Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jack’d’

El afán por demostrar que el asesino de Orlando “era gay” juega una mala pasada a varios medios de comunicación

Martes, 12 de julio de 2016

El indisimulado afán por hacer “gay” a Omar Mateen, el autor de la masacre homófoba de Orlando, ha jugado una mala pasada a varios medios de comunicación de habla hispana, entre ellos los españoles El Mundo y La Sexta. Algunos de ellos siguen manteniendo la noticia en sus ediciones digitales en el momento de publicar esta entrada. Otros la han retirado discretamente, sin hacer ningún desmentido. Otros, por último, admiten su error. Lo cierto es que pese a las hipótesis que circularon los primeros días tras la matanza no existe ninguna prueba de la supuesta homosexualidad, más o menos reprimida, de Mateen.

No hay dudas sobre el carácter homófobo del atentado. Tanto los testimonios de la familia de Omar Mateen como los de sus compañeros de trabajo han confirmado su desprecio hacia las personas homosexuales. Su padre declaró en una entrevista que el desencadenante de lo sucedido pudo haber sido, en su opinión, un acceso de ira que su hijo tuvo al contemplar a dos hombres besándose en Miami (en su momento dedicamos una entrada a esas declaraciones). Y si bien es cierto que en un primer momento varios testigos sostuvieron que Mateen había acudido en ocasiones anteriores como cliente al Pulse, el club atacado en Orlando (visitas en las que se habría comportado de forma huraña y solitaria, llegando a emborracharse solo) y que había hecho uso de aplicaciones de citas entre hombres, como Grindr, Jack’d o Adam4Adam, a día de hoy ningún perfil de estas aplicaciones ha podido ser identificado como perteneciente a Mateen ni se ha podido localizar a usuarios que lo llegaran a conocer en persona a pesar de que se les ha buscado activamente. En este sentido, las declaraciones de un supuesto “amante” de Mateen que aseguró a la cadena Univisión que este odiaba a los gais puertorriqueños por sentirse rechazado por ellos no han merecido credibilidad alguna al FBI.

Pero da igual: aplicando a rajatabla la máxima de que la realidad no te estropee una buena historia, numerosos medios de comunicación, entre ellos muchos de habla hispana, dan por hecho desde pocos días después del atentado que Omar Mateen era gay. Un buen ejemplo es el titular que hace pocos días recortábamos de la edición digital del diario El Mundo. “El último viaje de Omar Mateen, el asesino gay de Orlando”:

Captura

Con titulares con este, resulta fácil de entender que El Mundo fuese precisamente uno de los primeros medios en recoger la noticia que “saltaba” este miércoles: el FBI había hecho públicos los últimos mensajes que Omar Mateen intercambió con su esposa. “Soy gay, me odio a mí mismo, por eso estoy haciendo esto” era, supuestamente, la última frase que Mateen dirigió a su esposa:

falso-intercambio-de-mensajes-Omar-Mateen

Fantástico para un guión televisivo, sin duda. Pero absolutamente mentira, como se encargaba de aclarar el periodista Jeff Zarronandia en snopes.com, un medio especializado en desmentir bulos, noticias falsas y leyendas urbanas. La falsa noticia no había sido publicada por ABC News, como sus autores habían querido hacer creer, sino que había sido generada para atraer tráfico a una web maliciosa.

¿Problema? Que sin tener la seguridad de que una noticia de ese calado fuese cierta, numerosos medios se apresuraban a publicarla. Entre ellos El Mundo, que aunque ya la ha retirado no ha podido evitar que quede constancia de ella:

El-Mundo-noticia-falsa-Omar-Mateen

También la cadena de televisión La Sexta daba la noticia por buena. Es más, el vídeo en el que se hace referencia a ella sigue visible en su página web. En él se asegura, incluso, que la noticia confirma las declaraciones que sobre Omar Mateen habían hecho “sus amigos” asegurando que era homosexual…

Otros medios de habla hispana también se hacían eco de la noticia en diversos países de América Latina. Uno de ellos, El Comercio, de Perú, ya ha desmentido la noticia. Un desmentido que le honra, y que nos gustaría ver hacer a otros medios.

