Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Islas Pitcairn’

El Alto Tribunal de las Islas Caimán declara inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo

Martes, 2 de abril de 2019

caymanEl Alto Tribunal de las Islas Caimán ha dictaminado que la prohibición del matrimonio a las parejas del mismo sexo es inconstitucional. Asimismo, ha ordenado al Ejecutivo que modifique la Ley de Matrimonio para que lo defina como «la unión de dos personas como cónyuges». Aunque la orden es de obligado cumplimiento, la Fiscalía estima que el Gobierno deberá tomarse su tiempo para considerar la sentencia. Aun así, un nuevo territorio británico de ultramar se suma a la igualdad de derechos para las parejas LGTB.

La sentencia del Alto Tribunal es el resultado de la denuncia presentada en abril de 2018 por la caimanesa Chantelle Day y su pareja, la británica Vickie Bodden Bush, a quienes se les denegó en el Registro Civil la posibilidad de contraer matrimonio. Tras escuchar los argumentos de la defensa de las denunciantes y de la Fiscalía General, el presidente del Alto Tribunal, Anthony Smellie, ha resuelto que Chantelle y Vickie tenían razón y que la denegación del permiso de matrimonio por ser una pareja del mismo sexo es contraria a la Constitución de las Islas Caimán. Y lo ha hecho con estas contundentes palabras:

Este Tribunal está obligado a no permitir que la violación de los derechos de las demandantes continúe sin una reparación. La Constitución, en su requisito obligatorio de que la ley sea sometida a conformidad, debe prevalecer. Las demandantes y su hija tienen derecho a que el Tribunal ponga fin de inmediato a las indignidades a las que han sido sometidas.

Lo cierto es que la nueva Constitución del archipiélago, aprobada en 2009, solo se refiere al matrimonio cuando estipula que se debe «respetar el derecho de todo hombre o mujer solteros a contraer matrimonio con una persona del sexo opuesto y formar una familia». Pero en realidad ni define el matrimonio ni lo prohíbe expresamente a las parejas del mismo sexo. La definición queda recogida en el artículo 2 de la Ley de Matrimonio, que lo describe como «la unión entre un hombre y una mujer».

El juez Smellie ha ordenado también que se reforme ese artículo para que el matrimonio quede definido como «la unión de dos personas como cónyuges». El Gobierno debe cumplir con ese dictamen, aunque parece que hay alguna reticencia por parte del fiscal General, Samuel Bulgin, quien a la salida del tribunal declaraba que «comprensiblemente, el Gobierno tendrá que tomarse un tiempo para considerarlo y pensar en cómo seguir adelante». Durante el juicio, Bulgin abogó por la creación de una ley de uniones civiles para las parejas del mismo sexo, aun considerando que esa era labor del Legislativo.

Como antecedente, en las Islas Caimán eran reconocidos los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en otros países a efectos de consecución de un permiso de trabajo, mediante una sentencia del Tribunal de Apelaciones que adoptaba el criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a quien la justicia caimanesa está sujeta.

Con esta sentencia, y en espera de que el Gobierno acate la orden del Tribunal, las Islas Caimán se suman a los territorios británicos de ultramar donde existe la igualdad para las parejas del mismo sexo.

El matrimonio igualitario en Reino Unido, sus dependencias y territorios

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Corte de Apelaciones de Bermudas ratifica la inconstitucionalidad de la prohibición del matrimonio igualitario

Lunes, 26 de noviembre de 2018

bm!mottoLa Corte de Apelaciones de Bermudas ha dictaminado en contra del recurso presentado por el Gobierno contra la resolución judicial que declaraba inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo. La posibilidad de un nuevo recurso ha quedado agotada en el ámbito judicial estrictamente bermudeño, pero el Gobierno aún tiene 21 días para apelar al Consejo Privado del Reino Unido, cuyo comité judicial aún funciona como tribunal de apelaciones para los territorios británicos de ultramar. Los activistas LGTB han solicitado al Gobierno que cese en su «insensatez» y dé por concluida su batalla judicial contra los derechos de las minorías sexuales.

Este 23 de noviembre, la Corte de Apelaciones de Bermudas ha ratificado la decisión de la Corte Suprema que declaraba inconstitucionales los artículos de la Ley de Uniones Civiles que impedían el matrimonio entre personas del mismo sexo. Según aquella sentencia, esos artículos hacían prevalecer unas creencias determinadas sobre otras al establecer qué tipo de pareja puede contraer matrimonio y cuál no, lo que vulneraba la libertad religiosa y de creencias que recoge la Constitución.

Tras la decisión de la Corte de Apelaciones, al Gobierno bermudeño solo le resta una última instancia judicial, el Consejo Privado del Reino Unido, una institución cuyo comité judicial aún continúa ejerciendo como tribunal de apelaciones para los territorios británicos de ultramar. Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Bermudas ha denegado la solicitud del Gobierno de dejar en suspenso su resolución durante los 21 días que tiene para decidir si recurre al Consejo Privado.

Los activistas LGTB se han felicitado por la resolución de la Corte de Apelaciones y han pedido al Gobierno que cese en sus intentos de seguir cercenando los derechos de las minorías sexuales. «Deténgase», exigían al Gobierno, «ya es hora de que esta insensatez se detenga y se permita que los bermudeños, todos los bermudeños, incluida la comunidad LGTB, se sientan como parte de una comunidad que los acepta con mucho gusto».

