinada a tiros mientras observaba los disturbios en Derry, Irlanda del Norte, el 18 de abril.

Era una joven y prometedora periodista que recientemente había terminado un libro sobre las desapariciones de niños de la era de los Problemas.

Descrita como una “defensora y activista incansable” por Canning, se hizo prominente por primera vez después de escribir un ensayo de su adolescencia sobre ser gay.

Fuente Agencias

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nuevo impulso para llevar el matrimonio igualitario a Irlanda del Norte

Jueves, 31 de enero de 2019

nuevo-impulso-para-llevar-la-igualdad-matrimonial-a-irlanda-del-norte-0Paul Faith/AFP/Getty Images

Encuestas recientes muestran que la mayoría de las personas en Irlanda del Norte apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Lord Robert Hayward, un conservador, ha renovado sus esfuerzos para lograr la igualdad matrimonial en Irlanda del Norte.

Lord Hayward ha propuesto una enmienda al proyecto de ley de uniones civiles, matrimonios y defunciones, que se debatirá en la Cámara de los Lores el viernes (1 de febrero), y que extendería el matrimonio entre personas del mismo sexo a Irlanda del Norte.

Irlanda del Norte no ha tenido una administración descentralizada en funcionamiento desde enero de 2017, cuando se rompieron las relaciones entre el Partido Unionista Democrático y el Sinn Féin.

La enmienda de Lord Hayward permite el escenario en el que el gobierno descentralizado vuelve al poder. Una cláusula incluida en la enmienda daría a la Asamblea de Irlanda del Norte seis meses para revocar la disposición sobre la igualdad en el matrimonio después de que el proyecto de ley se convierta en ley.

“Esta enmienda respeta el papel de Stormont, pero también reconoce la realidad de que esas instituciones descentralizadas no están funcionando actualmente”, dijo Lord Hayward.

El año pasado, la Cámara de los Lores, en colaboración con el diputado laborista Conor McGinn, que hizo lo mismo en la Cámara de los Comunes, presentó un proyecto de ley de los diputados privados sobre el tema de la igualdad en el matrimonio en Irlanda del Norte.

“Las parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte no deben esperar indefinidamente por la igualdad con el resto del Reino Unido. Es hora de que Westminster corrija ese error”, añadió Lord Hayward.

Los activistas LGBT+ en Irlanda del Norte expresaron su apoyo a la enmienda de Lord Hayward

“Este es un movimiento bienvenido de Lord Hayward. Más de dos años después del colapso del gobierno descentralizado de Irlanda del Norte, necesitamos legisladores en Westminster para asegurar un matrimonio igualitario para todos”, ha manifestado Patrick Corrigan, director del programa de Irlanda del Norte de Amnistía Internacional y miembro de la campaña Love Equality for equal marriage en Irlanda del Norte. Añadió: “Si Stormont regresa, estamos contentos de continuar nuestro trabajo con MLAs a través de los partidos para cambiar la ley, pero mientras tanto, la igualdad no puede esperar”.

Irlanda del Norte es la única parte del Reino Unido o Irlanda donde las parejas del mismo sexo no pueden casarse, sólo pueden tener una relación de pareja civil.

Estudios recientes indican que existe un amplio apoyo a la igualdad en el matrimonio tanto entre los ciudadanos como en la Asamblea de Irlanda del Norte, que, sin embargo, no puede funcionar sin un acuerdo para compartir el poder.

El 9 de enero, fecha que marca los dos años del colapso del gobierno de Irlanda del Norte que comparte el poder, la directora ejecutiva de Stonewall, Ruth Hunt, y Frances O’Grady, del Congreso de Sindicatos, firmaron una carta conjunta el pasado mes de mayo, instándola a extender los derechos matrimoniales a las parejas del mismo sexo en la región en ausencia de un gobierno.

Una petición de Amnistía Internacional en apoyo de una pareja de lesbianas que quiere casarse en Belfast el Día de San Valentín ha reunido más de 35.000 firmas.

Fuente Cromosomax

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Irlanda y el Reino Unido avanzan hacia la prohibición de las “terapias” de conversión

Jueves, 22 de marzo de 2018

california-terapias-conversion-fraude-696x473Dos nuevos países europeos podrían unirse en los próximos meses a la lista de territorios que prohíben las “terapias reparadoras” o de conversión. Intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas y contra las ya antes se han pronunciado numerosas organizaciones profesionales. En el Senado irlandés ya se ha presentado un proyecto de ley con apoyo multipartito para vetarlas. El proceso se encuentra en un estado más preliminar en el Reino Unido. Tras oponerse hace un año, el Gobierno de Theresa May ha anunciado ahora que está analizando posibles fórmulas para ilegalizar estas prácticas.

Prosigue la tendencia hacia la proscripción de las “terapias” reparadoras o de conversión. Tanto Irlanda como el Reino Unido han dado pasos en las últimas semanas en esta dirección. La situación se encuentra en un estadio más avanzado en el caso irlandés. 21 senadores, pertenecientes a diferentes formaciones (Sinn Féin, Fianna Fáil, laboristas, verdes e independientes) han dado su apoyo a un proyecto de Ley para la Prohibición de las Terapias de Conversión. La iniciativa partió del republicano Fintan Warfield (SF), que se mostró confiado en que culmine favorablemente su tramitación parlamentaria.

El proyecto de ley contempla la tipificación como delitos de estas prácticas y establece tres categorías, en orden de gravedad:

  • Personas que ofrezcan o realicen “terapias” de conversión o las anuncien.
  • Personas que saquen del territorio nacional a otra con el objetivo de someterla a “terapias” de conversión.
  • Profesionales que ofrezcan o realicen “terapias” de conversión o dirijan a una persona a otros profesionales o a cualquier otra persona que las realice.

Las sanciones oscilan desde los 1.000 euros de multa y seis meses de prisión para infracciones del primer tipo hasta los 10.000 euros de multa y doce meses de prisión para las del segundo y tercer tipo.

En el caso británico, el proceso se prevé más lento. Hace ahora un año, de hecho, el Gobierno de Theresa May rechazaba iniciar la tramitación parlamentaria de una iniciativa legislativa popular , que había conseguido cerca de 33.000 firmas, para prohibir las “terapias” reparadoras. Se escudaron en el pretexto de que, en su opinión, ya se habían tomado todas las medidas necesarias para prevenir el uso de las peligrosas prácticas.

Ahora, sin embargo, un portavoz del Ejecutivo ha declarado a la web Gay Star News que durante 2017 llevaron a cabo una encuesta nacional entre la población LGTB que incluyó preguntas sobre la incidencia de las “terapias” de conversión. Los resultados servirán para decidir sobre los pasos a seguir hacia la proscripción de estas prácticas pseudomédicas. El Gobierno británico también está trabajando con las asociaciones profesionales de psicoterapia y counseling para desarrollar un convenio que acabe con estos “falsos tratamientos”, en sus propias palabras, de aquí a finales de año.

En Europa, Malta fue pionera

El uso de “terapias” reparadoras o de conversión en menores de edad ha sido ya prohibido en diez estados norteamericanos, además de en la capital federal. California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut y Washington, hace tan solo unos días. Hay además varias ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Y la legislatura de New Hampshire discute en estos momentos un proyecto en el mismo sentido.

En Europa la pionera ha sido Malta, que aprobó una ley en este sentido en diciembre de 2016. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la futura ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, actualmente en discusión en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó “colar” una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que por ejemplo contemplaba este aspecto).

En cualquier caso, merece la pena recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de todo el país, emitía hace ahora un año un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen “curar” la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida..

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras

A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Ante el bloqueo en Irlanda del Norte, los laboristas piden que se reconozcan los matrimonios del mismo sexo celebrados en el resto del Reino Unido

Viernes, 23 de febrero de 2018

1200px-official_portrait_of_gerard_killen_crop_2Ged Killen

Un año después de las últimas elecciones, unionistas y republicanos han fracasado en sus negociaciones para formar Gobierno en Irlanda del Norte. Una de las consecuencias de la parálisis política es que la región sigue siendo la única del Reino Unido en la que las parejas del mismo sexo no pueden contraer matrimonio. El DUP y el Sinn Féin llegaron a acercar posturas para el desbloqueo legislativo de la medida, pero la ruptura de las conversaciones ha dado al traste con esta posibilidad. Ante la incierta situación, un diputado laborista en Westminster ha elevado una propuesta para que las autoridades norirlandesas, al menos, reconozcan los matrimonios de las parejas casadas en el resto del país.

