Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Partido Unionista Democrático’

El matrimonio igualitario entra en vigor en Irlanda del Norte

Jueves, 16 de enero de 2020

north_ireland-1El matrimonio igualitario ha entrado en vigor en Irlanda del Norte este 13 de enero de 2020, una vez que se han efectuado las reformas legales necesarias desde que comenzó el proceso de aprobación el pasado 21 de octubre. De esta manera, finalmente todos los territorios que componen el Reino Unido han establecido la igualdad legal para las parejas del mismo sexo, tras recorrer un largo y tortuoso camino lleno de obstáculos y utilización torticera de los acuerdos de paz por parte del LGTBfobo Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte.

Desde el lunes 13 de enero, las parejas del mismo sexo norirlandesas podrán registrarse para contraer matrimonio. Según establece la ley, pasado un periodo de 28 días desde ese registro se podrá oficiar la ceremonia. Así se cumple el calendario adelantado por el secretario de Estado para Irlanda del Norte, Julian Smith, quien aseguró el pasado mes de octubre que «a más tardar, los primeros matrimonios civiles entre personas del mismo sexo tendrán lugar en la semana del Día de San Valentín de 2020».

Tras las reformas legales efectuadas, los matrimonios de parejas del mismo sexo celebrados en los otros territorios y dependencias del Reino Unido serán reconocidos en Irlanda del Norte. Hasta este momento, solo eran considerados legalmente como uniones civiles. Sin embargo, como ocurrió en Inglaterra, Gales o Escocia, las uniones civiles vigentes en Irlanda del Norte no se convertirán automáticamente en matrimonios, sino que se procederá también en este caso a un proceso de consulta al respecto. Asimismo, se establecerá en el futuro cuál será la función de las iglesias anglicanas en este tipo de matrimonios.

Connor-McGuinn-Irlanda-del-Norte-199x300Esta entrada en vigor del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte ha sido posible gracias a la iniciativa del diputado laborista abiertamente gay Conor McGuin, quien aprovechó la situación de falta de gobierno para incluir su aprobación a través de una enmienda a las leyes de «Ejercicio de funciones» que dotaban de cierta gobernabilidad al territorio. Satisfecho por la vigencia final de su enmienda, McGuin ha declarado que «todos los que valoran la igualdad, el amor y el respeto pueden congratularse hoy. Es un buen día para Irlanda del Norte, un día importante para los derechos de los ciudadanos en estas islas y un día emocionante para las parejas del mismo sexo que ahora pueden registrarse para casarse».

No obstante, la enmienda aprobada también establecía que un futuro Gobierno de Irlanda del Norte podría revocar o reformar esta legislación. Sin embargo, para revertirla se necesitaría una mayoría absoluta en la Asamblea de Irlanda del Norte, algo bastante improbable si tenemos en cuenta que la última votación al respecto se saldó en favor de la igualdad matrimonial, aunque el Partido Unionista interpusiera finalmente su veto.

El largo proceso del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Hasta este 13 de enero de 2020, Irlanda del Norte era el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no podían casarse legalmente. Y además lo era después de que su Asamblea hubiera votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP (conservador y de filiación unionista protestante) de la entonces primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP siempre había superado por sí solo, hasta las últimas elecciones, celebradas en enero de 2017, en que solo logró 28 representantes.

Esta pérdida de la capacidad de veto había despertado la esperanza de que el matrimonio igualitario pudiera ser finalmente aprobado en la nueva legislatura, pero la falta de acuerdos para la formación de Gobierno y la paralización efectiva de la Asamblea lo habían hecho imposible. Además, la vía judicial quedó cerrada tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de tres parejas del mismo sexo.

Hubo un primer intento de que fuera el Parlamento británico quien finalmente deshiciera el bloqueo a la igualdad de derechos de la parejas del mismo sexo, con la aprobación por la Cámara de los Comunes en el pasado mes de octubre de 2018, de una enmienda que consideraba el matrimonio igualitario como un derecho fundamental para que fuera tenido en cuenta por los funcionarios de Irlanda del Norte. Sin embargo, a efectos prácticos no tuvo alcance alguno.

Marc-y-Alan-Steffan-Cowell-primer-matrimonio-en-isla-de-Man-300x300Dada la situación de falta de acuerdos para formar gobierno, el Parlamento británico creó el pasado 2019 una serie de leyes de «Ejercicio de funciones» para dotar de cierta gobernabilidad al territorio. Aprovechando la situación, el diputado laborista Connor McGuin presentó una enmienda a ese conjunto de leyes para obligar al Gobierno británico a aprobar el matrimonio igualitario en el caso de que persistiese esa falta de poder ejecutivo en Irlanda del Norte.

Así, el pasado 9 de julio, la Cámara de los Comunes aprobó por una amplia mayoría la legislación que establecía que, de no formarse Gobierno en Irlanda del Norte antes del 21 de octubre, el ejecutivo británico debería aprobar de inmediato el matrimonio entre personas del mismo sexo en ese territorio. Pasada la medianoche de esa fecha, comenzó el plazo para que se legislara al respecto, que ha concluido este 13 de enero de 2020 con su entrada en vigor definitiva.

El matrimonio igualitario en el Reino Unido, sus dependencias y territorios

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

El matrimonio igualitario llega por fin a Irlanda del Norte

Miércoles, 23 de octubre de 2019

north_ireland-1Irlanda del Norte era la única parte del Reino Unido que no reconocía el matrimonio entre personas del mismo sexo. Inglaterra, Gales y Escocia celebraron ya sus primeros matrimonios entre personas del mismo sexo en 2014. Al sur de la frontera, la República de Irlanda legalizó el matrimonio igualitario en 2015.

Muchas de las leyes de Irlanda del Norte son decididas por el Parlamento delegado en Stormont, en Belfast. Esto fue decidido a través de un acuerdo para compartir el poder entre Sinn Féin y el DUP (Partido Unionista Democrático).

Debido a la falta de constitución de un Gobierno, pasada la medianoche de este 21 de octubre el ejecutivo británico está obligado a regular la legislación para que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea legal en Irlanda del Norte. Para ello dispondrá de tres meses, por lo que se espera que la regulación concluya a mediados del mes de enero del próximo año. Según el secretario de Estado para Irlanda del Norte, Julian Smith, «los primeros matrimonios civiles entre personas del mismo sexo tendrán lugar en la semana del Día de San Valentín de 2020». De esta manera, el matrimonio igualitario será realidad en todos los territorios que componen el Reino Unido.

La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Sin embargo, tras las elecciones celebradas en enero de 2017, no ha habido acuerdo entre las distintas fuerzas políticas e Irlanda del Norte para formar un ejecutivo. Debido a ello, también está paralizada la Asamblea, por lo que no hay ninguna actividad parlamentaria.

Dada esta situación, el Parlamento británico creó una serie de leyes de «Ejercicio de funciones» para dotar de cierta gobernabilidad al territorio. Aprovechando la situación, el diputado laborista Conor McGuin presentó una enmienda a ese conjunto de leyes para obligar al Gobierno británico a aprobar el matrimonio igualitario en el caso de que persistiese esa falta de poder ejecutivo en Irlanda del Norte.

Así, el pasado 9 de julio, la Cámara de los Comunes aprobó por una amplia mayoría la legislación que establecía que, de no formarse Gobierno en Irlanda del Norte antes del 21 de octubre, el ejecutivo británico deberá aprobar de inmediato el matrimonio entre personas del mismo sexo en ese territorio. Pasada la medianoche de esa fecha, comenzará el plazo para que se legisle al respecto.

Julian-Smith-300x300Según el secretario de Estado para Irlanda del Norte, Julian Smith, «el Gobierno del Reino Unido introducirá las regulaciones que harán que el matrimonio entre parejas del mismo sexo y las uniones civiles para parejas de distinto sexo sean legales en Irlanda del Norte a partir del 13 de enero de 2020». El secretario de Estado añadió que «a más tardar, los primeros matrimonios civiles entre personas del mismo sexo tendrán lugar en la semana del Día de San Valentín de 2020».

Sin embargo, la enmienda aprobada por la Cámara de los Comunes establecía que un futuro Gobierno de Irlanda del Norte podría revocar o reformar esta legislación. Pero para revertirla se necesitaría una mayoría absoluta en la Asamblea de Irlanda del Norte. Hemos de recordar que la última votación al respecto se saldó en favor de la igualdad matrimonial, aunque el Partido Unionista interpuso finalmente su veto.

El aborto también se ha vuelto legal: al igual que el matrimonio igualitario, Irlanda del Norte era la única parte del Reino Unido donde el aborto seguía siendo criminalizado. A partir de hoy, una mujer en Irlanda del Norte no puede ser procesada si decide interrumpir su embarazo.

La intervención de Westminster significa que los funcionarios de Irlanda del Norte recibirán instrucciones para comenzar a modificar las regulaciones para permitir que las parejas del mismo sexo se casen. Se espera que este proceso dure unas 12 semanas. A partir del 13 de enero de 2020, las parejas podrán avisar con 28 días de anticipación para casarse. Se esperan las primeras bodas en el Día de San Valentín 2020.

