Archivo

Entradas Etiquetadas ‘SNP’

Mhairi Black: “Las personas trans se enfrentan a niveles espantosos de prejuicio”

Sábado, 1 de junio de 2019

25e91992d0a17012aef54394dae5d59b78b1a33a-original-LST292315La diputada del SNP Mhairi Black ha dicho que las personas transgénero se enfrentan a “niveles espantosos de prejuicio y discriminación” antes de un poderoso discurso pronunciado en el parlamento.

Black hizo sus comentarios antes de un debate para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia en el parlamento el 16 de mayo. Durante su discurso, dijo que quería abordar algunas de las preocupaciones y preguntas que comúnmente se plantean sobre los derechos de las personas transgénero. “Escuchamos preocupaciones como: ‘Bueno, ¿y si, por ejemplo, una pareja masculina abusiva se acerca a un centro de acogida y comienza a identificarse como mujer? Bueno, la realidad es que se les trataría exactamente de la misma manera que a una pareja lesbiana abusiva que acude a un refugio”, dijo Black. “Estas cosas ya tienen respuestas”, continuó.

Mhairi Black dice que el debate debe alejarse de la idea de que las mujeres trans son una ‘amenaza’. “La gente tiene derecho a expresar preocupaciones y preguntas legítimas. Pero lo que estoy diciendo en este momento es que o estamos siendo testigos de un ataque abierto a los derechos que ya están establecidos en la ley, o estamos viendo un preocupante nivel de ignorancia. “Las únicas personas responsables del abuso son los abusadores. Entendemos que los hombres cometen más abusos contra las mujeres, y tenemos que entender esta tendencia si queremos desafiarla. Pero eso no legitima el enmarcar las discusiones sobre derechos trans desde el punto de vista de que las mujeres trans son una amenaza”. Además, Black dijo que el trabajo de los parlamentarios es “traer gente con nosotros” en el camino hacia una mayor aceptación y derechos para las personas transgénero.

En otras partes del discurso, los negros pasaron por algunos de los obstáculos que enfrentan las personas transgénero bajo los términos de la Ley de Reconocimiento de Género. Criticó los costes a los que se enfrentan las personas transgénero para obtener el reconocimiento legal. “Vivimos en un mundo patriarcal altamente sexista y patriarcal, y lo que encuentro que muchos no comprenden es que también es un mundo increíblemente heterosexual y binario, y esto va de la mano con el patriarcado. Es bastante revelador que parece haber poca preocupación, o ciertamente poca preocupación vocal, por los hombres trans y las situaciones en las que podrían encontrarse. La gente tiene razón al expresar preguntas y preocupaciones legítimas, pero si profundizan lo suficiente, creo que descubrirán que las respuestas ya están ahí”.

Black se ha hecho un nombre dentro del SNP como defensora de los derechos de los transexuales. Hace apenas unas semanas, asistió a la conferencia del SNP vistiendo una camiseta con un eslogan trans inclusivo blasonado en el frente.

A principios de este año, se topó con un flujo de noticias negativas en la prensa británica dirigidas a las personas transgénero. Black escribió: “Como era de esperar, los periódicos de derecha han respondido con el mismo tipo de histeria, actitudes discriminatorias y afirmaciones absurdas que antes apuntaban a los homosexuales en las décadas de 1980 y 1990, y más recientemente durante el debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. Esos periódicos tienen que mirarse a sí mismos con detenimiento, son parte del problema.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

La primera ministra de Escocia evita recibir a Donald Trump a su llegada al país y acude en su lugar al Orgullo de Glasgow

Miércoles, 18 de julio de 2018

nicola-sturgeon-orgullo-glasgow-300x175La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, decidió no saludar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a su llegada a Escocia, un país que ha visitado durante su estancia en Reino Unido, y en su lugar prefirió acudir a la manifestación del Orgullo LGTB de Glasgow. En su lugar fue el secretario de Estado para Escocia del Gobierno británico, David Mundell, el que recibió a Trump. El presidente estadounidense ha querido pisar la que fue tierra de su madre, Mary Anne MacLeod, nacida en Escocia y emigrada a Estados Unidos en 1930, y en la que el magnate posee un resort de lujo dedicado en exclusiva al golf.

Nicola Sturgeon, del Partido Nacionalista Escoces (SNP) es una ferviente defensora de los derechos LGTB. En esta página nos hemos referido a ella en diversas ocasiones, como cuando en 2015 ejerció de intermediaria en una petición de mano de una pareja gay. Pero no ha sido hasta este año 2018 cuando la jefa del Gobierno escocés desde noviembre de 2014 ha marchado por las calles de Glasgow como «gran mariscal» del Orgullo. Se trata de una figura honorífica frecuente en el ámbito anglosajón, y que distingue cada año a una personalidad que encabeza simbólicamente la manifestación en favor de los derechos LGTB. Sturgeon ya se dirigió el año pasado a los asistentes al Orgullo de Glasgow, pero lo hizo desde el escenario final, y no marchando a lo largo de las calles de la mayor ciudad de Escocia.

