Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Islas Malvinas’

El Tribunal de Apelaciones de las Islas Caimán reinstaura la prohibición del matrimonio igualitario

Viernes, 22 de noviembre de 2019

caymanEl Tribunal de Apelaciones de las Islas Caimán ha resuelto a favor del Gobierno insular y ha revertido la sentencia que declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario. De esta manera, en el territorio británico vuelve a estar vigente la legislación que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. A su vez, el Tribunal de Apelaciones ha ordenado a las autoridades ejecutivas que creen una figura legal que otorgue derechos a las parejas del mismo sexo, aunque no fija un plazo determinado, sino que urge a que se realice con la mayor celeridad posible. De esta manera, las personas LGTB de las Islas Caimán ven cómo pierden un derecho que se les había reconocido.

El pasado mes de marzo, el Alto Tribunal de las Islas Caimán dictaminaba a favor de Chantelle Day y su pareja, la británica Vickie Bodden Bush, que habían presentado una denuncia en abril de 2018 por habérseles denegado en el Registro Civil la posibilidad de contraer matrimonio. El presidente del Alto Tribunal, el juez Anthony Smellie, resolvió que Chantelle y Vickie tenían razón y que la denegación del permiso de matrimonio por ser una pareja del mismo sexo era contraria a la Constitución de las Islas Caimán.

El juez Smellie también ordenó en su sentencia que el Gobierno reformase el artículo de la Ley de Matrimonio que definía la institución como «la unión entre un hombre y una mujer» para que quedase calificado como «la unión de dos personas como cónyuges». Sin embargo, el Gobierno decidió apelar la decisión del Alto Tribunal y presentó el correspondiente recurso en el mes de agosto.

Tras estudiar el recurso y dar audiencia a las partes, el Tribunal de Apelaciones ha resuelto a favor del Gobierno y ha anulado la sentencia del Alto Tribunal, al considerar que la legislación sobre el matrimonio sí se ajustaba a la Constitución de las Islas Caimán. Sin embargo, también ha ordenado al Gobierno que otorgue a Chantelle Day y Vickie Bodden Bush los mismos derechos que a una pareja legalmente casada. Asimismo, insta a que se cree con la mayor celeridad una figura legal que otorgue a las parejas del mismo sexo derechos semejantes a los del matrimonio, como podría ser una ley de uniones civiles.

El Tribunal de Apelaciones también ha solicitado a las autoridades del Reino Unido que vigilen que el Gobierno caimanés articule la citada legislación y, en caso de no hacerlo, que legisle al respecto, al hacer constar que el Gobierno no había cumplido la orden dictada anteriormente por el Alto Tribunal. Sin embargo, no fija un plazo determinado para que intervengan las autoridades británicas.

El abogado de las demandantes, Ben Tonner, ha declarado que ambas están estudiando qué pasos van a seguir desde ahora, aunque «son conscientes de que la sección 26(3) de la Carta de Derechos les da el derecho de apelar ante el Comité Judicial del Consejo Privado sobre el asunto del matrimonio». Se trata de la más alta instancia de apelación para los ciudadanos del Reino Unido y de sus territorios.

El matrimonio igualitario en Reino Unido, sus dependencias y territorios

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

  • Existe el matrimonio igualitario en Inglaterra, Gales (2014) y Escocia (2014).
  • En febrero del 2020 entrará en vigor en Irlanda del Norte, después de que la Cámara de los Comunes aprobase una legislación que establecía que, de no formarse Gobierno en Irlanda del Norte antes del 21 de octubre, el ejecutivo británico debería aprobar de inmediato el matrimonio entre personas del mismo sexo en ese territorio.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Alto Tribunal de las Islas Caimán declara inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo

Martes, 2 de abril de 2019

caymanEl Alto Tribunal de las Islas Caimán ha dictaminado que la prohibición del matrimonio a las parejas del mismo sexo es inconstitucional. Asimismo, ha ordenado al Ejecutivo que modifique la Ley de Matrimonio para que lo defina como «la unión de dos personas como cónyuges». Aunque la orden es de obligado cumplimiento, la Fiscalía estima que el Gobierno deberá tomarse su tiempo para considerar la sentencia. Aun así, un nuevo territorio británico de ultramar se suma a la igualdad de derechos para las parejas LGTB.

