Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Aplicaciones de citas gais’

Grindr se defiende tras descubrirse que comparte el estado serológico de sus usuarios con otras compañías

Sábado, 7 de abril de 2018

GrindrLa app asegura que es responsabilidad del usuario decidir qué información comparte y que se informa correctamente en los “términos de uso”.

Defienden que solo comparten información estrictamente necesaria.

La noticia es grave. Grindr, sin duda la aplicación de contactos entre hombres más famosa del mundo, ha estado compartiendo con terceros información relativa al seroestatus de sus usuarios. El descubrimiento lo ha la hecho SINTEF, una organización noruega sin ánimo de lucro, como parte de una investigación encargada por la SVT, la radiotelevisión pública sueca. La compañía ha comunicado que, con la próxima actualización de la aplicación, dejará de compartir este tipo de información, aunque se escuda en que solo se ha tratado de herramientas tecnológicas de uso interno.

Hace unos días se conoció que Grindr había compartido con otras empresas el estado serológico de sus usuarios. Una información que obviamente, no le ha hecho gracia a nadie.

La propia Grindr admitía en un comunicado que nunca han vendido datos que permitan identificar a sus usuarios a terceras empresas ni anunciantes y que trabajan con proveedores con los más altos niveles de confidencialidad y privacidad. Asimismo, remarcan que la información que comparten con otras plataformas se limita a los datos estrictamente necesarios y que en ocasiones se incluye el estado serológico pero “porque ese campo ahí”.

En efecto, ha compartido dicha información con Apptimize y Localytics, aunque se escudaba en que estas dos compañías habían sido contratadas precisamente para mejorar la usabilidad de la aplicación y estaban sometidas a un estricto contrato de confidencialidad.

“Miles de empresas utilizan estas plataformas de gran prestigio. Estas son prácticas estándar en el ecosistema de aplicaciones móviles (…). No se vende información de usuarios de Grindr a terceros. Pagamos a estos proveedores de software para que utilicen sus servicios (…). La información limitada que se comparte con estas plataformas se realiza bajo términos contractuales estrictos que brindan el más alto nivel de confidencialidad, seguridad de datos y privacidad del usuario», explica el jefe de tecnología de Grindr, Scott Chen, en un comunicado en el que afirma que los servicios que obtienen de Apptimize y Localytcs contribuyen a mejorar su aplicación, y asegura que no comparten estos datos con otras compañías.

grindr-informacion-seroestatus

Lo más destacable del comunicado era que Grindr parecía querer «lavarse las manos» y descargar la responsabilidad en los propios usuarios al asegurar que «Grindr es un foro público. Damos a los usuarios la opción de incluir información sobre sí mismos, incluyendo su estatus serológico y la fecha del último análisis, y dejamos claro en nuestra política de privacidad [puedes verla aquí] que, si escoges incluir esta información en tu perfil, esa información será pública. Por ello, deberías considerar muy cuidadosamente qué información incluir en tu perfil».

En cualquier caso, indican que la información se transmite debidamente encriptada… y que el usuario debe decidir cuidadosamente qué información incluye en su perfil de acuerdo con las condiciones de uso de la plataforma donde se indica que “es posible proporcionar información sobre tu salud, como el estado de VIH o la fecha de la última prueba. Recuerda que si eliges incluir información en tu perfil, y haces público tu perfil, esa información también se hará pública”. Es decir, que si comparten con terceros que tienes VIH… es culpa tuya. Nadie te obliga a rellenar todos los campos del perfil…