Para la ocasión, y a diferencia del año pasado, Sturgeon decidió ir vestida con una camiseta blanca con la leyenda «Choose love» (literamente, «Escoge amor») y los colores del arco iris. Un mensaje de gran carga política, si se tiene en cuenta que prácticamente al mismo tiempo que ella asistía al Orgullo (en la mañana del sábado) el presidente Donald Trump pisaba tierra escocesa:

Aunque la visita de Trump a Escocia no revestía carácter oficial (el presidente simplemente acudió para pasar el fin de semana descansando en su resort antes de emprender rumbo a Helsinki para verse con Vladimir Putin), el hecho de que Nicola Sturgeon «escogiese amor» en lugar de acudir a saludarlo, como seguramente hubiera ocurrido con cualquier otro presidente, pone de manifiesto la enemistad existente entre ambos. Sturgeon no ha dudado en criticar a Trump en diversas ocasiones, la más reciente hace pocos días en relación a sus posiciones negacionistas sobre el cambio climático. Enemistad que parece mutua, según algunas fuentes que aseguran que Trump «no soporta» a la líder escocesa, con la que de hecho no mostró interés alguno en reunirse antes de la visita.

En lugar de Sturgeon, Trump fue recibido en tierra escocesa por David Mundell, miembro del Gobierno británico, en calidad de secretario de Estado para Escocia. Lo que no deja de ser un giro curioso si se tiene en cuenta que Mundell es abiertamente gay, y de hecho en enero de 2016 se convirtió en el primer miembro del Gobierno conservador británico en salir públicamente del armario.

La estancia de Trump en Escocia, en cualquier caso, ha generado protestas y manifestaciones en diversos puntos del país. En Edimburgo, la capital, unas 10.000 personas se manifestaron para mostrar su desagrado por la visita de un presidente cuyas raíces escocesas no parecen, en este caso, haber actuado como bálsamo.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

La líder del Partido Laborista de Escocia y una diputada del Partido Nacional Escocés visibilizan su romance

Sábado, 22 de julio de 2017

img-20170705-wa0028KezozDugdalen y Jenny Gilruth

Para sus protagonistas su historia de amor no es “noticia”. Sin embargo, al hacer pública su relación se convierten en un referente positivo para la comunidad LGTB. Kezia Dugdale, líder del Partido Laborista Escocés, y Jenny Gilruth, diputada en el Parlamento de Escocia por el Partido Nacional Escocés (SNP), han visibilizado su condición de pareja y han agradecido, por una parte, el apoyo recibido por familiares y amigos en estos últimos meses y, por otra, la gran cantidad de muestras de afecto que les han llegado por parte de muchos usuarios de las redes sociales. La propia primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ha felicitado a la pareja a través de su cuenta de Twitter.

En abril de 2016 recogíamos que la laborista Kezia Dugdale es una de las cuatro líderes políticos abiertamente LGB de Escocia, junto a la conservadora Ruth Davidson, el verde Patrick Harvie y el dirigente del UKIP David Coburn. Ahora, en cambio, la noticia es que Dugdale ha revelado su relación sentimental con la diputada del SNP Jenny Gilruth. En una declaración conjunta, Dugdale y Gilruth han dicho que “no consideramos que esto sea una ‘noticia’, pero apreciamos que otros lo hagan y queremos seguir nuestra vida diaria con normalidad”.

Asimismo, la líder laborista y la diputada nacionalista escocesa también han expresado que “nos gustaría agradecer a nuestros amigos, familiares y colegas por su amabilidad durante los últimos meses y por su amor y apoyo”. Por otra parte, aunque ellas mismas han dado a conocer su romance (convirtiéndose, como decíamos, en un referente positivo para la visibilidad LGTB en el ámbito público), Dugdale y Gilruth piden que “se respete nuestra privacidad porque, aunque ambas somos políticas, también somos seres humanos en una nueva relación que apreciamos”.

Cientos de usuarios de las redes sociales han expresado sus felicitaciones y mejores deseos para la pareja. Entre ellos, la propia primera ministra de Escocia (perteneciente al mismo partido que Jenny Gilruth, el SPN). Nicola Sturgeon ha utilizado su cuenta de Twitter para dejar claro que “el amor puede conquistar a todos”, al tiempo que ha deseado toda la felicidad a Dugdale y Gilruth.

Jenny Gilruth, por su parte, también ha utilizado Twitter para agradecer el cariño recibido: “Estamos totalmente abrumadas por los mensajes de bondad y apoyo desde ayer. Gracias a todos”, decía la diputada nacionalista escocesa.

Como no podía ser de otra forma, desde dosmanzanas enviamos nuestros mejores deseos a la feliz pareja.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Reino Unido: Theresa May nombra a un ministro de Justicia LGTBfóbico que opina que el matrimonio es “para la procreación”

Miércoles, 14 de junio de 2017

dsc_3446-1Malas y buenas noticias en relación al resultado de las elecciones del Reino Unido y el colectivo LGTB. En la parte negativa destaca el nombramiento de David Lidington como ministro de Justicia (que en este país recibe el nombre de “secretario de Justicia”), un cargo que compaginará con el de lord canciller. Lidington ha consolidado con los años un marcado perfil LGTBfóbico del que, hasta el momento, no parece querer desprenderse, como sí hiciera en su momento la primera ministra, Theresa May. Desde el punto de vista positivo cabe señalar que la representación abiertamente LGTB en la Cámara de los Comunes ha aumentado un 40%, hasta alcanzar los 45 diputados. Se trata de la composición parlamentaria con mayor diversidad sexual en la historia del Reino Unido.

