Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea’

La mitad de los médicos europeos creen que ser gay es una enfermedad

Miércoles, 30 de marzo de 2016

26well-gaydoctor-tmagArticleAgencia-de-Derechos-Fundamentales-de-la-UE-FRA-300x169Preocupante informe el que ha elaborado la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, según el cual numerosos profesionales sanitarios de los países miembros, especialmente de países como Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, Italia, Letonia, Polonia, o Rumanía, siguen considerando la homosexualidad una enfermedad y la transexualidad un trastorno mental. En el caso rumano, de hecho, la proporción alcanza el 50% de los entrevistados. Actitudes “erróneas y desfasadas” que este organismo considera ponen en peligro derechos fundamentales del colectivo LGTB.

Un estudio realizado por la Agencia europea de los derechos fundamentales (FRA) ha concluído tras una encuesta realizada a profesionales de la medicina en los 19 estados miembros de la Unión Europea que aproximadamente el 50% de los doctores en Europa aun creen que ser gay es una enfermedad, si bien es cierto que los resultados difieren bastante de unos países a otros, por ejemplo el informe detalla que en países como Bulgaria, Hungría, Italia, Letonia, Polonia, Rumanía y Eslovaquia, los médicos aun hablan de “tratar” la homosexualidad. Igualmente importante es que la mayoría de esos profesionales no conocen la problemática específica de la comunidad LGBTI.

Este informe complementa la encuesta que en 2013 la FRA hizo a 93.000 personas en los 28 países de la Unión Europea, la mayor sobre la materia realizada hasta esa fecha, y que de forma global encontró que un 47% de las personas LGTB del continente se sintieron discriminadas o acosadas durante el año precedente a la realización de la encuesta. Las cifras se disparaban cuando de recordar sus experiencias durante el periodo escolar se trataba (puedes consultar más datos en la entrada que por entonces le dedicamos). En esta ocasión, lo que la FRA ha hecho es sondear las opiniones de los funcionarios públicos, personal sanitario, profesores y agentes de policía, los grupos profesionales mejor situados para aplicar sobre el terreno las políticas en materia de derechos LGTBdetectar tanto los obstáculos como los factores impulsores de la aplicación de políticas de protección y defensa de los derechos de las personas LGTB. En concreto, se ha entrevistado a más de 1.000 profesionales de 19 países.

Y el panorama que ha encontrado es preocupante. Muchos de estos profesionales siguen teniendo una visión negativa respecto a las personas LGTB, lo que en para la FRA obstaculiza claramente los esfuerzos por frenar la discriminación y contrarrestar los delitos motivados por los prejuicios. Otro aspecto muy a tener en cuenta es que las personas encuestadas también indicaron que la falta de información y de formación profesional respecto a las necesidades del colectivo LGTB les impide contribuir a contrarrestar la discriminación a la que se enfrenta. En palabras del director de la FRA, Michael O’Flaherty, “los resultados apuntan a que la Unión Europea y los estados miembros subestiman la necesidad de capacitar a los funcionarios públicos para actuar de acuerdo con la obligación de proporcionar un servicio de alta calidad y de ayudar a poner fin al sufrimiento que experimentan muchas personas del colectivo LGBT”.

Entre las principales conclusiones que la propia FRA extrae del informe, según el comunicado en el que lo ha dado a conocer, se encuentran:

  • Parte de la sociedad mantiene actitudes hostiles respecto al colectivo LGBT y algunos profesionales siguen albergando prejuicios tales como la creencia de que la homosexualidad es una enfermedad que puede transmitirse. Por tanto, es necesario realizar campañas de sensibilización más positivas a escala nacional y de la UE, como las que figuran en la lista de acciones de la UE con el fin de mejorar el respeto a las personas del colectivo LGBT y sus derechos.
  • Todos los grupos profesionales presentan bajos niveles de sensibilización y de conocimiento en relación a las necesidades del colectivo LGBT. Esto subraya la importancia de la formación profesional, y de que la sociedad civil se organice en asociaciones y coopere a fin de contrarrestar los prejuicios, especialmente en relación con las personas transexuales en el campo de la atención sanitaria, y para garantizar el mismo nivel de servicios del que disfruta la mayoría de la población.
  • La falta de información objetiva, especialmente en los centros de enseñanza, puede dar lugar a acoso y prejuicios en una etapa vital posterior, así como obligar a los jóvenes LGBT a ocultar su orientación sexual o su identidad de género. Los Estados miembros deberían cooperar con las autoridades encargadas de la educación y los centros de enseñanza a fin de diseñar campañas destinadas a ayudar a que los colegios sean lugares más seguros y acogedores para con las personas LGBT.
  • A menudo los delitos motivados por prejuicios contra las personas LGBT no se reconocen, no se denuncian y no se registran. Los Estados miembros deberán redoblar esfuerzos con el fin de garantizar la correcta aplicación de las leyes que protegen contra los delitos motivados por prejuicios y deberán incrementar esfuerzos con el fin de mejorar la denuncia de delitos motivados por prejuicios que deberían registrarse.

