Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Owen Jones’

El periodista Owen Jones vuelve a ser agredido

Martes, 15 de octubre de 2019

Owen_Jones_2016Tres hombres han sido acusados de asalto por el ataque al columnista de The Guardian Owen Jones.

El activista gay de izquierda de 35 años fue atacado frente a un pub en Islington, al norte de Londres, a principios de este año.

Hoy, la Policía Metropolitana confirmó los cargos de los tres hombres: James Healy, de 39 años, de Portsmouth, Liam Tracey, de 34, de Camden en Londres y Charlie Ambrose, de 29, de Brighton.

Los tres hombres se presentarán en el tribunal de magistrados de Highbury Corner el 6 de noviembre.

Han sido acusados de lesiones corporales y peleas, agregó la policía.

Jones aún no ha dado una respuesta oficial, pero ha enviado un informe de The Guardian de los cargos, con una lista de los nombres de los tres hombres:

Los siguientes hombres han sido acusados: James Healy, 39, de Portsmouth, Liam Tracey, 34, de Camden en Londres y Charlie Ambrose, 29, de Brighton.

¿Qué le pasó a Owen Jones?

Alrededor de las 2 de la madrugada del 17 de agosto, Jones estaba celebrando su cumpleaños cuando se le acercó a las afueras de The Lexington Public House, un espacioso lounge bar en Pentonville Road.

Hablando después del incidente de agosto, alegó que fue víctima de un asalto premeditado por parte de “matones de extrema derecha” mientras celebraba su cumpleaños con sus amigos en el abrevadero.

Dijo que fue el objetivo directo del ataque, y añadió: “Se acercaron, me patearon en la espalda, me tiraron al suelo, y luego me patearon la cabeza.”

Una declaración de la policía confirmó más tarde las afirmaciones, en un comunicado de prensa: “El hombre fue agredido por cuatro hombres sospechosos. Cuando las amigas de la víctima intentaron intervenir, también fueron agredidas.”

Fuente The Guardian

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Tres hombres arrestados por atacar al periodista gay de izquierda Owen Jones

Lunes, 2 de septiembre de 2019

Owen_Jones_2016Owen Jones, Wikipedia

Los manifestantes se reunieron en las afueras de Downing Street para protestar contra el anuncio de Tory Boris Johnson como nuevo Primer Ministro del Reino Unido, que fue elegido sólo por menos de 150.000 miembros del Partido Conservador, un partido que no tiene mayoría en el Parlamento. Exigen unas elecciones generales inmediatas y lanzaron planes para protestar en la conferencia nacional del Partido Conservador a finales de este año.

La Policía Metropolitana confirmó que tres personas han sido arrestadas por el incidente del 17 de agosto. Jones, un prominente activista de izquierda, alegó que fue víctima de un ataque premeditado de “matones de extrema derecha” mientras celebraba su cumpleaños con sus amigos en un pub. Dijo que fue el blanco directo del ataque, y añadió: “Se me acercaron, me patearon por la espalda, me tiraron al suelo y luego me patearon la cabeza”. Owen Jones tenía un ojo morado después del incidente. Los amigos de Jones también sufrieron lesiones en el ataque.

En un comunicado, la Policía Metropolitana confirmó: “Alrededor de las 02:00 horas del sábado 17 de agosto, un hombre de unos 30 años de edad, fue abordado frente al bar de Lexington en Pentonville Road, N1. El hombre fue agredido por cuatro hombres sospechosos. Cuando las amigas de la víctima intentaron intervenir, también fueron agredidas. Ninguno de los heridos requería tratamiento hospitalario o servicio de ambulancias de Londres. Tres hombres de entre 40 y 30 años fueron arrestados hoy, jueves 29 de agosto, después de haber asistido a una comisaría de policía del norte de Londres. Los tres fueron arrestados bajo sospecha de desorden violento y agresión que causó daños corporales reales. Los tres permanecen en custodia.”

En respuesta a la noticia, Jones tuiteó un emoji con los dedos cruzados. También volvió a compartir un tuit de un día de antigüedad que dice: “Todos los activistas de extrema derecha que me envían spam afirmando que fingí un ataque en mi contra y en contra de mis amigos que me defendieron. Así que una de dos cosas sucederá. O nos acusan a mí y a mis amigos de pervertir el curso de la justicia, o los humillarán a todos. Pronto lo sabremos!