Los conservadores, liderados por Theresa May, han ganado las elecciones, pero han perdido la mayoría absoluta, registrándose una fuerte subida de la izquierda. El adelanto de dos años en las urnas, planteado para reforzar la figura de May en las negociaciones sobre el llamado “brexit” del Reino Unido (su salida de la Unión Europea), se ha convertido en un pulso fallido. May ya ha dejado claro que, a pesar de todo, no entra en sus planes dimitir y todo apunta a que llegará a un acuerdo de gobernabilidad con el DUP (el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte). Gracias a este acuerdo, a los 317 parlamentarios conservadores se sumaría el voto de los 10 unionistas. Entre ambos superan los 326 necesarios para alcanzar la mayoría en la Cámara de los Comunes.

El noviembre de 2015  recogíamos cómo, por quinta vez consecutiva, el matrimonio igualitario era rechazado por la Asamblea de Irlanda del Norte, el único territorio del Reino Unido en el que todavía no es legal. Precisamente, las maniobras del DUP, el próximo socio de Theresa May, han impedido el avance de derechos del colectivo en este territorio. A finales de 2016, la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, afirmaba que seguiría bloqueando el matrimonio igualitario tantas veces como le fuera posible.

Sin embargo, el pasado mes de marzo se despertaron nuevas expectativas para el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte. En las elecciones norirlandesas, el DUP perdía su capacidad de bloquear la medida, al caer por debajo de los 30 escaños. Con este historial homófobo, que se suma a posiciones retrógradas en otras materias, no parece muy alentador que el DUP gane influencia en el ámbito global del Reino Unido, cuando ya había perdido gran peso político en la propia Irlanda del Norte.

El perfil LGTBfóbico del nuevo ministro de Justicia

Teniendo en cuenta los antecedentes recogidos en las líneas anteriores, no parece de extrañar que el nombramiento de David Lidington como ministro de Justicia (que en el Reino Unido recibe el nombre de “secretario de Justicia”) responda a un guiño hacia los unionistas norirlandeses, por su marcado perfil LGTBfóbico.

Lidington, que también desempeñará el cargo de lord canciller, tiene una visión heteronormativa del matrimonio y fue uno de los 47 diputados contrarios a la ley de uniones civiles en 2004 (una institución jurídica específica para parejas del mismo sexo, que otorgaba a estas derechos similares a los del matrimonio).

El que será el próximo ministro de Justicia del Reino Unido votó dos veces en contra del matrimonio igualitario. En su opinión, “el matrimonio no solo sirve para proporcionar amor mutuo y compromiso, sino también para la procreación y el cuidado de los niños”. Lidington, asimismo, se opuso a una enmienda a la Ley de Adopción e Infancia para permitir la adopción homoparental. Y remontándonos más en el tiempo, entre 1998 y 1999 también votaba tres veces en contra de la reducción de la edad de consentimiento para las relaciones entre personas del mismo sexo de 18 a 16 años, para equipararla con la edad legal establecida para las relaciones heterosexuales.

A diferencia de la propia Theresa May, David Lidington no ha hecho ningún propósito de enmienda en relación a sus posturas LGTBfóbicas. En 2010 May era nombrada ministra de Interior e Igualdad del Reino Unido, despertando el enfado de organizaciones igualitarias y del activismo LGTB. Siendo diputada conservadora, May votó en 1998 en contra de igualar la edad de consentimiento para mantener relaciones homosexuales a la de las relaciones heterosexuales (al igual que Lidington). En el año 2000 se opuso a derogar la vergonzante Sección 28, heredada de la era Thatcher, que prohibía hablar de homosexualidad en las escuelas públicas. Tanto en 2001 como en 2002, May votó en contra de la adopción por parejas del mismo sexo.

En 2004, como muchos de sus compañeros conservadores, May sí que votó a favor de la ley de uniones civiles. Ese mismo año, no obstante, May ni siquiera acudió al Parlamento a votar la ley de identidad de género (similar a la española). Tampoco acudió a votar la importantísima ley de igualdad, que establece normas contra la discriminación LGTBfóbica. En 2011 sorprendía su anuncio de avanzar hacia el matrimonio igualitario, en lo que se llegó a calificar como un giro en lo referente a los derechos del colectivo LGTB.

45 diputados LGTB en el Reino Unido

La representación abiertamente LGTB en la Cámara de los Comunes ha aumentado un 40%, hasta alcanzar los 45 diputados (de un total de 650). Se trata de la composición parlamentaria con mayor diversidad sexual y de género en la historia del Reino Unido. En los comicios de 2015 la comunidad contaba con 32 representantes LGTB. Casi 100 años después de que se modificara la ley para permitir que las mujeres se convirtieran en parlamentarias, ahora representan el 32% de la Cámara Baja. También ha habido un aumento en los diputados que estudiaron en escuelas públicas, así como un impulso para la representación de personas con algún tipo de discapacidad.

diputados_lgtb_uk

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Escocia quiere aprobar su propia Ley Turing

Miércoles, 2 de noviembre de 2016

turinggay-Scottish-marriageAunque el gobierno de Reino Unido no aprobó la Ley Turing pero sí una enmienda parecida, en Escocia tienen previsto aprobar y aplicar su propia Ley para indultar a los hombres condenados por leyes homófobas.

La semana pasada te explicábamos que la famosa Ley Turing que todo el mundo daba por hecho que se había aprobado en Reino Unido, ni era una ley ni se acabó aprobando. La “Ley Turing” fue una propuesta del diputado del SNP (Partido Nacional Escocés) John Nicholson para aprobar un indulto a todos los hombres condenados por las leyes que criminalizaban la homosexualidad y que se eliminaron en 1967. Pero el gobierno conservador de Theresa May no quiso aprobar esa ley, sino avanzar con su propia enmienda a la legislación que hiciera que se indultara a todos los hombres condenados que ya hubieran muerto y que se analizaran caso por caso las condenas de aquellos que aún siguieran vivos.