“Después de nueve años de campaña y más de 1.000 días desde la última asamblea, finalmente se vislumbra el matrimonio igualitario para las parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte”, dijo John O’Doherty de la Campaña de Igualdad de Amor y Director de The Rainbow Project. “Nos gustaría agradecer a todos los que apoyaron nuestra campaña; esto no hubiera sido posible. Ahora miramos al 13 de enero y pasaremos los próximos meses para garantizar que la legislación satisfaga las necesidades de las parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte. Los derechos LGTB + en Irlanda del Norte siempre han sido duramente ganados, y el impacto de este cambio se sentirá en Irlanda del Norte y en las generaciones venideras”.

El largo proceso del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Hasta que todas estas regulaciones tengan lugar, Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y además lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP (conservador y de filiación unionista protestante) de la entonces primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

irlanda14La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP siempre había superado por sí solo, hasta estas últimas elecciones, en que solo logró 28 representantes.

Esta pérdida de la capacidad de veto había despertado la esperanza de que el matrimonio igualitario pudiera ser finalmente aprobado en la nueva legislatura, pero la falta de acuerdos para la formación de Gobierno y la paralización efectiva de la Asamblea lo habían hecho imposible. Además, la vía judicial quedó cerrada tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de tres parejas del mismo sexo.

Hubo un primer intento de que fuera el Parlamento británico quien finalmente deshiciera el bloqueo a la igualdad de derechos de la parejas del mismo sexo, con la aprobación por la Cámara de los Comunes en el pasado mes de octubre de 2018, de una enmienda que consideraba el matrimonio igualitario como un derecho fundamental para que fuera tenido en cuenta por los funcionarios de Irlanda del Norte. Sin embargo, a efectos prácticos no tuvo alcance alguno. Finalmente, ha sido la enmienda más ambiciosa del diputado Conor McGuin la que posibilitará que las bodas de parejas del mismo sexo sean una realidad en todos los territorios del Reino Unido.

Fuente Dosmanzanas/Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

La Cámara de los Comunes obliga a la aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte de persistir la falta de Gobierno en el territorio

Viernes, 12 de julio de 2019

30Ampliamos la noticia que ayer mismo publicábamos:

La Cámara de los Comunes británica ha aprobado una enmienda para que el Gobierno apruebe el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte si el 21 de octubre sigue sin haberse conformado un ejecutivo en ese territorio. Aunque puede ser un camino para que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea finalmente legal en todo el territorio del Reino Unido, la aprobación, de tener lugar, podrá ser revertida o reformada posteriormente por un futuro Gobierno norirlandés.  

Dada la situación política en Irlanda del Norte, donde no existe Gobierno desde las elecciones de 2017, el Parlamento británico ha creado una serie de leyes de «Ejercicio de funciones» para dotar de cierta gobernabilidad al territorio. El diputado laborista Conor McGuin presentó una enmienda a ese conjunto de leyes para obligar al Gobierno británico a aprobar el matrimonio igualitario si persiste esa falta de poder ejecutivo en Irlanda del Norte.

La enmienda establece que, de no formarse Gobierno en Irlanda del Norte antes del 21 de octubre, el ejecutivo británico deberá aprobar de inmediato el matrimonio entre personas del mismo sexo en ese territorio. Fue aprobada este 9 de julio en la Cámara de los Comunes por una amplísima mayoría de 383 votos favorables frente a 73 en contra, dado que previamente todas las fuerzas políticas habían dado libertad de voto a sus representantes.

Sin embargo, la propia enmienda establece que un Gobierno norirlandés creado antes de la fecha límite puede devolverla sin que tome efectos. Además, aun cuando la fecha se sobrepase y se apruebe el matrimonio igualitario, un futuro Gobierno de Irlanda del Norte podrá revocarla o reformarla. Aun así, la previsión es positiva, puesto que, de aprobarse, se necesitaría una mayoría absoluta en la Asamblea de Irlanda del Norte para revertirlo. Hemos de recordar que la última votación al respecto se saldó en favor de la igualdad matrimonial, aunque el Partido Unionista interpuso finalmente su veto.

Esta nueva enmienda es más contundente legislativamente que la aprobada por la Cámara de los Comunes en el pasado mes de octubre de 2018, y que obtuvo la promulgación real el 1 de noviembre. En aquella ocasión se aprobó la consideración del matrimonio igualitario como un derecho fundamental para que fuera tenido en cuenta por los funcionarios de Irlanda del Norte. Sin embargo, a efectos prácticos no tuvo alcance alguno.

El largo proceso del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Actualmente, la situación política en Irlanda del Norte es de completa paralización de su Asamblea y de inexistencia de Gobierno. La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Sin embargo, tras las elecciones celebradas en enero de 2017, no ha habido acuerdo entre las distintas fuerzas políticas e Irlanda del Norte para formar un ejecutivo.

Pero esa paralización no es el único obstáculo que las peculiaridades políticas de Irlanda del Norte interponen para la aprobación del matrimonio igualitario y que ocasionan que sea el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y además lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP (conservador y de filiación unionista protestante) de la entonces primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP siempre había superado por sí solo, hasta estas últimas elecciones, en que solo logró 28 representantes.

Esta pérdida de la capacidad de veto había despertado la esperanza de que el matrimonio igualitario pudiera ser finalmente aprobado en la nueva legislatura, pero la falta de acuerdos para la formación de Gobierno y la paralización efectiva de la Asamblea lo han hecho imposible. Además, la vía judicial quedó cerrada tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de tres parejas del mismo sexo.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Nuevo impulso para llevar el matrimonio igualitario a Irlanda del Norte

Jueves, 31 de enero de 2019

nuevo-impulso-para-llevar-la-igualdad-matrimonial-a-irlanda-del-norte-0Paul Faith/AFP/Getty Images

Encuestas recientes muestran que la mayoría de las personas en Irlanda del Norte apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Lord Robert Hayward, un conservador, ha renovado sus esfuerzos para lograr la igualdad matrimonial en Irlanda del Norte.

Lord Hayward ha propuesto una enmienda al proyecto de ley de uniones civiles, matrimonios y defunciones, que se debatirá en la Cámara de los Lores el viernes (1 de febrero), y que extendería el matrimonio entre personas del mismo sexo a Irlanda del Norte.

Irlanda del Norte no ha tenido una administración descentralizada en funcionamiento desde enero de 2017, cuando se rompieron las relaciones entre el Partido Unionista Democrático y el Sinn Féin.

La enmienda de Lord Hayward permite el escenario en el que el gobierno descentralizado vuelve al poder. Una cláusula incluida en la enmienda daría a la Asamblea de Irlanda del Norte seis meses para revocar la disposición sobre la igualdad en el matrimonio después de que el proyecto de ley se convierta en ley.

“Esta enmienda respeta el papel de Stormont, pero también reconoce la realidad de que esas instituciones descentralizadas no están funcionando actualmente”, dijo Lord Hayward.

El año pasado, la Cámara de los Lores, en colaboración con el diputado laborista Conor McGinn, que hizo lo mismo en la Cámara de los Comunes, presentó un proyecto de ley de los diputados privados sobre el tema de la igualdad en el matrimonio en Irlanda del Norte.

“Las parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte no deben esperar indefinidamente por la igualdad con el resto del Reino Unido. Es hora de que Westminster corrija ese error”, añadió Lord Hayward.

Los activistas LGBT+ en Irlanda del Norte expresaron su apoyo a la enmienda de Lord Hayward

“Este es un movimiento bienvenido de Lord Hayward. Más de dos años después del colapso del gobierno descentralizado de Irlanda del Norte, necesitamos legisladores en Westminster para asegurar un matrimonio igualitario para todos”, ha manifestado Patrick Corrigan, director del programa de Irlanda del Norte de Amnistía Internacional y miembro de la campaña Love Equality for equal marriage en Irlanda del Norte. Añadió: “Si Stormont regresa, estamos contentos de continuar nuestro trabajo con MLAs a través de los partidos para cambiar la ley, pero mientras tanto, la igualdad no puede esperar”.

Irlanda del Norte es la única parte del Reino Unido o Irlanda donde las parejas del mismo sexo no pueden casarse, sólo pueden tener una relación de pareja civil.

Estudios recientes indican que existe un amplio apoyo a la igualdad en el matrimonio tanto entre los ciudadanos como en la Asamblea de Irlanda del Norte, que, sin embargo, no puede funcionar sin un acuerdo para compartir el poder.

El 9 de enero, fecha que marca los dos años del colapso del gobierno de Irlanda del Norte que comparte el poder, la directora ejecutiva de Stonewall, Ruth Hunt, y Frances O’Grady, del Congreso de Sindicatos, firmaron una carta conjunta el pasado mes de mayo, instándola a extender los derechos matrimoniales a las parejas del mismo sexo en la región en ausencia de un gobierno.

Una petición de Amnistía Internacional en apoyo de una pareja de lesbianas que quiere casarse en Belfast el Día de San Valentín ha reunido más de 35.000 firmas.

Fuente Cromosomax

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

La Cámara de los Comunes británica aprueba una enmienda que podría posibilitar el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Miércoles, 31 de octubre de 2018

30La Cámara de los Comunes del Parlamento del Reino Unido ha votado mayoritariamente a favor de una enmienda a la ley especial para Irlanda del Norte, que podría abrir la posibilidad de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo en el único territorio británico donde aún no es legal. La ley en tramitación trata de articular medidas que palíen la inactividad legislativa y ejecutiva en Irlanda del Norte, que lleva sin gobierno desde enero de 2017. La enmienda añadida a la ley se refiere a cuestiones de derechos fundamentales que aún se encuentran restringidos para los ciudadanos norirlandeses. La ley aún debe ser aprobada por la Cámara de los Lores.