El miércoles pasado fracasaba el último esfuerzo negociador para formar un Gobierno de poder compartido entre unionistas y republicanos. Unas conversaciones en las que se había discutido sobre la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo. Irlanda del Norte, recordemos, es el único territorio constituyente del Reino Unido sin igualdad matrimonial. El Partido Democrático del Ulster (DUP) es ferozmente contrario a la medida, pero se habría comprometido con el Sinn Féin a renunciar al procedimiento de la petition of concern. Esta cláusula exige que las propuestas legislativas obtengan una mayoría por separado de ambos bandos (unionista y nacionalista) y el DUP la ha usado para vetar las proposiciones de ley de matrimonio igualitario presentadas en la Asamblea de Irlanda del Norte.

Si bien los unionistas del DUP perdieron su capacidad numérica de veto en las pasadas elecciones, la situación política actual en Irlanda del Norte es la de un Gobierno autónomo sin constituir después de un año, debido a la falta de acuerdos. El último fracaso negociador abre un periodo incierto en el que un Gobierno directo desde Londres no es descartable. Ante esta situación, que puede prolongarse durante meses, el diputado laborista Ged Killen ha enviado un escrito a la secretaria de Estado para Irlanda del Norte en el que solicita la puesta en marcha de una solución de transición.

Se trataría de una enmienda a la ley que abrió el matrimonio en Inglaterra y Gales para que los enlaces celebrados en estas jurisdicciones o en Escocia sean también reconocidos en Irlanda del Norte. No se acabaría así con la discriminación de las parejas norirlandesas en el acceso al matrimonio, pero se les daría un arreglo provisional mientras se aclara la situación política. En la actualidad, los enlaces legalmente contraídos en otros lugares son tratados como uniones civiles en Irlanda del Norte.

Con el panorama actual, también queda en el limbo la propuesta de tres antiguos miembros de la Asamblea de Irlanda del Norte, todos ellos perteneciente a partidos unionistas, para someter a referéndum el derecho al matrimonio de las parejas del mismo sexo. La dificultad de la proposición estriba en que ninguno de ellos ha formado parte del DUP, el principal partido unionista en la actualidad. La situación de la Administración, gestionada por funcionarios sin que se hayan aprobado los pertinentes presupuestos, y que está próxima a alcanzar un punto crítico en cuanto a las finanzas públicas, tampoco parece que sea el escenario más optimista para la convocatoria de cualquier referéndum. Habrá que seguir pendientes de la vía legislativa, sea desde Belfast o desde Londres, toda vez que la judicial quedó cerrada tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de tres parejas del mismo sexo.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El Alto Tribunal de Belfast dictamina en contra del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Sábado, 19 de agosto de 2017

alto-tribunal-de-belfastEl Alto Tribunal de Belfast ha dictaminado en contra de las parejas del mismo sexo que reclamaban su derecho a contraer matrimonio en Irlanda del Norte. El juez O’Hara ha estimado que, siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el matrimonio igualitario no es un derecho fundamental, y que, por lo tanto, su articulación debe depender del poder legislativo. De esta manera, Irlanda del Norte seguirá siendo el único territorio del Reino Unido donde a las parejas del mismo sexo no les está permitido contraer matrimonio, a menos que su Asamblea logre superar el empecinamiento en contra de los derechos LGTB del Partido Unionista Democrático, la principal fuerza política norirlandesa.

El Alto Tribunal de Belfast, máxima instancia judicial de Irlanda del Norte, debía dirimir sobre dos casos, que afectaban a tres parejas del mismo sexo. En el primero de ellos, los demandantes eran dos parejas emblemáticas. Se trata de Shannon Sickles y Grainne Close —que fue la primera pareja del mismo sexo en contraer una unión shannon-sickles-y-grainne-closecivil en el Reino Unido—, y de Chris y Henry Flanagan-Kane —la segunda pareja unida civilmente, y primera masculina, también en el Reino Unido—. Todos ellos habían demandado a la Asamblea de Irlanda del Norte por impedirles acceder a la institución del matrimonio por razón de su orientación sexual. El otro caso afectaba a una pareja, cuyos nombres han permanecido legalmente en el anonimato, que había contraído matrimonio en Inglaterra una vez que fue legal, y que, sin embargo, veía cómo al trasladar su residencia a Irlanda del Norte su enlace se convertía en una unión civil, tal como establece la ley norirlandesa, una institución de menor rango que, además, no era en la que los componentes de la pareja querían integrarse.

Tras dos años de espera, finalmente el juez O’Hara del Alto Tribunal de Belfast ha dictaminado al respecto, aunque en ambos casos su resolución ha sido desfavorable. Las dos parejas del primer caso basaban su demanda en que la prohibición de contraer matrimonio violaba el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que protege el derecho a la vida privada y familiar. Sin embargo, el juez O’Hara ha fundamentado su decisión, precisamente, en la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que establece que el matrimonio para las parejas del mismo sexo no es un derecho fundamental, ya que la propia Convención Europea de Derechos Humanos de 1950 solo otorga esa consideración a la unión de un hombre y una mujer.

Así, dado que la ley norirlandesa sí que ha articulado una institución como la de uniones civiles (la primera en existir en el Reino Unido) para amparar ciertos derechos a las parejas del mismo sexo, el juez del Alto Tribunal ha considerado que lo demandado por las tres parejas concurrentes se trata de un asunto político y no judicial. Así es como lo expresaba en su denegación:

“No es difícil comprender cómo afecta tan fuertemente el mantenimiento en Irlanda del Norte de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo a los gais y lesbianas que han sufrido discriminación, rechazo y exclusión. Sin embargo, la sentencia que tengo que dictaminar no se basa en la política social, sino en la ley”.

Las parejas afectadas han declarado sentirse “desoladas” por la resolución del Alto Tribunal, y han conminado a sus conciudadanos a que presionen a sus representantes políticos para que el matrimonio igualitario sea aprobado finalmente por la Asamblea de Irlanda del Norte. Un camino, el legislativo, que está plagado de escollos.

Una vía legislativa obstaculizada por el empecinamiento del Partido Unionista

Por cinco veces consecutivas, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. Aunque en la última votación, sin embargo, los partidarios del matrimonio igualitario lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el Partido Unionista Democrático (de tradición protestante y partidario de permanencia en el Reino Unido), entonces y ahora en el poder, hizo uso de la petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático por aquel entonces tenía 37 diputados, bastaron sus votos para hacerla valer.

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías, como es el matrimonio igualitario, fue fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra norirlandesa, Arlene Foster, afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se aprobase la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las últimas elecciones han abierto, sin embargo, nuevas posibilidades. En esta legislatura, el DUP cuenta con 28 diputados, con lo que ha perdido la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial. Veremos si es posible que la vía legislativa prospere, e Irlanda del Norte deje de ser el único territorio del Reino Unido sin igualdad para las parejas del mismo sexo.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, acude al Orgullo de Belfast para apoyar el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Miércoles, 9 de agosto de 2017

leo_varadkarEl primer ministro irlandés, Leo Varadkar (centro) en la celebración del Orgullo de Dubín

Como ya anunciábamos hace unos días, el primer ministro irlandés, el abiertamente gay Leo Varadkar, ha asistido a la celebración del Orgullo de Belfast, la capital de Irlanda del Norte. El propósito de Varadkar ha sido el de apoyar la lucha de los ciudadanos LGTB norirlandeses por la legalización del matrimonio igualitario, dado que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido donde no está permitido, debido al empecinamiento del Partido Unionista Democrático (DUP). Tras su proclamación como responsable de gobierno, Varadkar mantuvo una reunión con la primera ministra del territorio británico, Arlene Foster, en la que instó a la mandataria a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, y a que dejase de utilizar los recovecos de la especial legislación norirlandesa para impedir la igualdad de los ciudadanos LGTB.

Leo Varadkar se ha convertido, desde el pasado 14 de julio, en el primer ministro de la República de Irlanda, y en el cuarto abiertamente gay de la historia europea (y mundial). Su salida pública del armario se produjo, precisamente, en la campaña del referéndum sobre el matrimonio igualitario en Irlanda, en la que Varadkar tuvo un papel reseñable, y que finalmente se saldó con un resultado favorable a la igualdad matrimonial.

Sin embargo, en el norte de la isla el cariz de la situación es muy distinto. Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido —del que no forman parte las posesiones y dependencias británicas— en no reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, tras su aprobación en Inglaterra, Gales y Escocia. Por ello, Leo Varadkar ha querido acudir a la celebración del Orgullo de Belfast, la capital de Irlanda del Norte, “en un gesto de solidaridad”. Desde el DUP no puso objeción alguna a su participación, aunque algunos componentes del grupo Presbiterianos Libres sí expresaron su protesta en las calles.