Sin embargo, especialistas en manejo de datos consideran que, dado que la información sobre el VIH se enviaba junto a otros datos de geolocalización, ID del teléfono o correo electrónico, era relativamente sencillo para estas terceras compañías identificar a usuarios específicos. Al menos eso es lo que Antoine Pultier, experto de SINTEF, ha declarado a BuzzFeed. Es más, algunos de estos otros datos personales (no el del seroestatus) se transmitían incluso vía «texto plano», sin encriptación, a otras compañías distintas a las mencionadas, lo que los hacía en cualquier caso fácilmente accesibles a hackers maliciosos. Los expertos en seguridad cuestionan la vulnerabilidad de los datos confidenciales compartidos con terceras compañías dado que de esta manera son susceptibles de filtraciones no en una, sino en tres plataformas. Asimismo ponen en duda que sea un procedimiento ético, dado que el hecho de que los usuarios puedan sentirse cómodos compartiendo información personal en sus perfiles o chats no implica que estén dispuestos a que se comparta de manera más amplia. Debido a la polémica suscitada, portavoces de Grindr aseguran este lunes, 2 de abril, que dejarán de compartir la información de sus usuarios con terceros.

Según la información de SINTEF, una organización sin ánimo de lucro noruega, Grindr envía esta información con Apptimize y Localytics, dos empresas que se dedican al desarrollo y mejora de las apps. Al parecer, todo podría derivarse de un mal diseño de software que enviaría toda la información del perfil en lugar de la estrictamente necesaria, contradiciendo así la versión facilitada por la empresa. “El estado de VIH está vinculado a toda la otra información. Ese es el problema principal (…). Creo que esta es la incompetencia de algunos desarrolladores que simplemente envían todo, incluido el estado del VIH”, declara Antoine Pultier, investigador de SINTEF, que afirma que con la intención de optimizar su rendimiento la aplicación de citas no discrimina a la hora de compartir información de sus usuarios, como la tribu con la que se identifican o sus prácticas sexuales preferidas, así como datos más personales como sus datos GPS, teléfonos o correo electrónico, así como también su estatus de VIH, datos sobre su medicación y hasta la fecha de la última prueba que se hayan hecho. Un protocolo que pone en duda la seriedad con la que la compañía afronta la privacidad de sus usuarios.

“Esa es una violación extremadamente, extremadamente atroz de los estándares básicos que no esperaríamos de una compañía que le gusta promocionarse como partidaria de la comunidad queer”, declara James Krellenstein, miembro de ACT UP New York, que pone en duda que Grindr sea el lugar idóneo para compartir si eres VIH positivo.

También Cooper Quinter, investigador de seguridad de Electronic Frontier Foundation, cuestiona la seguridad que ofrece este procedimiento puesto que de esta manera la app gay pone en riesgo a sus usuarios dado que cualquiera que esté monitoreando la red “como un hacker o un delincuente con un poco de conocimiento tecnológico, o su ISP o su gobierno, pueda ver cuál es su ubicación (…). Cuando combinas esto con una aplicación como Grindr que está dirigida principalmente a personas que pueden estar en riesgo, especialmente dependiendo del país en el que vivan o según cuán homofóbica sea la población local, esta es una práctica especialmente mala que puede poner su la seguridad del usuario en riesgo”.

Tras darse a conocer este tipo de prácticas, con la consiguiente preocupación despertada entre sus usuarios, el director de Seguridad de Grindr, Bryce Case Jr., ha comunicado la decisión de la compañia de dejar de ceder esta información a Localytics para «disipar los temores de la gente»,  lo que se implementará con la próxima actualización de la aplicación. En cuanto a Apptimize, ha explicado que los datos le fueron cedidos para que se utilizaran en una nueva función que recomendaba a los usuarios la necesidad de someterse a la pruebas de detección del VIH y que dejaron de compartirse una vez que concluyó la modificación. No ha podido asegurar si se podrían borrar los datos facilitados a Localytics, aunque ha afirmado que la compañia investigaría esa posibilidad.

Case, en todo caso, ha calificado los hechos de «malentendido tecnológico» y ha aseverado con contundencia que «no admitirá fallo alguno respecto a la utilización de esos datos» ya que se trataba de herramientas de uso estrictamente interno. Los expertos afirman, sin embargo, que, desde un principio, nunca se deberían haber cedido datos tan sensibles a terceras compañías.

