Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Noor Salman’

Supervivientes del Club Pulse demandan a la Policía y a la ciudad de Orlando

Martes, 12 de junio de 2018

club-pulse-orlando-abierto-696x522Un grupo de supervivientes y familiares de víctimas del atentado en el Club Pulse de Orlando han presentado una demanda contra la ciudad y las fuerzas de seguridad al considerar que podrían haber evitado la masacre.

Según la investigación, el terrorista Omar Mateen no era gay, como se había especulado, y la elección del lugar del atentado no estuvo motivada por la homofobia.

Hoy se cumplen dos años del atentado terrorista en la discoteca Pulse de Orlando en el que Omar Mateen, armado con una metralleta, asesinó a 49 personas e hirió a otras 53. La ciudad de Orlando se volcó en la ayuda y apoyo a los supervivientes y al entorno de las víctimas, pero algunos creen que tanto el consistorio como las fuerzas de seguridad podían haber hecho más para evitarlo.

La semana pasada un grupo de supervivientes y herederos de algunas víctimas presentaron una demanda en el circuito federal de Orlando contra la ciudad y las fuerzas de seguridad locales por no haber hecho lo posible para evitar el atentado. En la demanda se explica, por ejemplo, que el agente de policía que estaba a cargo de la seguridad del local, Adam Gruler, “abandonó su puesto” y “demostró falta de preocupación por las docenas de asistentes al local“, hasta un punto que “sacude la conciencia“. Gruler no estaba en la puerta del local cuando Omar Mateen entró y comenzó el tiroteo. Como explica el abogado que ha presentado la demanda, Solomon Radner, Gruler “debería haber hecho lo que estaba ahí para hacer: proteger la discoteca“.

adam-grulerAdam Gruler

Gruler explicó, pocos días después del atentado, que no estaba en la puerta del local porque había entrado para localizar a una persona que había accedido utilizando un carnet falso. Al oír los disparos corrió hacia la entrada y se enfrentó a Mateen, pero al comprobar que el terrorista llevaba una metralleta decidió pedir refuerzos, que llegaron 6 minutos después.

Radner considera en su demanda que los 30 agentes que acudieron a la escena del atentado “eligieron quedarse a salvo en el exterior” en lugar de entrar al local para intentar ayudar a las víctimas y a los heridos; lo que provocó más muertes. Algunos de esos policías, según varios testigos, detuvieron a algunos de los asistentes que salieron del local ilesos y los mantuvieron retenidos durante horas sin permitirles contactar con sus seres queridos. El motivo por el que el abogado cree que las fuerzas de seguridad decidieron quedarse en el exterior fue la falta de entrenamiento para enfrentarse a una situación así y el miedo que sentían: “Creo que les preocupaba más su propia seguridad que la seguridad de los demás. Gruler se quedó fuera, donde estaba seguro, permitiendo que docenas de personas fueran masacradas, sabiendo lo que estaba ocurriendo, sabiendo que era la única persona armada allí que podía detenerlo. Ése era su trabajo.

adam-gruler-pulseAdam Gruler, en el exterior de la discoteca Pulse mientras ocurría la masacre

Berto Capo, hermano de una de las víctimas, explicó en la rueda de prensa en la que se hizo pública la demanda que le causa mucho dolor pensar que su hermano aún podría estar vivo si los acusados hubieran actuado de forma diferente: “¿Y si el guardia de seguridad de Pulse hubiera evitado que el tirador entrara en la sala? ¿Estaría vivo mi hermano? ¿Y si los agentes de policía de Orlando que respondieron a la llamada hubieran sido más agresivos en su plan para rescatar a los rehenes y las víctimas y hubieran matado al tirador? ¿Estaría vivo mi hermano?

Aquí os dejamos la demanda, que no creemos que os vayáis a leer pero para que luego no digan que no publicamos contenido de verdad:

Pulse Lawsuit by Willa Frej on Scribd

Por el momento la ciudad de Orlando solo ha emitido un escueto comunicado en el que aseguran que “en la madrugada del 12 de junio de 2016 agentes federales, estatales y locales se pusieron frente al peligro para salvar todas las vidas posibles. Nuestras fuerzas de seguridad están comprometidas con la seguridad de su comunidad y se mantienen preparados para proteger y servir“.

