Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea’

Segunda agresión de carácter homófobo denunciada en Cantabria en pocas semanas

Jueves, 22 de octubre de 2015

agresión-homófoba-Torrelavega-238x300Dos estudiantes universitarios de Madrid han denunciado haber sido víctimas de una agresión de carácter homófobo en Torrelavega (Cantabria). Ocurrió en la madrugada del domingo, cuando la pareja caminaba por la calle tras dar por terminada una noche de fiesta. Otro joven les increpó al grito de “mariquitas” y propinó un puñetazo a uno de ellos. El otro chico, que salió en defensa del primero, también fue agredido, así como una amiga de la pareja. 

Según detalla El Diario Montañés, la agresión se produjo sobre las cinco de la madrugada del domingo, cuando los agredidos iban caminando por la calle Augusto González Linares de Torrelavega hacia un aparcamiento en el que las amigas con las que habían salido esa noche habían dejado estacionado su coche. Los dos chicos, estudiantes universitarios de 21 años, habían viajado a Cantabria para pasar el fin de semana. Al cruzarse con un chico y una chica, al parecer pareja, escucharon “¡mariquitas!”. Ellos replicaron con un “¿Qué estás diciendo?” ante lo cual el agresor dio un puñetazo en la cara a uno de los muchachos, al que derribó. El otro salió en su defensa, pero al tratar de apartar al agresor sufrió un mordisco en su mano izquierda (ver fotografía difundida por los denunciantes).

Según continúa narrando el diario cántabro, la chica intentó separar a su novio, e incluso pidió a los dos agredidos que “no lo provocaran”. Las dos parejas finalmente se separan en direcciones opuestas, pero el agresor siguió increpando a los dos agredidos al grito de “¡ven aquí, mariquita!” cuando estos miraron hacia atrás. Siempre según El Diario Montañés, el agresor era un hombre joven, de entre 18 y 25 años, de origen latinoamericano, piel oscura, pelo corto, delgado y una estatura aproximada de 1,65 metros.

La sorpresa llegó en el aparcamiento, cuando agresor y agredidos volvieron a coincidir, aunque el primero no se dan cuenta. Los dos muchachos, asustados, se escondieron detrás de un coche, desde donde pudieron anotar la matrícula del coche que utilizó el agresor. Posteriormente acudieron al Hospital de Sierrallana, y ya con los partes de lesiones a la Comisaría de Torrelavega a presentar sendas denuncias.

Los chicos, uno de los cuales tiene su residencia en Torrelavega pese a estudiar en Madrid (el otro sí reside en la capital) están ya en contacto con los colectivos Arcópoli (Madrid) y Alega (Cantabria), según han hecho público en un comunicado conjunto, para el acompañamiento de la denuncia y el proceso judicial. Los dos jóvenes, por cierto, se lamentan también de no haber recibido ninguna ayuda de varias personas que a esas horas salían de los últimos bares abiertos y que presenciaron los sucedido.

“Parece ser que tristemente la tendencia respecto al aumento de los delitos de odio que existen en otras comunidades autónomas ha llegado también a Cantabria. En pocas semanas contamos con dos casos de agresiones homófobas. Animamos a las víctimas a que denuncien y se haga visible para poder actuar en consecuencia. En las próximas semanas vamos a convocar una mesa de trabajo donde esté representado el Gobierno regional, Físcalía y Delegación del Gobierno como representante de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Debemos trabajar de manera coordinada y efectiva para que hechos como este y otros que pudieran llegar no queden impunes”, ha expresado al respecto Javier Igareda, de Alega.

Segunda agresión que trasciende en pocas semanas

En efecto, no ha pasado ni mes y medio desde que trascendiera otra agresión en Cuchía (ocurrida en realidad en junio), no lejos de Torrelavega, también en Cantabria. En aquella ocasión fue un matrimonio de chicas la que resultó agredida por un joven que se encontraba de vacaciones en el lugar. Una de las agredidas sufrió lesiones en un ojo.

Cuando en abril recogíamos las estadísticas de delitos de odio denunciados en 2014, Cantabria era precisamente una de las provincias en la que no constaba ninguno (junto a Álava, Burgos, Cáceres, Córdoba, Guadalajara, Huelva, Jaén, La Rioja, Lugo, Ourense, Palencia, Salamanca, Soria y Teruel). Ya sabemos que no será así en 2015. Ya entonces advertíamos de que este dato podía transmitir una imagen equivocada. Por un lado, bien puede ser que en estas provincias –al menos en algunas– haya existido una deficiencia en el reconocimiento de los incidentes. Por otra parte, y según datos de la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales) más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia (entre el 60 y el 90%, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Las agresiones por LGTBfobia en Londres se disparan un 30% en un solo año

Jueves, 10 de septiembre de 2015

Jean_Michel_Touche_Attack-650x500Ampliando la noticia que ayer anticipábamos:

Fracturas de la órbita (la cavidad ósea del ojo) y de un hueso metacarpiano. Y hablamos solo de las secuelas físicas, las más fáciles de cuantificar. Es el resultado de la brutal agresión con tintes homófobos que sufrió en la tarde del domingo Jean Michel Touche, de 40 años, en una zona boscosa de Londres. La agresión coincide con la difusión de un dato altamente preocupante: las agresiones por LGTBfobia se han incrementado un 30% en el último año en la capital británica.