Hace un año la app incluyó la posibilidad de informar sobre el estado serológico, algo que nos pareció innecesario y estigmatizante, pero ahora aseguran que la decisión se tomó de acuerdo con distintas organizaciones de salud que estimaron beneficioso para la comunidad facilitar dicha información en los perfiles.

En su última actualización la app incluyó la posibilidad de recordarte cuándo debes hacerte la prueba del VIH. Actualmente la aplicación cuenta con 3.600.00 usuarios según datos de la propia empresa.

Fuente | Grindr, vía EstoyBailando/Universogay/Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dos años de cárcel para el autor de una brutal agresión homófoba en Francia

Sábado, 10 de diciembre de 2016

650_1000_ya-basta-de-homofobiaOcurrió el pasado 13 de noviembre, pasada la medianoche, en Bobigny, una localidad cercana a París. Stéphane, un joven de 36 años se había citado con otro chico al que había conocido a través de Smax, una aplicación de citas, que respondía al nombre de “Antony”. Lo cierto es que se trataba de una trampa. En el lugar del encuentro le esperaban tres jóvenes que le propinaron una brutal paliza. Uno de ellos, precisamente el que había contactado con la víctima, ha sido ya juzgado y condenado a cuatro años de privación de libertad, dos de los cuales los deberá pasar obligatoriamente en la cárcel. 

La agresión ocurrió en un sitio relativamente apartado, ya que el agresor le había pedido a Stéphane discreción. Allí le esperaba, junto a dos cómplices, armado con una barra de hierro, puño americano e incluso un ladrillo, con los que comenzaron a golpearlo al tiempo que le lanzaban insultos homófobos. La agresión fue brutal: la víctima sufrió diversas fracturas (nariz, pierna, costillas) y una herida en la cabeza, entre otras lesiones físicas por las que previsiblemente se encontrará de baja hasta ya entrado 2017 (y ello sin tener en cuenta la recuperación psicológica). También le quitaron el teléfono móvil, “un iPhone ya muy cascado”, según la propia víctima recuerda. Afortunadamente, pese a lo apartado del lugar, los gritos de Stéphane fueron capaces de atraer la atención de un primer vecino, que junto a otros consiguió detener la agresión. “Si no hubiera intervenido, seguramente le habría matado”, ha declarado.

Dos de los agresores fueron detenidos con facilidad, entre otras cosas gracias al perfil que “Antony” había abierto en la aplicación de citas. Se trata de dos jóvenes de 18 (el que precisamente había contactado con la víctima) y 17 años. El mayor de ellos, cuyo nombre real es Bilal, ha sido ya juzgado (con envidiable rapidez, dicho sea de paso).

La defensa alude a una posible homofobia internalizada

Durante el juicio, el acusado intentó soslayar la motivación homófoba de la agresión, asegurando que solamente quería robar a la víctima. Algo que no casa ni con los insultos homófobos que le dirigieron ni con la extrema violencia que utilizaron. El joven aseguró, a este respecto, que actuó así debido a que estaba “aterrorizado” por sus cómplices. La víctima, sin embargo, asegura que Bilal actuaba precisamente como el líder del grupo.

Sorprendentemente, una de las líneas de actuación de la defensa del joven ha sido no la de negar los hechos, sino la de presentarlo, en cierto modo, como una víctima de su propia homofobia internalizada (al haberse encontrado en su teléfono móvil, por ejemplo, imágenes de desnudos masculinos). “¿Podría ser usted homosexual?”, le llegó a preguntar la presidenta del tribunal. “Eso sería problemático para mi familia, nosotros somos musulmanes”, respondió. “¿Y para usted?”, le preguntó de nuevo”. “Podría ser posible”, respondió.

El tribunal le ha sentenciado finalmente a cuatro años de privación de libertad, dos de los cuales los deberá pasar obligatoriamente en la cárcel. El otro detenido, menor de edad, se encuentra por su parte a la espera de juicio por el correspondiente tribunal de menores. Respecto al tercer implicado en la agresión nada ha trascendido aún a los medios.