El sargento detective Scott Barefoot dijo antes: “Este fue un ataque sin sentido a un hombre que simplemente disfrutaba de una noche con sus amigos. Aunque no hubo heridas graves, los efectos de ser víctima de tal ataque pueden continuar cuando las heridas se hayan curado.”

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

¿Por qué algunos gays se han pasado a la ultraderecha?

Sábado, 18 de marzo de 2017

bb30buoigaae3ozEl avance de la ultraderecha y la xenofobia en Occidente se está produciendo mediante la búsqueda de nuevos votantes.

El pasado 11 de junio Barack Obama pronunció un discurso que tuvo algo de visionario. Trazó un paralelismo claro entre racismo y homofobia, al asegurar que «no puedes, por un lado, quejarte cuando alguien te lo hace a ti, y luego hacérselo a los demás. Tiene que haber cierta consistencia en tu forma de pensar sobre estos temas».

Dos días más tarde, un estadounidense de origen afgano mataba a 50 personas en un club gay de Orlando. El que estaba llamado a ser el sucesor de Obama no tuvo problema en defender la hipótesis contraria. Donald Trump se apresuró a alertar sobre la entrada de radicales «que esclavizan a mujeres y asesinan a gays» al tiempo que acusó a las comunidades musulmanas de EEUU de proteger a los responsables.

Las dos ideas, la que defiende Obama y equipara discriminación sin atender el motivo que la origina, y la de Trump, que se vale del miedo de unos para discriminar a otros, representan dos formas de entender la política. La primera sigue teniendo más predicamento entre el votante LGBT. La segunda está aumentando a niveles alarmantes.

El primer político europeo en combinar con éxito tolerancia gay e intolerancia racial fue Pim Fortuyn. El fundador del partido ultraderechista neerlandés era abiertamente homosexual y aún más abiertamente xenófobo. Fue asesinado a tiros en 2002.

En su ensayo Contra la islamización de nuestra cultura, apuntaba que el islam atenta contra los derechos de las mujeres y contra minorías sociales como el colectivo LGTB. Este era y es el factor clave, potenciado por acontecimientos recientes como los asaltos sexuales masivos en la estación de tren de Colonia o la citada masacre de Orlando, que se ha convertido en la encarnación de un fantasma que la extrema derecha lleva tiempo agitando.

Estos acontecimientos han causado el efecto esperado. Según los últimos sondeos, el Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen tiene el apoyo de un 25% de los homosexuales de la ciudad de París, un porcentaje que baja al 16% cuando hablamos de heterosexuales. Abriendo el abanico al resto de Francia, dos tercios de las parejas casadas homosexuales podrían optar por el FN, un partido que hace unos años, cuando el padre de la actual presidenta estaba al frente, describía la homosexualidad como una «anomalía biológica y social». Pero ¿a qué se debe este viraje?

En su libro Pourquoi les gays sont passés à droite (Por qué los gays se han pasado a la derecha, 2012), Didier Lestrade, fundador de la revista Têtu, critica el estilo de vida gay contemporáneo por superficial, consumista y estático, características que asocia a los movimientos políticos conservadores.

«El racismo siempre ha existido», reconoce Lestrade, «pero actualmente la extrema derecha abre sus brazos a los gays para defenderlos de los negros y los árabes. Hace falta denunciar esto, porque es contrario a la agenda LGTB, contrario al ideal gay, contrario a todo lo que nos ha hecho felices y orgullosos de ser homosexuales», predica el escritor. Pero más allá de estereotipos sociales, el vuelco del voto LGTB tiene nombres y apellidos.

Julien Odoul es la cara (y el cuerpo) de la nueva ultraderecha francesa. En la portada de la revista de temática gay Têtu (irónicamente, la revista de Lestrade) aparecía luciendo unos potentes brazos, unos sugerentes pectorales y una mirada acero azul que haría temblar al mismísimo Zoolander. Años después, Odoul se presenta encorbatado, repeinado y siempre cerca de su valedora, Marine Le Pen.

Odoul comparte pasado con su compañero de partido, Bruno Clavier, que se fotografía con la misma soltura dando abrazos a otros hombres ligeros de ropa o a Le Pen, esta vez más cubierto y más casto. Son los guiños más evidentes del partido a los jóvenes gays. Pero hay otros, menos mediáticos, más relevantes, como Sebastian Chenu, fundador del colectivo LGTB GayLib y actual consejero de política cultural de Le Pen, o el número dos del partido, Florian Philippot, a quienes muchos acusan de haber instaurado un lobby homosexual alrededor de la líder.