La sentencia del Alto Tribunal es el resultado de la denuncia presentada en abril de 2018 por la caimanesa Chantelle Day y su pareja, la británica Vickie Bodden Bush, a quienes se les denegó en el Registro Civil la posibilidad de contraer matrimonio. Tras escuchar los argumentos de la defensa de las denunciantes y de la Fiscalía General, el presidente del Alto Tribunal, Anthony Smellie, ha resuelto que Chantelle y Vickie tenían razón y que la denegación del permiso de matrimonio por ser una pareja del mismo sexo es contraria a la Constitución de las Islas Caimán. Y lo ha hecho con estas contundentes palabras:

Este Tribunal está obligado a no permitir que la violación de los derechos de las demandantes continúe sin una reparación. La Constitución, en su requisito obligatorio de que la ley sea sometida a conformidad, debe prevalecer. Las demandantes y su hija tienen derecho a que el Tribunal ponga fin de inmediato a las indignidades a las que han sido sometidas.

Lo cierto es que la nueva Constitución del archipiélago, aprobada en 2009, solo se refiere al matrimonio cuando estipula que se debe «respetar el derecho de todo hombre o mujer solteros a contraer matrimonio con una persona del sexo opuesto y formar una familia». Pero en realidad ni define el matrimonio ni lo prohíbe expresamente a las parejas del mismo sexo. La definición queda recogida en el artículo 2 de la Ley de Matrimonio, que lo describe como «la unión entre un hombre y una mujer».

El juez Smellie ha ordenado también que se reforme ese artículo para que el matrimonio quede definido como «la unión de dos personas como cónyuges». El Gobierno debe cumplir con ese dictamen, aunque parece que hay alguna reticencia por parte del fiscal General, Samuel Bulgin, quien a la salida del tribunal declaraba que «comprensiblemente, el Gobierno tendrá que tomarse un tiempo para considerarlo y pensar en cómo seguir adelante». Durante el juicio, Bulgin abogó por la creación de una ley de uniones civiles para las parejas del mismo sexo, aun considerando que esa era labor del Legislativo.

Como antecedente, en las Islas Caimán eran reconocidos los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en otros países a efectos de consecución de un permiso de trabajo, mediante una sentencia del Tribunal de Apelaciones que adoptaba el criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a quien la justicia caimanesa está sujeta.

Con esta sentencia, y en espera de que el Gobierno acate la orden del Tribunal, las Islas Caimán se suman a los territorios británicos de ultramar donde existe la igualdad para las parejas del mismo sexo.

El matrimonio igualitario en Reino Unido, sus dependencias y territorios

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Corte de Apelaciones de Bermudas ratifica la inconstitucionalidad de la prohibición del matrimonio igualitario

Lunes, 26 de noviembre de 2018

bm!mottoLa Corte de Apelaciones de Bermudas ha dictaminado en contra del recurso presentado por el Gobierno contra la resolución judicial que declaraba inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo. La posibilidad de un nuevo recurso ha quedado agotada en el ámbito judicial estrictamente bermudeño, pero el Gobierno aún tiene 21 días para apelar al Consejo Privado del Reino Unido, cuyo comité judicial aún funciona como tribunal de apelaciones para los territorios británicos de ultramar. Los activistas LGTB han solicitado al Gobierno que cese en su «insensatez» y dé por concluida su batalla judicial contra los derechos de las minorías sexuales.

Este 23 de noviembre, la Corte de Apelaciones de Bermudas ha ratificado la decisión de la Corte Suprema que declaraba inconstitucionales los artículos de la Ley de Uniones Civiles que impedían el matrimonio entre personas del mismo sexo. Según aquella sentencia, esos artículos hacían prevalecer unas creencias determinadas sobre otras al establecer qué tipo de pareja puede contraer matrimonio y cuál no, lo que vulneraba la libertad religiosa y de creencias que recoge la Constitución.

Tras la decisión de la Corte de Apelaciones, al Gobierno bermudeño solo le resta una última instancia judicial, el Consejo Privado del Reino Unido, una institución cuyo comité judicial aún continúa ejerciendo como tribunal de apelaciones para los territorios británicos de ultramar. Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Bermudas ha denegado la solicitud del Gobierno de dejar en suspenso su resolución durante los 21 días que tiene para decidir si recurre al Consejo Privado.