Etiquetas:

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

La policía egipcia se vale de Grindr y otras aplicaciones para arrestar a gais y lesbianas

Martes, 30 de agosto de 2016

GrindrEs una noticia que ya publicamos en 2014 y nuevamente en enero de este año, pero por su importancia y alertar de la inseguridad de algunas aplicaciones, volvemos a ello…

Una vez más queda de manifiesto el peligro que presenta el acceso por parte de individuos o autoridades homófobas a las aplicaciones de citas para personas LGTB. Según un medio local, la policía egipcia está utilizando los datos que almacenan estas redes sociales para localizar y detener a gais y lesbianas.

Según revelan fuentes anónimas al digital CairoScene, espías al servicio del Gobierno egipcio se están sirviendo de las aplicaciones de contactos como Grindr para localizar a personas LGTB y detenerlos bajo cargos de “conducta inmoral”. La posición del usuario en un radio de unos cien metros y sus fotos personales suelen ser toda la información que necesita la policía para encontrar a sus víctimas.

A la persona que se puso en contacto con el periódico le “desconcierta” la facilidad con la que las personas que utilizan estos servicios comparten datos tan delicados “en un país como Egipto”. Es una conducta que se encuentra “más allá de la estupidez”, opinó y aconsejó extremar las precauciones al quedar con alguien que se ha conocido online, después de que se hayan producido varios arrestos en los últimos meses. “Incluso si vives en una zona densamente poblada, apenas hay unas 500 viviendas en un radio de cien metros”, reflexionó. “Si vives en un área más pequeña, el riesgo es aún mayor”.

Luces y sombras de las apps de citas

Las aplicaciones (apps) y las redes sociales son herramientas útiles de sociabilización entre personas LGTB en países donde existe persecución legal y social como consecuencia de la orientación sexual, ya que les permiten interactuar y pueden servir para evitar el aislamiento. Sin embargo, son un arma de doble filo ya que, un mal uso de Grindr y otras análogas, pueden suponer un riesgo para sus usuarios. Un ejemplo fue lo ocurrido en enero de 2012, cuando saltó a la luz una lista publicada por un cracker con información sobre miles de usuarios de Grindr australianos que permitía suplantar a cualquiera de ellos.

Asimismo, el mal uso no solo afecta a fallos de seguridad (que la propia app ya ha anunciado haber solucionado) sino a la “caza”, mediante engaños, a manos de grupos violentos y homófobos. En diciembre del año pasado, dos usuarios de Grindr sufrían sendos asaltos violentos en Londres. Meses antes recogíamos la alerta en Irlanda por la amenaza de un grupo ultra que utilizaba conocidas aplicaciones de contactos para contactar con jóvenes gais y lesbianas y atacarlos. En 2013 un joven era brutalmente agredido en Texas a manos de un desconocido con el que había entrado en contacto a través de MeetMe. Y la historia más terrible quizá sea la del asesinato a sangre fría de dos jóvenes gais en Seattle (Estados Unidos) tras contactar el verdugo por Grindr con sus víctimas.

Otro asunto preocupante, como ocurre en la noticia que traemos hoy, es la utilización de las redes sociales para localizar y detener a los ciudadanos LGTB, por parte de los Estados que persiguen la homosexualidad. Una situación muy peligrosa en países como Arabia Saudí, donde las autoridades han utilizado Twitter y otras redes sociales para encontrar y castigar con cárcel y latigazos a hombres homosexuales. O en Egipto, donde ya en 2015 recogíamos cómo la policía estaba utilizando las redes sociales para “cazar a hombres gais.

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

Aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito en Egipto, las personas LGTB son con frecuencia condenadas a prisión por contravenir leyes de “decencia pública”. Asimismo, el pasado mes de abril nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Pero sin duda, los principales afectados son los ciudadanos oriundos que no cuentan apenas con ninguna herramienta legal o social para hacer valer sus derechos más elementales. Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía un reportaje de la presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente, aunque uno de los detenidos trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía. Iraqi, por el contrario, fue condenada a seis meses de prisión por un delito de difamación y posteriormente absuelta por considerar el tribunal que su información era de interés público!