Un derecho reconocido legalmente y obviado políticamente

La situación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Bermudas era peculiar. En mayo de 2017, la magistrada de la Corte Suprema Charles-Etta Simmons sentenció a favor de dos hombres que habían reclamado ante los tribunales su derecho a casarse. La jueza consideró entonces que la legislación sobre matrimonio vigente en Bermudas era incompatible con los derechos humanos, ya que contenía una discriminación basada en la orientación sexual de los contrayentes. Por ello, resolvió que los demandantes tenían derecho a contraer matrimonio y declaró que la ley matrimonial debía interpretarse como aplicable a las parejas del mismo sexo. La sentencia tuvo efectos inmediatos y estableció recomendaciones para reformar la normativa, de manera que hiciera referencia a «dos personas» en lugar de a «hombre y mujer».

Sin embargo, el renuente Partido Laborista Progresista, actualmente en el poder, no obedeció esas recomendaciones, apoyado por una sociedad que, meses antes, rechazaba en referéndum la posibilidad de reconocer las uniones entre personas del mismo sexo, ya fueran en forma de matrimonio o de unión civil. El referéndum, consultivo y no vinculante, no alcanzó, sin embargo, el quórum necesario para ser considerado válido.

Dispuesto a satisfacer a sus votantes más conservadores, el Gobierno no llevó a cabo ninguna de las recomendaciones establecidas en la sentencia de la Corte Suprema, por lo que dos personas del mismo sexo podían conseguir que su unión fuera llamada matrimonio, pero las diversas leyes y normativas que tuvieran que ver con el vínculo matrimonial seguían sin aplicárseles. La decisión del poder legislativo fue, en cambio, el subterfugio de la creación de uniones civiles para las parejas del mismo sexo (como mal menor ante sus votantes), con derechos semejantes al del matrimonio, pero como una institución diferenciada. La ley fue aprobada por el Parlamento en diciembre de 2017 y promulgada por el gobernador en febrero de este 2018. Esta nueva figura legal no tuvo efectos retroactivos, por lo que los matrimonios de parejas del mismo sexo realizados desde la sentencia de la Corte Suprema hasta la entrada en vigor de la nueva legislación continuaron vigentes. Sin embargo, esta ley fue parcialmente declarada inconstitucional por la Corte Suprema, concretamente los artículos que prohibían el acceso de las parejas del mismo sexo a la institución del matrimonio. El Gobierno, persistió en su actitud y presentó recurso ante la Corte de Apelaciones, que finalmente ha ratificado la decisión de la Corte Suprema y declarado incostitucional la prohibición del matrimonio igualitario.

Del conservadurismo de la sociedad bermudeña da fe que no despenalizó la homosexualidad hasta 1994, y que, por ejemplo, la edad de consentimiento para las relaciones homosexuales masculinas sigue siendo dos años superior que para las relaciones heterosexuales o lésbicas (18 años frente a 16). Aunque ello no ha evitado que se produzcan avances significativos. En 2013, por ejemplo, el Parlamento aprobó una ley que prohíbe discriminar por razones de orientación sexual (a finales de 2012 nos hicimos eco de la misma). Y a principios de 2015 la Corte Suprema de Bermudas falló a favor de la adopción homoparental, lo que permite a las parejas del mismo sexo adoptar en igualdad de condiciones a las parejas de distinto sexo.

El matrimonio igualitario en Reino Unido, sus dependencias y territorios

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El gobernador de Bermudas firma la ley que deroga el matrimonio igualitario y lo sustituye por una figura legal específica para parejas del mismo sexo

Sábado, 10 de febrero de 2018

bm!mottoMalas noticias: con la firma del gobernador, John Rankin, la ley que deroga el matrimonio igualitario en Bermudas es ya una realidad. Medios LGTB anglosajones hacen ya referencia al “primer lugar del mundo” en el que se da este paso atrás. Y aunque esta afirmación es discutible (nos viene a la cabeza el triunfo en referéndum de la Proposición 8 en California en 2008), lo cierto es que el simbolismo de la noticia es indiscutible. Era esperada, en cualquier caso: hace ahora dos meses recogimos la aprobación de la medida por la Asamblea de Representantes de Bermudas.

La situación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Bermudas era un tanto peculiar. En mayo de 2017, la magistrada de la Corte Suprema Charles-Etta Simmons sentenció a favor de dos hombres que habían reclamado ante los tribunales su derecho a casarse. La jueza consideró entonces que la legislación sobre matrimonio vigente en Bermudas era incompatible con los derechos humanos, ya que contenía una discriminación basada en la orientación sexual de los contrayentes. Por ello, consideró que los demandantes tenían derecho a contraer matrimonio y declaró que la ley matrimonial debía interpretarse como aplicable a las parejas del mismo sexo. La sentencia tuvo efectos inmediatos y estableció recomendaciones para reformar la normativa, de manera que hicera referencia a “dos personas” en lugar de a “hombre y mujer”.

Sin embargo, el renuente Partido Laborista Progresista, actualmente en el poder, no obedeció esas recomendaciones, apoyado por una sociedad que solo unos meses antes, había rechazado en referéndum la posibilidad de reconocer jurídicamente las uniones entre personas del mismo sexo, ya fueran en forma de matrimonio o de unión civil. El referéndum, consultivo y no vinculante, no alcanzó, sin embargo, el quórum necesario para ser considerado válido.