Los activistas LGTB se han felicitado por la resolución de la Corte de Apelaciones y han pedido al Gobierno que cese en sus intentos de seguir cercenando los derechos de las minorías sexuales. «Deténgase», exigían al Gobierno, «ya es hora de que esta insensatez se detenga y se permita que los bermudeños, todos los bermudeños, incluida la comunidad LGTB, se sientan como parte de una comunidad que los acepta con mucho gusto».

Un derecho reconocido legalmente y obviado políticamente

La situación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Bermudas era peculiar. En mayo de 2017, la magistrada de la Corte Suprema Charles-Etta Simmons sentenció a favor de dos hombres que habían reclamado ante los tribunales su derecho a casarse. La jueza consideró entonces que la legislación sobre matrimonio vigente en Bermudas era incompatible con los derechos humanos, ya que contenía una discriminación basada en la orientación sexual de los contrayentes. Por ello, resolvió que los demandantes tenían derecho a contraer matrimonio y declaró que la ley matrimonial debía interpretarse como aplicable a las parejas del mismo sexo. La sentencia tuvo efectos inmediatos y estableció recomendaciones para reformar la normativa, de manera que hiciera referencia a «dos personas» en lugar de a «hombre y mujer».

Sin embargo, el renuente Partido Laborista Progresista, actualmente en el poder, no obedeció esas recomendaciones, apoyado por una sociedad que, meses antes, rechazaba en referéndum la posibilidad de reconocer las uniones entre personas del mismo sexo, ya fueran en forma de matrimonio o de unión civil. El referéndum, consultivo y no vinculante, no alcanzó, sin embargo, el quórum necesario para ser considerado válido.

Dispuesto a satisfacer a sus votantes más conservadores, el Gobierno no llevó a cabo ninguna de las recomendaciones establecidas en la sentencia de la Corte Suprema, por lo que dos personas del mismo sexo podían conseguir que su unión fuera llamada matrimonio, pero las diversas leyes y normativas que tuvieran que ver con el vínculo matrimonial seguían sin aplicárseles. La decisión del poder legislativo fue, en cambio, el subterfugio de la creación de uniones civiles para las parejas del mismo sexo (como mal menor ante sus votantes), con derechos semejantes al del matrimonio, pero como una institución diferenciada. La ley fue aprobada por el Parlamento en diciembre de 2017 y promulgada por el gobernador en febrero de este 2018. Esta nueva figura legal no tuvo efectos retroactivos, por lo que los matrimonios de parejas del mismo sexo realizados desde la sentencia de la Corte Suprema hasta la entrada en vigor de la nueva legislación continuaron vigentes. Sin embargo, esta ley fue parcialmente declarada inconstitucional por la Corte Suprema, concretamente los artículos que prohibían el acceso de las parejas del mismo sexo a la institución del matrimonio. El Gobierno, persistió en su actitud y presentó recurso ante la Corte de Apelaciones, que finalmente ha ratificado la decisión de la Corte Suprema y declarado incostitucional la prohibición del matrimonio igualitario.

Del conservadurismo de la sociedad bermudeña da fe que no despenalizó la homosexualidad hasta 1994, y que, por ejemplo, la edad de consentimiento para las relaciones homosexuales masculinas sigue siendo dos años superior que para las relaciones heterosexuales o lésbicas (18 años frente a 16). Aunque ello no ha evitado que se produzcan avances significativos. En 2013, por ejemplo, el Parlamento aprobó una ley que prohíbe discriminar por razones de orientación sexual (a finales de 2012 nos hicimos eco de la misma). Y a principios de 2015 la Corte Suprema de Bermudas falló a favor de la adopción homoparental, lo que permite a las parejas del mismo sexo adoptar en igualdad de condiciones a las parejas de distinto sexo.

El matrimonio igualitario en Reino Unido, sus dependencias y territorios

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El gobernador de Bermudas firma la ley que deroga el matrimonio igualitario y lo sustituye por una figura legal específica para parejas del mismo sexo

Sábado, 10 de febrero de 2018

bm!mottoMalas noticias: con la firma del gobernador, John Rankin, la ley que deroga el matrimonio igualitario en Bermudas es ya una realidad. Medios LGTB anglosajones hacen ya referencia al “primer lugar del mundo” en el que se da este paso atrás. Y aunque esta afirmación es discutible (nos viene a la cabeza el triunfo en referéndum de la Proposición 8 en California en 2008), lo cierto es que el simbolismo de la noticia es indiscutible. Era esperada, en cualquier caso: hace ahora dos meses recogimos la aprobación de la medida por la Asamblea de Representantes de Bermudas.