El problema para el gobierno era que podía haber condenas por delitos que hoy en día aún fueran eso, un delito; pero el SNP argumentaba que algunos hombres habían podido ser víctimas de condenas injustas. Para que se entienda: si en 1966 se había condenado a un chico de 21 años por tener sexo con uno de 20, pero en la condena figuraba que había sido en un baño público, a ese hombre no se le indultaría porque fue en un baño público (aunque el motivo real de la condena fuera la edad).

El ministro de justicia de UK impidió que se votara la propuesta de Nicholson, aunque aclaró que iban a seguir adelante con sus planes de reforma de la legislación. Pero el Secretario de Justicia de Escocia, Michael Matheson, ha dicho que lo que haga el parlamento en Londres no afecta a sus planes para aplicar de verdad la Ley Turing escocesa.

Para Matheson es “impactante” que Escocia descriminalizara la homosexualidad en 1980 (13 años después de Inglaterra y Gales) y que no igualara la edad de consentimiento sexual hasta 2001. “Esas leyes no tienen lugar en una Escocia moderna e inclusiva. Aún así, hay personas con condenas por mantener relaciones con personas del mismo sexo. Eso no es legal y hemos de corregir ese error.

La ley propuesta en Escocia se llamará igualmente Ley Turing e introducirá “un indulto automático y formal para todos los que fueron condenados por esas leyes discriminatorias, para que sepan que han sido absueltos totalmente. Queremos arreglar la injusticia que estas personas experimentaron simplemente por su orientación sexual en circunstancias que ahora son legales, y ésta es una forma de conseguirlo.

Además de todo esto, el vicepresidente del SNP, Angus Robertson, ha dicho que desde su punto de vista “por supuesto” que las personas condenadas no sólo han de recibir un indulto, sino que se les ha de pedir perdón: “Los gobiernos han demostrado que es posible disculparse por los errores del pasado, los de las generaciones previas que tomaban decisiones. Creo que vivimos en una época en la que, afortunadamente, la mayoría de personas de la vida pública, especialmente los más jóvenes, son significativamente más liberales e iluminados que las pasadas generaciones. No entiendo qué es tan difícil sobre disculparse por los errores del pasado. Creo que enviaríamos el mensaje equivocado.

Fuente: Gay Star News, Pink News, vía EstoyBailando

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

La primera ministra escocesa promete una avanzada ley de identidad de género si, como apuntan las encuestas, es reelegida

Lunes, 11 de abril de 2016

11205 itok=A11srWnpEscocia celebrará elecciones parlamentarias el próximo 5 de mayo y los partidos empiezan a posicionarse en los principales temas de campaña. La primera ministra Nicola Sturgeon, cuyo Partido Nacional Escocés (SNP) lidera las encuestas con una amplia ventaja, ha prometido una avanzada ley que recoge el principio de autodeterminación de género y pondría a la nación británica entre los países punteros de Europa en esta materia.

En un acto de campaña dirigido a la comunidad LGTB escocesa, Sturgeon anunció una ambiciosa reforma legal encaminada a mejorar la situación de la comunidad transgénero del país. El proyecto, que previsiblemente contará con el respaldo mayoritario del Parlamento que salga de las próximas elecciones, recoge el principio de autodeterminación de género y permite a las personas transexuales ver reconocida su identidad mediante un sencillo trámite sin necesidad de justificación médica o psicológica alguna.

Los mayores de 16 años podrán utilizar el procedimiento de modificación del género en la partida de nacimiento sin necesidad de una autorización paterna, y los menores de esa edad también podrán hacerlo con el consentimiento de sus progenitores. Otro aspecto importante de la iniciativa es la introducción de un tercer género (X), que también se reflejará en los pasaportes. James Morton, de la Alianza Transgénero Escocesa, ha saludado estas medidas, que “reconocen a las personas trans como las expertas en sus propias identidades”.

La probable aprobación del proyecto colocará a Escocia a la vanguardia de Europa en lo que se refiere a la autodeterminación de género y la despatologización de la transexualidad, junto a países como Dinamarca, Irlanda o Malta, Noruega prepara un proyecto de ley. Fuera del Viejo Continente, la legislación más avanzada es la de Argentina, si bien Chile prepara una reforma legal sobre la materia y, el año pasado, el Gobierno de Colombia emitió un decreto en el mismo sentido. Escocia también será pionera dentro del Reino Unido, en cuyo territorio rige por el momento la Ley de Reconocimiento del Género de 2004.

Ahora serán los escoceses los que decidan en las urnas si renuevan su confianza en el SNP para llevar a cabo estas y otras medidas. Las elecciones tendrán lugar un año y medio después del referéndum de independencia que se saldó con la victoria de la permanencia en el Reino Unido y la consecuente dimisión del líder nacionalista Alex Salmond. Nicola Sturgeon lo sustituyó al frente del Gobierno y, bajo su mandato, el SNP mantiene una amplia ventaja en las encuestas, que le otorgan más del 50% de los votos. Como curiosidad, cuatro de los líderes políticos escoceses se identifican como LGB: la laborista Kezia Dugdale, la conservadora Ruth Davidson, el verde Patrick Harvie y el dirigente del UKIP David Coburn.