Un capítulo que ha llamado especialmente la atención, quizá por lo inesperado, es el referente al colectivo sanitario. “Los resultados revelan que algunos médicos siguen considerando erróneamente que la homosexualidad constituye una enfermedad”, ha destacado Michael O’Flaherty. Algo que destaca especialmente en los casos de Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, Italia, Letonia, Polonia y Rumanía. En este último caso,  Rumanía, es donde se obtiene uno de los resultados más homófobos e incluso un enfermero se refiere a la homosexualidad como una plaga generada como resultado de hechos infelices sucedidos durante la infancia que necesitan manifestarse de otra forma(sic).la proporción de profesionales entrevistados que siguen considerando la homosexualidad una enfermedad alcanza el 50%.  Incluso sin llegar a este grado de prejuicio, resulta llamativo el peso del estereotipo y la falta de conocimiento de la realidad LGTB. En este sentido, nos ha llamado la atención el comentario de un ginecólogo lituano, según el cual hay que ser más cuidadoso cuando se atiende a personas homosexuales porque, por ejemplo, “se desmayan más fácilmente” al extraerles sangre…

El director de la FRA señala con los resultados en la mano la importancia del trabajo que debe realizarse en educación y entrenamiento profesional para contrarrestar la discriminación

El colectivo LGBT tiene el mismo derecho a la educación, sanidad y a ser tratados como iguales. Ellos también tienen derecho a vivir su vida con dignidad y sin miedo ni discriminación. El estudio revela cómo algunos doctores aun creen erróneamente que la homosexualidad e una enfermedad. Ellos subestiman la necesidad de Europa y sus estados miembros de empoderar oficialmente al colectivo gay y suministrarle servicios de calidad, ayudándoles y evitando el sufrimiento

Una consecuencia directa de las creencias de cierto sector médico es que muchos ataques homófobos contra el colectivo LGBT a menudo no son reportados ni añadidos a las estadísticas de forma adecuada, tanto por los sanitarios como por la policía.

Os invitamos a conocer en su integridad el informe, titulado Professionally speaking: challenges to achieving equality for LGBT people (tiene 100 páginas y está cargado de información de gran interés, no solo en el ámbito sanitario, también en el educativo o en el policial). Puedes descargarlo pinchando aquí.

Fuente PinkNews, vía AmbienteG/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La UE analiza la protección LGTBI y las medidas para su desarrollo comunitario

Sábado, 19 de diciembre de 2015

27773_europarlamento-bandera-lgtbLa Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea ha actualizado su informe sobre protección de las personas gais, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales en el entorno comunitario y aporta las nuevas vías de desarrollo legal que hay que emprender para igualar sus derechos a los de la población heterosexual y cisgénero.

El pasado lunes, la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea ha presentado la atualización de su informe ‘Protection against discrimination on grounds of sexual orientation, gender identity and sex characteristics in the European Union: Comparative legal analysis’ en el que hace un examen comparativo del desarrollo de los estados miembros en materia LGTBI en los últimos 5 años.

Entre otras conclusiones, el análisis evidencia la inexistencia de una legislación que proteja la discriminación contra el colectivo LGTBI fuera del entorno laboral en 15 de los estados miembros, y propone específicamente la puesta en marcha de políticas antidiscriminación en el entorno educativo y en el acceso a los bienes y servicios, una normativa que actualmente se encuentra paralizada en el Consejo.

De la misma manera, el informe destaca la necesidad de abordar los crímenes y discursos de odio contra el colectivo mediante la ampliación de la lista de actos punibles con la inclusión de la orientación sexual y la identidad de género, ya que actualmente la UE sólo prevé sanciones para las prácticas racistas y xenófobas.

