Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Arlene Foster’

Funeral de Lyra McKee: políticos y seres queridos rinden homenaje a la periodista

Viernes, 3 de mayo de 2019

12465074-6938563-Lyra_McKee_29_is_believed_to_have_been_hit_by_a_stray_bullet_aft-m-25_1555653298047el-funeral-de-lyra-mckee-politicos-y-seres-queridos-rinden-homenaje-al-difunto-periodista***

Los amigos y familiares de Lyra McKee han rendido homenaje a la difunta periodista en su funeral en la Catedral de Santa Ana de Belfast.

Una gran multitud se alineaba en las calles de Belfast antes del servicio, que comenzó a la 1 de la tarde del miércoles (24 de abril). El coche fúnebre que llevaba el ataúd de McKee estaba cubierto con flores de los colores de la bandera del arco iris. A su llegada a Santa Ana, estallaron los aplausos entre la multitud que se había reunido frente a la catedral.

el-funeral-de-lyra-mckee-politicos-y-seres-queridos-rinden-homenaje-al-difunto-periodista-0El Decano Stephen Forde abrió el servicio y dijo: “Lyra fue una persona que rompió barreras y traspasó fronteras, este fue su sello en la vida, este es su legado en la muerte. Como periodista, buscaba la verdad dondequiera que la llevara, nunca contenta con el silencio sombrío de las preguntas sin respuesta.

Su hermana Nichola Corner llamó a esta joven de 29 años “una inspiración para mucha gente. Toda la historia de su vida habla de superar o empujar contra los desafíos externos”, dijo. “Dentro de cada uno de nosotros tenemos el poder de crear el tipo de sociedad que Lyra imaginaba. Uno donde las etiquetas no tienen sentido, uno donde cada persona es valorada, uno donde cada niño tiene la oportunidad de crecer y hacer sus sueños realidad. Este es el legado de Lyra que debemos seguir adelante.”

Con una ovación de pie, terminó diciendo: “En palabras de la propia Lyra: “Debemos cambiar nuestro propio mundo pieza por pieza”.  Ahora pongámonos a trabajar.”

BELFAST, NORTHERN IRELAND - APRIL 24: (L-R) Taoiseach Leo Varadkar, British Prime Minister Theresa May and President of Ireland, Michael D. Higgins sit together while Secretary of State for Northern Ireland Karen Bradley is seated behind as they attend the funeral service of journalist Lyra McKee at St Anne’s Cathedral on April 24, 2019 in Belfast, Northern Ireland. Journalist and campaigner for LGBT rights, Lyra McKee, 29, was shot dead last Thursday while observing the rioting in Londonderry. Her family gave a statement in which they said her "openness and her desire to bring people together made her totally apolitical". The New IRA have admitted responsibility for her killing. (Photo by Charles McQuillan/Getty Images) Leo Varadkar, Theresa May y Michael D Higgins en el funeral de Lyra McKee. (Foto de Charles McQuillan/Getty)

Stephen Lustry, un amigo de McKee, dijo que su muerte había “dejado muchos agujeros: el periodismo, la tecnología, todas las comunidades de las que formaba parte, sus amigos y, sobre todo, su querida familia y [su pareja] Sara Canning”. Señaló que ella había planeado proponerle matrimonio a Canning durante un próximo viaje a Nueva York, David Mercer de Sky News tweeteó.

El servicio reunió a políticos de facciones dispares. La líder del Sinn Fein, Mary Lou McDonald, asistió junto con la líder del DUP, Arlene Foster, mientras que la Primera Ministra británica Theresa May se sentó entre el Taoiseach irlandés Leo Varadkar y el Presidente irlandés Michael D Higgins.

También asistió el dirigente laborista Jeremy Corbyn. Tanto él como May estuvieron ausentes de las Preguntas del Primer Ministro de esta semana para hacer el servicio.

Britain's opposition Labour party leader Jeremy Corbyn (L) and Irish Republican Sinn Fein party leader Mary Lou McDonald attend the funeral service of journalist Lyra McKee (29), who was killed by a dissident republican paramilitary in Northern Ireland on April 18, at St Anne's Cathedral in Belfast on April 24, 2019. - Lyra McKee, 29, who chronicled the troubled history of Northern Ireland, was shot in the head on April 18, 2019, as rioters clashed with police in Londonderry, the second city of the British province. (Photo by Brian Lawless / POOL / AFP) (Photo credit should read BRIAN LAWLESS/AFP/Getty Images)Jeremy Corbyn y la líder del partido republicano irlandés Sinn Fein, Mary Lou McDonald, . (Brian Lawless/AFP/Getty)

McKee fue asesinada a tiros mientras observaba los disturbios en Derry, Irlanda del Norte, el 18 de abril.