La situación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Bermudas era un tanto peculiar. En mayo de 2017, la magistrada de la Corte Suprema Charles-Etta Simmons sentenció a favor de dos hombres que habían reclamado ante los tribunales su derecho a casarse. La jueza consideró entonces que la legislación sobre matrimonio vigente en Bermudas era incompatible con los derechos humanos, ya que contenía una discriminación basada en la orientación sexual de los contrayentes. Por ello, consideró que los demandantes tenían derecho a contraer matrimonio y declaró que la ley matrimonial debía interpretarse como aplicable a las parejas del mismo sexo. La sentencia tuvo efectos inmediatos y estableció recomendaciones para reformar la normativa, de manera que hicera referencia a “dos personas” en lugar de a “hombre y mujer”.

Sin embargo, el renuente Partido Laborista Progresista, actualmente en el poder, no obedeció esas recomendaciones, apoyado por una sociedad que solo unos meses antes, había rechazado en referéndum la posibilidad de reconocer jurídicamente las uniones entre personas del mismo sexo, ya fueran en forma de matrimonio o de unión civil. El referéndum, consultivo y no vinculante, no alcanzó, sin embargo, el quórum necesario para ser considerado válido.

Dispuesto a satisfacer a sus votantes más conservadores, el Gobierno de Bermudas no llevó a cabo ninguna de las recomendaciones establecidas en la sentencia de la Corte Suprema, por lo que dos personas del mismo sexo podían conseguir que su unión fuera llamada matrimonio, pero las diversas leyes y normativas que tuvieran que ver con el vínculo matrimonial seguían sin aplicárseles. Finalmente, como una forma de “cortocircuitar” a la Corte Suprema, la Asamblea de Bermudas aprobó un proyecto de ley que en lugar del matrimonio igualitario instituye la figura de las uniones civiles para las parejas del mismo sexo. La medida fue aprobada en diciembre por 24 votos a favor y 10 en contra. Ahora el gobernador John Rankin, en representación de la reina de Inglaterra, ha estampado su firma en la ley, otorgándole plena validez.

Cabe señalar que de no haberlo hecho (opción que según los medios ha sido valorada por el Gobierno británico), John Rankin hubiese abierto una importante crisis política: Bermudas es un territorio británico de ultramar que goza de una autonomía casi plena. El Gobierno británico, a través del gobernador, dirige la política de seguridad y defensa, pero procura no inmiscuirse en cuestiones internas salvo en circunstancias excepcionales. Y con la decisión de no hacerlo, el Gobierno de Theresa May ha dejado claro que este tema no le parece de suficiente importancia.

A partir de ahora, las parejas del mismo sexo ya no podrán contraer matrimonio, sino una unión civil que otorga derechos similares pero que es una institución diferenciada. Eso sí, para evitar problemas jurídicos la nueva figura legal no tendrá efectos retroactivos, por lo que los matrimonios de parejas del mismo sexo que hayan tenido lugar desde la sentencia de la Corte Suprema hasta la actualidad seguirán vigentes.

Bermudas, un territorio profundamente conservador

Esta regresión de los derechos LGTB no es simo la respuesta de un Gobierno y sociedad profundamente conservadores a la inequívoca resolución de la Corte Suprema, que estableció con rotundidad que la prohibición del matrimonio igualitario vulneraba la legislación sobre derechos humanos. Del conservadurismo de la sociedad bermudeña da fe que no despenalizó la homosexualidad hasta 1994, y que, por ejemplo, la edad de consentimiento para las relaciones homosexuales masculinas sigue siendo dos años superior que para las relaciones heterosexuales o lésbicas (18 años frente a 16).

Ello no ha evitado que se produzcan avances significativos. En 2013, por ejemplo, el Parlamento aprobó una ley que prohíbe discriminar por razones de orientación sexual (a finales de 2012 nos hicimos eco de la misma). Y a principios de 2015 la Corte Suprema de Bermudas falló a favor de la adopción homoparental, lo que permite a las parejas del mismo sexo adoptar en igualdad de condiciones a las parejas de distinto sexo.