En lo que se refiere a la realidad LGTB, la legislatura que acaba bien puede calificarse de histórica: a comienzos de 2014, el Parlamento aprobaba el matrimonio igualitario por una mayoría transversal y abrumadora de 105 votos a favor frente a 18 en contra. Las primeras bodas entre personas del mismo sexo se celebraron en cuanto comenzó el año 2015. Sturgeon ha colocado la anunciada ley de identidad de género al mismo nivel de importancia que tuvo la igualdad matrimonial en la pasada legislatura, dentro del ámbito de los derechos LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , ,

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, participa en una improvisada petición de mano de una pareja gay

Sábado, 29 de agosto de 2015

CNNKws1WcAA6Fb2Simpático gesto de la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, del Partido Nacional Escocés (SNP), que actuó como intermediaria de la petición de mano de una pareja gay…

Fue en Oban, un pueblo escocés al que Sturgeon había acudido a un acto político. Al finalizar, uno de los asistentes, de nombre Paul, le pidió el favor de “ayudarle” en una improvisada petición de mano a su novio, Ian. La primera ministra no lo dudó. Ella misma contaba lo sucedido en su perfil de Twitter. “Encantada de anunciar que Ian dijo ‘sí’. Felicidades a ambos”, escribía, frase que adornaba con dos corazoncitos:

3/3…I’m delighted to report that Ian said yes. Congratulations to them both

Ian y Paul, por cierto, podrán ya casarse en su país. La ley que hace posible el matrimonio igualitario en Escocia fue aprobada, ya de forma definitiva, en febrero de 2014 por 105 votos contra solo 18. Recogió apoyos entre diputados de todas las fuerzas presentes en el Parlamento escocés (además del gobernante SNP, laboristas, liberal-demócratas, conservadores y verdes). Concluía así un proceso que comenzó más dos años antes, antes incluso que en Inglaterra y Gales.

En mayo del año 2011, el SNP, que en su programa electoral incluía la promesa de abrir un proceso de consultas sobre la cuestión, conseguía la mayoría absoluta en el Parlamento de Edimburgo. Pocos meses después el Gobierno escocés se mostraba a favor de presentar un proyecto de ley y abría el prometido proceso de consultas, que se cerró en diciembre de 2011. A principios de 2012 los líderes de los cuatro partidos de la oposición daban su apoyo a la aprobación (por parte de los conservadores escoceses la que firmó el documento fue su líder Ruth Davidson, abiertamente lesbiana). Dos años más tarde, la ley era aprobada con amplísimo consenso.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Los principales partidos británicos exponen sus propuestas en materia LGTB ante las próximas Elecciones legislativas

Viernes, 24 de abril de 2015

noticias_file_foto_756079_1396088696Interesante informe que publica Dosmanzanas:

El Reino Unido celebra elecciones generales el próximo 7 de mayo. Las encuestas reflejan unos resultados ajustados, con los conservadores y los laboristas en empate técnico y un fuerte crecimiento del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP) y el Partido Nacional Escocés (SNP). Analizamos las propuestas en materia LGTB de las principales formaciones en liza.

La legislatura de cinco años que ahora acaba ha contado con David Cameron a la cabeza de un Gobierno de coalición entre conservadores y liberal demócratas. En lo que a derechos LGTB se refiere, será sin duda recordada por la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo en Inglaterra y Gales (Escocia debatió y aprobó paralelamente una ley similar). El claro posicionamiento de Cameron a favor de este derecho, al margen de otras consideraciones, supuso un hito para el líder de un partido conservador en Europa y lo enfrentó con una parte importante de su propio partido. De hecho, en la primera votación sobre el tema en la Cámara de los Comunes, se registraron más votos tories en contra que a favor, lo que no impidió que la iniciativa saliera adelante gracias al apoyo de otros grupos parlamentarios. El matrimonio igualitario fue una realidad el 29 de marzo del año pasado.

Sin restar importancia a este trascendental avance legal, que ha colocado al Reino Unido entre los países punteros de Europa en igualdad LGTB, son muchos los retos que quedan por delante en este ámbito. Así lo entienden la mayoría de las fuerzas que concurren a los próximos comicios, según se refleja en sus programas electorales.

Conservadores y liberal demócratas “sacan pecho”

El manifiesto del partido de Cameron, en el epígrafe titulado “Ayudarte a construir la Gran Sociedad”, dedica un párrafo a los derechos LGTB (pdf):

Impulsaremos la igualdad de derechos y corregiremos errores pasados

Nuestra histórica introducción del matrimonio homosexual ha ayudado a promover la igualdad y ha fortalecido la institución del matrimonio. Pero todavía hay más cosas por hacer, y continuaremos impulsando la igualdad de las personas gays, lesbianas, bisexuales y transgénero. Nos basaremos en el indulto póstumo del descifrador de Enigma Alan Turing […] Miles de hombres británicos todavía sufren acusaciones históricas similares […] Así que introduciremos una nueva ley que indultará a esas personas, y corregiremos estos errores.

También los liberal demócratas, cuyo paso por el Gobierno de coalición podría ser castigado por sus electores según los sondeos, consagra un capítulo de su programa (pdf) a la igualdad de derechos. El partido del viceprimer ministro Nick Clegg dedica una página entera a repasar su historial como formación pionera en la defensa de los derechos LGTB y propone siete medidas concretas en este campo, entre las que destacan la lucha contra el bullying homófobo en los centros educativos o la promoción de la despenalización de la homosexualidad en otros países.