Ante la multitud reunida en manifestación, Varadkar afirmó que con su visita no pretendía “crear un conflicto”, sino “expresar mi apoyo y el apoyo de mi gobierno a la igualdad ante la ley y la libertad individual para todos los ciudadanos dondequiera que residan”. El primer ministro añadió también que “las diferencias nos hacen más fuertes y eso es algo en lo que creo, y algo que creo que puede marcar a Irlanda del Norte en el futuro. Comprendo que esto es un asunto de la Asamblea de Irlanda del Norte, pero necesitamos que se ponga en marcha”. Finalmente, el mandatario irlandés aseguraba que la aprobación del matrimonio igualitario será solo “cuestión de tiempo”.

Antes de su visita a Belfast, el primer ministro se había reunido en Dublín con la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, a quien, según sus palabras, “expresé mi muy firme opinión de que se debería permitir el matrimonio igualitario”. Varadkar instó a la mandataria norirlandesa a que no utilizase los mecanismos de bloqueo creados durante los acuerdos de paz para impedir su aprobación, mientras aseguraba que “seguiría planteando” el asunto en todo momento.

El empecinamiento del DUP en contra de los derechos LGTB

Por cinco veces consecutivas, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. En la última votación, sin embargo, los partidarios del matrimonio igualitario lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el Partido Unionista Democrático (de tradición protestante y partidario de permanencia en el Reino Unido), entonces y ahora en el poder, hizo uso de la petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático por aquel entonces tenía 37 diputados, bastaron sus votos para hacerla valer.

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías, como es el matrimonio igualitario, fue fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se aprobase la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las últimas elecciones han abierto, sin embargo, nuevas posibilidades. En esta legislatura, el DUP cuenta con 28 diputados, con lo que ha perdido la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial.

La vía judicial

Paralelamente al frente parlamentario, la otra posible vía hacia la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

El primer ministro irlandés participará en el Orgullo de Irlanda del Norte en apoyo al matrimonio igualitario

Viernes, 4 de agosto de 2017

leo_varadkarEl primer ministro irlandés, Leo Varadkar (centro) en la celebración del Orgullo de Dubín

Varadkar, el primer jefe de Gobierno de este país que se ha declarado abiertamente homosexual, ha expresado públicamente su apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte, donde, a diferencia del resto del Reino Unido, no está legalizado. 

El primer ministro irlandés, el democristiano Leo Varadkar, confirmó que asistirá el sábado a un evento del festival Belfast Gay Pride, en su primera visita a Irlanda del Norte desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Dublín el pasado junio.

La República de Irlanda se convirtió en el primer país del mundo que votó a favor de la legalización de este tipo de uniones en un referéndum convocado en 2015 por el anterior primer ministro y correligionario de Varadkar en el partido democristiano Fine Gael, Enda Kenny.

El nuevo líder, de 38 años, explicó hoy que no podrá participar en el colorido y festivo desfile del Belfast Pride por las calles de la capital norirlandesa, pero indicó que sí lo hará en un “acto de desayuno Pride” el sábado por la mañana.

Con este gesto, dijo, “quiero expresar mi apoyo a la igualdad ante la ley de los católicos, protestantes, gente no religiosa, hombres, mujeres, gais y heterosexuales”.

El “taoiseach” (primer ministro irlandés) recalcó que no cederá terreno ante nadie respecto a esta cuestión de derechos humanos, una advertencia dirigida al ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP), principal representante de la comunidad protestante norirlandesa y socio del Gobierno británico en Londres.

 El DUP se opone a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, un asunto, entre otros, que le mantiene enfrentado al nacionalista Sinn Féin -mayoritario entre los católicos- e impide que ambos acuerden la restauración del Ejecutivo autónomo de Belfast, suspendido desde el pasado enero.

Tras asumir el poder en junio, Varadkar se reunió con la líder del DUP, Arlene Foster, y, aunque lamentó que sus puntos de vista sobre el matrimonio igualitario son diferentes, aseguró que su legalización en Irlanda del Norte “es cuestión de tiempo”.

Como principal partido y gracias al complejo reparto de poder del sistema norirlandés, el DUP ha usado un mecanismo de veto para tumbar en la Asamblea de Belfast cada propuesta encaminada a legalizar este tipo de uniones, a pesar de que estas han contado con el apoyo de la mayoría de la cámara.

Tras perder su posición de privilegio con veto en las elecciones autonómicas del pasado marzo, la formación unionista podría ahora mantener su rechazo recabando apoyos de otros parlamentarios conservadores en próximas votaciones.

No obstante, el Ejecutivo británico podría suspender indefinidamente la autonomía, si DUP y Sinn Féin no logran un acuerdo de gobernabilidad después del verano, motivo por el que este asunto podría decidirse directamente desde Londres.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTB , , , , , ,

Los unionistas contrarios al matrimonio igualitario pierden su capacidad de veto en Irlanda del Norte

Martes, 7 de marzo de 2017

north_ireland-1Nueva esperanza para el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte, el único país constituyente del Reino Unido que aún no lo reconoce. En las elecciones celebradas el pasado jueves, el Partido Unionista Democrático (DUP) ha perdido su capacidad de bloquear la medida al caer por debajo de los 30 escaños. El panorama se vuelve más alentador después de cinco votaciones fallidas en la Asamblea de Stormont.

El DUP, formación unionista y fuertemente conservadora, ha sido el más castigado en las elecciones a la Asamblea de Irlanda del Norte del jueves pasado y casi pierde la primera posición frente al nacionalista Sinn Féin. La votación anticipada ha resultado en el primer Parlamento sin mayoría unionista desde la instauración de la autonomía en 1998. La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Desde 2007, han compartido el poder un primer ministro del DUP y un vice primer ministro del Sinn Féin.

Esta particular situación política es una de las causas por las que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP de la primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP hasta ahora siempre había superado por sí solo.

De hecho, la utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario ha sido fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP liderado por Foster en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se apruebe la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las elecciones, convocadas anticipadamente tras la dimisión del vice primer ministro Martin McGuinness (Sinn Féin), han abierto sin embargo nuevas posibilidades. En la próxima legislatura, el DUP contará con 28 diputados, con lo que perderá la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial.

La vía judicial

Paralelamente al frente parlamentario, la otra posible vía hacia la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La primera ministra de Irlanda del Norte amenaza con seguir bloqueando el matrimonio igualitario “tanto como pueda”

Jueves, 3 de noviembre de 2016

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, ha afirmado que seguirá bloqueando el matrimonio igualitario tantas veces como pueda hacerlo. Además de oponerse personalmente a variar la definición del matrimonio, la mandataria afirma verse impulsada a seguir la vía del bloqueo a los derechos civiles de los norirlandeses por su disgusto ante las críticas que recibe en las redes sociales. Una actitud que ha sido calificada por la líder del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte, Naomi Long, de “infantil” e “hipócrita”.

Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden contraer legalmente matrimonio. Y lo es con empecinamiento, pues su Asamblea ha rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, sin embargo, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el ultraconservador Partido Unionista Democrático, ahora en el poder, hizo uso de la “petition of concern” para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La “petition of concern” fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La “petition of concern” debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático tiene 37 diputados, bastan sus votos para hacerla valer.

La utilización de la “petition of concern” para un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario ha sido fuertemente criticada, sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como de la protestante, aunque en esta última el sostén, aun siendo también mayoritario, es significativamente menor.

Pero la primera ministra y líder del Partido Unionista Democrático, Arlene Foster, ha afirmado que usará la “petition of concern” todas las veces que sean necesarias para impedir que se apruebe el matrimonio igualitario durante su mandato. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba la mandataria, a lo que añadía que “no tengo problemas con que la gente defienda su sexualidad, pero sí que se convierte en un problema cuando la gente trata de redefinir el matrimonio”. Por ello, Foster opina que la “’petition of concern’ está ahí para usarla, y la vamos a utilizar tanto como podamos. Si los demás quieren debatir sobre su completa desaparición, estaremos en ese debate”.

Sin embargo, lo que ha resultado chocante ha sido la razón que ha dado para ese empecinamiento. Al parecer, algunos activistas LGTB protestan con acritud, a través de las redes sociales, por la vulneración de los derechos civiles de los ciudadanos norirlandeses que supone la desigualdad ante el matrimonio por razón de orientación sexual. Esa actitud acre es considerada “insultante” por la primera ministra, que ha advertido que “no van a influirme dirigiéndome esos insultos. De hecho, van a conseguir que haga justo lo contrario, la gente tiene que recapacitar sobre eso”.