Está por ver si la aprobación de la ley de uniones civiles y la reversión del derecho al matrimonio tendrán una respuesta judicial, aunque no parece descabellado que acabe dando lugar a una nueva batalla legal. Como decíamos arriba, hay al menos un antecedente parecido: en 2008, la Corte Suprema de California declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario. Meses más tarde, se aprobaba en referéndum una enmienda constitucional que restauraba expresamente la prohibición, a pesar de que unas 18.000 parejas se habían casado ya. En 2010 dicho referéndum fue considerado inconstitucional por un tribunal federal, pero hubo que esperar a 2013 para que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos definitivamente validase la decisión. Las bodas volvían a California cinco años después.

El matrimonio igualitario en el Reino Unido

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tahiana Marrone: “Cuando luché por la patria en la Guerra de Malvinas, ya me sentía mujer”

Sábado, 16 de diciembre de 2017

dsc_3801Tahiana, en el monumento a Malvinas de su pueblo (Dalma Angeletti/Infobae)

Soldado XXY: “Cuando luché por la patria en la Guerra de Malvinas, ya me sentía mujer”

Por Gisele Sousa Dias 10 de diciembre de 2017

Tenía 18 años cuando sobrevivió a la guerra. Fue reclutado mientras se llamaba Osvaldo pero siempre se había identificado con el mundo femenino. Hace poco descubrió que es intersexual y decidió cambiar su partida de nacimiento. Hoy es mujer y se llama Tahiana

Enero de 1982. Osvaldo es un adolescente de pueblo cuando los números de su documento definen, por azar, su destino: tiene 17 años y acaba de salir sorteado para hacer el servicio militar obligatorio. Todavía no lo sabe pero dentro de tres meses, aterrizará en Malvinas. Para el resto, será el soldado Osvaldo Marrone, uno más de los jóvenes e inexpertos soldaditos enviados a pelear contra el Ejército británico. Pero Marrone guarda un secreto: va a luchar como se supone que tiene que hacerlo un hombre, pero siempre se sintió mujer.

tahiana-marrone-1920-2Ya en Malvinas, junto a sus compañeros del Batallón de Ingenieros número 9.

Marzo de 2014. Osvaldo acaba de cumplir 50 años, está casado y es padre de mellizos. Lleva años inyectándose testosterona para ser “un hombre normal” y acaba de enterarse de que no tiene testosterona y sus genitales no funcionan porque tiene un cromosoma extra. No es XY, como los hombres, ni XX, como las mujeres: es XXY. De ahora en más, su vida dará una vuelta de campana porque Osvaldo decidirá vivir como siempre se percibió: ahora es una mujer y se llama Tahiana.

“Todo lo que hacía se inclinaba hacia lo femenino, desde la primaria. Jugaba con cosas de nenas, me gustaba hacer manualidades, le robaba la ropa a mi hermana. Siempre sentí que había algo raro pero me lo guardaba para mí”, cuenta a Infobae desde su casa, en Chañar Ladeado, Santa Fe. “Con el paso de los años eso se fue acrecentando, pero siempre quedó oculto. Mi padre había nacido en 1920, ¿qué podía tratar de contarle?”.

tahiana-marrone-1920Ese verano previo a la guerra, siete jóvenes del pueblo en el que vivía -Corral de Bustos, Córdoba-, fueron reclutados. “Éramos todos muy chicos, yo cumplí los 18 en Malvinas. Cuando estábamos en el avión nos dijeron que íbamos a un entrenamiento. A nuestras familias les enviaron un telegrama después, cuando ya estábamos allá. Los felicitaban porque nosotros estábamos defendiendo la soberanía”.

Lo que siguió fueron más de 70 días refugiado en los llamados pozos de zorro, en la Bahía Fox: fosas de menos de 2 metros de profundidad por 2 de ancho, con techos disimulados con tierra y pasto que construyeron para que no los vieran desde los aviones.