El ejemplo más inesperado lo encontramos en Austria. Jörg Haider nunca pensó en mezclar homosexualidad y xenofobia. Al menos no de forma pública. El líder del racista BZÖ falleció en un accidente de coche en 2008, pero la auténtica tragedia vino después, cuando se supo que conducía ebrio tras abandonar un club de ambiente. La cosa tomó tintes de melodrama cuando Stefan Petzner, su sucesor en el cargo, reconoció en una entrevista que ambos eran más que amigos. Fue destituido pero la semilla quedó ahí, cambiando el ideal de líder heterosexual y xenófobo.

Hoy en día alguien como Haider no tendría que esconder su sexualidad. A nadie le llamaría la atención especialmente. En lugares como Rusia y Alemania proliferan las organizaciones neonazis gays. Las webs de los supremacistas blancos estadounidenses venden banderas confederadas junto a banderas del arcoíris. El movimiento trasciende lo político y empieza a calar en la sociedad civil.

A pesar de todos estos casos, Pablo Simón, politólogo y autor en Politikon, descarta catalogar el fenómeno como global. Pone como ejemplo organizaciones como la Liga Norte italiana o el Amanecer Dorado de Grecia. «Estos partidos se mantienen xenófobos y anti-LGTB, porque esa postura entronca con la historia de sus países», reflexiona. «En Italia, donde hay una tradición religiosa muy fuerte, se mantiene la homofobia. También está el ejemplo de Polonia, otro país enormemente católico y conservador que tuvo el ejemplo de los hermanos Kaczyński, que incluso iniciaron una cruzada contra los Teletubbies por incitar a la homosexualidad. En Europa del este existe un miedo a la decadencia de Occidente. Igual que en otros lados ven el islam como algo nuevo, ellos ven la homosexualidad como una tradición importada».

Todos estos países se mantienen al margen de una tendencia que se da sobre todo en estados donde ha habido mucha inmigración y una integración difícil. En España este tema se encuentra en un término medio. Simón no entra a valorar demasiado a VOX, el partido que más a la derecha se sitúa en el panorama político español. Según el politólogo se encuentra «fuera de cualquier coordenada parlamentaria», aunque concede que «no crea mensajes específicos para este colectivo al tener una base católica».

Catolicismo y racismo parecen ser los dos ingredientes que hacen bascular a la extrema derecha europea hacia una u otra posición. Owen Jones no ve gran diferencia en el resultado final. Jones es columnista del diario The Guardian, homosexual y una de las voces más respetadas de la izquierda europea.

En una de sus últimas columnas alertaba sobre cómo «los movimientos de extrema derecha están marchando sobre el mundo occidental, tratando de apropiarse de la campaña de los derechos homosexuales para su propio beneficio». «Los musulmanes», decía Jones, «son reflejados como una amenaza existencial hacia las personas gays, y hay muchos que sólo mencionan los derechos LGTB para atacar a los inmigrantes o a los musulmanes como si fueran un todo».

El periodista relaciona en su origen la homofobia y el racismo, como ya hiciera Obama, y ve en ambos sentimientos la imposibilidad de empatizar con el diferente. También considera que ambos acabarán yendo de la mano. Para aquellos que piensen de forma diferente recuerda un dato: desde que se impuso el Brexit gracias a argumentos eminentemente racistas, los crímenes homófobos han aumentado en Inglaterra un 147%.

Fuente  Yorokubu, vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ministra conservadora británica sale del armario durante el Orgullo 2016

Sábado, 2 de julio de 2016
780x580-noticias-justine-greening-twitterUna ministra del Partido Conservador británico ha aprovechado el orgullo 2016 para salir del armario en Twitter, haciendo una broma sobre el Brexit.

Una de las ministras de primera línea del Reino Unido, Justine Greening, anuncia que mantiene una relación con una persona de su mismo sexo en su cuenta de Twitter, el pasado 25 de junio, durante la celebración del Día del Orgullo en Londres, convirtiéndose en la primera mujer abiertamente homosexual del gabinete conservador británico.

“¡Hoy es un buen día para decir que estoy feliz en una relación homosexual, hice campaña para quedarnos dentro pero a veces se está mejor fuera!”, decía el tuit de Greening, secretaria para el desarrollo internacional del Reino Unido para el gabinete de Cameron. El efecto Brexit para salir de la Unión Europea le ha arrastrado a ella misma a salir del armario, a pesar de que había defendido la postura contraria.