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real. Unos meses antes nos hacíamos eco de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos. Y en abril de este año, once egipcios eran condenados a penas de hasta 12 años de prisión por practicar la homosexualidad.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , ,

La compleja relación de Omar Mateen con la homosexualidad apuntala la homofobia como motor de la masacre de Orlando

Sábado, 18 de junio de 2016

1465741747_701279_1465748145_miniatura_normalConforme pasan los días, y con la cautela que una barbarie como la de Orlando merece a la hora de interpretar datos aún incompletos, todo apunta a que fue una rabiosa homofobia, combinada con una reciente radicalización religiosa, el motor principal que condujo a Omar Mateen a asesinar a 49 personas que disfrutaban de una noche de diversión en un local de ambiente. De hecho, el FBI ha sido incapaz de encontrar hasta el momento nexos consistentes con el Estado Islámico. Las declaraciones de los propios familiares del asesino y los indicios, cada vez más numerosos, de la complicada relación de Mateen con la homosexualidad apuntalan la idea de que lo sucedido es, por encima de otras consideraciones, un inmenso crimen de odio.

Mateen, de 29 años, era ciudadano estadounidense, nacido en Nueva York y residente en Port Saint Lucie (aproximadamente a mitad de camino entre Orlando y Miami), junto a su segunda esposa y a su hijo. Sin embargo, el hecho de ser hijo de inmigrantes afganos y su condición de musulmán dispararon la hipótesis de que nos encontrábamos ante un atentado de carácter yihadista. Hipótesis que parecía confirmarse cuando se supo de la declaración de pleitesía de Mateen al Estado Islámico mediante una llamada al 911 (el teléfono estadounidense de emergencias) antes de morir. El Estado Islámico, como era fácil de suponer, se apresuraba además a reivindicar el ataque como una acción propia.

Los primeros datos sobre la personalidad del asesino, por otra parte, retrataban a un individuo violento e inestable. Unas declaraciones de Sitora Yusufiy, la que fue su primera esposa entre abril de 2009 y julio de 2011 lo señalaban además como un maltratador que la golpeó en diversas ocasiones. Bien es cierto que nada de esto se contradecía con la hipótesis del atentado yihadista contra los Estados Unidos como castigo por su política en Oriente Medio. El propio FBI le había investigado en el pasado por encontrarse entre los contactos de otro ciudadano americano que cometió un atentado suicida en Siria en mayo de 2014 (ambos habían acudido a la misma mezquita). El FBI no encontró entonces evidencia de que Mateen supusiera una amenaza.

Conforme ha ido pasando el tiempo, sin embargo, esta hipótesis se ha ido debilitando. En todo caso, Mateen habría cometido su acción como un “lobo solitario”, sin conexión orgánica con el Estado Islámico. Al fin y al cabo, trabajaba como vigilante de seguridad en un centro de internamiento de delincuentes juveniles y disponía  por tanto de licencia de armas y acceso sin problemas a armas de fuego (algo que en cualquier caso no es difícil en los Estados Unidos). Informaciones más recientes apuntan a que la segunda esposa de Mateen, Noor Salman, sí que podía conocer todo o parte del plan de su marido. El FBI la está investigando en estos momentos.

Por el contrario, poco a poco han ido emergiendo más datos que confirman, como poco, una relación conflictiva de Omar Mateen con la homosexualidad. Su propio padre, Mir Seddique (el nombre completo de Omar Mateen era Omar Mir Seddique Mateen) declaraba desde un principio a NBC News que el desencadenante de lo sucedido pudo haber sido, en su opinión, un acceso de ira que su hijo tuvo al contemplar a dos hombres besándose en Miami. “Mira eso, delante de mi hijo y hacen eso”, contaba Mir Seddique que se lamentó su hijo.  La primera esposa de Mateen, por otra parte, confirmaba que en diversas ocasiones expresaba ira hacia los homosexuales.