Reacción de la oposición

naomi-long-irlanda-del-norte-300x300Para Naomi Long, líder del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte (también unionista pero de carácter liberal y conciliador), la primera ministra está culpando a los “trolls de internet” de sus propias decisiones respecto al matrimonio igualitario. Long estima que la actitud de Arlene Foster “no solo es infantil e impropia del alto cargo que ocupa, sino que además es hipócrita, porque su partido, en cada oportunidad, ha tratado de bloquear cualquier progreso para la comunidad LGTB en Irlanda del Norte”. La líder del Partido de la Alianza cree que el Partido Unionista “abusa de la ‘petition of concern’ para revertir lo que sería una mayoría democrática. Por supuesto, si no están de acuerdo con el matrimonio igualitario pueden votar en contra. Pero yo desearía una democracia más madura, en la que viéramos una limitación del uso, sino la completa desaparición, de la ‘petition of concern’ como mecanismo. Así nos basaríamos en un sencillo principio democrático”.

sean-lynch-irlanda-del-norte-300x203Por su parte, Séan Lynch, diputado del nacionalista Sinn Féin en la presente legislatura, declaraba que “ante todo se trata de una cuestión de igualdad y el Sin Féin se compromete a que el matrimonio igualitario se extienda por toda la isla”. Lynch denunciaba que el pasado 27 de octubre su partido había presentado al Gobierno un nuevo proyecto de reforma de la Ley de Matrimonio, que había sido bloqueado otra vez por el Partido Unionista Democrático.

Por ello, con el frente parlamentario aparentemente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El Partido Unionista Democrático veta el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Lunes, 9 de noviembre de 2015

300px-StormontGeneralPor quinta vez consecutiva, el matrimonio igualitario ha sido rechazado por la Asamblea de Irlanda del Norte, el único territorio del Reino Unido en el que no es legal. Sin embargo, en esta ocasión los representantes de la Asamblea sí que votaron mayoritariamente a favor de instar al gobierno a legislar el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero el Partido Unionista Democrático utilizó la cláusula que exige que la votación alcance un alto porcentaje en cada uno de los dos bloques, unionista y nacionalista irlandés, para ser considerada favorable.

La diferencia entre esta votación y las cuatro anteriores es que, por primera vez, la propuesta de que el gobierno norirlandés legisle el matrimonio igualitario ha sido respaldada por la mayoría de los votantes de la Asamblea. Aunque, ciertamente, esa mayoría ha sido exigua, pues tan solo ha habido un voto de diferencia: 53 representantes han votado a favor y 52 lo han hecho en contra. Han respaldado la propuesta todos los representantes del Sinn Féin y el Partido Socialdemócrata y Laborista (ambos partidarios de la anexión con Irlanda y de tradición católica), a los que se han unido 4 representantes unionistas independientes. En contra han votado todos los diputados del Partido Unionista Democrático y el resto de unionistas (a favor de la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante).

Tras la victoria de los partidarios de la igualdad LGTB, los miembros del gobernante Partido Unionista Democrático han hecho valer la “petition of concern”, una cláusula que exige que las propuestas obtengan una mayoría mucho más amplia, y por parte de ambos bandos (unionista y nacionalista). En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La “petition of concern” debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que han bastado las firmas de los 37 diputados del Partido Unionista Democrático para hacerla valer.

La “petition of concern” fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores. Por ello han arreciado las críticas por su utilización respecto a un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como de la protestante, aunque en esta última el sostén, aun siendo también mayoritario, es significativamente menor.

De hecho, eegún una encuesta, el 64 % de la ciudadanía de Irlanda del Norte está a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar de que el principal partido político protestante en la provincia continúa bloqueando la legalización de este tipo de uniones.

El sondeo, efectuado por la emisora pública británica BBC y la cadena estatal de la República de Irlanda RTE en toda la isla, indica que un 64 % de norirlandeses dice que se sentiría “bastante o muy cómodo” si un pariente cercano se casara con alguien del mismo sexo.

En la República de Irlanda, donde el matrimonio igualitario ya ha sido legalizado tras haber sido apoyado por mayoría en un referéndum celebrado el pasado mayo, esa misma cuestión recibió el apoyo del 67 % de los encuestados.

Los resultados de este estudio cuestionan la posición del mayoritario y ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP), que bloqueó esta semana una propuesta presentada por los principales partidos católicos nacionalistas en la Asamblea autónoma norirlandesa.

La encuesta de la BBC y RTE, efectuada entre 1.029 adultos en la República de Irlanda y 1.012 en Irlanda del Norte, también reveló que solo un 23 % de los encuestados en la provincia británica dice que se sentiría “bastante o muy incómodo” si un pariente cercano se casara con alguien del mismo sexo, frente al 21 % registrado en la jurisdicción vecina.

La ley que autoriza los matrimonios entre parejas del mismo sexo entró en vigor en 2014 en Inglaterra, Gales y Escocia, mientras que la Asamblea norirlandesa aún no ha legislado al respecto. En consecuencia, la provincia autónoma se rige desde 2005 por la ley de uniones civiles del Reino Unido, que permite los enlaces entre personas del mismo sexo, pero no las califica de “matrimonios”, por lo que carecen de algunos derechos, como poder adoptar.

Denuncias de abuso en el derecho a veto

John O’Doherty, director de programas de The Rainbow Project, expresaba su desacuerdo con la actitud de los unionistas: Es cierto que el Partido Unionista Democrático ha abusado de la ‘petition of concern’ para bloquear esta votación y está haciendo caso omiso de la voluntad de la Asamblea y del pueblo de Irlanda del Norte, pero no vamos a permitir que eso mengüe nuestra alegría… nuestra campaña continúa y no concluirá hasta que el matrimonio igualitario sea una realidad en Irlanda del Norte”.

Por su parte, Patrick Corrigan, director de programas de Amnistía Internacional en Irlanda del Norte, declaraba que “el abuso de la ‘petition of concern’ para restringir en lugar de defender los derechos de un grupo minoritario significa que la Asamblea ha fallado de nuevo en cuanto a mantener el nivel de legislación sobre igualdad de otras partes del Reino Unido e Irlanda. La batalla por la igualdad en Irlanda del Norte ahora se trasladará a los tribunales, donde las parejas del mismo sexo han sido forzadas a acudir para asegurar sus derechos como ciudadanos de este país”.

Efectivamente, con el frente parlamentario nuevamente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

En todo caso, Irlanda del Norte sigue siendo el único territorio del Reino Unido sin matrimonio igualitario, tras la aprobación de las leyes de Inglaterra y Gales y posteriormente Escocia. Una situación que es aún más paradójica desde el resultado ampliamente favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo del  referéndum que se celebró el pasado mes de mayo en la vecina República de Irlanda.

Fuente Dosmanzanas y Cáscara amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

La mayoría de los ciudadanos de Irlanda del Norte apoya el matrimonio igualitario

Sábado, 11 de julio de 2015

gay-marriage-stormont-belfast-310x415Según una reciente encuesta, los norirlandeses se muestran por una amplia mayoría a favor del matrimonio igualitario, con un 68% de partidarios de igualar su legislación al respecto con la del resto de los territorios que componen el Reino Unido. El porcentaje de aceptación entre los más jóvenes alcanza el 82%, y solo es inferior al 50% entre los mayores de 55 años y los votantes del gobernante Partido Unionista Democrático, que ha rechazado su aprobación en cuatro ocasiones consecutivas en los últimos años.

Tras la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Inglaterra, Gales y Escocia, tan solo resta Irlanda del Norte como el único territorio de los que componen el Reino Unido donde la institución matrimonial está vedada a las personas LGTB. La reciente aprobación mediante referéndum en la vecina Irlanda incide aún más en la sensación de anomalía y aislamiento anacrónico de la legislación norirlandesa.

Incluso algunos de los territorios posesión de la corona británica, como las minúsculas Islas Pitcairn, han dado el paso de modificar sus leyes para acabar con la discriminación de los ciudadanos LGTB. También el ministro en jefe de la Isla de Man declaraba recientemente que efectuarán las modificaciones legislativas necesarias para sustituir las uniones civiles entre personas del mismo sexo vigentes en la actualidad por la figura del matrimonio, pues “la igualdad y los derechos humanos deben prevalecer”. En parecidos términos se ha expresado el ministro en jefe de Jersey, que se ha comprometido a aprobar una legislación igualitaria para finales de 2017.

La ciudadanía de Irlanda del Norte se muestra también partidaria de la igualdad y la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos LGTB, según la reciente encuesta efectuada por Ipsos MORI. Un 68 % de los norirlandeses entrevistados se declara partidario del matrimonio igualitario, una cifra que supera incluso al 62,07% alcanzado en el reciente referéndum de Irlanda. Por edades, son partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo el 82% de los ciudadanos entre 16 y 34 años; el 75% de quienes tienen entre 35 y 54 años y el 47% de quienes cuentan con 55 años o más.

Los católicos, aún más favorables que los protestantes

También es significativa la diferencia porcentual entre los partidarios del matrimonio igualitario según su tradición o creencia religiosa: un abrumador 75% de los católicos se muestran favorables, mientras que entre las filas protestantes solo se alcanza el 57%.