El propio David Cameron era una de las muchas personalidades que inmediatamente le han mostrado su apoyo, felicitándole por el valiente gesto, como también lo hacían otros colegas conservadores como George Osborne, Nicky Morgan, Sajid Javid o Nicholas Soames. Las muestras de apoyo y afecto le han llegado también de personalidades como Owen Jones, columnista y escritor británico más cercano a las ideas laboristas, o la escritora J.K. Rowlings, llegando a sobrecoger a la ministra de 47 años de edad, que agradecía posteriormente el apoyo recibido en otro tuit.

Con este gesto, Greening se convierte en la trigésimo tercera persona abiertamente homosexual de la Casa de los Comunes, que ya cuenta con el mayor número de representantes abiertamente homosexuales de cualquier gobierno del mundo. Un colega de su partido, Crispin Blunt, fuera del armario desde 2010, felicitaba su gesto, aprovechando para pedir un minuto de silencio en memoria de las 49 personas asesinadas en el club Pulse de Orlando.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

La compleja relación de Omar Mateen con la homosexualidad apuntala la homofobia como motor de la masacre de Orlando

Sábado, 18 de junio de 2016

1465741747_701279_1465748145_miniatura_normalConforme pasan los días, y con la cautela que una barbarie como la de Orlando merece a la hora de interpretar datos aún incompletos, todo apunta a que fue una rabiosa homofobia, combinada con una reciente radicalización religiosa, el motor principal que condujo a Omar Mateen a asesinar a 49 personas que disfrutaban de una noche de diversión en un local de ambiente. De hecho, el FBI ha sido incapaz de encontrar hasta el momento nexos consistentes con el Estado Islámico. Las declaraciones de los propios familiares del asesino y los indicios, cada vez más numerosos, de la complicada relación de Mateen con la homosexualidad apuntalan la idea de que lo sucedido es, por encima de otras consideraciones, un inmenso crimen de odio.

Mateen, de 29 años, era ciudadano estadounidense, nacido en Nueva York y residente en Port Saint Lucie (aproximadamente a mitad de camino entre Orlando y Miami), junto a su segunda esposa y a su hijo. Sin embargo, el hecho de ser hijo de inmigrantes afganos y su condición de musulmán dispararon la hipótesis de que nos encontrábamos ante un atentado de carácter yihadista. Hipótesis que parecía confirmarse cuando se supo de la declaración de pleitesía de Mateen al Estado Islámico mediante una llamada al 911 (el teléfono estadounidense de emergencias) antes de morir. El Estado Islámico, como era fácil de suponer, se apresuraba además a reivindicar el ataque como una acción propia.

Los primeros datos sobre la personalidad del asesino, por otra parte, retrataban a un individuo violento e inestable. Unas declaraciones de Sitora Yusufiy, la que fue su primera esposa entre abril de 2009 y julio de 2011 lo señalaban además como un maltratador que la golpeó en diversas ocasiones. Bien es cierto que nada de esto se contradecía con la hipótesis del atentado yihadista contra los Estados Unidos como castigo por su política en Oriente Medio. El propio FBI le había investigado en el pasado por encontrarse entre los contactos de otro ciudadano americano que cometió un atentado suicida en Siria en mayo de 2014 (ambos habían acudido a la misma mezquita). El FBI no encontró entonces evidencia de que Mateen supusiera una amenaza.

Conforme ha ido pasando el tiempo, sin embargo, esta hipótesis se ha ido debilitando. En todo caso, Mateen habría cometido su acción como un “lobo solitario”, sin conexión orgánica con el Estado Islámico. Al fin y al cabo, trabajaba como vigilante de seguridad en un centro de internamiento de delincuentes juveniles y disponía  por tanto de licencia de armas y acceso sin problemas a armas de fuego (algo que en cualquier caso no es difícil en los Estados Unidos). Informaciones más recientes apuntan a que la segunda esposa de Mateen, Noor Salman, sí que podía conocer todo o parte del plan de su marido. El FBI la está investigando en estos momentos.

Por el contrario, poco a poco han ido emergiendo más datos que confirman, como poco, una relación conflictiva de Omar Mateen con la homosexualidad. Su propio padre, Mir Seddique (el nombre completo de Omar Mateen era Omar Mir Seddique Mateen) declaraba desde un principio a NBC News que el desencadenante de lo sucedido pudo haber sido, en su opinión, un acceso de ira que su hijo tuvo al contemplar a dos hombres besándose en Miami. “Mira eso, delante de mi hijo y hacen eso”, contaba Mir Seddique que se lamentó su hijo.  La primera esposa de Mateen, por otra parte, confirmaba que en diversas ocasiones expresaba ira hacia los homosexuales.

