Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > El Partido Unionista Democrático veta el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

El Partido Unionista Democrático veta el matrimonio igualitario en Irlanda del Norte

Lunes, 9 de noviembre de 2015

300px-StormontGeneralPor quinta vez consecutiva, el matrimonio igualitario ha sido rechazado por la Asamblea de Irlanda del Norte, el único territorio del Reino Unido en el que no es legal. Sin embargo, en esta ocasión los representantes de la Asamblea sí que votaron mayoritariamente a favor de instar al gobierno a legislar el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero el Partido Unionista Democrático utilizó la cláusula que exige que la votación alcance un alto porcentaje en cada uno de los dos bloques, unionista y nacionalista irlandés, para ser considerada favorable.

La diferencia entre esta votación y las cuatro anteriores es que, por primera vez, la propuesta de que el gobierno norirlandés legisle el matrimonio igualitario ha sido respaldada por la mayoría de los votantes de la Asamblea. Aunque, ciertamente, esa mayoría ha sido exigua, pues tan solo ha habido un voto de diferencia: 53 representantes han votado a favor y 52 lo han hecho en contra. Han respaldado la propuesta todos los representantes del Sinn Féin y el Partido Socialdemócrata y Laborista (ambos partidarios de la anexión con Irlanda y de tradición católica), a los que se han unido 4 representantes unionistas independientes. En contra han votado todos los diputados del Partido Unionista Democrático y el resto de unionistas (a favor de la permanencia en el Reino Unido y de tradición protestante).

Tras la victoria de los partidarios de la igualdad LGTB, los miembros del gobernante Partido Unionista Democrático han hecho valer la “petition of concern”, una cláusula que exige que las propuestas obtengan una mayoría mucho más amplia, y por parte de ambos bandos (unionista y nacionalista). En concreto, las proposiciones deben alcanzar un 60 % de los votos de toda la Asamblea, y al menos un 40 % en cada uno de los bandos. La “petition of concern” debe ser solicitada por un mínimo de 30 representantes, con lo que han bastado las firmas de los 37 diputados del Partido Unionista Democrático para hacerla valer.

La “petition of concern” fue concebida durante los acuerdos de paz de 1988, con la idea de que cualquier legislación sobre determinados temas sensibles obtuviera un respaldo suficiente de los dos sectores. Por ello han arreciado las críticas por su utilización respecto a un asunto de derechos civiles de las minorías como es el matrimonio igualitario, sobre todo si se tiene en cuenta que las encuestas muestran un amplio apoyo al mismo, tanto por parte de la población de tradición católica como de la protestante, aunque en esta última el sostén, aun siendo también mayoritario, es significativamente menor.

De hecho, eegún una encuesta, el 64 % de la ciudadanía de Irlanda del Norte está a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar de que el principal partido político protestante en la provincia continúa bloqueando la legalización de este tipo de uniones.

El sondeo, efectuado por la emisora pública británica BBC y la cadena estatal de la República de Irlanda RTE en toda la isla, indica que un 64 % de norirlandeses dice que se sentiría “bastante o muy cómodo” si un pariente cercano se casara con alguien del mismo sexo.

En la República de Irlanda, donde el matrimonio igualitario ya ha sido legalizado tras haber sido apoyado por mayoría en un referéndum celebrado el pasado mayo, esa misma cuestión recibió el apoyo del 67 % de los encuestados.

Los resultados de este estudio cuestionan la posición del mayoritario y ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP), que bloqueó esta semana una propuesta presentada por los principales partidos católicos nacionalistas en la Asamblea autónoma norirlandesa.

La encuesta de la BBC y RTE, efectuada entre 1.029 adultos en la República de Irlanda y 1.012 en Irlanda del Norte, también reveló que solo un 23 % de los encuestados en la provincia británica dice que se sentiría “bastante o muy incómodo” si un pariente cercano se casara con alguien del mismo sexo, frente al 21 % registrado en la jurisdicción vecina.

La ley que autoriza los matrimonios entre parejas del mismo sexo entró en vigor en 2014 en Inglaterra, Gales y Escocia, mientras que la Asamblea norirlandesa aún no ha legislado al respecto. En consecuencia, la provincia autónoma se rige desde 2005 por la ley de uniones civiles del Reino Unido, que permite los enlaces entre personas del mismo sexo, pero no las califica de “matrimonios”, por lo que carecen de algunos derechos, como poder adoptar.

Denuncias de abuso en el derecho a veto

John O’Doherty, director de programas de The Rainbow Project, expresaba su desacuerdo con la actitud de los unionistas: Es cierto que el Partido Unionista Democrático ha abusado de la ‘petition of concern’ para bloquear esta votación y está haciendo caso omiso de la voluntad de la Asamblea y del pueblo de Irlanda del Norte, pero no vamos a permitir que eso mengüe nuestra alegría… nuestra campaña continúa y no concluirá hasta que el matrimonio igualitario sea una realidad en Irlanda del Norte”.

Por su parte, Patrick Corrigan, director de programas de Amnistía Internacional en Irlanda del Norte, declaraba que “el abuso de la ‘petition of concern’ para restringir en lugar de defender los derechos de un grupo minoritario significa que la Asamblea ha fallado de nuevo en cuanto a mantener el nivel de legislación sobre igualdad de otras partes del Reino Unido e Irlanda. La batalla por la igualdad en Irlanda del Norte ahora se trasladará a los tribunales, donde las parejas del mismo sexo han sido forzadas a acudir para asegurar sus derechos como ciudadanos de este país”.

Efectivamente, con el frente parlamentario nuevamente cerrado a cualquier iniciativa favorable al matrimonio igualitario, parece que el único camino para que prospere la igualdad LGTB en Irlanda del Norte es la judicial. La primera demanda de este tipo, largamente esperada, fue presentada el pasado 13 de enero ante el Alto Tribunal de Belfast por una pareja formada por dos hombres, que contrajo matrimonio en Inglaterra el pasado 2014, una vez que entró en vigor la ley que lo permitía. Sin embargo, al cambiar su residencia a Irlanda del Norte, su estado civil no fue reconocido por la administración de este territorio. El Alto Tribunal de Belfast tendrá que dictaminar si, como arguyen los demandantes, el Reino Unido es un único Estado unitario con poderes administrativos delegados en las regiones, pero no una república federal, como es el caso de los Estados Unidos. Según este criterio, no es posible que una pareja esté considerada como casada en un territorio del Reino Unido y en otro no.

En todo caso, Irlanda del Norte sigue siendo el único territorio del Reino Unido sin matrimonio igualitario, tras la aprobación de las leyes de Inglaterra y Gales y posteriormente Escocia. Una situación que es aún más paradójica desde el resultado ampliamente favorable al matrimonio entre personas del mismo sexo del  referéndum que se celebró el pasado mes de mayo en la vecina República de Irlanda.

Fuente Dosmanzanas y Cáscara amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.