Era una joven y prometedora periodista que recientemente había terminado un libro sobre las desapariciones de niños de la era de los Problemas.

Descrita como una “defensora y activista incansable” por Canning, se hizo prominente por primera vez después de escribir un ensayo de su adolescencia sobre ser gay.

Fuente Agencias

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nuevo impulso para llevar el matrimonio igualitario a Irlanda del Norte

Jueves, 31 de enero de 2019

nuevo-impulso-para-llevar-la-igualdad-matrimonial-a-irlanda-del-norte-0Paul Faith/AFP/Getty Images

Encuestas recientes muestran que la mayoría de las personas en Irlanda del Norte apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Lord Robert Hayward, un conservador, ha renovado sus esfuerzos para lograr la igualdad matrimonial en Irlanda del Norte.

Lord Hayward ha propuesto una enmienda al proyecto de ley de uniones civiles, matrimonios y defunciones, que se debatirá en la Cámara de los Lores el viernes (1 de febrero), y que extendería el matrimonio entre personas del mismo sexo a Irlanda del Norte.

Irlanda del Norte no ha tenido una administración descentralizada en funcionamiento desde enero de 2017, cuando se rompieron las relaciones entre el Partido Unionista Democrático y el Sinn Féin.

La enmienda de Lord Hayward permite el escenario en el que el gobierno descentralizado vuelve al poder. Una cláusula incluida en la enmienda daría a la Asamblea de Irlanda del Norte seis meses para revocar la disposición sobre la igualdad en el matrimonio después de que el proyecto de ley se convierta en ley.

“Esta enmienda respeta el papel de Stormont, pero también reconoce la realidad de que esas instituciones descentralizadas no están funcionando actualmente”, dijo Lord Hayward.

El año pasado, la Cámara de los Lores, en colaboración con el diputado laborista Conor McGinn, que hizo lo mismo en la Cámara de los Comunes, presentó un proyecto de ley de los diputados privados sobre el tema de la igualdad en el matrimonio en Irlanda del Norte.

“Las parejas del mismo sexo en Irlanda del Norte no deben esperar indefinidamente por la igualdad con el resto del Reino Unido. Es hora de que Westminster corrija ese error”, añadió Lord Hayward.

Los activistas LGBT+ en Irlanda del Norte expresaron su apoyo a la enmienda de Lord Hayward

“Este es un movimiento bienvenido de Lord Hayward. Más de dos años después del colapso del gobierno descentralizado de Irlanda del Norte, necesitamos legisladores en Westminster para asegurar un matrimonio igualitario para todos”, ha manifestado Patrick Corrigan, director del programa de Irlanda del Norte de Amnistía Internacional y miembro de la campaña Love Equality for equal marriage en Irlanda del Norte. Añadió: “Si Stormont regresa, estamos contentos de continuar nuestro trabajo con MLAs a través de los partidos para cambiar la ley, pero mientras tanto, la igualdad no puede esperar”.

Irlanda del Norte es la única parte del Reino Unido o Irlanda donde las parejas del mismo sexo no pueden casarse, sólo pueden tener una relación de pareja civil.

Estudios recientes indican que existe un amplio apoyo a la igualdad en el matrimonio tanto entre los ciudadanos como en la Asamblea de Irlanda del Norte, que, sin embargo, no puede funcionar sin un acuerdo para compartir el poder.

El 9 de enero, fecha que marca los dos años del colapso del gobierno de Irlanda del Norte que comparte el poder, la directora ejecutiva de Stonewall, Ruth Hunt, y Frances O’Grady, del Congreso de Sindicatos, firmaron una carta conjunta el pasado mes de mayo, instándola a extender los derechos matrimoniales a las parejas del mismo sexo en la región en ausencia de un gobierno.

Una petición de Amnistía Internacional en apoyo de una pareja de lesbianas que quiere casarse en Belfast el Día de San Valentín ha reunido más de 35.000 firmas.