32900_protection-against-discrimination-on-grounds-of-sexual-orientation-gender-identity-and-sex-characteristics-in-the-european-union-comparative-legal-analysisEl documento también señala que la ausencia de una definición clara de ”familia” en la legislación de la UE obstaculiza la libertad de circulación en la UE para las familias LGBTI, y subraya que este obstáculo puede ser solventado garantizando el reconocimiento mutuo de los documentos civiles de los diferentes estados.

Por primera vez, el informe también aborda la situación de las personas intersexuales, haciendo hincapié en que los Estados miembros tienen que revisar sus leyes y prácticas, en particular para garantizar el respeto a la integridad física y psicológica de las personas intersexuales.

El documento también incluye los criterios del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la evaluación de las solicitudes de asilo por orientación sexual y/o identidad de género, entre las que se encuentran la improcedencia de llevar a cabo interrogatorios sobre prácticas sexuales, solicitar la demostración de la condición LGTB, hacer pruebas orientadas a conocerlo o solicitar documentos de cualquier tipo que lo acrediten, como grabaciones de vídeo o fotografías.

¿Qué políticas son necesarias?

La Comisión Europea ha detallado en una hoja de ruta las acciones que han de llevarse a cabo para fomentar la igualdad LGBTI en los próximos 4 años:

  • Mejorar los derechos y la garantía de protección jurídica de las personas LGBTI y sus familias en las áreas donde todavía no se contemplan.
  • Realizar una continua supervisión y aplicación de los derechos existentes de las personas LGBTI y sus familias bajo la legislación de la UE.
  • Concienciar a la ciudadnía sobre la importancia del apoyo a la diversidad y la lucha contra la discriminación
  • Dar apoyo a los agentes clave responsables de la promoción y avance de los derechos igualitarios LGTBI en la UE
  • Recopilar datos e iniciar investigaciones sobre las necesidades de la población LGTBI en la UE.
  • Abordar las cuestiones LGTBI para la ampliación de sus derechos en países vecinos a la UE y otros.

Tras la presentación del informe, la Co-Presidenta del Intergrupo LGBTI del Europarlamento Ulrike Lunacek ha expresado:

“El documento señala claramente que uniendo nuestros esfuerzos podemos conseguir un cambio positivo para las personas LGBTI en Europa. La lista de medidas de la Comisión para el avance de los derechos LGTBI es un buen comienzo, en adición a la hoja de ruta del Parlamento Europeo para eliminar la homofobia. No obstante, queda mucho todavía para llegar a la igualdad real.”

Por lgbt-ep.eu / Redacción chueca

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , ,

Segunda agresión de carácter homófobo denunciada en Cantabria en pocas semanas

Jueves, 22 de octubre de 2015

agresión-homófoba-Torrelavega-238x300Dos estudiantes universitarios de Madrid han denunciado haber sido víctimas de una agresión de carácter homófobo en Torrelavega (Cantabria). Ocurrió en la madrugada del domingo, cuando la pareja caminaba por la calle tras dar por terminada una noche de fiesta. Otro joven les increpó al grito de “mariquitas” y propinó un puñetazo a uno de ellos. El otro chico, que salió en defensa del primero, también fue agredido, así como una amiga de la pareja. 

Según detalla El Diario Montañés, la agresión se produjo sobre las cinco de la madrugada del domingo, cuando los agredidos iban caminando por la calle Augusto González Linares de Torrelavega hacia un aparcamiento en el que las amigas con las que habían salido esa noche habían dejado estacionado su coche. Los dos chicos, estudiantes universitarios de 21 años, habían viajado a Cantabria para pasar el fin de semana. Al cruzarse con un chico y una chica, al parecer pareja, escucharon “¡mariquitas!”. Ellos replicaron con un “¿Qué estás diciendo?” ante lo cual el agresor dio un puñetazo en la cara a uno de los muchachos, al que derribó. El otro salió en su defensa, pero al tratar de apartar al agresor sufrió un mordisco en su mano izquierda (ver fotografía difundida por los denunciantes).

Según continúa narrando el diario cántabro, la chica intentó separar a su novio, e incluso pidió a los dos agredidos que “no lo provocaran”. Las dos parejas finalmente se separan en direcciones opuestas, pero el agresor siguió increpando a los dos agredidos al grito de “¡ven aquí, mariquita!” cuando estos miraron hacia atrás. Siempre según El Diario Montañés, el agresor era un hombre joven, de entre 18 y 25 años, de origen latinoamericano, piel oscura, pelo corto, delgado y una estatura aproximada de 1,65 metros.