Esta demanda, que busca tanto una compensación económica como el pago de daños y perjuicios -aunque no especifica la cantidad-, llega pocas semanas después de que se inaugurara el memorial en recuerdo de las víctimas del atentado. Además hace tan solo un par de meses las autoridades hacían públicos los resultados de su investigación en los que aseguraban que Omar Mateen no era gay (desde el primer momento se especuló con que Mateen conocía el local porque acudía a él regularmente) y que la elección del lugar no fue motivada por la homofobia sino que el objetivo principal era el centro comercial Disney Springs; lugar que descartó y sustituyó por la primera discoteca que le apareció en Google al buscar “discotecas en el centro de Orlando”.

La viuda de Mateen, Noor Salman, fue declarada inocente en su juicio porque el jurado consideró Salman era víctima de malos tratos por parte de Mateen y, por lo tanto, no era su confidente ni su cómplice.

Fuente | Huffington Post, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Omar Mateen, el asesino del Club Pulse de Orlando, no era gay y no le movió la homofobia

Sábado, 14 de abril de 2018

asesino_homofoboAmpliamos la noticia que ya habíamos publicado el pasado 5 de abril:

En el juicio a la viuda de Omar Mateen, han demostrado como falso que Mateen era un homosexual reprimido cuya homofobia interiorizada le llevó a atacar aunque  no descartan que saber que se trataba de un club gay fuera considerado un “plus”.

Dieciocho meses después de que Omar Mateen entrara en el Club Pulse de Orlando armado con una metralleta y asesinara a 49 personas, la investigación judicial ha descartado dos teorías que rodeaban el atentado desde el primer momento. La primera era que Mateen era un hombre gay en el armario que, a pesar de estar casado, había mantenido relaciones con otros hombres e incluso acudía de vez en cuando al local. La otra teoría, propiciada por testimonios a los que en un primer momento se dio veracidad, es que la elección del Club Pulse estuvo motivada por la homofobia de Mateen y sus ganas de vengarse del colectivo LGTB+.

Incluso se llegó a decir que la mujer de Mateen, Noor Salman, había colaborado (aunque fuera por omisión de socorro al no avisar a nadie) en el atentado. Ha sido precisamente durante el juicio a Salman (Mateen fue abatido durante el atentado) que se han hecho públicas las conclusiones sobre la investigación del caso.

Según los investigadores, tanto federales como locales, no hay ninguna prueba de que Mateen fuera homosexual. Al analizar sus dispositivos electrónicos y sus búsquedas en internet se descubrió que Mateen nunca había utilizado Grindr (algo que su supuesto amante afirmó hace meses) ni había buscado ningún tipo de pornografía gay en internet. Lo que sí hizo fue buscar pornografía relacionada con mujeres mayores y mantuvo un par de relaciones extra matrimoniales con dos mujeres. La única búsqueda en internet con relación a la masacre fue referente al DAESH, grupo terrorista al que Mateen declaró lealtad durante el atentado y del que recabó información de forma obsesiva y diaria.

Uno de los grandes debates tras el atentado era si debía considerarse un delito de odio porque Mateen lo eligió sabiendo que era un club gay o si simplemente fue casualidad que eligiera ese lugar. Los investigadores han asegurado, por un lado, que Mateen nunca antes había estado en el local y que, por otro lado, su objetivo esa noche no era la discoteca Pulse sino el centro comercial Disney Springs. Sin embargo, al ver que la seguridad allí era muy elevada, decidió buscar en su teléfono “discotecas en el centro de Orlando” una hora antes del atentado.

Hay dos detalles que dan a entender que Mateen no sabía que se trataba de una discoteca gay. Por un lado está el hecho de que en la búsqueda que realizó para elegir el lugar no incluyó las palabras “gay” o “LGTB” y, por otro lado, uno de los guardias de seguridad del local testificó que al entrar en el local Mateen preguntó dónde estaban las mujeres “aparentemente en serio“.

Los investigadores, eso sí, dejaron claro que el hecho de saber que se trataba de un local gay pudo ser considerado por Mateen como un “plus” para cometer el atentado. Aunque la homofobia no fuera el principal motor de Mateen (según los investigadores) sí están convencidos de que Mateen era profundamente homófobo. No solo por su lealtad al DAESH (cuyos asesinatos de homosexuales han dado la vuelta al mundo como parte de su campaña de terror), sino porque el propio padre del terrorista (un informador del FBI que ahora mismo está siendo investigado) afirmó que en un ocasión su hijo se mostró muy enfadado al ver a dos hombres besándose.