Fuente Cromosomax

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

La Cámara de los Comunes británica aprueba una enmienda que podría posibilitar el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Miércoles, 31 de octubre de 2018

30La Cámara de los Comunes del Parlamento del Reino Unido ha votado mayoritariamente a favor de una enmienda a la ley especial para Irlanda del Norte, que podría abrir la posibilidad de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo en el único territorio británico donde aún no es legal. La ley en tramitación trata de articular medidas que palíen la inactividad legislativa y ejecutiva en Irlanda del Norte, que lleva sin gobierno desde enero de 2017. La enmienda añadida a la ley se refiere a cuestiones de derechos fundamentales que aún se encuentran restringidos para los ciudadanos norirlandeses. La ley aún debe ser aprobada por la Cámara de los Lores.

La situación política en Irlanda del Norte es de completa paralización de su Asamblea y de inexistencia de Gobierno. La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Sin embargo, tras las elecciones celebradas en enero de 2017, no ha habido acuerdo entre las distintas fuerzas políticas e Irlanda del Norte para formar un ejecutivo.

Por ello, en el Parlamento británico se está tramitando una ley especial que permita proseguir con las actividades ejecutiva y legislativa básicas para el funcionamiento del territorio norirlandés durante esta situación de crisis. A esa ley en tramitación, la diputada laborista Stella Creasy propuso añadir una enmienda por la que pudieran implementarse medidas para que algunos derechos fundamentales disfrutados en todos los territorios británicos excepto el norirlandés pudieran ser también efectivos para su población. Entre ellos se encuentran el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y el matrimonio entre personas del mismo sexo, ambos inexistentes en Irlanda del Norte y disfrutados por el resto de ciudadanos de los territorios británicos.

Sometida la enmienda a votación en la Cámara de los Comunes, fue aprobada por 207 votos a favor y 107 en contra. Aunque la enmienda fue formulada por una diputada del Partido Laborista, algunos de los votos favorables provinieron también de las filas del Partido Conservador, puesto que se les había dado libertad de voto. Sin embargo, los cinco representantes del DUP (Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte) votaron en contra. El sentido de su votación no es sorprendente, dado que es el partido que ha paralizado la aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte de manera denodada, pero puede ser significativo si se tiene en cuenta que esos escasos cinco diputados son fundamentales para el sostenimiento del actual Gobierno británico.

La medida aprobaba establece que se darían instrucciones a los funcionarios de Irlanda del Norte para que los derechos fundamentales descritos en la misma no les fueran denegados a sus ciudadanos. La ley en su conjunto y las distintas enmiendas deberán ser sometidas también a la aprobación de la Cámara de los Lores para que puedan tomar efecto. Quizás esta sorprendente fórmula podría ser la que por fin despejase el camino a la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo norirlandesas, que han visto cómo la vía legislativa ordinaria y la vía judicial se les cerraba.

Porque, efectivamente, sus particularidades políticas son una de las causas por las que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP (conservador y de filiación unionista protestante) de la entonces primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP siempre había superado por sí solo, hasta estas últimas elecciones, en que solo logró 28 representantes.

Esta pérdida de la capacidad de veto había despertado la esperanza de que el matrimonio igualitario pudiera ser finalmente aprobado en esta legislatura, pero la falta de acuerdos para la formación de Gobierno y la paralización efectiva de la Asamblea lo han hecho imposible. Además, la vía judicial quedó cerrada tras el rechazo por parte del Alto Tribunal de Belfast a las demandas de tres parejas del mismo sexo.

Permaneceremos a la expectativa de comprobar si esta vía de urgencia sirve para que se termine con la discriminación de la población LGTB de Irlanda del  Norte.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El Alto Tribunal de Belfast dictamina en contra del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Sábado, 19 de agosto de 2017

alto-tribunal-de-belfastEl Alto Tribunal de Belfast ha dictaminado en contra de las parejas del mismo sexo que reclamaban su derecho a contraer matrimonio en Irlanda del Norte. El juez O’Hara ha estimado que, siguiendo la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el matrimonio igualitario no es un derecho fundamental, y que, por lo tanto, su articulación debe depender del poder legislativo. De esta manera, Irlanda del Norte seguirá siendo el único territorio del Reino Unido donde a las parejas del mismo sexo no les está permitido contraer matrimonio, a menos que su Asamblea logre superar el empecinamiento en contra de los derechos LGTB del Partido Unionista Democrático, la principal fuerza política norirlandesa.