La sorpresa llegó en el aparcamiento, cuando agresor y agredidos volvieron a coincidir, aunque el primero no se dan cuenta. Los dos muchachos, asustados, se escondieron detrás de un coche, desde donde pudieron anotar la matrícula del coche que utilizó el agresor. Posteriormente acudieron al Hospital de Sierrallana, y ya con los partes de lesiones a la Comisaría de Torrelavega a presentar sendas denuncias.

Los chicos, uno de los cuales tiene su residencia en Torrelavega pese a estudiar en Madrid (el otro sí reside en la capital) están ya en contacto con los colectivos Arcópoli (Madrid) y Alega (Cantabria), según han hecho público en un comunicado conjunto, para el acompañamiento de la denuncia y el proceso judicial. Los dos jóvenes, por cierto, se lamentan también de no haber recibido ninguna ayuda de varias personas que a esas horas salían de los últimos bares abiertos y que presenciaron los sucedido.

“Parece ser que tristemente la tendencia respecto al aumento de los delitos de odio que existen en otras comunidades autónomas ha llegado también a Cantabria. En pocas semanas contamos con dos casos de agresiones homófobas. Animamos a las víctimas a que denuncien y se haga visible para poder actuar en consecuencia. En las próximas semanas vamos a convocar una mesa de trabajo donde esté representado el Gobierno regional, Físcalía y Delegación del Gobierno como representante de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Debemos trabajar de manera coordinada y efectiva para que hechos como este y otros que pudieran llegar no queden impunes”, ha expresado al respecto Javier Igareda, de Alega.

Segunda agresión que trasciende en pocas semanas

En efecto, no ha pasado ni mes y medio desde que trascendiera otra agresión en Cuchía (ocurrida en realidad en junio), no lejos de Torrelavega, también en Cantabria. En aquella ocasión fue un matrimonio de chicas la que resultó agredida por un joven que se encontraba de vacaciones en el lugar. Una de las agredidas sufrió lesiones en un ojo.

Cuando en abril recogíamos las estadísticas de delitos de odio denunciados en 2014, Cantabria era precisamente una de las provincias en la que no constaba ninguno (junto a Álava, Burgos, Cáceres, Córdoba, Guadalajara, Huelva, Jaén, La Rioja, Lugo, Ourense, Palencia, Salamanca, Soria y Teruel). Ya sabemos que no será así en 2015. Ya entonces advertíamos de que este dato podía transmitir una imagen equivocada. Por un lado, bien puede ser que en estas provincias –al menos en algunas– haya existido una deficiencia en el reconocimiento de los incidentes. Por otra parte, y según datos de la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales) más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia (entre el 60 y el 90%, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La acumulación de agresiones coloca a la LGTBfobia en la agenda político-mediática. ¿Preocupación real o lavado de cara?

Sábado, 29 de agosto de 2015

927873-No_a_la_homofobia_Version2Una interesante reflexión que hemos leído en Dosmanzanas:

Las últimas agresiones por LGTBfobia ocurridas en Madrid y Almería parecen haber despertado por fin las alarmas de políticos y medios de comunicación generalistas. Mientras en comunidades cuyos gobiernos se han negado durante años a legislar en favor de los derechos LGTB, como es el caso de la Comunidad de Madrid, se prometen al fin avances, este jueves hemos visto a un gran diario de tirada nacional, El Mundo, llevar el tema a su portada. Habrá que ver si estamos en serio ante un tiempo nuevo o se trata, como tantas otras veces en España, de reacciones cortoplacistas y de escaso calado real.

Hace tiempo que tanto activistas como medios específicamente LGTB venimos alertando del incremento de incidentes violentos motivados por el odio a la orientación sexual o a la identidad y/o expresión de género de las víctimas. Es cierto que, al menos en una parte, esta apreciación podría estar sesgada por la mayor predisposición a denunciar agresiones que antes se mantenían en secreto, así como por la mayor facilidad, gracias a las redes sociales, para que la información difunda rápidamente sin la necesidad de un “control previo” por parte de los medios tradicionales. Pero hay hechos incuestionables: según datos del propio Ministerio del Interior (los referidos al año 2014 fueron hechos públicos en abril) la mayor parte de los delitos de odio que se cometen en España lo son por LGTBfobia (513, un 39,9% del total). Y las denuncias fueron en 2014 más numerosas que en 2013. Y como la FELGTB ha recordado en varias ocasiones, según sus datos más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia (entre el 60 y el 90%, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea).