La situación política en Irlanda del Norte es de completa paralización de su Asamblea y de inexistencia de Gobierno. La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Sin embargo, tras las elecciones celebradas en enero de 2017, no ha habido acuerdo entre las distintas fuerzas políticas e Irlanda del Norte para formar un ejecutivo.

Por ello, en el Parlamento británico se está tramitando una ley especial que permita proseguir con las actividades ejecutiva y legislativa básicas para el funcionamiento del territorio norirlandés durante esta situación de crisis. A esa ley en tramitación, la diputada laborista Stella Creasy propuso añadir una enmienda por la que pudieran implementarse medidas para que algunos derechos fundamentales disfrutados en todos los territorios británicos excepto el norirlandés pudieran ser también efectivos para su población. Entre ellos se encuentran el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y el matrimonio entre personas del mismo sexo, ambos inexistentes en Irlanda del Norte y disfrutados por el resto de ciudadanos de los territorios británicos.

Sometida la enmienda a votación en la Cámara de los Comunes, fue aprobada por 207 votos a favor y 107 en contra. Aunque la enmienda fue formulada por una diputada del Partido Laborista, algunos de los votos favorables provinieron también de las filas del Partido Conservador, puesto que se les había dado libertad de voto. Sin embargo, los cinco representantes del DUP (Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte) votaron en contra. El sentido de su votación no es sorprendente, dado que es el partido que ha paralizado la aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte de manera denodada, pero puede ser significativo si se tiene en cuenta que esos escasos cinco diputados son fundamentales para el sostenimiento del actual Gobierno británico.

La medida aprobaba establece que se darían instrucciones a los funcionarios de Irlanda del Norte para que los derechos fundamentales descritos en la misma no les fueran denegados a sus ciudadanos. La ley en su conjunto y las distintas enmiendas deberán ser sometidas también a la aprobación de la Cámara de los Lores para que puedan tomar efecto. Quizás esta sorprendente fórmula podría ser la que por fin despejase el camino a la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo norirlandesas, que han visto cómo la vía legislativa ordinaria y la vía judicial se les cerraba.

Porque, efectivamente, sus particularidades políticas son una de las causas por las que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP (conservador y de filiación unionista protestante) de la entonces primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP siempre había superado por sí solo, hasta estas últimas elecciones, en que solo logró 28 representantes.

Esta pérdida de la capacidad de veto había despertado la esperanza de que el matrimonio igualitario pudiera ser finalmente aprobado en esta legislatura, pero la falta de acuerdos para la formación de Gobierno y la paralización efectiva de la Asamblea lo han hecho imposible. Además, la vía judicial quedó cerrada tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de tres parejas del mismo sexo.

Permaneceremos a la expectativa de comprobar si esta vía de urgencia sirve para que se termine con la discriminación de la población LGTB de Irlanda del  Norte.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Tres veteranos políticos unionistas proponen la convocatoria de un referéndum sobre el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Martes, 23 de enero de 2018

north_ireland-1Tres antiguos miembros de la Asamblea de Irlanda del Norte, todos ellos perteneciente a partidos unionistas, han formulado la propuesta de que el derecho al matrimonio de las parejas del mismo sexo sea sometido a referéndum. La relevancia de la propuesta es que es, precisamente, la facción unionista de la Asamblea la que ha bloqueado sistemáticamente todas las iniciativas al respecto, convirtiendo al Ulster en el único territorio de los cuatro que conforman el Reino Unido donde no se ha legislado el matrimonio igualitario.

La propuesta ha partido de David Campbell, antiguo presidente del Partido Unionista del Ulster (UUP); David McNarry, exmiembro de la Asamblea en representación del UKIP; y Michael McGimpsey, también exdiputado por el UUP. Los tres veteranos políticos han llegado a la conclusión de que hay tres asuntos que permanecen bloqueados, tanto en las negociaciones entre partidos como en la propia Asamblea de Irlanda del Norte, debido, sobre todo, a la necesidad de una mayoría favorable en las dos facciones, unionista y nacionalista irlandesa, en determinados asuntos, tal como se estableció en los acuerdos de paz de 1988.

Según el informe de los tres proponentes, que han titulado «Romper el bloqueo», actualmente «parece que hay tres temas centrales de desacuerdo: la demanda de una ley autónoma sobre el idioma irlandés para Irlanda del Norte, la demanda de la admisibilidad legal del matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte y la demanda de relajación de la ley del aborto en Irlanda del Norte». Dado que los propios acuerdos de paz fueron sometidos a consulta popular antes de convertirse en ley, los tres argumentan que sería el procedimiento adecuado para zanjar esas cuestiones definitivamente, una opinión especialmente valiosa si se tiene en cuenta que el propio David Campbell fue firmante de aquellos acuerdos en su calidad de líder del UUP, por aquel entonces el principal partido unionista.

Las preguntas que se someterían a referéndum serían las siguientes:

  • ¿Debería tener Irlanda del Norte una ley autónoma sobre el idioma irlandés?
  • ¿Debería permitirse contraer matrimonio civil a las parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte?
  • ¿Debería enmendarse la ley existente en Irlanda del Norte para permitir el aborto cuando existe un diagnóstico de malformación del feto?
  • ¿Debería enmendarse la ley existente en Irlanda del Norte para permitir el aborto a una mujer que ha quedado embarazada como resultado de un delito sexual, incluyendo la violación y el incesto?

Según los tres veteranos políticos, «ninguno de nosotros tiene ambiciones electorales ni representa a ningún partido al efectuar esta propuesta. La ofrecemos de buena fe como una posible solución, y esperamos que así sea aceptada». No obstante, todos ellos han enviado el informe a sus antiguas formaciones políticas, y esperan conseguir su respaldo.

La dificultad para la propuesta estriba en que ninguno de ellos ha formado parte del Partido Democrático del Ulster (DUP), el principal partido unionista en la actualidad, que es quien ha vetado hasta en cinco ocasiones las proposiciones de ley de matrimonio igualitario presentadas en la Asamblea de Irlanda del Norte. Para ello ha llegado a hacer valer la «petition of concern», la cláusula que exige que las propuestas obtengan una mayoría mucho más amplia, y por parte de ambos bandos (unionista y nacionalista), dado que en la última votación los partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo fueron mayoría. Al bloqueo de la vía legislativa se unió el cierre de la vía judicial, tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de las parejas del mismo sexo.

Si bien los unionistas del DUP perdieron su capacidad numérica de veto en las pasadas elecciones, la situación política actual en Irlanda del Norte es la de un Gobierno autónomo sin constituir después de un año, debido a la falta de acuerdos entre las minorías, con una Administración gestionada por funcionarios, que mantienen en funcionamiento los distintos departamentos sin que se hayan aprobado los pertinentes presupuestos, y que está próxima a alcanzar, según estimaciones, un punto crítico en cuanto a las finanzas públicas. No parece, pues, que sea el escenario más optimista para la convocatoria de cualquier referéndum.

Fuente Dosmanzanas
Etiquetas:

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El Alto Tribunal de Belfast dictamina en contra del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Sábado, 19 de agosto de 2017

alto-tribunal-de-belfastEl Alto Tribunal de Belfast ha dictaminado en contra de las parejas del mismo sexo que reclamaban su derecho a contraer matrimonio en Irlanda del Norte. El juez O’Hara ha estimado que, siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el matrimonio igualitario no es un derecho fundamental, y que, por lo tanto, su articulación debe depender del poder legislativo. De esta manera, Irlanda del Norte seguirá siendo el único territorio del Reino Unido donde a las parejas del mismo sexo no les está permitido contraer matrimonio, a menos que su Asamblea logre superar el empecinamiento en contra de los derechos LGTB del Partido Unionista Democrático, la principal fuerza política norirlandesa.

El Alto Tribunal de Belfast, máxima instancia judicial de Irlanda del Norte, debía dirimir sobre dos casos, que afectaban a tres parejas del mismo sexo. En el primero de ellos, los demandantes eran dos parejas emblemáticas. Se trata de Shannon Sickles y Grainne Close —que fue la primera pareja del mismo sexo en contraer una unión shannon-sickles-y-grainne-closecivil en el Reino Unido—, y de Chris y Henry Flanagan-Kane —la segunda pareja unida civilmente, y primera masculina, también en el Reino Unido—. Todos ellos habían demandado a la Asamblea de Irlanda del Norte por impedirles acceder a la institución del matrimonio por razón de su orientación sexual. El otro caso afectaba a una pareja, cuyos nombres han permanecido legalmente en el anonimato, que había contraído matrimonio en Inglaterra una vez que fue legal, y que, sin embargo, veía cómo al trasladar su residencia a Irlanda del Norte su enlace se convertía en una unión civil, tal como establece la ley norirlandesa, una institución de menor rango que, además, no era en la que los componentes de la pareja querían integrarse.

Tras dos años de espera, finalmente el juez O’Hara del Alto Tribunal de Belfast ha dictaminado al respecto, aunque en ambos casos su resolución ha sido desfavorable. Las dos parejas del primer caso basaban su demanda en que la prohibición de contraer matrimonio violaba el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que protege el derecho a la vida privada y familiar. Sin embargo, el juez O’Hara ha fundamentado su decisión, precisamente, en la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que establece que el matrimonio para las parejas del mismo sexo no es un derecho fundamental, ya que la propia Convención Europea de Derechos Humanos de 1950 solo otorga esa consideración a la unión de un hombre y una mujer.