El Alto Tribunal de Belfast, máxima instancia judicial de Irlanda del Norte, debía dirimir sobre dos casos, que afectaban a tres parejas del mismo sexo. En el primero de ellos, los demandantes eran dos parejas emblemáticas. Se trata de Shannon Sickles y Grainne Close —que fue la primera pareja del mismo sexo en contraer una unión shannon-sickles-y-grainne-closecivil en el Reino Unido—, y de Chris y Henry Flanagan-Kane —la segunda pareja unida civilmente, y primera masculina, también en el Reino Unido—. Todos ellos habían demandado a la Asamblea de Irlanda del Norte por impedirles acceder a la institución del matrimonio por razón de su orientación sexual. El otro caso afectaba a una pareja, cuyos nombres han permanecido legalmente en el anonimato, que había contraído matrimonio en Inglaterra una vez que fue legal, y que, sin embargo, veía cómo al trasladar su residencia a Irlanda del Norte su enlace se convertía en una unión civil, tal como establece la ley norirlandesa, una institución de menor rango que, además, no era en la que los componentes de la pareja querían integrarse.

Tras dos años de espera, finalmente el juez O’Hara del Alto Tribunal de Belfast ha dictaminado al respecto, aunque en ambos casos su resolución ha sido desfavorable. Las dos parejas del primer caso basaban su demanda en que la prohibición de contraer matrimonio violaba el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que protege el derecho a la vida privada y familiar. Sin embargo, el juez O’Hara ha fundamentado su decisión, precisamente, en la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que establece que el matrimonio para las parejas del mismo sexo no es un derecho fundamental, ya que la propia Convención Europea de Derechos Humanos de 1950 solo otorga esa consideración a la unión de un hombre y una mujer.

Así, dado que la ley norirlandesa sí que ha articulado una institución como la de uniones civiles (la primera en existir en el Reino Unido) para amparar ciertos derechos a las parejas del mismo sexo, el juez del Alto Tribunal ha considerado que lo demandado por las tres parejas concurrentes se trata de un asunto político y no judicial. Así es como lo expresaba en su denegación:

“No es difícil comprender cómo afecta tan fuertemente el mantenimiento en Irlanda del Norte de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo a los gais y lesbianas que han sufrido discriminación, rechazo y exclusión. Sin embargo, la sentencia que tengo que dictaminar no se basa en la política social, sino en la ley”.

Las parejas afectadas han declarado sentirse “desoladas” por la resolución del Alto Tribunal, y han conminado a sus conciudadanos a que presionen a sus representantes políticos para que el matrimonio igualitario sea aprobado finalmente por la Asamblea de Irlanda del Norte. Un camino, el legislativo, que está plagado de escollos.

Una vía legislativa obstaculizada por el empecinamiento del Partido Unionista

Por cinco veces consecutivas, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. Aunque en la última votación, sin embargo, los partidarios del matrimonio igualitario lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el Partido Unionista Democrático (de tradición protestante y partidario de permanencia en el Reino Unido), entonces y ahora en el poder, hizo uso de la petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático por aquel entonces tenía 37 diputados, bastaron sus votos para hacerla valer.

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías, como es el matrimonio igualitario, fue fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra norirlandesa, Arlene Foster, afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se aprobase la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las últimas elecciones han abierto, sin embargo, nuevas posibilidades. En esta legislatura, el DUP cuenta con 28 diputados, con lo que ha perdido la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial. Veremos si es posible que la vía legislativa prospere, e Irlanda del Norte deje de ser el único territorio del Reino Unido sin igualdad para las parejas del mismo sexo.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, acude al Orgullo de Belfast para apoyar el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Miércoles, 9 de agosto de 2017

leo_varadkarEl primer ministro irlandés, Leo Varadkar (centro) en la celebración del Orgullo de Dubín

Como ya anunciábamos hace unos días, el primer ministro irlandés, el abiertamente gay Leo Varadkar, ha asistido a la celebración del Orgullo de Belfast, la capital de Irlanda del Norte. El propósito de Varadkar ha sido el de apoyar la lucha de los ciudadanos LGTB norirlandeses por la legalización del matrimonio igualitario, dado que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido donde no está permitido, debido al empecinamiento del Partido Unionista Democrático (DUP). Tras su proclamación como responsable de gobierno, Varadkar mantuvo una reunión con la primera ministra del territorio británico, Arlene Foster, en la que instó a la mandataria a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, y a que dejase de utilizar los recovecos de la especial legislación norirlandesa para impedir la igualdad de los ciudadanos LGTB.