Por otra parte, hay varios testigos que sostienen que Omar Mateen había acudido en ocasiones anteriores como cliente al Pulse, el nightclub atacado en Orlando (visitas en las que se habría comportado de forma huraña y solitaria, llegando a emborracharse solo) y que había hecho uso de aplicaciones de citas entre hombres, como Grindr o Jack’d, aunque a día de hoy ningún perfil de estas aplicaciones ha podido ser identificado como perteneciente a Mateen. Tampoco hay testimonios de usuarios que lo llegaran a conocer en persona. Respecto a sus conocidos, hay testimonios de todo tipo, Mientras un excompañero de instituto de Mateen abiertamente gay ha declarado que nunca pensó de él que pudiera ser homófobo, compañeros de trabajo más recientes confirman que con frecuencia hacía comentarios homófobos.

En definitiva, todo apunta a que Omar Mateen era un virulento homófobo, actitud que pudo agudizarse con un acercamiento a tesis religiosas más radicales. En la base de esa homofobia puede haber existido una homosexualidad no asumida (la homofobia internalizada o endohomofobia es una realidad bien conocida) pero contrariamemente a lo que numerosos medios aseguran las pruebas de ello son endebles (las visitas previas a locales de ambiente y su posible participación en chats gais, no totalmente confirmada, bien pudieron ocurrir mientras Mateen incubaba y planeaba el ataque). Sea como sea, pretender negar o minimizar el carácter homófobo del atentado no es, en resumidas cuentas, más que otra muestra de homofobia.

Bravo por Owen Jones

Desde dosmanzanas secundamos, en este sentido, el magnífico artículo de opinión publicado hoy en eldiario.es por el activista político británico Owen Jones, que llegó a abandonar en directo un programa de televisión ante la insistencia de sus contertulios en rebajar el carácter homófobo de la masacre y presentarla, simplemente, como un “atentado contra seres humanos” que disfrutaban de su tiempo de ocio. “Si un terrorista con un largo registro de expresiones de odio y repugnancia hacia la comunidad judía hubiera entrado en una sinagoga y asesinado a 50 judíos, estaríamos hablando, con razón, de un ataque terrorista y antisemita. Y si después de eso, en un programa de televisión, un invitado judío hubiera intentado hablar del tema en esos términos, nos habría dado vergüenza que le contradijeran y mucho más que le gritaran mientras lo hacían. Esto fue lo que pasó en el programa de Sky News cuando un hombre gay hablaba acerca de la masacre de la comunidad LGBT”, expresa Jones en su artículo.

“Omar Mateen podía haber elegido entre una gran cantidad de clubes con gente riéndose y disfrutando pero eligió un club LGBT. Fue a la vez un acto de homofobia y de terrorismo. No alcanza con condenar la violencia: debemos entender qué es y por qué pasó”, señala Jones, que destaca también como el primer artículo que dedicó The New York Times a la tragedia ni siquiera se molestó en señalar que el objetivo había sido un club de ambiente.

“Las personas de la comunidad LGBT son diversas y tienen experiencias distintas: las experiencias de vida de una joven negra y gay de clase trabajadora son muy distintas a las de un joven blanco y gay que trabaje como ejecutivo y sea multimillonario. Pero todos somos parte de una sociedad que aún nos trata como si fuéramos inferiores. Una y otra vez hemos sido víctimas del maltrato homófobo, hemos sufrido el estrés de declararnos gay, y el miedo a ir de la mano con nuestra pareja en público. Me resulta intolerable pensar en lo que habrán sentido en sus últimos minutos estas personas de la comunidad LGBT, que probablemente hayan sufrido y sido víctimas de prejuicios a lo largo de toda su vida y sólo por ser quienes son, mientras un terrorista homófobo las perseguía”, prosigue Jones, que también critica “a esos que solo se preocupan por los derechos de la comunidad LGBT si están involucrados los musulmanes”. “Como hombre gay, me enorgullece vivir en una ciudad representada por un alcalde musulmán que ha recibido amenazas de muerte por votar para que las personas de la comunidad LGBT tengan los mismos derechos que el resto del mundo. No podemos permitir que los racistas hagan uso de esta atrocidad”, añade.

A continuación, insertamos el momento en que Jones discute con los contertulios de Sky News y acaba por abandonar el estudio:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.