Así, dado que la ley norirlandesa sí que ha articulado una institución como la de uniones civiles (la primera en existir en el Reino Unido) para amparar ciertos derechos a las parejas del mismo sexo, el juez del Alto Tribunal ha considerado que lo demandado por las tres parejas concurrentes se trata de un asunto político y no judicial. Así es como lo expresaba en su denegación:

“No es difícil comprender cómo afecta tan fuertemente el mantenimiento en Irlanda del Norte de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo a los gais y lesbianas que han sufrido discriminación, rechazo y exclusión. Sin embargo, la sentencia que tengo que dictaminar no se basa en la política social, sino en la ley”.

Las parejas afectadas han declarado sentirse “desoladas” por la resolución del Alto Tribunal, y han conminado a sus conciudadanos a que presionen a sus representantes políticos para que el matrimonio igualitario sea aprobado finalmente por la Asamblea de Irlanda del Norte. Un camino, el legislativo, que está plagado de escollos.

Una vía legislativa obstaculizada por el empecinamiento del Partido Unionista

Por cinco veces consecutivas, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. Aunque en la última votación, sin embargo, los partidarios del matrimonio igualitario lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el Partido Unionista Democrático (de tradición protestante y partidario de permanencia en el Reino Unido), entonces y ahora en el poder, hizo uso de la petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático por aquel entonces tenía 37 diputados, bastaron sus votos para hacerla valer.

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías, como es el matrimonio igualitario, fue fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra norirlandesa, Arlene Foster, afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se aprobase la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las últimas elecciones han abierto, sin embargo, nuevas posibilidades. En esta legislatura, el DUP cuenta con 28 diputados, con lo que ha perdido la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial. Veremos si es posible que la vía legislativa prospere, e Irlanda del Norte deje de ser el único territorio del Reino Unido sin igualdad para las parejas del mismo sexo.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, acude al Orgullo de Belfast para apoyar el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Miércoles, 9 de agosto de 2017

leo_varadkarEl primer ministro irlandés, Leo Varadkar (centro) en la celebración del Orgullo de Dubín

Como ya anunciábamos hace unos días, el primer ministro irlandés, el abiertamente gay Leo Varadkar, ha asistido a la celebración del Orgullo de Belfast, la capital de Irlanda del Norte. El propósito de Varadkar ha sido el de apoyar la lucha de los ciudadanos LGTB norirlandeses por la legalización del matrimonio igualitario, dado que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido donde no está permitido, debido al empecinamiento del Partido Unionista Democrático (DUP). Tras su proclamación como responsable de gobierno, Varadkar mantuvo una reunión con la primera ministra del territorio británico, Arlene Foster, en la que instó a la mandataria a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, y a que dejase de utilizar los recovecos de la especial legislación norirlandesa para impedir la igualdad de los ciudadanos LGTB.

Leo Varadkar se ha convertido, desde el pasado 14 de julio, en el primer ministro de la República de Irlanda, y en el cuarto abiertamente gay de la historia europea (y mundial). Su salida pública del armario se produjo, precisamente, en la campaña del referéndum sobre el matrimonio igualitario en Irlanda, en la que Varadkar tuvo un papel reseñable, y que finalmente se saldó con un resultado favorable a la igualdad matrimonial.

Sin embargo, en el norte de la isla el cariz de la situación es muy distinto. Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido —del que no forman parte las posesiones y dependencias británicas— en no reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, tras su aprobación en Inglaterra, Gales y Escocia. Por ello, Leo Varadkar ha querido acudir a la celebración del Orgullo de Belfast, la capital de Irlanda del Norte, “en un gesto de solidaridad”. Desde el DUP no puso objeción alguna a su participación, aunque algunos componentes del grupo Presbiterianos Libres sí expresaron su protesta en las calles.

Ante la multitud reunida en manifestación, Varadkar afirmó que con su visita no pretendía “crear un conflicto”, sino “expresar mi apoyo y el apoyo de mi gobierno a la igualdad ante la ley y la libertad individual para todos los ciudadanos dondequiera que residan”. El primer ministro añadió también que “las diferencias nos hacen más fuertes y eso es algo en lo que creo, y algo que creo que puede marcar a Irlanda del Norte en el futuro. Comprendo que esto es un asunto de la Asamblea de Irlanda del Norte, pero necesitamos que se ponga en marcha”. Finalmente, el mandatario irlandés aseguraba que la aprobación del matrimonio igualitario será solo “cuestión de tiempo”.

Antes de su visita a Belfast, el primer ministro se había reunido en Dublín con la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, a quien, según sus palabras, “expresé mi muy firme opinión de que se debería permitir el matrimonio igualitario”. Varadkar instó a la mandataria norirlandesa a que no utilizase los mecanismos de bloqueo creados durante los acuerdos de paz para impedir su aprobación, mientras aseguraba que “seguiría planteando” el asunto en todo momento.

El empecinamiento del DUP en contra de los derechos LGTB

Por cinco veces consecutivas, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. En la última votación, sin embargo, los partidarios del matrimonio igualitario lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el Partido Unionista Democrático (de tradición protestante y partidario de permanencia en el Reino Unido), entonces y ahora en el poder, hizo uso de la petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático por aquel entonces tenía 37 diputados, bastaron sus votos para hacerla valer.

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías, como es el matrimonio igualitario, fue fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se aprobase la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las últimas elecciones han abierto, sin embargo, nuevas posibilidades. En esta legislatura, el DUP cuenta con 28 diputados, con lo que ha perdido la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial.

La vía judicial

Paralelamente al frente parlamentario, la otra posible vía hacia la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

Reino Unido: Theresa May nombra a un ministro de Justicia LGTBfóbico que opina que el matrimonio es “para la procreación”

Miércoles, 14 de junio de 2017

dsc_3446-1Malas y buenas noticias en relación al resultado de las elecciones del Reino Unido y el colectivo LGTB. En la parte negativa destaca el nombramiento de David Lidington como ministro de Justicia (que en este país recibe el nombre de “secretario de Justicia”), un cargo que compaginará con el de lord canciller. Lidington ha consolidado con los años un marcado perfil LGTBfóbico del que, hasta el momento, no parece querer desprenderse, como sí hiciera en su momento la primera ministra, Theresa May. Desde el punto de vista positivo cabe señalar que la representación abiertamente LGTB en la Cámara de los Comunes ha aumentado un 40%, hasta alcanzar los 45 diputados. Se trata de la composición parlamentaria con mayor diversidad sexual en la historia del Reino Unido.

Los conservadores, liderados por Theresa May, han ganado las elecciones, pero han perdido la mayoría absoluta, registrándose una fuerte subida de la izquierda. El adelanto de dos años en las urnas, planteado para reforzar la figura de May en las negociaciones sobre el llamado “brexit” del Reino Unido (su salida de la Unión Europea), se ha convertido en un pulso fallido. May ya ha dejado claro que, a pesar de todo, no entra en sus planes dimitir y todo apunta a que llegará a un acuerdo de gobernabilidad con el DUP (el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte). Gracias a este acuerdo, a los 317 parlamentarios conservadores se sumaría el voto de los 10 unionistas. Entre ambos superan los 326 necesarios para alcanzar la mayoría en la Cámara de los Comunes.

El noviembre de 2015  recogíamos cómo, por quinta vez consecutiva, el matrimonio igualitario era rechazado por la Asamblea de Irlanda del Norte, el único territorio del Reino Unido en el que todavía no es legal. Precisamente, las maniobras del DUP, el próximo socio de Theresa May, han impedido el avance de derechos del colectivo en este territorio. A finales de 2016, la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, afirmaba que seguiría bloqueando el matrimonio igualitario tantas veces como le fuera posible.

Sin embargo, el pasado mes de marzo se despertaron nuevas expectativas para el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte. En las elecciones norirlandesas, el DUP perdía su capacidad de bloquear la medida, al caer por debajo de los 30 escaños. Con este historial homófobo, que se suma a posiciones retrógradas en otras materias, no parece muy alentador que el DUP gane influencia en el ámbito global del Reino Unido, cuando ya había perdido gran peso político en la propia Irlanda del Norte.

El perfil LGTBfóbico del nuevo ministro de Justicia

Teniendo en cuenta los antecedentes recogidos en las líneas anteriores, no parece de extrañar que el nombramiento de David Lidington como ministro de Justicia (que en el Reino Unido recibe el nombre de “secretario de Justicia”) responda a un guiño hacia los unionistas norirlandeses, por su marcado perfil LGTBfóbico.

Lidington, que también desempeñará el cargo de lord canciller, tiene una visión heteronormativa del matrimonio y fue uno de los 47 diputados contrarios a la ley de uniones civiles en 2004 (una institución jurídica específica para parejas del mismo sexo, que otorgaba a estas derechos similares a los del matrimonio).

El que será el próximo ministro de Justicia del Reino Unido votó dos veces en contra del matrimonio igualitario. En su opinión, “el matrimonio no solo sirve para proporcionar amor mutuo y compromiso, sino también para la procreación y el cuidado de los niños”. Lidington, asimismo, se opuso a una enmienda a la Ley de Adopción e Infancia para permitir la adopción homoparental. Y remontándonos más en el tiempo, entre 1998 y 1999 también votaba tres veces en contra de la reducción de la edad de consentimiento para las relaciones entre personas del mismo sexo de 18 a 16 años, para equipararla con la edad legal establecida para las relaciones heterosexuales.