Por otra parte, hay varios testigos que sostienen que Omar Mateen había acudido en ocasiones anteriores como cliente al Pulse, el nightclub atacado en Orlando (visitas en las que se habría comportado de forma huraña y solitaria, llegando a emborracharse solo) y que había hecho uso de aplicaciones de citas entre hombres, como Grindr o Jack’d, aunque a día de hoy ningún perfil de estas aplicaciones ha podido ser identificado como perteneciente a Mateen. Tampoco hay testimonios de usuarios que lo llegaran a conocer en persona. Respecto a sus conocidos, hay testimonios de todo tipo, Mientras un excompañero de instituto de Mateen abiertamente gay ha declarado que nunca pensó de él que pudiera ser homófobo, compañeros de trabajo más recientes confirman que con frecuencia hacía comentarios homófobos.

En definitiva, todo apunta a que Omar Mateen era un virulento homófobo, actitud que pudo agudizarse con un acercamiento a tesis religiosas más radicales. En la base de esa homofobia puede haber existido una homosexualidad no asumida (la homofobia internalizada o endohomofobia es una realidad bien conocida) pero contrariamemente a lo que numerosos medios aseguran las pruebas de ello son endebles (las visitas previas a locales de ambiente y su posible participación en chats gais, no totalmente confirmada, bien pudieron ocurrir mientras Mateen incubaba y planeaba el ataque). Sea como sea, pretender negar o minimizar el carácter homófobo del atentado no es, en resumidas cuentas, más que otra muestra de homofobia.

Bravo por Owen Jones

Desde dosmanzanas secundamos, en este sentido, el magnífico artículo de opinión publicado hoy en eldiario.es por el activista político británico Owen Jones, que llegó a abandonar en directo un programa de televisión ante la insistencia de sus contertulios en rebajar el carácter homófobo de la masacre y presentarla, simplemente, como un “atentado contra seres humanos” que disfrutaban de su tiempo de ocio. “Si un terrorista con un largo registro de expresiones de odio y repugnancia hacia la comunidad judía hubiera entrado en una sinagoga y asesinado a 50 judíos, estaríamos hablando, con razón, de un ataque terrorista y antisemita. Y si después de eso, en un programa de televisión, un invitado judío hubiera intentado hablar del tema en esos términos, nos habría dado vergüenza que le contradijeran y mucho más que le gritaran mientras lo hacían. Esto fue lo que pasó en el programa de Sky News cuando un hombre gay hablaba acerca de la masacre de la comunidad LGBT”, expresa Jones en su artículo.

“Omar Mateen podía haber elegido entre una gran cantidad de clubes con gente riéndose y disfrutando pero eligió un club LGBT. Fue a la vez un acto de homofobia y de terrorismo. No alcanza con condenar la violencia: debemos entender qué es y por qué pasó”, señala Jones, que destaca también como el primer artículo que dedicó The New York Times a la tragedia ni siquiera se molestó en señalar que el objetivo había sido un club de ambiente.

“Las personas de la comunidad LGBT son diversas y tienen experiencias distintas: las experiencias de vida de una joven negra y gay de clase trabajadora son muy distintas a las de un joven blanco y gay que trabaje como ejecutivo y sea multimillonario. Pero todos somos parte de una sociedad que aún nos trata como si fuéramos inferiores. Una y otra vez hemos sido víctimas del maltrato homófobo, hemos sufrido el estrés de declararnos gay, y el miedo a ir de la mano con nuestra pareja en público. Me resulta intolerable pensar en lo que habrán sentido en sus últimos minutos estas personas de la comunidad LGBT, que probablemente hayan sufrido y sido víctimas de prejuicios a lo largo de toda su vida y sólo por ser quienes son, mientras un terrorista homófobo las perseguía”, prosigue Jones, que también critica “a esos que solo se preocupan por los derechos de la comunidad LGBT si están involucrados los musulmanes”. “Como hombre gay, me enorgullece vivir en una ciudad representada por un alcalde musulmán que ha recibido amenazas de muerte por votar para que las personas de la comunidad LGBT tengan los mismos derechos que el resto del mundo. No podemos permitir que los racistas hagan uso de esta atrocidad”, añade.