Jean Michel Touche, que ha necesitado ser intervenido quirúrgicamente debido a su fractura de órbita, fue agredido por dos jóvenes que le gritaron insultos homófobos sobre las 17:30 horas de la tarde del domingo en Barnes Common, una zona natural protegida situada en Barnes, al sudoeste de Londres. También le robaron su teléfono móvil, un modelo iPhone 6.

Es posible que la agresión sufrida por Touche no hubiera merecido una especial atención (nosotros mismos nos vemos ya incapaces de recoger todas las agresiones por LGTBfobia que ocurren en otros países europeos, limitándonos a las muy graves o especialmente llamativas) si no fuera porque coincidía en el tiempo con la difusión, por parte de la polícia metropolitana, de las estadísticas de crímenes de odio en Londres, que muestran como las agresiones por LGTBfobia cometidas en los últimos doce meses (de agosto a julio) han crecido un 30%, pasando de 1.289 (en el periodo equivalente anterior) a 1.667.

De todos los distritos londinenses, el que acumula un mayor número de agresiones (135) es Westminster, precisamente el distrito que alberga el barrio del Soho (la “Chueca” londinense). El distrito en el que las agresiones han crecido más, sin embargo, es el de Bromley, al sureste de la capital, donde pasaron de 17 a 54 (un 218% más).

Más denuncias, más visibilidad…

Resulta imposible no establecer paralelismos entre lo que sucede en Londres y lo que estamos viendo a lo largo de los últimos meses en España en general y en Madrid muy en particular, donde el número de agresiones por LGTBfobia parece estar incrementándose de una forma muy ostensible.

Ello no quiere decir, necesariamente, que el problema de base sea mayor, pero sí que se manifiesta de una forma más virulenta. Varios factores pueden tener que ver. Dos de ellos han sido señalados por la propia policía metropolitana londinense al hacer públicas sus estadísticas: las agresiones por LGTBfobia se denuncian más que antes y el personal policial está mejor preparado para detectar y registrar como crímenes de odio agresiones que antes pasaban por delitos comunes. Son dos circunstancias que también fueron destacadas en España cuando el Ministerio del Interior hizo públicas en abril sus estadísticas, que mostraban que en 2014 la mayor parte de los delitos de odio que se cometieron en nuestro país lo fueron por LGTBfobia (513, un 39,9% del total).

Nos atrevemos a destacar un tercer factor: la mayor visibilidad de las personas LGTB, cada vez más confiadas por los avances jurídicos y sociales (Inglaterra y Gales aprobaron el año pasado su ley de matrimonio igualitario), y que como desgraciado “efecto colateral” puede desembocar en un cierto ascenso de la LGTBfobia más extrema.

La solución no puede pasar, sin embargo, por volver al armario, ni en Reino Unido ni en España. Son necesarias medidas contundentes que den un mayor grado de protección a las personas LGTB para que se sientan seguras en todo momento. No olvidemos, además, que según datos de la FELGTB más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia (entre el 60 y el 90%, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Nueva agresión homófoba en Salamanca

Miércoles, 2 de septiembre de 2015

927873-No_a_la_homofobia_Version2Nueva agresión de tintes homófobos, esta vez en Salamanca. Ocurrió sobre las 07:00 horas del domingo, según cuenta salamanca24horas, cuando una pareja de chicos regresaba a casa tras una noche de fiesta. Un joven les llamó “maricones” y posteriormente propinó a uno de ellos un puñetazo en la boca. En el forcejeo también resultó herida en un brazo una amiga de la pareja al ser arrojada al suelo.

Según la versión del digital salmantino, las víctimas recibieron atención sanitaria en el Hospital Virgen de la Vega. La Policía Nacional busca al agresor, que huyó del lugar, a partir de la descripción facilitada por las víctimas.

Se trata de la segunda agresión de carácter homófobo ocurrida en Salamanca que salta a los medios de comunicación este año. En enero se conoció otra agresión muy similar: un joven gay y un amigo suyo que intentó defenderlo, que también iban acompañados de una amiga, fueron golpeados por dos individuos que antes les gritaron “maricones” y que escaparon antes de que se personase la Policía. Ambos tuvieron que recibir asistencia sanitaria por heridas y contusiones en el rostro. Uno de ellos precisó un punto de sutura y el otro sufrió fractura nasal.