A diferencia de la propia Theresa May, David Lidington no ha hecho ningún propósito de enmienda en relación a sus posturas LGTBfóbicas. En 2010 May era nombrada ministra de Interior e Igualdad del Reino Unido, despertando el enfado de organizaciones igualitarias y del activismo LGTB. Siendo diputada conservadora, May votó en 1998 en contra de igualar la edad de consentimiento para mantener relaciones homosexuales a la de las relaciones heterosexuales (al igual que Lidington). En el año 2000 se opuso a derogar la vergonzante Sección 28, heredada de la era Thatcher, que prohibía hablar de homosexualidad en las escuelas públicas. Tanto en 2001 como en 2002, May votó en contra de la adopción por parejas del mismo sexo.

En 2004, como muchos de sus compañeros conservadores, May sí que votó a favor de la ley de uniones civiles. Ese mismo año, no obstante, May ni siquiera acudió al Parlamento a votar la ley de identidad de género (similar a la española). Tampoco acudió a votar la importantísima ley de igualdad, que establece normas contra la discriminación LGTBfóbica. En 2011 sorprendía su anuncio de avanzar hacia el matrimonio igualitario, en lo que se llegó a calificar como un giro en lo referente a los derechos del colectivo LGTB.

45 diputados LGTB en el Reino Unido

La representación abiertamente LGTB en la Cámara de los Comunes ha aumentado un 40%, hasta alcanzar los 45 diputados (de un total de 650). Se trata de la composición parlamentaria con mayor diversidad sexual y de género en la historia del Reino Unido. En los comicios de 2015 la comunidad contaba con 32 representantes LGTB. Casi 100 años después de que se modificara la ley para permitir que las mujeres se convirtieran en parlamentarias, ahora representan el 32% de la Cámara Baja. También ha habido un aumento en los diputados que estudiaron en escuelas públicas, así como un impulso para la representación de personas con algún tipo de discapacidad.

diputados_lgtb_uk

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Los unionistas contrarios al matrimonio igualitario pierden su capacidad de veto en Irlanda del Norte

Martes, 7 de marzo de 2017

north_ireland-1Nueva esperanza para el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte, el único país constituyente del Reino Unido que aún no lo reconoce. En las elecciones celebradas el pasado jueves, el Partido Unionista Democrático (DUP) ha perdido su capacidad de bloquear la medida al caer por debajo de los 30 escaños. El panorama se vuelve más alentador después de cinco votaciones fallidas en la Asamblea de Stormont.

El DUP, formación unionista y fuertemente conservadora, ha sido el más castigado en las elecciones a la Asamblea de Irlanda del Norte del jueves pasado y casi pierde la primera posición frente al nacionalista Sinn Féin. La votación anticipada ha resultado en el primer Parlamento sin mayoría unionista desde la instauración de la autonomía en 1998. La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Desde 2007, han compartido el poder un primer ministro del DUP y un vice primer ministro del Sinn Féin.

Esta particular situación política es una de las causas por las que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP de la primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP hasta ahora siempre había superado por sí solo.

De hecho, la utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario ha sido fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP liderado por Foster en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se apruebe la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las elecciones, convocadas anticipadamente tras la dimisión del vice primer ministro Martin McGuinness (Sinn Féin), han abierto sin embargo nuevas posibilidades. En la próxima legislatura, el DUP contará con 28 diputados, con lo que perderá la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial.

La vía judicial

Paralelamente al frente parlamentario, la otra posible vía hacia la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Irlanda del Norte le pide a Santa Claus el matrimonio igualitario

Martes, 20 de diciembre de 2016

34882_irlanda-del-norte-santa-claus-portadaLove Equality, la campaña que lleva años luchando por llevar el matrimonio igualitario hasta Irlanda del Norte, ha tenido una genial idea para estas Navidades. Desde la asociación han mandado una carta masiva a Papá Noel en la que piden su regalo, que no es otro que un derecho por el que llevan tiempo trabajando.

Las últimas encuestas publicadas por Belfast Telegraph nos dejan unos números bastante claros: cerca del 70% de los habitantes de Irlanda del Norte está a favor del matrimonio igualitario.

La aprobación de este tipo de unión sigue bloqueada en el ámbito de la política. A pesar de que el Partido Unionista Democrático ha planteado en el Parlamento que se escuche la decisión que ha tomado la población del país, el Partido Unionista del Ulster, está haciendo oídos sordos y se resiste a dar este paso.

Además de contar con el apoyo de la mayor parte de la población, el matrimonio igualitario en Irlanda del 34883_irlanda-del-norte-campana-santa-claus-carta-love-equalityNorte ha encontrado en Love Equality a un aliado que cuenta cada campaña como un triunfo. Con cada proyecto de Love Equality nos queda claro que las abuelas tienen razón cuando dicen eso de que “lo bien hecho, bien parece”.

Una de las principales virtudes de Love Equality es que en sus distintas campañas, la imaginación vuela alta y libre. En esta ocasión, la asociación ha aprovechado estas señaladas fechas para enviar una carta masiva (ha sido firmada por centenares de norirlandeses) a Santa Claus, solicitando el regalo más deseado para la comunidad LGTBQ.

John O’Doherty, uno de los principales portavoces de Love Equality, ha querido reseñar que:

La Navidad es un tiempo para las familias, para celebrar el tiempo que pasamos juntos y reflexionar sobre el año. Una fecha ideal para difundir un mensaje de igualdad e inclusión. Por eso le estamos pidiendo a la gente que se involucre en la campaña por el matrimonio igualitario y firme nuestra enorme tarjeta para pedirle a Santa que nos traiga la igualdad para Navidad“.

Fuente Redacción Chueca

General , , , , , , ,

La primera ministra de Irlanda del Norte amenaza con seguir bloqueando el matrimonio igualitario “tanto como pueda”

Jueves, 3 de noviembre de 2016

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, ha afirmado que seguirá bloqueando el matrimonio igualitario tantas veces como pueda hacerlo. Además de oponerse personalmente a variar la definición del matrimonio, la mandataria afirma verse impulsada a seguir la vía del bloqueo a los derechos civiles de los norirlandeses por su disgusto ante las críticas que recibe en las redes sociales. Una actitud que ha sido calificada por la líder del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte, Naomi Long, de “infantil” e “hipócrita”.

Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden contraer legalmente matrimonio. Y lo es con empecinamiento, pues su Asamblea ha rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, sin embargo, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el ultraconservador Partido Unionista Democrático, ahora en el poder, hizo uso de la “petition of concern” para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La “petition of concern” fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La “petition of concern” debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático tiene 37 diputados, bastan sus votos para hacerla valer.

La utilización de la “petition of concern” para un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario ha sido fuertemente criticada, sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como de la protestante, aunque en esta última el sostén, aun siendo también mayoritario, es significativamente menor.

Pero la primera ministra y líder del Partido Unionista Democrático, Arlene Foster, ha afirmado que usará la “petition of concern” todas las veces que sean necesarias para impedir que se apruebe el matrimonio igualitario durante su mandato. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba la mandataria, a lo que añadía que “no tengo problemas con que la gente defienda su sexualidad, pero sí que se convierte en un problema cuando la gente trata de redefinir el matrimonio”. Por ello, Foster opina que la “’petition of concern’ está ahí para usarla, y la vamos a utilizar tanto como podamos. Si los demás quieren debatir sobre su completa desaparición, estaremos en ese debate”.

Sin embargo, lo que ha resultado chocante ha sido la razón que ha dado para ese empecinamiento. Al parecer, algunos activistas LGTB protestan con acritud, a través de las redes sociales, por la vulneración de los derechos civiles de los ciudadanos norirlandeses que supone la desigualdad ante el matrimonio por razón de orientación sexual. Esa actitud acre es considerada “insultante” por la primera ministra, que ha advertido que “no van a influirme dirigiéndome esos insultos. De hecho, van a conseguir que haga justo lo contrario, la gente tiene que recapacitar sobre eso”.

Reacción de la oposición

naomi-long-irlanda-del-norte-300x300Para Naomi Long, líder del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte (también unionista pero de carácter liberal y conciliador), la primera ministra está culpando a los “trolls de internet” de sus propias decisiones respecto al matrimonio igualitario. Long estima que la actitud de Arlene Foster “no solo es infantil e impropia del alto cargo que ocupa, sino que además es hipócrita, porque su partido, en cada oportunidad, ha tratado de bloquear cualquier progreso para la comunidad LGTB en Irlanda del Norte”. La líder del Partido de la Alianza cree que el Partido Unionista “abusa de la ‘petition of concern’ para revertir lo que sería una mayoría democrática. Por supuesto, si no están de acuerdo con el matrimonio igualitario pueden votar en contra. Pero yo desearía una democracia más madura, en la que viéramos una limitación del uso, sino la completa desaparición, de la ‘petition of concern’ como mecanismo. Así nos basaríamos en un sencillo principio democrático”.

sean-lynch-irlanda-del-norte-300x203Por su parte, Séan Lynch, diputado del nacionalista Sinn Féin en la presente legislatura, declaraba que “ante todo se trata de una cuestión de igualdad y el Sin Féin se compromete a que el matrimonio igualitario se extienda por toda la isla”. Lynch denunciaba que el pasado 27 de octubre su partido había presentado al Gobierno un nuevo proyecto de reforma de la Ley de Matrimonio, que había sido bloqueado otra vez por el Partido Unionista Democrático.