“Igual nos vivían bombardeando, cada vez más cerca. Estar en los pozos era como estar en el interior de la tierra durante un sismo de ocho grados. Recuerdo una vez que pasaron los aviones tirando bombas beluga, que son unas bombas grandes que se abren y salen otras más chicas. Yo creo que nos salvamos de milagro, no una sino varias veces. La cosa es que yo estaba ahí defendiendo a la patria como los otros, pero igual me sentía mujer”.
dsc_3791

De veterano a veterana de guerra (Dalma Angeletti/Infobae)

Aquel soldado Marrone volvió: derrotado, triste, flaco, pero vivo. Se echaba la culpa por no haber podido mantener la soberanía. Al año siguiente empezó a trabajar en el sector administrativo del casino de Corral de Bustos. “No tenía espermatozoides, nada. Mis genitales no funcionaban. Ahí tomé coraje y fui a ver a un endocrinólogo. El médico me dijo que la solución era inyectarme testosterona. Fue un poco de error mío, por no saber, y error del médico, por forzarme con hormonas a ser alguien que yo no sentía”.

El médico Adrián Helien, coordinador del Grupo de Atención a Personas Transexuales del Hospital Durand y autor del libro “Cuerpos equivocados”, lo pone en contexto: “Tradicionalmente, todo lo que no entra en el sistema binario ‘varón-mujer’, la Medicina lo asocia a una patología. La solución, entonces, era intervenir con medicación o bisturí para ‘normalizar’ a esa persona y poder meterla en el casillero del rosa o el celeste. Hoy estamos cuestionando eso desde la ética médica y en varios países ya hay juicios, porque esas intervenciones ya se consideran mala praxis”.

dsc_3914(Dalma Angeletti/Infobae)

Con las inyecciones de testosterona, aquel hombre de 30 años se enamoró, se casó y se convirtió en padre de mellizos (hoy tienen 22 años). “Sentí alivio porque encajaba con lo que pedía la sociedad, que fuera varón o que fuera mujer. Pero la verdad es que eso otro seguía latente”.

Pero las tres décadas que pasó dándose inyecciones mensuales a escondidas de su mujer, terminaron pasándole factura: comenzó a estar irascible, a tener mal carácter y aparecieron los problemas renales. Por eso decidió ver a una médica genetista. El estudio cromosómico mostró que tenía Síndrome de Klinefelter, una alteración genética que le ocurre a los varones que nacen con un cromosoma extra (por eso también se lo llama “XXY”).

dsc_3836(Dalma Angeletti/ Infobae)

Lo que siguió al abandono de la medicación fue un proceso de reconciliación con su identidad de género. “Siempre me percibí mujer. Ahora tengo pechos naturales con glándulas mamarias como cualquier mujer pero ese desarrollo había estado frenado durante 30 años por las hormonas”.

Su esposa no soportó el cambio y se separaron. Sus hijos aún no pudieron digerirlo. Hacía años que trabajaba en el área de Sistemas en la Lotería de Córdoba con su identidad de varón cuando hizo la transición y empezó a ir a trabajar como mujer. “En general, no hubo problemas. Siempre hay alguien que te mira como a un bicho raro, pero bueno. Con los menores de 30 años es más fácil; con los más grandes, especialmente con los hombres, es más difícil”.

tahiana-marrone-sf-2Haber sobrevivido a una guerra, dice, la ayudó a tomar la decisión: “Es que yo volví de Malvinas con un enorme respeto por la vida. Malvinas me dio fuerza para luchar y no tener miedo. Aquella fue mi lucha antes, esta es mi lucha ahora. Ya no necesito ocultarme”. Haber superado el pánico la convirtió en un referente. Tahiana da charlas “de superación y vida”, no sólo para personas con otra orientación sexual o identidad de género sino para cualquiera “que tenga dificultades para ser quien quiere ser”.

Son muy pocos los veteranos que respetaron su decisión. Son pocos los que no la ven “como a un hombre disfrazado”. Este año, sin embargo, llegó un reconocimiento. La llamaron desde la Legislatura de Córdoba para darle una mención honorífica por su labor en la Guerra de Malvinas. Antes, en abril, había participado de un acto en Corral de Bustos. Ese día, hubo veteranos que fueron con su uniforme camuflado -uno de ellos con muletas, amputado-. Tahiana recibió su medalla con un vestido y tacos blancos.

tahi

Fuente Infobae.com

General, Historia LGTB , , , , , ,

La Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas aprueba el matrimonio igualitario

Lunes, 17 de abril de 2017

Islas_Malvinas-esLas Islas Malvinas, un territorio británico de ultramar británico que acoge a una población de unas 3.000 personas mantiene su autonomía jurídica del Reino Unido en una serie de asuntos y  cuenta con reivindicaciones territoriales de Argentina. Según la Organización de las Naciones Unidas, es un territorio no autónomo administrado por el Reino Unido, cuya soberanía también es reclamada por Argentina. Es uno de los diecisiete territorios en la lista de territorios no autónomos bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, con el fin de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por lo que la situación del archipiélago es examinada anualmente por el Comité de Descolonización desde 1965. Jurídicamente, la Organización de las Naciones Unidas lo considera un territorio de soberanía aún pendiente de definición, entre el Reino Unido —que lo administra— y Argentina, que reclama su devolución.