La mayoría de las víctimas de delitos por LGTBfobia que se denunciaron en 2014 fueron mujeres (401 víctimas, frente a 157 hombres). En cambio la inmensa mayoría de los agresores fueron hombres (264, frente a solo 9 mujeres). De hecho, de las seis tipologías de delitos de odio reconocidas, es en los delitos por orientación sexual e identidad de género donde esta diferencia entre los dos sexos es más pronunciada. Resulta obvio que, aunque existan características propias, la violencia machista y la violencia LGTBfoba beben de las mismas fuentes.

Pese a lo inquietante de la tendencia, poco se ha hecho verdaderamente hasta ahora para combatir esta lacra. Es cierto que Interior ha desarrollado un primer protocolo de delitos de odio, pero de ahí a que haya una atención verdaderamente eficiente a las víctimas en todo el territorio y por parte de todos los cuerpos policiales dista un largo trecho. Solo dos comunidades autónomas, Cataluña y Extremadura, han aprobado hasta el momento legislaciones contra la discriminación de las personas LGTB dignas de tal nombre, más allá de declaraciones formales. Pensar en una legislación a nivel estatal y con un enfoque integral es política-ficción, al menos hasta que no cambie la composición de las Cortes Generales.

Los últimos episodios, ocurridos en el intervalo de muy pocos días (una brutal paliza a una pareja gay en la Feria de Almería, que acabó con una de las víctimas hospitalizada con la mandíbula y un brazo rotos; el ataque, afortunadamente sin consecuencias físicas tan graves, a otra pareja gay en pleno centro de Madrid; el acoso a un grupo de jóvenes LGTB en un local de Alcalá de Henares y la agresión a una mujer transexual en otro local del barrio de Tetuán, en Madrid), parecen sin embargo haber despertado de repente algunas conciencias dormidas.

Cristina Cifuentes anuncia medidas

218840En dos manzanas recibíamos el martes, por ejemplo, un comunicado del gabinete de prensa de la Comunidad de Madrid, en el que se informaba de la voluntad de la nueva presidenta, Cristina Cifuentes, de que las oficinas de asistencia a las víctimas con las que cuenta la administración autonómica en los juzgados, presten atención integral a las personas LGTB, así como de reunirse con asociaciones del ámbito LGTB y promover la anunciada ley autonómica de protección contra la discriminación y por la igualdad de trato, “que incluirá medidas de protección y prevención de la violencia”.

Todo un cambio en una comunidad en la que el hasta hace poco todopoderoso Partido Popular se había negado a legislar cualquier avance en materia LGTB. Hace solo unos meses el anterior consejero de Transportes, Pablo Cavero, llegó a decir que una inocente campaña contra la LGTBfobia en el Metro de Madrid “no era necesaria” (Cavero es actualmente concejal del PP en el Ayuntamiento). La propia Cristina Cifuentes, que por ejemplo también ha prometido una ley integral de transexualidad, votó en contra de ella en 2010. Y por lo que se refiere a futura ley de igualdad de trato, aún no existe la garantía de que no se tratará de una ley cosmética, desprovista de capítulo sancionador, como la que el PP forzó a aprobar en Galicia.

Por su parte, Concepción Dancausa, la misma delegada del Gobierno en Madrid que hace apenas unas semanas mostró su desagrado porque las banderas arcoíris ondearan en los Ayuntamientos, permitiera una manifestación homófoba de la extrema derecha en plenas celebraciones del Orgullo, o que en 2009, siendo concejala de Asuntos Sociales en el Ayuntamiento de Madrid, se negó a apoyar una sencilla declaración en favor de los derechos de las personas LGTB (solo porque hacía referencia a la necesidad de dar visibilidad a la diversidad afectivo-sexual en el ámbito educativo y se congratulaba por el matrimonio igualitario) pide ahora “tolerancia cero contra las agresiones homófobas”.