Por simpatía política, son partidarios de la igualdad LGTB un 80% de los votantes del  Sinn Féin (partidario de la anexión con Irlanda y de tradición católica) y un 79% de quienes votan al Partido de la Alianza de Irlanda del Norte (escisión del Partido Unionista Democrático, de ideología liberal, cuya pretensión es superar las diferencias entre ambas comunidades). Solo quedan en minoría los votantes del Partido Unionista Democrático (favorable a la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante), aunque los partidarios del  matrimonio igualitario ya suman un 45%.

Precisamente es el empecinamiento del ahora gobernante Partido Unionista Democrático el que ha impedido que prosperen las repetidas iniciativas presentadas para aprobar el matrimonio igualitario en los últimos tiempos. Su tozudez es tal que ha anunciado en todas esas ocasiones su intención activar la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte, surgida de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles, que obliga a que, independientemente del resultado global de la votación parlamentaria, solo se podrá considerar positiva si alcanza la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Con el frente parlamentario cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, y a pesar del mayoritario respaldo de la población, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es el judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTB, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Metodista, Iglesia Presbiteriana, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , ,

Irlanda puede pasar de estar a la cola en derechos de las personas trans a tener una de las legislaciones más avanzadas del mundo

Jueves, 11 de junio de 2015

Irish-Gay-Pride-Ireland-Irlanda-LGTB-Sarah-Abilleira-Ponte-en-mi-PielTras sorprender al mundo con el voto a favor de legalizar el matrimonio gay en un referéndum hace unas semanas, Irlanda vuelve a colocarse a la cabeza de los países con mayores derechos LGBT tras aprobar una ley trans que permite la libre determinación del género. Gracias a esta nueva ley, los ciudadanos transexuales irlandeses lo tendrán mucho más fácil, ya que no tendrán que depender del testimonio de los psiquiatras o de los endocrinólogos para que las autoridades del país reconozcan su género. De esta manera, la persona trans tendrá simplemente que realizar una declaración como garantía de su género para sacarse documentos fundamentales en la vida de cualquier ciudadanos, como por ejemplo el pasaporte o el carné de conducir.

Joan Burton, la vice primera ministra irlandesa, ha anunciado que la nueva ley entrará en vigor en breve, asegurando que el Estado irlandés reconocerá el género de las personas trans en cualquier aspecto de su vida cotidiana, desde el derecho a casarse o conseguir un nuevo certificado de nacimiento. Sin duda, una ley que hará feliz a muchas personas trans, y que nos provoca una inmensa alegría por ver cómo uno de los países más conservadores de Europa ha dado en poco tiempo varios pasos de gigante para situarse a la cabeza del mundo en materia de derechos LGBT.

Cuando todavía resuenan los ecos por la consecución del matrimonio igualitario en Irlanda, mediante referéndum, este país puede volver a ser noticia internacional de aprobarse el nuevo proyecto de ley sobre identidad de género que su gobierno tiene sobre la mesa. Hace solo unos días, recogíamos las reivindicaciones del colectivo LGTB, encaminadas a transformar la anterior propuesta legislativa con la que trabajaba el ejecutivo irlandés. Desde la asociación Transgender Equality Network (TENI), unas semanas atrás, aseguraban que “vamos a utilizar este impresionante impulso que se ha construido para lograr derechos para todos los miembros de la comunidad LGBT en Irlanda”. Parece que el efecto positivo, de hecho, sí que ha contribuido. Ahora, “el Gobierno ha demostrado una gran visión y convicción para garantizar los derechos de las personas trans”, defienden desde TENI.

La coalición de partidos que conforma el gobierno de Irlanda, el centroderechista Fine Gael y el Partido Laborista, está dando toda una lección, en el campo de los derechos LGTB, a otras naciones europeas como Alemania (con una composición del ejecutivo de similares características). Y es que, en lugar de mantener el anterior texto legislativo sobre identidad de género (que no contaba con el consenso de las entidades LGTB, ni de organizaciones internacionales como Amnistía Internacional), la nueva ley propuesta “mejorará significativamente las realidades vividas por las personas trans en Irlanda”. Así lo reconocen los responsables de TENI.

El proyecto previo de ley para el reconocimiento de género que estudiaba el gobierno irlandés desde el año pasado no protegía adecuadamente “la privacidad, la dignidad o los derechos de las personas transexuales”, tal y como denunciaba TENI. Una activista trans expresaba con disgusto que se sentía “muy en desacuerdo” con que las propias personas a las que el proyecto iba destinado no fueran escuchadas. Sin embargo, el gobierno finalmente ha decidido apostar por el consenso y tramitar un nuevo texto más progresista e inclusivo, que puede colocar a Irlanda entre los países más avanzados del mundo en este campo al alinearse con el principio de libre determinación del género. El reconocimiento oficial de este se basará en la autodeclaración de la persona por medio de una declaración jurada, y se eliminará además la controvertida cláusula de divorcio forzado (en la versión anterior se exigía que las personas solicitantes estuvieran legalmente solteras).

El presidente ejectutivo de TENI, Broden Giambrone, justifica que “la libre determinación es fundamental para las personas trans. Tenemos que ser capaces de afirmar nuestra identidad y nuestros derechos reivindicados”. De cara a la nueva redacción de la ley, y a diferencia de la anterior, sí se ha contado con la opinión del colectivo trans, a través de testimonios individuales y de las entidades LGTB. No obstante, sigue habiendo un escollo remarcable: la ley solo será aplicable de forma íntegra para los mayores de 18 años. Como explica Giambrone “los jóvenes trans siguen siendo vulnerables”, por lo que “trabajaremos estrechamente con el Gobierno para garantizar que estén protegidos”. Los solicitantes menores de edad sí deberán someterse a exámenes y valoraciones médicas (de mantenerse la actual redacción). Con todo, aún podría mejorarse este punto antes de que el texto llegue a la correspondiente comisión parlamentaria, el próximo 17 de junio.

España empieza a quedar retrasada…

Irlanda se situaría así en el grupo de países más avanzado en esta materia, junto a Argentina, Dinamarca o Malta, que no abordan el cambio de identidad de género como una patología.

Avances que colocan a estos países por delante de España, que aunque dio un paso de gigante en 2007, todavía mantiene como requisito para que las personas trans puedan acceder a la rectificación registral del sexo un diagnóstico de “disforia de género” y exige (con algunas excepciones) dos años de tratamiento hormonal previo. Leyes posteriores, como la ley integral de transexualidad de Andalucía o las más recientes leyes contra la homofobia, la bifobia y la transfobia aprobadas en Cataluña y en Extremadura, sí incorporan ya el principio de la despatologización, pero no dejan de ser normas de ámbito autonómico. Urge ya una actualización de la norma estatal.

Fuente Dosmanzanas y AmbienteG

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Ayuntamiento de Belfast apoya el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Jueves, 4 de junio de 2015

belfastpride-e1396023000113El Ayuntamiento de Belfast, la capital de Irlanda del Norte, ha aprobado por una amplia mayoría una moción de apoyo a la aprobación del matrimonio igualitario en el territorio autónomo. Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido donde no está permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo, tras su legalización en Inglaterra, Gales y Escocia. El extraordinario resultado del reciente referéndum en Irlanda ha evidenciado aún más la discriminación a la que se ve sometida la comunidad LGTB norirlandesa, debido al fanatismo del Partido Unionista Democrático, que impide reiteradamente que las parejas del mismo sexo alcancen la plena igualdad legal.

Por 38 votos a favor, 13 en contra y 2 abstenciones, los concejales del Ayuntamiento de Belfast han aprobado una moción de apoyo a la legalización del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte. La cifra de opositores coincide con la representación que el Partido Unionista Democrático (a favor de la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante) tiene en el consistorio, gobernado actualmente en minoría por el Sinn Féin (partidario de la anexión con Irlanda y de tradición católica). Pero entre los votos favorables también se cuentan los del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte, escisión del Partido Unionista Democrático, de ideología liberal, cuya pretensión es superar las diferencias entre ambas comunidades.

Precisamente a la Alianza de Irlanda del Norte pertenece la concejala Emmet McDonough-Brown, ponente de la moción. La edil ha afirmado que su propuesta ha sido impulsada por el resultado del referéndum irlandés favorable al matrimonio igualitario, tras el que, según sus palabras, “el cielo no se ha caído, todo lo que ha sucedido es que la gente que quiere comprometerse puede hacerlo”.

El hecho de que el consistorio de la ciudad más populosa de Irlanda del Norte, y capital del territorio, apruebe una moción de este tipo tiene un valor simbólico que no se le ha escapado al representante en la zona de Amnistía Internacional, Patrick Corrigan. En un comunicado, Corrigan expresaba su satisfacción de la siguiente manera: “Esta votación abrumadora a favor del matrimonio civil para las parejas del mismo sexo por parte del mayor ayuntamiento de Irlanda del Norte muestra cuánto ha cambiado la opinión a favor de la igualdad para la comunidad LGBTI. Ese mismo espíritu de igualdad necesita que se demuestre ahora por parte de la Asamblea de Irlanda del Norte, para que esta región no sea la única parte del Reino Unido o Irlanda sin matrimonio civil para las parejas del mismo sexo”.