Por ello, con el frente parlamentario aparentemente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El Partido Unionista Democrático veta el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Lunes, 9 de noviembre de 2015

300px-StormontGeneralPor quinta vez consecutiva, el matrimonio igualitario ha sido rechazado por la Asamblea de Irlanda del Norte, el único territorio del Reino Unido en el que no es legal. Sin embargo, en esta ocasión los representantes de la Asamblea sí que votaron mayoritariamente a favor de instar al gobierno a legislar el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero el Partido Unionista Democrático utilizó la cláusula que exige que la votación alcance un alto porcentaje en cada uno de los dos bloques, unionista y nacionalista irlandés, para ser considerada favorable.

La diferencia entre esta votación y las cuatro anteriores es que, por primera vez, la propuesta de que el gobierno norirlandés legisle el matrimonio igualitario ha sido respaldada por la mayoría de los votantes de la Asamblea. Aunque, ciertamente, esa mayoría ha sido exigua, pues tan solo ha habido un voto de diferencia: 53 representantes han votado a favor y 52 lo han hecho en contra. Han respaldado la propuesta todos los representantes del Sinn Féin y el Partido Socialdemócrata y Laborista (ambos partidarios de la anexión con Irlanda y de tradición católica), a los que se han unido 4 representantes unionistas independientes. En contra han votado todos los diputados del Partido Unionista Democrático y el resto de unionistas (a favor de la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante).

Tras la victoria de los partidarios de la igualdad LGTB, los miembros del gobernante Partido Unionista Democrático han hecho valer la “petition of concern”, una cláusula que exige que las propuestas obtengan una mayoría mucho más amplia, y por parte de ambos bandos (unionista y nacionalista). En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La “petition of concern” debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que han bastado las firmas de los 37 diputados del Partido Unionista Democrático para hacerla valer.

La “petition of concern” fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores. Por ello han arreciado las críticas por su utilización respecto a un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como de la protestante, aunque en esta última el sostén, aun siendo también mayoritario, es significativamente menor.

De hecho, eegún una encuesta, el 64 % de la ciudadanía de Irlanda del Norte está a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar de que el principal partido político protestante en la provincia continúa bloqueando la legalización de este tipo de uniones.

El sondeo, efectuado por la emisora pública británica BBC y la cadena estatal de la República de Irlanda RTE en toda la isla, indica que un 64 % de norirlandeses dice que se sentiría “bastante o muy cómodo” si un pariente cercano se casara con alguien del mismo sexo.

En la República de Irlanda, donde el matrimonio igualitario ya ha sido legalizado tras haber sido apoyado por mayoría en un referéndum celebrado el pasado mayo, esa misma cuestión recibió el apoyo del 67 % de los encuestados.

Los resultados de este estudio cuestionan la posición del mayoritario y ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP), que bloqueó esta semana una propuesta presentada por los principales partidos católicos nacionalistas en la Asamblea autónoma norirlandesa.

La encuesta de la BBC y RTE, efectuada entre 1.029 adultos en la República de Irlanda y 1.012 en Irlanda del Norte, también reveló que solo un 23 % de los encuestados en la provincia británica dice que se sentiría “bastante o muy incómodo” si un pariente cercano se casara con alguien del mismo sexo, frente al 21 % registrado en la jurisdicción vecina.

La ley que autoriza los matrimonios entre parejas del mismo sexo entró en vigor en 2014 en Inglaterra, Gales y Escocia, mientras que la Asamblea norirlandesa aún no ha legislado al respecto. En consecuencia, la provincia autónoma se rige desde 2005 por la ley de uniones civiles del Reino Unido, que permite los enlaces entre personas del mismo sexo, pero no las califica de “matrimonios”, por lo que carecen de algunos derechos, como poder adoptar.

Denuncias de abuso en el derecho a veto

John O’Doherty, director de programas de The Rainbow Project, expresaba su desacuerdo con la actitud de los unionistas: Es cierto que el Partido Unionista Democrático ha abusado de la ‘petition of concern’ para bloquear esta votación y está haciendo caso omiso de la voluntad de la Asamblea y del pueblo de Irlanda del Norte, pero no vamos a permitir que eso mengüe nuestra alegría… nuestra campaña continúa y no concluirá hasta que el matrimonio igualitario sea una realidad en Irlanda del Norte”.

Por su parte, Patrick Corrigan, director de programas de Amnistía Internacional en Irlanda del Norte, declaraba que “el abuso de la ‘petition of concern’ para restringir en lugar de defender los derechos de un grupo minoritario significa que la Asamblea ha fallado de nuevo en cuanto a mantener el nivel de legislación sobre igualdad de otras partes del Reino Unido e Irlanda. La batalla por la igualdad en Irlanda del Norte ahora se trasladará a los tribunales, donde las parejas del mismo sexo han sido forzadas a acudir para asegurar sus derechos como ciudadanos de este país”.

Efectivamente, con el frente parlamentario nuevamente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

En todo caso, Irlanda del Norte sigue siendo el único territorio del Reino Unido sin matrimonio igualitario, tras la aprobación de las leyes de Inglaterra y Gales y posteriormente Escocia. Una situación que es aún más paradójica desde el resultado ampliamente favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo del  referéndum que se celebró el pasado mes de mayo en la vecina República de Irlanda.

Fuente Dosmanzanas y Cáscara amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

La mayoría de los ciudadanos de Irlanda del Norte apoya el matrimonio igualitario

Sábado, 11 de julio de 2015

gay-marriage-stormont-belfast-310x415Según una reciente encuesta, los norirlandeses se muestran por una amplia mayoría a favor del matrimonio igualitario, con un 68% de partidarios de igualar su legislación al respecto con la del resto de los territorios que componen el Reino Unido. El porcentaje de aceptación entre los más jóvenes alcanza el 82%, y solo es inferior al 50% entre los mayores de 55 años y los votantes del gobernante Partido Unionista Democrático, que ha rechazado su aprobación en cuatro ocasiones consecutivas en los últimos años.

Tras la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Inglaterra, Gales y Escocia, tan solo resta Irlanda del Norte como el único territorio de los que componen el Reino Unido donde la institución matrimonial está vedada a las personas LGTB. La reciente aprobación mediante referéndum en la vecina Irlanda incide aún más en la sensación de anomalía y aislamiento anacrónico de la legislación norirlandesa.

Incluso algunos de los territorios posesión de la corona británica, como las minúsculas Islas Pitcairn, han dado el paso de modificar sus leyes para acabar con la discriminación de los ciudadanos LGTB. También el ministro en jefe de la Isla de Man declaraba recientemente que efectuarán las modificaciones legislativas necesarias para sustituir las uniones civiles entre personas del mismo sexo vigentes en la actualidad por la figura del matrimonio, pues “la igualdad y los derechos humanos deben prevalecer”. En parecidos términos se ha expresado el ministro en jefe de Jersey, que se ha comprometido a aprobar una legislación igualitaria para finales de 2017.

La ciudadanía de Irlanda del Norte se muestra también partidaria de la igualdad y la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos LGTB, según la reciente encuesta efectuada por Ipsos MORI. Un 68 % de los norirlandeses entrevistados se declara partidario del matrimonio igualitario, una cifra que supera incluso al 62,07% alcanzado en el reciente referéndum de Irlanda. Por edades, son partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo el 82% de los ciudadanos entre 16 y 34 años; el 75% de quienes tienen entre 35 y 54 años y el 47% de quienes cuentan con 55 años o más.

Los católicos, aún más favorables que los protestantes

También es significativa la diferencia porcentual entre los partidarios del matrimonio igualitario según su tradición o creencia religiosa: un abrumador 75% de los católicos se muestran favorables, mientras que entre las filas protestantes solo se alcanza el 57%.

Por simpatía política, son partidarios de la igualdad LGTB un 80% de los votantes del  Sinn Féin (partidario de la anexión con Irlanda y de tradición católica) y un 79% de quienes votan al Partido de la Alianza de Irlanda del Norte (escisión del Partido Unionista Democrático, de ideología liberal, cuya pretensión es superar las diferencias entre ambas comunidades). Solo quedan en minoría los votantes del Partido Unionista Democrático (favorable a la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante), aunque los partidarios del  matrimonio igualitario ya suman un 45%.

Precisamente es el empecinamiento del ahora gobernante Partido Unionista Democrático el que ha impedido que prosperen las repetidas iniciativas presentadas para aprobar el matrimonio igualitario en los últimos tiempos. Su tozudez es tal que ha anunciado en todas esas ocasiones su intención activar la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte, surgida de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles, que obliga a que, independientemente del resultado global de la votación parlamentaria, solo se podrá considerar positiva si alcanza la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Con el frente parlamentario cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, y a pesar del mayoritario respaldo de la población, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es el judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTB, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Metodista, Iglesia Presbiteriana, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , ,

El Ayuntamiento de Belfast apoya el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Jueves, 4 de junio de 2015

belfastpride-e1396023000113El Ayuntamiento de Belfast, la capital de Irlanda del Norte, ha aprobado por una amplia mayoría una moción de apoyo a la aprobación del matrimonio igualitario en el territorio autónomo. Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido donde no está permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo, tras su legalización en Inglaterra, Gales y Escocia. El extraordinario resultado del reciente referéndum en Irlanda ha evidenciado aún más la discriminación a la que se ve sometida la comunidad LGTB norirlandesa, debido al fanatismo del Partido Unionista Democrático, que impide reiteradamente que las parejas del mismo sexo alcancen la plena igualdad legal.