Dispuesto a satisfacer a sus votantes más conservadores, el Gobierno de Bermudas no llevó a cabo ninguna de las recomendaciones establecidas en la sentencia de la Corte Suprema, por lo que dos personas del mismo sexo podían conseguir que su unión fuera llamada matrimonio, pero las diversas leyes y normativas que tuvieran que ver con el vínculo matrimonial seguían sin aplicárseles. Finalmente, como una forma de “cortocircuitar” a la Corte Suprema, la Asamblea de Bermudas aprobó un proyecto de ley que en lugar del matrimonio igualitario instituye la figura de las uniones civiles para las parejas del mismo sexo. La medida fue aprobada en diciembre por 24 votos a favor y 10 en contra. Ahora el gobernador John Rankin, en representación de la reina de Inglaterra, ha estampado su firma en la ley, otorgándole plena validez.

Cabe señalar que de no haberlo hecho (opción que según los medios ha sido valorada por el Gobierno británico), John Rankin hubiese abierto una importante crisis política: Bermudas es un territorio británico de ultramar que goza de una autonomía casi plena. El Gobierno británico, a través del gobernador, dirige la política de seguridad y defensa, pero procura no inmiscuirse en cuestiones internas salvo en circunstancias excepcionales. Y con la decisión de no hacerlo, el Gobierno de Theresa May ha dejado claro que este tema no le parece de suficiente importancia.

A partir de ahora, las parejas del mismo sexo ya no podrán contraer matrimonio, sino una unión civil que otorga derechos similares pero que es una institución diferenciada. Eso sí, para evitar problemas jurídicos la nueva figura legal no tendrá efectos retroactivos, por lo que los matrimonios de parejas del mismo sexo que hayan tenido lugar desde la sentencia de la Corte Suprema hasta la actualidad seguirán vigentes.

Bermudas, un territorio profundamente conservador

Esta regresión de los derechos LGTB no es simo la respuesta de un Gobierno y sociedad profundamente conservadores a la inequívoca resolución de la Corte Suprema, que estableció con rotundidad que la prohibición del matrimonio igualitario vulneraba la legislación sobre derechos humanos. Del conservadurismo de la sociedad bermudeña da fe que no despenalizó la homosexualidad hasta 1994, y que, por ejemplo, la edad de consentimiento para las relaciones homosexuales masculinas sigue siendo dos años superior que para las relaciones heterosexuales o lésbicas (18 años frente a 16).

Ello no ha evitado que se produzcan avances significativos. En 2013, por ejemplo, el Parlamento aprobó una ley que prohíbe discriminar por razones de orientación sexual (a finales de 2012 nos hicimos eco de la misma). Y a principios de 2015 la Corte Suprema de Bermudas falló a favor de la adopción homoparental, lo que permite a las parejas del mismo sexo adoptar en igualdad de condiciones a las parejas de distinto sexo.

Está por ver si la aprobación de la ley de uniones civiles y la reversión del derecho al matrimonio tendrán una respuesta judicial, aunque no parece descabellado que acabe dando lugar a una nueva batalla legal. Como decíamos arriba, hay al menos un antecedente parecido: en 2008, la Corte Suprema de California declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario. Meses más tarde, se aprobaba en referéndum una enmienda constitucional que restauraba expresamente la prohibición, a pesar de que unas 18.000 parejas se habían casado ya. En 2010 dicho referéndum fue considerado inconstitucional por un tribunal federal, pero hubo que esperar a 2013 para que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos definitivamente validase la decisión. Las bodas volvían a California cinco años después.

El matrimonio igualitario en el Reino Unido

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La dependencia británica de Jersey aprueba el matrimonio igualitario

Lunes, 5 de febrero de 2018

150px-Jersey_coa.svgEste 1 de febrero, la Asamblea de los Estados del Bailinazgo de Jersey ha aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo, con una contundente mayoría de 43 votos a favor y tan solo 1 en contra. Se culmina así un proceso que se inició en 2015, cuando el Gobierno de la isla presentó ante la cámara su proyecto de ley de matrimonio igualitario. A falta de la obligatoria sanción real, se espera que la nueva normativa entre en vigor en el mes de mayo.

Jersey, que cuenta con unos 100.000 habitantes, es una de las conocidas también como islas Anglonormandas, vinculadas a la corona británica desde tiempos medievales (cuando el rey de Inglaterra y el duque de Normandía eran la misma persona) pero que formalmente no forman parte del Reino Unido. Por ello, los avances en derechos LGTB se han producido con una cierta demora con respecto a este. Por ejemplo, en el Estado británico se aprobaban las uniones civiles (civil partnership) en 2004, pero en Jersey una ley similar tuvo que esperar hasta 2009 para ver la luz y hasta mediados de 2011 para entrar en vigor.

Lo mismo ha ocurrido con el matrimonio igualitario. Mientras que era aprobado en Inglaterra, Gales y Escocia en el año 2014, las dependencias y territorios británicos debían legislar al respecto de manera independiente. El Gobierno de Jersey promovió una iniciativa legislativa en el año 2015, con la pretensión de que el trámite parlamentario hiciera posible el matrimonio entre personas del mismo sexo dos años después.