Laboristas: combatir la homofobia

En comparación, y para lo que se esperaría de un partido de centroizquierda, la mención a los derechos LGTB en el programa electoral laborista (pdf) es bastante genérica y se centra en combatir la homofobia dentro y fuera del Reino Unido. La formación liberada por Ed Miliband también ataca a los conservadores por querer salir de la Convención Europea de Derechos Humanos:

Seguiremos avanzando en nuestra historia de liderar los derechos LGTB, abordando la homofobia con leyes más duras dentro del país y un mayor compromiso en el exterior […] Un Gobierno laborista defenderá los derechos humanos individuales, protegiendo la Ley de Derechos Humanos y reformando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en lugar de abandonarlo.

Los partidos minoritarios pueden ser decisivos

Además de las tres fuerzas que tradicionalmente han acaparado la mayoría de los votos en el Reino Unido, otros tres partidos podrían dar la sorpresa en las próximas elecciones: la derecha populista del UKIP, los Verdes y los nacionalistas escoceses del SNP. Aunque las encuestas dan cerca del 15% de los votos a los primeros, el sistema electoral mayoritario británico les impediría alzarse con una porcentaje similar de escaños, mientras que la implantación regional del SNP les podría otorgar la mayor parte de los 59 diputados escoceses; convirtiéndolos en una formación decisiva si no hay mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes.

Tanto el SNP como los Verdes son firmes partidarios de la igualdad LGTB. Los nacionalistas lo han demostrado con su apoyo a la aprobación del matrimonio igualitario en Escocia ya desde 2011, y los segundos han propuesto una amplia lista de medidas en su programa (pdf), algunas coincidentes con las de otras formaciones y otras más novedosas como: la educación sexual obligatoria, inclusiva con la diversidad y el VIH; la mejora de la política de asilo a las personas perseguidas por su orientación o identidad sexual; o la reducción del periodo de doce meses en el que los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) tienen prohibido donar sangre. El UKIP, por su parte, carece de mención alguna a los derechos LGTB en su programa (pdf), una ausencia que no debería sorprender teniendo en cuenta sus antecedentes en este tema.

En resumen, se prevé una jornada electoral apasionante y nada está aún decidido. Pero lo que sí está claro es el enorme paso adelante que ha dado el Reino Unido en materia LGTB en los últimos quince años. Unos avances que han contado con un amplio consenso social y político, que se refleja en la transversalidad del apoyo y la defensa de los mismos entre partidos de muy diferentes tendencias; los cuales también ocuparán, previsiblemente, la inmensa mayoría de los escaños en el nuevo Parlamento británico.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los derechos LGTB entran en la campaña del referéndum de independencia de Escocia

Sábado, 13 de septiembre de 2014

justflagsA una semana del referéndum en el que se decidirá la independencia de Escocia o su permanencia en el Reino Unido, los derechos LGTB se hacen un hueco en el debate. La organización Equality Network ha enviado un cuestionario a varios líderes políticos del país para que expliquen cómo ven el futuro de la igualdad LGTB en cada uno de los dos posibles escenarios que se abrirán tras la votación del 18 de septiembre.

Como explican desde Equality Network, el objetivo de su iniciativa es recabar un compromiso claro de los principales partidos con las medidas que habría que afrontar en materia LGTB, tanto si triunfa la secesión como si lo hace la continuidad. La organización, que no se pronuncia como tal sobre el asunto, sí quiere mostrar a la comunidad LGTB toda la información posible para que puedan tomar la decisión más correcta a la hora de votar.

Para empezar, Equality Network recuerda las competencias que, en la situación actual, tiene Escocia como parte del Reino Unido (justicia, educación, sanidad o legislación familiar) y las que siguen perteneciendo en exclusiva al Parlamento británico de Westminster (igualdad, asuntos constitucionales, asuntos exteriores o asilo). A continuación, ha elaborado un cuestionario de 13 preguntas sobre los cambios que podrían producirse tras el referéndum en lo que, desde cada una de estas áreas, afecta a la igualdad LGTB.

Seis representantes políticos han respondido a la consulta. Tres de ellos son favorables a la independencia: Alex Salmond, ministro principal de Escocia del SNP (Partido Nacional Escocés) y los portavoces del partido verde y el socialista, respectivamente. Entre los unionistas, han enviado sus contestaciones los líderes escoceses de los laboristas (Johann Lamont), conservadores (Ruth Davidson) y liberal-demócratas (Willie Rennie). Las respuestas se pueden consultar en la página de Equality Network. Todos los partidos consultados coinciden en comprometerse con los derechos LGTB, un apoyo transversal que tuvo un antecedente en la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo el pasado febrero por 105 votos a favor frente a solo 18 en contra.

Los secesionistas prometen igualdad a nivel constitucional…

Desde el sector favorable a la independencia, se centran en asegurar que la igualdad LGTB quedará reflejada en la redacción de una futura Constitución escocesa, con lo que estos derechos estarían blindados a un nivel legal más elevado que en el Reino Unido (que no dispone de Constitución escrita). El SNP se compromete, además, a que una Escocia independiente lidere a nivel europeo y global la defensa de los derechos LGTB, frente a un Gobierno británico que querría “salirse completamente de la Convención Europea de Derechos Humanos [CEDH]”.

Los Verdes, por su parte, señalan los gestos inclusivos en los Juegos de la Commonwealth recientemente celebrados en Glasgow y la inexistencia de votaciones contrarias a los derechos LGTB en el Parlamento escocés de Edimburgo como ejemplos del carácter “progresista” de la sociedad escocesa, que garantizaría el mantenimiento de la igualdad si llega la independencia.