Muchos denunciarán la hipocresía de aquellos que cuando disfrutaban de mayoría absolutas ejercían su más absoluto desprecio a los derechos LGTB y cuando la situación política ha cambiado se convierten en “campeones contra la homofobia”. No les faltará razón, pero creemos que incluso así hay que congratularse por los avances. Esperemos que no se queden en una simple limpieza de imagen transitoria y coyuntural.

El Mundo lleva a portada el problema

portada-El-Mundo-homofobia-213x300Si bien los medios digitales se muestran algo más sensibles al problema, nunca hasta ahora las agresiones por LGTBfobia habían merecido demasiada atención más allá de referencias coincidentes con los “días temáticos”, como el 17 de mayo o el 28 de junio. Por eso consideramos positivo que un diario generalista como El Mundo haya llevado este jueves el problema a la portada de su edición principal. Crecen las agresiones homófobas de menores de 20 años es el artículo que, firmado por Alberto Muñoz, recoge de forma seria y ponderada el repunte de la LGTBfobia en menores. De obligada lectura La escuela es un gigantesco armario, una reflexión que en mismo periódico publica Fernando J. López, profesor de Educación Secundaria y autor de la magnífica La edad de la ira. “Resulta fácil culpar a los agresores directos, a esos adolescentes que acosan a un compañero por su orientación sexual. Sin embargo, esa acusación olvida la raíz del conflicto: el inmenso vacío en el que se halla la educación para la igualdad”, escribe López.

El Mundo también editorializa sobre el tema, asegurando que “la educación en la tolerancia y los valores cívicos son sin duda el mejor arma para erradicar el odio”. Este periódico pide también a la administración que se implique “en la lucha contra las agresiones promovidas en el entorno digital” y afirma que “educar en una sociedad menos machista a nuestros jóvenes es vital para reducir delitos de odio como los que se han registrado este verano en Madrid”. ”Por otra parte, ante el aumento de casos de este tipo de violencia en las aulas también sería deseable una mayor implicación de la Fiscalía de Menores, como reclaman las asociaciones. También es preciso reforzar la atención a las víctimas, puesto que tan sólo se denuncian el 25% de las agresiones homófobas”, añade el editorial. No podemos estar más de acuerdo…

Esperemos que este clima de preocupación y denuncia no se diluya en el tiempo y que la terrible acumulación de agresiones sirva, al menos, como catalizador de medidas que puedan tener un efecto real. La actual coyuntura política a nivel municipal y autonómico, y la que puede existir a nivel estatal en unos pocos meses (con al menos una pérdida de la mayoría absoluta del PP) debería favorecerlo.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Nueva agresión homófoba en pleno centro de Madrid

Miércoles, 26 de agosto de 2015

Día-Internacional-contra-la-Homofobia-y-la-TransfobiaEnésima agresión homófoba en Madrid, ocurrida nuevamente en pleno centro de la capital y denunciada por el colectivo Arcópoli. Ocurrió en la madrugada del sábado 22 de agosto, en la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía, cuando dos chicos fueron agredidos por dos matones que se les acercaron y les preguntaron si eran “maricones”.

Según el comunicado difundido por Arcópoli, los dos chicos, de 25 años de edad, caminaban abrazados hacia la Plaza de Cibeles después de tomar algo por el barrio de Chueca, camino ya de vuelta a casa. Fue entonces, a la altura de la confluencia de Alcalá y Gran Vía, cuando se les acercaron los dos agresores, que tras preguntarles en tono despectivo si eran “maricones” e intimidarles, propinaron un puñetazo a uno de los dos jóvenes. Estos, asustados, pidieron auxilio. Fue la implicación de otro viandante la que por fin consiguió ahuyentar a los atacantes, no sin que antes estos intentaran además robar a las víctimas.

“El mismo sábado de madrugada, en cuanto tuvimos constancia de la agresión, Arcópoli atendió a una de las víctimas que acudió a nosotros. Al día siguiente, le animamos a que fuera a denunciar y finalmente la víctima que sufrió la agresión física ha interpuesto hoy, acompañado por voluntarios de Arcópoli, la correspondiente denuncia en la Comisaría de Policía de Madrid específica de los delitos de odio”, señala el comunicado del colectivo madrileño, que muestra su preocupación por el evidente aumento de las agresiones en las inmediaciones de Chueca, “cuando las parejas del mismo sexo siguen visibilizándose de forma espontánea, pero sin estar ya en el barrio”.