Sin embargo, se ha tenido que esperar hasta este 1 de febrero para que la Asamblea de los Estados (el parlamento unicameral de Jersey) aprobase finalmente la ley, aunque lo ha hecho con gran contundencia: 43 votos favorables contra un único voto desfavorable. Como es preceptivo, habrá que esperar a la sanción real para que la ley tome efectos, algo que se espera que ocurra en el próximo mes de mayo.

Un territorio europeo más en unirse a la igualdad de derechos de las parejas LGTB. ¡Enhorabuena, Jersey!

El matrimonio igualitario en el Reino Unido

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El territorio británico de Santa Elena aprueba el matrimonio igualitario

Sábado, 23 de diciembre de 2017

descargaEl Consejo Legislativo de Santa Elena aprobó este martes un proyecto de ley para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. Se trata de la décima dependencia británica que reconoce este derecho, y la primera que lo hace después de que la Asamblea de Bermudas diera marcha atrás y anulara la medida pocos meses después de entrar en vigor. Santa Elena era la única parte del territorio de ultramar que también comprende a Ascensión y Tristán de Acuña en la que el matrimonio era aún excluyente.

La andadura de la igualdad matrimonial en la isla atlántica de Santa Elena comenzó en abril de 2016. El Gobierno de este territorio británico anunciaba entonces una consulta pública sobre el asunto, que se extendió durante un mes y reveló una mayoría de 79 respuestas favorables frente a 66 en contra. El Consejo Ejecutivo decidió, por tanto, enviar la propuesta al Consejo Legislativo para su tramitación parlamentaria. Pero el proyecto de ley fracasó en su primer intento y fue retirado en diciembre del año pasado.

En enero de este año, una pareja de hombres solicitó una licencia de matrimonio en Santa Elena. El funcionario del registro civil remitió la petición a la Justicia después de que se presentaran alegaciones contra la misma tras su exposición pública. La audiencia del caso en el Tribunal Supremo estaba prevista para enero de 2018.

El pasado septiembre, el Consejo Legislativo se reunió para decidir si retomaba el asunto o lo dejaba en manos de la Justicia. Los diputados resolvieron lanzar una nueva consulta pública, cuyos resultados volvieron a ser favorables. El Gobierno remitió entonces el proyecto de ley de matrimonio igualitario al Parlamento, que lo aprobó este martes por una contundente mayoría de 9 votos a favor y 2 en contra. Ahora solo resta el trámite de la sanción real para que entre en vigor.

El matrimonio igualitario en el Reino Unido

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto.

Con Santa Elena ya son 9 los territorios de ultramar británicos que han concedido los mismos derechos a las parejas del mismo sexo. Los restantes son las Islas Pitcairn, el Territorio Antártico Británico, la base de Acrotiri y Dekhelia, Gibraltar, el Territorio Británico del Océano Índico, la isla Ascensión y Tristán de Acuña. Estos dos últimos, de hecho, conforman con la isla de Santa Elena el territorio de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña. El matrimonio igualitario en Bermudas, vigente durante varios meses por decisión judicial, será reemplazado por una ley de uniones civiles por decisión de su Asamblea de Representantes.

En cuanto a las dependencias de la Corona, Guernsey y la isla de Man cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. En Alderney, una dependencia a su vez del bailinazgo de Guernsey, el matrimonio igualitario es posible desde el pasado 13 de diciembre. La dependencia restante, Jersey, ha iniciado la tramitación de un proyecto de ley al respecto.

En el propio Reino Unido en sí, existe el matrimonio igualitario en Inglaterra, Gales Escocia. Sin embargo, los conservadores protestantes de Irlanda del Norte siguen impidiendo su aprobación, utilizando torticeramente para ello el protocolo para ocasiones especiales acordado en los procesos de paz.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El matrimonio igualitario llegará a la Antártida por iniciativa del Gobierno británico

Miércoles, 24 de agosto de 2016

56f1641e150000ad000b2d1fEl matrimonio igualitario puede “conquistar” en los próximos meses el continente de hielo. El ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido va a actualizar la legislación en varios ámbitos en el Territorio Antártico Británico (BAT) y equipararla a la vigente en Inglaterra y Gales. La definición igualitaria del matrimonio, en vigor desde marzo de 2014, es parte de la normativa que se quiere adaptar.

La Antártida, en función del Sistema del Tratado Antártico, es un área desmilitarizada que no pertenece a ningún Estado. Sin embargo, siete países mantienen reclamaciones sobre partes de su superficie: Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido. El BAT tiene la consideración legal de territorio británico de ultramar (como Gibraltar).

La normativa local en la zona reclamada por Gran Bretaña en la Antártida no recoge el matrimonio igualitario aprobado en 2013 para Inglaterra y Gales. El ministerio de Asuntos Exteriores ha decidido redactar una Ordenanza sobre Matrimonio con el objetivo expreso, entre otros, de “permitir que personas del mismo sexo se puedan casar en el Territorio”. La norma establecerá que la ley matrimonial vigente en Inglaterra será de aplicación en el BAT. A partir de su publicación el pasado 2 de agosto, se abre un plazo de dos meses de deliberación e introducción de enmiendas, tras los cuales entrará en vigor la modificación legal. Entre 200 y 250 residentes permanentes en las bases científicas del territorio podrán hacer uso de la medida.