A continuación, insertamos el momento en que Jones discute con los contertulios de Sky News y acaba por abandonar el estudio:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una petición solicita a Grindr y Hornet que programen alertas automáticas para proteger a sus usuarios rusos

Viernes, 27 de mayo de 2016

vwmgytIpSbYDzHj-800x450-noPadUna petición impulsada a través de la plataforma change.org por Morozov, un joven usuario ruso, solicita a los responsables de varias aplicaciones de contactos que programen alertas automáticas para proteger a sus usuarios rusos, víctimas de emboscadas a través de Internet y de ataques continuos como consecuencia de la LGTBfobia social y de estado existente desde hace tiempo en Rusia.

A finales de marzo, conocíamos el triste asesinato en Rusia de Dmitry Tsilikin, un conocido periodista cultural homosexual del país. Este fue asesinado en su casa de San Petersburgo, a manos de Sergei Kosirev, un estudiante de 21 años simpatizante de la extrema derecha. Todo ocurrió después de que ambos entablaran contacto a través de internet y concertasen un encuentro en casa del periodista. Una discusión entre ellos acabó con el apuñalamiento de Tsikilin, que murió desangrado tras recibir una docena de cuchilladas. Según pudimos saber, su cadáver no fue encontrado hasta varios días después de su muerte y la policía dio con Kosirev rastreando las llamadas de teléfono de la víctima mortal. Y, por desgracia, este no ha sido el único caso.

Ya desde hace algún tiempo, venimos siguiendo de cerca las noticias relativas a la terrible realidad LGTB de Rusia. Un país con un fuerte nivel de LGTBfobia social y donde la homofobia de estado es un hecho, con leyes como la aprobada en 2013, que prohíbe informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sea detenidos, sancionados con elevadas multas o incluso encarcelados. De hecho, se calcula que en lo que va de año se han cometido más de cien crímenes de odio homófobos en Rusia. Y es que, aunque las personas LGTB rusas limiten la visibilidad de su condición a círculos privados, muchos acaban cayendo en las trampas que les tienden extorsionadores y grupos vinculados a la extrema derecha.

Normalmente, los criminales se hacen pasar por gais y utilizan Grindr o Hornet, aplicaciones que permiten contactar con otros hombres gais y bisexuales, para encontrar a sus víctimas, engañarles, robarles, humillarles o amenazarles con sacarles del armario si no acceden a lo que ellos les pidan. Por si esto fuera poco, muchos de estos delincuentes se jactan de lo que hacen, grabando en vídeo sus crímenes y difundiéndolos luego en redes sociales con el objetivo de arruinar las vidas de sus víctimas.

Por esta razón, y como señalábamos anteriormente, un joven ruso ha decidido crear una petición para solicitar a estas aplicaciones que programen alertas automáticas para sus usuarios rusos, notificándoles sobre estos ataques y dándoles consejos sobre cómo permanecer a salvo, en un país que “no considera a los asesinatos de homosexuales como crímenes de odio”. Según señala en su petición este joven, “la mayoría de los homosexuales y bisexuales no piensan en los posibles peligros a los que se enfrentan cuando utilizan estas apps” y no saben “cómo comportarse ante estas situaciones, a quién y dónde acudir buscando ayuda, ni cómo protegerse“. De momento, la iniciativa cuenta ya con casi 84.000 firmas.