¿Homosexual? Quizá, no hay pruebas. ¿Homófobo? Seguro

Nosotros mismos, en una entrada que publicamos en su momento, aceptábamos como posible que en la base de la homofobia de Mateen, agudizada con un acercamiento a tesis religiosas extremistas, pudiese haber existido una homosexualidad no asumida: la homofobia internalizada o endohomofobia es una realidad bien conocida. Ello no impedía considerar la masacre de Orlando como un gigantesco crimen de odio dirigido contra la comunidad LGTB, y no contra “un grupo de personas que se divertían, con independencia de su condición sexual”, como numerosos opinadores se empeñaron en proclamar.

Sin embargo, las evidencias de ello nunca fueron especialmente robustas (las supuestas visitas al Pulse, en caso de haberse producido, bien pudieron ocurrir mientras Mateen incubaba y planeaba el ataque). Y conforme pasa el tiempo son más endebles. Por eso nos llama poderosamente la atención la persistencia de algunos medios en seguir presentando como cierta esta hipótesis…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La compleja relación de Omar Mateen con la homosexualidad apuntala la homofobia como motor de la masacre de Orlando

Sábado, 18 de junio de 2016

1465741747_701279_1465748145_miniatura_normalConforme pasan los días, y con la cautela que una barbarie como la de Orlando merece a la hora de interpretar datos aún incompletos, todo apunta a que fue una rabiosa homofobia, combinada con una reciente radicalización religiosa, el motor principal que condujo a Omar Mateen a asesinar a 49 personas que disfrutaban de una noche de diversión en un local de ambiente. De hecho, el FBI ha sido incapaz de encontrar hasta el momento nexos consistentes con el Estado Islámico. Las declaraciones de los propios familiares del asesino y los indicios, cada vez más numerosos, de la complicada relación de Mateen con la homosexualidad apuntalan la idea de que lo sucedido es, por encima de otras consideraciones, un inmenso crimen de odio.

Mateen, de 29 años, era ciudadano estadounidense, nacido en Nueva York y residente en Port Saint Lucie (aproximadamente a mitad de camino entre Orlando y Miami), junto a su segunda esposa y a su hijo. Sin embargo, el hecho de ser hijo de inmigrantes afganos y su condición de musulmán dispararon la hipótesis de que nos encontrábamos ante un atentado de carácter yihadista. Hipótesis que parecía confirmarse cuando se supo de la declaración de pleitesía de Mateen al Estado Islámico mediante una llamada al 911 (el teléfono estadounidense de emergencias) antes de morir. El Estado Islámico, como era fácil de suponer, se apresuraba además a reivindicar el ataque como una acción propia.

Los primeros datos sobre la personalidad del asesino, por otra parte, retrataban a un individuo violento e inestable. Unas declaraciones de Sitora Yusufiy, la que fue su primera esposa entre abril de 2009 y julio de 2011 lo señalaban además como un maltratador que la golpeó en diversas ocasiones. Bien es cierto que nada de esto se contradecía con la hipótesis del atentado yihadista contra los Estados Unidos como castigo por su política en Oriente Medio. El propio FBI le había investigado en el pasado por encontrarse entre los contactos de otro ciudadano americano que cometió un atentado suicida en Siria en mayo de 2014 (ambos habían acudido a la misma mezquita). El FBI no encontró entonces evidencia de que Mateen supusiera una amenaza.

Conforme ha ido pasando el tiempo, sin embargo, esta hipótesis se ha ido debilitando. En todo caso, Mateen habría cometido su acción como un “lobo solitario”, sin conexión orgánica con el Estado Islámico. Al fin y al cabo, trabajaba como vigilante de seguridad en un centro de internamiento de delincuentes juveniles y disponía  por tanto de licencia de armas y acceso sin problemas a armas de fuego (algo que en cualquier caso no es difícil en los Estados Unidos). Informaciones más recientes apuntan a que la segunda esposa de Mateen, Noor Salman, sí que podía conocer todo o parte del plan de su marido. El FBI la está investigando en estos momentos.