Por 38 votos a favor, 13 en contra y 2 abstenciones, los concejales del Ayuntamiento de Belfast han aprobado una moción de apoyo a la legalización del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte. La cifra de opositores coincide con la representación que el Partido Unionista Democrático (a favor de la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante) tiene en el consistorio, gobernado actualmente en minoría por el Sinn Féin (partidario de la anexión con Irlanda y de tradición católica). Pero entre los votos favorables también se cuentan los del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte, escisión del Partido Unionista Democrático, de ideología liberal, cuya pretensión es superar las diferencias entre ambas comunidades.

Precisamente a la Alianza de Irlanda del Norte pertenece la concejala Emmet McDonough-Brown, ponente de la moción. La edil ha afirmado que su propuesta ha sido impulsada por el resultado del referéndum irlandés favorable al matrimonio igualitario, tras el que, según sus palabras, “el cielo no se ha caído, todo lo que ha sucedido es que la gente que quiere comprometerse puede hacerlo”.

El hecho de que el consistorio de la ciudad más populosa de Irlanda del Norte, y capital del territorio, apruebe una moción de este tipo tiene un valor simbólico que no se le ha escapado al representante en la zona de Amnistía Internacional, Patrick Corrigan. En un comunicado, Corrigan expresaba su satisfacción de la siguiente manera: “Esta votación abrumadora a favor del matrimonio civil para las parejas del mismo sexo por parte del mayor ayuntamiento de Irlanda del Norte muestra cuánto ha cambiado la opinión a favor de la igualdad para la comunidad LGBTI. Ese mismo espíritu de igualdad necesita que se demuestre ahora por parte de la Asamblea de Irlanda del Norte, para que esta región no sea la única parte del Reino Unido o Irlanda sin matrimonio civil para las parejas del mismo sexo”.

Corrigan también ha aludido a quienes reiteradamente se oponen a poner fin a esa discriminación: “Con sus palabras y acciones, muchos políticos de Irlanda del Norte están consiguiendo que los gais sean ciudadanos de segunda clase en su propio país. Irlanda del Norte se está quedando atrás como una zona estancada de discriminación para las personas gais y lesbianas”.

Evidentemente, ese grupo político es el Partido Unionista Democrático, actualmente mayoritario en la Asamblea de Irlanda del Norte y a cargo del gobierno. Sus votos negativos hicieron que el pasado mes de abril fuera rechazado por cuarta vez consecutiva un proyecto de ley de matrimonio igualitario, aunque por una pequeña diferencia de 49 votos en contra y 47 a favor. Previendo lo ajustado del resultado, los representantes del Partido Unionista Democrático llegaron a anunciar, como en otras ocasiones, que si la votación era favorable a la moción activarían la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte, surgida de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles. Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Moción favorable desde el Parlamento británico

La situación de indefensión que esta actitud intolerante causa a la comunidad LGTB en el territorio autónomo es tal, que un grupo de parlamentarios británicos, representantes de todo el espectro político, han presentado en el Parlamento de Westminster una moción por la que, además de felicitar a Irlanda por el resultado favorable del referéndum sobre el matrimonio igualitario, instan a poner fin a la discriminación en Irlanda del Norte. El texto es elocuente:

Esta Cámara felicita a la República de Irlanda por convertirse en el primer país del mundo en aprobar el matrimonio igualitario por consulta popular; cree que Irlanda ha cumplido con las aspiraciones de los defensores de la igualdad, al conseguir un apoyo mayoritario en prácticamente todos los distritos electorales y concluir el proceso de referéndum con un resultado decisivo del 62 % favorable; toma nota de las observaciones del Taoiseach [primer ministro irlandés] Enda Kenny de que los que votaron en la privacidad de las urnas hicieron una declaración muy pública de su espíritu de generosidad, compasión, inclusión y amor con el matrimonio igualitario; reconoce el apoyo brindado por los LGBT irlandeses en Gran Bretaña, muchos de los cuales viajaron en barco o avión para participar en ese día; cree, además, que el voto irlandés puede servir como un faro de esperanza para aquellos que aún se enfrentan a la opresión; e insta al Gobierno a que apoye la igualdad LGBT en todo el mundo, más inmediatamente en Irlanda del Norte, la única parte del Reino Unido y de la isla de Irlanda donde aún se impide a las parejas del mismo sexo hacer uso de sus libertades civiles.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Muestras de fanatismo en Irlanda del Norte cuando se acerca el referendum sobre el matrimonio igualitario

Miércoles, 6 de mayo de 2015

urlSe acerca el día en que se celebre el referéndum sobre el matrimonio igualitario en Irlanda, y se suceden los debates entre quienes se muestran a favor o en contra de la igualdad para las personas LGTB. Pero a veces es una imagen la que vuela por redes y medios como símbolo perfecto de ese enfrentamiento. Mientras tanto, en la vecina Irlanda del Norte el fanatismo más LGTBfobo se cierne sobre el debate electoral. Así lo muestran estas dos noticias.

Como es sabido, el día 22 del presente mes de mayo se celebrará en Irlanda un referéndum, en el que se decidirá si se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Partidarios y detractores manifiestan sus distintas posturas en debates públicos en los medios de comunicación. Unos abogan por la igualdad y la defensa de los derechos humanos, otros enarbolan versículos bíblicos que hablan de prohibiciones y condenas eternas. Unos defienden el derecho a amar, otros pretenden que hay amores que no merecen derechos.  Una fotografía que muestra ese debate se ha convertido rápidamente en viral: dos mujeres se besan con afecto ante un iracundo que proclama “Dios dice que no, la naturaleza dice que no, vota no”. El amor contra la intolerancia.

En Irlanda del Norte no hay visos de que el matrimonio entre personas del mismo sexo pueda ser aprobado a corto plazo. Recientemente su Asamblea lo ha rechazado por cuarta vez consecutiva. Pero los derechos LGTB sí que están tomando parte en la campaña electoral que se desarrolla actualmente en los territorios del Reino Unido. Precisamente fueron unos escandalosos comentarios en un mitin, en los que afirmaba que había mayor grado de abuso infantil en las parejas del mismo sexo, los que provocaron la dimisión del ministro de Sanidad de Irlanda del Norte, Jim Wells, miembro del gobernante y contrario a los derechos LGTB Partido Unionista Democrático. El mandatario dimisionario incluso ha sido denunciado por esas declaraciones y está siendo investigado al respecto.

También está siendo investigada otra candidata a las elecciones, en este caso independiente, Susan Anne White, por unas declaraciones de un grado de fanatismo aún mayor. White publicó su programa, que califica de “bíblicamente correcto”, al presentar su candidatura. Algunas de las propuestas que afectan al colectivo LGTB son las siguientes (reproducimos textualmente):

  • Oponerse a la agenda LGTB, aunque se mostrará compasión por aquellos que luchan con la confusión de género.
  • Oponerse a la redefinición del matrimonio y defender el matrimonio bíblico entre un hombre y una mujer.
  • Prohibir los desfiles del Orgullo Gay y recriminalizar la homosexualidad.
  • Paralizar la financiación estatal de las organizaciones LGTB.

Susan Anne White no solo se muestra intolerante con el colectivo LGTB, su programa aboga por “oponerse a la islamificación de la cultura británica”, aunque entre las medidas “bíblicas” se incluyan “hacer que el adulterio sea un delito punible” y que “se restaure el castigo corporal en las escuelas”.

Pero la denuncia por la que se ha iniciado la investigación policial no se debe a su programa, sino a unas declaraciones efectuadas en defensa del dimitido Jim Wells, durante un debate celebrado en Omagh, en el distrito electoral de West Tyrone. Ante el público asistente espetó: “En general, lo que Jim Wells dijo era correcto y puedo probarlo. ¿Están interesados en la verdad? ¿Hay alguien interesado en la verdad? Los estudios han demostrado que los homosexuales son 40 veces más propensos a abusar de los niños que la población en general”.

Es de suponer que alguien encontrara intolerable que se formulara públicamente una acusación de tamaña gravedad sin fundamento alguno, y que por ello se interpusiera la correspondiente denuncia. La policía ha iniciado ya una investigación para comprobar si las declaraciones son constitutivas de delito. Bien es cierto que el número de seguidores de  Susan Anne White no es muy numeroso, ya que en las últimas elecciones locales obtuvo tan solo 67 votos, pero eso no la exime de la posible culpa.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Irlanda del Norte busca legalizar la discriminación homófoba

Lunes, 2 de marzo de 2015

irlanda_norte_ley_discriminaciónPaul Givan, ministro del DUP ha sido el encargado de presentar un proyecto de ley en la Asamblea de Irlanda del Norte que establece que las empresas podrían rechazar prestar un servicio cuando estas sienten que están obligadas a “respaldar una relación sexual entre personas del mismo sexo en detrimento de sus creencias personales”.