Esas indagaciones explican por qué el Departamento de Policía de Orlando no incluyó a las 49 víctimas de la masacre en su informe sobre delitos de odio de 2016.

La viuda de Mateen, Noor Salman, fue declarada inocente por un jurado popular durante su juicio. Como afirmó su abogada, Linda Moreno, Noor “no era su compañera, no era su amiga y por supuesto no era su confidente” y describió a Salman como una mujer maltratada y sometida por un marido que la trataba con violencia y desprecio. “Su único pecado” aseguró Moreno “fue casarse con un monstruo“.

Fuente | Gay Star News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Absuelven a la viuda del asesino de 49 personas en el Club Pulse de Orlando

Jueves, 5 de abril de 2018

noor-salman-detenida-orlando-520x390El juez considera que Noor Salman no colaboró con su marido en la matanza. La joven, de 31 años, estaba acusidada de encubrimiento. 

Noor Salman, viuda del autor de la matanza de 49 personas en “Club Pulse de Orlando en 2016, Omar Mateen, fue hallada “no culpable” de todos los cargos de colaborar con su marido por un jurado en la Corte Federal del Distrito Medio de Florida (Estados Unidos).

Salman, de 31 años y origen palestino, estaba acusada de encubrimiento, obstrucción a la justicia y ayuda a una organización terrorista en la comisión de un crimen. De haber sido hallada culpable, la viuda de Omar Mateen, un estadounidense de 29 años y origen afgano, podría haber afrontado una condena a cadena perpetua.

Mateen mató a balazos a 49 personas que asistían a una fiesta latina en la discoteca gay Pulse el 12 de junio de 2016 y, antes de morir por disparos de la policía, juró lealtad al Estado Islámico (EI).

La defensa de Salman había pedido al tribunal que desestimara los cargos contra ella o declarara nulo el juicio, al haberse conocido recientemente por medio de la Fiscalía que el padre de Omar Mateen, Seddique Mateen, fue informante del FBI.

Sin embargo, el juez Paul Byron, de la Corte Federal del Distrito Medio de Florida, desestimó esa petición de los abogados defensores, que habían alegado que el hecho de que la Fiscalía no les hubiera informado de ese particular desde el mismo momento en que se abrió el caso contra la viuda de Mateen ha perjudicado su defensa.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El FBI detiene a Noor Salman como cómplice del atentado del club Pulse de Orlando

Miércoles, 18 de enero de 2017

noor-salman-detenida-orlando-520x390El FBI asegura tener pruebas que demuestran que la viuda de Omar Mateen, el tirador de Orlando, ofreció apoyo material en el atentado y sabía que su marido iba a hacer “algo malo”.

El F.B.I. confirma la detención de Noor Salman, la que fuera segunda esposa del autor del atentado del Club Pulse de Orlando, Omar Mateen, con cargos de ayuda y complicidad al haber proporcionado apoyo material a organización terrorista y por obstrucción a la justicia.

Siete meses después de la masacre del club Pulse de Orlando, las autoridades estadounidenses siguen investigando qué llevó a Omar Mateen a asaltar el local y matar a 49 personas y, sobre todo, cómo lo hizo. Aunque parece claro que Mateen llevó a cabo el atentado como forma de apoyo al Estado Islámico, también es verdad que eligió el Club Pulse para castigar a la comunidad LGTB.

Algo más de 7 meses después de que Omar Mateen perpetrara la que se considera la peor matanza de los estados Unidos, el F.B.I. confirma la primera detención de una persona sospechosa de estar relacionada con el ataque del Club Pulse de Orlando. Se trata de Noor Salman, la que fuera la segunda esposa del autor de la masacre, tal y como confirma el F.B.I., que habría sido detenida el lunes, 15 de enero, hacia las 8:30 de la mañana en la casa de unos familiares, en el área de la Bahía de San Francisco, con cargos de ayuda y complicidad al proporcionar apoyo material a organización terrorista y por obstrucción a la justicia. Retenida en la cárcel de Santa Rita, se espera que comparezca en la corte federal de Oakland este mismo martes, 16 de enero, antes de ser trasladada a Florida.