Puesto en comunicación a través de las redes sociales con dosmanzanas, uno de los chicos agredidos se felicita de que “por suerte” no les pasara nada grave, más allá del tremendo susto, y nos comunica, en su caso, su intención de denunciar la agresión mañana martes. ”Ni siquiera éramos pareja. Íbamos abrazados como amigos”, nos comenta.

“Desde Arcópoli venimos exigiendo a las administraciones un plan de choque que no se pone en marcha y más herramientas para poder luchar contra la violencia a nuestro colectivo. Necesitamos que se nos empiece a tomar en serio. El incremento de 2014 no ha sido puntual, como demuestran los casos de 2015”, ha señalado por su parte el coordinador de Arcópoli, Yago Blando.

Madrid: la LGTBfobia se hace visible

Hace solo una semana que recogíamos la noticia de otra agresión en Alcalá de Henares. Pocos días antes una mujer transexual era agredida en Madrid, en el barrio de Tetuán. Noticias de agresiones que se suman a las ocurridas en febrero y marzo de 2014 contra sendas parejas de chicos gais en pleno centro de la capital, la terrible paliza sufrida por una pareja gay en septiembre, la agresión verbal ocurrida en el metro en noviembre o la agresión a otros dos chicos en diciembre. Un escenario de violencia física y verbal preocupante, al que se suman episodios de discriminación como el ocurrido en un céntrico Burger King o el documento interno homófobo por el que Metro de Madrid se vio obligado a pedir disculpas.

Episodios que trascienden a la prensa, pero que no dejan de ser la punta de un inquietante iceberg. Según datos de la FELGTB, más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia. O entre el 60 y el 90%, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Incluso así, el grupo más numeroso de los delitos de odio que sí fueron contabilizados en 2014 (513, un 39,9% del total) estuvieron motivados por la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas.

Se mire por donde se mire, el problema es grave, y las administraciones públicas madrileñas deberían actuar de forma contundente. Resulta imperioso que el Ayuntamiento de Madrid ponga en marcha cuanto antes la prometida oficina municipal contra la discriminación y los delitos de odio, enmarcada en un plan de convivencia y tolerancia en la capital propuesto por el PSOE y que fue aprobado por el pleno del Ayuntamiento el pasado 22 de julio (con los votos a favor de socialistas y Ahora Madrid). Por lo que se refiere a la Comunidad de Madrid, seguimos a la espera de que el gobierno de Cristina Cifuentes adopte algún tipo de medida al respecto.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Alemania: la nueva ley contra los delitos de odio excluye mencionar explícitamente la homofobia y la transfobia

Jueves, 26 de marzo de 2015

german_bundestagEl Bundestag (cámara baja del parlamento alemán) aprobó el pasado jueves con los votos de la gobernante gran coalición un proyecto de ley para endurecer las penas a los delitos de odio. A pesar de las protestas de la oposición, el nuevo texto solo menciona explícitamente los crímenes con una motivación racista o xenófoba, pero relega otros agravantes como la homofobia y la transfobia a la categoría general de otros actos “contra la dignidad humana”.

La iniciativa parte de la comisión de investigación contra el grupo terrorista neonazi NSU (“Clandestinidad Nacionalsocialista”), que propuso que, a la hora de establecer la pena para un delito de odio, se tengan en cuenta no solo las víctimas directas, sino todo el colectivo al que se quiere amedrentar con el crimen. Para ello se consideran “los móviles y objetivos del autor” del delito, frase en la que en la última modificación se introdujeron el racismo y la xenofobia entre esas motivaciones. El proyecto de ley pretende mejorar la detección por parte de policías, fiscales y jueces de indicios racistas en los delitos perseguidos.

En el Comité de Leyes del Bundestag se han escuchado las protestas de los grupos de la oposición, Los Verdes y La Izquierda, al proyecto aprobado por democristianos y socialdemócratas. Los primeros querían incluir explícitamente el odio religioso y ambos, la homofobia y la transfobia en la redacción del proyecto de ley. Una iniciativa que rechazó el portavoz del SPD, Johannes Fechner, con el argumento de que estas categorías ya están incluidas como actos “contra la dignidad humana”. El texto propuesto por CDU/CSU y SPD se aprobó en el pleno del Bundestag con los votos de estas dos formaciones y la abstención de la oposición.