Bajo esta enmienda, a una pareja gay se le podría negar ser beneficiaria del alquiler de una casa o e incluso la entrada a un determinado restaurante.

El primer ministro de Irlanda ha respaldado el proyecto de ley pero los políticos pro-igualdad y otros partidos se han unido para detener la llamada “cláusula de conciencia”

El proyecto fue presentado por Givan después de que la Comisión de Igualdad dijese que tomaría acciones legales contra la panadería Ashers tras su negativa a elaborar un pastel con un mensaje a favor del matrimonio gay.

Según el Belfast Telegraph, la comisión fue favorable al afectado, alegando que la panadería familiar había violado las leyes que penan la discriminación.

Michael Wardlow, doctor de la Comisión de Igualdad alegó que “la Comisión no apoya ninguna de las enmiendas propuestas a la Ley de Igualdad (orientación sexual) de 2006 que figuran en el proyecto de ley”. Añade además que “creemos que, si se introducen las enmiendas propuestas, se debilitaría significativamente la protección contra la discriminación para lesbianas, gays y bisexuales”.

John O’Doherty, director de El Proyecto Arco Iris añadió: “Creemos que esta cláusula de conciencia va a crear una licencia para discriminar a quienes se oponen a las personas LGBT aquí en Irlanda del Norte”. “No creemos que debemos ser tratados como ciudadanos de segunda clase. Queremos garantizar la igualdad para toda nuestra comunidad“.

Los comentarios y alegaciones a las enmiendas propuestas por el ministro del Partido Unionista Democrático tendrán lugar el viernes 27 de febrero.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Una pareja del mismo sexo demanda a Irlanda del Norte por no reconocer su matrimonio

Viernes, 16 de enero de 2015

repositorio_obj_3379_1396087551Una pareja del mismo sexo, legalmente casada en Inglaterra, ha presentado una demanda contra la administración de Irlanda del Norte, su actual lugar de residencia, por no reconocer su matrimonio. Tras el reiterado rechazo de los unionistas a las mociones parlamentarias presentadas sobre este asunto, parece que la vía judicial es el único camino para que la igualdad LGTB alcance a todos los territorios del Reino Unido.

Tras la entrada en vigor del matrimonio igualitario en Escocia el pasado 31 de diciembre, Irlanda del Norte se ha convertido en el único territorio del Reino Unido donde el matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal. Los unionistas (partidarios de la pertenencia al Reino Unido y principalmente protestantes) han bloqueado reiteradamente todas las iniciativas legislativas que se han planteado al respecto por los nacionalistas (partidarios de la reunificación con la República de Irlanda y mayoritariamente católicos).

En mayo del pasado 2014 lo hicieron por tercera vez, con el rechazo de la moción para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo presentada, entre otros, por los nacionalistas del Sinn Féin. Aunque la moción fue rechazada por 51 votos frente a 43, el Partido Unionista Democrático llegó a anunciar que activaría la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte surgido de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles. Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

Con el frente parlamentario prácticamente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, ha sido presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que en principio desean mantener el anonimato. Ambos contrajeron matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. Tan solo se les reconocía automáticamente como integrantes de una unión civil, estatus que en ningún caso fue solicitado por la pareja.

The Rainbow Project, un grupo de defensa de los derechos LGTB, forma parte del equipo legal de los demandantes. Su director, John O’Doherty, estima que la situación norirlandesa en este asunto es “irracional, contraria a los principios del derecho constitucional británico, e incompatible con la Convención Europea de Derechos Humanos”. O’Doherty sostiene con convicción que están “decididos a mantener nuestro criterio de que nadie puede estar casado en una parte del Reino Unido y no estar casado en otra. Una vez que una pareja está casada legalmente en el Reino Unido, mantenemos que su relación no puede ser reclasificada como una unión civil sin su consentimiento, que es exactamente lo que la ley hace actualmente. La legislación dice que las personas legalmente casadas ya no están casadas. Eso es inadmisible y no se puede permitir que prosiga”.

El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Los demandantes están preparados para un largo proceso, que estiman que puede prolongarse hasta dieciocho meses. También han declarado que, en el caso de que la corte norirlandesa no fuera favorable a sus argumentos, están decididos a llegar hasta el Tribunal Supremo del Reino Unido e incluso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El ministro de Salud de Irlanda del Norte resalta la homofobia de su partido como motivo para votarle

Martes, 10 de junio de 2014

N+Ireland+News+10-1Edwin Poots, ministro de Salud de Irlanda del Norte, ha defendido que los colectivos católicos que se oponen al reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo deberían votar en las próximas elecciones por el Partido Unionista Democrático, al cual pertenece, alegando que la negativa del partido a la igualdad en el matrimonio les hace la mejor opción.

Un ministro de Irlanda del Norte en representación del Partido Unionista Democrático ha optado por reivindicar la oposición del partido al matrimonio igualitario como arma electoral.

Edwin Poots, ministro de Salud de Irlanda del Norte, ha defendido públicamente que los colectivos católicos que se oponen a la igualdad en el matrimonio deben votar en las próximas elecciones por el Partido Unionista Democrático.

Poots alega que los colectivos religiosos deben respaldar a la formación política con su voto dada la oposición que muestra el partido a respetar el derecho de las parejas homosexuales a contraer matrimonio si así lo desean.

“Creo que existe un voto católico conservador para el que el Partido Unionista Democrático es la mejor opción a escoger. Ellos quieren que sus hijos tengan una buena educación y que se apoye la doctrina de la Iglesia, ha expresado el ministro de Salud a la prensa de Irlanda del Norte.

Poots intentó evitar que las parejas homosexuales pudieran acceder al sistema de adopciones, además de trabajar para impedir que las personas homosexuales puedan donar sangre en Irlanda del Norte, entre otras medidas que ha tomado para oponerse al avance del reconocimiento de los derechos de la diversidad sexual.

Fuente Universogay

Cristianismo (Iglesias), Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

El matrimonio igualitario vuelve al debate político en Irlanda del Norte, único territorio del Reino Unido que aún no lo ha aprobado

Lunes, 21 de abril de 2014

repositorio_obj_3379_1396087551La Asamblea Legislativa de Irlanda del Norte debatirá el próximo 29 de abril una moción presentada por seis de sus miembros en favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, ya aprobado en el resto del Reino Unido. Aunque ya otras veces este órgano legislativo ha rechazado el matrimonio igualitario debido a la oposición de buena parte de los unionistas (lo que hace imposible su entrada en vigor debido al mecanismo de doble mayoría que lo rige) en esta ocasión el objetivo es conseguir al menos una mayoría simple de la cámara, lo que tendría un alto valor simbólico.

La última vez que la Asamblea Legislativa de Irlanda del Norte se pronunció sobre el tema fue hace un año, a iniciativa de los nacionalistas del Sinn Féin. De los 95 diputados que votaron entonces, 42 lo hicieron a favor y 53 en contra. Pocos meses antes el resultado había sido de 45 votos contra 50. En ambos casos, el apoyo al matrimonio igualitario procedió en su mayoría del bloque nacionalista, partidario de la unificación con la República de Irlanda, y de los pocos diputados “no alineados”. La mayoría del bloque unionista votó en contra. El Partido Unionista Demócratico, principal partido unionista, se opuso frontalmente y además activó la cláusula que regula el funcionamiento de la Asamblea de Irlanda del Norte surgido de los acuerdos de paz de 1998 para temas sensibles (que puede ser activada por una minoría de 30 diputados). Ello obliga a que, independientemente del resultado global, para que una votación se considere positiva debe haber alcanzado la mayoría en cada uno de los dos bloques.

El resultado de las votaciones previas pone de manifiesto lo paradójico de la situación sociopolítica de Irlanda del Norte: mientras que los partidos nacionalistas, partidarios de que los condados retenidos bajo soberanía británica tras la independencia de la República de Irlanda se unan a esta -y representantes de una población mayoritariamente católica- se muestran a favor del matrimonio igualitario, mientras que los que defienden la continuidad de Irlanda del Norte en el Reino Unido -representantes de una población mayoritariamente no católica- se muestran en contra.

Los partidarios de la igualdad, sin embargo, no descansan, y volverán a dar la batalla. El objetivo en esta ocasión, una vez que ya se están celebrando matrimonios entre personas del mismo sexo en Inglaterra y Gales y que Escocia ha aprobado su ley, es que la resistencia unionista comience a dar muestras de debilitamiento y conseguir al menos una mayoría simple global favorable al matrimonio igualitario. La oposición de los 38 diputados del Partido Unionista Democrático se sigue dando por segura, pero el poder simbólico que tendría ese resultado es indudable, máxime si se tiene en cuenta que la lucha a favor de la igualdad también se desarrolla en los tribunales. Por lo pronto la Alta Corte de Belfast ya dictaminó en octubre de 2012 que la prohibición de adoptar conjuntamente a las parejas del mismo sexo vigente por aquel entonces en Irlanda del Norte era discriminatoria y violaba su derecho a formar una familia, sentencia que luego era confirmada por el Tribunal Supremo de Irlanda del Norte. Amnistía Internacional y grupos LGTB ya anunciaron entonces que se están preparando demandas ante los tribunales para reclamar el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio.

Mientras tanto, como explicamos en noviembre, en la vecina República de Irlanda tendrá lugar en 2015 un referéndum de reforma de la Constitución de Irlanda para decidir si se incluye la autorización expresa del matrimonio igualitario.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.