Dicho lo anterior, vamos al asunto que anuncia el título:

Como estaba previsto, la Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas ha aprobado la apertura de la institución del matrimonio a las parejas del mismo sexo, así como la creación de la figura de las uniones civiles, a la que podrán acceder todo tipo de parejas. Se trata del sexto Territorio de Ultramar del Reino Unido en legislar el matrimonio igualitario, si bien su entrada en vigor depende de la oportuna sanción real.

Por una contundente mayoría de 7 votos a favor y 1 en contra, el pasado 30 de marzo la Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas aprobaba una proposición de ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. La iniciativa legislativa aprobada también crea la figura de las uniones civiles, hasta ahora inexistente en el archipiélago, que se abre para todo tipo de parejas. La ley garantiza a las parejas unidas civilmente los mismos derechos que el matrimonio, incluidos los parentales, especificando además que “los progenitores de un niño pueden ser dos madres o dos padres”. Tras la aprobación, solo resta la obligatoria sanción real para que el matrimonio igualitario y las uniones civiles tomen efectos.

Cabe resaltar que la presentación del proyecto de ley del matrimonio igualitario tuvo lugar después de que se realizara una amplia encuesta al respecto, entre los apenas 3.000 habitantes residentes en el archipiélago. En ella, el 90 % de los encuestados se mostró a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, y el 94 % apoyó la creación de las uniones civiles. Según declaraciones efectuadas por un portavoz, “este avance envía el nítido y poderoso mensaje de que todas las personas y todas las relaciones son iguales, no importa si se trata de una pareja del mismo sexo o no, y la ley ahora refleja la tradición de las Islas Malvinas de ser una comunidad abierta, tolerante y respetuosa” .

El matrimonio igualitario en el Reino Unido

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto.

Con las Islas Malvinas ya son 6 los territorios de ultramar británicos que han concedido los mismos derechos a las parejas del mismo sexo. Los restantes son las  Islas Pitcairn, el Territorio Antártico Británico, la base de Acrotiri y Dekhelia, Gibraltar y el Territorio Británico del Océano Índico. Aún quedan otros 8 territorios de ultramar por aprobar legislaciones semejantes, aunque el matrimonio igualitario sí existe en la isla Ascensión, que forma parte del territorio de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña.

En cuanto a las dependencias británicas,  Guernsey y la isla de Man cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. La restante, Jersey, ha iniciado la tramitación de un proyecto de ley al respecto.

En el propio Reino Unido en sí, existe el matrimonio igualitario en  Inglaterra, Gales y Escocia. Sin embargo, los conservadores protestantes de Irlanda del Norte siguen impidiendo su aprobación, utilizando torticeramente para ello el protocolo para ocasiones especiales acordado en los procesos de paz, aunque tras las últimas elecciones, los unionistas contrarios al matrimonio igualitario han perdido su capacidad de veto.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , ,

El matrimonio igualitario llegará a la Antártida por iniciativa del Gobierno británico

Miércoles, 24 de agosto de 2016

56f1641e150000ad000b2d1fEl matrimonio igualitario puede “conquistar” en los próximos meses el continente de hielo. El ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido va a actualizar la legislación en varios ámbitos en el Territorio Antártico Británico (BAT) y equipararla a la vigente en Inglaterra y Gales. La definición igualitaria del matrimonio, en vigor desde marzo de 2014, es parte de la normativa que se quiere adaptar.

La Antártida, en función del Sistema del Tratado Antártico, es un área desmilitarizada que no pertenece a ningún Estado. Sin embargo, siete países mantienen reclamaciones sobre partes de su superficie: Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido. El BAT tiene la consideración legal de territorio británico de ultramar (como Gibraltar).