Aunque el FBI desechó los testimonios que aseguraban que Mateen era habitual en el local y que utilizaba apps de citas entre gays porque no había pruebas suficientes para corroborarlo, sí que hubo un testimonio (algo sospechoso) de un hombre que aseguraba haber sido amante de Mateen. A ese testimonio se sumaba la historia que contaba la primera esposa de Mateen, Sitora Yusufiyque aseguró en una entrevista en televisión que estaba convencida de que su ex-marido era gay y no pudo soportar la presión homófoba que ejercía sobre él su propio padre.

Noor Salman, la esposa de Mateen cuando perpetró el atentado, aseguraba no tener ni idea de los planes de su marido y aseguró haber sido víctima de malos tratos y coacciones, como lo fue Yusufiy. Pero el FBI no parece muy convencido con esa versión de la historia porque acaban de detener a la viuda acusada de un delito de obstrucción a la justicia y otro de ofrecer apoyo material al atentado cometido por Mateen.

Aunque por ahora no se conoce qué pruebas tienen los federales para haber detenido a Salman, el jefe de policía de Orlando, John Mina, se muestra satisfecho de la detención y asegura que tras ver el material que recibía del FBI está convencido de que “ella lo sabía, le ayudó y podría haber prevenido esta tragedia“. “Me alegro de ver que la esposa de Omar Mateen ha sido acusada de ayudar a su marido en la comisión del brutal ataque al club nocturno Pulse (…). Las autoridades federales han trabajado incansablemente en este caso durante más de siete meses y estamos agradecidos de que hayan visto que alguna medida de justicia será servida en este acto de terror que ha afectado a nuestra comunidad de manera tan profunda”, declara el jefe de policía de Orlando, John Mina, a través de su cuenta de Twitter.

A pesar de que Noor Salman había estado en el punto de mira desde el principio de la investigación, las autoridades prefirieron seguir investigando antes de procesarla a ella o a ninguna otra persona relacionada con el atentado. “No apruebo lo que ha hecho (…). Lo siento mucho por lo que ha sucedido. Ha herido a mucha gente, declaraba entonces, cuando todo indicaba que estaba cooperando con la investigación, que si bien siempre ha dicho que tenía conocimiento de las intenciones de su marido, al que trata de persuadir, asegura que nunca supo el lugar ni el momento en que tenía pensado actuar, pero según los investigadores no habría dicho toda la verdad en su momento, motivo por el que habrían continuado investigando su posible conexión con el ataque.

A pesar de que la abogada de Noor asegura que la mujer no tenía conocimiento ni forma de predecir lo que Mateen tenía pensado hacer aquella noche, las autoridades parecen no creer que Noor fuera obligada a hacer algo que no quería y aseguran tener pruebas que demuestran que ella fue cómplice y sabía que su marido iba a hacer algo malo. Linda Moreno, la abogada de Noor, ha dicho que esta detención es “equivocada y errónea” porque “deshonra a la memoria de las víctimas castigar a una persona inocente.

Hija de Ekbal Zahi y Bassam Abdallah Salman, quien habría fallecido de un ataque al corazón hace varios años, Noor Salman se habría mudado de vuelta a la casa de su madre, en Rodeo, donde todavía vive también su hermano menor. Ni su madre ni su hermano, ni ninguna de sus otras tres hermanas se encontraba en el domicilio cuando se produce la detención. Noor Salman se habría mudado a Florida hace unos cinco años, en el momento en que contrae matrimonio con Omar Mateen, con el que tendría un hijo, de 4 años actualmente, para el que ya se han presentado los documentos judiciales necesarios para cambiar su nombre.

Perpetrado el 12 de junio en el Club Pulse, el atentado de Orlando se saldaba con el fallecimiento de 49 víctimas inocentes y 53 personas heridas. Omar Mateen, autor de la masacre era abatido por la policía después de prometer lealtad a ISIS durante el ataque. Un ataque que sacaba a la luz la homofobia soterrada de la sociedad estadounidense, volviendo a poner sobre la mesa el eterno debate del uso de las armas en el país norteamericano, además de las contradicciones de la ley estadounidense que no permite donar sangre a personas homosexuales. A pesar de que muchos testigos aseguraban conocer a Mateen de las redes sociales y como cliente habitual del club Pulse y de que uno de sus ex amantes asegurara que había perpetrado su matanza como venganza contra la comunidad gay latina después de saber que una persona con la que había mantenido relaciones sexuales podría haberle contagiado el VIH, el F.B.I. no conseguía encontrar ninguna prueba que certificara que Omar Mateen era homosexual, descartando la homofobia como causa del atentado, una conclusión que contrasta con la investigación del autor del atentado de Niza, que las autoridades francesas no tenían problema en reconocer que era bisexual. Los familiares de algunas víctimas del atentado de Orlando, demandaban hace unos días a varias redes sociales por haber proporcionado «apoyo material» a Omar Mateen.