Cuando el cambio legal salga adelante, el BAT se unirá a las islas Pitcairn, que ya reconocen el matrimonio igualitario. En la isla Ascensión (que forma parte del territorio de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña), la medida ya promulgada no entrará en vigor hasta que se apruebe también en Santa Elena. El resto de territorios carecen de igualdad matrimonial, o incluso la prohíben en sus constituciones, si bien Gibraltar y las islas Malvinas han expresado su intención de aprobarla.

Se desconoce el estatus legal del matrimonio igualitario en las zonas reclamadas por los otros países donde estos enlaces son posibles: Argentina, Francia, Noruega y Nueva Zelanda, aunque por el momento es el Reino Unido el único que ha dado un paso para reconocer explícitamente este derecho. Por el momento no se han celebrado bodas entre personas del mismo sexo en la Antártida.

El primer continente “LGTB-friendly”

La primera iniciativa que puso sobre la mesa la igualdad LGTB en el continente polar tuvo lugar el pasado mes de marzo. La organización Planting Peace, famosa por instaurar una “Casa de la Igualdad” con los colores del arco iris frente a la homófoba Iglesia Baptista de Westboro, transportó una bandera LGTB hasta la Antártida para promover el respeto a los derechos humanos de las personas lesbianas, gais, trans y bisexuales que vivan en el continente o lo visiten.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , ,

Primer matrimonio de una pareja del mismo sexo en la isla de Man

Lunes, 1 de agosto de 2016

Marc-y-Alan-Steffan-Cowell-primer-matrimonio-en-isla-de-Man-300x300El pasado viernes 22 de julio entraba en vigor en la isla de Man el matrimonio igualitario, una vez que la ley aprobada en el mes de abril recibiera la sanción de la reina Isabel II. El lunes siguiente, la pareja formada por Marc y Alan Steffan-Cowell  se convertía en la primera del mismo sexo en estar unida en matrimonio en la dependencia británica situada entre Gran Bretaña e Irlanda. Ambos han expresado su satisfacción por su nuevo estado civil, y consideran que “han hecho historia”.

Marc y Alan Steffan-Cowell formalizaron su unión civil el 3 de julio de 2015, que era el único reconocimiento disponible en esas fechas para las parejas del mismos sexo en la isla de Man. Pero en cuanto ha sido posible, han efectuado los trámites para convertirse en un matrimonio, algo que ahora permite la reforma de la ley de matrimonio y uniones civiles que ha entrado en vigor este 22 de julio. De esta manera, se han convertido en la primera pareja del mismo sexo en estar legalmente casada en una dependencia británica.

Ambos cónyuges expresaban su satisfacción por su nuevo estado civil. Marc declaraba que “es muy agradable ser al fin igual a todos los demás, y poder elegir el matrimonio en vez de una unión civil, creo que es absolutamente fantástico estar en consonancia con el resto del Reino Unido. Creo que es un gran hito para la comunidad LGTB y para la isla de Man en su conjunto”. Por su parte, Alan publicaba en su cuenta de Facebook: “Firmados todos los formularios, y con eso ahora somos el primer matrimonio del mismo sexo en la isla de Man… ¡de todos los tiempos! ¡Se ha hecho historia!”.

Patrick Corrigan, director para naciones y regiones de Amnistía Internacional, expresó su satisfacción por la entrada en vigor de la ley mediante el siguiente comunicado: “El año pasado, Amnistía Internacional escribió al Gobierno de isla de Man para instarle a cambiar la ley y ahora estamos encantados de ver el matrimonio igualitario entrar en vigor en la isla. La reforma de la ley en la isla de Man también pone en evidencia la situación que atraviesan las parejas homosexuales y lesbianas de Irlanda del Norte, a quienes todavía su Gobierno les niega el derecho a contraer matrimonio”.

Con la entrada en vigor de la ley, no solo se abre el matrimonio a las parejas del mismo sexo, sino que las parejas de distinto sexo pueden formalizar una unión civil, siendo el único territorio del Reino Unido donde está permitido.

El matrimonio igualitario en las dependencias británicas

En este tipo de territorios el reconocimiento de los derechos LGTB siempre ha ido retrasado respecto al Reino Unido. La isla de Man, por ejemplo, no despenalizó formalmente la homosexualidad hasta 1992 y su vigente ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo no fue aprobada hasta 2011, siete años después de que lo hiciera el Reino Unido.

El Parlamento de la isla de Man reproduce a pequeña escala el sistema bicameral británico, como una cámara baja elegida por sufragio universal (la Cámara de las Llaves, que está compuesta en su práctica totalidad por legisladores independientes) y una cámara de elección indirecta, el Consejo Legislativo (de la cual forma parte por ejemplo el obispo anglicano).

En octubre del año pasado, el primer ministro anunciaba el inicio de la tramitación de una ley de matrimonio igualitario en la isla. Bell, por cierto, aprovechó también para salir públicamente del armario en una entrevista. Poco después comenzaba el proceso de consulta popular sobre el proyecto, que se cerró un mes después con 90 respuestas positivas, 76 negativas y 10 neutras. La iniciativa se aprobó en segunda lectura en la Cámara de las Llaves en el mes de marzo, por 17 votos a favor y solo tres en contra. El 20 de abril superó su tercera y definitiva lectura en el Consejo Legislativo, por seis votos afirmativos frente a tres negativos. La ley quedaba a la espera de la sanción real, que se ha efectuado finalmente este 22 de julio.

