Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > La Asamblea de Irlanda del Norte rechaza la propuesta para legalizar el matrimonio igualitario

La Asamblea de Irlanda del Norte rechaza la propuesta para legalizar el matrimonio igualitario

Miércoles, 29 de abril de 2015

300px-StormontGeneralPor cuarta vez consecutiva en los últimos años, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado una moción que abriría el matrimonio a las parejas del mismo sexo. La reiterada oposición a los derechos LGTB de la mayoría unionista mantiene a Irlanda del Norte como el único territorio del Reino Unido donde no está permitido el matrimonio igualitario. Por su parte, el ministro de Sanidad del actual gobierno norirlandés ha dimitido, poco después de causar una fuerte controversia al declarar que los niños criados por parejas del mismo sexo sufren más abusos y abandonos. .

 La propuesta para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo fue presentada por el Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) y el principal partido de la comunidad católica-nacionalista que busca la independencia del Reino Unido. Por contra, el principal oponente a la legalización es el Partido Democrático Unionista, un partido protestante que ha frenado por Irlanda del Norte rechaza legalizar el matrimonio en dos años los intentos de legalizar el matrimonio.

El pasado 14 de abril, el nacionalista Sinn Féin presentaba una moción, para ser debatida por la Asamblea de Irlanda del Norte, con el siguiente texto:

Esta Asamblea acoge con satisfacción el referéndum sobre el matrimonio igualitario en el sur de Irlanda; señala que un número cada vez mayor de los parlamentos de todo el mundo han aceptado y legislado sobre el matrimonio igualitario; respeta el derecho de las instituciones religiosas a definir, observar y practicar el matrimonio dentro de sus creencias; y pide al Ejecutivo que legisle sobre la igualdad de las parejas del mismo sexo para contraer matrimonio, para que así todos los ciudadanos tengan legalmente el mismo derecho a las protecciones, responsabilidades, derechos, obligaciones y beneficios que ofrece la institución jurídica del matrimonio.

Este 27 de abril se procedió a someter la moción a la votación de los representantes de la Asamblea. Se esperaba que, como en otras ocasiones, los votos se dividieran entre los contrarios de los mayoritarios unionistas (a favor de la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante) y los favorables de los nacionalistas (partidarios de la anexión con Irlanda y de tradición católica). Y, en efecto, de los 96 presentes, 49 votaron en contra de la moción y 47 a favor, por lo que el texto fue rechazado.

Todos los representantes nacionalistas votaron a favor, como se preveía. Sin embargo, entre las filas de los partidos unionistas hubo una excepción. Los 38 representantes del gobernante Partido Unionista Democrático votaron en contra, pero 4 de los 13 representantes del Partido Unionista del Ulster, que dio libertad de voto, votaron a favor. Por ello el resultado fue más apretado que en las anteriores ocasiones. En la celebrada en 2014, la votación se saldó con 51 votos contrarios y 43 a favor, muy similar a la de 2013 y a la que tuvo lugar tras el debate de octubre de 2012.

En todo caso, el Partido Unionista Democrático anunció, como en otras ocasiones, que si el resultado era favorable a la moción activaría la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte surgido de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles. Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Se trata de la cuarta vez en los últimos dos años y medio que el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), partidario de la permanencia de la región en el Reino Unido, bloquea el avance de una propuesta sobre este asunto, reseñó Efe.

El diputado del DUP Peter Weir reiteró hoy la oposición de su formación -contraria también al aborto- al matrimonio entre personas del mismo sexo, una cuestión que divide profundamente a la sociedad norirlandesa. Este no es un debate serio. Está claro que esta moción es un ataque contra el simbolismo del matrimonio y la institución del matrimonio y un intento de redefinir el matrimonio”, dijo el dirigente del DUP, partido fundado por el difunto reverendo Ian Paisley. Weir recordó que su formación considera que el “matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer”.

Su parlamentaria Catriona Ruane, exministra de Educación en el Gobierno de Belfast, aseguró que esta iniciativa aspiraba a “anular la bilis” que desprenden los que se oponen al matrimonio gay y a “construir una sociedad que incluye y acoge”.

Coincidiendo con el bloqueo de la moción, el ministro de Sanidad, Jim Wells -del DUP-, anunció hoy su dimisión, después de que la pasada semana asegurase que las estadísticas demuestran que los hijos de matrimonios entre homosexuales son más propensos a sufrir abusos y abandono. Aunque pidió disculpas inmediatamente, la dirección del partido le ha obligado a abandonar el puesto para no dañar su actuación en las elecciones generales británicas del 7 de mayo, en las que los escaños del DUP podrían ser clave para formar gobierno en Londres si los principales partidos no logran una mayoría absoluta.

Con el frente parlamentario nuevamente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

En todo caso, con esta nueva derrota parlamentaria, Irlanda del Norte sigue siendo el único territorio del Reino Unido sin matrimonio igualitario, tras la aprobación de las leyes de Inglaterra y Gales y posteriormente Escocia. Una situación que puede llegar a ser aún más paradójica, si la igualdad LGTB sale victoriosa del referéndum sobre el matrimonio igualitario que se celebrará este próximo mes de mayo en la vecina República de Irlanda.

El Ejecutivo de Irlanda del Norte introdujo en 2005 la ley de Asociación Civil para personas del mismo sexo, que concede a esas parejas los mismos derechos y responsabilidades que a los matrimonios heterosexuales.

La República de Irlanda tiene también la Ley de Uniones Civiles, si bien su Gobierno ha convocado un referéndum el próximo 22 de mayo para consultar al electorado sobre la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Y esperemos que el resultado sea positivo y muy pronto los gays irlandeses puedan casarse como ya hacen el resto de sus conciudadanos.

Fuente | El Universal
Fotografía | Wknight94

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.