El colectivo LGTB salmantino Iguales considera, en una nota hecha pública este lunes, que estas dos agresiones de Salamanca, así como otra denunciada en redes sociales por Fundación Triángulo Valladolid, representan solo la punta del iceberg de las agresiones realizadas en Castilla y León, y denuncia lo que considera “irresponsable pasotismo” de las instituciones políticas tanto de Salamanca como de Castilla y León.

“Es por eso que desde IGUALES apoyamos la reivindicación de la FECyLGTB+ [la Federación Castellana y Leonesa de Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales y más] para Castilla  y León de una Ley de Igualdad Social LGTB+ y, en el ámbito municipal de Salamanca, emplazamos a los grupos políticos a que pongan en marcha las propuestas que las asociaciones LGTB+ les hemos trasladado reiteradamente, entre ellas la implementación por parte de la policía local del protocolo contra delitos de odio que el Ministerio del Interior ha diseñado, que se garantice que durante las fiestas se respete la diversidad sexual y/o de género y que se implemente una Concejalía de Igualdad que incluya un plan integral de actuación por la igualdad, incluida la del colectivo LGTB+”, expresa Iguales. “Las instituciones no pueden quedarse quietas viendo como nos persiguen y agreden como si fuéramos animales. Queremos, de una vez por todas, hechos, leyes y políticas por la igualdad y contra la discriminación”, ha declarado su secretario, Ignacio Paredero.

Un patrón que se repite de forma preocupante

Lo decíamos hace unos pocos días, al referirnos al incremento de incidentes violentos motivados por el odio a la orientación sexual o a la identidad y/o expresión de género de las víctimas. Al menos en parte, esta apreciación podría estar sesgada por la mayor predisposición a denunciar agresiones que antes se mantenían en secreto, así como por la mayor facilidad, gracias a las redes sociales, para que la información difunda rápidamente. Pero hay hechos incuestionables: según datos del propio Ministerio del Interior (los referidos al año 2014 fueron hechos públicos en abril) la mayor parte de los delitos de odio que se cometen en España lo son por LGTBfobia (513, un 39,9% del total). Y las denuncias fueron en 2014 más numerosas que en 2013. Y como la FELGTB ha recordado en varias ocasiones, según sus datos más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia (entre el 60 y el 90%, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea).

En varias de las últimas denuncias, por otra parte, parece apreciarse un mismo patrón: jóvenes LGTB visibles, que tras disfrutar de la noche como cualquier otro de sus coétaneos vuelven a casa y son agredidos al grito de “maricones” al rebasar, a veces por solo unos metros, el espacio de seguridad que proporcionan los locales o las zonas específicas de ambiente. En Madrid, por ejemplo, se han producido varias agresiones en la Gran Vía o en la confluencia de esta con la Calle Alcalá, espacios urbanos muy cercanos a Chueca pero que no lo son propiamente. Casualidad o no, resulta inevitable no pensar que en algunos casos se trate de una violencia organizada.

Sea como sea, la necesidad de un marco legislativo integral tanto contra la discriminación como contra los delitos de odio resulta cada vez más imperiosa. Es cierto que Interior ha desarrollado un primer protocolo de delitos de odio, pero de ahí a que haya una atención eficiente a las víctimas en todo el territorio y por parte de todos los cuerpos policiales dista un largo trecho. Y solo dos comunidades autónomas, Cataluña y Extremadura, han aprobado hasta el momento legislaciones contra la discriminación de las personas LGTB dignas de tal nombre (la ley gallega carece de capítulo sancionador). Una legislación a nivel estatal sería sin duda un grandísimo avance, aunque sin un cambio profundo en la composición de las Cortes Generales se nos antoja difícil.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Demoledor retrato de la discriminación de las personas LGTB en la Unión Europea

Jueves, 30 de octubre de 2014

easy-read-what-is-the-fraCasi la mitad de las personas LGTB en Europa se han sentido personalmente discriminadas o acosadas en el año inmediatamente anterior a ser preguntadas sobre la materia. Más del 80 % recuerdan comentarios negativos o actos de intimidación en el ámbito escolar. Dos tercios, de hecho, escondieron “a menudo” o “siempre” su condición LGTB en la escuela. Son algunos de los resultados de un estudio de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea conocido en el contexto de una conferencia de alto nivel en materia LGTB que ha tenido lugar en Bruselas.

En 2010, la Comisión Europea pidió a la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que ya por aquel entonces alertó de las distintas velocidades a la que los países europeos afrontaban el problema, que recabara datos comparables sobre la discriminación y la violencia de las que son víctimas las personas LGTB en los estados miembros (más Croacia, que no era todavía miembro). Atendiendo tal petición, la Agencia puso en marcha una encuesta online que recibió 93.079 respuestas, un elevado volumen que de hecho ha permitido formular recomendaciones basadas en datos.