Leo Varadkar se ha convertido, desde el pasado 14 de julio, en el primer ministro de la República de Irlanda, y en el cuarto abiertamente gay de la historia europea (y mundial). Su salida pública del armario se produjo, precisamente, en la campaña del referéndum sobre el matrimonio igualitario en Irlanda, en la que Varadkar tuvo un papel reseñable, y que finalmente se saldó con un resultado favorable a la igualdad matrimonial.

Sin embargo, en el norte de la isla el cariz de la situación es muy distinto. Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido —del que no forman parte las posesiones y dependencias británicas— en no reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, tras su aprobación en Inglaterra, Gales y Escocia. Por ello, Leo Varadkar ha querido acudir a la celebración del Orgullo de Belfast, la capital de Irlanda del Norte, “en un gesto de solidaridad”. Desde el DUP no puso objeción alguna a su participación, aunque algunos componentes del grupo Presbiterianos Libres sí expresaron su protesta en las calles.

Ante la multitud reunida en manifestación, Varadkar afirmó que con su visita no pretendía “crear un conflicto”, sino “expresar mi apoyo y el apoyo de mi gobierno a la igualdad ante la ley y la libertad individual para todos los ciudadanos dondequiera que residan”. El primer ministro añadió también que “las diferencias nos hacen más fuertes y eso es algo en lo que creo, y algo que creo que puede marcar a Irlanda del Norte en el futuro. Comprendo que esto es un asunto de la Asamblea de Irlanda del Norte, pero necesitamos que se ponga en marcha”. Finalmente, el mandatario irlandés aseguraba que la aprobación del matrimonio igualitario será solo “cuestión de tiempo”.

Antes de su visita a Belfast, el primer ministro se había reunido en Dublín con la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, a quien, según sus palabras, “expresé mi muy firme opinión de que se debería permitir el matrimonio igualitario”. Varadkar instó a la mandataria norirlandesa a que no utilizase los mecanismos de bloqueo creados durante los acuerdos de paz para impedir su aprobación, mientras aseguraba que “seguiría planteando” el asunto en todo momento.

El empecinamiento del DUP en contra de los derechos LGTB

Por cinco veces consecutivas, la Asamblea de Irlanda del Norte ha rechazado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. En la última votación, sin embargo, los partidarios del matrimonio igualitario lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el Partido Unionista Democrático (de tradición protestante y partidario de permanencia en el Reino Unido), entonces y ahora en el poder, hizo uso de la petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático por aquel entonces tenía 37 diputados, bastaron sus votos para hacerla valer.

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías, como es el matrimonio igualitario, fue fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se aprobase la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las últimas elecciones han abierto, sin embargo, nuevas posibilidades. En esta legislatura, el DUP cuenta con 28 diputados, con lo que ha perdido la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial.

La vía judicial

Paralelamente al frente parlamentario, la otra posible vía hacia la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

El primer ministro irlandés participará en el Orgullo de Irlanda del Norte en apoyo al matrimonio igualitario

Viernes, 4 de agosto de 2017

leo_varadkarEl primer ministro irlandés, Leo Varadkar (centro) en la celebración del Orgullo de Dubín

Varadkar, el primer jefe de Gobierno de este país que se ha declarado abiertamente homosexual, ha expresado públicamente su apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte, donde, a diferencia del resto del Reino Unido, no está legalizado. 

El primer ministro irlandés, el democristiano Leo Varadkar, confirmó que asistirá el sábado a un evento del festival Belfast Gay Pride, en su primera visita a Irlanda del Norte desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Dublín el pasado junio.

La República de Irlanda se convirtió en el primer país del mundo que votó a favor de la legalización de este tipo de uniones en un referéndum convocado en 2015 por el anterior primer ministro y correligionario de Varadkar en el partido democristiano Fine Gael, Enda Kenny.

El nuevo líder, de 38 años, explicó hoy que no podrá participar en el colorido y festivo desfile del Belfast Pride por las calles de la capital norirlandesa, pero indicó que sí lo hará en un “acto de desayuno Pride” el sábado por la mañana.

Con este gesto, dijo, “quiero expresar mi apoyo a la igualdad ante la ley de los católicos, protestantes, gente no religiosa, hombres, mujeres, gais y heterosexuales”.

El “taoiseach” (primer ministro irlandés) recalcó que no cederá terreno ante nadie respecto a esta cuestión de derechos humanos, una advertencia dirigida al ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP), principal representante de la comunidad protestante norirlandesa y socio del Gobierno británico en Londres.