Corrigan también ha aludido a quienes reiteradamente se oponen a poner fin a esa discriminación: “Con sus palabras y acciones, muchos políticos de Irlanda del Norte están consiguiendo que los gais sean ciudadanos de segunda clase en su propio país. Irlanda del Norte se está quedando atrás como una zona estancada de discriminación para las personas gais y lesbianas”.

Evidentemente, ese grupo político es el Partido Unionista Democrático, actualmente mayoritario en la Asamblea de Irlanda del Norte y a cargo del gobierno. Sus votos negativos hicieron que el pasado mes de abril fuera rechazado por cuarta vez consecutiva un proyecto de ley de matrimonio igualitario, aunque por una pequeña diferencia de 49 votos en contra y 47 a favor. Previendo lo ajustado del resultado, los representantes del Partido Unionista Democrático llegaron a anunciar, como en otras ocasiones, que si la votación era favorable a la moción activarían la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte, surgida de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles. Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Moción favorable desde el Parlamento británico

La situación de indefensión que esta actitud intolerante causa a la comunidad LGTB en el territorio autónomo es tal, que un grupo de parlamentarios británicos, representantes de todo el espectro político, han presentado en el Parlamento de Westminster una moción por la que, además de felicitar a Irlanda por el resultado favorable del referéndum sobre el matrimonio igualitario, instan a poner fin a la discriminación en Irlanda del Norte. El texto es elocuente:

Esta Cámara felicita a la República de Irlanda por convertirse en el primer país del mundo en aprobar el matrimonio igualitario por consulta popular; cree que Irlanda ha cumplido con las aspiraciones de los defensores de la igualdad, al conseguir un apoyo mayoritario en prácticamente todos los distritos electorales y concluir el proceso de referéndum con un resultado decisivo del 62 % favorable; toma nota de las observaciones del Taoiseach [primer ministro irlandés] Enda Kenny de que los que votaron en la privacidad de las urnas hicieron una declaración muy pública de su espíritu de generosidad, compasión, inclusión y amor con el matrimonio igualitario; reconoce el apoyo brindado por los LGBT irlandeses en Gran Bretaña, muchos de los cuales viajaron en barco o avión para participar en ese día; cree, además, que el voto irlandés puede servir como un faro de esperanza para aquellos que aún se enfrentan a la opresión; e insta al Gobierno a que apoye la igualdad LGBT en todo el mundo, más inmediatamente en Irlanda del Norte, la única parte del Reino Unido y de la isla de Irlanda donde aún se impide a las parejas del mismo sexo hacer uso de sus libertades civiles.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

La comunidad LGTB de Irlanda reclama los derechos de las personas transexuales tras la consecución del matrimonio igualitario

Lunes, 1 de junio de 2015

luna_bannerLa aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda, mediante un referéndum celebrado el pasado domingo 23 de mayo, es un hito incontestable en la agenda LGTB. Sin embargo, no es ni mucho menos el fin último y, con su consecución, no cesan las reivindicaciones por una sociedad irlandesa plenamente igualitaria. Uno de los siguientes objetivos es mejorar la realidad de las personas trans en este país, con una de las peores situaciones legislativas en el ámbito de la Unión Europea. Las personas trans aún se enfrentan a altos niveles de discriminación y marginación. Todavía no tenemos el reconocimiento legal de género”, reivindican desde la organización Transgender Equality Network de Irlanda en su cuenta de Facebook.

Nadie cuestiona, al menos desde el colectivo LGTB, la importancia de la aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda. Como recogía dosmanzanas, el referéndum finalizaba con un 62,07 % de votos a favor de la reforma constitucional frente a un 37,93 % en contra. 42 de los 43 distritos electorales en los que se divide el territorio irlandés se situaban en la órbita del ‘sí’. Pero, sin dejar de reconocer y agradecer este avance hacia una sociedad más justa, el acceso al matrimonio entre personas del mismo sexo no supone el fin del camino. Así lo reivindica el activismo LGTB: “vamos a utilizar este impresionante impulso que se ha construido para lograr derechos para todos los miembros de la comunidad LGBT en Irlanda”, aseveran los integrantes de Transgender Equality Network (TENI).

“Irlanda es el único país de la Unión Europea que no ha proveído un reconocimiento legal de género”. Con este contundente mensaje comienza un vídeo, realizado por Invisible Thread Films para TENI y que podéis ver a continuación:

https://www.youtube.com/watch?v=PK00GSTYhSQ

La exigencia de normalidad e igualdad legislativa de colectivo trans, con toda seguridad, formará parte de la semana del Orgullo Trans de Dublín, que tendrá lugar del 11 al 14 de junio. El festival TRANS-FUSION ofrecerá la posibilidad de disfrutar de esculturas, fotografías, pinturas, dibujos, instalaciones de arte y de video, literatura o teatro, entre otras disciplinas y modalidades artísticas, en un marco que (como ocurre en el Orgullo LGTB) combina exitosamente reivindicación, ocio y cultura para trasladar al conjunto de la sociedad los mensajes igualitarios y concienciar de la realidad a la que se enfrentan a diario, en este caso, las personas transexuales.

 “Que nos escuchen a nosotros”

“El reconocimiento de género dará a todo el mundo la oportunidad de ser ellos mismos”, dice una de las mujeres trans en el vídeo antes citado. Otro activista explica la “destructiva” situación a la que se ven sometidas las personas trans de Irlanda a diario, al no ver su realidad de género reconocida en sus documentos de identidad. Acciones cotidianas para el resto de la ciudadanía como pagar con tarjeta de crédito y tener que enseñar el DNI o verse en la necesidad de identificarse para realizar cualquier gestión administrativa, por ejemplo, suponen un verdadero suplicio para la población transexual irlandesa. Estas personas se ven obligadas a tener que estar dando explicaciones continuamente, con la estigmatización que ello supone.

El proyecto de ley para el reconocimiento de género que estudia el Gobierno de Irlanda desde el año pasado “no protege adecuadamente la privacidad, la dignidad o los derechos de las personas transexuales”. “Estoy muy en desacuerdo de que no nos escuchen a nosotros”, añade una activista. Es este último reclamo, quizá, el que mejor define la situación: no se puede pretender legislar a favor de un colectivo sin contar con él como, al parecer, está ocurriendo en Irlanda con las personas trans. Esta postura recuerda a las proclamas del despotismo ilustrado (“Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”), contestadas posteriormente durante la Revolución Francesa.

El texto legislativo propuesto no contempla ninguna disposición para los jóvenes trans, ya que las personas menores de 16 años no han sido incluidas. Asimismo, los mayores de 18 años requieren una evaluación médica antes de poder iniciar la transición y obliga a elegir, en algunos casos, entre la familia y el reconocimiento de la propia identidad. Esto ocurre porque, de no modificarse, la ley exigiría que las personas que se sometan a un cambio de identidad de género legalmente estén solteras. La europarlamentaria Lynn Boylan, perteneciente al partido irlandés Sinn Féin, considera que todo esto es, simplemente, “vergonzoso”.

Amnistía Internacional también denuncia el proyecto y critica la forma de proceder del ejecutivo (formado por una coalición entre el centroderechista Fine Gael y el Partido Laborista). “En lugar de hacérselo más fácil posible a todas las personas transgénero para obtener el reconocimiento legal de su identidad, hay diversos grupos que se verán defraudados por el proyecto de ley, en particular los que están casados o en uniones civiles, los menores de edad y los que no desean someterse a tratamiento médico”, argumenta Denis Krivosheev en nombre de la organización.

“Este proyecto de ley requiere cambios sustanciales si se trata de abordar el grave problema de la discriminación contra las personas transgénero”, añade Krivosheev. Desde dosmanzanas apoyamos la campaña para el reconocimiento de los derechos de las personas transexuales en Irlanda e invitamos a los legisladores a atender a la realidad de este colectivo para que no se de la paradoja, como decíamos, de hacer una ley para ellas, sin contar con ellas.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Asamblea de Irlanda del Norte rechaza la propuesta para legalizar el matrimonio igualitario

Miércoles, 29 de abril de 2015

300px-StormontGeneralPor cuarta vez consecutiva en los últimos años, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado una moción que abriría el matrimonio a las parejas del mismo sexo. La reiterada oposición a los derechos LGTB de la mayoría unionista mantiene a Irlanda del Norte como el único territorio del Reino Unido donde no está permitido el matrimonio igualitario. Por su parte, el ministro de Sanidad del actual gobierno norirlandés ha dimitido, poco después de causar una fuerte controversia al declarar que los niños criados por parejas del mismo sexo sufren más abusos y abandonos. .