La normativa local en la zona reclamada por Gran Bretaña en la Antártida no recoge el matrimonio igualitario aprobado en 2013 para Inglaterra y Gales. El ministerio de Asuntos Exteriores ha decidido redactar una Ordenanza sobre Matrimonio con el objetivo expreso, entre otros, de “permitir que personas del mismo sexo se puedan casar en el Territorio”. La norma establecerá que la ley matrimonial vigente en Inglaterra será de aplicación en el BAT. A partir de su publicación el pasado 2 de agosto, se abre un plazo de dos meses de deliberación e introducción de enmiendas, tras los cuales entrará en vigor la modificación legal. Entre 200 y 250 residentes permanentes en las bases científicas del territorio podrán hacer uso de la medida.

Cuando el cambio legal salga adelante, el BAT se unirá a las islas Pitcairn, que ya reconocen el matrimonio igualitario. En la isla Ascensión (que forma parte del territorio de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña), la medida ya promulgada no entrará en vigor hasta que se apruebe también en Santa Elena. El resto de territorios carecen de igualdad matrimonial, o incluso la prohíben en sus constituciones, si bien Gibraltar y las islas Malvinas han expresado su intención de aprobarla.

Se desconoce el estatus legal del matrimonio igualitario en las zonas reclamadas por los otros países donde estos enlaces son posibles: Argentina, Francia, Noruega y Nueva Zelanda, aunque por el momento es el Reino Unido el único que ha dado un paso para reconocer explícitamente este derecho. Por el momento no se han celebrado bodas entre personas del mismo sexo en la Antártida.

El primer continente “LGTB-friendly”

La primera iniciativa que puso sobre la mesa la igualdad LGTB en el continente polar tuvo lugar el pasado mes de marzo. La organización Planting Peace, famosa por instaurar una “Casa de la Igualdad” con los colores del arco iris frente a la homófoba Iglesia Baptista de Westboro, transportó una bandera LGTB hasta la Antártida para promover el respeto a los derechos humanos de las personas lesbianas, gais, trans y bisexuales que vivan en el continente o lo visiten.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , ,

El gobierno de las Islas Malvinas permitirán las uniones civiles homosexuales

Jueves, 12 de marzo de 2015

Islas_Malvinas-esLas autoridades del archipiélago de las Islas Malvinas han dado a conocer que en breve presentarán un proyecto de ley por el que las parejas homosexuales podrán ver reconocidas sus relaciones mediante uniones civiles. El anuncio se produjo por parte del secretario de Finanzas del archipiélago en un debate de la Asamblea Legislativa.

El gobierno de las Islas Malvinas ha revelado que la medida se presentará en los próximos meses con el objetivo de mejorar la protección legal de las parejas del mismo sexo que residen en las islas. El anuncio lo llevó a cabo el secretario de Finanzas de las Islas Malvinas, Nicola Granger, durante el debate de un proyecto de ley de pensiones que tuvo lugar en la Asamblea Legislativa. De acuerdo con  Falkland Islands News Network  (red de noticias de las Islas Malvinas), dijo acerca de las disposiciones de la ley de pensiones: “Mi opinión es que las uniones civiles es una pieza de legislación que vendrá a la Cámara relativamente en poco tiempo, en cuyo momento podríamos mover otra enmienda a este proyecto de ley para relacionar ese asunto”.

Las Islas Malvinas, un territorio británico de ultramar británico que acoge a una población de unas 3.000 personas mantiene su autonomía jurídica del Reino Unido en una serie de asuntos, y va a la zaga en una serie de cuestiones de derechos LGBT, y  cuenta con reivindicaciones territoriales de Argentina.

Según la Organización de las Naciones Unidas, es un territorio no autónomo administrado por el Reino Unido, cuya soberanía también es reclamada por Argentina. Es uno de los diecisiete territorios en la lista de territorios no autónomos bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, con el fin de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por lo que la situación del archipiélago es examinada anualmente por el Comité de Descolonización desde 1965. Jurídicamente, la Organización de las Naciones Unidas lo considera un territorio de soberanía aún pendiente de definición, entre el Reino Unido —que lo administra— y Argentina, que reclama su devolución.

Reino Unido ya cuenta con una ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, gracias a la valentía política del primer ministro conservador David Cameron.

General, Historia LGTB , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.