Fuente: CNN, vía Universogay/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La compleja relación de Omar Mateen con la homosexualidad apuntala la homofobia como motor de la masacre de Orlando

Sábado, 18 de junio de 2016

1465741747_701279_1465748145_miniatura_normalConforme pasan los días, y con la cautela que una barbarie como la de Orlando merece a la hora de interpretar datos aún incompletos, todo apunta a que fue una rabiosa homofobia, combinada con una reciente radicalización religiosa, el motor principal que condujo a Omar Mateen a asesinar a 49 personas que disfrutaban de una noche de diversión en un local de ambiente. De hecho, el FBI ha sido incapaz de encontrar hasta el momento nexos consistentes con el Estado Islámico. Las declaraciones de los propios familiares del asesino y los indicios, cada vez más numerosos, de la complicada relación de Mateen con la homosexualidad apuntalan la idea de que lo sucedido es, por encima de otras consideraciones, un inmenso crimen de odio.

Mateen, de 29 años, era ciudadano estadounidense, nacido en Nueva York y residente en Port Saint Lucie (aproximadamente a mitad de camino entre Orlando y Miami), junto a su segunda esposa y a su hijo. Sin embargo, el hecho de ser hijo de inmigrantes afganos y su condición de musulmán dispararon la hipótesis de que nos encontrábamos ante un atentado de carácter yihadista. Hipótesis que parecía confirmarse cuando se supo de la declaración de pleitesía de Mateen al Estado Islámico mediante una llamada al 911 (el teléfono estadounidense de emergencias) antes de morir. El Estado Islámico, como era fácil de suponer, se apresuraba además a reivindicar el ataque como una acción propia.

Los primeros datos sobre la personalidad del asesino, por otra parte, retrataban a un individuo violento e inestable. Unas declaraciones de Sitora Yusufiy, la que fue su primera esposa entre abril de 2009 y julio de 2011 lo señalaban además como un maltratador que la golpeó en diversas ocasiones. Bien es cierto que nada de esto se contradecía con la hipótesis del atentado yihadista contra los Estados Unidos como castigo por su política en Oriente Medio. El propio FBI le había investigado en el pasado por encontrarse entre los contactos de otro ciudadano americano que cometió un atentado suicida en Siria en mayo de 2014 (ambos habían acudido a la misma mezquita). El FBI no encontró entonces evidencia de que Mateen supusiera una amenaza.

Conforme ha ido pasando el tiempo, sin embargo, esta hipótesis se ha ido debilitando. En todo caso, Mateen habría cometido su acción como un “lobo solitario”, sin conexión orgánica con el Estado Islámico. Al fin y al cabo, trabajaba como vigilante de seguridad en un centro de internamiento de delincuentes juveniles y disponía  por tanto de licencia de armas y acceso sin problemas a armas de fuego (algo que en cualquier caso no es difícil en los Estados Unidos). Informaciones más recientes apuntan a que la segunda esposa de Mateen, Noor Salman, sí que podía conocer todo o parte del plan de su marido. El FBI la está investigando en estos momentos.

Por el contrario, poco a poco han ido emergiendo más datos que confirman, como poco, una relación conflictiva de Omar Mateen con la homosexualidad. Su propio padre, Mir Seddique (el nombre completo de Omar Mateen era Omar Mir Seddique Mateen) declaraba desde un principio a NBC News que el desencadenante de lo sucedido pudo haber sido, en su opinión, un acceso de ira que su hijo tuvo al contemplar a dos hombres besándose en Miami. “Mira eso, delante de mi hijo y hacen eso”, contaba Mir Seddique que se lamentó su hijo.  La primera esposa de Mateen, por otra parte, confirmaba que en diversas ocasiones expresaba ira hacia los homosexuales.