De esta manera, la isla de Man se ha convertido en la primera de las tres dependencias británicas en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque tanto Jersey como Guernsey (ambas situadas en el Canal de la Mancha) han iniciado la tramitación de leyes similares, que esperan tomar efectos a primeros de 2017. En el ámbito geográfico de las islas Británicas, tan solo Irlanda del Norte sigue resistiéndose a la igualdad en el acceso al matrimonio.

En cuanto a los territorios de ultramar, el matrimonio igualitario fue aprobado en 2015 por el consejo de las islas Pitcairn, y por el consejo de la isla Ascensión (que forma parte del territorio de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña) el 31 de mayo de 2016. El resto de territorios no lo permiten, o incluso lo prohíben en sus constituciones, si bien uno de ellos, Gibraltar, ha expresado su intención de aprobarlo.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

La isla de Man aprueba el matrimonio igualitario

Viernes, 29 de abril de 2016

isla-de-man-banderaUn nuevo territorio europeo se suma a la cada vez más larga lista de países y entidades donde es posible el matrimonio entre personas del mismo sexo. Se trata de la isla de Man, situada entre Gran Bretaña e Irlanda, una dependencia de la Corona británica que pese a su situación no forma parte integrante del Reino Unido. Su Parlamento aprobó este miércoles el proyecto de ley anunciado por su primer ministro hace unos meses.

En septiembre del año pasado adelantábamos la predisposición del primer ministro de la isla, Alan Bell, de avanzar hacia el matrimonio igualitario. Fue cuando recogimos la puesta en marcha del trámite parlamentario para aprobar la ley de matrimonio igualitario en la isla de Jersey, en el canal de la Mancha, otro territorio con estatus similar al de la isla de Man. Jersey es una de las conocidas como islas Anglonormandas, vinculadas a la corona británica pero que no forman parte del Reino Unido.

En este tipo de territorios el reconocimiento de los derechos LGTB siempre ha ido retrasado respecto al Reino Unido. La isla de Man, por ejemplo, no despenalizó formalmente la homosexualidad hasta 1992 y su vigente ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo no fue aprobada hasta 2011, siete años después de que lo hiciera el Reino Unido.

El Parlamento de la isla de Man reproduce a pequeña escala el sistema bicameral británico, como una cámara baja elegida por sufragio universal (la Cámara de las Llaves, que está compuesta en su práctica totalidad por legisladores independientes) y una cámara de elección indirecta, el Consejo Legislativo (de la cual forma parte por ejemplo el obispo anglicano).

En octubre del año pasado, el primer ministro anunciaba el inicio de la tramitación de una ley de matrimonio igualitario en la isla. Bell, por cierto, aprovechó también para salir públicamente del armario en una entrevista. Poco después comenzaba el proceso de consulta popular sobre el proyecto, que se cerró un mes después con 90 respuestas positivas, 76 negativas y 10 neutras. La iniciativa se aprobó en segunda lectura en la Cámara de las Llaves el pasado mes de marzo por 17 votos a favor y solo tres en contra. Este miércoles, superó su tercera y definitiva lectura en el Consejo Legislativo por seis votos afirmativos frente a tres negativos.

La nueva ley abre el matrimonio a las parejas del mismo sexo y las uniones civiles a las parejas de distinto sexo. Deberá ser sancionada por la reina Isabel II antes de su entrada en vigor, que está prevista para julio de este año. La isla de Man es el segundo territorio británico (tras las islas Pitcairn) en aprobar esta medida, aunque tanto Jersey como Guernsey han iniciado la tramitación de leyes similares. En el ámbito geográfico de las islas Británicas, tan solo Irlanda del Norte sigue resistiéndose a la igualdad en el acceso al matrimonio.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , ,

La dependencia británica de Guernsey aprueba iniciar la tramitación del matrimonio igualitario

Sábado, 19 de diciembre de 2015

imagesEl Bailiazgo de Guernsey, una de las dependencias de la corona británica situadas en el Canal de la Mancha, ha aprobado instar a su gobierno a que legisle el matrimonio igualitario, por una amplia mayoría de 37 votos a favor y 7 en contra. Dos proposiciones para introducir en su lugar leyes de unión civil siguiendo los modelos francés o inglés han sido rechazadas con la misma contundencia. La fecha para que las reformas legislativas que deben efectuarse entren en vigor es aún incierta, aunque un portavoz gubernamental no lo cree posible “antes de 2017”.

El Bailiazgo de Guernsey es un conjunto de islas perteneciente al Archipiélago del Canal de la Mancha, que habitan aproximadamente 65.000 personas. En el mismo archipiélago se encuentra el Bailiazgo de Jersey. Ambos, junto a la Isla de Man, componen las dependencias británicas, territorios vinculados a la corona pero que formalmente no forman parte del Reino Unido, por lo cual las legislaciones sobre el matrimonio igualitario vigentes en Inglaterra, Gales y Escocia no les son de aplicación.

Sin embargo, los representantes políticos de Guernsey han estimado que había llegado el momento de regular la situación legal de las parejas del mismo sexo en el territorio. Para ello, presentaron tres propuestas distintas ante la Asamblea de los Estados (el Parlamento unicameral de la dependencia británica) este 10 de diciembre.