Por el contrario, poco a poco han ido emergiendo más datos que confirman, como poco, una relación conflictiva de Omar Mateen con la homosexualidad. Su propio padre, Mir Seddique (el nombre completo de Omar Mateen era Omar Mir Seddique Mateen) declaraba desde un principio a NBC News que el desencadenante de lo sucedido pudo haber sido, en su opinión, un acceso de ira que su hijo tuvo al contemplar a dos hombres besándose en Miami. “Mira eso, delante de mi hijo y hacen eso”, contaba Mir Seddique que se lamentó su hijo.  La primera esposa de Mateen, por otra parte, confirmaba que en diversas ocasiones expresaba ira hacia los homosexuales.

Por otra parte, hay varios testigos que sostienen que Omar Mateen había acudido en ocasiones anteriores como cliente al Pulse, el nightclub atacado en Orlando (visitas en las que se habría comportado de forma huraña y solitaria, llegando a emborracharse solo) y que había hecho uso de aplicaciones de citas entre hombres, como Grindr o Jack’d, aunque a día de hoy ningún perfil de estas aplicaciones ha podido ser identificado como perteneciente a Mateen. Tampoco hay testimonios de usuarios que lo llegaran a conocer en persona. Respecto a sus conocidos, hay testimonios de todo tipo, Mientras un excompañero de instituto de Mateen abiertamente gay ha declarado que nunca pensó de él que pudiera ser homófobo, compañeros de trabajo más recientes confirman que con frecuencia hacía comentarios homófobos.

En definitiva, todo apunta a que Omar Mateen era un virulento homófobo, actitud que pudo agudizarse con un acercamiento a tesis religiosas más radicales. En la base de esa homofobia puede haber existido una homosexualidad no asumida (la homofobia internalizada o endohomofobia es una realidad bien conocida) pero contrariamemente a lo que numerosos medios aseguran las pruebas de ello son endebles (las visitas previas a locales de ambiente y su posible participación en chats gais, no totalmente confirmada, bien pudieron ocurrir mientras Mateen incubaba y planeaba el ataque). Sea como sea, pretender negar o minimizar el carácter homófobo del atentado no es, en resumidas cuentas, más que otra muestra de homofobia.

Bravo por Owen Jones

Desde dosmanzanas secundamos, en este sentido, el magnífico artículo de opinión publicado hoy en eldiario.es por el activista político británico Owen Jones, que llegó a abandonar en directo un programa de televisión ante la insistencia de sus contertulios en rebajar el carácter homófobo de la masacre y presentarla, simplemente, como un “atentado contra seres humanos” que disfrutaban de su tiempo de ocio. “Si un terrorista con un largo registro de expresiones de odio y repugnancia hacia la comunidad judía hubiera entrado en una sinagoga y asesinado a 50 judíos, estaríamos hablando, con razón, de un ataque terrorista y antisemita. Y si después de eso, en un programa de televisión, un invitado judío hubiera intentado hablar del tema en esos términos, nos habría dado vergüenza que le contradijeran y mucho más que le gritaran mientras lo hacían. Esto fue lo que pasó en el programa de Sky News cuando un hombre gay hablaba acerca de la masacre de la comunidad LGBT”, expresa Jones en su artículo.

“Omar Mateen podía haber elegido entre una gran cantidad de clubes con gente riéndose y disfrutando pero eligió un club LGBT. Fue a la vez un acto de homofobia y de terrorismo. No alcanza con condenar la violencia: debemos entender qué es y por qué pasó”, señala Jones, que destaca también como el primer artículo que dedicó The New York Times a la tragedia ni siquiera se molestó en señalar que el objetivo había sido un club de ambiente.