 El DUP se opone a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, un asunto, entre otros, que le mantiene enfrentado al nacionalista Sinn Féin -mayoritario entre los católicos- e impide que ambos acuerden la restauración del Ejecutivo autónomo de Belfast, suspendido desde el pasado enero.

Tras asumir el poder en junio, Varadkar se reunió con la líder del DUP, Arlene Foster, y, aunque lamentó que sus puntos de vista sobre el matrimonio igualitario son diferentes, aseguró que su legalización en Irlanda del Norte “es cuestión de tiempo”.

Como principal partido y gracias al complejo reparto de poder del sistema norirlandés, el DUP ha usado un mecanismo de veto para tumbar en la Asamblea de Belfast cada propuesta encaminada a legalizar este tipo de uniones, a pesar de que estas han contado con el apoyo de la mayoría de la cámara.

Tras perder su posición de privilegio con veto en las elecciones autonómicas del pasado marzo, la formación unionista podría ahora mantener su rechazo recabando apoyos de otros parlamentarios conservadores en próximas votaciones.

No obstante, el Ejecutivo británico podría suspender indefinidamente la autonomía, si DUP y Sinn Féin no logran un acuerdo de gobernabilidad después del verano, motivo por el que este asunto podría decidirse directamente desde Londres.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTB , , , , , ,

Los unionistas contrarios al matrimonio igualitario pierden su capacidad de veto en Irlanda del Norte

Martes, 7 de marzo de 2017

north_ireland-1Nueva esperanza para el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte, el único país constituyente del Reino Unido que aún no lo reconoce. En las elecciones celebradas el pasado jueves, el Partido Unionista Democrático (DUP) ha perdido su capacidad de bloquear la medida al caer por debajo de los 30 escaños. El panorama se vuelve más alentador después de cinco votaciones fallidas en la Asamblea de Stormont.

El DUP, formación unionista y fuertemente conservadora, ha sido el más castigado en las elecciones a la Asamblea de Irlanda del Norte del jueves pasado y casi pierde la primera posición frente al nacionalista Sinn Féin. La votación anticipada ha resultado en el primer Parlamento sin mayoría unionista desde la instauración de la autonomía en 1998. La ley establece que los diputados norirlandeses deben declarar su afiliación unionista, nacionalista (irlandesa) o neutral al asumir el cargo, y que los principales partidos deben estar representados en el Gobierno. Desde 2007, han compartido el poder un primer ministro del DUP y un vice primer ministro del Sinn Féin.

Esta particular situación política es una de las causas por las que Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente. Y lo es después de que su Asamblea haya votado y rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, que tuvo lugar en noviembre de 2015, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el DUP de la primera ministra Arlene Foster invocó el procedimiento agravado conocido como petition of concern para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La petition of concern fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. Las propuestas que se tramiten por este método deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La petition of concern debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, una marca que el DUP hasta ahora siempre había superado por sí solo.

De hecho, la utilización de la petition of concern para un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario ha sido fuertemente criticada. Sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como, en menor medida, de la protestante. El empecinamiento del DUP liderado por Foster en boicotear la equiparación de derechos ha sido hasta ahora el principal escollo para sacarla adelante. La primera ministra afirmaba hace unos meses que usaría la petition of concern todas las veces que fuera necesario para impedir que se apruebe la igualdad matrimonial. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba.

Las elecciones, convocadas anticipadamente tras la dimisión del vice primer ministro Martin McGuinness (Sinn Féin), han abierto sin embargo nuevas posibilidades. En la próxima legislatura, el DUP contará con 28 diputados, con lo que perderá la capacidad de exigir en solitario la petition of concern. Ni siquiera sumando al único diputado de la conservadora Voz Unionista Tradicional (TUV) alcanzan la cifra necesaria de 30 diputados. La puerta se abre, por tanto, a una nueva votación en la que el fin del matrimonio excluyente se apruebe por mayoría absoluta. Una meta que parece accesible, ya que bastaría la suma de los diputados nacionalistas y los no afiliados, favorables a la igualdad matrimonial.