El diputado Hunter Adam proponía una ley de unión civil a semejanza de la francesa, abierta a las parejas del mismo o distinto sexo. Para Adam, el matrimonio igualitario era “un paso demasiado largo” en estos momentos, que causaría “división en la comunidad”. Fue rechazada por una diferencia de 4 votos a favor y 40 en contra.

Por su parte, el diputado David De Lisle presentaba otra ley de uniones civiles semejante a la vigente en Inglaterra y Gales, únicamente disponible para las parejas del mismo sexo. De Lisle también aludió a que “había que ir paso a paso” para impedir “que se divida la comunidad”. Su propuesta tan solo obtuvo 7 votos favorables, frente a 37 contrarios.

Finalmente, se votó la propuesta de abrir la figura del matrimonio a las parejas del mismo sexo. Ellie Jones, activista de la organización LGTB Liberate, elogió las intervenciones de los diputados en el debate, que calificó de “extremadamente positivas”. Tras la deliberación, la proposición fue aprobada por una aplastante mayoría de 37 votos a favor y 7 en contra.

El Gobierno del Bailiazgo de Guernsey tendrá pues que legislar, a instancias de la Asamblea, sobre el matrimonio igualitario. La fecha en que acabará el proceso legislativo es incierta, pues depende, en palabras de un portavoz gubernamental de “la prioridad que se le dé en la legislatura”, aunque aventura que no será “antes del 2017”.

Para principios de ese 2017 se estima que se pondrá a consideración una ley de matrimonio igualitario en la Asamblea de los Estados del Bailiazgo de Jersey, tras aprobar el inicio de su tramitación en septiembre de este año. El primer ministro de la restante dependencia, la Isla de Man, situada en el mar de Irlanda, también ha mostrado su disposición a avanzar en la misma dirección.

Pero el primer territorio británico en aprobar el matrimonio igualitario han sido las islas Pitcairn, situadas en la Polinesia y que cuentan con apenas 50 habitantes. La reforma de la ley de matrimonio fue aprobada en junio de este 2015, por la unanimidad del consejo de la isla.

Aun así, son muchos los territorios vinculados a la corona británica que aún no han legislado el matrimonio igualitario. Como tampoco lo ha hecho una de las naciones que componen el Reino Unido: Irlanda del Norte.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

La isla de Jersey inicia la tramitación de una ley de matrimonio igualitario

Viernes, 25 de septiembre de 2015

150px-Jersey_coa.svgEl gobierno de la dependencia británica de Jersey, en el Canal de la Mancha, ha dado luz verde a la tramitación de un proyecto de ley de matrimonio igualitario. La propuesta comienza ahora una larga andadura hasta su votación en el parlamento de la isla, prevista para principios de 2017.

Jersey es una de las conocidas también como islas Anglonormandas, vinculadas a la corona británica desde tiempos medievales (cuando el rey de Inglaterra y el duque de Normandía eran la misma persona) pero que formalmente no forman parte del Reino Unido. Por ello, los avances en derechos LGTB se han producido con una cierta demora con respecto a este. Si en el Estado británico se aprobaban las uniones civiles (civil partnership) en 2004, en Jersey una ley similar tuvo que esperar hasta 2009 para ver la luz y hasta mediados de 2011 para entrar en vigor.

En mayo de 2014, el diputado del partido reformista Sam Mézec presentó una primera propuesta para que la Asamblea de los Estados (el parlamento unicameral de Jersey) se pronunciara sobre la posibilidad de abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. El proceso se fue demorando a pesar del apoyo del primer ministro Ian Gorst, mientras el matrimonio igualitario en Inglaterra y Gales por un lado y en Escocia por otro se hacía realidad.

Gorst se comprometió a promover una iniciativa legislativa que permitiera a las parejas del mismo sexo “casarse en ceremonias civiles y religiosas a finales de 2017”. La propuesta debía garantizar, eso sí, que ninguna confesión estuviera obligada a formalizar estos matrimonios. Hace dos meses, el primer ministro presentó su proyecto ante la Asamblea, que este martes ha dado su visto bueno a abrir el debate por 37 votos a favor frente a cuatro en contra, con una abstención.

Empieza por tanto ahora un prolongado proceso de tramitación parlamentaria, cuya culminación se espera para enero de 2017. Jersey podría convertirse en el segundo o el tercer territorio británico en acabar con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio. Las islas Pitcairn, de apenas 50 habitantes, fueron los primeros en junio de este año, y el primer ministro de la isla de Man, en el mar de Irlanda, ha mostrado recientemente su disposición a avanzar en la misma dirección.

El director de la organización LGTB Liberate, Christian May, afirmó que el objetivo de este proyecto de ley no es “erosionar el matrimonio de ninguna manera, sino potenciarlo al ofrecérselo a todas las personas que estén enamoradas”.  La asociación organizó este mes el primer Orgullo de las islas del Canal, que en relación a la población total del archipiélago fue todo un éxito al congregar a unos 3.000 asistentes.

Funte Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

La mayoría de los ciudadanos de Irlanda del Norte apoya el matrimonio igualitario

Sábado, 11 de julio de 2015

gay-marriage-stormont-belfast-310x415Según una reciente encuesta, los norirlandeses se muestran por una amplia mayoría a favor del matrimonio igualitario, con un 68% de partidarios de igualar su legislación al respecto con la del resto de los territorios que componen el Reino Unido. El porcentaje de aceptación entre los más jóvenes alcanza el 82%, y solo es inferior al 50% entre los mayores de 55 años y los votantes del gobernante Partido Unionista Democrático, que ha rechazado su aprobación en cuatro ocasiones consecutivas en los últimos años.