 La propuesta para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo fue presentada por el Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) y el principal partido de la comunidad católica-nacionalista que busca la independencia del Reino Unido. Por contra, el principal oponente a la legalización es el Partido Democrático Unionista, un partido protestante que ha frenado por Irlanda del Norte rechaza legalizar el matrimonio en dos años los intentos de legalizar el matrimonio.

El pasado 14 de abril, el nacionalista Sinn Féin presentaba una moción, para ser debatida por la Asamblea de Irlanda del Norte, con el siguiente texto:

Esta Asamblea acoge con satisfacción el referéndum sobre el matrimonio igualitario en el sur de Irlanda; señala que un número cada vez mayor de los parlamentos de todo el mundo han aceptado y legislado sobre el matrimonio igualitario; respeta el derecho de las instituciones religiosas a definir, observar y practicar el matrimonio dentro de sus creencias; y pide al Ejecutivo que legisle sobre la igualdad de las parejas del mismo sexo para contraer matrimonio, para que así todos los ciudadanos tengan legalmente el mismo derecho a las protecciones, responsabilidades, derechos, obligaciones y beneficios que ofrece la institución jurídica del matrimonio.

Este 27 de abril se procedió a someter la moción a la votación de los representantes de la Asamblea. Se esperaba que, como en otras ocasiones, los votos se dividieran entre los contrarios de los mayoritarios unionistas (a favor de la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante) y los favorables de los nacionalistas (partidarios de la anexión con Irlanda y de tradición católica). Y, en efecto, de los 96 presentes, 49 votaron en contra de la moción y 47 a favor, por lo que el texto fue rechazado.

Todos los representantes nacionalistas votaron a favor, como se preveía. Sin embargo, entre las filas de los partidos unionistas hubo una excepción. Los 38 representantes del gobernante Partido Unionista Democrático votaron en contra, pero 4 de los 13 representantes del Partido Unionista del Ulster, que dio libertad de voto, votaron a favor. Por ello el resultado fue más apretado que en las anteriores ocasiones. En la celebrada en 2014, la votación se saldó con 51 votos contrarios y 43 a favor, muy similar a la de 2013 y a la que tuvo lugar tras el debate de octubre de 2012.

En todo caso, el Partido Unionista Democrático anunció, como en otras ocasiones, que si el resultado era favorable a la moción activaría la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte surgido de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles. Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Se trata de la cuarta vez en los últimos dos años y medio que el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), partidario de la permanencia de la región en el Reino Unido, bloquea el avance de una propuesta sobre este asunto, reseñó Efe.

El diputado del DUP Peter Weir reiteró hoy la oposición de su formación -contraria también al aborto- al matrimonio entre personas del mismo sexo, una cuestión que divide profundamente a la sociedad norirlandesa. Este no es un debate serio. Está claro que esta moción es un ataque contra el simbolismo del matrimonio y la institución del matrimonio y un intento de redefinir el matrimonio”, dijo el dirigente del DUP, partido fundado por el difunto reverendo Ian Paisley. Weir recordó que su formación considera que el “matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer”.

Su parlamentaria Catriona Ruane, exministra de Educación en el Gobierno de Belfast, aseguró que esta iniciativa aspiraba a “anular la bilis” que desprenden los que se oponen al matrimonio gay y a “construir una sociedad que incluye y acoge”.

Coincidiendo con el bloqueo de la moción, el ministro de Sanidad, Jim Wells -del DUP-, anunció hoy su dimisión, después de que la pasada semana asegurase que las estadísticas demuestran que los hijos de matrimonios entre homosexuales son más propensos a sufrir abusos y abandono. Aunque pidió disculpas inmediatamente, la dirección del partido le ha obligado a abandonar el puesto para no dañar su actuación en las elecciones generales británicas del 7 de mayo, en las que los escaños del DUP podrían ser clave para formar gobierno en Londres si los principales partidos no logran una mayoría absoluta.

Con el frente parlamentario nuevamente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

En todo caso, con esta nueva derrota parlamentaria, Irlanda del Norte sigue siendo el único territorio del Reino Unido sin matrimonio igualitario, tras la aprobación de las leyes de Inglaterra y Gales y posteriormente Escocia. Una situación que puede llegar a ser aún más paradójica, si la igualdad LGTB sale victoriosa del referéndum sobre el matrimonio igualitario que se celebrará este próximo mes de mayo en la vecina República de Irlanda.

El Ejecutivo de Irlanda del Norte introdujo en 2005 la ley de Asociación Civil para personas del mismo sexo, que concede a esas parejas los mismos derechos y responsabilidades que a los matrimonios heterosexuales.

La República de Irlanda tiene también la Ley de Uniones Civiles, si bien su Gobierno ha convocado un referéndum el próximo 22 de mayo para consultar al electorado sobre la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Y esperemos que el resultado sea positivo y muy pronto los gays irlandeses puedan casarse como ya hacen el resto de sus conciudadanos.

Fuente | El Universal
Fotografía | Wknight94

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Una pareja del mismo sexo demanda a Irlanda del Norte por no reconocer su matrimonio

Viernes, 16 de enero de 2015

repositorio_obj_3379_1396087551Una pareja del mismo sexo, legalmente casada en Inglaterra, ha presentado una demanda contra la administración de Irlanda del Norte, su actual lugar de residencia, por no reconocer su matrimonio. Tras el reiterado rechazo de los unionistas a las mociones parlamentarias presentadas sobre este asunto, parece que la vía judicial es el único camino para que la igualdad LGTB alcance a todos los territorios del Reino Unido.

Tras la entrada en vigor del matrimonio igualitario en Escocia el pasado 31 de diciembre, Irlanda del Norte se ha convertido en el único territorio del Reino Unido donde el matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal. Los unionistas (partidarios de la pertenencia al Reino Unido y principalmente protestantes) han bloqueado reiteradamente todas las iniciativas legislativas que se han planteado al respecto por los nacionalistas (partidarios de la reunificación con la República de Irlanda y mayoritariamente católicos).

En mayo del pasado 2014 lo hicieron por tercera vez, con el rechazo de la moción para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo presentada, entre otros, por los nacionalistas del Sinn Féin. Aunque la moción fue rechazada por 51 votos frente a 43, el Partido Unionista Democrático llegó a anunciar que activaría la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte surgido de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles. Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Con el frente parlamentario prácticamente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, ha sido presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que en principio desean mantener el anonimato. Ambos contrajeron matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. Tan solo se les reconocía automáticamente como integrantes de una unión civil, estatus que en ningún caso fue solicitado por la pareja.

The Rainbow Project, un grupo de defensa de los derechos LGTB, forma parte del equipo legal de los demandantes. Su director, John O’Doherty, estima que la situación norirlandesa en este asunto es “irracional, contraria a los principios del derecho constitucional británico, e incompatible con la Convención Europea de Derechos Humanos”. O’Doherty sostiene con convicción que están “decididos a mantener nuestro criterio de que nadie puede estar casado en una parte del Reino Unido y no estar casado en otra. Una vez que una pareja está casada legalmente en el Reino Unido, mantenemos que su relación no puede ser reclasificada como una unión civil sin su consentimiento, que es exactamente lo que la ley hace actualmente. La legislación dice que las personas legalmente casadas ya no están casadas. Eso es inadmisible y no se puede permitir que prosiga”.

El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Los demandantes están preparados para un largo proceso, que estiman que puede prolongarse hasta dieciocho meses. También han declarado que, en el caso de que la corte norirlandesa no fuera favorable a sus argumentos, están decididos a llegar hasta el Tribunal Supremo del Reino Unido e incluso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Irlanda votará en referéndum el matrimonio igualitario en la primavera de 2015

Viernes, 4 de julio de 2014

_Enda-Kenny_1960207cComienza oficialmente la cuenta atrás para la más que probable apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo en la República de Irlanda. El primer ministro Enda Kenny, del conservador Fine Gael, ha confirmado este miércoles que el asunto será sometido a referéndum en los primeros meses del año próximo. Las encuestas muestran un apoyo ampliamente mayoritario a la igualdad LGTB.