Los resultados ponen de manifiesto que las personas LGTB de la Unión Europea sufren habitualmente por no poder ser “ellas mismas” en el ámbito escolar o laboral, o en público en general. Muchos ocultan su identidad y viven aislados, incluso atemorizados. Otros son víctimas de discriminación o de actos de violencia. Existen, eso sí, diferencias importantes entre países en lo que atañe a la percepción y la experiencia de los consultados. Algunos de los datos globales son:

  • Casi la mitad (47 %) de los encuestados señaló que se habían sentido personalmente discriminados o acosados por motivo de su orientación sexual en el año anterior a la encuesta.
  • Más del 80 % recuerda comentarios negativos o actos de intimidación en el ámbito escolar.
  • Dos tercios (67 %) declararon que “a menudo” o “siempre” escondieron u ocultaron su condición LGTB en su etapa escolar.
  • Uno de cada cinco encuestados empleados o en busca de empleo en los doce meses anteriores al estudio se había sentido discriminado en tales situaciones laborales. La cifra se eleva a una proporción de uno de cada tres en el caso de las personas transgénero.
  • De los encuestados que habían acudido a una cafetería, restaurante, bar o club nocturno en el año precedente, uno de cada cinco había sido víctimas personalmente de discriminación.
  • Una cuarta parte de las personas que respondieron a la encuesta habían sido agredidas o amenazadas con violencia en los últimos cinco años.
  • Tres de cada diez personas transgénero consultadas señalaron que habían sido víctimas de actos de violencia, o que habían sido amenazadas con tales actos, en más de tres ocasiones en el año precedente.
  • Una mayoría de los consultados que habían sido víctimas de actos de violencia (59 %) en el año precedente señaló que la última agresión o amenaza de violencia obedeció, parcial o plenamente, a que fueron percibidos como LGTB.
  • Menos de uno de cada cinco (17 %) encuestados denunció a la policía el incidente más reciente de violencia sufrido. En torno al 66 % de los consultados tiene miedo de ir de la mano en público con una pareja de su mismo sexo. En el caso de los varones gays y bisexuales, tal proporción se eleva al 74 y el 78 %, respectivamente.
  • Más de cuatro quintas partes de los consultados señalaron que las bromas sobre personas LGTB son generalizadas en la vida diaria.
  • Casi la mitad creen que la utilización de un lenguaje ofensivo respecto a las personas LGTB por parte de políticos se encuentra generalizada en su país.

Recomendaciones

Las recomendaciones que se desprenden de estos resultados son claras. Según la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, debe garantizarse un entorno educativo seguro y propicio para los jóvenes LGTB, en el que no quepa la intimidación ni la exclusión. Los estados miembros deben garantizar que una información objetiva sobre orientación sexual e identidad y expresión de género forme parte de los planes de estudios. Debe combatirse la discriminación con planes de acción concretos, prestándose especial atención a las personas transgénero y a los jóvenes LGTB.

Hay más recomendaciones: debe reconocerse y protegerse a las personas LGTB que son víctimas de delitos motivados por prejuicios. Los estados miembros deben considerar la adopción de leyes que aborden la incitación al odio y los delitos motivados por prejuicios homofóbicos y transfóbicos. Debe garantizarse, finalmente, la igualdad de trato, tanto en el empleo como más allá del empleo.

Puedes descargar el resumen del estudio (en castellano) pinchando aquí. También están disponibles versiones más extendidas en inglés, francés y alemán.

Una conferencia cargada de buenas intenciones

La conferencia que ha tenido lugar en Bruselas, promovida por la Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y por la presidencia del Consejo de la Unión (que este semestre recae en Italia) tenía como propósito revisar los próximos pasos que los estados miembros deberían dar para combatir la discriminación a causa de la orientación sexual o identidad de género.

En ella han intervenido líderes políticos y activistas LGTB de diversos países. Una de las asistentes ha sido la nueva comisaria europea de Justicia y Derechos Fundamentales, la luxemburguesa Martine Reicherts, que ha insistido en la necesidad de desbloquear las directivas europeas contra la discriminación. Reicherts se perfila de esta forma como una de las comisarias más proclives a favorecer el progreso de los derechos LGTB en Europa. Está por ver que dichas intenciones se materialicen.

También estuvo presente -en la distancia- la ganadora del último festival de Eurovisión, Conchita Wurst, quien en una intervención grabada en vídeo hizo un llamamiento a que las personas LGTB de Europa puedan en sus países en paz, libertad, sin odio y sin miedo… Terminamos con su intervención:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.