…mientras que los unionistas temen que se detengan los avances

Entre los partidarios del unionismo británico, los laboristas prometen, como en otras áreas, la transferencia a Escocia de las competencias en materia de igualdad si gana el “no” a la independencia, y denuncian la “falta de claridad” de la propuesta constitucional del SNP. El partido dirigido por Lamont prevé que, de producirse la secesión, la CEDH dejaría de ser vigente en Escocia, poniendo los derechos LGTB fuera de la protección legislativa europea y, por lo tanto, potencialmente en peligro. Los laboristas dudan del compromiso nacionalista de incluir explícitamente la no discriminación por orientación sexual e identidad de género en la Constitución y advierte que estos asuntos “quedarán fuera de la agenda durante muchos años” en el caso de que triunfe la independencia.

Los conservadores escoceses, dirigidos por la abiertamente lesbiana Ruth Davidson, hacen hincapié en la necesidad de un mercado común fuerte a nivel británico que también incluya la igualdad de oportunidades sin discriminaciones, y reivindican su defensa de los derechos LGTB a nivel global. Por último, los liberal-demócratas (en coalición con Cameron en el Gobierno británico) alertan de recortes en la financiación de los programas por la igualdad por las incertidumbres económicas que, según ellos, se abrirían en una Escocia independiente. Se comprometen, eso sí, a trabajar para incluir en la Constitución escocesa los derechos LGTB si finalmente vence la secesión.

La recta final de la campaña se presenta, sin duda, emocionante, y es de agradecer el esfuerzo de Equality Network para que los políticos se posicionen y los votantes LGTB conozcan los posibles efectos de su decisión. Nosotros estaremos pendientes de las repercusiones para la igualdad de cualquiera de los resultados que se produzcan…

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , ,

La reina Isabel II sanciona la ley escocesa de matrimonio igualitario.

Sábado, 15 de marzo de 2014

gay-Scottish-marriageisabel-iiLeemos en Dosmanzanas que la reina Isabel II ha sancionado este jueves 13 de marzo la ley que permitirá a las parejas del mismo sexo contraer matrimonio en Escocia antes de que termine el año. La sanción de la ley escocesa coincide con la entrada efectiva en vigor de la ley de matrimonio igualitario en Inglaterra y Gales. Irlanda del Norte queda así como el único de los cuatro territorios que forman el Reino Unido que no reconoce el derecho de las parejas del mismo sexo al matrimonio.

El Parlamento de Escocia aprobaba el pasado 4 de febrero en tercera y última ronda el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. Lo hacía con un amplio consenso: por 105 votos contra solo 18, recogiendo apoyos entre diputados de todas las fuerzas representadas en la cámara (además del gobernante Partido Nacional Escocés, laboristas, liberal-demócratas, conservadores y verdes). Concluía así un proceso que comenzó hace ya más dos años, y que permitirá que antes de que acabe el año (probablemente en otoño) puedan ya celebrarse bodas, una vez se completen una serie de plazos y trámites normativos.

Este tipo de demoras entre la aprobación de la ley y su entrada efectiva en vigor son comunes en el sistema parlamentario anglosajón. Buen ejemplo es lo sucedido en Inglaterra y Gales, cuya ley de matrimonio igualitario recibió la sanción real en julio de 2013, pero que no ha entrado en vigor hasta este jueves, día a partir del cual las parejas del mismo sexo que quieran casarse ya podían solicitar la inscripción en el registro. Teniendo en cuenta que la ley contempla un plazo de 15 días entre la solicitud y la celebración del matrimonio, está previsto que las primeras bodas tengan lugar el 29 de marzo (salvo que alguna pareja solicite un adelanto extraordinario por enfermedad terminal de alguno de los solicitantes).

Eso no significa que no haya ya parejas del mismo sexo legalmente casadas en Inglaterra y Gales, dado que aquellas parejas que hubieran celebrado su matrimonio en otro país (España, por ejemplo) y que ya estuvieran reconocidas en el Reino Unido como unión civil sí que ven desde esta semana reconocido su matrimonio. En cambio, las parejas del mismo sexo que han contraído una unión civil en el propio Reino Unido deberán esperar todavía unos meses para solicitar su conversión en matrimonio (una posibilidad que el nuevo marco legal ofrece).

Inglaterra, Gales y Escocia, pero no Irlanda del Norte

Tras la aprobación del matrimonio igualitario en Inglaterra, Gales y Escocia, Irlanda del Norte queda como el único de los cuatro territorios que forman el Reino Unido sin matrimonio igualitario debido a la férrea oposición unionista. Una situación que puede llegar a ser aún más paradójica en 2015, cuando la República de Irlanda celebrará un referéndum sobre el tema que según las encuestas podría dar la victoria a los partidarios de la igualdad.

La ley escocesa, por cierto, introduce ciertas mejoras sobre el proyecto que fue aprobado para Inglaterra y Gales. Elimina por ejemplo el “veto conyugal” en el caso de las personas transexuales casadas: en Inglaterra y Gales, en el caso de los matrimonios ya existentes pero en los que uno de los cónyuges sea una persona transexual y desee ver reconocida su identidad de género (pasando a ser oficialmente un matrimonio entre personas del mismo sexo) el otro cónyuge debe dar su permiso. Una disposición discriminatoria hacia las personas trans que los activistas LGTB reclaman que sea derogada. La ley escocesa tampoco contempla el blindaje religioso que prohíbe a la iglesia de Inglaterra y a la iglesia de Gales celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. En Escocia todas las confesiones tendrán libertad para decidir si quieren permitir el matrimonio religioso igualitario, si bien ningún ministro de ninguna confesión podrá ser forzado a celebrarlo contra su voluntad.