En respuesta a una interpelación del líder del Sinn Féin Gerry Adams, Kenny ha admitido que, si bien no tienen todavía una fecha decidida, la anunciada reforma constitucional para introducir el matrimonio igualitario será sometida a referéndum en la primavera de 2015. “Hay una serie de otros asuntos legales de los que tenemos que ocuparnos”, incluidos los relacionados con la adopción, según el mandatario irlandés, que ha reafirmado su compromiso con el que fue uno de los puntos del acuerdo de Gobierno entre los conservadores del Fine Gael y los laboristas e incluso ha mostrado su intención de hacer campaña a favor de la igualdad matrimonial.

coca-cola-censura--boda-gayEl entonces ministro de Justicia Alan Shatter ya adelantó en enero que la estrategia del Ejecutivo sería equiparar en primer lugar todos los derechos de familia y adopción, entre otros, para las parejas del mismo sexo, para dejar estos asuntos fuera del debate sobre el matrimonio igualitario y que la formulación del referéndum se centre en “un solo asunto: ¿cree usted que las personas deberían poder celebrar matrimonios del mismo sexo o deberíamos discriminar a la gente a causa de su orientación sexual y negárselo? ”, en palabras de Shatter. “No se discutirá ningún otro asunto”, aseguró.

El anuncio de Kenny en realidad es solo una confirmación del calendario que ya se empezó a esbozar a finales del año pasado. La modificación de la carta magna del país para autorizar de forma expresa el matrimonio entre personas del mismo sexo fue una de las propuestas de la Convención Constitucional, formada por un presidente nombrado por el Gobierno, 29 miembros del Parlamento irlandés (elegidos de forma proporcional), 4 representantes de los partidos políticos de Irlanda del Norte (territorio irlandés bajo soberanía británica) y 66 ciudadanos elegidos al azar de forma ponderada a la edad, origen geográfico y sexo de la población irlandesa. La propuesta fue remitida oficialmente al Gobierno a principios del mes de julio de 2013, abriendo un plazo de cuatro meses tras los cuales el Ejecutivo decidió darle su apoyo de forma contundente.

Una clima social cada vez más favorable

Belfast-Gay-Pride-Ireland-Irlanda-LGTB-Sarah-Abilleira-Ponte-en-mi-PielPese a ser un país de fuerte tradición católica, en los últimos años el peso de la iglesia irlandesa se ha reducido considerablemente, en buena parte debido al conocimiento de los abusos cometidos durante décadas sobre niños y adolescentes. Un proceso que ha debilitado su capacidad de influencia y que permitió por ejemplo que en 2010 el Parlamento aprobara una ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo por práctica unanimidad de las fuerzas políticas pese a la declarada oposición de la iglesia católica.

Pero ello no significó que la lucha a favor del matrimonio igualitario se detuviera, y de hecho las muestras de apoyo han ido acumulándose durante todo este tiempo. Al margen de las ya mencionadas, una muy relevante que recogimos en su momento fue el respaldo de la corporación municipal de Dublín por una mayoría de 38 votos a favor frente a solo cuatro en contra. Y la expresidenta Mary McAleese, una figura especialmente respetada en el país, se pronunciaba hace dos años a favor.

Pero quizá lo más significativo es el apoyo que las encuestas de opinión vienen detectando ya desde hace años. En 2008 ascendía al 68%, en 2012 alcanzaba el 73%, a principios de 2013 rompía la barrera del 75% y en febrero de este año llegaba al 76%. Un apoyo social que permite albergar serias esperanzas de que el referéndum de 2015 arroje un resultado favorable al matrimonio igualitario.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Irlanda del Norte vuelve a decir “no” al matrimonio igualitario

Martes, 6 de mayo de 2014

gay-marriage-stormont-belfast-310x415Por tercera vez en menos de dos años, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado una moción para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. La votación ha vuelto a reflejar la brecha entre el apoyo de los nacionalistas (partidarios de la reunificación con la República de Irlanda y mayoritariamente católicos) y el rechazo de los unionistas (a favor de la pertenencia al Reino Unido y principalmente protestantes). Ahora la lucha podría trasladarse a la ámbito judicial.

El resultado de 43 votos a favor frente a 51 en contra fue muy similar al de hace un año y al que tuvo lugar tras el debate de octubre de 2012. Incluso aunque se hubiera conseguido la mayoría simple a la que aspiraban los promotores (con el Sinn Féin a la cabeza), el conservador Partido Unionista Democrático (DUP) anunció que activaría la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte surgido de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles. Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Con la vía legislativa nuevamente bloqueada, la puerta está de nuevo abierta para posibles demandas judiciales. En este sentido, la Alta Corte de Belfast ya dictaminó en octubre de 2012 que la prohibición de adoptar conjuntamente a las parejas del mismo sexo vigente por aquel entonces en Irlanda del Norte era discriminatoria y violaba su derecho a formar una familia, sentencia que luego era confirmada por el Tribunal Supremo de Irlanda del Norte. Amnistía Internacional y grupos LGTB han anunciado que se están preparando demandas ante los tribunales para reclamar el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio.

Por otra parte, como también ocurrió en abril del año pasado, la iglesia católica ha tenido un papel activo en la oposición al proyecto. Los obispos norirlandeses enviaron una carta a cada uno de los diputados de la Asamblea animándolos a votar en contra de la medida, citando para ello incluso al papa Jorge Bergoglio: “Como dijo el papa Francisco recientemente, ‘debemos reafirmar el derecho de los niños a crecer en una familia con un padre y una madre capaces de crear un entorno adecuado para el desarrollo y la madurez emocional del niño’”.

Irlanda del Norte sigue siendo, tras esta nueva derrota, el único territorio del Reino Unido sin matrimonio igualitario, tras la aprobación de las leyes de Inglaterra y Gales y más recientemente de Escocia. Una situación que puede llegar a ser aún más paradójica en 2015, cuando la República de Irlanda celebrará un referéndum sobre el tema que según las encuestas podría dar la victoria a los partidarios de la igualdad.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

El matrimonio igualitario vuelve al debate político en Irlanda del Norte, único territorio del Reino Unido que aún no lo ha aprobado

Lunes, 21 de abril de 2014

repositorio_obj_3379_1396087551La Asamblea Legislativa de Irlanda del Norte debatirá el próximo 29 de abril una moción presentada por seis de sus miembros en favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, ya aprobado en el resto del Reino Unido. Aunque ya otras veces este órgano legislativo ha rechazado el matrimonio igualitario debido a la oposición de buena parte de los unionistas (lo que hace imposible su entrada en vigor debido al mecanismo de doble mayoría que lo rige) en esta ocasión el objetivo es conseguir al menos una mayoría simple de la cámara, lo que tendría un alto valor simbólico.

La última vez que la Asamblea Legislativa de Irlanda del Norte se pronunció sobre el tema fue hace un año, a iniciativa de los nacionalistas del Sinn Féin. De los 95 diputados que votaron entonces, 42 lo hicieron a favor y 53 en contra. Pocos meses antes el resultado había sido de 45 votos contra 50. En ambos casos, el apoyo al matrimonio igualitario procedió en su mayoría del bloque nacionalista, partidario de la unificación con la República de Irlanda, y de los pocos diputados “no alineados”. La mayoría del bloque unionista votó en contra. El Partido Unionista Demócratico, principal partido unionista, se opuso frontalmente y además activó la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte surgido de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles (que puede ser activada por una minoría de 30 diputados). Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

El resultado de las votaciones previas pone de manifiesto lo paradójico de la situación sociopolítica de Irlanda del Norte: mientras que los partidos nacionalistas, partidarios de que los condados retenidos bajo soberanía británica tras la independencia de la República de Irlanda se unan a esta -y representantes de una población mayoritariamente católica- se muestran a favor del matrimonio igualitario, mientras que los que defienden la continuidad de Irlanda del Norte en el Reino Unido -representantes de una población mayoritariamente no católica- se muestran en contra.

Los partidarios de la igualdad, sin embargo, no descansan, y volverán a dar la batalla. El objetivo en esta ocasión, una vez que ya se están celebrando matrimonios entre personas del mismo sexo en Inglaterra y Gales y que Escocia ha aprobado su ley, es que la resistencia unionista comience a dar muestras de debilitamiento y conseguir al menos una mayoría simple global favorable al matrimonio igualitario. La oposición de los 38 diputados del Partido Unionista Democrático se sigue dando por segura, pero el poder simbólico que tendría ese resultado es indudable, máxime si se tiene en cuenta que la lucha a favor de la igualdad también se desarrolla en los tribunales. Por lo pronto la Alta Corte de Belfast ya dictaminó en octubre de 2012 que la prohibición de adoptar conjuntamente a las parejas del mismo sexo vigente por aquel entonces en Irlanda del Norte era discriminatoria y violaba su derecho a formar una familia, sentencia que luego era confirmada por el Tribunal Supremo de Irlanda del Norte. Amnistía Internacional y grupos LGTB ya anunciaron entonces que se están preparando demandas ante los tribunales para reclamar el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio.

Mientras tanto, como explicamos en noviembre, en la vecina República de Irlanda tendrá lugar en 2015 un referéndum de reforma de la Constitución de Irlanda para decidir si se incluye la autorización expresa del matrimonio igualitario.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.