Tras la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Inglaterra, Gales y Escocia, tan solo resta Irlanda del Norte como el único territorio de los que componen el Reino Unido donde la institución matrimonial está vedada a las personas LGTB. La reciente aprobación mediante referéndum en la vecina Irlanda incide aún más en la sensación de anomalía y aislamiento anacrónico de la legislación norirlandesa.

Incluso algunos de los territorios posesión de la corona británica, como las minúsculas Islas Pitcairn, han dado el paso de modificar sus leyes para acabar con la discriminación de los ciudadanos LGTB. También el ministro en jefe de la Isla de Man declaraba recientemente que efectuarán las modificaciones legislativas necesarias para sustituir las uniones civiles entre personas del mismo sexo vigentes en la actualidad por la figura del matrimonio, pues “la igualdad y los derechos humanos deben prevalecer”. En parecidos términos se ha expresado el ministro en jefe de Jersey, que se ha comprometido a aprobar una legislación igualitaria para finales de 2017.

La ciudadanía de Irlanda del Norte se muestra también partidaria de la igualdad y la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos LGTB, según la reciente encuesta efectuada por Ipsos MORI. Un 68 % de los norirlandeses entrevistados se declara partidario del matrimonio igualitario, una cifra que supera incluso al 62,07% alcanzado en el reciente referéndum de Irlanda. Por edades, son partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo el 82% de los ciudadanos entre 16 y 34 años; el 75% de quienes tienen entre 35 y 54 años y el 47% de quienes cuentan con 55 años o más.

Los católicos, aún más favorables que los protestantes

También es significativa la diferencia porcentual entre los partidarios del matrimonio igualitario según su tradición o creencia religiosa: un abrumador 75% de los católicos se muestran favorables, mientras que entre las filas protestantes solo se alcanza el 57%.

Por simpatía política, son partidarios de la igualdad LGTB un 80% de los votantes del  Sinn Féin (partidario de la anexión con Irlanda y de tradición católica) y un 79% de quienes votan al Partido de la Alianza de Irlanda del Norte (escisión del Partido Unionista Democrático, de ideología liberal, cuya pretensión es superar las diferencias entre ambas comunidades). Solo quedan en minoría los votantes del Partido Unionista Democrático (favorable a la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante), aunque los partidarios del  matrimonio igualitario ya suman un 45%.

Precisamente es el empecinamiento del ahora gobernante Partido Unionista Democrático el que ha impedido que prosperen las repetidas iniciativas presentadas para aprobar el matrimonio igualitario en los últimos tiempos. Su tozudez es tal que ha anunciado en todas esas ocasiones su intención activar la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte, surgida de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles, que obliga a que, independientemente del resultado global de la votación parlamentaria, solo se podrá considerar positiva si alcanza la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Con el frente parlamentario cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, y a pesar del mayoritario respaldo de la población, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es el judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTB, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Metodista, Iglesia Presbiteriana, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , ,

Las Islas Pitcairn, de apenas 50 habitantes, aprueban el matrimonio entre personas del mismo sexo

Viernes, 26 de junio de 2015

pitcairn_flagConsiderado, con solo unos 50 habitantes, uno de los más pequeños territorios del mundo en población, las islas Pitcairn han acaparado titulares (posiblemente por primera vez en su historia) y se han convertido, de momento, en el último lugar con matrimonio igualitario. No se conocen parejas del mismo sexo que por el momento deseen hacer uso de la nueva normativa, pero la noticia no deja de tener carga simbólica.

Las Pitcairn son un pequeño archipiélago polinesio, aunque solo hay una isla que sigue habitada por unas pocas familias que descienden directamente de los amotinados del Bounty y de los tahitianos que los acompañaron en su aventura a finales del siglo XVIII. Jurídicamente tiene el estatus de Territorio Británico de Ultramar y está incluido en la lista oficial de territorios pendientes de descolonización de Naciones Unidas. Tiene alrededor de 50 habitantes, lo que la convierte en una de las entidades jurídicas habitadas menos pobladas del mundo (algunas fuentes la señalan directamente como la menos poblada).

Pues bien, en este lugar del que muchos de nosotros ni siquiera habíamos escuchado hablar está ya vigente una nueva ordenanza que modifica la legislación matrimonial local para hacer posible el matrimonio entre personas del mismo sexo. Una norma que entró en vigor en mayo, pero que hasta ahora no había trascendido (al parecer, los habitantes de Pitcoirn no habían podido subirla a la red por dificultades técnicas), y de la que según Meralda Warren, una de las residentes del lugar, no hay por el momento posibles usuarios, ya que hasta la fecha solo se conoce la existencia de una persona abiertamente gay, y eso fue “hace ya tiempo”.

Al parecer el cambio normativo fue decidido por unanimidad del consejo de la isla y se produjo a sugerencia de las autoridades británicas (el matrimonio igualitario es ya legal en Inglaterra, Gales y Escocia, aunque no en Irlanda del Norte ni en otros territorios vinculados a la corona).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.