“Las personas de la comunidad LGBT son diversas y tienen experiencias distintas: las experiencias de vida de una joven negra y gay de clase trabajadora son muy distintas a las de un joven blanco y gay que trabaje como ejecutivo y sea multimillonario. Pero todos somos parte de una sociedad que aún nos trata como si fuéramos inferiores. Una y otra vez hemos sido víctimas del maltrato homófobo, hemos sufrido el estrés de declararnos gay, y el miedo a ir de la mano con nuestra pareja en público. Me resulta intolerable pensar en lo que habrán sentido en sus últimos minutos estas personas de la comunidad LGBT, que probablemente hayan sufrido y sido víctimas de prejuicios a lo largo de toda su vida y sólo por ser quienes son, mientras un terrorista homófobo las perseguía”, prosigue Jones, que también critica “a esos que solo se preocupan por los derechos de la comunidad LGBT si están involucrados los musulmanes”. “Como hombre gay, me enorgullece vivir en una ciudad representada por un alcalde musulmán que ha recibido amenazas de muerte por votar para que las personas de la comunidad LGBT tengan los mismos derechos que el resto del mundo. No podemos permitir que los racistas hagan uso de esta atrocidad”, añade.

A continuación, insertamos el momento en que Jones discute con los contertulios de Sky News y acaba por abandonar el estudio:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El autor del atentado de Orlando usaba una app de citas para gays y había ido antes al club Pulse

Miércoles, 15 de junio de 2016

1465741747_701279_1465748145_miniatura_normalEstas son las terribles consecuencias de la homofobia internalizada provocada por los discursos de odio que expanden algunos obispos, rabinos, imanes…

“A veces se iba a una esquina y se sentaba y bebía solo y otras veces se ponía tan borracho que era ruidoso y beligerante”.

Omar Mateen, el hombre que mató a 49 personas el domingo en un ataque contra el club de ambiente gay Pulse en Orlando, había utilizado en varias ocasiones un aplicación móvil de citas para homosexuales y había estado en varias ocasiones en ese mismo local, según han contado varios testigos al diario Los Angeles Times.

Kevin West, un cliente habitual del club Pulse, ha contado que Mateen le había enviado mensajes de vez en cuando desde hace un año usando una aplicación para citas entre homosexuales llamada Jack’d, si bien nunca llegaron a quedar hasta que le vio el domingo entrando en el club antes de prepetrar la masacre.

West estaba llevando a un amigo al club cuando se percató de que Mateen, al que conocía de vista pero no por su nombre, cruzó la calle llevando una gorra negra y un teléfono móvil negro a la 1.00 de la madrugada, justo una hora antes de que comenzara a disparar contra los clientes del club. “Iba por delante de mí, le dije ‘¡Hey!’ y él se dio la vuelta y me dijo ‘¡Hey!, saludando con la cabeza“, ha contado West.

Al menos cuatro clientes habituales de Pulse han contado al diario Orlando Sentinel este lunes que creían haber visto a Mateen antes en el local.

“A veces se iba a una esquina y se sentaba y bebía solo y otras veces se ponía tan borracho que era ruidoso y beligerante“, ha asegurado Ty Smith, que también utiliza el sobrenombre de Aries. Este hombre ha afirmado que vio a Mateen al menos una docena de veces.

“No hablamos en verdad mucho con él, pero me acuerdo de que nos contaba cosas sobre su padre en algunas ocasiones”, ha afirmado Smith. “Nos dijo que tenía mujer y un niño”, ha señalado. West ha contado que cuando vio las fotos de Mateen en los medios se acercó a una comisaría y los agentes le interrogaron y le mostraron una foto del autor del ataque.

“Es él”, les dijo a los agentes antes de entregarles su móvil con la información de su cuenta de la app Jack’d. La Policía todavía tenía en su poder su teléfono el lunes por la noche. Los investigadores, según Los Angeles Times, están analizando las informaciones que señalan que Mateen visitó varios clubes para homosexuales y que utilizaba aplicaciones de citas para gays. “Estamos vigilando ese espacio”, ha señalado un responsable policial.