La vía judicial

Paralelamente al frente parlamentario, la otra posible vía hacia la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La primera ministra de Irlanda del Norte amenaza con seguir bloqueando el matrimonio igualitario “tanto como pueda”

Jueves, 3 de noviembre de 2016

arlene-foster-irlanda-del-norte-300x180La primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, ha afirmado que seguirá bloqueando el matrimonio igualitario tantas veces como pueda hacerlo. Además de oponerse personalmente a variar la definición del matrimonio, la mandataria afirma verse impulsada a seguir la vía del bloqueo a los derechos civiles de los norirlandeses por su disgusto ante las críticas que recibe en las redes sociales. Una actitud que ha sido calificada por la líder del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte, Naomi Long, de “infantil” e “hipócrita”.

Irlanda del Norte es el único territorio del Reino Unido en el que las parejas del mismo sexo no pueden contraer legalmente matrimonio. Y lo es con empecinamiento, pues su Asamblea ha rechazado la aprobación del matrimonio igualitario cinco veces consecutivas. En la última votación, sin embargo, los partidarios de la igualdad para las personas LGTB lograron ser por primera vez mayoritarios, pero el ultraconservador Partido Unionista Democrático, ahora en el poder, hizo uso de la “petition of concern” para lograr que la proposición de ley fuera finalmente rechazada.

La “petition of concern” fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores, el nacionalista irlandés y el unionista. En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La “petition of concern” debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que, dado que el Partido Unionista Democrático tiene 37 diputados, bastan sus votos para hacerla valer.

La utilización de la “petition of concern” para un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario ha sido fuertemente criticada, sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como de la protestante, aunque en esta última el sostén, aun siendo también mayoritario, es significativamente menor.

Pero la primera ministra y líder del Partido Unionista Democrático, Arlene Foster, ha afirmado que usará la “petition of concern” todas las veces que sean necesarias para impedir que se apruebe el matrimonio igualitario durante su mandato. “¿Por qué íbamos a renunciar a esa herramienta cuando nos sentimos tan fuertemente implicados en cuanto a la definición del matrimonio?”, se preguntaba la mandataria, a lo que añadía que “no tengo problemas con que la gente defienda su sexualidad, pero sí que se convierte en un problema cuando la gente trata de redefinir el matrimonio”. Por ello, Foster opina que la “’petition of concern’ está ahí para usarla, y la vamos a utilizar tanto como podamos. Si los demás quieren debatir sobre su completa desaparición, estaremos en ese debate”.

Sin embargo, lo que ha resultado chocante ha sido la razón que ha dado para ese empecinamiento. Al parecer, algunos activistas LGTB protestan con acritud, a través de las redes sociales, por la vulneración de los derechos civiles de los ciudadanos norirlandeses que supone la desigualdad ante el matrimonio por razón de orientación sexual. Esa actitud acre es considerada “insultante” por la primera ministra, que ha advertido que “no van a influirme dirigiéndome esos insultos. De hecho, van a conseguir que haga justo lo contrario, la gente tiene que recapacitar sobre eso”.

Reacción de la oposición

naomi-long-irlanda-del-norte-300x300Para Naomi Long, líder del Partido de la Alianza de Irlanda del Norte (también unionista pero de carácter liberal y conciliador), la primera ministra está culpando a los “trolls de internet” de sus propias decisiones respecto al matrimonio igualitario. Long estima que la actitud de Arlene Foster “no solo es infantil e impropia del alto cargo que ocupa, sino que además es hipócrita, porque su partido, en cada oportunidad, ha tratado de bloquear cualquier progreso para la comunidad LGTB en Irlanda del Norte”. La líder del Partido de la Alianza cree que el Partido Unionista “abusa de la ‘petition of concern’ para revertir lo que sería una mayoría democrática. Por supuesto, si no están de acuerdo con el matrimonio igualitario pueden votar en contra. Pero yo desearía una democracia más madura, en la que viéramos una limitación del uso, sino la completa desaparición, de la ‘petition of concern’ como mecanismo. Así nos basaríamos en un sencillo principio democrático”.

sean-lynch-irlanda-del-norte-300x203Por su parte, Séan Lynch, diputado del nacionalista Sinn Féin en la presente legislatura, declaraba que “ante todo se trata de una cuestión de igualdad y el Sin Féin se compromete a que el matrimonio igualitario se extienda por toda la isla”. Lynch denunciaba que el pasado 27 de octubre su partido había presentado al Gobierno un nuevo proyecto de reforma de la Ley de Matrimonio, que había sido bloqueado otra vez por el Partido Unionista Democrático.

Por ello, con el frente parlamentario aparentemente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada en enero de 2015 ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.