Y la reina felicita por primera vez a una organización LGTB…

La sanción real de la ley escocesa tiene lugar pocos días después de conocerse que por primera vez en la historia la reina Isabel había felicitado expresamente a una organización LGTB por su labor. Se trata de la London Lesbian & Gay Switchboard, que mantiene la línea telefónica de ayuda a personas LGTB más antigua del Reino Unido. Fundada en 1974, este año cumple 40 años, motivo por el cual ha recibido la felicitación de la reina, del primer ministro David Cameron y del alcalde de Londres, Boris Johnson, entre otras personalidades.

La London Lesbian & Gay Switchboard ya fue distinguida en 2008 con el Queen’s Award for Voluntary Service, el galardón más prestigioso del Reino Unido a una ONG sustentada en el trabajo de voluntarios.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Escocia hace historia y aprueba el matrimonio igualitario por 105 votos a favor y 18 en contra-

Miércoles, 5 de febrero de 2014

gay-Scottish-marriageDía histórico para el matrimonio igualitario. El Parlamento de Escocia, una de las naciones más antiguas del continente europeo, parte integrante del Reino Unido, ha aprobado en tercera y última ronda el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. Lo ha hecho con un amplio consenso: por 105 votos contra solo 18, recogiendo apoyos entre diputados de todas las fuerzas representadas en la cámara. Concluye así un proceso que comenzó hace ya más dos años…

De hecho, el proceso de aprobación del matrimonio igualitario en Escocia arrancó incluso antes que en Inglaterra y Gales. En mayo del año 2011, el Partido Nacional Escocés (SNP), que en su programa electoral incluía la promesa de abrir un proceso de consultas sobre la cuestión, conseguía la mayoría absoluta en el Parlamento de Edimburgo. Pocos meses después el Ejecutivo escocés se mostraba a favor de presentar un proyecto de ley y abría el prometido proceso de consultas, que se cerró en diciembre de 2011. El resultado se conocía en verano de 2012: un 36% de opiniones a favor y un 64% en contra al contabilizar el total de respuestas recibidas, gracias a la poderosa campaña de los opositores al matrimonio igualitario (que llegaron a distribuir 20.000 postales para convencer al Gobierno escocés de que no presentara el proyecto). Pero si solo se tenían en cuenta las respuestas que siguieron el procedimiento oficial, las cifras se invertían: un 65% de las mismas eran favorables. A principios de 2012, además, los líderes de los cuatro partidos de la oposición escocesa (laboristas, liberal-demócratas, conservadores y verdes) daban su apoyo a la aprobación del matrimonio igualitario. Por parte de los conservadores escoceses la que firmó el documento fue su líder Ruth Davidson, abiertamente lesbiana.

Tras meses de espera, la propuesta de ley fue presentada al Parlamento de Escocia antes del verano, y el pasado septiembre su Comité de Igualdad escuchaba a colectivos LGTB y organizaciones religiosas. El 20 de noviembre el proyecto afrontaba su primera votación plenaria, que se saldó con un éxito rotundo: 98 votos a favor, 15 en contra y 5 abstenciones. Volvía después al Comité de Igualdad para su tramitación en segunda ronda, rechazándose las enmiendas contrarias al proyecto y aprobándose por unanimidad una enmienda que eliminaba la necesidad de que en el caso de los matrimonios ya existentes, pero en los que uno de los cónyuges sea una persona transexual y desee ver reconocida su identidad de género (pasando a ser oficialmente un matrimonio entre personas del mismo sexo) el otro cónyuge deba dar permiso. Una disposición discriminatoria hacia las personas trans que sin embargo sí contiene la ley de matrimonio igualitario de Inglaterra y Gales.

Finalmente, este 4 de febrero el proyecto llegaba al pleno del Parlamento para la votación final, ya en tercera ronda. No ha habido sorpresas: 105 votos a favor, 18 en contra. Ya solo queda esperar a que la ley esté formalmente vigente y se puedan celebrar las primeras bodas, posiblemente en otoño. No hay todavía fecha asignada, aunque el Gobierno escocés ha prometido que acelerará los plazos todo lo que pueda.

Inglaterra, Gales y Escocia, pero no Irlanda del Norte

Tras la aprobación de la ley en Inglaterra y Gales (que tampoco estará vigente, recordemos, hasta el verano de 2014) y en Escocia, Irlanda del Norte queda como el único de los cuatro territorios que forman el Reino Unido sin matrimonio igualitario debido a la férrea oposición unionista. Una situación que puede llegar a ser aún más paradójica en 2015, cuando está previsto celebrar un referéndum sobre el tema en la República de Irlanda, donde las encuestas muestran un sólido apoyo al matrimonio igualitario.

La ley escocesa, por cierto, introduce ciertas mejoras sobre el aproyecto que fue aprobado para Inglaterra y Gales. Además de la eliminación del “veto conyugal” en el caso de las personas transexuales casadas, ya mencionada antes, la ley escocesa no contempla el blindaje religioso que prohíbe expresamente a la iglesia de Inglaterra y a la iglesia de Gales celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. En Escocia se dará libertad a todas las confesiones para que decidan si quieren permitir el matrimonio religioso igualitario, si bien ningún ministro de ninguna confesión podrá ser forzado a celebrar dichas uniones contra su voluntad.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.