También la Federación Alemana de Lesbianas y Gays (LSVD) ha expresado su decepción con las limitaciones de la medida. En un comunicado con el título “La homofobia también es un crimen de odio”, el portavoz Manfred Bruns lamentaba que la exclusión de los delitos contra la comunidad LGTB del texto legal no facilitará la lucha contra estos ataques, porque “lo que no expone explícitamente en la ley cae por lo general, en el olvido durante la práctica de las investigaciones policiales y la evaluación penal” de estos hechos.

Contra las recomendaciones de la Unión Europea

El criterio que ha impuesto el Gobierno de gran coalición va, además, en sentido contrario a las recomendaciones de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que en octubre del año pasado instaba, entre otros, a reconocer y proteger a las personas LGTB que son víctimas de delitos motivados por prejuicios.

Los estados miembros, según esas recomendaciones, deben considerar la adopción de leyes que aborden la incitación al odio y los delitos motivados por prejuicios homofóbicos y transfóbicos.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

¿Marca España? La agresión homófoba de Madrid recogida en numerosos medios LGTB internacionales

Viernes, 19 de diciembre de 2014

Temple_Debod_Madrid_Gay_AttackAlgunos de los últimos episodios de discriminación y agresiones homófobas en España -y muy singularmente en Madrid- están teniendo gran repercusión en medios LGTB internacionales. Lo cierto es que asistimos en los últimos tiempos a un aparente rebrote de la violencia contra las personas LGTB, que aunque solo fuera la expresión de que las agresiones se denuncian más (como los más optimistas teorizan) pone en cualquier caso en evidencia la inacción de nuestros legisladores, que amenaza con acabar con el prestigio internacional alcanzado en anteriores legislaturas por España en el ámbito LGTB.

Buen ejemplo de ello es la repercusión que la agresión sufrida por una pareja gay a manos de un grupo de jóvenes de estética neonazi en los alrededores del Templo de Debod, en pleno centro de Madrid, ha alcanzado en medios LGTB de otras lenguas como Attitude, Gay Star News o Pink News (Reino Unido), Towleroad (Estados Unidos), queer.de (Alemania) o Yagg (Francia). Cierto es que las agresiones no solo ocurren en Madrid (hace pocas horas conocíamos la noticia de otro ataque, en esta ocasión en Málaga), pero produce especial desazón que en el caso de la capital española, una ciudad que poco a poco y gracias sobre todo a su multitudinario Orgullo comenzaba a hacerse un hueco en el circuito LGTB internacional (en el que Madrid sigue a gran distancia, por ejemplo, de Barcelona, Sitges o Gran Canaria), vea como su aún escaso prestigio se derrumba debido, entre otros factores, a la absoluta inacción de las autoridades locales y regionales, incapaces de promover avances legislativos contra la discriminación y la LGTBfobia similares al recientemente aprobado por el Parlamento catalán.

Este mismo martes, la diputada socialista en la Asamblea de Madrid y activista transexual Carla Antonelli reclamaba en la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea medidas urgentes en este sentido. “Todo esto se está produciendo ante el inmovilismo del Partido Popular madrileño que rechaza cualquier iniciativa que se ha llevado al pleno de esta Asamblea para combatir la LGTBfobia, porque afirman que no existe o que exageramos mucho”, se ha lamentado Antonelli, que ha denunciado que el aumento de la violencia al colectivo LGTB en la región “es un hecho incuestionable” a la luz de la propia memoria de la Fiscalía de Madrid, presentada en septiembre. La diputada también ha hecho un repaso de las últimas agresiones conocidas públicamente (incluyendo la ocurrida junto al Templo de Debod), “pero esto solo es la punta del iceberg”, ha proseguido, recordado que solo el 17 % de las personas agredidas denuncian, tal y como recoge un reciente informe de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales.

Concentración y besada de protesta el viernes

En cualquier caso, la respuesta activista contra este tipo de agresiones también es cada vez más fuerte y decidida. Al igual que sucedió hace un par de semanas tras el incidente discriminatorio en un Burger King de Madrid, ya ha sido convocada a través de las redes sociales una concentración-besada el próximo viernes, a las 18:00 horas, junto al Templo de Debod.

Confiemos en que la protesta alcance la misma repercusión que alcanzó la besada anterior, o incluso mayor, y sirva de elemento de presión para que las agresiones LGTBfobas sean más eficazmente perseguidas.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.