Este lunes, el director del FBI, James B. Comey, indicó que Mateen se habría radicalizado por el contacto con islamistas en internet pero que también habría expresado su apoyo a grupos radicales que se oponían entre sí de forma violenta.

El día de la masacre, Mateen aseguró que estaba atacando el club Pulse en nombre del líder de Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi. Mateen, según los investigadores, había expresado su solidaridad con los autores del atentado de Boston en 2013, los hermanos Dzokhar y Tamerlan Tsarnaev, y con un terrorista suicida estadounidense que pertenecía al Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda, que se opone a Estado Islámico.

Comey contó que el FBI había investigado a Mateen durante once meses tras haber dicho a sus compañeros de trabajo en 2013 que tenía familiares conectados con Al Qaeda al mismo tiempo que aseguraba que era miembro de Hezbolá, el partido milicia chií libanés. Tanto Hezbolá como Al Qaeda se oponen a Estado Islámico.

El padre de Omar Mateen: “Dios castigará a los gays”

Cada detalle nuevo que descubrimos sobre el atentado homófobo en Orlando nos deja temblando cada vez más. Como decimoa más arriba, Omar Mateen, el asesino de Orlando, era habitual del club gay Pulse con perfil en una app gay y hay hasta quien asegura que era homosexual.

Su familia también ha hablado, y sabíamos por su padre que Omar estaba muy cabreado tras haber visto a dos hombres besándose en Miami hace unas semanas. Pero ahora Seddique Mateen, padre del terrorista, ha hablado más a través de un vídeo que ha subido a su Facebook. En él condena los actos cometidos por su hijo y dice que “trabajaba en una empresa donde le dieron un arma. No tengo ni idea por qué ha ido a un club y ha matado a hombres y mujeres”. Pero después viene lo peor… El padre de Omar Mateen afirma que  “Dios castigará a los gays”.

Seddique Mateen dice que su hijo no tenía que haber hecho nada, ya que “castigar” a los gays es cosa divina: “Dios castigará a los homosexuales y a las cosas que ellos hacen. No es algo que un seguidor de Dios como Omar tenga que hacer y realmente me entristeció”.No damos crédito.

La mayoría de los 49 muertos en Orlando eran hispanos

Revelados los nombres de 36 de las 49 víctimas mortales. En el hospital permanecen 43 heridos, cinco de ellos de gravedad.

Lista oficial de víctimas.

 Las autoridades de Orlando (EE UU) revelaron este lunes los nombres de 36 de las al menos 49 víctimas mortales de la matanza este pasado fin de semana en una discoteca gay de la ciudad.

Casi todos los nombres de la lista son de origen hispano. Ellos asistían a la Noche Latina que organizó en la noche del sábado la discoteca Pulse, frecuentada por homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales.

La cifra de víctimas mortales sigue en 49, aunque se espera que pueda aumentar en las próximas horas, pues entre los 53 heridos en la masacre había al menos 5 en estado crítico, según las autoridades sanitarias locales.

Cuarenta y tres de las 53 personas que resultaron heridas en el ataque siguen hospitalizadas, informaron fuentes médicas. La organización médica sin ánimo de lucro Orlando Health (Orlando Salud), propietaria del Centro Médico Regional, cercano al club nocturno y donde fueron trasladados los heridos, dice en sus cuentas de redes sociales que este domingo siguieron con intervenciones quirúrgicas hasta la noche.

Entre los heridos hay una ciudadana colombiana y un mexicano, según han informado fuentes periodísticas y consulares. El mexicano es Javier Nava Coria, originario de la capital de México, que se encuentra estable en el hospital, donde el cónsul de México lo visitó para conocer su estado de salud y ofrecerle asistencia, dice hoy un comunicado oficial de México.

La colombiana es, según medios de prensa, Paula Andrea Blanco, que se disponía a subir a su automóvil junto a su novio cuando ambos fueron alcanzados por los disparos de Omar Seddique Mateen, el presunto autor de la matanza en la discoteca Pulse.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.