Funte Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La Policía de Egipto utiliza las redes sociales para “cazar” a hombres gais y envía a la cárcel a un refugiado sirio

Martes, 30 de junio de 2015

noticias_file_foto_850281_1409648444A pesar del respiro que se creyó vivir en Egipto tras la denominada “Primavera Árabe”, no se ha producido ningún signo de cambio en lo que a derechos de las personas LGTB se refiere. Y no solo eso, sino que no tiene visos de mejorar la situación. El país está deteriorando su credibilidad internacional, a pasos agigantados, en los ámbitos de las actuaciones de las fuerzas de seguridad, de las administraciones y de la vida política, conforme va pasando el tiempo. Solo hay que remitirse a los hechos. El último episodio de la deriva que se está produciendo en este estado africano es que la “Policía de la Moralidad” está utilizando apps de contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que ha sido humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Aquellos que debieran velar por el orden y el bienestar de la ciudadanía en Egipto, contrariamente, se están convirtiendo en los que persiguen a civiles inocentes. Así se desprende de una de las últimas actuaciones policiales, además de otros sucesos anteriores que no vienen más que a reafirmar la veracidad de esta premisa. En este caso, la infame “Policía de la Moralidad” (sic) ha decidido utilizar apps móviles de contacto para gais y otras redes sociales para tender emboscadas a supuestos hombres gais y conseguir que, al ser “cazados” in fraganti, un tribunal les pueda condenar a prisión, después de someterlos a vejaciones y a pruebas internacionalmente cuestionadas por distintas organizaciones de derechos humanos. La práctica de este tipo de persecuciones no difiere mucho de la de grupos neonazis rusos como el violento Occupy Pedofilyaj, entre otros.

La detención de un refugiado sirio mediante el uso de estas dudosas artimañas policiales no dista mucho, como decimos, de las prácticas empleadas por organizaciones ultra de otros lugares del mundo. Además, recuerda a la denuncia que hacía George Michael, a finales de los 90, en su sarcástico videoclip ‘Outside’, en el que denunciaba las “cazas” de la Policía de Los Ángeles (EE.UU.), por aquel entonces, de las que él mismo fue víctima. En todo caso, volviendo a la detención y a la condena de un año de prisión para un refugiado sirio, acusado de “libertinaje sexual”, su abogado considera que no hubo tal “libertinaje” y se pregunta retóricamente “si el envío de mensajes personales es inconstitucional”.

Utilizando los mensajes que intercambió la víctima como pretexto, la policía detenía al refugiado sirio, incluso sin que llegara a producirse ningún encuentro sexual que sostuviera sus acusaciones. Al arrestado, tras su detención, se le sometió a un examen rectal del que, sin embargo, no se pudo determinar que hubiera realizado ninguna “práctica homosexual”. Los exámenes rectales, como supuesta “evidencia” de homosexualidad de los detenidos, “viola las normas internacionales contra la tortura”, como recuerda la ONG Human Rights Watch. Aún así, la víctima ha sido sentenciada a prisión por un tribunal, debido a su supuesta “incitación a cometer actos inmorales en público” (aunque tal “incitación”, en realidad, parta de los propios cuerpos de seguridad del estado egipcio).

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto, “desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”. Asimismo, el pasado mes de abril nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

El Ministerio de Exteriores español recuerda también en su informe sobre Egipto que el 48,1 % de su Producto Interior Bruto (PIB) procede del sector servicios, en el que el turismo ocupa un lugar muy notable. La triste realidad egipcia y la reiterada violación de derechos humanos podría ser, además un motivo de condena internacional,  un freno para uno de los pilares sobre el que se sostiene la economía egipcia: el turismo. Desde luego, visto lo visto, Egipto no parece un destino turístico recomendable, especialmente para las personas LGTB.

Pero sin duda, los principales afectados son los ciudadanos oriundos que no cuentan apenas con ninguna herramienta legal o social para hacer valer sus derechos más elementales. Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, sigue pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo, trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

Los procedimientos irregulares se institucionalizan

El pasado mes de noviembre nos hacíamosa eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real.

El matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto, país árabe de mayoría musulmana donde las relaciones homosexuales no son formalmente ilegales pero (con independencia del régimen político) sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”.

Según la organización estadounidense de defensa de los derechos humanos Human Rights First, la policía egipcia ha detenido a más de ochenta personas durante el último año por el delito de ser LGTB. Sin ir más lejos, hace solo unos meses nos hacíamos eco de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.