Por otra parte, hay varios testigos que sostienen que Omar Mateen había acudido en ocasiones anteriores como cliente al Pulse, el nightclub atacado en Orlando (visitas en las que se habría comportado de forma huraña y solitaria, llegando a emborracharse solo) y que había hecho uso de aplicaciones de citas entre hombres, como Grindr o Jack’d, aunque a día de hoy ningún perfil de estas aplicaciones ha podido ser identificado como perteneciente a Mateen. Tampoco hay testimonios de usuarios que lo llegaran a conocer en persona. Respecto a sus conocidos, hay testimonios de todo tipo, Mientras un excompañero de instituto de Mateen abiertamente gay ha declarado que nunca pensó de él que pudiera ser homófobo, compañeros de trabajo más recientes confirman que con frecuencia hacía comentarios homófobos.

En definitiva, todo apunta a que Omar Mateen era un virulento homófobo, actitud que pudo agudizarse con un acercamiento a tesis religiosas más radicales. En la base de esa homofobia puede haber existido una homosexualidad no asumida (la homofobia internalizada o endohomofobia es una realidad bien conocida) pero contrariamemente a lo que numerosos medios aseguran las pruebas de ello son endebles (las visitas previas a locales de ambiente y su posible participación en chats gais, no totalmente confirmada, bien pudieron ocurrir mientras Mateen incubaba y planeaba el ataque). Sea como sea, pretender negar o minimizar el carácter homófobo del atentado no es, en resumidas cuentas, más que otra muestra de homofobia.

Bravo por Owen Jones

Desde dosmanzanas secundamos, en este sentido, el magnífico artículo de opinión publicado hoy en eldiario.es por el activista político británico Owen Jones, que llegó a abandonar en directo un programa de televisión ante la insistencia de sus contertulios en rebajar el carácter homófobo de la masacre y presentarla, simplemente, como un “atentado contra seres humanos” que disfrutaban de su tiempo de ocio. “Si un terrorista con un largo registro de expresiones de odio y repugnancia hacia la comunidad judía hubiera entrado en una sinagoga y asesinado a 50 judíos, estaríamos hablando, con razón, de un ataque terrorista y antisemita. Y si después de eso, en un programa de televisión, un invitado judío hubiera intentado hablar del tema en esos términos, nos habría dado vergüenza que le contradijeran y mucho más que le gritaran mientras lo hacían. Esto fue lo que pasó en el programa de Sky News cuando un hombre gay hablaba acerca de la masacre de la comunidad LGBT”, expresa Jones en su artículo.

“Omar Mateen podía haber elegido entre una gran cantidad de clubes con gente riéndose y disfrutando pero eligió un club LGBT. Fue a la vez un acto de homofobia y de terrorismo. No alcanza con condenar la violencia: debemos entender qué es y por qué pasó”, señala Jones, que destaca también como el primer artículo que dedicó The New York Times a la tragedia ni siquiera se molestó en señalar que el objetivo había sido un club de ambiente.

“Las personas de la comunidad LGBT son diversas y tienen experiencias distintas: las experiencias de vida de una joven negra y gay de clase trabajadora son muy distintas a las de un joven blanco y gay que trabaje como ejecutivo y sea multimillonario. Pero todos somos parte de una sociedad que aún nos trata como si fuéramos inferiores. Una y otra vez hemos sido víctimas del maltrato homófobo, hemos sufrido el estrés de declararnos gay, y el miedo a ir de la mano con nuestra pareja en público. Me resulta intolerable pensar en lo que habrán sentido en sus últimos minutos estas personas de la comunidad LGBT, que probablemente hayan sufrido y sido víctimas de prejuicios a lo largo de toda su vida y sólo por ser quienes son, mientras un terrorista homófobo las perseguía”, prosigue Jones, que también critica “a esos que solo se preocupan por los derechos de la comunidad LGBT si están involucrados los musulmanes”. “Como hombre gay, me enorgullece vivir en una ciudad representada por un alcalde musulmán que ha recibido amenazas de muerte por votar para que las personas de la comunidad LGBT tengan los mismos derechos que el resto del mundo. No podemos permitir que los racistas hagan uso de esta atrocidad”, añade.

A continuación, insertamos el momento en que Jones discute con los contertulios de Sky News y acaba por abandonar el estudio:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.